HEMEROTECA

E L   S O N I D O   D E   L A   B E S T I A.   I a n   C h r i s t i e

[EDITA]
Ma non Tropo
[PERIODICIDAD]
Ejemplar único.
[PRECIO APROXIMADO]
23 €
[PUNTOS DE VENTA]
Librerías especializadas
[AUTOR]
Ian Christie
[FORMATO]
17 X 24 cm
[PAGINAS]
384
[IDIOMA]
Español

Cubierta original, no demasiado representativa en mi opinión

 

Portada de las últimas ediciones

Nadie podría pensar que tras una cubierta como la que tiene la edición española de  “El sonido de la Bestia”  ibamos a encontrar un libro tan aceptable. Me explico. Ver a Gene Simmons bañado en sangre, protagonizando otra portada más de un libro dedicado al heavy metal es algo muy tentador para el público en general, pero desengañémonos, resulta excesivamente infantil e invita a prejuzgar el contenido, dando por hecho que va a ser otra de esas ‘enciclopedias’ que todos conocemos y de las que es mejor no decir nada. Sinceramente (insisto) creo que la  portada no representa en absoluto el contenido del libro, de hecho KISS son citados únicamente de manera anecdótica (no olvidemos que es una enciclopedia de bolsillo). En cualquier caso, lo veradaeramente interesante es que una vez leído, el libro mejora con mucho las expectativas que se tienen cuando sales con él de la librería.
La editorial parece haber corregido este detalle, y en las últimas ediciones la portada es diferente. Para seguir siendo pejigueras, diré que lo de “Guitar hero” está fuera de lugar en mi opinión, pero hemos de reconocer, que ese juego es uno de los grandes semilleros para las nuevas generaciones del heavy metal . El otro ‘metalheads maker’ (y esto es más chocante aun) está en el rollo del wrestling, lo cual me hace asumir que estoy fuera de juego al 100%, que se le va a hacer. En todo caso un punto más a favor de ‘Ma non troppo’, la editorial que dicho sea de paso, hace un buen trabajo con la presentación.
Bien, dejaré de divagar porque ahora toca hablar sobre el libro. Ian Christie, el autor, narra a lo largo de más de 350 páginas, una de las evoluciones  musicales que dieron forma al heavy metal. Digo una de ellas porque esto va en gustos, y si Christie nos explica cómo a partir del blues rock inglés nacieron BLACK SABBATH y después vino (casi) todo lo demás, habrá quien insista que todo tuvo su raíz en el rock progresivo de finales de los 60 o quien busque los orígenes del rock duro en la psicodelia… y lo curioso es que posiblemente todos lleven razón. En cualquier caso, como decía, el autor de “El sonido de la Bestia” insiste en que todo tuvo su origen en la  Inglaterra de finales de los sesenta, con bandas como CREAM o TEN YEARS AFTER dando el empujón para que surgiesen BLACK SABBATH, y a partir de ellos, todo lo demás. Como es lógico habiendo partido de esta premisa, el resto del trabajo está centrado en la cara más intensa y oscura del negocio.

Indice de la obra. Metal, metal y más metal… pero del duro eh?

Sólo hay que leer la página índice para apreciar el poco espacio que hay en este libro para bandas melódicas o de hard rock americano: VAN HALEN, JOURNEY, BON JOVI o DEF LEPPARD no son los protagonistas precisamente. Por el contrario,  el thrash, la NWOBHM, el Black Metal e incluso el hardcore y el grindcore, tienen su propio capítulo, con todo lo bueno y lo malo que esto tiene. Habrá quien crea que ya era hora de buscar el lado menos comercial de la escena y quien no pueda aceptar una historia del heavy metal sin DOKKEN, FOREIGNER o CINDERELLA

Repito, es un punto de vista tan válido como el que más, aunque no me resisto a decir que, personalmente, me congratula que se aprecie el trabajo de base. No todo han sido abogados encorbatados y grandes corporaciones, el heavy metal también creció a base de maquetas y fanzines. Entendámonos, no quiero decir que se pase por alto escenas tan importantes como la de Los Angeles, ni mucho menos,  de hecho hay un capítulo exclusivamete dedicado a ella, es simplemente que el libro no se ciñe a ella.

 

Las referencias al underground son constantes

Me gustaría destacar también la forma en que está planteado y escrito. Por una parte, puedes tomar el libro en tus manos y leerlo de u tirón, como si de un ensayo se tratase, y por otra parte, puedes saltarte dos capítulos, leer el penúltimo porque te interesa más y volver después al segundo, porque “El sonido de la bestia” está escrito de una forma muy inteligente. Utiliza una método cronológico partiendo de los 60’s hasta llegar a nuestros días ( bueno, a la primera mitad de los 2000’s) pero va centrando el relato en bloques, lo que, por un lado hace la lectura más dinámica y por otro permite utilizarlo como obra de consulta o, como dije antes, para leer del tirón.
En fin, para que no parezca que soy amigo del editor o que me lleo orcentaje daré un par de detalles que no son todo lo acertados que debieran en mimodesta opinión. Uno es que  he echado en falta (y esto ya hablando  a nivel personal) que no se haga la menor mención a DEEP PURPLE, algo que verdaderamente se hace extraño en un libro sobre rock duro. Estamos de acuerdo en que Blackmore y compañía nunca hicieron nada ni remotamente parecido al heavy metal pero bueno, son un pilar de todo lo que vino después… y también decir que la traducción sin ser mala, no es la mejor posible. Por lo demás y como decía al principio, un libro más que aceptable que se preocupa por mostrar las raices y ramificaciones del heavy metal en su lado menos comercial.

Poniendo un pie en cada siglo…

 Puedes echar un vistacillo al libro en GOOGLE BOOKS.

“El sonido de la bestia” en Español

Anuncios