Hemeroteca

#d7c2a8;

.:: THRASH METAL, la revista ::.

Cubierta del primer número de THRASH METAL, para el que tuvieron una idea bastante resultona, al poner dos portadas en opuesto. En una aparecían las bandas extranjeras más relevantes y en la otra las españolas más populares, dando así la impresión de que eran dos revistas diferentes.

[EDITA]
MC EDICONES
[PERIODICIDAD]
Bimensual.
[PRECIO APROXIMADO]
300 Pts. (aprox 1,8 €)
[PUNTOS DE VENTA]
Quioscos.
[AUTOR]
Varios
[FORMATO]
205 x 265
[PAGINAS]
50
[IDIOMA]
Español

Mi agradecimiento público a Xavier Rulló, cuya generosidad y desinterés me ha ayudado a completar la colección de THRASH METAL. Gracias socio!

La explosión del thrash metal llegó a España, como casi todo: tarde, mal y nunca.

TARDE: porque cuando aquí se empezó a distribuir material de las bandas thrash a nivel general, las joyas definitivas del género ya eran parte del pasado. Para entendernos, pierde bastante gracia hacerte con “Hell Awaits” y “Kill ‘em all” una vez que has comprado “Reign in Blood” y “Master of Puppets”. Creo que estaremos de acuerdo en que, excepción hecha de Madrid, Barcelona u otras grandes ciudades, eso fue lo que ocurrió.

MURO, icono del thrash español en aquellos años.

MAL: porque como decía, se pasó de la nada al infinito de una forma tan brusca que muchos de nosotros terminamos bastante confundidos. De repente te encontrabas con tres discos de la misma banda y sin ningún tipo de referencia sobre cual comprar o cual dejar, en un momento en que la falta de recursos hubiese agradecido cualquier información.

NUNCA… porque realmente jamás hubo un movimiento thrash metal en España, al menos comparable al de otros puntos de Europa (no digamos ya en América). Para hablar de bandas que llegaron a grabar y (más omenos) girar, podemos hablar de aquellas que surgieron en el País Vasco o Cataluña como LEGION, ESTIGIA, KTULU o ASPID y fuera de ahí CROM, MURO , pero todas ellas, al menos por aquel entonces, funcionaban a un nivel totalmente underground. No entraré ya en los grupos que se limitaron a grabar maquetas o a participar en recopilatorios porque, en primer lugar me gustaría reservarlo para un futuro artículo, y en segundo, no creo que pudiésemos hablar de una escena como tal.

Tomemos ahora esta introducción y trasladémosla punto por punto a la prensa musical especializada… et voilá, ya tenemos un resumen del que fue la revista que hoy comentamos. THRASH METAL puede resumirse en esas tres palabras: tarde, mal y nunca.

Bien, supongo que ahora ya estás ofendido. No era mi intención, créeme, así que intentemos desarrollar esto un poquito.

THRASH METAL se colocó en los kioscos a finales de 1988, (creo que en Octubre) de una forma bastante atropellada. Era una especie de hermana pequeña de la HEAVY ROCK sobre la que hemos hablado hace algunas semanas, y nació al calor de una supuesta demanda por parte del público, que al final se demostró inexistente. Yo creo que más bien, el final de la hegemonía de HEAVY ROCK en los quioscos fue lo que realmente aceleró su aparición. ¿Iba a permitir Vicente Mariskal, perejil de todas las salsas, que aquellas recién nacidas METAL HAMMER o METALLIK.O. se comieran el trozo de pastel del thrash metal, como de hecho estaban haciendo?. O, planteándolo de otra forma : ¿hubiese aparecido THRASH METAL si HEAVY ROCK hubiese seguido siendo la única publicación disponible? Ni en mil vidas!.

Tom Araya con la boca abierta, como de costumbre.

Esto, unido a una serie de detalles entre lo lamentable y lo bizarro, me lleva a la conclusión de que para reseñar THRASH METAL, es totalmente necesario separarla en dos partes: la dirección y la redacción. Me parecería injusto valorar por igual a quienes allí escribían y a los que dirigían el asunto, por que los intereses que movían a unos y a otros eran agua y aceite. Estando de acuerdo en que una revista, como cualquier empresa, se hace para rentabilizarla y sacar el mayor provecho posible, creo también que no se puede hacer a cualquier precio. De lo contrario, es muy posible que el esfuerzo y el talento de unos quede ensombrecido por el oportunismo y la mediocridad de otros, como fue el caso.

Bien, como decía, en mi opinión la parte positiva es para las firmas de sus redactores. Gente más o menos de la misma edad que nosotros, los lectores, que basaban su trabajo en la ilusión, la entrega y la dedicación. Eran gente nueva, ajena por completo a HEAVY ROCK, que durante los catorce números que se llegaron a editar fueron cambiando casi cada mes. En aquel Staff se encontraban incontables nombres entre redactores y colaboradores. Algunos de ellos estaban vinculados a fanzines del género, como era el caso de Joan Gubert del “Hueso duro”, Roberto Herrero de “Underground Scene” o Antonio Pardo y Antonio “Toñin” Delgado de “Thrashock”, que fueron los principales activos a la hora de echar a caminar el asunto y de mantenerlo durante su mejor época. También había gente de bandas como Luis Gadea de CROM y promotores y distribuidores alternativos como Vicente Javier Mena… nombres que seguramente te resultarán familiares si estuviste de alguna forma vinculado en todo este mundillo.

METALIK.O. el “kaos” que puso nervioso a alguno. Las portadas son de la época en qeu salió THRASH METAL

En fin, todos ellos aportaron su grano de arena, y estoy seguro de que se emplearon a fondo y lo hicieron de la mejor manera posible, con los medios de que disponían. Digo esto porque me parece necesario recordar y poner en valor, el hecho de que trabajaron sin contar ni de muy lejos, con los medios ni la información de que disfrutamos ahora, y además en un género del que no abundaban las fuentes. Hoy día, cualquiera de nosotros puede preparar entrevistas, biografías o lo que le parezca, casi sin necesidad de oír el disco o grupo en cuestión, cosa que en 1988 y 1989, desde luego, no ocurría. Dudo mucho que alguien pudiese hacer entrevista a HIRAX, LEEWAY o ANACRUSIS, o reseñas de los discos de CARCASS, ASSASSIN o los por entonces desconocidos SEPULTURA sin estar muy puesto en la materia.

Vaya entonces todo mi respeto y admiración a quienes desde aquellas páginas intentaron (y consiguieron) que conociésemos a WARZONE, SUBTERRANEAN KIDS, ATROPPHY, WARGASM, CARCASS, CARNIVORE, EXCEL, SACRED REICH y tantas otras bandas que para la época podríamos decir que era lo más underground del mundo.

¿THRASH METAL?¿King Diamond?

Sin embargo, no todo son flores. A partir del octavo número, el giro es radical. Algunos de estos redactores y colaboradores desaparecen, entrando a formar parte del staff otros, con nombres que con el tiempo fueron conocidos. Entre ellos estaban JJ Cacheda alma mater del festival SERIE Z o Dave Rotten cantante de AVULSED e icono del detah metal en este país. Ni que decir tiene que estos pusieron de su parte tanto o más que sus predecesores, pero de poco sirvió, porque las cosas ya no eran ni medio parecidas.

Aquel ejemplar había traído cambios, y no solo se limitaban al nuevo logo en la revista, si no que ocupando su portada aparecía ¡¡ KING DIAMOND !!. Recuerdo que el grupillo de freaks que la comprábamos e intercambiábamos, nos preguntamos qué carajo pintaría aquel tipo en una revista dedicada al thrash. No era la primera vez que Mr. Diamond aparecía en la revista, pero darle la portada, fue enseñar demasiado el plumero . Entendedme, mi admiración y respeto por este legendario cantante es profundo (sobre todo en sus primeros años con MERCIFUL FATE, todo hay que decirlo) , pero también el que siento por Gene Simmons, Steve Harris o Michael Schenker y no por eso me parecen materia para una publicación dedicada al thrash. El caso es que en realidad, la portada de marras no era lo peor. Lo peor fue que a partir de entonces la dirección apartó a quienes habían empezado con todo el asunto, que con toda la ingenuidad pretendían hacer de THRASH METAL una plataforma desde la que dar a conocer a bandas underground. De esa forma, fue abriendo más espacio aún a unos grupos que, o nada tenían que ver con el thrash como RAGE o HELLOWEEN, o bien para entonces ya eran lo más trillado y estandarizado del negocio. METALLICA o MEGADETH están bien, ANTHRAX y SLAYER mucho mejor, pero no nos engañemos: en 1989 y 1990, todos ellos estaban completamente absorvidos e integrados y llenaban páginas de todas las revistas imaginables. ¿Quien iba a pagar trescientas pesetas de las de entonces para leer artículos o lo que fuese sobre METALLICA, cuando podía encontrar otroas tres o cuatro revistas bastante mejores donde hacerlo?

Total, de leer entrevistas con DEFECATION, NAPALM DEATH o CRIPTYC SLAUGHER, pasamos a XENTRIX, WATCHTOWER, METALLICA, METALLICA, METALLICA y METALLICA. Error de bulto. Eso hubiese colado en su día, pero insisto en que a aquellas alturas, había muchas otras publicaciones sobre heavy metal que ya tocaban ese palo, y además con bastante más nivel. Para colmo de colmos, desde jefatura se empeñaron en dedicar cada vez más espacio al skate. Me pregunto si tal vez creyeron que los patinadores eran idiotas y comprarían THRASH METAL por asociación con THRASHER, la legendaria publicación dedicada a ese deporte.

[calameo code=0004126623f54bbeed077 lang=es width=100% height=500]

Naturalmente, pasó lo que tenía que pasar. Llegado el número 14 la revista desapareció. La disculpa fue que al publicarse cada dos meses, la información quedaba desfasada y era mejor dejarla en las páginas de HEAVY ROCK, es decir, encima nos hacían un favor. Seamos serios: las cosas fueron como fueron y quienes escuchábamos thrash y buscábamos información medianamente decente, dejamos de comprarla. La prueba está en que en los últimos números, la publicidad no pasaba de ocupar dos páginas en toda la revista y una de ellas erade publicaciones pertenecientes a MC Ediciones, la misma editorial que publicabba esta. Las revistas viven de la publicidad. Si no venden en el quiosco, los anunciantes no invierten y la revista desaparece. Tan fácil como eso. No niego que es una lástima que una publicación desaparezca, pero cuando detrás de ella hay un enfoque oportunista, sin la menor profesionalidad a la hora de gestionar y con una falta de escrúpulos más que evidente, creo que es lo mejor que puede ocurrir. Candado y a otra cosa.

Afortunadamente, muchos de quienes allí firmaron allí de una u otra forma en el ajo, con otras publicaciones, y la ‘cúpula directiva’ de esta revista siguió dedicada a HEAVY ROCK que cada vez estaba mejor y poco después se aventuró con KERRANG, cuyo arranque fue formidable. Eso que ganamos todos.

Miguel. Asturias

Post Data (si no lo digo, reviento).

Editorial de presentación atacando a ‘otras’ revistas que son un “kaos” ( a buen entendedor…. )

No puedo resistirme a incidir en dos momentos a cual más bizarro que definen bastante bien el perfil de la dirección de esta revista, y lo poco metidos en el asunto que estaban los mandamases. En primer lugar, la editorial del primer número. Como dice el otro Zas! en toda la boca! . Es un pequeño párrafo que no viene firmado, pero cuya redacción orienta bastante hacia su autoría. Es todo un ejemplo de sectarismo, de intentar anular a la competencia, del conmigo o contra mí… es decir, el estalinismo puro y duro tan presente en muchos personajes de la época, que para lo único que ha servido ha sido para que la escena musical española jamás haya despegado.

Añadido a todo esto, estaban los intereses creados. Todo era tan evidente qeu daba risa. Veamos, en la primera época de TM, MURO eran la cúspide del thrash español junto a FUCKOFF. Ningún problema con eso. Lo que me choca es que FUCK OFF, que grababan en los estudios Mediterraneo siguieron presentes en la revista, mientras que MURO, que fueron a su bola, desaparecieron del mapa. Solo volvieron a ocupar espacio enla revista con una entrevista a su ex- bateria Lapi en uno de los últimos números, donde la banda no queda precisamente bien, y una reseña de su disco “Mutant hunters” ( en el mimso ejemplar de TM) donde el redactor insiste hasta el aburrimiento en la mala calidad de su sonido y su pésima producción. solo le faltó decir ‘esto no hubiese ocurrido si hubiesen grabado enlos Estudios Mediterráneo?… ay Señor, Señor.

El THRASH METAL agotado. Ver para creer.

El otro asunto, cuando menos delirante, fue el de la ‘promoción’. Por supuesto, cada cual es muy libre de darse todo el autobombo que considere oportuno, pero en mi opinion el sentido común, la modestia y sobre todo, el respeto a la inteligencia del lector, está por encima de todo. Los recortes que puedes ver arriba y abajo aparecían en la HEAVY ROCK y me cuesta encontrar las palabras para calificarlos. Especial mención para el de la foto del kiosco, que es de aurora boreal… ¿de verdad creían que éramos tan memos como para pensar que nos íbamos a tragar algo asi?. ¿Era ese el concepto que tenían de nosotros?. Pues sí, ese era.

… y por si fuera poco, también el segundo número.

… si te gustó este artículo, puedes echar un vistazo a estos otros:

 

Anuncios

CRONOLOGIA

 

…::DIO: The last in line::…

CRONOLOGIA-DIO-THE-LAST-IN-LINE-02–  We Rock      –  The Last in Line    –  Breathless    –  I Speed at Night    –  One Night in the City    – Evil Eyes     –  Mystery     –  Eat Your Heart Out     –  Egypt (The Chains Are On)

Ronnie James Dio – Voz, teclados    Jimmy Bain – Bajista,    Vinnie  Appice – Batería,       Claude Schnell – Teclista Vivian Campbell – Guitarra        

Publicado el 13 de Julio de 1984

Angelo Arcuri, Claude Schnell – Ingeniero de sonido

Productor: Ronnie James Dio    

George Marino –  Mastering

 Richard Markowitz – Ayudante de ingeniero            

Gene Kirkland y Neil Zlozower – Fotografía           

Barry Jackson – Arte.

 

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSIER DE PRENSA CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁN DETALLADOS AL FINAL DEL POST

Me gustaría que fuese por delante que mi respeto y admiración por Ronnie James Dio son infinitos. Seguramente a ti te ocurre lo mismo, incluso puede que en tu caso sea infinito más diez. En todo caso, y por lo que a mí respecta, lo realmente grande de este hombre es que esos sentimientos son más hacia su persona que hacia su obra ( que también, naturalmente) , algo que no me sucede con Lynott, Bon Scott, Cozy, Gary Moore o tantos otros músicos que nos han dejado, y a los que admiro inmensamente, pero la verdad es que a un nivel diferente. En el caso de Ronnie, la base de esta admiración se encuentra muy sentada en lo que representaba. Esa sencillez, esa grandeza y ese amor por lo que hacía y por aquellos para los que lo hacía, son sin duda el motivo por el que su recuerdo está tan presente.

CRONOLOGIA-DIO-THE-LAST-IN-LINE-03Su ya lejano fallecimiento, además de lo triste que ha sido en sí mismo, ha servido como cierre definitivo a un capítulo irrepetible en el  rock. Con él se ha terminado esta historia tal como la conocimos, cuando hemos asistido al hecho de que un refrán haya cobrado vida: “cuando no está el gato, los ratones bailan”. Tiempo les ha faltado a sus ex ‘compañeros’ de HEAVEN & HELL para  volver a las andadas con otra reunión de BLACK SABBATH. En principio, nada hay que objetar, hubiese ido a verlos, sin duda, pero las condiciones que le daban a Bill Ward, eran poco menos que un insulto, con lo que en mi opinión, los padres del heavy metal están enterrados para siempre desde la muerte de Ronnie, gracias a quien en su día y un par de veces después, pudieron resucitar. Menos mal que Bill Ward, en un gesto que le convierte en el mejor de todos ellos con diferencia del segundo, les ha enseñado el corazón a Sharon, Ozzy , Geezer y Iommi ( me refiero  al dedo corazón, naturalmente) y dicha reunión está liquidada bajo un nombre que hace bueno a aquel de BLACK SABBATH FEATURING TONY IOMMI.

Merecida portada en Kerrang

Merecida portada en Kerrang

En fin, sirva esta rabieta como homenaje al Ronnie que como frontman de BLACK SABBATH, se negó a abrir para Ozzy en el mítico y accidentado show de Costa Mesa en un gesto que si bien en su día le costó caro, el paso del tiempo ha justificado con creces.  Todo ese orgullo, que quizá no fue bien entendido entonces,   era el combustible para un motor cuya cualidad más destacada aparte del talento, fue desde siempre, su amor por el trabajo. R.J.Dio fue un auténtico obrero de la música, creciendo desde los clubs hasta los más grandes estadios, y pasando después de las  ‘arenas’, a salas de dos o tres mil personas e incluso menos, pero disfrutando cada concierto y entregándose en cualquier condición.  Su fe en lo que hacía y su sinceridad para con el público fue lo que le hizo grande. Él fue lo que fue, sin engañar a nadie y dio lo que tuvo de la mejor manera posible, sin que nadie le doblegase ni le hiciese abandonar su mundo de dragones y fantasía.

Naturalmente, todas estas cualidades estaban elevadas a la decimoquinta potencia en 1984, año en el que vio la luz ‘The last in line’, durante el mes de Julio. Por aquel entonces, ese amor al trabajo del que hablaba antes, le había llevado a cosechar unos frutos totalmente merecidos que estaba dispuesto a conservar  para el siguiente paso de su carrera. Para ello empezó intentando mejorar la producción del disco con respecto a “Holy Diver”, cambiando

... y como de costumbre, en España la Popular1 era la única donde se enteraban de algo.

… y como de costumbre, en España la Popular1 era la única donde se enteraban de algo.

 los californianos Sound City Studios, donde había grabado su debut, por los Caribou Ranch en Colorado. Lo que no cambió sin embargo, fue a su mano derecha en la producción y conservó a Angelo Arcuri, como hiciera un año antes. Sin duda consiguió lo que buscaba. Lo que en ‘Holy Diver’ era inmediatez, aquí se tornó limpieza, algo a lo que quizá contribuyó también la mayor presencia de los teclados de Claude Schnell (que también ayudó enla grabación) y que haría de esta, su última gira como músico tras el escenario, para pasar a la línea del frente.

A pesar de las diferencias en el medio, el fin resultó bastante similar  a lo que nos había ofrecido en su debut. ‘The last in line’ sigue en gran mediad la estela dejada por su antecesor, es decir, heavy rock (que no metal) con una gran solidez y energía y un componente dramático en su música que sirve de perfecta sintonía para unas letras que si bien pueden parecer en exceso fantasiosas, básicamente hablan de liberación del opresor, del enfrentamiento entre el bien y el mal y de ser uno mismo, lo que al final parece bastante más serio y positivo que lo que 8con gran éxito, todo hay que decirlo) hicieron aquellos que cantaban sobre cómo se bebían una botella de bourbon al mismo tiempo que dos putas descerebradas se la estaban chupando mientras conducían un Cadillac descapotable o algo por el estilo, que eran temas recurrentes en esos años.

Los singles que se editaron

Los singles que se editaron

En cuanto al contenido del disco,  personalmente destacaría las canciones más ‘ágiles’ ya que sin desmerecer el resto en absoluto, son en estas en las que se consigue apreciar en mayor medida la increíble pericia instrumental de la súper-banda que le acompañaba, especialmente la técnica de Vivian Campbell ( uno de aquellos guitar-héroes que nunca grabaron en solitario) y del monstruo Vinnie Appice, a quien considero el batería más perfectamente reconocible de la historia ( aunque esto es una cosa personal que no debería importarle a nadie). Los temas a los que me refiero son ‘We rock’, que comienza el álbum como una avalancha, ‘I speed at night’, ‘Breathless’ o ‘Evil eye’, canciones estratégicamente repartidas a lo largo de las dos caras haciendo posible que se mantenga el interés de principio a fin. Puede parecer que estamos tratando el resto de los temas como algo menor pero no es así. Canciones como ‘One night in the city’, la monolítica ‘Egypt’ (con todos los recuerdos al RAINBOW clásico) o el tema título, tienen su puesto ganado entre los clásicos, simplemente es que, en mi humilde opinión, es en las canciones más rápidas donde mejor se aprecia la técnica de los músicos. Simplemente eso.

En cuanto al aspecto gráfico hay que hablar también de algunos cambios. La portada, obra de Barry Jackson esta vez, estaba centrada en el mundo del desierto, los faraones y demás y el efecto conseguido era mucho más equilibrado que en ‘Holy diver’ donde destacaban sobre todo los contrastes. Esto, que puede parecer una tontería, no lo es tanto si tenemos en cuenta que el atrezzo de escena de cada gira estaba totalmente basado en la portada del correspondiente álbum, así que si en la gira de ‘Holy diver’ el escenario aparecía lleno de montañas, aquí teníamos el mundo del desierto como efecto visual, que junto a la pirotecnia que usaba, le situaba muy cerca en ese sentido de bandas como IRON MAIDEN en su tour de ‘Powerslave’ por ejemplo.

Dicha gira dio comienzo en Junio, con un concierto de calentamiento en el festival PinkPop de Holanda, para luego cruzar a Estados Unidos ( ya en el mes de Julio) donde se desarrollo el grueso del asunto junto a TWISTED SISTER y WHITESNAKE ( ahí es nada) y en una de cuyas fechas ( el 25 de Agosto) se filmó el concierto “Live at the Spectrum” toda una joya de la época. De vuelta en Europa, fueron QUEENSYCHE los que hicieron los honores durante l gira, a la que se añadió su presencia en la edición alemana de Monsters of Rock, así como en el  parisino Breaking Sound Festival, cubierto en España gracias a Popular1.

La gira se cerró en Enero del año siguiente a lo largo y ancho de Estados Unidos, con DOKKEN como acompañantes y dejando el terreno abonado para dar continuidad a  su proyecto ( que ya no era tal). Había conseguido el favor del público, que a su vez veía a su anterior banda BLACK SABBATH hudirse en la ciénaga más oscura imaginable y sobre todo había demostrado que lo suyo no era flor de invernadero, sino que era algo sólido y hecho para durar. Prueba de ello es que décadas después todavía era algo vigente.

En resumen, parece que está claro que estamos ante una obra capital del género que no debería faltar en ninguna colección que se precie, ya que resume y representa lo que fue el heavy ochentero de raices. Un clásico sin duda alguna.

Miguel. Asturias

DOSSIER “The last in line”:

Recopilación de artículos, reseñas y entrevistas aparecidos en revistas y fanzines  relacionados con Dio, y más o menos situados en torno a 1984-1985entre 1985 y 1989.

Para conseguirlo basta con que escribas comentando tu opinión acerca de  “The last in line”  en particular o el grupo en general. Recibirás un enlace para descargarlo a  vuelta de correo.

CONTENIDO:

Reseña del álbum aparecida en ENFER MAGAZINE  nº 16 durante Julio de 1984. Una página en francés.

Entrevista publicada en ENFER MAGAZINE nº18 en Septiembre d 1984, dos páginas en francés.

Entrevista a Vivian Campbell publicada en ENFER MAGAZINE nº19 en Diciembre de 1984, tres páginas en francés.

Reseña del álbum aparecida en METAL ATTACK  nº 12 durante Agosto de 1984. Una página en francés.

Entrevista publicada en METAL ATTACK  nº 13 en Septiembre de 1984, cuatro páginas en francés.

Entrevista publicada en HEAVY ROCK  nº 17 en 1984, cuatro páginas en español.

Reseña del álbum aparecida en POPULAR1   nº 136 durante Septiembre de 1984. Una página en español.

Entrevista publicada en KERRANG Nº71 en Julio de 1984, cinco páginas en inglés.

Biografia en revista POSTER publicada en 1984. Ocho  páginas en español.

Entrevista a Vibvian Campbell publicada en HEAVY ROCK nº 16 en 1984, dos páginas en español.

Reseña show Manchester publicada en HEAVY ROCK nº 17 en 1984, una páginas en español.

Reportaje Festival BREAKING SOUND publicado en Especiales popular1, ESPA64 en 1984. Tres páginas en español.

Reportaje fotografico promocional publicado en ENFER magazine en Agosto de 1984. Dos páginas. 

HEMEROTECA

W H I T E  L I N E   F E V E R. L e m m y

[EDITA]
Simon & Schuster
[PERIODICIDAD]
Ejemplar único.
[PRECIO APROXIMADO]

[PUNTOS DE VENTA]
Librerías especializadas
[AUTOR]
Ian Fraser Kilmister / Jannis Garza
[FORMATO]
15 X 17.5 cm
[PAGINAS]
308
[IDIOMA]
Inglés

HEMEROTECA-PORTADA-WHITELINEFEVER

“Nací como Ian Fraser Kilmister el día de Navidad de 1945, algunas semanas antes de la cuenta, con un bonito pelo rubio que desapareció  cinco días después para deleite de mi extraña madre. No tenía uñas ni pestañas, y el color de mi piel era  rojo brillante. Mis recuerdos más tempranos son gritando: a qué o por qué razón, no lo sé. Posiblemente por una rabieta o quizá estuviese ensayando…siempre he sido muy precoz.”

Estas son las primeras frases de “WHITE LINE FEVER” la autobiografía de Lemmy que, conducida por Janiss Garza fue publicada en el 2002 por Simon & Schuster y que en el 2003 salió como edición de bolsillo. Una introducción brillante, cercana y simpática como pocas que sive como anzuelo para que muerdas y quedes enganchado en la lectura del libro. La historia no es nueva, pero sí única. Se trata de un recorrido a través de los cincuenta y nueve años de vida que por entonces tenía el personaje más emblemático del ROCK’N’ROLL (con mayúsculas), abarcando desde sus años de escuela hasta los días más recientes con su banda. Como puedes suponer, el hilo argumental se ciñe a sexo, drogas y rock and roll, pero eso sí, todo ello en grandes cantidades.

Respecto al sexo, pues el bueno de Lem’ nos habla de varias de sus novias, sus escarceos con algunas componentes de GIRLSCHOOL, sus citas con Wendy O’Williams, fans, groupies… e incluso las madres de sus dos hijos. Cabe destacar la educación y el respeto mostrado a esas mujeres en sus palabras, así como la total ausencia de fanfarronería de quien no ha dejado de ser un perfecto caballero británico que vive (en ese sentido) a mil kilómetros por encima de cierta banda ochentera de Los Angeles que en su libro de ventas multimillonarias, hablan de las mujeres como del Scotex que usan para limpiarse el culo.

GIRLSCHOOL no solo eran una excelente banda, sino que eran verdaderas luchadoras que no se cortaban un pelo. Una noche  en el tour ( se refiere a la gira de ‘Overkill’ ) alguien en el púbblico dijo:  ‘venga, sácalas que las veamos’, así que Kelly cogió el micro y dijo: ‘Sácala tú, así nos descojonamos todos’. Joder, creo que eso estuvo bien, adoro a las tias que se defienden solas…”

HEMEROTECA-PORTADA-WHITELINEFEVER-01

En cuanto a drogas…  todas las habidas y por haber excepto heroína. Este buen hombre nos narra anécdotas sobre los puestazos de ácido en la época de la psicodelia, los míticos problemas con el speed en la frontera canadiense que le costaron el puesto en HAWKWIND (afortunadamente para nosotros), sus estancias en prisión, las mezclas de tranquilizantes y estimulantes en los shows, su intento de hacer un cambio de sangre y todo loque te puedas imaginar y más. Hay momentos para todo. Desde comentarios muy sentidos y emocionados cuando se refiere a la muerte de su novia negra por una sobredosis de heroina, hasta los que se sitúan a 180º y te hacen dejar el libro de la pura risa floja. Hay anécdotas como las que hablan sobre su paso por el hospital tras un exceso de ácido y su frustrado intento de huida (Lemmy no se atrevía a bajar de la cama porque veía el suelo infestado de gusanos), o sobre operaciones policiales sufridas por la banda. En cierta ocasión  tanto los miembros del grupo, como los roadies e incluso el manager, recibieron la visita de la policía antidroga en sus propios domicilios, con perros de rastreo incluidos…

 “Bajamos a los calabozos y pregunté porqué habían motado esa operación contra nosotros, y el magistrado contestó: “hemos recibido información acerca de que estaís vendiendo ácido al público desde el escenario” … Jesús que idiotez!! estoy cantando y tocando el bajo, ¿se supone que voy a ponerme al borde del escenario y decir “alguien quiere tripis”? que putos capullos, seguro que creyeron que llevaba un cinturón de monedas para dar cambio, en vez de un cinto de balas… ¿porque no se dedican a capturar al destripador de Yorkshire y gente así en vez de tocar los cojones?.

HEMEROTECA-PORTADA-WHITELINEFEVER-02

Y sobre rock and roll… qué decir! pues desde los años de roadie para la banda de JIMI HENDRIX, su paso por los ROCKIN VICARS, las docenas de bandas en las que estuvo en los años de vivir en squats y pasar hambre, hasta su ingreso en HAWKWIND y, como es lógico, la historia de MOTORHEAD, de cabo a rabo. Todo esto mezclado de manera cronológica y contado con un sentido del humor increíble, anécdotas verdaderamente hilarantes  y todo narrado de forma sincera, honesta y humilde. La mala noticia es que está en inglés, pero con un pequeño esfuerzo (no pain no gain) lo lees perfectamente. Es fácil de conseguir en cualquier librería medio decente. Yo lo compre (bueno, mi mujer me lo compró) en La Casa del Libro. Posiblemente el mejor libro de música que haya leído en mi vida. El vivo retrato de “the last man standing”. Un diez!.

Miguel. Asturias

Cronología

SLAYER: “Reign in blood”

Angel of Death,  Piece by Piece,  Necrophobic,  Altar of Sacrifice,  Jesus Saves,  Criminally Insane,  Reborn, Epidemic,  Postmortem, Raining Blood 
Tom Araya – Bajo y voz , Jeff Hanneman – Guitarra,  Kerry King – Guitarra, Dave Lombardo – Batería, Rick Rubin – Productor,  Andy Wallace – Ingeniero de sonido

Portada y encarte del vinilo

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁN INDICADOS AL FINAL DEL POST.

La secuencia es más o menos así: Sacas el vinilo de su funda. Lo colocas en el tocadiscos y posas suavemente la aguja sobre él. De repente, el sonido de una guitarra te embiste desde el equipo de música,  y cuando quieres recobrar el aliento caes en la cuenta de que has estado treinta minutos en el infierno. Esa es al menos la sensación que te queda tras escuchar ‘Reign In Blood’, porque nunca antes y nunca hasta ahora, un grupo ha sabido condensar tanta maldad en tan poco tiempo.

Todo obedeció a una serie de factores que convergieron hacia la creación de lo que muchos consideraron la obra maestra del thrash, un listón que en mi humilde opinión (si a alguien le interesa)  debe subirse hasta situarlo entre los diez mejores discos de la historia del rock and roll.   El mayor mérito, qué duda cabe, fue la banda en sí. Cuatro tipos con apenas veinte años cumplidos, centrados en su trabajo y en un insuperable estado creativo,

Kerry era portada en las revistas especializadas allá por 1985

 que veían por fin compensado el esfuerzo de años. Ir contracorriente, llevando al extremo la filosofía del heavy metal en un lugar como Los Angeles a mediados de los ochenta, era un ejercicio de determinación y convencimiento que merece un aplauso.

Dicho esto, no deberíamos olvidar a un personaje esencial en esta historia, sobre cuya trayectoria y aterrizaje en el círculo de la banda me gustaría profundizar. Supongo que ya sabes que me estoy refiriendo al productor del álbum y propietario de la compañía que lo editó, el hoy mega millonario Rick Rubin.

Rubin comenzó a ser conocido en los primeros años de la década de los 80, por aplicar la disciplina del pop al entonces caótico mundo del hip hop, jugando  hacia 1985 un papel determinante en el desarrollo de ese estilo. No mucho tiempo atrás, en 1981, se había matriculado en la N.Y.U. (New York University) para estudiar imagen y sonido, aunque su interés estaba más cerca de la escena punk de la ciudad que de los libros. Era un habitual de los clubs como el Max Kansas o el CBGB’s e incluso montó una banda llamada HOSE. Gracias a ello terminó haciéndose muy amigo del grupo BEASTIE BOYS, una banda hardcore que no tardaría en orientar su sonido hacia el emergente hip hop. Cuando esto ocurrió, Rick se convirtió en su DJ, momento a partir del cual su interés por el rap desplazó al punk y centró sus movimientos.

Hacia 1983 programó las bases para un dúo llamado T. LaRock & Jazzy Jay’s, y gracias a un préstamo de sus padres, les grabó  un single. Rubin, que tenía una fuerte mentalidad empresarial,  removió cielo y tierra hasta vender la grabación a un productor llamado Arthur Baker, quien lo publicó y distribuyó, accediendo a la condición impuesta por  Rubin para que se pusiese  el logo de su compañía en la cubierta. Había nacido Def Jam Recordings.

Durante  los siguientes dos años,  Def Jam ganó una sólida reputación y Rubin puso en circulación varios ep’s con su propia producción. Todo fue una bola de nieve. El género rap se hacía cada vez más importante y las ventas de discos crecían sin parar, lo que no tardó en encender las alarmas de la multinacional Columbia, que lanzó una especie de opa y compró Def Jam por dos millones de dólares, asociándola a CBS.

¿BARON ROJO y SLAYER tocaron juntos? no way, pero ¿de donde sacarían el dibujo?

Aquel estudiante recién graduado, se había convertido en millonario en apenas unos años, gracias a su talento y a su trabajo. Estuvo en el momento justo en el sitio adecuado e hizo realidad el mito del sueño americano.

La situación de Rubin había mejorado notablemente, y su ambición bien entendida le estimulaba para seguir buscando grandes bandas dentro de diferentes escenas. En aquel momento y mientras trabajaba en lo que sería el multimillonario “Lisence to ill” de BEASTIE BOYS, ya le había echado el ojo a un nuevo cuarteto que se hacía llamar RED HOT CHILIE PEPPERS. No le faltaba vista, esa es la verdad.

Aparte de todo eso, Rick había puesto su atención en una corriente emergente dentro del heavy metal. Quizá fuese el recuerdo de su etapa punk, cuando BLACK FLAG o CIRCLE JERKS eran sus bandas favoritas o quizá el espectacular ascenso de METALLICA y su fichaje por una multinacional, pero en cualquier caso el thrash Metal estaba ocupando posiciones y Rick Rubin  también quería estar presente en aquel movimiento.

Animado por Peter Dogherty, uno de sus compañeros de la NYU fuer al Ritz a disfrutar de una velada verdaderamente sangrienta. El propio Rubin así lo recordaba:

“SLAYER eran los cabezas de cartel. MEGADETH tocaban antes junto a EXODUS y ANTHRAX pero apenas recuerdo nada anterior a la actuación de SLAYER. Literalmente arrasaron. Para ser sincero, ninguna otra banda tuvo nada que hacer allí aquella noche.”.

Al día siguiente, SLAYER repetían en el mítico L’amour, y Rick se presentó allí, pero no ya como simple espectador, si no decidido a llevárselos a su compañía discográfica. SLAYER estaban ligados a Metal Blade, sello con el que aun tenían comprometidos tres álbumes, pero se veían en un círculo demasiado reducido para sus posibilidades reales. METALLICA habían firmado recientemente por Elektra y todo parecía indicar que ellos serían los siguientes en dar el salto, algo que nunca podrían hacer en Metal Blade.

Rick ofreció un contrato a la banda que, naturalmente, aceptó por encima de la vieja amistad que les unía a Brian Slagel, dueño de Metal Blade. Este por cierto tampoco salió mal parado precisamente, ya que se hizo con los derechos de explotación del material editado por SLAYER hasta entonces en su compañía.

SLAYER, EXODUS y SUICIDAL TENDENCIES. Una de las mejores cosa qeu tenía el thrash era ver el buen rollo que había entre los grupos.

Una vez definido el futuro de la banda en la nueva compañía, había llegado el momento de plasmar en vinilo las nuevas canciones. La grabación tuvo lugar en el Hit City West Studio en Hollywood oeste, el mismo en que MOTLEY CRUE registro “Too fast for love“. Era un modesto estudio analógico de 24 pistas, suficiente para un grupo que no necesitaba artificios. En realidad, el trabajo fue bastante sencillo. SLAYER venían con la lección más que aprendida, ya que las canciones de “Reign in blood” existían desde hacía tiempo. De hecho, Brian Slagel ya había oído las cintas que el grupo había grabado como demo, antes de que Rick Rubin entrase en escena. Tom Araya:

“Recuerdo que nada más llegar del tour europeo nos pusimos a trabajar en material nuevo. Jeff  y Kerry  ya tenían muchas bases escritas, las ensayaron y se las ensañaron a Dave. Lo hicieron muy rápido. Después las grabamos , como siempre, y se las pusimos a Brian (Slagel). Cuando las oyó se puso como una moto, y eso que no tenían grabada la voz… la siguiente vez que las oyó fue en el álbum que Rick Rubin publicó. (risas).”

La mayor presencia de temas firmados por Jeff Hanneman ayudó a agilizar los trámites de escritura, pero no solo sirvió para eso. Hasta entonces el hecho de que Kerry King fuese el autor de la mayor parte de los temas, hizo que estos quedasen impregnados de su influencia heavy metal europea, muy especialmente la que sobre él ejercían JUDAS PRIEST y MERCIFUL FATE. Hanneman equilibró el conjunto haciendo valer su pasión por el hardcore.-in-your-face  de bandas como D.R.I., capaces de grabar e.p.’s con veinte canciones. Todo se puede resumir diciendo que “Hell Awaits”, el anterior disco del grupo tenía siete canciones en treinta y siete minutos y “Reing in blood” duraba veintinueve minutos y alcanzaba los diez temas.

Rick Rubin con SLAYER. Cuesa un güevo encontrar una foto de Tom Araya con la boca cerrada!!!

La producción, como ya hemos comentado, fue fundamental para canalizar aquellas brillantes composiciones. Lombardo suena transparente y con presión, puedes sentir cada golpe en cada sitio. Tom Araya parece que estuviera gritándote al oído, y de las guitarras que se puede decir… hay grupos que se adelantan a su tiempo, y si en los setenta fueron BLACK SABBATH ,los ochenta fueron para SLAYER. Los duelos de la pareja son puras demostraciones de velocidad y sus B.C.RICH llegan a crear ambientes de auténtico infierno. Nadie hacia nada parecido en el 86 y aún me atrevería a decir que tuvimos que esperar casi diez años para que Dimebag Darrell o Robert Flynn nos trajeran tanto fuego en una guitarra.

Kerry King: “ Rubin tenía una mentalidad diferente. Lo primero que notas es que no hay reverb. Eso hace que el conjunto suene más amenazante, porque te pega de lleno. Rubin limpió nuestro sonido y eso cambió drásticamente nuestro concepto del metal y la percepción que a gente tenía sobre nosotros. Era como ‘joder, puedes distinguirlo todo, estos tipos están tocando a toda velocidad pero cada nota está en su sitio’.

Para “Reing in blood” SLAYER continuaron con su máxima de incomodar a través de sus letras, algo con lo que alcanzaron en esa ocasión cotas desconocidas. Esto se debió a que, si bien hasta entonces habían basado sus textos en algo tan etéreo como Lucifer, quisieron demostrar al mundo que la especie humana era capaz de superar al viejo cornudo, y para que quedase bien claro sacaron un pie del infierno y lo pusieron entre los humanos.

Angel of death” es una descripción de los experimentos de Joseph Menguele, un mad doc del partido nazi empeñado en mejorar las razas a base de emplear técnicas medievales. Los políticamente correctos  se escandalizaron porque la canción no tomó posición, limitándose a describir lo ocurrió. Hanemman, autor de la letra, entendió que era obvio que nadie en su juicio podía dar por bueno todo aquello y cometió el ‘pecado’ de no recordarnos cada dos minutos, como niños pequeños que somos,  que Mengele era un mal bicho. Esto, añadido a la presencia de simbología nazi en sus guitarras e incluso en el logo de la banda, les sirvió para labrarse  una dudosa reputación. Esa fue probablemente la canción más polémica pero el resto de las  letras no ayudan a mejorar el problema (para quien pueda ver un problema). El catálogo de las malas vibraciones abarca desde la tortura (“Piece by piece”)  a los temas médicos (“Reborn“o “Epidemic“) adornando el conjunto con  paisajes apocalípticos como “Raining blood”/”Postmortem” y sin abandonar del todo el anticristianismo (“Jesus saves” o “Alter of sacrifice”). Desde luego, si lo que pretendían era molestar a la sociedad  progre de Tipper Gore, en plena cruzada P.M.R.C. Lo consiguieron de pleno.

Todo el lote  venía envuelto en una portada sucia y enfermiza que veinte años después ha sido imitada hasta el aburrimiento con el arte digital. Ésta consiste en un collage absolutamente insano, donde su autor, Levy Carroll refleja de algún modo lo que el grupo aborda en sus textos:

Publicidad del álbum

“Lo que hace que una portada sea buena es como refleja el sonido del disco. “Reing in blood lo consigue a la prefección. La composición del cuadro nos sumerge en un sueño nauseabundo y oscuro, con esos demonios y monstruosidades que acechan nuestro inconsciente.. Tiene referencias a El Boso y Bruegel, actualizándolos”.

Otro detalle notable fue la foto de la contraportada. Charly Rinne, su autor hizo un trabajo magnífico con aquella instantánea hecha en el backstage del HEAVY SOUND FESTIVAL ‘85 en Holanda  que muestra a cuatro dementes dispuestos a comerse el mundo a dentelladas.

En fin, SLAYER con su álbum de 1986 mostraban el lado enfermo del hombre de una forma que no tenía nada de gracioso. Hasta entonces Ozzy Osbourne, era el malo de la película, la encarnación del mal en la sociedad americana, pero en realidad lo suyo no pasaba de ser satanismo de película de Jesús Franco.

Lo de Hanneman, King, Araya y Lombardo parecía algo bastante más serio…era como comparar a Jason Worhees con Jeff Dammer… la verdad es que daba miedo.

Miguel.Asturias

Si te gustó este artículo, probablemente estos también te interesen:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dossier de prensa sobre “Reing in blood” y relacionados. Treinta y siete páginas alojadas en Megaupload con un peso de 50 mb

Recopilar el material para este dossier ha sido una tarea de locos, y demuestra bien a las claras el apestoso nivel de la prensa española con respecto al thrash ( a excepción de METALLICA, claro). Si tienes una edad, recordarás la sequi informativa que había en este país al respecto,  algo que queda confirmado hoy y aqui. Revistas alemanas, inglesas, francesas, norteamericanas, e incluso brasileñas. pero ninguna española, lo que es un poco triste. En fin, es lo que hay… ah!!! aprovecho para agradecer a Hugo de MYGALLERY OF ROCK AND ROLL y Peter Nielsen de THINLIZZYGUIDE la ayuda presatad.

Para conseguirlo, Como de costumbre, debes escribir un comentario sobre SLAYER, “Reign in blod” o cualquier cosa que esté relacionada con este disco o el grupo en general. No será difícil tanto si te gusta como si lo odias.

Contenido:

-Reseña del álbum en ENFER MAGAZINE nº 46 aparecida en Marzo de 1987. Una página en francés.
-Entrevista publicada en HARD FORCE MAGAZINE en su número 7, en Mayo de 1987. Dos páginas en francés.
-Reseña Show en Francia aparecida en HARD FORCE nº 08 en Junio de 1987.Dos páginas en francés.
-Poster aparecido en ROCK BRIGADE nº 19.
-Reseña del mitico show en L’mour en 1985 (esa noche conocieron a Rick RUbin). Aparecida en la ROCK BRIGADE nº 19. Una página en brasileño.
-Artículo aparecido en METAL MANIA MAGAZINE en 1987-Cuatro páginas en inglés.
-Entrevista en METAL HAMMER nº5 publicado en Inglaterra en MAyo de 1987. Cuatro páginas en inglés.
-Reseña en METAL FORCES MAGAZINE, nº 19 1986. Una página en inglés.
-Reseña en HARD ROCK MAG nº16, editada en Francia en Enero de 1987.Una página en francés.
-Entrevista aparecida en METAL-HAMMER Alemania nº 5, MAyo de 1987. Cinco páginas en alemán.
-Entrevista en HORROR INFERNAL MAGAZINE, nº10 Junio de 1987. Una página en alemán.
-Reseña en reportaje de TERRORIZER magazine nº 87, publicada en marzo de 2001. Una página en inglés.
-Mega poster (horroroso) aparecido en METALHAMMER (Alemania) nº 6 en Junio de 1987.
-Reportaje tour europeo aparecido en  METALHAMMER (Alemania) nº 6 en Junio de 1987. Cuatro páginas en alemán.
-Reseña aparecida en Kerrang 130. Una página en inglés.