CRONOLOGIA

AC/DC: “Blow up your video”

  
1. Heatseeker  2.That’s the Way I Wanna Rock ‘n’ Roll   3.Meanstreak  4.Go Zone    5.Kissin’ Dynamite   6.Kissin’ Dynamite  7.Some Sin for Nuthin’   8.Ruff Stuff    9. Two’s Up   10.This Means War

 

Brian Johnson – Cantante
Angus Young – Guitarra solísta
Malcolm Young – Guitarra Rítmica
Cliff Williams – Bajo
Simon Wright – Batería

 

 

 

Revisión de este álbum de 1988 que vino a ser poco menos que un cambio de sangre. Un pequeño repaso a la grabación, el tour y algunas anécdotas que espero que te sirvan ( como a mi me ocurrió al menos) para desempolvar el disco y volver a escucharlo durante unos días… ,  se supone que esa es la intención de  este blog. También como no, que compartas con todo el mundo tu opinión respecto al disco, o cualquier cosa relacionada con aquel momento  y la banda . Como de costumbre, un dossier sobre “Blow up your video” espera a quienes os animéis a participar. Su contenido está al final de la reseña.

“Maximum Overdrive” ( en España “La rebelión de las máquinas”) fue el título de una película estrenada en 1986, con la cual debutaba como director de cine el famoso escritor Stephen King. La cinta no vale gran cosa, esa es la verdad, pero su banda sonora estaba compuesta de una selección de temas de la discografía de AC/DC (se supone que escogidos por Mr. King), a la que acompañaban tres canciones inéditas, escritas exclusivamente para el film. Si el resultado final de ese disco está o no a la altura de los viejos tiempos, dependerá de los gustos de cada uno, pero en lo que seguramente estaremos todos de acuerdo es en que aquello se convirtió en la antesala de una meteórica recuperación para AC/DC, un grupo al que no pocos daban ya por perdido. Tras una serie de trabajos que no terminaban de complacer al público, y menos aún a la crítica, la edición de “Who made who” (así se titulaba el álbum) abrió la puerta a una esperanza que con “Blow up your video” se confirmó al 100%.

Cliff, Angus, Johnna, Simon y Malcom haciendo el canelo

Cuesta decirlo, pero tras la muerte de Bon Scott, y el fenómeno que supuso ‘Back in black’, la oferta de la banda fue desinflándose  sin que nadie pareciese poder remediarlo, “Flick of the switch” tuvo muy malas críticas, al igual que su tour de presentación. “Fly on the wall” fue un álbum infame, y recurrir al maxi de “Jailbreak” como intento de reverdecer un pasado irrecuperable, fue como mínimo un mal movimiento. Afortunadamente (sobre todo para ellos), las cosas se encauzaron , repito, con este disco que nos presentaba una nueva era para el grupo, que acercaba su sonido al público amante del heavy metal, sin aproximarse demasiado, pero sí haciendo ciertos guiños.

Es curioso que este avance fuese precisamente de la mano de quienes habían producido sus trabajos más de una década antes. Efectivamente, años después de romper la colaboración con sus viejos productores, volvieron a poner esa parte del trabajo en manos del tándem Vanda & Young, primero con las canciones inéditas de ‘Who made who’ y ahora con el nuevo álbum, algo sorprendente para quienes esperaban que volviesen a su sonido de raíz y se encontraron con unas guitarras más afiladas de lo que nunca habían estado, una voz hiriente  (en todos los sentidos)  y una sección rítmica  que podría ser la de cualquier banda americana de la época.A pesar de ello, el hecho de volver a trabajar con sus antiguos colaboradores contribuyó en gran parte a que se recuperase cierto espíritu de los viejos tiempos y sobre todo un buen ambiente en el entorno de la banda, algo que fue fundamental para hacer fluir las cosas de una manera natural.

Angus Young: “Cuando trabajamos con George y Harry por primera vez, ellos estaban liados con cosas comerciales, y consideraban que trabajar con nosotros era su afición favorita, como una especie de hobby. Con nosotros no todo tenía que ser pretenciosamente artístico, para ellos era una oportunidad de echar una canita al aire y enrollarse con el rock ‘n’ roll más sucio. Por eso siempre han mantenido esa actitud divertida con nosotros, y nosotros nos sentimos sueltos y relajados con ellos. Además, es nuestro hermano mayor, así que no hay ningún problema de egos. También les gusta trabajar rápido como a nosotros. Nos gusta meternos, conseguir un sonido y salir. Si nos quedamos demasiado tiempo en el estudio nos quemamos, tenemos que hacer las cosas  al a primera. Además, George y Harry son lo suficientemente honestos como para decirnos si algo es una mierda y no nos importa que lo hagan si tienen razón.”  

La grabación del disco tuvo lugar durante Agosto y Septiembre de 1987 . Durante este tiempo la banda se trasladó a los Miraval Studios, situados en Le Val, una pintoresca población del Sur de Francia conocida por sus viñedos, en la que nacieron clásicos que van desde “The Wall” de PINK FLOYD a “Mutter” de RAMMSTEIN pasando por “Painkiller” de JUDAS PRIEST.   Llegaron allí con un buen puñado de canciones escritas como siempre lo habían hecho, es decir a partir de riffs improvisados por Malcom y Angus Young, a los que luego Brian Johnson añadía las letras y melodía de la voz, quien por cierto se unió a los hermanos Young en Sydney para ello. Como el propio Angus declaraba:

 “No creo que haya un entorno ideal para escribir canciones. En nuestro caso, unas han salido bajo una presión inaguantable, y otras de una forma totalmente espontanea , como cuando estás en un taxi y de repente se te ocurre un riff… de hecho algunas nacieron sobre el escenario, pero bueno, supongo que las cosas son así y nunca sabes cuando llegará la inspiración…”

Estos argumentos devinieron en un disco en el que las canciones rápidas arrancan en el minuto cero con ‘Heatseeker’, abriendo el álbum. En el mismo plano están ‘That’s the way I wanna r’n’r ‘ (de uno de cuyos fragmentos sacaron el título del disco) que también se editó como sencillo y ‘Some sin for nuthin’, una fantástica canción muy en la línea  que llevaban en ‘Back in black’ o ‘For those about to rock’. Más rápida aun es ‘This means war’ , el tema que cierra el disco en la tradición de ‘Beatin around the bush’ o ‘Lanslide’. De nuevo Angus Young se encargaba de dejar claras las preferencias del grupo:

“Seguimos siendo tan rudos como de costumbre y, definitivamente, no hay ninguna balada. Les tengo verdadero asco a los temas lentos, aparte de que el mundo está saturado con esa mierda. No me importa escuchar una balada de vez en cuando… una vez al año por ejemplo, aunque al cabo de un par de minutos ya tengo que dejarlo. Cualquier cosa que intentemos en el estudio no será una balada.”

El resto del álbum mantiene el tipo, con una serie de temas no tan rápidos quizá, pero que comparten la estructura clásica de toda buena canción de AC/DC que se precie: piezas construidas sobre riffs sencillos y al grano, que son respondidos por fraseos de voz a los que añaden los coros de apoyo y, sobre todo, muy buenos estribillos. Con ello se crea un dominio prácticamente total del ritmo sobre la melodía, que es lo que con tan buenos resultados llevan haciendo toda su vida. Ahí podemos englobar por ejemplo canciones como ‘Go zone’, ‘Kissin Dynamite’ o ‘Meanstreak’, temas que puede que no estén a la altura de sus clásicos  pero que no dejan de ser un avance, lo cual es siempre positivo. Como borrón están dos intentos de endulzar su sonido, que además vienen seguidos, lo cual es aun peor. En ellos tratan de hacer, sin ninguna fortuna, lo que lograron con la canción ‘Money Talks’ poco después. ‘Ruff stuff’ y ‘Two’s up’ son, en mi modesta opinión, dos canciones que no terminan de funcionar pero que al estar en un repertorio realmente brillante en comparación con lo que llevaban años ofreciendo, son poco más que una anécdota.

 En cualquier caso, globalmente, “Blow up your video” va en la inamovible  línea clásica del grupo. De acuerdo, no es el sonido de 1977, pero es que tampoco era esa la intención. Simplemente supieron conservar sus raíces adaptándose de alguna forma a los  tiempos que corría, pero absolutamente ajenos a todo lo que tuviese que ver con los grupos que arrasaban ese año de 1988. Los comentarios que Brian Johnsosn hizo años después hablan por si mismos de lo acertado de esa decisión:

 “A mediados de los 80 tuvimos un cierto bajón, cuando toda la escena cambió con los nuevos peinados y todo eso, ya sabes, WHITESNAKE, REO SPEEDWAGON… la compañía  nos pidió que cambiasemos nuestras pintas y nosotros les dijimos algo como “que os jodan!. Bueno, todas las bandas que entonces cambiaron han desaparecido.”

Malcom tampoco se mordía la lengua precisamente:

 ” Unos periodistas nos preguntaron que pensábamos de bandas como BON JOVI o WHITESNAKE. Bueno, pues para mí es repugnante ver a los hombres dando cabriolas con el maquillaje puesto y la laca flotando a su alrededor. es un asco ¿verdad?. Les dije que me parecía que a David Coverdale le iba a costar veinte años darse cuenta de que es un cantante pop.”

No seré yo quien le quite la razón a esos dos tipos. Los hechos son los que son y no podemos olvidar que el año que se publicaba “Blow up your video”(un título paradójico, si tenemos en cuenta lo mucho que ayudó a su éxito el clip de una de sus canciones) el público que amaba el rock veían el regreso de unos  AEROSMITH semi limpios  y la aparición en la escena del hard rock  de bandas como THE CULT, GUNS AND ROSES, ZODIAC MINDWARP, DANZIG, L.A.GUNS y tantas otras que se miraban muy mucho en el espejo AC/DC. Casualidad o no, las cosas fueron así.

En fin, “Blow up your video” vió finalmente la luz el primer mes de 1988 y alcanzó las cotas de ventas más altas desde “For those about to rock” publicabo siete años atrás. En Inglaterra llegó al segundo puesto de los charts y en Estados Unidos al número 12. El tour volvió a ser mastodóntico y recaló en Oceanía, Europa y las Islas Británicas, amén de los Estados Unidos, donde la gira se dividió en tres partes.El repertorio de la gira estuvo basado en sus trabajos publicados hasta 1981, aparte del nuevo disco, es decir, la banda pasaba de largo sobre “Who made who”, “Fly on the wal” y “Flick of the switch”. Preguntado al respecto, el bajista Cliff Williams declaraba:

 “Creo que tenemos mejores cancioones para tocar. Después de los álbumes de “gran producción” de Mutt Lange, hicimos unos trabajos que necesitabamos sacar. No diría que esos discos estaban por debajo de la media, pero eran diferentes, nada más. Digamos solamente que prefiero el nuevo álbum…”.

La parte australiana del tour fue un éxito clamoroso. Catorce shows que les devolvían a su tierra de origen desde que la pisaran por última vez siete años atrás, repartidos en tandas de hasta cuatro noches seguidas en la misma ciudad. De ahí a Inglaterra con tres noches seguidas en el National Exhibition Centre de Birgminham y otras tres en el Wembley londinense a la que hubo que añadir una cuarta semanas después debido a la demanda de entradas. Después llegaría el resto de Europa (sin incluir esta vez a España) y de ahí el salto a Estdos Unidos donde, como hemos dicho pasarían los siguientes meses, desde Mayo a Noviembre sin apenas días libres. En ese estado de cosas a nadie extrañó que Malcom Young no estuviese presente en esa parte del tour. Alegando agotamiento físico, el mayor de los Young se vio forzado a abandonar durante esa temporada una actividad que sin duda hubiese terminado con él. Su adicción al alcohol estaba haciendo estragos en su salud y por ello se le buscó un sustituto temporal (dentro de la familia, como no). Steve Young, un primo de Angus y Malcom fue el encargado de reemplazar a este de manera eventual. A decir de los comentarios, tanto el aspecto físico de Steve como su buen hacer con la guitarra, hicieron posible que nadie echase de menos a Malcom… bueno, al menos no demasiado, y de esa forma, AC/DC fueron capaces de terminar el año sobre los escenarios y de retomar una carrera que les ha llevado finalmente a donde nunca ( y menos entre 1981 y 1987) hubiesen imaginado llegar. Se les brindó la oportunidad de avanzar con los tiempos sin perder su personalidad,  y supieron aprovecharla.

DOSSIER BLOW UP YOUR VIDEO:

Entradas agotadas para Wembley!

-Reseña de uno de los shows en Wembley.  POPULAR1 #179 Mayo de 1988. Dos páginas. Español.
-Entrevista promocional a Angus Young. METAL HAMMER #1(España) Diciembre de 1987.Cuatro páginas. Español
-Reportaje-Entrevista promocional. KERRANG # 169, Enero de 1988. Ocho páginas. Inglés.
-Entrevista promocional con Brian JOhnson. HARD FORCE # 13, Diciembre de 1988. Cuatro páginas. Francés.
-Entrevista promocional con Angus Young. METAL HAMMER #13 (UK),Cinco páginas. Diciembre 1987. Inglés
-Fragmento del libro “Sacudida al sistema”.Español
-Libreto Informativo cd.Inglés
-Fragmento libro “Maximum Rock ‘n ‘ roll”. Inglés
-Fragmento libro “Two sides of every glory”. Inglés
-Fragmento libro “AC-DC The Encyclopaedia”. Inglés
-Reseña Show en París. HARD FORCE # 19, Junio 1988. Dos páginas.Francés.