CRONOSETENTAS

..::THIN LIZZY: “Jailbreak” ::..

– Jailbreak – Angel From The Coast* – Running Back – Romeo And The Lonely Girl – Warriors** – The Boys Are Back In Town – Fight Or Fall – Cowboy Song*** – Emerald****

Todos los temas escritos por Phil Lynott excepto * (Lynott/Robertson) **(Lynott/Gorham) *** (Lynott/Downey) **** (THIN LIZZY)

Scott Gorham: Guitarra  Phil Lynott: Bajo y Voz  Brian Robertson: Guiutarra   Brian Downey:Batería

Producido por: John Alcock

Ingeniero: Will Reid-dick

Grabado y Masterizado en: Ramport Studios, Londres

Publicado el 26 de Marzo de 1976

Brian ‘Robbo’ Robertson se unió a THIN LIZZY en 1974, formando junto a Scott Gorham el tándem que se inspiraba en las legendarias ‘twin guitars’ de WISHBONE ASH. Desde que eso ocurriera, todo el mundo aplaudía los logros encima del escenario. Sin embargo, después de editar ‘Nightlife’ en 1974 y ‘Fightin’ un año después, aun estaba por demostrar que el rendimiento en un estudio fuese en la misma dirección. “Jailbreak” publicado en el 76, fue el álbum que terminó de convencer a los escépticos y catapultó a la banda por encima de las estrellas.

LAS CANCIONES

Daba la impresión de que algún duende de los bosques irlandeses había arrojado una maldición sobre esta banda, porque el éxito parecía huir de THIN LIZZY. Si exceptuamos el que consiguieron en su momento con ‘Wiskey in the jar’ (olvidando además que ni siquiera era un tema propio) hay que reconocer el mérito que tiene que hubiesen aguantado la publicación de seis discos de discreto resultado comercial, sin haber tirado la toalla o bien haber perdido el apoyo de sus jefes.

En cualquier caso, con este álbum consiguieron algo que hasta entonces no habían alcanzado: escribir y registrar un conjunto de canciones homogéneo, sólido y bien nivelado. Si otros discos tenían dos o tres canciones muy buenas, junto a otros números sin demasiado acierto, “Jailbreak” por el contrario, parecía un disco de ‘Grandes éxitos’.

También es de destacar la variedad de estilos que pisan las diferentes canciones. Esto fue una constante en la carrera de la banda, especialmente en los setenta, pero si cabe, en este álbum se ve más acentuado. Pasan del funk presente en “Angel from the coast” a la balada “Fight for all’ o el soft rock basado en el legado de Van Morrison en “Runnig back” sin asomo de rubor. No obstante hay que matizar que es en el puro (y duro) hard rock donde se cubren de gloria “Jailbreak”, “Cowboy Song”, “Emerald” “The boys are back in town”… ¿se puede pedir más o mejor: la respuesta es ‘no’ en ambos casos.

De los temas citados, dos se publicaron como singles : ‘Jailbreak’ y ‘The boys are back in town’.

Al respecto de esta última creo que merece la pena resaltar que había sido descartada por la propia banda, ya durante el proceso de escritura del disco. LIZZY alquilaron un pequeño local donde montaron una especie de estudio para ensayar, escribir canciones y grabar demos antes de entrar en el estudio de verdad.

Estuvieron durante cuatro semanas encerrados con una una Teac de ocho pistas y grabaron quince canciones. Sin embargo por aquel entonces ( la época del bendito vinilo) no se solían utilizar más de diez, por las limitaciones de tiempo y calidad que tenía aquel soporte. Entonces fue cuando apareció por allí Chris O’Donnell, uno de los dos managers de la banda para revisar lo que habían escrito. Scott Gorham lo recordaba en una entrevista..

“Chris O’Donell era uno de los managers, el que daba la patada en la puerta y decía “ a ver, dejadme escuchar qué carajo habéis estado haciendo aquí metidos”… ya sabes. El caso es que se empeñó en escuchar las quince canciones y después dijo: “¿Sabéis? La canción esa que tenéis ahí… llamémosla “The Boys” ¿vale? Esa canción ¿por qué está fuera de la lista? “ y no supimos muy bien qué decir… “Bueno, ya sabes… no tenemos ni idea… ¿acaso te gusta?” “Joder, claro, quiero que quitéis esta de aquí y pongáis esa en su lugar” y así fue como “The boys are back in town entró en el álbum, porque nosotros la hubiésemos descartado”.

Por lo que respecta al segundo single, ‘Jailbreak’, comentar que es la justificación de las  muchas voces que insinúan que este iba a ser un álbum conceptual. El contenido de esa canción junto al arte de la portada, y los párrafos de la contraportada y el inlay así parecen indicarlo. Incluso hubo comentarios de Scott Gorham y el ilustrador Jim Fitzpatrick en ese sentido, pero en todo caso, ‘Jailbreak’ terminó siendo un disco al uso.

Otra de las grandes canciones que contenía ‘Jailbreak’, fue la que cerraba el disco. Bajo el título de ‘Emerald’ THIN LIZZY mezclaba con inmejorable resultado el folk irlandés con el hard rock. Para las letras, Phil tomó ideas de la mitología irlandesa, algo en lo que estaba realmente interesado, y en cuanto a la música, aunque todos aportaron mucho a la canción, destaca el uso de percusión que hace Brian Downey, quien utiliza toda suerte de timbales y tambores tradicionales que, unidos a la evocadora melodía que conduce la canción, supieron plasmar en sus notas el sentimiento tradicional de su tierra.

Indicar también que ‘Cowboy Song’ se publicó como single, pero un par de años después y en la versión en directo. Fue extraída del legendario ‘Live & Dangerous’ y resulta curioso comprobar que, no fue la única versión en directo de este tema que salió a la venta. En 2.008, el bootleg “UK tour 75” fue aprobado por la banda y publicado de manera oficial. Ese disco recoge el concierto que el grupo ofrecía en el Derby College of Art and Technology en Noviembre de 1975, lo que prueba que es una canción que ya llevaba en cartera desde hacía muchos meses antes de entrar a grabar. Un dato que apunto como simple curiosidad.

LA PRODUCCION.

Como hemos dicho, en los años previos a ‘Jailbreak’, THIN LIZZY eran conscientes de lo que se traían entre manos, pero circunstancias ajenas a su voluntad habían impedido que el resto de la humanidad pudiese apreciar su talento. Decididos a capturar todo ese potencial, la banda tomó la determinación de trabajar con alguien competente y en unos estudios en condiciones, un privilegio del que hasta entonces no habían gozado. Hay que tener en cuenta que ‘Nightlife’ (1974) era la primera experiencia en estudio tanto para Robbo como para Scott Gorham, y se toparon con Ron Nevison, un productor poco dado a trabajar con principiantes, cuya actitud restó calidad al trabajo de los hacheros.

Para el siguiente álbum, ‘Fightin’ (1975), Gorham y Robertson se negaron a volver a trabajar con Nevison, y aunque la banda peleó por conseguir a otro productor (querían concretamente a Roy Thomas Baker) finalmente tuvo que ser Phil Lynnot quien asumiese el papel. Como cabía esperar, el hecho de cantar, tocar el bajo, escribir las canciones y producir era demasiado para una sola persona e hizo que el resultado final se resintiese.

Llegado el momento, se hicieron con los servicios de John Alcock en la mesa de operaciones, un productor asociado a THE WHO, concretamente a los trabajos de John Entwistle, pero que finalmente  resultó ser más fachada que otra cosa. Es decir, el disco suena rematadamente bien, pero a decir de los músicos que lo grabaron, el mérito fue más de Will Reid-Dick, ingeniero residente de los Ramport Studios. Digamos que Alcock tenía buen oído y las ideas claras, pero no sabía cómo plasmarlas en la cinta, así que se limitaba a decirle a Will Reid lo que quería y era él quien tenía que mover los micros, orientas las pantallas, ecualizar la mezcla y repetir las tomas una y otra vez, ya que Alcock apenas si puso las manos sobre la mesa de mezclas.

Alcock , eso sí, supo aconsejar y orientar a la banda para que de alguna manera, dulcificase su sonido y lo hiciese más comercial. Ajustó patrones aquí y allá y consiguió que la banda (y muy especialmente Phil Lynott) se dejase guiar por su instinto profesional. El único que nunca pudo tragar al productor fue Brian Robertson, aunque conociendo la trayectoria de este pendenciero personaje, vaya usted a saber porqué.

Bien, en todo caso, el nivel de madurez e interacción entre los miembros de la banda, también fue determinante en el resultado final. Todo el grupo estuvo presente durante el proceso de grabación y cada uno aportó un buen montón de ideas al conjunto. Las drogas aun no eran un problema y el ambiente en el seno de la banda era muy bueno.

Phil era quien más partido tomaba en todo, pero el resto de la banda y muy especialmente Gorham y Robertson también se implicaron en todo el asunto.

LA GIRA

GRAHAM PARKER & THE RUMOURS fueron el grupo encargado de abrir los shows que THIN LIZZY ofreció en el Reino Unido como promoción para ‘Jailbreak’. Fue el primer tramo de una larga gira que empezó con el año, en lugar de hacerlo con la edición del álbum. El 16 de Enero se ponían en marcha mientras la imprenta escupía copias de la carpeta de ‘Jailbreak’.

Esta situación se alarga hasta el mes de Abril, momento en el que surcan las aguas del Atlántico por segunda vez, en pos de la conquista americana. Allí compartieron escenario con infinidad de bandas americanas y (sorprendentemente) europeas:

BE BOP DELUXE, GOLDENEARRING, AEROSMITH, SLADE, THE TUBES, PAVLOV´S DOG, CHARLIEDANIELS BAND, JOURNEY, NAZARETH o la IAN GILLAN BAND, pero con quienes alcanzaron un nivel más alto de contacto fue con RUSH, a quienes unió una sólida amistad.

La gira iba cumpliéndose en sus objetivos al mismo tiempo que el álbum subía en ventas, y muy especialmente los singles, uno de los cuales (‘The boys are back in town’) escalaba puestos en las listas aunque fuese meses después de haber sido publicado.

La cosa funcionaba como una especie de retroalimentación mediante la cual, el tour hacía que el single fuese más popular, y la fama que estaba ganando la canción, hacía que la gira tuviese más afluencia de público.

Durante los tres meses anteriores las cosas no podrían haber ido mejor y de hecho, lo que venía después ya era insuperable: THIN LIZZY se unía al tour de los RAINBOW de Ritchie Blackmore, que giraban promocionando ‘Rising’ y tenían cuarenta shows firmados.

Sin embargo, el rock and roll way of life pasó facture a Phil Lynott, quien contrajo hepatitis obligando a cancelar la gira. A pesar de que se rumorea que actuaron en dos shows (11 y 13 de Junio) los comentarios de la banda apuntan lo contrario. Scott Gorham para Martin Poppoff:

“No tocamos una sola nota en esa gira porque Phil sufría hepatitis desde semanas antes del concierto en Ohio, donde el tour iba a comenzar. El día que llegamos a Ohio, Phil, colapsó por agotamiento y fue llevado al hospital, donde se le dijo que había contraído hepatitis y que tenía que regresar de inmediato a Inglaterra. Allí fue puesto en la unidad de cuidados intensivos durante un par de semanas. Fue una lástima, porque habría sido una gran gira para la banda “.

Creo que nadie va a discutir eso.

Con Phil Lynott fuera de juego, casi puede darse por terminada la gira de ‘Jailbreak’. Es cierto que en septiembre volvieron a escena, pero lo hicieron en el norte de Europa y Alemania, país en el que estaban grabando su siguiente álbum ‘Johnny the Fox’. El hiper creativo Phil Lynott había aprovechado su estancia en el hospital para escribir otro de sus grandes discos en un período de lucidez y sobriedad. Hay quien dice que las drogas ayudaban a Philo a componer sus mejores trabajos, pero una escucha a ‘Johnny the Fox’ desmonta esa teoría al instante: Philo era un genio en sí mismo y hacía las cosas bien sin necesidad de drogas.

En fin,a lo que estábamos.A estas alturas, las fechas se confunden y las giras se solapan, y si hemos empezado hablando de un tour a dos meses vista de que se publicase el álbum que promocionaba, supongo que debemos hacer lomismo ahora. final.

Miguel. Asturias

Si te interesó este artículo, también puedes probar con estos otros.

 

Anuncios