CRONOLOGIA

THE CULT: “Sonic Temple”

Sun King   , Fire Woman  ,  American Horse  ,  Edie (Ciao Baby)  ,  Sweet Soul Sister  ,  Soul Asylum  ,  New York City  ,  Automatic Blues  ,  Soldier Blue ,  Wake up Time for Freedom  ,  Medicine Train.

Ian Astbury : Voz, Percusión;  Jamie Stewart : Bajo y teclados;  Mickey Curry : Batería;  Billy Duffy : Guitarra ;  Michael Fraser : Ingeniero ;  Bob Rock – Productor ;  John Webster – Teclados ;  Iggy Pop: Coros

EVIL ELVIS y JUAN GRELA han ayudado con este artículo. Mi agradecimiento.

 

Sonic temple” es un disco que no sigue una lógica en el tiempo, en mi humilde opinión.  Me explico.  La banda empieza su carrera con un irregular y extraño “Dreamtime” como  paso previo al asentamiento en el pop-rock gótico que tuvo lugar en su segundo disco “Love” de 1985. Con ese álbum consiguieron un éxito y reconocimiento masivo para, un par de años después,  pasar por una transformación radical y absoluta al crear “Electric“, trabajo que bebía de las fuentes  del rock más genuino y guitarrero, y que heredaba el sonido de las grandes bandas americanas de los primeros setenta.

Bien, gracias a “Electric” lograron superarse en cuanto a ventas y reconocimiento, lo que bien podría haberles llevado a seguir aplicando dicha fórmula, pero no fue así. Una vez terminada la gira de “Electric”, y puestos de nuevo a escribir, recuperaron en cierta  medida el sonido tan personal de los tiempos de “Love”, lo cual no deja de ser sorprendente.  Es decir, lo lógico (bajo mi punto de vista al menos) sería que “Sonic Temple” hubiese seguido a “Love” para rematar su retro-viaje en  “Electric” pero no, las cosas no fueron así.

Si eso es bueno o malo no tiene mayor importancia. Supongo que parte de sus fans se sentirían decepcionados al no encontrar la continuidad que esperaban, y otros acogerían con agrado esta especie de retorno a sonidos de ayer…con THE CULT, uno debe estar preparado para casi cualquier cosa.  ¿Preferencias  personales? La mía se inclina a la segunda categoría, es decir, “Electric” es un disco apabullante, intenso y poderoso como pocos pero “Sonic Temple” es, (para mi gusto, insisto) su álbum definitivo, aquel en que alcanzaron el equilibrio perfecto entre la mística de “Love” y la intensidad de “Electric”. Una colección de temas en resumen,  que serás capaz de memorizar a la segunda o tercera escucha, todos ellos en condiciones de estar en la radio sin por ello perder el menor pellizco de energía, fuerza o clase.

Haciendo un poco de historia, retrocedemos casi un par de años atrás. La gira de “Electric” había sido una guerra perdida para el grupo, especialmente para Ian Astbury, quien se vio devorado por el éxito y llevó al límite su actitud, convirtiendo el tour en una road-movie permanente.  Astbury:

“Estaba fuera de control en aquella gira, el dinero me incomodaba, al igual que el hecho de habernos convertido en un grupo tan grande. Era como si hubiese perdido al raíz de todo lo que me empujó a unirme a una banda”.

Una situación por la que cualquier grupo habría matado se convirtió en un calvario para Ian… y más aún para Billy Duffy y Jamie Stewart , quienes se veían incapaces de controlar a su compañero. Tanto fue así que los managers de  THE CULT cancelaron el tour japonés y mandaron al grupo de vuelta a casa, con el único fin de evitar una separación que con toda seguridad  se hubiera producido de haber seguido adelante.

La gira se dio por concluida en la Navidad de 1987 y pocas semanas después, Bill se trasladó a Los Angeles. El guitarrista buscaba dos cosas en aquel viaje. La primera descansar y recuperarse de todo aquel circo, y la segunda encontrar el filón creativo que no podía hallar en Londres.   No tardó en unírsele un recuperado Ian, quien alquiló una vivienda próxima a la suya donde montaron su centro de trabajo.

Durante aquellos días ambos músicos decidieron hacer varios movimientos. El primero y más traumático fue el de romper con su anterior agencia de management (lo que les costó innumerables problemas legales) para centrar sus esfuerzos en reforzar su posición en Estados Unidos. Para ello contrataron los servicios de Howard Kaufman, un auténtico tiburón que llevaba entre otros muchos, los asuntos de los WHITESNAKE de “1987” (digo esto para que quede claro el nivel que perseguían).

La siguiente decisión que se tomó, fue la de contratar a un nuevo batería, algo que se había convertido en costumbre, ya que desde el primer álbum los cambios se habían sucedido disco a disco. La diferencia con anteriores situaciones fue que esta vez la cifra de candidatos alcanzó los ciento cincuenta. Entre ellos estaban Ginger Baker o Eric Singer, quien llegó a grabar demos de varias canciones con la banda  en Junio del 88, en los Track Records Studios de Hollywood. En realidad dejó listo el álbum al completo y algunos temas extra, aunque en un estado primitivo respecto al resultado final. Esas canciones fueron posteriormente publicadas en el box-set “Rare Cult, the demos”.

Chris Taylor fue el siguiente en sentarse en el taburete de  la batería, si bien su papel dentro del grupo iba a ser otro. Fue en Agosto del 88 y con él registraron varias demos en el mismo estudio pero ya de una forma mucho más profesional. Aquí hablamos de una preproducción en toda regla, en veintidós pistas (frente a las trece que se usaron para la otra maqueta) y que contaba ya con el trabajo de Bob Rock y Mike Fraser como productor e ingeniero respectivamente.  Curiosamente,  Bob Rock había sido elegido como productor por su trabajo como ingeniero.  La aportación que había hecho tras los controles en el disco homónimo de KINGDOM COME, y en especial el sonido de las guitarras,   sedujo a Duffy desde el minuto uno, por lo que a pesar de que el canadiense era primerizo en lo que se refiere a producción, fue requerido para ponerse al mando de un trabajo verdaderamente importante.

Volviendo al papel del batería, Mickey Curry fue el elegido finalmente. Curry hasta entonces había trabajado con docenas de artistas, y muy especialmente con el canadiense Brian Adams, lo que a priori no le situaba como el más adecuado, pero su buen hacer y su perfecta marca en los tiempos pesó más y el trabajo fue suyo.

Y precisamente en el país de Brian Adams fue donde grabaron el disco finalmente. Resulta un poco extraño que después de deshacerse en elogios sobre Los Angeles, su clima y sus vínculos con el rock and roll, el mundo del motor y demás, decidieran viajar al frío y gris Canadá para dar vida al álbum… aunque pensándolo bien, quizá se viesen empujados a ello a fin de evitar distracciones que retrasasen la grabación del disco… nunca se sabe. Sea como fuere, los Little Mountain Sound Studios acogieron a la banda inglesa durante los tres últimos meses de 1988 junto a Bob Rock en a la producción y Mike Fraser tras la mesa de mezcla como ya  hemos dicho.

El estudio fue testigo de ciertas desavenencias entre Astbury y Duffy desde el primer momento. Donde el primero quería seguir la senda de “Electric” y dar a las nuevas canciones un tratamiento austero que recordase al primer blues rock británico, el segundo estaba por la labor de aplicar un tratamiento más orientado a los grandes estadios. La reacción del vocalista es verdaderamente incomprensible, ya que no tenía mucho sentido contratar a Bob Rock e intentar por todos los medios afincarse en Estados Unidos para después sonar como CREAM en el 67, de ahí que el criterio de Duffy se impusiese y terminasen aplicando al nuevo material cuantos matices y arreglos se estimaron oportunos.

En cuanto a las canciones que allí se grabaron, no puedo ser objetivo a la hora de calificar las canciones que dan forma a “Sonic Temple”. Creo que ya he dicho doce o trece veces que me parece un disco magistral, uno de los mejores que se editó aquel año, para qué engañarnos. Escucharlo hace más incomprensible el hecho de que tan solo un año después, no solo THE CULT sino todo el mundillo del hard rock hubiese caído en barrena para dar paso al grunge, pero en fin así fueron las cosas. La calidad del disco, decía, queda reflejada en el hecho de que de él se extrajeron nada menos que cuatro sencillos, los cuales fueron publicados en diferentes formatos.

 “Fire Woman” fue el primero. Recuerdo escucharlo en el coche de un colega, y aunque a decir verdad me dejó un poco frio por lo parecido de su estribillo con la melodía de “Nirvana” (del álbum “Love” debo decir que con  una sola escucha ya se me había quedado en la cabeza.  Ese sencillo salió el 13 de Marzo como adelanto al álbum que se publicó el 19 de Abril y  se editó como single en 7” y cassette (¡!) con “Automatic blues” como cara b. También se publicó en formato maxi algunas semanas después junto a la inédita “Messing up the blues” y en otro 12” con diferentes mezclas : ‘L.A. Rock Mix’ y ‘N.Y. Rock mix’…. Todo esto antes de editarse el disco! . Una vez publicado este, vieron la luz los otros tres. El primero de ellos salió a la venta en Junio del 89, y la canción elegida fue la maravillosa “Edie Ciao Baby”,  un medio-tiempo lleno de sensibilidad al que solo al que solo separa de ser una balada la voz de Astbury, demasiado enérgica como para hablar de baladas.  La canción estaba dedicada a la actriz, modelo y musa de Andy Warhol, Edie Sedgwick a quien todo el dinero de su familia no pudo librar de una vida verdaderamente atormentada.  El sencillo fue publicado en cuatro formatos diferentes y se hizo acompañar de distintas canciones que cubrían varias épocas pasadas de la banda, como por ejemplo la de “Electric” con la presencia de “Lil’ Devil ” en directo , o más interesante si cabe, la segunda versión en 12” que incluía “Love Removal machine” de su anterior disco en directo y “Revolution” de su álbum “Love” de 1985… no puede decirse que no hay donde elegir. También se hizo un bonito video con la presencia de Renée Beach,  la por entonces novia de Ian interpretando el papel de Edie.

Por seguir el orden cronológico, diremos que “Sun King” fue el siguiente sencillo que llegó a las tiendas y lo hizo en las últimas semanas de 1989, concretamente el 6  de Noviembre. Aquella canción era la que abría el larga duración, y estaba basada en un crescendo capaz de mantener la atención durante todo el tiempo. Era una canción magnífica, brillante, cuya calidad contrastaba con la del grupo a nivel personal. Durante aquellos meses, los trascurridos entre la publicación del single de adelanto y el tercer single del grupo, la carretera se había comido a THE CULT, y muy especialmente a su frontman Ian Astbury:

“Me convertí  en EL problema. Física, mental, emocional y espiritualmente. Con solo veintisiete años ya estaba preparado para morir. Recuerdo cuando salía a escena durante el tour con METALLICA… casi noventa kilos, parecía a Mickey Rourke en “El borracho”.

Sonic Temple” a aquellas alturas había alcanzado el tercer puesto de los charts ingleses y el número 10 en Estados Unidos. Giraron durante el verano abriendo el tour “Damage Justice” de METALLICA, pero el sentimiento del grupo se había roto hasta el punto de que Ian y Bill viajaban a los conciertos en coches separados.

Por si la situación no fuese mala ya de por sí, Ian recibió la noticia del inminente fallecimiento de su padre y decidió viajar a Inglaterra para acompañarle en sus últimos momentos. Verle agonizante en su cama fue algo que tardó en superar pero que sirvió como llamada para salir de aquella espiral.

“Ver a mi padre morir me hizo tomar conciencia de que no debería tomar tan a la ligera la posibilidad de que yo pudiese seguir el mismo camino… Debí ser más responsable. Al final de aquella gira estábamos fuera de bolos…. yo no había subido sobrio a un escenario desde los dieciocho.”

Su actuación en los MTV AWARDS, interpretando “Fire Woman” ilustra con bastante fidelidad la situación en que se encontraban. Ian:

“Allí estaba yo, con aquel traje apretado, como Elvis en su última etapa, pero peor. Degenerado y borracho, perdido en el escenario, con mi padre muriéndose… simplemente no estaba allí, me importaba una mierda”…”Odiaba ‘Fire Woman’, odiaba la vida, odiaba estar allí. El hecho de haber dejado a mi padre en su lecho de muerte me parecía una total falta de respeto.”

Aún faltaban cuatro meses para que se publicase el último single que se extraería del disco. El elegido fue “Sweet soul sister” una de las canciones que recuperan su lado más gótico y  barroco, con sonidos plagados de efectos y ecos. Tuvo seis versiones diferentes entre 7”, picture disc, mini cd y 12” y compartió surcos con “American horse”, “Sweet soul sister”  o la Zeppeliana  ”Soul Asyum” según de qué versión se trate.

Todas las canciones pertenecían a “Sonic Temple” aunque en la primera versión del sencillo se incluía el tema “The River”, otro de los descartes de las sesiones de grabación donde, por cierto, habían llegado a registrar veintiocho canciones.

La publicación del nuevo sencillo coincidía con el inicio del último tramo de la gira e iba a tener lugar  en Marzo de 1990, pero aun había algunas sorpresas (nada agradables) para THE CULT. Jamie Stewart, el bajista y único miembro original del grupo aparte de Ian y Bill abandonaba la banda, asqueado de la situación por la que atravesaban. Jamie:

“Llegué al convencimiento de que aquella gira iba a ser la última. Por aquel entonces me casé, no sabía cómo iba a tomárselo Bill. Se lo conté en mitad de la gira, cuando nadie se hablaba con nadie, Billy dijo: ‘ es una putada, pero es cosa tuya’. Supongo que en el fondo se sintió traicionado, un poco asustado por tener que lidiar con Ian él solo.  No sé lo que Ian pensó. Fui a verle al hotel, estaba rodeado de libros con la tele puesta… quien sabe… Ian y Billy no se hablaban, no podían ya escribir juntos, todo era unafalsa  ilusión”.

El último show de la gira fue el último para Jamie. Se celebró el 3 de Abril de 1990 en el Universal Amphiteatre de California con la banda de Steve  Jones ( el mayor ídolo de Billy Duffy) como telonero. También fue el último para Matt Sorum. La leyenda dice que Axl Rose le ofreció el puesto que Steven Adler había dejado vacante en GUNS AND ROSES, Billy se tomó unas vacaciones, y Astbury desapareció en Canadá, en una búsqueda interior que le ayudase a ordenar su cabeza.

A partir de aquí, la historia de THE CULT continuó, aunque hubo que leerla desde otra perspectiva muy desfavorable para ellos. Cuando editaron “Sonic Temple”,  THE CULT compartían la estantería de ‘novedades’ con “Pump”, “Dr. Feelgood”, “Mr. Big” o  “The Razor’s edge”, discos de hard rock grabados por bandas cuya base de fans era la misma que ellos tenían. Sin embargo para cuando editaron “Ceremony” en 1991,  tuvieron que vérselas con “Nevermind” de NIRVANA,  “Bad Motorfinger” de SOUNDGARDEN o “Ten” de PEARL JAM por citar una mínima parte de aquellos grupos que acababan de llegar como si del caballo de Atila se tratase. Como añadidura, no hay que olvidar que en lo personal THE CULT habían perdido la inocencia y se habían dejado devorar por el rock and roll way of life.

Afortunadamente, están vivos para contarlo, pero ni ellos ni nosotros volvimos a ser los mismos.

Miguel. Asturias.

Si te interesó este artículo, no olvides visitar:

 

 

 

 

 

 

DOSSIER THE CULT.

Archivo pdf comprimido en rar y con un peso de 136 megas alojado en Megaupload ( descarga gratuita y sencilla).
Se trata de una recopilación de material de prensa relacionado con THE CULTy su álbum “Sonic Temple”. El contenido está ordenado cronológicamente y la idea ha sido darle apariencia de revista monográfica en formato PDF. Su contenido viene detallado un poquito más abajo.

PARA CONSEGIRLO:
Bien, como de costumbre se trata de que escribas un mensaje en este blog hablando sobre la banda en general o sobre este disco en particular. Que impresión te causó, cuando conociste al grupo, qué te parecieron los sucesivos cambios, si los has visto en directo, las diferentes “aventuras” de sus coponentes… en fin, cualquier cosa que te parezca adecuada.
– Entrevista publicada en MELODY MAKER en Marzo de 1989. Tres páginas en inglés.
– Reportaje publicado por METAL HAMMER Alemania en Mayo de 1989. Cuatro páginas en alemán
– Reportaje publicado en HEAVY ROCK Nº 70, Una página en español.
– Entrevista publicada en METAL SHOCK, Italia en Junio de 1989. Tres paginas en Italiano
– Biodiscografía retrospectiva aparecida en RAW Magazine. en Julio de 1989. Cuatro páginas en inglés
– Entrevista en la revista SPIN aparecida en Septiembre de 1989. Cuatro páginas en Inglés
– POSTER KERRANG 231, Noviembre 1989. Dos páginas.
– POSTER POPULAR1 198, Enero 1990. Dos páginas.
– Entrevista en HIT PARADER Octubre 1989. Dos páginas en inglés.
– Entrevista publicada en KERRANG UK en noviembre de 1989. Cuatro páginas en Inglés
– Entrevista en HIT PARADER Diciembre 1989. Dos páginas en inglés.
– VARIOS. Reseñas sueltas publicidad etc
– Entrevista publicada en METAL HAMMER Alemania, en MAyo de 1990 .Cuatro páginas en alemán.
– Reseña concierto publicada en POPULAR1 198, en enero de 1990. Tres páginas en español.
– Reseña Show Nueva York publicada en CIRCUS MAGAZINE en Abril de 1990. Dos páginas en inglés
– Reseña concierto publicada en METAL HAMMER Alemania, en junio de 1990, dos páginas en alemán.
– Nota informativa abandono Jamie Stewart publicada en CIRCUS MAGAZINE en Julio de 1990. Dos páginas en inglés
– Reportaje aparecido en FACES, sobre pasado y futuro de THE CULT. Dos páginas en inglés.
– Charts Popular11989 Publicado en Febrero de 1990, en POPULAR1 nº 199. Una página en español
– Portadas en varios medios dedicadas a THE CULT en esa época..
– Contraportada.