Cronologia

 .::BARON ROJO: “Volumen Brutal”::.

– Incomunicación     – Los Rockeros van al Infierno     – Dame la oportunidad      – Son como hormigas     – Las flores del mal     – Resistiré –     Satánico plan (Volumen brutal)     – Concierto para ellos     – Hermano del Rock & Roll     – El Barón vuela sobre InglaterraArmando de Castro: Guitarra solista y rítmica, coros, voz .      Carlos de Castro: Guitarra solista y rítmica, coros, voz .   José Luis Campuzano: Bajo, coros, voz .   Hermes Calabria: Batería.  Mel Collins: Saxofón en Resistiré. Colin Towns: Teclado en Concierto para ellos.   Bob Broglia: Ingeniero de Sonido  Vicente Mariskal Romero: Productor

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. LA FORMA DE CONSEGUIRLO Y SU CONTENIDO, ESTÁN RESEÑADOS AL FINAL DEL TEXTO.

Me va a resultar difícil no personalizar la reseña de este disco. Normalmente, intento ponerme lo más en medio posible al escribir, porque pienso que a nadie le interesa mi opinión, si no que lo que verdaderamente cuenta son los datos,  la información, el cómo, el porqué. Sin embargo “Volumen Brutal”  no es ‘otro disco más’, es ni más ni menos que ‘la puerta’. Una puerta que crucé hace veintinueve años, cuando tenía trece y que condicionó

La culpable de todo!

algunos de los aspectos más importantes de mi vida. En fin, creo que eso tiene cierta importancia, en mi humilde opinión. De todo ello te das cuenta con el paso del tiempo, es entonces cuando ves que muchos de los movimientos que hiciste, las amistades, las actitudes etc. estuvieron ligadas a algo que empezó con una simple cinta editada por Chapa Discos.

Fue el Día de Reyes de 1983 cuando mi hermana me regaló aquel casete. No recuerdo las veces que la escuché aquel día, acababa una cara y ponía la otra para luego volver a empezar, y es que aquellos cuatro tipos, literalmente, me habían volado la cabeza. Como a la mayoría de los de nuestra generación, el programa de TVE Aplauso, me los descubrió algún sábado por tarde con un playback de “Con Botas Sucias”, y fue a partir de entonces que intentaba saber algo más sobre ellos, escucharlos en la radio o volver a verlos algún día. La información se limitaba a poco más que el Boletín Discoplay (donde nunca compraba nada) y ni la radio ni la televisión satisfacía ni de lejos las expectativas pero de una forma u otra, conocimos al grupo y asumimos que había una banda de rock española rompiendo con todo.

Efectivamente, con su debut “Larga vida al rock and roll” BARON ROJO  habían alcanzado una posición como nunca antes un grupo de rock en nuestro país. Ni los más veteranos, caso de SMASH o STORM, ni otros con los que compartían época como LEÑO o ÑU, habían llegado tan lejos, y no era cuestión de desaprovechar la inercia de aquella bola de nieve que se había puesto a rodar. Finalizada la gira de presentación de su debut, había llegado el momento de darle continuidad.

Los segundos discos, por regla general, suelen definir la trayectoria en el futuro de los grupos. Pensemos que para su primer álbum, la banda había tenido tiempo suficiente para desarrollar su creatividad y escribir las canciones. No había tenido ninguna presión, ni había estado en la carretera durante tanto tiempo como para que eso interrumpiese el proceso de escritura. Sin embargo, para el segundo trabajo, contaron con el plazo de un año,  durante el cual tuvieron que escribir material suficiente amén de cumplir con una gira de presentación para su disco de debut, que (afortunadamente) fue más larga de lo previsto. De hecho BARON ROJO fue, junto a LEÑO, ALAMEDA y MEDINA AZAHARA, la formación español a de rock  que más galas firmó en verano de 1981.

En resumen, BARON ROJO tenía ante sí el reto de garantizarse un  futuro en el mundo de la música, y con “Volumen Brutal” cumplieron de largo. El proceso de escritura tuvo lugar entre Octubre y Noviembre de 1981, justo al finalizar la gira de presentación de “Larga Vida al r’n’r” que terminaba el 4 de Octubre. Durante apenas un mes, la banda se encerró en su local de ensayo para terminar de perfilar las ideas que habían preparado en los pocos ratos muertos de su gira. Fue un tiempo aprovechado al máximo, con noches sin dormir y fines de semana dedicados en cuerpo y alma a aquellas canciones. El objetivo principal era llegar al estudio con el trabajo lo más adelantado posible. Las razones eran muy sencillas, y no obedecían si no al empeño en aprovechar el limitado presupuesto con el que contaban para la apuesta tan fuerte que habían decidido hacer.  Cabe preguntarse por qué disponían de tan escaso margen cuando habían vendido  tantas copias de su anterior trabajo… la respuesta es sencilla: el nuevo material tenía tal nivel que merecía tratarse desde una perspectiva diferente a su primer trabajo. Por decirlo de algún modo,  había que ampliar las miras para con el grupo.

Vicente Romero, productor, manager y quién sabe cuántas cosas más, proyectó una estrategia muy inteligente con la que se trataba de cubrir tres flancos a la vez.  BARON ROJO viajarían a Inglaterra para grabar su nuevo disco, lo cual sería un aval en sí mismo. Al mismo tiempo actuarían en dicho país, con el consiguiente prestigio que eso supondría, y por último intentarían conseguir que alguna compañía comprase la licencia de edición de los discos del grupo para otros países. Estos tres puntos encerraban una apuesta a todo o nada. Podrían acertar y volver a España con el orgullo de haber hecho algo inédito en el panorama del heavy metal español, o por el contrario, patinar en el intento y tener que ponerse de perfil, disimulando para el resto de sus días.

Armando enel Marquee con su mítica camiseta de BLACKFOOT

Con el visto bueno de Antonio Ortega, director por aquel entonces de la compañía Zafiro, y el apoyo del promotor Robert Mills como contacto en el Reino Unido, la rueda empezó a girar. En honor a la verdad hay que decir que la citada rueda  estaba preparada desde hacía algún tiempo, exactamente desde Marzo de 1979, fecha en la que Ian Gillan había ofertado los servicios de sus recién adquiridos estudios a Vicente Romero durante una de sus actuaciones en España con la banda GILLAN.  Romero ató cabos y entre todos decidieron que los Kingsway Recorders colmaban, al menos en parte, las pretensiones de la banda. No se trataba de los  estudios de grabación más avanzados, de hecho en España había varios que, a nivel técnico,  eran bastante mejores, pero tenían a  su favor el estar en manos de un personal extraordinariamente cualificado que respiraba rock por cada poro de la piel. No en vano, aquellas paredes habían albergado en el pasado artistas tan míticos como WISHBONE ASH, AXIS POINT, JEFF BECK o el propio GILLAN. La propia banda lo dejó claro a la revista KERRANG  en una pequeña entrevista publicada en Agosto de 1982:

“La razón principal fue que eran  propiedad de Ian Gillan y, tanto en solitario como con DEEP PURPL, él ha sido una gran influencia para todos nosotros. También hay que tener en cuneta que el estudio es una leyenda en el campo del rock  duro, muchos nombres famosos han usado sus instalaciones, como Jimi Hendrix.”

Así las cosas, durante el mes de Noviembre de 1981, BARON ROJO graban su segundo disco en los citados estudios, bajo  la producción de Vicente Romero y la dirección Bob Broglia, quien había estampado su firma en diferentes discos de UK SUBS, SAMSON, o GILLAN entre otros.  El repertorio consta de diez canciones, las cuales (exceptuando la instrumental “El Barón vuela sobre Inglaterra” que viene firmada por el grupo al completo) están muy repartidas entre los dos mundos que daban vida al grupo, es decir, por una parte figura la firma de los hermanos de Castro en aquellos temas donde las guitarras brillan con mayor intensidad. Me refiero, por ejemplo, a los fraseados de “Las flores del mal” , riffs absolutamente intensos como los de “Incomunicación” y “Resistiré” o los brillantísimos slide que coronan la parte instrumental de “Satánico plan ( Volumen brutal)” o “Dame la oportunidad”.   Mientras, por otro lado podríamos hablar de otro grupo de canciones más orientadas a la melodía, temas, por así decirlo, más comerciales, escritos para ser recordados con mayor facilidad, en los que aparece principalmente la firma de Campuzano.  Con la mano en el corazón, reconozcamos que la mayoría de nosotros aprendió a tararear “Los rockeros van al infierno” o “Concierto para ellos” mucho antes que “Hermano del rock and roll”. En esto precisamente reside parte de la grandeza del disco, porque no está al alcance de cualquiera mezclar estilos tan diferentes entre sí , consiguiendo al final un resultado tan compacto como el que ellos lograron. Incluso Howard Johnson periodista de Kerrang destacaba ese punto:

“Más importante (…que el hecho de cantar en español…) es la combinación que BARON ROJO  consigue al mezclar melodías con sabor americano y la dureza del sonido inglés. Ellos toman lo mejor de ambos mundos!.”

Sherpa dándolo todo.

Al margen de gustos, estilos, formas y maneras, creo que en “Volumen Brutal “cabe destacar  también el plano lírico. Las letras que nos bridaban canción tras canción, eran un aspecto muy destacable en la banda, ya que conservaban las virtudes de otras bandas españolas más veteranas, como ASFALTO o TOPO (si cabe la distinción). Tenían un componente importante de conciencia de clase y de denuncia social en una época que, si la viviste, recordarás como de tránsito e incertidumbre. Por aquel entonces, no cabía  hablar sobre flores (a no ser que fuesen las del mal) sino más bien sobre ortigas, sobre lo amargo de una sociedad que no ponía fácil nada sin lucha. Así, es lógico que letras como las de “Son como hormigas” (ensalzada incluso por Bruce Dickinson), “Incomunicación” o “Resistiré” escrita en el último minuto, tuviesen una acogida sin ambages. Es en este plano donde cobra protagonismo el ‘quinto barón’ o, mejor dicho la baronesa. Carolina Cortés merece una especial mención merced a su aportación en las letras de la mitad de canciones de “Volumen Brutal” así como en la traducción al inglés de todo el repertorio. Como comentamos al principio, la jugada de grabar en Inglaterra buscaba una carambola a tres bandas, que incluía la edición del disco en Europa a través de una compañía que comprase y explotase los derechos del disco.  Kamaflage fue el nombre del sello que consiguió al grupo. No pasaba de ser una pequeña compañía nacida en 1981 al calor de la N.W.o.B.H.M., pero hubiese podido gestionar bien a BARON ROJO, dado que en su cartera había nombres como  TANK, BERNIE TORME o TYTAN. Al mismo tiempo, RCA Victor, consiguió la licencia para Japón y posteriormente, la compañía belga Mausoleum se hizo con los derechos de BARON ROJO para Europa, editando todos sus discos hasta ‘Barón al rojo vivo’… pero no nos adelantemos y volvamos a “Volumen Brutal”.

En Londres, cuando no existían los móvlies.

La lista de músicos ‘asociados’ al disco, es larga y enormemente interesante, y por tanto digna de mención. En primer lugar, las colaboraciones que quedaron registradas, vienen firmadas por el teclista Colin Towns y el saxofonista Mel Collins. Se barajó la posibilidad de que fuese el mismísimo Jon Lord el que pusiese su grano de arena en el álbum, y solo el hecho de estar grabando en aquel momento  su álbum ‘Before I forget’ lo impidió. Sin embargo, CollinTowns, de la banda de Ian Gillan , sí estaba disponible y fue contratado para el trabajo en los propios estudios. Su talento hizo posible que de poco más que una improvisación surgiese un apoyo para la canción “Concierto para ellos” sin el que hoy parece imposible imaginar la canción. Sherpa para HUSH magazine:

“Básicamente le contratamos, se colocó el teclado encima de una silla, le dijimos los acordes, escuchó un poco la cinta con la canción y en un momento metió su parte. Una introducción muy bonita, muestra de su clase y su buen hacer.”

Mell Collins, era el saxofonista de la banda progresiva KING CRIMSON aunque su currículo incluía nombre como Eric Clapton o los mismísimos ROLLING STONES,  y con su aportación al disco ocurre lo mismo que con la de Towns. Hoy día es difícil imaginar “Son como hormigas” sin el legendario solo de saxofón que la corona. Armando de Castro para POPULAR1:

Mel Colins en sus tiempos con GILLAN.

Hubo otros músicos que estuvieron vinculados al grupo en las sesiones de grabación o durante la mini gira y cuya presencia en las fotos que adornaban los reportajes de la prensa de aquel entonces, nos deslumbraba. Apenas conocíamos a UFO o al M.S.G., pero ver fotografías del (para nosotros) mítico Michael Schenker, acompañando a BARON ROJO sobre el escenario durante una de las actuaciones, era un lujo.  Schenker entró en contacto con ellos durante uno de los shows que la banda dio en aquellas tierras, en el GREYHOUND, en 175 Fulham Palace, donde Michael Schenker hizo con ellos una jam interpretando el clásico ‘Crossroads’. Michael, vestido con vaqueros y camisa blanca, utilizó la Flying V de Armando, lo que dejó a Carlos como cantante y a su hermano tocando  su Startocaster color madera.

Bruce Dickinson fue otro de los músicos, cuya presencia al lado de BARON ROJO tuvo un importantísimo eco.  Dickinson se había convertido en el frontman de IRON MAIDEN hacía poco tiempo (de hecho BARON ROJO al completo habían acudido al Rainbow Theatre de Londres el día 15 de aquel mes, para ver su debut como cantante de IRON MAIDEN)  y fue invitado por Robert Mills a ir también al Greyhound, donde tras conocer al grupo en los camerinos, subió al escenario a acompañar al grupo en una pequeña jam. La aportación de Dickinson trascendió las tablas del mohoso pub, ya que también participó en la traducción de las letras al inglés, como hemos comentado, para la edición británica.

Menos conocida en su día fue la presencia del fallecido Paul Samson o Jim McCartny, batería de YARDBIRDS,  quienes tocaron con los barones sobre el escenario del Marquee. Aquellos shows fueron una verdadera fiesta de la que participaban tanto  los músicos invitados por Robert Mills como otros que aparecían de manera espontánea,  como el guitarra de HAWKWIND. También estuvo allí John Sloman, ex URIAH HEEP, quien había pasado por el estudio llegando a grabar algunas versiones en plan informal (se especuló con su posible participación en una hipotética versión inglesa del grupo, pero al parecer todo se limita al terreno de los rumores).

Más allá de conseguir el pleno al quince en todos los objetivos  que llevaban planeados en la invasión a tierras británicas, BARON ROJO tuvieron varios añadidos. Durante la gira del disco, pudieron presumir de formar parte del cartel del festival de Reading en 1983, como es de sobra conocido, así como de abrir para HAWKWIND a lo largo y ancho del Reino Unido.  Por lo que se refiere a nuestro país, las galas fueron innumerables y se alargaron en dos giras, la de verano y la de NAvidad, teniendo como teloneros a STRAY y TANK. No voy a extenderme en el asunto porque de todo ello tienes cumplida información del tour en esta misma web, y puedes acceder a ella PINCHANDO AQUÍ. Sin embargo en ese artículo no se habla tanto de la presencia de BARON ROJO en los medios… o mejor dicho, en EL MEDIO.

Si tienes alrededor de los 20 supongo que te costará imaginarte una televisión en la que solo había dos canales, y que encima no emitían durante todo el día. Bueno, pues eso ocurría en 1982 en España, donde no había ni Quatro, ni Sexta, ni Telecinco ni Antena3 , ni autonómicas ni nada que se le pareciese.  No digo que eso fuera mejor o peor, ni siquiera que fuese  bueno o malo, simplemente lo señalo para recalcar que el hecho de aparecer en televisión en aquellos tiempos tenía muchísimo más peso y era infinitamente más difícil que ahora. En resumen, para hacer televisión había que tener nivel.

Los Barones arrasando en los charts de POPULAR 1 de 1982. El heavy metal en su momento dorado (Popular1 ni siquiera era una revista de heavy metal, recuérdalo).

Adriana Ozores presentando al mítico barón un lejano 1º de Mayo en APLAUSO.

En Marzo aparecen en el legendario programa APLAUSO, en uno de aquellos añorados sábados por la tarde en el que el heavy metal compartía espacio con el bocata de Nocilla, es decir,  después de ver el correspondiente episodio de “Erase una vez el espacio” ahí teníamos a aquellos rockeros volándonos la cabeza. Repiten el 1º de Mayo, fiesta del Trabajo también en APLAUSO, pero dentro de un programa dedicado especialmente al heavy metal. Para ser sincero, yo no recuerdo haberlo visto en su día, pero sobre el plató de RTE participaron ni más ni menos que VAN HALEN, TED NUGENT , OBUS, MEAT  LOAF o THIN LIZZY en playback, eso sí (BARON ROJO, hicieron uno de “Los rockeros van al infierno”). Afortunadamente, ese programa fue rescatado de los archivos y re-emitido en  los especiales del 50 aniversario del ente. Posteriormente, el dos de Julio de 1982, aparecen en Cultural82, un programa-concurso en el que nuestros barones participan junto a NACHA POP o la ORQUESTA MONDRAGON entre otros, en el Pabellón del Real Madrid. Poco después, el 3 de Octubre, participan en el mítico MUSICAL EXPRESS de Angel Casas una vez más con entrevista incluida. Por lo que respecta a la radio, BARON ROJO tuvo una espectacular acogida en el que fue (y posiblemente sigue siendo) el programa musical más emblemático en nuestro país, “Los 40 Principales”. Llegaron al número 1 con “Los rockeros van al infierno”, manteniéndose durante dos semanas y resistiéndose a desaparecer ocupando el segundo puesto durante otras dos. Con “Resistiré” alcanzaron el sexto lugar algunos meses después, en septiembre de 1982. Fueron tiempos en los que  BARON ROJO lideraron el ranking de artista más contratado de la escena rock en España, solo por detrás de un Miguel Rios que editaba nada menos que “Rock & Rios”.

En fin, poco queda por decir de este disco que no se haya dicho ya (no me refiero a este artículo, si no en todas partes), de manera que parece este un buen momento para dejarlo. Seguir hablando de giras frustradas abriendo para WHITESNAKE o AC/DC, giras en Japón que nunca llegaron a realizarse y todo el cúmulo de incompetencias en que se convirtió la gestión de la compañía, no sirve de nada ya. Solo para alimentar un resentimiento que, en mi humilde opinión, debería estar alejado de lo que este grupo, y más concretamente, este álbum, deben trasmitir. En fin, lejos queda ya aquel día de Reyes de 1983 pero estoy convencido de que somos miles los que, igual que entonces vivimos con desbordante intensidad cada acorde y cada frase en el disco, hoy se nos siguen moviendo los pies cada vez que escuchamos “Satánico Plan”.

Miguel.Asturias

.::DOSSIER::.

Se trata de un dosier de prensa con artículos, reportajes o entrevistas aparecidas en la prensa de la época y relacionadas como es lógico con BARON ROJO y su álbum “Volumen Brutal”.  Algunos se repiten respecto al artículo “El barón voló sobre Europa”, pero hay muchos que son nuevos. Tienetypicf Formel 53 páginas y están repartidas como se detalla más abajo. El archivo está en formato PDF y se encuentra alojado en Megaupload para su descarga.

Para conseguirlo debes escribir en este blog y compartir tus sentimientos hacia el disco y la banda. Qué significo para ti y como viviste aquellos años ( en el caso de que los vivieses)…e n fin, como siempre, lo que se te ocurra.

CONTENIDO.

-Artículo entrevista de los conciertos y grabación de “Volumen Brutal” en Londres aparecido en POPULAR1 Nº103, Enero 1982.  Cuatro páginas. En español.

-Presentación banda   publicada en KERRANG UK nº 08 durante Febrero de 1982. Una página en inglés.

-. Entrevista publicada en ROCK ESPEZIAL nº 8 durante Abril de 1982. 3 páginas en español.

-Reseña show Pabellón Real Madrid  publicada en KERRANG UK nº 14 durante Abril de 1982. Una página en inglés.

– Reseña del álbum publicada en POPULAR1 nº 107durante  Mayo de 1982. Una página en español.

-Reportaje dedicado al grupo publicada en KERRANG UK nº 17 durante Junio de 1982. Una página en inglés

– Reseña del álbum publicada en KERRANG UK nº 19 durante Julio de 1982. Una página en inglés.

-POPULAR1 ESPECIAL READING 1982. Reseña del día 27, en el que actuaron BARON ROJO. 7 páginas.

-Reseña show READING’82  publicada en KERRANG UK nº 25 durante Septiembre de 1982. Tres páginas en inglés.

-Reseña show Marquee  publicada en KERRANG UK nº 31 durante Diciembre de 1982. Dos páginas en inglés.

-POSTER nº13. Bio-poster dedicado al grupo. 8 páginas.

-Entrevista publicada en KERRANG UK nº27 durante Octubre de 1982. Cinco páginas en inglés.

-POPULAR1 Nº113 Noviembre 1982. Entrevista show Reading. 2 páginas.

-Reseña de la colaboración nere Michael Schenker y BARON ROJO aparecida en KERRANG UK. Nº 24 en Diciembre de 1982. Una página en inglés

-POPULAR1-ESPA34-HARD ROCK ESPAÑOL. Artículo-entrevista sobre BARON ROJO, dentro de un especial de rock duro español. 7 páginas

-Recortes de prensa. Reseña de concierto publicada en ABC durante Diciembre de 1982. – Reseña de concierto publicada en ABC durante Marzo de 1982. Reseña de concierto publicada en ABC durante Julio de 1982. Una página en español.

CRONOLOGIA

.::BARON ROJO: “Metalmorfosis”::.

– Casi me mato   – Rockero indomable   – Tierra de vándalos   – ¿Qué puedo hacer?   – Siempre estás allí   – Herencia letal   – Hiroshima   – El malo   – Diosa razón   – Se escapa el tiempo   -Invulnerable

-Armando de Castro: Guitarra  – Carlos de Castro: Guitarra y Voz    – José Luis Campuzano. ‘Sherpa’: Bajo y voz  – Hermes Calabria: Batería   Nigel Green: Ingeniero.     Chapa: Producción

 

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSIER DE PRENSA, CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁ RESEÑADO AL FINAL DEL POST.

IMPORTANTE!!!!! SI TIENES MATERIAL DE PRENSA QUE NO APARECE EN LA LISTA Y CREES QUE PODRÍA SERVIR PARA MEJORAR EL DOSIER , POR FAVOR, ESCRIBE UN CORREO A miangarri@gmail.com

Habían aterrizado con ‘Larga vida al Rock and roll’, poniendo patas arriba el panorama del rock en España. “Volumen Brutal” confirmó las expectativas que habían despertado, pero fue con su tercer disco “Metalmorfosis” , cuando todos comprendimos, a pesar de ser unos críos, que ni había habido, ni volvería a haber una banda como esta en nuestro país.

Efectivamente, tras un disco como “Volumen Brutal”, BARON ROJO se encontraban ante el reto más importante de su carrera. En fin, a nadie se le escapa que cuando un grupo graba su tercer disco, no ocurre como con el primero, que han tenido todo el tiempo del mundo para escribirlo o el segundo, para el que normalmente disponen de temas desechados del primero o al menos ideas para componerlos. No amigo, para el tercer disco, el grupo está desnudo y tiene que demostrar si tiene luz o no la tiene.

Quedó claro que BARON ROJO la tenían, y digo esto porque a todo el hándicap que acabamos de citar, hay que añadir el hecho de que ellos firmaron nada menos que tres giras como promoción a ‘Volumen Brutal’ (dos en España, en verano y Navidad y otra en Inglaterra abriendo para HAWKWIND) y en menos de un año debían cumplir su compromiso de dar continuidad a un disco irrepetible.

Así las cosas, tras pasar las primeras semanas de 1983 escribiendo y perfilando material, la banda volvió a Londres a principios de Marzo. Se habían ganado el derecho a trabajar allí de nuevo, merced a las ventas de su segundo álbum, solo que en vez de hacerlo en los estudios donde había sido grabado este, lo hicieron en los Battery, unas instalaciones muy superiores a todos los niveles que los legendarios Kingsway, utilizadas entre otros por KROKUS, WHITESNAKE o IRON MAIDEN.

No solo las instalaciones mejoraban con creces las utilizadas anteriormente, sino también el personal residente. Los Battery tenían una plantilla fija de ingenieros dividida en varios grupos, elegida dependiendo del estilo de cada banda. En el caso de BARON ROJO, el equipo estaba comandado por Nigel Green (también conocido como Nigel Hewitt). Si disponéis de una copia en vinilo de ‘The number of the beast’, mirad los créditos y veréis que después de “Produced and engineered by Martin ‘Farmer’ Birch” aparece “Second Engineer: Nigel ‘It was working yesterday’ Hewitt-Green” resumiendo: el tipo que grabó “Metalmorfosis” era la mano derecha de Martin Birch para IRON MAIDEN antes de que estos dejasen de grabar en su país. Exactamente lo mismo ocurre con DEF LEPPARD, haciendo ‘Hysteria’ junto a ‘Mutt’ Lange… en fin, yo no sé si esto le importa a alguien, pero creo que resulta bastante útil para ayudarnos a centrar el tema y no perder la perspectiva sobre el nivel que se manejaba.

Dispusieron de más tiempo de grabación, un total de veinte días entre el 7 y el 27 de Marzo, pero las sesiones fueron igual de apretadas que las de su anterior disco, ya que tenían mucho material que registrar. El haber diversificado los ‘equipos de creación’, seguramente tuvo bastante que ver en ello, ya que aunque los creadores seguían siendo los mismos (Armando, Carlos, José Luis y Carolina) para ‘Metalmorfosis’ se repartieron la carga de una forma menos rígida, por así decirlo.

El resultado fue brillantísimo, creo que a estas alturas de más está decirlo. De los Battery Studios salió un álbum que, como es natural, seguía la estela de ‘Volumen Brutal’ , ahora bien, creo que mentirá quien diga que los BARONES intentaron repetir el éxito de su anterior trabajo.

Bajo mi humilde punto de vista, ‘Metalmorfosis’ es un disco más maduro, que nos descubre a una banda con un enorme peso y un empaque conseguido únicamente a base de trabajo y talento. Lo que ‘Volumen Brutal’ tenía de espontáneo y desenvuelto, en ‘Metalmorfosis’ lo encontramos en una forma mucho más estudiada y comedida.

Su sonido sigue estando perfectamente encuadrado en la línea del rock duro de factura europea, eso es cierto. Solo hay que rascar un poquito el lienzo para encontrar pinceladas de Gary Moore, FREE, RAINBOW o BLACKFOOT en ese cuadro. Sin embargo, hay un cambio sustancial en el plano lírico. Si las letras de “Resistiré”, “Son como hormigas”, “Las flores del mal” o “Incomunicación” hicieron grande a su anterior disco, en esta ocasión todo parece más orientado a lo personal. “Se escapa el tiempo”, “Que puedo hacer” o “Invulnerable” son tres ejemplos bien diferentes entre sí, pero que describen sensaciones que todos hemos sentido ( y seguramente seguiremos sintiendo) en muchos momentos de nuestra vida. La nostalgia, la traición o la integridad que servían como argumento a estos tres ejemplos, están tan presentes en nuestro día a día, como la rabia que se manifestaba en las que mencionábamos antes.

Insisten, eso sí, en ensalzar el modo de vida rockero y marginal, manifestando también una notable afinidad con el perdedor. “Tierra de vándalos”, “Rockero indomable” o (de nuevo) “Invulnerable”, fueron el ‘manual del buen rockero’ que muchos seguimos como palabra sagrada, y ‘El Malo’ o ‘Casi me mato’ nos sirvieron para creer al menos, que no éramos los únicos losers del barrio. Lo creas o no, eso con catorce años ayuda bastante.

Pero si hay una canción que definió este disco, fue precisamente la que menos tenía que ver (al menos en principio) con la intensidad y la energía. “Siempre estás allí” era algo que hasta entonces nunca había hecho una banda de rock duro en España, pero su mérito no solo estaba en el hecho de que abría un terreno inexplorado, si no en su magistral construcción y la claridad y naturalidad de su mensaje. Con “Rainbow eyes” o “Starway to Heaven” podías cerrar los ojos y soñar, pero “Siempre estás allí” te trasmitía algo que entendías perfectamente, porque formabas parte de su argumento.

Semejante contenido, envuelto en un brillante trabajo de Ángel Ortiz, se publicaba a mediados de Mayo de 1983, con un eco inmediato. El single de adelanto “Casi me mato” (inexplicable elección bajo mi punto de vista) sonaba constantemente en las radios de toda España, como fondo a una más que notable presencia del grupo en los medios. Desde la prensa española (DISCO EXPRESS, HEAVY ROCK, POPULAR1…) a la extranjera (ENFER, KERRANG, ROCK BRIGADE…) pasando por la televisión (“Pista Libre”, “Tocata”) o el “Gran Musical”, de la Cadena Ser donde actuaron en directo junto a EVO y PANZER un domingo al mediodía (no se me ocurre un momento menos rockero) en Diciembre del 83.

Pero la cuestión principal era su presentación sobre las tablas, e iban a hacerlo de nuevo a lo grande. Apenas diez días después de la salida del álbum, el Barón volaba a Bélgica, para formar parte de la segunda edición del Festival Heavy Metal Sound que se celebró en Brujas, y en el que participaron grandes del género como URIAH HEEP, GARY MOORE o GOLDEN EARRING. Es cierto que si cerraron el festival, fue de una manera totalmente forzada, pero en honor a la verdad, no podemos olvidarnos de que su verdadera posición en aquel cartel era un auténtico privilegio, ya que actuaban en penúltimo lugar, justo antes de la banda de Gary Moore, y tras haberlo hecho ANVIL, VIVA, OSTROGOTH, KILLER y los grupos que hemos citado.

También cerraron los festivales que se celebraban en España por aquel entonces, como el Mazarock (24 de Julio de 1983), o el Festival del P.C.E., en Madrid, festivales que reunían a la mayor parte de grupos, noveles o consagrados del panorama metal español: BANZAI, ANGELES DEL INFIERNO, PANZER, OBUS… un sueño para cualquiera de nosotros en aquel momento. Para BARON ROJO sin embargo, no pasaban de ser parte de una gira que se alargó durante todo el verano hasta finales de Agosto de una punta a otra de nuestro país.

Cabe reseñar que el caché del grupo era el segundo mayor de las bandas rockeras españolas de aquel entonces. Según un artículo que publicaba el diario La Vanguardia el 28 de Abril de 1983, BARON ROJO cobraba 3.606,07 euros, solo superados por TRIANA (4.207,08 euros) y un paso por encima de los 3.000 que pedían OBUS. Como curiosidad, y por establecer una comparación, la artista española que más cobraba ese verano era Rocío Jurado, quien prácticamente subía hasta los 9.000 euros noche (sin duda merecidos).

El trabajo continuaría a partir de aquí con la vista puesta al otro lado del océano: Venezuela y Argentina les acogerían con los brazos abiertos. En Venezuela ya habían estado, pero era su primera vez en Argentina, que se volcó en la banda, como prueba el hecho de ser portada de la revista PELO (la más conocida entonces en aquel país) en su número 197 del mes de septiembre, que incluía un poster del grupo a cuatro páginas.

Aquellos shows fueron determinantes para dejar claro donde estaba el sitio de BARON ROJO. Arrasaban en cualquier parte donde se hablase en español, pero el mundo anglosajón, por mucho que se quisiera, no estaba dispuesto a acogerlos como se merecían. De hecho, estuvo prevista la grabación del disco en inglés, tal como se hiciera para “Volumen Brutal”, pero la quiebra de la compañía Kamaflage, que era la responsable de poner sus discos en Europa y el Reino Unido, dio al traste con el proyecto y con cualquier aspiración a situarse en ese mercado. No había nadie que les mirase a los ojos en el mundo hispanohablante, pero la competencia con las bandas anglosajonas (mediocres en buena parte) era inasumible con el idioma como barrera….

La encrucijada ahora trazaba dos caminos: seguir intentando salir a Europa, donde eran poco más que una curiosidad, o restringir su radio de acción a un país, España, en el que vendían millones. Hubo una última oportunidad de tirar por el primer camino, a través de Zomba, una multinacional propiedad de RCA y Sony, pero las condiciones prácticamente pasaban porque BARON ROJO desapareciesen como eran hasta entonces. Como es lógico, la apuesta se centró entonces en la opción española, dando como resultado una prórroga de su multitudinario éxito que se alargó aun durante varios años, pero que les puso, nos guste o no, en el punto de no retorno.

BARON ROJO aun tenía muchas grandes canciones por publicar, pero “Metalmorfosis” cerró un capítulo de extraordinaria importancia, tanto para quienes lo vivimos en primera persona, como para decenas de miles de rockeros que aun estaban por venir.

Miguel. Asturias

.:: DOSIER METALMORFOSIS::.

Bueno, pues si ya has pasado alguna vez por aquí sobran las explicaciones, en el caso que seas nuevo, la cosa va así: Este es una especie de dossier de prensa con páginas sueltas de diferentes revistas que dedicaron su espacio a BARON ROJO con motivo de la publicación de este disco .

Para conseguirlo, tienes que escribir un mensaje en este blog que trate sobre ese álbum, tu opinión sobre él, como lo descubriste, lo que piensas de él respecto a otros trabajos… no sé, lo que se te ocurra, que tenga que ver (insisto) con el álbum o el grupo.

Contenido

– Artículo sobre Carlos de Castro publicado en HEAVY ROCK nº 2, 1983. Una página en español.

-Entrevista a grupo publicada en HEAVY ROCK nº 2, 1983. Cinco páginas en español.

-Crónica Festival San Sebastián de los Reyes, aparecida en HEAVY ROCK nº 4. Dos páginas en español.

-Entrevista a Carolina Cortés, coautora de las letras del grupo publicada en HEAVY ROCK nº5 durante 1983. Dos páginas en español

– Crónica Festival Mazarock, publicada en HEAVY ROCK nº 6 en 1983. Cinco páginas en español.

-Reseña del álbum publicada en KERRANG! Nº 45 en 1983. Una página en inglés.

-Crónica de su actuación en el HEAVY METAL SOUND y entrevista, publicada en ENFER nº3 durante Junio de 1983. Una página en francés.

-Artículo sobre el ministro Javier Moscoso, miembro del gobierno PSOE de 1982. Publicado en HEAVY ROCK nº 4, dos páginas en español.

-Crónica del Festival HEAVY METAL SONDS publicada en HEAVY ROCK nº3, durante 1983. Tres páginas en español.

-Reseña del álbum publicada en ENFER Nº 5 en 1983. Una página en francés.

-Contraportada HEAVY ROCK 17, con la letra de “Invulnerable”.

-Crónica del Festival HEAVY METAL SOUNDS publicada en HEAVY METAL DEMONS durante 1983. Una página en holandés.

-Reseña del álbum publicada en METAL ATTACK Nº 1 en Octubre de 1983. Una página en francés.

-Entrevista publicada en POPULAR1 nº119 durante Mayo de 1983. Tres páginas en español.

– Crónica del Festival HEAVY METAL SOUNDS publicada en POPULAR1 nº123 durante Septiembre de 1983. Dos páginas en español.

-Reseña del álbum publicada en ROCK BRIGADE nº 13 en 1983. Una página en brasileño.

– Crónica del Festival HEAVY METAL SOUNDS y entrevista POPULAR1 ESPECIAL ESPA51 durante 1983. Nueve páginas en español.

HEMEROTECA

[EDITA]
QUARENTENA Ediciones

[PERIODICIDAD]
Ejemplar único.

[PRECIO APROXIMADO]
22  €

[PUNTOS DE VENTA]
Tiendas especializadas

[AUTOR]
Mariano Muniesa

[FORMATO]
240 x 1650

[PAGINAS]
285

[IDIOMA]
Español

.::BARON ROJO, la leyenda del heavy metal español.::.

Del teclado de Mariano Muniesa y a través de Quarentena Ediciones, llegó a las tiendas hace algunos meses “Barón Rojo, la leyenda del heavy metal español’, que básicamente es el mismo libro publicado en 2010 bajo el título “Triste y solitario surcando el cielo” actualizado con el asunto de la reunión del grupo. Como no he leído el primero, no puedo tomarlo como referencia hacia este, de manera que, si os parece, partimos de cero.

El caso es que no me resulta fácil decirlo, pero este libro me ha decepcionado en muchos sentidos y me gustaría explicar porqué.

En general es un libro entretenido que aporta datos, detalles y fechas de indudable valor y más o menos conocidos, partiendo de los tiempos pre-COZ y terminando en la reunión del 30º aniversario del grupo. Es cierto que esta historia tuvo lugar a lo largo de gran parte de nuestra vida (la de los más talludos al menos) , así que resulta inevitable asociar la lectura con aquellos momentos que tuvieron como fondo al grupo, y eso le da un valor inestimable.

Sin embargo, creo que el autor debió haber puesto más de su parte. Como co-editor que es de una revista especializada (LA HEAVY, anteriormente conocida como HEAVY ROCK), autor prolífico de libros musicales, con programa de radio y presencia desde hace lustros en la escena rock española e internacional, lo que aquí nos entrega es muy pobre, en mi opinión.

Buena parte del libro, (pongamos como poco un tercio) son declaraciones de los protagonistas y allegados, pero no hechas para el libro, si no extraídas de diferentes medios publicados a lo largo de los años: programas de televisión, revistas especializadas, prensa convencional o incluso el libro “Dando la nota” escrito por Sherpa hace tiempo.

No se trata pues, de una “historia oral” como pueda ser la de “Por Favor Mátame” o “Tenemos la bomba de neutrones”, si no un álbum de recortes de Popular1, Disco Express, Kerrang y muchos otros. Tampoco la redacción está excesivamente cuidada, y se repiten palabras y expresiones demasiadas veces, incluso en el mismo párrafo, lo cual, teniendo en cuenta que estamos ante la actualización de un libro anterior, no tiene pase.

Lo siento, pero no he sido capaz de apreciar el esfuerzo que un grupo como BARON ROJO merece y que seguramente al autor le hubiese resultado relativamente fácil hacer, con todos los medios y contactos de los que por lógica debe disponer. En fin, posiblemente la culpa será mía, por haberme creado unas expectativas en base a no sé muy bien qué.

También es de reseñar, y no en positivo precisamente, el esfuerzo continuo del autor por mezclar rock y política. Al margen de lo que opine cada uno, no sé si expresiones como “naciones sometidas al estado español como Galiza, Euskalherría o Catalunya” viene a cuento en una bio de BARON ROJO. Me parece cansino, infantil, forzado y totalmente fuera de lugar.

En cuanto al trabajo editorial tampoco es un lujo precisamente. Es un libro muy incómodo de leer, el texto está muy apretado y cuando llevas cinco o seis páginas, pierdes el centro. Creo que una editorial como esta, que no para de sacar libros y más libros debería mejorar un poco la fórmula, y de paso, por favor, no  poner jamás en la portada una foto pixelada. Sinceramente, creo que hemos tenido tiempo de ponernos las pilas para ofrecer un producto que valga lo que cuesta, que no es precisamente poco.

En resumen, BARON ROJO grabaron un video en directo y se perdieron las cintas. Pudieron fichar por una multinacional y su compañía lo impidió. Podrían haber protagonizado la reunión de la década y todo quedo en una docena de conciertos… y en fin, es una banda que siempre ha arrastrado el lastre de la oportunidad perdida. Lamento decir que ‘su’ libro también forma parte de ese capítulo.

Miguel.Asturias