Articulos

New Wave of British Heavy Metal

Denim and Leather brought us all together. It was you that set the spirit free…

De una manera simplista, podemos decir que la “New Wave Of British Heavy Metal” que en adelante llamaremos NWOBHM, fue un movimiento musical protagonizado por las bandas del Reino Unido surgidas en un período de tiempo que abarcó desde el año 1978, al año 1983 aproximadamente. Sin embargo, dada la influencia que esta revolución musical tuvo en otras que surgirían después,  y dado que muchas de aquellas bandas  hoy siguen siendo grandes, hay que admitir que la NWOBHM fue más que eso.  Cautivó a muchos  jóvenes y cambió la vida de demasiada gente como para quedarnos en esa descripción tan superficial. Fue un autentico soplo de aire en una escena cansada y un revulsivo contra lo negativo del punk. Una explosión de creatividad en la que aparecieron docenas de bandas que lucharon y trabajaron duro, auto-produciendo sus primeros trabajos y dejándose los mejores años de sus vidas en locales de ensayo y clubs de mala muerte. Unas (las más) cayeron en el intento, otras (las menos) se hicieron multimillonarias… incluso algunas de estas aun ofrecen buenos shows y buenos discos veinte años después.  Creo que todo esto, lo mínimo que merece es unos minutos de nuestra atención. Por mi parte voy a poner en el tocadiscos “Strong Arm of the law”, a prepararme una taza de café y a coger un par de cigarrillos. Te invito a que hagas lo mismo mientras vemos lo que fue aquello e la New Wave of British Heavy Metal.

  ESTE POST SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA, CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGIR ESTÁ AL FINAL DEL ARTICULO 

[ACCION-REACCION]

No hay nada más cierto que decir que a toda acción sigue una reacción. A mediados de los setenta, las  grandes bandas de rock estaban totalmente endiosadas. PINK FLOYD, QUEEN, GENESIS y demás con sus obras épicas, sus solos de diez minutos y sus discos de dos canciones provocaron una reacción, en parte de la juventud de la época, que consistió en volver a las raíces, a la sencillez y al sonido básico y primitivo. Así, influidos por la carne cruda que llegaba desde Detroit y Nueva York, un puñado de bandas con sonidos y actitudes dispares dieron vida al movimiento punk.

Hastiados de la imagen de rockstars de gente como Elton John o Rod Stewart, crearon un look totalmente opuesto al de ellos, sustituyendo las lentejuelas por tachas y las botas de plataforma por botas de trabajo. De esta forma se creó el punk británico con sus diferentes ramificaciones y subestilos, donde entraban desde los working class punks como SHAM69, THE BUSSINESS o COCKNEY REJETS abanderados del punk mas purista y socialmente concienciado, a los más comerciales como CLASH, THE DAMNED o SEX PISTOLS , metidos en multinacionales, que paradójicamente, terminaron por convertirles en lo mismo contra lo que decían luchar.

Este hecho, unido a la triste proximidad de las drogas y una actitud absolutamente autodestructiva en la escena punk, terminó finalmente con la esencia de ese “movimiento”. Hubo sin embargo quien supo filtrar el lado negativo y quedarse con la parte constructiva de aquel género. Era  aquel sector de la juventud, azotado por la crisis siderúrgica, sin ninguna perspectiva de futuro y con las manos y los bolsillos vacíos, pero que al menos conservaban el buen gusto.

Seguían siendo fans de las bandas que posible la First British Invasion (DEEP PURPLE, BLACK SABBATH y LED ZEPPELIN) y fueron lo bastante inteligentes para observar y mimetizar lo bueno del movimiento punk.

Autoproducción e independencia se  convirtieron en consignas para un montón de bandas que se buscaban sus propios conciertos y grababan sus maquetas y singles autofinanciándoselos de la misma manera que hacían los punks, pero de una forma totalmente profesional y seria, apartándose de todo lo que tuviese que ver con la actitud de quienes insistían en decir que no había futuro.

Si hay alguien con criterio para hablar sobre el tema, no es  otro que Steve Harris, bajista de IRON MAIDEN que lo dejaba claro en una entrevista:

“Nadie que no lo haya vivido, puede saber lo que fue la década de los setenta en Inglaterra. Aquellos años fueron lo peor que vi en mucho tiempo. Jamás imaginé que la sociedad podía alcanzar un grado de decadencia semejante, ni que la gente, particularmente los jóvenes, pudieran llegar a un punto de crisis tal, que se identificaran con lo obsoleto y lo despreciable en lugar de sentirse obligados a trabajar para conseguir un nivel de vida decente y progresar y mejorarlo. En lo que a mi concierne, el punk y toda su maldita filosofía apestan!.”

También John Mortimer, guitarrista de la banda HOLOCAUST tenía una opinión parecida, quizá no tan visceral, pero asumiendo el cambio en la actitud con respcto al punk:     

“había un sentimiento juvenil en todo ello… el movimiento subcultural que había pertenecido al punk, había tenido su tiempo, ahora todos íbamos a los conciertos cada semana a ver a bandas como DEF LEPPARD, WITCHFYNDE o SAMSON, y había que estar muy pendiente de la prensa musical porque todas las semanas había un grupo que  editaba un disco auto financiado”.

En resumen, parece estar  claro que la NWOBHM surgió como una escena que cogía el espíritu del punk despojándolo de su parte negativa, y que musicalmente heredaba el estilo de las bandas de hard rock que funcionaban o habían funcionado en los setenta como WISHBONE ASH, JUDAS PRIEST, DEEP PURPLE, BLACK SABBATH o THIN LIZZY. Unas referencias que obviamente derivaron en una mayor capacidad técnica por parte de los grupos.

[HAVE A DRINK ON ME}

Normalmente,  la vida social de las bandas que  empiezan, nace en  bares y salas de conciertos. En esos lugares es donde se da a conocer el trabajo de muchos de los grupos antes de poder grabar tan siquiera una demo que salga reseñada en los medios de papel o pueda ser oída a través de alguna emisora de radio.  Establecimientos como la “Saxon Tavern” de la zona de Catford, el “Electric Ballroom” en Candem Town (zona en la que hoy día aun quedan muchas tiendas de discos y hay un mercadillo diario de ropa usada y millones de cosas mas), el “MUSIC MACHINE” en Londres y otros muchos eran los lugares donde bandas como DIAMOND HEAD, ANGELWITCH y tantas otras se daban a conocer.

Las famosas listas del Badwagon que auparona IRON MAIDEN y dieron pie al single “The Soundhouse tapes”

Hubo una sala, sin embargo, que merece una atención especial. Soundhouse era una discoteca (en la más puro sentido de la palabra) que comenzó su actividad a principios de la década de los setenta  bajo el nombre The Bandwagon . Mediada esa década, su escenario solía ser ocupado de manera esporádica por algunas bandas que actuaban en directo, especialmente por una del vecindario llamada BETHNAL, quienes mezclaban en su repertorio material propio con versiones de THE WHO y LED ZEPPELIN. Los pinchadiscos también empezaron por esa época a colar algún tema de DEEP PURPLE entre el repertorio funk y disco habitual en la pista de baile. Como resultado de la buena acogida que el rock tenía entre los asistentes al local, tres disjockeys decidieron dar una vuelta más a la tuerca organizando, allá por 1975, unas veladas centradas en el hard rock, a modo de prueba.

Durante las noches en que esto tenía lugar, colocaban en la puerta una pancarta que rezaba: “Ha nacido la primera y única discoteca de Heavy Rock de Londres” y para que la asistencia resultase más atractiva los disjockeys residentes eran sustituidos por invitados. Entre quienes venían de fuera, había uno del West End llamado Neal Key, cuyo aspecto, personalidad y gusto musical terminaron por convertir aquella sala en un autentico templo el heavy metal. El boca-oreja dio como resultado que las localidades se agotasen cada vez más rápido y que las noches de “Disco Heavy” pasasen  a ser cinco a la semana. Aun así  la sala se llenaba de jóvenes que huían a ella como única alternativa a la moda del punk y la new wave, con la idea de escuchar a JUDAS PRIEST, MONTROSE, THIN LIZZY o TED NUGENT.

Dave Murray, Neal Kay y unas amigas

 Como recuerda Lee, de la banda LAYDRIVE:

 “habia otros lugares en Londres y a lo largo de todo el pais pero era como si THE BANDWAGON fuese el punto central. Fue un gran momento para nosotros como fans en el que teníamos un sitio como ese para ir que era nuevo y excitante. La atmósfera era increíble, muy salvaje en algunas noches pero sin problemas de ningún tipo. Solo gente que acudía a escuchar la música que amaban”.

Air Guitars en la Bandwagon

Inevitablemente, se empezaron a programar conciertos en cuyos carteles figuraban nombres como PRAYING MANTIS o SAXON,  pioneros en la escena NWoBHM. También, como no, solía aparecer el nombre  de la banda que el tiempo convertiría en la más grande del género que no es otro que IRON MAIDEN. Steve Harris es el primero en admitirlo:

 “Supongo que lo más importante fue que la maqueta fue pinchada en el Soundhouse por Neal Kay  porque eso fue lo que empujo a la gente a interesarse por nosotros. Grabamos una demo en un cuatro pistas y se la dimos a Neil, que empezó a ponerla allí y la gente no paraba de pedirle temas. Así empezamos a entrar en los charts de la sala. Podemos decir que nuestro primer éxito fue con Neal Kay”.

Esas maquetas serían editadas posteriormente bajo el nombre de “The Soundhouse tapes”.   La fama del local creció de manera imparable llegando a tener eco entre los artistas extranjeros que solían visitarlo en sus paradas inglesas. SAMMY HAGGAR declaraba en una entrevista: “Estoy realmente impresionado con este sitio. En América no tenemos discotecas así. Nunca creí que pudiese haber tanta gente aquí, ni que esto pudiese ser tan intenso”.

A día de hoy se hacen reuniones anuales con los mismos personajes “implicados” (la última fue en enero del 2004) que me supongo deben ser algo digno de vivir.

[LOS RECOPILATORIOS}

Los discos recopilatorios fueron uno de los cimentos que la escena NWOBHM utilizó para crecer como lo hizo. Es bien  cierto que muchos de ellos aparecieron al terminar los buenos tiempos, en un intento de las compañías de recuperar sus inversiones, o después de la absorción de sellos independientes por parte de las multinacionales, pero otros tantos fueron editados en plena ebullición e hicieron posible que muchas bandas tuviesen una tarjeta de presentación prensada en vinilo. En algunos casos sirvió para el desarrollo el grupo y en otros como única referencia, pero al menos les dió la oportunidad.

Hablar aquí de discos post-1983, reediciones, recopilaciones de las recopilaciones etcétera,  sería hacer interminable el artículo, por lo que nos centraremos en aquellos álbumes editados en medio de la explosión de metal inglés. Decir esto (lo de “metal inglés”} implica asimismo el descarte de muchas obras recopilatorias, que si bien basaban la mayoría de material estaba en bandas NWOBHM contaban también con la presencia de grupos contemporáneos cercanos en el sonido, pero alejados en la distancia como eran MERCYFUL FATE de Dinamarca, ACID de Holanda o los alemanes ACCEPT.

En fin, siguiendo estas sencillas pautas, hay que reseñar que las primeras recopilaciones que se publicaron, fueron más famosas y tuvieron mayor impacto en las tiendas vieron la luz a través de multinacionales.  Una de las que tenían a los A&R más ocupados era EMI. La todo poderosa compañía inglesa  tenía “cierta experiencia” en la materia gracias a que desde la década de los setenta, en su catálogo figuraban nombres como WHITESNAKE, T-REXQUEEN o DEEP PURPLE. La compañía no fue ajena a aquella nueva hornada de grupos y se lanzó en busca de la next-big-band, encontrándola por cierto bajo el nombre de IRON MAIDEN…. pero hablábamos de recopilaciones.  EMI lanzó en 1980 los celebres “Metal For Muthas”, en dos volúmenes.

No es nuevo para nadie que estas recopilaciones contaban con las estrellas el género, IRON MAIDEN, así como otros grupos vinculados, tales como SAMSON o WHITE SPIRIT. También tenían en su haber la presencia de grandes el género como fueron PRAYING MANTIS o ANGEL WITCH, así como bandas no tan grandes pero igualmente disfrutables, como TRESSPASS o los infra valorados DARK STAR. Algunos de los grupos siguieron con la compañía, y otros utilizaron el recopilatorio como plataforma de lanzamiento a otros sellos como el caso de SAMSON o los citados PRAYING MANTIS, pero de las que se quedaron, tan solo IRON MAIDEN salió adelante ( y de que manera} El resto de grupos que siguieron con la compañía, sufrieron la política empresarial del olvido absoluto. Esto es, E.M.I. se centró en una sola banda, la de Steve Harris, y se encargó de que las carreras de las demás no hiciesen la menor sombra al ‘gran’ grupo. De esta manera, ANGEL WITCH o ETHEL THE FROG podían presumir de que estaban en una multinacional, pero lo único que consiguieron fue que sus modestos trabajos no tuviesen la menor promoción . Fueron peces de colores en una piscina infestada de tiburones.

Otra de las majors que puso toda la carne en el asador fue la americana MCA, que también en 1980 editó “Brute Force”, una magnífica recopilación con bandas que en su mayoría pertenecían a su catálogo: QUARTZ, WHITE SPIRIT, DIAMOND HEAD o FIST todos ellos grandes nombres de esa escena, y también otros ajenos a la compañía pero igualmente solventes, como RAVENSLEDGEHAMMER. Si atendemos a recopilaciones editadas a través de medios poderosos, no podemos olvidarnos de “Metal explosion”, una recopilación de sisiones en irecto que varias bandas hicieron para la BBC y que fueron editadas en el 80 a través de la compañía propiedad de la emisora de radio. Aparte de incluir un tema de GILLAN, que no viene a cuento entre tanta sangre joven, la aportación de TRESPASS, SAMSON, MORE o PRAYING MANTIS entre otros hace de este álbum una referencia obligada para empezar a sumergirse en cosas un poco más difíciles de conseguir. Me estoy refiriendo a las editadas por sellos independientes como Logo, Neat o Guardian quienes respectivamente , pusieron en rodaje títulos tan emblemáticos como “New electric Warriors” (parafraseando la mítica obra de T-REX}, “Lead Weight” que fue editada como cassette e  incluía versiones demo o “Pure Overkill”.

[LOS MASS MEDIA]

 La prensa escrita y la radio también jugaron un papel muy importante en el arraigo de este  movimiento  cultural.  En cuanto a la primera, no conviene olvidar que de la misma manera que las bandas  habían asimilado el funcionamiento independiente del punk a la hora de poner en la calle sus grabaciones, los fans decidieron ‘expandir su palabra’ a través de sus propias publicaciones.

Los fanzines tomaron la calle. Había un buen número de publicaciones centradas en una banda concreta, como eran “Stargazer“, “Killing yourself to die” o “Motorhead Magazine“, que, como se adivina por sus nombres, estaban dedicadas a la saga PURPLE, BLACK SABBATH y MOTORHEAD respectivamente,  aunque las más interesantes, sin hacer de menos a las ya citadas eran las generalistas. Títulos como ‘Metal fury’ de Mick Wall, ‘Metal Forces’, ‘Teenage depression’ o ‘ Mistress’, comenzaron a poder conseguirse en bares, tiendas de discos y a través del boca a boca, haciéndose en sí mismos pequeñas herramientas de promoción para las bandas, y una forma de dar salida a la necesidad  de ser parte de aquello.  Sin embargo, no es menos cierto que su eco era escaso más allá de las localidades o barrios donde se editaban.La realidad era que la industria funcionaba en base a las publicaciones más comerciales, que por aquel entonces llevaban nombres como Melody Maker, New Musical Express o Sounds.

De todas ellas, Sounds era la que se llevaba el lado más rockero. Periodistas como Pete Makowski eran muy populares por cubrir las ediciones y actuaciones de bandas como DEEP PURPLE , URIAH HEEP o LYNYRD SKYNYRD, pero hubo uno especialmente importante para nuestra hisoria que respondía al nombre Geoff Barton.

El editor de SOUNDS, Alan ‘Big Al’ Lewis  creyó que sería una buena idea aprovechar el interés que los gustos metaleros de Barton despertaban entre los lectores, editando una revista independiente del periódico que hacían. Sin embargo, como suele ocurrir, la idea chocó con la oposición de los directores a poner más dinero para desarrollar la idea, si bien Lewis  consiguió que accediesen a que el proyecto saliese integrado en el SOUNDS, como si se tratase de como una especie de suplemento dominical.         Ante el crecimiento exponencial de las ventas de aquel ejemplar, los directivos dieron permiso para que la publicación tomase cuerpo por si misma y la revista terminó por salir sola como la conocemos, siendo Angus Young quien inauguró la portada (en el suplemento habían puesto a ‘Thunderstick’, el batería enmascarado de SAMSON). Los adeptos de DIAMOND HEAD o TYGERS OF PANG TANG ya tenían una revista propia para poder enterarse de las ediciones de los grupos y las actuaciones que ofrecían.

 KERRAANG! (nombre tomado de la onomatopeya que representaba el sonido de una guitarra} nacía en el mes de Junio de 1981, convirtiéndose al instante en una sólida plataforma para los fans, no solo de Inglaterra, si no de toda Europa e incluso Estados Unidos.

La plantilla de esa publicación fue creciendo con los añadidos de otros periodistas como  Gary Bushell (responsable en gran parte del triunfo de TWISTED SISTER en Inglaterra en sus comienzos) y entre todos,  tuvieron mucho que ver en el éxito de la NWOBHM a raiz de sus reseñas y comentarios de conciertos.

A todo esto súmese la presencia de bandas heavy metal en programas de radio y tv como “Friday Rock Show” o “The Tube”  resultará más fácil entender el renacimiento del heavy metal en Gran Bretaña.

El primero de los que hemos citado, llevaba siendo emitido desde 1978 cada viernes a las diez de la noche. Aparte de pinchar discos y  novedades, los estudios estaban abiertos a las bandas, las cuales grababan sus canciones en directo para  luego ser emitidas en el programa bajo la batuta del productor Tonny Wilson. El director y locutor del programa,  Tommy Vance dedicó su esfuerzo especialmente a las bandas nuevas. Bien es cierto que por aquellos estudios pasaron vacas sagradas del hard rock como UFO, THIN LIZZY, GENESIS o JETHRO TULL pero durante la explosion de metal británico de los primeros 80’s, el programa pudo grabar actuaciones de bandas como WITCHFYNDE, SAXON, URCHINSAMSON y tantos otros, que hoy dia pueden conseguirse en docenas de blogs en internet. Por lo que respecta a la televisión, el asunto era más complicado para los grupos nuevos, lo que no deja de ser lógico habida cuenta del esfuerzo que representa poner en antena un programa.  Los que había se centraban, o bien en el rock clásico, como era el caso de “The Old Grey Wistle Test“, o por el contrario, en las tendencias más comerciales, como era el caso de “Revolver”.

Hubo otros sin embargo, que si pusieron sus platós al servicio de las nuevas bandas. “Top of the Pops” por un  lado y “The tube” por otro, permitieron que el público británico viese en acción a los grupos más sobresalientes de la nueva hornada metal. Así entre 1980 y 1981, IRON MAIDEN, GIRLSCHOOL, SAXON o TYGERS OF PANG TANG asomaron sus caras por la pequeña pantalla junto a JUDAS PRIEST, GARY MOORE,MOTORHEAD y otras figuras consagradas del heavy metal .

  

[VIEJAS BANDAS PONIENDOSE LAS PILAS]

Que la NWOBHM nos descubrió los talentos de bandas que iban a acompañarnos durante mucho tiempo es indiscutible. SAXON, IRON MAIDEN o DEF LEPPARD son nombres que nos  han acompañado desde aquellos días. Sin embargo la aportación del género al heavy metal en términos generales no se quedó ahí, sino que trascendió a las bandas nuevas reforzando los cimientos que los grupos más veteranos habían levantado tiempo atrás y que, en comparación con otros estilos musicales, no se encontraban en su mejor momento precisamente… Gracias al empuje de las bandas nuevas, las que venían de la década anterior se vieron mancilladas en su amor propio y no fueron ajenas al hecho de que había un puñado de mozalbetes que ponían en peligro su continuidad en el trono. De alguna forma,  esto  estimuló a muchos de aquellos grupos a que creasen algunas de sus mejores obras en años. Tenían la experiencia, tenían la creatividad, tenían el orgullo y tenían la suficiente inteligencia como para no sentarse y dejar pasar aquella ‘amenaza’ pensando en que pronto calmaría el vendaval.

QUARTZ con Geoff Nicholls arriba en el centro

El caso más palmario fue el de BLACK SABBATH. En 1979, los de Birgminham estaban hudidos en el pozo… en realidad sólo Toni Iommi estaba hundido, porque era el único miembro original que quedaba del histórico combo. En cualquier caso, lo cierto y verdad es que nadie daba un centavo por ellos, hasta que en 1980 dejan al mundo boquiabierto con su álbum “Heaven and hell”, rematando al año siguiente con “Mob Rules” y devolviendo la escena clásica del heavy metal al sitio que nunca debió abandonar.  Ambos álbumes son un verdadero símbolo de auto superación que de alguna forma también sirviero para reverdecer el legado clásico de RAINBOW, y defender el trabajo de Ronnie Dio frente al giro americano que  había tomado la banda de Ritchie Blackmore.

Obviamente, el corazón de este latía por el impulso de la alianza Iommi / Dio, pero desde mi punto de vista, hubo una persona que recibió un trato totalmente injusto habiendo jugado un papel fundamental en todo aquello. Me refiero a Geoff Nicholls, quien venía de la banda QUARTZ (metida de lleno en la NWoBHM} de tocar la guitarra y los teclados y que entró a BLACK SABBATH como sustituto de Gezzer Butler, en el momento que este abandonó de manera temporal. Nicholls fue una pieza clave en el grupo durante toda la década de los 80 y primeros 90, aunque nunca fue acreditado. Incluso tardó años en llegar siquiera a aparecer en las fotografías.

TYGERS OF PANG TANG con John Sykes, primero por la izquierda.

  THIN LIZZY , a pesar de que artísticamente no vivían un momento tan mediocre como BLACK SABBATH ni muchísimo menos, también cambiaron radicalmente su sonido con la explosión de la NWOBHM.  Si  los nuevos sonidos influyeron o no en Phil Lynnot y sus compinches , creo humildemente que no admite muchas dudas. La creatividad de Philo era muy volátil, en el sentido de adaptarse con facilidad y óptimos resultados a casi cualquier cosa. Cuando el heavy metal arrasó entre los gustos de la juventud inglesa, los trabajos  registrados por la banda irlandesa, “Renegade”(81) o “Thunder and lightning” (83), sonaron infinitamente más contundentes e intensos que los que habían hecho desde sus comienzos. Naturalmente, no podemos obviar la presencia en el último período del grupo de John Sykes, ex- guitarrista de TYGERS OF PANG TANG, quien terminó por dar a LIZZY  un sonido por entonces vanguardista y acorde al 100% con las bandas ‘del momento’.

Aunque sea de pasada, no quisiera olvidar de otro guitarrista procedente de las cloacas inglesas que ayudó a la grandeza de todo un mito como R.J.Dio. Efectivamente, lo has adivinado. Vivian Campbell, guitarrista de los

Vivian Campbell en sus mejores días.

 irlandeses SWEET SAVAGE fue una pieza clave en el éxito de la carrera en solitario de Ronnie James Dio.

Hubo otras bandas que no tuvieron en sus filas a músicos de nuevo cuño, pero que sin duda reforzaron su presencia en aquellos tiempos. Digamos que se confundieron en la niebla y contaron con el calor de los fans de manera incondicional. Un claro ejemplo fueron JUDAS PRIEST. No vamos a discutir el hecho de que ya era una banda consagrada al heavy metal antes de que todos los chavales de la NWOBHM  hubiesen tenido una guitarra en sus manos, pero me gustaría reseñar el hecho de que viniendo de grabar discos clásicos como “Sin after sin”, o “Stained class” no era fácil esperar que se superasen como así fue. Con “British Steel” (80) y “Screaming for vengeance” (82)  se convirtieron enun patrón a seguir durante generaciones, y dejaron claro que a ellos no les bajaba de la burra ni Dios.   También MOTORHEAD, sin pretenderlo en ningun momento, se vieron envueltos en aquella ola. Recordemos que Lemmy y compañía llevaban años en activo, desde mediados de lo setenta. Sin embargo la edición de discos como ‘Bomber’ , ‘Ace of Spades’, ‘Overkill’ o el directo ‘No sleep til Hammersmith’ que consiguió el número 1 de las listas británicas fueron acogidos por los fans más recientes, que abrazaron al grupo y lo lelvaron a su terreno en aquellos años. Lemmy sin embargo nunca pareció muy excitado por ello…

“La NWOBHM fue buena para muchos grupos. Llevó a IRON MAIDEN donde nunca hubiesen imaginado, pero creo que para nosotros no significó gran cosa. Llegamos muy temprano para ella…y después nuestra popularidad resurgió una vez que había pasado el gran boom del metal en los ochenta.”

Incluso bandas de hard rock como la del ex-UFO Michael Schenker , la de Gary Moore e incluso  WHITESNAKE, aunque estaban lejos de verse afectados por el heavy metal grabaron discos magistrales en medio e un ambiente propicio para ello. Para la historia quedan “Assault attack” o “Saints and sinners” dos de las más brillantes joyas del 82 o “Corridors of power”, grabado por el guitarrista irlandés en 1981.  Insisto, su sonido nada tenía que ver con la NWOBHM, pero me gustaría reseñar el hecho de que esos grupos, ya veteranos tuviesen algunos de sus mejores momentos creativos justo en esos años.

Robert a punto de entrar en acción.

Por terminar esta mirada al pasado, podríamos decir también que la influencia que la NWOBHM ejerció sobre las “viejas bandas” no se limitó a los grupos ingleses, si no que asimismo  alcanzó de lleno a muchos europeos y norteamericanos que habían sido grandes en el pasado y querían seguir siéndolo. En América, BLUE OYSTER CULT editan “Fire of Unknown Origin” su mejor disco en años. KISS, acercaron su sonido al metal europeo con álbumes como “Killers” (en sus temas inéditos} o “Creatures of the night” (82). Los alemanes SCORPIONS, cambiaron de guitarrista prescindiendo del psicodelico Jon Roth a favor deMathias Jabs tras el fugaz paso de Michael Schenker, y con discos como “Blackout” tuvieron un inteligentísimo acierto que les permitió llevarse de calle al público europeo, asiático y americano…En definitiva, la N.W.o.B.H.M. marcó una época y dio pie a que el heavy metal resurgiera del pozo donde se hallaba. Debemos a todos aquellos tipos que perdieron su juventud escribiendo fanzines y tocando en bandas que no llegaron a ningún sitio, que la música que nos ha hecho felices haya tenido continuidad. En honor a todos ellos hagamos que RAVEN, DIAMOND HEAD, SATAN o VENOM suenen en nuestros equipos una vez más.

INSTRUCCIONES PARA CONSEGUIR EL DOSSIER.

1) Escribe un comentario en este blog sobre la N.W.o.B.H.M. Qué grupos te interesan más, cómo valorasla influencia que tuvo en el devenir del heavy metal, quienes salieron mejor o peor parados de todo aquello… hay toneladas de posibilidades sobre el asunto…

2) IMPORTANTE. La clave para descargar el dossier y la contraseña correspondiente te llegará via email, así que necesito una dirección de correo.
Normalmente me llegará en tu comentario, pero si ves que no termino de enviarte el dichoso dossier, dame un toque en mag@telecable.es

CONTENIDO DEL DOSSIER.


Me ha sido imposible encontrar nada sobre el tema medianamente decente que estuviese escrito en español. Tenía un reportaje de la revista HUSH pero no lo encontré por ningún lado, y un artículo que salió en Popular1, tampoco lo encontré aunque recuerdo que era bastante chungo. Al final me decidí a meter el de la THIS IS ROCK de hace un año pero el formato de esa revista deja muchas faltas a la hora de escanear. Al final, decidí que l mejor era que hablasen los protagonistas, así que cogí las KERRANG viejas y centré el dossier en ellas pricipalmente. El resultado es una especie de batiburrillo donde entran entrevistas, reportajes, apuntes, fotos e incluso publicidad. Son 86 páginas de pura y dura NWOBHM. Ni que decir tiene que he pasado de largo por SAXON, IRON MAIDEN y otras badnas que el tiempo hizo grandes. Ese material saldrá en su momento. Al final el asunto queda así:

Dossier NWOBHM, documento pdf de 86 páginas alojado en Megaupload.

DEDRINGER -Artículo , KERRANG, númrero y fecha desconocidos.

BITCHES SIN – Entrevista KERRANG Nº 38, MArzo de 1983

BRONZ – Entrevista en KERRANG Nº 46, Julio de 1983

DEMON  – Entrevista KERRANG Nº 03, Septiembre 1981
Entrevista KERRANG Nº 20, Julio, 1982
Notas  en KERRANG 21, Agosto 1982

DIAMOND HEAD – Nuevas Bandas KERRANG Nº 01, Julio 1981
Entrevista KERRANG Nº 13, April 1982
Entrevista KERRANG Nº 26, Octubre, 1982
FURY – Nuevas Bandas KERRANG Nº 22, Septiembre de 1982

GEDDES AXE  – Nuevas Bandas KERRANG Nº 01, Julio 1981
Entrevista KERRANG Nº 35, Febrero de 1983

GRAND PRIX – Reportaje KERRANG Nº 23, Agosto de 1982
Entrevista en KERRANG Nº 44, Junio de 1983

GRIM REAPER – Nuevas Bandas KERRANG Nº 22, Septiembre de 1982

JAGUAR – Nuevas Bandas KERRANG Nº 01, Julio 1981
Entrevista KERRANG Nº 35, Febrero de 1983

M.O.R.E. -Artículo en TEENAGE DEPRESSION FANZINE, #12 1981, Inglés

NEAT RCS. – Artículo en KERRANG Nº 26 Octubre,1982

PRAYING MANTIS – Entrevista en TEENAGE DEPRESSION FANZINE # 13, 1981, Inglés
Noticias en KERRANG Nº 23, Agosto de 1982

RAVEN  – Nuevas Bandas KERRANG Nº 01, Julio 1981
Entrevista KERRANG Nº 03, Septiembre 1981
Noticias en KERRANG Nº 19, Juliode 1982

SAM THUNDER – Nuevas Bandas KERRANG Nº 22, Septiembre de 1982

SAMSON – Entrevista KERRANG Nº 25, Septiembre 1982
Articulo KERRANG Nº 38, MArzo de 1983

SARACEN – Entrevista en KERRANG 21, Agosto 1982

SPIDER – Artículo en KERRANG Nº31, Diciembre de 1982

STAMPEDE – Entrevista en KERRANG Nº 46, Julio de 1983

TANK – Noticias en KERRANG Nº 23, Agosto de 1982
Entrevista KICK ASS MONTHLY Magazine Nº 31 Noviembre 1985

THUNDERSTICK: Entrevista en THis is Rock nº 59, Abril de 2009
Entrevista en KERRANG 21, Agosto 1982

TYGERS OF PANG TANG – Entrevista KERRANG Nº 23, Agosto de 1982
Entrevista KICK ASS MONTHLY Magazine Nº 31 Noviembre 1985

VARDIS – Entrevista KERRANG Nº 30, Septiembre 1982

VENOM  – Nuevas Bandas KERRANG Nº 01, Julio 1981
Reportaje KERRANG Nº 03, Septiembre 1981
Noticias en KERRANG Nº 19, Juliode 1982

VV/AA – Reportaje de varias bandas  KERRANG Nº 01, Julio 1981
VV/AA Reportaje en THIS IS ROCK 58 Abril 2009
VV/AA Archivos biográficos de KERANG 1990

ELF & RAINBOW

Han pasado algunas semanas desde la muerte de Ronald James Padovana, conocido en todo el planeta como Ronnie James Dio. Todos hemos seguido el proceso casi a diario,  gracias a la red, aunque fue duro hacerlo a pesar de que siempre hubo una puerta abierta a su recuperación. Su presencia en los R.I.P. Awards y el anuncio de gira de HEAVEN & HELL, nos hizo concebir esperanzas sólidas, las cuales se diluyeron en el mismo instante en que se anunció la cancelación del tour. Fue entonces cuando rebajamos nuestras expectativas hasta el punto de conformarnos con que Ronnie hubiese podido vivir unos años retirado y disfrutando de su obra.Nadie lo merecía más y sin embargo, no pudo ser.  El cáncer se lo ha llevado con 67 años de los que 62 han estado centrados en la música, desde que su padre le obligase con cinco añitos a aprender a tocar la trompeta.En fin, no se puede añadir ni un punto ni una coma a los millones de palabras que se han escrito sobre Dio, de modo que el pequeño homenaje que brindaremos desde esta web será hablar sobre su paso por ELF primero y luego por RAINBOW, la banda que le hizo grande … o mejor dicho, la banda con la que se hizo grande, porque Dio en realidad hizo más por RAINBOW que RAINBOW por Dio. En cualquier caso, vamos a centrarnos en esos años, en los que la creatividad y el talento eran valores indispensables en el rock and roll

NOTA: Como de costumbre he recogido algún material de prensa en un dossier que ofrezco a aquellos que se decidan a compartir su ‘experiencia RAINBOW’. Su opinión sobre la banda, sobre diferentes épocas, sobre un disco o una canción en particular y, como no, sobre Ronnie James Dio. Los detalles de su contenido y como conseguirlo están al final del artículo. Debo advertiros que no es gran cosa. Normalemente los dossiers están hehcos ( o eso intento al menos) con material relacionado con la época de la que trata el artículo y he podido encontar muuuy poco, pero en fin, se hace lo que se puede. Lo importante es participar ¿no?. Mi agradecimiento a Ariel desde Argentina, Hush Magazine, Fer y Hugo Portugal.

ELF MEETS DEEP PURPLE

Entre 1957 y 1972 la carrera de Ronnie James Dio, fue un constante serpenteo. Bien como bajista, bien como cantante solista o bien al frente de un grupo, su talento siempre se hizo presente. Su camino le llevó de las versiones a los temas propios a través de diferentes paradas: RONNIE AND THE REDCAPS , THE RUMBLERS, RONNIE & THE PROPHETS o THE VEGAS KINGS entre otros, hasta terminar en el 72 al frente de ELF, nombre abreviado de THE ELVES ( antes THE ELECTRIC ELVES).

Aquel año los miembros de la banda sufrieron un serio revés a causa de la marcha de Doug Thaler, guitarra solista, quien abandonó al grupo cansado de la falta de contrato discográfico. Poco podía imaginar el guitarrista lo equivocado de su decisión, ya que en pocas semanas ocurrieron ciertos hechos que cambiarían la vida de aquellos músicos para siempre.

A pesar las interminables entradas y salidas de músicos en la banda, ELF se habían propuesto conseguir un contrato serio que fuese más allá de los singles esporádicos. Para ello eran imprescindibles las visitas a compañías y los conciertos privados, como el que celebraron en Enero del 72 para los A.R. de Columbia. El caso fue que acompañando a los ejecutivos de la compañía había dos colegas de profesión que buscaban una banda que les acompañase en la gira de su grupo, próxima a comenzar: se trataba de Ian Paice y Roger Glover, batería y bajista respectivamente de DEEP PURPLE.

Cualquier formación de la época hubiese vendido su alma por algo así, pero aquello no era, ni mucho menos, todo lo que el destino le deparaba a ELF: Roger Glover les ofrecía además, producir un álbum para ser publicado en Purple Records. Si había un Dios en el cielo, en aquellos días estaba de buenas.

El cuarteto viajó con los dos miembros de DEEP PURPLE para grabar su debut en Studio One en Atlanta, Georgia. La gira de DEEP PURPLE aún no había comenzado, así que había tiempo de sobra para hacer el trabajo. Allí registraron las ocho canciones de que consta el álbum bajo la batuta de Rodney Mills, consiguiendo momentos realmente brillantes como “Hoochie Coochie Lady” o “Gambler, Gambler” entre otras. Como referencia, su sonido podría definirse como blues rock con muchas influencias boggie, algo así como los discos que WHITESNAKE editarían cinco o seis años después, aunque quizá con mayor presencia de teclados.

A punto de tomar un avión con destino al estrellato….

Con aquella pequeña joya en su haber, dieron comienzo los shows junto a DEEP PURPLE, aunque antes de eso habría un último movimiento que permitió a Ronnie Dio concentrarse en su papel de cantante: Craig Gruber asumió el papel de bajista aportando al grupo una solidez que hasta entonces no tenía.

Los ‘nuevos’ ELF abrieron el primero de los shows el 22 de Agosto del 72, justo una semana después de que la banda inglesa hubiese estado en el Budokan de Osaka grabando los conciertos de los que saldría “Made in Japan” (digo esto, más que nada, para ponernos en situación sobre el nivel del que estamos hablando). Durante el resto de aquel mes y del siguiente celebrarían un total de once fechas, para descansar el mes de Octubre y volver a la carga en Noviembre, mes en el que harían quince conciertos más. Las ventas de “Elf”, su primer álbum, habían sido notables, gracias a lo cual firmaron un contrato en el verano de 1973 con MGM Records, compañía que mejoraba las condiciones de Epic, editora de su debut en Norteamérica. No obstante, en el Reino Unido, seguían trabajando para Purple Records, lo que junto a los vínculos que seguían uniendo a ELF con DEEP PURPLE, hacían de los primeros una banda casi más europea que americana… de hecho, en 1974 ELF pasarían más tiempo en Europa que en América.

Dio y sus compañeros viajaron a Inglaterra en los primeros meses del año para grabar su segundo disco en los Manor Studios, una vez más con Roger Glover como productor, y con Lou Austin en los controles. El nombre del disco fue diferente en sus dos ediciones. En Europa, con Purple Records, salió bajo el nombre “Carolina County Ball.” Sin embargo MGM lo tituló “L. A. / 59,” y además lo publicó con una portada diferente. El estilo del disco está en sintonía con su debut, si bien el trabajo de Lee Soule en los teclados aplasta literalmente al de Steve Edwards, que parece limitado al papel de acompañante. Las canciones son cortas (para aquellos años) e inmediatas, sin artificios ni barroquismo de ninguna clase. Podrían definirse como boggie rock directo al cuello. Si tuviésemos que destacar alguna no sería fácil… quizá “Rockin’ Chair Rock n’ Roll Blues”, “Carolina County Ball” o “Ain’t It All Amusing” estarían entre las de mayor gancho y dinamismo.

La grabación se había llevado a cabo en Inglaterra aprovechando que ELF iban a abrir el tour inglés de DEEP PURPLE entre Abril y Mayo de aquel 1974 pero además, al mismo tiempo, Ronnie y Mickey Lee Soule tomaron parte en el primer disco en solitario de Roger Glover que salió con el extraño título de “Butterfly Ball And The Grasshopper’s Feast.

El Lp estaba basado en un libro de poemas del siglo XIX que había vuelto a la actualidad en 1973, ya que se había editado un libro de ilustraciones también basado en la obra. Roger Glover recibió el encargo de darle música a las palabras y centró sus esfuerzos en cumplir aquel trabajo. Quizá os preguntéis de dónde sacaba el tiempo el bajista de DEEP PURPLE para todas aquellas actividades… muy sencillo: porque Glover ya no pertenecía a aquella banda desde hacía algunos meses. Tras un largo y extenuante período lleno de desavenencias, peleas y malas vibraciones, él y Ian Gillan habían abandonado cediendo sus puestos a Glenn Huges y David Coverdale respectivamente, los que como todos sabemos, renovaron por completo el sonido del grupo en “Burn”, el primer álbum que grabaron con DEEP PURPLE también a principios de 1974.

Ronnie James Dio y sus compañeros hicieron casi treinta shows repartidos entre Abril y Mayo por toda Inglaterra para después regresar a Estados Unidos, donde tenían programados otra serie de conciertos de presentación de “Carolina County Ball” en un tour que se alargó hasta finales de año.

En varios de esos conciertos, ELF compartieron cartel con DEEP PURPLE una vez más. La banda inglesa presentaba “Burn” en Norteamérica, dentro de una gira que tenía momentos tan históricos como el mítico “California Jam” de 1974. Las cotas de popularidad y ventas que estaban alcanzando superaban cualquier marca obtenida hasta entonces, y su nueva etapa les había devuelto creatividad, credibilidad y sobre todo una enorme proyección de futuro. Sin embargo, no había que rascar mucho la superficie para que apareciesen los síntomas de que algo no iba todo lo bien que debiera. Apenas habían pasado tres meses desde que ambos grupos coincidieran, un período de tiempo realmente corto pero suficiente para que las cosas en el seno de DEEP PURPLE hubiesen cambiado de una forma drástica.

Las influencias funk y soul de Coverdale y Hughes habían adquirido tal peso dentro del grupo, que el control se había escapado de las manos de Ritchie Blackmore, lo que en absoluto entraba en sus planes. El paso del tiempo sólo serviría para llevar la situación por un camino de cuesta abajo que tuvo uno de sus peores momentos durante los ensayos para la grabación de “Stormbringer”, lo que iba a ser su siguiente disco, cuando la banda vetó la proposición de Blackmore de incluir “Black sheep of the family”, una canción del grupo QUARTERMASS. Aquello no hizo sino reafirmar al guitarrista en dos convicciones: una, que había dos direcciones diferentes dentro de DEEP PURPLE, y dos, que él no iba a formar parte de ninguna de ellas.

Ritchie Blackmore había tomado una decisión y durante las siguientes semanas se ocupó de dar los pasos adecuados para llevarla a cabo, empezando por acercarse a Ronnie Dio y ganarse su confianza. Habían sido muchos los conciertos compartidos por las bandas de ambos como para que Ritchie Blackmore no apreciase la profundidad y potencia que tenía la voz de aquel pequeño cantante… era algo en la línea de David Coverdale, pero quizá con mayor brillo e intensidad: sencillamente, era perfecta para lo que quería hacer.

El cantante por su parte se hizo querer, ya que tenía una oportunidad ante sí que sería estúpido desaprovechar, y aceptó la propuesta. Con la ayuda de Matthew Fisher, de PROCOL HARUM y Hugh McDowell de E.L.O. Ronnie Dio y Ritchie Blackmore se encerraron en un estudio de Tampa (Florida) el 12 de diciembre de 1974, para registrar la citada versión, así como otro tema escrito por Ritchie y Dio para la ocasión que llevaba por título ‘Sixteen Century Greensleeves’.

Ronnie en la carpeta de ‘On Stage’

Nunca se ha demostrado que aquel single llegara a salir de las bobinas del estudio, ya que no existen, o al menos nadie los ha podido enseñar, cortes de acetato de las canciones como paso previo a su planchado en vinilo.  Esto nos hace dudar de las verdaderas intenciones de Ritchie en aquella jugada: ¿realmente quería editar aquel single o lo único que había hecho era una prueba?… en cualquier caso, lo que se suponía era que Ronnie James Dio había ayudado a Ritchie Blackmore a grabar un single en solitario, de la misma manera que había colaborado con Roger Glover pocos meses antes, y eso era todo.

Una vez terminada la aventura, Dio y su banda consumieron los últimos días del año como cabezas de cartel en una serie de shows a lo largo y ancho de Estados Unidos, en los que presentaban a Mark Nauseff, un percusionista que añadía al sonido del grupo una orientación más ‘jazzie’.  ELF también tenían intención de cambiar su sonido y orientarlo hacia algo con más matices que el blues rock que venían tocando desde sus primeros días y con esa idea la banda regresó a Europa a principios de 1975.

ELF iban a dar vida a su tercer disco, que iba a titularse “Trying To Burn The Sun.”  El estudio escogido para grabar fue el Kingsway Studio, propiedad de Ian Gillan, del que seguramente tendrás referencias por ser el mismo que BARON ROJO utilizaron para grabar su magistral “Volumen brutal” y de nuevo fue Roger Glover el hombre tras los controles, con la ayuda de Simon Heyworth como ingeniero y la presencia en estudio del mismísimo Blackmore, el cual se presentó allí “para supervisar los resultados”.  He querido entrecomillar esa expresión para darle una forma irónica, ya que el tiempo ha demostrado que las intenciones del guitarrista no eran ayudar a ELF, si no proponer a Dio de una manera formal el puesto de vocalista en el álbum en solitario que había decidido grabar. Ritchie Blackmore quería a Ronnie James Dio para el trabajo, ya que los resultados en las canciones que habían grabado eran magistrales. Además, el tema que habían escrito juntos probaba que había química entre ambos a la hora de componer, algo extremadamente importante.

 Ronnie contaba en principio con que aquel álbum era un proyecto aislado que no iba a tener continuidad, así que propuso a su propia banda como músicos para el disco, ya que eso facilitaría mucho el proceso y ahorraría una considerable cantidad de tiempo. Naturalmente no todo el grupo iba a estar ahí. Nauseff, regresó a Estados Unidos, y Steve Edwards, el gran perdedor de esta historia, fue despedido del proyecto. Casi sin que sus miembros se diesen cuenta, se terminaba la historia de una banda realmente interesante como era ELF. Sólo queda el consuelo de pensar que pese al gran grupo que era, jamás hubiese dado a sus miembros lo que consiguieron junto a Ritchie Blackmore. El guitarrista tenía tan clara la importancia de lo que estaba por venir, que incluso consiguió que Polydor, la filial de Universal Records por la que había firmado, se las arreglase para que “Trying to burn the sun” no llegase a editarse en Inglaterra a fin de evitar confusiones con el disco que la nueva banda iba a sacar a la venta.

RAINBOW (in the dark)

La muerte de ELF fue necesaria para que RAINBOW naciese, lo que la hizo menos dolorosa para implicados, fans y público en general. Habida cuenta de quién mandaba en la banda, el título que llevó el debut del grupo fue “Ritchie Blackmore’s Rainbow”. No era demasiado original pero garantizaba que absolutamente ningún fan de DEEP PURPLE dejaría de comprarlo.

RAINBOW viajaron a Munich y alquilaron los Musicland Studios entre el 20 de Febrero y el 14 de Marzo de 1975 dejando grabadas las nueve canciones que le dan forma. Por supuesto, “Black Sheep of the Family” estaba entre ellas, así como otra versión, esta de YARDBIRDS, titulada “Still I’m Sad”. El resto y pese a que no puede decirse que el disco reventase las listas de éxitos, está construido a base de piezas verdaderamente gloriosas, clásicos inmortales de la talla de “The Temple of the King”, “Man on the Silver Mountain” o “Catch the Rainbow”.

ELF + Blackmore = RAINBOW

Ronnie James Dio y Ritchie Blackmore eran las únicas firmas que aparecían en los créditos del disco (versiones aparte), ya que el resto de la formación no era considerada parte firme de la misma. De hecho, los músicos de este álbum jamás llegaron a actuar en directo, ya que todos ellos fueron cesados en cuanto se grabó el disco, por lo que las imágenes en directo que ilustran la carpeta son de shows de DEEP PURPLE y ELF respectivamente. Vemos por lo tanto que una vez grabado “Ritchie Blackmore’s Rainbow” hay una depuración en el grupo cara a la gira de promoción, que deja a Ronnie James Dio como único superviviente de la criba. Todas las historias que hablaban sobre un proyecto que no iban a tener continuidad se esfuman, y en su lugar queda la sensación de que todo ha sido una maniobra no demasiado clara, urdida en principio por Ritchie Blackmore pero, no nos engañemos, secundada en todo momento por Ronnie James Dio, que es cualquier cosa menos tonto.

El disco salió a las tiendas en Agosto y la gira no comenzaría hasta mediados de Noviembre, de manera que disponían de un tiempo precioso para centrar sus esfuerzos en dar vida a la nueva banda. El trabajo de ‘reclutamiento’ se llevó a cabo bajo diferentes formas y criterios. Por ejemplo, para el puesto de batería se organizaron unas audiciones en los Pirate Sound Studios de Los Angeles (donde por cierto también se encontraban DEEP PURPLE preparando su siguiente trabajo) a las que acudieron casi treinta músicos, a requerimiento de la oficina del grupo. Entre ellos había uno que además de desbordar talento tras el kit de batería, tenía referencias a nivel personal. Cozy Powell, que era el músico en cuestión, había entablado cierta amistad con el guitarrista en la época que el batería trabajaba con la banda de JEFF BECK y fue a quien ofrecieron el puesto. En el momento de hacer la prueba, su carrera en solitario ocupaba la mayor parte de sus esfuerzos pero la propuesta de RAINBOW era muy tentadora para dejarla escapar.

La elección del resto de músicos, fue por otros derroteros y obedeció más a un criterio totalmente subjetivo que a una audición en el sentido clásico. Como bajista, Blackmore escogió a Jimmy Bain. Este músico escocés había formado parte de bandas totalmente menores como HARLOT o STREET NOISE, pero su calidad brillaba entre el resto de músicos, o al menos eso debió pensar Ritchie, quien lo conoció en el londinense Club Marquee poco antes de proponerle el puesto. Por último como teclista escogieron a Tom Carey de la banda BLESSINGS, si bien Eddie Johnson de ROXY MUSIC estuvo a punto de ser propuesto para cubrir la plaza.

Tras permanecer durante algunos días ensayando con la nueva formación, el tour de presentación dio comienzo en Montreal, Canadá, para continuar después a lo largo de Estados Unidos durante lo que quedaba de año. Fue una gira corta pero intensa y sólo por tierras americanas que sirvió, más que como presentación del álbum, como pista de rodaje para una serie de músicos que aún no se conocían bien. El tiempo se ha encargado de demostrar que todos iban en la misma dirección y que formaban un bloque firme y compacto que aún lo era más en el caso Ronnie Dio y Ritchie Blackmore.

Las dos caras más visibles de RAINBOW supieron explotar con gran acierto la química que surgía entre ambos a la hora de componer. Los fraseos trufados de partes clásicas y folkies que Ritchie escribía para su guitarra, eran magistralmente completados con la lírica de Dio, quien en este período comenzó a desarrollar una extraordinaria habilidad en el terreno de lo fantástico.

La suma de talento, esfuerzo y dedicación dio como resultado un álbum al que llamaron “Rising”, para muchos la obra cumbre del grupo y uno de los álbumes fundamentales de la historia del hard rock. A partir de la espectacular base rítmica de Powell y Bain, el desarrollo de los teclados y la guitarra da un gran dinamismo a las canciones que, coronadas por la voz de Ronnie, forman una auténtica bendición musical. Sus treinta y tres minutos, repartidos en seis canciones son como un manantial de creatividad que nunca termina de saciar a quien lo oye. Hay que tener en cuenta que hablamos de himnos irrepetibles: “A light in the black”, “Tarot Woman”, “Stargazer”… en definitiva, pedazos de historia impresos en los surcos de un vinilo.

La grabación tuvo lugar una vez más en los “Musiclan Studios” de Munich durante Febrero de 1976 y aunque las primeras mezclas del disco se hicieron en Los Ángeles, fueron rechazadas por la banda y tuvieron que repetirse, esta vez en Nueva York. Como dato curioso, pasados los años hubo un error garrafal, y en la primera edición de esta obra en formato CD que se hizo en Japón, se utilizaron las mezclas de L.A. por accidente.

Resulta increíble pensar que semejante obra se grabó únicamente en diez días, pero todo tiene su explicación, que no es otra que el grupo ya tenía el material escrito y ensayado desde hacía meses. De hecho en sus shows de 1975 incluían tres canciones inéditas por entonces: “Stargazer”, “Do you close your eyes” y “A light in the black”.  Sin embargo de cara a los conciertos no todo fueron buenas noticias. De hecho, pareció que alguien les había echado un mal de ojo.

El plan consistía en empezar a primeros de junio como teloneros de JETHRO TULL para unos conciertos por Europa, y posteriormente abrir para ALICE COOPER en una gira por Texas, el medio este y la costa oeste de Estados Unidos, pero todas las fechas son canceladas de golpe y porrazo. Las de ALICE COOPER por una inoportuna hepatitis, y las de JETHRO TULL no se sabe muy bien porqué.
Tampoco tuvieron suerte como headliners, ya que la banda que iba a abrir para ellos, solo pudo hacer dos conciertos. Nada más y nada menos que THIN LIZZY, que comenzaban a ser famosos en USA con su álbum ‘Jailbreak’ eran los encargados de abrir para RAINBOW, pero Lynnot ‘el grande’ cayó enfermo al segundo día de gira y tuvieron que volverse a Europa. (¿Puedes imaginar un concierto así? THIN LIZZY presentando ‘Jailbreak’ y RAINBOW presentando ‘Rising’ con Dio y Powell…). Algún otro problema fue surgiendo, como la suspensión de su noche en el festival ‘Norwester 76 Fest’. Debían cerrar el concierto junto a BLUE OYSTER CULT y BACHMAN TURNER OVERDRIVE, pero esos últimos no se presentaron al no cobrar por adelantado, y en consecuencia, cinco mil energúmenos invadieron y destrozaron el escenario…en fin, esas cosas que dan buena fama al r’n’r, ya sabes…. pero bueno, las cosas poco a poco volvieron a su cauce. Estuvieron por Estados Unidos hasta Agosto, mes en el que volaron a Europa con unas mínimas variaciones en el repertorio (simples cambios de orden en alguno de los temas) y con Ritchie de nuevo destruyendo su guitarra como en los viejos tiempos, pero esta vez bajo un gigantesco arco iris de luces. Pasaron por varios países como Francia , Suiza, Inglaterra y Alemania, donde grabaron el ‘Live Germany 76’ en varias ciudades, siendo la mayor parte de las tomas en Colonia el 25 de septiembre.
Posteriormente en el mes de noviembre vuelan a Australia, con BUFFALO como banda telonera y hacen diez conciertos , en uno de los cuales, una huelga de gasolineras impide que esa noche arda la guitarra de Ritchie (verídico). Que el grupo era grande a esas alturas ( no olvidemos que tenían dos discos solamente), lo demuestra el hecho de que en Adelaide tuvieron que hacer un show a las cinco de la tarde ya que los de por la noche estaban con las localidades agotadas, y la demanda de entradas era increíble. Si en Australia arrasaron, en Japón, la siguiente parada, no fue menos. Trece conciertos con llenos totales e incluso varios sold out. Como anécdota conviene reseñar el hecho de que en uno de los conciertos, durante la intro de teclados de ‘Stargazer’, el resto de la banda sacó unas sillas a escena y todos se sentaron ¡a leer el periódico!, imagina la cara de Tom Carey!. Pero bueno, entre broma y broma aprovecharon varias tomas de varios conciertos en Japón y Alemania, grabadas en unidad móvil para recopilar el material que conformaría el tan preciado álbum en vivo.
On Stage” era el título simple y directo de un disco que reflejaba el poder sónico de un grupo en su momento de gloria. Las tomas pertenecían a los shows que hicieron en Japón promocionando “Rising” y aunque lógicamente, los vinilos no podían reflejar el aspecto visual perdiéndose toda la magia y esplendor de los trucos escénicos, aquella colección de canciones suplía con creces la carencia.

Así fueron las cosas hasta la llegada del merecidísimo descanso, a principios de 1977, que para algunos de los miembros de RAINBOW se prolongaría más de lo deseado. Jimmy Bain por un lado, recibió en su casa de Inglaterra la llamada del manager desde Nueva York diciéndole que no necesitarián más de sus servicios, sin ningún tipo de explicación. Tom Carey por su parte, corrió idéntica suerte y fue cesado sin saber exactamente porqué. Ronnie James Dio, aunque seguía al frente de la banda, vio sin embargo como había movimientos poco amistosos dentro de RAINBOW, como fue el hecho de que Cozy y Ritchie se encargasen de buscar un sitio donde grabar el siguiente disco, sin contar con él para nada. Desde luego, no parecía un buen síntoma.

A pesar de que la mayor parte del grueso de las giras se hacían en Estados Unidos, a la hora de meterse en un estudio, Ritchie solía elegir lugares europeos. Si los otros discos los habían grabado en Munich, esta vez lo harían en una villa llamada Herouville Saint Claire, cerca de París, en un estudio conocido como ‘Le Chateau’. Allí darían vida a “Long live Rock and roll”, su siguiente trabajo y último con Ronnie James Dio como cantante. Habían escogido como sustituto de Bain a Mark Clarke (ex URIAH HEEP) banda con la que Ronnie conservaba una buena relación de los tiempos de ELF. Éste sin embargo, nunca llegaría a formar parte del grupo ya que Ritchie fue quien grabó los bajos en el disco. Tampoco contaron con Clarke para la gira de presentación, la cual contó con la presencia de un músico que poco después sería miembro de pleno derecho del universo BLACK SABBATH, como fue Bob Daisley. 

Una vez grabado el disco, ya estaban preparados para promocionar el anterior, no puede decirse que fueran unos vagos estos muchachos. El tour de ‘On stage’ estaba programado para empezar e julio del 77 pero hubo de ser aplazado hasta septiembre. En el repertorio ya incluían algún tema nuevo como ‘Long live rock and roll’ y recuperaban ‘Lazy’ del mítico ‘Machine head’ de DEEP PURLE, que usaban como preludio para ‘Man on the silver mountain’.
Se recorrieron en esta gira gran parte de Europa y volvieron a Japón donde tuvieron que asistir a la tragedia de una joven muerta y varios herido en la actuación que ofrecieron en el Sapporo Nakajima Sports Center a causa de una avalancha humana contra el escenario.
Teniendo como tenían dos obras para promocionar(‘On stage’ por una parte y el recientemente terminado ‘Long live rock and roll‘ por otro) no es de extrañar que ambos tours , prácticamente se fundiesen tambien. Tres meses tan sólo fue el tiempo que transcurrió entre ambas giras, una acabó en Japón el 2 de Febrero y la otra empezó el 9 de mayo en Memphis. Ahora, triunfar en el mercado americano era algo prioritario en aquel momento, y el álbum recién estrenado tenía ciertos ingredientes para conseguirlo. Los temas eran más cortos y tenían otro aire, si bien conservaba el halo de ‘Rising’ parecían querer buscar otras direcciones un poco más radiables, pero que duda cabe que la mejor manera de conquistar aquel mercado ( y cualquier otro) era a base de carretera y escenario. Cincuenta y cinco fechas en total entre Mayo y Agosto, que en parte fueron compartidas en una especie de paquete junto a NO DICE y REO SPEEDWAGON, aunque otras muchas (la mayoría) fueron como cabezas de cartel, unos teloneros de lujo. Los AC/DC de ‘Powerage’, nada menos, que tambien intentaban llegar al mercado del dólar.
Lo más relevante de esta gira, aparte de las clásica anécdotas , una de las cuales llevó a Blackmore a la cárcel tras haber roto (literalmente) la cara a uno de seguridad, fue un final cargado de problemas y de shows cancelados por culpa (al menos cara a la galería) de problemas en el sonido. La prioridad en los planteamientos de Blackmore, como hemos dicho, habían inclinado la balanza en favor de la conquista total de Norteamérica, un mercado difícil donde triunfaban masivamente bandas como FOREIGNER o BOSTON, cuyo sonido no bebía precisamente de las fuentes que inspiraban a RAINBOW. Esto podría explicar los movimientos que hubo en el grupo y que afectan a la  historia del grupo de un modo directo. La gira de “Long live Rock and roll” estuvo llena de cancelaciones y problemas, que no hacían otra cosa que probar que había una preocupante inestabilidad en el seno de una banda que sin embargo pasaba por un excepcional momento creativo. El baile de músicos que empezó en aquellos meses, al final de la gira USA fue un auténtico calvario.  David Stone, que había sustituido a Tom Carey, fue a su vez reemplazado por un desconocido teclista alemán. También Bob Daisley se vio de patitas en la calle. Ritchie tenía en mente sustituirle por John Glasgock, ex-bajista de JETHRO TULL. Sin embargo, ya había contactado con Roger Glover para que ayudase a escribir temas y fuese el productor del siguiente trabajo.

Lo más inesperado no tardaría mucho en ocurrir. El único miembro fundador aparte de Blackmore que quedaba en RAINBOW fue despedido. La apuesta de Ritchie Blackmore fue un doble o nada que le llevó por caminos muy diferentes de los que hasta entonces había transitado y que dejó a Ronnie en una situación incómoda.

Dio se había hecho profesionalmente en el mundo del rock and roll de sus años mozos, para después transitar por los caminos del blues rock y hacerse grande en el hard rock. Sin embargo, en aquel 1978, la grandilocuencia y barroquismo habían dejado su espacio a la simpleza y, en muchos casos, al mal gusto. Bandas forjadas a base de trabajo y esfuerzo, veían como los grupos punk se adueñaban de los gustos de los consumidores, y eso no beneficiaba para nada a quienes, como Dio, se habían quedado sin trabajo.  En fin, supongo que son cosas de la vida, en cualquier caso y por lo que a nosotros respecta, solo resta decir que el camino se había abierto en dos: RAINBOW continuaron con el espectacular Graham Bonnet al frente editando un álbum magnífico, y Ronnie tomo los mandos de la nave BLACK SABBATH para grabar lo que para muchos fue ( y me incluyo) el mejor disco de su carrera… pero esto, como suele decirse, es otra historia.

DOSSIER RAINBOW

PARA CONSEGUIR EL DOSSIER.
1) Escribe un comentario en el blog sobre RAINBOW o cualquier cosa-persona-cancón-experiencia que tenga que ver con La banda de Ritchie.

2) IMPORTANTE. La clave para descargar el dossier y la contraseña correspondiente te llegará via email, así que necesito una dirección de correo. Normalmente me llegará en tu comentario, pero si ves que no termino de enviarte el dichoso dossier, dame un toque en mag@telecable.es o miangarri@gmail.com

CONTENIDO DEL DOSSIER:

Cincuenta y cuatro páginas 51 Megas, alojado en Megaupload

-Entrevista retrospectiva a Ronnie James Dio,ocho páginas. CLASSIC ROCK nº46 Noviembre 2002.  (Inglés)
-Artículo dedicado a RAINBOW y su gira de 1976. Ocho páginas. THIS IS ROCK n28. Octubre 2006. (Español)
-Entrevista retrospectiva a Ronnie James Dio, siete páginas. THIS IS ROCK nº14, Agosto 2005.(Español)
-Biopic RAINBOW all eras. Cuatro páginas. KERRANG (inglesa) nº 16 Junio 1982
-Entrevista y artículo a Tony Carey. HUSH MAGAZINE nº 33 2009. Cuatro paginas (Español)
-Entrevista a Ritchie Balckmore. Guitar magazine Agosto 1974. Cuatro páginas (Inglés)
-Entrevista a Jimmi Bain. KERRANG (inglesa) nº 05 Noviembre 1981. Dos páginas en Inglés
-Artículo y entrevista a Cozy Powell. BATERÍA TOTAL nº 106. Ocho págnas en Español.
-Artículo RAINBOW. POPULAR1 Especial ESP A24 “La saga Purple” Siete páginas en Español.

Cronologia

.::GIRLSCHOOL: “Hit and Run”::.

1. C’mon Let’s Go    2. The Hunter    3. (I’m Your) Victim    4. Kick It Down    5. Following the Crowd    6. Tush    7. Hit and Run    8. Watch Your Step    9. Back to Start   10. Yeah Right   11. Future Flash

Kim McAuliffe: Guitarra.   Kelly Johnson: Guitarra, voz.  Enid Williams:  Bajo    Denise Dufort  : Batería  Productor: Vic Maile

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. LA FORMA DE CONSEGUIRLO Y SU CONTENIDO, ESTÁN RESEÑADOS AL FINAL DEL TEXTO.

Llevaba algún tiempo queriendo dedicar espacio en Metal80 a GIRLSCHOOL. Principalmente porque es un grupo que siempre me ha gustado. Su asociación a MOTORHEAD despertó interés en mí desde que tuve conciencia rockera, aunque no negaré que el hecho de ser una banda de heavy metal formada exclusivamente por mujeres, ayudó a llamar la atención. No creo que haga falta recordar que en los 80,  para lo único que aparecían las mujeres en el heavy metal era para ser tratadas como putas imbéciles por el cockrocker de turno. Bien, eso ha cambiado un poco afortunadamente y oír a una bestia como Angela Gossom al frente de ARCHENEMY, apenas sorprende. Bueno a lo que vamos. El mes pasado apareció en POPULAR1 una reseña de su “último” disco, que me dio  el empujón que faltaba. ¿Por qué entrecomillo lo de “último”? pues porque lo que han puesto en el mercado a finales de 2011  no es sino la revisión de su álbum más célebre, el “Hit & Run” de 1981.

Enid, Denise, Kim y Kelly

La verdad es que uno ya está escarmentado de estos experimentos, y con antecedentes como los de OZZY y sus dos primeros discos, el innecesario e infumable “Sesion 2” de SOZIEDAD ALKOHOLIKA o el de SAXON en aquel extraño “Heavy  Metal thunder” no era previsible que editasen algo tan extraordinario y brillante como lo que han puesto en la calle, que debo decir, me gusta más incluso que el original.

Sin embargo, lo que vamos a re-visitar nosotros es precisamente ese, el original, por no salirnos del guión de esta web, aunque insisto: con la única e insalvable  limitación  de la falta de Kelly Johnson, fallecida en 2007, la revisión del disco está al mismo nivel, si no por encima, del que editaron hace ya treinta años. Como bola extra, he querido rescatar una entrevista a Enid Williams, bajista por aquel entonces de la banda. Dicha entrevista repasa los primeros años de la historia del grupo y fue posible gracias a la amabilidad y la disposición de la entrevistada, Enid Williams bajista original , y Luis Dader, de la banda malagueña PERVERSIÓN que hizo de ‘intermediario’ . Mi agradecimiento a ambos. La idea fue hacer un repaso a la trayectoria del grupo en los primeros 80, antes de que Enid dejase la banda .

En fin, volviendo un poco al asunto del heavy metal y las mujeres, hay algo que siempre me ha llamado la atención, y no es otra cosa que teniendo en cuenta que el público es mayoritariamente masculino, y que ese porcentaje era del 95% en 1981, lo más lógico hubiese sido que las bandas a las que acudían a ver los metalheads quinceañeros hubiesen estado formadas por mujeres. En fin, todos sabemos que ni de lejos fue así, es más, el heavy metal estaba tan lleno de frontmen marcando paquete, como cualquier otro género musical. Ahí tenemos a David Coverdale, Bon Scott, Dave Lee Roth y tantos otros para dar fe de ello. En esa tesitura, GIRLSCHOOL, solo por atreverse a dar el paso de convertirse en la primera banda femenina de heavy metal ya merecen respeto. Si además fueron capaces de hacer un segundo álbum como fue “Hit & Run” lo que merecen es veneración.

La historia de GIRSCHOOL empieza en 1975, con Enid Williams al bajo y Kim McAuliffe como guitarristas de un combo llamado PAINTED LADY, donde también estaba Kathy Valentine que luego formaría parte de las millonarias GO-GO’S angelinas. En principio el grupo se dedicaba a hacer versiones, pero con la entrada de Kelly Johnson y Denis Duffort en el 78, rebautizan la banda como GIRLSCHOOL y apartan las versiones a favor de temas propios, que además ganan en intensidad y dureza con respecto a lo que venían haciendo hasta entonces. Sin embargo eso no quedó patente en  su debut en vinilo, un primer single que incluía dos canciones, “Take it all away” y  “It could be better”, y que estaba más orientado al punk rock neoyorquino que al heavy metal británico. En cualquier caso, dicho single si que sirvió para que uno de los empleados de la oficina de la compañía Bronze, Dave Gilligan, las propusiese como teloneras de MOTORHEAD para el tour de “Overkill”  después de haber oído una copia. Para cerrar el trato, sólo hizo falta una escucha al citado single por parte de la banda de Lemmy, y una visita a su local de ensayo para que la idea tomase forma (estoy seguro que con las mejores intenciones). Lo cierto es que desde los primeros días del tour nacieron unos fortísimos vínculos entre ambas bandas, que el tiempo se encargaría de hacer más sólidos. Quizá el hecho de que el conductor de la furgoneta en la que ellas viajaban las dejase tiradas en Edimburgo, y que tuviesen que hacer el resto de la gira en el autobús de Lemmy y compañía, tuvo su influencia en aquella amistad, que aún dura casi treinta años después. Bien, centrémonos en lo que estamos.

GIRLSCHOOL y unos colegas en el estudio

Los vínculos con MOTORHEAD, trajeron de la mano el acercamiento a la compañía Bronze, la cual, como el resto de sellos ingleses del primero al último, buscaban nos bandas de heavy metal para su cartera. No debemos olvidar que corría el año 1980, y la explosión de la N.W.O.B.H.M. estaba ganando terreno de manera imparable. Así las cosas GIRLSCHOOL consiguen un contrato con dicha casa y paso a paso (incluyendo un espléndido debut y el conocido 10” grabado a medias con MOTORHEAD) llegan a 1981. De lo que ocurrió hasta ese momento iremos hablando con el tiempo.

Bien, decía que había llegado 1981, con GIRSCHOOL habiéndose labrado un nombre y una reputación. No eran desde luego unas niñas jugando a ser rockeras, eran mujeres duras, con las mismas pelotas que cualquier metalhead del género, que durante la primavera de aquel año veían publicado su segundo disco, “Hit & Run”.

Colegialas en el reading Festival de 1981!

Nos encontramos ante un disco mucho más sólido y maduro que el anterior. No me cansaré de repetir que la calidad del segundo álbum de un grupo determina el futuro del mismo. Hay infinidad de ejemplos (BARON ROJO, IRON MAIDEN, SAXON y tantos otros) y GIRLSCHOOL es uno más. Una colección de canciones  que sin ser un dechado de virtuosismo, llevan en sus acordes el sonido de los barrios londinenses, húmedo, áspero y sucio, pero que en cierto modo nos dejan en el paladar un retrogusto entre el glam y el punk neoyorquino, es decir algo a caballo entre SUZIE Q y T-REX mezclado con DICTATORS y unas gotitas del primer KISS. Realmente no es fácil de explicar, de manera que (en el caso de que no lo hayas hecho ya) lo mejor será que lo escuches. Por un lado te encuentras una serie de canciones rápidas y agresivas, que van al grano sin la menos contemplación y que encajan como un guante dentro del espectro londinense de los primeros 80’s, al lado de DEMON, WICHFYNDE o AIIZ. “Hit & Run”, (I’m your) Victim”, “Watch your step” o Kick it down” son los títulos de algunas de ellas. Sin embargo, todas tienen una característica muy peculiar que no se da en ninguno de los otros grupos mencionados, y es que solo hace falta escucharlas una vez para que la melodía y el  estribillo se te graben en la mente. Es aquí donde encontramos parte de la grandeza de un grupo que sin duda sabe escribir canciones, cosa de la que no todos pueden presumir. De su época “versionera” (que nunca olvidaron del todo) hacen su particular versión del clásico de ZZTOP, “Tush”, y como punto álgido del álbum tenemos la inmortal “C’mon let’s go”, todo un grito de guerra que viene a ser su “Ace of Spades” particular.

De visita por España a finales de 1981

El sonido del disco no es quizá todo lo compacto que debiera. Creo que las guitarras no están demasiado bien arropadas, muy al contrario, el bajo de Enid monta por encima dejando en segundo plano el trabajo de Kim y Kelly. Asimismo, la batería parece bastante alejada del resto. Esto no deja de ser sorprendente para un productor como Vic Maile, quien estuvo al frente del disco y que estaba de sobra acostumbrado a sacar el mejor partido al sonido de bandas como GIRLSCHOOL.

Se extrajeron dos sencillos del disco, uno el que dio título al disco y otro el citado “C’mon let’s go”,  pero en España, en una extraña maniobra de dudoso criterio comercial, se publicó uno que tenía en su cara A “C’mon let’s go”, dejando “Hit & Run” para su otro lado,  con lo que la posibilidad de que alguien comprase los dos singles desaparecía.  En cualquier caso esa edición fue simplemente promocional, ya que el 29 de Noviembre de 1981, estas señoritas visitaron España, actuando en el Velódromao Anoeta de San Sebastián. Hubo un show frustrado en Barcelona e ignoro si actuaron en algún sitio más por lo que agradecería cualquier aclaración en ese sentido.

Volviendo a Inglaterra,  consiguieron entrar con este disco en el Top5 e igualando en ventas a MOTORHEAD y los IRON MAIDEN de “Killers” ( en el momento de ser editado, naturalmente. Huelga decir que el paso del tiempo agrandó la diferencia).  Tal fue el entusiasmo entre publico y prensa que consiguieron ser cabezas de cartel ni más ni menos que en uno de los días del festival de Reading, durante Agosto de 1981, algo que nadie había conseguido hasta entonces en un plazo de tiempo tan corto.  En la memoria de todos están las legendarias fotos del grupo llegando a tocar a bordo de una limusina rosa.

Bien, con la fama llegó la presión, y con la presión los problemas. Enid Williams, bajista y miembro fundador del grupo decidió que aquello llevaba un ritmo demasiado fuerte para sus pretensiones y decidió abandonar, precisamente en el momento más dulce de su carrera. Con ella os dejo ahora, para que os cuente un poco de su vida, que de alguna forma, es la nuestra.

Miguel.Asturias

..:ENTREVISTA A ENID WILLIAMS::.

METAL80: En 1980 Joe Lynn Turner es el cantante de RAINBOW, Bon Scott es hallado muerto, IRON MAIDEN abrían el tour europeo de KISS y su ‘Unmasked’… y vosotras debutáis discográficamente. Son tantas las cosas que han pasado en estos años que uno no puede dejar de preguntarse…¿Cuánto hay que amar el rock and roll para seguir sobre las tablas tantos años después?
ENID WILLIAMS: Bueno, en mi caso estuve un poco desconectada del rock, aunque no de la música ni de las tablas y los escenarios… y la verdad es que cuando volví a la formación con mis amigas echaba mucho de menos componer y cantar en este estilo (Rock), podríamos decir que lo añoraba.
 

El debut en vinilo de GIRLSCHOOL.

M80: Aquel viejo single en el sello de Phil Scott , City Rcs. (“Take it all Away“, 1979) y al año siguiente ‘Emergency’ y ‘Nothing to loose’, dos singles en Bronze Rcs. fueron vuestras primeras grabaciones.
¿Cómo disteis el salto de un sello desconocido a otro que tenía en cartera a bandas ya consagradas?. ¿Tuvisteis que llamar a muchas puertas antes de que os abriesen esa?
EW:Tuvimos suerte, ya que el manager de MOTÖRHEAD escucho el single “Take it all away” y le gustó mucho, a raíz de esto nos propusieron hacer el tour con MOTÖRHEAD, a lo que dijimos que sí, y durante el tour,  Bronze se interesó por nosotras y nos propusieron grabar con ellos.
 

M80:Supongo que entrar en BRONZE fue la razón para que tras la gira junto a MOTÖRHEAD, abrieseis el tour de URIAH HEEP “10th anniversary” ¿Qué recuerdas de una mezcla tan explosiva como esa? ¿Cómo llevaba el publico de aquellos dinosaurios ver algo tan lleno de energía como GIRSCHOOL en el 80? ¿Crees que el público de entonces era más tolerante con las nuevas bandas o por el contrario os costó haceros respetar?
EW: Desde el principio nos sentimos respetadas, ya que nosotras componíamos nuestras canciones y tocábamos los instrumentos, nunca sentimos que nos tratasen diferente por ser chicas, las bandas con las que compartimos escenarios siempre nos trataron como músicos y rockeras. Quizás al principio del todo, sí había publico heavy que no asistía a nuestros conciertos porque éramos chicas, pero eso cambió pronto, debido al ruido que hacíamos. Tras la gira de MOTÖRHEAD , tuvimos mucha promoción, tanto en revistas especializadas en rock, como en periódicos, lo que creo mucha expectación, ten en cuenta, que por aquellos tiempos no había muchas bandas femeninas, y menos que dieran la caña que nosotras dábamos, todo ello, hizo que tuviésemos más público de lo esperado para una banda telonera. Yo creo que el público lo pasó bien en esta gira, querían ver un grupo consagrado, y unas chicas que les daban rock lleno de energía.

M80: La NWOBHM, Neil Kay… referencias inevitables a una época y un estilo….¿Llegasteis a tocar en el SOUNDHOUSE en aquellos días? ¿Era realmente tan mítico aquel lugar donde todo explotó?
EW: Soundhouse… lo recuerdo como una tienda de música, no se si tocarían bandas, nosotras no lo hicimos.

M80: Bien, con el inicio de la década llega vuestra puesta de largo. ‘Demolition’ sale a las tiendas por fin con la producción de Vic Maile, alguien que había trabajado con bandas tan veteranas como DR. FEELGOOD, FLEETWOOD MAC o LED ZEPPELIN.Otros grupos clásicos como IRON MAIDEN o JUDAS PRIEST reconocen haberlo pasado mal cuando en sus inicios trabajaron con gente importante como Martin Birch o Rodger Bain. ¿Qué me dices de vuestro caso? ¿Fue difícil para vosotras conectar con alguien con tanta experiencia?.
EW: Nosotras no tuvimos problemas, éramos muy jóvenes y lo único que queríamos era tocar, no éramos muy difíciles, además en aquellos tiempos Vic Maile no era tan famoso, por lo que no nos impresionaba demasiado.

M80: Después de haber abierto para MOTÖRHEAD, KROKUS o los citados URIAH HEEP, supongo que el tener un LP en las tiendas sirvió para ir como cabezas de cartel en varios shows. ¿Notó GIRLSCHOOL ese cambio en el status o en tener que asumir una mayor responsabilidad?.
EW: La diferencia, la notamos en que tocábamos más tarde, y que la audiencia era mayor y mas volcada, pero nosotras seguíamos pensando en lo mismo, tocar como nos gustaba, muy fuerte y rápido……responsabilidad?, por aquellos tiempos no pensábamos mucho en ello, estábamos viviendo un sueño, y no paramos a pensarlo (se ríe) De todas maneras había gente que se ocupaba de que todo aconteciera de manera responsable y profesional.

M80: En aquel mismo año salió a la venta ‘The St. Valentine’s day massacre’, un inusual trabajo, idea de Vic Maile, que sellaba una amistad entre bandas y una forma de entender el rock más allá de cualquier rivalidad. ¿Podrías hablarnos sobre aquel curioso trabajo? Lemmy aparece como cantante y ambos (él y tú) como bajistas en ‘Please don’t touch’, pero ¿Quién tocó el bajo en ‘Emergency’? ¿Sólo él?
EW: “Emergency” lo grabaron MOTÖRHEAD, y nosotras grabamos “Bomber”.

M80: Denis tocó toda la parte de batería por el accidente de Phil Taylor ¿estoy en lo cierto?
EW: Si, Phill se había roto el cuello en un accidente, estaba sentado a los hombros de un amigo y se cayo…..no me preguntes como…. (se parte de risa)

M80: ¿Se conservan las grabaciones del ‘Top of the Pops’ de ambas bandas? ¿Podríamos ver algún día recopilado en un DVD todo aquel viejo material o se ha ido perdiendo?
EW: El material se conserva, pero BBC tiene todos los derechos sobre sus grabaciones, y que nosotras sepamos no lo venden, así que es muy difícil saber si podrá ser editado en algún recopilatorio en el futuro.

M80: Tu último trabajo en estudio de aquella época fue el ep ‘ Wild life’ donde por cierto aparece una de mis canciones favoritas de GIRLSCHOOL (‘Dont call it love’). ¿Eran canciones que preparasteis para esa ocasión u os habían sobrado de las sesiones de ‘Hit and run’? ¿Cuál fue la intención al editarlo poco antes de irte?¿Una especie de despedida quizás?
EW: Yo toque en el ep “Wild life”, pero no en el álbum, de todas maneras no había material del “Hit and run”, se hicieron para ese álbum.

M80: ¿Seguiste involucrada en el mundo de la música con otras bandas o decidiste cortar por lo sano? ¿Hubo algún momento en el que te arrepintieses? Por favor, háblanos sobre SHE DEVILS ¿Fue algo estable o más bien como entretenimiento?
EW: Desde mi salida de la banda en el 82, comencé a estudiar música, mas tarde empecé a cantar opera, y escribí algunas que fueron presentadas en Londres, mas tarde trabaje en teatro de todo tipo, aunque me gustaban mas los musicales, también estudie astrología, y tuve algunos programas de televisión referentes a la astrología, también impartía clases de canto.De alguna manera, si añoraba un poco GIRLSCHOOL , porque era una manera de sentir el rock, y poderme expresar con mis composiciones. Aún tenia algo rebelde dentro de mi.  SHE DEVILS, nos lo tomamos en serio, pero no fue un gran momento para una banda de rock, la cosa estaba difícil, había muchas bandas, y se empezaba a notar un poco la decadencia que el rock tuvo mas tarde. Por otro lado, Toyah estaba trabajando en teatro, y le iba bastante bien, Cris estaba trabajando como músico de estudio, y también le iba de maravilla, yo también estaba liada con mis operas, al final preferimos seguir cada una en nuestro camino, con Toyah tengo relación aún, voy a verla cuando puedo a sus representaciones.Cris, se mudo a U.S.A., por lo que no nos vemos.

Enid Williams.

 
M80:  En el 2000 regresas junto a Jackie Chambers al mismo tiempo que Kelly Jonson dejaba el grupo. ¿Volvisteis a coincidir juntas en GIRLSCHOOL en algún momento?¿Seguís manteniendo el contacto con ella?
EW: No volví a tocar con ella, solo en una grabación que realizamos en el “Garage” (Londres) hace un año y medio aproximadamente, en la que participaron otras antiguas componentes de la banda. Tengo buena relación con ella, y de vez en cuando nos hacemos alguna visita y tomamos te. También suele venir a nuestros conciertos en Londres, cuando su salud se lo permite.

(n.dr.) Kelly Johnson falleció finalmente en 2007 tras perder su lucha contra el cáncer.

M80: 2003 es el año en que se publica vuestro LP compartido con OLIVER/DAWSON SAXON y TYGERS OF PANG TANG. ¿Como surge esa idea? ¿Es una especie de homenaje a la NWOBHM o un intento de hacer resurgir el nervio de aquellos días?
EW: La idea surgió de la compañía de discos, y si, más o menos era eso, de ahí el titulo. De todas maneras esas canciones están también editadas en nuestros últimos trabajos “Not that innocent” y “Believe”.

M80: Tú, que viviste aquello y ves esto ahora, con todos los cambios tecnológicos y de actitud en el público y los grupos ¿Crees que es posible que vuelva a ocurrir algo parecido a lo que hacían bandas como DEF LEPPARD , IRON MAIDEN o vosotras mismas? Me refiero a grabar singles en independientes o incluso autoproducidos e ir poco menos que vendiéndolos de puerta en puerta. ¿Se han vuelto los músicos jóvenes demasiado cómodos y esperan que el éxito venga a llamar a su puerta?
EW: No creo que las nuevas bandas se hayan acomodado, como ejemplo te diré, que siempre nos entregan trabajos las bandas que nos telonean, lo que ocurre es que la industria musical esta muy difícil, y no solo para las bandas noveles, nosotras vendemos la mayoría de nuestros Cds y merchandising en nuestros conciertos y nuestra web.

M80: Habéis hecho varias versiones a lo largo de vuestra carrera, lo que demuestra que durante toda ella habéis seguido siendo fans… ¿Nunca habéis pensado en grabarlas todas de nuevo en un solo álbum como una especie de tributo tan de moda hoy en día?
EW: Nunca lo habíamos pensado…….pero, no es mala idea !

M80: Bien, creo que podemos dejarlo aquí, muchas gracias por tu tiempo y amabilidad. Si quieres añadir algo, este es el momento!
EW: Solo me gustaría añadir, que en los principios de la banda, Kelly y Kim eran las que mas aportaciones musicales hacían a la hora de escribir y componer temas, pero en estos momentos somos Jackie y yo las que mas nos juntamos a la hora de componer, Kim también lo hace, pero ella, actualmente no vive en Londres, y quedamos menos veces.
Jackie y yo, nos compenetramos muy bien, a mi me gusta mucho su estilo, e intentamos crear cosas diferentes, sin dejar de ser GIRLSCHOOL , la verdad es que creemos que nuestro ultimo trabajo “Believe” es el mejor que GIRLSCHOOL a editado desde los principios de los 80.
Podéis escuchar parte de estos temas en nuestra web www.girlschool.co.uk
También me gustaría saludar a todo nuestro publico español, y deciros que estoy encantada de vuestro país y de su sol, por ello tengo mi segunda residencia en Málaga.

DOSSIER GIRLSCHOOL

Se trata de un dosier de prensa con artículos, reportajes o entrevistas aparecidas en la prensa de la época o retrospectivos y relacionadas como es lógico con GIRLSCHOOL y su álbum “Hit and run”.  El archivo está en formato PDF y se encuentra alojado en Megaupload para su descarga.

Para conseguirlo debes escribir en este blog cualquier cosa que se te ocurra con respecto a GIRLSCHOOL, si las viste en directo alguna vez, tu opinión sobree ste disco, que pinsas de las mujeres en el rock… en fin, tú mismo…

CONTENIDO

– Entrevista publicada en MUSKARIA nº 10 durante Enero de 1982. Una página en español.
– Reseña del álbum publicada en MUSKARIA nº 10 durante Enero de 1982. Una página en español.
– Reseña del álbum publicada en SMASH HITS  durante Abrilde 1981. Una página en inglés.
– Entrevista publicada en SMASH HITS  durante Abrilde 1981. Dos páginas en inglés.
– Entrevista publicada en KERRANG UK nº9 durante 1982. Tres páginas en inglés.
– Publicidad y fotos varios publicadas en KERRANG
– Reseña biográfica publicada en enciclopedia ” Historia de la música Rock”. Una página en español.
– Nota biográfica publicada en SMASH HITS  durante Julio de 1981. Una páginas en inglés.
– Letras canción publicada en SMASH HITS  durante Julio de 1981. Una páginas en inglés.
– Entrevista publicada en THIS IS ROCK 16 durante Octubre de 2005. Seis páginas en español.
– Entrevista retrospectiva publicada en THIS IS ROCK 23 durante Mayode 2006. Seis páginas en español.
– Nota informativa de la marcha de Enid publicada en Kerran nº12 durante 1982. Una página en inglés
– Entrevista publicada en KERRANG UK nº31 durante 1983. Dos páginas en inglés.

 

Si te interesó este artículo, puede que estos también o hagan:

 

 

 

 

CRONOLOGIA

HUGHES & THRALL: “Hughes & Thrall”

Quizá sea porque se trata de la única grabación que el dúo llevó a cabo y por ello volcaron en sus canciones una creatividad sin límites, o tal vez sea el simple y natural resultado de la unión de dos talentos como eran (y son) el de Glenn Hughes (ex DEEP PURPLE y ex TRAPEZE) y Pat Thrall (Ex PAT TRAVERS BAND), no lo sé. Pero si sé que su álbum homónimo de 1982 es una extraordinaria colección de canciones en las que tanto el talento como la variedad están presentes de principio a fin.

No es menos cierto que nadie hubiese pensado que algo así podría salir de un Glenn Hughes totalmente errático, quien desde su salida de DEEP PURPLE, no había hecho otra cosa que dar tumbos de un lado a otro. Aparte de su álbum en solitario (“Play me out”, 1977) tuvo un intento en el 80 de formar una banda junto a Ray Gómez y Narada Michael Baldem, pero apenas un  año después el proyecto dejaba de existir.

Afortunadamente, el siguiente intento de Hughes daría mejores resultados.  Hughes se puso en contato con Pat Thrall, a quien conocía desde hacía algún tiempo y quien había abandonado su puesto en la PAT TRAVERS BAND. El guitarrista aceptó instalarse en L.A. para escribir algunas canciones y probar como funcionaba la idea. Hizo falta muy poco tiempo para que todo echase a rodar. A partir de la primavera de 1981, ambos músicos dedican su tiempo a escribir, influidos por los gustos en común que ambos tenían, y dando luz a un material que el propio Hughes calificó como funk ‘ n ‘ roll.   Al mismo tiempo que el dúo escribía, se hicieron varias audiciones para completar la banda de cara a los directos, siendo un  (por entonces) desconocido Frankie Banalli  quien ganaría el puesto. Como respaldo en los teclados contaron con los servicios de Peter Schless.

El siguiente paso fue grabar algunas demos en un estudio, que sirvieron como apoyo en la búsqueda de una compañía interesada en editar su trabajo. Finalmente, Boulevard records, subsidiaria de CBS, fue la que puso mejores condiciones. En palabras de Hughes, decidieron firmar con un sello pequeño para no quedar enterrados entre los cientos de ediciones que lanzaban por aquel entonces casi a diario las multinacionales. No les faltaba razón por una parte, ya que este álbum es uno de los que más se mencionan por pate de artistas de toda clase como influencia básica, pero por otro lado es una pena que quedase relegado a disco de culto.

El grupo trabajó en dos estudios diferentes, con dos productores distintos. La primera fase se creó en los estudios   Shangri-la de Malibú, con Rob Fraboni al mando, un productor cuyo currículo incluía entre otros a Eric Clapton, Bonnie Raitt o Joe Cocker.  Sin embargo, no tardaron en aparecer ciertas tiranteces. Glenn Hughes:

“La cosa no avanzaba con Rob Fraboni. Nos dimos cuenta de que estábamos superando lo que el podía dar de sí para con nosotros. No estábamos nada contentos con el sonido que estaba sacando al grupo, porque buscábamos una orientación más ‘British Rock’ , así que fuimos a por Andy“.

Andy Jones es un mito de la producción. Baste decir que ha estampado su nombre en las carpetas de “Highway” de FREE, “Exile on main street” de THE ROLLING STONES o “IV” de LED ZEPPELIN, entre otras obras maestras del rock. Con él trabajaron en Hollywood, concretamente en los United Western Studios, donde quedó registrado el grueso de un álbum que el dúo definió como “dos álbumes en solitario recogidos en uno solo”. La experiencia de “Play me out” había sido lo bastante traumática como para que Hughes quisiera repetir… al menos por entonces,

Pat Thrall también veía en el álbum una ocasión para desarrollarse, que en ningún caso hubiese conseguido haciendo el disco él solo:

“Nunca tuve demasiado interés en hacer un álbum en solitario. Esto está mucho más cerca de mis intenciones. El hecho de hacerlo junto a Glenn me ha servido para sacar más rendimiento de mis posibilidades, para concentrarme en escribir canciones y no sólo perseguir rock and roll directo. Y ahora me siento que estoy dejando que la gente sabe que puedo hacer más que interpretar canciones…”.

Ambos escribieron el álbum entero, salvo la canción ‘Coast to coast’ que firma sólo Hughes y se hicieron acompañar, como hemos dicho,  por el teclista Peter Schless y Frankie Banali ( QUIET RIOT , WASP) a la batería, aunque finalmente hubieron de contratar a Gary Fergusson (ex BLACK ROSE) con las baquetas ya que Banalli recibió la suculenta oferta lanzada por QUIET RIOT, quienes no tardarían en hacerse multimillonarios.

Andy Thomas y Tim Kramer (ingeniero en la grabación ) tuvieron que emplearse a fondo en el estudio, dado que la disparidad en los caracteres de ambos artistas, trajo más de un problema. Por un lado Pat Thrall trabajaba de una manera mucho más metódica, repetía las cosas una y otra vez, hasta encontrar el punto perfecto, lo cual exasperaba a un Hughes acostumbrado a hacer su trabajo en dos o tres tomas como máximo.  En todo caso, finalmente fueron capaces de aportar a aquella colección de canciones  un aire muy de la época, logrando una limpieza casi cristalina en las canciones, que en realidad es lo que realmente necesitan. Digo esto porque, no nos engañemos, el álbum está a mil kilómetros de ser un disco de heavy metal… Incluso me atrevería a decir que está más cerca del pop rock que otra cosa, eso sí, un pop rock intenso en la onda de POLICE o los YES de la época, los del ‘90125’ y tan cuidado y rico en matices que cuesta horrores ponerlo al lado de los discos de SAXON, JUDAS PRIEST o incluso los más cercanos RAINBOW o WHITESNAKE. Reconozco que esa opinión es muy discutible pero canciones como ‘The look in your eye’ o ‘Beg borrow & steal’ me parecen dos buenas muestras de lo que intento decir, con esas guitarras sintetizadas tan rematadamente ochenteras. Más allá aún va, por ejemplo ‘Where did the time go?’ en la onda más puramente Phil Collins, pero que no por eso deja de ser interesante. En el lado opuesto, mucho más contundentes e intensas, están otras como la que abre el disco, ‘I got your number’ , ‘Who will run to you’ o ‘Hold out your life’ que, a nivel personal, me lleva a preguntarme cuanto de Pat Thrall influyó en Joe Satriani para encontrar su sonido, o mejor dicho, cuanto de Allan Holdsworth influyó en ambos, Thrall y Satriani.

Una vez terminado el álbum, (se termino de grabar en Julio de 1982 y salió a la venta en Estados Unidos un mes después) la banda se dedicó a la promoción, dejando los shows para final de año, abriendo los conciertos de Santana. (puedes leer la reseña de uno de los escasísimos bootlegs AQUI)  . Llegaron a viajar a Japón, donde hicieron muchas entrevistas en radio, recibiendo un gran calor por parte del público nipón, pero  finalmente, sin que se sepa muy bien por qué, el proyecto no cuajó como debiera. Habían llegado a escribir material para un segundo disco, incluso habían escrito una canción que a punto estuvo de convertirse en el tema principal de la película “Los cazafantasmas”, desplazado en el último segundo por “Ghostbusters’ de Ray Parker Jr.  Pero finalmente, cada uno siguió a lo suyo y pese a esporádicas colaboraciones de Pat Trall en los trabajos en solitario de Glenn Hughes, no han vuelto a unir esfuerzos de una forma seria para hacer una segunda parte de este disco que es una pieza obligada en la música de los ochenta.

 

AQUI PODEIS LEER DOS ENTREVISTAS EN LA KERRANG INGLESA DE MARZO DE 1982 Y JUNIO DE 1983

Miguel. Asturias