Artículos

Esta semana toca trabajar de  noches, así que no podré atender el blog en condiciones. Eso sí, me gustaría dejar listo un articulo para pasar estos días. Tenía un poco olvidado el asunto del artwork, así que aprovecho para recuperar un reportaje sobre  Joe Petagno, un artista del que todos y cada uno de los amantes del rock conoce al menos su obra más carismática, el Snaggletooth, que es el nombre con que se bautizó a la mascota de MOTORHEAD, presente en millones de camisetas, parches posters y demás memorabilia del mundo del rock and roll. Aquí encontraréis su biografía y una entrevista que tuve el placer de hacerle para un libro sobre MOTORHEAD que escribí hace algún tiempo. En fin, espero que os guste y que os ayude a descubrir alguna cosa sobre este oscuro y retorcido talento.

JOE PETAGNO, la biografía.

Nació en Portland (Oregon) el primer dia del año 1948, y lo hizo, según sus palabras “con un lápiz en la mano“, ya que desde bien pequeñito se dedicó a devorar y tratar de imitar los cómic que por entonces llenaban las estanterías de las librerías.  Así “El principe valiente“, “The Phamtom” o “Terry y los piratas” se convirtieron en sus primeros compañeros de viaje.

Su interés en el arte crecería con el paso del tiempo, y sería de la mano de clásicos como Gustav Dore o Moreau como absorbería las influencias de un arte ciertamente oscuro que, si bien no se ve reflejado en su obra más inmediata, sí lo haría con el paso del tiempo.  

"Duelo de Titanes" de Doré y "Víctima" de Moreau. Los clásicos que inspiraron a Petagno.

Gran parte de su juventud transcurre en Los Angeles, donde se traslada a finales de los 60’s. Allí dio de lleno con una escena donde el ácido y la psicodelia eran el pan nuestro de cada día, y donde los artistas tenían posibilidades de subsistir aún del modo más underground. Ese fue el caso de Joe, quien pudo ganarse allí la vida como ilustrador de posters, los cuales eran expuestos en el Wilshire Boulevard en Hollywood, un lugar plagado de pequeños almacenes que los artistas alquilaban los fines de semana para montar sus galerías alternativas. En aquel lugar formó sociedad con dos tipos que tenían una imprenta, dedicándose al asunto de una forma más profesional, hasta el punto de producir cincuenta trabajos en cuatro años. Se trataba básicamente de posters, entre los que destacó uno titulado ‘Ain’t gonna work on Dizzy’s Farm no more‘ del que se vendieron más de un millón de copias, llegando incluso a hablarse de él en la revista Time, más por los problemas que acarreó que por la ilustración en sí.

Semejante background le valió a la compañía una fuerte demanda que le obligó a buscar empleo en otros sitios más tranquilos, recalando como trabajador independiente en los históricos PACIFIC EYE & EAR STUDIOS  los cuales trabajaban para artistas como AEROSMITH, BLACK OAK ARKANSAS, BLACK SABBATH o ALICE COOPER. Su aportación al arte en  lamúsica de esta época es bien diferente de la que luego conoceríamos, destacando

Algunos de los trabajos de Joe para PACIFIC EAR & EYE.

 por su luminosidad y frescura conseguida al combinar técnicas de aerosol mezcladas con tinta y lápiz.De estos años entre el 70 y el 73,  podríamos hablar entre otras, de las ilustraciones que hizo para CAPTAIN BEYOND o WEST, BRUCE & LAING, aunque si tuviese que destacar alguno de sus trabajos de esta época sería sin lugar a dudas “High on the hog” de BLACK OAK ARKANSAS. Una portada que atrapa con el rabillo del ojo, para un álbum excelente.

Uno de sus mejores trabajos... bien lejos de los que haría en los años siguientes.

 La llegada de los años setenta, fue poco a poco finiquitando  la era psicodélica y abriendo el camino al hard rock que reinaría durante los veinte años siguientes. JEFFERSON AIRPLANE o 13TH FLOOR ELEVATOR dieron paso a LED ZEPPELIN y BLACK SABBATH, y la escena ácida californiana menguó en gran medida, perdiendo un gran peso en favor de la British Invasion, lo que empujó a Joe ‘culo inquieto’ a buscar nuevos horizontes en la vieja Europa.

Londres fue su destino inicial, ya que tenía ciertos contactos por antiguos trabajos en la prensa underground y en el mundo del cómic, y la ilustración de portadas de libros, fue su trabajo en un primer momento. Trabajó muy especialmente en las series de ciencia ficción “Corgi SF Collector’s Library” y diseñó varias ediciones de sub-series como ‘The silver Locust’ y ‘Martian Chronicles’. Naturalmente,  el mundo del rock and roll volvió a entrar en su vida (si es que alguna vez había llegado a salir) en el momento en que consiguió pasar a formar parte de la plantilla en la mítica agencia HIPGNOSIS. Este laboratorio de arte estaba especializado en el diseño de portadas para bandas de rock progresivo, pero  también trabajaba con otras de hard rock como RAINBOW, AC/DC o SCORPIONS. A nuestro ‘artista invitado’ le tocó formar parte de muchísimos proyectos para algunas de las grandes como LED ZEPPELIN, PINK FLOYD, NAZARETH o MOODY BLUES  , si bien lo mejor, pronto iba a llegar.

Suele decirse que lo importante en esta vida es estar en el sitio justo, en el momento adecuado. Bien, pues eso fue lo que le sucedió a Joe alrededor del 74:

“Me encontré Lemmy justo cuando estaba diseñando un poster para HAWKWIND. Él había sido despedido y buscaba a alguien para hacer un logotipo que diese identidad a su propio proyecto, que era por supuesto Motorhead. Discutimos varias ideas abajo en la  esquina de su oficina de la managent en el camino de Great Western y un par de semanas más tarde el infame ‘ Snaggletooth’ había visto la luz”.

Ni que decir tiene que Lemmy y Petagno eran dos almas gemelas, como el propio artista ha dicho: ‘somos dos espíritus emparentados, dos bastardos de corazón negro nacidos bajo el signo de Capricornio’ . Quizá por ello desde el primer momento había nacido una fuerte amistad entre ellos, amistad que derivó en la creación del trabajo más clásico y reconocido de Joe, la mascota de MOTORHEAD, que ha sido seña de identidad de todo un estilo de vida y reproducida hasta la saciedad en todo tipo de prendas, cubiertas, portadas etc.

El mundo del cine también entró en su curriculo, aunque finalmente no se llevaran a la pantalla sus ideas. Él mismo se encarga de recordarlo: “Me encontré con Dan ( O’Bannon ) que estaba en Londres buscando a alguien que hiciese un trabajo de animación especial para su película ‘ALIEN’. Había visto algunos libros con mis trabajos en la portada y me buscó a través de mi agente. Me sorprendió que estuviese familiarizado con muchos de mis poster de los sesenta, y enseguida congeniamos y nos pusimos a manos a la obra. Estuvimos tres meses trabajando en la escena donde el parásito se pega en la cara del astronauta. Dan fue muy claro sobre cómo debía ser la escena, como un enorme pene que bajase por la garganta del tipo llenándola de semen, todo con aspecto de radiografía. Desafortunadamente, Ridley Soot desestimó la escena y la cambió por algo más suave…”

Quizá si el trabajo hubiese prosperado, Joe Petagno se hubiese abierto una carrera dentro del cine, pero no fue así. A lo largo de la práctica totalidad de su vida profesional ha estado vinculado al mundo de la música, y su estilo oscuro y retorcido le ha hecho labrarse una carrera especializada en el metal extremo. Lejos quedan sus trabajos para la banda de GINGER BAKER, ya que a día de hoy, desde KRISIUM a KREATOR pasando por MARDUK, NIGHTSHADE o los españoles AVULSED, han hecho que Joe Petagno continúe haciendo del arte oscuro su bandera.

La influencia de los clásicos se deja ver aquí mas que en la portada de BLACK OAK, eso seguro!

ENTREVISTA A JOE PETAGNO  por Miguel.Asturias

Por muy fans que seamos, si hemos de hablar con el corazón en la mano, no podemos decir que Motorhead sea el grupo con las portadas más espectaculares, creativas o de mayor calidad dentro de la escena del Rock. Hay otras bandas que les superan en ese sentido, y que han utilizado auténticas obras de arte para ilustrar sus discos: Molly Hatchet o Thin Lizzy son sólo un par de ejemplos. Sin embargo lo que nadie puede negarles a Lemmy y su banda es haber sabido crear un icono tan reconocible en la escena del Hard Rock, como lo fue la lengua y los labios de los Rolling Stones dentro del Rock generalista.

Pero hay un añadido. La mítica lengua, como tantos otros símbolos era, salvo en contadas ocasiones, algo inerte y despersonalizado, mientras que para Snaggletooth se ha creado un submundo paralelo, donde la mascota se transforma según lo necesite, y tomando las personalidades más dispares, desde la locomotora de ‘Orgasmatron’ a la serpiente de ‘Snake bite love’, pasando por el monstruo que con su lengua en forma de pene amenaza con despoblar el Planeta desde la cubierta de ‘Sacrifice’.

Quien lleva una camiseta, una chapa o cualquier objeto con la imagen de ‘Snaggletooth’, es como si llevase un crucifijo para significarse como cristiano o una swastika para dejar clara su opción política, es decir, está diciendo mucho de si mismo, de sus gustos, y en muchos casos de su modo de vida.

En fin, quién mejor que su creador para hablarnos de él y acercarnos a su obra. Tengo el inmenso honor de presentaros a Mr. Joe Petagno, creador de la mayor parte del artwork de Motorhead con quien mantuvimos esta pequeña pero entretenida charla que nos ha ayudado a entender un poquito el arte de Motorhead.

Miguel: Creciste (artísticamente hablando) en la zona de Los Angeles, con el ácido y la Psicodélia… ¿Qué diferencias encontraste al trasladarte a la vieja y gris Europa?

Joe: La principal diferencia no fue tanto el clima meteorológico como el clima social. Europa era mucho más liberal y tolerante para las personas, al contrario de América, que era extremadamente limitada, bordeando lo absurdo. Por ejemplo nosotros, los melenudos, acabábamos de cara a la pared cada sábado por la noche con un policía apuntándote a la cabeza mientras buscaba algo de marihuana, lo cual te podía costar hasta cinco años de cárcel dependiendo del Estado en que fueses arrestado. Ni que decir tiene que tenías que ser muy hábil comiendo marihuana a veces, para librarte de la cárcel. Yo odié América por toda esa intolerancia y su miedo al individualismo, y todavía la odio… ahora Europa está tomando ese camino… ¡viva la revolution! (textual)

M: Crees que los estilos de vida en uno y otro Continente condicionaban las diferencias que había en los gustos musicales, o la industria ya tenía la suficiente influencia para decirle al público lo que debía oír, como ocurre ahora?

J: No se… creo que el mensaje entonces y ahora era ‘jode al sistema’, rompe con todo y fórmate tus propias normas, no dejes que los bastardos te derriben.

M: En alguna parte he leído que tú y Lemmy congeniasteis enseguida, ¿crees que el hecho de que ambos hayais nacido bajo el signo de Capricorno tuvo algo que ver?

J: Lemmy y yo nos hicimos amigos de inmediato porque ambos vivíamos y creíamos en aquella ideología basada en el combate a los mentirosos, falsos y ladrones… se trataba de  resistir a la adversidad. Sólo porque tengan el poder no significa que tengan la razón. Todavía creo en eso, todavía creo que merece la pena luchar contra ello. Ambos éramos Capricornio, pero no lo sabíamos al principio, nos dimos cuenta algún tiempo después, nunca nos preocupamos de la Astrología…fue una coincidencia graciosa, nada más.

M: Bien, hablemos un poco de “Snaggletooth”. ¿Es un perro?  ¿Es un jabalí? ¿Es una especie de soldado mutante de las Waffen-SS?

J: Es un híbrido… parte perro y parte gorila con unos descomunales colmillos… quise crear un logo extremadamente agresivo e impactante, simbolizando el fin de una era, el fin de aquel rollo de paz, amor y entendimientoSnaggletooth ilustrando el libro que acompaña a la caja de cds de MOTORHEAD para dar principio a la era del odio, la guerra y la codicia, que a mediados de los 70 estaba tomando al Mundo por completo. No es en absoluto nada de las SS. La gente lo creyó así porque puse una cruz de hierro colgando en un cuerno. Aquello era un símbolo de valentía que se usó en la Primera Guerra Mundial y después en la Segunda. Nosotros lo usamos en los tiempos pre-Hippies entre el 60 y el 64…me refiero a los ‘surfers’ de la Costa Oeste de América, como un símbolo de valentía porque cogíamos olas jodidamente enormes y la cruz de hierro estaba pintada en todas las tablas, camiones y camisetas como un símbolo ante aquellos trozos de naturaleza de 20 pies de alto. Nos autoproclamamos nazi-surf, que quiere decir fanáticos de aquel deporte. Yo llegué a pintar una swastika en la punta de mi tabla, lo que para mí era un símbolo de supresión y no de Hitler y sus estúpidas ideas. Por supuesto la mayoría del público no tuvo la fantasía o la inteligencia  para pillar la idea, así que  nos etiquetaron como nazis…. ¿te suena familiar?

Cualquier cosa que la gente no comprenda, lo etiqueta negativamente. Así es como nos controlan. Primero te catalogan y luego tratan de comprenderte.

M: En mi opinión, Snaggletooth es la mascota más carismática de la historia del Rock and Roll. ¿Teníais una idea preconcebida de lo que buscabais o surgió de una manera espontánea?

J: Quise crear algo que funcionase como una llamada al alzamiento a todo aquel que lo viese, ya sabes… ‘álzate y únete a la lucha por la libertad, la verdad y la justicia. Creo que ese logo sobrevivirá a la música por cientos de años…’Snaggletooth’ está aquí para quedarse, cuando la música sea vieja y anticuada, el logo todavía brillará como si fuese nuevo.

M: El tipo de fuente que utilizaste para el logotipo es también inconfundible, recuerda mucho a la Alemania de mitad del siglo XX. ¿Surgió al mismo tiempo que el dibujo?

J: Está basado en la vieja fuente gótica… pero una vez más es mi propio híbrido. Fue diseñado a la vez, como parte de la cabeza. Se suponía que tenía que ser como los logos que los rockers tenían en la espalda de sus chaquetas de cuero.

M: ¿Cómo es el método de trabajo de Joe Petagno y Motorhead? ¿Presentas varios proyectos y la banda elige el que más le gusta? ¿Es quizá la compañía la que elige?

J: Normalmente empiezo a dibujar cuando ellos entran al estudio, tienes que entender que Motorhead es más que una simple portada, cada trabajo artístico de la banda es un reflejo del clima político y social que hay en el Mundo en ese momento. Por ejemplo,”Inferno” fue hecho durante la guerra de Irak y el viaje de exploración a Marte, que por supuesto es el Dios de la Guerra. Así el metal fundido que se vierte atraviesa el Planeta y hunde a los soldados en el infierno. Arriba del todo dibujé la palabra “Oil” porque todo lo de Irak fue por el petróleo.

Normalmente uso guache, que es una pintura que se diluye en agua, es lo que he usado para las portadas. “Inferno” es la única en la que usé pintura de aceite (oil).

Así que, a lo que íbamos, hago las portadas antes de que terminen de grabar y se las envío, y ellos caen desmayados ante los dibujos de tanto como les gustan ja, ja. Normalmente les gustan mucho porque como te dije van en sintonía con el clima político y social. Eso es lo que Lemmy y yo hacemos y por eso es tan especial. No tenemos que discutir lo que ambos sabemos y compartimos. Ambos hacemos crítica político-social, su herramienta es la música y la mía el arte.

M: ¿Es el trabajo con Motorhead el que más te satisface de lo que haces?

El fanzine español NECROMANCE también contó con Petagno!

J: No en realidad, aunque el hecho de que mi colaboración con la banda haya durado tantos años es algo que me enorgullece. A mi me satisface todo lo que hago porque disfruto de ello, prefiero mis proyectos en solitario y mis cuadros mucho más que los trabajos que hago para Motorhead, que son una pequeña parte de mi vida profesional. No puede ser nunca lo más importante, porque date cuenta que hago una portada cada dieciocho meses y el resto del tiempo hago cientos de trabajos igual de excitantes. Podéis visitar mi nueva web para ver algunos: http://www.petagno.dk

M: He leído en algún sitio, que cuando viste el artwork del álbum ‘March or die’, no te pareció precisamente brillante. ¿Te importaría recordar a tus fans españoles como fue aquella historia y cómo retomaste el trabajo en ‘Bastards’?

J: ¿March or die? bien, si tengo que mirar esa portada durante más de dos minutos seguidos, seguramente será una “marcha o muere”, así que mirándolo en ese sentido, es una buena portada (ja, ja, ja)  pero que pedazo de mierda de artwork…. quiero decir es taaaaan mediocre… hice mi propia versión para el Club de fans y cuando Lemmy la vio la quiso para ‘Bastards’. Que tío… sabe reconocer la calidad en cuanto la ve. Fue una decisión acertada ¿no te parece?

M: ¿Y por qué no hiciste tú el trabajo artístico cuando estuvieron en Sony?

J: Bueno, os dejo unas cuantas respuestas. Podéis elegir la que os parezca:

A: Estaba muy colocado y pasé de todo.

B: Estaba viajando y no me pudieron localizar.

C: Estaba harto de músicos ruidosos.

D: Estaba enormemente ocupado trabajando en otros proyectos.

Hasta la vista / bounas noches (literal)

Anuncios