Cronología.

 

.::: ROSE TATTOO: “Rose Tattoo”, “Assault & Battery”::.

ROSE TATOO: – Rock’n’Roll Outlaw   – Nice Boys    – The Butcher And Fast Eddy    – One Of The Boys    – Remedy    – Bad Boy For Love    – T.V.    – Stuck On You    – Tramp    – Astra Wally`                                                      Editado en Noviembre de 1978
ASSAULT & BATTERY:    – Out Of This Place    – All The Lessons    – Let It Go    – Assault & Battery    – Magnum Maid    – Rock’n’Roll Is King    – Manzil Madness    – Chinese Dunkirk    – Sidewalk Sally    – Suicide City 
 Editado en Septiembre de 1981.

Formación en ambos álbumes:
Angry Anderson: Voz.      Peter Wells: Slide Guitar y voz.    Mick Cocks: Guitarra rítmica y solista.    Geordie Leach: Bajo.       Dallas “Digger” Royall: Batería.     Grabados en ALBERT STUDIOS, Producido por Vanda & Young.

 

Hay una imagen que define este grupo a la perfección. Se trata de una instantánea en el concierto que ROSE TATTOO ofrecieron dentro del festival del Reading en 1981, en la que se puede ver a Angry Anderson, cantante de la banda, con el cuerpo cubierto de sudor y la cara de sangre, totalmente fuera de sí tras haber golpeado uno de los amplificadores con la cabeza.

Angry Anderson en Reading. 1981

Creo que esa fecha, la del Reading Festival de 1981, puede ser un buen punto de referencia a partir del cual desarrrollar un artículillo sobre ROSE TATTOO , uno de los grupos más ‘mala gente’ de la escena, o al menos eso se desprende de sus letras, su aspecto y por supuesto su música. Intentaré hacer una reseña doble, la de su legendario debut, publicado en Europa duramte 1980 (a pesar de haber sido grabado en 1978) y la del disco “Assault & Battery”, que vió la luz el año de Reading.

Al hablar de este grupo, inevitablemente surgen las comparaciones, o más  bien, las referencias. Escuchar  “Rose Tattoo“, es encararse con  una mezcla de agresividad y energía que viene a sonar como si AC/DC hubiesen grabado “Let there be rock” con Lemmy y Philty “Animal” Taylor como bajista y batería respectivamente. El caso es que esa “conexión” con AC/DC no es gratuita, y de hecho no es la única… seguramente eres más que consciente de ello, pero nunca está de más hacer un poco de historia.  Al igual que les ocurrió a Malcom Young  y  compañía con “Hgh Voltage” / “T.N.T.”, ROSE TATTOO vieron editado su debut en Europa tres años después de que saliese en su Australia natal y bajo otro título (allí se llamo “Rose Tatoo“), seguramente recordarás que AC/DC publicaron sus dos primeros trabajos en su país para después hacer una especie de selección que se publicó en el resto del planeta años después. Por seguir buscando puntos comunes entre ambas bandas, haremos un somero repaso por la  biografía de los que ahora nos ocupan… tampoco hace falta rascar demasiado la superficie… Pete Wells era el nombre de un guitarrista, especializado en el slide (ya sabes, el tubito de acero o cristal muy usual en el southern rock que se desliza por las cuerdas de la guitarra, consiguiendo un efecto muy llamativo) que se empeño en formar la banda mas guarra, cruda y arrastrada de Sidney. Para ello tuvo que abandonar BUFFALO, el grupo de hard rock donde tocaba, y reclutar gente de la escena australiana. Lo primero era contar con un cantante que tuviese un par de cojones y lo encontró en el pequeñajo skinhead (me temo que por obligación) tatuado llamado “Angry” Anderson, quien ya tenía una (mala) reputación labrada desde que en 1973 diera vida a COLOURED BALLS (luego BUSTER BROWN), donde también tocaba un batería llamado Phil Rudd , de quien seguramente habrás oído hablar.

BUSTER BROWN, aún con Phil Rudd.

Con Anderson se vinieron Dallas Royal, que había sustituido a Phil cuando este se fue a AC/DC y Mick Moods para la guitarra rítmica. El único puesto que quedaba entonces por cubrir era el de bajista, así que llamaron a Ian Rillen, de BAND OF LIGHT, pero finalmente, este no  llegó a  participar en el disco del que hablamos, al ser sustituido por Geordie Leach, otro viejo compañero de Anderson. Con esta formación ROSE TATTOO debutaron el día de año nuevo del 76, no se me ocurre mejor manera de celebrar un nuevo año, la verdad sea dicha. Ocuparon 1977 en patear culos allí donde se lo permitían (que no era en muchos sitios), y poco a poco fueron ganándose un público entre el que estaban dos personajes sin los que el rock and roll no podría llamarse así: Angus Young y Bon Scott. Estos dos caballeretes llegaron a intimar de tal manera con Angry y compañía que en más de una ocasión subieron con los TATTOO a escena, de hecho fue el mismísimo Bon Scott quien les recomendó a la oficina de Albert Prods., que llevaban todos los asuntos de AC/DC.

Su primer paso con la nueva compañía fue publicar el single “ Bad Boy For Love”, producido por Harry Vanda y George Young. El bajista, Ian Rilen, fue quien escribió la canción y sorprendentemente, tras grabarla abandonó al grupo, siendo sustituido, como hemos dicho por  Geordie Leach . Aquel tema ( con su riff inicial clavado al “She’s got balls“) fue un hit en Australia en el 77 y sirvió de pista de despegue para posteriormente grabar “Rose Tattoo“, o “R’N’R Outlaw“, como prefieras, un año después en el 78, una vez más con Albert Prods.y bajo la batuta de Harry Vanda y George Young, productores de AC/DC hasta el 79.

ROSE TATTOO en su hábitat natural.

Lo que contiene este disco a grandes rasgos y por entendernos,  son diez piezas de hard boogie-rock ideales para cualquier fiesta de moteros con ganas de bronca. La intensidad que desprende cada uno de los cortes, sea rápido (que lo son en su mayoría) o no, no da tregua en momento alguno. Solo has de pinchar el primer tema, “R’n’r outlaw“, para recibir el primer puñetazo en el bajo vientre… y a partir de aquí, un tema tras otro hasta el k.o. final …”One of the boys“,  “Bad boy for love” (en versión diferente a la del single) o la mítica “Nice boys” son pedazos de poesia callejera tan marginal como sincera. ¿De que si no, podrían hablar unos tipos que tocaban de forma habitual sobre los escenarios de todos los penales australianos? Pocas veces el aspecto de unos músicos retrató tanto su música.

 En la misma línea lírica, aunque en distinto plano musical, están “Stuck on you” o  “The butcher and fast Eddie“, la primera basada en ritmos proto-caribeños y la segunda en un rithm ‘n blues viscoso y repetitivo sobre el que Anderson cuenta una historia de pandilleros, peleas y muertos a cuchilladas. Algo así como el “Pedro Navaja” de Ruben Blades, aunque salvando las distancias.  Parece que las letras de los temas no necesitan muchas más explicaciones, y en lo que al plano musical se refiere, no se me ocurre otra definición mejor que la que daba al principio, una mezcla entre “Let there be rock“, “Raw power”, “Ace of spades” y “Rockin all over the world”, ahí tienes a “Remedy” con el cantante atragantandose en el estribillo final de la pura intensidad o la que cierra el disco, “Astra Wally“… verdaderamente, si esos temas no te hacen mover  los pies, deberías pedir consulta médica cuanto antes.

Aquel álbum, grabado en los Albert Number One Studios, les había servido para labrarse una reputación a nivel nacional que se hacía más sólida a cada concierto que daban, a pesar de estar prohibidos en los medios

Los Tats en 1981.

 públicos después de que tiempo atrás, Angry Anderson, en un arrebato espontáneo de afecto, besase al guitarrista durante un actuación televisiva en un programa llamado Countdown. Una anédota delo más trivial que les valió no pocos problemas y unos límites férreos a la hora de darse a conocer. Aun con eso, insisto, la demanda era tan fuerte, que su asalto a Europa se preparó , como ya hemos dicho, con la edición del disco que acabamos de comentar en 1980 a través de la compañía francesa Carrere.  En buena lógica, lo siguiente fue la gira, que tuvo lugar entre Abril y Agosto de 1981, en un incesante ir y venir de país en país.

Quizá lo que más sirvió a su causa fue abrir para RAINBOW durante todo el mes de Julio, al menos fueron los shows en los que más público pudo asistir a aquella descarga de adrenalina  (no puedo evitar pensar en el contraste entre  Joe Lynn Turner y Angry Anderson en el mismo escenario con minutos de diferencia…) pero los más importantes seguramente fueron los muchos que dieron como cabezas de cartel o, naturalmente, el show de Reading, inmortalizado en el imprescindible bootleg “All the lessons”.

No perdieron tiempo los responsables de la compañía, y en septiembre de 1981, apenas un mes después de la aparición del grupo en Reaing, pusieron ala venta su segundo disco “Assault & Battery”, que no hacía si no confirmar lo que se sabía. De nuevo nos encontramos ante diez latigazos de rock and roll políticamente incorrecto y no precisamente amigable. Al igual que ocurria con las del debut, las canciones de ‘Assault…’ desprenden ese feeling agresivo que te hace darte cuenta al oirlas, que quienes las interpretan son gente de esa que es mejor evitar, algo que por otra parte a ellos parecía funcionarles a la perfección, porque era ni más ni menos que lo que buscaban.

En cuanto al contenido del disco, y saltándonos las inevitables comparaciones con su anterior trabajo,  destacaría el trabajo que hacen Cocks y Wells con las guitarras, elaborado a base de riffs simplones pero con mucho gancho, que se empastan entre si dando lugar a dibujos sólidos como piedras… perdonad que me repita, pero a mi es que me recuerda horrores a lo que Angus y Malcom Young hicieron en el álbum ‘Powerage’.

Pocas bromas con estos tipos.

En fin, ‘Out of this pace’, ‘Let it go’ o ‘Sidewalk sally’ son algunos ejemplos de este tipo de canciones no excesivamente rápidas donde dan rienda suelta a sus habilidades. Todo lo contrario ocurre en ‘All the lessons’ o ‘Suicide city’, que son auténticos trallazos de velocidad desbocada que les ponen al borde del street punk. ROSE TATTO tuvieron muchos fans de la peor calaña, especialmente los skinheads (basta ver el aspecto de Anderson en la portada) y eso es perfectamente entendible escuchando canciones como estas. También sabían cómo exaltar  a su público con temas como la citada ‘Magnum Maid’ o el tema que da título al álbum, que junto a ‘Rock and roll is king’ (que versionaban GLUCIFER), forman un trío de ases en toda regla para pasarlo bien en los conciertos

Ya con su anterior disco, habían sido elegidos como la mejor banda nueva de rock duro por los lectores de una revista tan prestigiosa como era Sounds y gozaban de una gran reputación en Alemania. Ahora habían conseguido el puesto 14 en los charts punk-Oi gracias al polémico tema ‘Magnum Maid’ y alcanzaron el quinto puesto en las listas heavy metal con su single ‘Out of this place‘. Hay que reconocer que tuvieron bastante apoyo y la suerte les vino de cara, ya que el tour por Europa lo hicieron abriendo en la mayor parte de shows para nada menos que ZZTOP , pero tampoco se les puede negar que todo lo que tuvieron fue fruto de su trabajo.

De todos los que grabaron estos discos, sobrevive únicamente Angry Anderson y el bajista Geordie Leach.

Pete Willis , guitarra y findador del grupo murió en 2006, Mike Cocks  también guitarrista en 2009, y Dallas “Digger” Royal nos abandonó  en 1991. Definitivamente eran una banda de puro y simple rock and roll, en crudo y sin el menor atisbo de maquillaje. La cosa no daba para más, pero… ¿quién necesita más teniéndoles a ellos?

Miguel. Asturias

Otros comentarios que quizá te interesen:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios