Cronologia

PERFECT STRANGERS

-Knocking at Your Back Door    -Under the Gun     -Nobody’s Home    -Mean Streak     -Perfect Strangers    -A Gypsy’s Kiss    -Wasted Sunsets     -Hungry Daze

Ritchie Blackmore, guitarra. Nick Blagona, ingeniero de sonido. Roger glover, bajista. Jon Lord, teclista.  Ian Paice, Batería.   Ian GIllan, voz.  Producción, Roger Glover y DEEP PURPLE.  Grabado en Horizon Studios, Vermont.

portadas y encartes del vinilo

ESTA RESEÑA SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA DE LA ÉPOCA. LA FORMA DE CONSEGUIRLO Y SU CONTENIDO ESTÁN DESCRITOS AL FINAL DEL POST.

Llevamos algunos años asistiendo a una serie de reuniones de bandas que van de lo esperpéntico a lo brillante pasando por lo aceptable. De brillantes catalogaría las de ACCEPT o MOTLEY CRUE, cada una de las cuales ha producido material que sin tener el calado de lo que hicieron en los 80’s, sí justifican con creces su regreso a escena. Aceptables las de TWISTED SISTER o THIN LIZZY que sin haber sacado material nuevo, sí reviven sobre el escenario lo que fueron sus buenos tiempos y dejan unas buenísimas reseñas allá por donde van… y esperpénticas las de QUEEN o POLICE, en las que la motivación económica es tan descarada que pervierte el sentido mismo de lo que fueron ambos grupos y dejan los estadios llenos, pero el corazón de los fans vacio ( o al menos eso se desprende de los comentarios…) en fin, está claro que todos vuelven a escena con distintas intenciones pero con algo en común, que es el hecho de que estas bandas regresan apoyándose (unos más y otros menos) en los viejos tiempos e intentando vivir de sus logros del pasado.

No fue esto sin embargo lo que ocurrió en 1984 con una de las bandas más importantes de la historia de la música rock. El Mark II de DEEP PURPLE se reunía por primera vez desde 1973 pero, eso sí, con un álbum nuevo bajo el brazo y una inmensa gira mundial. Habían dicho por activa y por pasiva que sólo se reunirían si tenían material nuevo para publicar y no engañaron a nadie. En ese sentido, Brian May y Andy Summers deberían dejar de contar billetes durante unos momentos y mostrar un poco de respeto por sus fans.

Dicho esto, ceo que también merece ser puesto en consideración el resultado obtenido de aquella reunión. ¿Mereció la pena realmente? ¿Hubiese sido mejor que no se prolongase en el tiempo? Supongo que cada cual pensará  de una forma diferente, faltaría más, pero bueno, mi particular opinión es que, viéndolo a toro pasado, fueron demasiadas alforjas para un burro tan pequeño. La expectación de los medios para este regreso fue tal, que volcaron toda su capacidad informativa editando especiales sobre el grupo y ocupando con sus fotos la práctica totalidad de las revistas especializadas. Incluso consiguieron que quienes éramos unos niñatos que no pasábamos del “Made in Japan”  y poco más, esperásemos aquel regreso como si hubiésemos vivido el nacimiento, desarrollo y muerte del grupo desde la primera fila. Entendámonos. No quisiera restar importancia al evento, ya que la tuvo y mucha, pero no es menos cierto que el paso del tiempo no tardó en poner de manifiesto que si DEEP PURPLE venían dispuestos a ocupar el estatus de que disfrutaban en  la década anterior, se habían equivocado de largo.

No conviene olvidar tampoco los “efectos colaterales” que tenía el regreso a escena del MARK II de DEEP PURPLE. Al menos cuatro de los más grandes nombres del hard rock se veían afectados por  aquella reunión: nada menos que RAINBOW, WHITESNAKE, BLACK SABBATH y la banda del recientemente fallecido GARY MOORE tenían que replantearse el camino a seguir tras perder a alguno de sus miembros para que DEEP PURPLE resucitaran.

POPULAR1 se volcó en el asunto.

El grupo de Ritchie Blackmore fue, en buena lógica el que más acusó el golpe: directamente desapareció. El peor parado ( aparte de nosotros, el público) fue el bueno de J.L.Turner, que como una novia despechada aun sigue esperando a que Blackmore vuelva para cumplir su promesa de volver a tomar RAINBOW donde lo dejó. La idea , al parecer, era esa: grabar el álbum, hacer la gira y volver con RAINBOW una vez terminada esta, pero supongo que el Hombre de Negro tuvo que poner en una parte de la balanza los astronómicos beneficios que le reportaba tocar “Smoke on the wáter” cada noche, y en el otro un incierto futuro para un grupo cuyo último trabajao no había pasado del puesto 34 (al que bajaba desde el tercero)… en fin, son solo negocios, como suele decirse.

Otra de las bandas que se vió golpeada en su punto más débil fue BLACK SABBATH. La entrada al grupo de Ian Gillan siempre había estado rodeada de polémica, ya sea por la forma en que GILLAN (la banda) se extinguió o ya sea por lo antinatural del fichaje de Ian en sí, por lo que nadie esperaba demasiado de su estancia en la banda y a nadie sorprendió que la abandonase. Sea como fuere, el caso es que el grupo de Tony Iommi se vió en apuros (una vez más) y pasó por algunos de los peores momentos de su historia…cosa que aún empeoraría más con la ‘implicación’ de Glenn Hughes, otro miembros de la Casa Púrpura y que investigaremos en su día.

WHITESNAKE perdió a Jon Lord en la pelea. Como en el caso de BLACK SABBATH, no deja de ser cierto que nadie esperaba ya gran cosa de la estancia del mostachudo teclista al lado de David Coverdale, ya que los rumores y cruces de declaraciones en prensa no dejaban ver una situación saneada en las relaciones entre ellos. Coverdale solucionó la papeleta sustituyéndolo por Richard Bailey, yremodelando la banda una vez más con John Sykes a su derecha, camino de una gloria que seguramente nunca llegó a soñar. Por último GARY MOORE (d.e.p.) también perdía a Ian Paice tras el kit de batería. Con el álbum en directo ‘We Want Moore” se terminaba una etapa para el guitarrista irlandés, que tenía a la vuelta de la esquina sus momentos más gloriosos dentro del hard rock.

El CLUB DE ADICTOS A DEEP PURPLE conmemoraba el aniversario del regreso del MARK II en su 25º número!

Así fueron las cosas. Lo que empezó siendo un rumor que respondía más al deseo que a la realidad terminó materializándose tras interminables reuniones, desmentidos  y especulaciones: el regreso del DEEP PURLE más clásico tenía lugar aquel lejano 1984. El fallecido locutor de BBC Tommy Vance, daba la primicia en su programa “The Friday rock show” EL 27 de Abril de 1984 y poco después, entre el 10 de junio y el 26 de Agosto DEEP PURPLE estaban en los estudios The Horizons de Vermont, Estados Unidos, grabando el disco. La mezcla tuvo lugar posteriormente en Hamburgo con Nick Blagona como ingeniero y Roger Glover y la propia banda como productores. Cuentan que fue uno de los discos más caros de la historia con cifras que, entre grabación, promoción, managent y el mordisco de cada uno de los miembros del grupo, rozaron los mil millones de pesetas de la época. Si es cierto o no, creo que carece de importancia una vez que el vinilo comienza a dar vueltas y deja fluir cada una de las magistrales canciones que componen el álbum.

Supongo que los fans que esperaban un nuevo ‘Machine head‘ o ‘Fireball‘ debieron sentirse un poco decepcionados al encontrarse con un disco inmerso de lleno en el sonido hard rock más ochentero que puedas imaginar y que, al menos en mi opinión, está mucho más cerca de los RAINBOW de J.L.Turner que de cualquier obra clásica de esta mítica formación. El asunto es que todos los temas están firmados por Blackmore, Glover y Gillan, excepto uno (‘Nobody’s Home’) lo que acentúa la idea de que la mayor parte del material estaba ya escrito p or Ritchie y Roger para RAINBOW. Si añadimos a eso el hecho de que solo pasan tres meses desde el anuncio público de su reunión a la entrada al estudio del grupo, todas las dudas quedan despejadas.
Lo curioso es que RAINBOW con Turner al frente estaban metidos en una espiral de dirección descendente, lo cual no tiene continuidad en este álbum. En mi humilde opiión, el contenido de “Perefct Strangers” ha adquirido con el paso del tiempo, la categoría de ‘grandes éxitos’ ya que no es fácil encontrar en él momentos menores. Es, por entendernos, el disco que hubiesen necesitado grabar en RAINBOW después de “Straight between the eyes” ( o en lugar de “Bent out of shape” si lo prefieres.

Reproducción del cartel del concierto en BArceona. Gentileza de PASKI.

Todo aquí es calidad y talento fabricado con una ejecución impecable y un sonido soberbio, como es de esperar. Piezas tan contundente como ‘Under the gun‘, ‘Mean streak’ o ‘Nobody’s home‘ se unen perfectamente a otras más amables como los que fueron singles, ‘Perfect strangers’ o ‘Knockin at your back door’ formando una delicia de disco que cumplió un pensamiento personal que tengo sobre este grupo, y es que al menos hasta ese momento (no hablemos sobre lo posterior) todos los cambios que hubo en DEEP PURPLE (entendiendo este cambio como otro habido respecto a la última formación) han servido para dar un soplo de aire fresco que revitalizó al grupo y su sonido.

Entrada del concierto en Barcelona. Gentileza de Xavier Rulló

El álbum, editado el 2 de Noviembre salió directo al número cinco de los charts en Inglaterra, apenas un mes antes de que diese comienzo el correspondiente tour de presentación en Australia.

La gira de presentación de “Perfect Strangers” fue mastodóntica, especialmente en lo que se refiere a su parte americana, y el repertorio estuvo basado en el material de la época “Made In Japan” entreverado con canciones de su nuevo disco. España fue uno de los países europeos agraciados con la visita del grupo, si bien hubo ciertos problemas que obligaron a cancelarla para recuperarla después. Era la primera vez en la historia para la “banda madre” ya que todo el grupo había pasado por aquí en varias ocasiones pero por separado, pero nunca bajo en nombre principal.

Desafortunadamente, no puede decirse que este disco tuviese una continuidad digana de su nombre, y todo lo que editaron después, aun con el sello de calidad indisociable a este grupo quizá ha ido devaluando el mito un poco más cada vez. En cualquier caso “Perfct Strangers” es, para quienes no nos consideramos hooligans del grupo pero sí disfrutamos con su música, un disco para escuchar entre “Down to Earth” y “Mob rules” por aquello de la variedad.

DOSSIER PERFECT STRANGERS.
Setenta y dos páginas con un peso de 90 Mb. Alojado en Megaupload.

PARA CONSEGUIRLO.

Escribe un comentario compartiendo tú visión sobre DEEP PURPLE, y en concreto sobre este disco.¿Eras un fan avezado y viviste la reunión como si tus padres se hubiesen reconciliado? ¿Acababas de conocer al grupo pero sin saber por que, estabas expectante ante el acontecimiento? ¿Tu hermano mayor se pasó meses dándote la turra con aquellos carcamales mientras tú subías el volumen de “Ride the lightning” para no tener que escucharle?. Toda opinión será bienvenida y como detalle por tu esfuerzo recibirás el enlace para descargarte el dossier.

CONTENIDO:

– Entrevista JON LORD en ENFER MAGAZINE nº 18, Noviembre de 1984. Cuatro Páginas en Francés.
– Reportaje especial en HUSH MAGAZINE nº 25, Siete páginas en español.
– Apéndice de reportaje en HUSH MAGAZINE nº27, dos páginas en español.
– Entrevista en METAL ATTACK nº 14, Octubre de 1984. Siete páginas en francés.
– Reseña de disco en ENFER MAGAZINE nº19, Diciembre de 1984. UNa página en francés.
– Entrevista en POPULAR1 nº 137, Noviembre 1984, Doce páginas en español.
– POSTER nº 30 DEEP PURPLE, los padres del negocio. Biogdiscografía, 8 páginas en español
– Biodicografia conmemorativa de ROCK DE LUX, 1985. Diecisiete páginas en español.
– Artículo revista ROCK POP de México, 1984. una pagina en español.
– Encartes originales del vinilo
– Cronica concierto y entrebista lord-Glover, HEAVY ROCK nº25 Cinco páginas en español.
– Entrevista a Ritchie BLackmore pre-reunion HEAVY ROCK nº13, 3 páginas en español.
– Entrevista banda HEAVY ROCK nº 18, Cuatro páginas en español.
– Reseña álbum en POPULAR1 nº 138, Una  página en español

Anuncios

Cronología

.::BLACK SABBATH: “7th Star”::.

– In for the Kill – No Stranger to Love – Turn to Stone – Sphinx (The Guardian) – Seventh Star – Danger Zone – Heart Like a Wheel – Angry Heart – In Memory …

Tony Iommi: Guitarra, Glenn Hughes: Voz, Dave Spitz: bajo, Eric Singer: Batería, Geoff Nicholls: Teclado

Músicos Adicionales: Gordon Copley – Bajista en “No Stranger to Love

ESTE POST SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. SU CONTENIDO Y LA FORMA DE CONSEGUIRLO ESTAN DETALLADAS AL FINAL DEL ARTÍCULO.

GRACIAS A VICTOR PRAP’S POR SU AYUDA A LA HORA DE SACAR ESTE ARTÍCULO ADELANTE 😉

Comienza el “nuevo curso” para Metal80, y toca hablar de un disco tan gris en su historia como brillante en su contenido. La reseña es un resumen del capítulo correspondiente de mi libro ( Francisco Umbral dixit) “Cuatro décadas entre el cielo y el infierno” (Quarentena ediciones, 2008) y su uso obedece a que no dispongo estos días del tiempo suficiente para escribir algo nuevo y recopilar el material para el dossier. En todo caso, creo que este álbum encierra tanta historia que pasarlo por alto ha sido un error imperdonable. Supongo que sus dos principales protagonistas, Glenn Hughes y Tony Iommi también fueron conscientes de ello cuando una década después, volvieron a grabar juntos, repitiendo la experiencia en dos ocasiones, ya en el siglo XXI.

Toca trasladarse a mediados de la década de los 80’s, un tiempo confuso para una banda que ni siquiera podía ser calificada como tal en esos días, ya que si bien de cara al público no se supo de forma inmediata, la historia de BLACK SABBATH se encontraba en vía muerta desde que Gillan abandonara la banda en Marzo de 1984. El resto de miembros había decidido que lo más inteligente sería tomarse un descanso, no de la música, sino del grupo, formando diferentes bandas con la que dar salida a una creatividad que la presión de un nombre como BLACK SABBATH y todo lo inherente a él, estaba ahogando.

Bill Ward quería desarrollarse como músico, ya que daba por hecho que eso le ayudaría a su desarrollo como persona, pero no se veía capaz de hacer nada en otro grupo que no fuese BLACK SABBATH. Además, quería aprender a escribir música para plasmar sobre papel las ideas que cruzaban por su cerebro. La unión de esas dos voluntades le llevó a escribir las canciones para completar un álbum al que luego daría vida en el estudio rodeándose de amigos algún tiempo después. No fue muy diferente el caso de Geezer Butler. El bajista también utilizó aquella pausa para escribir y terminar las canciones de su proyecto, THE GEEZER BUTLER BAND, uno de los muchos intentos del bajista por sacar a la luz un material verdaderamente bueno, pero que por una u otra razón, no encajaba en BLACK SABBATH.

El señor de los riffs ilustrando HIT PARADER

Tony Iommi, el tercero en la lista, nuca había escondido su voluntad de grabar un álbum en solitario. De hecho ese proyecto se venía rumiando desde 1978, cuando Ozzy había abandonado el grupo por primera vez. Ahora su deseo se había convertido casi en una obligación. Iommi había comprado los derechos del nombre del grupo, pero junto a ellos también venían las obligaciones ya que había un contrato que cumplir con la compañía.

Para ello seguiría el método de toda la vida, empezando por encontrar personal para convertir sus ideas en sonido. Para ello, pidió ayuda a quien entonces era la persona más cercana de su entorno: su novia Lita Ford, quien disfrutaba de un discreto éxito con su grupo, gracias a álbumes como “Out for blood” (Mercury, 1983) y “Dancin’ on the Edge” (Mercury, 1984) grabados junto a diferentes músicos. Para su siguiente disco, sobre el que trabajaba en los momentos que ahora nos ocupan, la banda había vuelto a cambiar, lo que coincidió con la puesta en marcha del proyecto de Iommi , quien pidió el apoyo del bajista y el batería de la banda de su novia: Gordon Copley y Eric Mensinger.

Ambos conocían a Iommi en lo musical, ya que era el productor de las demos que Lita preparaba, pero tampoco faltó empeño por parte de los dos músicos, especialmente del batería, un fan de BLACK SABBATH desde su infancia: Para Eric, aquello significaba que el tipo de los posters que hasta hacía poco adornaban las paredes de su habitación, le pedía que tocase con él!

Todo el proceso de ensayo y composición de los temas se llevó a cabo en los Cherokee Studios de Hollywood, donde Iommi, Eric y Gordon Copley desarrollaban las ideas que su inspiración hacía brotar. Para la voz, se contó en principio con Jeff Fenholt (quien colaboraba también con Geezer Butler) como ayuda para desarrollar las melodías vocales y así hacer más sencillo el proceso de composición de las canciones. Esta formación grabó una demo que ha sido objeto de culto entre los fans. Bajo el nombre “Star of India”, contiene seis canciones completas y algunas improvisaciones.

Sin embargo, la idea de Tony Iommi no era hacer un álbum al uso, si no reunir a varias de las mejores voces del rock duro, para que cantasen en los diferentes temas. Se habló de recuperar a Ronnie Dio, y se insistió en volver a intentarlo con Robert Plant y David Coverdale, quienes como seguramente recordarás, ya habían sido tentados en al menos otro par de ocasiones. Asimismo, había dos gargantas de oro en la reserva: Rob Halford de JUDAS PRIEST y el ex DEEP PURPLE Glenn Hughes, quien también había sido considerado en los días de “Heaven and Hell”, aunque entonces se le desestimase por su condición de bajista. Precisamente fue este último quien primero acudió a la llamada. Desde que grabase el soberbio trabajo “Hughes and Trall” en 1982 e hiciese la correspondiente gira, su carrera estaba en dique seco, debido en parte a su adicción a las drogas, que se había intensificado en estos años. Esto era un serio handicap pero merecía la pena intentarlo dado el nivel que mantenía Glenn, un high-class reconocido por toda la escena del rock.

Tony y los muchachos habían conseguido escribir el material suficiente para un álbum y ya contaban con los servicios del productor Jeff Glixman. En cuanto al personal que iba a grabar las tomas definitivas que darían vida al disco, hubo ciertas variaciones con respecto a quienes se habían batido el cobre durante el proceso de creación. Eric Singer conservó su puesto tras la batería. Gordon Copley, sin embargo, fue fiel a su compromiso con Lita Ford y optó por irse con ella a Hawai, donde terminarían de escribir “The Bride Wore Black”. Una lamentable decisión teniendo en cuenta que el álbum nunca vio la luz. También se desestimó la idea original de Iommi que pasaba por llamar a varios cantantes para que colaborasen en el álbum. Cuando Glixman oyó los resultados de las dos canciones que Hughes había grabado se decidió que él haría el álbum entero, a lo que Glenn no puso la menor objeción. La vacante del bajista se resolvería gracias a la intervención de Glixmam, quien tenía el teléfono de un tipo llamado Dave Spitz a quien se conocía como “The Beast”.

BLACK SABBATH … o lo que sea

Así las cosas, llegaron los últimos días de Agosto de 1985, y el grupo abandonó los Cherokee de Hollywood para trasladarse a Atlanta, donde se pusieron manos a la obra, grabando en los Chesire Bridge Studios las canciones en las que habían estado trabajando durante aquellos meses. La transformación que los temas sufrieron con respecto a lo registrado en las maquetas fue notable en cuanto a los arreglos, aunque las bases son prácticamente las mismas. Un nuevo corte, un dibujo de guitarra, un cambio de ritmo… Pequeños detalles salpicando el conjunto aquí y allí. Sin embargo, lo que sí cambió de forma radical fueron las letras, ya que ningún material de Fenholt podía ser utilizado. Geoff Nichols fue esta vez el encargado de reescribirlas transformando títulos como “Star Of India”, “Take My Heart”, “Eye Of The Storm” , “Love On The Line” y “Chance On Love” en “Seventh Star”, “No Stranger To Love”, “Turn To Stone”, “Heart Like A Wheel” y “Danger Zone”.

A pesar de estos cambios, las melodías vocales que quedaron registradas eran prácticamente idénticas a las que Fenholt había desarrollado (algo que, por cierto, se ha encargado de reprochar en cuantas entrevistas le han hecho), sin embargo, nada de ello puede ser achacado a Hughes ya que dichas melodías también fueron escritas por Nicholls, quien se las dio a Glenn apenas se incorporó al trabajo. En realidad, Hughes no supo hasta mucho después que había habido otro cantante involucrado en la grabación. Aquello como es natural fue algo chocante para él pero la madre de todas las sorpresas llegó con el final del año, cuando Don Arden se presentó con la decisión de convertir el disco en solitario de Tony en un álbum de BLACK SABBATH. Lo último que Glenn deseaba era que su nombre estuviese impreso en los créditos de un álbum de heavy metal pero Don Arden había hablado y no había réplica posible. Iommi se había quedado sin su álbum en solitario de un segundo para el siguiente.

Sea como sea, lo único cierto y claro es que el esfuerzo llevado a cabo para sacar “Seventh star” adelante sólo puede compararse a la calidad de sus canciones. Ambos son enormes. Para empezar, Tony hace un gran trabajo como compositor, demostrando hasta que punto se equivocaban quienes veían en él a un tipo que sólo era capaz de escribir el mismo tema cien veces. Aquí firma en solitario toda la música y parte de las letras de un álbum que no se ajusta a nada de lo que hubiese compuesto hasta la fecha. No hay mucho aquí de “Masters of Reality”, “Mob Rules” o “ Born Again”, si no más bien una colección de canciones en las que prueba su versatilidad con la guitarra entrando en todo tipo de terrenos y saliendo con la cabeza bien alta de ellos. “In for the Kill” o “Turn into Stone”, por empezar de alguna forma, son dos ejemplos de como se escriben temas dinámicos, agresivos e hirientes totalmente empapados de heavy metal. El inesperado plus que le añade Glenn Hughes refuerza esa potencia con una voz en pleno estado de forma, a la que incluso se le aprecian más matices, o como mínimo unos muy diferentes de los que le conocíamos. Quizá el estar acostumbrados a oirle en una tesitura más cercana al hard rock, cuando no al funk o incluso el pop, aumentó nuestra sorpresa.

En una linea diametralmente opuesta nos topamos con dos baladas que además tienen la virtud de ser muy diferentes entre sí. Por un lado “No stranger to love” y por otro “In Memory”. La primera está claramente metida

Single editado en España

en el terreno de las “power-ballad”. Si creías que Iommi era ajeno a los sonidos comerciales, ahí está ella para demostrar que no estabas en lo cierto. La canción salió como single e incluso se hizo un video de ella, por lo que posiblemente despistó a propios y extraños al ver a Tony y sus compañeros en la MTV interpretando un tema tan alejado de lo que se esperaba de él. La segunda pieza de la que hablábamos “In memory” es igualmente una balada, pero más en la línea clásica de acústica y teclado, que le da el toque elegante al disco.

Por otra parte hay un guiño a la tradición bluesy en “Heart like a wheel”, un tema comparable a la línea que Michael Schenker seguía en “Rock you to the gound” y, como no, la ya clásica visita a paisajes épicos cercana a “Sign of the Southern Cross” o “Heaven and hell” en el tema título y su intro “Sphinx”. Sin embargo, la voz de Glenn de nuevo da una personalidad totalmente diferente de la que Ronnie Dio impregnaba con su voz a los temas que hemos citado.

Por último, el hard rock en la vieja tradición también tiene presencia, pero no te confundas. No hay nada aquí del espíritu de los setenta, si no más bien canciones en la dirección que llevaban grupos como DOKKEN o Gary Moore sin ir más lejos, totalmente metidos de lleno en los ochenta. Por lo tanto, no mentirá quien diga que el desastre que rodeó a este disco no estuvo en ningún caso directamente relacionado con los componentes del grupo, si no que venía forzado desde afuera. Si Don Arden esperaba vender millones de copias haciendo que saliese bajo la marca BLACK SABBATH en lugar de hacerlo como un álbum en solitario de Iommi, erró de largo. Si creía que con el subtítulo “Featuring Tommy Iommi” justificaba el hecho de que de todos los músicos que tocaban en el álbum solo Tony pertenecía a BLACK SABBATH, de nuevo se equivocó.

Se da un aire a Tino Casal, pero es GlennHughes.

El álbum estaba en las tiendas en Febrero de 1986. La espera desde que la entrega anterior tuviese lugar había sido larga pero había merecido la pena…Las malas noticias eran que los fans no pensaban igual, con el consiguiente bajón en las ventas, que fueron las peores de su historia. A ese problema hay que añadir otro no menos preocupante. En otras ocasiones en las que algún disco no había generado suficientes beneficios, el grupo vio compensado el problema con una asistencia a los shows entre notable y masiva. En esta ocasión sin embargo, no pudieron decir lo mismo ya que el mal recibimiento del disco, así como la incertidumbre de ver a aquellos músicos bajo el nombra de BLACK SABBATH hizo que las ventas de entradas fuesen más que escasas. Hablar de shows de BLACK SABBATH con 1.800 personas es un contradios!.

A pesar de la calidad del trabajo que Glenn había hecho en el estudio, su posición en la banda cambió radicalmente cuando llegó el tour, convirtiéndose en algo del todo antinatural. Aparte de sus problemas con las drogas, su salud se había deteriorado notablemente, había ganado mucho peso y tenía demonios internos atormentándole continuamente. Se veía forzado a interpretar un repertorio donde cada viejo clásico era un latigazo para él. Ozzy y Hughes eran amigos íntimos, y lo último que Glenn hubiese querido era sustituir a Ozzy en ningún caso. Esta presión afectaba también a sus facultades como cantante, que estaban siendo manifiestamente mejorables. Desde los primeros ensayos del tour, todos en el grupo y él en primer lugar, vieron claro que aquello no funcionaba como debiera.

Aceptemos que Hughes no estaba centrado, que las drogas le estaban dañando el cerebro, que estar sobre un escenario sin el bajo en sus manos (por primera vez en su vida) era una situación antinatural para él… Aceptemos todo eso, pero ¿y su voz?, ¿qué le había ocurrido a un cantante de su talla, que apenas unos meses atrás había hecho un soberbio trabajo en el estudio?… hay una explicación para ello.

Debemos retroceder algunos días en la historia de la banda. Justo los que nos llevan cuatro días antes del comienzo del tour, mientras aún tenían lugar los ensayos. Era una noche de tantas, en la que varios miembros del equipo estaban tomando todo lo que tenían a mano, especialmente Glenn Hughes que apenas podía mantenerse en pie. Llegó un momento en que no tenía sentido mantener al cantante allí. Un tour empezaría en breve y lo que Glenn necesitaba era descansar. John Downing, manager de producción, se encargó de que así fuera. Al parecer durante el recorrido que llevaba a la habitación de Glenn, ambos se enzarzaron en una pelea que terminó con el puño de Downing estrellándose en la cara de Glenn, a consecuencia del cual, el cantante sufrió una rotura del hueso que conforma la órbita ocular. En principio, la cosa no fue grave más allá del puñetazo en sí, es más, Glenn, con el orgullo herido, no quiso ni ponerse un trozo de hielo para bajar la hinchazón. Sin embargo con el paso de las horas, la situación se agravó, la cara del cantante se hinchó y, sin que nadie lo supiese, micro partículas óseas se alojaron en el tabique nasal de Hughes, quedando toda la parte de las cuerdas vocales llena de sangre seca. Cuando conseguía escupirla, de nuevo sangraba y una vez más aparecía el problema.

El tour había empezado, y Glenn se vio obligado a salir en los primeros conciertos con maquillaje y gafas negras para ocultar el estado de su cara. Su incómoda situación se sumaba al hecho de no poder cantar (Geof Nicholls tenía que sustituirle en ciertas ocasiones para que Glenn hiciese playback sobre su voz). Las cosas se habían puesto muy feas para la banda, cuyas reseñas en prensa eran muy malas, habiendo llegado a tener que cancelar varios shows por la pobre venta de entradas. Ni siquiera el hecho de llevar como supporters a dos bandas como ANTHRAX y W.A.S.P., cuyas carreras estaban en pleno auge, contribuyó a que la situación mejorase.

El antes y el después.

La decisión tenía que ser tomada de forma rápida y a espaldas de Glenn. Así, Dave The Beast había comentado con Iommi que conocía a un tipo sin ninguna experiencia profesional, pero que cantaba como un auténtico Dios y tenía la mejor presencia física imaginable. Su nombre era Ray Gillen y Spitz lo conocía porque lo había visto actuar en un club en la época en la que el bajista estaba con WHITE LION. Gillen había formado una banda junto a Bobby Rondinelli (bueno, en realidad había sido Rondinelli el que había montado el grupo y había escogido como cantante a Ray) y Spitz había quedado tan impactado con la voz y la presencia de aquel hombre que había ido a conocerle tras el show, pidiéndole el teléfono, por si surgía la ocasión. De esa manera y tras apenas media docena de conciertos, la etapa de BLACK SABBATH con Glenn Hughes al frente llagaba a su fin. Se abrió otra verdaderamente interesante, aunque más breve aun pero lo dejaremos para otra ocasión. Ahora, queda ponerse a escuchar aquel puñado de buenas canciones.

Miguel.Asturias.

DOSSIER DE PRENSA BLACK SABBATH.

[ A V I S O I M P O R T A N T E ]

por alguna razón que desconozco, estoy teniendo problemas a la hora de enviar correos a cuentas de HOTMAIL. En la medida d elo posible intentad dar una dirección de correo alternativa, y si no podéis y el dossier no os llega insistid en reclamarlo. Gracias

Bueno, pues si ya has pasado alguna vez por aqui sobran las explicaciones, en el caso que seas nuevo, la cosa va así: Este es una especie de dossier de prensa con páginas sueltas de diferentes revistas que en su día, hace casi treinta años dedicaron su espacio a BLACK SABBATH con motivo de la publicación de este disco o bien de las escasas actuaciones del grupo presentándolo o haciendo promoción.

Para conseguirlo, tienes que escribir un mensaje en este blog que trate sobre ese álbum, tu opinión sobre él, como lo descubriste, lo que piensas de él respecto a otros trabajos… no sé, lo que se te ocurra, que tenga que ver (insisto) con el álbum y el grupo.

CONTENIDO.

Archivo pdf de 39 páginas con un peso de 98 mb alojado en Megaupload. Cuando envíes tu mensaje a este blog, recibirás la dirección y contraseña a través del correo.
-Reportaje BLACK SABBATH publicado en HIT PARADER en 1984. Dos páginas en inglés.
-Entrevisa Glenn HUghes publicada en CHICAGO TRIBUNE en MArzo de 1986. Una página en inglés.
-Reseña del disco publicada en ENFER MAGAZINE nº 34, en Marzo de 1986. Dos páginas en francés.
-Reportaje publicado en HEAVY ROCK nº 33 en MAyo de 1986. Una página en español.
-Reseña del disco publicada en HEAVY ROCK nº 34 en Junio de 1986. Una página en español.
-Reportaje y entrevista publicado en KERRANG en Marzo de 1986. Cinco páginas en inglés.
-Noticia de la marcha de G.HUGHES. Publicado en Junio de 1986 en la revista ENFER nº37. Una página en Francés.
-Reseña del disco publicada en HARD FORCE MAGAZINE nº 02, en Enero de 1986. Una páginas en francés.
-Reportaje y entrevista publicado en METAL HAMMER Alemania en Mayo de 1986. Cuatro páginas en alemán.
-Entrevista publicada en ROCK POWER en Mayo de 1986. Una página en alemán.
-Artículo retrospectivo sobre 7th Star publicado en THIS IS ROCK nº 5 en Noviembre de 2004. Tres páginas ee español.
-Reseña retrospectiva sobre los mejores trabajos de Glenn Hughes pblicada en THIS IS RCOK nº4, Octubre de 2004. DOs páginas en español.
-Nota informativa del reemplazo de Hughes por Gillen aparecida en ENFER MAGAZINE nº 37. en Junio de 1986.
-Entrevista retrospectiva a Glenn Hughes publicada en POPULAR1 nº 348, en Octubre de 2002. Tres páginas en español.

SI TE GUSTÓ ESTE POST, PUEDES VISITAR ESTOS OTROS TAMBIÉN.

CRONOLOGIA

.::THIN LIZZY: “Thunder & Lightning”::.

Cara A: 1.Thunder and Lightning   2.This Is the One   3.The Sun Goes Down   4.The Holy War

Cara B: 1.Cold Sweat   2.Someday She Is Going to Hit Back   3.Baby Please Don’t Go   4.Bad Habits  5.Heart Attack

Phil Lynott – bajo, voz Brian Downey – batería.  Darren Wharton – teclado Scott Gorham – guitarra John Sykes – guitarra Chris Ludwinski y Andrew Warwick – Ingenieros de sonido   Bob Elsdale – Fotos Chris Tsangarides–  Productor e ingeniero Andrew Prewett – Portada

 

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA RELACIONADO CON LA BANDA, ESTE DISCO Y EL PERÍODO QUE LLEVÓ A SU SEPARACION. LA FORMA DE CONSEGUIRLO Y SU CONTENIDO, ESTÁN RESEÑADOS AL FINAL DEL TEXTO.

 

Creo que esta vez voy a ahorrarme todo lo que tenga que ver con datos técnicos, con lo que hicieron o dejaron de hacer en las giras y festivales y con toda esa serie de cosas de las que ya se habla en mil páginas, y además mucho mejor de lo que yo podría hacerlo. Reconozco que todo lo relacionado con estudios, equipos, directos, promoción etc. es algo que me puede, pero este álbum tiene un poso que invita a lanzar la mirada más allá de lo que es una simple colección de canciones, para descubrir el grito de alguien que pide ayuda. Vaya por delante que “Thunder & Lightning” me parece un magnífico trabajo que escucho con frecuencia y del que disfruto cada vez que lo hago, pero lo cierto es que a duras penas me parece un disco de THIN LIZZY.

John Sykes cuando todavía era un tigre del pantano.

Esto se debe fundamentalmente a dos razones: una es el sonido y, más importante, la sensación que deja al escucharlo. Desde sus primeros días hasta 1983, THIN LIZZY habían orbitado alrededor del hard rock, sin llegar a centrar su sonido en él. Con “Thunder & lightning” sin embargo, lo que hicieron fue mirar directamente a los ojos al heavy metal. A veces pienso que “la culpa” fue de John Sykes, pero de pronto recuerdo “Renegade”, su álbum de 1981 donde aún tocaba Snowy White, y entonces ya no lo tengo tan claro… pero vayamos poco a poco.

Esta banda, al contrario de lo que sucedía con VAN HALEN, SCORPIONS, KISS, JUDAS PRIEST y tantas otras que también venían de la década anterior, parecía encontrarse en un cruce de caminos sin saber muy bien hacia dónde tirar. Mientras los citados grupos se habían reinventado y enfilaban los ochenta con inmejorables expectativas, los irlandeses no terminaban de encontrar su sitio. Les ocurría un poco lo que a U.F.O. o BLACK SABBATH, bandas con las que compartían el hecho de haber perdido a miembros fundamentales para su sonido (Michael Schenker en el caso de U.F.O., Ozzy y Ronnie Dio en el de BLACK SABBATH ). Además estaba el asunto de las drogas, algo que a THIN LIZZY (concretamente a Lynnot y Gorham) les estaba pasando factura al mermar sus facultades físicas de una forma más que preocupante, pero eso forma parte de otra historia.

En lo estrictamente musical, el problema estribó en que ese giro hacia el heavy metal no terminó de convencer a los seguidores de toda la vida, pero tampoco sirvió al grupo para ganar legiones de nuevos supporters (como Phil llamaba a sus fans), habida cuenta de los discos de heavy metal que se publicaban en 1983. El metalhead medio, se encontraba con la disyuntiva de elegir entre “Balls To The Wall”, “Piece of Mind”, “Holy Diver”, “No Parole from Rock N’ Rol”, “Bark at the Moon”, “Pyromania” y un par de docenas de obras maestras más, y comprensiblemente, LIZZY no estaba en las primeras opciones. Los resultados comerciales por lo tanto, fueron bastante discretos para “Thunder & Lightning” y el disco, siendo un magnífico trabajo, no es el que tiene mejor recuerdo para la mayoría.

Antes mencionaba a John Sykes como responsable en parte del acercamiento al heavy metal por parte de THIN LIZZY. Supongo que ya conocerás al personaje, pero por si acaso recordemos que fue el sustituto de Snowy White quien abandonó THIN LIZZY tras la gira de “Renegade” dejando como único guitarrista a Scott Gorham. Sykes estaba por aquel entonces formando parte de TYGERS OF PAN TANG, una de los incontables bandas que bajo las siglas N.W.o.B.H.M. estaban haciendo sudar tinta a los grandes grupos británicos. La jugada de poner en nómina a un talento tan desbordante como desconocido, copiaba un poco la que Dio y Ozzy Osbourne habían trazado contratando a Vivian Campbell y Randy RhoadsJake E. Lee respectivamente. La diferencia estaba en que estos partían prácticamente de cero, es decir, daban pie a la creación del grupo, mientras que John Sykes aterrizaba en una banda de muy larga trayectoria, con once discos en su haber, y su aportación se comió literalmente al clásico.

Ensayando para su gira de 1983.

Cuesta mucho trabajo encontrar las melodías, o los fraseos de guitarras dobladas que eran seña de identidad del grupo en sus anteriores trabajos. A cambio tenemos eso sí, un auténtico aluvión de solos de guitarra que llegan a atosigar al oyente y hacen dudar de la presencia de Scott Gorham. El empaque de Brian Downey detrás de la batería, tampoco es el de anteriores entregas. Parece que viniera a cumplir sin más, entregando un trabajo demasiado plano en comparación con lo que siempre había hecho. Esto inevitablemente también resta presencia al bajo de Phil Lynnot y en consecuencia, la legendaria sección rítmica de antaño que afinaba medio tono más bajo que el resto para ser la base perfecta de las “twin guitars”, era cosa del pasado. El único que sale bien parado, aparte de John Sykes es Darren Wharton, convertido ya en miembro de pleno derecho.

En cuanto a la sensación que deja al oírlo, decir que viene apoyándose en una producción, la de Chris Tsangarides, pastosa y sin apenas brillo que por sí misma resulta melancólica, pero que lo es más aun cuando como en este caso, tiene como base a una banda, o mejor dicho un escritor, que está pasando por una etapa muy oscura en su vida, como era el caso.

Lejos quedan las melodías radiantes, en ocasiones incluso demasiado nimias, que contagiaban de buenas vibraciones: “Cowboy Song”, “The boys are back in town” o “Dancing in the moonlight” habían dejado paso a una serie de temas mucho menos amables que desprendían sensaciones muy diferentes a las de antaño. El estilo de vida de Lynnot (autor principal) había degenerado hasta un punto insostenible y a esas alturas se encontraba completamente enganchado a la heroína y abandonado por su mujer e hijas. Es cierto que su creatividad no mermó para nada, pero sí se aprecia ese cambio sustancial en la dirección de las canciones.

Nunca sabremos qué hubiese ocurrido con THIN LIZZY de no haberse separado. Todo indicaba que las cosas acabarían como lo hicieron, pero por otra parte, su nueva orientación en lo musical daba pie especular con un futuro que, podría tener mayor o menor aceptación, pero  era factible. El encaje de la banda dentro del nuevo panorama podría haber funcionado, al igual que funcionó el de unos SCORPIONS que con la nueva década abandonaron sus tintes progresivos y endurecieron sus canciones o KISS, quienes superados los primeros años de los 80’s, nos “regalaban” sus entregas más metalizadas en “Killers”, “Creatures of the night” etc ¿Por qué no habrías de funcionar los THIN LIZZY de Sykes?

En cualquier caso y especulaciones aparte, los hechos fueron muy poco románticos. La banda había contraído unas deudas inasumibles, y la única opción pasaba por hacer una gira de despedida en la que recaudar el suficiente dinero para que los miembros del grupo pudieran seguir sus respectivos caminos, libres de problemas con los bancos. Podríamos elucubrar con una posible reunión en unos años, como la que DEEP PURPLE puso de moda en el 85, pero la muerte de Lynnot cerro esa ventana… bueno, más o menos, ya sabes.

En resumen, si no conoces a THIN LIZZY vas a encontrarte con un disco muy bueno, muy intenso y muy oscuro pero que en modo alguno representa el sonido clásico de la banda y puede que no sea uno de los grandes trabajos de la banda, pero sí del heavy metal de los primeros años de la década. De eso no hay duda.

Miguel. Asturias

.::DOSSIER DE PRENSA “THUNDER & LIGHTNING”::.

Como decía al principio, se trata de una recopilación de material de prensa relacionado con THIN LIZZY y su álbum “Thunder & Lightning”, alargado hasta la desaparición del grupo. Para conseguirlo, como decía, basta con que escribas un mensaje en este blog hablando sobre la banda en general o sobre este disco en particular. Que impresión te causó cuando conociste al grupo, si pudiste verlo en directo etcétera

Recibirás el enlace y contraseña por correo una vez que hayas escrito el mensaje en este blog.

CONTENIDO:

– Reportaje biográfico y crónica de READING ’83 publicado en POPULAR1 Especial ESPA49. Trece páginas en español.

– Reportaje Reading 83 (despedida de THIN LIZZY) publicado en METAL ATTACK #1. Cinco páginas escritas en francés.

– Reportaje TYGERS OF PANG TANG publicado en POPULAR1 #115, en 1982. Dos páginas en español (más que nada como curiosidad)
– Artículo publicado en HEAVY ROCK #03, cuatro páginas escritas en español.

– Reportaje y entrevista publicados en ENFER MAGAZINE #6, cinco páginas escritas en francés.

– Artículo publicado en KERRANG #27, dos páginas escritas en inglés.

– Artículo y reseña disco publicados en KERRANG #34, cinco páginas escritas en inglés.

– Reportaje publicado en KERRANG #49, cinco páginas escritas en inglés.

– Reseña del álbum publicada en POPULAR1 #123, Septiembre de 1983. Una página en español.

.:: SI TE INTERESO ESTE ARTICULO, PUEDES ENCONTRAROTROS DE THIN LIZZY POR AQUI::.

Cronología

.::OZZY OSBOURNE: ‘Bark at the moon’::.

1. Rock n’ Roll Rebel    2. Bark At The Moon       3. You’re No Different       4. Now You See It (Now You Don’t)        5. Waiting For Darkness       6. So Tired      7. Spiders       8. Forever

Ozzy Osbourne – Voz          Tommy Aldridge – Batería       Jake E. Lee – Guitarra       Bob Daisley – Bajo       Don Airey -Teclados

 

ESTE POST SE  COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. SU CONTENIDO Y LA FORMA DE CONSEGUIRLO ESTAN DETALLADAS AL FINAL DEL ARTÍCULO.

Con este nuevo post  queda al fin saldada una cuenta pendiente, y es que hablar  sobre el heavy metal sin citar el  nombre de Ozzy Osbourne es como montar un puzle al que le faltan piezas. El caso es (creo que ya lo hemos dicho milcientas veces) , que  Ozzy no es un vocalista brillante, ni destaca por tener una imagen medianamente decente y ni siquiera ha escrito él sus canciones emblemáticas… lo que, en mi opinión, hace más inexplicable que haya alcanzado el estatus de que disfruta, ya  la vez más meritorio.  En todo caso, ahí está. Lo que tiene es suyo, me alegro por ello y me gustaría rendirle el homenaje correspondiente.

Dicho esto, no creo que venga a cuento hacer una introducción a “Bark at the moon” comentando la carrera de Ozzy desde el principio hasta este punto. Reconozco que es un recurso muy utilizado en Metal80, pero en esta ocasión no voy a hacerlo. Primero porque más o menos, todos conocemos sus pasos, y segundo porque sería adelantarse a reseñas de tres discos (los que grabó en solitario entre el 80 y el 83) absolutamente emblemáticos e imprescindibles en cualquier discografía metálica que merezca el nombre y que tarde o temprano serán parte de esta web, de modo que nos centraremos única y exclusivamente en este disco, de manera que haremos del final de su anterior disco, el principio de este.

 Toca buscar una fecha, un punto de partida para llegar aquí, de modo que retrocederemos  a las primeras semanas de 1983. Fue entonces cuando se dio por terminada una etapa marcada por los recambios temporales (dicho sea con el mayor de los respetos) en que terminaron convertidos dos guitarristas de gran talla, que no llegaron a dar ese último paso por las razones que sean. Como sabrás, estoy hablando de Bernie Tormé y Brad Gillis, dos excelentes músicos que no encajaron en el proyecto de un Ozzy que desde la muerte de Randy Rhoads estaba sumido en una deriva personal y profesional.

Bernie Tormé duró poco más de un mes en la banda. Acababa de abandonar GILLAN, y a pesar de las similitudes estructurales de ambos grupos (los dos eran el grupo en solitario de antiguos vocalistas de sendas bandas míticas del hard rock en los setenta) ahora se encontraba con algo bastante diferente a todos los niveles que no terminó de convencerle. El otro caso, el de Gillis, enraizó algo más, permaneciendo durante un año en la banda durante el cual grabó el extraño disco en directo “Speak of the devil”. Sin embargo,  seguramente no vio demasiado claro el asunto y eso le llevó a regresar a NIGHT RANGER,   su banda de toda la vida que, reconozcámoslo tuvo un plus al verse asociada a la marca Ozzy.  

Way, Ozzy, Aldridge,Gillis... y el midget! una de las formaciones más delirantes en la carrera de Ozzy.

En cuanto al resto de miembros, las cosas no fueron muy diferentes. Durante este convulso período, el bajista Rudy Sarzo y el teclista  Don Airey fueron reemplazados por  Pete Way  y Lindsay Bridgewater respectivamente. Pet Way, histórico bajista de UFO, también comenzaba una deriva personal que aun dura a día de hoy, y Lindsay B. recuperaba de manera temporal el puesto que había ocupado en la primera encarnación del Blizzard of Ozz…  ante una situación así, parece perfectamente lógico por lo tanto que Ozzy declarase en KERRANG:

“Desde la muerte de Randy he tenido muy mala suerte con los guitarristas. A menudo vienen a mí únicamente buscando fama y nombre para luego usarlo en sus respectivas carreras, pero quiero pensar que ahora estoy a punto de hacer de esto algo permanente, aunque haya días que me levante preguntándome ¿quién seguirá hoy en la banda?”

La respuesta que Ozzy buscaba la trajeron dos tipos llamados Jackey Lou Williams y Don Costa , guitarrista y bajista respectivamente. Los A. R. que trabajaban para la oficina de Ozzy fueron los encargados de llevar a cabo la búsqueda, centrándose en la Costa Oeste de Estados Unidos, quizá en un intento de repetir los resultados obtenidos con Randy Rhoads, quien procedía de la soleada California.  Ambos músicos habían crecido en San Diego y casualmente decidieron mudarse a Hollywwod casi al mismo tiempo, si bien no se conocían en absoluto.

Don Costa...tocando el bajo con un piolet de escalada! justo lo que el madman necesitaba.

Don Costa pasó por varias bandas locales en su ciudad natal, y una vez en L.A. formó parte del germen de dos grupos que en el futuro serían importantes, como GREAT WHITE y W.A.S.P., pero en ninguna de los dos llegaría a cuajar. Su innegable amor por el trabajo  le llevó entonces a dar vida a un proyecto en solitario llevó el nombre de DAMIEN. A pesar de que la banda parecía tener ciertas posibilidades, cuando llegó el momento, no dudó en responder a la llamada de la prensa donde se pedían músicos para cubrir el puesto en la banda de Ozzy. Envió una cinta y fotos a la oficina, le hicieron una audición en Dallas y consiguió el trabajo.

Lo de Jackey Williams (en adelante Jake E. Lee) tuvo que pasar por más filtros. Antes de él se estudió  la posibilidad e contratar a George Lynch de DOKKEN. Tiempo atrás, antes de que Randy Roahds entrase al grupo, Lynch había sido llamado a formar parte de la banda, pero su manager le convenció de que no lo hiciese. Ahora tenía lugar una segunda intentona que no pasó de un par de semanas, suficiente para ver que su personalidad  no encajaba.   Como segunda posibilidad estaban Jake E. Lee y Mitch ‘Perry’  Brownstein .  Ambos tuvieron su audición en los S.I.R. (Studio Instrument Rentals) de Los Ángeles, y a pesar de que Jake llegó tarde, después de plantar al chófer que había ido a buscarle, finalmente  fue quien consiguió el puesto. Su maestría en la guitarra suplía su informalidad. Como anécdota, no me resisto a decir que el otro candidato, Mitch Perry había formado parte (entre otras muchas bandas) de THE KIDZ, junto al famoso Johnny Deep, rockero de pro, antes de saltar al cine.

Portada de KERRANG anunciando la entrada de Jake E. Lee al grupo de Ozzy. Nótese la ironía del "otro anuncio" en blanco y negro

Por su parte, Jake E. Lee había empezado en el mundo de la música estudiando piano en el conservatorio San Diego College Music, donde estuvo hasta que el influjo de los riffs distorsionados ganó la partida. Su carrera como guitarrista empezó siendo muy ecléctica, incluyendo bandas  funk, country o jazz, algo que forjó un estilo lleno de recursos que utilizaría en el futuro repetidamente.  Llegado el momento y como queda dicho, abandonó San Diego para zambullirse de lleno en el hervidero de bandas en que se había convertido L.A. en los primeros ochenta. En un primer momento pasó por RATTcuando aun parecían clones de JUDAS PRIEST, pero las fricciones entre él y Steve Pearcy, fruto de que ambos buscaban ser los líderes dle grupo, hizo que abandonase en favor de ROUGH CUTT, grupo bendecido por el mismísimo Ronnie Dio, quien siempre mostró  su interés públicamente. Incluso se rumoreó que  Jake iba a unirse  a MOTLEY CRUE como apoyo a Mick Mars, pero la amenaza de este de abandonar el grupo y llevarse el nombre con él, fue suficiente para que el resto del grupo diese el tema por zanjado.

Ozzy por fin tenía su banda. Don Airey había regresado al grupo en Febrero  de 1983  y  Tomy Aldridge continuaba tras el kit de batería, de manera que tocaba seguir la secuencia lógica tocando en directo la mayor cantidad de shows posibles. Para ello, como es lógico, se programó una gira que parecía un tanto extraña, ya que, en realidad, lo que se promocionaba era “Speak of the devil”. El repertorio estaba dividido en dos mitades, la primera de las cuales repasaba temas de sus dos discos en solitario, dejando para  la recta final los viejos clásicos de BLACK SABBATH.   Seguramente, más que promocionar el doble directo, lo que se buscaba era el acople entre los músicos, tanto a nivel técnico como personal.  No se consiguió. El primero en caer, después de apenas tres meses en el grupo fue Don CostaOzzy, en medio de un tour que no estaba disfrutando, con el recuerdo de Randy y la presión de la novedosa situación, terminó un buen día a puñetazo limpio con el bajista, por razones que se desconocen. Ozzy alegaba en la prensa  que se había hartado de él por sus insaciables hábitos sexuales,  que hacían que el tipo prestase más atención a las mujeres del público que a cualquier otra cosa.  No es menos cierto que Don Costa era muy dado a las poses histriónicas, y quizá su afán de protagonismo cansó a Ozzy, pero en cualquier caso, esos eran hechos conocidos, de manera que no parece una excusa creíble.

Todo apunta a que en realidad, o bien se produjeron un cúmulo de pequeñas tonterías que acabó de la peor manera para el nuevo bajista, o el Madman se deshizo de Don Costa para volver a traer a Bob Daisley, que era el que escribía las letras de las canciones. Personalmente me inclino por la segunda opción.  El momento de entregar material para un nuevo disco se acercaba y aunque los discos de Ozzy tienen sus canciones firmadas por él (ya sabes, “All songs written by Ozzy Osbourne”) , en realidad sus aportaciones creativas oscilaban entre el cero y la nada. Esto ya ocurría en los tiempos de BLACK SABBATH, cuando era Geezer Butler quien escribía las letras, y el paso de los años no lo había cambiado.  Me imagino que en el monto total que se le entregaba al músico X al hacerle el contrato, se incluía la cesión de los royalties generados por la venta de discos… no me cabe duda que en aquellos tiempos, el negocio era redondo para OZzy!. El propio Jake E. Lee lo contaba en una entrevista a la revista “Guitar World” en 1986:

“La inmensa mayoría de la música era mía. “Rock ‘nroll Rebel”, “Bark at the moon”, “Now you see me (now you don’t)”, “Waiting for darkness”, “So Tired”… Yo tocaba para él los riffs que había escrito, y si le gustaban, entonces toda la banda se ponía manos ala obra. El caso es que cuando escribo un riff, también escribo los estribillos, el solo las estrofas y, en fín, la canción entera. Bob Daisley a veces cambiaba algo, incluso también Ozzy a veces adaptaba tal o cual trozo de canción, pero eso era todo”

Bob Daisley, la leyenda.

La única actuación que tuvo lugar con esa formación dentro de la gira “Speak of the devil“,  fue con el grupo como parte del cartel del mítico US FESTIVAL el 29 de Mayo, junto a JUDAS PRIEST, TRIUMPH, MOTLEY CRÜE o QUIET RIOT entre otros. Justo después de ese show,  la banda empezaba a escribir el material de lo que sería su próxima entrega. ¿Casualidad? Pensemos que sí.  En todo caso, lo que sí es cierto es que el disco fue escrito entre Nueva York y Londres, donde se instalaron para su posterior grabación en los históricos Ridge Farm Studios.

El hecho de que utilizasen el mismo estudio que usaran en su anterior álbum “Diary of a madman”, y de que además el personal también fuese el mismo ( Max Norman como ingeniero – productor e incluso Louis Clark con los arreglos de cuerda) da un poco que pensar. ¿Era realmente la intención de Ozzy empezar una nueva etapa?¿es tan distinto “Bark at the moon” de sus predecesores?….   cada uno de nosotros tendrá sin duda su propio criterio. El mío, por si a alguien le interesa, es que lo que salió de aquellas sesiones fue un puente entre un pasado marcado por un personalísimo sonido, y un futuro que Ozzy (o más bien su entorno) supo ver venir adelantándose a los acontecimientos.    

Encuentro mucho de sus anteriores trabajos en canciones como ‘Rock and roll Rebel’ (toda una declaración de principios y uno de los platos fuertes del álbum) o la velocísima y tenebrosa ‘Forever’ que abría la segunda cara del vinilo con una tétrica intro de Don Airey que aun le recuerdan hoy día y que podría ser una segunda parte de la que hizo para el clásico ‘Mr. Crowley’. Lo mismo cabría decir del tema que da título al disco, ‘Bark at the moon’, que es ya un  hito en la historia del rock como lo fueron ‘Crazy Train’ o ‘I don’t know‘ en su día. Eran canciones que  conservaban el ‘ataque’ del hard rock europeo con la forma de escribir americana, plagada de estribillos y riffs de los que recuerdas toda la vida.

Hay sin embargo otras canciones  que tienen un sabor bien diferente, que seguiría presente a lo largo de la discografía de Ozzy durante el resto de la década. Pondría en ese grupo, ‘Waiting for darkness’ con unos arreglos totalmente nuevos en relación a lo visto hasta entonces, la extraña ‘Spiders’ o la no menos inquietante y paranoica ‘Now you see me now you don’t’, capaz de alterar los nervios del más aguerrido  rockero. También hay un par de magníficos medio-tiempos,  ‘You’re not different’ y ‘So tired’. La primera es un más que brillante estándar de la época,  y la segunda se escapa a cualquier comparación, aunque sus partes ‘orquestadas’ traen a la memoria la mítica ‘Beth’ de KISS.

Verdaderamente, después del hachazo que supuso la muerte de Randy, y la deriva en que el madman se sumió durante los dos años siguientes, creo que sería injusto decir que (por comparación) su nueva entrega era un paso atrás. Lo que sí supuso un retroceso en la marcha del grupo, fueron una serie de decisiones no demasiado acertadas  que le llevaron a repetir situaciones esperpénticas vividas en un reciente pasado. La más notable fue  la de poner en la calle a  Tommy Aldridge.  Todos sabían que el punto fuerte de Tommy era el escenario. Allí, el batería se desenvolvía con una soltura que en el estudio no brillaba ni de lejos igual. De hecho, antes de entrar a los Ridge Farm se estuvo barajando la posibilidad de alquilar a un músico, sin que finalmente llegasen a hacerlo. Tommy grabó el álbum, y cuando llegó la hora de hacer el tour lo despidieron. Si alguien lo entiende, por favor que lo explique.

Carmine "El fugaz" Appice.

Su puesto fue cubierto por el histórico Carmine Appice, (CACTUS VANILLA FUDGE, Rod Stewart…) un nombre que era una estrella en sí mismo y que, como era previsible, no funcionó. Según parece hubo ciertos problemas  con los egos,  ya que Carmine era requerido por multitud de fans cada noche para firmar autógrafos. El batería ( o su manager)  vio una oportunidad de hacer negocio y pidió permiso para vender camisetas suyas. Sharon dio  el sí por respuesta, lo cual fue más que sorprendentemente, pero la sorpresa de verdad consisitió en que la temible manager había dado orden de que la cara de Carmine fuera recortada de sus propias camisetas!. En total, aquellas prendas consistían básicamente en un agujero con mangas.  El veterano batería pilló la indirecta y en Febrero de 1984, apenas empezado el tour estadounidense, cogió las maletas y se largó. Y… ¿quién diréis que le sustituyó para viajar por Estados Unidos? Sí, efectivamente fue Tommy Aldridge, el único que faltaba por convertirse en recambio de quita y pon como fueron Don Airey y Bob Daisley. Los viejos hábitos de cambiar al personal en el último minuto volvían  a la banda (si es que se puede decir que alguna vez se habían ido).

Danger!, Danger!, Danger!

Así y todo, la gira fue un completo éxito, alargándose desde Noviembre de 1983 hasta Agosto de 1984 de una manera prácticamente ininterrumpida por Europa, Estados Unidos y Japón, con teloneros de la talla de RATT, WAYSTED, HEAVY PETTIN’,  Y&T  o MOTLEY CRÜE, con quienes Ozzy encajó como un guante. Para la historia quedan los “acontecimientos” ocurridos  en Lakeland, Florida, que incluyeron una secuencia de anécdotas que como mínimo podríamos calificar de delirantes. Todo empezó con Ozzy robándole el bolso a una mujer en la piscina del hotel donde se encontraban. De allí sacó un vestido, que naturalmente se puso. El paso siguiente, consistió en que Ozzy, ataviado con aquella prenda femenina no dudó en esnifarse una raya de hormigas que había en la acera, ante la atóonita mirada de los miembros de MOTLEY CRÜE, que se habían creido lo más degenerado de la escena.  Sin embargo la cosa no acabó ahí. Una vez puesto de pie, con el personal de la gira mirando, y la gente del hotel intentando hacer como que aquello no ocurría, Ozzy, se pusó a mear en el suelo, para acto seguido ponerse a cuatro patas  y lamer la meada. Supongo que a aquellas alturas, los ‘espectadores’ habían alcanzado un grado de incredulidad que solo la lividez de sus caras podía reflejar, pero aquello aun  no era suficiente. Nikki Sixx, bajista de MOTLEY CRÜE, se convirtió en el objetivo de Ozzy, quien le desafió a que no sería capaz de repetir la escenita. Nikki, en un principio, pensó en dejarlo correr pero finalmente decidió aceptar el reto y también se puso a mear en el suelo con la intención de lamer sus propios fluidos… el punto final a todo el asunto lo puso de nuevo Ozzy, cuando ante su atónito público se puso a lamer la meada de Nikki mientras decía “venga yanki, supera esto!”. Ni que decir tiene que en ese instante el tema se dió por zanjado. Como Nikki relata en el libro “Los trapos sucios”:

“En ese momento supimos que, estuviéramos donde estuviéramos,  hiciéramos lo que hiciéramos, siempre habría alguien más enfermo y asqueroso que nosotros”

Sin embargo, es de justicia transcribir otra cita de ese  libro, que de alguna manera resume el enorme impacto que OZZY OSBOURNE (la banda) y “Bark at te Moon” (el disco) tuvieron en la escena musical de aquella época. Quienes veíamos todo aquello desde afuera no supimos apreciarlo, como es lógico, pero el agradecido comentario de Nikki Sixx define bastante bien quien era Ozzy en 1984:

“Si la actuación en US FESTIVAL fue la chispa qeu iluminó lo que podíamos llegar a ser (MOTLEY CRÜE), la gira con OZzy fue la cerilla que prendió fuego al grupo. Sin ella, probablemente habríamos acabado siendo uno de esos grupos de L.A., como LONDON, estrellas que nunca acabaron de brillar”.

Creo que está bastante claro ¿no?… en fin, solo resta decir que durante la gira de “Bark at the Moon”OZZY OSBOURNE fue parte de los más renombrados festivales de Heavy Metal, especialmente en Europa, donde participó en el DORTMUND FEST, el MONSTERS OF ROCK de Donnington o el BREAKING SOUND FESTIVAL en Holanda. También con este disco en las tiendas, aunque de un modo muy tardío ( en Enero de 1985) , puso su nombre en el monumental “Rock in Rio” ( el de verdad), junto a YES, QUEEN, IRON MAIDEN, WHITESNAKE… en fin, la créme du la créme del rock mundial.

Lejos quedan esos tiempos en los que cualquier paso que daban estas figuras estaba rodeado de nombres míticos, festivales irrepetibles y  músicos de primera fila…. Los tiempos cambian y en este caso no para mejor precisamente, pero al menos nos queda el consuelo de poner a rodar este disco y aullarle a la luna durante un rato …

Miguel.Asturias

 

Bueno, y si te interesó este post, prueba con estos otros. 

 

 

 

 

 

 

DOSSIER DE PRENSA “Bark at the moon”.
Bueno, pues si ya has pasado alguna vez por aqui sobran las explicaciones, en el caso que seas nuevo, la cosa va así: Este es una especie de dossier de prensa con páginas sueltas de diferentes revistas que en su día, hace casi treinta años dedicaron su espacio a OZZY con motivo de la publicación de este disco o bien de las actuaciones del grupo presentándolo o haciendo promoción.

Para conseguirlo, tienes que escribir un mensaje en este blog que trate sobre ese álbum, tu opinión sobre él, como lo descubriste, lo que piensas de él respecto a otros trabajos… no sé, lo que se te ocurra, que tenga que ver (insisto) con el álbum y el grupo.

CONTENIDO.

Archivo pdf con un peso de  mb alojado en Megaupload. Cuando posees recibirás la dirección y contraseña a través del correo.
– Nota informativa sobre el fichaje de Jack E. Lee y Don Costa publicado en KERRANG 35, en Febrero de 1983. Una página en inglés.
– Reportaje publicado en KERRANG nº 40, durante Abril de 1983. Siete páginas en inglé
– Reportaje OZZY en el MONSTERS alemán. Publicado en  METAL HAMMER Germany nº10, en Octubre de 1983. Cuatro páginas en alemán.
– Reseña en ENFER MAGAZINE nº 8, publicada durante Diciembre de 1983. UNa página en francés.
– Reportaje y entrevista publicado en ENFER MAGAZINE nº 9, durante Enero de 1984. Siete páginas en francés.
– Reseña y entrevista publicado en METAL ATTACK nº 4, durante Enero de 1984. Siete páginas en francés.
– Reseña actuación de OZzy en Festival DORTMUND publicada en HEAVY ROCK nº9. Tres páginas en español.
– Reseña actuación de OZzy en HAMMERSMITH OEON, publicada en HEAVY ROCK nº9. Una página en español.
– Nota de la expulsión de Ozzy de Florida por salir a actuar vestido de mujer publicada en KERRANG nº 70, en Junio de 1984. Dos páginas en inglés.
– Reportaje sobre el maquillaje de portada en revista FANGORIA nº 35, publicada en Estados UNidos en 1983. Cinco páginas en inglés.
– Contraportada HEAVY ROCK 16 publicado en Febrero 1984 Una página en español
– Reseña en sección ‘premiere’ de POPULAR1, nº 128 durante Marzo de 1984. Una página en español.
– Reseña en POPULAR1, nº 130 durante Ade 1984. Dos páginas en español.
– Reseña en ROCK BRIGADE nº14, publicado en 1983. Una página en portugués.
– Reseña actuación de OZZY en el Dortmund Fest publicada en POPULAR1 ESPECIAL ESP A56. Cuatro páginas en español.
– Reseña actuación de OZZY en el BREAKING SOUND FESTIVAL publicada en POPULAR1 ESPECIAL ESP A62. Cuatro páginas en español.
– Reportaje retrospectivo publicado en THIS IS ROCK nº 09 durante marzo de 2005. Cuatro páginas en español.
– Reseña y varios de la actuación de OZZY en el festival ROCK IN RIO de 1985. Publicado en HEAVY ROCK 19, durante Marzo de 1985.
– Reseña actuación de OZzy en Festival DORTMUND publicada en HEAVY ROCK nº9. Tres páginas en español.
– Paginas del TOURBOOK MONSTERS 1984 correspondiente a su actuación en el MONSTERS OF ROCK de 1984. Tres páginas en inglés.