Artículos

“EL ATAQUE DE LOS CLONES”

Siempre me ha apasionado el asunto de las portadas de discos. El diseño gráfico ha jugado un papel importantísimo a la hora de que eligiese el heavy metal como prioridad entre mis afiniciones, y sin duda alguna, mi vida no hubiese sido la misma si los discos hubiesen tenido como portada una carpeta blanca con el nombre del grupo. Seguramente a vosotros os sucede lo mismo y tenéis recuerdos muy concretos sobre alguna portada que de una u otra forma os ha marcado.

Los mios son el de quedarme hipnotizado ante la cinta de “Weekend Warriors” de TED NUGENT en Simago cuando iba a comprar con mi madre los sábados por la mañana. El caso es que no creo que tuviese más de diez años por aquel entonces, y desde luego no tenía ni idea de quien era aquel tipo que disparaba por la guitarra, pero había que pasar por la sección de discos a verla antes de ir a por el pollo y el detergente. De lo contrario la bronca estaba garantizada (así como el bien merecido par de collejas tranquilizantes). Otro recuerdo permanente era tener que dar un considerable rodeo de camino a la playa todos los dias de nuestro señor, y atravesar los túneles de unas galerías comerciales de Gijón que se llamaban El Drugstore, para ver la portada de “Killers”, el recopilatorio de KISS, que con sus colores chillones reposaba en un escaparate. Esas dos portadas y sus situaciones fueron tan importantes en mi preadolescencia como cuando vi“La lozana andaluza” un sabado por la noche de tapadillo . Imborrable.

El mítico DISCOPLAY, adornando las capetas de todos los heavys en los ochenta. (Gracias Víctor)

Luego, pasado algún tiempo, fue todo un shock cuando en la desaparecida Discos Memphis, en la calle Covadonga de Gijón dedicaron un escaparate entero y verdadero al “Speak of the devil” de OZZY OSBOURNE, unos momentos en los que ya habían llegado las discusiones sobre si Angus Young había sido realmente empalado en “If you want blood” , y el dejar volar la imaginación sobre lo ultra-cañeros que debían ser “No mean City” de NAZARETH o “Abominong” de URIAH HEEP habida cuenta de las portadas que tenían sus discos. Los míticos Discoplays, desollados en las carpetas del colegio donde mezclábamos (yo por lo menos) a RAMONES y FOGHAT con JUDAS PRIEST y RAMONCIN con IRON MAIDEN sin tan siquiera ponernos colorados y por supuesto sin tener la menor referencia a casi ninguno de ellos. Las portadas molaban y se acabó.

Ojo, el disco es buenísimo, pero no lo que esperas.

Lo que no recuerdo con exactitud fue como descubrí el rollo este de las portadas clonadas. Sí recuerdo que fue con “Destroyer” de KISS y “Fightin the World” de MANOWAR y si la memoria no me falla ( que es casi seguro que sí) fue Adolfo, que a veces escribe por aquí, quien me lo descubrió. (Aprovecho para enlazar otro artículo de este blog sobre KEN KELLY ,  el autor de esas portadas) En todo caso fue un hallazgo que despertó en mí una gran suspicacia  a la hora de mirar las portadas. Desde entonces, en muchas ocasiones he tendido a compararlas con otras y a buscarles el parecido.  Unas veces me he encontrado cosas más bien cogidas por los pelos, pero otras ha sido ver la misma portadaa con nombres diferentes. Verdaderos plagios que sin el menor rubor mezclan grupos, épocas y estilos con menos criterio que vergüenza.

Justo es reconocer que algunas son homenajes de tal o cual grupo hacia otro, y de hecho hay bandas ‘homenajeadoras’ que lo recoocen abiertamente. Sin embargo hay otros casos en los que encima tienen la desfachatez de decir que “nunca habíamos pensado en ello” o “no nos habíamos dado cuenta“. Por poner dos ejemplos, RAGING SLAB, reconocían con orgullo en una entrevista a POPULAR1 (nº349) que la portada del álbum “Pronounced eat-shit” era un homenaje a LYNYRD SKYNYRD, un grupo por el que sienten una admiración evidente que no se preocupan en ocultar ( y opino que hacen muy bien):

La portada de este álbum, y su poco afortunado título fueron idea de Elyse, la guitarrista quien tuvo una brillante idea que además funcionó muy bien, ya que en el dudoso caso de que seas fan de LYNYRD SKYNYRD pero no conozcs a RAGING SLAB, no cabe duda de que la portada de su “Pronounced Eat Shit” va a actuar cmo un imán.

En el caso contrario están CRADLE OF FILTH ante la edición de “Dusk and her embrace”. No recuerdo en que revista fué, que Dani Filth era preguntado por el periodista sobre si la portada de “Dusk and her embrace” era un homenaje a BLACK SABBATH. El caso es que ni corto ni perezoso, Dani repondía algo como “No, ¿porque lo dices? oh! pues no me había dado cuenta” …  Vale. Aceptamos pulpo.

En fin, pues ahora voy a intentar colocar los diez  ‘homenajes’ que me parecen más evidentes, bien por la composición de la portada, por su motivo, por sus colores… o por todo a la vez en algunos casos. Estaría bien que aportáseis vuestro punto de vista y algunos ejemplos que puedan aparecer por aquí, a ver como me las arreglo para ir subiéndolos. En fin , aqui van los mios, sin un orden especial.

WARLOCK vs AT VANCE

En 1986, los alemanes WARLOCK con Doro Pesch al frente editaban “True as steel” en cuya portada aparecía un corazón hecho con un cordón de soldadura sobre un chapa de puro metal. Catorce años después, AT VANCE,también desde Alemania y con una técnica diferente (una radial o Rotaflex en esa ocasión) mostraban su pasión por el género. Las fechas dejan claro quienes fueron los primeros y dos segundos contemplando ambas cubiertas también dejan claro que la línea entre la inspiración y el plagio es extremadamente fina.

Más dudas ofrece el caso GARDENIAN vs. BARRICADA

y no en cuanto a las fechas. BARRICADA editaron su “No hay tregua” en 1986 y GARDENIAN publicaron “Sindustries” en 2000.  Pero no me atrevería a decir que hay algo de ‘inspiración aquí.  Parece más fruto de la casualidad, a pesar de que el parecido es evidentísimo, y es que  no termino de creer que la portada de un disco de una banda rock de Pamplona  haya podido influir sobre una de death metal procedente de Suecia …

Por seguir por plagios descarados, vamos ahora con una tanda de tres. No Cabe duda que las bandas clásicas han sido fuente de inspiración en todos los sentidos, y que los BEATLES tienen el honor de ser uno de los grupos más plagiados en sus diseños. Hay páginas web dedicadas por entero al “estudio” de las ortadas que se han basado en la mítica  de “Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band”, aunque la que aqui pongo tampoco es menos.  Iba a poner como clon, esa de DISMEMBER con las cabezas cortadas pero no me parece de buen gusto, de manera que me he decidido por la de “OU812” con VAN HALEN aspirando a igualar a los de Liverpool.

BEATLES vs. VAN HALEN

Y si un grupo “sano” como VAN HALEN (excepción  hecha del amigo Michael Anthony) se acercaban a los BEATLES, es natural que MOTLEY CRÜE,  maestros de todos los vicios, se inclinasen por los ROLLING STONES. Sexo, droga y rock and roll se podían encontrar en grandes cantidades en estos dos trabajos ( no hace falta decir quien copió de quien, supongo).

Dentro de las ‘clonaciones’ casuales, he encontrado una que en principio no guardan demasiado parecido. Los colores son totalmente diferentes y desde luego, el estilo de  ambas bandas poco tiene que ver. Sin embargo, el eje central es idéntico. Ignoro si hay alguna referencia al rollo gay en la de WHISHBONE ASH, aunque la de ACCEPT es bastantante evidente.

Al igual que en estas que acabamos de ver los estilos de los grupos son completamente diferentes, pero el parecido en las ilustraciones es cada vez más evidente. Los HEROES DEL SILENCIO, cuando aun no eran demasiado héroes demostraban su amor a los paisajes naturales posando entre montañas como antes hicieran ECHO & THE BUNYMEN, y que decir de los metalcore CROWBAR, a las puertas de una construcción que debió diseñar el mismo arquitecto que proyectó la que ilustra la portada del “Sin after sin” de JUDAS PRIEST:

… y ya en el final de este guiño a las casualidades lo dejaremos (por ahora) con tres de las más descaradas, donde los estilos musicales se cruzan entre si, mezclando el punk con el hard rock, el classic rock con el rock and roll más crudo y el progresivo con el sleazy.

Los neoyorquinos TE RODS, homenajeaban a sus célebres paisanos THE RAMONES en su álbum homónimo de 1981. La mítica cubierta d elos padres del punk rock tiene en su sencillez la mayor de las virtudes y reconozcámoslo, es una de las imágenes de un grupo de rock que mejor resume el contenido del disco que ilustra. Zapatillas, vaqueros rotos y cazadoras de cuero que para THE RODS no funcionaron tan bien como para Johnny Ramone y sus muchachos.

NASHVILLE PUSSY son una de las bandas más excitantes para ver en directo y más si lo haces en una concentración motera como me sucedió a mi, muy al contrario que NAZARETH, mucho más medidos (aunque igualmente buenos). El caso es que la banda americana se descolgaba en 2002 con este guiño al debut de los escoceses publicado treinta años antes. El caso es que las dos funcionan igual de bien en ambos casos!. 

Y para el final, lo que un dia fue GUNS AND ROSES con aquel extraño álbum llamado ‘Lies’ que copiaba sin el menor problema una de las piedras angulares del rock clásico, el “Tick as a brick” de JETHRO TULL, aunque hay que decir que estos se lo trabajaron mucho más, haciendo aquella portada desplegabley en formato de periódico real. Claro está, eran los tiempos del vinilo y las carpetas grandes que mirabas durante horas buscando detalles en cada rincón…

ON STAGE

“Fue el día en el que murió la nueva ola y el rock and roll se alzó con el triunfo: 29 de Mayo de 1983, el segundo de los tres días que duró el US Festival”. Vince Neil, MOTLEY CRÜE.

El pasado mes de Septiembre se publicó la edición remasterizada con temas extra de “Screaming for Vengeance”, celebrando las tres décadas de vida de esa pieza clave en la historia del heavy metal. JUDAS PRIEST están abusando un poco de este asunto, en mi humilde opinión. Hicieron lo mismo con “British Steel” y sospecho que repetirán la jugada para “Defenders of the faith” y quizá “Turbo”, pero bueno, si vivir de rentas significa sacar a la luz material como el que venden esta vez, bienvenido sea. El álbum viene acompañado de un dvd que contiene el concierto completo que JUDAS PRIEST ofrecieron dentro del macro festival USFESTIVAL en San Bernardino, California en Abril de 1983, dentro de la gira de promoción del disco. Quizá recuerdes que antes los grupos hacían giras para promocionar discos que se vendían por millones, al contrario de lo que sucede ahora, que se graban los discos para justificar las giras.

Como en este blog ya reseñamos “Screamin for Vengeance” en su momento, lo que vamos a revisar ahora es el concierto que han publicado junto al álbum, pero no solo el de JUDAS PRIEST, sino el festival al completo. Un evento de dimensiones estratosféricas, que sirvió entre otras cosas para poner en evidencia que había tanto o más público para el heavy metal como para cualquier otro estilo de música. ´No se si eso fue bueno o malo al final, pero era evidente que de marginal, nada. En fin, un festival del que todos hemos oído hablar, pero del que poco se sabe en realidad. Pongamos un grano de arena para evitar que esto siga ocurriendo y disfrutemos de un gran Heavy Metal Sunday! .Fue un caluroso día de 1983….

El US Festival fue un evento que surgió de la mente de un hombre llamado Steve Wozniak. ¿Y quién es este señor? Pues el que junto al fallecido Steve Jobbs y a Ronald Wayne, dio vida a APPLE COMPUTERS en los lejanos años setenta. A día de hoy, Wozniak vive retirado disfrutando de las inmensas ganancias obtenidas en un rancho con su familia, pero en los ochenta estaba en plena actividad, y con los pies puestos en mil charcos. Uno de sus empeños era dar a conocer los avances tecnológicos de su empresa entre la gente de la calle, que solo conocía las computadoras por las películas de ciencia ficción, y para ello no tuvo mejor idea que dar vida a un festival que barriese Woodstock del imaginario colectivo. Si los hippies y su flower power de pacotilla habían congregado a cuatrocientas mil personas, y el Summer Jam del 76 había alcanzado las 600.000, él haría uno capaz de llegar al millón.

No nos engañemos pensando que esto era el capricho de un millonario excéntrico. En realidad todo formaba parte de una campaña publicitaria para dar a conocer los avances tecnológicos sobre los que Wozniak y Jobbs (Ronald Wayne vendió su participación en la empresa onbce días después de fundarla!) habían estado trabajando. Lo hicieron en unas enormes tiendas dentro de una especie de Festival de Tecnología que mostraban un espectacular despliegue de los, software y dispositivos que combinaban música e informática. No le faltaban luces al muchacho….

Centrándonos en lo que a nosotros nos toca más de cerca, decir que su proyecto tuvo dos ediciones, que si bien no tuvieron un alcance mediático (al menos en Europa) como el de otros festivales de la talla de Reading o Dortmund, a nivel artístico igualaron (cuando no superaron de largo) a los que acabamos de citar y a todo lo que queramos poner por delante.

En los tres días de la primera edición, celebrada en Septiembre de 1982, sus escenarios acogieron entre otros a POLICE, RAMONES, TOM PETTY, B’52, THE KINKS o GRATEFUL DEAD a lo largo de tres días en los que se mezclaban estilos y grupos sin un excesivo criterio.

Nosotros vamos a fijarnos en la siguiente edición, la de 1983, que se alargó durante cuatro días, cada uno de los cuales estaba dedicado a un género musical concreto con nombres de la talla de PRETENDERS, THE CLASH, U2 o DAVID BOWIE llenando los carteles. El  domingo 29 de Mayo, fue el día dedicado por entero al rock duro durante el cual, y bajo el nombre de ‘Heavy Metal Sunday’ se reunieron nada menos que QUIET RIOT, MOTLEY CRUE, OZZY OSBOURNE, JUDAS PRIEST, TRIUMPH, SCORPIONS Y VAN HALEN.

Que el vientos soplaba a favor de ‘nuestra música’ no ofrece demasiadas dudas, pero llama la atención lo escaso de la información que la red de redes nos facilita… parece evidente que lo de desplazar Woodstock del corazón de los rockeros, fue algo que no se consiguió y que el tiempo se ha encargado de borrar el recuerdo de aquel día.

[QUIET RIOT, 20.05.83 12:10P.M.]

FORMACION:

Kevin Du Brown: Voz, Rudy Sarzo: Bajista, Carlos Cavazo: Guitarra, Frankie Banalli: Batería

REPERTORIO:

Danger Zone, Run for cover, Love’s a Bitch, Cun on feel the Noize, Slick Black Cadillac, Let’s get Crazy, Battle Axe, Metal Health (Bang Your head).

Las doce del medio día a 42 grados centígrados es el peor momento que se me ocurre para ver un concierto, pero ese fue el momento de la primera andanada. El Glen Helen Regional Park, situado en San Bernardino, California vio como QUIET RIOT inauguraban la fiesta.

El grupo estaba promocionando su tercer álbum ‘Metal Health’, que supuso un giro radical en su hasta entonces mediocre carrera. Sus dos discos anteriores, ni siquiera habían sido editados en su país natal, a pesar de que entonces aun tenían a Randy Roahds como guitarrista. Sin embargo con este trabajo se convirtieron de la noche a la mañana en el primer grupo de heavy metal que alcanzaba el primer puesto de las listas Billboard en Estados Unidos y su versión de ‘Cum on feel the noize” se convertía en un clásico del género. No obstante, hasta llegar a ese punto tuvieron que recorrer un camino que pasaba por abrir para VANDENBERG en su tour por los Estados Unidos, que estaba centrado en clubs como el Roxy o el Wiskey a Go-Go. El siguiente paso sería abandonar los clubs para centrarse en escenarios de mayor capacidad, y quien mejor que una banda como SCORPIONS para apoyar. Así fue. Los alemanes estaban girando por Estados Unidos contratados por la agencia Feyline, propiedad de Barry Fey, y uno de los gerentes llamado Chuck Morris ( Morris, no Norris) supo ver en QUIET RIOT a una banda capaz de llenar arenas, así que el show que SCORPIONS celebraría en San Bernardino, también incluiría a DuBrown, Sarzo y compañía.

Cómo el mismo Kevin Dubrown recuerda, la suerte por fin había llamado a su puerta:

“El álbum salió en Marzo y en Abril ya estábamos abriendo para SCORPIONS. Cuando llegó el US Festival ellos estaban incluidos, así que a nosotros también nos metieron en esa fecha. A partir de ese concierto, el disco empezó a escalar puestos en las listas, algo que llevábamos esperando desde 1975!!”

Cuarenta minutos de oro en los que Kevin DuBrow, Frankie Banali, Carlos Cavazo, y Rudy Sarzo (la formación clásica) repasaron sobre todo su disco más reciente que incluía la citada versión del clásico de SLADE ‘Cum on feel the noize’ además de grandes momentos como ‘Bang your head’ o ‘Slick Black Cadillac’ y en el que emplearon todos los truquillos de escena que les hicieron famosos. Ahí tenemos a Rudy Sarzo aporreando el bajo de la misma manera que lo haría junto a OZZY o WHITESNAKE años después, a Kevin DuBrown llevando a hombros a Carlos Cavazo, el pie de micho a rayas del citado Kevin… en fin, una mezcla de fuerza y banalidad muy apropiada para la época que, sin embargo no ha soportado demasiado bien el paso del tiempo…

[MOTLEY CRÜE, 20.05.83 13:20 P.M.]

FORMACION:

Vince Neil: Voz, Nikki Sixx: Bajo, Tommy Lee: Batería, Mick Mars: Guitarra

REPERTORIO:

Take me to the top , Looks that kill ,Bastard ,Shout at the devil , Merry go round , Knock’em dead kid , Piece of your action , Live wire , Helter skelter

Cuatro maleantes procedentes de L.A. ocupaban su espacio a la 1:20 de la tarde. MOTLEY CRUE lo serían todo para el heavy metal americano durante el resto de la década de la misma manera que KISS lo fueron en los 70. Sin embargo, en 1983, aun buscaban su espacio. El propio Vince Neil, cantante del grupo, ha dejado escritos sus recuerdos sobre aquel día en “Los trapos sucios”, el libro autobiográfico de la banda:

“Solo habíamos publicado un disco que acababa de rozar las listas de ventas llegando al número 157. La mayoría de aquellos chavales probablemente nonos conocían de nada. Llavaban todo el día al sol y lomás seguro es que nos odiaran porque estaban impacientes por ver a OZZY y a VAN HALEN.”

Bien es cierto que su puesta en escena y su actitud (muy por encima de su música) estaban en boca de todos. Ellos eran los tipos malos del negocio, los que vivían en el filo y los que milagrosamente siguen vivos ( o casi) pero al igual que para QUIET RIOT, el US Festival fue una prueba de fuego que utilizaron para chequear la respuesta del público ante sus nuevos temas. De nuevo Vince neil:

“A partir del momento que tocamos “Shout at the Devil”, supe que lo habíamos conseguido. Ya no tenía de que preocuparme. Aquella gente no había oído la canción en su vida, apenas acabábamos de empezar a grabar el disco. Pero hacia el final ya la estaban coreando, alzando los puños hacia el cielo”

Efectivamente, Neil y sus compinches repasaron ‘Too fast for love’ , su a´bu de debut, del que no faltaron lo que hoy son clásicos como ‘Live Wire‘ o ‘Take me to the top’, pero lo cierto es que el 75% del repertorio estuvo dedicado a ‘Shout at the devil’: ‘Bastard’, ‘Looks that kill’, ‘Helter skelter’ con la que cerraron o la propia ‘Shout at the devil’ entre otras. Una apuesta muy inteligente ya que lo cierto es que igual les daba interpretar canciones de un disco que nadie conocía u otro que aun no existía, y tocando estas últimas, al menos pudieron ver como respondían los 300.000 rockeros presentes.

El evento supuso también una muestra de cómo se iban a desarrollar sus vidas de rock stars a partir de entonces y durante una larga temporada, si atendemos al detalle de que su casa discográfica puso un helicóptero a disposición de la banda para el desplazamiento a San Bernardino. Con ser lo que son y llegar donde han llegado, a día de hoy no han vuelto a tocar para tanta gente en un solo show, de manera que creo no mentir cuando hablo de aquel momento como de algo trascendental.

De su actuación, que comienza con un preocupante ruego de la organización para que todo el mundo se echara hacia atrás, (me imagino el viacrucis de quienes estaban en las primeras filas) cabe destacar la soltura que demostraban sobre el escenario, algo digno de tener en cuenta ya que no dejaban de ser unos niñatos al lado de cualquiera de las otras bandas, a los que encima no les sobraba técnica precisamente, y menos a su cantante que a nadie, pero bueno, tenían la juventud y la energía y sobre todo un brillante compositor como era Nikki Sixx, el verdadero líder insustituible de la banda. Un gran show como prueba el hecho de que aquel mastodóntico escenario, en el que tocaban a plena luz del día, no se les quede ni mucho menos grande.

[OZZY OSBOURNE 20.05.83 13:50]

FORMACION:
Ozzy Osbourne: Voz, Jake E. Lee: Guitarra, Tommy Aldridge: Batería, Bob Daisley: Bajista, Don Airey: Teclista

R E P E R T O R I O

Over the mountain , Mr. Crowley, Crazy train , Suicide solution , Flying high again , Paranoid , Bark at the moon , You’re no different , Spiders , Waiting for darkness

Era la hora para uno de los iconos del hard rock, Mr. Ozzy Osbourne , quien en aquellos días tenía su banda en un proceso de cambio que alcanzaba a todo el mundo . Cambio de sello, cambio en su  orientación musical y cambios en el grupo, entre los que resaltaba naturalmente el del guitarrista, ya que precisamente este show supuso el debut para Jake E.Lee, el hombre que tuvo la difícil tarea de sustituir al fallecido Randy Rhoads, si pasamos de largo la etapa de Brad Gillis. La sección rítmica era nueva también respecto a su anterior álbum de estudio y ahora Bob Daisley sustituía a Rudy Sarzo en el bajo, quien por cierto, había estado presente en aquel escenario momentos antes con sus QUIET RIOT .

Queda claro que al margen de Jake, no estamos hablando precisamente de unos debutantes, si no de una banda totalmente profesional que se come el escenario a plena luz del día en una actuación muy superior a la del Dortmund Fest que celebraron a finales de ese mismo año. Ozzy, tras saludar desde la megapantalla de video situada sobre el escenario, sale a escena con un traje de indio (penacho incluido) digno de la mismísima María Jiménez que le dura sólo unos segundos antes de atacar con ‘Over the Mountain’ a modo de saludo. Es Don Airey , por entonces teclista en el grupo, quien hace la intro de ‘Mr.Crowley’, el siguiente tema, que da pie ya a continuar el show con canciones de la talla de ‘Crazy Train’ o ‘Flying high again’. Canciones que son ya históricas pero que entonces formaban parte de un pasado a olvidar, o mejor dicho menos a superar, lo mismo que el de BLACK SABBATH del cual solamente hacen ‘Paranoid’.

Estaba claro que había que mirar hacia delante y sobrevivir a cualquier precio, y como prueba está el hecho de que la mitad final del show está dedicado integramente a canciones del nuevo álbum ‘Bark at the moon’, al que aun le faltaban varios meses para salir a la venta.

Sobre el show en sí, destacar al nuevo guitarra Jake E. Lee, que no dejaba de ser un novato, pero cuya ambición era más que visible. Desde elmomento que pisa aquel escenario literalmente se come al resto de músicos, tanto a nivel técnico (con el permiso de Aldridge y teniendo en cuenta lo limitado del papel de Don Airey en esta banda) como de presencia en escena. Por otro lado tenemos a Ozzy, que como de costumbre parece ido y está más preocupado en lanzar besitos al público que otra cosa, y por último a Bob Daisley, quien permanece estático durante todo el show. Por el contrario, Jake E. Lee, tenía aun que demostrar que las botas que se estaba calzando (que eran las de Randy Rhoads, no lo olvidemos) no le venían grandes.

No me cansaré de repetir que me parece una verdadera lástima que la carrera de este hombre no llegase hasta donde realmente merecía, ya que su progreso al lado de Ozzy y luego con BADLANDS fue digno de un reconocimiento infinitamente mayor del que tuvo.

[JUDAS PRIEST 20.05.83 16:30 P.M.]

FORMACION:

Rob Halford: Voz, K.K. Downing: Guitarra, Glenn Tipton: Guitarra, Ian Hill: Bajista, Dave Holland: Batería

REPERTORIO:

Hellion / Electric eye , Riding on the wind , Headin out to the highway , Metal gods , Breaking the law , Diamonds and rust , Victims of changes , Living after midnight , The green Manalishi , Screaming for Vengeance , You’ve got another thing comin’ , Hell bent for leather

 

 

A pesar de que hubiese dado cualquier cosa por haber estado allí, no puedo hacerme una idea de lo que debe ser una sobremesa de un domingo de Mayo bajo el abrasador sol de California viendo a JUDAS PRIEST sobre un escenario presentando nada menos que un disco como ‘Screaming for Vengeance’.

La gira promocional por Europa había arrasado todo a su paso, pero el éxito de la banda en Estados Unidos gracias al apoyo de los medios y de la compañía discográfica estaba alcanzando cotas nunca vistas anteriormente, de manera que tras terminar la gira británica, en Enero del 82, graban el nuevo álbum en Ibiza e inician un gigantesco tour por Estados Unidos y Canadá que se prolonga por espacio de casi dos años.

Como suele suceder en estos casos, consiguieron el rechazo del sector más talibán del público inglés, (algo que ya les había ocurrido a multitud de grupos como DEF LEPPARD por ejemplo, pero por otra parte, lograron romper moldes en el mercado americano, que era lo que realmente buscaron siempre (como todos los grupos de rock de la historia). Bien, pues a ese macro-tour pertenece la fecha que nos ocupa, y como para el resto de las bandas que en ella participaron, para JUDAS PRIEST también fue un auténtico shock. El propio Rob Halford lo recuerda como algo fuera de lo común:

“Sabíamos que iba a ser el día más grande del festival, simplemente porque los fans del rock duro se identifican plenamente con este tipo de eventos al aire libre. Volamos desde el hotel en helicóptero durante un trayecto de unas diez millas y de repente vimos hectáreas de terreno ocupadas por coches aparcados, como un verdadero océano de metal. Cuando todavía no habíamos asimilado aquello, cruzamos una colina y de repente vimos el irrepetible espectáculo que forman trescientas mil personas juntas…”.

JUDAS PRIEST tocaron a lo largo de setenta minutos, un margen de tiempo muy escaso para resumir tantos y tan  buenos momentos como ya tenían registrados entonces, por lo que tuvieron que recortar en gran medida su repertorio.  Resulta curioso ver que respetaron sus temas más clásicos en detrimento de las nuevas (que ya no lo eran tanto…) de las que solo incluyen cuatro. El repertorio está construido con canciones que representan a casi cada una de sus obras (unas más y otras menos) lo cual no deja de tener su mérito habida cuenta del poco tiempo con el que contaron.

hasta entonces intachable, y que seguiría en ascenso en los Estados Unidos durante otro buen montón de años, llegando a momentos delirantes de los que pocas bandas pueden ‘presumir’ como la filmación de ‘Heavy metal Paking lot’ en 1986, una película amateur que consistía en entrevistas a fans en el aparcamiento de un recinto donde se celebraba un concierto de JUDAS PRIEST.

[TRIUMPH 20.05.83 18:10]

FORMACION:

Rik Emmett: Guitarra y voz Gil Moore: Bajista Mike Levine: Batería y voz

REPERTORIO:

Allied forces ,    Lay it all on the line ,    Never Surrender ,    Magic Power ,    A world of fantasy ,    Rock and roll Machine ,    When the Lights go down ,    Fight the good fight,    Follow your heart.

Resulta difícil de creer para un fan europeo que un grupo como TRIUMPH pueda gozar de mejor posición en un festival de la que tuvieron JUDAS PRIEST u OZZY OSBOURNE. No quiero insinuar que les falten méritos ni muchísimo menos, de eso están sobrados, pero con el corazón en la mano, la popularidad del trío canadiense a ojos de cualquiera de nosotros es infinitamente inferior a la de cualquiera de los antes citados. Aun es más, creo que no miento si digo que, al menos en España son prácticamente desconocidos al lado de cualquiera de las otras bandas que participaron en el festival, QUIET RIOT incluidos.

No sé si en otros países como Argentina o Chile ocurre lo mismo, pero aquí es así.

En cualquier caso, lo que está claro es que no ocurría lo mismo en Estados Unidos. Allí Rik Emmett, Gil Moore y Mike Levine , guitarra-cantante, batería-cantante y bajo respectivamente, gozaban de una enorme popularidad. De hecho sus dos últimos álbumes habían escalado las charts hasta lo más alto. Con ‘Alied forces’ primero y el no menos importante ‘Never Surrender‘ habían pasado del millón de copias vendidas ( en cada uno de los casos) lo que quizá hace más entendible la ventajosa posición de la que gozaron.

El repertorio está construido en base a canciones de varios momentos de su trayectoria. No olvidemos que TRIUMPH llevaban en activo desde 1976, lo que les daba mucho juego en ese sentido, sin embargo entre todos los álbumes, es ‘Alied forces’ publicado en 1981, el más visitado.

La ejecución de los temas es impecable y un punto a favor del grupo estriba en que el sentimiento que hacen brotar de sus canciones encaja como un guante con el espíritu del festival. Digamos que el ambiente, el clima y la ilusión que se veían en aquel encuentro van más en la línea del sonido de TRIUMPH que en le de JUDAS PRIEST o MOTLEY CRUE, por ejemplo. Como sin duda sabes ya, TRIUMPH tenían un sonido 100% hard rock pero muy asequible al oído, con mucha melodía… algo así como Y&T o SAMMY HAGGAR pero más elaborado, y francamente eso me encaja más con el ambiente californiano que una banda de Birmingham cargada de cuero y tachuelas.

En cuanto a su puesta en escena, hemos de reconocer que el hecho de ser un trío, con el añadido de que en varios temas canta el batería, Gill Moore, tiene ciertas servidumbres. Choca bastante ver a tres músicos (dos en realidad) en un escenario tan grande. El impacto visual se pierde en el espacio (nunca mejor dicho) y le resta mucha intensidad a una actuación que por otra parte es impecable. El único pero que yo pondría, es que Rik Emmett me ha parecido un guitarra de enorme talento y un muy buen cantante, que sin embargo no aprovecha sus dotes al 100% luciéndose con interminables solos de guitarra más propios quizá de otras épocas, yun punto bastante infantiloide, algo que en un festival así, con el tiempo tan limitado, toda banda debe olvidar y sustituir por la mayor cantidad de canciones posibles.

Solo me resta comentar que sin duda esta es la banda que más rentabilizó su actuación, y que al igual que JUDAS PRIEST han hecho el pasado septiembre de 2012, editaron un dvd y cd en 2.003 que sirvió como excusa para una gira de reunión en la que el citado Rik Emmet, guitarra y voz, no participó.

[SCORPIONS 20.05.83 19:05]

FORMACION:

Klaus Meine: Voz, Rudolf Schenker: Guitarra, Mathias Jabs: Guitarra, Fran Bucholf: Bajista, Herman Rarebell: Batería

REPERTORIO:

Blackout , Lovinng you Sunday morning , Make it real , We’ll burn the sky , Coast to coast , Holiday , No one like you , Can’t live without you , Coming home , Dynamite , The zoo , Another piece of meat , Can’t get enough.

 

 

En la recta final del Heavy Metal Sunday el escenario fue ocupado durante una hora y cuarto por la banda de hard rock más grande de cuantas hayan surgido en la historia de Alemania. SCORPIONS se encontraban en un momento inmejorable. Su popularidad había crecido lo que nadie podía imaginar y “Blackout” el álbum que estaban promocionando, era la mezcla perfecta entre la banda llena de personalidad que habían sido en el pasado que aun conservaba la contundencia de obras como ‘Animal Magnetism’ o ‘Lovedrive’, y aquella en que se convertiría apenas meses después, capaz de escribir riffs que se grababan a fuego en la memoria con escucharlos una vez, como ocurría con “Rock you like a Hurricane” o “Big city nights”

El público americano estaba hambriento del rock de SCORPIONS. Era tal la demanda del público para ver al grupo en directo, que cuando les surgió la oportunidad de participar (casi cerrando) este macrofestival tuvieron que sumar un montón de fechas más en varios puntos del país en una gira que parecía no tener fin. Tanto era así, que el disco que promocionaban había sido editado en Marzo del año anterior, y el siguiente, “Love at first sting”, no vería la luz hasta Marzo de 1984, exactamente dos años durante los que Klaus Meine , Mathias Jabs, Herman Rarebell, Franzis Buchold y Rudolph Schenker , trabajaron sin descanso.

SCORPIONS fueron los primeros que pudieron contar con la oscuridad como aliada, de manera que, a l contrario del resto de bandas, pudieron aprovecharse de los recursos que la pirotecnia y las luces ofrecían. Sin embargo, lo que realmente llenaba el escenario era, como no, la banda en si misma.

Nadie ha igualado las poses de SCORPIONS milimétricamente estudiadas, ensayadas y ejecutadas, hasta el punto de aburrir a quienes les veían dos o tres veces en un año. El trío de guitarras-cantante avanzando paso a paso, los castillos humanos o los giros de guitarra de Rudolf Schenker eran algo que sabías que te ibas a encontrar, del mismo modo que sabías que en los shows de AC/DC verías cañones y una campana colgando o que la réplica de un bombardero coronaba los escenarios de MOTÖRHEAD en aquellos tiempos. La diferencia entre SCORPIONS y el resto estaba en que ellos eran guardianes de la vieja escuela y prescindían de artilugios mecánicos o efectos ajenos a ellos mismos, claro que, con un repertorio como el que ofrecieron aquella noche, uno bien puede olvidarse de atrezzos y zarandajas.

La práctica totalidad del set, estuvo centrado en los discos grabados con Mathias Jabs a la guitarra. Olvidada la etaba de Uli Jon Roth y descartado Michael Schenker demanera definitiva, Jabs había anclado posiciones en la jerarquía del grupo y a pesar de ser el más novato de todos ellos, había ganado una presencia (tanto física como creativa) que compesaba lo reciente de su aportación al grupo. De esta manera, ‘Lovedrive’, ‘Animal Magnetism’ y ‘Black out’ fueron los que se llevaron el gato al agua, lo que no deja de ser bastante significativo. En fin, a tenor de los comentarios que circulan por la red, los alemanes fueron los grandes triunfadores del festival y merecieron cerrarlo.

[VAN HALEN 20.05.83 22:00 P.M.]

Dave Lee Roth: Cantante Michael Anthony: Bajista Eddie Van Halen: Guitarra Alex Van Halen: Batería

REPERTORIO:

Romeo delight, Unchained (drum solo), Thee full bug, Running with the devil , Jamie’s crying , So this is love, Little guitars, Bass solo / Dancing in the street , Somebody get me a doctor, Girl gone mad , I’m so glad, Dance the night away, Cathedral , Secrets Drum solo, Everybody wants some Ice cream man, Pretty woman, Guitar solo, Ain’t talking bout love, Bottoms up, You really got me, Happy trails

Con la noche llenando el cielo de California, había llegado el momento de cerrar el festival, y naturalmente, había que hacerlo a lo grande. Un acontecimiento de la magnitud que este tenía, por fuerza necesitaba terminar de una manera tan espectacular, que no fuese posible olvidar en mucho tiempo. Para ello, nadie mejor que VAN HALEN, quizá la banda más emblemática del rock duro americano en aquel momento, o cuando menos, una garantía de técnica y espectáculo a partes iguales: justo lo que se supone que era el espíritu del festival.

Como en el caso de la mayoría de las bandas participantes, el show de USFEST trajo a los VAN HALEN más excesivos en todos los sentidos. Solo hay que tener en cuenta el millón y medio de dólares que cobraron por la actuación para hacerse una idea del nivel al que habían llegado en sus egos y su banalidad. No digo que no merecieran esa cantidad o el doble si queréis, pero el hecho de que cobrasen millón y medio por la sencilla razón de que David Bowie cobraba un millón es significativo. Eso por no hablar de los continuos e infantiles ataques de David Lee Roth hacia Mick Jones y Joe Strumer de THE CLASH, que habían tocado el día anterior, tanto en la rueda de prensa como sobre el escenario. En todo caso al menos consiguieron la pasta y aparecieron en el libro Guiness de los records, como la banda mejor pagada de la historia por un solo show, porque efectivamente, Roth y sus compañeros, hicieron el concierto sin estar en medio de ninguna gira ni nadad parecido. De hecho estaban en el estudio preparando su millonario “1984”, y tuvieron que interrumpir la grabación para preparar aquel evento aislado como si se tratase de una gira: diseñar el vestuario, el atrezzo, el backline en escena y todo lo que esto conlleva… en fin, supongo que un millón y medio de dólares bien merece un madrugón.

Sea como fuere, lo cierto es que si hablamos de excesos, donde realmente los hubo fue sobre el escenario. El grupo, sus canciones, su puesta en escena, su técnica… todo ello daba sentido a la expresión esa de ‘más grande que la vida’ o ‘larger tan life’, que tanto usan en aquel país. VAN HALEN era trasladar los bulevares de Hollywood y los casinos de Las Vegas al mismo escenario y pasear por sus calles con una banda sonora técnica y creativamente perfecta. El set que desarrollaron a lo largo de su actuación, recorre año a año toda su carrera pre-‘1984’ (no podría ser de otra forma) de una forma muy original ya que solamente en una ocasión hacen dos canciones seguidas de un mismo disco, es decir saltan de ‘Woman and children first’ a ‘Fair Warning‘ para luego visitar ‘Van Halen’ o ‘Van Halen II’ pero así con todo, se las arreglan para dar prioridad a su, entonces, obra más reciente, ‘Diver down’.

Aparte hay un solo de cada músico, e incluso por si alguien se quedaba con gana, nada menos que dos! de batería. Todo esto en un escenario gigantesco como lo era la banda en aquellos días. Todo el suelo está cubierto por franjas de colores blanco y rojo, emulando el diseño de la guitarra de Eddie, y os aseguro que son unos cuantos metros cuadrados!! David Lee Roth va quitándose progresivamente su atuendo, despojándose de un enorme guardapolvos de lentejuelas (para no olvidar) y demás fulares y colgantes y a Alex casi ni se le ve detrás de aquel megakit de batería… es decir, todo aquello que veíamos en las revistas y que sólo podíamos imaginar. ‘Ain’t talking bout love’, ‘Booton’s up’ o ‘You really got me’ son las canciones que cierran el evento amen de un solo de guitarra. El atuendo de David Lee Roth en la segunda parte de la larga actuación consiste en una especie de tres cuartos de flecos en plan serpentina que merece la pena reseñar. En fin, si quieres acercarte al lado americano del rock duro en los ochenta, aquí tienes desde luego uno de los más representativos standard de aquella historia.

Miguel. Asturias

CRONOLOGIA


.::MOTLEY CRÜE: “Shout at the devil”::.

CRONOLOGIA-MOTLEYCRUE-SHOUTATTHEDEVIL-00

   – In the Beginning    – Shout at the Devil   – Looks That Kill   – Bastard   – God Bless the Children of the Beast   – Helter Skelter   – Red Hot   – Too Young to Fall in Love   – Knock ‘Em Dead, Kid   – Ten Seconds to Love   – Danger

Vince Neil – Voz, Tommy Lee – Batería  Nikki Sixx– Bajo y teclados   Mick Mars – Guitarra    

Publicado el 26 de septiembre de 1983.

Grabado en Cherokee Studios, Hollywood, California

Tom Werman: Producción

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

Si hay un grupo que resume la esencia más pura del hard rock americano de los ochenta es MOTLEY CRUE. ¿Había grupos mejores? Definitivamente sí, a miles. ¿Fue su éxito entonces fruto del escándalo? Sin duda ayudó, pero WASP o TWISTED SISTER eran igualmente provocadores y sin embargo no alcanzaron las cotas de éxito donde se situaron  Nikki Sixx y sus compañeros… ¿que fue entonces lo que les puso el mundo a sus pies?. En mi modesta opinión, fue el hecho de saber trasmitir la arrogancia y la fe en sí mismos que tenían. Convirtieron la sencillez en virtud, y a partir de canciones extremadamente simples, desarrollaron el vehículo para su mensaje, un mensaje basado en la banalidad, la diversión y el exceso. Naturalmente el hecho de que este álbum fuese editado en el 83, ayudó mucho. La ciudad de Los Angeles, y Estados Unidos en general estaban inmersos en una época ultraliberal, merced a la política de su entonces presidente Ronald Reagan, quien había conseguido después de muchos años, volver a hacer del “sueño americano” su leif motiv. Había trabajo, mucho dinero y a pesar de las restricciones morales y religiosas en lo social, el sentimiento de “todo vale” había vuelto con fuerza. En ese caldo de cultivo, la juventud de L.A. volvía a tener héroes, unos héroes sin ataduras, con aspecto decadente y agresivo y que eran el espejo donde todos querían mirarse.

CRONOLOGIA-MOTLEYCRUE-SHOUTATTHEDEVIL-04MOTLEY CRUE estuvieron en el sitio adecuado en el momento preciso, es decir en la California delos primeros ochenta. Como ya sabes, apenas un año antes habían debutado en una independiente para, al minuto siguiente, firmar por una multinacional como Elektra que  apostó fuerte (exageradamente fuerte, si se me permite decirlo) por ellos. La banda por su parte, puede que fuesen unos degenerados, pero de tontos no tenían un pelo, y no dudaron en poner todo de su parte para aprovechar aquella oportunidad. Así lo hicieron y para este segundo trabajo,  la evolución del grupo con respecto a su debut era muy notable. Nikki Sixx lo tenía perfectamente claro:

 ” Con ‘Shout at the devil’ ha llegado el momento de pisar a fondo, endurecer el sonido, poner más combustible en la máquina y subir el volumen de los amplis … el primer disco estaba influido por muchos sonidos… bandas como MOTT THE HOPPLE, SLADE y grupos power-pop pero para ‘Shout at the devil’ ha llegado el momento de convertirse en los verdaderos MOTLEY CRÜE’.

El bajista (que firma todos los temas de “Shout at the devil” , excepto la instrumental “God bless the Children of the Beast” de Mick Mars) había desarrollado una técnicaCRONOLOGIA-MOTLEYCRUE-SHOUTATTHEDEVIL-03 basada en una simpleza digna de RAMONES, pero los riffs de sus canciones y sus estribillos quedaban en la memoria del oyente a la primera escucha. “Shout at the devil”, “Bastard”, “Red hot”… Basta con escucharlas una sola vez, para pasarte el día tarareándolas. Lo más curioso es que eso no restaba en absoluto intensidad a su música. No había nada de chicle en sus temas, algo en lo que también ayudó por cierto, la excelente producción de Tom Verman, que en ese sentido deja el anterior trabajo del grupo como una triste maqueta (en realidad poco más era).

Desgranando el disco pieza por pieza, es inevitable hacer referencia a “In the begining” como una intro un tanto confusa, ya que de primeras parecía que nos abría un disco de alguna banda europea cuyos nombres empezaban a sonar un poquito, como BATHORY o MERCIFUL FATE. Quizá la portada original, con el pentagrama en relieve brillante, ayudaba en esa confusión pero bueno,   los primeros ataques de la siguiente canción “Shout at the Devil”, dejaban claro que no iban por ahí los tiros.

En este tema, que salió como single,  conseguían ponerse a la altura de banda de estadio, cuando aún eran unos pobres diablos con todo por demostrar. Sin embargo, insisto, estaban claramente en la dirección correcta y se ratificaban en ello con “Looks that Kill”, auténtico himno air-guitar cuya sencillez (por no decir simpleza) era una de sus mayores virtudes. Con “Bastard” y “God bless the children of the beast” , las dos siguientes canciones, conseguían un efecto sorprendente. La primera era una pieza agresiva, rápida y podría decirse que cercana al punk, mientras que la otra era una instrumental interpretada por Mick Mars tan dulce como siniestra, o que las contraponía y lograba captar tu atención para ya después volarte la cabeza con una increíble versión del clásico de BEATLES “Helter Skelter” que bien habrían podido firmar ellos. Ya en la cara B del disco, Tommy Lee parecía empeñado en demostrar su posibilidades con “Red hot”, cuya fuerza y velocidad, choca con  “Too young to fall in love” ,  un casi-medio-tiempo muy de aquellos días.

CIRCUS MAGAZINE AGOSTO 1984 02

Estamos hablando de una colección de canciones, que hasta ahora no tienen desperdicio, sin embargo el momento más bajo del disco ha llegado  con “Knock`em dead, kid” y “Ten seconds to love” dos canciones que parecen más orientadas a rellenar el disco que a aportar algo nuevo. Afortunadamente, tuvieron la pericia de no cerrar el álbum con este material, si no que lo hacen con “Danger”, mucho más presentable que las anteriores, y aunque no es lo más intenso que pueden ofrecer, sí tiene una calidad más acorde con el resto .

Como comentaba más arriba, la portada original con el pentagrama, fue censurada por sus  vínculos con el satanismo y sustituida por otra, ilustrada con fotos de los cuatro miembros de la banda que casi era peor, porque mostraban una imagen violenta sucia y decadente, y por que no decirlo, perfectamente ajustada a lo que ellos eran en ese momento.  Resulta un poco irónico que pocos recordarán esta época del grupo como la del US Festival, su participación en Donnington o su ascenso a la primera liga y la mayoría, la tenga presente como la época en que giraron con Ozzy, cuando este esnifaba  hormigas y se bebió los meados de Tommy Lee ( ¿o era Nikki Sixx?) y sobre todo, cuando Vince Neil, estrelló el coche en que viajaba con Razzle, el batería de HANOI ROCKS, con el triste resultado que todos recordamos.

CRONOLOGIA-MOTLEYCRUE-SHOUTATTHEDEVIL-06

En cualquier caso, por difícil que sea hacerlo, es mejor intentar olvidarse de ese lado del grupo,  y quedarnos con esta serie de canciones, perfectamente disfrutables en determinados momentos, cuando no te apetece mucho complicarte la existencia.

Miguel. Asturias.

THUMB-SLIDE-SHOW-MOTLEY-DRFEELGOOD

Haz click en el banner para ir al artículo de “Dr. Feelgod” (1989)

 

DOSSIER MOTLEY CRUE “Shout at the devil”

Como es habitual, este artículo viene acompañado de un dosier de prensa que recoge recortes de revistas de la época ( más o menos) en que “South at the devil” salió a la venta. Artículos, entrevistas, reseñas… en fin, un intento de aproximarnos al álbum de recortes que todo fan que se precie de serlo, tiene de sus grupos y discos preferidos.

CRONOLOGIA-MOTLEYCRUE-SHOUTATTHEDEVIL-07Resulta curiosa la importante presencia que el grupo tuvo en las publicaciones de medio mundo, ya que no olvidemos que se tarta de su segudno disco. De alguna forma esto viene a confirmar que Nikki y sus colegas contaron con un apoyo por parte de Elektra,  que para sí hubieran querido KISS en su momento. Si lo merecían o no, es otra cuestión, el hecho es que ahí estaba. Bueno, aparte de eso, queda decir que si quieres el dosier solo tienens que escribir un comentario dando tu opinión sobre este disoc en particular, la banda en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre que esté relacionada con el ‘asunto’ que tratamos.

Contenido del dossier:

-Reseña Show publicada en KERRANG nº 71, durante Junio de 1984. Dos páginas en inglés.

– Poster gira con Ozzy Osbourne publicado en KERRANG nº 62 durante Febrero de 1984 Dos páginas en inglés.

-Entrevista publicada en KERRANG nº 57, durante diciembre de 1983. Cuatro páginas en inglés.

-Reseña disco y mini publirreportaje publicado en METAL ATTACK nº 1 durante Octubre de 1983. Tres páginas en francés.

-Reseña disco publicado en METAL FORCES nº 1 durante 1983. Una páginas en inglés.

-Publicidad Tour Francia 1984. Una página francés.

-Entrevista y reportaje publicado en ENFER MAGAZINE durante Julio de 1984. Cinco páginas en Francés.

-Reseña concierto IRON MAIDEN / MOTLEY CRÜE el 29 de Octubre en París, publicada en ENFER MAGAZINE Nº 19, durante Diciembre de 1984. Una página en francés.

-Reseña disco publicado en ENFER MAGAZINE Nº 7, durante Noviembre de 1983 .Una página en Francés.

-Entrevista y reportaje publicado en METAL ATTACK (Fr) durante Marzo de 1984. Seis páginas en francés.

-Reseña concierto IRON MAIDEN / MOTLEY CRÜE el 29 de Octubre en París, publicada en METAL ATTACK (Fr) nº16 durante Diciembre de 1984. Una página en francés.

-Reportaje nuevos grupos heavy metal publicado en POPULAR1 nº 127, en enero de 1984. Dos páginas en español.

-Especial de POPULAR1 dedicado a la banda, publicado hacia 1988. Quince páginas en español.

-Reportaje y entrevista publicado en CIRCUS MAGAZINE durante Agosto de 1984. Cinco páginas en inglés.

CRONOLOGIA

..::SKID ROW: ‘Skid Row’::..

– Big Guns *** – Sweet Little Sister ** – Can’t Stand the Heartache * – Piece of Me * – 18 and Life ** – Rattlesnake Shake ** – Youth Gone Wild ** – Here I Am ** – Makin’ a Mess** – I Remember You** – Midnight/Tornado*

* Bolan **Bolan/Snake ***Bolan, Snake, Hill, Affuso +Fallon/Snake

Rachel Bolan – Bajo Scott Hill – Guitarra Rob Affuso – Batería Sebastian Bach – Voz Dave ‘The Snkake’ Sabo – Guitarra

Grabado a finales del año 1988 en los Royal Recorders Studios, Wisconsin.

Publicado el 24 de Enero de 1989

Producido por: Michael Wagener

Ingeniero: David Kent

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

Hace algún tiempo hablábamos sobre tres super – grupos que debutaron discográficamente en 1989:  MR.BIG, BADLANDS y BLUE MURDER.

Aquellas tres bandas tenían varias cosas en común: contaban en sus filas con músicos veteranos de muy alto nivel, grabaron sendos discos de debut verdaderamente impresionantes, y corrieron una suerte parecida al ser barridos del mapa cuando el grunge apareció en escena. Sin embargo, al mismo tiempo que estas bandas se daban a conocer, hubo otras formadas por gente joven, sin apenas experiencia, pero con una capacidad a prueba de bomba y una insaciable gana de comerse el mundo. No sé si fue esa la razón, pero lo cierto es que tenían los mismos factores en contra que las tres citadas en primer lugar, y sin embargo mantuvieron el tipo y salieron adelante. Bien es cierto que la mayoría de ellas habían publicado sus respectivos debuts un año antes: GUNS AND ROSES, L.A.GUNS o FASTER PUSSYCAT, pero la que vamos a reseñar ahora no: SKID ROW se pusieron en marcha en 1989 y tuvieron la sartén por el mango durante mucho tiempo después de que Billy Seehan, Jack e Lee y John Sykes hubiesen tirado la toalla.

Y es que esta era la banda que lo tenía todo. Tenía en sus filas a dos verdaderos talentos escribiendo canciones. Rachel Bolan, el bajista y Dave’The Snake’ Sabo, el guitarra solista , eran dos músicos que llevaban juntos durante un montón de tiempo antes de este debut, y que dieron vida a un disco de debut que fue una auténtica colección de hit singles (se alzó con el numero uno del Top Billboard 200). Canciones pegadizas con estribillos que se instalaban en la cabeza con una primera escucha, pero que a la vez tenían muchísima agresividad. Nada de coros chicle ni cosa parecida, si no hard rock muy intenso con una pegada que les ponía a caballo entre los últimos MOTLEY CRÜE de la década y los mismísimos GUNS AND ROSES.

A SKID ROW tampoco les faltaba técnica a la hora de tocar. Sin ser unos virtuosos pajea – mástiles, sí entraban en la categoría de banda compacta y sobresaliente, con uno de los mejores frontmen del género, que tenía una voz cargadísima de matices y con una gran variedad de registros, que encima sabía utilizar.. Como prueba de ello están el montón de años que fue primera figura en los teatros de Brodway en distintos musicales a seis noches por semana, (cuando no son siete).

Más puntos a favor del grupo se los daba la imagen, un tanto heredera del sleazy angelino, con un punto punk y de nuevo un frontman capaz de romper muchos corazones, algo sumamente importante en aquella época. Ahora cualquier palurdo con chándal, o un engendro con lentillas de colores puede servir, pero eso no servía entonces.

Por último, también contaron con un padrino que les facilitó mucho las cosas, aunque fuese con unas intenciones poco altruistas. Haciendo caso de su infalible olfato para el negocio, Jon Bon Jovi ( amigo del cole de Dave Sabo ) aportó dinero y movió cuantos hilos hicieron falta para impulsar al grupo, a cambio de un contrato en que se le cedían parte de los royalties que ROW generase en el futuro. Hablamos de muchísimos miles de dólares.

La cosa es que por unos o por otros, SKID ROW firmaron por Atlantic y en a finales del año 1988 se metieron en los Royal Recorders Studios de Wisconsin, para registrar su debut bajo la tutela de Michael Wagener. Quizá la presencia de este productor fuese determinante a la hora de dotar al disco del feeling que tiene. No olvidemos que Wagener puso su firma, unas veces como productor y otras como ingeniero, en los discos ochenteros de bandas como ACCEPT, RAVEN, METALLICA o MALICE, pero entre sus clientes también figuraron DOKKEN, BONFIRE, GREAT WHITE, POISON o MOTLEY CRUE así que el equilibrio entre el metal europeo y el americano estaba garantizado, como así fue.

El disco consistía en once canciones, tres de las cuales ( “18 and Life”, “I Remember You” y “Youth Gone Wild”) se extrajeron como singles. Como vengo diciendo, son temas que reúnen todas las condiciones de los buenos discos: mucha pegada, mucha energía y un punto de agresividad, o si prefieres decirlo así, de chulería. Estribillos de largo alcance , como ‘Big guns’, la increible ‘Youth gone wild‘ o ‘Sweet little sister’, (su ‘Kickstart my heart’ particular) . Hay también mucho toque L.A. (como es natural por otro lado) en temas como ‘Rattlesnake shake‘ y ‘Makin a mess’ y la inevitable powerballad sin la que en aquellos años no eras nada, un bonito tema titulado ‘I remember you’, que contrasta con la canción que cierra el disco, ‘Midnight/Tornado’, muy dentro de los cánones clásicos del metal.

El disco alcanzaría la categoría de quíntuple platino, y aunque eso sería con el paso del tiempo, no es menos cierto que el grupo se hizo mundialmente conocido en pocas semanas. Quizá podrían haber encabezado ellos un cartel y girar en esas condiciones, pero desde luego no hubiesen alcanzado ni en sueños las cifras que lograron siguiendo las órdenes de su oficina de management McGhee Entertaintment, una de las más poderosas en aquellos tiempos ( y aún hoy). El caso es que dicha oficina llevaba los asuntos de bandas de la talla de BON JOVI o AEROSMITH, y SKID ROW encajaba con ambos grupos como un guante. Dicho y hecho aquellos cinco niñatos que apenas pocos años antes ni se conocían, pisaban escenarios ante miles de personas cada noche, y todo hay que decirlo, sin falta de mérito.

Los primeros ocho meses del año se los pasaron en casa, es decir, en Estados Unidos. A lo largo y ancho del país, SKID ROW calentaban al público que había ido a ver a BON JOVI y su monumental presentación de “New Jersey” y se encontraban con aquella inesperada (al menos durante las primeras semanas, antes de vender los discos por decenas de miles) avalancha. Como parte de la agencia de managers que hemos citado, también gozaron del privilegio de abrir uno de los festivales más emblemáticos de la década, como fue el mítico Moscow Peace Festival que se celebró el 12 y 13 de Agosto de 1989. Con la excusa de luchar por la paz y contra las drogas, en la capital rusa se reunían durante aquellos dos días, los grupos más importantes y los más prometedores del genero metálico visto desde una óptica comercial: OZZY, SCORPIONS, CINDERELLA, MOTLEY CRÜE, BON JOVI… y SKID ROW, naturalmente. Seguramente, la cantidad de público que les vio solamente en aquella noche fue mayor de la que lo hubiese hecho durante una gira entera que hubiesen hecho ellos solos.

Tras la experiencia de Rusia, la banda permaneció en Europa, donde el grupo (como es natural) actuaba por primera vez. Otro de los grandes momentos de dicho tour, tuvo lugar en el legendario Festival de Milton Keynes, que acogió a SKID ROW en medio de un cartel de ensueño: VIXEN, EUROPE y BON JOVI.

El caso es que después de haber arrasado en festivales con los mejores medios y las cifras más desorbitadas, poco después hacían lo mismo en el infecto club Marquee, donde varios cientos de fans se quedaron sin entrada fuera del local. SKID ROW dejaron bien claro que lo mismo servían para llenar arenas que para arrasar los clubs, es decir: no eran ninguna broma.

En Septiembre volvieron a Estados Unidos donde pudieron disfrutar de su nuevo status y hacer algunas actuaciones, mientras llegaba el momento de regresar a Europa para unirse a la gira de presentación del multiplatino (nada más y nada menos) “Dr. Feelgood” de MOTLEY CRÜE. Durante esta gira llamaron mucho al atención de la prensa que veía un gran contraste entre su imagen (especialmente la cara de niña de Sebastian Bach) y su sonido, mucho más contundente de lo que se podía esperar al ver las fotos. Aquí fue donde el cantante empezó a dar muestras de ser … digamos que poco prudente en sus declaraciones, una cualidad que conserva a día de hoy y que dejó perlas como sus declaraciones a SOUNDS:

“Ya has visto la intensidad con la que tocamos. Nuestras actuaciones son más parecidas a las de SLAYER que a una mierda de concierto de POISON”

Haciendo amigos, como suele decirse. Pero bueno, lo importante era la gira y esta no podía ir mejor, ya que el cierre de la misma tuvo lugar de vuelta en Estados Unidos y Canadá, donde abrieron entre diciembre de 1989 y enero de 1990 otro tour de proporciones faraónicas, como era el ‘Pump’ de AEROSMITH. Se me hace difícil imaginar un escenario mejor para una banda que apenas un año antes (recordemos: enero de 1989) ponía a la venta su primer trabajo.

Resumiendo, está claro que no todas las bandas tienen una oportunidad así con el disco de debut y que de no ser por la promoción y los medios de que dispusieron posiblemente no hubiésemos oído ni hablar de ellos,pero dándole la vuelta a la tortilla, otros también tuvieron la oportunidad pero les faltó el talento. Te recomiendo encarecidamente que no hagas como yo, que en su momento me dejé llevar por las fotos de Sebastian Bach y por la relación de la banda con BON JOVI y me estuve perdiendo un disco rematadamente bueno.

Echa un vistazo a estos otros artículos, puede que te interesen.

DOSIER “Skid Row”

Recopilación de artículos, reseñas y entrevistas publicados en la prensa musical de varios países, en relación con SKID ROW y su álbum del mismo título. Para conseguirlo debes escribir un post comentando tu parecer sobre el disco, el grupo en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre y cuando guarde relación con la banda . Recibirás a vuelta de correo un enlace para descargar el dosier.
Si tienes material de prensa que no aparezca aquí y quieres colaborar en mejorar el dosier, por favor escribe a miangarri@gmail.com

Entrevista publicada en METAL SHOCK nº 47 durante Junio de 1989. Dos páginas en italiano.

Reportaje publicado en CLASSIC ROCK MAGAZINE durante Octubre de 2010. Tres páginas en inglés.

Reportaje publicado en HEAVY ROCK nº81 durante Mayo de 1989.Dospáginas en español.

Portada y poster de METAL HAMER España nº 29 publicado en Abril de 1990.

Poster publicado en CIRCUS MAGAZINE durante Junio de 1989

Reportaje publicado en HEAVY ROCK nº81 durante Mayo de 1989.Dospáginas en español.

Artículo Moscow Peace Festival publicado en la revista SPIN durante Noviembre de 1989. Cuatro páginas en inglés.

Aparición en reportaje sobre videos musicales publicado en CIRCUS MAGAZINE durante Junio de 1990. Dos páginas en i nglés.

Reseña disco LIVE WIRE nº16 Abril de 1989. Una página en alemán.

Mega reportaje publicado por METAL ATTACK nº 3 en 1989. Varios contenidos. 22 páginas en español.

Reseña concierto en Milwaukee publicado en METAL FORCES Nº52 en 1990. Una página en inglés

Entrevista publicada en la revista SPIN durante Diciembre de 1989. Tres páginas en inglés.