¿Sabes? Cliff Burton murió…

Ya sabemos que el tiempo vuela, aunque de verdad, a mi me da la impresión de que antes no volaba tanto. Esto viene a cuento de que hoy, 27 de septiembre, se cumplen 29 años de la desaparición de Cliff Burton.

Esto es demasiado tiempo para algo que, aunque sea un tópico,  parece que fue ayer. Vamos a ver, solo hay seis años de diferencia entre la muerte de Cliff y las de Bon Scott y John Bonham, pero estas parecen infinitamente más lejanas. Naturalmente, el tener 17 años cuando murió el bajista de METALLICA, significaba tener 10 u 11 durante los otros sucesos, y seguramente muchos de nosotros estábamos más preocupados de jugar al balón y ver la tele que del triste final que tuvieron aquel par de borrachuzos.

Por otra parte, creo que también influye mucho la diferencia de peso que la prensa y los medios tenían entre los primeros años de la década y cuando esta ya transitaba su segunda mitad. No es que en 1986 hubiese mucho donde enterarse aquí en España,  pero entre unos y otros, a base de rumores, leyendas y recortes, habíamos alzado a  METALLICA a un puesto de honor entre los gigantes del género, y sí, digo “habíamos” porque de alguna forma teníamos la sensación de haberlo hecho nosotros.

Era una sensación de pertenencia a un grupo, a una familia si se quiere, que de ninguna forma tenías cuando veías a otras bandas subir como la espuma. Todos nos alegramos cuando IRON MAIDEN arrasaban con “The number of the beast”, o cuando SCORPIONS, RAINBOW o AC/DC llenaban estadios durante semanas seguidas, pero no había la reciprocidad que encontrabas en METALLICA y ese tipo de bandas por  aquel entonces.

Bien, dicho esto, quedan los datos “técnicos”,fechas y lugares, pero para eso están los periódicos y las revistas que tienes por ahí abajo. Prefiero quedarme con el recuerdo de alguien a quien todos hubiésemos querido tener como hermano mayor y cuya ausencia siempre ha generado un interesante y morboso  what if?:

¿Qué sería METALLICA ahora, si Cliff Burton no hubiese muerto?

 

 

Para ver las notas de prensa, pincha en ellas.

Anuncios

CRONOLOGIA

.::METALLICA.. ‘Garage days re-revisited’::.

– Helpless – The Small Hours – The Wait – Crash Course In Brain Surgery – Last Caress/Green Hell

Lars Ulrich: Batería Jason Newsted: Bajista Kirk Hammet: Guitarra James Hetfield: Guitarra y voz

Publicado el 21 de Agosto de 1987.

Grabado en A&M, y Conway Studios, Los Angeles.

METALLICA: Producción

Ingenieros: Csaba Petocz

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

PEQUEÑA HISTORIA EN TORNO A UN GARAJE.

Cuando alguien muere, suelen perdonársele todos sus pecados. Sin embargo, en el caso de Cliff Burton, no había pecados que perdonar, lo que no deja de ser un consuelo si pensamos que pudo disfrutar del aprecio, tanto de su público como (supongo) de su entorno, antes de cruzar ‘al otro lado’.

Como recordaréis, ocurrió el 27 de septiembre de 1986. METALLICA junto a su equipo, viajaban desde Estocolmo a Copenhague dentro de la gira europea para promocionar su álbum ‘Master of Puppets’, cuando a la altura de la pequeña ciudad de Ljungby, su autocar sufrió un accidente en una carretera helada que terminó con la vida de Cliff.

Con él no solo se fue un músico de talento, si no la pieza que equilibraba al grupo y le mantenía con los pies en el suelo. De esto nos hemos dado cuenta con el paso del tiempo, pero volviendo a aquellos aciagos días, lo urgente era luchar contra un vacio que parecía insuperable. No olvidemos que al fin y al cabo METALLICA eran cuatro tipos de veintitrés años que apenas llevaban cuatro juntos y que con toda seguridad, aun se querían y respetaban. Es decir, no hablamos de gente que lleva años junta por compromiso cuya relación no va más allá de lo puramente contractual, si no de unos amiguetes disfrutando de su pasión como nunca hubieran soñado.

A aquellas alturas, eso sí, METALLICA comenzaba a ser un grupo importante, con perspectiva de serlo infinitamente más. Ahora la todopoderosa PolyGram, era quien mandaba, y la agencia de management que llevaba sus asuntos era Q-Prime lo que significaba jugar en primerísima división. Todo ello se traducía en una maraña de contratos y condiciones que hacían inviable la retirada, pese a que muy posiblemente, ese fuera el deseo en caliente del grupo. Sin embargo, era demasiada la gente involucrada como para tirar la toalla así que el tema se solventó con el ya clásico: ‘”X (en este caso Cliff) hubiera querido que siguiésemos”.

Por cierto, me gustaría hacer una acotación, solo para situarnos y saber qué cifras y nombres estamos barajando. Peter Mench, jefe de Q-Prime a quien METALLICA bañan en la foto de al lado, había lidiado con una situación parecida algún tiempo atrás cuando Bon Scott se nos fue, ya que AC/DC también formaban parte ( y lo siguen haciendo en 2014, al igual que METALLICA) de la cartera del manager. Desde luego, se me ocurren pocos grupos más importantes ahora mismo que AC/DC y METALLICA y poas agancias de management con aspiraciones más altas que esta. 

Bien, volviendo al grupo . A la hora de buscar un nuevo bajista, recurrieron a otro viejo amigo, Brian Slagel, quien en su momento les había recomendado a Cliff. El dueño de Metal Blade lo tuvo claro desde el primer momento y les aconsejó que hablasen con Joey Vera, de ARMORED SAINT, quien cumplía dos condiciones fundamentales: era un músico de enorme talento y era amigo de la banda. Sin embargo, o bien le pudo la presión de tener que calzarse las botas de Cliff, o bien la lealtad a su banda, pero el caso fue que rechazó la oferta y obligó a la banda al trámite de la clásica audición de diferentes músicos.

La lista incluía cerca de cuarenta bajistas, unos mejores, otros peores pero todos a tener en cuenta: Les Claypool de PRIMUS, Willy Lange de LAAZ ROCKIT o Doug Keyser de WATCHTOWER fueron algunos de ellos. También se había añadido otra opción aportada por Slagel, que no cumplía la premisa de ser cercano a METALLICA, pero sí era técnicamente irreprochable. Se trataba de Jason Newsted, bajista de FLOTSAM & JETSAM, una banda de Phoenix que recientemente (en verano de 1986) habían publicado su primer álbum en Metal Blade. Jason llegó recomendado, pero en ningún caso tenía el puesto ganado, si no que como he dicho tuvo que batirse el cobre con decenas de otros bajistas. El 28 de Octubre de 1986, Jason pasaba a formar parte del cuarteto de manera oficial.

DE NUEVO A LA CARGA

Con la banda preparada para la batalla, lo que tocaba era trabajarse la carretera. El 8 de Noviembre del 86, apenas tres meses tras el accidente, daba comienzo una gira que empezaba con un par de fechas en su tierra, después saltaba a Japón y luego les devolvía a Canadá y Estados Unidos, donde permanecieron hasta finales de año. Ya en 1987, Europa les recibiría con los brazos abiertos para un tour que recuperaba las fechas perdidas en el norte de Europa, no sin antes haber visitado España, el 17 y 18 de Enero en Madrid y Barcelona respectivamente con METAL CHURCH como acompañantes. No tengo datos al respecto de Barcelona, pero en Madrid la asistencia fue muy escasa, apenas dos mil personas en palabras del periodista que cubrió el concierto para la revista HEAVY ROCK.

Sin embargo, las fechas verdaderamente importantes del tour, estaban perfectamente definidas y respondían a la incorporación de METALLICA a la multinacional PolyGram en Europa que ya hemos mencionado antes. Los tiempos del underground, de los clubs y de la Bay Area formaban parte de un pasado reciente en el tiempo pero lejano en la actitud. MetalBlade y Music For Nations habían dejado paso a Elektra y Vertigo en América y Europa respectivamente, y eso significaba jugar en la primera liga . El caso es que aquel año, Polygram había alquilado la franquicia MONSTERS OF ROCK y la mayor parte de los artistas que aparecían en el cartel (tanto en Inglaterra como en Europa) pertenecían a esa compañía: BON JOVI, DEEP PURPLE, DIO… Naturalmente, nadie en la multinacional era ajeno a la repercusión que METALLICA habían alcanzado,  lo que hacía casi obligada su inclusión en el cartel. El problema era que la banda no tenía nada nuevo que ofrecer al público.

Ignoro absolutamente de donde surgió la idea de hacer “Garage Days revisited”, pero quien la tuvo se ganó el sueldo. Con aquel miniLP cubrían el expediente de cara a la compañía al presentarse con material ‘nuevo’ bajo el brazo, pero además, a nuestros ojos (los del pública) aquel trabajo servía para que METALLICA mantuviese intacta su credibilidad, ya que de alguna manera les ponía a nuestra altura: la de los fans que hacen canciones de sus grupos preferidos.

Resumiendo, “Garage Days revisited” fue un notabilísimo disco, pero también una estrategia comercial increíblemente elegante y eficaz.No entraré en si eso es bueno o malo. METALLICA, y cualquier banda que haya entregado su vida al trabajo como han hecho ellos, tienen todo el derecho del mundo a ganar dinero, y cuanto más, mejor. Pero en todo caso, el recuerdo de aquel momento no puede ser más positivo: METALLICA habían lanzado un disco con versiones de grupos tan desconocidos como interesantes que además estaba al nivel de todo lo que habían publicado hasta entonces.

GARAGE DAYS: EL DISCO.

El 8 de Junio empezaron las sesiones de grabación de aquel material, unas sesiones que se alargaron por seis días, un espacio de tiempo casi ridículo. Quizá el hecho de tener las canciones masticadas desde hacía años ayudó, pero hay que tener en cuenta que a la contra jugaba el tener a un miembro nuevo en la banda. En cualquier caso, insisto: fue un tiempo record, y además para unos resultados realmente brillantes: El trabajo se desarrolló en dos estudios, los A&M y los Conway Studios, ambos en Hollywood. Como anécdota, cabe mencionar que TED NUGENT se encontraba en aquellos momentos grabando “If You Can’t Lick ‘Em…Lick ‘Em” en los Conway y galantemente accedió a ceder su puesto a METALLICA durante el tiempo que durase la grabación de ‘Garage days’, lo que explica su presencia entre los agradecimientos que aparecen en la carpeta del miniLP.

Algo que llama la atención del disco es su sonido. La producción corrió a cargo del propio grupo y consiguieron que aquello sonase compacto, intenso y cristalino, y que superase con muchísimo la impresentable chapuza que hicieron un año después con ‘And justice for all’. Si ‘Garage Dayz’ hubiese sonado como el infame doble LP, la mayoría hubiésemos creído que Jason Newsted solo aparecía en las fotos y que en realidad, no había tocado. Sin embargo, afortunadamente no fue así y pudimos disfrutar de la presencia de un bajista a la altura en medio de un tabajo de producción, como ya he dicho, irreprochable. Hay pequeños detalles que aunque puede parecer que no tiene importancia, juegan un papel muy relevante a la hora de crear ambiente, y ayudan a dar la impresión de que el grupo de tu barrio te ha invitado a ir a su local mientras tocan sus canciones favoritas. Me refiero a esos pequeños acoples, a esos finales de las canciones sin rematar, con rasgueos y flecos varios, a las marcas de batería, comentarios etc que es justo lo que un disco de ‘no pagues más de 5.98’ representa.

En cuanto al material elegido, creo que también merece la pena detenerse un poco aquí, ya que con tan solo cinco versiones (en realidad son seis, pero dos de ellas forman parte de un medley) METALLICA dejan bien claro que si algo bueno tuvo el thrash metal fue la total ausencia de sectarismo. En tan corto repertorio, METALLICA reconcilian al punk, el heavy metal y la vieja escuela eligiendo canciones de todas esas escenas y arreglándoselas además para que todas suenen a ellos mismos.

Posiblemente desde España no se haya visto realmente una rivalidad entre la escena del punk y la del heavy metal y menos ahora, cuando ambos géneros comparten cartel con la mayor normalidad, pero en su momento, a principios de los 80’s la zona de California tenía verdaderos problemas en ese sentido, muy especialmente cuando las bandas hardcore crecieron en popularidad. Las palizas y apuñalamientos entre bandas y el caos en general eran constantes, situación que cambió de manera radical con la entrada en escena del thrash metal. (Si te interesa el asunto, me permito recomendarte el libro “Tenemos la bomba de neutrones” de Marc Spitz y Brendan Mullen).

Bien, a lo que iba. De las cinco canciones, las dos primeras pertenecen a sendas bandas pertenecientes a la escena N.W.o.B.H.M. DIAMOND HEAD y HOLOCAUST eran los autores originales de “Helpless” y “The Small Hours” , canciones que aparecían en los álbumes “Lightning to the Nations” y “ Live (Hot Curry & Wine)” publicados en 1981y 1983 respectivamente. Supongo que estas versión tuvieron mayor repercusión a nivel internacional que cualquier otro trabajo de los grupos, lo cual no deja de ser una injusticia más en un género dentro del heavy metal, que dejó muchos cadáveres prematuros por el camino.

Con “Crash Course In Brain Surgeryde los galeses BUDGIE (aparece en el album “In for the kill” de 1974, aunque la canción había sido publicada como single tres años antes), METALLICA rinden tributo a la vieja escuela, y además hay que reconocer que tienen gusto a la hora de escoger y ejecutar la canción. Hubiese sido más fácil y efectivo tirarse a por un clásio de, digamos DEEP PURPLE (banda por la que Lars Ulrich siente una particular devoción) pero les honra haber dado a descubrir a esta banda mucho más oscura y desconocida.

El reconocimiento al punk también viene de la mano de dos bandas minoritarias. En vez de decantarse por SEX PISTOLS, como han hecho docenas de grupos de metal, METALLICA escogen a KILLING JOKE y MISFITS. Los primeros pertenecen a un subgénero dentro del punk que derivó en todo el asunto gótico, o como antes se le llamaba ‘siniestro’. No se puede considerar como una banda multitudinaria precisamente, y quizá gracias a ello estén a punto de cumplir los cuarenta años en activo, lo que significa que tienen su público, de eso no hay duda. Pero, con el debido respeto, tanto a KILLING JOKE como al resto de bandas, creo de todas las canciones que aparecen en el disco, las más recordadas son ‘Last Caress/Green Hell’, el medley de los dos temas de MISFITS.

MISFITS fueron una banda surgida a finales de los setenta en la zona de Nueva York, con unos recursos técnicos muy limitados, pero cuya imagen e iconografía estaban en un nivel estratosférico. Realmente tampoco puede decirse que hubiesen inventado nada, ya que gran parte de su imagen era robada del cine de ciencia ficción y terror de serie B en blanco y negro, pero lo cierto es que lo hacían con ‘buen gusto’ y sabían enganchar. Dicho esto, no es menos cierto que sus discos eran extraordinariamente difíciles de encontrar en España en aquellos momentos… de hecho sigue siéndolo hoy día.. Bien, pues lo que intento explicar es que  en unos años como aquellos, sin los medios con que contamos actualmente,es seguro que jamás hubiésemos conocido a los MISFITS de no haber sido por las versiones de METALLICA, sumadas a la infinidad de fotografías del grupo en las que alguno de sus miembros (especialmente Cliff Burton) vestían sus camisetas. Recordemos que hasta la irrupción de las bandas thrash, no era habitual que los miembros de tal grupo llevasen camisetas de otras bandas.

Aquellas dos versiones nos dieron pie a descubrir, (al menos a mí) que el  punk no tenían que tener necesariamente un sesgo político. Había cabida para otras miradas al género herederas de RAMONES o DICTATORS que costaba encontrar en un país como España, donde la escena punk estaba dominaba  hasta el aburrimiento por la política. A pesar de que el grupo estaba disuelto desde hacía años, no me cabe la menor duda de que estas versiones ayudaron (y no poco) a que su cantante Glenn Danzig, a quien por cierto James Hetfield siempre ha manifestado su admiración,  reverdeciese laureles con SAMHAIN primero y poco después con su carrera en solitario, que nos dio momentos memorables. Solo resta decir que METALLICA ‘heredó’ de MISFITS a uno de sus ilustradores de cabecera,  Pushead (que además cantaba en una banda hardcore llamada SEPTIC DEATH) quien trabajó para ulrich y compañía durante la época de ‘And justice for all’ como en su momento había trabajado para MISFITS. Sus sobresalientes ilustraciones adornaron portadas y camisetas durante toda una época de METALLICA, como recordarás.

Y bien, creo que podemos poner ya el punto final a esta pequeña parte en la historia de METALLICA. Hemos empezado a partir de un acontecimiento tan desgraciado como la muerte de un veinteañero en un accidente de tráfico, y aunque nosotros abandonamos aquí, hay que tener en cuenta que a día de hoy, esta historia parece lejos de haber terminado. Si en 1987, tras escuchar este disco te dicen que treinta años después, METALLICA celebrarían un concierto en un iglú situado en medio de la Antártida para cien personas con sus respectivos auriculares, y además alimentando sus amplificadores con placas solares ¿te lo hubieras creido?. Como decían RADIO FUTURA ‘el futuro ya está aquí’.

Miguel.Asturias

Si te gustó el articulo, puedes intentarlo con estos otros:

 

 

DOSSIER DE PRENSA METALLICA, GARAGE DAYS.

Bien, se trata de una recopilación de artículos, entrevistas, reseñas y demás, publicados en la prensa internacional y dedicados a METALLICA en el momento concreto que toca este artículo. Para conseguirlo solo tienes que escribir un comentario en este blog al respecto del disco, su contenido si los viste en esa gira etc y recibirás el dosier por correo.

CONTENIDO

– Entrevista y reseña concierto publicada en HEAVY ROCK nº 43. Marzo de 1987. Cinco páginas en español.

– Crónica Donnington 1987 publicada en HEAVY ROCK Nº 50, Octubre 1987. Una página en español.

-Diario de gira Japón publicado en CRASH MAGAZINE durante Febrero de 1987. Cuatro páginas en alemán.

-Entrevista y reportaje ultima hora accidente publicado en ENFER MAGAZINE nº 41 durante Septiembre de 1986. Seis páginas en francés.

-Reportaje entrada de Jason Newsted publicado en CRASH MAGAZINE durante enero de 1987. Dos Páginas en alemán.

– Entrevista publicada en GRAY MATTER nº 2 durante 1987. Tres páginas en inglés.

– Entrevista publicada en CRASH MAGAZINE durante Abril de 1987. Dos páginas en alemán.

– Entrevista publicada en ENFER MAGAZINE nº 46 durante Marzo de 1987. Cuatro páginas en francés.

– Reportaje Cliff Burton y reseña publicada en GUITAR LEGENDS 108. Cuatro páginas en inglés

CRONOLOGIA

.::METALLICA: “Kill ‘em all”::.

 

– Hit the Lights – The Four Horsemen – Motorbreath – Jump in the Fire – (Anesthesia) Pulling Teeth – Whiplash – Phantom Lord – No Remorse – Seek and Destroy – Metal Militia

James Hetfield : Voz, guitarra Kirk Hammett : Guitarra Cliff Burton: Bajo Lars Ulrich: Batería John Zazula: Productor ejecutivo Paul Curcio: Productor Estudio: Music America Recording Studio

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSIER DE PRENSA, CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁ RESEÑADO AL FINAL DEL POST.

IMPORTANTE!!!!! SI TIENES MATERIAL DE PRENSA QUE NO APARECE EN LA LISTA Y CREES QUE PODRÍA SERVIR PARA MEJORAR EL DOSIER , POR FAVOR, ESCRIBE UN CORREO A miangarri@gmail.com

Con la mano en el corazón: mientras escuchabas “Phantom Lord” o “Metal Militia” ¿creíste en algún momento que aquellos cuatro individuos iban a llegar darle la vuelta al mundo del rock como si fuese un calcetín?… que va, ni tú ni nadie. El caso es que ahí están, en la cumbre desde hace muchos años y sin un pretendiente que parezca en condiciones de echarles del puesto.

METALLICA fueron (son) un grupo que ha trascendido el mundo de la música… no diré que con su debut hayan ayudado a crear todo un movimiento social, como en su día hiciesen SEX PISTOLS o RAMONES, pero ‘Kill ‘em all’ fue la génesis de algo que está en el corazón de millones de personas en todo el planeta, y creo que eso merece un respeto.

El caso es que la biografía de este grupo (y de este disco en concreto), está bastante trillada ya. Cuando se publicó “Kill ‘em all” ya era relativamente fácil (fuera de España, quiero decir) acceder a todo tipo de información acerca del grupo y su historia, desde luego infinitamente más fácil que cuatro o cinco años antes, cuando hablar de, por ejemplo, Ritchie Blackmore o Geezer Butler era aventurarse en un mundo de rumores y leyendas urbanas. Esto no ocurre con Hetfield o Kirk Hammet, de quienes se conoce cada paso que dieron hasta llegar adonde están ahora.

En resumen, como todos conocemos la historia con más o menos detalle, me gustaría orientar el artículo hacia esos personajes ‘secundarios’ y lo que rodeaba a las personas que dieron vida al grupo y finalmente al disco y que me parece más interesante que los datos técnicos.

Partiendo de la base de que METALLICA fue la idea materializada de Lars Ulrich, (un joven danés hijo de un famoso tenista asentado en California) y James Hetfield, (otro quinceañero que aun intentaba superar la muerte de su madre, con quien vivía junto a su hermano tras el divorcio de sus padres), hubo otros músicos y personas involucradas que quedaron en el olvido o siguieron por otro lado con mayor o menor fortuna. Vamos con ellos.

RON MACGOWNEY

Ron fue el primer bajista de METALLICA. Su presencia en el Metallimundo se remonta a OBSSESSION, una banda de versiones formada en 1979, cuyos miembros repartían su tiempo entre el ensayo y algunos shows esporádicos en el patio trasero de la casa donde ensayaban: nada realmente espectacular. THIN LIZZY, BLACK SABBATH o UFO eran algunas de las bandas cuyas canciones figuraban en la lista del grupo, que estaba formado por los hermanos Ron y Rich Veloz en bajo y batería respectivamente, Jim Arnold como guitarra solista y James Hetfield como cantante y guitarra rítmico.

A pesar de que todo lo que rodeaba al grupo era al cien por cien amateur, se permitían el lujo de contar con un roadie, que no era otro que Ron McGovney quien a falta de algo mejor que hacer, pasaba sus horas muertas en el local de ensayo y ayudaba a preparar aquellos shows que de vez en cuando ofrecía el grupo.

Tras año y medio de existencia OBSSESION sufre una escisión y parte de la banda (la que incluía a James) se decantó por convertirse en un grupo de tributo a RUSH al que llamaron SYRINCH, pero apenas habían escogido un repertorio, cuando James Hetfield desapareció durante diez días, para regresar con la triste noticia del fallecimiento de su madre y su inminente partida hacia otro colegio y otro lugar de residencia, lo que dejaba a la banda con poco ánimo para seguir adelante. Hetfield sin embargo, lejos de traumatizarse, se tomó su nueva situación como un desafío y habiendo mantenido durante todo el tiempo su amistad con McGovney, le propuso ser el bajista de la nueva banda que pensaba formar. McGowney no tenía la menor idea de tocar, pero James estaba dispuesto a enseñarle. Para completar la formación, Hetfield contactó con un tal Hugh Tunner en la guitarra y un batería llamado Jim Mulligan.

Aquel fue el comienzo de LEATHER CHARM, un grupo lastrado por un sinfín de cambios de músicos y estilo que dio con la banda convertida en dúo, con solo Hetfiel y McCowney en ella y ensayando en casa de los padres del bajista. LEATHER CHARM podía sobrevivir sin un guitarra solista, pero necesitaba con urgencia un batería.

Entre los candidatos que se presentaron al puesto estaba nuestro viejo conocido Lasrs Urich, quien acudió a la cita por medio de Hugh Tunner, antiguo guitarrista del grupo. La prueba fue una verdadera pérdida de tiempo. Ulrich se presentó allí con su destartalada batería y fue incapaz de completar la audición. Hetfield y MacGowney llegaron inmediatamente a la conclusión de que aquel tipo apestaba y por muy agradable que fuese, no parecía que Dios le hubiese llamado por el camino de la música.

No acaba aquí esta parte de la historia, pero es preciso dar entrada a otro personaje fundamental en el Metallimundo. Un gordito gafotas con aspecto de nerd que respondía por Brian Slagel

BRIAN SLAGEL

Brian Slagel fue quien abrió la puerta para METALLICA. Desde que a mediados de los setenta uno de sus primos le hiciese escuchar “Machine Head” de DEEP PURPLE, su vida había girado casi exclusivamente alrededor de un único objetivo: descubrir bandas nuevas.

No obstante, lo que Brian buscaba no iba a encontrarlo en la prosperidad liberal estadounidense, si no en la Inglaterra de la recesión, las huelgas mineras y el conflicto continúo donde, bajo el acrónimo N.W.o.B.H.M. , llegaban ecos de las mejores bandas nuevas del planeta. ANGELWITCH, DEMON, SAMSON, o TYGERS OF PANG TANG, estaban recuperando el sonido heavy que muchos daban ya por muerto, mezclándolo a su vez con el espíritu rebelde y autogestionario del punk.

Para conseguir aquel material (cosa que no era fácil), Slagel decidió formar parte de las redes de intercambios de cintas, los legendarios ‘tape traders’ , una especie de comunidad en la que había un tipo con quien Slagel terminaría estableciendo una buena amistad: el inquieto Lars Ulrich, una vez más.

Brian sin embargo no había nacido para quedarse en eso. En Los Angeles se había convertido en un personaje muy popular entre los coleccionistas e intercambiadores de material, lo que sumado a su carácter abierto y decidido, le ayudó a conseguir un puesto de trabajo en la sección de importaciones de Oz Records, una de las tiendas más importantes de la ciudad. Ahora tenía a su alcance todos los datos, biografías y material sonoro de sus grupos favoritos, por lo que fue una simple cuestión de tiempo que Slagel crease su propio fanzine: El primer número de “The New Heavy Metal Revue” veía la luz en Julio de aquel año de 1981 y no tardó en ser uno de los más leídos del área. Eso, unido a la esporádica organización de conciertos terminó en la idea de editar un disco presentando a algunas de las bandas que estaban empujando en Los Angelas. A decir verdad, era casi lo único que le faltaba por hacer en el negocio.

Cuando su amigo Lars Ulrich, se enteró, le faltó tiempo para pedirle que le reservase un sitio en la recopilación. La cosa era sencillamente, que Lars no tenía una canción… ¡ni siquiera tenía una banda!, pero como quiera que Slagel conocía su carácter, la respuesta fue afirmativa, más que nada por quitárselo de encima.

Ulrich recuperó el teléfono de James Hetfield, y lo convenció con la idea de grabar una de sus canciones en un vinilo. Una vez puestos de acuerdo y citados en la casa de McGowney (donde LEATHER CHARM seguían ensayando) Hetfield y su compañero, se vieron sorprendidos por el notable avance de Lars con su nueva batería, un modelo de la marca Camco. Su tesón y su fuerza de voluntad le habían hecho mejorar como nadie hubiera imaginado. Tan solo quedaba un flanco pendiente de cubrir… y no pequeño: hacía falta un guitarra solista.

LLOYD GRANT

Lloyd Grant iba a ser el nombre del primero que tuvo METALLICA. A la par que ensayaban una y otra vez “Hit the lights”, (la cacnión de LEATHER CHARM que habían escogido para el recopilatorio) Hetfield había insertado un anuncio en el periódico THE RECYCLER donde pedían, literalmente: ”un guitarra de heavy metal capaz de tocar más rápido de lo normal”. Una de las primeras respuestas la dio Lloyd Grant, quien fue citado en la casa donde ensayaban para hacer una prueba. Grant solo tuvo que escuchar la canción un par de veces para encontrar el sonido que aquel grupo buscaba.

Su destreza con el instrumento era notable, pero no obtuvo el puesto de manera inmediata, aunque la falta de tiempo les tenía entre la espada y la pared, y habían decidido que fuese él quien tocase los solos en la canción.

La toma final fue lo más complicado de hacer, ya que el día de la grabación, a Grant le fue imposible ir al local y tuvo que grabar el solo de guitarra en su propio apartamento, donde Lars y James acudieron con la grabadora y un amplificador. Todo esto tuvo lugar apenas unas horas antes de que se cerrase el plazo para entregar la cinta a Brian Slagel. Aquella era desde luego una carrera contrarreloj que nuestros protagonistas no estaban dispuestos a perder… y de hecho no perdieron.

Como decíamos, Lloyd Grant era un guitarrista muy bueno, pero tanto él como el resto del grupo sabían que su aportación no pasaría de ser anecdótica. De hecho, METALLICA no había llegado a retirar el anuncio en prensa con la esperanza de que apareciese algún otro músico que se ajustase al perfil de la banda.

DAVE MUSTAINE.

Aquella resultó ser una decisión acertada. En la lista de candidatos al puesto de guitarra solista en METALLICA había un tipo que respondía por Dave Mustaine y que decía ser guitarrista en una banda llamada PANIC. Dave había nacido en San Diego en el 61, pero desde entonces había estado viajando de un lado a otro con su madre y su hermana que seguían al cabeza de familia (por llamarlo de alguna forma) más errático e impredecible que existía en toda América. Su hermana fue quien introdujo el rock and roll en la vida del pequeño Dave de la mano de LED ZEPPELIN, quienes cambiarían su vida para siempre.

Así las cosas, Lloyd Grant se fue como había venido y tras la publicación del recopilatorio de Slagel conocido como “The New Heavy Metal Revue presents Metal Massacre Vol. I”, Mustaine se convirtió en el guitarra solista de METALLICA, quienes a partir de ese punto crecieron exponencialmente en todos los sentidos, y más aun cuando publicaron la demo “No life till leather” de la que hemos hablado en este blog.

Show a show se hicieron muy populares en su zona y mucho más aun en la de San Francisco, donde había una base de fans mucho más solida para su sonido.

Esto se tradujo en un cambio de estrategia para la banda que empezó a desplazar su centro de acción a aquella ciudad, haciendo allí las tres cuartas partes de sus conciertos. Esto implicaba, como no, unos desplazamientos de personas y equipo cuya responsabilidad recaía en Ron MacGowney.

El bajista era el encargado de llevar la camioneta (de su madre) con el equipo y el grupo cada vez que había un show en San Francisco, y además de eso, su tarjeta de crédito era la que adelantaba el dinero del hotel. El problema era que el importe no siempre le era reintegrado, lo que hacía que Ron como es lógico, ponía el grito en el cielo.

Fue entonces cuando en una injusta interpretación de los hechos, James y Lars decidieron que la actitud del músico era muy negativa y que definitivamente habría que buscar otro bajista. Supongo que lo que vieron, fue la excusa perfecta para expulsarle, algo que desde tiempo atrás venían queriendo hacer.

En realidad el sentimiento era recíproco, porque si bien ellos no querían a Ron en su banda, tampoco McGowney estaba dispuesto a soportar aquello durante más tiempo de manera que 1982 iba a terminar con una reestructuración de la banda.

CLIFF BURTON

Para buscar nuevo bajista, Lars y James pidieron consejo a Brian Slagel, (al fin y al cabo él conocía la escena como nadie), quien les recomendó escuchar a una de las bandas que formaría parte del segundo volumen de ‘Metal Massacre’. El grupo en cuestión era TRAUMA y su bajista, como seguramente habrás adivinado ya, era Cliff Burton.

Cliff no estaba a gusto en su banda. La trayectoria de TRAUMA había girado hacia un sonido más cercano al que se había puesto de moda en L.A. que era justo lo último que Burton quería hacer, de manera que todos parecían encantados con la situación… todos menos McGowney naturalmente.

Cada vez que METALLICA actuaban en San Francisco Lars y Hetfield citaban a su futuro compañero, y poco a poco iban llevándole a su terreno a través de una sucesión de encuentros forzados y conversaciones semi-clandestinas. De esta forma, una vez se aseguraron que Burton aceptaba el puesto, Lars y James se deshicieron de McGowney.

Su último show con la banda tuvo lugar el 30 de Noviembre de 1982 en Mabuhay Gardens de San francisco y fue grabado y utilizado como demo en directo bajo el título ‘Live Metal up Your Ass’, convirtiéndose en el testamento sonoro del paso de McGowney por la banda.

Burton había aceptado la oferta a condición de que METALLICA se estableciese en San Francisco, algo que en realidad ellos ya estaban pensando en hacer desde hacía algún tiempo. Así, Lars y James se alojaron en casa de Mark Witaker, el técnico de sonido de EXODUS y la abuela de Mark acogió a Dave Mustaine en su propia casa, mientras preparaban el repertorio con Cliff Burton con quien debutarían en el Club Stone en Marzo de 1983.

METALLICA se habían hecho grandes en la costa Oeste gracias a sus actuaciones y las maquetas. Tenían un repertorio, una base de fans y el convencimiento de que había llegado el momento de dar el siguiente paso: grabar un disco.

JOHN ZAZULA

“Un cliente que solía viajar a San Francisco llegó un día y nos dijo: ‘John, Marsha, tenéis que oir esto’. Teníamos puesto algo en el reproductor de la tienda, no recuerdo qué era, pero era metal, nunca se ponía otra cosa… lo quité y puse la cinta… Nos voló a cabeza”

John Zazula hablando de “Live Metal up your Ass”

John Zazula ( o Johnny Z.) junto a su esposa Marsha, dirigían ‘Rock And Roll Heaven’, un modesto establecimiento situado en East Brunswick, Nueva Jersey, especializado en discos de importación. Los Zazula, estaban metidos de lleno en el tape-trading, solo que ellos no coleccionaban las cintas, si no que escogían aquellas que les parecían más interesantes e importaban los discos desde Europa. El caso es que sus clientes demandaban los álbumes de bandas inglesas a tal nivel, que no solo importaron los discos si no que crearon la agencia Crazed Managent, y terminaron trayendo a los propios grupos.

Todo fue como si los dioses se hubiesen puesto de acuerdo. En los mismos días que aquel fan había llegado con la copia de “Live Metal up your ass’, los Zazula estaban programando un tour para los legendarios VENOM: METALLICA podrían ser quienes abriesen los conciertos del trío inglés.

A través de KJ. Doughton, una especie de periodista amateur que presidía el club de fans de la banda, Zazula propuso la operación y en cuestión de minutos METALLICA al completo junto a Mark Whitaker como roadie, preparaban su viaje de punta a punta del país, un viaje que, a pesar de todo lo positivo que era, sirvió para confirmar lo que desde hacía algún tiempo estaba en la mente tanto de Hetfield como de Ulrich: meter a Dave Mustaine en METALLICA había sido un mal apaño. La fuerte dependencia del alcohol y los estupefacientes que había desarrollado, convertía las peleas y discusiones en una constante. Esto, aparte del mal clima que generaba, suponía un freno para la ambición de quienes estaban en la banda para algo más que para divertirse.

Tal y como había ocurrido cuando se quisieron deshacer de McGowney, los subterfugios y movimientos en pos del cese y sustitución de Mustaine comenzaron apenas la banda llegó a Nueva York. Sus movimientos estaban limitados ya que Zazula había conseguido varios shows junto a THE RODS, VANDEMBERG y una banda local llamada ANTHRAX pero una vez cumplidos sus compromisos Dave Mustaine fue historia en METALLICA.

Como habrás supuesto, James y Lars habían movido ficha con antelación. No estaban dispuestos a seguir con Dave a su lado, pero tampoco a perder aquella oportunidad. La solución llegó a través de Mark Whitaker quien propuso al que iba a ser el sustituto de Dave.

KIRK HAMMET

Whitaker, ya lo hemos dicho, era el técnico de sonido y algo así como manager de EXODUS, una banda muy conocida en la Bay Area, pero con mucho trabajo por hacer. Habían grabado una demo, pero no había una intención clara de darla a conocer fuera de la ciudad… digamos que se encontraban cómodos con su status local.

Whitaker pensó en Kirk Hammett, guitarrista de la banda, para hacer los conciertos en Nueva York: conocía al grupo, conocía las canciones de METALLICA y era un tipo tranquilo amén de un gran guitarrista.

Como era de esperar, Hammet accedió a dar aquel pequeño paso que era en realidad un gran avance. Cualquiera habría adivinado que la oferta iba más allá de hacer unos shows como teloneros de VENOM. ¿Iban a pagarle un viaje desde Frisco a Nueva York sólo para eso? Estaba claro que no, porque de heber sido así hubiesen aguantado unos días más a Mustaine.

Las intenciones de Zazula y METALLICA iban más allá.

Con Hammet en la banda, METALLICA empezaron los ensayos en el local de ANTHRAX, dentro del Music Building de Queens (donde también vivían), para preparar los shows junto a VENOM. A Kirk nunca llegaron a hacerle una audición ni a darle una bienvenida oficial. Todos sabían que aquel era su nuevo compañero y de hecho le habían enviado todo el dinero que tenían para que se reuniese allí con ellos. Si la cosa no hubiese funcionado, no hubiesen podido pagarle el viaje de vuelta.

Zazula se había convertido en manager del grupo con la idea de acercarse a algunas compañías con quien trataba, pero tras semanas de trabajo, llamadas y envíos de maquetas ninguna mostró interés por la banda.

Fue entonces cuando John y Marsha Zazula tomaron la decisión de hacerlo ellos mismos, creando una compañía con el único fin de editar el álbum para lo que tuvieron que empeñar su casa, la tienda e invirtir hasta el último centavo en su proyecto.

Resulta sorprendente que METALLICA hubiesen aceptado grabar el disco y trabajar para un tipo que ni tenía compañía discográfica, ni conocían en profundidad. Lo lógico hubiese sido debutar en Metal Blade, la compañía de Brian Slagel, con varias referencias editadas y una probada amistad con el grupo, pero METALLICA aceptaron la mejor oferta sin tener en cuenta cuestiones personales. El paso de los años nos ha demostrado que la banda es un ente en sí mismo y sus intereses como grupo están por encima de cualquier otra consideración. Podemos discutir si esto es contrario a la lealtad o la nobleza de las personas, pero lo que nadie puede decir que sea una actitud que haya perjudicado al grupo.

KILL ‘EM ALL

El 10 de Mayo de 1983, METALLICA comenzaron las sesiones de grabación. Fueron unos días cargados de tensión ya que a pesar de que el grupo tenía los temas machacados en ensayos y directos, no podemos olvidar que había un miembro clave (nada menos que el guitarra solista) que era un recién llegado, y otro, Cliff Burton, que en el escaso tiempo que llevaba en el grupo, había dado la vuelta a parte de las canciones. A esto había que añadir las limitaciones económicas y el hecho de que todo, desde los músicos a la compañía, estaba dando sus primeros pasos. Además, la única parte implicada que podría haber aportado algo de su experiencia (es decir, el productor) no puso el mínimo interés en el asunto, más allá de cumplir justito con su trabajo. De hecho el sonido fue excesivamente limpio para lo que querían trasmitir, y únicamente la agresividad de las canciones compensó esa limpieza, reorientando el metal por un camino mucho más dinámico que la inmensa mayoría de las nuevas bandas.

Mientras tenía lugar la grabación del álbum hubo que ir quitando los flecos a todo lo que rodeaba la edición del disco: uno de ellos era el título. La idea original de “Metal up your ass” y su respectiva portada (un inodoro del que sale una mano portando un cuchillo) fue desestimada ya que varios distribuidores advirtieron a Zazula de que se negarían a mover un álbum con semejante trabajo gráfico. Finalmente, el artwork fue encargado a Gary Lee Heard, un fotógrafo que había trabajado con Paul Curcio, el productor del álbum.

Hetfield y compañía le facilitaron el nuevo nombre del disco, cuya leyenda se basa en una frase al parecer pronunciada por Cliff Burton, quien harto de devanarse el cerebro en busca de un nombre dijo en un momento dado: “ just kill ‘ em all, you know?” ( algo así como ‘voy a matarlos a todos ¿sabes?’), y a partir de ahí y de las ideas aportadas por el grupo, mucho más explícitas de lo que al final conocimos, surgió la mejor portada que el grupo ha tenido en toda su historia: con tres simples colores, Heard creó un trabajo muy gráfico y expresivo que llama la atención con un golpe de vista.

Creo que todos conocemos el contenido del álbum ¿no es así?. Nombres como “Motorbreath”, “Whiplash, “Seek and Destroy”, “Hit the lights”… son ya parte de la historia del heavy metal y también de nuestras vidas, y si es así, todo el mérito corresponde a quienes las escribieron e interpretaron, así como los que confiaron en ellos para darles vida.

La firme voluntad tanto de la banda como de la compañía de hacer las cosas lo mejor posible dentro de sus límites, pudo más que la inexperiencia y finalmente tras diez días de trabajo en el estudio y un mes en la fábrica, así como doce mil dólares de inversión (una cantidad infinitamente mayor que la que John Zazula pensaba invertir) “Kill ‘em all” vió la luz el 25 de Julio de 1983.

Un trabajo con diez temas que sus fans ya conocían tanto por las demos como por los piratas y los conciertos, pero que ahora estaban prensadas y dispuestas para su distribución a gran escala. John Zazula había apostado fuerte y decidido a recuperar su inversión con creces, buscó los mejores aliados posibles en el mundo de la distribución. No es el lado más romántico del negocio, pero qué duda cabe que si el tapetrading y los fanzines habían sido vitales para arrancar el motor, ahora era necesario mantenerlo en marcha y eso solo podía hacerse vendiendo el producto que se había editado. Relativity Records fue la encargada de mover el álbum en Estados Unidos. Zazula conocía a la compañía por haber trabajado con ellos en el pasado a través de su tienda y tras negociar un contrato provechoso para ambos, llegaron al acuerdo de que harían la distribución a nivel nacional.

DE SHOW EN SHOW

Como apoyo al lanzamiento del disco, METALLICA haría un tour junto a los ingleses RAVEN que también presentaban su nuevo trabajo ‘All for one’. La gira llevó por nombre ‘Kill ‘em all for one’ y tuvo lugar entre junio y septiembre de 1983. Lo más significativo, al margen de ser la más grande que METALLICA había hecho y de que se presentaba su álbum, fue que sirvió para visualizar como aumentaba la brecha que se había abierto entre los dos mundos que representaban ambas bandas. RAVEN eran la cara visible de una escena que empezaba a ver su luz apagarse. Quienes habían sobrevivido a aquellos días lo habían hecho con todas las consecuencias: SAXON, MOTORHEAD, DEF LEPPARD o IRON MAIDEN serían enormes durante muchos años todavía, pero quienes como RAVEN no habían conseguido despegar del todo, terminarían convertidos en banda de culto en el mejor de los casos. Por otro lado METALLICA llegaban a la arena como un carro de combate, arrasando todo a su paso. Su vitalidad, su juventud y su arrogancia solo eran superadas por la fuerza de sus canciones y eso se tradujo en conciertos llenos y ventas de discos que superaron cualquier expectativa. “Kill ‘em all” se puso en circulación el 25 de Junio de 1983, en plena gira junto a RAVEN y antes de que acabase el año había liquidado más de 17.000 copias solo en América.

Tras esos conciertos, el resto del año básicamente lo pasaron entre San Francisco y Nueva York tocando sobre todo con ARMORED SAINT y ANTHRAX dependiendo de la zona en que se encontrasen pero entregados sobre todo a escribir nuevo material. Habían conseguido distribución en Europa mediante un contrato firmado entre Megaforce y la compañía inglesa Music For Nations y era el momento de saltar al viejo continente, pero fuera del grupo está claro que la edición de ‘Kill ‘em all’, fue el detonador que provocó una explosión que se tornó incontrolable.

A lo largo y ancho de Estados Unidos primero y de Europa después, los tapetraders y editores de fanzines se veían desbordados: HALLOW’S EVE, EXODUS, AGENT STEEL, DARK ANGEL, OVERKILL, POSSESSED, HEXX, SODOM, ONSLAUGT, KREATOR, … durante el último tramo de 1983 los nuevos nombres se sumaban a diario en una avalancha que amenazaba con no dejar rastro de vida a su paso y que devino en el nacimiento del THRASH METAL. Un género que visto desde la perspectiva del tiempo, revitalizó el heavy metal en los ochenta, lo mantuvo con vida en los noventa, y desde que estamos en el nuevo siglo ha sido el único capaz de ofrecer algo interesante con las nuevas bandas y mantener intacta la dignidad y potencia de los clásicos. Esperemos que por muchos años todavía.

Miguel.Asturias

MAS POST QUE QUIZÁ TE INTERESEN:

DOSIER Kill ‘Em All

Recopilación de artículos reseñas y entrevistas publicados en la prensa musical de varios países, en relación con METALLICA y su álbum “Kill ‘em all”. Para conseguirlo debes escribir un post comentando tu parecer sobre el disco, el grupo en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre y cuando guarde relación con la banda . Recibirás a vuelta de correo un enlace para descargar el dosier.
Si tienes material de prensa que no aparezca aquí y quieres colaborar en mejorar el dosier, por favor escribe a miangarri@gmail.com

– Reportaje sobre bandas en L.A. con METALLICA ocupando una página entera. Publicado en KERRANG (UK) durante marzo de 1983. Cuatro páginas en inglés.

– Reseña del álbum publicada en KERRANG (UK) nº 47 en Agosto de 1983. Una página en inglés.

– Presentación del grupo publicada en KERRANG (UK) nº 48 en Agosto de 1983. Dos páginas en inglés.

– Reseña del álbum publicada en METAL FORCES (UK) nº 01 en otoño de 1983. Una página en inglés.

– Reseña del álbum publicada en ENFER MAGAZINE nº5 durante Septiembre de 1983. Una página en francés.

– Reseña del álbum publicada en METAL ATTACK nº1 durante Octubre de 1983. Una página en francés.

– Fotos promocionales publicadas en ENFER MAGAZINE nº6 durante Octubre de 1983. Dos páginas.

– Bio-presentación de la banda publicada en ENFER MAGAZINE nº7 durante Noviembre de 1983. Tres páginas en francés.

– Presentación del grupo publicada en METAL FORCES (UK) nº 03 durante primavera de 1984. Cuatro páginas en inglés.

– Entrevista publicada en ENFER MAGAZINE nº11 durante Marzo de 1984. Cuatro páginas en francés.

– Historia de MEGAFORCE RECORDS publicada en OVERKILL nº2 durante 1986. Siete páginas en alemán.

– Reseña retrospectiva aparecida en GRAY MATTER nº 1 publicado en Estados Unidos durante Abril de 1987. Dos páginas en inglés.

– Bio del grupo (1982-1984) publicada en POPULAR1 ESP A 110, Especial METALLICA durante 1988. Siete páginas en español.

– Bio del grupo (1982-1984) publicada en POPULAR1 ESP A 130, Especial METALLICA durante 1991. Diez páginas en español.

-Reportaje sobre ‘Kill ‘em all’ publicado p or THIS IS ROCK ens u nº 45 duranet Marzo de 2008. Diez páginas en español.

DEMOS

.:: METALLICA: ‘No life till leather’::.

[REPERTORIO]

01 Hit The Lights // 02 The Mechanix // 03 Motorbreath // 04 Seek And Destroy // 05 Metal Militia // 06 Jump In The Fire // 07 Phantom Lord

[ PERSONAL ]

GUITARRA: Dave Mustaine
BAJO: Ron McGowney
BATERIA: Lars Ulrich
VOZ Y GUITARRA:Jame Hetfield
FECHA GRABACION: 06.07.82
EDITA: “Metallus Maximus”Nota: En la carátula se cita a Cliff Burton como bajista ,aunque se aclara que él no toca en esta demo.

APARTE DE LA DEMO ORIGINAL, LAS CANCIONES DE LA MAQUETA APARECEN EN VARIOS PIRATAS.

Prensada en Vinilo: “Metal Militia“, la demo al completo. “No life `til power”, la demo al completo. Doble Lp, “The devil, Shaved soap and Gasoline“, la demo al completo. “Horsemen of the apokalypse“, canciones 3 y 7 “Metalmilitia-Garage daze“, canciones 1 – 4 y 7. “Garage days revisited“, canciones 1 – 4 y 7. . Doble Lp, “Time for some fucking danish beer“, canciones 4 y 7.

En lo que se refiere a CD, ha sido publicada bajo incontables nombres, imposible de reflejar por lo disperso de las edidiones.

METALLICA parecen decididos a dar que hablar hasta el final de sus días. Cuando todos dábamos por enterrados los devaneos que les alejaron del heavy metal, ahora son noticia por grabar con Lou Reed. El mito neoyorquino puede estar contento, muchos de los fans de Hetfield y compañía, desde luego no. Hay otros músicos de aquella desdichada generación ( la de Mr. Reded quiero decir) que hubiesen encajado bastante mejor… Iggy Pop por ejemplo, incluso David Bowie si me apuras, pero hombre, ni Lou Reed ha tenido jamás sangre en las venas ni METALLICA son precisamente poetas. En fin, quizá ahora pretendan serlo, pero el ‘ahora’ de METALLICA tiene una importancia…digamos limitada. En este blog vivimos en el pasado y al pasado más remoto vamos a volver, y lo haremos de la mano de su legendaria demo ‘No life till leather’.

Lars y Jamez haciendo el chorra. Mientras tanto, tú y yo estábamos, probablemente, comiendo un bocata de Nocilla mientras veíamos algún partido del mundial 1982

Hablar de esta maquete posiblemente equivalga a hablar de la maqueta más amortizada de la historia del rock, y digo esto porque dudo mucho que nadie alcanzase a soñar ni de lejos, la avalancha de millones de dólares que con el tiempo llegarían a generar aquellos cuatro chavales de Los Angeles. Ni que decir tiene, que la situación por la que pasaban estos mismos sujetos en aquellos días, no era ni mucho menos parecida. Lo cierto es que los componentes del grupo sufrían una situación económica más que penosa: James Hetfield y Ron McGowney vivían juntos en una casa propiedad de la madre de este último que iba a ser derruida, Dave Mustaine sobrevivía traficando con drogas y Lars, aunque vivía de una manera cómoda, no disponía de dinero para la banda, es decir, no le faltaba nada pero tampoco le sobraba… lo que sí tenía era la virtud de liar a todo el mundo, y en esta ocasión de nuevo lo hizo.

Como todos sabemos, el pequeño danés estaba decidido a llevar la filosofía N.W.O.B.H.M. a su terreno y para ello quería grabar una demo de METALLICA a toda costa. De acuerdo, ya tenían su canción en el legendario recopilatorio “Metal Massacre” de Brian Slagel, pero eso no les permitía entrar en el circuito de intercambio de cintas, que era lo que él quería. Así las cosas, se las arreglo para convencer a Kenny Kane, propietario de High Velocity rcs (una pequeña

METALLICA en la prensa francesa por primera vez. (Enfer Magazine, nº1, Abril 1983)

compañía dedicada al punk que a su vez era parte de Rocshire Records) de las virtudes de su banda. Kenny, tras ver al grupo en acción y observar la frenética respuesta de quienes acudían a sus conciertos, aceptó poner el dinero necesario para que METALLICA entrasen en un estudio y grabasen material que él publicaría. Las “malas noticias” eran que esa publicación sería en forma de ep y no en cinta. Seguramente, la banda asumió que ya habían tentado a la suerte lo suficiente y que no podían desaprovechar una oportunidad como esa, de manera que Ulrich, McGowney, Hetfield y Mustaine entraron en los Chateau East Studios situados en Tustin (California) durante el mes de Junio de 1982. Una vez allí, dieron vida a la mayor parte de los temas que habían escrito. Regrabaron “Hit the lights” (que ya aparecía en el recopilatorio “Metal Massacre Vol1”) además de añadir temas de su repertorio (“The Mechanix”, “Jump in the fire” y “Motorbreath”) , así como las nuevas canciones “Seek and destroy”, “Metal Militia” y “Phantom Lord”. Hasta ahí ninguna pega… al menos por parte del grupo. Otro asunto era lo que concernía a Kenny , quien a medida que editaba las canciones se iba dando cuenta que aquello no se parecía en nada a lo que él había escuchado en los conciertos. Cuando quiso saber que era lo que ocurría, el grupo le informó de que en realidad lo que había oído en los conciertos y tanto le había gustado, no eran los temas de METALLICA, si no simplemente versiones.

Un par de shows, poco antes de grabar la demo.

Lo cierto es que la generosidad de Kenny fue superlativa. Seguramente cualquiera de nosotros hubiese echado al grupo a patadas de allí, pero de alguna forma, ellos se las arreglaron para convencerle de que terminase el trabajo, y por si eso no fuera suficiente, les diese la copia del master que habían grabado. Aquella era la grabación más profesional que habían hecho hasta la fecha. Es cierto que desde hacía apenas un mes, estaba en las tiendas el citado recopilatorio “Metal massacre I” donde aparecía una de sus canciones junto a otras de RATT o BLACK & BLUE, y además contaban con alguna demo casera, como “March `82 practice session” y la también legendaria “Power Metal” , pero en esta ocasión, por fin podía hablarse de una demo con todas las de la ley. Siete canciones homogéneas y unidireccionales, lo que no quiere decir que fuesen todos iguales, si no que formaban un conjunto coherente, alejado de sus otras demos medio en estudio medio en directo y llenas de versiones.

El sonido de “No life till leather”, como cabe esperar, es áspero y sucio, y tiene enormes defectos en la mezcla que dejan el bajo en primer plano, algo que era perfectamente previsible con los medios técnicos de que disponían. Lo interesante es, como no, las canciones que la componen. “Hit the Lights” se nos presenta aquí con una crudeza en su sonido que la hace mucho más agresiva de lo que quedó plasmado en su debut en vinilo, todo lo contrario a lo que ocurrió con “Metal Millitia” o “Motorbreath“, canciones ambas que a pesar de ser auténticos bombazos en esta maqueta, para “Kill’em All“, fueron aun más matadoras. “Phantom Lord” parecía hecha para lucimiento de Dave Mustaine, el cual aportaba por cierto “The Mechanix“, si bien aquí aparce con diferente letra. La demo se completaba con dos clásicos que eran, curiosamente, dos de los temas más reposados: “Seek and Destroy” y “Jump in the Fire” (también con una letra diferente) de los que supongo que está de más hablar porque el paso del tiempo los ha convertido en clásicos y todos los hemos escuchado millones de veces.

METALLICA aparecen en Kerrang!!! Foto a toda página para ilustrar un artículo de la nueva escena en Los Angeles reseñando varias bandas. Su nota (en azul) anuncia que se van a rasladar a San Francisco. Pura historia!. (Kerrang Magazine nº38. Abril de 1982)

Hasta aquí llega la parte de la historia más o menos bonita, la que todos hubiésemos querido vivir, y que anticipaba dias de gloria. Sin embargo, hay otro lado un poco más cenagoso que enfrenta las relaciones personales con el éxito de un grupo y del que por supuesto METALLICA no se libró. Por centarrnos, todos recordamos que Paul Dianno y Clive Burr fueron despedidos de IRON MAIDEN para que el grupo saliese adelante, algo que se repitió en el caso de Peter Criss y Ace Freheley en KISS o con Brian Robertson en THIN LIZZY, por ejemplo. Eran cambios que había que llevar a cabo necesariamente para que el grupo avanzase, sin embargo, lo que tuvo lugar en el seno de METALLICA para con Ron McGowney durante los dias de “No life till leather” se parece más a lo que ocurrió por ejemplo, con Steven Adler en GUNS AND ROSES : una injusticia que ni siquiera se puede comparar a lo que ocurrió con el propio Dave Mustaine pocos meses después.

La actitud que METALLICA adoptó con respecto a su bajista es un simple preludio de lo que sería una constante en la carrera de la banda, que no ha tenido empacho en acabar con todo lo que por la razón que fuese,

El primero por la izquierda había caido ya. Al de la derecha del todo le faltaban dos telediarios.

supusiese una amenaza a sus intereses. Desde Dave Mustanie a Jason Newsted pasando por Napster o sus interminables cambios de dirección que les han llevado a protagonizar algunas de las situaciones más ridículas que se recuerdan, todo ha sido un cúmulo de deslealtades que empezaron con el bajista original del grupo como víctima… y el caso es que uno no puede dejar de preguntarse porqué…

Hay infinidad de relatos al respecto, y seguramente, el paso de los años han servido para aumentar o disminuir su veracidad, pero Ron relató algunos de ellos en una entrevista en la emisora KNAC de los Angeles en 1993. Pat o’Connor, la Dj que le entrevistó supo conducir las preguntas a su terreno y consiguió que Ron hablase sobre como tuvo que asumir los costes de la publicidad del grupo, los desplazamientos en la furgoneta de su madre, las estancias en hoteles cuando tocaban fuera de L.A. por no hablar del hecho de que James Hetfield vivía en su casa, y cuando Ron quiso poner freno a aquella falta de respeto, se le acusó de no estar volcado en el grupo y fue despedido.

TRANSCRIPCION ENTREVISTA A RON McGOWNEY

Entiendo que estos asuntos personales no tengan demasiada trascendencia en la reseña de una maqueta de JUDAS PRIEST o de MOTLEY CRUE por ejemplo, pero sí en el caso de esta banda que ha crecido sobre una imagen de colegueo y accesibilidad que se ha demostrado absolutamente falsa y que no deja de ser un poco desilusionante. Seguramente esto no tiene ninguna impotancia si llevas siguiento al grupo desde hace diez años o menos, pero muchos de los que lo hacemos desde casi sus primeros pasos nos hemos quedado un poco desencantados con cosas como esta… a uno le gusta conservar cierta visión romántica sobre todo este asunto, ¡qué le vamos a hacer!… en fin, supongo que lo mejor es escuchar las canciones y dejar el resto correr, sin fijarse en todo lo que ha quedado por el camino a lo largo de los años… al fin y al cabo, son ellas ( las canciones) las que cambiaron la historia, porque me temo que actitudes como la suya, se repiten constantemente. Let’s the music do the talkin’….

Miguel.Asturias

SI TE GUSTO ESTE POST, AQUI HAY OTROS QUE QUIZÁ TE INTERESEN TAMBIÉN: