CRONOLOGIA

.::METALLICA.. ‘Garage days re-revisited’::.

– Helpless – The Small Hours – The Wait – Crash Course In Brain Surgery – Last Caress/Green Hell

Lars Ulrich: Batería Jason Newsted: Bajista Kirk Hammet: Guitarra James Hetfield: Guitarra y voz

Publicado el 21 de Agosto de 1987.

Grabado en A&M, y Conway Studios, Los Angeles.

METALLICA: Producción

Ingenieros: Csaba Petocz

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

PEQUEÑA HISTORIA EN TORNO A UN GARAJE.

Cuando alguien muere, suelen perdonársele todos sus pecados. Sin embargo, en el caso de Cliff Burton, no había pecados que perdonar, lo que no deja de ser un consuelo si pensamos que pudo disfrutar del aprecio, tanto de su público como (supongo) de su entorno, antes de cruzar ‘al otro lado’.

Como recordaréis, ocurrió el 27 de septiembre de 1986. METALLICA junto a su equipo, viajaban desde Estocolmo a Copenhague dentro de la gira europea para promocionar su álbum ‘Master of Puppets’, cuando a la altura de la pequeña ciudad de Ljungby, su autocar sufrió un accidente en una carretera helada que terminó con la vida de Cliff.

Con él no solo se fue un músico de talento, si no la pieza que equilibraba al grupo y le mantenía con los pies en el suelo. De esto nos hemos dado cuenta con el paso del tiempo, pero volviendo a aquellos aciagos días, lo urgente era luchar contra un vacio que parecía insuperable. No olvidemos que al fin y al cabo METALLICA eran cuatro tipos de veintitrés años que apenas llevaban cuatro juntos y que con toda seguridad, aun se querían y respetaban. Es decir, no hablamos de gente que lleva años junta por compromiso cuya relación no va más allá de lo puramente contractual, si no de unos amiguetes disfrutando de su pasión como nunca hubieran soñado.

A aquellas alturas, eso sí, METALLICA comenzaba a ser un grupo importante, con perspectiva de serlo infinitamente más. Ahora la todopoderosa PolyGram, era quien mandaba, y la agencia de management que llevaba sus asuntos era Q-Prime lo que significaba jugar en primerísima división. Todo ello se traducía en una maraña de contratos y condiciones que hacían inviable la retirada, pese a que muy posiblemente, ese fuera el deseo en caliente del grupo. Sin embargo, era demasiada la gente involucrada como para tirar la toalla así que el tema se solventó con el ya clásico: ‘”X (en este caso Cliff) hubiera querido que siguiésemos”.

Por cierto, me gustaría hacer una acotación, solo para situarnos y saber qué cifras y nombres estamos barajando. Peter Mench, jefe de Q-Prime a quien METALLICA bañan en la foto de al lado, había lidiado con una situación parecida algún tiempo atrás cuando Bon Scott se nos fue, ya que AC/DC también formaban parte ( y lo siguen haciendo en 2014, al igual que METALLICA) de la cartera del manager. Desde luego, se me ocurren pocos grupos más importantes ahora mismo que AC/DC y METALLICA y poas agancias de management con aspiraciones más altas que esta. 

Bien, volviendo al grupo . A la hora de buscar un nuevo bajista, recurrieron a otro viejo amigo, Brian Slagel, quien en su momento les había recomendado a Cliff. El dueño de Metal Blade lo tuvo claro desde el primer momento y les aconsejó que hablasen con Joey Vera, de ARMORED SAINT, quien cumplía dos condiciones fundamentales: era un músico de enorme talento y era amigo de la banda. Sin embargo, o bien le pudo la presión de tener que calzarse las botas de Cliff, o bien la lealtad a su banda, pero el caso fue que rechazó la oferta y obligó a la banda al trámite de la clásica audición de diferentes músicos.

La lista incluía cerca de cuarenta bajistas, unos mejores, otros peores pero todos a tener en cuenta: Les Claypool de PRIMUS, Willy Lange de LAAZ ROCKIT o Doug Keyser de WATCHTOWER fueron algunos de ellos. También se había añadido otra opción aportada por Slagel, que no cumplía la premisa de ser cercano a METALLICA, pero sí era técnicamente irreprochable. Se trataba de Jason Newsted, bajista de FLOTSAM & JETSAM, una banda de Phoenix que recientemente (en verano de 1986) habían publicado su primer álbum en Metal Blade. Jason llegó recomendado, pero en ningún caso tenía el puesto ganado, si no que como he dicho tuvo que batirse el cobre con decenas de otros bajistas. El 28 de Octubre de 1986, Jason pasaba a formar parte del cuarteto de manera oficial.

DE NUEVO A LA CARGA

Con la banda preparada para la batalla, lo que tocaba era trabajarse la carretera. El 8 de Noviembre del 86, apenas tres meses tras el accidente, daba comienzo una gira que empezaba con un par de fechas en su tierra, después saltaba a Japón y luego les devolvía a Canadá y Estados Unidos, donde permanecieron hasta finales de año. Ya en 1987, Europa les recibiría con los brazos abiertos para un tour que recuperaba las fechas perdidas en el norte de Europa, no sin antes haber visitado España, el 17 y 18 de Enero en Madrid y Barcelona respectivamente con METAL CHURCH como acompañantes. No tengo datos al respecto de Barcelona, pero en Madrid la asistencia fue muy escasa, apenas dos mil personas en palabras del periodista que cubrió el concierto para la revista HEAVY ROCK.

Sin embargo, las fechas verdaderamente importantes del tour, estaban perfectamente definidas y respondían a la incorporación de METALLICA a la multinacional PolyGram en Europa que ya hemos mencionado antes. Los tiempos del underground, de los clubs y de la Bay Area formaban parte de un pasado reciente en el tiempo pero lejano en la actitud. MetalBlade y Music For Nations habían dejado paso a Elektra y Vertigo en América y Europa respectivamente, y eso significaba jugar en la primera liga . El caso es que aquel año, Polygram había alquilado la franquicia MONSTERS OF ROCK y la mayor parte de los artistas que aparecían en el cartel (tanto en Inglaterra como en Europa) pertenecían a esa compañía: BON JOVI, DEEP PURPLE, DIO… Naturalmente, nadie en la multinacional era ajeno a la repercusión que METALLICA habían alcanzado,  lo que hacía casi obligada su inclusión en el cartel. El problema era que la banda no tenía nada nuevo que ofrecer al público.

Ignoro absolutamente de donde surgió la idea de hacer “Garage Days revisited”, pero quien la tuvo se ganó el sueldo. Con aquel miniLP cubrían el expediente de cara a la compañía al presentarse con material ‘nuevo’ bajo el brazo, pero además, a nuestros ojos (los del pública) aquel trabajo servía para que METALLICA mantuviese intacta su credibilidad, ya que de alguna manera les ponía a nuestra altura: la de los fans que hacen canciones de sus grupos preferidos.

Resumiendo, “Garage Days revisited” fue un notabilísimo disco, pero también una estrategia comercial increíblemente elegante y eficaz.No entraré en si eso es bueno o malo. METALLICA, y cualquier banda que haya entregado su vida al trabajo como han hecho ellos, tienen todo el derecho del mundo a ganar dinero, y cuanto más, mejor. Pero en todo caso, el recuerdo de aquel momento no puede ser más positivo: METALLICA habían lanzado un disco con versiones de grupos tan desconocidos como interesantes que además estaba al nivel de todo lo que habían publicado hasta entonces.

GARAGE DAYS: EL DISCO.

El 8 de Junio empezaron las sesiones de grabación de aquel material, unas sesiones que se alargaron por seis días, un espacio de tiempo casi ridículo. Quizá el hecho de tener las canciones masticadas desde hacía años ayudó, pero hay que tener en cuenta que a la contra jugaba el tener a un miembro nuevo en la banda. En cualquier caso, insisto: fue un tiempo record, y además para unos resultados realmente brillantes: El trabajo se desarrolló en dos estudios, los A&M y los Conway Studios, ambos en Hollywood. Como anécdota, cabe mencionar que TED NUGENT se encontraba en aquellos momentos grabando “If You Can’t Lick ‘Em…Lick ‘Em” en los Conway y galantemente accedió a ceder su puesto a METALLICA durante el tiempo que durase la grabación de ‘Garage days’, lo que explica su presencia entre los agradecimientos que aparecen en la carpeta del miniLP.

Algo que llama la atención del disco es su sonido. La producción corrió a cargo del propio grupo y consiguieron que aquello sonase compacto, intenso y cristalino, y que superase con muchísimo la impresentable chapuza que hicieron un año después con ‘And justice for all’. Si ‘Garage Dayz’ hubiese sonado como el infame doble LP, la mayoría hubiésemos creído que Jason Newsted solo aparecía en las fotos y que en realidad, no había tocado. Sin embargo, afortunadamente no fue así y pudimos disfrutar de la presencia de un bajista a la altura en medio de un tabajo de producción, como ya he dicho, irreprochable. Hay pequeños detalles que aunque puede parecer que no tiene importancia, juegan un papel muy relevante a la hora de crear ambiente, y ayudan a dar la impresión de que el grupo de tu barrio te ha invitado a ir a su local mientras tocan sus canciones favoritas. Me refiero a esos pequeños acoples, a esos finales de las canciones sin rematar, con rasgueos y flecos varios, a las marcas de batería, comentarios etc que es justo lo que un disco de ‘no pagues más de 5.98’ representa.

En cuanto al material elegido, creo que también merece la pena detenerse un poco aquí, ya que con tan solo cinco versiones (en realidad son seis, pero dos de ellas forman parte de un medley) METALLICA dejan bien claro que si algo bueno tuvo el thrash metal fue la total ausencia de sectarismo. En tan corto repertorio, METALLICA reconcilian al punk, el heavy metal y la vieja escuela eligiendo canciones de todas esas escenas y arreglándoselas además para que todas suenen a ellos mismos.

Posiblemente desde España no se haya visto realmente una rivalidad entre la escena del punk y la del heavy metal y menos ahora, cuando ambos géneros comparten cartel con la mayor normalidad, pero en su momento, a principios de los 80’s la zona de California tenía verdaderos problemas en ese sentido, muy especialmente cuando las bandas hardcore crecieron en popularidad. Las palizas y apuñalamientos entre bandas y el caos en general eran constantes, situación que cambió de manera radical con la entrada en escena del thrash metal. (Si te interesa el asunto, me permito recomendarte el libro “Tenemos la bomba de neutrones” de Marc Spitz y Brendan Mullen).

Bien, a lo que iba. De las cinco canciones, las dos primeras pertenecen a sendas bandas pertenecientes a la escena N.W.o.B.H.M. DIAMOND HEAD y HOLOCAUST eran los autores originales de “Helpless” y “The Small Hours” , canciones que aparecían en los álbumes “Lightning to the Nations” y “ Live (Hot Curry & Wine)” publicados en 1981y 1983 respectivamente. Supongo que estas versión tuvieron mayor repercusión a nivel internacional que cualquier otro trabajo de los grupos, lo cual no deja de ser una injusticia más en un género dentro del heavy metal, que dejó muchos cadáveres prematuros por el camino.

Con “Crash Course In Brain Surgeryde los galeses BUDGIE (aparece en el album “In for the kill” de 1974, aunque la canción había sido publicada como single tres años antes), METALLICA rinden tributo a la vieja escuela, y además hay que reconocer que tienen gusto a la hora de escoger y ejecutar la canción. Hubiese sido más fácil y efectivo tirarse a por un clásio de, digamos DEEP PURPLE (banda por la que Lars Ulrich siente una particular devoción) pero les honra haber dado a descubrir a esta banda mucho más oscura y desconocida.

El reconocimiento al punk también viene de la mano de dos bandas minoritarias. En vez de decantarse por SEX PISTOLS, como han hecho docenas de grupos de metal, METALLICA escogen a KILLING JOKE y MISFITS. Los primeros pertenecen a un subgénero dentro del punk que derivó en todo el asunto gótico, o como antes se le llamaba ‘siniestro’. No se puede considerar como una banda multitudinaria precisamente, y quizá gracias a ello estén a punto de cumplir los cuarenta años en activo, lo que significa que tienen su público, de eso no hay duda. Pero, con el debido respeto, tanto a KILLING JOKE como al resto de bandas, creo de todas las canciones que aparecen en el disco, las más recordadas son ‘Last Caress/Green Hell’, el medley de los dos temas de MISFITS.

MISFITS fueron una banda surgida a finales de los setenta en la zona de Nueva York, con unos recursos técnicos muy limitados, pero cuya imagen e iconografía estaban en un nivel estratosférico. Realmente tampoco puede decirse que hubiesen inventado nada, ya que gran parte de su imagen era robada del cine de ciencia ficción y terror de serie B en blanco y negro, pero lo cierto es que lo hacían con ‘buen gusto’ y sabían enganchar. Dicho esto, no es menos cierto que sus discos eran extraordinariamente difíciles de encontrar en España en aquellos momentos… de hecho sigue siéndolo hoy día.. Bien, pues lo que intento explicar es que  en unos años como aquellos, sin los medios con que contamos actualmente,es seguro que jamás hubiésemos conocido a los MISFITS de no haber sido por las versiones de METALLICA, sumadas a la infinidad de fotografías del grupo en las que alguno de sus miembros (especialmente Cliff Burton) vestían sus camisetas. Recordemos que hasta la irrupción de las bandas thrash, no era habitual que los miembros de tal grupo llevasen camisetas de otras bandas.

Aquellas dos versiones nos dieron pie a descubrir, (al menos a mí) que el  punk no tenían que tener necesariamente un sesgo político. Había cabida para otras miradas al género herederas de RAMONES o DICTATORS que costaba encontrar en un país como España, donde la escena punk estaba dominaba  hasta el aburrimiento por la política. A pesar de que el grupo estaba disuelto desde hacía años, no me cabe la menor duda de que estas versiones ayudaron (y no poco) a que su cantante Glenn Danzig, a quien por cierto James Hetfield siempre ha manifestado su admiración,  reverdeciese laureles con SAMHAIN primero y poco después con su carrera en solitario, que nos dio momentos memorables. Solo resta decir que METALLICA ‘heredó’ de MISFITS a uno de sus ilustradores de cabecera,  Pushead (que además cantaba en una banda hardcore llamada SEPTIC DEATH) quien trabajó para ulrich y compañía durante la época de ‘And justice for all’ como en su momento había trabajado para MISFITS. Sus sobresalientes ilustraciones adornaron portadas y camisetas durante toda una época de METALLICA, como recordarás.

Y bien, creo que podemos poner ya el punto final a esta pequeña parte en la historia de METALLICA. Hemos empezado a partir de un acontecimiento tan desgraciado como la muerte de un veinteañero en un accidente de tráfico, y aunque nosotros abandonamos aquí, hay que tener en cuenta que a día de hoy, esta historia parece lejos de haber terminado. Si en 1987, tras escuchar este disco te dicen que treinta años después, METALLICA celebrarían un concierto en un iglú situado en medio de la Antártida para cien personas con sus respectivos auriculares, y además alimentando sus amplificadores con placas solares ¿te lo hubieras creido?. Como decían RADIO FUTURA ‘el futuro ya está aquí’.

Miguel.Asturias

Si te gustó el articulo, puedes intentarlo con estos otros:

 

 

DOSSIER DE PRENSA METALLICA, GARAGE DAYS.

Bien, se trata de una recopilación de artículos, entrevistas, reseñas y demás, publicados en la prensa internacional y dedicados a METALLICA en el momento concreto que toca este artículo. Para conseguirlo solo tienes que escribir un comentario en este blog al respecto del disco, su contenido si los viste en esa gira etc y recibirás el dosier por correo.

CONTENIDO

– Entrevista y reseña concierto publicada en HEAVY ROCK nº 43. Marzo de 1987. Cinco páginas en español.

– Crónica Donnington 1987 publicada en HEAVY ROCK Nº 50, Octubre 1987. Una página en español.

-Diario de gira Japón publicado en CRASH MAGAZINE durante Febrero de 1987. Cuatro páginas en alemán.

-Entrevista y reportaje ultima hora accidente publicado en ENFER MAGAZINE nº 41 durante Septiembre de 1986. Seis páginas en francés.

-Reportaje entrada de Jason Newsted publicado en CRASH MAGAZINE durante enero de 1987. Dos Páginas en alemán.

– Entrevista publicada en GRAY MATTER nº 2 durante 1987. Tres páginas en inglés.

– Entrevista publicada en CRASH MAGAZINE durante Abril de 1987. Dos páginas en alemán.

– Entrevista publicada en ENFER MAGAZINE nº 46 durante Marzo de 1987. Cuatro páginas en francés.

– Reportaje Cliff Burton y reseña publicada en GUITAR LEGENDS 108. Cuatro páginas en inglés

Anuncios