CRONOSETENTAS

.::TED NUGENT: “Free for all”::.

 

-Free for all – Dog eat dog** -Writing on the wall -Turn it up -Street rats -Together -Light my way** -Hammerdown – I love you so I told you a lie

Ted Nugent: Guitarra y voz en * Derek St. Holmes: Guitarra rítmica y voz en ** Meat Loaf : Voz   Rob Grange: Bajo Cliff Davies: Batería

Producido por: Tom Werman, Lew Futterman y Cliff Davies Ingeniero: Anthony Reale

Grabado en: Sound Pit Studios, Atlanta. Masterizado en: Sterling Sound Studios, Nueva York.

Publicado en Octubre de 1976.

  Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

El debut de Tio Ted en solitario tras abandonar a AMBOY DUKES, había dejado el listón muy alto. Consiguieron un contrato con la multinacional EPIC y publicaron aquellos nueve pedazos de carne cruda que revolvieron los cimientos de los Estados Unidos del lejano  1976. Lograron que ‘Derek & Krebbs’ la agencia de management que tenía en cartera a AEROSMITH, SCORPIONS o AC/DC entre otros, se ocupase de conseguirles conciertos, llegando a firmar trescientos en un solo año y en fin, parecía que las cosas no podrían irles mejor, aunque la realidad era bien distinta.

Aquel grupo era como una manzana roja y brillante en apariencia, pero a la que bastaba con hincarle el diente para comprobar lo negro que estaba su corazón y lo mal que sabía en realidad.

  El origen de aquel mal karma se encontraba en la batalla de egos que permanentemente se libraba en el seno del grupo. Según parece, las ego-peleas entre Steven Tyler y Joe Perry, Mick Jagger y Keith Richards o Ritchie Blackmore y Ian Gillan estaban a nivel de patio de colegio comparadas con las de Ted Nugent y Derek St. Holmes. Ambos mantenían una lucha constante, pero, si lo miras bien, a ninguno de los dos les faltaban argumentos para creerse con la razón de su parte.

Ted Nugent por un lado, era el líder de la banda. Eso no podía discutirse. Su nombre y no otro aparecía en las portadas de los discos y en lo alto de los carteles, era el autor de la inmensa mayoría de las canciones y en resumen, era el único miembro imprescindible en el grupo.

Sin embargo, ocurría que St. Holmes era la cara visible en los conciertos y la voz que se escuchaba en los discos, y además la única canción del primer álbum que se publicó como sencillo (“Hey Babe”) había sido escrita por Derek St Holmes.

Con ella habían conseguido el puesto 28 del Billboard 200 y fue la que dio presencia a la banda de Ted en los medios, le gustase a él o no. Además ocurría algo muy curioso, y era que en aquellas poblaciones donde no habían tocado AMBOY DUKES o donde no conocían a Ted Nugent la gente que iba a los shows porque había escuchado en la radio aquella canción y luego veía a Derek cantar y tocar la guitarra, se iba con el convencimiento de que Derek era Ted Nugent, y viceversa.

Como cabía esperar esto irritaba sobremanera al ya de por sí irascible Nugge, provocando una tensión enorme y constante: demasiado estrés, demasiada presión y demasiado trabajo. Estaba claro que había que seguir adelante y aprovechar el tirón, pero como recuerda Derek St. Homes: “empezamos esta historia viviendo juntos durante dos años consecutivos fuera de casa . Y cuando estás tan cerca de alguien durante tanto tiempo, llega a molestarte hasta la forma en que respira .”

LA GRABACION

En estas condiciones físicas y mentales, se grabó “Free for all” mediado el año 1976. Ni siquiera se detuvo la gira de “Ted Nugent” (el álbum) si no que se aprovechaban los días muertos para grabar, lo que añadía más presión y cansancio. Para acabar de enredar las cosas, Derek St. Holmes y Lew Futterman , uno de los productores que además tenía voz y voto en los asuntos internos del grupo, eran como agua y aceite.

Derek era un músico hecho en la calle, y la única actitud que entendía, era llegar y grabar. No aguantaba que nadie le dijese lo que tenía que hacer, entre otras cosas porque lo tenía perfectamente claro. Futterman sin embargo era un tipo muy quisquilloso que corregía continuamente a Holmes.

El propio Cliff Davies define a la perfección aquellas situaciones: “No sé cuantas veces Lew Futterman estuvo a dos centímetros de estrellar su puño en la cara de Derek. Todo era muy violento e increíblemente difícil…. Y me estoy quedando corto.”

Como decía, Futterman tenía poder de decisión sobre la banda, así que durante una discusión, no se sabe muy bien si echó a Derek, o fue este quien se largó del grupo, pero el caso es que, con el disco recién terminado, St. Holmes no formaba parte de la banda.

Un nuevo (y bien serio) problema asomaba en la carrera del Gonzo: necesitaba encontrar un sustituto para Derek lo antes posible, ya que tenían que presentar la preproducción del nuevo trabajo a  Epic, para que les diesen el visto bueno y poner al álbum a la venta. La solución estuvo en el dúo STONEY AND MEAT LOAF , que habían editado un único álbum en 1971, en el sello Rare Earth. No era nada espectacular, simplemente versiones de varios clásicos de rithm’n blues, pero ya en su momento habían llamado la atención de Ted, quien impresionado con la cristalina voz de Marvin Lee Aday (nombre real de Meat Loaf) alquiló sus servicios para grabar el disco.

Meat Loaf grabó los overdubs para todas las canciones. Como puede apreciarse en el álbum, era un poderoso cantante que combinaba fuerza y melodía, con un gran rango de registros y capaz de adecuar su estilo a la necesidad del momento, saliendo bien parado en cualquier caso pero de alguna forma no encajaba del todo con la dirección que la banda de Nugent llevaba en ese momento.

Además el orondo vocalista estaba realmente más centrado en rematar lo que sería su multimillonario álbum en solitario ‘Bat out of Hell’ y no se implicó demasiado en aquel asunto, que parecía algo más bien transitorio para él, así que tras decidir qué canciones de las que había grabado se quedarían en el disco, y cuales se publicarían con la versión original, la alianza se dio por terminada.

Finalmente fueron tres las personas que pusieron su voz en el disco que salió a la venta en Octubre de 1976. Ted Nugent firma todas las letras y seis de las melodías de nueve canciones. La única que él canta es la que da título al álbum y con el que abre el disco: ‘Free for all’ .Toda una descarga de poder eléctrico que marca la línea que sigue casi todo el álbum . Canciones muy crudas, rápidas e intensas, basadas en riffs bastante sencillos pero con una gran presencia de desarrollos guitarreros que cortan la respiración. ‘Turn it Up’, ‘Dog eat dog’ o ‘Street rats’, son algunas muestras de ese hard rock de alto voltaje. ‘Hammerdown’ va incluso más allá, presentándose como un trallazo de proto heavy metal, pero también hay momentos perfectamente asequibles al público más amante del rock sin etiquetas.

Light my way’, muy orientada al sonido KISS , ‘Togheter’, una powerballad en toda regla o la rockera ‘I love you so I told you a lie’ hacen de este disco algo muy variado en su conjunto, pero sin por ello perder hilo central de la todopoderosa guitarra de Ted Nugent.

Hay quien considera este álbum como una muestra de que Ted no tenía las cosas demasiado claras, y estoy dispuesto a dar crédito si lo comparamos con su disco de debut, quizá más firme y consistente, sin embargo prefiero verlo como un derroche de talento y creatividad. Seguramente hubiese sido más fácil seguir el camino empezado en el debut y hacer un disco calcado a aquel (bueno, “Writing on the wall” podría ser la hija bastarda de “Stranglehold”) pero me da la impresión de que el Nugge siempre prefirió seguir a su instinto animal por encima del camino fácil.

LA PRODUCCION

El sonido del disco es realmente excepcional aunque parece ser que el mérito se lo adjudicó quien no lo merecía.

Tom Werman y Lew Futerman, eran los nombres importantes. El primero era el hijo de un alto ejecutivo de la compañía Epic, y trabajaba como cazatalentos para la empresa, pero su ambición en realidad era la de ser productor…. o más bien figurar como tal. Aprovechaba la situación y condicionaba los contratos con las bandas a aparecer como productor de sus discos. Lo cierto es que el hombre al menos era un buen cazatalentos, ya que consiguió nombres de la talla de CHEAP TRICK, MOTHER’S FINEST, MOLLY HATCHET y por supuesto Ted Nugent.

El caso de Lew Futterman , era diferente y venía de una vieja relación con Ted en la época de AMBOY DUKES, a quienes produjo algunos trabajos. Cabe reseñar la anécdota de que él fue quien llamó a Cliff Davies para que le echase una mano en la producción del primer disco de Ted Nugent. Cliff y él se conocían de principios de la década, cuando juntos habían producido a IF, que era el grupo donde Davies tocaba la batería.

El caso es que poco antes de que entrasen a grabar, el batería en Ted Nugent era Vic Mastrianni, que había acompañado al Nugge en su aventura al abandonar a AMBOY DUKES. Pero este exigía participación en los derechos, lo cual no le hizo demasiada gracia al agarrado de Teddy, que le puso en la calle. Luego contrataron a un músico llamado Brian Stafeld, pero aunque cumplía sobradamente sobre el escenario, llagada la hora de entrar en estudio no dio la talla, por lo que Futterman sugirió que fuese Davies el que tocase la batería, y así fue como uno que llegó a echar una mano, terminó siendo co productor y batería de la banda… pero no nos desviemos y hablemos sobre Anthony Reale.

Anthony era ‘simplemente’ el ingeniero, pero jugó un papel importante en la creación de ‘Free for all’ porque conocía las mesas de mezclas del estudio como su propia piel. Casi podía decirse que había nacido con ellas. El caso es que todos los productores estaban acostumbrados a trabajar con los viejos modelos de indicadores de aguja, pero los Sound Pit Studios, fueron de los primeros que introdujeron las mesas ‘Flickinger’, que devolvían señales de led sustituyendo a los viejos vúmetros de aguja, además de usar ecualizadores paramétricos en cada canal. Como quiera que Reale se había dedicado en cuerpo y alma a aprender a manejar esa nueva tecnología, supo sacar todo el partido de quienes estaban al otro lado de la pecera. Como prueba, está la leyenda que figura en la contraportada de ‘Free for All’ donde dice: “Gracias especiales a Anthony Reale por su inspiración creadora, que supera todo lo exigido”

En resumidas cuentas, a pesar de que el mayor crédito se les da a Tom Werman y Lew Futterman, parece ser que en realidad fueron Cilff Davies y Anthony Reale los que se batieron el cobre.

Al menos eso era lo que el propio Davies le contaba al periodista Martin Popoff en una entrevista: “Werman empezó firmando en el primer disco, aunque no hizo nada en absoluto. No sabía nada de nada, nunca había pisado un estudio en su vida. Todo lo que hacía era esnifar cocaína, beber y enrollarse con la primera rockera que se le ponía a tiro. Y la mayoría del trabajo teníamos que hacerlo el ingeniero y yo, sentados día tras día haciendo los overdubs de batería. Cuando la banda tenía libres unos días en medio del tour, Rob venía y grababa algo, luego llegaba Ted y grababa algo, y luego nos quedábamos Tony y yo allí grabando las baterías y mezclándolo todo, y allí no había nadie excepto Reale y yo”.

EL TOUR.

Una vez terminada la grabación, Davies asumió el papel de batería a tiempo completo y tocó en la gira de ‘Free for all’, no sin antes negociar unas mejoras económicas, tanto para él como para Grange y St. Holmes. Según sus palabras le parecía ridículo estar en un grupo que facturaba cien mil dólares al año, mientras los músicos cobraban doscientos dólares a la semana.

Además, lo que tenían por delante sobrepasaba lo humanamente soportable. Derek & Krebs, la agencia de management que se ocupaba del grupo tenía un lema: “Aprieta mientras la plancha esté caliente’, lo que en nuestro idioma sería algo parecido a ‘Pan hecho, venta espera’, es decir: si has terminado de grabar el disco, ponte a presentarlo de inmediato… y así fue.

No hubo un descanso de la gira anterior, ni durante la grabación y toda la presión acumulada no hizo sino aumentar. Bien es cierto que en algunos casos, eso fue incluso positivo para el grupo y especialmente para el público, que veía como toda esa fricción se descargaba en escena con unos conciertos antológicos, llenos de furia.

La primera parte de la gira (a partir d ela publicación del disco) tuvo lugar en Estados Unidos, donde compartieron escenario con bandas como RUSH, FOGHAT, MONTROSE o BLACK SABBATH durante los tres últimos meses de 1976 y Enero de 1977. Hay varios piratas registrados de aquellos shows, aunque con no muy buen sonido. Puedes echar un oído sin embargo al del 10 de Diciembre en Nueva York, abriendo para BLACK SABBATH.

Ya en Febrero visitaron Europa, o mejor dicho, Inglaterra, donde a finales de mes ocuparon los escenarios de varios teatros con el cierre de dos días en el Hamersmith Odeon el 5 y 6 de Marzo de 1977. ¿Y qué dirías que estuvieron haciendo durante las primeras semanas de febrero de 1977 en Londres? ¿Bailando pogo al son de los SEX PISTOLS? ¿Comprando imperdibles y ropa en las tiendas de Carnaby Street? Pues no exactamente.

Lo que estuvieron haciendo fue ¡¡grabar un nuevo disco!!. Apenas habían pasado dos meses tras la publicación de ‘Free for All’ y la banda estaba creando su siguiente trabajo.

De tal manera, las giras se solaparían y a partir de Mayo de 1977 ya no podríamos hablar del tour de presentación de ‘Free for all’ sino del de ‘Cat Strach Fever’, que salió a la venta en esa fecha. A partir de ese momento, el impulso a la carrera de Nugge es enorme, gracias al single ‘Cat starch Fever’, y llegarían los años de mayor éxito , y aun un buen puñado de grandes discos. Sin embargo, he preferido hablar de “Free for all” por lo que tuvo de decisivo y de punto de inflexión en la carrera de Ted, que cuarenta años después, sigue dándonos alegrías…. En lo musical al menos.

Miguel. Asturias.

Si te gustó este post, échales un vistazo a estos otros. Puede que también te interesen…

   

DOSSIER:

Si eres habitual, ya sabes lo que hay que hacer. Si no sueles pasar por aqui, simplemente se trata de que compartas tu opinión sobre este disco escribiendo un post en este blog: cual es tu tema favorito, cual es la mejor época del grupo, si los has visto en directo…. lo que se te pase por la cabeza, relacionado con este álbum a poder ser.

Biografia (hasta ‘Free for all’) publicada en POSTER en 1982. Tres páginas en español.

Biografia publicada por ENEFR MAGAZINE en su número 10 durante Febrero de 1984. Tres páginas en Francés.

Entrevista publicada por la revista CREEM en Septiembre de 1977. Siete páginas en inglés

Entrevista publicada por la revista CREEM en Junio de 1976. Tres páginas en inglés.

Biografia publicada en VIBRACIONES en Diciembre de 1982. Cinco páginas en español.

Reportaje del Reading ’76 publicado en VIBRACIONES en Octubre de 1976. Tres páginas en español.

Biografia y entrevista en la revista ROCK & FOLK de 1977. Cuatro páginas en francés.

Reportaje publicado por POPULAR1 en el numero 111, de septiembre de 1980. 8 Páginas en español.

Anuncios