METALLICA: “…And justice for all”

Disco 1

-Blackened -…And Justice for All  -Eye of the Beholder  -One

Disco 2

-The Shortest Straw  -Harvester of Sorrow -The Frayed Ends of Sanity -To Live Is to Die –Dyers Eve

James Hetfield, guitarra y voz    Kirk Hammett , guitarra Jason Newsted bajo,  Lars Ulrich  batería.  Producción Lars Ulrich y James Hetfield  con Flemming Rasmussen. Ingeniero F. Rasmussen.  Mezclas Steve Thompson y Michael Barbiero.

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. LA FORMA DE CONSEGUIRLO Y SU CONTENIDO, ESTÁN RESEÑADOS AL FINAL DEL TEXTO.

2.018. METALLICA se ha pasado por España a principios de año y la particularidad más destacada en las redes (aparte del astronómico precio de las entradas) ha sido, que dos miembros de la banda tocaron trozos de canciones de OBUS, BARON ROJO o PERET. No he visto comentarios sobre el repertorio, el grupo que abría para ellos, las canciones del disco que presentaban, si el sonido era bueno o malo… no sé… ese tipo de cosas de las que se solía hablar cuando ibas a un concierto.

En fin, mientras nos quede un rincón en la memoria para los viejos tiempos, mejor será disfrutar del recuerdo de cuando todo era más sencillo e inmediato y cuando las canciones (porque estamos hablando de un grupo musical, creo) eran más importantes que el escenario central en 360 º con suelos que se abren, baterías giratorias, zonas VIP, enjambres de micro-drones o los  cubos led.

El caso es que, en mi humilde opinión, “…And Justice for all”,  marca un poco esa línea divisoria, la que tiene en un lado a los METALLICA que entusiasmaban y sorprendían, y en el otro a quienes dejaban pasar los años entre intentonas fallidas de cambio y vender lo mismo una y otra vez . Con la mano en el corazón: ¿alguien fue corriendo a comprar “Death Magnetic” o “St. Anger”? ¿Quién de vosotros miraba el buzón día tras día a ver si había llegado el paquete con “Reload” o “Lulu”? espero que se me entienda, pero hace muchos, muchos años que esta banda perdió el fuego y este disco al que nos acercamos ahora, fue el último en el que muchos pusimos nuestra fe.

Mr. Rasmussen trabajando duro allá por los años 80

En fin, el comentario de este álbum no va a llevar la línea habitual en este blog, porque me gustaría  centrarme en un factor que pocas veces pesó tanto como en esta ocasión, y es que uno de los recuerdos más habitualmente asociados a este trabajo, es el de su espantoso sonido, y más concretamente el del bajo, o mejor dicho la ausencia del mismo. Flemming Rasmussen, productor de anteriores trabajos del grupo y colaborador en este, comentaba en el libro que sobre la banda escribió Joel McIver:: “El sonido es totalmente seco, muy directo, y sin nada de reverb. Para ser honestos, es frío como el hielo, con las guitarras y los bombos ofreciendo un poderoso medio tiempo, pero no hay bajo, aparte del ocasionalmente audible “click” de la púa en algunas partes y unos pocos y etéreos retumbes en ciertos fragmentos de ‘One’.”

Bueno, parece que todo el mundo está de acuerdo en eso, aunque sería bueno conocer el porqué, o al menos especular con ello. A ver, no es la primera vez que ocurre algo parecido en la historia del rock. Ronnie James Dio fue despedido de BLACK SABBATH por hacer algo parecido, IRON MAIDEN sufrieron los rigores de la “anti-producción” en su primer álbum, ANTHRAX con “Among the living”, M.S.G. con “Built to destroy”…. Hubo muchos grandes discos que lo fueron menos por diferentes motivos, aunque el más habitual tiene que ver con el ego y el capricho (o la terquedad) del ordeno-y-mando de turno.

Tres discos con sonido… digamos que mejorable.

¿Ocurrió lo mismo en “…And Justice”? Según parece, hubo varios factores determinantes en el resultado final. Uno de los más importantes fue el baile de personal involucrado en la producción. La idea original era Mike Clink y equipo, cuyo trabajo para GUNS AND ROSES le había dado crédito de por vida, pero por algún motivo, Clink no cuajó, y tan solo los encargados de la mezcla (Steve Thompson y Michael Barbiero que eran de ese equipo) firmaron el disco. Flemming Rasmussen fue requerido para encargarse del trabajo, en base a los buenos resultados de las anteriores colaboraciones. Lars Ulrich no se cansaba de alabar su trabajo en una entrevista que aparecía en Metal Hammer durante  el verano de 1988: “No es que le esté sobrevalorando en exceso, pero hemos trabajado aquí en L.A. con otra gente, por ejemplo en el EP, que no es que nos lo tomáramos muy en serio y por eso no quisimos meter en ello a FIemming. Puedo decir sinceramente que es el mejor. Llegó al estudio, probó algunas cosas, cambió ciertos botones de la mesa, escuchó los resultados y fue entonces cuando estaba listo para la acción. Tiene un oído perfecto para comprender Ias cosas más esenciales, algo que no he visto en nadie más”

Sin embargo, Flemming pero tenía otros compromisos que le impidieron comprometerse al 100%, por lo que digamos que guió un poco las cosas, pero el “mérito” (nótense las comillas) es para Ulrich y Hetfield.

En ese período en el que Mike Clink salía, Flemming entraba y nada parecía estar demasiado definido, Jason Newsted había empezado sus sesiones de grabación en medio del baile de personal. Es más, casi las tenía terminada, ya que su forma de trabajar por aquel entonces, era la misma que con FLOTSAM & JETSAM, es decir, la de quien no dispone de mucho tiempo en el estudio.

Jason en 1986, que tiempo tan feliz…

Si a los problemas con la producción del álbum, le sumamos un ambiente enrarecido por  el recuerdo del compañero caído, estaremos ante una de las posibles causas del sonido del álbum. Jason Newsted: “ Entramos en el estudio para hacer “… And Justice For All”, y lo primero que se nota en el ambiente son los sentimientos raros entre nosotros. Era Ia primera vez que estábamos  juntos para hacer un verdadero álbum de METALLICA, y Cliff no está allí, nadie está allí en realidad.  Además, todas las grabaciones que yo había hecho hasta ese momento, incluyendo el Ep ‘Garage Days’  los había hecho en un par de días, así que eso era a lo que me había acostumbrado, y así es como yo sabía grabar.”

Recordemos que “Garage Days”, publicado apenas un año antes, fue más un divertimento que otra cosa, por mucho que al final sea uno de sus trabajos más alabados. “Estaban haciendo malabares con los productores. No había orden. Y qué decir de la autoridad.., necesitábamos al productor para hacer que la cosa fluyese. Teníamos el dinero, el apoyo de la discográfica, un bonito estudio… lo teníamos todo, pero nada estaba en orden… Entré a grabar con un ingeniero asistente y llevaba el mismo equipo con el que tocaba en directo, así que llegué al estudio doblando las partes de Hetfield porque es el tipo de bajista que yo era por aquel entonces. Lars y James no estaban por allí para decir ‘Deberías intentar esto en lugar de eso otro’ No había un productor de verdad o un manager o alguien que te guiase. Entraba y grababa tres o cuatro canciones en un día o en una tarde, me pulía tres o cuatro canciones de cada vez. Seguramente cometería errores, pero solo tocaba y punto. Al terminar, alguno de los ingenieros me decía, “lo has hecho bien, hasta luego!”

Nos encontramos pues ante un músico recién llegado, a quien dejan solo en el estudio sin ninguna clase de guía que le oriente en un camino que no conoce, y con dos flancos abiertos en su contra. Uno: ser el reemplazo de alguien tremendamente querido y carismático, y dos: estar en medio de una sucesión de productores que van y vienen, dejando las cosas sin rematar. Bien, pues por si eso fuera poco, les ofrecen formar parte de un macro-festival que recorrerá Estados Unidos, acompañando a VAN HALEN, SCORPIOS o DOKKEN entre otros. ¿Iban a perder la oportunidad de que les viesen un buen montón de cientos de miles de personas? No en esta vida.

Hasta la revista esta puso a METALLICA en portada aproposito del Monsters U.S.A.

El disco se terminó de grabar durante los primeros días de mayo, y la gira comenzó el 27 del mismo mes, alargándose hasta el 30 de Julio, con muy pocas fechas libres, que fueron precisamente las que James y Lars aprovecharon para ir a los estudios Bearsville en Woodstock, New York, donde Steve Thompson y Michael Barbiero trabajaban en las mezclas del disco.

En la revista digital  ultimateguitar.com, hay una interesante entrevista al mismísimo Steve Thomson que repasa algunos de sus grandes momentos profesionales (que son muchísimos) entre los que destaca, como no, el affaire con Ulrich. Aquí tenéis la dirección para leerla entera, yo me he permitido resumir lo fundamental, con mi inglés macarrónico por el que suplico clemencia. Steve Thomson para Ultimateguitar: “Lo que yo quería hacer era  completamente diferente a lo que quería hacer Lars… aunque él sabía exactamente lo que quería para la batería. De hecho trajo fotos de su ecualizador Klark Teknik, con la ecualización definida para el sonido de la batería. Le dije Michael Barbiero, “¿por qué no trabajas con Lars en el sonido que está buscando? Llámame cuando esté contento…Me llamaron, lo escuché y pensé que era un horror, así que saqué a todo el mundo  del cuarto, rediseñé el sonido de la batería y aumenté el volumen de las guitarras. Jason estaba perfecto en el bajo, totalmente empastado con las guitarras de Hetfield.” El redactor le pregunta si Hetfield estaba satisfecho del resultado. “Hetfield levantó los dos pulgares. Lars llega unos minutos después, lo escucha y dice “bájale a eso”. Le pregunté cuál era el problema y dijo “¿Qué pasa con mi sonido de batería?” y yo quedé en plan…  pero…¿Era en serio?, al final conseguimos hacer sonar la batería como él quería, pero no fue suficiente. Me dijo: “Ahora quiero que reduzcas el bajo hasta que sea casi inaudible en la mezcla”. Y yo le dije “¿Estás bromeando verdad?”. Dijo “No, bájale el volumen”. Así que lo reduje hasta el nivel que me dijo y después agregó “ahora redúcelo más”.

Ulrich, SteveThomson y Hetfield trabajando en… no sé qué. Viendo la camiseta que lleva Hetfield, dudo que fuese el disco que nos ocupa.

Esto coincide con lo que contaba Ross Halfin (el mítico fotógrafo) en el libro que citába al principio sobre el momento donde se tomaron ciertas decisiones: “Jason terminó por gustarme mucho, pero la cosa en aquél momento era algo así como ellos tres, y luego él. En ‘…And Justice For All’ no hay bajo, y la historia real es que había un botón en la mesa de mezclas, y Lars llegó y lo llevó a cero cuando estaban mezclando el álbum”.

Cuando Halfin dice: “eran ellos tres y luego él”, creo que se queda corto. La falta de respeto hacia Jason Newsted como bajista quedó patente en su “ausencia” del álbum, pero como persona tampoco se puede decir que lo tuvo fácil. Detalles como la publicación del video de homenaje a Cliff Burton,  no pudieron ser más inoportunos. Aparte de la monumental estafa que supone semejante montón de basura (lo digo porque lo compré en su día), el recuerdo permanente a quien ya no está, no parece la mejor manera de dar la bienvenida a quien acaba de llegar. Lars hablaba así en el libro “METALLICA, a visual documentary” “No queríamos la típica mierda glamurosa estilo Bon Jovi y la única razón por la que se hizo fue que estábamos viendo nuestra colección privada de vídeos y pensamos que sería divertido enseñar a los fans un poco de la mierda que teníamos”.  Supongo que lo de embolsarse unos cuantos cientos de miles de dólares con gastos cero, no tendrá nada que ver. Pero,  ¿y Jason? ¿qué opina del asunto? El batería lo tiene claro: “No hemos hablado mucho del video con Jason… él tampoco ha dicho mucho. No estoy seguro de querer tocar el tema, pero se sienta como se sienta Jason, eso es lo que hay. Lo que sí sé es que Jason siempre ha sentido un gran respeto por Cliff, como bajista y como ser humano, y no se puede pedir más”.

El danés, ya por aquel entonces, había dado muestras de estar en otro mundo, pero parece ser que a estas alturas la cosa ya era bastante delirante. Naturalmente, poco sospechábamos que aun sería infinitamente peor, con episodios como los de Napster o el video ese donde salen llorando (alguien se imagina a SLAYER haciendo algo parecido?). En fin, supongo que los egos desmedidos, la incapacidad para gestionar el triunfo, la ausencia de un mando en el estudio, o una gira de enorme responsabilidad  en medio de la grabación de un disco, fueron causas determinantes de que este disco haya dejado un recuerdo no muy grato en cuanto a su sonido, pero o solo hubo de factores externos. Yo creo que es un trabajo que no ha envejecido nada bien, de hecho, en ese sentido me parece peor que cualquiera de los anteriores. Reconozco que en su día lo machaqué, pero a día de hoy me parece un trabajo muy poco espontáneo, como si estuviera forzado. Las canciones repiten fragmentos de manera innecesaria (en mi opinión, insisto) y resulta artificial y pretencioso… no sé, es como si quisieran demostrar algo, pero al final lo único que consiguieron fue estropear una buena idea. Creo que si no se hubiesen empeñado en hacer un disco doble, alargando las canciones a veces hasta el bostezo, seguramente estaríamos hablando de algo al mismo nivel de “Master of Puppets” pero se empeñaron en ser LED ZEPPELIN y qué se le va a hacer.

DOSSIER

– Entrevista con Lars Ulrich, cinco páginas en francés (HARD FORCE, agosto de 1988)

– Entrevista con Lars Ulrich, dos páginas en alemám (HORRIR INFERNAL, agosto de 1988)

-Reportaje METALLICA en el MONSTERS OF ROCK de España. Cinco páginas en español (incluido poster y portada) (METALIK.O. nº21)

– Reportaje MONSTERS OF ROCK U.S.A. (Sho de METALLICA y ENTREVISTA) Cuatro páginas en español. (Popular1 nº 193, Septiembre 1988)

– Entrevista a james Hetfield en ROCKPOP 199, cinco páginas escritas en español.

– Entrevista METAL MANIA (U.S.A.) Enero de 1989. Diez páginas e inglés.

– Mini foto reportaje del concierto en Miami de la gira MONSTERS OF ROCK USA, publicado en Heavy Rock nº59 durante Juli de 1988

– Entrevista a Hetfiled y Lars Ulrich publicada en Heavy Rock nº60 durante Agosto de 1988. Una página en español.

– Entrevista publicada por THRASH METAL en su nº1 durante 1988. Dos páginas en español.

-Reseña del álbum publicada en POPULAR1 nº 195, durante noviembre de 1988. Una página en español.

-Reseña del álbum publicada en Popular1 Especial ESP A110, durante 1988. Una página en español.

-Entrevista publicada en Metal Forces nº 30 durante Agosto de 1988. Cinco páginas en inglés.

 

Quizá estos posts también te interesen: