CRONOLOGIA

.::OBUS: “El que más”::.

A -Viviré -Deprisa,deprisa  -Vamos Muy Bien  -Autopista  -F. M.

B -El Que Más -La Raya  -Alguien -Da Igual -Juego Sucio

Juan Luis Serrano: Bajo   Fortu: Voz   Francisco Laguna: Guitarra     Fernando Sánchez: Batería.  Dennis Herman, Mark Dodson: Ingenieros

Produce Serdisco y Luis Soler con la banda

Grabado y mezclado en Estudios Mediterráneo, Ibiza en Enero de 1984.

Esta reseña se completa con un dossier de prensa cuyo contenido y forma de conseguir vienen indicados al final del artículo.

En los ochenta había una serie de expresiones que utilizábamos muy a menudo, a veces sin saber tan siquiera lo que significaban, de manera que tal o cual banda podía ser “un grupo auténtico”, “un grupo cañero” o “un grupo de directo”. Y ¿qué demonios significaba esto último? ¿que no hacían playback? ¿que eran buenos en directo? ¿Qué eran malos en disco?… pues siempre he sospechado que en realidad, los “grupos de directo” eran aquellos en cuyos discos había dos o tres canciones gloriosas, al lado de un relleno que no siempre daba la talla. Este es, en mi humilde opinión, el caso de OBUS…. con la excepción del disco que hoy nos ocupa.

Si estos dos señores dicen que el disco es bueno, no cabe discusión.

El que más” fue un trabajo verdaderamente inspirado y brillante, que superó de largo lo que hasta entonces habíamos escuchado de ellos. No es cuestión de gastar mucho tiempo en recapitulaciones, pero por dar una explicación a la introducción de este artículo, debo decir que tanto “Prepárate” (1981), como “Poderoso como el trueno” (1982) fueron discos en la línea de la que hablaba. “Yo solo lo hago en mi moto” o “Va a estallar el obús” en el primer caso y “Dinero, dinero” en el segundo, eran singles que justificaban el álbum entero. Canciones grabadas en la memoria de todo rockero criado en este país durante aquellos años, y cantadas una y mil veces en noches de juerga y momentos varios. Realmente estaban muy bien escritas, tenían un estribillo fácil, una melodía pegadiza y un momento-pausa para corear puño en alto, en resumen: eran hit-singles de alto nivel. El problema era el resto del disco, que en ambos casos, no siempre cumplía las expectativas: “Prohibido hacer rock”, “Préstame amigo tu cabeza” o “La escalera” no van a pasar a la historia del heavy metal como lo mejor que se ha grabado.

Mark Dodson con cara de ‘déjame en paz’

Como decía, la sorpresa llegó en 1984, cuando nos encontramos de frente con “El que más”. Este disco tenía, como en los anteriores casos, algunas canciones para ponerse de rodillas. Eran singles para corear hasta quedar afónico, pero que además estaban muy trabajados, no era el típico chicle de usar y tirar. En aquellos surcos de color negro, había temazos  como “Autopista”, “El que más” o la mítica “Vamos muy bien”, que todos hemos cantado y que todos recordamos, pero es que además, al contrario de lo que ocurría con los otros dos discos, el resto de este, dejaba un  buen poso: “Viviré”, “Juego sucio” o la magnífica instrumental “F.M.”, están muy por encima de “Labios Asesinos” o “Petrodólares” (aunque naturalmente, esto es una simple opinión).

El sonido también era infinitamente superior a lo que hasta entonces habían publicado. Recordemos que los dos primeros discos salieron de los estudios madrileños Escorpio, propiedad de Luis Cobos, donde grabaron varios grupos de la factoría Chapa (qué gran nombre), pero cuyos principales clientes respondían a nombres como AZUL Y NEGRO, MECANO, TIJERITAS, ORQUESTA MONDRAGÓN, OLE OLE o ALMODOVAR Y MACNAMARA, que eran grupos cuya música, dicho sea con el debido respeto,  no necesitaba una excesiva presión ni demasiada intensidad.

Edición belga de “El que más”

Publicidad en la revista argentina “Metal”

OBUS sí, y por eso, cuando en enero del 84 se encerraron en los estudios Mediterráneo, lo que salió de allí fue un producto en condiciones. Conviene recordar que los Mediterráneo eran los Ibiza Sound Studios, con otros propietarios, entre los que estaba Dave Holland, (batería de JUDAS PRIEST en aquellos años), quienes ya habían grabado allí “Point of Entry” y “Screaming for Vengeance”. También seguramente influyó el cambio de personal tras la mesa de grabación. En los dos primeros discos Tino Casal y Luis Soler  fueron los productores, firmando como ingeniero de sonido Tino Azores. Supongo que Tino Casal no necesita presentación, y de los otros dos, pues decir que seguramente eran excelentes profesionales, pero quizá el campo del heavy metal no era el que mejor rendimiento podía obtener de sus cualidades. Sin embargo, Mark Dodson que fue el ingeniero de “El que más”, ya había puesto su nombre en discos como “Sin after sin”, “Exciter” o “Bad Reputation” de JOAN JETT y seguiría durante mucho tiempo después trabajando con ACCEPT, ANTHRAX, METAL CHURCH, SUICIDAL TENDENCIES y un largo etcétera. Esto tiene que notarse a la fuerza. En cuanto a la producción, pues viene firmada por Serdisco y dirigida por OBUS y Luis Soler, lo cual no dice mucho. Supongo que era gente “de la casa”, o lo que es lo mismo, el mítico Mariskal… a saber. Las galas fueron una constante durante todo el año, e incluso hubo una pequeña salida al extranjero. Llegado el mes de Diciembre OBUS hicieron dos actuaciones en Caracas, además de la correspondiente actuación en un plató televisivo. Se había anunciado también la aparición del grupo en Argentina, pero parece ser que todo quedó en una intención incluso a pesar de haber sido anunciado en la prensa nacional especializada. No ocurrió lo mismo con la edición discográfica, que sí alcanzó varios países de la mano de Discosa, Discos DG y Mausoleum que publicaron el álbum en Venezuela, Argentina y Bélgica respectivamente.

En fin, que con ese historial, un corte de acetato en Londres y un puñado de buenas canciones, bien escritas y correctamente ejecutadas, “El que más” se convertía en la confirmación de OBUS como número 2, aun cuando la amenaza de BANZAI y ANGELES DEL INFIERNO pujando por ese puesto, era preocupante.

Hasta aquí los aplausos.

No sería honesto si no dijese que algunos momentos de este disco me producen verdadero ASCO. Lo siento, pero así son las cosas. Odio la corrección política imperante, y será difícil que encuentres en este blog  algo parecido a expresiones del tipo “los/as rockeros/as” o la ridícula arroba, pero una letra como la de la canción “Da igual” es con mucho lo más patético, grosero y chabacano que se ha escrito en este país en mucho tiempo. Realmente, si quedó alguna fan después de oír una letra como esa, es que algo no funciona. Luego está el tema título. De acuerdo que es un reflejo de algo que estaba a la orden del día: tironeros, robos en coches, etcétera pero yo creo que es un error ensalzar ese tipo de vida que arruinó y trajo problemas muy serios a tantísima gente. Y como remate, no se les ocurre otra gracia que hacer una alegoría de la cocaína con “La raya”. Ya lo de “Vamos muy bien” es como para pensárselo, porque de acuerdo: ninguno de nosotros ni yo mismo somos santos, pero todos estos asuntos son muy graciosos hasta que dejan de serlo, y el momento en que dejan de serlo es aquel en el que tenemos que asistir a algún entierro.

Banalizar un tema como el uso de drogas, es algo que siempre me ha dado dentera, no es de ahora. Y la actitud que llevó por bandera un grupo como este de lo más dañina para el heavy metal, y a los hechos me remito.

En resumidas cuentas, el grupo en general y este disco en particular representa lo mejor y lo peor del heavy metal español de la época: muy buen sonido, muy buenas canciones, incluso una de ellas (“Alguien”) firmada por Adrian Smith nada menos,  músicos más que correctos con un grandísimo cantante, quizá el mejor del género en España, pero todo ello echado por la borda por una actitud y una forma de ver la vida que personalmente me parece manifiestamente mejorable.

Miguel. Asturias

Dossier “El que más”.

Se trata de un dosier que recopila entrevistas, reseñas y noticias relacionadas con la grabación y promoción del disco “El que más”, aunque en esta ocasión el asunto se extiende un poco, y se incluyen  algunos recortes de otros trabajos anteriores.  La verdad es que dudo mucho que vaya a reseñar alguna vez “Poderoso como el trueno” o “Prepárate” y mucho menos sus discos posteriores a “El que más”, de manera que mejor aprovechar y enviarlo todo del tirón. Si eres fan de la banda, seguro que le sacarás provecho. Si eres habitual de Metal80, ya sabes lo que hay que hacer para conseguir el dichoso dosier. Si no sueles pasar por aqui, te lo explico: PARA CONSEGUIR EL DOSIER DE PRENSA, se trata de que compartas tu opinión sobre este disco en particular o el grupo en general, escribiendo un post en este blog: cual es tu tema favorito, cual es la mejor época del grupo, si los has visto en directo…. lo que se te pase por la cabeza. Recibirás el enlace de descarga por correo.

.::CONTENIDO::.

– Entrevista publicada en HEAVY ROCK nº 12 durante 1984. Cinco páginas en español-

– Reportaje Mis discos totales, Juan Luis. Publicado en Heavy Rock nº13 durante 1984. Dos páginas en español.

– Noticia Gira argentina. Publicada en HEAVY ROCK nº 16 durante 1984.Una página en español.

– Reportaje conciertos en directo. Publicado en HEAVY ROCK nº16 durante 1984. Dos páginas en español.

– Reportaje conciertos Venezuela. Publicado en HEAVY ROCK nº18 durante 1984. Cuatro páginas en español.

– Reseñ

 

a del álbum publicada en METAL FORCES #7 durante 1985, una página en inglés.

– Reseña del álbum publicada en POPULAR1 #130 durante 1984, una página en español.

– Entrevista publicada en POPULAR1 #128 durante 1984. Tres páginas en español.

– Reportaje publicado en ENFER magazine nº 11 en Marzo de 1984. Una página en francés.

– Reseña de sus dos primeros álbumes publicada en ROCK BRIGADE nº 15, durante 1984. Una página en portugués.

 

Anuncios

14 pensamientos en “CRONOLOGIA

  1. Hola,
    Supongo que con este disco acabaremos hablando de todo menos de música. Confieso que es uno de mis preferidos dentro de las bandas nacionales. Barón Rojo están allí arriba y muchos escalones por encima del teórico segundo. Musicalmente eran un grupazo, magníficos temas y especialmente los arreglos, y engancharon y crearon complicidad con letras intencionadamente reivindicativas, inteligentes y tratando a los fans como personas inteligentes. Recurrir a Baudelaire (“Las flores del mal”), hablar de Hiroshima o sus homenajes a las figuras del género (“Concierto para ellos”) es apostar por la calidad y buscar ser recordados. La diferencia entre Barón y Obús es la que va de “Chica de la ciudad, aunque no pueda hacerte feliz, con mi música intentaré acercarme un poco más a ti” a “no necesito a una tía formal, quiero a una tronca que se lo haga legal, no importa si es un callo”. La poesía (o intento de ello, al menos) frente al exabrupto de bar. Obús era un grupazo, grandes como músicos. Fortu es posiblemente la mejor garganta, aunque lo que soltara fueran chorradas, discurso de chavales de Vallecas años 80. Teníamos el cine quinqui, a los Chichos y los Chunguitos. Paco es un grande en la guitarra, buena la sección rítmica. Fortu ha acabado convirtiéndose en un personaje, lanzándose a toda piscina que se ponga por delante. Busca “fortu piscina” en google imágenes y échate unas risas. Me gusta el disco, lo confieso, pero también reconozco que haciendo el ejercicio mental de oír la letra sin escucharla. Vamos, si el Sherpa hubiera escrito las letras ahora estaríamos hablando posiblemente de un disco al nivel de un “Volumen Brutal”.
    Una última consideración. Yo también tuve compañeros de instituto que ahora están muertos. Guiaron sus vidas por lo que les contaban los Eskorbuto. Miguel, somos el resultado de nuestras propias decisiones , yo escuchaba Obús y acabé idolatrando a Youth of Today y No for an answer, siempre tuve claro que las drogas eran una puta mierda, y haber escuchado cincuenta veces “La raya” no me motivó lo más mínimo a probar la cocaína. Uno de mis discos de adolescente fue el directo en Japón de los Judas y tampoco quería vestir la estética sadomasoquista de los gays de San Francisco. Obús soltaban paridas y nos tocaba a cada uno de nosotros interpretarlas como tales o tomarlas en serio.
    Acabo. “Prepárate” me parece un gran disco, me gusta, y “Poderoso como el trueno” es horrible.
    En todo caso, me parece un acierto incluir este disco en el blog. Por cierto, Popular 1 de mayo con un especial de hard rock años 80: desde Ozzy a Badlands pasando por Ratt o Dokken.

    • Hola Víctor. Al final ha sido así. Nunca hubiese creido que OBUS despertase tantas pasiones. Cuando se dice que en las reuniones familiares no hay que hablar de fútbol ni de política, va a haber que añadir a la banda de Fortu y compañía.
      En mi caso, nunca han estado entre mis favoritos, aunque recurro a ellos de vez en cuando. Naturalmente, si los comparas con PANZER, EVO, SOBREDOSIS, TRITON etc, la goleada es apabullante, pero bueno, el nivel en general nunca fue muy alto, salvo BANZAI y BARON ROJO, dando por descontado que ni ÑU ni LEÑO pertenecen a ese mundo, y por supuesto nada de BARRICADA etc. eso es otra guerra.
      Como bien dices, la lírica fue fundamental para el poso que dejó BARON ROJO, pero OBUS sabían componer canciones con muchísimo más gancho que los de Castro y compañía, por no hablar de la puesta en escena y la diferencia de cantantes. OBUS tenían imagen y Fortu era un vocalista de alto nivel, mientras que BARON ROJO tenían un aspecto penoso y ambos cantantes eran de cinco pelao. ¿Por qué entonces hay tanta diferencia en el recuerdo de unos y otros? Pues por el mensaje que trasmitían, que identificaba a cada cual con un mundo distinto (cuando no contrario) al otro.
      Quiero decir que cuando se tienen trece, catorce o quince años, todo el mundo quiere ser el Vaquilla, alegre bandolero. Pero cuando estás a las puertas de los 20, o has abandonado la idea escarmentando en cabeza ajena, y te has dado cuenta de lo que te espera en ese inframundo o, sencillamente formas parte de él y pasarás el resto de tu vida arrepintiéndote. Es un poco lo que tú dices: hubo un momento en que, sin darte cuenta, elegiste.
      Que cosas, a mí “Preparate” me gusta menos que “Poderoso como el trueno” aunque se debe a consideraciones particulares.
      ElPopular1 de Mayo está muy guay. El resumen es bastante somero, peor de otra manera, imagina el tarugo. Si no lo tienes mándame un Private.

  2. Pongo aquí también este enlace con una entrevista muy interesante de Fernando Sánchez, ya fuera de Obús, contando muhcas cosas sobre su época con Obús.

    Yo viví aquella época, y hay una cosa (entre muchas) que quiero destacar como algo que se ha perdido por completo: había un tremendo respeto por los grupos españoles, y se les seguía con el mismo interés que si fueran extranjeros. Había un apoyo generalizado a la música nacional, cosa que ahora no existe, y parece que el público está más por la labor de machacar que de favorecer. En fin…

    Además Obús es un grupo que hoy en día ha envejecido bastante bien vistos los vídeos de la época y su evolución posterior. Hay grupos de entonces que quedan bastante desfasados a nivel de imagen. Los grupos extranjeros también vista la imagen de la época, quedan raritos, pero hay unos peor que otros. Y vistos unos cuantos vídeos ahora en un rato, me parece que daban muy bien en imagen.

    • Hola Jesús. Gracias por tu interesante aportación. El vídeo es muy interesante, aunque no he podido verlo entero. Fernando demuestra tener una gran memoria, y parece ser un tipo que se tomaba las cosas muy en serio, lo cual me parece perfecto. Solo hay una cosa de las que dice con la que quizá no estoy muy de acuerdo, y es cuando apunta que el pinchazo de “Poderoso como el trueno” estuvo en parte motivado por la presencia de Tino Casal en la producción… no sé, yo no lo recuerdo así por lo menos (al igual que tú, viví aquella época “en directo”). Es cierto que llamó mucho la atención pero no creo que a nadie dejase de gustarle el disco por haber sido producido por Tino. Es tanto como decir que a alguien iba a gustarle por la misma razón… en fin, no sé.
      En cuanto al respeto por los grupos españoles, pues yo creo que fue mayor hacia los que eran “inconfundiblemente españoles” que hacia los que trataban de ser réplicas de grupos extranjeros. Me explico: el rock urbano-reivindicativo-con mensaje es lo que ha triunfado en España desde siempre. Desde ASFALTO a MAREA pasando por LEÑO, SUAVES, BARRICADA, REINCIDENTES, FITO etc etc etc es lo que en realidad ha llenado festivales y ha vendido discos cuando los discos se vendían. No es por discutir lo que tu dices eh? Es simplemente que me parece que el público siempre se ha volcado más con ese mensaje y esa actitud. Bandas como NIAGARA, ZERO, BELLA BESTIA, SOBREDOSIS, PANZER etc. (creo) que han tenido un alcance bastante más discreto, aunque eso es una opinión, claro.
      Por último, OBUS no han envejecido mal, es verdad. De hecho, en cuestión de imagen siempre han ido bastante por delante de sus contemporáneos. En cuanto alos grupos extranjeros de la época, pues bueno, ayer estuve viendo en la tele (de casualidad lo encontré) el concierto de ACCEPT en Waken, y salvo el asunto capilar, el estado de forma es apabullante!.

    • Jesús. Muchas gracias por el vídeo. Está genial. Pero a veces el entrevistador pregunta y responde, y no deja hablar a Fernando ;))))

  3. Que tal Miguel, nunca he escuchado material de OBUS pero sí he leído muchos artículos de ellos, voy a escuchar atentamente este disco, excelente fín de semana!!!!!

    Saludos / Regards

    ING. LUIS A. ANTUNA C.

    ________________________________

  4. Totalmente de acuerdo en que el tercer disco de Obús fue su obra cúlmen, aunque con su vuelta a comienzos del siglo XXI se reinventaron con “Desde el fondo del abismo”. “El que más” para servidor es uno de los grandiosos discos de Heavy Metal patrio más destacados de los 80, junto a otros como “Volumen brutal” (Barón Rojo), “Toca madera” (Pánzer), “Herederos de un imperio” (Zarpa)… por citar unos pocos.

    Aunque, como se dice, algunas letras para cuestionarlas, pero supieron plasmar de lleno el día a día de los jóvenes, las ciudades, y su marginalidad… Una época en la que el Heavy Metal en Is-Pain estaba de moda, y había gente que escuchaba grupos como Obús, Barón Rojo… con otros como Los Chichos, Chunguitos… Hoy en día ver lo que queda de Obús, o mejor dicho, el grupo de Fortu y Paco, haciendo himnos del pasado en directo, muchas veces es algo sonrojante. U otros más “recientes”: “No estoy ni gordo ni calvo…”

    Miguel, referente al tema “Sólo lo hago en mi moto”, con el paso del tiempo para mi es un tema muy al nivel de otros temas con letras simples y lamentables, aunque en ésta ni la música la salva.

    • Hola. Muchas gracias por escribir. Estoy de acuerdo en que el retorno de OBUS fue aceptable y creíble. Un buen paso al frente, especialmente si lo comparamos con el de BARON ROJO que terminaron de dilapidar el crédito que les quedaba o el de BANZAI, que todavía está por explicar. No es que durase mucho (el de OBUS, quiero decir), pero vamos, reverdeció bastante el nombre. También pienso que “El que más” es un gran disco, e incluso que OBUS son una banda tan aceptable para mí como muchas extranjeras y mucho más que la inmensa mayoría de lo que había en España en aquella época… toda la factoría de Chapa Discos, para empezar.
      Las letras y el mensaje son otra cosa. Ahí pinchan de largo, nunca han sido brillantes en ese sentido… Claro llegaban ellos con “El que más” hablando de quinquis y te quedabas pensando qué pasaría si “el transistor, el televisor o el casete de coche” se lo robasen al autor de la letra. En fin, un saludo y hasta otra.

    • Con el debido respeto, el “Toca madera” de Pánzer es horroroso: clásicos riffs de guitarra de cuando llevas dos días aprendiendo a tocar, tempo lento, la voz me parece lamentable,… Salvo la portada y el sonido, bastante decente en comparación a lo que grababa Ñu, por ejemplo. Hay grupos como Rosa Negra muy por encima de esto.

  5. Decir que Pesadilla Nuclear o Dosis De Heavy Metal son canciones para rellenar me parece no tener ni puta idea, como algun que otro comentario que se larga por aqui

    • Hola Samoth Faus. Vaya, hablas de “comentario que se larga por aqui” antes de que se haya publicado ninguno, y mencionas canciones que no se citan en ningún momento… algo no encaja. Quizá te hayas confundido de sitio. Sí, eso ha debido ser. Definitivamente, creo que te has equivocado de lugar.

  6. Hola. Como siempre, excelente reseña. Muchas gracias. Coincido plenamente. La música, muy bien. Las letras, muy mal. No todo el mundo, pero hay personas que si que se ven influidos por este tipo de cosas. Yo empecé en esto del heavy en el 84, y en mi entorno los grupos nacionales eran muy menospreciados. Un saludo

    • Hola Lonestar, muchas gracias. Seguramente a los chavales de hoy dia les resbalará bastante, pero para quienes no tuvimos la influencia de los youtubers, el acoso por las redes o la mierda esta de la ballena azul, la actitud de nuestros ídolos era bastante importante, así como el entorno en que te desenvolvías. Los primeros ochenta en este sentido fueron algo fatal, pero no solo en el heavy metal. Cayeron también unos cuantos de la new wave y la modernidad, y por supuesto del punk. No sé, tirar la vida de esa manera a mi me parece injustificable, aunque siempre habrá quien le encuentre un sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s