.:: DOWN TO EARTH ::.

.:::Cuando RAINBOW, regresaron a la Tierra:::.

Down to Earth” representa muchas cosas para los fans del rock duro . Fue publicado durante la recta final de la mágica década de los 70, aquella durante la cual, bandas como DEEP PURPLE, BLACK SABBATH, LED ZEPPELIN o los propios RAINBOW, publicaban discos que sólo hacían que mejorar al anterior, aquella en la que JUDAS PRIEST, VAN HALEN, THIN LIZZY o KISS habían ido subiendo peldaño tras peldaño en dirección a la cima… aquella en resumen durante la que parecía haber tenido lugar toda la grandeza posible. La pregunta era ¿que nos esperaría ala vuelta de la esquina?. Ritchie Balckmore lo vió claro y puso en juego todo su talento, ganando (una vez más) la partida.
Este artículo, publicado en la revista HUSH hará cosa de un año, pretende repasar lo que rodeó a un disco que dió la vuelta al sonido con que se criase toda una generación. Después de estar un lustro volando por mundos de fantasía, RAINBOW habían decidido “volver a la Tierra”.

RAINBOW · “Down to Earth”

“Después de tres o cuatro años, tiendo a cansarme de la gente con la que trabajo. Suelo hacer muchos cambios  y  no es por fastidiar a los músicos… solo estoy intentando ofrecer al público la mejor banda posible, no trato de comportarme como un cabrón amargado” Ritchie Blackmore para SOUNDS magazine, Julio de 1979 

Siempre he pensado que Ritchie Blackmore no está del todo bien de la cabeza. Entendedme, no me refiero a que sufra una afección mental ni nada por el estilo, si no que desde su primer aliento se ha encargado de probar con sus actos y omisiones que, o bien no es de este planeta o el mundo  le viene pequeño.  Desde que tuvo una guitarra en las manos por primera vez, los hechos demuestran que su instinto de superación ha desplazado cualquier otro sentimiento, haciendo que palabras como lealtad o compromiso carezcan de sentido para él.

RAINBOW fue la prueba definitiva de que nada sobre la Tierra podría frenar su voluntad. Aquella banda nacía del despecho, cuando sus antiguos compañeros en DEEP PURPLE quisieron poner palos en las ruedas de su creatividad. Contra lo que hubiera hecho cualquier persona medianamente sensata, él no asumió la dirección que el resto quería tomar y rompió con un pasado que le estaba reportando incontables beneficios, para partir de cero con una banda donde desarrollar su talento por las vías que él (y solo él) escogería.

Hay que tenerlos cuadrados o estar mal de la cabeza para desmontar un grupo como este. Ritchie Blackmore lo hizo.

En cualquier caso, Ritchie no mentía al hacer las declaraciones a SOUNDS que abren este artículo. En 1979 habían pasado cinco años desde que forzase el abandono de Ian Gillan de la “banda madre” y cuatro desde su ruptura definitiva con DEEP PURPLE. Su carrera se parecía a una partida de cartas, solo que en las bazas que él jugaba, llevaba los cuatro ases. En la primera apuesta, la que hizo a Gillan desaparecer del mapa, dejó atónitos a unos fans que con las manos en la cabeza no hacían si no preguntarse quién podría sustituir a semejante vocalista. Todos sabemos que el reemplazo llegó de la mano de un total desconocido quien encajó perfectamente en la idea que Blackmore tenía para los ‘nuevos’ PURPLE.  Para la siguiente baza, la de RAINBOW, el “as” se llamaba Ronnie y de nuevo le vinieron de cara todas las cartas… creo que no es necesario hablar aquí de lo que nos trae a la memoria títulos como “Rising” o “Long live rock ‘n’  roll” y de cómo un cantante también desconocido para el gran público, encajó como un guante en su nuevo proyecto.

Y bien, entre jugada y jugada, el tiempo pasó y se cumplió el plazo para Ritchie. Después de que su banda alcanzase los cuatro años de vida, y de que hubiese sido creado un RAINBOW clásico, el Hombre de Negro consideró necesario reciclar al grupo. Estaba convencido de que el ciclo se había cerrado, y una vez más se la jugó apostando por un extraño como protagonista principal del devenir del grupo. De la misma manera que presentó al mundo a un desconocido David Coverdale para sustituir a Ian Gillan, y tal como hiciese cuando en su nuevo proyecto Ronnie James Dio asumía el papel de frontman aun siendo una incógnita para el gran público, otro personaje a quien muy pocos recordaban iba a ser el centro de atención de su remozada banda. Como todos sabéis ya, Graham Bonnet fue quien lo hizo.

“Sólo hubo un profesor que me dijo que tenía talento y que debía probar suerte con ello, pero que era necesario que me trasladase a otro sitio. Graham Bonnet para POPULAR1, Julio 2001 

Graham Bonnet llegó a Londres con una mano delante y otra detrás, apenas cumplidos los dieciocho. Corrían los primeros años de la década de los sesenta por aquel entonces, y él no pasaba de ser un muchacho que venía de un pueblo de pescadores donde vivía con su familia, pobres como ratas. Sin embargo, Graham estaba convencido de su potencial como vocalista y decidido a probar suerte en una ciudad que  literalmente era un hervidero de música.

Allí formó parte de incontables bandas como la JOE ROTH ORCHESTRA o SKYLINERS, hasta que en 1965 formó THE BLUES SECT, que fue su primer grupo con aspiraciones profesionales. Como parte de la banda, Graham contó con su primo Trevor Gordon, con quien había crecido en Skeggness, antes de que este emigrase a Australia con su familia..::

Lo cierto es que no puede decirse que Trevor hubiese perdido el tiempo en la tierra de los canguros, ya que durante su estancia en aquel continente, había entrado en contacto con los BEE GEES, con quienes había grabado cuatro canciones, algo que pesaba notablemente en su currículo. Tanto era así que gracias a los vínculos de Trevor con Maurice y Barry Geeb, THE BLUES SECT consiguieron firmar un contrato con el empresario  Robert Stigwood, ya en el 68, momento en que cambiaron su nombre a THE MARBLES. Bajo ese nombre, el dúo consiguió un éxito enorme en el Reino Unido, gracias al single “Only One Woman” que alcanzó el quinto puesto de las listas en aquel país ese mismo año. Desafortunadamente, nunca repitieron el éxito de aquel debut  dejando su segundo sencillo, “The Walls Fell Down“, en el número 23 al año siguiente, lo que les llevó a separarse.

Trevor terminó por abandonar el  negocio, pero no así Graham, quien tras rechazar una oferta de Jeff Lynne para formar parte de la ELECTRIC LIGHT ORCHESTRA…¡como bajista! inició una irregular carrera en solitario. Mentirá quien diga que la fortuna llamó a su puerta durante aquellos años, porque en realidad su trayectoria estuvo basada en singles y LP’s de discreto éxito. El primero de ellos, editado en 1977 lo grabó en la compañía Ring O’Records  que acababa de ser creada por el BEATLE Ringo Starr y se compone en su práctica totalidad de versiones de varios artistas entre los que figuran BEE GEES o BOB DYLAN.

Los músicos participantes, eso sí, son un elenco de profesionales de verdadero lujo, entre los que se encuentran Graham Preskett (el violinista que colaboró con DEEP PURPLE para “Live at the Royal Albert Hall” en 1999) o Tony Hymas, teclista entre otros de JEFF BECK, JACK BRUCE o GENESIS. Sin embargo quien más se vinculó con Graham fue el guitarrista Micky Moody, con quien surgió una química inmediata. Moody no pudo colaborar en el segundo disco de Graham Bonnet ya que aquel mismo año pasó a formar parte de WHITESNAKE, pero para “No Bad Habits” (que así se llamo el álbum que continuó la carrera en solitario de Bonnet)  también hubo “conexiones púrpura” ya que fue Mike Underwood quien tocó la batería.

¿Quiere esto decir que había vínculos entre DEEP PURPLE y Graham Bonnet en 1978?. Pues técnicamente sí, pero eran totalmente casuales, ya que Graham estaba totalmente distanciado de cualquier cosa que tuviese que ver con el hard rock. Sin embargo, el escaso rendimiento que su carrera le estaba reportando, cambió esa situación para el resto de su vida.

A pesar de que Graham Bonet fue el recambio más visible dentro de los nuevos RAINBOW, en realidad había sido el último en incorporarse a la banda.  Los pasos que se dieron hasta llegar a la nueva formación fueron muchos y no siempre están bien definidos.

“El asunto es que con RAINBOW, no aceptamos nada que no sea el total compromiso de los miembros del grupo en la banda. Ronnie no se estaba involucrando como se esperaba así que  tuvo que irse, es tan sencillo como eso … No fue despedido, le pedimos que se largase. Puedes interpretarlo como quieras”. Cozy Powell para SOUNDS MAGAZINE; Junio de 1979 

Realmente, Cozy Powell hablaba como si estuviese tocando la batería: Claro, directo y contundente. Lo que le contaba al reportero de Sounds, fueron los primeros pasos en el radical cambio que se hizo en RAINBOW. Ritchie Blackmore y Cozy Powell hicieron todo lo posible para que Ronnie James Dio abandonase el grupo.

Con él fuera, no pasó mucho tiempo antes de que el teclista David Stone y Bob Daisley, que como ya sabes era el bajista, se fuesen también. Ninguno de los dos parecía muy convencido del futuro del grupo sin Ronnie al frente, de manera que Bob empezó a negociar su entrada en lo que aun era un proyecto de carrera en solitario para Ozzy Osbourne, y  David Stone siguió con su rol de músico de alquiler, colaborando con varios solistas y bandas de su Canadá natal como Max Webster o THREE DOG NIGHT. Su puesto fue el primero que encontró reemplazo. Después de una semana de conversaciones entre Ritchie Blackmore y Cozy Powell, en las que se decidió si RAINBOW iba o no a tener continuidad,  se llegó a un acuerdo en sentido afirmativo definiéndose además los pasos a seguir.

Ritchie Blackmore había “aportado” a Roger Glover como productor, escritor y arreglista, así que dejó que fuese Cozy el siguiente en mover ficha, proponiendo este los dos reemplazos que faltaban: Don Airey y Clive Chaman. Ambos, teclista y bajista eran viejos conocidos suyos, pues habían formado parte de COZY POWELL’S HAMMER, la banda en solitario del  batería.

Don Airey y Clive Chaman flanqueando la formación de COZY POWELL’S HAMMER a derecha e izquierda respectivamente.

 Clive Chaman era perro viejo. El típico músico de sesión disponible para casi cualquier cosa que adaptaba su estilo a lo que se requiriese de él en cada momento. Había sido parte de la banda de JEFF BECK durante algunos años y su nombre aparecía en los álbumes de artistas tan dispares como DONOVAN o HANSON, el primero un cantautor y los segundos una banda de rock progresivo. Finalmente puso su talento a disposición de Cozy Powell y su banda en solitario, donde coincidió, como ya hemos dicho con Don Airey.

Don tenía las raíces plantadas en el mismo tiesto que Chaman, si bien su formación era más completa. Se forjó trabajando sobre clásicos en su Sunderland natal, al noreste Inglaterra, aunque pronto creció su interés por la escena local de rock y jazz, lo que le llevó a ofrecer sus servicios y los de su órgano Hammond en los locales de mala nota que abarrotaban los trabajadores de la zona. Finalmente vio que aquello no le llevaría a ninguna parte, así que completó su educación musical con un master en la universidad de Nottingham y un diploma en la Royal Northern College of Music, regresando a los escenarios en 1972, ya con su propia banda y viajando alrededor del mundo, desde África a Florida pasando por el lejano Oriente.

En 1974 fijó su residencia en Londres y entró en el mundo del rock de la mano de Cozy Powell en cuya compañía disfrutó de un año de gira antes de pasar a formar parte de los renovados COLOSEUM, a quienes John Hiseman rebautizó como COLOSEUM II y donde grabó tres discos entre 1975 y 1978 , para después pasar un año repartiendo su talento entre el proyecto en solitario de Gary Moore (compañero suyo en COLOSEUM II) y unos BLACK SABBATH en retroceso que caminaban en  la cuerda floja de “Never say die“.

Quizá la precaria situación en que se encontraba la banda de Tony Iommi le ayudase a tomar la decisión de aceptar el puesto que le ofrecía Cozy Powell o quizá fuese simplemente el reto que suponía encontrarse con los profesionales que estaban empezando a rodear aquella nueva versión de RAINBOW. En cualquier caso, Airey fue el tercer miembro estable de la banda tras Blackmore y Powell, ya que Clive Chaman fue descartado a las pocas semanas. Clive era un extraordinario músico, eso está fuera de toda duda, pero no era el que RAINBOW necesitaba.

Dejaremos que la suspicacia de cada uno decida si el siguiente movimiento en RAINBOW estaba calculado de antemano en la mente de Ritchie Blackmore, o si todo obedeció a la aplicación del sentido común. En cualquier caso, con RAINBOW sin bajista era cuestión de tiempo que Roger Glover, presente como estaba en el desarrollo de los acontecimientos, ampliase sus ‘funciones’ más allá de la producción y composición. Él mismo se lo contaba a Pete Makowski de la revista SOUNDS en Marzo de 1980:

“Bueno, yo era solo el productor y arreglista. Había empezado a escribir material con Ronnie Dio, pero después de un par de meses se hizo evidente que había malas vibraciones entre él y Ritchie. Ambos traían ideas pero no había comunicación, así que traté de mediar entre ellos pero no tuve éxito porque le grupo llegó a separarse durante algún tiempo … Cuando las cosas se calmaron y se vieron sin bajista, Ritchie me pidió que colaborase tocando en el disco para después buscar a un músico para la gira.

Ritchie Blackmore:

“…pedimos a Roger que hiciese una canción. Después otra y al final dijimos: ‘¿Bueno, te importaría tocar en todo el disco?’ y él dijo: ‘No’. Entonces estábamos pensando en buscar a otro músico, pero él demostró tal capacidad que al final le dijimos: ‘¿Quieres unirte al grupo?’ Y el dijo: ‘Sí!’, ‘ y fue como: ‘vale, estás dentro’.

Los pasos se estaban dando en  plazo y dirección correctas, pero el tramo más complicado estaba pendiente aún. Había que abordar una cuestión tan delicada como era la de encontrar un sustituto para Ronnie James Dio.

Unos dicen que hubo más de cincuenta candidatos (entre los que estaban Pete Goalby ex-URIAH HEEP, Marc Storace de los suizos KROKUS o Ralph Thompson) otros reducen la cantidad a apenas veinte, y Ritchie Blackmore ha confesado que cuando Dio abandonó, él ya tenía en mente a Graham Bonnet.  Todo forma parte de la leyenda y quizá nunca sepamos quien está más cerca de la verdad, pero los hechos no engañan y Graham Bonnet recibió la oferta para hacer la audición. No fue él quien la buscó… de hecho nunca había mostrado el menor interés por el hard rock como ya hemos dicho. Graham Bonnet hablaba así en el 2001 para POPULAR1:

“Mickey Moody le dio a Roger mi número de teléfono, Roger me llamó y me preguntó si estaba interesado en hacer una audición con RAINBOW en Suiza, donde estaban grabando en un chateau, y yo me trasladé allí días después. En la audición canté el tema ‘Mistreated’ que es el perfecto tema para una audición…. No esperaba entrar en una banda de heavy rock, honestamente, nunca había escuchado a RAINBOW antes. Antes de ir a la audición escuché un par de discos suyos y la verdad es que no era mi tipo de música en absoluto; no quedé impresionado y me dije a mi mismo que no iba a funcionar, Pero cuando entre en la banda me di cuenta de lo interesante que era esta música.”

Ritchie Blackmore, Cozy Powell, Don Airey, Roger Gloer y Graham Bonnet dieron vida de esta manera a la formación que se convertiría en el puente entre los RAINBOW barrocos de espada y brujería y los reyes del rock de estadio, mucho más asequible a las ondas radiofónicas  y a las listas de superventas.

“Down to Earth”, la grabación.

“Cozy solía grabar en el chateau de Suiza y al terminar la jornada se subía en su Mercedes, se desplazaba al aeropuerto y cogía un avión para ir a dormir a su casa en Inglaterra (risas) ¡hacía eso cada día!. El vivía en una zona granjera, y le gustaba volver a su casa y olvidarse de toda la mierda del rock and roll” Graham Bonnet para POPULAR1, en 2001.

Es difícil siquiera a imaginar lo que debió de ser el castillo Pelly de Cornfeld durante el tiempo que fue ocupado por aquellos cinco talentos tratando de llegar a acuerdos sobre el contenido del disco. Sólo pensar en lo fuertes que eran las personalidades de Cozy, Blackmore y Bonnet, me lleva a imaginar una estación de tren donde tres locomotoras chocan y todo salta por los aires dejando devastado el lugar.  Quizá por eso, las dos figuras principales del grupo no solían pasar mucho tiempo en el estudio. Cozy iba y venía como nos recuerda Graham Bonnet, y Ritchie llegaba con su trabajo preparado, registraba sus tomas y desaparecía de inmediato. Él grababa cada canción de tres o cuatro formas diferentes, para que luego fuese Roger Glover el encargado de escoger la más adecuada y empastarla junto al resto de las interpretaciones.

El material fue grabado con una unidad móvil, la Maison Rouge Mobile Studio, propiedad de Ian Anderson, alma mater de JETHRO TULL. Ritchie Blackmore se encargó de que fuese ese estudio y no otro el que recogiese el nuevo trabajo de RAINBOW en un intento de que su banda sonase tan nítida y fuerte como JETHRO. El estudio venía preparado en un enorme camión, que se dispuso al lado del castillo. Se pasó todo el cableado por una ventana y llevó hasta un enorme comedor que había sido habilitado como sala de grabación por su reverberación natural. Esto fue un factor decisivo sobre todo para la batería, que quizá fue el instrumento que más mimo recibió y mejores resultados obtuvo.

Quizá también ayudó el hecho de que Roger, como productor que era, se esmeró para tener una base sólida y brillante sobre la que trabajar, aunque justo es reconocer, que donde se dejó la piel en realidad fue como productor y compositor.  Él fue, sin asomo de duda, quien cargó con más peso en la creación de “Down to Earth”. Cada canción era grabada de cuatro o cinco maneras diferentes, con distintos matices, arreglos y melodías y una vez que Glover montaba los diferentes puzles, Blackmore llegaba al estudio para dar el visto bueno a una u otra versión. La mayoría de las canciones tenían títulos provisionales e incluso diferentes letras, y así “Bad Girl” y “Eyes of the world” habían sido concebidas previamente como “Stone” y  “Mars”  o “No time to loose” en un principio llevaba por título “Sparks don’t need a fire”. También en este sentido, Roger se vio abrumado por el exceso de responsabilidad. No es un reproche, si no un hecho, que Graham Bonnet apenas aportó nada a las tareas de creación. Muy al contrario de Ronnie James Dio, Graham no estaba acostumbrado a escribir (recordemos que sus álbumes en solitario estaban hechos a base de versiones y canciones escritas por terceros) por lo que el productor y bajista tuvo que hacer un esfuerzo extra para sacar adelante aquellos temas.

Esto hizo saltar algunos roces en la relación entre cantante y bajista que en su rol de productor obligaba a Graham a repetir las tomas una y otra vez hasta que, como él mismo recordaba “…solía perder la voz después de pasar tantísimas horas en el estudio repitiendo fragmentos de canciones. Era un labor imposible; a veces pasábamos doce o trece horas seguidas grabando”.

Graham empezó grabando los coros y voces principales sobre las bases de aquellos temas que ya habían sido grabados antes de su llegada al grupo, que eran la mayoría,  y después arregló el resto de canciones junto a Roger para que la banda llevase a cabo el proceso habitual de grabación, empezando por las bases rítmicas (batería primero, y sobre ella el bajo) y los acompañamientos, que en este caso era el trabajo de Don Airey y Ritchie Blackmore, doblando las guitarras. Por último se ponía la voz y para terminar era de nuevo Ritchie el encargado de aportar los matices finales con sus solos de guitarra. No fueron muchos los temas que quedaban pendientes por escribir a la llegada de Graham en realidad, apenas “All night long” y un par de ellos más.

“Down to Earth”, las canciones.

“ El objetivo principal de “Down to Earth” fue traer los aspectos cósmicos de RAINBOW ‘de vuelta a la Tierra’  “. Roger Glover para Sounds, 1980

Han pasado treinta años desde la edición de “Down to Earth” y eso es mucho, demasiado tiempo. Por eso es bastante posible que no haya muchos, entre quienes estáis leyendo esto, que vivieseis la edición de “Down to earth” con el suficiente criterio y conocimiento de la banda en aquel momento para apreciar la diferencia entre este disco y el resto. Ese es al menos mi caso y seguramente el de muchos de vosotros. Sencillamente, no llegamos a tiempo para vivirlo “en directo”, y por eso no queda otro remedio que hablar a toro pasado y por referencias.

Ritchie Blackmore, genio y figura.

Eso, sin embargo, no impide adivinar que seguramente, el simple hecho de la edición del disco alivió a gran parte de los fans.  Esos que temieron por la continuidad del grupo tras la marcha de Ronnie Dio en primer lugar y la de Daisley y Stone después.  No obstante, dicho esto, creo también que muchos de aquellos que se sintieron aliviados en un principio, poco después hubiesen querido ver otro nombre y no el de RAINBOW escrito en la cubierta del disco, sobre la que, dicho sea de paso, se han hecho varias interpretaciones. Hablamos un poco sobre el asunto. Una de ellas la hacía el propio Roger Glover quien, como ya hemos dicho, apuntaba que el título era un juego de palabras, que manifestaba el deseo por parte del grupo de poner los pies en el suelo (sería el equivalente en el refranero español) y apartarse de los “temas cósmicos”. Hay quien dice también que la trayectoria definida en el dibujo, con el Arco Iris en una estela dirección al continente americano, presagiaba la intención de la banda de conquistar de una vez por todas el mercado norteamericano … lo que quizá parezca un poco rebuscado. En cualquier caso, lo que si es verdaderamente significativo es el cambio de logo, que pasa de  utilizar la clásica fuente gótica a otra mucho más moderna y, dicho sea de paso, impersonal. Y es que, digámoslo de una vez, RAINBOW en “Down to Earth” es, simple y llanamente otro grupo. Tres de sus cinco componentes llegaban como novedad, y entre ellos estaba, por un lado, el que creaba las canciones, y por otro aquel que primero identificamos al oírlas. El sentimiento tampoco era el mismo porque en definitiva, los tiempos no eran los mismos. Los ochenta estaban ahí y había una cierta urgencia en adaptarse a las nuevas formas. Mal que nos pese, el hard rock había comenzado a convertirse en una rémora,  y la práctica totalidad de los grupos consolidados tomaron posiciones aquel año de cara a la nueva década.

En aquel 1979, hubo quienes escogieron orientar su sonido a un corte más europeo, como fue el caso de JUDAS PRIEST, UFO, THIN LIZZY o SCORPIONS, y quienes optaron por escribir material más adecuado a la fórmula FM, como fue el caso de BLACK SABBATH, TED NUGENT, AEROSMITH o los mismísimos AC/DC, pero en cualquier caso, son contadas excepciones las bandas que mantuvieron el sonido que les había dado a conocer en la primera mitad de la década de los setenta. Especialmente significativa es la cantidad de discos en directo que se editaron entre 1978 y 1979, los cuales funcionaron en la mayoría de los casos como punto de inflexión para las carreras de sus autores… “Tokyo Tapes”, “Unleashed in the east”, “Strangers in the night” y tantos otros. Dicho esto, RAINBOW no fue ajeno a esos giros, lo que quedó patente a lo largo de las ocho canciones que lo forman.

El mítico single…

“All night long” . Cuenta Graham Bonnet: “Me gustaba mucho sobre todo porque me involucré en el proceso de composición. Una tarde, Ritchie me dijo que tenía una idea para un tema. Tocó algo con su guitarra acústica, y yo escribí la melodía de la canción” . … falta por saber la razón por la que el cantante no aparece en los créditos. Seguramente todo responde a líos de tipo legal, contratos y todo esto. En cualquier caso, el tema que abre el disco es un clásico de la época, construido a partir de un riff verdaderamente ‘adictivo’ aderezado con abundantes cambios y arreglos.

Fue el primer single (editado en Marzo de 1980) y tuvo su correspondiente video  clip que, al igual que la propia canción, es sencillo y efectivo. Seguramente el hecho de abrir con un tema como este sirvió para que muchos fans despejasen sus dudas sobre la capacidad del ‘nuevo’ cantante, quien brilla con especialmente intensidad en las partes sostenidas del tema.

A continuación nos encontramos con “Eyes of the world”, una canción que podría haber sido escrita tiempo atrás. Los más suspicaces pensarán que es parte del material que se escribió durante los últimos días en que Ronnie James Dio estuvo en la banda, porque realmente lleva el feeling de los viejos tiempos. El largo preludio de Don Airey, la implacable entrada de Cozy Powell, el riff de Blackmore  vagamente oriental… todo se mezcla  para dar como resultado una canción épica muy en la línea de “Gates of Babylon” o “Stargazer” que choca de frente con la siguiente pieza, la cual supone un giro de 180 grados.

…claro que este no lo fue menos. Lo que no entiendo muy bien es lo de la portada.

“No time to loose”, es una canción que, a pesar de ser un tema con poco peso dentro del conjunto de “Down to earth” puede considerarse como uno de los más significativos, ya que anticipa mucho del RAINBOW de los tiempos venideros. Su ritmo ágil, sus cortes bruscos y su melodía eran inéditos dentro del repertorio del grupo en aquel momento, pero volveríamos a encontrarlas muy a menudo en la etapa en que Joe Lynn Turner se puso al frente de la banda.  El contraste que se aprecia con el anterior tema queda diluido entre este y el siguiente, “Makin love” que cerraba la cara A del disco.  Un medio tiempo radicalmente diferente del RAINBOW majestuoso de tiempos pasados que estaba sin embargo en perfecta sintonía tanto con otros temas dentro de este disco como con la gran mayoría del repertorio del grupo en el futuro. Su melodía evoluciona desde unos acordes vagamente inspirados en la música folk y medieval hasta llegar a unos riffs dibujados sobre puro rock. Una demostración del alcance que tenía el talento de estos músicos ala hora de escribir canciones. Por su parte, Graham Bonnet literalmente se vacía en esta canción poniendo a partes iguales técnica y sentimiento para conseguir un resultado que desborda elegancia.

La segunda cara de “Down to Heart” se abría con “Since you’ve been gone”, canción que terminó por convertirse en una de las más emblemáticas del grupo desde entonces hasta su desaparición., aunque también termino siendo el último clavo en el ataúd del RAINBOW clásico ya que fue el principio del fin para Cozy Powell en la banda.

Pensaba que estábamos yendo demasiado lejos. Pensé que los fans dirían “¿Qué es esto?”. Obviamente es una canción muy comercial y sucedió que se convirtió en un gran éxito. Y en aquel momento esa fue una de las razones por las que decidí que si Ritchie iba a seguir por esa ruta, mejor que me fuese e hiciese otra cosa, así que eso fue básicamente. Después de unos seis meses más o menos.” Cozy Powell para Sounds, 1981

La idea de incluir este clásico del pop escrito por Russ Ballard para CLOUT (un grupo femenino) partió de Bruce Payne, manager de RAINBOW y contó con el beneplácito de Roger Glover, la oposición frontal de Cozy Powelly serias dudas por parte de Ritchie Blackmore. Pero después de todo Payne era quien mandaba así que el grupo grabó el tema… y tuvo que dar la razón a su jefe. Lo que no habían conseguido con “All night long” , lo

Cozy estaba hasta las narices ¿quiso decirnos algo en esta foto?.

 hicieron con esta versión  entrando por fin en las listas americanas, concretamente en el puesto 57. En las listas inglesas bajaron un puesto (del 5º al 6º) con respecto al anterior sencillo, algo por otra parte perfectamente entendible, habida cuenta que la melodía de ese tema encajaba mucho mejor con el sonido U.S.A.Quizá para no alarmar demasiado a los fans clásicos, decidieron colocar a continuación “Love’s no friend of mine’, un blues rock donde Graham y Ritchie compiten por su protagonismo, tal es el buen hacer que ambos demuestran (y sin desmerecer el trabajo del resto del grupo, naturalmente). ¿podríamos hablar de una puesta al día de “Mistrated”? no quisiera pasarme de frenada pero es la referencia inmediata que me viene ala mente cada vez que escucho la canción. Algunos años después nos encontramos una réplica en “Rock you to the ground”, una canción pertenciente al “Assault Attack” de M.S.G. también con Graham Bonnet a la voz.

En la recta final del disco nos encontramos con “Danger Zone” una canción en la que quien cobra el mayor protagonismo es Don Airey quien se enzarza en un duelo con Blackmore en mitad de la canción. Eso y el trabajo de Bonet es quizá lo más sobresaliente de una canción menor dentro del conjunto del disco, que de hecho nunca llegó a formar parte del repertorio en directo.  Justo lo contrario ocurría con “Lost in Hollywood”, el tema que cierra el álbum.  No creo que sea demasiado aventurado colocar esta canción entre las diez mejores que el grupo haya grabado a lo largo de su historia. Dinámica como pocas, cada uno de los músicos que la interpretan hacen que su trabajo engrane con el de los del resto como parte de una maquinaria que termina por funcionar a la perfección. Decía, que este tema era parte fundamental del trabajo en directo y de hecho servía como pie al solo bien de Ritchie en unas ocasiones o de Cozy Powell en tantas otras e incluso de Don Airey en su interludio.

 

“Down to Earth”, sobre las tablas.

 

“(Since you’ve been gone) Desde que te has ido, han ocurrido muchas cosas Ritchie (.,..) pero  no tienes nada por lo que preocuparte: Acabas de tener el mayor éxito de tu carrera aquí y, en el contexto de cambios por los que hemos pasado, unas pocas caras nuevas en RAINBOW no van a hacer naufragar el barco, sobre todo si una de ellas es de un viejo amigo. De todas formas, tu ya sabías que no esperábamos verte dos veces seguidas con la misma formación ¿verdad?”  Hugh Fielder para el Sounds, Reseña del show en Newcastle Febrero 1980

 “Lost in Hollywood” decíamos, forma parte del repertorio que presentó al álbum “Down to earth” a lo largo y ancho del planeta durante 1979 y 1980. Los dos primeros meses de la gira los dedicaron a la promoción del disco en Estados Unidos, en un tour en la que abrían para BLUE OYSTER CULT, quienes presentaban a su vez el disco “Mirrors”.  Tras esta primera parte del tour, RAINBOW tenían contratadas doce actuaciones en Alemania y Países Bajos pero fue tal el éxito cosechado en Estados Unidos, que se tomó la decisión de reprogramar todas las fechas y dejar pendiente la visita al Viejo Continente hasta 1980.

De este modo, pasaron el resto del 79 girando por Estados  Unidos,  pera esta vez como cabezas de cartel, teniendo como teloneros a unos desconocidos GAMMA en la mitad de los shows, y nada menos que a SCORPIONS en la otra mitad, que habían conseguido con “Lovedrive” su primer gran triunfo en América.

Ya en 1980, RAINBOW giraron durante tres meses por Europa, empezando en el Norte para después cumplir los compromisos pendientes de Alemania y Paises Bajos e incluir algunas fechas en Francia y  Suiza antes de regresar  a suelo inglés a mediados de Febrero. La última vez que habían estado en su país natal, había sido en Noviembre de 1977.  Un largo período de tiempo durante el cual, todo había cambiado de una forma que nadie podía haber imaginado. No solo dentro de la banda, como ya hemos comentado, si no también en la escena musical del momento.

Por una parte, la explosión punk, que había terminado con muchas de las expectativas de los grupos hard rock, había sido absorbida por la industria independiente entre el sonido 2Tone y la New Wave,  y por otro lado, los tipos duros del heavy metal estaban en su práctica totalidad bajo la bandera de la N.W.o.B.H.M., un sonido que con bandas como IRON MAIDEN, SAXON o PRAYING MANTIS sentaría las bases del género en Europa para los próximos años.   Sobra entonces decir que RAAINBOW estaba en una posición no demasiado cómoda, por decirlo de una manera suave.

Con un  público al que tenían “abandonado”, un cambio radical en su formación, que incluía la herética sustitución del emblemático R.J.Dio y un álbum para presentar que en nada se parecía a los publicados anteriormente, la banda de Ritchie Blackmore podía esperar casi cualquier cosa. Sin embargo, los dieciséis conciertos en Inglaterra tuvieron una buena acogida y sorprendentemente, el público recibió a Graham Bonnet como si hubiera sido parte del grupo desde su principio. Parapetado tras sus Rayban negras, luciendo un corte de pelo cercano  a las rock star de los 50 y vistiendo traje, corbata y camisa, su presencia en el escenario más parecía un acto de provocación que otra cosa. Bien es cierto que tanto Roger Glover y su sombrero estilo mafia, como Don Airey luciendo por lo general indumentaria deportiva (es decir, un chándal) paliaban en gran medida el impacto visual de Graham Bonnet, pero salvo en los casos de Cozy y Ritchie, la imagen del grupo estaba a mil kilómetros de la que tenían en la anterior visita  a suelo inglés.

Ritchie con la portada de l álbum como telón de fondo

El montaje escénico era básicamente el de siempre, pero con un telón de fondo que reproducía la portada del nuevo álbum, como es natural. Pocos artificios y apenas efectos al margen de la pirotecnia  de Cozy Powell y las luces de rigor. En ese sentido RAINBOW no había cambiado nada. Seguían siendo nada más (y nada menos) que cinco poderosísimos talentos sobre el escenario, que  juntos eran capaz de derrotar por K.O. a quien quiera que se pusiese por delante.

Durante la gira inglesa de Febrero del 80 hubo ciertos incidentes que alcanzaron una gran notoriedad en la prensa de aquel país, amante como todos sabemos de cuanto tenga cierto ‘color amarillo’. La banda que abrió ese tour fue SAMSON, aun con Bruce Dickinson como cantante. A estos héroes de la N.W.o.B.H.M. fueron en parte achacados los famosos incidentes del Wembley Arena, ya que tras su actuación y a petición del público, hicieron un bis, algo que tenían expresamente prohibido y que dejó para RAINBOW solo 70 minutos de actuación. Tras ese escaso tiempo las luces se encendieron haciendo estallar las iras del público, que literalmente arrasó el recinto, provocando daños por valor de 10.000 libras, la consiguiente carga policial y un montón de detenciones. Consecuentemente, SAMSON se encontraron al dia siguiente que su puesto como banda telonera había sido ocupado por KATCHIS y que sus servicios no volverían a ser necesarios en las cinco noches que restaban para terminar el tour inglés. Otras versiones culpan de los hechos a los celos personales de Ritchie Blackmore, quien al parecer se negó a salir, encarándose al resto de la banda que se mostraba partidaria de continuar el show… en fin, todos sabemos que cualquier cosa es posible si Ritchie está de por medio.

Tras Inglaterra, la nueva parada sería Japón donde se celebraron seis brillantes actuaciones que sirvieron como final del tour de invierno.  Había muchos proyectos programados para un futuro inmediato, pero como veremos a continuación, en el verano de 1980 se apagaría de forma prematura aquel color del Arco Iris.

“Down to earth”. El Arco iris  cambia de colores (otra vez).

‘El Monsters fue una de las mejores cosas que me han pasado. Toda mi familia estaba allí: mi madre, mi padre, mi hermano… todo el mundo. Nunca olvidaré esa experiencia.” Graham Bonnet para POPULAR1, año 2001 

Ya en el tour japonés se habló de grabar los shows con vistas a publicar un álbum en directo. Graham Bonnet insiste en que así se hizo, y que el álbum iba a ser publicado a finales de aquel año, pero no existen pruebas de que así fuese.  Sin embargo sí las hay  de que se quisiese materializar esa idea, pero en otro show, el que tendría lugar el 16 de Agosto en Donnington Castle, Inglaterra, y que se convertiría en la primera edición de una larga saga de festivales que, bajo el nombre de MONSTERS OF ROCK serían la referencia de aquella década y parte de la siguiente en lo que a macro eventos de rock se refiere.

Blackmore buscaba un promotor para el tour de verano en Europa, y encontró en Maurice Jones, de MPC Agency, al hombre que se encargaría del trabajo. Maurice sin embargo, no se ciño al guión y propuso hacer del último concierto algo realmente grande, un festival de un solo día que nacía con todo en contra, a una semana escasa de que se celebrase el veinte aniversario del mítico READING pero que, no solo salió adelante creciendo continuamente a lo largo de dieciséis años, si no que dejó a macro eventos de la talla del USFEST californiano, el ROCKPOP de Dortmund, el PINKPOP holandés o el mismísimo READING ya citado, tendidos en la lona por K.O. técnico.

Aquel concierto  se grabó para su posterior edición e incluso el grupo interpretó la inédita ‘Will you still love me tomorrow?’ que iba a ser el single, pero la edición de ese álbum nunca tuvo lugar si no en fragmentos. La respuesta a tales hechos quizá la encontremos en los cambios sufridos por la banda tras ese show, que fue el último para Cozy Powell, quien ya manifestaba sus dudas sobre la dirección que RAINBOW había tomado en el disco. Lo cierto es que ya lo dejaba bastante claro en sus declaraciones aparecidas en el programa del festival:

“Tengo un sabor amargo. ¿Que está mal? Que los hombres de negocios hayan sobrepasado a los músicos. Los tipos que buscan dinero fácil llevan las riendas ahora. Hay mucha falsedad en todo esto. Sonrisas superficiales, gente que critica a tus espaldas… no entro en ese juego, simplemente me largo y les dejo que sigan.”.

Como suele decirse, a buen entendedor…

La marcha de Cozy precipitó  la ruptura del grupo. La banda se fue a ensayar a Copenhage con Bobby Rondineli como batería, quien a juicio de Don Airey no cumplía las expectativas mínimas, tal como declaraba posteriormente a Joan Singla para POPULAR1: “Creo que RAINBOW está bajando en calidad, ya no son excitantes, Ritchie no está tocando nada, y el batería es realmente malo (…) sé que es un chico estupendo pero es muy malo tocando la batería, ¡horrible!”

De la misma manera, Graham Bonnet apunta a una total falta de empatía con el grupo a causa del desinterés de Ritchie quien apenas aparecía en los ensayos,  y cuando lo hacía era para echar por tierra el trabajo del resto del grupo, lo cual terminó provocando que Bonnet,  a través de su manager, pidiese la carta de libertad. Todo esto hizo inviable la edición de el proyecto de disco en directo y dio al traste con aquel efímero capítulo en el libro de RAINBOW, pero como todos sabemos no tardaría en resurgir otro Arco Iris entre las nubes de tormenta … pero eso es otra historia…

Miguel.Asturias

SI TE GUSTÓ ESTE ARTÍCULO, TAL VEZ TE INTERESEN ESTOS TAMBIÉN:

Anuncios

Artículos

“EL ATAQUE DE LOS CLONES”

Siempre me ha apasionado el asunto de las portadas de discos. El diseño gráfico ha jugado un papel importantísimo a la hora de que eligiese el heavy metal como prioridad entre mis afiniciones, y sin duda alguna, mi vida no hubiese sido la misma si los discos hubiesen tenido como portada una carpeta blanca con el nombre del grupo. Seguramente a vosotros os sucede lo mismo y tenéis recuerdos muy concretos sobre alguna portada que de una u otra forma os ha marcado.

Los mios son el de quedarme hipnotizado ante la cinta de “Weekend Warriors” de TED NUGENT en Simago cuando iba a comprar con mi madre los sábados por la mañana. El caso es que no creo que tuviese más de diez años por aquel entonces, y desde luego no tenía ni idea de quien era aquel tipo que disparaba por la guitarra, pero había que pasar por la sección de discos a verla antes de ir a por el pollo y el detergente. De lo contrario la bronca estaba garantizada (así como el bien merecido par de collejas tranquilizantes). Otro recuerdo permanente era tener que dar un considerable rodeo de camino a la playa todos los dias de nuestro señor, y atravesar los túneles de unas galerías comerciales de Gijón que se llamaban El Drugstore, para ver la portada de “Killers”, el recopilatorio de KISS, que con sus colores chillones reposaba en un escaparate. Esas dos portadas y sus situaciones fueron tan importantes en mi preadolescencia como cuando vi“La lozana andaluza” un sabado por la noche de tapadillo . Imborrable.

El mítico DISCOPLAY, adornando las capetas de todos los heavys en los ochenta. (Gracias Víctor)

Luego, pasado algún tiempo, fue todo un shock cuando en la desaparecida Discos Memphis, en la calle Covadonga de Gijón dedicaron un escaparate entero y verdadero al “Speak of the devil” de OZZY OSBOURNE, unos momentos en los que ya habían llegado las discusiones sobre si Angus Young había sido realmente empalado en “If you want blood” , y el dejar volar la imaginación sobre lo ultra-cañeros que debían ser “No mean City” de NAZARETH o “Abominong” de URIAH HEEP habida cuenta de las portadas que tenían sus discos. Los míticos Discoplays, desollados en las carpetas del colegio donde mezclábamos (yo por lo menos) a RAMONES y FOGHAT con JUDAS PRIEST y RAMONCIN con IRON MAIDEN sin tan siquiera ponernos colorados y por supuesto sin tener la menor referencia a casi ninguno de ellos. Las portadas molaban y se acabó.

Ojo, el disco es buenísimo, pero no lo que esperas.

Lo que no recuerdo con exactitud fue como descubrí el rollo este de las portadas clonadas. Sí recuerdo que fue con “Destroyer” de KISS y “Fightin the World” de MANOWAR y si la memoria no me falla ( que es casi seguro que sí) fue Adolfo, que a veces escribe por aquí, quien me lo descubrió. (Aprovecho para enlazar otro artículo de este blog sobre KEN KELLY ,  el autor de esas portadas) En todo caso fue un hallazgo que despertó en mí una gran suspicacia  a la hora de mirar las portadas. Desde entonces, en muchas ocasiones he tendido a compararlas con otras y a buscarles el parecido.  Unas veces me he encontrado cosas más bien cogidas por los pelos, pero otras ha sido ver la misma portadaa con nombres diferentes. Verdaderos plagios que sin el menor rubor mezclan grupos, épocas y estilos con menos criterio que vergüenza.

Justo es reconocer que algunas son homenajes de tal o cual grupo hacia otro, y de hecho hay bandas ‘homenajeadoras’ que lo recoocen abiertamente. Sin embargo hay otros casos en los que encima tienen la desfachatez de decir que “nunca habíamos pensado en ello” o “no nos habíamos dado cuenta“. Por poner dos ejemplos, RAGING SLAB, reconocían con orgullo en una entrevista a POPULAR1 (nº349) que la portada del álbum “Pronounced eat-shit” era un homenaje a LYNYRD SKYNYRD, un grupo por el que sienten una admiración evidente que no se preocupan en ocultar ( y opino que hacen muy bien):

La portada de este álbum, y su poco afortunado título fueron idea de Elyse, la guitarrista quien tuvo una brillante idea que además funcionó muy bien, ya que en el dudoso caso de que seas fan de LYNYRD SKYNYRD pero no conozcs a RAGING SLAB, no cabe duda de que la portada de su “Pronounced Eat Shit” va a actuar cmo un imán.

En el caso contrario están CRADLE OF FILTH ante la edición de “Dusk and her embrace”. No recuerdo en que revista fué, que Dani Filth era preguntado por el periodista sobre si la portada de “Dusk and her embrace” era un homenaje a BLACK SABBATH. El caso es que ni corto ni perezoso, Dani repondía algo como “No, ¿porque lo dices? oh! pues no me había dado cuenta” …  Vale. Aceptamos pulpo.

En fin, pues ahora voy a intentar colocar los diez  ‘homenajes’ que me parecen más evidentes, bien por la composición de la portada, por su motivo, por sus colores… o por todo a la vez en algunos casos. Estaría bien que aportáseis vuestro punto de vista y algunos ejemplos que puedan aparecer por aquí, a ver como me las arreglo para ir subiéndolos. En fin , aqui van los mios, sin un orden especial.

WARLOCK vs AT VANCE

En 1986, los alemanes WARLOCK con Doro Pesch al frente editaban “True as steel” en cuya portada aparecía un corazón hecho con un cordón de soldadura sobre un chapa de puro metal. Catorce años después, AT VANCE,también desde Alemania y con una técnica diferente (una radial o Rotaflex en esa ocasión) mostraban su pasión por el género. Las fechas dejan claro quienes fueron los primeros y dos segundos contemplando ambas cubiertas también dejan claro que la línea entre la inspiración y el plagio es extremadamente fina.

Más dudas ofrece el caso GARDENIAN vs. BARRICADA

y no en cuanto a las fechas. BARRICADA editaron su “No hay tregua” en 1986 y GARDENIAN publicaron “Sindustries” en 2000.  Pero no me atrevería a decir que hay algo de ‘inspiración aquí.  Parece más fruto de la casualidad, a pesar de que el parecido es evidentísimo, y es que  no termino de creer que la portada de un disco de una banda rock de Pamplona  haya podido influir sobre una de death metal procedente de Suecia …

Por seguir por plagios descarados, vamos ahora con una tanda de tres. No Cabe duda que las bandas clásicas han sido fuente de inspiración en todos los sentidos, y que los BEATLES tienen el honor de ser uno de los grupos más plagiados en sus diseños. Hay páginas web dedicadas por entero al “estudio” de las ortadas que se han basado en la mítica  de “Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band”, aunque la que aqui pongo tampoco es menos.  Iba a poner como clon, esa de DISMEMBER con las cabezas cortadas pero no me parece de buen gusto, de manera que me he decidido por la de “OU812” con VAN HALEN aspirando a igualar a los de Liverpool.

BEATLES vs. VAN HALEN

Y si un grupo “sano” como VAN HALEN (excepción  hecha del amigo Michael Anthony) se acercaban a los BEATLES, es natural que MOTLEY CRÜE,  maestros de todos los vicios, se inclinasen por los ROLLING STONES. Sexo, droga y rock and roll se podían encontrar en grandes cantidades en estos dos trabajos ( no hace falta decir quien copió de quien, supongo).

Dentro de las ‘clonaciones’ casuales, he encontrado una que en principio no guardan demasiado parecido. Los colores son totalmente diferentes y desde luego, el estilo de  ambas bandas poco tiene que ver. Sin embargo, el eje central es idéntico. Ignoro si hay alguna referencia al rollo gay en la de WHISHBONE ASH, aunque la de ACCEPT es bastantante evidente.

Al igual que en estas que acabamos de ver los estilos de los grupos son completamente diferentes, pero el parecido en las ilustraciones es cada vez más evidente. Los HEROES DEL SILENCIO, cuando aun no eran demasiado héroes demostraban su amor a los paisajes naturales posando entre montañas como antes hicieran ECHO & THE BUNYMEN, y que decir de los metalcore CROWBAR, a las puertas de una construcción que debió diseñar el mismo arquitecto que proyectó la que ilustra la portada del “Sin after sin” de JUDAS PRIEST:

… y ya en el final de este guiño a las casualidades lo dejaremos (por ahora) con tres de las más descaradas, donde los estilos musicales se cruzan entre si, mezclando el punk con el hard rock, el classic rock con el rock and roll más crudo y el progresivo con el sleazy.

Los neoyorquinos TE RODS, homenajeaban a sus célebres paisanos THE RAMONES en su álbum homónimo de 1981. La mítica cubierta d elos padres del punk rock tiene en su sencillez la mayor de las virtudes y reconozcámoslo, es una de las imágenes de un grupo de rock que mejor resume el contenido del disco que ilustra. Zapatillas, vaqueros rotos y cazadoras de cuero que para THE RODS no funcionaron tan bien como para Johnny Ramone y sus muchachos.

NASHVILLE PUSSY son una de las bandas más excitantes para ver en directo y más si lo haces en una concentración motera como me sucedió a mi, muy al contrario que NAZARETH, mucho más medidos (aunque igualmente buenos). El caso es que la banda americana se descolgaba en 2002 con este guiño al debut de los escoceses publicado treinta años antes. El caso es que las dos funcionan igual de bien en ambos casos!. 

Y para el final, lo que un dia fue GUNS AND ROSES con aquel extraño álbum llamado ‘Lies’ que copiaba sin el menor problema una de las piedras angulares del rock clásico, el “Tick as a brick” de JETHRO TULL, aunque hay que decir que estos se lo trabajaron mucho más, haciendo aquella portada desplegabley en formato de periódico real. Claro está, eran los tiempos del vinilo y las carpetas grandes que mirabas durante horas buscando detalles en cada rincón…

DICKINSON vs. DI’ANNO

Durante 1981, IRON MAIDEN se embarcaba en un gigantesco tour, esta vez para promocionar su segundo disco “Killers”.

Ni que decir tiene, que lo que estaba por venir en pocos años iba a hacer que este KILLER WORLD TOUR pareciese una pequeña verbena, pero digámoslo claro: no todas las bandas pueden defender  su segunda entrega discográfica con un tour de 125 actuaciones a lo largo de Europa, Asia y América, parte de ellas compartiendo cartel con JUDAS PRIEST o UFO, nada menos.

Estaba claro que la apuesta por el grupo era muy fuerte tanto desde fuera (entendiendo como “fuera” a la compañía discográfica y oficina de manager) como sobre todo, desde dentro: es decir los miembros de la banda. Había costado seis años de esfuerzo y privaciones llegar hasta allí y no iban a dejar escapar la oportunidad… ¿o si?

Lamentablemente, llegar a aquel punto no solo había servido  como premio al sacrificio, sino también para que aflorasen las carencias que algunos miembros de la banda tenían, no sólo a nivel técnico, si no lo que es peor, a nivel personal. Hay que tener un gigantesco equilibrio interior y una gran madurez para asumir la fama y la fortuna sin que eso afecte al carácter y cada día era más evidente que Paul Dianno no lo tenía. Además, su nivel técnico tampoco era el que  la situación requería, y mucho menos la que se preveía para uno o dos años después. Aquel régimen de  trabajo, sencillamente había podido con un muchacho de apenas 22 años, que lejos de atisbar un final para todo aquello veía cómo la popularidad de la banda seguía creciendo y que ni en sueños las cosas iban a terminar ahí.

Hay que añadir además, que su posición dentro del grupo era relativamente incómoda, ya que tanto sus gustos musicales, como su aspecto y actitud, estaban más cerca de los SEX PISTOLS que de DEEP PURPLE, y sus aportaciones no siempre eran tomadas en consideración, como el propio Dianno comentaba en METAL THUNDER RADIO , una emisora belga de internet, de la que soy incapaz de colocar el enlace, o sé porqué.

“Tenía la mayoría de las letras y melodías escritas. Esa fue una de las pugnas que tuvimos en la banda, que no pude escribir tanto como quería, porque en realidad soy bastante prolífico, pero muchas de mis canciones no fueron aceptadas, porque es la banda de Steve, obviamente. Te lo digo. Iron Maiden es la banda de Steve Harris … y todo es dinero, dinero, dinero, dinero, nada más cuenta “.

Pero cuidado: esa solo fue la gota que colmó un vaso que en realidad se había ido llenando desde el primer día.

Como decía antes, Paul no daba la talla en un proyecto como era aquel ni de lejos. No estoy diciendo que no fuese un buen cantante, al contrario, nos dejó dos discos inolvidables,  pero su actitud estaba muy lejos de lo que IRON MAIDEN necesitaba para llegar adonde están. Sus propios compañeros comentaban el problema en el documental “Early Days” cuando Steve Harris decía, “Cuanto más éxito teníamos, más difícil era lidiar con él. Quiero decir, recuerdo un concierto en Alemania y lo único que yo pensaba era: ‘No quiero estar aquí, quiero estar en casa, quiero irme a casa’ “. Dave Murray por su parte decía en el mismo documental: “había noches en las que sencillamente, Paul no quería salir a cantar, simplemente se quedaba a un lado del escenario, como si no fuese parte de la banda o algo” Rod Smallwood por su parte, apoyaba esa versión en la entrevista que concedía a la revista Classic Rock hace algún tiempo: ” Paul empezó a tomarse el asunto de vivir como una rock-star al pie de la letra, y yo estaba en plan “será mejor que controles, porque te estaré vigilando”. Sabía que lo único que podía joder al grupo eran ellos mismos, y Paul se puso fuera de madre.”

Rod Smallwood saludando al respetable.

De esta manera, estaba claro que no se podía tener a alguien así al frente del grupo si querían cumplir sus objetivos, de manera que Steve Harris con el apoyo del manager Ron Smallwood (es decir, los dos dueños de la banda) y el acuerdo del resto del grupo, tomaron la decisión de expulsar a Paul.

Estoy seguro de  que no fue fácil tomar esa determinación, sobre todo en un momento como aquel, en el que el grupo había sentado los cimientos de su sonido y se encontraba en pleno despegue, pero la vida está hecha de ese tipo de cosas, y tomar decisiones de ese calibre sirve para crecer con fuerza. Que les pregunten si no a AC/DC, a RAINBOW o a BLACK SABBATH cuando tuvieron que reemplazar  a Bon Scott, Ronnie Dio y Ozzy…

Pero no solo era difícil encarar el problema en lo personal: la cosa era encontrar un sustituto que despejase el problema de forma definitiva, lo que sorprendentemente, llevó menos tiempo del que se esperaba porque en realidad, ya se había empezado a buscar un sustituto para Dianno, mucho antes de que fuese expulsado.

La primera opción que se barajó fue la de Terry Wilson Slesser, quien entonces formaba parte de  BACK STREET CRAWLER, el grupo que había montado Paul Kossoff al abandonar FREE, pero su registro no era el que Harris estaba buscando, de manera que se abordó la segunda opción, Bruce Dickinson, el cantante de SAMSON, quien contaba sus recuerdos en la revista Classic Rock: “SAMSON solo habíamos tocado unos pocos conciertos junto a IRON MAIDEN, pero era muy consciente de que tenían un gran seguimiento. Les vi cuando SAMSON era cabeza de cartel en un local llamado Music Machine y me pusieron la piel de gallina, era la misma sensación que había tenido de crío al escuchar  “In rock” de DEEP PURPLE. Recuerdo haber pensado “guau, esto es DEEP PURPLE en los 80’s”.

Steve Harris lo tenía muy claro, pero no así Rod Smallwood quien guardaba ciertos prejuicios hacia el cantante por cosas tan triviales como el nombre (Bruce Bruce le parecía un nombre estúpido e inapropiado) o el aspecto que tenía en su etapa con SAMSON, el bigote, el mono blanco que vestía y ese tipo de cosas.

Como puedes leer en la entrevista que aparece en el dossier, Bruce Dickinson fue testeado con vistas a candidato para sustituir a Paul Dianno, durante la actuación que SAMSON ofreció en el Reading Festival durante agosto de 1980. Esto nos lleva a más de un año antes del cese del cantante original, lo cual me descoloca un poco, y más teniendo en cuenta que tanto  IRON MAIDEN como SAMSON publicaron sendos trabajos (“Killers” y “Sock Tactics” respectivamente) durante ese tiempo. Mi duda es porqué publicaron un disco entre medias con un cantante al que en Agosto de 1980 (insisto, más de un año atrás) habían decidido despedir…. Es más ¿Por qué además publicaron el maxi en directo, fruto precisamente de esta gira?  No pudo ser por la autoría de las canciones (todas eran de Harris), ni porque fuesen a entrar al estudio de manera inmediata ya que  el disco salió en Enero, así que si alguien conoce la respuesta con exactitud, se agradecería que la compartiese.

En cualquier caso, en Octubre de 1981 se retomaba el tour de “Killers”. La última fecha había sido el 10 del mes anterior en Copenhague, y ahora regresaban a la carretera con cinco shows en Italia, donde habían estado en Mayo para tocar en otros tres, a pesar de lo cual las entradas se agotaron con mucha anticipación y la entrega del público fue total.

En realidad estos shows fueron el calentamiento para el nuevo fichaje, cuyo bautismo de “fuego real” tendría lugar en el Rainbow londinense un mes después, pero técnica y realmente,  el primer concierto de Bruce Dickinson con IRON MAIDEN, fue el día 26 de Octubre de 1981, hace hoy treinta y seis años, uno encima de otro…

Han ocurrido muchas cosas desde entonces en el  mundo del heavy metal. Géneros como el thrash, el hair metal, el nümetal vinieron y se fueron. Se han publicado innumerables discos que cambiaron la historia. Nos han dejado iconos de nuestra juventud como Ronnie Dio, Lemmy y tantos otros. Bandas inmortales han desaparecido y otras vienen y se van … pero  IRON MAIDEN siempre han seguido ahí, a nuestro lado. Reconozcamos entonces que la decisión de expulsar a Paul Dianno no fue quizá lo más leal a nivel personal, pero sin duda sus responsables (Harris y Samllwood) acertaron de lleno. De no ser por esto, nuestra juventud seguramente no hubiera sido tan divertida…

Miguel Asturias.

MINI-DOSSIER DE PRENSA

Se trata de una serie de artículos aparecidos en prensa y relacionados con los cambios por los que IRON MAIDEN pasaron en aquellos días. Como puedes comprender, hay muy poco material, y ya lo siento. Como de costumbre, recibirás el enlace de descarga a vuelta de correo cuando escribas un comentario sobre el asunto. Tu opinión al respecto de la actitud de Harris y Ron Smallwood o tus preferencias sobre Dickinson o Dianno son muy interesantes para todos.

CONTENIDO DEL DOSSIER

Entrevista Harris, Dickinson Smallwood publicada en la rvista Classic Rock en Mayo de 2012. Cinco páginas en inglés.

Noticias breves en Kerrang nº2, publicada en Julio de 1981. Una página en inglés.

Reportaje en Kerrang nº3, publicada en Agosto de 1981. Dos páginas en inglés.

Noticias breves en Kerrang nº5, publicada en Noviembre de 1981. Tres página en inglés.

ARTICULOS

FUE HACE TREINTA AÑOS!

Dicen que nunca se olvida el primer amor… y tienen razón. Aunque al final las cosas siempre terminan mal, nunca habrá nada que mate ese recuerdo que todos tendemos a mitificar. Creo que con la música sucede lo mismo. Cuando ves las cosas a través de los ojos de un niño, el recuerdo las distorsiona y las hace parecer más grandes y (quizá) mucho mejores de lo que eran en realidad.
Recuerdo que cuando vi a BARON ROJO actuar en el programa  APLAUSO un sábado por la tarde, el mundo se me vino encima. Tenía media idea de lo que eran AC/DC, solía ir a ver todos los días la portada del álbum ‘Killers’ de KISS que había en el escaparate de una tienda de discos de Gijón y me gustaban mucho STATUS QUO y ELVIS PRESLEY, pero vamos, también me gustaba LEIF GARRET, BONEY M y LOS PECOS.  ¡Tenía once años o doce recién cumplidos y ni puta idea de que era todo aquello!.
Eso sí, insisto: cuando ví a BARON ROJO en aquel plató fue como si Moisés me enseñase las tablas de los Diez Mandamientos o algo por el estilo. No se si caí de rodillas pero poco debió faltarme. El caso es que al cabo de dos años, los Reyes Magos me trajeron el “Volumen Brutal“, y casi treinta después estoy dedicando mi tiempo a escribir esto. Supongo que algo les debo a Carlos, Armando, Sherpa y Hermes.
 
Como han vuelto al sitio de donde nunca debieron irse, me gustaría rendirles un pequeño tributo recuperando un artículo que publiqué en la extinta Metal80 en el que intentaba relatar lo que fue su periplo entre el 81 y el 82 corregido y aumenta do, así como un dossier cuyo contenido encontraréis al final. Os aseguro que merece la pena porque son recortes históricos y fotos muy poco vistas.
 
En fin, lo dicho. Si por una casualidad, alguno de los BARONES lee esto, me gustaría agradeceros el haberme volado la cabeza aquel sábado por la tarde con el mítico “Con Botas Sucias”. Como dicen las bandas sureñas que tanto os gustan: Que Dios os bendiga.
   
…Y EL BARON VOLO SOBRE EUROPA.
No fue el único grupo rock español que pisó los escenarios londinenses, ASFALTO o LEÑO también lo hicieron. Tampoco fueron los primeros que se codearon con la jet set del rock and roll internacional. Algunos años antes los sevillanos THE STORM conseguían elogios del mismísimo Freddie Mercury o vencían a THIN LIZZY en un concurso de la radio, … en fin, no fueron los únicos ni los primeros, pero sí los que mejor supieron exportar su talento más allá de España, dejando testimonio de su talento en el centro neurálgico de la escena heavy metal.
 
BARON ROJO consiguieron tocar el cielo del rock and roll y treinta años después, aun seguimos esperando que otro grupo español consiga ponerse a la altura. Bien, la intención de este artículo no es especular con lo que pudo haber sido, ni de lamentarse de lo que no fue, si no hacer un repaso a partir de entrevistas, artículos e información en general que he podido recuperar del único grupo español que supo hacerse oír donde más ruido había. Sí amigo, hubo un tiempo en que el Barón voló sobre Europa.
[LARGA VIDA AL ROCK AND ROLL]

“Larga vida al rock and roll” se había grabado en Noviembre del 80 y llevaba desde el veintisiete de Abril arrasando con cualquier expectativa imaginable que uno pudiese hacerse respecto a una banda de rock duro en este país. Recordemos que sólo dinosaurios de la talla de RAINBOW o AC/DC asomaban la nariz por las tres ciudades de turno (Madrid, Barcelona y San Sebastián), y que para conseguir un disco tan básico como “Strangers in the night”, había que recurrir a la importación o esperar uno o dos años. Bien, pues en aquel estado de cosas cuatro personajes procedentes de bandas como MODULOS, COZ o PSIGLO habían decidido unir esfuerzos para editar, de la mano de Vicente Romero, un álbum de debut que costó sangre, sudor, lágrimas y seis meses de espera para poder entrar al estudio, pero que como decíamos, finalmente desbordó todas las previsiones.

Un altísimo nivel de ventas, continuas galas a lo largo y ancho del país, singles en la radio y apariciones televisivas dejaban claro que ese era el momento y el lugar. Vicente Mariscal logró convencer a la compañía Zafiro (que a través de Chapa Discos movía todos los hilos) de que el material que tenían para el segundo álbum era una bomba y que podía y debía ser proyectado internacionalmente.
 
Así las cosas el 4 de Octubre de 1981 BARON ROJO terminó la gira de ‘Larga vida al r’n’r’ y hasta el cinco de noviembre, día que volaban a Londres, estuvieron encerrados en el local de ensayo terminando de matizar el nuevo álbum.
“Nos metimos en el local incluso sábados y domingos y al final tuvimos que desechar cantidad de temas, grabamos disco y medio por lo menos”
recordaba Carlos.
El asalto que se había preparado a tierras británicas, fue gestionado por Vicente Romero y Robert Mills, periodista y promotor muy vinculado a España, y consistía en grabar el segundo álbum, hacer una serie de conciertos aislados y promocionar al grupo de cara a conseguir un sello que comprase la licencia de edición de los discos para otros paises.
[LONDON’S BURNING!!]
 

En Marzo de 1979 Ian Gillan había hecho un par de actuaciones en España con su banda GILLAN, ofreciendo los servicios de unos estudios de su propiedad a Vicente Romero, algo de lo que él tomo nota. Estamos hablando de KINGSWAY RECORDERS, un estudio al que cualquier ordenador casero con el programa adecuado superaría hoy en día, pero que en su día había recibido la visita de artistas tan míticos como WISHBONE ASH, AXIS POINT, JEFF BECK o el propio GILLAN, lo que al menos garantizaba unas paredes empapadas en historia. El presupuesto de la compañía era relativamente holgado, fruto de las buenas ventas de su anterior disco, así que en el mes de Noviembre de 1981, BARON ROJO graban el mítico “Volumen Brutal” con la producción de Vicente Romero y bajo la batuta de Bob Broglia, en sesiones que en ocasiones rozaron las veinte horas seguidas.

No se trata de hablar aquí de la grabación del álbum, pero tampoco podemos dejar de recordar que, como todos sabéis, “Volumen brutal” contó con la colaboración de Colin Towns al teclado y Mel Collins en el saxofón. Colin Towns era el teclista de la banda de Ian Gillan. Se habló en principio de que fuese el mismísimo Jon Lord el que pusiese su grano de arena en el álbum, pero en aquellos días se encontraba grabando su álbum ‘Before I forget’ y no fue posible. Mell Collins, por su parte era el saxofonista de la banda progresiva KING CRIMSON y actuó como invitado en varios shows de BARON ROJO poco tiempo después. Armando de Castro contaba la experiencia en una entrevista aparecida en Popular1 en aquellos tiempos:
 En los camerinos tuvieron lugar las presentaciones y entre unos y otros se liaron y finalmente Dickinson cantó con ellos “Rock me baby” de B.B.King. También fue allí donde Sherpa regaló su muñequera a Bruce, que la aceptó sin acabar de creérselo y la lució en muchas fotos a lo largo de los años.

“A Colin Towns se le dio la armonía y el seguramente hubiera deseado meter algo más complicado, pero se trataba de hacer un ambiente, no en plan espectacular, que metiera también algo de su cosecha. A Mel Collins le dijimos que hiciera lo que le diera la gana, que ahí tenía 16 compases y se tiró una hora y media grabando solos, hasta que al final dijo: ‘este’, es un tipo muy exigente consigo mismo, además le venía el tema “Son como hormigas” en un tono putísimo, en Si, que para el saxo es como tocar con las ocho alteraciones juntas”.

Durante la grabación del disco tuvieron lugar tres conciertos en suelo inglés, como parte de la estrategia que habíamos mencionado antes. El primero de ellos se celebró el 20 de Noviembre de 1981 en el LONDON COLLEGE OF PRINTING, uno de los cinco colegios de Bellas Artes situado al sur de Londres, sobre cuyo escenario gente como MOTT THE HOPLE o BARCLAY JAMES HARVEST habían dejado su huella. Al día siguiente (21) la visita era al THE GREYHOUND, en 175 Fulham Palace, un pub donde por una libra podías ver actuaciones de bandas que llegarían a ser historia (el nombre de AC/DC quizá te digan algo!).

BARON ROJO tuvieron como invitados a SCARECROW, un grupo que tenía en cartera Robert Mills, y en el final del show, nada menos que Michael Schenker hizo con ellos una jam donde interpretaron el clásico ‘Crossroads’. Michael, con vaqueros y camisa blanca, puso como única condición usar la Flying V de Armando, lo que dejó a Carlos como cantante y a Armando utilizando la Startocaster color madera de Carlos. También fue allí donde recibieron la visita de Bruce Dickinson. Dickinson se había convertido en el frontman de IRON MAIDEN hacía muy poco tiempo, de hecho los propios BARON ROJO habían acudido al RAINBOW THEATRE de Londres el día 15 de aquel mes, al show de debut de MAIDEN con su nuevo cantante. El caso es que Dickinson sintió curiosidad ya que conocía el primer disco de los Barones, y fue aquella tarde a ver a “RED BARRON, Spanish nº1 heavy rock band”, (tal como venía anunciado en los carteles) acompañado por un roadie de su banda.

El último de los conciertos era en el templo del rock and roll. El Marquee era ocupado por BARON ROJO el 22 de Noviembre, aunque no sería esa la última vez. Como compañeros de tablas tuvieron a unos desconocidos HANOI ROCKS, para quienes abrieron y con cuya actuación se despidieron de los primeros escarceos en los escenarios ingleses.
 
Durante el resto del tiempo que duró la grabación de ‘Volumen Brutal’ recibieron de nuevo la visita de Bruce Dickinson, esta vez en el estudio, que ayudó en la traducción a inglés de las letras del disco, algo que le gustó mucho hacer, ya que admiraba la carga crítica de los textos, especialmente los escritos por Sherpa y Carolina Cortés. También les visitó John Sloman, el rubio cantante que había pasado por URIAH HEEP y posteriormente formó parte de la banda de Gary Moore. Se ha llegado a rumorear que Sloman podría haber formado parte de un hipotético ‘nuevo BARON ROJO’, que se habría instalado en Gran Bretaña, pero alguno de los miembros del grupo siempre ha desmentido este extremo. Carlos contaba a Popular1:
“Con Sloman se grabaron creo que un par, pero sin que él lo supiera, fue muy curioso porque había hablado con John para que el cantara con nosotros en directo, se pasó por el estudio y ensayamos un par de temas, el “Crossroads” uno de ellos, y luego no apareció en la actuación”.
En cualquier caso, la curiosidad de ver a una banda española que superaba con creces a la inmensa mayoría de los populares grupos NWoBHM de la época, atrajo al estudio a mucha gente del negocio. La maquinaria ya se había puesto en marcha, y faltaba muy poco tiempo para que saliese a la venta el disco más emblemático del rock duro jamás grabado en España y el más conseguido respecto al sonido:
“El sonido del disco en sí es bastante mejor que el primero, de entrada el técnico de sonido estaba acostumbrado a grabar con Ian Gillan y gente así, no hacía casi falta que le dijeras lo que querías, te ecualizaba el mismo y ya te iba gustando, y eso te da bastante confianza. Lo hacen sonar mas compacto, incluso cuando se graba bien aquí suena artificial, y no te creas que es un estudio increíble, totalmente lo contrario, cualquier estudio medio de aquí es bastante mejor…y mezclamos como en la edad de piedra, con todos los potenciómetros rascando y sin embargo, ya ves!!”
recodaba el grupo en una entrevista de 1982.
 
Solo quedaba pendiente el asunto de los negocios, un lado tan poco amable como necesario para que la cosa funcione. En Inglaterra se firma un convenio entre Chapa y una compañía inglesa llamada Kamaflage, para sacar el material de los Barones en las Islas. ‘Larga vida al rock and roll’ y ‘Volumen Brutal’ serían editados en Inglaterra, mientras que Zafiro se ocuparía de editar en nuestro país trabajos del sello inglés, como por ejemplo el mítico ‘Filth hounds of Hades’ de TANK, que aquí llevaba el sugerente título de ‘Los perros inmundos del infierno’. Habían conseguido unos resultados más que positivos en todos los objetivos que les habían llevado a Inglaterra. Habían actuado en algunos de los lugares sagrados de la historia del rock, habían conseguido un contrato para ser lanzados a nivel internacional y, sobre todo, habían grabado un disco cuyo título está escrito con letras de oro en las páginas de la historia del heavy metal. “Volumen Brutal” salió al mercado a finales de Febrero de 1982 y, naturalmente, empezaba el trabajo duro.
 
[EL SATANICO PLAN TOMA ESPAÑA POR SORPRESA]
 
 
Aristos Managent, la agencia que tenía en cartera a BARON ROJO, organizó un tour por España en el que la banda que abría era STRAY, un combo ingles de boogie-prog-rock que llevaba en escena desde finales de los sesenta, aunque se habían separado en el 77 y buscaban en esta gira una especie de prueba de fuego para su reunión con la formación original. Por su parte BARON ROJO, como ya dijimos, se trajeron como invitado a Mell Collins, el saxofonista que había grabado con ellos en Londres. Para hacernos una idea del nivel al que estaba este hombre, basta decir que acababa de terminar un tour alrededor de todo el mundo como músico de los ROLLING STONES, y luego giraría con los DIRE STRAITS de aquellos años.
El tour, decíamos, empezó el 7 de Marzo de 1982 en el Palacio de los Deportes Juventud de Badalona y a pesar de que el día anterior habían actuado SCORPIONS en Montjuic, y de que el clima no acompañaba en absoluto, el inicio de gira fue un lleno completo, algo que se repitió a lo largo y ancho de toda España.
Algo totalmente nuevo para este país fue la inversión que se hizo en lo que a sonido e iluminación se refiere. Verdaderamente, las giras de grupos españoles no habían destacado hasta entonces por la calidad e sus equipos, pero BARON ROJO no estaban dispuestos a que joyas como ‘Incomunicación’, ‘Resistiré’ o ‘Hermano del rock and roll’ quedasen deslucidas por un sonido deficiente, por lo que optaron por alquilar los servicios de la delegación francesa de la compañía internacional ENTEC, que se encargó tanto de luminotecnia como de sonorización. En algún sitio queno recuerdo, encontré el listado técnico de la gira, que reproduzco para quienes puedan estar interesados.
[EQUIPO DE GIRA VOLUMEN BRUTAL1982]
MICROFONÍA:
[Voces]: ELECTROVOICE DS-35, ELECTROVOICE RE-10.
[Guitarras]: Sennheiser 421, Shure SM-57.
[Batería]: Shure SM-57 (caja),Sennheiser 421 (bombo) AKG D-12 (Timbales) Sennheiser 406.(Platos y Charles)
EQUIPO DE MEZCLAS:
Mesa Midas de 32 canales con ocho grupos de salida estéreo.
Rack de efectos y material electrónico auxiliar como: un compresor DBX 162 estéreo, un Harmonizer de Eventide, un Chorus Echo SER-555 de Roland y el frecuente Space Echo RE-201 también Roland.
Bajo este grupo de aparatos empleados para el acondicionamiento de las voces, un par de ecualizadores gráficos Klark-Teknik DN27 para los dos canales de salida y divisor electrónico, de cinco vías, con puntos de cruce en 370 Hz, 1,4 KHz, 3 KHz, y 6 KHz.
AMPLIFICACION:
Aplificadores BGW 500 y 750, Crown DC-300 A y bloques Midas de 1000 watts.
10.000 w. en P.A. y 5000 watts en retorno a escena
Altavoces. seis proyectores Martin 215 por cada lado del escenario con altavoces Gauss tipo 4883 en su interior para graves cinco cajas MH 212 Martin con altavoz RCF de 12 pulgadas se utilizaban en medios-graves,
Bocinas de 500 y 800 Hz. JBL con motores 2482 y 2440. Unas diez unidades en total por cada lado de escena. Además, en cada lado dos bocinas Gauss de 60º con motores HF 4000. para los medios trío de tweeters JBL 075.Para los agudos.
MONITORES:
Mezclador de escena Midas Pro-4 A con 24 canales de entrada y 8 envíos de salida.
Dos sidefill de tres vías, con graves radiados mediante dos cajas reflex JBL 4560.en los laterales de escena para cubrir en estéreo la parte delantera.
Los medios, una Martin MH 212 y para agudos, una lente JBL de amplia dispersión.
Las cuñas, en número de ocho o nueve, dispuestas por parejas. Unas eran de dos vías (con cruce pasivo) con dos altavoces de 12 pulgadas y una lente de láminas pequeñas JBL. Las otras eran de forma prismática o paralelipédica con 15 pulgadas y para los agudos una lente de distribución circular JBL.
La batería poseía, detrás del intérprete, un monitor de dos vías con dos cajas de graves con dos 15 pulgadas en recinto cerrado por caja y dos bocinas JBL de 500 Hz. De corte y dispersión horizontal de 60º.
AMPLIFICACION DE ESCENA:
[Hermanos de Castro]: cuatro Marshall a su espalda con amplificadores MK2, de 100 watts y dos cajas de la misma marca por cada amplificador, todo montado en “flyght cases” de aluminio a medida.
[Sherpa]: amplificador Peavey Musician, de 200W. Con altavoces Black Widow de 18 pulgadas y otro amplificador Peavey MK-35, de 300 watts con cuatro altavoces de 15 pulgadas Black Widow cargando a 2 ohms. Utiliza conexión directa a la mesa.
[Hermes]: Ludwig con parches Remo y platos Paiste 2002.

La decisión tomada fue quizá un arma de doble filo. Por un lado, viéndolo en positivo, estaba la calidad de los equipos, que quedan reseñados en cuadro aparte, y cuyo potencial era indiscutible para la época. Pero (y siempre hay un pero) el problema radicó en los técnicos que sonorizaban los shows, que desde luego eran un personal absolutamente competente, pero eran franceses o ingleses, lo que, a la hora de entenderse fue un problema, pero a la hora de sonorizar la voz, fue un problema mayor, debido a que en varias ocasiones, lo que para ellos era un fraseado correcto de Sherpa o de Carlos, estaba a años luz de serlo en realidad, sencillamente porque entendían lo mismo con buen sonido, que con malo, es decir, nada.

 

 

A falta del listado de fechas de la gira de promoción de ‘Volumen Brutal’, los detalles de cada show y demás información, que se ha perdido en el mar del tiempo, los propios músicos se encargaban de resumir someramente aquellos conciertos que tuvieron lugar entre Marzo, que fue cuando empezó la gira, y Agosto, que fue cuando actuaron en el festival de Reading. Ángel Casas les hacía una entrevista e su programa de televisión “Musical Express” .  He intentado trascribirla lo mejor posible, el sonido no es perfecto y pido disculpas por los posibles fallos.
A.C. Nos hemos pasado esta merienda hablando de Inglaterra, pero vamos a hablar de España. Una vez terminado este trabajo de mes y medio ¿Qué es lo que pensáis hacer aquí? ¿Estáis de gira, estáis parados, grabando….?
C.d.C.: Realmente estamos a punto de acabar la gira esta de verano y después vamos a empezar la otra con HAWKWIND, así que creo que vamos a acabar lo suficientemente cansados como para tomarnos unas vacaciones…
Sherpa: como los toreros más o menos ¿no? Acabamos una gira, cruzamos el charco y seguimos con la otra.
 A.C.: Pero en España vais a estar un tiempo sin tocar, supongo…

 C.d.C.: Pues…nos gustaría, lo que no sé, es si vamos a poder.

A.C.: ¿Cómo ha ido esta gira de verano por España?

C.d.C.: Pues ha ido bien, muy cansada, ya sabes que en España las giras no se montan en condiciones… no hay mucha experiencia en ese tipo de trabajo la verdad, entonces tienen un problema y es que muchas veces tocas a unas distancias increíbles, tienes que viajar 500 o 600 kilómetros y eso realmente es muy cansado.

A.C.: ¿Y la gente? ¿El publico?

C.d.C.: Bueno, ¡que puedo decir! el público de España es maravilloso.
Sherpa: ¡El mejor del mundo! (risas).
A.d.C.: Es el típico público que si tu le das él responde.
Serpa: El problema que tiene el tocar en España es que a veces a lo mejor se te rompe un escenario y te caes dentro como nos pasó hace poco, que casi me rompo las piernas y en fin….
 A.C.: Ese es un problema de infraestructura típico de los festivales aquí, que se preparan mal…es un gran problema
Hermes: Sí, en realidad la infraestructura no va de acuerdo a lo que han progresado los grupos y el público. La infraestructura sigue siendo la misma de hace años y esa es una cosa que ha que tratar de superar, aunque dándole mensajes a los empresarios a veces se consigue poco, muchas veces no sabes que hacer realmente…
C.d.C.: Bueno, a mi me gustaría romper una lanza en favor de la gente que organiza conciertos en España, porque organizar un concierto aquí muchas veces es algo realmente difícil, porque existe una carencia de medios que hay que tener en cuenta ¿no? Entonces yo creo que lo importante es que se hagan festivales, que la gente acuda y que se de a conocer lo que hay aquí…
Como vemos, afortunadamente, 25 años después las cosas han cambiado a mejor y, a pesar de que aun quedan muchas cosas por corregir, los festivales en España y las giras de las bandas no tienen nada que envidiar a los que se hacen en otros países. Como podemos comprobar, la gira de 1982 de BARON ROJO no tuvo un principio y un final demasiado claro, ya que las actuaciones se sucedían lo largo de los mases sin casi descansos, de España a Gran Bretaña, para después regresar aquí… una verdadero record con momentos únicos en la historia. Uno de ellos, como no, la actuación en Reading.

[LIVE AT READING’ 82]

Si algo destacan todos los miembros del grupo es el peso de la responsabilidad que suponía actuar en un festival como ese. Una situación sumamente estresante que se vio agravada por problemas de última hora, como fue el hecho de que el conductor se perdiese de camino al festival, haciendo que el grupo llegase tarde a su actuación. De hecho, ya estaban tachados de la lista y, de no haber sido por Bruce Dickinson, que insistió al showmanager para que esperase diez minutos, BARON ROJO no habría podido tocar en Reading.

Todo el stress y la tensión de aquellos momentos quedaron claramente reflejados en la actuación que quedó grabada en una bootleg muy pobre,  que sin ser, como digo, gran cosa, al menos sirve como testimonio de su actuación. La adrenalina que generaba el hecho de salir al escenario como quien sale a combatir a un ring, dio como resultado unos temas tocados a más velocidad que nunca y los temas, donde ya son buenos, ganan más puntos aun.
Desde ‘Stand up’ (‘Resistiré’), que fue la canción con la que abrieron, hasta ‘The Poor’ (‘El Pobre’) con la que terminaron la actuación, supieron dar una verdadera lección de su maestría y tablas, aun teniendo muchísimos handicaps que superar, como eran el hecho de ser una banda extranjera, cuando en aquellos tiempos el tirar latas a las bandas no británicas era una tradición, o la barrera del idioma que no fue un obstáculo en este caso.
Todas las canciones fueron cantadas en inglés y además se nota el esfuerzo y el trabajo que les habían dedicado. La mayoría del show se hizo a partir de canciones de ‘Volumen brutal’, no faltaron ‘Concert for them’, ‘Rockers go to hell’, ‘You are telling me’ donde entre Carlos y Sherpa hacen una variación a dos voces en el último estribillo increíblemente buena, o ‘Flowers of evil’. Aunque también el primer álbum del grupo tuvo sus ecos, con la citada ‘The Poor’ o ‘Long live rock and roll’.También dejan un pequeño espacio de tiempo para lucimiento de Hermes Calabria en el tramo final de la instrumental ‘Baron falles over England’ , aunque quien se llevó a los periodistas de calle y obtuvo sus reseñas particulares fue Armando de Castro cuyo trabajo con la guitarra calificaron como ‘sencillamente increíble’.
[LA GIRA CON HAWKWIND]

14-10- 82 Hitchin. Regal Teathre

15-10- 82 Hitchin. Regal Teathre
16-10- 82 Manchester Apollo
17-10- 82 Preston Guild
18-10- 82 Liverpool Empire
19-10- 82 Glasgow Aopllo
21-10- 82 Edinburgh Playhouse
22-10- 82 Aberdeen Capitol
23-10- 82 Newcastle City Hall
24-10- 82 Bradford St. Georges
25-10- 82 Sheffield City
26-10- 82 Nottingham Rock City
27-10- 82 Birmingham Odeon
28-10- 82 Wolverhampton Civic Hall
30-10- 82 St. Albans City Hall
31-10- 82 Bristol Colston Hall
01-11- 82 Southampton Gaumont
03-11- 82 Hanley Victoria Hall
04-11- 82 Dunstable Queensway Hall
05-11- 82 Norwich University
06-11- 82 Ipswich Gaumont
07-11- 82 Leicester De Montfort Hall
09-11- 82 Tunbridge Wells Assembly Hall
10-11- 82 Folkestone Leas Cliff Hall
11-11- 82 Guildford Civic Hall
12-11- 82 Londres Hammersmith Odeon
13-11- 82 Londres Hammersmith Odeon
14-11- 82 Oxford Apollo
15-11- 82 Chippenham Goldiggers
18-11- 82 Londres. Marquee Bar
19-11- 82 Londres. Marquee Bar

No consta que entre Agosto y Octubre de aquel año hubiese ninguna otra gira, si acaso hubo conciertos ocasionales, pero cabe suponer que aquellas semanas sirvieron para preparar nuevo material. De hecho, casi puede decirse que no hubo otro momento para escribir los temas de ‘Metalmorfosis’. Sea como fuere, en Octubre de nuevo volaron sobre Inglaterra, en una serie de fechas en solitario, amen de otras 25 abriendo para el grupo HAWKWIND.

Aquel grupo estaba presentando su álbum ‘Church of Hawkwind’ y BARON ROJO consiguieron abrir las veintisiete fechas que les llevaron por gran parte de las islas, lo que ayudó a curtir su directo en ambientes hostiles en muchas ocasiones.
El tópico del fan inglés que ve a los teloneros como meros objetivos para afinar la puntería se hizo realidad en muchos casos según recuerda un roadie de HAWKWIND: “
por aquel entonces telonear a HAWKWIND era una tarea sin futuro, por decir lo mínimo. La audiencia era tan fanática del grupo que los teloneros tenían que soportar toda clase de abusos. En ese sentido ‘el poderoso Barón’ no fue distinto que los demás, y como añadido el problema de las Islas Malvinas aun estaba fresco y muchos ingleses identificaban a España con Argentina, así que puedes hacerte una idea…”
ellos sin embargo aguantan el tipo presentando un repertorio diferente del que habían utilizado en Reading. En este tour las actuaciones se abrían con ’Come On’ (‘Barón Rojo’) y la presencia de los dos discos estaba más compensada, debido a que, a aquellas alturas, ambos álbumes podían encontrarse en el mercado británico de importación y, claro, había que promocionarlos. Solían cerrar con una versión de ‘Crossroads’ quien sabe si para dejar un sabor de boca en el público, más dulce de lo que hubiesen conseguido con ‘Stan up’ (‘Resistiré’). La gira estuvo plagada de anécdotas, unas buenas y otras no tanto. De las últimas, Sherpa relataba en su libro cómo Hermes, él y Nick, su roadie inglés tuvieron que salir huyendo de un pub en Newcastle, con su vida amenazada, pero en fin, eso fue un pequeño bache en medio de logros como fue el hecho de conseguir que “Stand up” (la versión inglesa de “Resistiré“) lograse el número uno en las listas de heavy metal del Melody Maker una semana, que la Kerrang! (inglesa, naturalmente) les diese la portada , con una fotografía de Armando de Castro en acción, o que en el cierre de gira en el Hammersmith que tuvo lugar el 15 de Noviembre, apareciesen en letras grandes como ‘guest stars’, cuando lo habitual era que el grupo telonero no fuese ni siquiera mencionado.
Pocos días después, el 18 y 19 hicieron dos shows en el Marquee, acompañados en esta ocasión por el fallecido Paul Samson en las guitarras y por John Sloman (¡esta vez sí!) como cantante.
Era la despedida de las Islas Británicas, si bien se volverían a encontrar con un trocito de ellas apenas un par de semanas después. Aunque no debemos olvidar que en este intermedio hubo una visita de BARON ROJO a América, concretamente a Venezuela, a hacer un único concierto que coincide con la salida al mercado de ‘Volumen Brutal’ en Europa y Japón, de la mano de Mausoleum.
[TANQUES ARRASANDO ESPAÑA]
[GIRA NAVIDAD 1982, BARON ROJO + TANK]
07 DICIEMBRE Barcelona
08 DICIEMBRE San Sebastián
09 DICIEMBRE Valencia
12 DICIEMBRE Cartagena
14 DICIEMBRE Madrid
16 DICIEMBRE Zaragoza
18 DICIEMBRE Coruña
19 DICIEMBRE Pontevedra
25 DICIEMBRE Vitoria
26 DICIEMBRE Pamplona

Kamaflage, por su parte, y como ya dijimos, era la compañía que había editado los trabajos de BARON ROJO en Inglaterra, y tenía entre sus grupos al trío TANK, banda completamente metida en la NWoBHM, que heredaba el sonido de MOTORHEAD sin demasiado disimulo. En España se editó su álbum ‘Filth Hound of Hades’ y, de cara a la promoción se decidió preparar un tour de Navidad con BARON ROJO y ellos, si bien se habían barajado dos posibilidades más, que a mi juicio hubiesen sido más acordes con el sonido del grupo de los de Castro, que eran DIAMOND HEAD o TYGERS OF PANG TANG.

  
Finalmente, el primer show se celebró en San Sebastián el DIA 8 de diciembre de 1982, y fue, a decir de los comentarios de la época, un triunfo clamoroso. Con el recinto lleno hasta la bandera (algo que se repitió en la práctica totalidad de la Gira de Navidad, cuya mayoría de shows fueron sold out) BARON ROJO y TANK supieron que aquellos shows serían una experiencia irrepetible, que se tuvo momentos míticos como el día 19 en Pontevedra con todos los músicos de ambas bandas tocando ‘Highway to hell’.
Pamplona fue el lugar donde terminó la gira, el 26 de Diciembre de 1982, y a punto ya de acabar un año lleno de grandes momentos que compensaban con creces el agotador trabajo que suponía la vida en la carretera…Marquee, Reading, giras sold out… la realidad dejaba la puerta abierta a grandes proyectos…fue sin duda el año del hard rock español. Fue sin duda, el año de BARON ROJO.
D O S S I E R    B A R O N    R O J O

Como complemento al artículo he incluido un dossier compuesto por 42 páginas de entrevistas, artículos y reseñas que como de costumbre pertenecen a la época en la que está centrada el artículo. En este caso son apariciones en la prensa musical entre 1981 y 1982. El contenido esta desglosado un poquito más abajo.

PARA CONSEGUIRLO

Como ocurre con el resto de dossiers, para conseguirlo debes escribir un comentario al respecto de la banda, la influencia que en tu opinión ha tenido, Como viviste (si lo viviste) la edición de aquellos trabajos, o si los has visto en algún show de la reunión qué te ha parcido… no se, lo que se te ocurra. ES MUY IMPORTANTE que en un privado o cmo sea me envies tu coreo para poder mandarle la dirección y contraseña para el dossier.

CONTENIDO DEL DOSSIER

POPULAR1 Nº94, Abril de 1981. Nota informativa presentando a la banda. 1 página.
POPULAR1 Nº97, Junio de 1981. Entrevista presentación “Larga vida al r’n’r”. 2 páginas.
POPULAR1 Nº99, Sept.1981. Artículo “Historias del rock duro Ibérico” con BARON ROJO, LEÑO y OBUS 2 Páginas
POPULAR1 nº101, Noviembre de 1981. Reseña festival en Andalucía con STROM, BARON ROJO, MEDINA AZAHARA y PATA NEGRA.Incluye entrevista a BARON ROJO. 6 Páginas.
POPULAR1 Nº103, Enero 1982. Artículo entrevista de los conciertos y grabación de “Volumen Brutal” en Londres . 4 páginas.
ROCK ESPEZIAL. Entrevista descargada en internet. No se la fecha ni el número de la revista. 3 páginas. Baja resolución, pero sepuede leer.
POPULAR1 Nº113 Noviembre 1982. Entrevista show Reading. 2 páginas.
POPULAR1 ESPECIAL READING 1982. Reseña del día 27, en el que actuaron BARON ROJO. 7 páginas.
POPULAR1-ESPA34-HARD ROCK ESPAÑOL. Artículo-entrevista sobre BARON ROJO, dentro de un especial de rock duro español. 7 páginas
POSTER nº13. Bio-poster dedicado al grupo. 8 páginas.