CRONOLOGIA

.::DIO: ” Dream Evil”::.

CARA A.1 Night People   2 Dream Evil   3 Sunset Superman   4 All the Fools Sailed Away

CARA B. 2 Naked in the Rain   2 Overlove   3 I Could Have Been a Dreamer   4 Faces in the Window   5 When a Woman Cries

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

Batería: Vinny Appice

Bajo: Jimmy Bain

Voz, Producción: Ronnie James Dio

Guitarra: Craig Goldie

Teclados: Claude Schnell

Ayudante sonido: Allen Abrahamson

Ingeniero: Angelo Arcuri

 

La historia de RJ Dio es de sobra conocida. Desde que Ritchie Blackmore abandonase a DEEP PURPLE para formar RAINBOW junto a él, hasta el reverdecimiento que atravesó un clásico como BLACK SABBATH al acoger su presencia como vocalista, pasando por la impecable carrera en solitario que ya entraba en su quinto año de vida con unos resultados dignos del Top5 del género, Ronnie Dio no dejaba de darnos momentos de gloria.

Ronnie en sus años mozos. ¡Cuantos buenos momentos nos iba a dar este jipi!

Su talento como vocalista y su capacidad como compositor, unido a la habilidad de pillar ese punto entre el hard rock de fácil escucha y el heavy metal de corte europeo, le sirvió para tomar público de diferentes mundos y formar una nutrida base de fans que le profesaban auténtica devoción. En resumen, Ronnie parecía decidido a aplicar la conocida máxima del mundo de los que nos dedicamos al mantenimiento: “Si funciona, no lo toques”

Pero el tiempo no pasa en balde y mucho menos  en un negocio como el del heavy metal , con tanta gente preparada empujando desde abajo y haciendo que lo de ‘renovarse o morir’ más que un refrán fuese un mandamiento.  JUDAS PRIEST, ACCEPT, IRON MAIDEN, GARY MOORE, WHITESNAKE, SCORPIONS, SAXON…. a esas alturas de la década, todas estas bandas habían abandonado su sonido clásico, orientándolo hacia el metal americano. No había razón  entonces para pensar que Dio se resistiría a ello. Es más, había dos apuntes que nos hicieron pensar que Ronnie, más que un giro, iba a hacer un quiebro: por un lado estaba el abandono de Vivian Campbell en la guitarra, un hecho traumático, casi comparable (salvando lo evidente) a lo que supuso para Ozzy Osbourne, la muerte de Randy Rhoads en su momento, y por otra parte, el hecho de que su anterior disco fuese una especie de álbum en directo, que dio pie a pensar que ‘Dream Evil’ vendría con aires renovados.

Ronnie y Craig en acción.

Bien, pues nos equivocamos todos. Por cuarta vez en su carrera en solitario, si exceptuamos el mencionado directo, R.J.Dio volvió a grabar el mismo disco: las mismas pautas, el mismo esquema, la misma temática y el mismo sonido. Hombre, esto está bien para bandas como STATUS QUO, AC/DC, RAMONES o MOTÖRHEAD porque eran bandas de rock and roll, pero se quedaba muy corta para un grupo del nivel del que ahora nos ocupa. Es como si a este grupo se le reprochara lo que a otros se les permitía e incluso se esperaba de ellos…Debo reconocer que en ese momento (y me consta que no soy el único) la decepción fue notable y puede decirse que durante varios años,  tuve la puerta cerrada para el gran Ronnie. Sin embargo, el paso del tiempo enseña a valorar las cosas, y (hace algún tiempo ya) he incluido a “Dream Evil” en mi categoría personal de “discos de la ostia”.

Volviendo a aquellos momentos, hablábamos antes sobre cambios en la formación, que además de ser extremadamente importantes, eran los primeros que se producían. Hasta entonces, Jimmy Bain, Carmine Appice, Claude Schnell y Vivian Campbell, habían sido una piña. Pero llegados a este punto, el guitarrista y Ronnie habían congelado la relación hasta tal punto que Vivian abandonaba aquella nave en busca de otros puertos. Lo traumático de aquel cambio, quedaba reflejado en una entrevista que Ronnie concedía a Circus Magazine, durante septiembre del 86: “Vivian ya no es parte de esta banda. Iba a su aire, leyendo sus propias notas de prensa, siempre fuera de lugar y quedándose sobre el escenario, mirando como si fuera uno de los Thomson Twins. Convirtió mi vida en un infierno. De repente no quería ser un “guitar hero”, si es que alguna vez lo fue. Creíamos que podríamos hacer los últimos meses que quedaban de gira con él, pero yo no podía actuar junto a alguien que me hacía sentir de la forma que él lo hacía. Mirando hacia atrás, creo que fue una buena decisión. Los comentarios que he oído sobre Craig son que él está a la altura de Vivian.”

Craig anunciando las B.C. Rich ( aunque fueron los thrashers quien las pusieron de moda en realidad)

Naturalmente Vivian tenía su propia opinión. Según decía: “No puedo decir que no lo viese llegar, pero en realidad no esperaba que lo hiciese cuando lo hizo. Las relaciones con Ronnie y Niji (que era la compañía de management) eran muy malas en aquel tiempo, siempre estaba mirando por encima del hombro y fue lo mismo para todo el mundo en la banda. Estábamos siendo tratados como ciudadanos de segunda clase.”

La pregunta era ¿Quién va a calzarse las botas de Vivian Campell? No olvidemos que se trataba de un guitarrista de altísimo nivel, casi un guitar-hero, que no podría ser reemplazado por  cualquier
chiquilicuatre. Bien, el nombre del nuevo miembro de la banda era Craig Goldie, un guitarrista norteamericano a quien Ronnie había echado el ojo tiempo atrás. Contactó con él por primera vez, cuando el guitarrista hizo la audición para cubrir la vacante que Jake E. Lee había dejado al abandonar ROUGH CUTT para unirse a Ozzy Osbourne, dándose la casualidad de que Ronnie Dio estaba apadrinando a dicho grupo ( a ROUGH CUTT, no a Ozzy evidentemente). Luego le invitó a participar en “We stars”, el tema central de “Heard ‘n aid”, por lo que cabe pensar que es cierto que ya andaba detrás de él. Craig manifestaba que Dio le había prometido el puesto de Vivian si este algún dia le fallaba pero ya se sabe, son comentarios que uno piensa que el músico hace para darse importancia… quizá no fue así en esta ocasión.

DIO, MEGADETH y SAVATAGE, así del tirón

Bien, así las cosas mientras Craig formaba parte de ROUGH CUTT, además de colaborar con GIUFFRIA, el guitarrista se lanza al ruedo tras solamente seis ensayos. Bien es cierto que conocía las canciones de DIO igual de bien que cualquier otro miembro de la banda, pero el salto que daba era muy grande. Además el primer show que dio con la banda (el 1 de Agosto del 87) era como parte del “Children of the Night Concert”, un festival en el que DIO (la banda) compartía cartel con YNGWIE  MALMSTEEN, ARMORED SAINT o FASTER PUSSYCAT además de una superbanda formada para la ocasión por Don Dokken, Ron Keel, Frankie Banali y excompañeros de Craigh en ROUGH CUTT: como prueba de acceso, no está mal. Supongo que eso le preparó para el hightlight de la gira, que fue la presencia del grupo como cabeza de cartel junto a BON JOVI del festival de Donington de 1987 ante 80.000 personas, que saldría editado en 2010 junto a otro directo, también en Donington, de 1983. A este concierto siguieron el resto de la serie Monsters of Rock en Alemania e Italia y el consiguiente tour europeo con parada en España, con tal demanda que en Madrid llenaron el Pabellón dos noches seguidas en compañía de HELLOWWEN, quienes también vivían un gran momento. Tras un salto a Japón para participar en el mítico mega festival 2nd Japan Aid, volvieron a Europa donde permanecieron hasta final de año (ya con WARLOCK como teloneros) para, en 1987, volver a Estados Unidos y rematar allí el tour durante otros tres meses.

DIO y HELLOWEEN 11 Euros. Claro que no todo el mundo los tenía entonces.

Esto por lo que se refiere al trabajo en directo. Ahora toca hablar sobre el disco. Han pasado casi veinte años y cuando ese trozo de plástico comienza a girar en el plato nos damos cuenta de cómo se ha devaluado la escena musical, y cómo aquel álbum que todos repudiamos es ahora infinitamente mejor que cualquier cosa que se esté editando en este momento. Como decía al principio, no deja de ser una repetición de ideas, pero las ideas son tan buenas que podrían colocar, al  menos el sesenta por ciento del disco en los ranking personales de clásicos de la banda.

Para empezar, el típico tema rápido titulado ‘Night People’ construido sobre una base de guitarra bastante simplona, pero con un sorprendente trabajo en el solo que da paso al segundo tema, ‘Dream evil’, con un riff que recuerda poderosamente al de ‘Man on the silver mountain’ aunque puesto al día, con un giro un poco más comercial y un gran estribillo al que sacar jugo en directo. ‘Sunset superman’ es la siguiente y su intro basada en teclados no parece anunciar una canción tan ágil como resulta ser al final. Destaca el pulso in crescendo que nuestro pequeño ídolo mantiene hasta llegar a otro estribillo de los que arrasan en las grandes arenas. También el trabajo de Jimmi Bain con el bajo, que sobresale por encima del resto de canciones. El cierre de la cara A es una pequeña maravilla con una intro muy en la línea de ‘The Signof the seventh cross’ y un aire a ratos de powerballad y a ratos del heavy metal más clásico. Su título es ‘All the fools sailed away’ y su estribillo, dramático y teatral como pocos, brilla con luz propia. Un clásico en la carera de Ronnie, sin lugar a dudas.

La cara B abre con un tema no demasiado rápido y con una gran presencia de lso teclados con Dio doblando su propia voz en algunas partes como sólo él sabe hacer, y Craig Goldie demostrando que es bastante mejor en los solos que en los riffs rítmicos. Recuperamos el pulso con ‘Overlove’, una de las más rápidas del disco, algo que no dirías a judgar por su extraña y bluesera intro que tiene cierto aire a cosas tocadas por Mr. Blackmore para después encontrarnos con, en mi modesta opinión, el punto menos inspirado del  disco: ‘I cold have been a dreamer’. Una especie de mezcla entre riffs de la escuela AC/DC con partesdigans de Brian Adams como poco. Afortunadamente no da tiempo a digerirla antes de que lleguen el cierre del disco con dos buenas canciones.  En la primera, ‘Faces in the Window’ Dio nnos presenta su cara más metálica, con un corte de su linea clásica, y en ‘When a woman cries’, recupera su legado más hard rock con un bonito dibujo en los teclados, gentileza de Claude Schnell, que pone la guinda a un disco que supuso un momento horrible para una carrera que si bien nunca llego a apagarse, bien es cierto que jamás volvió a brillar como realmente merece.

 

.::DOSIER “Dream Evil”::.

Se trata de una recopilación de artículos, reseñas o entrevistas que aparecieron en prensa, bien en su día o bien tiempo después, y que están relacionadas con este álbum.

PARA CONSEGUIRLO

Escribe un post en este blog hablando sobre este discoen particular o el grupo en general. Qué crees que ha aportado DIO al mundo del rock and roll, tu opinión si los has visto en escena… que se yo, lo que buenamente se te ocurra.

POR FAVOR, es importante evitar mensajes tipo SMS. Gracias.

 

CONTENIDO DOSSIER

-Reseña show en Dusseldorf, publicado en Metal Hammer Inglaterra durante diciembre de 1987. Dos páginas en inglés.

-Entrevista publicada en Circus magazine durante septiembre de 1986. Tres páginas en inglés.

-Reseña álbum publicada en Circus magazine durante Octubre de 1987. Una páginas en inglés.

-Entrevista publicada en CRASH MAGAZINE durante septiembre de 1987. Dos páginas en alemán.

-Reseña publicada en CRASH MAGAZINE durante septiembre de 1987. Dos páginas en alemán.

-Entrevista a Craig Goldie publicada en THIS IS ROCK nº 82 durante Abril de 2011. Cuatro páginas en español.

-Reseña conciertos Madrid publicada en HEAVY ROCK nº 50 durante Octubre de 1987. Dos páginas en español.

-Reseña conciertos Inglaterra publicada en KERRANG nº 167 durante Octubre de 1987. Tres páginas en inglés.

-Entrevista publicada en KERRANG nº 169 durante Diciembre de 1987. Una página en inglés.

-Noticia breve y poster publicados en METAL HAMMER España, nº1 durante diciembre de 1987. Tres páginas en español.

– Reseña conciertos Inglaterra publicada en METAL HAMMER España, nº2 durante Enero de 1988. Dos páginas en español.

-Reseña del álbum publicada en LIVE WIRE Magazine #10 durante el verano de 1987. Una página en Alemán.

 

 

 

CRONOLOGIA

WHITESNAKE: “1987”

– Crying in the Rain – Bad Boys – Still of the Night – Here I Go Again – Give Me All Your Love – Is This Love – Children of the Night – Straight for the Heart – Don’t Turn Away

David Coverdale: Voz, John Sykes: Guitarra y voz, Neil Murray: Bajo, Aynsley Dunbar: Batería, Don Airey: Teclados. Productores. Mike Stone / Keith Olsen

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSIER DE PRENSA, CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁRESEÑADO AL FINAL DEL POST.
IMPORTANTE!!!!! SI TIENES MATERIAL DE PRENSA QUE NO APARECE EN LA LISTA Y CREES QUE PODRÍA SERVIR PARA MEJORAR EL DOSIER , POR FAVOR, ESCRIBE UN CORREO A miangarri@gmail.com

Muchas han sido las bandas que al dar un giro en su dirección, a punto han estado de terminar en la cuneta. METALLICA con ‘Load’, JUDAS PRIEST con ‘Turbo’ o KISS con ‘Dinasty’ lo intentaron, pero se vieron obligados a replantearse el asunto y plegar velas para poder seguir camino. Seguramente, lo súbito de ese cambio tuvo en parte la culpa, cosa que no ocurrió con la banda de David Coverdale. Año a año y disco a disco desde que empezase a década de los 80, se veían señales que evidenciaban que WHITESNAKE iban buscando asentarse definitivamente en el mercado norteamericano. El abandono progresivo del sonido bluesy o los cambios de imagen fueron acentuándose a lo largo de la carrera del grupo hasta que llegado 1985, quedó claro que había un pasado para WHITESNAKE. La pregunta era: ¿Habría un futuro?. Las cifras demuestran que, efectivamente, lo hubo y fue exactamente como Coverdale quería, incluso me atrevería a decir que nunca llegó a imaginarlo tan brillante… pero hasta llegar a ese momento, hubo una historia que intentaremos repasar ahora.

EN LA PISTA DE DESPEGUE

Rock in Rio, el mega festival celebrado en Brasil en 1985 fue el último concierto con WHITESNAKE para Cozy Powell. Al margen del legendario batería y su partner in crime de la sección rítmica Neil Murray, la banda allí presente poco tenía que ver ya con la que en su momento publicase “Come ‘n get it” o “Ready ‘n Willin’ “. El sombrero de Mickey Moody y la tripilla de Bernie Marsden habían dejado paso a la melena rubia de John Sykes. No había rastro del mostacho de Jon Lord e incluso David Coverdale había abandonado los vaqueros y sus míticos chalecos, reemplazándolos por un estilizado conjunto negro de spandex… era el signo de los tiempos.

Afortunadamente para el grupo, el citado show era el último de la gira, lo que daba cierto margen a Coverdale y Sykes a la hora de buscar nuevo batería, a la vez que escribían el material de lo que sería su siguiente trabajo. Se trató de fichar a Frankie Banalli (W.A.S.P., QUIET RIOT) y a Tommy Aldridge, entonces en la banda de Ozzy Osbourne, sin resultado positivo. Finalmente, tras probar a cerca de sesenta músicos y dilapidar una fortuna en dichas pruebas, contrataron a Aynsley Dunbar, un legendario músico de la vieja escuela cuyo nombre va ligado por completo a la historia del rock:

“ Me acerqué, hice sus temas y lo que les asombró fue ver que podía tocar una de las canciones tres veces seguidas sin cansarme: ¡La habían probado con chicos de veinte años que ni siquiera la habían podido hacer entera una sola vez!. El tema se llamaba ‘Bad boys’ ”.

Así, con la formación casi completada y los esbozos de las canciones muy adelantados, Dunbar ensayó el material entre el 28 de Agosto y el 30 de Septiembre de 1985 , momento en el que comenzó la grabación de las bases rítmicas en los canadienses Little Mountain Studios, donde MOTLEY CRÜE, AEROSMITH o THE CULT han grabado parte de sus mejores trabajos.

Dunbar y Neil Murray dejaron listas las bases del álbum en aproximadamente un mes, siguiendo las pautas que John Sykes les marcaba. Parece un tanto chocante que alguien como Sykes, (que no dejaba de ser un chavalín en comparación con aquellas dos leyendas del negocio) llevase el peso de todo el proceso, pero no olvidemos que ‘1987’ era su bebé y el de Coverdale y que, siendo como era el autor de la música en todos los temas, es lógico que fuese él quien marcase las directrices de cómo desarrollar las canciones.

Bien, y si hablábamos de leyendas al referirnos a Murray o Dunbar, no lo era menos el siguiente músico que tenía que poner su talento en aquellos surcos. Don Airey, había grabado ya aquel año un álbum para ALASKA (la banda de Bernie Marsden), otro con GARY MOORE y otro con PHENOMENA. Las tres bandas estaban en relación directa con miembros de la saga PURPLE, lo que quizá hizo que grabar sus partes en el álbum ‘1987’ fuese pan comido. De hecho, aparecía a finales de octubre y en tan solo cinco días terminó su aportación.

PALOS EN LAS RUEDAS

El relativo buen ritmo que llevaba la grabación del álbum se vio interrumpido por una serie de problemas que traerían de cabeza a todo el entorno del grupo. Con las bases rítmicas y los teclados grabados, era el turno para John Sykes. Sin embargo, el frío de Canadá hizo mella en su salud y a principios de Noviembre contrajo una severa infección de garganta que le alejó del estudio e hizo que la banda se tomase el resto del mes libre. No debió de sentarle muy bien el descanso ya que cuando volvió a primeros de diciembre, Sykes decidió que no le servían las bases de Dunbar y Murray, quienes debieron volver a grabar. La llegada de las fiestas navideñas provocaron otra pausa que Mike Stone, el primer productor, aprovechó para replantear toda la producción del álbum, con la esperanza de que en los primeros días de Enero, el grupo (John Sykes, más concretamente) volviera a ponerse manos a la obra.

Sin embargo no fue así. El 4 de Enero, Phil Lynott abandonaba este mundo y su muerte dejaba devastado al guitarrista, quien pocos meses antes había estado valorando junto a él un regreso de la leyenda irlandesa. Ni que decir tiene que John Sykes permaneció en Europa mientras duraron los funerales y demás. En todo caso, entre tragedias y enfermedades, añadido al perfeccionismo que Sykes buscaba desarrollar en su trabajo, las partes de guitarras no estuvieron terminadas hasta la primavera de 1986, momento en el que se suponía que David Coverdale ya podría grabar la voz… y digo ‘se suponía’ porque los problemas que WHITESNAKE habían tenido hasta entonces quedaban convertidos en tropezones sin importancia al lado del que se les vino encima en ese momento.

Cuando a mediados de Marzo, David Coverdale se puso manos a la obra, sus sesiones arrojaban unos resultados catastróficos. Los tonos a los que antes llegaba con facilidad se habían vuelto inalcanzables para él, y su voz sonaba ahora absolutamente nasal. Era incapaz de afinar y terminaba las sesiones con dolores de cabeza y agotado tanto física como anímicamente. Tras visitar a varios doctores se le diagnosticó una sinusitis que obligaba al cantante a pasar por el quirófano, pero Coverdale, presionado por los continuos retrasos decidió utilizar medicamentos para paliar el problema y decidió cambiar los estudios de Canadá por los Compass Point en Bahamas, donde sin duda el clima era más benigno.

A todo esto, el tiempo había ido pasando y los que ponían el dinero, es decir Geffen Records, estaban cansados de unos resultados que nunca llegaban. En consecuencia decidieron recortar gastos dejando sin sueldo a Aynsley Dunbar y Neil Murray, quienes desde que grabaran casi seis meses antes no habían vuelto a aportar nada al trabajo. Obviamente, Dunbar se fue de la banda, y Neil Murray, aunque no llegó tan lejos, se unió a otros proyectos que le ayudaran a pagar las facturas. Mientras tanto, Coverdale sufría una recaída que le obligaba (esta vez sí o sí) a pasar por el hospital.

NUNCA ES TARDE…

Habían trascurrido ya ocho meses desde que WHITESNAKE empezasen a grabar el álbum y todo el mundo estaba un poco nervioso. Sin embargo el productor, Mike Stone había sobrepasado esa marca y estaba especialmente desquiciado. Tanto fue así, que propuso a David que un cantante provisional hiciese su trabajo para poder ir avanzando sobre las mezclas mientras este se recuperaba. Grave error: Coverdale quemaba puentes con Stone, y la banda se veía otra vez pisando tierra de nadie.

Martin Birch fue una opción al principio, pero la relación entre Coverdale y el legendario productor se había deteriorado mucho en el pasado y nunca había llegado a mejorar. El segundo que formó parte de la lista fue Ron Nevison, cuyo nombre está estampado en  los créditos de bandas como LED ZEPPELIN, ROLLING STONES, UFO o THE WHO entre montones de clásicos. Sin embargo, a pesar de que llegaron a grabar algunas sesiones en los Cherokee Studios de Los Angeles, Coverdale quiso buscar a alguien capaz de trasmitir una mayor intensidad a su trabajo. Tras discutir el asunto durante algunos días (John Sykes iba a seguir trabajando con Mike Stone a toda costa) Keith Olsen se llevó los honores. Como recordarás, Keith había sido el encargado de trasformar el álbum ‘Slide it in’ para el mercado norteamericano y lo cierto es que había hecho un buen trabajo, de manera que no había razón alguna para que no repitiese, de hecho si le hubieran elegido desde un primer momento, la banda hubiese ahorrado mucho tiempo y, en consecuencia, un buen montón de dinero.

La cita tuvo lugar en los Goodnight Studios, en Agosto de 1986, y se alargaría hasta el mes de Octubre del mismo año. Allí fue donde finalmente, un recuperado David Coverdale pondría voz a su disco más mimado. Con el grueso del disco terminado, solo restaba re-grabar algunas partes del bajo y los dubs de guitarra. Para lo primero se siguió contando con Neil Murray, aunque lo cierto era que llevaba tiempo con la mosca detrás de la oreja y estaba en una posición bastante incómoda. También John Sykes empezó a intuir entonces que algo no funcionaba del todo bien. En todo caso, ambos (Murray y Sykes) volvieron a grabar, esta vez en los estudios Markus & Townhouse de Londres, contando para la producción con Mike Stone, como exigía el rubio guitarrista. Allí quedó todo listo a excepción de la nueva versión de “Here I go again”.

Era patente que desde el minuto uno, Sykes y Coverdale habían establecido una rivalidad que en ocasiones rayaba el delirio. Por una parte, WHITESNAKE era el grupo de David Coverdale, eso estaba fuera de toda discusión,  pero por otro lado, el éxito a nivel masivo les había llegado con John Sykes en la banda, y era él quien había escrito todo el material (salvo las letras) de ‘1987’, de manera que el guitarrista quería disfrutar de los mismos derechos e idénticos privilegios que Coverdale, algo a lo que este en modo alguno estaba dispuesto.

Esa rivalidad se acentuó cuando llegó la hora de las mezclas. Coverdale decidió que Sykes no debía estar presente en el proceso, y siguió contando con Keith Olsen para el trabajo, como hemos visto, dejando a Mike Stone solo al servicio del guitarrista.  Estaba claro que por mucho que John Sykes había sido clave en el grupo, quien mandaba y tenía la última palabra era Coverdale, quien temeroso de la sombra que el guitarrista le estaba haciendo, decidió reemplazarlo sin previo aviso.  La situación no podía ser más bizarra. En el momento que por fin hubo disco, dejó de haber banda… pero no nos adelantemos y hablemos un poco del álbum.

Los resultados que arrojaron aquellos dos años de trabajo son de sobra conocidos por todos nosotros. Estamos ante una colección de canciones muy de su época, tanto en las estructuras como en el sonido. ¿Se alejan del WHITESNAKE clásico? Sí, sin duda, pero no tanto de su anterior disco, que por cierto había salido más de dos años antes. Estoy seguro que si pudiésemos borrar de la mente la imagen del grupo en aquel entonces y fuésemos capaces de oír las canciones sin prejuicios asociados a la laca y el spandex, la percepción del disco sería muy distinta.

Dicho esto, es evidente que la calidad de los temas convierten a este álbum en uno de esos discos que parece más un “Best of” que un álbum al uso. Los singles que se extrajeron, tanto por la cantidad como por las cifras que alcanzaron hacen que así parezca. En fin, resulta casi imposible catalogar el total de sencillos, maxis y picture-disc que salieron de este álbum, pero sí puede afirmarse sin temor a errar que no hubo vaca más ordeñada en la historia del grupo. Siguiendo un orden cronológico, el primero de ellos fue un promo, paralelo a la salida del disco que se publicó el 28 de Marzo con “Still of the night” como tema principal y “Here I go Again 87” en su cara B. El tema principal también fue el primero en editarse en video, convirtiéndose casi de manera instantánea en uno de los más programados de la época en la entonces todo poderosa MTV, lo cual se convirtió en un arma de doble filo. Gracias a la constante presencia del grupo en la pequeña pantalla (o por culpa de esto, si lo prefieres) WHITESNAKE entró en la categoría de hair bands junto a POISON, RATT, GREAT WHITE y tantos otros, y ya no volvió a salir de ella, algo muy parecido alo que les ocurrió a CINDERELLA. Seguramente, la meta que Coverdale perseguía al teñirse de rubio y escribir canciones como aquella, era convertir a WHITESNAKE en los LED ZEPPELIN de fin de siglo, pero en modo alguno fue así.

La edición del segundo single del álbum no hizo sino rematar la faena. Tres meses después de haberse publicado “Still of the night” y en pleno período estival, “Is this love?” era pasto de las ondas. Creada por Sykes y Coverdale durante su estancia en el sur de Francia, había sido originalmente escrita para Tina Turner, a petición de un directivo de Geffen que conocía la admiración del cantante por ella. Sin embargo, una vez terminada, seguramente vieron que iba a rendir más en su propio álbum y se quedaron con ella. Sabia decisión. El 6 de Junio salía directamente al puesto número 30 de las listas inglesas y en pocos días subía hasta la novena posición. En Estados Unidos fue aun mejor, y no pasó demasiado tiempo antes de que alcanzase el segundo puesto del Top100 de Billboard.

Una vez que el tour se puso en marcha, se publicó en formato sencillo “Here I go Again” como apoyo a la gira americana, en diciembre de aquel año…pero, ¿este no era el tema que aparecía como cara B del single “Still of the night”?. Pues no, porque lo que se publicó en la segunda tanda fue la versión que grabada en Marzo de aquel año con Mark Andes y Denni Carmasi (bajista y batería de HEART), Adrian Vandemberg y Dan Huff a las guitarras y dos teclistas de estudio llamados Alan Pasqua y Bill Quomo. Todo un embrollo que no parece tener fin, ya que entre todos los formatos se llegaron a publicar ¡doce! versiones de este sencillo. Hay que reconocer que parte del éxito que tuvo el álbum, es mérito de las versiones de temas antiguos, lo que dicho sea de paso, no deja de ser chocante. “Crying in the rain” y “Here I go again” fueron dos canciones (dos magistrales canciones, diría yo) que en su momento habían pasado inadvertidas en el continente americano, ya que aparecían en el álbum “Saints & Sinners”, que apenas tuvo repercusión debido a su pobre tour por aquellas tierras, pero Coverdale, convencido del potencial de esas canciones, insistió en darles un lustre y presentarlas con un brillo adecuado a los tiempos que corrían. La jugada no pudo salirle mejor ya que ambas fueron publicadas en singles (en infinitos formatos), y consiguieron relanzar las ventas del álbum publicado cinco años antes. En todo caso, lo charts o parecían mostrar problema alguno y con aquel viejo-nuevo tema en las ondas, de nuevo consiguieron un noveno puesto en Inglaterra y el séptimo en el Billboard norteamericano.

Terminando la serie, “Gimmie all your love” fue el ultimo single que se publicó, y ya fue en Febrero de 1988. Para aquel entonces, “Bad Boys”, “Children of the night” o “Don’t turn away” eran títulos que habían relegado al olvido a piezas históricas como “Lady”, “Rock ‘n Roll Women”, “Trouble” y tantas otras, para indiferencia de muchos y disgusto de otros tantos, que veían a aquellos WHITESNAKE indignos de tal nombre.

PROMOCIONANDO EL ALBUM

En resumen, ahora que Coverdale tenía disco, le faltaba el grupo. John Sykes estaba fuera, Aynsley Dunbar también, Don Airey era un simple músico alquilado y Neil Murray, a pesar de que nunca dijo ‘adiós’, ni tampoco se lo dijeron a él… estaba fuera:

“He de decir que no me fui del grupo. No dije ‘me voy’. Tampoco me despidieron… digamos que estaba atrapado en medio de la rivalidad entre Coverdale y John Sykes, quien quería estar al mismo nivel que David

El proceso de creación del nuevo Mark de WHITESNAKE fue bastante rápido. “Here I go again”, estaba ya grabado, pero por alguna razón los solos de guitarra no habían sido terminados, lo que fue la excusa perfecta para que Coverdale recuperase un nombre que tenía en su agenda precisamente desde el tour del álbum “Saints & Sinners”.

Adrian Vandemberg era un personaje relativamente famoso en Europa, gracias a la banda que llevaba su apellido, aunque en Estados Unidos era un perfecto desconocido. Eso, sin embargo, no pareció importarle al líder de la banda, que sentía la necesidad de tener a Sykes lo más lejos posible. Coverdale para THIS IS ROCK:

“John Sykes y yo estábamos atravesando un momento muy difícil. Como músicos era algo potente, pero como personas no había una relación tan buena. A mí me parecía que él no me había apoyado cuando estuve enfermo, en realidad sentía que John me había intentado quitar el proyecto para hacerlo suyo, y me sentó como una puñalada”.

El disco, que llevaba casi dos años en el horno, estaba preparado por fin, y la compañía no estaba dispuesta a perder ni un solo día más, de manera que movió ficha. Había que filmar el video promocional del primer single del disco (“Still of the night”), así que Geffen puso el dinero y Coverdale escogió a los músicos que iban a aparecer en él. No es casualidad que todos ellos fueran conocidos profesionales, más bien supongo que la idea era forzar a la creación de una banda que aprendiese rápido las canciones y aportase la necesaria estabilidad a una inminente gira de presentación. Así las cosas, Rudy Sarzo al bajo y Tommy Aldridge en la batería, formaban la base rítmica. Me pregunto que pasaría por la cabeza de John Sykes cuando vio a Aldridge sentado tras su kit, teniendo en cuenta que fue él quien insistió hasta el aburrimiento que Aldridge era el batería perfecto y siempre encontró la negativa de Coverdale por respuesta… . En las guitarras estaban Adrian Vandemberg, como hemos visto, y a su lado Vivian Campbell, que había abandonado la banda de Ronnie James Dio poco tiempo atrás.

La condición que Geffen había puesto para lanzar a un grupo tan caro de gira, era que el álbum empezase con buen pie, y los resultados no pudieron ser mejores. En solo una semana, “1987” alcanzaba el octavo puesto de las listas estadounidenses y el decimo sexto de las británicas, confirmándose poco después que no iba a pararse ahí. En el mes de Julio (el álbum salió a finales de marzo) el disco estaba ya en el segundo puesto del Billboard y conseguía la categoría de platino por primera vez en la historia del grupo. Como consecuencia de ello, ‘Slide it in’, el anterior trabajo del grupo se alzaba con ese galardón también.

El tour comenzó en Estados Unidos, siendo el primer show como parte de un macro festival de la talla de TEXXXAS JAM el 22 de Junio de 1987. Con la banda puliendo y engrasándose noche tras noche, acompañaron a MOTLEY CRUE abriendo para ellos sus shows de “Girls, Girls, Girls” hasta el mes de noviembre, a partir del cual tomaron su camino como cabezas de cartel.

Después de 9 shows en el Reino Unido durante la Navidad (imagino que aprovechando la visita familiar) volvieron de nuevo a Estados Unidos para seguir explotando un filón que en modo alguno debían desaprovechar. Tanto fue así que giraron durante ocho meses por todo el país, interrumpiendo el tour tan solo un par de semanas en Junio, durante las cuales viajaron a Japón para hacer seis shows.

Está claro que si a esas alturas llevaban vendidos casi diez millones de discos y la gira pasaría de los doscientos shows, solo en Estados Unidos, era porque habían seguido la dirección correcta en el plano de los negocios. Al público no parecía importarle si era Neil Murray o Rudy Sarzo quien había grabado el disco, o si los guitarristas que veían sobre el escenario eran simples intérpretes de unas canciones que habían sido escritas por John Sykes. Ninguno de los que compramos el disco o de quienes estuvieron presentes en algún show preguntamos por Don Airey o Aynsley Dunbar… reconozcamos que no es una postura demasiado justa en lo moral y mucho menos lo fue en lo económico. Grabar el disco había costado una inmensa fortuna entre estudios, productores, músicos, representantes. El propio David Coverdale lo dejó perfectamente claro:

“He vivido y trabajado con gente que creía estar en Disneylandia, pero cuando comencé en marzo la promoción del álbum, debía tres millones de dólares.”

Neil Murray y Aynsley Dunbar tuvieron que pleitear para conseguir su porcentaje en los royalties, y mientras que los músicos que hicieron la gira, aun no habiendo aportado nada al álbum, se hicieron ricos, los verdaderos creadores de “1987” no se vieron recompensados en su justa medida. Neil Murray volvió a MGM, el proyecto que junto a Bernie Marsden y Mell Galley, había ocupado su tiempo durante el interminable período de grabación de “1987”. Aynsley Dunbar fue invitado a participar en el proyectode John Sykes, BLUE MURDER, pero no encajó y tras diez días optó por unirse a ERIC BURDON AND THE NEW ANIMALS. John Sykes, como acabo de decir dio vida a BLUE MURDER, junto a Tony Franklin y Carmine Appice, quienes grabaron las canciones que hubiesen sido la continuación de WHITESNAKE de haber seguido siendo parte del grupo John Sykes. Por último, Don Airey participó en la gira de JETHRO TULL y formó una superbanda bajo el nombre de K2 junto a Gary Moore y Cozy Powel entre otros, y en 1988 publicaron un álbum que, seamos claros, no era para aquellos años.

Resumiendo, “1987” no es una historia de lealtades, amistad y rock and roll al calor de unas cervezas. Es la meta que David Coverdale llevaba años persiguiendo y que, nos guste o no, alcanzó gracias a mucha perseverancia, mucho talento… y más bien pocos escrúpulos. Realmente, WHITESNAKE tenía una puerta para entrar y doce para salir, y el desfile de personal había sido una constante desde el minuto uno, y eso no hizo si no acentuarse a estas alturas de la historia del grupo. Las cifras dicen que Coverdale cantó el Bingo de su vida, pero cada uno de nosotros hemos de juzgar qué discos del grupo nos llenaron más.

Miguel. Asturias

DOSSIER WHITESNAKE 1987

Recopilación de artículos reseñas y entrevistas publicados en la prensa musical de varios países, en relación con WHITESNAKE y su álbum “1987”. Para conseguirlo debes escribir un post comentando tu parecer sobre el disco, el grupo en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre y cuando guarde relación con la banda . Recibirás a vuelta de correo un enlace para descargar el dosier.
Si tienes materiald e prensa que no aparezca aquí y quieres colaborar en mejorar el dosier, por favor escribe a miangarri@gmail.com

– Artículo ‘In his own words’. Coverdale desglosa “1987”para METAL HAMMER Alemania durante Julio de 1987. Una página en alemán.

– Reseña festival TEXXAS JAM 1987 publicado en METAL HAMMER Alemania durante Agosto de 1987. Cinco páginas en alemán.

– Noticia gira WHITESNAKE y MOTLEY CRUE para METAL HAMMER Alemania durante Septiembre de 1987. Una página en alemán.

– Reseña show WHITESNAKE + M.S.G. en Wembley Arena publicado en METAL HAMMER Alemania durante Febrero de 1988. Dos páginas en alemán.

– Árbol genealógico publicado en METAL HAMMER Alemania durante Febrero de 19878. Dos páginas.

– Reseña show WHITESNAKE + MOTLEY CRÜE en Chicago publicado en HARD FORCE nº10 durante Julio de 19878. Dos páginas en francés.

– Reseña festival TEXXAS JAM 1987 publicado en HARD FORCE nº10 durante Julio de 19878. Dos páginas en francés.

– Reseña video “Still of the night” publicado en HARD FORCE nº10 durante Julio de 19878. Dos páginas en francés.

– Entrevista publicada en la revista HEAVY ROCK nº 46 durante Junio de 1987. Cuatro páginas en español.

– Entrevista publicada en la revista CRASH MAGAZINE nº 5 durante Mayo de 1987. Cinco páginas en alemán.

– Entrevista a Rudy Sarzo publicada en METAL HAMMER UK, durante Febrero de 1988. Dos páginas en inglés.

– Entrevista publicada en la revista HARD FORCE nº 08 durante Junio de 1987. Cinco páginas en Francés.

– Reseña publicada en la revista HARD FORCE nº 07 durante Mayo de 1987. Una páginas en Francés.

– Reseña video “Still of the night” publicado en HEAVY ROCK nº52 durante Julio de 1987. Una página en español.

– Entrevista publicada en la revista METAL HAMMER España nº 01 durante Diciembre de 1987. Cinco páginas en español.

– Reseña show WHITESNAKE + M.S.G. en Wembley Arena publicado en HARD ROCK nº 43 durante Marzo de 1988. Dos páginas en francés.

– Reseña show WHITESNAKE + M.S.G. en Wembley Arena publicado en HEAVY ROCK nº 55 durante Marzo de 1988. Dos páginas en español.

– Entrevista publicada en HIT PARADER USA durante Diciembre de 1987. Dos páginas en inglés.

– Reportaje WHITESNAKE + MSG publicado enMETAL HAMMER Alemania durante diciembre de 1987. Tees páginas en alemán.

– Entrevista publicada en POPULAR1 nº 173 durante Diciembre de 1987. Tres páginas en español.

– Reportaje publicado en THIS IS ROCK nº 34 durante Abril de 2007. Diez págians en español.

– Especial Popular1 WHITESNAKE. Ocho páginas en español.

Cronologia

olor:#d7c2a8

ANTHRAX: ‘Among the living’

Among the Living – Caught in a Mosh – I Am the Law – Efilnikufesin (N.F.L.) – A Skeleton in the Closet – Indians – One World – A.D.I./Horror of It All – Imitation of Life

Joey Belladonna – Voz; Frank Bello – Bajista; Charlie Benante -Batería; Scott Ian – Guitarra Rítmica; Eddie Kramer – Producción; Dan Spitz – Guitarra solista

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA SOBRE EL DISCO. EL CONTENIDO Y LA FORMA DE CONSEGUIRLO ESTÁ AL FINAL.

Durante los primeros años de vida del hard rock, LED ZEPPELIN, DEEP PURPLE y BLACK SABBATH fueron las bandas más importantes en todos los niveles. De estas tres, las dos primeras sobresalieron con mucho en ventas y popularidad , aun siendo su carrera mucho más corta en el tiempo, mientras que a la banda de Tony Iommi y Ozzy Osbourne, el reconocimiento le llegó de un modo más bien tardío.

Un cartel no apto para todos los públicos

Trasladando esto mismo a los ochenta, puede decirse que METALLICA, SLAYER y ANTHRAX fueron las tres piedras angulares del thrash metal, un estilo hoy devaluado pero que, como el hard rock hiciese en su día, también cambió la trayectoria de la música mediada la década de los ochenta. A día de hoy METALLICA ha conseguido un status con el que ni siquiera pudo soñar en aquellos tiempos y SLAYER gozan desde hace años de la categoría de mitos, editan discos periódicamente y con cada uno que publican, así como con su respectiva gira, arrasan… pero ¿y ANTHRAX? pues admitámoslo, como a BLACK SABBATH les ocurriera años antes, ANTHRAX se han quedado rezagados. Decisiones delirantes en sus continuos cambios de formación, ataques a tres bandas en las declaraciones de prensa y un sin fin de actitudes más propias de una banda amateur que de un grupo que lleva casi treinta años en activo, han lastrado un discografía verdaderamente brillante y que para si quisiera algunno delos grupos que acabamos de citar.

Sin embargo y aun con ese handicap, me gustaría decir que pienso que de esas tres, la banda neoyorquina es posiblemente la que ha influido de forma más notable en el desarrollo del heavy metal de los 90 y hasta hoy. Razonando un poco ese comentario, creo que METALLICA han influido sobre muchos grupos, de acuerdo…. pero es que ellos mismos bebieron de tantas fuentes que no sé si sería más acertado considerarlos una influencia en sí mismos o un paso más dentro de un ciclo evolutivo.

ANTHRAX on denim ‘n leather

SLAYER, por otra parte, sí crearon un estilo totalmente particular. El uso de escalas tritónicas (prohibidas por la iglesia medieval porque se consideraban la puerta para que el Diablo entrase en la música, ‘Diabolus in musica’ ) era virgen en el heavy metal hasta que llegaron ellos construyendo el infierno en cada canción. Sin embargo, su sonido no se ve reflejado en ninguna banda multitudinaria. Es decir no hay una presencia del sonido SLAYER en los grandes estadios.

En ese sentido, creo que la banda de Scott Ian ha tenido más importancia para el desarrollo del heavy metal a nivel creativo que las otras dos. Los dibujos de sus riffs, su forma de hacer coros (robada por otro lado al New York Hardcore, aka NYHC) o la estructura de las canciones, están muy presentes en los discos de grupos como PANTERA, BIOHAZARD o MACHINE HEAD, y sobreviven hoy en los de ATREYU, HIGH ON FIRE o DAMAGE PLAN, grupos mucho más cercanos a la presión y a la contundencia que a cualquier cosa que tenga que ver con la melodía. Me gustaría pensar que si todo este negocio sigue en pie dentro de unos años, muchas serán las que admitan la influencia que los neoyorquinos ejercieron con su personalísima forma de entender el heavy metal. La historia se repetirá y de la misma manera que tarde, mal y nunca, les ocurrió a BLACK SABBATH, ANTHRAX se verán honrados con esa distinción.

Dicho esto, ahora toca hablar sobre un disco que supuso la confirmación de que estábamos ante una gran banda y que ayudó a terminar de definir el personalísimo sonido del que antes hablaba y todo ello a pesar del pésimo trabajo de un productor estrella como Eddie Kramer. Por increible que pueda parecer quien fuera vital en los setenta para las carreras de ALICE COOPER o KISS no hizo sino restar en ANTHRAX, especialmente por lo que al trabajo tras los parches se refiere. En ‘Among the living’ cosigue, para asombro de propios y extraños, que la batería quede perdida por alguna parte, y que el trabajo de Charlie Benante no se aprecie ni de lejos en la medida que merece. Esto merece un buen tirón de orejas a Krammer, ya que Benante, en mi modesta opinión, puede que no esté a la altura de Dave Lombardo (nadie lo está), pero desde luego supera con creces el trabajo del sobrevalorado Lars Ulrich.

Por otra parte, el bajo de Frank Bello sí conserva la presencia y profundidad de anteriores entregas, infinitamente superior a la de la mayoría de bajistas de metal en general y de thrash en particular formando así junto a su tío Charlie, unos solidísimos cimientos sobre los que Scott Ian y Dan Spitz levantan sus muros sónicos. El trabajo de esta pareja no encontró imitadores (al menos que yo conozca) y es que era tan absolutamente personal, que cualquier intento por acercarse a su estilo hubiera sido inmediatamente detectado por cualquier fan. Aquí no cabía engañar a nadie. Bien, y ya que estamos comparando a esta banda con una casa, el tejado sería sin duda, trabajo de Belladona. Lo de este hombre era el caso más paradójico del thrash metal, un mundo en el que, cuando todos se empeñaban en gruñir, él hacía gala de una voz cristalina que modulaba como quería con una técnica que posteriormente le llevaría nada menos que a estar en el punto de mira de Steve Harris para sustituir a Bruce Dickinson cuando este abandonó IRON MAIDEN.

Entre todos estos personajes de los que hemos ido hablando (con una pequeña ayuda de su ‘ex’ Lilker en un par de canciones) firmaron ‘Among the living’, un disco que no sólo sonaba fresco dentro del panorama thrash, si no en todo el espectro del heavy metal, siendo una especie de ensalada donde heavy metal clásico, momentos extremos, cierto regusto punk, parte de melodía y la furia del hardcore que se hacía en su N.Y. natal se daban la mano logrando el equilibrio perfecto, y todo ello aderezado por unas letras que, aun siendo críticas, tenían un punto irónico y positivo.

Hetfield y Scott en la boda de Hammett en 1987

Para la historia del thrash, en el más estricto sentido del término, quedan momentos como ‘Caught in a mosh’, ‘Efilnikufesin’, ‘A skeleton in the closet‘ o ‘One world’. Todas ellas eran derroches de energía y velocidad que como decía antes, toman prestados elementos más propios de las duras bandas hardcore de su ciudad (AGNOSTIC FRONT, CROMAGS o SICK OF IT ALL) que de los grupos heavys al uso. Esto contrasta ( y de ahí la riqueza del álbum) con otras canciones que también quedaron como himnos clásicos del grupo pero que formarían parte de un repertorio más comedido y con elementos más cercanos a lo clásico. Entrarían aquí por ejemplo, el tema título ‘Among the living’, ‘I am the law’ (que toma como símbolo al personaje de comic Judge Dreed) o ‘Indians’, su ‘Firehouse’ particular, cuya interpretación en directo era el momento para que Belladona luciese un penacho indio, tal y como Paul Stanley hacía con su casco de bombero en el citado tema. Estas canciones estaban hechas más para el headbanging y las manos cornudas que para el pogo o el stage diving, una práctica muy en boga en aquellos días.

Algunos piratas en vinilo de aquel tour

Todos estos momentos quedaron reflejados en uno de los mejores videos de la época, el mítico “Oidivnikufesin (N.F.V.)” grabado en eñ Hammersmith Odeon de Londres el 15 de febrero de 1987, en una fecha suelta que no formaba parte del tour, si no que fue expresamente programada para grabar el show, ya que pocos días después volarían a Japón y posteriormente a Estados Unidos, donde girarían hasta el mes de Octubre de ese año, momento en el que volverían a Europa… excepción hecha de su presencia en el Monsters of Rock de Donnington aquel año durante el mes de Agosto.

Cartel del show en el que se rodó el vídeo

ANTHRAX vivió en esta gira uno de sus mayores momentos de popularidad, como prueba el hecho de la publición de varios piratas en vinilo, además en formato doble que hicieron las delicias de coleccionistas y, como no, vendedores. Incluso algunos se editaron en formato picture disc, algo destinado solamente a los grandes entre los grandes… Y bien, solo resta decir que estamos ante el último disco que les presentaba vestidos de cuero y ropa negra, ya que pronto vendrían las bermudas y la ropa de color, quizá sea por eso que ‘Amon the living’ sea un disco que ha resistido el paso del tiempo como pocos, y es que ya se sabe, el cuero está hecho para durar.

MIGUEL. ASTURIAS

INSTRUCCIONES PARA CONSEGUIR EL DOSSIER.

1) Escribe un comentario en este blog sobre ANTHRAX a ser posible centrado en este álbum. Tu opinión es importante para mí… como descubriste a ANTHRAX, qué cres que han aportado al heavy metalen general y al thrash en particular, cómo valoras su situación actual, que te han parecido sobre un escenario en el caso de que los hayas visto…. cualquier cosa que se te ocurra

2) IMPORTANTE. La clave para descargar el dossier y la contraseña correspondiente te llegará via email, así que necesito una dirección de correo.
Normalmente me llegará en tu comentario, pero si ves que no termino de enviarte el dichoso dossier, dame un toque en mag@telecable.es

CONTENIDO DEL DOSSIER.
Yo debo de ser gilipollas. Con la cantidad de discos que se editaron en los ochenta y la cantidad de material de prensa al que tengo acceso (dicho sea sin pretender bacilar) siempre que me decido por un disco, cuando me pongo a buscar material parece que elijo adrede los más chungos de encontar. En fin, os aseguro que para “State of Euphoria” habrá el doble de cosas y serán todas en español. Para “Among the living” habrá que dejarlo asi:

Dossier ANTHRAX AMONG THE LIVING, 41 páginas alojado en Megaupload.
41
– ANTHRAX FAN MAG Primera parte de la biografía del grupo publicada en METAL HAMMER nº 7 edición española. Junio de 1988 – 7 páginas en español
– Mini reseña publicada en TERRORIZER nº 87 Marzo 2001. Inglés
– Entrevista publicada en ENFER nº 45 Febrero de 1987. Cuatro páginas en francés
– Reportaje del show de ANTHRAX en MONSTERS OF ROCK 1987. Publicada en HEAVY ROCK nº50 Octubre de 1987. Dos páginas en español
– ANTHRAX FAN MAG, completo. Biografia publicada en METAL HAMMER UK nº 7. 12 páginas en inglés
– Reseña del disco en METAL FORCES nº 22, UK 1987 Una página en Inglés
– Reseña show Hammersmith + POrtada + publicidad. METAL HAMMER Germany nº1 Enero 1988 4 páginas en alemán.
– Reseña del festival Aardshock junto a METALLICA, CELTIC FROST etc etc METAL HAMMER Germany #3 MArzo 1988, 4 páginas alemán.
– Entrevista en OVERKILL MAG, nº 2 1987. Cuatro páginas en alemán
– Reseña del MAxi “INians” en POPULAR1 nº 170 una página en Español.
– Entrevista en THRASH METAL nº1, 1987 dos páginas en español
– Reportaje MONSTER OF ROCK en POPULAR1 # 172, Octubre 1987, cuatro paginas en español.

CRONOLOGIA

.::METALLICA.. ‘Garage days re-revisited’::.

– Helpless – The Small Hours – The Wait – Crash Course In Brain Surgery – Last Caress/Green Hell

Lars Ulrich: Batería Jason Newsted: Bajista Kirk Hammet: Guitarra James Hetfield: Guitarra y voz

Publicado el 21 de Agosto de 1987.

Grabado en A&M, y Conway Studios, Los Angeles.

METALLICA: Producción

Ingenieros: Csaba Petocz

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

PEQUEÑA HISTORIA EN TORNO A UN GARAJE.

Cuando alguien muere, suelen perdonársele todos sus pecados. Sin embargo, en el caso de Cliff Burton, no había pecados que perdonar, lo que no deja de ser un consuelo si pensamos que pudo disfrutar del aprecio, tanto de su público como (supongo) de su entorno, antes de cruzar ‘al otro lado’.

Como recordaréis, ocurrió el 27 de septiembre de 1986. METALLICA junto a su equipo, viajaban desde Estocolmo a Copenhague dentro de la gira europea para promocionar su álbum ‘Master of Puppets’, cuando a la altura de la pequeña ciudad de Ljungby, su autocar sufrió un accidente en una carretera helada que terminó con la vida de Cliff.

Con él no solo se fue un músico de talento, si no la pieza que equilibraba al grupo y le mantenía con los pies en el suelo. De esto nos hemos dado cuenta con el paso del tiempo, pero volviendo a aquellos aciagos días, lo urgente era luchar contra un vacio que parecía insuperable. No olvidemos que al fin y al cabo METALLICA eran cuatro tipos de veintitrés años que apenas llevaban cuatro juntos y que con toda seguridad, aun se querían y respetaban. Es decir, no hablamos de gente que lleva años junta por compromiso cuya relación no va más allá de lo puramente contractual, si no de unos amiguetes disfrutando de su pasión como nunca hubieran soñado.

A aquellas alturas, eso sí, METALLICA comenzaba a ser un grupo importante, con perspectiva de serlo infinitamente más. Ahora la todopoderosa PolyGram, era quien mandaba, y la agencia de management que llevaba sus asuntos era Q-Prime lo que significaba jugar en primerísima división. Todo ello se traducía en una maraña de contratos y condiciones que hacían inviable la retirada, pese a que muy posiblemente, ese fuera el deseo en caliente del grupo. Sin embargo, era demasiada la gente involucrada como para tirar la toalla así que el tema se solventó con el ya clásico: ‘”X (en este caso Cliff) hubiera querido que siguiésemos”.

Por cierto, me gustaría hacer una acotación, solo para situarnos y saber qué cifras y nombres estamos barajando. Peter Mench, jefe de Q-Prime a quien METALLICA bañan en la foto de al lado, había lidiado con una situación parecida algún tiempo atrás cuando Bon Scott se nos fue, ya que AC/DC también formaban parte ( y lo siguen haciendo en 2014, al igual que METALLICA) de la cartera del manager. Desde luego, se me ocurren pocos grupos más importantes ahora mismo que AC/DC y METALLICA y poas agancias de management con aspiraciones más altas que esta. 

Bien, volviendo al grupo . A la hora de buscar un nuevo bajista, recurrieron a otro viejo amigo, Brian Slagel, quien en su momento les había recomendado a Cliff. El dueño de Metal Blade lo tuvo claro desde el primer momento y les aconsejó que hablasen con Joey Vera, de ARMORED SAINT, quien cumplía dos condiciones fundamentales: era un músico de enorme talento y era amigo de la banda. Sin embargo, o bien le pudo la presión de tener que calzarse las botas de Cliff, o bien la lealtad a su banda, pero el caso fue que rechazó la oferta y obligó a la banda al trámite de la clásica audición de diferentes músicos.

La lista incluía cerca de cuarenta bajistas, unos mejores, otros peores pero todos a tener en cuenta: Les Claypool de PRIMUS, Willy Lange de LAAZ ROCKIT o Doug Keyser de WATCHTOWER fueron algunos de ellos. También se había añadido otra opción aportada por Slagel, que no cumplía la premisa de ser cercano a METALLICA, pero sí era técnicamente irreprochable. Se trataba de Jason Newsted, bajista de FLOTSAM & JETSAM, una banda de Phoenix que recientemente (en verano de 1986) habían publicado su primer álbum en Metal Blade. Jason llegó recomendado, pero en ningún caso tenía el puesto ganado, si no que como he dicho tuvo que batirse el cobre con decenas de otros bajistas. El 28 de Octubre de 1986, Jason pasaba a formar parte del cuarteto de manera oficial.

DE NUEVO A LA CARGA

Con la banda preparada para la batalla, lo que tocaba era trabajarse la carretera. El 8 de Noviembre del 86, apenas tres meses tras el accidente, daba comienzo una gira que empezaba con un par de fechas en su tierra, después saltaba a Japón y luego les devolvía a Canadá y Estados Unidos, donde permanecieron hasta finales de año. Ya en 1987, Europa les recibiría con los brazos abiertos para un tour que recuperaba las fechas perdidas en el norte de Europa, no sin antes haber visitado España, el 17 y 18 de Enero en Madrid y Barcelona respectivamente con METAL CHURCH como acompañantes. No tengo datos al respecto de Barcelona, pero en Madrid la asistencia fue muy escasa, apenas dos mil personas en palabras del periodista que cubrió el concierto para la revista HEAVY ROCK.

Sin embargo, las fechas verdaderamente importantes del tour, estaban perfectamente definidas y respondían a la incorporación de METALLICA a la multinacional PolyGram en Europa que ya hemos mencionado antes. Los tiempos del underground, de los clubs y de la Bay Area formaban parte de un pasado reciente en el tiempo pero lejano en la actitud. MetalBlade y Music For Nations habían dejado paso a Elektra y Vertigo en América y Europa respectivamente, y eso significaba jugar en la primera liga . El caso es que aquel año, Polygram había alquilado la franquicia MONSTERS OF ROCK y la mayor parte de los artistas que aparecían en el cartel (tanto en Inglaterra como en Europa) pertenecían a esa compañía: BON JOVI, DEEP PURPLE, DIO… Naturalmente, nadie en la multinacional era ajeno a la repercusión que METALLICA habían alcanzado,  lo que hacía casi obligada su inclusión en el cartel. El problema era que la banda no tenía nada nuevo que ofrecer al público.

Ignoro absolutamente de donde surgió la idea de hacer “Garage Days revisited”, pero quien la tuvo se ganó el sueldo. Con aquel miniLP cubrían el expediente de cara a la compañía al presentarse con material ‘nuevo’ bajo el brazo, pero además, a nuestros ojos (los del pública) aquel trabajo servía para que METALLICA mantuviese intacta su credibilidad, ya que de alguna manera les ponía a nuestra altura: la de los fans que hacen canciones de sus grupos preferidos.

Resumiendo, “Garage Days revisited” fue un notabilísimo disco, pero también una estrategia comercial increíblemente elegante y eficaz.No entraré en si eso es bueno o malo. METALLICA, y cualquier banda que haya entregado su vida al trabajo como han hecho ellos, tienen todo el derecho del mundo a ganar dinero, y cuanto más, mejor. Pero en todo caso, el recuerdo de aquel momento no puede ser más positivo: METALLICA habían lanzado un disco con versiones de grupos tan desconocidos como interesantes que además estaba al nivel de todo lo que habían publicado hasta entonces.

GARAGE DAYS: EL DISCO.

El 8 de Junio empezaron las sesiones de grabación de aquel material, unas sesiones que se alargaron por seis días, un espacio de tiempo casi ridículo. Quizá el hecho de tener las canciones masticadas desde hacía años ayudó, pero hay que tener en cuenta que a la contra jugaba el tener a un miembro nuevo en la banda. En cualquier caso, insisto: fue un tiempo record, y además para unos resultados realmente brillantes: El trabajo se desarrolló en dos estudios, los A&M y los Conway Studios, ambos en Hollywood. Como anécdota, cabe mencionar que TED NUGENT se encontraba en aquellos momentos grabando “If You Can’t Lick ‘Em…Lick ‘Em” en los Conway y galantemente accedió a ceder su puesto a METALLICA durante el tiempo que durase la grabación de ‘Garage days’, lo que explica su presencia entre los agradecimientos que aparecen en la carpeta del miniLP.

Algo que llama la atención del disco es su sonido. La producción corrió a cargo del propio grupo y consiguieron que aquello sonase compacto, intenso y cristalino, y que superase con muchísimo la impresentable chapuza que hicieron un año después con ‘And justice for all’. Si ‘Garage Dayz’ hubiese sonado como el infame doble LP, la mayoría hubiésemos creído que Jason Newsted solo aparecía en las fotos y que en realidad, no había tocado. Sin embargo, afortunadamente no fue así y pudimos disfrutar de la presencia de un bajista a la altura en medio de un tabajo de producción, como ya he dicho, irreprochable. Hay pequeños detalles que aunque puede parecer que no tiene importancia, juegan un papel muy relevante a la hora de crear ambiente, y ayudan a dar la impresión de que el grupo de tu barrio te ha invitado a ir a su local mientras tocan sus canciones favoritas. Me refiero a esos pequeños acoples, a esos finales de las canciones sin rematar, con rasgueos y flecos varios, a las marcas de batería, comentarios etc que es justo lo que un disco de ‘no pagues más de 5.98’ representa.

En cuanto al material elegido, creo que también merece la pena detenerse un poco aquí, ya que con tan solo cinco versiones (en realidad son seis, pero dos de ellas forman parte de un medley) METALLICA dejan bien claro que si algo bueno tuvo el thrash metal fue la total ausencia de sectarismo. En tan corto repertorio, METALLICA reconcilian al punk, el heavy metal y la vieja escuela eligiendo canciones de todas esas escenas y arreglándoselas además para que todas suenen a ellos mismos.

Posiblemente desde España no se haya visto realmente una rivalidad entre la escena del punk y la del heavy metal y menos ahora, cuando ambos géneros comparten cartel con la mayor normalidad, pero en su momento, a principios de los 80’s la zona de California tenía verdaderos problemas en ese sentido, muy especialmente cuando las bandas hardcore crecieron en popularidad. Las palizas y apuñalamientos entre bandas y el caos en general eran constantes, situación que cambió de manera radical con la entrada en escena del thrash metal. (Si te interesa el asunto, me permito recomendarte el libro “Tenemos la bomba de neutrones” de Marc Spitz y Brendan Mullen).

Bien, a lo que iba. De las cinco canciones, las dos primeras pertenecen a sendas bandas pertenecientes a la escena N.W.o.B.H.M. DIAMOND HEAD y HOLOCAUST eran los autores originales de “Helpless” y “The Small Hours” , canciones que aparecían en los álbumes “Lightning to the Nations” y “ Live (Hot Curry & Wine)” publicados en 1981y 1983 respectivamente. Supongo que estas versión tuvieron mayor repercusión a nivel internacional que cualquier otro trabajo de los grupos, lo cual no deja de ser una injusticia más en un género dentro del heavy metal, que dejó muchos cadáveres prematuros por el camino.

Con “Crash Course In Brain Surgeryde los galeses BUDGIE (aparece en el album “In for the kill” de 1974, aunque la canción había sido publicada como single tres años antes), METALLICA rinden tributo a la vieja escuela, y además hay que reconocer que tienen gusto a la hora de escoger y ejecutar la canción. Hubiese sido más fácil y efectivo tirarse a por un clásio de, digamos DEEP PURPLE (banda por la que Lars Ulrich siente una particular devoción) pero les honra haber dado a descubrir a esta banda mucho más oscura y desconocida.

El reconocimiento al punk también viene de la mano de dos bandas minoritarias. En vez de decantarse por SEX PISTOLS, como han hecho docenas de grupos de metal, METALLICA escogen a KILLING JOKE y MISFITS. Los primeros pertenecen a un subgénero dentro del punk que derivó en todo el asunto gótico, o como antes se le llamaba ‘siniestro’. No se puede considerar como una banda multitudinaria precisamente, y quizá gracias a ello estén a punto de cumplir los cuarenta años en activo, lo que significa que tienen su público, de eso no hay duda. Pero, con el debido respeto, tanto a KILLING JOKE como al resto de bandas, creo de todas las canciones que aparecen en el disco, las más recordadas son ‘Last Caress/Green Hell’, el medley de los dos temas de MISFITS.

MISFITS fueron una banda surgida a finales de los setenta en la zona de Nueva York, con unos recursos técnicos muy limitados, pero cuya imagen e iconografía estaban en un nivel estratosférico. Realmente tampoco puede decirse que hubiesen inventado nada, ya que gran parte de su imagen era robada del cine de ciencia ficción y terror de serie B en blanco y negro, pero lo cierto es que lo hacían con ‘buen gusto’ y sabían enganchar. Dicho esto, no es menos cierto que sus discos eran extraordinariamente difíciles de encontrar en España en aquellos momentos… de hecho sigue siéndolo hoy día.. Bien, pues lo que intento explicar es que  en unos años como aquellos, sin los medios con que contamos actualmente,es seguro que jamás hubiésemos conocido a los MISFITS de no haber sido por las versiones de METALLICA, sumadas a la infinidad de fotografías del grupo en las que alguno de sus miembros (especialmente Cliff Burton) vestían sus camisetas. Recordemos que hasta la irrupción de las bandas thrash, no era habitual que los miembros de tal grupo llevasen camisetas de otras bandas.

Aquellas dos versiones nos dieron pie a descubrir, (al menos a mí) que el  punk no tenían que tener necesariamente un sesgo político. Había cabida para otras miradas al género herederas de RAMONES o DICTATORS que costaba encontrar en un país como España, donde la escena punk estaba dominaba  hasta el aburrimiento por la política. A pesar de que el grupo estaba disuelto desde hacía años, no me cabe la menor duda de que estas versiones ayudaron (y no poco) a que su cantante Glenn Danzig, a quien por cierto James Hetfield siempre ha manifestado su admiración,  reverdeciese laureles con SAMHAIN primero y poco después con su carrera en solitario, que nos dio momentos memorables. Solo resta decir que METALLICA ‘heredó’ de MISFITS a uno de sus ilustradores de cabecera,  Pushead (que además cantaba en una banda hardcore llamada SEPTIC DEATH) quien trabajó para ulrich y compañía durante la época de ‘And justice for all’ como en su momento había trabajado para MISFITS. Sus sobresalientes ilustraciones adornaron portadas y camisetas durante toda una época de METALLICA, como recordarás.

Y bien, creo que podemos poner ya el punto final a esta pequeña parte en la historia de METALLICA. Hemos empezado a partir de un acontecimiento tan desgraciado como la muerte de un veinteañero en un accidente de tráfico, y aunque nosotros abandonamos aquí, hay que tener en cuenta que a día de hoy, esta historia parece lejos de haber terminado. Si en 1987, tras escuchar este disco te dicen que treinta años después, METALLICA celebrarían un concierto en un iglú situado en medio de la Antártida para cien personas con sus respectivos auriculares, y además alimentando sus amplificadores con placas solares ¿te lo hubieras creido?. Como decían RADIO FUTURA ‘el futuro ya está aquí’.

Miguel.Asturias

Si te gustó el articulo, puedes intentarlo con estos otros:

 

 

DOSSIER DE PRENSA METALLICA, GARAGE DAYS.

Bien, se trata de una recopilación de artículos, entrevistas, reseñas y demás, publicados en la prensa internacional y dedicados a METALLICA en el momento concreto que toca este artículo. Para conseguirlo solo tienes que escribir un comentario en este blog al respecto del disco, su contenido si los viste en esa gira etc y recibirás el dosier por correo.

CONTENIDO

– Entrevista y reseña concierto publicada en HEAVY ROCK nº 43. Marzo de 1987. Cinco páginas en español.

– Crónica Donnington 1987 publicada en HEAVY ROCK Nº 50, Octubre 1987. Una página en español.

-Diario de gira Japón publicado en CRASH MAGAZINE durante Febrero de 1987. Cuatro páginas en alemán.

-Entrevista y reportaje ultima hora accidente publicado en ENFER MAGAZINE nº 41 durante Septiembre de 1986. Seis páginas en francés.

-Reportaje entrada de Jason Newsted publicado en CRASH MAGAZINE durante enero de 1987. Dos Páginas en alemán.

– Entrevista publicada en GRAY MATTER nº 2 durante 1987. Tres páginas en inglés.

– Entrevista publicada en CRASH MAGAZINE durante Abril de 1987. Dos páginas en alemán.

– Entrevista publicada en ENFER MAGAZINE nº 46 durante Marzo de 1987. Cuatro páginas en francés.

– Reportaje Cliff Burton y reseña publicada en GUITAR LEGENDS 108. Cuatro páginas en inglés