CRONOLOGIA

.::WHITESNAKE: “Ready an’ Willing”::.

 

– Fool for Your Loving – Sweet Talker – Ready an’ Willing – Carry Your Load – Blindman – Ain’t Gonna Cry No More – Love Man – Black and Blue – She’s a Woman

David Coverdale: Voz Micky Moody: Guitarra Bernie Marsden: Guitarra Jon Lord: Teclado Neil Murray: Bajista Ian Paice: Batería Martin Birch: Productor

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

Estar con los pies fuera del tiesto ya parecía una costumbre para David Coverdale. Cuando creó el grupo allá por 1977, el sonido de su banda era lo más demodé que se podría imaginar. El punk arrasaba y nadie parecía interesado en su apuesta, pero él siguió en sus trece. Llegada la década de los 80’s, nuestro cockrocker favorito estaba en una posición bastante parecida. El heavy metal dominaba el panorama… pero su banda no tocaba heavy metal. WHITESNAKE eran una banda de hard rock de corte clásico, que seguramente resultaba un tanto trasnochado para muchos de los ‘metalkids’ que vibraban con las nuevas bandas como VENOM, GRIM REAPER o ANGEL WITCH.

WHITESNAKE MARK IV

Todo ese mundo era ajeno a Coverdale, o al menos no debía importarle demasiado: de hecho parecía tener bastante claro que el tiempo corría a su favor, así que aplicó la máxima de ‘resistir es vencer’ y continuó el camino que se había trazado.

Para ello, no le tembló el pulso en deshacerse de quien no cubría sus expectativas. Eso ha sido una constante a lo largo de toda la carrera del cantante como ya sabes, aunque en aquel lejano 1979, solo hizo falta un cambio con respecto a la formación que había grabado los dos anteriores discos.

Ensayando en el estudio Se trataba del batería Dave Dowle, quien no terminaba de integrarse socialmente en la banda, ni tampoco era un músico a la altura del resto.

Había dos opciones a tener en cuenta, tres en realidad, pero las más sólidas eran las de dos pesos pesados como Ian Paice y Cozy Powell. Como curiosidad, decir que Neill Murray, el bajista del grupo, propuso también a Tommy Aldridge, que tocaba para Pat Travers, pero al no conocerle nadie, fue desestimado del primer intento. Como ya sabes, esto cambiaría con los años…

Cozy fue el primero a quien tentaron, pero en aquellos días aun estaba en RAINBOW y declinó la oferta. Ian Paice sin embargo, se encontraba un poco en tierra de nadie y aceptó el trabajo sin dudar. No en vano, durante una conversación entre Coverdale y él tras ver a la banda en directo, le confesó a David que su banda le parecía incluso mejor que DEEP PURPLE. Si era algo sentido o un simple halago, queda para él, pero el caso es que la llamada de Jon Lord para que formase parte de los WHITESNAKE de los 80, tuvo efectos inmediatos.

Esto ocurría en el verano de 1979. Por delante había varios meses de puesta a punto, ensayos y algunos conciertos entre ellos la edición de aquel año del Festival de Reading. También tuvo lugar la publicación del álbum ‘Lovehunter’, pero la compañía no puso el interés ( ni el dinero) suficiente para que Ian Paice re grabase las partes de batería, por lo que a efectos de este artículo, pasaremos por encima y llegaremos hasta los últimos días de 1979.

EN EL ESTUDIO.

En la puerta de los Ridge Farm, pasando un poco de frío...

A finales de 1979 la banda entra en los Ridge Farm. Coverdale no había quedado del todo satisfecho con el sonido de sus anteriores entregas y vio en aquellas instalaciones una posible solución.

El grupo traía abundante material escrito, especialmente David, quien había aprovechado sus vacaciones tras la mini gira de presentación de ‘Love Hunter’ en Belice, para preparar el nuevo trabajo. A excepción de Bernie Marsden que llegó más tarde, los músicos de WHITESNAKE pusieron manos a la obra el 3 de diciembre, y durante una semana trabajaron a destajo para desarrollar las ideas y darles forma. Coverdale firma en todos los temas, siendo tres exclusivamente suyos. El resto están coescritos junto a Micky Moody y/o Bernie Marsden, quien a pesar de, como decía antes, haber sido el último en llegar, no lo hizo con las manos vacías precisamente.

Varias de las canciones fueron aportaciones suyas, como él mismo explicaba al periodista Martin Poppof:

“ ‘Sweet talker’ llegó al estudio casi terminada. Yo escribí la melodía y David puso la letra en ella. También ‘Fool for your lovin’ , un trabajo clásico de la firma Marsden/Moody/Coverdale. Yo tenía el riff y Micky tenía el puente para rematarlo, que sacó de alguna de sus canciones. Luego llegó David y escribió la letra… creo recordar que todo ello nos llevó hora y media más o menos…”

También firmó la potente “She’s a Woman”, de lo mejor del álbum en mi humilde opinión. Tras el parón navideño volvieron al trabajo en Enero , alargando su estancia durante un mes más. El trabajo era intenso pero Neil Murray, bajista de la banda, recordaba aquellas sesiones con humor:

 “Fue muy fácil de grabar. Lo hicimos en los Ridge Farm, un estudio donde podías alojarte durante el tiempo que durase la grabación… no era una granja, aunque se le llamaba así. Estaba en medio del campo pero era una especie de casa señorial antigua, que había sido restaurada, con muchos jardines e incluso una piscina, aunque no estaba demasiado bien cuidada. El caso es que no había muchas distracciones, lo que te permitía centrarte en el trabajo. En fin, te levantabas, leías el periódico y te encerrabas durante doce horas a trabajar en el estudio! Ah, también podías almorzar algo de vez en cuando…”

Martin Birch como productor, puso todo su talento al servicio de la banda con unos resultados espectaculares. La incorporación de Martin al equipo en ‘Loverhunter’ ya había mejorado infinitamente el sonido con respecto a ‘Trouble’ pero ahora, trabajando en aquel estudio, la mejoría era aun mayor. Un sonido denso y rico, quizá sin llegar a la profundidad de los discos que hizo con RAINBOW pero aprovechando al máximo los recursos que los músicos tenían ( que no eran pocos.

EL ALBUM.

Resulta paradójico el hecho de que cuando el 50% de la banda estaba formada por antiguos miembros de DEEP PURPLE, era cuando más se alejaba del sonido del PURPLE clásico. La estructura de las canciones era más sencilla, no había sitio (al menos no tanto como antes) para el lucimiento de cada uno de los músicos y el espíritu de las canciones estaba principalmente en el rithm ‘n blues: ni música clásica, ni psicodelia ni nada por el estilo, solo rock desnudo, sin aditivos.

Esto, como es lógico, complació a una parte del público, que ansiaba una evolución que iba tomando forma desde el álbum “Trouble” , pero por otro lado decepcionó a quienes veían aquí la puerta abierta a una reunión de DEEP PURPLE. Sea como fuere, en lo que ambos mundos deberían estar de acuerdo es que estamos ante un disco magistral, que mantiene el nivel de principio a fin. Los ‘temas estrella’ lo son por derecho propio, pero el resto no es un mero relleno, si no una colección de canciones soberbias que de hecho entraron en el repertorio en casi su totalidad, y alguna de ellas aun sigue a día de hoy, treinta y tres años después de ser escritas.

Entendiendo por ‘temas estrella’ los que fueron publicados como single hablaríamos de dos piezas magistrales como son “Fool for your lovin’ “ y “Ready an’ Willing”. El primero había sido escrito para B.B.King, era una canción para ser vendida, pero la insistencia de Martin Birch en el sentido de que encajaría como un guante dentro del disco, convenció a Coverdale de usarla para su grupo. No erró la jugada. El historial en las listas de éxitos de Inglaterra era muy exiguo para WHITESNAKE, reduciéndose a un puesto nº 61 en el Top100 durante tres semanas para el Ep “Snakebite” en 1978 Y un nº 55 para el tema “Long way from home” que desapareció a las dos semanas en 1979. Con “Fool for your Lovin” subieron hasta el puesto numero 13 de la lista y se mantuvieron allí durante más d edos meses. Estaba claro que el camino era ese: canciones que sin desvirtuar la personalidad el grupo, tuviesen un gran gancho comercial. Hubo ciertos roces a la hora de grabarla entre Neil Murray y Ian Paice, como recuerda el bajista:

Ví las posibilidades de la canción y volví a grabar mis partes de bajo. El caso es que empezaron a mezclar el álbum por ese tema precisamente y Ian Paice tomó parte en el asunto presionando para que el bajo quedase relegado a un segundo plano. Cuando la escuché dije:‘ Oíd, esto no es como se supone que debería ser. Grabé de nuevo los bajos para que se oyesen ¿Por qué los habéis tapado? ’ y me fui a casa bastante rebotado. Como me verían en el estudio que aquel mismo día, a las tres de la mañana, me llamaron por teléfono. Era Martin Birch: ’ Yeah, lo hemos hecho a tu manera y suena mucho mejor’. Bien!.

Ready ‘n Willin’ ( el single) no obtuvo tan buenos resultados ( un 43 durante dos semanas) pero mantuvo el interés del mercado, ya que fue publicado justo al terminar la gira, convirtiéndose en una especie de puente hacia su siguiente trabajo, y mantuvo su presencia en el repertorio del grupo a lo largo de los años.

El ‘resto’ de canciones eran, como decía antes, piezas magistrales, no había paja en este granero. Hay por ejemplo dos, que son bien diferentes entre sí, (“Ain’t gonna cry no more today’ y “She’s a woman’) pero donde la querencia hacia LED ZEPPELIN, y muy especialmente de David Coverdale hacia su ídolo Robert Plant, hace sentir su peso. De hecho, la forma de cantar en esta última, anticipa bastante e lo que venimos oyendo en los años más recientes del grupo.

Bien diferente es, por ejemplo, la aportación del cantante en la recuperada ‘Blindman’ , que ya había sido grabada en 1977 para el álbum “David Coverdale’s Whitesnake” o la lasciva y sugerente “Love man”, donde el cantante acentúa la profundidad de su voz (entonces podía) dotando al tema de una personalidad inigualable. No había nadie que cantase así!.

Micky Moody y Bernie Marsden hacen un trabajo impecable. Se habla mucho ( y es justo hacerlo) del talento de Brian Robertson y Scott Gorham en THIN LIZZY como pareja de guitarristas pero nada tienen que envidiarles estos dos músicos. Puede que su imagen no fuese la mejor, pero jamás Coverdale ha tenido un respaldo como el suyo desde que abandonasen al grupo. La precisión que alcanzan en ‘Sweet talker’ por ejemplo está al alcance de muy pocos, el dominio del slide guitar, la finura con que trabajan las partes acústicas y por supuesto, el talento a la hora de escribir canciones, hacen que tengamos mucho que agradecerles.

 

Además de ello estaba, naturalmente la aportación de Ian Paice y Jon Lord , que si bien limitan su firma al tema que da título al disco, la sola presencia de estos dos mitos vivientes (y no hablemos de su talento como músicos, naturalmente) daban al grupo la solided y credibilidad que en ningún caso hubiesen tenido con otros nombres. A este respecto, Bernie Marsden le confesaba al periodista Martin Poppoff:

“Eran músicos que te hundían. Una vez que habías tocado con ellos, todo lo que viniese detrás parecían músicos de juguete, porque eran dos tipos insuperables. Cuando has estado tocando con Ian Paice y Jon Lord durante seis años y de repente dejas de hacerlo, es jodido, es jodido. Estos chicos son el top, y Jon Lord además es una gran persona (risas), él es un gran, gran hombre. Siempre le presento como ‘el Gran Jon Lord’ y Paice, como batería… he visto a mucha gente al lado del escenario, Llegaban con nosotros arriba y decían ‘¿puedo quedarme a ver a Ian?’ … he visto a Paice hacer llorar a baterías de pelo en pecho, hace qeu lo imposible parezca fácil. Son algo muy importante en mi carrera porque cuando me uní a P.A.L. (Pace, Ashton Lord) en 1976, antes de WHITESNAKE, me pusieron en el mapa del rock, por así decirlo… de repente estaba tocando con aquellas grandes figuras, lo que me colocó en una posición muy prestigiosa”.

Vaya desde aquí nuestro recuerdo a Jon Lord, que, evidentemente, aun vivía cuando se hizo esta entrevista, la cual parece resumir el sentir de la inmensa mayoría de público y compañeros de ambos músicos.: una mezcla de afecto y admiración hacia los grandes talentos que formaron parte, entre otros muchos, de este disco.

EL TOUR

La gira empezó en Inglaterra de manera muy intensa, con parones de un día o dos para descansar, pero cubriendo la práctica totalidad del mes de Junio, para después limitar los meses de Julio y Agosto a tres míseros shows, uno de ellos eso si, en el Reading, esta vez ya como cabezas de cartel. Esa actuación fue grabada por la BBC ( todas lo fueron) y pirateada hasta la saciedad en diferentes bootlegs, generalmente unido a la actuación de la banda en el Reading 79. Finalmente hace un par de años el show formó parte oficial de la discografía del grupo al aparecer en la caja “Box of Snakes”.

En aquellos conciertos llevaban como telonero a GFORCE, la banda que Gary Moore había formado tras abandonar a THIN LIZZY. Al parecer, tanto el guitarrista irlandés como su banda, atendían a los fans después del concierto , firmaban autógrafos y charlaban con ellos, lo que contrastaba con la actitud de Coverdale y WHITESNAKE que se mantenían distantes y rodeados de un equipo de seguridad desproporcionado para lo que en realidad eran. Quizá todo fuese parte de una simple pose de banda glamurosa, quien sabe. En cualquier caso, el baño de realidad vino en Octubre, cuando viajaron a Estados Unidos, permaneciendo allí durante un mes y medio en el que abrieron para JETHRO TULL, con un éxito…. Digamos que más bien discreto. Al menos consiguieron que ‘Fool for your lovin’, que se había publicado allí, subiese hasta el puesto número 70 del Billboard.

 

Un año antes, David Coverdale había firmado un contrato con la compañía Mirage que era una marca blanda de la todopoderosa Atlantic, con la vista puesta en el mercado americano, pero las cosas no funcionaron ni medio bien, y la banda era absolutamente desconocida en aquel país.

En fin, el año al menos acabó bien en ese sentido, ya que terminaron 1980 y se adentraron en el 81 girando por Francia y Alemania, abriendo nada menos que para AC/DC quienes presentaban el álbum ‘Back in  black’. Esto, como ya supondrás, les garantizaba estadios llenos y un público más acorde con su sonido que el de JETHRO TULL. Por cierto, que la gira de AC/DC pasó por España, pero con MIDNIGHT FLYER como teloneros.

A partir de finales de 1980 ya no sabría decir si estamos hablando de la gira de promoción de “Ready an’ Willin” o la de su extraordinario álbum en directo “Live… in the heart of the City”, que salió publicado en Noviembre de 1980, aprovechando las circunstancias. Las giras se solaparon y todo se vuelve un poco confuso, de manera que puede ser un buen momento para poner fin a la reseña del disco. Antes sin embargo, no me resisto a comentar una anécdota que el maestro José Galván reseña en su libro “Un mundo púrpura”, que era absolutamente desconocida para mí y que me ha llamado mucho la atención. Al parecer, a la hora de diseñar la portada, el manager, John Coletta sugirió una idea parecida a la que ilustra ‘Lovehunter’. Como quiera que esta les había servido para ganarse fama de sexistas, Coverdale rechazó esa idea, proponiendo la portad que todos conocemos , que no es otra cosa que la contraportada de “Trouble” convenientemente re distribuida y hehca la sustitución de baterías. No se los miles d eveces que hbré contemplado ambas 8portada y contraportada) pero hasta el momento mismo d e leerlo en El Libro, nunca me había dado cuenta.

Miguel. Asturias

DOSSIER

Si eres habitual, ya sabes lo que hay que hacer. Si no sueles pasar por aqui, simplemente se trata de que compartas tu opinión sobre este disco escribiendo un post en este blog: cual es tu tema favorito, cual es la mejor época del grupo, si los has visto en directo…. lo que se te pase por la cabeza, relacionado con este álbum a poder ser.

Reseña del álbum en el fanzine TEENAGE DEPRESION nº 13, publicado en Inglaterra en 1980. Una página en inglés.

Reportaje sobre la banda publicado en la revista KERRANG nº3, durante 1981. Cinco páginas en inglés.

Reseña POPULAR1 Especial Reading 1979. Seis páginas en español.

Reseña concierto WHITESNAKE en España en 1979. Publicado en el nº71, allá por Mayo de 1979. Dos páginas en español.

Biografía (hasta 1981) y reseña del álbum aparecida en la revista DISCO EXPRESS en 1983. Once páginas en español.

Mini bio publicada en POPULAR1 Especial Saga Purple. Dos páginas en español.

Reseña POPULAR1 Especial Reading 1980. Cuatro páginas en español.