Cronología

MOTLEY CRÜE: “Dr. Feelgood”

T.nT. (Terror ‘n Tinseltown),  Dr. Feelgood,   Slice of Your Pie,  Rattlesnake Shake,   Kickstart My Heart,   Without You,  Same Ol’ Situation (S.O.S.),   Sticky Sweet,    She Goes Down,   Don’t Go Away Mad (Just Go Away),   Time for Change.

Nikki Sixx, bajo.   Mick Mars, guitarra.  Vince neil, voz.   Tommy Lee, batería.    Bob Rock, productor.

Portada y encartes del vinilo. Nótese el precinto de GALERIAS PRECIADOS. Vintage puro y duro.

ESTA RESEÑA SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA CUYO CONTENIDO Y NORMAS PARA CONSEGUIR ESTAN AL FINAL DEL ARTICULO

Resulta curioso que una banda que estuvo en boca de media humanidad por sus excesos con las drogas y su vida en el filo, alcanzase el éxito masivo justo en el momento en el que decidieron mantenerse sobrios… o a menos decidieron intentarlo. Todos sabemos lo difícil que es alejarse de las drogas para los consumidores habituales y Nikki Sixx afirmaba no haber estado un solo día desde los trece años sin tomar alguna sustancia, de manera que no sé si podremos hacernos una idea del nivel de adicción que habían alcanzado y del esfuerzo que tuvo que suponer plantearse ese paso. Mi aplauso por ello en cualquier caso. La sobredosis sufrida un año atrás había estado cerca de costarle la vida y obligó a la cancelación de todo un tour por Europa, lo que unido a la influencia de sus colegas de AEROSMITH, que de eso saben bastante también, empujó a MOTLEY CRUE a un replanteamiento de su actitud autodestructiva.  Hay quien dice que nunca llegaron a abandonar del todo sus vicios, ellos afirman que sí, pero lo cierto e indiscutible es que sobrios o no, escribieron y publicaron un gran álbum, para muchos de sus fans, el mejor de toda su carrera: Un numero 1 en los Billboard, cuatro sencillos extraidos, videoclips en las cadenas de la tele, un tour a reventar alrededor de todo el mundo y varios premios avalan el nivel del disco. Del otro asunto, mejor no hablaremos. Creo que ya se ha dicho lo suficiente.

Mick Mars poniéndose feo. ¿Era realmente necesario?

Bob Rock fue el productor del disco (consiguió el trabajo en dura pugna con Quincy Jones) , y posiblemente tuvo tanta importancia en su creación como cualquiera de los músicos de la banda.  Además de todas las ideas y arreglos que aportó, jugo un papel fundamental a la hora de  dirigir al grupo y sacar lo mejor de ellos. En especial, explotó el talento de Nikki Sixx como compositor, quien como de costumbre, también aquí firmo en todos los temas. El propio Sixx se deshacía en halagos hacia el productor, como si al abandonar a Tom Werman, habitual del grupo, hubiesen encontrado en Bob al miembro del grupo que completaba el círculo:

“Bob es realmente muy bueno, sus ideas están en la línea de cómo queremos que suene nuestra música. También es cierto que estamos preparados para un cambio .Estamos un tanto aburridos de repetir y repetir el proceso de discos anteriores. Queríamos ser un poco más realistas con la música.”

En cualquier caso, simplemente hay que oir la versión demo de los temas que acompaña como bonus en la reedición remasterizada para darse cuenta de la riqueza de los arreglos y de los mil y un detalles que justifican los 600.000 dólares de la época que se pulieron durante los tres meses que pasaron en los Little Mountain Studios de Vancouver.

Un recuperado Nikki Sixx

¿El resultado? Trataremos de ‘analizarlo’.El disco se abre con “T.N.T.” (Terror in Tilsentown). Una especie de introducción que combina el trabajo de Mick Mars con lo que parecen ser mensajes de alguna emisora de la policía, y que sirve como preámbulo al tema-titulo “Dr. Feelgood”. Esta canción fue un clásico desde el momento de ser escrita y alcanzó el sexto puesto de los Billboard como primer single del álbum.”Slice your pie” es el nombre del siguiente tema,  y destaca por su apertura bluesy, la cual da paso a un riff de guitarra muy característico de la época, con cierto regustillo funk. El solo de Mick Mars, coautor de la canción junto a Sixx, es de lo mejor que este tio haya grabado jamás y los arreglos de harmónica, cortesía de Vince Neil, terminan de redondear uno de los grandes temas del disco.Continuamos con “Rattlesnake shake” que es, sin asomo de duda, de lo mejor del disco y por ende de la carrera de MOTLEY CRUE. La sección de vientos y los arreglos de hammond le dan una increible frescura a una canción de nuevo construida sobre bases bluesy. A estas alturas el disco ya está, digámoslo así, amortizado, pero no parece que estos tipos quieran terminar con la racha y atacan con lo mejor del disco: “Kickstart my heart”. Un acelerado tema construido a partir de un ritmo de batería muy poco habitual dentro del hard rock , pero que funciona a la perfección. El tema es la réplica al viejo “Shock me” de Ace Freheley, pero en vez de haber electricidad por medio, aquí se habla de sobredosis de heroína. Parece ser que fue una canción muy trabajada, a la que se dedicó un buen montón de tiempo:

“ “Kickstart my heart”. Casi en el último minuto cambie por completo la estructura de este tema. Parecía un loco dirigiendo a todo el mundo hacia su propia locura.” 

A la vista del resultado, bien mereció la pena teniendo en cuenta admás que consiguió el decimo octavo puesto de los charts en su versión single. Como se suele decir, después de la tormenta llega el medio-tiempo. “Without you” es el título de una canción cuya virtud radica en la estructura, ya que, aunque en lo esencial el tema no es excesivamente brillante, el cambio y crescendo finales lo revalorizan al 100%. También salió como single e incluso alcanzó la mejor segunda marca, un brillante octavo puesto.  A estas alturas uno no sabe ya si estamos ante un álbum convencional o un grandes éxitos porque… ¡sorpresa! El siguiente tema también se editó como sencillo. Se trata de “Same old situation (S.O.S.), una canción en la línea de otras como “Girls, girls,girls” o “Smoking in the boy’s room”, es decir, el típico

Motley Crue. Genio y figura.

 

compás rockandrolero muy pensado para interpretar en directo, con la interactividad del público. Y precisamente en esta virtud, se encierra también el defecto: puede que en directo, la canción funcione  muy bien, pero no ocurre lo mismo en el álbum. En mi modesta opinión se hace larga , pesada , aburrida… y la parte final, repitiendo el estribillo ochenta y dos billones de veces, con un Vince Neil sin recursos para aportar algo de variedad, se la podían haber ahorrado.La siguiente en la lista es “Sticky sweet” , la última canción que escribieron, haciendo la letra en el estudio y terminándola deprisa y corriendo. En cualquier caso no supuso el menor problema, y de hecho aparece como cara b del sencillo “Dr. Feelgood”. Lo cierto es que se tira un airecillo a VAN HALEN (salvando las distancias) que la deja un poco descolocada con respecto al resto del disco, aunque en tal caso, la presencia de celebridades de la talla de Bryan Adams, Jack Blades o Steven Tyler  la justifica.No ocurrió lo mismo con “She goes down”, que nos devuelve a los MOTLEY más clásicos de los tiempos de “Teathre of pain”, a pesar de la presencia como colaboradores de dos iconos del rock americano como Robin Zander y Rick Nielsen de CHEAP TRICK. Nikki Sixx se lo explicaba a la periodista Jodi Summer:

“En esta canción hay un puente en el que, cuando estábamos haciendo las maquetas yo le dije a Vince que sería estupendo si le añadiésemos un toque vocal a lo Robin Zander. Resultó que aquella semana CHEAP TRICK actuaban en la ciudad. Así que Robin Zander y Rick Nielsen vinieron y cantaron con nosotros. No solo suena a CHEAP TRICK, si no que es CHEAP TRICK! Es perfecto! Y ellos se lo pasaron en grande haciéndolo.”

 Los últimos coletazos del álbum ( en su edición original, sin extras) los daban con “Don’t go away mad…” que con su engañosa intro de guitarra acústica, al estilo de “Sweet child o’mine”, salió también como sencillo, alcanzando un honroso puesto nº16 y con “It’s time to change” que cerraba el álbum y era ,en palabras de Nikki, una balada con contenido político. Finalmente, ese “tiempo de cambio” resultó ser profético ya que con él sellaron el final de una era  y dieron el carpetzao definitivo a lo que había llegado a convertirse en todo un clásico, que se vería destronada por los imberbes llorones del grunge.  No se si la industria decidió que ya había sido suficiente de fiesta, porque las cosas se habían desmadrado y se imponía un poco de cordura, pero el caso es que lo que vino después fue peor y el listado de muertos por sobredosis, suicidios y malos rollos fue mucho mayor en Seatle que en L.A. Una verdadera pena.

[DOSSIER MOTLEY CRUE ‘Dr. FEELGOOD’.]
Para conseguirlo: Escribe un comentario en el blog sobre MOTLEY CRUE o cualquier cosa-persona-canción-experiencia que tenga que ver con la banda, el disco  o el hehco de estar tan en la frontera de la década de los ochenta y el fin de su reinado (del suyo y del de todos los demás, claro…

Contenido: Cuarenta y cinco páginas en un archivo de 50 Mb alojado en Megaupload.

– Entrevista en METAL HAMMER edición España nº 29 en Abril de 1990. Cuatro páginas en español.
– Reseña del álbum aparecida en POPULAR1 196, en Noviembre de 1989. Una página en español.
– Entrevista en METAL HAMMER edición España nº 18 en Mayo de 1989. Cuatro páginas en español.
– Reportaje aparecido en la revista THIS IS ROCK nº30 en Diciembre de 2006. Ocho páginas en español.
– Fotoreportaje con póster aparecido en BLAST MAGAZINE nº 19 en Mayo de 1988. Ocho páginas en español.
– Entrevista en METAL HAMMER edición alemana nº 18 en 1989. Cinco páginas en alemán.
– Reseña aparecida en SPIN MAG en Noviembre del 89. Una página en inglés.
– Reportaje en METAL HAMMER edición alemana nº 22 en 1990. Cinco páginas en alemán.
– Entrevista en SPIN MAGAZINE nº1 Aparecida en Enero de 1990. Siete páginas en inglés.
– Reportaje en METAL HAMMER edición alemana nº 25 en 1990. Tres páginas en alemán.

Miguel. Asturias

Si te ha interesado esto, puede que también lo hagan:

 

 

 

 

 

 

Anuncios