POPULAR1, la revista

POPULAR 1. De  1973 a 1989

Me imagino que la gente mayor (hablo de ancianos) harán resúmenes de su vida en sus noches de insomnio y sacarán conclusiones sobre su tránsito por la vida y todo eso. Supongo que pondrán sus momentos malos y sus momentos buenos en una balanza imaginaria, para poder determinar si ha merecido la pena llegar tan lejos, y estoy convencido de que en su inmensa mayoría tendrán una respuesta afirmativa. A día de hoy, podemos hacer lo misomo con POPULAR1, una revista de rock que lleva entre nosotros casi cuarenta años. A día de hoy podemos permitirnos el privilegio, (mejor dicho PRIVILEGIO, así con mayúsculas), de mirar la historia del rock ‘n ‘roll con la perspectiva de 37 años de información y opinión que cada mes desde Junio de 1973  hemos tenido en el quiosco.
Bueno, lo que vais a leer (hasta que os aburráis) es un pequeño resumen sobre lo que dio de sí la revista  entre el año de su aparición  y 1989… bueno un poquito antes del 89. Con estas palabras  redactadas a duras penas, me gustaría expresar mi agradecimiento a todos aquellos que participaron en ella, a quienes aun lo hacen y a quienes han desaparecido del mapa. Vuestros artículos y entrevistas han sido un estímulo a lo largo de los años y han enseñado a varias generaciones de chavales, como a la que yo pertenecí, a amar el rock, y eso no tiene precio. Mi admiración y mi respeto a todos vosotros.

Sería de gran valor para mí que escribieses aquí tu opinión sobre la revista, sus mejores y peores épocas… el Correo, MQM, No me Judas, El Rugido Americano, encuentros, anécdotas… que se yo, lo que se te ocurra.

También me gustaría compartir un dossier que he hecho con todas las portadas de los P1 que tengo, desde el 73 al 2010.  Mola ver como ha evolucionado tanto la revista com ala escena rock ‘n’ roll.  Naturalmente no están todas, joder, ojalá!! Pero bueno serán la mitad más o menos, que no está mal. Quizá entre todos podríamos hacer algo bonito, no se, es te es un primer paso.  Todos los detalles sobre el DOSSIER y cómo conseguirlo, están al final del post.Let’s go.

Logo original de la revista en la época de la hormiga.

La historia se remonta a la Barcelona de  1973. Con Luis Carrero Blanco como nuevo presidente de un país que soportaba el régimen del dictador Franco, una pareja decide echarse al monte del periodismo musical. Eran José Luis Martín Frias y su compañera Bertha Yebra. Martín digamos que fue el “urdidor en la sombra”, el tipo detrás de la cámara, mientras que Bertha era el rostro visible que se asomaba con frecuencia a las páginas de la revista participando no solo como entrevistadora o escritora, si no como una especie de relaciones públicas.
Naturalmente, y pese a ser los de ellos los nombres más presentes en aquellas páginas, no estuvieron solos en la aventura, si no que eran el mando de un equipo formado por nombres históricos dentro del la escena musical . En España, la redacción corría a cargo de Jordi Serra y Fabra, que fue el director ejecutivo un año después, dejando París, Londres o Nueva York como plazas para Julián Ruiz, el mítico productor. Dos nombres asociados de por vida con la historia del rock en nuestro país.

POPULAR1 meets Pipi Calzaslargas, sin trenzas y sin Pequeño Tio... ¿cómo que no sabes de que hablo?

POPULAR1 meets Pipi Calzaslargas, sin trenzas y sin Pequeño Tio… ¿cómo que no sabes de que hablo?

En la primerísima época, la revista no era exclusivamente musical. Digamos que la música se llevaba el 60% del asunto, repartiendo el resto del espacio entre cine, motor y … llamémosles variedades. Por empezar por el final, las ‘variedades’ consistían en entrevistas a modelos y/o actrices con reportaje fotográfico incluido, normalmente firmado por Martín J.L. (entonces aun José Luis Martín). También podríamos incluir en ese segmento la sección “Berthaficción”, que consistía en una fotonovela, algo muy al uso en aquella época. Como no podía ser de otra forma, Berthaficción estaba  lejos de los amoríos que normalmente relataban aquellos folletines. Aquí, diversos personajes del mundo de la música, el cine o el deporte compartían aventura con Bertha. Normalmente eran historias psicodélico-lisérgicas, a veces sin demasiado sentido, pero que para la historia quedan…
Eduard Casals firmaba los artículos y entrevistas dedicados al cine, los cuales, como es lógico estaban protagonizados por nombres como Steve McQueen, Ryan O’Neal, Catherine Deneuve o Burt Reynolds, precursores de la presencia de personajes como Ray Liotta, Jesús Franco o Cristopher Lee en las páginas de la revista en los últimos tiempos.
En cuanto al motor, había varios nombres en las cabeceras aunque el más habitual era Eduardo Cortés, que ilustraba a los lectores sobre toda suerte de rallies, competiciones y accidentes de ese mundillo.
No puedo dejar de mencionar el tema de la publicidad. Ojear hoy día un ejemplar de aquel entonces es todo un ejercicio kitch, y a la vez un viaje nostálgico para quienes tuvimos la suerte o la desgracia de vivir aquellos tiempos, aun siendo unos críos. Hombre, no voy a decir que un servidor leyese el Popu con cuatro años, pero nombres como CHOCOBÓN o SUPER PANA HAPPY LOIS  quedaron escritos en mi limitado cortex cerebral y verlos ahora me hace gracia ¡ qué vamos a hacerle!.
Bien, en lo musical y como cabe esperar, el contenido no es precisamente especatcular, sencillamente iba con los tiempos. Vamos a ver: 1973, España y Rock eran términos casi imposibles de asociar. Había contadas excepciones como los sevillanos THE STORM o LOS CANARIOS facturando álbumes rock, pero quienes vendían y tenían la suficiente presencia para garantizar que la revista pudiera salir adelante no eran ellos, si no Miguel Gallardo, Juan Pardo o Miguel Rios, nombres muy respetables todos ellos pero a los que cuesta asociar a una revista que también ha levado en su portada a Miss Guy o Johnny Rotten.
No obstante, pueden decir orgullosos que ya en el 73 Marc Bolan ilustraba la cubierta del número de noviembre, lo que personalmente considero un hito en un país que quedaba segundo en Eurovisión con el “Eres tú” de MOCEDADES y cuya única cadena de televisión emitía por primera vez en el mes de Marzo aquel mítico grito de guerra: ¿Cómo están ustedeeees? .

Bueno, el tiempo pasa y en un par de años la cosa cambia notablemente. Las portadas ya no están ilustradas con fotos de Serrat o Miguel Rios, si no que entonces ya incluían la imagen de Jeff Beck, NicoAlice Cooper. El precio también sube de 35 a 40 pesetas  ( aproximadamente….  ¡¡¡¡20 céntimos de euro!!!) y nuevos nombres se unen a la redacción, como el caso de Daniel D’almeida que pasa a cubrir territorio foráneo dejando a Julián Ruiz en Madrid.
Nace por aquel entonces una sección titulada M.Q.M., acrónimo de “Mis queridos melódicos” y que Bertha firma hasta bien entrada la década de los ochenta. El asunto era una especie de flashes breves con ese estilo entre lo interesante y lo frívolo que entretenía e informaba a la vez.
También se presenta “La historia del Rock USA” por entregas y una especie de fichas coleccionables con biografías de grupos. El motor ha desaparecido ya de las páginas de la revista, así como el cine, pero amigo, la música se adueña del 90% de las páginas y de qué manera.

El rock progresivo y/o sinfónico protagoniza muchas de las mejores páginas de la publicación, con Robert Fripp, YES o GENESIS en titulares. También el hard rock asoma sus narices por las páginas del Popular1,  con memorables artículos y entrevistas como el que Serra i Fabra dedicó a KISS en el número 25 (Julio de 1975), donde se anunciaba la llegada a España de “Dressed to Kill”. Verdaderamente lo de Popular1 con KISS fue una apuesta con fundamento, si tenemos en cuenta que cuando se publicó este reportaje de nada menos que tres paginas y además a color, la banda tenía apenas año y pico de vida (el debut discográfico de KISS se publicó el 18 de marzo del 74). Otro nombres de la escena hard rock que aparecieron por las páginas del Popu en esos años (entre el 74 y el 77) fueron BOSTON, LED ZEPPELINURIAH HEEP, si bien la mayor parte del contenido se dedicaba al progresivo que ya hemos citado y al rock clásico, STONES, CHUCK BERRY, Lou Reed y la VELVET, JETHRO TULL, NEIL YOUNG… citarlos a todos es imposible.
Aparte del de KISS hay otros ‘highlights’ que me gustaría desatacar, como la apuesta por Bruce Springsteen en su número 39 (septiembre de 1976) o AEROSMITH en el 42 (Diciembre) quienes no se llevan la mejor de las reseñas por cierto.

Y llegamos al 77, año en que murió Elvis y nació el punk. Popular1, como no, se hizo eco de ambas cosas y supo evolucionar hacia los nuevos sonidos sin sacar los pies del tiesto, lo cual no deja de tener mérito. En fin, poner en portada a Johnny Rotten y en páginas interiores a YES o un artículo titulado “El rock no ha muerto en Frisco”, es cuando menos políticamente incorrecto. Estás leyendo un artículo sobre los DAMNED y al volver la hoja encuentras una entrevista a Jean Michell Jarre… puede que en POPULAR1 fuesen muchas cosas, pero sectarios o cerrados, absolutamente no.  Fueron unos años en los que la revista nos descubría (bueno a mi no, yo aun estaba con Mortadelo) el otro lado de Nueva York con un articulazo titulado ‘Generation Blank’ aparecido en su numero 57 (Marzo de 1978) que esprotagonizado por Richard Hell o DICTATORS entre otros. También presentaban a RUNNAWAYS en Diciembre del 77, a THIN LIZZY en Julio del 78 o AC/DC en Enero del 79 . Los últimos años de la década de los setenta el punk y la new wave están muy presentes. RAMONCIN, SID VICIOUS o DEVO protagonizan algunas portadas, pero también hay un pequeño revival de la escena más clásica con portadas a DOORS, ROLLING STONES y THE WHO. quizá porque la redacción supo ver que aquellos tipos estrafalarios que desde Londres habían dado la vuelta al panorama musical, tendrían una existencia corta porque cantaban sobre autodestruirse y encima se lo creían.

Quienes hacían la revista supieron ver que la década de los ochenta estaría dominada en lo musical por dos tendencias absolutamente opuestas, pero a las que desde la revista se supo atender de manera equilibrada. No era extraña, más bien al contrario, era habitual, que POPULAR1 nos descubriese a DEPECHE MODE o a O.M.D. al mismo tiempo que a WASP o ROCK GODDESS y el caso es que visto con el paso del tiempo, ponían el mismo empeño en ambas cosas. Otro asunto es que por aquel entonces nos pareciese casi insultante, pero bueno, son cosas de la edad, que aprender a apreciar con el  paso del tiempo.
Con el cambio de década también se produjeron ciertas variaciones dentro del staff. Bertha y Martín seguían al frente, claro, pero algunas firmas desaparecieron y otras eran cada vez menos frecuentes. En la redacción se incorporaron nombres que a la larga serían determinantes para el rock en nuestro país, como Ramón Porta (que en el futuro crearía METALLIK.O.) o Joan Singla, quien daría vida años después a la versión española de METAL HAMMER. También Tomás Fdz. Flores o Mariano García unieron esfuerzos a la revista. En tierra inglesa, Daniel D’almeida vió convertirse en compañeros a pesos pesados como Robert Mills o nada menos que Chris Welch.
Bien, en la  primera mitad de la década, la presencia del heavy metal es verdaderamente apabullante: DEF LEPPARD, GARY MOORE, KISS, IRON MAIDEN, SCORPIONS, VAN HALEN… un festín para quienes crecimos viendo aquellas portadas mes a mes en el kiosco. En realidad, no deja de ser normal si tenemos en cuenta que el rock comenzaba a ser muy popular entonces, y que las visitas de bandas importantes del género empezaban a ser habituales. Hoy día ya no sorprende a nadie que JUDAS PRIEST (por ejemplo) haga seis fechas en nuestro país, pero que entonces hiciese tres, era motivo de portada. El idilio de POPULAR1 con KISS continuó durante toda la década con portadas para la banda tanto con maquillaje como sin él…memorable la de Mrk St. John (nº 139 enero de 1985).

Sea como fuere, gracias al momento que el rock vivía y gracias a la visión que desde la revista se tuvo, pudimos leer maravillosas crónicas y entrevistas protagonizadas por Michael Schenker (nº126, dic. 1983) Angus Young, (nº 114, Dic 1982), David Coverdale (nº124, octubre 1983), Bruce Dickinson (nº 127 enero 1984) o el mismísimo Bon Scott que en el nº 82 de Abril de 1980 daba una breve charla poco antes de morir.
Capitulo aparte fue la relación entre la revista y el heavy metal español, que dio un vuelco en 1983. La aparición de la revista HEAVY ROCK, nacida directamente de POPULAR1 (llevó su logo en pequeñito durante años) significó un cierto reparto de papeles, que dejaron por decirlo de una manera generalista, a las bandas de Cataluña para el Popu y las madrileñas para la HEAVY ROCK. Esto no era una norma escrita ni mucho menos, peo normalmente, las entrevistas a TIGRES DE ORO o los artículos de RIGOR MORTIS aparecían en Popular1, mientras que SOBREDOSIS o BELLA BESTIA tenían su sitio más bien en HEAVY ROCK.  Las grandes excepciones fueron dos: BARON ROJO y BANZAI. Los primeros tuvieron en las paginas de Popular1, un escaparate desde el que mostraron todos sus trofeos, desde la actuación en Reading 82 a las jam  con Michael Schenker o Bruce Dickinson pasando por la grabación y edición de todas sus grandes obras, narradas a través de entrevistas y artículos que de manera constante aparceían en la revista.  La banda de Salvador Domínguez también gozó del apoyo incondicional de la publicación, especialmente desde la incorporación de Jose Antonio Manzano al frente del combo, quien anteriormente había foramdo parte de TIGRES DE ORO. Lo cierto es que la querencia de la revista con Salvador venía de antiguo, desde los 70, y continuó con BANZAI y aun después con TARZEN.

Algunas de las bandas que la revista nos descubrió en los primeros ochenta fueron ROSE TATTOO, HANOI ROCKS o PLASMATICS cuya cantante, la llorada Wendy O’Williams protagonizó la portada de Abril del 81, en su número 94. Mención aparte merece la estrecha relación de la revista con Y&T, a quienes mostraron su respeto y admiración desde el primer día, los cuales se mantienen a día de hoy.
Naturalmente, no todo fue metal en la revista, si no que los contenidos incluían con cierta asiduidad a bandas, sinfónico-progresivas, algo que en los ochenta requería una gran dosis de valor y convencimiento. YES, GENESIS, JETHRO TULL o EL&P seguían asomándose a aquellas páginas como si fuese 1975 y lo cierto es que lo hacían sin ninguna cesión a la nostalgia ni actitudes kitch, si no devolviendo la imagen de una actitud consecuente con las cosas en las que uno cree. También se saludó el revival del género, encarnado sobre todo en los MARILLION de la era Fish quien tuvo su portada en el nº 133, en julio del 84.
Sonidos como el reggae también aparecían de manera ocasional, con entrevistas nada menos que a Bob Marley o UB40,  y también se mantuvo la presencia del rock clásico con  la constante aparición de personajes y bandas como Bruce Springsten, ROLLING STONES o Neil Young.
Hay dos fechas  muy notables 8 en mimodesta opinión)  dentro de la trayectoria de la revista que son Octubre del 84 y Junio del 85.
En la primera, un nuevo logo encabezaba la portada del número 136 dedicada a  Chris Holmes, el guitarrista rubio de W.A.S.P. y la firma de César Martín aparecía por primera vez en el listado de colaboradores. No se si anteriormente había escrito algo de manera esporádica, pero en cualquier caso sus primeros artículos ‘oficiales’ aparecen aquí, y lo que es más interesante, también nacen en este numero una serie de relatos que mes a mes nos ilustraban sobre todo lo relacionado con el  submundo musical de una manera realmente particular conocidos como NO ME JUDAS SATANAS.

Como todos sabéis ya,  dicha sección ha cambiado notablemente, y de ser el reflejo escrito de los pensamientos de un adolescente peligrosamente inclinado al heavy metal que ocupaba poco más de una página, ha pasado a convertirse, en un ensayo que cada cierto tiempo nos ‘instruye’ sobre los más diversos, desquiciados y bizarros temas, en su mayoría extra musicales. Actores y actrices de costumbres ‘exoticas’, asesinos en serie, muñecos desagradables o mujeres de pechos anticonstitucionales pueden ser los protagonistas. Cualquier cosa cabe en este cajón de sastre donde Rod Hudson, G.G. Allin, Cary Grant y Charles Manson viven su particular fiesta continua.   Bien es verdad que cuesta evitar una sonrisita al leer los primeros NMJ, no por menos interesantes, si no porque estaban llenos de las expresiones típicas de la época que todos utilizamos en su día: “rollo”, “tronco”, “auténtico”… creo que incluso hay algún “chachi”, pero bueno, lo importante es que, incluso desde esos primeros momentos, los textos de César han tenido ese “algo” cautivador que muy pocos han sabido trasmitir a través de la palabra escrita.   A día de hoy no he leído nada del actual jefazo de popular1 que me haya dejado frío, por poco interés que pueda tener en principio para mí el contenido de la reseña, reportaje, entrevista o lo que sea.  Herencia de Bertha, supongo.

Bien, la otra fecha “clave” es la de junio de 1985, cuando la portada del número 144 llevó a termino el asunto ese de “renovarse o morir”. Yo no se si fue un amago de cambio de rumbo o qué, pero ver a FRANKIE  GOES TO HOLLYWOOD ilustrando una portada que un mes antes había protagonizado Bruce Dickinson fue un jarro de agua fría. (Pónganse ustedes en la piel de un metalero de 16 años en plenos 80’s). Aquello no era como ver a Bruce Springsteen, Freddie Mercury o David Gilmour ¡que va! Eran, repito, FRANKIE  GOES TO HOLLYWOOD y no solo eso, el poster era de Boy George, conocido por protagonizar uno de los mejores episodios del EQUIPO A bajo el seudónimo de Cowboy George, y también por ser el front¿man? de CULTURE CLUB, que no era una banda de metal extremo precisamente. El remate fue aquella “N” que venía detrás del logo, una “N” que significaba Nuevas Formas y que bien es cierto que no duró mucho, pero trajo unos aires nuevos a la revista que no casaban con mis gustos de garrulete metalero. Seguramente los nuevos diseños con páginas verde y naranja fueron del gusto de mucha gente, y ganaron incontables adeptos pero mi menda cometió el error de irse a pastar a otros prados, algo de lo que aun no he dejado de arrepentirme. En fin, no me arrepiento de haber dedicado mis escasos recursos a otras publicaciones, si no de no haber seguido comprando de vez en cuando una revista de l que por mucho que haya cambiado en continente, redactores, contenido, entorno etc etc etc, siempre encuentras algo que te sorprende. Brindo por  su número 500! Ya os falta poco…

DOSSIER

Como decía se trata de las portadas de POPULAR1 de mi colección entre 1973 y 2010. Están a buena resolución, aunque como puedes imaginar no están todas. PARA CONSEGUIRLO me gustaría saber tu opinión sobre POPULAR1, y como te ha ayudado a descubrir y amar (u odiar) tal o cual banda. Qué discos compraste influido por alguna reseña, no sé… tú mismo, creo que puede ser entretenido.

Anuncios