CRONOLOGIA

..:: NO PAROLE FOR ROCK ‘N’ROLL::..

– Island In The Sun* – General Hospital* – Jet To Jet** – Hiroshima Mon Amour** – Kree Nakoorie* – Incubus – Too Young To Die, Too Drunk To Live ** – Big Foot** – Starcarr Lane* – Suffer Me**

* Bonnet / Malmsteen / Waldo ** Bonnet / Malmsteen *** Malmsteen

Graham Bonnet – Voz Jimmy Waldo – Teclista Jan Uvena – Batería Yngwie Malmsteen – Guitarra Gary Shea – Bajista

Grabado en los Rockshire Studios durante el verano de 1983.

Publicado en Octubre de 1983 ( En Estados Unidos eln Enero de 1984)

Producido por: Dennis MAckaye

Ingeniero: Willy Harlan

Esta reseña se completa con un (mini) dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

“Disco de culto”: Dícese del álbum raro y poco conocido por la gran audiencia, ignorado en el momento de su edición y que con el paso del tiempo ha sido reivindicado por el público.

Si esto es así, no tengo ninguna duda: “No parole for Rock and roll” no es un disco ‘de culto’: es EL disco de culto. Porque, siendo sinceros ¿alguien se enteró de la publicación del álbum en su momento? Este que escribe por lo menos, no. En aquel lejano Octubre de 1983, bastante tenía con asimilar ‘Power & The Glory’ de SAXON, ‘Piece of Mind’ de IRON MAIDEN o ‘Metalmorfosis’ de BARON ROJO. Supongo que esta podría ser una explicación para el hecho de que semejante obra maestra quedase relegada a un segundo o tercer plano, y he podido comprobarlo buscando material para el dosier de prensa: los discos con que tuvo que lidiar “No parole for Rock’n’roll” eran capaces de tumbar cualquier expectativa, y más la de un grupo como este. ¿Por qué digo esto? Bien, no olvidemos que la carrera de Graham Bonnet había sido (y así continuó) errática e inestable. Terminó mal en RAINBOW, terminó mal con M.S.G. y el campo del heavy metal le era completamente ajeno, cosa de la que además se jactaba. ¿Qué metalhead de la época en su sano juicio iba a arriesgarse con ALCATRAZZ teniendo a SCORPIONS, JUDAS PRIEST o IRON MAIDEN publicando sus mejores discos? ¿Qué fan del hard rock de toda la vida iba a confiar en este grupo teniendo a WHITESNAKE o RAINBOW editando discos magistrales?.

Bien, pues sumémosle a esto una promoción que oscilaba entre el cero y la nada y una gira haciéndose acompañar de un grupo como GIRLSCHOOL que nada tenía en común con ellos y entenderemos porque un disco de este calibre pasó sin pena ni gloria y, finalmente, tuvo que llevar en su portada (que tampoco era espectacular) una humillante pegatina con la leyenda ‘Featuring YNGWIE MALMSTEEN’ una vez que este abandonó la banda.

MONTANDO EL GRUPO

Pero no nos adelantemos y vayamos por partes. Una vez que Graham Bonnet cesó su relación con el guitarrista alemán en el verano de 1982, su situación se vio bastante comprometida. Recordemos que todo terminó de la peor manera posible, con un espectáculo bochornoso de difícil defensa. Había que seguir adelante, pero no estaba claro porqué camino hacerlo…aun así, Bonnet pudo hacer un pequeño paréntesis que merece la pena mencionar. Se trata de su aportación al disco “The arrested”, un tributo a THE POLICE grabado por la Royal Philarmonic Orchestra en cada una de cuyas canciones participaban diferentes músicos. Todo el cotarro estaba dirigido nada menos que por Don Airey, de manera que podéis imaginar por donde van los tiros. Don Airey y Graham Bonnet  conservaban su amistad de los tiempos de RAINBOW y el cantante participó con la canción “Truth hits everybody”. Como ya he dicho, la ccnión estaba arreglada por la Royal Philarmonic, pero los interpretes (aparte de G.Bonnet) eran nada más y nada menos que Gary Moore y su banda por aquel entonces, es decir Ian Paice en la batería, Neil Murray en el bajo, Gary Moore, por supuesto, como guitarrista y Don Airey en los teclados. Solo grabaron esa canción pero creo que los personajes ‘implicados’ bien merecen unas líneas y unos minutos de nuestro tiempo para escucharla:

Todo aquello estaba muy bien, pero naturalmente, no daba para pagar las facturas, así que Graham tuvo que ‘dejarse aconsejar’ por su manager, Andy Truman.

La idea era recuperar la estela de ‘Down to Earth’ de RAINBOW, que sin duda había sido el punto más caliente de su carrera hasta entonces. Movió su base de operaciones a Los Angeles y allí entró en contacto con Jimmy Waldo Y Gary Shea. Estos eran el bajista y teclista de NEW ENGLAND, una banda de la zona de Boston cuyo sonido andaba a caballo entre el prog rock y el AOR, lo cual cubría perfectamente el capítulo melódico que su proyecto requería.

Alquilaron un pequeño garaje y comenzaron a ensayar y compartir ideas, pero sin por ello descuidar el siguiente paso que tenían que dar: encontrar un batería.

Hubo varias audiciones en este sentido, aunque banda y manager habían puesto sus deseos en Barriemore Barlow, que durante muchos años había tocado en JETHRO TULL. Me gustaría resaltar una curiosidad, y es que no tengo claro que Barriemore fuese del todo ajeno a la banda o realmente llegó a formar parte de ella (antes de grabar) porque, ¡oh casualidad! Él es quien toca la batería en el primer disco en solitario de Yngwie Malmsteen… si alguien tiene datos al respecto, me gustaría confirmarlo.

Otros candidatos a sentar el culo tras la batería fueron Bill Lordan (ROBIN TROWER), Ansley Dunbar (JOURNEY) o el malogrado Clive Burr, que poco antes había sido despedido de IRON MAIDEN , tras el tour ‘The Beast on the Road’, pero finalmente el contratado fue Jan Uvena, que tocaba para un ALICE COOPER en horas más que bajas.

Hemos dicho que la intención de aquella super-banda era recuperar el feeling de los RAINBOW de ‘Down to Earth’, y aunque contaban con una inmejorable base melódica, aquello no era suficiente. Tenía que haber un guitarrista con el espíritu siquiera cercano al hombre de negro, Ritchie Blackmore. Inicialmente se pensó en Zal Cleminson de NAZARETH para el puesto, y también se estuvo muy cerca de contratar a Laurence Juber de WINGS, pero ambos presentaban unos currículos tan brillantes como clásicos.

Andy Truman, el manager, fue quien aportó la solución trayendo a un guitarrista llamado Yngwie Malmsteen. Era joven, ambicioso y con un talento fuera de lo común. Por si eso fuera poco, tanto su técnica como incluso su aspecto, estaban clonados de Ritchie Blacmore, músico a quien Ynngwie idolatraba, así que el asunto estaba bastante claro. La cosa fue más o menos así:  Malmsteen había llegado a Los Angeles desde el norte de Europa, cansado de no encontrar allí una salida a su desbordante destreza. Después de enviar incontables demos a compañías y revistas americanas, captó la atención de Sharpnel Records, una independiente que daba sus primeros pasos y que le ofreció formar parte de STEELER, a quienes acababan de fichar.

STEELER era la banda de Ron Keel, un cantante que formaría años después la banda KEEL, apadrinada por Gene Simmons que en mitad de la década de los 80 tendría una notable repercusión en el mercado (americano especialmente). Sin embargo, en aquellos momentos acababan de quedarse sin su guitarrista Michael Dunigan, con quien habían grabado un single en Ravage Records con la canción “Cold day in hell“. Dicho tema había sido cedido por la banda para la mítica recopilación “Metal Massacre Vol1“, publicada por Brian Slagel (la que dio a conocer entre otros a RATT o METALLICA), el caso es que Truman era amigo y cliente de Slagel y fue este quien le habló de Yngwie, STEELER y todo el asunto. Truman, que no se casaba con nadie, fue directo a por Yngwie, quien tampoco destacaba por su lealtad y vio en aquella su oportunidad de subir un escalón más en su carrera. Dicho y hecho, STEELER se quedaron sin Yngwie, y ALCATRAZZ completaban su formación con el guitarrista perfecto…. O al menos eso parecía.

NO PAROLE FOR R’N’R

Una vez configurada la banda y escritas las canciones (trabajo que desarrollaron principalmente Malmsteen y Bonnet, a pesar de que el resto de músicos eran escritores profesionales) , llegó el turno de encontrar una compañía que las publicase. Rockshire fue la que consiguió la puja, en lo que demostró ser un paso en falso.

Resulta que esta era una compañía de lo más extraña. Había sido fundada por una pareja y consiguió que la multinacional M.C.A. se hiciese cargo de ella, pero nada de lo que había publicado llegó a ninguna parte, y lo más parecido al hard rock que tenía en sus archivos eran un par de trabajos en solitario de Tom Carey, el antiguo teclista de RAINBOW. Cabe pensar que era una de esas compañías que las multinacionales tienen para justificar pérdidas y aliviar su carga fiscal. Es decir, publican un disco al que no hacen la menor promoción, y como no venden las copias suficientes lo declaran como perdida y así se ahorran un montón de pasta. La banda queda destrozada de por vida, pero eso a ellos les importa bien poco…. En fin, sea como fuere, tiempo después la compañía en cuestión fue investigada por fraude fiscal y terminó quebrando, así que vaya usted a saber… el caso es que ALCATRAZZ sufrió las consecuencias de una mala gestión y una pésima promoción, a pesar del potencial que tenía el grupo.

Dennis MacKay dando explicaciones

Los estudios utilizados fueron los propios de la compañía, y el productor, Dennis Mackay no tuvo el mejor resultado, en mi humilde opinión. Mackay tenía su nombre asociado a grandes clásicos como al Dimeola o Jeff Beck y también había entrado en el terreno del hard rock de la mano de Tommy Bolin o los G-FORCE de Gary Moore. incluso firmó “Stained Class” de JUDAS PRIEST y ‘Crazy Nights’ de TYGERS OF PAN TANG, lo que hace incomprensible la escasa fortuna que tuvo en un álbum como este. Especialmente perjudicada sale la batería, con un bombo sin el menor empaque, una caja que parece de juguete y unos platos que se pierden antes de tiempo. El bajo tampoco tiene gran presencia, lo cual hace que el resultado final termine siendo bastante pobre. Si uno pensase mal, creería que el productor se vio presionado por ‘alguien’ para que voz y guitarra quedasen a millones de años luz por encima del resto, pero no vamos a ser tan suspicaces y vamos a dejarlo simplemente en que fue un trabajo mejorable. Desde luego a día de hoy no merece la pena buscar el original, habiendo sido publicada la remasterización (que además incluye unas demos) en 2011, con la que no hay comparación posible.

Bien, pues puede que la producción no fuese la mejor del mundo, pero si hablamos de las canciones, tenemos que cambiar el registro por completo. Por un lado tenemos a uno de los mejores cantantes del mundo de hard rock. Un tipo que se entregaba al máximo en cada canción y cantaba cada frase como si no fuese a haber un mañana… y por otro tenemos a un guitarrista que irrumpía en la escena como elefante en una cacharrería. Creo que hay que detenerse un minuto y poner las cosas en situación. A día de hoy (bueno, desde hace muchos años en realidad) Yngwie Malmsteen es un músico que me aburre mortalmente, como el resto de guitar héroes de la escena con excepción quizá de Joe Satriani. Nadie duda que es un virtuoso y que su técnica termina con cualquier intención de aprender a tocar la guitarra, pero resulta bastante repetitivo y cargante. En este álbum sin embargo, Yngwie no actuaba en solitario, si no que formaba parte de una banda (más o menos). Además, el género guitarrero no estaba tan explotado. Tenías a los clásicos de toda la vida: Gary Moore, Ritchie Blackmore, Michael Schenker… pero yo diría que Yngwie fue pionero en estas lides y nos deslumbró con su manera de tocar. El caso es que entre Bonnet y Malmsteen se las arreglaron para poner en circulación un disco que cubría un enorme abanico sonoro.

Pocas veces se ha combinado con tanto equilibrio y tan buen gusto el sonido barroco que llega a evocar momentos de discos como ‘Rising’ o ‘Long live rock and roll’ con el sonido más cercano a la onda estadounidense de bandas como DOKKEN, NIGHT RANGER y, si me apuran un poco, incluso VAN HALEN por momentos. En definitiva, lo que finalmente consiguieron fue lo que era en principio su intención: recuperar el sonido de RAINBOW donde Bonnet lo había dejado. A esas alturas, la banda de Ritchie Blackmore estaba situada en el corazón del rock melódico, pero uno puede pensar que de no haber entrado en el juego Joe Lynn Turner , quizá RAINBOW hubiesen publicado un disco muy parecido a este. En fin, esto no deja de ser pura especulación, pero creo que canciones como ‘Hiroshima mom amour’ , ‘Starcar lane’, ‘Suffer Lane’ o ‘Island in the sun’ hubiesen podido foormar parte de ‘Down to earth’ sin el menor problema. No digamos ya ‘Jet to jet’… supongo que a nadie s ele escapa el ‘parecido razonable’ entre el riff que da pie a esa canción y el de ‘Spotlight kid’ ¿no?. Por otro lado, la épica de ‘Kree Nakoorie’ , ‘Incubus’ o ‘Big Foot’ dejaba al grupo con los pies puestos en los viejos RAINBOW lo que convertía a ‘No parole for Rock and Roll’ en un disco que hubiese sido perfecto, de no ser , por su sonido mediocre y su promoción inexistente.

NO PAROLE, LA GIRA

Lo del sonido no tenía fácil solución pero el tema de la promoción hubiese podido arreglarse con una gira en condiciones… cosa que tampoco sucedió. Veamos, el álbum se publicó en Europa durante Octubre de 1983, es decir  meses antes de salir en Estados Unidos, (lo hizo en Enero de 1984) cosa que no tenía muchos sentido, habida cuenta que la banda estaba afincada en Los Angeles y la compañía era norteamericana.

Más sorprendente aún es que la gira empezase en Estados Unidos justo en el momento en que la publicación del álbum tuvo lugar…¡En Europa!. ALCATRAZZ daba sus primeros shows en la zona de California entre septiembre y diciembre de 1983, pero el disco no fue publicado en Estados Unidos hasta enero de 1984, y justo en ese momento, en lugar de seguir girando por Estados Unidos ¡¡ALCATRAZZ se van a Japón!!

Verdaderamente, no me parece la mejor organización posible, aunque podríamos encontrar una explicación en el hecho de que sus actuaciones en el Nakano Sun Plaza de Tokyo (el 28 y 29 de Enero) fueron grabadas y editadas en video. Resulta sorprendente, al menos para mí, que una compañía independiente publicase un disco a una banda que empezaba su carrera, y días después de poner el disco en circulación en su propio país , la banda estuviese en Japón grabando un video en directo durante dos noches… y por si eso fuera poco, también se extrajese el material sonoro para un disco en directo. El disco fue un claro intento de amortizar el vínculo entre ALCATRZZ y RAINBOW, como demuestra la espectacular edición japonesa ( publicada por Polydor) con poster, encartes y todo lujo de detalles. Eso sí, el sonido y la ejecución no están a la altura, de hecho hay varios piratas piratas de esa gira bastante mejores en ese sentido.

El resto del tour no fue menos extraño, especialmente porque las bandas a las que acompañaban muy poco tenían que ver con lo que representaba ALCATRAZZ. Una era GIRLSCHOOL, las heroínas de la N.W.O.B.H.M. que presentaban su álbum ‘Play Dirty’, otro de los que compartían cartel con ALCATRAZZ era EDDIE MONEY, un cantante cuyo estilo estaba situado entre Brian Adams y Phil Collins… pero el colmo del delirio fue cuando compartieron escenario ni más ni menos que con ¡CIRLCLE JERKS! Creo que pocas veces se ha producido un despropósito de tal magnitud. Debo decir que en mi opinión, CIRCLE JERKS es una banda más que respetable y han escrito historia, pero en el campo del hardcore, a mil millas del hard rock de Bonet y compañía… y tienen tanto que ver con ALCATRAZZ como BLACK FLAG, BAD BRAINS o MINOR TREATH.

Si las cosas vistas desde fuera no parecían ir en la mejor dirección, desde dentro eran aun peores. Un Yngwie Malmsteen ensoberbecido hasta límites inhumanos ponía cada noche la nota discordante. Estaba totalmente decidido a pisar el terreno del líder del grupo llegando a hacer solos de guitarra mientras Graham cantaba, lo cual demuestra una profesionalidad más bien deficiente. Aquellos ataques de ego fueron en aumento, y no han dejado de ir en esa dirección hasta treinta años después si se me permite decirlo, y provocaron su expulsión hasta tres veces en pocos meses, expulsión que Yngwie no pareció entender hasta que Andy Truman tomó cartas en el asunto y el guitarrista tuvo que abandonar definitivamente.

A partir de aquí la historia cambia de manera radical, Yngwie se lanzó a una carrera en solitario que le ha rportado fama y fortuna y ALCATRAZZ como grupo abandona la estela de RAINBOW tomando como seña un registro  muy diferente. Igualmente bueno, pero con muy poco que ver con el pasado. Quizá en otro momento repasemos también ese trozo de historia, pero ahora creo que voy a volver a escuchar ‘Jet to jet’ una vez mas.

Miguel. Asturias

 

 

Si te interesó este artículo puedes probar con estos también:

 

 

DOSIER ALCATRAZZ

Recopilación de artículos, reseñas y entrevistas publicados en la prensa musical de varios países, en relación con el álbum ‘No parole for rock ‘n’roll’. Para conseguirlo debes escribir un post comentando tu parecer sobre el disco, el grupo en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre y cuando guarde relación con la banda . Recibirás a vuelta de correo un enlace para descargar el dosier.Una puyita, antes de que se me olvide. léete la entrevista que aparece en HEAVY ROCK , de Noviembre de 1984, y después la de KERRANG de 1983. Esa era la ‘prensa’ que nosotros pagábamos como idiotas.
En fin, si tienes material que no aparezca aquí y quieres colaborar en mejorar el dosier, por favor escribe a miangarri@gmail.com

– Entrevista a Graham Bonnet publicada en HEAVY ROCK nº 14 publicada durante Noviembre de 1984. Dos páginas en español.

– Artículo publicado en KERRANG! nº 49 durante 1983. una página en inglés.

– Entrevista a Graham Bonnet publicada en KERRANG! nº 49 durante 1983. . Dos páginas en inglés.

-Reseña del álbum publicada en METAL ATTACK nº 6 drante Marzo de 1984. una página en francés.

-Reseña del álbum de STEELER en METAL FORCES nº 3 durante  1983. Una página en inglés.

– Entrevista a Yngwie Malmsteen publicada en METAL FORCES nº 3 durante 1984. Dos páginas en inglés.

– Entrevista a Graham Bonnet publicada en POPULAR1 nº 334, durante 2005. Cuatro páginas en español.