CRONOLOGIA

.::DAVID LEE ROTH:’Eat em and smile’::.

– Yankee Rose – Shy Boy – I’m Easy – Ladies’ Nite in Buffalo? – Goin’ Crazy! – Tobacco Road – Elephant Gun – Big Trouble – Bump and Grind – That’s Life

Gregg Bissonette: Batería David Lee Roth: Voz Billy Sheehan: Bajista Steve Vai: Guitarra Jeff Bova: Teclista Jesse Harms: Teclista Sammy Figueroa: Percusión Waters Family: Voces

Publicado el 7 de Julio de 1986.

Grabado en The Power Station, N.Y. y Fantasy Studios, Berkeley

Ted Templeman: Productor

Ingenieros Jeff Hendrickson, Lee Hersberg, Michael Christopher, Tom Size y Michael Bowman

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

“Como tantas otras bandas, tuvimos nuestras diferencias en cuanto a la línea a seguir en nuestra carrera, y decidimos tomar caminos separados. Bien, dos semanas después de anunciarlo, leo en la Rolling Stone sobre lo gilipollas que soy y como el pobre Eddie ha tenido que vivir doce años de su vida en una mentira, y ahí está su mujer para respaldarlo… He permanecido callado durante estos seis meses, leyendo cantidad de mierda. No creo que sea necesario elegir, pero por alguna extraña razón, que parece fruto de una mente retrasada, VAN HALEN así lo quieren. Quieren que el público elija. Vale, acepto el reto: si tenemos que hacer comparaciones, te comeré para desayunar, colega. Te comeré y sonreiré”

Quien así hablaba no era otro que David Lee Roth en una rueda de prensa ofrecida en Toronto durante 1986, casi dos años después del último concierto de la gira que VAN HALEN celebró para promocionar su álbum ‘1984’, en aquella ocasión, como parte del cartel MONSTERS OF ROCK.

Dicho concierto había tenido lugar en Núremberg, el 2 de Septiembre, y desde entonces habían sucedido muchas cosas. Aquel día, cuatro músicos volaron desde Europa a sus respectivas mansiones en Estados Unidos con ideas bien diferentes: tres de ellos tenían la sana intención de darse un respiro cuanto más prolongado mejor, pero el cuarto estaba decidido a aprovechar el momento. A pesar de lo que pueda parecer, David Lee Roth era un auténtico adicto al trabajo y no podía entender una postura que pasaba por relajarse en un momento como aquel, con todo el mundo a sus pies, pero así eran las cosas. Trascurrido un tiempo razonable y llegada la hora de ponerse a trabajar en la continuación de ‘1984’, Roth se encontró ante un muro:

“En las primeras cinco semanas en las que nos metimos a trabajar, ensayamos solo tres veces. Siempre había alguno que no se podía levantar de la cama, o teníamos una pelea o habían bebido demasiado la noche anterior o cualquier otra cosa… así que yo me lo tomé con filosofía y les dije: ‘hey, no voy a seguir perdiendo el tiempo, quiero comerme el negocio, Quiero hacer cosas, quiero llegar a algo…’ ellos se quitaban del medio con un okey, okey … así durante demasiado tiempo”

  Fue entonces cuando el cantante concibió la idea de grabar un trabajo en solitario que le alejase un poco del estado de cosas al que VAN HALEN habían llegado. Entendámonos. No me refiero a las ventas y los ingresos económicos. Está claro que cuantos más millones de dólares tuviese en la cuenta corriente, tanto mejor. Lo que quiero decir, es que VAN HALEN querían continuar el camino emprendido en el 84: únicamente giras de estadios, colaboraciones con MICHAEL JACKSON o Brian May, singles con teclados que pisaban las guitarras… es decir, un endiosamiento que les ponía en una dimensión totalmente alejada de la realidad.

La idea de David iba en otra dirección. Su pasión por el mundo del espectáculo le llevaba de manera inevitable a fijarse en los crooners de Las Vegas, los teatros de Broadway, los excesos, las luces y en definitiva, el entretenimiento, pero visto desde el lado artístico por encima del empresarial.

Cuando anunció sus intenciones, sus compañeros no le tomaron en serio, y menos aun cuando dijo que haría, entre otras, versiones de ‘Just a gigolo’ o ‘California Girls’. De alguna manera entendieron que solo podía ser otra de sus fanfarronerías fruto del aburrimiento que le producía el prolongado descanso de la gira anteriormente mencionada.

“En tres meses grabé el disco, lo mezclé, me fui a la jungla, volví, filmé el video de ‘Just a gigolo’, descansé, me corté el pelo…’ David Lee continúa: “ después de hacer el video me dije ‘vamos a darles otra oportunidad’ volví al estudio y de nuevo no salimos adelante. Propuse editar una recopilación con un par de temas nuevos y hacer una gira, pero tuve el no por respuesta. Lo mismo sucedió cuando propuse publicar un disco en directo, y esto sucedió una y otra vez hasta que yo finalmente dije: bien, pues que venga otro”

El asunto terminó perdiendo la gracia (a vista del resto del grupo, claro) cuando Dave Lee Roth alcanzó con ‘Crazy by the heat’ (el maxisingle que finalmente publicó en 1985) nada menos que el puesto nº 15 en el Top Billboard 200, y la versión de ‘California Girls’ que tanta gracia les había hecho a sus aún compañeros, el puesto nº 3 en la lista de singles.

Unas ventas que superaban los dos millones de copias, pudieron más que la promesa de un nuevo disco con VAN HALEN, máxime cuando todo seguía aún en el aire. Así las cosas el 1 de Abril de 1985 se anunció de manera oficial la ruptura entre Dave Lee Roth y el resto de VAN HALEN.

LLAMANDO A LAS PUERTAS DE HOLLYWOOD.

¿Iba a ser ‘Eat ‘em and smile’ la banda sonora de una película? desde luego, sobran razones para pensar que sí, y me explico: ‘Crazy by the heat’ , el maxisingle publicado en 1985 por DLR, fue poco más que un divertimento, pero impulsó muchos proyectos y abrió la puerta a una serie de ideas que, aunque terminaron cuajando en el disco que nos ocupa ahora, no eran las únicas que en principio estaban en la cabeza de Dave Lee. La filmación y los resultados de los videoclips promocionales de ‘California Girls’ y ‘Just a Gigolo’ habían despertado el interés de Dave hasta tal punto, que junto a Pete Angelus formó un equipo de producción cinematográfica bautizado como The Picasso Brothers.

Así lo contaba en una entrevista con la periodista Arlett Vereecke, que publicaba POPULAR1 en Mayo de 1986: “Mi socio Pete Angelus y yo escribimos el guión y vamos a dirigirla, yo voy a ser el protagonista, estoy haciendo la banda sonora y por ello estamos en el estudio con Ted Templeman, tengo a toda la banda lista y estamos ensayando en el sótano de mi casa”.

Pete Angelus era un viejo conocido. Llevaba trabajando con VAN HALEN desde 1980 en puestos que iban desde director artístico a diseñador, pasando por director de luminotecnia en las giras. Además era el director de los videos de ‘Jump’ y ‘Hot for the teacher’, así como los dos mencionados de Dave Lee. La idea por tanto, era hacer una especie de comedia musical con Diamond Dave como protagonista, en la que él aportase su talento como músico y comediante, y Angelus su destreza como cineasta. Todo parecía ir bien, incluso se había hecho una rueda de prensa para presentar el proyecto, pero finalmente, CBS Films, que era la principal promotora del asunto echó el freno al proyecto y todo quedó en eso: un proyecto. Los 20 millones de dólares que alcanzaba el presupuesto tuvieron bastante que ver, según parece.

A la vista de los video clips, me da la impresión de que el mundo del cine no perdió nada que fuera a cambiar su rumbo. Sin embargo nosotros, el público, ganamos una de las mejores bandas de la década, ya que, como todos sabemos, el grupo que iba a grabar el disco, y las canciones que lo componían, sí salieron adelante. En principio se jugó con la idea de hacer dos álbumes por separado, uno de ellos sería este, y otro con la banda sonora, pero finalmente se resumieron en uno solo. Dave Lee Roth en Kerrang:

“Sí, la canción que iba en los créditos de apertura (el reparto, vaya) era ‘Shyboy’, lo que te dará una idea de qué clase de película iba a ser, era algo como nunca se había visto. Quisimos arrancar con la canción más desfasada que encontramos… eso es actitud!” y continúa “ luego había material de banda sonora, lo que se dice ‘música ambiente’ por ejemplo, cuando los coches están en la carretera y la música no es realmente una canción, es una especie de relleno’.

En fin, todo apunta a que el disco que finalmente se publicó, iba a ser, efectivamente, la banda sonora de ‘Crazy by the heat’ (la película) o al menos parte de ella. De hecho, escuchándolo con un poco de detenimiento, todo encaja perfectamente. Las letras, la música, o el hecho de que hay tres canciones ajenas (lo que en un disco como este, que dura media hora clavada, es un porcentaje estimable… ) hacen que esa posibilidad no sea tan descabellada.

DAVID LEE ROTH, LA BANDA.

Pero dejemos aparte las especulaciones y ciñámonos a ‘hechos probados’. Los músicos que habían participado en el maxisingle de 1985 eran tan buenos como desconocidos (al menos para mí). Eddie Martinez y Sid Mc Ginnes como guitarristas, el bajista Willie Weks y los baterías John Robinson y Sammy Figueroa hicieron un trabajo brillante, pero no servían (dicho sea con el mayor respeto) para enfrentarse en un ring con un peso pesado como era VAN HALEN. Para poder pelear en igualdad de condiciones había que montar un grupo sólido como la roca que respaldase el trabajo de Roth como frontman y que contase con la ‘bendición’ de un público que mayoritariamente vendría del rock duro.

Billy Seehan, el bajista, fue el primero en pisar la casa de Diamond Dave. Su primer contacto con Dave Lee Roth tuvo lugar en 1980, cuando VAN HALEN presentaban su álbum “Women and children first” y TALAS, la banda de Billy, abrió para ellos varios shows. Aquel era un grupo sólido pero sin suerte que seguían intentando salir adelante. Billy:

“Progresábamos en la misma dirección que todo el mundo lo hacía. Llegamos a un punto en el una gran cantidad de compañías se interesaron por nosotros, nos hicieron ofertas pero terminaron rompiendo sus promesas. Sin embargo nosotros seguíamos mejorando y trabajando. Sabíamos que no iba a ser un trabajo fácil … estaba lejos de eso. … finalmente tuve que reemplazar a dos de los chicos originales con otros chicos. La banda era buena, pero simplemente no era lo mismo, así que cuando David Lee Roth llamó, pidiendo reunirme con él, me dije: “Bueno, la única banda que lo pensaría alguna vez de dejar de TALAS es VAN HALEN, así que si David Lee Roth llama, supongo que se aproxima bastante “(risas). Estaba hecho “.

La elección del guitarrista fue casi tan directa como la había sido la del bajista. En principio se tomó como opción contratar a Steve Stevens, el guitarrista del grupo de Billy Idol , pero todo se quedó en una intención: unos dicen que no funcionó, otros que fue él quien no quiso, pero el caso es que se esa posibilidad se desestimó. Fue entonces cuando Billy Seehan tomó partido y propuso a Steve Vai, quien en aquellos momentos acompañaba a Graham Bonnet en su banda ALCATRAZZ. SU juventud y su ambición le hizo tomar la decisión de abandonar al errático ex cantante de RAINBOW a favor de un proyecto que apuntaba extremadamente alto en todos los sentidos.

Por último, como batería fue contratado Greg Bisonette, un músico profesional con cierta experiencia en el rock (estaba preparando canciones con el exKISS Vinnie Vincent en aquel momento) pero fundamentalmente metido en la escena jaz. Junto a su hermano había dado la vuelta al mundo en varias ocasiones girando con la MAYNAD FERGUSON BIG BAND. El porqué de esta elección lo aclaraba Diamond Dave a la revista Creem con su habitual sentido del humor: “supuse que si era capaz de controlar a 22 tipos sin amplificadores, seguramente podría con nosotros tres”.

EAT ‘EM AND SMILE. EL ALBUM

Con el grupo montado, dar vida a las canciones había sido algo bastante natural. No hubo complicaciones y todo se desarrolló en un ambiente que contrastaba con el que había estado presente en los VAN HALEN del pasado más reciente, lo cual facilitó toda la labor.

La banda se juntaba en la nueva casa de Dave, en Pasadena, y trabajaba sobre las ideas que aportaba Steve Vai, quien fue el principal activo a la hora de escribir. Hubo otros músicos y compositores que colaboraron en el trabajo, pero, o bien se descartaron sus aportaciones o no fueron acreditados por la razón que fuese. Digo esto porque en algunas entrevistas, Dave Lee cita a Steve Stevens (ya hemos hablado de él) y Michael Walden como alguno de los compositores. También hubo un tema firmado por Billy Seehan (aunque con arreglos de DLR) que eral “Shyboy”, el que se suponía que iba a servir como cabecera para la película y que pertenecía a TALAS. El resto de material viene firmado en su totalidad por Vai y Roth.

Todas las cacniones caminan entre lo intenso y lo glamuroso, con un sonido comercial, pero con mucha clase, grcias sobre todo a unos los arreglos que lo alejan de la estructura de riff facilote, es decir: lo puede disfrutar desde el fan más indocumentado, al tipo que está en quinto de carrera musical, porque el nivel es estratosférico.

Creo que no mentiré si digo que la mayoría de nosotros quedamos boquiabiertos con ‘Yankee rose’ el inmortal tema que abre el disco, y cuya intro, consistente en una conversación entre Diamond Dave y la guitarra de Steve Vai, anunciaba que aquellos surcos estaban llenos de cosas muy grandes. La referencia inevitable era la de VAN HALEN, de hecho hay canciones que suenan más al grupo que el propio grupo en aquellos momentos, pero sin caer en el simplismo, era fácil adivinar que la variedad era santo y seña en aquella colección de temas. No había estilo ni escena que se resistiese a una banda que salía triunfante de cada charco que pisaba. Lo mismo se defendían con el sonido big band de ‘That’s life’, que con el hard rock más afilado de ‘Shyboy’ o ‘Elephant gun’. Lo mismo se lucían con los sonidos calientes, orientados a los clubs, caso de ‘Big Trouble’ o ‘Lady’s nite in Buffalo’ que hacían canciones dignas del mayor estadio, como ‘Going crazy’ o ‘Bump and Grind’ , cancionesen la tradición del VAN HALEN más clásico.

Si decíamos que escribir las canciones no trajo excesivas dificultades, un poco más complicado lo tuvieron a la hora de grabar. El productor fue Ted Templeman, viejo conocido de Dave Lee Roth (mayormente por haber estampado su firma en todos los discos de VAN HALEN), quien quiso seguir la línea de producción que poco tiempo atrás había utilizado en “Done with Mirrors” de AEROSMITH, es decir, utilizar varios estudios (que además coincidieron en ambos casos) : los Power Station en Nueva York y los Fantasy Studios en Berkeley, California. El porqué utilizaron dos estudios diferentes, o qué se grabó en cada uno de ellos es algo que ignoro. Lo que sí tengo claro, es que los resultados no pudieron ser más positivos.

‘Eat ‘em and smile’ es un disco compacto, intenso y limpio. Cada cosa está en su sitio y los niveles se mantienen en perfecto equilibrio, sin que voz o guitarra maten la base rítmica. Es de destacar también lo bien que ha resistido el paso del tiempo: puedes ponerlo hoy mismo sin temor a que ecos, reverbs o cajas de ritmos te destrocen lo nervios. El trabajo de Templeman, al menos aquí, es bastante conservador y básico, lo cual supongo que ayudó a que no se pudriese, como ocurre con tantos trabajos de aquella época, que a día de hoy hace daño escuchar.

La gira promocional se empezó el 17 de Agosto de 1986 (los ensayos comenzaban tan solo tres días antes con Bret Tuggle como nuevo teclista de apoyo) y se alargaron hasta Febrero de 1987. No fue una gira mundial como se anunciaba, ya que la banda no salió de Estados Unidos, pero sí fue cierto que los conciertos en su mayoría, colgaron el cartel de ‘no hay entradas’. Supongo que para empezar, no está nada mal…

La expectación iba en dos sentidos: por un lado estaba quien quería ver sobre las tablas a aquellos espectaculares músicos tocando sus canciones, y como no, no faltaba quien quería comprobar como sonaban las canciones de VAN HALEN, interpretadas por su cantante original, pero tocadas por otros músicos. Estaba claro que sonarían varias canciones de VAN HALEN cada noche, pero a decir verdad , Dave Lee explotó lo justo su pasado en VAN HALEN: ni más de lo necesario ni menos de lo que la gente esperaba. ‘Panama’, ‘Jump’ o ‘Everybody wants some’ salpicaban un setlist que incluía siete de las diez canciones del disco, y de las tres que no tocaban, dos eran versiones… en fin, si eso no es tener fe en su disco, yo no se como llamarlo.

SONRISA BIZARRA.

No puedo terminar sin hacer mención a la edición que se hizo del disco cantada en español, con unos resultados manifiestamente mejorables. Digamos que era algo parecido a lo que BARON ROJO hicieron cuando grabaron ‘Volumen Brutal’ en inglés, mal que nos pese. Lo cierto es que mi copia en vinilo es precisamente la de ‘Sonrisa Salvaje’ que sí, tiene gracia los cinco primeros minutos, pero a partir de ahí resulta totalmente antinatural, como es lógico.

Bien, la carrera en solitario de DLR aun daría algunos buenos momentos, pero su suerte fue muy parecida a la de VAN HALEN que al igual que su cantante original publicaban discos que sin ser en absoluto malos, si que estaban huérfanos de aquella chispa y aquella vitalidad que brotaba de cada surco de trabajos como ‘Women and Children first’ o ‘Van Halen’. Supongo que hay gente destinada a seguir juntos odiándose hasta el último día de su vida… ‘That’s Life’.

Miguel. Asturias.

 

DOSIER DAVE LEE ROTH

Recopilación de artículos, reseñas y entrevistas publicados en la prensa musical de varios países, en relación con el álbum ‘Eat ‘em and smile’. Para conseguirlo debes escribir un post comentando tu parecer sobre el disco, el grupo en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre y cuando guarde relación con la banda . Recibirás a vuelta de correo un enlace para descargar el dosier.
En fin, si tienes material que no aparezca aquí y quieres colaborar en mejorar el dosier, por favor escribe a miangarri@gmail.com

– Entrevista en SPIN MAGAZINE nº 4 publicada en Abril de 1986.

– Entrevista en Circus Magazine Septiembre 1986. Cinco páginas en inglés.

-Reportaje en CIRCUS MAGAZINE en Febrero de 1986. Dos páginas en inglés.

-Entrevista publicada en POPULAR1 nº 155, en Mayo de 1986, Primera Parte, cuatro páginas en español.

-Entrevista publicada en POPULAR1 nº 156, en Junio de 1986. Segunda Parte, cuatro páginas en español.

-Reseña publicada en POPULAR1 nº 160, en Octubre de 1986. Dos páginas en español.

-Reseña publicada en KERRANG 124 , en Julio de 1986. Dos páginas en inglés.

-Entrevista publicada en KERRANG 125, en Julio de 1986. Cinco páginas en inglés.

-Reportaje publicado en ENFER MAGAZINE nº38 durante Julio de 1986. Cuatro páginas en Francés.

-Reseña y poster publicado en HEAVY ROCK Nº 37, en 1986. Cuatro páginas en español.

-Reseña disco y Poster publicado en ENFER MAGAZINE Nº 40, en Octubre de 1986. Tres páginas en francés.