CRONOLOGIA

..:BANZAI: “Banzai”::.

– Introducción     -Voy a tu ciudad    -Funciona legal    – Siempre quiers más    – Tu real Salvador    – Rock duro      – Héroes     – No te enganches      – Amigo     – Coche rápido en la noche.

Salvador Domínguez: Guitarra    Valentín del Moral “Chino”: Voz     Tibu: Bajo   Snoopy: Teclado     Larry Martín: ·Batería.

 

Me gustaría hacer constar mi agradecimiento a Snoopy, teclista de esta formación del grupo por su amabilidad a la hora de ceder las fotografías. Puedes visitar la página de su grupo en : TEBAS

Hace algunos meses, el regreso de BANZAI se ha materializado en forma de un disco y video en directo publicado por Leyenda Records bajo el título “En vivo y potente”. Todo trascurrió de una forma un tanto accidentada y la reunión a punto estuvo de no tener lugar,  pero finalmente el respeto por el público pesó más en la balanza y todo sigue adelante, quizá no en las condiciones más deseables, pero sigue. Creo que este es un buen momento para completar la historia del grupo, yendo desde su nacimiento hasta la grabación de su segundo álbum, “Duro y potente”. ¿Que tal si retrocedemos hasta el punto ‘cero’?

Muy posiblemente, podemos hablar de BANZAI como de la parada de mayor éxito en la carrera de Salvador Domínguez. No fue el principio ni el final, pero sí la que más reconocimiento entre el público le reportó a él y a todos los que le acompañaron en aquella aventura.

Antes de eso, nombres como BANANA, CEREBRUM, CANARIOS, BLUE BAR o incluso PEKENIKES gozaron del lujo de su presencia, pero el problema común a todos ellos era los prejuicios que siempre han existido en torno al rock and roll en este país. Las palabras de este músico, publicadas en Popular1 en 1977, resultaron proféticas y siguen siendo hoy tan válidas como entonces:

“… sigue siendo dificilísimo. Apenas se puede sobrevivir, pero comparada la infraestructura que ahora tenemos con la que había hace tan solo un par de años, se puede hablar de una mejora abismal, como de la noche a la mañana. No obstante nos sigue perjudicando mucho la falta de profesionalidad en muchos sentidos. Hay grupos que no se lo toman en serio, como si esto no fuera una profesión como otra cualquiera”. (Popular1 nº 53, octubre de Noviembre 1977)

Desafortunadamente, ese es el problema. La falta de profesionalidad que siempre ha lastrado el oficio en España, y que podemos justificar en base a que los que músicos no se dedican en cuerpo y alma a su carrera, porque no ven claro que puedan vivir de ella. Salvador sin embargo, no pensó así… o lo pensó y no le importó. En cualquier caso, la idea germinal de formar un grupo en una línea diferente a sus anteriores proyectos en solitario nace de un cambio, el que se produjo en España a partir de 1980. Fue entonces cuando dio la impresión (que luego se demostraría errónea) de que sus antiguas palabras quizá ya no tendrían sentido y en ese momento sí se podría vivir de la música en nuestro país de una manera desahogada. Desde hacía algún tiempo, Salvador residía en el Reino Unido donde había montado una banda llamada LEGEND, con la intención de utilizarla como puente entre Londres y Madrid, ciudad a la que regresó en busca de nuevas oportunidades. Contaba con un contrato como artista en solitario para Polydor, en base al cual propuso a la dirección española de la compañía la grabación con su banda de un álbum en directo en el mítico Marquee londinense, cuyo repertorio estaría construido con canciones de sus discos en solitario a las que se añadirían algunos temas nuevos como “Easy Straight Faced Fighter” o “Banzai”.

Con el ‘no’ por respuesta, Salvador debe decidir si regresar a Inglaterra o seguir intentando abrirse espacio en nuestro país. La llamada de Miguel Ríos para colaborar en su álbum “Rocanrol boomerang “, inclina la balanza en favor de su permanencia en España. Miguel Ríos y Salvador Domínguez habían hecho cosas juntos anteriormente, y además compartían compañía, productor y todo ese tipo de cosas que terminan dirigiendo diferentes líneas en una misma dirección. Para el citado disco, Salvador escribiría “La ciudad de Neón” y “Rocanroll bumerang” como parte de un álbum que funcionó muy bien a nivel de ventas. Un año después Miguel Rios publica “Extraños en el escaparate” con la aportación por parte de Salvador del tema “Banzai”.

El éxito de aquel disco propició uno de los mayores eventos del rock habidos y por haber en España. Bajo el nombre de “Rock & Rios”, Miguel publicó un año después un doble directo por todos conocido, en el que Salvador fue invitado a interpretar las canciones que había escrito para los discos que hemos citado. Poco podíamos sospechar quienes vimos en la televisión aquel concierto que mientras esto ocurría, nuestro protagonista ya estaba completamente centrado en sacar su proyecto adelante. Olvidada su banda inglesa, el guitarrista se había puesto manos a la obra para reclutar una serie de músicos españoles que le acompañasen en su nueva andadura.

Enrique Ballesteros, y ‘Jimmy ‘Reitz serían los primeros en unirse al proyecto. Ballesteros, sentado tras la batería, era un viejo conocido de Salvador, por haber compartido ilusiones en BLUE BAR. Ya en aquel lejano 1982, su currículo tenía un gran peso en la escena rockera española y remitía a nombres como CRATER o ETC. Jimmy era un vocalista de origen alemán con una gran presencia a quien no le faltaba experiencia en el terreno del espectáculo, aunque no precisamente dentro del mundo del rock. La formación se completaba con el bajista ‘Joe’ Morales, que había formado en EVA ROCK y MAD, (aquí junto a Juan Márquez de COZ ) además del teclista Juan Carlos Redondo, conocido como Snoopy, que acompañaba a Ballesteros en ETCETERA.

Corría la primavera de 1982, cuando a través de Vicente Romero, la banda consigue llamar la atención de Hispavox, compañía española que tenía las licencias de edición para España de las todopoderosas CBS y WEA-Atlantic. Sin embargo hay una disparidad en los criterios de la banda que exige una refundación, la cual tendría lugar poco antes de que grabaran su primera demo en los estudios de la compañía. Para entonces, Jimmy ya no estaba en el grupo. Valentín del Moral, más conocido como El Chino, ocupaba su puesto. La última parada del cantante había sido en ETC junto a Ballesteros, quien le avaló para BANZAI. De igual manera, Carlos Vázquez, alias Tibu, ocupaba el puesto de bajista. Tibu también era un viejo conocido de Ballesteros, aunque no por haber sido parte de ETC, si no de CRATER.

Esta formación se estrena en el mes de Septiembre de 1982, aunque no tardaría mucho tiempo en sufrir otra baja, la de Ballesteros, que deja paso a Larry Martín, del grupo GUADALQUIVIR. Este era (todos lo sabían) un reemplazo temporal, que únicamente ayudaría a la banda a salir del paso en un momento delicado, ya que un par de meses después, en Diciembre de 1982, entrarían en el estudio para registrar su debut en vinilo. El papel que desempeñaron ambos baterías (cada uno de ellos por distinto motivo) en  la creación del álbum, fue fundamental. Quienes vemos a los grupos desde fuera, solemos infravalorar el trabajo del batería. Nos quedarnos deslumbrados por la voz del cantante o la destreza del guitarrista y en pocas ocasiones destacamos el talento de quien se sienta al fondo del escenario. Esta es sin duda una de esas ocasiones. Snoopy, teclista del grupo comenta en su página web:

“…el verdadero responsable de ese sonido (refiriéndose al del primer álbum de BANZAI) fue Enrique Ballesteros, cosa que creí que para todo el mundo era evidente. Enrique no solo es un gran batería, sino que además toca muy bien el piano y la guitarra, suele hacer muy buenas composiciones y tiene siempre unas ideas geniales para los arreglos. Al menos yo, en todos los grupos en los que hemos coincidido, siempre he trabajado los arreglos de teclados con él y siempre se le han ocurrido a él las mejores ideas.”

Ballesteros hizo un trabajo de base tan brillante, que Larry, el recién legado, hizo lo imposible por conservar. Es decir, en vez de llevar su propio estilo a las canciones del grupo,  copió cada golpe, cada corte y cada cierre que Enrique  había dejado grabado en las demos haciendo una clonación que a buen seguro le obligó a invertir muchísimo más tiempo del que hubiese empleado partiendo de cero.

Durante los meses de Diciembre del 82 y Enero del 83, Salvador, Tibu, Chino, Snoopy y Larry Martín, trabajan a contra reloj para poner en la calle su debut discográfico. “Banzai” fue una bomba en su día, y aun hoy muchos lo consideran su mejor disco. Lo cierto es que era un trabajo que en lo musical no ocultaba las referencias del hard rock clásico, especialmente influido por UFO, y a nivel de textos no podía estar más en sintonía con la época en la que se publicó. Firmados por Salvador, Chino, el poeta gallego Xaime Nogerol, y la chilena Paula Narea (que había puesto la voz en la banda en solitario de Salvador) eran unas letras que hablaban de marginalidad, drogas, delincuencia y rock and roll. “Coche rápido en la noche”, “No te enganches” o “Amigo” reflejaban bien a las claras la situación de un importante sector de la juventud en aquel lejano 1983, año en el que se estrenó “El pico”. Era la España post-Naranjito que quería y no podía, con un pie en Europa y otro en la OTAN y que aun tenía por definir qué camino seguiría. En esta incertidumbre, muchos de aquellos adolescentes cayeron en un pozo del que solo salieron con los pies por delante, y BANZAI se preocuparon por reflejar todo aquello en sus textos… o al menos en parte de ellos. El otro leitmotiv de sus letras era el rock and roll y todo lo que giraba a su alrededor. Desde la vida en la carretera al concepto de rock and roll como vía de escape a lo cotidiano, la música en sí misma centraba buena parte de las letras del grupo.

El sonido del álbum era más que correcto teniendo en cuenta la media comparativa. Fue producido por el propio grupo, y como ingeniero de sonido firmaba un tal Tito, que trabajaba para Hispavox. Lo cierto es que con BANZAI hizo un gran trabajo, limpio y compacto habida cuenta de las limitaciones técnicas y presupuestarias que laos grupos de rock tenían en aquel entonces.

Con el disco en las tiendas, tocaba entonces hacer cierto lo que decían en su canción “Voy a tu ciudad” . Había que presentar aquel trabajo a lo largo y ancho de España y fue en ese momento cuando empezaron los problemas. El Chino, uno de los pilares de la banda, parecía sufrir miedo escénico y sobre las tablas se veía incapaz de mantener el buen nivel alcanzado en el estudio. Al principio de manera esporádica, pero aumentando gradualmente, cada concierto dejaba una mala sensación de puertas afuera. Dentro era aun peor. De hecho, solo Salvador apostó por él en una ocasión, tras un importante show que fue televisado, en que el resto del grupo se plantó obligando al guitarrista a escoger entre ellos o él.

El tiempo se encargó de demostrar que aquel había sido un parche mal puesto. Nada cambió en los meses siguientes, lo que provocó la apertura de diferentes frentes en las filas de BANZAI. Por un lado estaban Tibu y Salvador luchando para que el grupo no se hundiese, y por otro Larry, Chino y Snoopy, cada uno de los cuales, por diferentes razones, tenían sus intereses enfocados a otros puntos. El remedio, por una vez, llegó casi tan rápido como había aparecido el dilema.

La banda catalana TIGRES DE METAL actuaba en Madrid en la primavera de 1983, un show al que acudieron Salvador Domínguez y Tibu. Apenas el grupo pisaba el escenario, ambos vieron personalizarse en su cantante, José Antonio Manzano, la solución a sus problemas. No solo era la calidad de su voz, sino también la energía y entrega que demostraba, lo que ellos echaban en falta para su banda. Así pues, a través de Joan Singla, por entonces redactor de POPULAR1, ambas partes se pusieron en contacto y tras algunas conversaciones se alcanzó un acuerdo: José Antonio Manzano iba a unirse al grupo, pero con dos condiciones: la primera era que él escribiría las letras de las canciones y la segunda que David Biosca, batería de TIGRES también entraba en BANZAI.

El primer punto no ofrecía mayor problema. Las letras del primer disco, escritas por el poeta gallego Xaime Nogerol, ponían a BANZAI en un plano cercano al de ASFALTO o LEÑO, bandas todas ellas magníficas, pero cuya línea ya no casaba en 1983 y menos para un grupo de heavy metal como era BANZAI. Por entendernos, es como si BLOQUE hubiese cantado sobre watios, sangre y sudor en sus conciertos. Por lo tanto, Manzano se encargaría de escribir los textos que acompañasen a los riffs de Salvador. La segunda condición, casi fue un favor de Manzano hacia la banda, ya que Larry , como hemos dicho, había entrado a BANZAI de una forma temporal, sin contrato y sin compromiso. Él formaba parte de GUADALQUIVIR y el éxito que BANZAI consiguió con su primer disco, se convirtió en un problema para él, debido a las limitaciones que tenía a la hora de compaginar las fechas de ambos grupos.

A pesar de lo traumático que era poner en la calle a un componente del grupo, las expectativas que se abrían para BANZAI podían más en la balanza. Salvador lo contaba en la HEAVY ROCK:

“Quiero que este sea al fin mi gran grupo. He estado muchos años esperando tener una banda como esta y ahora, con José Antonio de cantante, podemos aspirar al mercado internacional, ya que él habla y canta perfectamente en inglés lo que da pie a tocar fuera de España. Ya tenemos proyectado tocar el año que viene en Reading y al siguiente en Donnigton. Es una labor de la que se encarga nuestro manager Paco Salazar.”

La presentación de aquella nueva formación tendría lugar a lo largo del verano de 1983, con especial recuerdo de la presencia del grupo en festivales míticos de nuestro país como MAZARROCK o SELVA, en Murcia y Mallorca respectivamente. Todas las previsiones se cumplieron con creces, tal como reflejaban las crónicas en prensa. HEAVY ROCK dedicaba en su número seis una amplia nota a la actuación del grupo en ambos festivales. De MAZARROCK decía: “ … la sorpresa fue maravillosa. Como ellos habían anticipado, el acople era total. Desde atrás (bajo y batería) buen soporte rítmico para los fraseos, solos y melodías de las teclas y la guitarra, con un José Antonio Manzano potente, ágil y cantando. La presencia de la banda ha crecido desmesuradamente mientras que suena con un brillo envidiable. “Banzai”, “Voy a tu ciudad”, “No te enganches”.. prácticamente todos lso temas que integran su primer LP desgranándose uno a uno”.

Su show en SELVA ROCK en las islas mallorquinas fue igualmente ponderado:

“BANZAI era un grupo realmente esperado. Salvador es un guitarrista genial, del que siempre he sido admirador. El primer LP del grupo me parece francamente bueno y por eso estaba ansioso por verlos en directo. La noticia de que habían cambiado al cantante ya al batería me alertó. Sin embargo he de reconocer que la cosa funcionó a las mil maravillas. Manzano es un gran cantante que va muy bien a la banda y David es un batería muy contundente. Los temas del disco sonaban bien, muy bien en directo y en todo momento hubo buenas vibraciones.”.

La sensación tanto desde dentro como desde fuera, era que había llegado la hora de dar vida a esos temas registrándolos en vinilo. Sin embargo, no iba a ser sin antes sufrir otro baño de realidad. En esta ocasión, el teclista Snoopy, se veía forzado a abandonar al grupo tras conseguir una plaza como teclista en una orquesta que actuaba en diversos hoteles de Suiza. Esa era la pura y dura verdad que el conocido ‘Pirata’ reflejaba en un artículo de la revista HEAVY ROCK al que titulaba “Sin dinero ya no hay rock and roll” (tomando el título de la conocida canción de CHAROL). La situación de los músicos en España era aquella y no otra: su posición en una banda de rock no generaba los suficientes beneficios para pagar las letras de su propio instrumento. Delirante pero cierto…

Asumida la situación y en formación de cuarteto, BANZAI también tuvo que aceptar que era imposible trabajar en las condiciones con las que lo había hecho para su debut. Era otra banda, otro sonido, otro concepto y naturalmente, otra historia para otro post.

Miguel. Asturias

Puedes completar el viaje – BANZAI visitando estos otros posts: