Cronologia

.::SABBAT: “History of a time to come”::.

1.Intro     2. A Cautionary Tale    3. Hosanna in Excelsis    4. Behind the Crooked Cross    5. Horned Is the Hunter    6. I for an Eye    7. For Those Who Died    8. A Dead Man’s Robe    9. The Church Bizarre

Martin Walkyier  –  Voz    Andy Sneap –  Guitarras   Frazer Caske  – Bajo   Simon Negus –  Batería    Roy Rowland  – Producción.

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. LA FORMA DE CONSEGUIRLO Y SU CONTENIDO, ESTÁN RESEÑADOS AL FINAL DEL TEXTO.

Inglaterra. Si conducen por la izquierda, no están en el euro, utilizan las pulgadas como sistema de medida y toman la cerveza caliente,  es lógico que también el thrash metal tuviese allí una evolución, digamos…. particular. Y es que resulta paradójico el hecho de que, mientras el mencionado género musical nacía y se desarrollaba  en diferentes partes del mundo bajo la  influencia de bandas británicas ( RAVEN, VENOM, TANK, SAXON etc)  en el propio país, no germinaba con la misma intensidad con que lo hizo en Alemania, Suecia, Brasil o Estados Unidos.

No es difícil llegar a la conclusión de que si así ocurrió, fue porque en realidad Inglaterra no tuvo necesidad de desarrollar ninguna escena: la escena ya estaba allí. Los fans del heavy metal podían conseguir con toda facilidad discos inalcanzables para quienes vivían al otro lado del océano. TANK, ANGELWITCH, DEMON o VENOM estaban en todas las cubetas de cada tienda en Inglaterra. No hablemos ya del asunto de los conciertos o de la prensa. Si un chaval de Birgminham o Londres podía ver a tres o cuatro bandas de heavy metal en un fin de semana, los fans californianos o suecos tenían que esperar a que las giras de los grandes grupos europeos pasasen por allí.

Martin Walkyier

En ese contexto, es lógico que no hubiese la misma inquietud por crear ni desarrollar nada nuevo. Inglaterra ya tenía su propio campo de batalla para los grupos underground  mientras el thrash metal explotaba  en Estados Unidos y gran parte de Europa. Sin embargo, hubo una parte de la juventud inglesa que en los días que METALLICA o SODOM grababan sus demos, también  ponía en marcha bandas notables en algunos casos y sobresalientes en otros. En 1984, nacía una que el paso del tiempo colocaría en la segunda categoría. Bajo el nombre HYDRA, formaban el bajista Frazer Craske y el cantante Martin Walkyier, a quienes se unió un guitarrista que respondía por Andy Sneap.  Después de otro par de cambios de personal que traerían al grupo a Simon Negus a  la batería , SABBAT nace como tal y consigue una formación estable.

Aproximadamente un año después,  grabaron su primera maqueta. Se trataba de tres canciones fuertemente  influidas por el heavy metal británico de los primeros ochenta, y muy especialmente por HELL, una banda de la última hornada de  la N.W.o.B.H.M. que en 1983 publicó su único trabajo “Save us for those who should sabe us”,  un single para la compañía Deadly Weapon que se hizo extraordinariamente popular por aquel entones.  Andy Sneap para METAL FORCES en 1987:

 “Estamos fuertemente influidos por HELL y no me importa admitirlo. Su cantante incluso me enseñó cómo tocar la guitarra!. No somos una imitación deliberada del grupo, fueron una gran banda que nunca obtuvo lo que realmente merecía, pero ser comparados con ellos es para mí más un honor que otra cosa”.

Andy Sneap

Por si alguien tenía dudas sobre la dirección de SABBAT, la demo que publicaron se llamó “Magick in theory and practice”.  El mismo título bajo el cual Aleister Crowley publicó en 1898 uno de sus tratados esotéricos. La línea lírica que SABBAT había decidido tomar no variaría hasta su final: textos basados en el paganismo y la brujería principalmente, con la mencionada base de heavy metal británico, que al contrario de las letras, sí variaría hacia una notable radicalización. En su segunda demo, “Fragments of a faith forgotten”  ya podemos hablar de una banda thrash metal al 100%. Cierto es que corría el año 1986  y que discos como “Reing in blood” o “ Ride the lightning” ya habían volado decenas de miles de cabezas en todo el mundo, pero Inglaterra todavía era casi virgen en ese sentido. La influencia de aquellas grandes bandas queda patente en el comentario d Sneap para WICKED WORLD:

“Martin y Frazer estaban muy metidos en VENOM y yo iba más en la línea MERCUFUL FATE o SLAYER. Recuerdo cuando estábamos preparando la grabación de “Fragments of a faith forgotten’, y Frazer  llegó con aquella cinta de video de SLAYER, VENOM y EXODUS en Nueva York (se refiere al video de “Combat Tour 1985”)… fue cuando decidimos que ese era el camino a seguir .”

Aquella demo les abrió muchas puertas. En realidad, más de las que nunca se hubieran atrevido a soñar.  En febrero del 87, grababan tres canciones en los estudios de BBC para el legendario programa Friday Rock Show de la citada cadena presentados y avalados por nada menos que  Tomy Vance, y además aparecen a doble página en el número 140 de KERRANG. O Inglaterra entera estaba esperando el nacimiento de una banda thrash relevante o SABBAT eran unos chavales con suerte.

Su primer grabación fuera de ese formato no se trató sin embargo de vinilo, si no de un flexi disc publicado en Noviembre de 1986 como regalo de la revista White Dwarf Magazine, una publicación dedicada a los juegos de rol y las figuras de Warhammer, que contenía la canción ‘Blood For The Bloodgod’,  producida por el ex guitarrista de HELL Kev Bower. De alguna manera, aquello cerraba el círculo con respecto a su admiración por aquel grupo, sibien los resultados no fueron del todo satisfactorio, debido a lo precario de ese formato, más que al trabajo de banda o productor.

Como cabía esperar, todos aquellos movimientos llamaron la atención de varias compañías, entre las que eligieron a la alemana Noise, con la que firmaron contrato a mediados del 87, justo en el momento en que Andy cumplió 18 años, ya que antes hubiera sido imposible. Así las cosas, la banda viaja a Alemania en septiembre de 1987 bajo la dirección de Roy M. Rowland como productor (presente en trabajos de PARIAH o LAAZ ROCKIT entre otros) y registran su debut “History of a time to come” en los Horus Studios de Hannover . A diferencia de lo que ocurrió con muchos de los grandes trabajos de la escena thrash en su momento, en España pudimos disfrutar de este disco de primera mano.  La relativa cercanía de la banda, el que la compañía fuese europea y el hecho de que en nuestro país estuviese  ya más o menos asimilada la escena thrash, hizo posible que con este disco no sucediese lo que ocurrió con “Kill ‘ em all” o “Fistfull of metal”. Por una vez,  pudimos comprobar al mismo tiempo que los fans franceses o alemnaes que estábamos ante un disco enraizado en la tradición folk inglesa, y como cabía esperar, con una presencia prácticamente total de temas paganos y esotéricos en sus letras.

Simon Negus y Frazer Caske

Aquello era algo totalmente novedoso, ya que el satanismo puro y duro estaba sobado en exceso, pero este era un terreno muy fértil a nivel creativo ya que entraba en cierto modo en el terreno de la fantasía, cosa que en ningún caso iba a ocurrir con tipos de la catadura de CELTIC FROST, BATHORY o SODOM, por ejemplo. Las letras de Martin Walkyer tenían  un cierto parecido a las que Bruce Dickinson escribió para IRON MAIDEN, utilizando recursos mitológicos e históricos. Por ejemplo ‘A cautionary tale’, que usa como letra un diálogo entre Fausto y el Ángel o ‘I for an eye’ una excelente letra en la que se supone que hablan Dios, el Diablo y los Ángeles. Esto no significa que sean letras en plan fantástico o sobre tierras medias, todo gira alrededor de las injusticias, la ambición y el poder. Son textos de denuncia lanzados de forma metafórica. También hay otros no tan sutiles, como ‘Behind the crocked cross’ (no es una versión de la de SLAYER) en la que se habla sobre racismo pero en fin, es una de siete. Todas las demás giran alrededor de la religión vista desde una óptica de rechazo.

Sabat grabando en Hannover

En cuanto a la música, domina la velocidad y la suciedad pero cuidado, también técnica y la creatividad. Este grupo no eran CORONER o MEKONG DELTA (virtuosos del género) pero estaban muy por encima de la media, y más teniendo en cuenta que se trata de un disco de debut.  Si lo comparamos a los trabajos de otras bandas del género y de su misma procedencia, como ONSLAUGHT o XENTRIX, creo sinceramente que SABBAT ganan de largo en muchos sentidos. Era  tan agresivo, intenso y rápido como la mejor de las bandas thrash metal, pero sus raíces estaban en el metal tradicional europeo, y no estaban en absoluto decididos a ocultarlo. Muy al contrario, el propio Martin Walkier se encargaba de dejarlo claro a METAL  HAMMER:

“La mayor parte de las bandas thrash toman sus influencias del punk. Las nuestras vienen de las antiguas bandas metálicas y es por ello que estamos tocando thrash pero seguimos siendo una banda Metal, no tenemos ninguna influencia punk”

Esto, que parece algo perfectamente obvio, en su momento fue un gesto ciertamente valiente. Si viviste aquellos tiempos recordarás que en 1988, para muchos de los que escuchábamos thrash metal, el heavy era algo que había caducado. Admitámoslo. Seguramente escuchábamos a JUADS PRIEST o ACCEPT y disfrutábamos como el que más, pero lo guay de verdad, lo ‘políticamente correcto’ era considerar que DIO, SCORPIONS, BARON ROJO o IRON MAIDEN habían cumplido su ciclo y bla, bla, bla. La mayor parte de bandas thrash lucían sus camisetas de MISFITS, RAMONES o SEXPISTOLS, pero SABBAT salían a escena con capas y espadas, sin renegar de su pasado al contrario de lo que hicimos algunos de nosotros que consideramos de un modo totalmente infantil que RAINBOW ‘ ya no era cool’ (para matarnos).

Después del álbum ,no hubo una gira propiamente dicha que les tuviese alejados de su país durante meses, (recordemos que era su primer álbum, estaban en una independiente y eran gente muy joven) pero la apración de su disco les llevó por varios países de Europa especialmente Alemania y Países Bajos. De su paso por  el primero  queda constancia en el excelente bootleg “Live in Dusseldorf”.  Su participación en el mítico Dynamo Open Air también dejó muy  buen sabor de boca en los medios. Sin embargo, lo más resñeable al menos para nosotros, fue su presencia en el festival “Rock en el Matadero” que se celebró en Zaragoza dentro de las fiestas del Pilar de 1988. La banda actuó como parte de un cartel prácticamente dedicado al thrash metal, en el que también figuraban nada menos que RISK o KREATOR.  La demanda de nuevas bandas en nuestro país era ya suficiente para que los promotores trajesen aquí a los grupos, y eso eran buenas noticias.  En resumen, “History of a time to come”  pasa por ser uno de los grandes discos de thrash metal europeo, y aunque la banda no tuvo una continuidad muy dilatada en el tiempo, dejó aun otro álbum que seguramente revisaremos en su momento , que fue una dignísima continuación de este que hoy nos ocupa.  Si lo tuyo es el thrash sin contemplaciones o incluso el heavy metal que se hacía en Inglaterra en la primera mitad de la década de los ochentas, no dejes pasar la oportunidad de dedicarle un poco de tu tiempo.

Miguel. Asturias

DOSSIER

Se trata de una recopilación de material de prensa relacionado con SABBAT y su álbum “History of a time to come”. Viene en formato pdf y está alojado en Megaupload. Recibirás el enlace y contraseña por correo una vez que hayas escrito el mensaje en este blog

Para conseguirlo, como decía, se trata de que escribas un mensaje en este blog hablando sobre la banda en general o sobre este disco en particular. Que impresión te causó cuando conociste al grupo, si pudiste verlo en directo en el ROCK EN EL MATADERO o abriendo para MANOWAR un año más tarde… en fin, cualquier cosa que te parezca adecuada.

– Entrevista publicada en THRASH METAL nº1, durante 1988. Dos páginas en español.
– Reportaje biográfico publicado en el fanzine METAL INVADERS durante 1988. Tres páginas en portugués.
– Entrevista publicada en el fanzine DEFLAGRATION durante Agosto de 1988. Dos páginas en francés.
– Entrevista publicada en METAL FORCES nº 25 durante 1987. Dos páginas en inglés.
– Entrevista – reportaje publicada en METAL HAMMER España nº 4 en 1988 Dos páginas en español.
– Reportaje DYNAMO FESTIVAL 1988 publicada en METAL HAMMER España nº 15 en 1988 Dos páginas en español.
– Reseña album publicada en METAL HAMMER España nº 07 en 1988. Una páginas en español.
– Reportaje ROCK EN EL MATADER publicada en HEAVY ROCK nº 64 en 1988 Dos páginas en español.
– Reportaje banda en estudio publicada en METAL HAMMER Alemania nº 7 en 1987 Una página en alemán.
– Reportaje banda en estudio publicada en METAL HAMMER España nº 2 en 1988 Una página en español.

Anuncios

CRONOLOGIA

AC/DC: “Blow up your video”

  
1. Heatseeker  2.That’s the Way I Wanna Rock ‘n’ Roll   3.Meanstreak  4.Go Zone    5.Kissin’ Dynamite   6.Kissin’ Dynamite  7.Some Sin for Nuthin’   8.Ruff Stuff    9. Two’s Up   10.This Means War

 

Brian Johnson – Cantante
Angus Young – Guitarra solísta
Malcolm Young – Guitarra Rítmica
Cliff Williams – Bajo
Simon Wright – Batería

 

 

 

Revisión de este álbum de 1988 que vino a ser poco menos que un cambio de sangre. Un pequeño repaso a la grabación, el tour y algunas anécdotas que espero que te sirvan ( como a mi me ocurrió al menos) para desempolvar el disco y volver a escucharlo durante unos días… ,  se supone que esa es la intención de  este blog. También como no, que compartas con todo el mundo tu opinión respecto al disco, o cualquier cosa relacionada con aquel momento  y la banda . Como de costumbre, un dossier sobre “Blow up your video” espera a quienes os animéis a participar. Su contenido está al final de la reseña.

“Maximum Overdrive” ( en España “La rebelión de las máquinas”) fue el título de una película estrenada en 1986, con la cual debutaba como director de cine el famoso escritor Stephen King. La cinta no vale gran cosa, esa es la verdad, pero su banda sonora estaba compuesta de una selección de temas de la discografía de AC/DC (se supone que escogidos por Mr. King), a la que acompañaban tres canciones inéditas, escritas exclusivamente para el film. Si el resultado final de ese disco está o no a la altura de los viejos tiempos, dependerá de los gustos de cada uno, pero en lo que seguramente estaremos todos de acuerdo es en que aquello se convirtió en la antesala de una meteórica recuperación para AC/DC, un grupo al que no pocos daban ya por perdido. Tras una serie de trabajos que no terminaban de complacer al público, y menos aún a la crítica, la edición de “Who made who” (así se titulaba el álbum) abrió la puerta a una esperanza que con “Blow up your video” se confirmó al 100%.

Cliff, Angus, Johnna, Simon y Malcom haciendo el canelo

Cuesta decirlo, pero tras la muerte de Bon Scott, y el fenómeno que supuso ‘Back in black’, la oferta de la banda fue desinflándose  sin que nadie pareciese poder remediarlo, “Flick of the switch” tuvo muy malas críticas, al igual que su tour de presentación. “Fly on the wall” fue un álbum infame, y recurrir al maxi de “Jailbreak” como intento de reverdecer un pasado irrecuperable, fue como mínimo un mal movimiento. Afortunadamente (sobre todo para ellos), las cosas se encauzaron , repito, con este disco que nos presentaba una nueva era para el grupo, que acercaba su sonido al público amante del heavy metal, sin aproximarse demasiado, pero sí haciendo ciertos guiños.

Es curioso que este avance fuese precisamente de la mano de quienes habían producido sus trabajos más de una década antes. Efectivamente, años después de romper la colaboración con sus viejos productores, volvieron a poner esa parte del trabajo en manos del tándem Vanda & Young, primero con las canciones inéditas de ‘Who made who’ y ahora con el nuevo álbum, algo sorprendente para quienes esperaban que volviesen a su sonido de raíz y se encontraron con unas guitarras más afiladas de lo que nunca habían estado, una voz hiriente  (en todos los sentidos)  y una sección rítmica  que podría ser la de cualquier banda americana de la época.A pesar de ello, el hecho de volver a trabajar con sus antiguos colaboradores contribuyó en gran parte a que se recuperase cierto espíritu de los viejos tiempos y sobre todo un buen ambiente en el entorno de la banda, algo que fue fundamental para hacer fluir las cosas de una manera natural.

Angus Young: “Cuando trabajamos con George y Harry por primera vez, ellos estaban liados con cosas comerciales, y consideraban que trabajar con nosotros era su afición favorita, como una especie de hobby. Con nosotros no todo tenía que ser pretenciosamente artístico, para ellos era una oportunidad de echar una canita al aire y enrollarse con el rock ‘n’ roll más sucio. Por eso siempre han mantenido esa actitud divertida con nosotros, y nosotros nos sentimos sueltos y relajados con ellos. Además, es nuestro hermano mayor, así que no hay ningún problema de egos. También les gusta trabajar rápido como a nosotros. Nos gusta meternos, conseguir un sonido y salir. Si nos quedamos demasiado tiempo en el estudio nos quemamos, tenemos que hacer las cosas  al a primera. Además, George y Harry son lo suficientemente honestos como para decirnos si algo es una mierda y no nos importa que lo hagan si tienen razón.”  

La grabación del disco tuvo lugar durante Agosto y Septiembre de 1987 . Durante este tiempo la banda se trasladó a los Miraval Studios, situados en Le Val, una pintoresca población del Sur de Francia conocida por sus viñedos, en la que nacieron clásicos que van desde “The Wall” de PINK FLOYD a “Mutter” de RAMMSTEIN pasando por “Painkiller” de JUDAS PRIEST.   Llegaron allí con un buen puñado de canciones escritas como siempre lo habían hecho, es decir a partir de riffs improvisados por Malcom y Angus Young, a los que luego Brian Johnson añadía las letras y melodía de la voz, quien por cierto se unió a los hermanos Young en Sydney para ello. Como el propio Angus declaraba:

 “No creo que haya un entorno ideal para escribir canciones. En nuestro caso, unas han salido bajo una presión inaguantable, y otras de una forma totalmente espontanea , como cuando estás en un taxi y de repente se te ocurre un riff… de hecho algunas nacieron sobre el escenario, pero bueno, supongo que las cosas son así y nunca sabes cuando llegará la inspiración…”

Estos argumentos devinieron en un disco en el que las canciones rápidas arrancan en el minuto cero con ‘Heatseeker’, abriendo el álbum. En el mismo plano están ‘That’s the way I wanna r’n’r ‘ (de uno de cuyos fragmentos sacaron el título del disco) que también se editó como sencillo y ‘Some sin for nuthin’, una fantástica canción muy en la línea  que llevaban en ‘Back in black’ o ‘For those about to rock’. Más rápida aun es ‘This means war’ , el tema que cierra el disco en la tradición de ‘Beatin around the bush’ o ‘Lanslide’. De nuevo Angus Young se encargaba de dejar claras las preferencias del grupo:

“Seguimos siendo tan rudos como de costumbre y, definitivamente, no hay ninguna balada. Les tengo verdadero asco a los temas lentos, aparte de que el mundo está saturado con esa mierda. No me importa escuchar una balada de vez en cuando… una vez al año por ejemplo, aunque al cabo de un par de minutos ya tengo que dejarlo. Cualquier cosa que intentemos en el estudio no será una balada.”

El resto del álbum mantiene el tipo, con una serie de temas no tan rápidos quizá, pero que comparten la estructura clásica de toda buena canción de AC/DC que se precie: piezas construidas sobre riffs sencillos y al grano, que son respondidos por fraseos de voz a los que añaden los coros de apoyo y, sobre todo, muy buenos estribillos. Con ello se crea un dominio prácticamente total del ritmo sobre la melodía, que es lo que con tan buenos resultados llevan haciendo toda su vida. Ahí podemos englobar por ejemplo canciones como ‘Go zone’, ‘Kissin Dynamite’ o ‘Meanstreak’, temas que puede que no estén a la altura de sus clásicos  pero que no dejan de ser un avance, lo cual es siempre positivo. Como borrón están dos intentos de endulzar su sonido, que además vienen seguidos, lo cual es aun peor. En ellos tratan de hacer, sin ninguna fortuna, lo que lograron con la canción ‘Money Talks’ poco después. ‘Ruff stuff’ y ‘Two’s up’ son, en mi modesta opinión, dos canciones que no terminan de funcionar pero que al estar en un repertorio realmente brillante en comparación con lo que llevaban años ofreciendo, son poco más que una anécdota.

 En cualquier caso, globalmente, “Blow up your video” va en la inamovible  línea clásica del grupo. De acuerdo, no es el sonido de 1977, pero es que tampoco era esa la intención. Simplemente supieron conservar sus raíces adaptándose de alguna forma a los  tiempos que corría, pero absolutamente ajenos a todo lo que tuviese que ver con los grupos que arrasaban ese año de 1988. Los comentarios que Brian Johnsosn hizo años después hablan por si mismos de lo acertado de esa decisión:

 “A mediados de los 80 tuvimos un cierto bajón, cuando toda la escena cambió con los nuevos peinados y todo eso, ya sabes, WHITESNAKE, REO SPEEDWAGON… la compañía  nos pidió que cambiasemos nuestras pintas y nosotros les dijimos algo como “que os jodan!. Bueno, todas las bandas que entonces cambiaron han desaparecido.”

Malcom tampoco se mordía la lengua precisamente:

 ” Unos periodistas nos preguntaron que pensábamos de bandas como BON JOVI o WHITESNAKE. Bueno, pues para mí es repugnante ver a los hombres dando cabriolas con el maquillaje puesto y la laca flotando a su alrededor. es un asco ¿verdad?. Les dije que me parecía que a David Coverdale le iba a costar veinte años darse cuenta de que es un cantante pop.”

No seré yo quien le quite la razón a esos dos tipos. Los hechos son los que son y no podemos olvidar que el año que se publicaba “Blow up your video”(un título paradójico, si tenemos en cuenta lo mucho que ayudó a su éxito el clip de una de sus canciones) el público que amaba el rock veían el regreso de unos  AEROSMITH semi limpios  y la aparición en la escena del hard rock  de bandas como THE CULT, GUNS AND ROSES, ZODIAC MINDWARP, DANZIG, L.A.GUNS y tantas otras que se miraban muy mucho en el espejo AC/DC. Casualidad o no, las cosas fueron así.

En fin, “Blow up your video” vió finalmente la luz el primer mes de 1988 y alcanzó las cotas de ventas más altas desde “For those about to rock” publicabo siete años atrás. En Inglaterra llegó al segundo puesto de los charts y en Estados Unidos al número 12. El tour volvió a ser mastodóntico y recaló en Oceanía, Europa y las Islas Británicas, amén de los Estados Unidos, donde la gira se dividió en tres partes.El repertorio de la gira estuvo basado en sus trabajos publicados hasta 1981, aparte del nuevo disco, es decir, la banda pasaba de largo sobre “Who made who”, “Fly on the wal” y “Flick of the switch”. Preguntado al respecto, el bajista Cliff Williams declaraba:

 “Creo que tenemos mejores cancioones para tocar. Después de los álbumes de “gran producción” de Mutt Lange, hicimos unos trabajos que necesitabamos sacar. No diría que esos discos estaban por debajo de la media, pero eran diferentes, nada más. Digamos solamente que prefiero el nuevo álbum…”.

La parte australiana del tour fue un éxito clamoroso. Catorce shows que les devolvían a su tierra de origen desde que la pisaran por última vez siete años atrás, repartidos en tandas de hasta cuatro noches seguidas en la misma ciudad. De ahí a Inglaterra con tres noches seguidas en el National Exhibition Centre de Birgminham y otras tres en el Wembley londinense a la que hubo que añadir una cuarta semanas después debido a la demanda de entradas. Después llegaría el resto de Europa (sin incluir esta vez a España) y de ahí el salto a Estdos Unidos donde, como hemos dicho pasarían los siguientes meses, desde Mayo a Noviembre sin apenas días libres. En ese estado de cosas a nadie extrañó que Malcom Young no estuviese presente en esa parte del tour. Alegando agotamiento físico, el mayor de los Young se vio forzado a abandonar durante esa temporada una actividad que sin duda hubiese terminado con él. Su adicción al alcohol estaba haciendo estragos en su salud y por ello se le buscó un sustituto temporal (dentro de la familia, como no). Steve Young, un primo de Angus y Malcom fue el encargado de reemplazar a este de manera eventual. A decir de los comentarios, tanto el aspecto físico de Steve como su buen hacer con la guitarra, hicieron posible que nadie echase de menos a Malcom… bueno, al menos no demasiado, y de esa forma, AC/DC fueron capaces de terminar el año sobre los escenarios y de retomar una carrera que les ha llevado finalmente a donde nunca ( y menos entre 1981 y 1987) hubiesen imaginado llegar. Se les brindó la oportunidad de avanzar con los tiempos sin perder su personalidad,  y supieron aprovecharla.

DOSSIER BLOW UP YOUR VIDEO:

Entradas agotadas para Wembley!

-Reseña de uno de los shows en Wembley.  POPULAR1 #179 Mayo de 1988. Dos páginas. Español.
-Entrevista promocional a Angus Young. METAL HAMMER #1(España) Diciembre de 1987.Cuatro páginas. Español
-Reportaje-Entrevista promocional. KERRANG # 169, Enero de 1988. Ocho páginas. Inglés.
-Entrevista promocional con Brian JOhnson. HARD FORCE # 13, Diciembre de 1988. Cuatro páginas. Francés.
-Entrevista promocional con Angus Young. METAL HAMMER #13 (UK),Cinco páginas. Diciembre 1987. Inglés
-Fragmento del libro “Sacudida al sistema”.Español
-Libreto Informativo cd.Inglés
-Fragmento libro “Maximum Rock ‘n ‘ roll”. Inglés
-Fragmento libro “Two sides of every glory”. Inglés
-Fragmento libro “AC-DC The Encyclopaedia”. Inglés
-Reseña Show en París. HARD FORCE # 19, Junio 1988. Dos páginas.Francés.

 

CRONOLOGIA. Cinderella

.::CINDERELLA: Long Cold Winter::.

1. Bad Streamstress Blues / Falling apart       2. Gypsy Road   3. Don’t Know What You Got (Till It’s Gone)   4. The Last Mile       5. Second Wind      6. Long Cold Winter     7. If You Don’t Like It       8. Coming Home     9. Fire and Ice    10. Take Me Back

Jeff LaBar – Guitarra.     Tom Keifer – Guitarra, voz, armonica y produccion.      Eric Brittingham – Bajo, coros y produccion.     Fred Coury –  Batería.      Cozy Powell – Batería.    Denny Carmassi – Bateria   Paulinho Da Costa – Percusión.        Rick Criniti – Teclados.         Andy Johns – Productor.            Steve Thompson / Michael Barieri – Mezclas .

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. LA FORMA DE CONSEGUIRLO Y SU CONTENIDO, ESTÁN RESEÑADOS AL FINAL DEL TEXTO.

Por buscar un símil cinematográfico, CINDERELLA es al rock, lo que “La matanza de Texas” es al cine. El magistral film de Tobe Hopper es recordado como una de las más crudas y sangrientas películas de terror filmadas jamás. La sorpresa llega en el momento en que la ves con un mínimo de detenimiento, ya que es entonces cuando te das cuenta de que en realidad sus fotogramas contienen muy poquita sangre y absolutamente ningún asesinato se nos muestra ni medio explícitamente. Bien, pues con CINDERELLA ocurrió algo parecido. El hecho de haber surgido en la época en que lo hicieron cuando el auge de las hairbands era imparable, o el estar apadrinados por Jon Bon Giovi, así como su nombre , los cardados , la imagen en su álbum de debut etc, etc  inmediatamente les puso en la estantería  de este tipo de grupos, junto a RATT o POISON.

Debido a ello, cuando llegó este “Long Cold Winter”  ningún amante del hard rock clásico en su sano juicio estaba dispuesto a perder un minuto de su tiempo en ellos.  En realidad  era una simple cuestión de prejuicios ( y hablo por mí) ya que sólo  rascar un poquito la superficie, era suficiente para darte de cara  con una banda capaz de hacer las delicias del público amante de BLACK CROWES, AEROSMITH, QUIREBOYS y demás grupos del estilo.Quizá caundo quisimos darnos cuenta ya era demasiado tarde para alguno de nosotros, pero bueno, para eso está internet, que nos permite reivindicar trabajos como este (en el caso de que eso haga falta, claro).

CINDERELLA, apadrinados por Bon Jovi como hemos dicho, habían llegado a la cima con “Night songs” dos años antes. Aquel disco había llegado al número 3 de las listas en Estados Unidos (Billboard) y en apenas quince días había vendido dos millones de copias, llegando a los tres ( sólo en Estados Unidos) no mucho tiempo después. Sin embargo Keifer y compañía fueron lo bastante inteligentes para darse cuenta de que ese camino tenía muy poco recorrido y que con su segundo trabajo llegaba el momento de empezar a bajarse de ese carro y demostrar que en su música había una raíz blues y hard rock mucho más acentuada de lo que podía encontrarse en BRITNY FOX o GREAT WHITE por ejemplo.  Ellos sin embargo lo achacaban a u sentimiento más romántico. Keiffer para Kerrang:

“Siempre he estado metido en el blues. La influencia está también en el primer disco, aunque no tan en primer plano.  No sé porqué,  pero fueron más acusadas esta vez en mi forma de escribir.  El disco fue creado en la carretera y esa no es una vida fácil, de modo que supongo  que de ahí deriva la mayor presencia del blues en las nuevas canciones.”

Lo cierto es que hubo un lapso de tiempo muy largo entre el disco de debut y este segundo trabajo. Casi dos años los separan. Teniendo en cuenta además, que muchas de las canciones que aparecen en el primer disco ya estaban escritas desde hacía mucho cuando fueron grabadas, se hace  más comprensible el hecho de que haya tal diferencia en los estilos. Tal retraso se debió a una interminable gira que se alargó durante catorce meses, durante los cuales fueron parte del festival itinerante MONSTERS OF ROCK junto a su padrino Bon Giovi. Llegado el mes de Noviembre,  la banda entró a los estudios Bearsville en Nueva York  primero, donde haría las tomas de base para después trasladarse a Filadelfia donde trabajaron en otro estudio llamado  Kajem , haciendo los overdubs. No obstante hubo una serie de problemas relacionados entre sí que retrasaron aun más el trabajo. Andy Johns, quien también había trabajado con el grupo en el anterior disco,  gastó mucho tiempo con las tomas de batería, ya que no terminaba de encontrar el sonido que buscaba. Naturalmente, Fred Coury, el batería del grupo,  se llevó toda la culpa y tuvo que pasar por la humillante situación de verse sustituido… eso sí, no trajeron a cualquiera para hacer el trabajo si no que fueron dos leyendas las que lo hicieron.

Por una parte Denny Carmassi  tuvo cierta presencia en el disco, aunque no queda clara cual fue su participación. Denny Carmassi para Modern Drummer magazine:

“He trabajado con tipos como Roy Nervison que hizo los discos de HEART y también para Andy Johns, con quien hice un par de cosas en un disco de CINDERELLA”. 

En fin, la precisión no brilla demasiado en la respuesta. Quien finalmente puso su talento al servicio de CINDERELLA fue, nada más y nada menos que Cozy Powell. El maestro inglés fue quien realmente tocó la batería en el disco como explicaba al periodista Joe Geesin en una entrevista publicada en 1996:

“Oh, sí! Recibí una llamada de la persona que dirigía la compañía de discos en Estados Unidos, hablando sobre los problemas que estaban teniendo con el productor Andy Johns.  Al parecer no querían al batería ya ya habían probado a otros dieciocho, asi que me dijo ¿Puedes venir y hacer el disco?. Yo no sabía mucho acerca de ellos, así que he escuché algunas canciones y me pareció bien. Terminé haciendo prácticamente todo el álbum.

Resulta extraño que lo que pudo haber sido aprovechado por la banda como publicidad a su favor, fue poco menos que ocultado. Para terminar de complicar las cosas, el despechado Fred Coury no tuvo mejor idea que abandonar el estudio e ir a sustituir a Steven Adler, quien se había herido en  una mano y no podía cumplir unas fechas con GUNS AND ROSES. Ni que decir tiene que se dispararon todos los rumores imaginables, aunque finalmente cada mochuelo volvió a su olivo. Aquel impasse derivado de la actitud de Andy Johns trajo como consecuencia que se prescindiese de sus servicios para las mezclas del álbum, que fueron hechas finalmente por el tándem Steve Thompson / Michael Barbiero, unos mercenarios cuya firma aparece en trabajos de “mindunguis”  como Withney Houston, ROLLING STONES, JOURNEY, DOKKEN o Madonna.

En fin, si a finales de los ochenta , cuando el funcionamiento de la industria discográfica pasaba por recoger beneficios cuanto antes, se  permite a  un grupo tardar dos años en grabar, y además pone al servicio del mismo a Cozy Powell, un productor como Andy Johns y el citado dúo a hacer las mezclas, es porque el producto que está preparando merece realmente la pena. Efectivamente, aquellos surcos  contenían una colección de canciones que desde “Bad stream blues”, con Tom Keiffer abriendo el álbum con su armónica y su steel -guitar  hasta el cierre con la rocanrolera “Take me back” eran enormes.

Los antiguos fans de la banda podían encontrar en este trabajo un sonido  muy cercano al de “Night Songs” de 1986, pero interpretado por una banda que había madurado en todos los sentidos. Habían conseguido capturar el feeling AEROSMITH en canciones como “Falling apart at the Seams”  o “If you don’t like it” el sonido blues blanco de Ry Cooder (capitalizado pocos meses después por Gary Moore con el álbum “Still got the blues”) en “Long Cold Winter” e incluso el sabor del rock clásico de ROLLING STONES en “Gipsy Road” o “Coming Home”.  Tampoco faltaba la power-ballad, imprescindible por aquel entonces, en la que cobraba protagonismo el trabajo del teclista Rick Critini, quien ya participara en su debut y que para este disco, si bien no aparece acreditado como miembro de la banda, si tiene una mención muy especial. En resumen, CINDERELLA se había convertido en una banda a la que tomar totalmente en serio, y que se había demostrado  capaz de estar en el podio de los grandes, no ya por las ventas ( que también) si no por su talento y creatividad. Se publicaron cuatro sencillos del disco: “Don t Know What You Got (Till It s Gone)”, “Gypsy Road”, “Coming Home” y “The Last Mile” que alcanzaron los puestos 10, 20, 20 y 18 respectivamente, llegando el disco a escalar hasta el número 10. Era un notable descenso respecto al tercer puesto conseguido con “Night Songs”, pero ¿a quien le importaba eso cuando habían facturado semejante disco? Bueno, supongo que a sus managers, claro.

Bien, en cuanto al tour, la mayor parte del mismo fue ¡como banda telonera!. El grupo tenía claro que no iban a ser flor de invernadero y su intención era demostrar que estaban aquí para quedarse. Tom Keiffer para Metal Hammer:

“Pienso que ir de teloneros para un gran grupo es aún lo más interesante que podemos hacer. Haber vendido tres millones de discos está muy bien pero tenemos que probar que no fue un bluff. Encabezar cartel en los grandes estadios es algo que lleva tiempo y mucho trabajo. Los fans necesitan ver a un grupo una y otra vez hasta que están listos para darles su gran oportunidad.”

Queda claro que CINDERELLA era una banda con la cabeza muy bien amueblada,  que tenía bien clara cuál era su posición y lo que tenían que hacer  para conservarla y mejorarla. La presentación de “Long Cold Winter” la harían abriendo  para  JUDAS PRIEST por Inglaterra primero y después Canadá y Estados Unidos, país que recorrieron de punta a punta. La idea era que también estuviesen presentes  en Europa, pero se habían retrasado demasiado en el estudio y eso les hacía ir muy justos de tiempo, de manera que fueron los alemanes BONFIRE quienes les sustituyeron en ese tour, que incluía entre otros países a España.

En   total estuvieron en la carretera desde Junio hasta Noviembre de 1988,  y cabe reseñar durante el último tramo de la gira, eran los primeros de un cartel que cerraban JUDAS PRIEST pero que tenía como acto central a nada menos que SLAYER presentando su álbum “Shout of Heaven” (glubs!) , una banda que al fin y al cabo estaba a millones de años luz en todos los sentidos, pero a la que no tuvieron reparo en telonear. Esto me lleva inevitablemente a  acordarme de aquel Axl Rose, que se negaba abrir para los ROLLING STONES porque su banda había vendido más discos… en fin.

A día de hoy, CINDERELLA siguen girando y ofrecen unos shows verdaderamente dignos ( a decir de quienes les han visto), incluso con las limitaciones a causa de los problemas de Keiffer con su  garganta. En plena promoción de su disco “Heartbreak Station“, su voz empezó a sufrir problemas cada vez mayores, volviéndose más ronca y fallando ocasionalmente hasta que un buen día Tom se encontró con que no podía cantar. Tras varias consultas médicas le fue diagnosticada una parálisis parcial en las cuerdas vocales del lado izquierdo que le llevaron a perder los tonos medios y la coordinación en sus cuerdas vocales.  Tuvo que pasar por el quirófano para eliminar un quiste hemorrágico y hacer terapia durante ¡once años! para volver  al trabajo, pero aquí les tenemos demostrando lo que es la verdadera fuerza de voluntad y el amor incondicional por el rock and roll. Larga vida a Cenicienta.

Miguel.Asturias

 

Si te gustó este post, puede que te interesen estos otros también:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DOSSIER

Se trata de una recopilación de material de prensa relacionado con CINDERELLA y su álbum “Long Cold Winter”. Viene en formato pdf y está alojado en Megaupload. Recibirás el enlace y contraseña por correo una vez que hayas escrito el mensaje en este blog

Para conseguirlo, como de costumbre se trata de que escribas un mensaje en este blog hablando sobre la banda en general o sobre este disco en particular. Que impresión te causó cuando conociste al grupo y su actitud, el contraste entre su imagen y sonido del primer álbum y este.Si los has visto en directo… en fin, cualquier cosa que te parezca adecuada.

Contenido.

-Reportaje de estudiopublicado en METAL HAMMER España nº 5 durante Abril de 1988. UNa página en español.
-Biografia del grupo publicada en POPULAR1 ESPECIAL ESPA 104. seis páginas en español.
-Entrevista publicada en KERRANG UK nº 196 durante Julio de 1988. Cinco páginas en inglés.
-Reseña del álbum ublicada en KERRANG UK nº 194 durante Julio de 1988. Una páginas en inglés.
-Entrevista publicada en METAL HAMMER España nº 10 durante Septiembre de 1988. Tres páginas en español.
-Entrevista retrospectiva publicada en POPULAR1 nº 453 durante Julio de 2011.Seis páginas en español.
-Entrevista retrospectiva publicada en THIS IS ROCK nº 14 durante Agosto de 2005. Cuatro páginas en español.
-Entrevista publicada en HARD FORCE MAG nº25 durante Enero de 1989. Cinco páginas en francés.
-Reseña show Londres publicada en HARD FORCE MAG nº25 durante Enero de 1989. Dos páginas en francés.
-Reseña del álbum ublicada en HARD FORCE MAG nº20 durante Agosto de 1988. Una página en francés.
-Reportaje- entrevista publicado en METAL HAMMER España nº 8 durante Junio de 1988. Dos páginas en español.

CRONOLOGIA

ZODIAC MINDWARP: “Tattooed beat Mesiah”   

1. Wolfchild Speech – 0:29   2. Prime Mover – 3:09    3. Spull Spark Joker – 2:26    4. Backseat Education – 3:03      5. Speech – 0:05      6. Bad Girl City – 2:58     7. Untamed Stare – 2:38    8. Tattooed Beat Messiah – 3:34    9 . Born to be wild9. Speech – 0:09      10. Let’s Break the Law – 3:34       11. Spasm Gang – 2:44      12. Driving on Holy Gasoline – 4:13     13. Planet Girl – 2:36      14. Kid’s Stuff – 4:52      15. Messianic Reprise – 1:03     

     

Cobalt Stargazer – Guitarra    Mark Manning – Voz     Slam Thunderhide – Batería     Flash Bastard– Guitarra     Trash D. Garbage – Bajo    

 

  

 

A principios de este verano (Junio 2010) llegaba la noticia de que la banda británica ZODIAC MINDWARP había firmado por la compañía alemana SPV. La idea es lanzar un álbum y hacer una gira a partir de Septiembre de 2010. El álbum llevará por título ‘We are volsung’ y al parecer, su contenido lírico versa sobre la mitología vikinga. En el caso de que no conozcas a este grupo y no hayas visto sus fotografías, es posible que estés pensando en una banda de power metal alemán o black metal nórdico (lo digo por lo de los vikingos) pero no. Estás completamente equivocado.  Zodiac  Mindwarp fue el nombre artístico tras el que se escondió Mark Manning, ilustrador de la revista Record Mirror y director de arte de Flexipop, otro magazine musical inglés. Con este alias  consiguió alcanzar cierto reconocimiento a finales de los ochenta en pleno período de confusión de estilos, cuando el thrash por un lado, el hair metal por otro y el hard rock de corte clásico andaban a ostia limpia en las listas de ventas, y tanto AC/DC, METALLICA, MOTLEY CRÜE o AEROSMITH vendían millones de copias. Ahora también las venden, pero la diferencia es que entonces solo necesitaban dos o tres dias para hacerlo… que tiempos aquellos.     

En fin, decía que Mark Manning se metió en la piel de Zodiac M., un motero loco venido del espacio, cuyos primeros trabajos salieron a la luz en formato EP, ( es decir, un vinilo de 12” con tres o cuatro canciones ) , durante 1986 y 1987.  Los dos primeros se editaron en la compañía independiente Food Ltd. y los otros dos, ya en Mercury Rcs. como adelanto al álbum que nos ocupa. Junto a él había como no, una banda que fue ciertamente inestable, y pasó por incontables cambios. De hecho, a la hora de grabar el disco, el único miembro original era el propio Zodiac. El resto del grupo, o lo que es lo mismo THE LOVE REACTION, estaba formado por Trash D. Garbage y Cobalt Stargazer a las guitarras. Este último por cierto, será en 2010 el único superviviente de aquella formación. Slam Thunderhide era el batería y Thrash D. Garbage completaba la sección rítmica con su bajo. Este último venía a sustituir a Kid Chaos, quien había sido el bajista original, y que en Febrero de 1987 abandonó a ZODIAC para incorporarse a THE CULT, nada menos que para el tour de “Electric”. Aquello fue una puñalada por la espalda para Mark Manning quien no ahorró declaraciones en la prensa de la época:     

“Sí, estuve cabreado y disgustado en ese sentido. Siempre supe que era un bastardo mercenario, pero no esperaba que me patease la entrepierna de esa manera. En cuanto a Ian Astbury, fue bastante guarro en todo el asunto, yendo a buscarle por detrás. Bueno, ahora me da lo mismo porque los chicos nuevos en la banda son mucho mejores. “     

Y es que, es curioso, este grupo contó con apoyos en todas las publicaciones musicales de Gran Bretaña, desde las cuales hicieron una enorme campaña, llegando a ocupar un lugar destacado del festival de Reading en 1987, antes de haber editado su álbum.   

 

Crónica del READING 87 en POPULAR1 (#172, Octubre 1987).

  

 Incluso en España, la revista POPULAR1 mostró un notable apoyo al grupo desde mucho antes de que editasen su primer larga duración. Buena prueba fue el reportaje dedicado al Festival de Reading de 1987, cuyo logo incluía una pequeña miniatura con la imagen de Mark M. además de un buen montón de fotos. 

ZM arrasan el Hammersmith, POPULAR1, #179 MAYO 1988

No me cabe duda que los contactos de Mr. Manning ayudaron a ello, pero no hay porqué restar méritos al trabajo del grupo. ZODIAC MINDWARP fabricaron un gran disco de puro y crudo rock and roll ‘in your face’ muy en la línea del “Electric” de sus paisanos THE CULT, aunque mucho más sucio y pasado de vueltas. Anteponen la agresividad y la contundencia a la técnica y como resultado obtienen una colección de riffs que coronados por la voz de Zodiac, un cruce entre Lemmy y Angry Andersen, harán las delicias de todo aficionado al rock and roll del que se pincha en las concentraciones moteras o el que se hacía en Los Angeles por aquel entonces. Es decir, si lo pinchas entre ROSE TATTO, algún disco del MOTORHEAD clásico, NASHVILLE PUSSY o THE CULT será perfecto, y, por otro lado, lo mismo ocurrirá si su música suena junto a la de L.A.GUNS, o FASTER PUSSYCAT.     

Reseñas de dos trabajos de la banda aparecidos en POPULAR1 (#176, Febrero 1988 y # 181, Junio 1988)

Globalmente, el disco es irreprochable, aunque como suele ocurrir, hay puntos más altos que otros. Uno de lo fuertes puede ser “Prime mover“, el tema que abre el disco y que fue la canción que les dio su espacio en las ondas y su consiguiente reconocimiento.  Contó con un videoclip e incluso fue versionado años después por los grandes GLUECIFER. Más puntos fuertes en el disco son “Tatooed beat messiah“, el tema título, “Driving on holy gasoline”, la seminal “Lets break the law” o “Kid’s stuff” que también recuerdan a CULT pero de su época “Love“.  Por cierto, otra coincidencia con la banda de Astbury fue la versión de “Born to be wild” que compartían “Electric” y “Tattooed beat mesiah”.     

El aspecto visual fue muy importante (no olvidemos que Mindwarp era director artístico) y supieron crear una imagen con fuerte personalidad,  muy próxima a la de los grupos L.A. de la época,  es decir gitanos con chupas de cuero que dicho sea con el debido respeto, dejaban a los MOTLEY CRÜE de “Girls, girls, girls” como quinquis de futbolín. Especialmente memorable fue ver las fotos de su actuación de Reading en el 87, que puedes ver un poco más arriba, con unas  

   

enormes banderas que lo único que las diferenciaba de las nazis era que en lugar de esvásticas había zetas.  El libreto del disco con sus letras, que puedes ver al principio de esta reseña, también está bien surtido de ilustraciones y referencias esotéricas, que le dan a este disco un aspecto conceptual (aunque no un contenido, en realidad) el cual lo convierten en una referencia curiosa e interesante de una época en la que las obras conceptuales eran impensables.     

Crónica de un show en Washington aparecida en (como no) POPULAR1, #182, Agosto de 1988

 Y bien, como suele decirse, “easy comes, easy goes” y de la misma manera que la banda llegó arrasando cepas, desapareció en el olvido diluyéndose entre una serie de maxisingles editados en los primeros noventa, cuando los llorones del grunge se convirtieron en la metástasis de la música. La historia de ZODIAC MINDWARP  recuerda un poco en ese sentido a la de THE DARKNESS, ambos grupos llegaron desde Inglaterra para salvar el rock and roll y por una cosa u otra, después de haber tenido el mundo a sus pies, se volatilizaron dela manera más tonta.  En el caso de ZODIAC, al menos, la compañía Raw Fruit editó en 1993 un cd con la actuación del grupo en el festival de Reading, que en su diá había emitido la BBC a través del programa Friday Rock Show. Ojala su nueva andadura les haga la justicia que no tuvieron en su dia, y si de paso les acerca aEspaña y hay una oportunidad de verlos en acción, pues mira, eso que ganamos.

Miguel. Asturias