CRONOLOGIA

 

 

ESTIGIA: “Insubmission” (1990)

CRONOLOGIA-ESTIGIA-INSUBMISSION-00

– Insubmission   – Dissident   – Fuerzas de Seguridad   – The Wall   -Bad Living   – Lobotomy   – A Sickly Earth   – N.W.O.

Todas las canciones escritas por Estigia

Grabado en los Tío Pete Studios durante Octubre de 1990.

Producido por: Estigia

Ingeniero: Javi Urrejola y Ángel Lázaro

Ander – Guitarra y Voz   Goiko – Batería   Javi – Bajista

ESTE ARTÍCULO SE COMPLETA CON UN MINI-DOSSIER DE PRENSA. SU CONTENIDO y LA FORMA DE CONSEGUIRLO VIENE RESEÑADO AL FINAL DEL POST.

CRONOLOGIA-ESTIGIA-INSUBMISSION-02

Goiko, Ander, Javi y Chals

A finales de los 80, la participación de bandas de heavy metal en el legendario Concurso Pop-Rock Villa de Bilbao había desbordado cualquier previsión. Tanto fue así, que la organización decidió crear un apartado que, bajo el nombre “rock duro” aglutinase a todos los grupos que practicaban este estilo en cualquiera de sus variantes. El primer premio consistía en la grabación de un disco, algo que en 1990, era una meta inalcanzable para la mayoría. Y precisamente en aquel año, se dio una circunstancia especial. A la hora de proclamar vencedor, el jurado presentó los nombres de dos grupos: SU TA GAR y ESTIGIA. Las reglas establecían que se publicase un LP compartido por ambas bandas, pero aquello no convenció a la gente de SU TA GAR, quienes declinaron la oferta en favor de ESTIGIA.

Esta situación tan extraña, era simplemente una más dentro de las muchas que han jalonado la trayectoria de los de Zarautz, auténticos pioneros del thrash metal en nuestro país.

Su historia empieza en 1985, y en tan solo un año ya disponían de una demo moviéndose por su zona de influencia. Se titulaba “Falso Profeta” , y contenía una serie de canciones muy potentes del heavy metal más intenso y agresivo que podías encontrar en la época. Esto no terminó de convencer a su batería original, ‘Hulk’ que fue sustituido por Goiko, quien ocupó el puesto de manera definitiva.

CRONOLOGIA-ESTIGIA-INSUBMISSION-04

El legendario recopilatorio de Discos Suicidas.

La maqueta funcionó increíblemente bien, más teniendo en cuenta el lastre con que ESTIGIA tenía que pelear. Hemos de recordar que hablamos de 1986. En un territorio como el País Vasco, absolutamente dominado en esos años por las bandas del sello Soñua (KORTATU, LA POLLA RECORDS, CIKATRIZ…) había que tener mucha fe para hacer funcionar a una banda como ESTIGIA. Las radios libres, los fanzines y el circuito de conciertos estaban a lo que estaban, y ni los solos de guitarra ni las melenas eran algo especialmente popular… de hecho, heavy metal y punk eran (entonces) mundos opuestos e irreconciliables. Que se lo pregunten si no, al responsable del ayuntamiento que organizó en la madrileña Casa de Campo el concierto de San Isidro ’86 con LA POLLA RECORDS, BELLA BESTIA y OBUS.

ESTIGIA sin embargo, no solo salieron adelante, si no que sacaron cierto partido del asunto, ya que apenas un par de años después de poner la demo en circulación, dos de sus canciones aparecen en el recopilatorio “Descarga Norte”, publicado en 1988 por la compañía Discos Suicidas, el sello de bandas como ESKORBUTO, ZARAMA, VOMITO y lindezas por el estilo.

De esa época data también un pirata no demasiado conocido, pero muy interesante que consiste en varios temas grabados el 26 de Junio de 1988 en los estudios de Radio Cadena Española. Dos de ellos son versiones, ‘Evil has no boundaires’ de SLAYER y “The four Horsemen” de METALLICA, rebautizado aquí como ‘Los cuatro jinetes’, y con la letra adaptada al castellano.

A pesar de todos estos logros, dentro de la banda no había buen ambiente, y se produjeron posturas enfrentadas que terminaron con Mikel, cantante y bajista, fuera del grupo. Nosotros, el público, ganamos a ANESTESIA, pero la banda perdió una importante baza y el lapso de tiempo se hizo notar en su ya accidentada trayectoria.

Ahora tocaba estabilizar la nueva formación, adaptar las canciones a las nuevas circunstancias y, en resumen, emplear el tiempo que quizá necesitaban para seguir avanzando en llevar las cosas de nuevo a su sitio para partir otra vez casi de cero.

CRONOLOGIA-ESTIGIA-INSUBMISSION-05

ESTIGIA como cuarteto

Goiko siguió tras la batería, Ander se hizo cargo de la voz, además de seguir como guitarrista, y Javier Goicoechea, ‘Javi’ entró como bajista. Este era un viejo amigo de la banda que hacía un programa de radio en Donosti, además de tocar la guitarra en NOISE, una banda de Irún. Pasaba mucho tiempo en el local viendo ensayar a ESTIGIA, así que su entrada en el grupo se produjo de una forma natural, como se hacen este tipo de cosas. Chals regresó a la banda al marchar Mikel, y con esta formación preparan algunos temas nuevos para la nueva maqueta y perfilan otros más antiguos para su inclusión en ella.

Producida en los estudios Iz en San Sebastián, “Demo ‘89” supone un salto cualitativo con respecto a lo que hasta entonces habían grabado, al menos por lo que al sonido se refiere. Kaki Arkarazo, músico y productor donostiarra consigue sacar el sonido y la presión que ESTIGIA necesitan para aquellas cuatro canciones.

CRONOLOGIA-ESTIGIA-INSUBMISSION-06

El recopilatorio “Thrashing ‘till death” y la portada que nos dejó a todos perplejos.

La inclusión de dos de sus temas en el legendario recopilatorio “Thrashing ‘till death” también constituye un punto en cuanto a la difusión de material del grupo, sin embargo hay un “inconveniente”, por llamarlo de alguna manera, que estriba en el hecho de la poca repercusión que consiguieron con esa demo. La coincidencia en el tiempo con el asunto del LP y los movimientos en el son de la banda ( otra vez) impidieron en gran medida que ‘Demo ’89’ llegase a más sitios.

ESTIGIA habían tenido la inestabilidad casi como norma en los últimos tiempos, y la grabación de su primer álbum no trajo cambios en ese sentido. Más aun, acentuó el problema con la marcha de Chals, que dejó al grupo en formación de trío.

Fue entonces cuando chocaron intenciones y realidad: la intención de ESTIGIA para con el disco era volver al mismo estudio y con el mismo productor que habían utilizado para la demo de 1989, pero finalmente, debido a intereses creados dentro del ayuntamiento de Bilbao ( a decir de la banda), tuvieron que usar los Tío Pete y el personal de la casa.

996925_509278832483042_2103120051_n

Ander en ación.

La realidad es que lo que de allí salió, fue un disco de thrash metal grabado en un estudio y por un personal perfectamente profesional, pero poco apropiado para el género. El resultado es muy mediocre y estropea en gran parte el potencial de las canciones: guitarras sin presión, batería demasiado alta, voz demasiado baja… en fin, un poco la tónica habitual en este país en aquellos tiempos.

Hay además un problema añadido al del sonido, y es que la gran mayoría de canciones eran ya sobradamente conocidas. De las ocho del disco, cuatro pertenecen a la ‘Demo 89’, (además, dos de ellas también aparecían también en la recopilación ‘Thrashing ‘till death’ ) y hay que sumar ‘Lobotomy’ que ya existía años atrás, pero con el título de ‘Lobotomía’. Supongo que todo esto fue consecuencia de la agitada vida interna de ESTIGIA en los dos años anteriores. Tanto ajuste en la formación seguramente no les permitió avanzar más de lo que lo hicieron, pero aunque eso podría servir como justificación interna, de cara al público daba la impresión de que la banda estaba vendiendo la misma mercancía, pero peor envuelta.

En cualquier caso, hay que apuntar a favor del álbum, que las canciones nuevas iban una línea similar al material anterior, lo que al final hacía de ‘Insubmission’ un disco sorprendentemente completo y definido. Hubiese sido fácil que la mezcla de canciones viejas y nuevas diesen como resultado una especie de batiburrillo, ya que hay bastante diferencia en el tiempo que transcurrió desde que unas y otras canciones fueron compuestas, pero en ese sentido ESTIGIA consiguieron presentar un producto muy bien rematado.

Las canciones de ‘Insubmission’ están construidas sobre estructuras muy compleajs, cambios de ritmo constantes y sobre todo, un enorme trabajo en el local de ensayo . Al oírlas, puedes apreciar las horas empleadas en cada una de sus partes, y el esfuerzo volcado en sacarlas adelante.

Las influencias están muy bien compensadas entre el thrash que llegaba desde América y el europeo. Puedes encontrar guiños tanto a KREATOR como A NUCLEAR ASSAULT para entendernos. En cuanto a las letras, todas en inglés menos la eterna ‘Fuerzas de Seguridad’, giran alrededor de los temas sociales casi en exclusiva, ecología, pacifismo, igualdad… en fin, lugares comunes del género.

Resumiendo, ‘Insubmisssion’ fue un álbum que no ayudó demasiado a dar solidez a una banda que mereció mayor reconocimiento, pero que es perfectamente recuperable y cuyas canciones ( si te olvidas del sonido) han resistido el paso del tiempo increíblemente bien.

Miguel. Asturias

THUMBNAIL-SLIDE-SHOW-CRONOLOGIA-ANTHRAX-ATLTHUMB-SLIDESHOW-CRONOLOGIA-SABBAT THUMBNAIL-SLIDE-SHOW-SEPULTURA-BTRTHUMB-SLIDE-SHOW-POSSESSED THUMBNAIL-SLIDE-SHOW-CRONO-SLAYER

(MINI) DOSIER ESTIGIA:

Se trata de una serie de artículos, entrevistas y reseñas que en su día se dedicaron a ESTIGIA. En parte son de revistas normales y corrientes y en parte de fanzines. Para conseguirlo debes escribir un post opinando sobre el disco en particular, el grupo en general o incluso sobre el thrash metal en nuestro país por aquel entonces.

CRONOLOGIA-ESTIGIA-INSUBMISSION-07

Recibirás el enlace para descargar a vuelta de correo. Muchas gracias.

– Entrevista publicada en fanzine UNDERGROUND SCENE nº2, hacia 1989. Tres páginas en español

– Reseña Demo ‘89 publicada en fanzine UNDERGROUND SCENE nº2, hacia 1989. Una páginas en español.

– Entrevista publicada en METALIK.O. nº47. Tres páginas en español

– Entrevista publicada en THRASH METAL nº 3. Una páginas en español

Anuncios

CRONOLOGIA

THE CULT: “Sonic Temple”

Sun King   , Fire Woman  ,  American Horse  ,  Edie (Ciao Baby)  ,  Sweet Soul Sister  ,  Soul Asylum  ,  New York City  ,  Automatic Blues  ,  Soldier Blue ,  Wake up Time for Freedom  ,  Medicine Train.

Ian Astbury : Voz, Percusión;  Jamie Stewart : Bajo y teclados;  Mickey Curry : Batería;  Billy Duffy : Guitarra ;  Michael Fraser : Ingeniero ;  Bob Rock – Productor ;  John Webster – Teclados ;  Iggy Pop: Coros

EVIL ELVIS y JUAN GRELA han ayudado con este artículo. Mi agradecimiento.

 

Sonic temple” es un disco que no sigue una lógica en el tiempo, en mi humilde opinión.  Me explico.  La banda empieza su carrera con un irregular y extraño “Dreamtime” como  paso previo al asentamiento en el pop-rock gótico que tuvo lugar en su segundo disco “Love” de 1985. Con ese álbum consiguieron un éxito y reconocimiento masivo para, un par de años después,  pasar por una transformación radical y absoluta al crear “Electric“, trabajo que bebía de las fuentes  del rock más genuino y guitarrero, y que heredaba el sonido de las grandes bandas americanas de los primeros setenta.

Bien, gracias a “Electric” lograron superarse en cuanto a ventas y reconocimiento, lo que bien podría haberles llevado a seguir aplicando dicha fórmula, pero no fue así. Una vez terminada la gira de “Electric”, y puestos de nuevo a escribir, recuperaron en cierta  medida el sonido tan personal de los tiempos de “Love”, lo cual no deja de ser sorprendente.  Es decir, lo lógico (bajo mi punto de vista al menos) sería que “Sonic Temple” hubiese seguido a “Love” para rematar su retro-viaje en  “Electric” pero no, las cosas no fueron así.

Si eso es bueno o malo no tiene mayor importancia. Supongo que parte de sus fans se sentirían decepcionados al no encontrar la continuidad que esperaban, y otros acogerían con agrado esta especie de retorno a sonidos de ayer…con THE CULT, uno debe estar preparado para casi cualquier cosa.  ¿Preferencias  personales? La mía se inclina a la segunda categoría, es decir, “Electric” es un disco apabullante, intenso y poderoso como pocos pero “Sonic Temple” es, (para mi gusto, insisto) su álbum definitivo, aquel en que alcanzaron el equilibrio perfecto entre la mística de “Love” y la intensidad de “Electric”. Una colección de temas en resumen,  que serás capaz de memorizar a la segunda o tercera escucha, todos ellos en condiciones de estar en la radio sin por ello perder el menor pellizco de energía, fuerza o clase.

Haciendo un poco de historia, retrocedemos casi un par de años atrás. La gira de “Electric” había sido una guerra perdida para el grupo, especialmente para Ian Astbury, quien se vio devorado por el éxito y llevó al límite su actitud, convirtiendo el tour en una road-movie permanente.  Astbury:

“Estaba fuera de control en aquella gira, el dinero me incomodaba, al igual que el hecho de habernos convertido en un grupo tan grande. Era como si hubiese perdido al raíz de todo lo que me empujó a unirme a una banda”.

Una situación por la que cualquier grupo habría matado se convirtió en un calvario para Ian… y más aún para Billy Duffy y Jamie Stewart , quienes se veían incapaces de controlar a su compañero. Tanto fue así que los managers de  THE CULT cancelaron el tour japonés y mandaron al grupo de vuelta a casa, con el único fin de evitar una separación que con toda seguridad  se hubiera producido de haber seguido adelante.

La gira se dio por concluida en la Navidad de 1987 y pocas semanas después, Bill se trasladó a Los Angeles. El guitarrista buscaba dos cosas en aquel viaje. La primera descansar y recuperarse de todo aquel circo, y la segunda encontrar el filón creativo que no podía hallar en Londres.   No tardó en unírsele un recuperado Ian, quien alquiló una vivienda próxima a la suya donde montaron su centro de trabajo.

Durante aquellos días ambos músicos decidieron hacer varios movimientos. El primero y más traumático fue el de romper con su anterior agencia de management (lo que les costó innumerables problemas legales) para centrar sus esfuerzos en reforzar su posición en Estados Unidos. Para ello contrataron los servicios de Howard Kaufman, un auténtico tiburón que llevaba entre otros muchos, los asuntos de los WHITESNAKE de “1987” (digo esto para que quede claro el nivel que perseguían).

La siguiente decisión que se tomó, fue la de contratar a un nuevo batería, algo que se había convertido en costumbre, ya que desde el primer álbum los cambios se habían sucedido disco a disco. La diferencia con anteriores situaciones fue que esta vez la cifra de candidatos alcanzó los ciento cincuenta. Entre ellos estaban Ginger Baker o Eric Singer, quien llegó a grabar demos de varias canciones con la banda  en Junio del 88, en los Track Records Studios de Hollywood. En realidad dejó listo el álbum al completo y algunos temas extra, aunque en un estado primitivo respecto al resultado final. Esas canciones fueron posteriormente publicadas en el box-set “Rare Cult, the demos”.

Chris Taylor fue el siguiente en sentarse en el taburete de  la batería, si bien su papel dentro del grupo iba a ser otro. Fue en Agosto del 88 y con él registraron varias demos en el mismo estudio pero ya de una forma mucho más profesional. Aquí hablamos de una preproducción en toda regla, en veintidós pistas (frente a las trece que se usaron para la otra maqueta) y que contaba ya con el trabajo de Bob Rock y Mike Fraser como productor e ingeniero respectivamente.  Curiosamente,  Bob Rock había sido elegido como productor por su trabajo como ingeniero.  La aportación que había hecho tras los controles en el disco homónimo de KINGDOM COME, y en especial el sonido de las guitarras,   sedujo a Duffy desde el minuto uno, por lo que a pesar de que el canadiense era primerizo en lo que se refiere a producción, fue requerido para ponerse al mando de un trabajo verdaderamente importante.

Volviendo al papel del batería, Mickey Curry fue el elegido finalmente. Curry hasta entonces había trabajado con docenas de artistas, y muy especialmente con el canadiense Brian Adams, lo que a priori no le situaba como el más adecuado, pero su buen hacer y su perfecta marca en los tiempos pesó más y el trabajo fue suyo.

Y precisamente en el país de Brian Adams fue donde grabaron el disco finalmente. Resulta un poco extraño que después de deshacerse en elogios sobre Los Angeles, su clima y sus vínculos con el rock and roll, el mundo del motor y demás, decidieran viajar al frío y gris Canadá para dar vida al álbum… aunque pensándolo bien, quizá se viesen empujados a ello a fin de evitar distracciones que retrasasen la grabación del disco… nunca se sabe. Sea como fuere, los Little Mountain Sound Studios acogieron a la banda inglesa durante los tres últimos meses de 1988 junto a Bob Rock en a la producción y Mike Fraser tras la mesa de mezcla como ya  hemos dicho.

El estudio fue testigo de ciertas desavenencias entre Astbury y Duffy desde el primer momento. Donde el primero quería seguir la senda de “Electric” y dar a las nuevas canciones un tratamiento austero que recordase al primer blues rock británico, el segundo estaba por la labor de aplicar un tratamiento más orientado a los grandes estadios. La reacción del vocalista es verdaderamente incomprensible, ya que no tenía mucho sentido contratar a Bob Rock e intentar por todos los medios afincarse en Estados Unidos para después sonar como CREAM en el 67, de ahí que el criterio de Duffy se impusiese y terminasen aplicando al nuevo material cuantos matices y arreglos se estimaron oportunos.

En cuanto a las canciones que allí se grabaron, no puedo ser objetivo a la hora de calificar las canciones que dan forma a “Sonic Temple”. Creo que ya he dicho doce o trece veces que me parece un disco magistral, uno de los mejores que se editó aquel año, para qué engañarnos. Escucharlo hace más incomprensible el hecho de que tan solo un año después, no solo THE CULT sino todo el mundillo del hard rock hubiese caído en barrena para dar paso al grunge, pero en fin así fueron las cosas. La calidad del disco, decía, queda reflejada en el hecho de que de él se extrajeron nada menos que cuatro sencillos, los cuales fueron publicados en diferentes formatos.

 “Fire Woman” fue el primero. Recuerdo escucharlo en el coche de un colega, y aunque a decir verdad me dejó un poco frio por lo parecido de su estribillo con la melodía de “Nirvana” (del álbum “Love” debo decir que con  una sola escucha ya se me había quedado en la cabeza.  Ese sencillo salió el 13 de Marzo como adelanto al álbum que se publicó el 19 de Abril y  se editó como single en 7” y cassette (¡!) con “Automatic blues” como cara b. También se publicó en formato maxi algunas semanas después junto a la inédita “Messing up the blues” y en otro 12” con diferentes mezclas : ‘L.A. Rock Mix’ y ‘N.Y. Rock mix’…. Todo esto antes de editarse el disco! . Una vez publicado este, vieron la luz los otros tres. El primero de ellos salió a la venta en Junio del 89, y la canción elegida fue la maravillosa “Edie Ciao Baby”,  un medio-tiempo lleno de sensibilidad al que solo al que solo separa de ser una balada la voz de Astbury, demasiado enérgica como para hablar de baladas.  La canción estaba dedicada a la actriz, modelo y musa de Andy Warhol, Edie Sedgwick a quien todo el dinero de su familia no pudo librar de una vida verdaderamente atormentada.  El sencillo fue publicado en cuatro formatos diferentes y se hizo acompañar de distintas canciones que cubrían varias épocas pasadas de la banda, como por ejemplo la de “Electric” con la presencia de “Lil’ Devil ” en directo , o más interesante si cabe, la segunda versión en 12” que incluía “Love Removal machine” de su anterior disco en directo y “Revolution” de su álbum “Love” de 1985… no puede decirse que no hay donde elegir. También se hizo un bonito video con la presencia de Renée Beach,  la por entonces novia de Ian interpretando el papel de Edie.

Por seguir el orden cronológico, diremos que “Sun King” fue el siguiente sencillo que llegó a las tiendas y lo hizo en las últimas semanas de 1989, concretamente el 6  de Noviembre. Aquella canción era la que abría el larga duración, y estaba basada en un crescendo capaz de mantener la atención durante todo el tiempo. Era una canción magnífica, brillante, cuya calidad contrastaba con la del grupo a nivel personal. Durante aquellos meses, los trascurridos entre la publicación del single de adelanto y el tercer single del grupo, la carretera se había comido a THE CULT, y muy especialmente a su frontman Ian Astbury:

“Me convertí  en EL problema. Física, mental, emocional y espiritualmente. Con solo veintisiete años ya estaba preparado para morir. Recuerdo cuando salía a escena durante el tour con METALLICA… casi noventa kilos, parecía a Mickey Rourke en “El borracho”.

Sonic Temple” a aquellas alturas había alcanzado el tercer puesto de los charts ingleses y el número 10 en Estados Unidos. Giraron durante el verano abriendo el tour “Damage Justice” de METALLICA, pero el sentimiento del grupo se había roto hasta el punto de que Ian y Bill viajaban a los conciertos en coches separados.

Por si la situación no fuese mala ya de por sí, Ian recibió la noticia del inminente fallecimiento de su padre y decidió viajar a Inglaterra para acompañarle en sus últimos momentos. Verle agonizante en su cama fue algo que tardó en superar pero que sirvió como llamada para salir de aquella espiral.

“Ver a mi padre morir me hizo tomar conciencia de que no debería tomar tan a la ligera la posibilidad de que yo pudiese seguir el mismo camino… Debí ser más responsable. Al final de aquella gira estábamos fuera de bolos…. yo no había subido sobrio a un escenario desde los dieciocho.”

Su actuación en los MTV AWARDS, interpretando “Fire Woman” ilustra con bastante fidelidad la situación en que se encontraban. Ian:

“Allí estaba yo, con aquel traje apretado, como Elvis en su última etapa, pero peor. Degenerado y borracho, perdido en el escenario, con mi padre muriéndose… simplemente no estaba allí, me importaba una mierda”…”Odiaba ‘Fire Woman’, odiaba la vida, odiaba estar allí. El hecho de haber dejado a mi padre en su lecho de muerte me parecía una total falta de respeto.”

Aún faltaban cuatro meses para que se publicase el último single que se extraería del disco. El elegido fue “Sweet soul sister” una de las canciones que recuperan su lado más gótico y  barroco, con sonidos plagados de efectos y ecos. Tuvo seis versiones diferentes entre 7”, picture disc, mini cd y 12” y compartió surcos con “American horse”, “Sweet soul sister”  o la Zeppeliana  ”Soul Asyum” según de qué versión se trate.

Todas las canciones pertenecían a “Sonic Temple” aunque en la primera versión del sencillo se incluía el tema “The River”, otro de los descartes de las sesiones de grabación donde, por cierto, habían llegado a registrar veintiocho canciones.

La publicación del nuevo sencillo coincidía con el inicio del último tramo de la gira e iba a tener lugar  en Marzo de 1990, pero aun había algunas sorpresas (nada agradables) para THE CULT. Jamie Stewart, el bajista y único miembro original del grupo aparte de Ian y Bill abandonaba la banda, asqueado de la situación por la que atravesaban. Jamie:

“Llegué al convencimiento de que aquella gira iba a ser la última. Por aquel entonces me casé, no sabía cómo iba a tomárselo Bill. Se lo conté en mitad de la gira, cuando nadie se hablaba con nadie, Billy dijo: ‘ es una putada, pero es cosa tuya’. Supongo que en el fondo se sintió traicionado, un poco asustado por tener que lidiar con Ian él solo.  No sé lo que Ian pensó. Fui a verle al hotel, estaba rodeado de libros con la tele puesta… quien sabe… Ian y Billy no se hablaban, no podían ya escribir juntos, todo era unafalsa  ilusión”.

El último show de la gira fue el último para Jamie. Se celebró el 3 de Abril de 1990 en el Universal Amphiteatre de California con la banda de Steve  Jones ( el mayor ídolo de Billy Duffy) como telonero. También fue el último para Matt Sorum. La leyenda dice que Axl Rose le ofreció el puesto que Steven Adler había dejado vacante en GUNS AND ROSES, Billy se tomó unas vacaciones, y Astbury desapareció en Canadá, en una búsqueda interior que le ayudase a ordenar su cabeza.

A partir de aquí, la historia de THE CULT continuó, aunque hubo que leerla desde otra perspectiva muy desfavorable para ellos. Cuando editaron “Sonic Temple”,  THE CULT compartían la estantería de ‘novedades’ con “Pump”, “Dr. Feelgood”, “Mr. Big” o  “The Razor’s edge”, discos de hard rock grabados por bandas cuya base de fans era la misma que ellos tenían. Sin embargo para cuando editaron “Ceremony” en 1991,  tuvieron que vérselas con “Nevermind” de NIRVANA,  “Bad Motorfinger” de SOUNDGARDEN o “Ten” de PEARL JAM por citar una mínima parte de aquellos grupos que acababan de llegar como si del caballo de Atila se tratase. Como añadidura, no hay que olvidar que en lo personal THE CULT habían perdido la inocencia y se habían dejado devorar por el rock and roll way of life.

Afortunadamente, están vivos para contarlo, pero ni ellos ni nosotros volvimos a ser los mismos.

Miguel. Asturias.

Si te interesó este artículo, no olvides visitar:

 

 

 

 

 

 

DOSSIER THE CULT.

Archivo pdf comprimido en rar y con un peso de 136 megas alojado en Megaupload ( descarga gratuita y sencilla).
Se trata de una recopilación de material de prensa relacionado con THE CULTy su álbum “Sonic Temple”. El contenido está ordenado cronológicamente y la idea ha sido darle apariencia de revista monográfica en formato PDF. Su contenido viene detallado un poquito más abajo.

PARA CONSEGIRLO:
Bien, como de costumbre se trata de que escribas un mensaje en este blog hablando sobre la banda en general o sobre este disco en particular. Que impresión te causó, cuando conociste al grupo, qué te parecieron los sucesivos cambios, si los has visto en directo, las diferentes “aventuras” de sus coponentes… en fin, cualquier cosa que te parezca adecuada.
– Entrevista publicada en MELODY MAKER en Marzo de 1989. Tres páginas en inglés.
– Reportaje publicado por METAL HAMMER Alemania en Mayo de 1989. Cuatro páginas en alemán
– Reportaje publicado en HEAVY ROCK Nº 70, Una página en español.
– Entrevista publicada en METAL SHOCK, Italia en Junio de 1989. Tres paginas en Italiano
– Biodiscografía retrospectiva aparecida en RAW Magazine. en Julio de 1989. Cuatro páginas en inglés
– Entrevista en la revista SPIN aparecida en Septiembre de 1989. Cuatro páginas en Inglés
– POSTER KERRANG 231, Noviembre 1989. Dos páginas.
– POSTER POPULAR1 198, Enero 1990. Dos páginas.
– Entrevista en HIT PARADER Octubre 1989. Dos páginas en inglés.
– Entrevista publicada en KERRANG UK en noviembre de 1989. Cuatro páginas en Inglés
– Entrevista en HIT PARADER Diciembre 1989. Dos páginas en inglés.
– VARIOS. Reseñas sueltas publicidad etc
– Entrevista publicada en METAL HAMMER Alemania, en MAyo de 1990 .Cuatro páginas en alemán.
– Reseña concierto publicada en POPULAR1 198, en enero de 1990. Tres páginas en español.
– Reseña Show Nueva York publicada en CIRCUS MAGAZINE en Abril de 1990. Dos páginas en inglés
– Reseña concierto publicada en METAL HAMMER Alemania, en junio de 1990, dos páginas en alemán.
– Nota informativa abandono Jamie Stewart publicada en CIRCUS MAGAZINE en Julio de 1990. Dos páginas en inglés
– Reportaje aparecido en FACES, sobre pasado y futuro de THE CULT. Dos páginas en inglés.
– Charts Popular11989 Publicado en Febrero de 1990, en POPULAR1 nº 199. Una página en español
– Portadas en varios medios dedicadas a THE CULT en esa época..
– Contraportada.

CRONOLOGIA

 

..:::SEPULTURA: “Beneath the remains”:::..

–  Beneath the Remains   –  Inner Self   –  Stronger Than Hate   –  Mass Hypnosis   –  Sarcastic Existence    –  Slaves of Pain   –  Lobotomy   – Hungry  –  Primitive Future

Max Cavalera: Guitarra y voz;   Andreas Kisser: Guitarra;   Paulo Jr.: Bajista;   Igor Cavalera: Batería;   Scott Burns: Productor

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSIER DE PRENSA CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁN DETALLADOS AL FINAL DEL POST

En casi todos los comentarios que aparecen en este blog  relacionados con el thrash metal, solemos quejarnos de no haber vivido en tiempo real el estado embrionario de ese género por el aislamiento que siempre ha sufrido este país. Con SEPULTURA, sin embargo, pudimos resarcirnos de ese ‘problema’ al menos en parte.

De forma inesperada, “Beneath the remains” llegaba a nosotros como un soplo de aire fresco en aquella escena, la del thrash metal, que empezaba a hacer aguas, o por lo menos a dejar de parecerse a lo que habíamos conocido tiempo atrás. Era 1989  y al final todo había quedado reducido a dos posiciones: por un lado estaban los grupos que no terminaban de despegar a nivel masivo, como EXODUS, KREATOR, SODOM o TESTAMENT, bandas que sin duda vendían millones y contaban con una fiel legión de seguidores, pero cuyo futuro a largo, e incluso a medio plazo, no terminaba de verse claro.  Por otra parte estaban las bandas ya consagradas, como MEGADETH o, como no, METALICA, que empezaban a replegar velas para navegar por otras aguas menos turbulentas donde poder encauzar sus carreras con unos objetivos bien distintos a los que tenían cuando empezaron. Por último, salían grupos con ideas nuevas y cosas que ofrecer pero su vida era tan intensa como efímera y nacían condenados al fracaso por su autoexclusión. Cientos de bandas de death metal y grindcore no disfrutaron de la gloria fuera del underground más allá de un par de discos.

Bien, pues en medio de este estado de cosas apareció SEPULTURA con este álbum, que era nada menos que el tercero (si nos saltamos el compartido con OVERDOSE)  y que de alguna forma, dio  la vuelta al panorama del thrash metal como en su día lo hicieron SLAYER.  Sin embargo, aquello no había sucedido de un día para otro, si no que hubo una historia para llegar hasta aquí.

A estas edades no se debería rockear…

SEPULTURA, como todos sabéis ya, es la banda de los hermanos Cavalera, dos brasileños de origen italiano crecidos en la ciudad de Belo Horizonte. La idea llevaba dando vueltas en sus cabezas desde 1983, momento en que aquel par de protodelincuentes decidieron dejar a un lado sus escarceos con las bandas juveniles que tanto abundan en la zona, para centrarse en el mundo del rock. Habían sido seducidos por los discos que oían en Woodstock, la tienda musical más grande de su ciudad, donde habían conocido a las bandas clásicas primero, y luego a aquellas que apretaban aún más las tuercas del heavy metal: VENOM, SLAYER y CELTIC FROST cambiaron su vida para siempre.

Los comienzos fueron especialmente duros, ya que Belo Horizonte no es precisamente la Bay Area de San Francisco. No abundaban los músicos, y muchísimo menos aquellos capaces de asumir el proyecto de los Cavalera. Sin embargo,  tras incontables cambios y  pruebas, consiguieron que Paulo Pinto y un tal Jairo T  aceptaran los puestos de bajista y guitarra solista respectivamente, para completar la formación junto a Igor y Max Cavalera, batería y guitarra rítmica y voz.  Tras un breve período de tiempo como WARRIOR y después bajo el nombre de NECROMANCER, SEPULTURA daba sus primeros pasos en aquel lejano año de 1983.

Como cabía esperar, los promotores de conciertos les rechazaron de plano en su mayoría, y cuando no lo hicieron, y SEPULTURA pudo tocar, el público no les entendió demasiado bien. Sin embargo, los propietarios de una tienda de discos llamada Cogumelo, supiero ver en ellos cierta luz y les propusieron compartir una cara en un Split (disco compartido)   con sus paisanos OVERDOSE.

Durante un par de días, la banda se encerró en el J.G. Studio (siglas que respondían al nombre de Joao Guimaran) y dejaron listas cinco canciones. El disco tuvo dos tiradas. La primera de 500 copias en vinilo rojo y la segunda de 1500 ya en negro.  Pese a las evidentes limitaciones  técnicas, la edición de aquel disco fue muy celebrada, por tratarse de la primera vez que un grupo hacía algo parecido en aquel país. Su cara salió bajo el título “Bestial Devastation”, lo que unido a los seudónimos que utilizaron (Max Tormentor, Possessed, Igor Skullcrusher y Destructor) sumado  a títulos como “Antichrist”, “Warriors of death” o “The curse”, da una idea bastante clara de por donde iban sus intenciones.

Sin ser gran cosa, aquel ‘medio disco’ les sirvió como plataforma desde la que darse a conocer y aumentar su presencia en los escenarios, para, a partir de ahí conseguir la suficiente capacidad para autofinanciarse la

Sepultura, hacia 1985

 grabación de “Morbid Visions”,  que fue su puesta de largo. Este álbum fue  grabado en idénticas condiciones al split, lo cual equivale a decir poco tiempo y medios más que limitados. Al menos había un avance en cuanto a estos, ya que lo hicieron en los estudios Viceversa, más profesionales, aunque totalmente desaprovechados por la impericia de los técnicos, que nunca habían tenido la oportunidad de grabar una banda de ese tipo.

 El álbum fue producido y distribuido por Cogumelo,  como ocurriera con el split, pero esta vez hay un avance notable con respeto al anterior, ya que la compañía brasileña licencia a Shark Records para su edición en Europa. Shark Records era una modesta independiente alemana especializada en este tipo de operaciones, gracias a las cuales tuvo en su haber bandas muy populares dentro del underground como LIVING DEATH, WEHRMATCH o MASSACRA.  Era un importante primer paso para conseguir salir de su círculo.

Como consecuencia de la edición de aquel álbum, sus actuaciones en directo eran cada vez más numerosas, destacando entre todas ellas  las que hicieron abriendo el Brazilian Assault tour, en las que abrían para VENOM y EXCITER. Fueron cuatro shows en diciembre de 1986 que terminaron siendo los últimos para Jairo T. , quien abandonaba la banda poco después. Max Cavalera para Metal Hammer:

“Tras aquellos conciertos había llegado el momento de ensayar las canciones del siguiente disco. Jairo apenas aparecía, y cuando llevaba tres semanas sin hacerlo, terminamos mosqueados. Nos dijo que era mejor para todos que se fuese porque no le gustaba la música que hacíamos, aunque no quiso dejarnos del todo tirados y aguantó hasta que encontramos  sustituto”.

Andreas Kisser estaba en Belo Horizonte, pasando una temporada. En realidad, la banda ya le conocía, e incluso había echado una mano como roadie en un par de conciertos del grupo, así que cuadno un tal Magoo de la banda MUTILATOR, rechazó la oferta de unirse al grupo, SEPULTURA se lo ofreció a Andreas.  Aquel era el empujón que necesitaban. No solo Andreas era un buenísimo guitarrista, si no que Max Cavalera se vió obligado a ponerse a su altura y la mejoría  fue más que notable.  Lo cierto es que ambos músicoscogieron el punto común muy rápido y no tardaron en escribir una serie de canciones que mejoraban con mucho el anterior trabajo. La nueva colección de temas se reunió en el álbum “Schizophrenia”, grabado de nuevo en los J.G. Studios de Belo Horizonte durante agosto de 1987. Que  aquel era un buen disco lo prueba el hecho de que agotaron las primeras diez mil copias en muy poco tiempo. Para una banda de esas características y con un alcance tan escaso, aquello era más de lo que nunca hubiesen imaginado, y sin embargo no era suficiente. Había que dar el gran salto. Max Cavalera:

“Un amigo mío, que trabajaba en la Pan Am brasileña, me consiguió un billete para volar a Nueva York, donde fui con una maleta llena de copias en cinta de “Schizophrenia”. Allí me reuní con unos amigos con los que visité cuantas compañías, managers y A&R quisieron recibirme…. Noise, Combat, Roadrunner. Todos ellos conocían al grupo pero nadie garantizaba nada.”

Efectivamente, el álbum había rodado el circuito underground gracias a un nuevo convenio de Cogumelo, esta vez con al compañía New Renaissance Records, una independiente cuya propietaria era Ann Boleyn, la[/youtube] cantante de HELLION. A su vez, esta compañía licenció a Shark Records en Europa de nuevo, gracias a lo caul,  la fama de SEPULTURA había crecido de manera exponencial.  Aquella situación no dejaba de ser frustrante para la banda, a la que llegaban cartas de todo elmundo pero seguían atascados en aquella pequeña compaía brasileña.Sin embargo el paso del tiempo trajo finalmente resultados: el viaje de Max terminó por dar sus frutos. La compañía  Roadrunner  sufrió ciertos cambios de personal, y su nuevo A&R, Monte Connor, sí mostró interés en el grupo y les ofreció un contrato.

Habían conseguido firmar por una multinacional, pero ahora había un problema, y no era otro que la falta de material para grabar. Todo el tiempo empleado en encontrar compañía, había ido en detrimento del utilizado para escribir canciones hasta el punto de no poder cumplir los plazos establecidos en el contrato.  Sin embargo, esto se compensó con una entrega por parte de la banda al completo, mucho mayor de la que habían demostrado enanteriores ocasones. Max: “ Para nosotros, “Beneath the remains” fue una especie de álbum de debut, no solo porque fuera nuestro primer álbum con una compañía discográfica decente, sino porque fue la primera vez que compusimos las canciones e equipo.  Andreas no contribuyó tanto en los discos anteriores.”

El estudio elegido fue el Nas Nuvens, en Rio de Janeiro, durante nueve días de Diciembre de 1988 una fecha bastante complicada,  si tenemos en cuenta que allí el verano va de diciembre a febrero, una época más húmeda y calurosa que el resto del año. Por dicha razón (y porque resultaba más barato) la grabación se hizo durante las horas nocturnas, bajo una presión que seguramente condicionó el resultado obtenido, que no es sino una increíble progresión respecto a anteriores discos. El nivel técnico general es alto, pero  el que exhiben tanto Igor Cavalera, el batería, como Andreas Kisser, el guitarra solista, es , en mi humilde opinión, de sobresaliente. En lo que se refiere a su papel como compositores, deberíamos decir otro tanto ya que supieron escribir un disco capaz de complacer tanto a los thrash-heads amantes de la velocidad vertiginosa, como a los que se decantan por los riffs contundentes y espesos, mucho más basados en su poderosísima sección rítmica.

Esas cacniones forman un repertorio en el que hay varias canciones a destacar. Clásicos como ‘Innerself’, ‘Mass hypnosis’, ‘Primitive future’ o el tema título, ‘Beneath the remains’ (con esa intro acústica que tanto recuerda a los BLACK SABBATH de la era Dio) pero resulta difícil escoger temas sueltos porque este es un álbum verdaderamente digo de ese nombre. Como decantarte por algo cuando tienes que escoger entre los solos de Andreas en ‘Slaves of Pain’ o ‘Sarcastic existence’, el trabajo de Igor en ‘Stronger than hate’ o ‘Lobotomy’ o  la voz rasgada hasta el dolor de Max a lo largo de todo el álbum… todo ello amalgama y da forma  a un conjunto que ha quedado para la historia como un clásico capaz de aguantar la mirada sin el menor problema a ‘Hell awaits’ o un ‘Spreading the disease” .

Sepultura con Scott Burns dando vida a “Beneath the remains”

Se ha hablado mucho sobre el peso que tuvo el productor en el disco, pero si a alguien le interesa, debo decir que en mi humilde opinión, no hizo en absoluto un buen trabajo, o dicho de otra forma, pudo haberlo hecho mejor, si tenemos en cuenta el nivel de otras producciones de su misma firma.  No hablamos precisamente de un don nadie, si no de Scott Burns, el equivalente a Martin Birch dentro del metal extremo, quien al parecer accedió a hacer el trabajo por dos mil dólares. ¿La razón? Pues no fue otra que la oportunidad de conocer Brasil!. De hecho, Jeff Waters de ANIHILATOR había sido solicitado para el trabajo a lo que se negó en redondo.  En fin, como decía, no creo que este fuese ni con mucho el mejor trabajo de Burns, y menos si lo comparamos con otros discos en los que puso su firma aquel mismo año, como “Slowly we rot” de OBITUARY o “Piece of Time” y “Spiritual Healing”  de ATHEIST y DEATH respectivamente. La producción de este álbum es muy espesa y oscura, justo al contrario de los otros discos mencionados, mucho más limpios, casi cristalinos. Quizá el estudio no era el óptimo para que Scott sacase todo su potencial, y de hecho,  parte de las voces tuvieron que hacerse en Tampa, Florida, en los Morrisound Studios propiedad de Burns. Sea como fuere, el caso es que la banda siguió confiando en él para posteriores trabajos, de manera que tan mal no les debió parecer. Solo decir que como oyente, creo que parte del potencial del grupo se pierde por una falta de limpieza en al mezcla.

Dicho esto, el trabajo de promoción para el disco fue, naturalmente, mucho mejor que en los anteriores discos, y eso a pesar de que Roadrunner trató al grupo como un segunda fila, ya que no había un convencimiento absoluto sobre las posibilidades de SEPULTURA. Error. Las ventas se dispararon desde el primer momento y se contaron por decenas de miles en todo el mundo. La sorpresa fue más que grande tanto para el grupo como para la compañía que incluso accedió a filmar un clip promocional para uno de sus temas, “Innerself”.

 Como apoyo al disco en el viejo continente, se programo una gira en la que SEPUTURA abrirían para SODOM, que promocionaban “Agent Orange”, su trabajo más popular hasta entonces. Max no lo recuerda con excesivo cariño:

“La primera gira fue relamente dura. Despues de tres conciertos tuve un envenenamiento en al comida y tuve que ingresar en el hospital para seguir un tratamiento. EL equipo y el management de SODOM nos trataron muy mal y nos hicieron las cosas muy difíciles”.

Esto no fue si no la confirmación de lo que se veía venir: SEPULTURA vapulearon a los alemanes desde el primer show. Gran parte del público acudía a los conciertos única y exclusivamente para ver a los brasileños, y naturalmente, eso no gustó a SODOM, que reaccionaron intentando sabotear sus actuaciones. El siguiente paso en el tour fueron los Estados Unidos, donde unas veces iban como cabezas de cartel ( FATE OR FEAR eran quienes abrían) y otras formaban parte de las bandas  teloneras, como fue el caso de la histórica noche de Halloween en al que junto a SACRED REICH y KING DIAMOND reventaron el Ritz en Los Angeles dejando a cientosde personas fuera del local. Fue la piedra de toque para que público y compañía confirmasen de que lo que estos tipos traían entre manos era algo muy, muy serio…

Aquellos imberbes que apenas unos años atrás eran considerados como heavies por los punks y como punks por los heavies, acababan de poner en marcha algo verdaderamente grande. Si miramos atrás, podemos ver que SEPULTURA fueron la base sobre la que se mantuvo el thrash metal ( e incluso el heavy metal si me apuras) durante la siguiente década. Cuando todo se fue al carajo con el asunto del grunge, hubo algunos grupos que mantuvieron la llama encendida… FEAR FACTORY, PANTERA, MACHINE HEAD y tantos otros, deben mucho a SEPULTURA, su sonido y su actitud… y sinceramente, creo que también nosotros les debemos  cierta gratitud.

 Miguel.Asturias

SI TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO, QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESEN ESTOS:

                                                                                                                                                                                                                               DOSSIER SEPULTURA:

Recopilación de artículos, reseñas y entrevistas aparecidos en revistas y fanzines  relacionados con SEPULTURA entre 1985 y 1989.

Para conseguirlo basta con que escribas comentando tu opinión acerca de  “Beneath the remains”, en particular o el grupo en general. Recibirás un enlace para descargarlo a  vuelta de correo.

CONTENIDO:

Biografía publicada en POPULAR1 Especial 165, en Octubre de 1996. Seis páginas en español.

Biografía publicada en METAL HAMMER especial nº 7. Once páginas en español.

Entrevista publicada en THRASH METAL nº8. Dos páginas en español.

Entrevista publicada en THRASH METAL nº5. Una página en español.

Biografía publicada en POPULAR1 Especial 149. Cuatro páginas en español.

Entrevista publicada en METAL HAMMER Alemania en Mayo de 1989. Una página en alemán.

Reseña “Beneath the remains”- METAL HAMMER España, Agosto 89. Una página en español.

Reseña y presentación banda en METALIK.O. 31. Tres páginas en español.

Artículo aparecido en fanzine BLOWING THRASH septiembre 1986. Una página en inglés.

Entrevista en fanzine DAMAGE INC nº 01 publicado en 1987. Dos páginas en inglés.

Artículo aparecido en fanzine METAL COMAND en 1988. Una página en español.

Artículo aparecido en fanzine PROFUNDEZAS DO METAL Nº2 en 1990. Dos página en portugués.

Artículo aparecido en fanzine ROCK BRIGADE nº 21 en 1986. Una página en portugués.

Entrevista fanzine Book of Armagedon, 1989, cuatro páginas en inglés.

Entrevista fanzine METAL MELTDOWN ZINE 1989, cuatro páginas en inglés.

Comentario del álbum en reportaje “On his own words” aparecido en METAL HAMMER Alemania, en 1989. Una página en alemán.

Artículo aparecido en METAL HAMMER Alemania en 1989. Una página en alemán.

Artículo aparecido en METAL METALIK.O. nº 42 en 1990. Tres páginas en español.

Reseña (“Schizophrenia”) aparecida en METAL FORCES nº27 (Inglaterra) en 1988. Una página en inglés.

Noticia aparecida en KERRANG UK nº 192, en Junio de 1988. Una página en inglés.

Artículo aparecido en ROCK HARD 36 en Febrero de 1990. Una página en alemán.

Artículo aparecido en ROCK HARD 26 En Junio de 1989. Una página en alemán.

CRONOLOGIA

..::SKID ROW: ‘Skid Row’::..

– Big Guns *** – Sweet Little Sister ** – Can’t Stand the Heartache * – Piece of Me * – 18 and Life ** – Rattlesnake Shake ** – Youth Gone Wild ** – Here I Am ** – Makin’ a Mess** – I Remember You** – Midnight/Tornado*

* Bolan **Bolan/Snake ***Bolan, Snake, Hill, Affuso +Fallon/Snake

Rachel Bolan – Bajo Scott Hill – Guitarra Rob Affuso – Batería Sebastian Bach – Voz Dave ‘The Snkake’ Sabo – Guitarra

Grabado a finales del año 1988 en los Royal Recorders Studios, Wisconsin.

Publicado el 24 de Enero de 1989

Producido por: Michael Wagener

Ingeniero: David Kent

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

Hace algún tiempo hablábamos sobre tres super – grupos que debutaron discográficamente en 1989:  MR.BIG, BADLANDS y BLUE MURDER.

Aquellas tres bandas tenían varias cosas en común: contaban en sus filas con músicos veteranos de muy alto nivel, grabaron sendos discos de debut verdaderamente impresionantes, y corrieron una suerte parecida al ser barridos del mapa cuando el grunge apareció en escena. Sin embargo, al mismo tiempo que estas bandas se daban a conocer, hubo otras formadas por gente joven, sin apenas experiencia, pero con una capacidad a prueba de bomba y una insaciable gana de comerse el mundo. No sé si fue esa la razón, pero lo cierto es que tenían los mismos factores en contra que las tres citadas en primer lugar, y sin embargo mantuvieron el tipo y salieron adelante. Bien es cierto que la mayoría de ellas habían publicado sus respectivos debuts un año antes: GUNS AND ROSES, L.A.GUNS o FASTER PUSSYCAT, pero la que vamos a reseñar ahora no: SKID ROW se pusieron en marcha en 1989 y tuvieron la sartén por el mango durante mucho tiempo después de que Billy Seehan, Jack e Lee y John Sykes hubiesen tirado la toalla.

Y es que esta era la banda que lo tenía todo. Tenía en sus filas a dos verdaderos talentos escribiendo canciones. Rachel Bolan, el bajista y Dave’The Snake’ Sabo, el guitarra solista , eran dos músicos que llevaban juntos durante un montón de tiempo antes de este debut, y que dieron vida a un disco de debut que fue una auténtica colección de hit singles (se alzó con el numero uno del Top Billboard 200). Canciones pegadizas con estribillos que se instalaban en la cabeza con una primera escucha, pero que a la vez tenían muchísima agresividad. Nada de coros chicle ni cosa parecida, si no hard rock muy intenso con una pegada que les ponía a caballo entre los últimos MOTLEY CRÜE de la década y los mismísimos GUNS AND ROSES.

A SKID ROW tampoco les faltaba técnica a la hora de tocar. Sin ser unos virtuosos pajea – mástiles, sí entraban en la categoría de banda compacta y sobresaliente, con uno de los mejores frontmen del género, que tenía una voz cargadísima de matices y con una gran variedad de registros, que encima sabía utilizar.. Como prueba de ello están el montón de años que fue primera figura en los teatros de Brodway en distintos musicales a seis noches por semana, (cuando no son siete).

Más puntos a favor del grupo se los daba la imagen, un tanto heredera del sleazy angelino, con un punto punk y de nuevo un frontman capaz de romper muchos corazones, algo sumamente importante en aquella época. Ahora cualquier palurdo con chándal, o un engendro con lentillas de colores puede servir, pero eso no servía entonces.

Por último, también contaron con un padrino que les facilitó mucho las cosas, aunque fuese con unas intenciones poco altruistas. Haciendo caso de su infalible olfato para el negocio, Jon Bon Jovi ( amigo del cole de Dave Sabo ) aportó dinero y movió cuantos hilos hicieron falta para impulsar al grupo, a cambio de un contrato en que se le cedían parte de los royalties que ROW generase en el futuro. Hablamos de muchísimos miles de dólares.

La cosa es que por unos o por otros, SKID ROW firmaron por Atlantic y en a finales del año 1988 se metieron en los Royal Recorders Studios de Wisconsin, para registrar su debut bajo la tutela de Michael Wagener. Quizá la presencia de este productor fuese determinante a la hora de dotar al disco del feeling que tiene. No olvidemos que Wagener puso su firma, unas veces como productor y otras como ingeniero, en los discos ochenteros de bandas como ACCEPT, RAVEN, METALLICA o MALICE, pero entre sus clientes también figuraron DOKKEN, BONFIRE, GREAT WHITE, POISON o MOTLEY CRUE así que el equilibrio entre el metal europeo y el americano estaba garantizado, como así fue.

El disco consistía en once canciones, tres de las cuales ( “18 and Life”, “I Remember You” y “Youth Gone Wild”) se extrajeron como singles. Como vengo diciendo, son temas que reúnen todas las condiciones de los buenos discos: mucha pegada, mucha energía y un punto de agresividad, o si prefieres decirlo así, de chulería. Estribillos de largo alcance , como ‘Big guns’, la increible ‘Youth gone wild‘ o ‘Sweet little sister’, (su ‘Kickstart my heart’ particular) . Hay también mucho toque L.A. (como es natural por otro lado) en temas como ‘Rattlesnake shake‘ y ‘Makin a mess’ y la inevitable powerballad sin la que en aquellos años no eras nada, un bonito tema titulado ‘I remember you’, que contrasta con la canción que cierra el disco, ‘Midnight/Tornado’, muy dentro de los cánones clásicos del metal.

El disco alcanzaría la categoría de quíntuple platino, y aunque eso sería con el paso del tiempo, no es menos cierto que el grupo se hizo mundialmente conocido en pocas semanas. Quizá podrían haber encabezado ellos un cartel y girar en esas condiciones, pero desde luego no hubiesen alcanzado ni en sueños las cifras que lograron siguiendo las órdenes de su oficina de management McGhee Entertaintment, una de las más poderosas en aquellos tiempos ( y aún hoy). El caso es que dicha oficina llevaba los asuntos de bandas de la talla de BON JOVI o AEROSMITH, y SKID ROW encajaba con ambos grupos como un guante. Dicho y hecho aquellos cinco niñatos que apenas pocos años antes ni se conocían, pisaban escenarios ante miles de personas cada noche, y todo hay que decirlo, sin falta de mérito.

Los primeros ocho meses del año se los pasaron en casa, es decir, en Estados Unidos. A lo largo y ancho del país, SKID ROW calentaban al público que había ido a ver a BON JOVI y su monumental presentación de “New Jersey” y se encontraban con aquella inesperada (al menos durante las primeras semanas, antes de vender los discos por decenas de miles) avalancha. Como parte de la agencia de managers que hemos citado, también gozaron del privilegio de abrir uno de los festivales más emblemáticos de la década, como fue el mítico Moscow Peace Festival que se celebró el 12 y 13 de Agosto de 1989. Con la excusa de luchar por la paz y contra las drogas, en la capital rusa se reunían durante aquellos dos días, los grupos más importantes y los más prometedores del genero metálico visto desde una óptica comercial: OZZY, SCORPIONS, CINDERELLA, MOTLEY CRÜE, BON JOVI… y SKID ROW, naturalmente. Seguramente, la cantidad de público que les vio solamente en aquella noche fue mayor de la que lo hubiese hecho durante una gira entera que hubiesen hecho ellos solos.

Tras la experiencia de Rusia, la banda permaneció en Europa, donde el grupo (como es natural) actuaba por primera vez. Otro de los grandes momentos de dicho tour, tuvo lugar en el legendario Festival de Milton Keynes, que acogió a SKID ROW en medio de un cartel de ensueño: VIXEN, EUROPE y BON JOVI.

El caso es que después de haber arrasado en festivales con los mejores medios y las cifras más desorbitadas, poco después hacían lo mismo en el infecto club Marquee, donde varios cientos de fans se quedaron sin entrada fuera del local. SKID ROW dejaron bien claro que lo mismo servían para llenar arenas que para arrasar los clubs, es decir: no eran ninguna broma.

En Septiembre volvieron a Estados Unidos donde pudieron disfrutar de su nuevo status y hacer algunas actuaciones, mientras llegaba el momento de regresar a Europa para unirse a la gira de presentación del multiplatino (nada más y nada menos) “Dr. Feelgood” de MOTLEY CRÜE. Durante esta gira llamaron mucho al atención de la prensa que veía un gran contraste entre su imagen (especialmente la cara de niña de Sebastian Bach) y su sonido, mucho más contundente de lo que se podía esperar al ver las fotos. Aquí fue donde el cantante empezó a dar muestras de ser … digamos que poco prudente en sus declaraciones, una cualidad que conserva a día de hoy y que dejó perlas como sus declaraciones a SOUNDS:

“Ya has visto la intensidad con la que tocamos. Nuestras actuaciones son más parecidas a las de SLAYER que a una mierda de concierto de POISON”

Haciendo amigos, como suele decirse. Pero bueno, lo importante era la gira y esta no podía ir mejor, ya que el cierre de la misma tuvo lugar de vuelta en Estados Unidos y Canadá, donde abrieron entre diciembre de 1989 y enero de 1990 otro tour de proporciones faraónicas, como era el ‘Pump’ de AEROSMITH. Se me hace difícil imaginar un escenario mejor para una banda que apenas un año antes (recordemos: enero de 1989) ponía a la venta su primer trabajo.

Resumiendo, está claro que no todas las bandas tienen una oportunidad así con el disco de debut y que de no ser por la promoción y los medios de que dispusieron posiblemente no hubiésemos oído ni hablar de ellos,pero dándole la vuelta a la tortilla, otros también tuvieron la oportunidad pero les faltó el talento. Te recomiendo encarecidamente que no hagas como yo, que en su momento me dejé llevar por las fotos de Sebastian Bach y por la relación de la banda con BON JOVI y me estuve perdiendo un disco rematadamente bueno.

Echa un vistazo a estos otros artículos, puede que te interesen.

DOSIER “Skid Row”

Recopilación de artículos, reseñas y entrevistas publicados en la prensa musical de varios países, en relación con SKID ROW y su álbum del mismo título. Para conseguirlo debes escribir un post comentando tu parecer sobre el disco, el grupo en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre y cuando guarde relación con la banda . Recibirás a vuelta de correo un enlace para descargar el dosier.
Si tienes material de prensa que no aparezca aquí y quieres colaborar en mejorar el dosier, por favor escribe a miangarri@gmail.com

Entrevista publicada en METAL SHOCK nº 47 durante Junio de 1989. Dos páginas en italiano.

Reportaje publicado en CLASSIC ROCK MAGAZINE durante Octubre de 2010. Tres páginas en inglés.

Reportaje publicado en HEAVY ROCK nº81 durante Mayo de 1989.Dospáginas en español.

Portada y poster de METAL HAMER España nº 29 publicado en Abril de 1990.

Poster publicado en CIRCUS MAGAZINE durante Junio de 1989

Reportaje publicado en HEAVY ROCK nº81 durante Mayo de 1989.Dospáginas en español.

Artículo Moscow Peace Festival publicado en la revista SPIN durante Noviembre de 1989. Cuatro páginas en inglés.

Aparición en reportaje sobre videos musicales publicado en CIRCUS MAGAZINE durante Junio de 1990. Dos páginas en i nglés.

Reseña disco LIVE WIRE nº16 Abril de 1989. Una página en alemán.

Mega reportaje publicado por METAL ATTACK nº 3 en 1989. Varios contenidos. 22 páginas en español.

Reseña concierto en Milwaukee publicado en METAL FORCES Nº52 en 1990. Una página en inglés

Entrevista publicada en la revista SPIN durante Diciembre de 1989. Tres páginas en inglés.