CRONOLOGIA

.::MICHAEL SCHENKER GROUP:”Assault attack”::.

– Assault Attack – Rock You to the Ground – Dancer – Samurai – Desert Song – Broken Promises – Searching for a Reason – Ulcer

Michael Schenker – Guitarrista Graham Bonnet – Voz Martin Birch – Productor,Ingeniero Tommy Eyre – Teclados Benedict Tobias Fenner – Ingeniero Chris Glen – Bass, Guitarrista Ted McKenna – Batería Patrick Drouget – Ingeniero

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSIER DE PRENSA, CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁ RESEÑADO AL FINAL DEL POST.

IMPORTANTE!!!!! SI TIENES MATERIAL DE PRENSA QUE NO APARECE EN LA LISTA Y CREES QUE PODRÍA SERVIR PARA MEJORAR EL DOSIER , POR FAVOR, ESCRIBE UN CORREO A miangarri@gmail.com

Assault Attack” es la materialización del conocido dicho ‘lo que pudo ser y no fue’. ¿Dónde habría llegado este grupo con alguien de la talla de Graham Bonnet? ¿De qué otros trabajos hubiésemos podido disfrutar de no haberse roto la alianza entre el cantante y Michael Schenker? Eso nunca lo sabremos ya, es más, me daré por satisfecho si cuando termine de escribir esta reseña me he aclarado y he ayudado que te aclares sobre lo que ocurrió durante el período ‘Assault Attack’… en fin, vamos a intentarlo.

El tour inglés que M.S.G. tenía programado para la presentación de su álbum en directo “One night at Budokan” fue cualquier cosa menos tranquilo. Una serie de problemas, entre los que estaban el retorno de Michael a los viejos (malos) hábitos y la presión de los managers para que se produjesen cambios en la formación, derivó en constantes discusiones que a final de verano de 1981 terminó con Cozy ‘ el indomable’ Powell, mandando al alemán a paseo. Dicen que la discusión fue de tal calibre que Schenker terminó llorando. No sé hasta qué punto será verdad, pero una cosa parece cierta: Cozy Powell fuera de sí debía acojonar bastante.

Cozy 'Don't fuck with me' Powell La relación con el batería no terminó allí, pero quedo muy deteriorada en lo personal. Peor aún fue para Paul Raymond y Gary Barden, teclista y guitarra de apoyo el primero y cantante el segundo, quienes fueron fulminantemente despedidos por los managers. El asunto parece ser que tuvo más que ver con una situación financiera que hacía necesaria la presencia de un gran nombre en el nuevo disco. Digamos que la compañía quería hacer una inversión a doble o nada y se deshizo de Raymond y Gary Barden sin que, dicho sea de paso, Schenker mostrase una gran preocupación:

Schenker para Kerrang, Agosto de 1982: “No vi que nadie le echase. Se fue tras un acuerdo. Había llegado de la nada hasta lo más alto y quizá no pudo digerirlo del todo bien, la verdad es que no lo sé, nunca lo he analizado. Sucedió y punto. Desapareció y no me preocupé de otra cosa que no fuese buscar un reemplazo”.

Se barajaron muchos nombres, entre los que estaban nada menos que los de Robert Plant o David Coverdale, y también el de Graham Bonnet. El hecho de que Cozy fuese aun parte del grupo, ayudó a inclinar la balanza del lado de Bonnet. Entre Cozy y él había una sólida amistad, forjada en el tiempo que compartieron en RAINBOW. De hecho, el cantante había llegado a decir que cuando Cozy abandonó el grupo (tras el show en el festival MONSTERS OF ROCK de 1980), la permanencia en RAINBOW era un soberano aburrimiento. Luego Cozy tocó la batería en el álbum en solitario de Bonnet (‘Line up’, publicado en Noviembre de 1981) y en resumen, habían seguido manteniendo el contacto.

El interesado, es decir Graham Bonet, había quedado muy decepcionado con el citado álbum, ya que, a pesar de que contaba con la presencia de verdaderos tótem del hard rock ( el mencionado Cozy,  Micky Moody o Jon Lord entre otros) el resultado final estaba alejado de ese campo. Así las cosas, cuando Bonnet recibió la llamada de Cozy, le pareció una buena idea , ya que, aunque no estaba seguro de querer volver a ser parte de un grupo otra vez, tenía que volver a encontrase con el rock de nuevo y esta sería una oportunidad de oro. Así las cosas el nuevo M.S.G. ocupaba un estudio en el norte de Londres. Donde también ensayaban DEF LEPPARD y MADNESS. Comenzaron tocando algunas canciones de RAINBOW que fueron suficiente para ver que aquello era pura dinamita.

La formación quedaba por lo tanto completada… al menos la que se iba a poder ver sobre las tablas. La idea era que el grupo estaría formado por el cuarteto Schenker / Powell / Bonnet /Glenn y habría dos músicos más, que permanecerían detrás del escenario, sin que nadie pudiera verlos. Uno sería Andy Nye, un joven teclista , desconocido pero extremadamente competente y el otro era Steve Casey, roadie personal de Michael, que llevaba a su lado desde que se uniese a UFO diez años antes. Casey iba a hacer las veces de guitarra rítmico como apoyo a Schenker en directo.

Sin embargo, los hechos dieron la razón a un run run que estaba en boca de todo el mundo en la escena. David Coverdale estaba reformando WHITESNAKE y Ian Paice, que entonces era el batería iba a ser reemplazado. Quedó claro entonces quien iba a ser el ‘sustituto’. Da la impresión de que Cozy estaba decidido a abandonar a Schenker desde tiempo atrás pero no quería marcharse dando un portazo, y de ahí su papel determinante a la hora de convencer a Graham Bonnet.

De nuevo había un obstáculo que superar y de nuevo la solución llegó desde dentro. Chris Glenn había formado parte de la banda de Alex Harvey antes de firmar con M.S.G. y allí había compartido la base rítmica con un tipo que respondía por Ted McKenna . La cosa no fue sencilla, por las reticencias del batería. Hubo una especie de encuentro entre Michael Schneker y Ted en un bar del West End de Londres llamado ‘Funny Farm’ y allí programaron una jam . Michael Schenker:

“Fue un trabajo muy difícil, Chris tuvo que hablarle y hablarle y hablarle hasta que al final le convenció. Es muy enérgico con la batería y muy apasionado con su tarea. Donde quiera que haya que ensayar, allí lo tienes, le gusta el trabajo.”

Tan solo hubo un problema con Andy Nye, el teclista, que no entró al estudio, siendo sustituido por Tommy Eyre, de la banda de GREG LAKE… que era donde hasta entonces estaba también Ted McKenna. Parece ser que la ‘huida’ de Ted para cubrir a Cozy Powell, precipitó la ruptura del grupo de Greg y Eyre también se inclinó por el alemán (¿habíamos hablado de lío? Por algo era!!).

PREPARANDO EL ASALTO

Bien, finalmente, la banda entró a grabar en Abril de 1982 y repartió el trabajo en dos sitios. Por una parte, trabajaron en ‘Le Chateau’ un estudio situado en Heroueville, cerca de París, donde RAINBOW habían grabado su magistral “Long live rock and roll”. Es sabido que Ritchie Blackmore es un amante de ese tipo de edificaciones, justo al contrario que Graham Bonnet, quien ya había tenido problemas durante la grabación de ‘Down to Earth’. Tanto fue así, que solo la mitad de su trabajo se registró en este estudio, teniendo que trasladarse a los Musicland Studios en Múnich para terminar su trabajo, al tiempo que el resto de la banda grababa los overdubs.

La compañía había jugado como hemos dicho, un doble o nada, y no escatimó esfuerzos para sacar el disco adelante. De hecho apostó por alguien que en mi humilde opinión, fue determinante para que ‘Assault Attack’ haya quedado en la memoria colectiva como el trabajo más redondo de Michael Schenker: nada menos que Martin Birch como productor.

Hasta entonces, nadie había hecho justicia al guitarrista alemán en ese aspecto. Es más, hubo quien arruinó literalmente alguno de sus discos, como fue el caso de, Ron Nevison, quien destrozó la segunda entrega del alemán, llegando a ‘olvidarse’ de meter en la mezcla uno de los bombos de la batería de Cozy!!. Con esos antecedentes, y la incuestionable profesionalidad de Martin Birch, no es de extrañar que el resultado fuese magistral. El acostumbrado orden y equilibrio de los viejos trabajos de Birch estaba presente aquí también, recuperando el sabor añejo del hard rock, pero trasladándolo al plano que entonces mandaba, que era el del heavy metal.

Tampoco es que fuese complicado trabajando con aquel material.La mayor virtud que tiene este disco, es que cada cierto tiempo redescubres en él, momentos que quizá en otras ocasiones habían pasado desapercibidos, pero que de pronto reverdecen la escucha del álbum. Las primeras veces que lo oyes es inevitable fijar tu atención en los temas más llamativos, y quizá por ello “Assault Attack” fue colocado en primer lugar. Hay que ponerse en situación y pensar que cuando el álbum se publicó (Octubre de 1982), el heavy metal estaba en uno de sus mejores momentos, de manera que parece lógico que la alianza entre dos clásicos del hard rock (Schenker de UFO y Bonnet de RAINBOW) se afilase y nos ofreciese su lado más agresivo en primer lugar. Dicho sea de paso, fue la única canción que sobrevivió en el repertorio a lo largo del tiempo. Dicho esto, si creías que eso iba a ser una constante, has fallado. El siguiente tema gira 180º y se coloca en una posición cercana al blues, eso sí , extremadamente heavy, con un riff cadencioso sobre el que Graham desarrolla una magistral interpretación que da pie a “Dancer”, quizá el tema más importante del álbum.

Digo esto porque fue la canción sobre la que Chrisalys, la compañía, puso todo el peso. La banda necesitaba un hit en la radio de manera inmediata, cosa que hasta entonces, y después de dos años, no habían conseguido. Esta delicia de canción salió como single adelanto en varios formatos, de 7 y 12 pulgadas, incluidos vinilos transparentes y ‘picture disc’ para coleccionistas y se pondría a la venta el 29 de Agosto, justo el día en que M.S.G. cerraba el Festival de Reading de aquel año.En la cara B se incluía “Girl from Uptown” que era un descarte del LP. Bien, “Dancer”, como decía, es una de esas canciones que te entra de frente. Un sencillo tema cercano al pop y muy pegadizo, pero que sirve como ejemplo de la impresionante capacidad de Graham Bonnet como vocalista, no solo por como desarrolla su trabajo, si no por como lo ha escrito previamente. Las voces dobladas, el estilo, la elegancia de los coros que se hace a sí mismo justifican por sí solos su presencia en este disco. Ni que decir tiene que la estructura de la canción, el cómo está escrita, cómo se desarrolla… solo está al alcance de gente como Michael Schenker. En ese mismo plano tenemos la siguiente en la lista “Samurai”, más orientada al hard rock que la anterior pero para la que servirían todos los elogios que he dedicado a aquella. Hay un momento, a la salida del último estribillo, donde enlaza con la melodía que sirve para abrir la canción, que me pone los pelos de punta cada vez que la escucho, y han sido varios miles de veces!. En mi humilde opinión dicho tema estaría entre las cinco mejores canciones que el alemán ha escrito a lo largo de su dilatada carera.

Desert Song” abre la cara B del disco. Como seguramente recordarás, esta canción generó algunos comentarios, según los cuales Michael habría plagiado a su propio hermano, Rudolf Schenker, copiandoCoast to coast’ presente en el magistral ‘Lovedrive’. “Broken Promises” es una canción en la que Chris Glenn brilla con luz propia. El espectacular trabajo del bajista, apoyado por Ted McKenna tiene aquí un momento cumbre, pero hay que decir que a lo largo de todo el disco juega un papel notable y su presencia es infinitamente superior a la que tuvo en cualquier trabajo anterior. Hemos estado hablando de esto en el post de RAINBOW y de nuevo nos encontramos con que Martin Birch, producía el trabajo enfatizando al máximo la sección rítmica, algo de lo que también se beneficiaron otros bajistas como Neil Murray y muy especialmente, Steve Harris. La brillantísima instrumental ‘Ulcer’ cierra el disco dejándote con hambre de más. Siempre he pensado que estaría bien recopilar todas las piezas instrumentales que Schenker tiene en sus discos clásicos y hacer un CD con ellas, no sé porqué nunca me he decidido… cualquier día de estos, supongo.

LA NO-GIRA.

Abril de 1982 fue la fecha en que entraron a grabar como hemos dicho antes, y Octubre el mes en que se publicó el disco. Coincidiendo con esta salida a las tiendas, había programado un pequeño tour por Japón, como preludio a la gira inglesa que tendría lugar en Noviembre. Sin embargo antes de todo ello, había un show de fecha única, que pasaba por ser una importantísima fecha dentro de la carrera del guitarrista alemán: el M.S.G. sería cabeza de cartel el 29 de Agosto, tercer día del festival de Reading.

Por alguna razón aquella se convirtió en una fecha clave, (recordemos que el adelanto del álbum salía aquel día a la venta) era un objetivo inexcusable para Michael Schenker, de tal manera que la banda preparó un repertorio y lo ensayó. Con la voluntad de hacer las cosas bien, prepararon un concierto secreto, en el que figuraban con otro nombre y al que no dieron publicidad, ya que tomaron una fecha del programa que la Universidad de Sheffield desarrollaba como parte de una serie de actividades para desempleados. Se trataba simplemente de estar todos juntos sobre las tablas y hacer funcionar las canciones.

Dicho show tuvo lugar en el Salón Phoenix, dentro de la Sheffield Polythechnic, que a su vez era parte del Campus de la Universidad de dicha ciudad. El grave error que cometió la banda en mi humilde opinión, y visto desde fuera, fue estructurar el repertorio con canciones de los viejos trabajos de Schenker. Reconozco que era lógico, ya que el show de Reading tendría lugar dos meses antes de que el nuevo álbum viese la luz y no tiene mucho sentido celebrar ese concierto tocando canciones que nadie conocía, pero por otro lado debieron tener en cuenta que, lisa y llanamente, Graham no conocía ni un solo tema aparte de lo que había escrito, y aprender diecinueve canciones en dos semanas no es para cualquiera.

Para rematar el asunto, la banda llegó allí muy temprano y Graham se reencontró con un montón de viejos conocidos que habían sido invitados personalmente al show. Basta decir que hasta sus padres iban a estar allí. El caso es que Graham se fue de copas durante toda la tarde, mientras que los roadies preparaban un montón de ‘chuletas’ con las letras de las canciones, para pegarlas sobre la parte delantera del escenario, alrededor de los monitores. El problema era que el escenario era muy bajo. Apenas levantaba un metro, así que el público estaba apoyado en los monitores, y las hojas no tardaron en desaparecer. Como decía antes, aquel concierto era una actividad para desempleados, de manera que había todo tipo de gente y condición, con variedad de gustos musicales, pero a la cuarta canción, el sector rockero se vino arriba y todas las letras de las canciones empezaron a desaparecer, con la lógica entrada en pánico de Bonnet.

Añadámosle a eso que en la presentación de los músicos no se le ocurrió otra gracia que sacar al centro del escenario a Steve Casey, el roadie que hacía de apoyo a Schenker. Se suponía que Casey, sencillamente no existía, pero lejos de eso, fue puesto por Bonnet en medio del escenario y presentado por como “el hombre que toca los solos de que el alemán no puede hacer”.

¿Alguien en sus cabales es capaz de plantearse semejante humillación pública, a alguien como Michael Schenker.? Está claro que no, pero es que la cosa no quedo ahí. Cuando llegó el momento de tocar ‘Cry For the nations’, Bonnet la presentó diciendo: “ es un montón de mierda, pero tengo que cantarla para que no me despidan” (¡!). A partir de aquí, la gente empezó a abuchear al cantante, que un arrebato se bajó la cremallera de sus pantalones y… en fin, digamos que les enseño el sitio justo por donde se los pasaba a todos ellos…

No hizo falta que Bonet cantase ‘Cry of the Nations’ ni dejase de hacerlo. Rob Coooksey, manager del grupo saltó al escenario y no dejó que Bonnet terminase el concierto, si no que lo sacó de allí a patadas y se aseguró de ponerlo en el primer avión de vuelta a Los Angeles. No está mal para un primer concierto.

Lo cierto es que se han hecho muchos comentarios al respecto de aquel ‘acontecimiento’, unas veces achacándolo a la epilepsia que padece Graham Bonnet y otras veces al consumo de vaya usted a saber qué. Bueno, Graham no era ninguna monja, nadie del grupo lo era, y quien sabe, un exceso de alcohol, nervios y un convencimiento relativo de su estatus dentro del grupo se convirtieron en una mezcla explosiva que terminó con Graham Bonnet fuera del grupo el público presente con un palmo de narices, y sobre todo una pregunta flotando en el aire: ¿qué iba a pasar ahora con el álbum?… peor aún ¿qué iba a pasar con el festival de Reading, ???.

Recordemos que el show en Reading tuvo lugar el domingo 28 de Agosto, y el concierto del que estamos hablando se celebró el jueves anterior! Bie, todos sabemos ya como se solventó el problema, pero tratemos de imaginar el estado de shock de todo el personal involucrado.

Gary Barden, hombre para todo, fue el encargado de solucionar el entuerto. Lo cierto es que no había absolutamente nadie más indicado para hacerlo, pero imagino que recibió una buena compensación. Al fin y al cabo, tuvo que tragarse su orgullo y quedar en una situación un tanto humillante, ya que admitía públicamente su condición de segundo plato. Al menos tuvo el humor de salir a escena diciendo “Surprise, surprise!!” Sea como fuere, todo el asunto no pareció afectar la actuación de la banda al menos sobre el escenario. Fuera de él, la prensa reseñó el hecho de que nadie del grupo apareció en ningún momento. Todos estuvieron medidos en las caravanas que hacían de camerinos hasta el segundo antes de subir a escena y volvieron a ellas un segundo después de terminar su actuación. Supongo que intentaban evitar preguntas incómodas…

Pocos días después, el 4 de septiembre, la banda, con Andy Nye ya en los teclados, formaba parte del Golden Summer Night Festival en Frankfurt y llegaban al acuerdo de que Gary Barden volviese ala banda. A un mes de publicarse el disco, hubo un intento de que el nuevo – viejo cantante grabase su voz sobre las pistas de Graham Bonnet. Incluso se dice que hay una versión dels ingle “Dancer” terminada, pero parece ser que el contrato firmado lo hacía imposible, así que por suerte para nosotros “Assault Attack” finalmente vio la luz en Octubre de 1982, con aquel enigmático mensaje en los créditos:
“Agradecimientos especiales a Cozy Powell por el pasado y a Gary Barden por el futuro”

En su momento nos pareció extraño, pero ahora lo entendemos todo… o casi.

Miguel.Asturias

DOSIER ‘ASSAULT ATACK’

Recopilación de artículos, reseñas y entrevistas publicados en la prensa musical de varios países, en relación con Michael Schenker y su álbum “Assault Attack” . Para conseguirlo debes escribir un post comentando tu parecer sobre el disco, el grupo en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre y cuando guarde relación con la banda . Recibirás a vuelta de correo un enlace para descargar el dosier.
Si tienes material de prensa que no aparezca aquí y quieres colaborar en mejorar el dosier, por favor escribe a miangarri@gmail.com

– Entrevista a Michael Schenker y Graham Bonnet en KERRANG nº 23 publicada en Septiembre de 1982. Cinco páginas en inglés.

– Entrevista a Gary Barden en KERRANG nº 29 publicada en Noviembre de 1982. Dos páginas en inglés.

– Artículo Paul Raymond Gary Barden en KERRANG nº 13 publicada en Abril de 1982. Dos páginas en inglés.

– Reseña single “Dancer” publicada en KERRANG nº 24 durante septiembre de 1982. Una página en inglés.

– Entrevista a Graham Bonnet en METAL FURY 07 publicada en verano de 1982. Dos páginas en inglés.

-Reseña actuación Reading publicada en POPULAR1 Espacial, siete páginas en español.

-Reseña actuación Reading publicada en KERRANG 025, dos páginas en inglés.

-Reseña álbum publicada en KERRANG 027, Octubre de 1982, una página en inglés

-Reseña álbum publicada en POPULAR1 117, Marzo de 1983, una página en español.

– etc…

Anuncios