RETRO-ROCK

Mi relación con WHITESNAKE no empezó nada bien. Nunca olvidaré la enorme decepción que significó para mí escuchar la cinta del álbum “Trouble” después de haber ahorrado lo indecible hasta conseguir comprarla en una tienda de Gijón que la tenía de oferta.

La verdad es que la referencia que yo tenía de ese grupo no pasaba de haber escuchado en la radio  algunas canciones de “Saints & Sinners” y bueno, supongo que creí que todo el monte era orégano. El caso es que, como decía, mi decepción fue mayúscula, y eso me costó una larga temporada de reticencia hacia el grupo, hasta que, en fin, conoces a más gente que te deja otros trabajos y poco a poco vas descubriendo cosas aquí y allí hasta llegar a la conclusión de que  aquel grupo que te gustaba un poco, era en realidad una de las diez bandas definitivas del planeta.

Por terminar con lo personal, debo decir que todo eso se desmoronó con “1987”, que es en mi opinión el disco que terminó ocn el clásico para entrar en otros caminos, pero no es este el tema que me gustaría tocar. Mi intención ahora es hacer un pequeño repaso alo que fue la serpiente blanca en sus primeros años de vida, e inevitablemente, unos años antes de eso.

¿Por qué unos años antes? Porque la palabra WHITESNAKE va inevitablemente ligada a un nombre y un apellido: David Coverdale.

Este conocido caballero inglés nació el 22 de septiembre del 51, en Saltburn O’Shea, Yorkshire, Inglaterra. Su familia estaba dentro del ambiente digamos artístico, de manera que David creció rodeado de música por todas

partes, lo que lógicamentedevino en una temprana afición por lamisma. En principio se decantó por la guitarra, con la que progresó notablemente hasta que descubrió lo privilegiado de su voz.

Fue durante los últimos años de la década de los sesenta, momento a partir del cual Coverdale se vió atrapado irremediablemente en las redes del blues, el soul y el rock’n’roll. Por una parte, la influencia de las bandas del momento fue decisiva en su vida. Grupos como THE YARDBIRDS o THE KINKS, que habían sentado su sonido sobre el rhythm & blues americano para después hacerlo suyo, llamaron a su puerta como lo habían hecho en miles de ellas a lo largo y ancho del planeta. Era lo que se conoció como “The first british invasion” cuando  las guitarras de Eric Clapton, Jeff Beck o Jimmy Page colonizaron el mercado americano desde su Inglaterra natal.

Sin embargo no fue esa la única fuente de la que bebió nuestro protagonista. También el jazz y el blues, y en general la música negra, se adueño de su alma a través de las artes de músicos como Wilson Picket, Otis Reading o Joe Cocker , cuyos pasos siguió en los días de escuela.

Fueron tiempos dedicados a pequeños grupos como , VINTAGE 67, DENVER MULE y tantos otros, entre los que destacó uno llamado MAGDALENE, más que nada porque en él cantaba el conocido Chris Rea, músico de jazz de más que dilatada carrera, a quien Coverdale  sustituyó.

Ya en 1968, THE SKYLINERS cuentan con él para cubrir una serie de actuaciones que tenían contratadas en distintos locales de jazz de la zona, convirtiéndose esta en su primera banda semi profesional.

Un año después, Coverdale era parte estable del grupo, el cual había cambiado su nombre por el de THE GOVERMENT.

Coverdale con THE GOVERMENT

Con un ep en su haber, consiguen abrir un show para DEEP PURPLE en Bradford. Tal situación debió asustar a algún miembro del grupo, el cual, viéndose superado en sus aspiraciones, se separó sin dar el último paso que necesitaba para convertirse en profesionales del negocio.

No ocurrió lo mismo en el caso de Coverdale, quien habiendo probado el calor del gran público, puso todo su empeño en continuar por ese camino. Para ello formó una banda a la  que bautizó como RIVERS INVITATION en un principio, para después llamarla THE FABULOSA BROTHERS. En esa época es cuando David Coverdale acentúa su talento no sólo como cantante, si no escribiendo sus propias canciones, alguna de las cuales como “Holy man”, “Sail away” o “Soldier of fortune ” se harían grandes con el paso del tiempo.

Casi mediados los setenta, concretamente en 1973, el dueño del famoso Red Car Jazz,  envió una cinta de THE FABULOSA BROTHERS, a Jon Lord, cliente y amigo del club. El Red Car Jazz, no era cualquier cosa. Bandas de la talla de CREAM, YES o PINK FLOYD tenían o habían tenido allí, parada obligatoria en los tours por el Reino Unido, y THE FABULOSA BROTHERS habían conseguido una plaza como grupo residente.

La banda de Jon Lord, DEEP PURPLE, se encontraba en una situación incómoda, debido a la ausencia de su cantante Ian Gillan , quien según a quien se le pregunte había abandonado al grupo  o había sido cesado. En cualquier caso se imponía un relevo urgente y de paso cierta renovación en el sonido de una banda que comenzaba a necesitar ponerse al día.

Quizá fue esa la razón para que una voz como la de Coverdale, diametralmente opuesta a la de Ian Gillan,  fuese la seña de identidad del grupo de entonces en adelante.

Primera portada para Mr. Coverdale

La leyenda cuenta que Coverdale recibió la noticia en la tienda de ropa en la que trabajaba, si bien otras versiones apuntan a que el cantante tuvo que viajar a Suecia a reunirse con el grupo… En cualquier caso, poco importa ese detalle. Lo verdaderamente trascendente es que aquel desconocido vocalista había dado un paso de gigante que cambiaría su futuro de manera radical.

En fin, no es este el lugar para hablar de DEEP PURPLE, ya habrá sitio para eso, pero no por ello dejaremos de referirnos, si quiera por encima, a una etapa importantísima para el rock duro y definitivamente crucial para nuestro protagonista.

Como cantante de DEEP PURPLE grabó tres álbumes en estudio y uno en directo, eso es al menos lo que está catalogado de manera oficial. Con el paso del tiempo, esa lista se ha visto incrementada con varias referencias extraoficiales, directos re-descubiertos, cajas, recopilaciones y demás material, por no hablar ya de una interminable lista de bootlegs.

Lo que a nosotros nos interesa son, sobre todo, los tres discos en estudio: “Burn”, “Stormbringer” y Come taste the band”, publicados entre 1974 y 1975. Esos tres trabajos tienen tres identidades diferentes entre sí y bien marcadas en cada caso. El primero de ellos es el resultado del dominio absoluto  de un Ritchie Blackmore sin nadie ante quien justificarse. Sin un Ian Gillan para enmendarle la plana, Blackmore está libre para todo y crea uno de sus trabajos más inspirados. La influencia de Coverdale es más acusada en el segundo trabajo con él a bordo. “Stormbringer” ve al guitarrista de negro perder posiciones ante el cantante, que forma piña junto al también nuevo bajista Glenn Hughes llegando incluso a firmar canciones sin el guitarrista de por medio. Todo esto se acentúa en al último disco con DEEP PURPLE, “Come taste the band” como es natural. Tommy Bolin entra en la banda aportando un feeling diferente al de Blackmore, pero del que David sabe sacar provecho, como prueban el hecho de que la mitad de ese disco está compuesto por ellos dos en solitario.

Portaga argentina de “Burn”

Podemos concluir entonces que durante los años que pasó en DEEP PURPLE, David Coverdale aprovechó el tiempo sobremanera. Adquirió fama y contactos. Se soltó en los grandes escenarios (resulta un poco embarazoso verle sobre el de California Jam, al principio de su etapa púrpura…} y maduró como cantante y compositor. Las malas noticias fueron que, en realidad asistió a una etapa del grupo que, en realidad terminó siendo una lenta agonía, que acabó en la desaparición de la banda con Glenn Hughes hundido en las drogas, Tommy Bolin muerto, Lord y Paice huidos y Mr. Coverdale en una situación no demasiado envidiable de cara al futuro.

Para colmo, a nivel musical el rock duro parecía haber dicho todo lo que tenía que decir. Como el propio Coverdale contaba:

 ” era el momento para la era punk, y alguien me dijo que nadie tenia ya interés en el hard-rock, de modo que decidí probar antes de plantearme seguir en el mundillo de la música, y preparé un mini tour con unos músicos de acompañamiento para tocar en seis pequeñas salas. Lo que me encontré fue con unos conciertos abarrotados de gente, de modo que pensé: “alguien está equivocado, y yo tengo razón!”.

La mejor forma de demostrar lo acertado de su postura  era grabando un disco.

Se daba además la circunstancia de que Coverdale aún estaba atado por contrato a Deep Purple Overseas, la compañía subsidiaria de EMI que había editado los discos de DEEP PURPLE, razón de más para emprender la aventura. A pesar de que Coverdale era ya una estrella en el negocio, el proceso de creación del álbum no fue diferente del que han seguido docenas de artistas a lo largo del tiempo, haciendo la salvedad de que el cantante jugaba con ventaja en cuanto a contactos y medios.
Así las cosas, tras audiciones de músicos, composición de material y ensayos, en Agosto del 76, a caballo entre los Kingsway Studios de Inglaterra propiedad de Ian Gillan, y los Musician Studios en Munich donde Coverdale grabó las voces, como ya había hecho en los dos últimos álbumes de DEEP PURPLE, “David Coverdale’s Whitesnake”, quedó registrado para la historia.

Nueve temas con regusto soul e influencias gospel que no serían editadas hasta el siguiente año. Los músicos de sesión que le acompañaron en esta aventura fueron nada menos que: Simon Philips a la bateria, Delisle Harper al bajo, Tim Hinckley al   teclado y Ron Aspley, quien se ocupó de los vientos.

El guitarrista que participó fue Mickey Moody, que procedía de JUICY LUCY y se convirtió en el primer miembro estable de WHITESNAKE. El y David se habían trasladado en la primavera de aquel año a Múnich para componer parte del material del disco en el Arabela Hotel, lo que dice bastante del peso de Moody en el seno de la banda.Por último, el productor que iba a hacerse carg del álbum era también un viejo conocido. Roger Glover, antiguo bajista de DEEP PURPLE, se ocupó del trabajo, aportando así mismo su talento en los arreglos y su buen hacer al bajo, teclados y demás instrumentos.

Como anécdota destacar que los coros en el disco fueron grabados, entre otros, por el recordado Ronnie James Dio y su esposa Wendy… Una gran familia, sin la menor duda.

A lo largo de 1977 Coverdale estuvo en el punto de mira de varias bandas. La más importante fue BLACK SABBATH que le requerían como sustituto de Ozzy, quien por primera vez abandonaba a la banda. Solo el hecho de que el regreso del ‘Madman’ tuviese lugar poco después, evitó que su contrato tuviese lugar, ya que ambas partes estaban interesadas.  También fue tentado por P.A.L., el proyecto de Ian Paice, John Ashton y Jon Lord pero David estaba convencido de la superioridad comercial de su propia aventura, por lo que declinó la oferta, y a renglón seguido, puso manos a la obra en su segundo disco.

Sería injusto pasar por alto que lo de David Coverdale era un auténtico acto de fe, ya que a la hora de hacer balance, su debut no había tenido ninguna repercusión, tal era la fuerza del punk y la new wave en aquellos días. El público del hard rock parecía haberse disuelto en la nada, y los pocos shows ofrecidos en Inglaterra, Alemania o Francia para presentar el disco tuvieron una afluencia ridícula, lo que contrastaba con su experiencia de prueba de apenas dos años antes.

Aun con la duda de no haber acertado en su pronóstico, David no dudó en editar “Northwinds” un álbum que si bien sigue la línea trazada por el anterior, da también un paso adelante hacia el sonido que poco después sería la seña de WHITESNAKE, es decir, la perfecta mezcla de rithm’n blues y hard rock.

Este trabajo se empezó en Londres, en los Air Studios  entre últimos de marzo y primeros de Abril del 77, y poco después, a mediados de Abril, Coverdale terminó su trabajo en los Musicland Studios de Munich, como de costumbre. Por seguir con el disco, diremos que se nota en él  una mayor madurez y más calidad, fruto sobre todo de esa  fe de la que hemos hablado volcada por Coverdale y Moody en el proyecto.
Quienes no parecían tenerlo tan claro eran los directivos de la compañía, los cuales decidieron no arriesgar y dotaron al disco de un presupuesto prácticamente igual al que tuvo el primer álbum. De hecho el aún inexperto Roger Glover volvió a encargarse de la producción por lo escaso de su caché.

El resto del personal varía notablemente, pasando a ser el bajista Alan Spenner, y el batería Tony Newman. El cambio en el sonido hacia una mayor rudeza implica una también mayor presencia de guitarras, por lo que Moody decide que todo se solucionaría con un segundo guitarrista, algo a lo que David Coverdale está más que dispuesto, ya que de hecho, la idea de formar una banda estable, con peso en un escenario, y mandar al carajo esa especie de proyecto en solitario que no le llevaba a ningún lado, forma ya parte de su intención al 100%.

En principio se estimó que Mell Galley podría ser el músico adecuado, pero justo entonces se encontraba reformando a sus TRAPEZE y se le desestimó.
El otro candidato era un tal Bernnie Marsden, que había acompañado a U.F.O. algún tiempo atrás, justo antes de que entrase Michael Schenker. Marsden, a pesar de estar colaborando con Cozy Powell en aquellos momentos, no dudó en hacer una audición, tras la que obtuvo el puesto de manera inmediata, trayendo además con él a Neil Murray, el bajista que le acompañaba en el proyecto COZY POWELL’S HAMMER ,la banda en la que estaba tocando entonces. El propio Bernie se lo contaba a Xavier Rulló en una magnífica entrevista:

Bernie Marsden en UFO, primero por la derecha.

“ Los primeros ensayos fueron muy divertidos. David, Micky y yo teníamos que probar a baterías muy buenos, otros muy malos y otros un tanto especiales.    Al cabo de unos días, contacté con Neil para que nos ayudara y decidimos que él era el bajista adecuado.   Después de probar algunos baterías, Neil recomendó a David Dole, pero el trabajo duro de verdad llegó a la hora de encontrar un teclista. Recuerdo que la energía del grupo durante los primeros ensayos era enorme.”

Nos estamos acercando al MARK I de WHITESNAKE, solo tenemos que esperar al mes de Diciembre del 77, cuando el puesto de batería es ocupado por Dave Dowle, procedente de STREETALKERS. Es ahora cuando podemos hablar de WHITESNAKE y de un primer trabajo editado bajo ese nombre que llevaba por título “Snakebites“, un disco con una de las más horrorosas portadas que te puedas imaginar. Se grabó en formato EP en los Central Recording Studios de Denmark Street, en Londres entre el 7 y el 13 de Abril del 78 en y consta de cuatro temas entre los que brillan con luz propia “Come on” (imprescindible) y la versión de Michael Price que casi hicieron propia “Ain’t no love in the heart of the city” (aun mas imprescindible), aunque para mi opinión personal, “Bloody Mary” esta al mismo o superior nivel, no se por qué motivo no se incluía habitualmente en los repertorios.

“Snakebite” en su versión “portada decente”

En la grabación contaron con la ayuda de Martin Birch a los controles, algo que en la primera escucha se aprecia a la perfección. Sin embargo, el problema era que de cara a una presentación de WHITESNAKE como banda, el formato EP no era el más adecuado, de modo que “solucionaron” el problema incluyendo canciones sobrantes de las sesiones de la época en solitario de Coverdale. Esto dio como resultado un conjunto un tanto inconexo, al que parte de los fans rechazan considerar como el primer trabajo de WHITESNAKE.

Son aquellos que  prefieren definir como tal a “Trouble“, el álbum que la banda publicó en 1978. Para este trabajo comienzan los ensayos el 15 de Mayo del 78 alargándolos hasta el 22, para posteriormente grabar las bases del disco entre el 2 y el 5 de Junio en los Central Recordings de nuevo. Continúan trabajando en los arreglos del álbum, que en un principio se iba a llamar “Hit and Run“, y abandonan por unos días (entre el 17 y el 23) para grabar “Bloody Mary” en la televisión inglesa y participar en un festival en Alkmaar (Holanda) junto a STATUS QUO, IAN DURY y la banda de ERIC BURDON. El show fue radiado por una emisora local. De regreso a casa, Coverdale registra la voz entre el 23 y el 30 de Junio, dejando el disco prácticamente terminado, de hecho ya habían empezado a mezclar el single “Lie down” y hacen promoción en la televisión, pero hay un importante cambio aguardando a la banda.

La serpiente blanca en uno de sus mejores momentos

El 11 de Agosto se une a la formación todo un fichaje: Jon Lord. El teclista de WHITESNAKE hasta entonces había sido Pete Solley, un antiguo amigo de Micky Moody que había estado junto a él en la banda SNAFU, pero tanto él como la banda tenían claro que aquello solo era un arreglo provisional.

Tan solo un día después de ser contratado, Lord empieza con los overdubs sobre los teclados que estaban grabados por el cesado Solley y los deja listos en cuatro días, lo que alarga la edición de ‘Trouble’  hasta el mes de Octubre, momento a partir del cual, al referirnos a WHITESNAKE ya estábamos hablando de un peso pesado en la escena del hard rock.

La gira de “Trouble”  tuvo lugar entre el 26 de Octubre de 1978 y el 1 de Julio de 1979. Durante ella, tuvieron lugar varios eventos, unos más felices que otros. Entre los primeros estaría el matrimonio de Coverdale con Julia Cody en Agosto. Otros no tan felices fueron la cancelación de un show por amenaza de bomba, el hecho de coincidir el mismo día y en la misma ciudad con otro show de la IAN GILLAN BAND o tener que participar en un show en la tv alemana junto a ¡BONEY M!.

Decir que la presentación de “Trouble” hizo escala en España,  nada menos que con cinco fechas: Irún, Valencia, Bilbao, Madrid y Barcelona (este último cancelado). Esta visita a nuestro país sirvió como final a la primera parte del tour que tuvo una parada durante la práctica totalidad del mes de Mayo de 1979, tiempo durante el cual la banda aprovecha para dejar listo lo que sería su último trabajo de la década de los setenta, ““Lovehunter””.

Lovehunter” es un paso adelante en la madurez del grupo. Cada vez son más los terrenos explorados y el prisma de estilos se hace mayor en cada álbum, sin por ello perder un hilo conductor, que si bien faltaba en las primeras obras de David Coverdale en solitario, ya encontramos en los discos firmados por el grupo.

La portada que los progres prohibirían

Este disco se abre con ‘Long Way From Home’, un medio tiempo con una letra típicamente Coverdale, hecha para hacer destacar su dominio de la voz. Coverdale es un auténtico maestro, y la armonía que consigue doblándose a si mismo, y apoyado por unos grandes coros, es muy especial, una marca de la casa. También destaca la labor de Neil Murray, el bajista, quien dio un sonido particular a su trabajo dentro de la banda, por su forma de tocar tan pulsada. Este tema salió como single en el Reino Unido, aunque, incomprensiblemente, no llegó a ninguna parte. No le sucedió así a “Walking In The Shadow Of The Blues”, un tema metido de lleno en el hard rock que es infaltable en el repertorio en directo de WHITESNAKE , y cuya letra se aleja por una vez del sexo, siendo una declaración de principios del rock’n’roll way of life. Y seguimos con una versión. Si en ‘Snakebite’ habían versionado a Michael Price y en ‘Trouble’ a THE BEATLES en esta ocasión hacen una versión de un tema compuesto por Leon Russell, músico de estudio y compositor que ha trabajado con la flor y nata del rock, desde Dylan hasta los ROLLING. La canción fue hecha para un tal Bobby Bland y, desde luego, te lleva de vuelta los tiempos de “Northwinds”, el trabajo de Coverdale en solitario más espiritual y tranquilo apoyado sobre todo en el hammond de J. Lord.

Tras la calma, llega la tormenta de la mano de “Medicine Man”, donde hay que destacar las twin guitars de Moody y Mardsden, algo que llama la atención porque en los créditos el que aparece como compositor es Coverdale. Como queda dicho, él empezó tocando la guitarra, pero dudo que todos esos arreglos fueran cosa suya… Por ejemplo, la siguiente “You ‘N’ Me” ya está firmada por Mardsden, y se nota, porque hay mucha presencia guitarrera (especialmente de slide), configurando todo un rockandrolazo en la línea de lo que años después hicieron en ‘Saints And Sinners‘. También ‘“Lovehunter”’, el tema título, está en la línea de posteriores trabajos. A mí me recuerda poderosamente a ‘Slow And Easy’, que ya es del 83. Un tema hecho para tocar en directo y hacer que el público coree con el puño en alto. Y bueno, nos hemos saltado un par de canciones para llegar a lo que para mucha gente es el último tema del disco. Un booggie-rock que podría haber estado firmado por STATUS QUO o AC/DC llamado ‘R’N’R Women’, un clásico de los que nunca en la vida te cansas de escuchar. Y decía que para mucha gente ésa es la última canción del álbum, porque la que realmente pone punto final es una pieza de un minuto y medio, un precioso, melódico y tranquilo tema de despedida llamado ‘We Wish You Well’, y que cierra los shows de este grupo desde tiempo inmemorial.

Una vez grabado el disco y cuando todo parecía ir viento en popa, el grupo decide que es necesario un cambio en la batería. Duck Dowle es un buen músico, pero no satisface el cada vez más ambicioso proyecto de David Coverdale, quien, a las puertas de la nueva década, está determinado a añadir un gran nombre a su banda. Se pone en contacto con Cozy Powell pero este se encuentra con un pie en RAINBOW y otro en la M.S.G. y rechaza su oferta, de modo que Coverdale decide sacar su otro as escondido llamando a su viejo amigo Ian Paice.

El line up de “Lovehunter” en acción, ya con Ian Paice

En esta ocasión no se hicieron overdubs en la batería como ocurrió con Jon Lord y los teclados un año antes, si no que se respetó el trabajo de Dowle, quien en verano ya había cedió el taburete al mítico batería púrpura de cara al tour veraniego.

Junto a él preparan la gira que empieza con una de cal y otra de arena.  Tenían unos cuantos compromisos en Japón que son finalmente cancelados, pero en cambio sí que se produce una primera visita a Estados Unidos, donde permanecen entre el 17 y el 26 de septiembre, coincidiendo en L.A. con Glenn Hughes y Carmine Appice.

De esta manera y sin nada más en particular, llegamos al final de 1979 y por lo tanto al final de nuestro retro-viaje. De vuelta a su Inglaterra natal con un extenso tour por delante entran en los últimos días del año a preparar un disco histórico, primero de una década insuperable e insuperada… pero eso ya es otra historia.

Miguel. Asturias

D O S S I E R   D E   W H I T E S N A K E

Como complemento a este artículo he preparado una pequeña carpeta con material ‘vintage’ de WHITESNAKE, el acostumbrado Dossier. Se trata de una pequeña colección de artículos y entrevistas recopiladas de publicaciones varias, como de costumbre, en as que he tratado de mantener un hilo común, que no es otro que pertenezcan la la carrera 70’s de WHITESNAKE. No ha sido fácil, y el resultado es muy mejorable, pero es lo que hay.Para conseguirlo, ya sabes, escribe un post con tu opinión acerca del grupo, los discos que más te gustan, cómo les conociste… lo que se te ocurra, vaya.

CONTENIDO: 56 páginas, 31 Mb alojado en megaupload
-Biografia WHITESNAKE dentro del POPULAR1 ESPECIAL ESP A24 SAGA PURPLE Cinco páginas en español
-Reseña concierto Madrid 1979.POPULAR 1 nº 71, Mayo 1979 Dos Páginas Español.
-Nota informativa en POPULAR 1 nº 71, Mayo 1979 Una Páginas Español.
-Entrevista Bernie Marsden y Biografía. This is Rock 04, 2004. 11 páginas en español.
-Biografía POSTER Whitesnake. POSTER POPULAR1, nº12, 1983, Cuatro paginas en Español
-Biografia en KERRANG (inglesa) nº 3 aparecida en Septiembre de 1981, cinco páginas en inglés (of course).
-Bio P1 ESPECIAL ESP A 101 WHITESNAKE, 1988,9 páginas en español
-Reportaje publicado en DISCO EXPRESS nº3 en 1983. De lo mejorcito que se ha hecho en España.  19 páginas en español.

Anuncios

46 pensamientos en “RETRO-ROCK

  1. Aunque hablemos de otra época decir que cuando Coverdale y Sykes parieron “1987”, yo venia de la “mili” y ese “radical change” me pilló desprevenido. Tardé muchísimo en aceptar ese cambio (como podía aceptar un rockero como yo el escuchar a mi grupo del alma en el mismo dial en el que las “pijas” escuchaban a “burricalvos” como HOmbres G o Eros Ramazotti, y todo por culpa de la horrenda “Is this love”, por favor !!!!!!!!!!!). Con el tiempo lo he ido aceptando y apreciando todo y respeto todo lo que ha grabado mr. Coverdale en estudio (No así sus últimas “performances” en directo (????) presentando “Born to be bad” puesto que entre el set-list elegido y sus más que posibles “play-back” la verdad es que no disfruté nada).

    Indudablemente su mejor época va desde “Lovehunter” hasta “Slide it in” pero los inicios de la serpiente con sus connotaciones post-Purple y los trabajos de gente como Roger Glover, Simon Philips o Pete Solley son interesantísimos, y “Trouble” es mejor álbum de lo que parece.

    MIguel, espero que puedas enviarme los dossier, ah…. el libro de Sabbath he empezado a leerlo esta mañana y flipo con la cantidad de datos que has podido recoger, la información es buenísima !!!!!!!!!!!! Ahora paso de Earth a Sabbath !!!!!!!!!!!!

    • Hola GLENN. Puestos a ser sinceros debo recordar que cuando oi “Still of the night” las primeras veces no daba crédito a lo que escuchaba, pero al contrario de lo que te ocurrió a ti, en mi caso fue porque no podía entender que coño haBía estado haciendo hasta entonces David Coverdale con unos “mataos” (nótese el entrecomillado) como Moody y Marsden. Afortunadamente, ese criterio no duró demasiado y pronto recuperé el sentido común volviendo a apreciar el talento de la pareja del gordito y el del sombrero. No es que a John Sykes, Adrian Vandemberg, Steve Vai etc se les pueda reprochar nada, pero prefiero el feeling de los originales.
      Sobre Coverdale y sus performances en directo, pues es triste tirar por la borda un legado como el suyo pero es su elección y hay que respetarla. Ahora ya no puede discutirse si es mejor Ian Gillan o David Coverdale, porque ambos están al mismo nivel. Hay que joderse…
      Me alegro de que te esté gustando el libro… la verdad es que encontraras momentos que son una mierda, pero bueno, en una historia tan larga es natural, además yo soy reparador de ascensores no escritor je,je.
      El dossier i son your way. Que lo disfrutes.

  2. El primer disco que compré de Whitesnake fue Ready and Willing y esperaba una versión 1980 del Burn de Purple.
    Me costó un poco pero ahora no cambio ni al disco ni a la banda por nada.
    Jamás he escuchado nada posterior al 1987 y me apena decir que creo que no me he perdido nada relevante.
    Saludos.

    • Hola DIEGO. Gracias por tu post y bienvenido a Metal80. He estado ojeando tu blog… Series de TV, películas violentas, rock añejo… creo que me tendrás por ahí a menudo. Parece que con este grupo nos sucedió algo parecido, aunque con diferentes discos. A veces, cuando antes enran las cosas antes se van (eso debe ser lo de ‘easy comes easy goes’ que decían TESLA (¿eran ellos?}.
      Sobre WHITESNAKE post 1987 creo haber escuchado lago de “Slip of the tonge” pero no estoy seguro. Una vez un colega me puso el de COVERDALE & PAGE y me pareció ridículo, la verdad. Yo tampoco he escuchado nada después de ese disco ni tengo la menor intención de hacerlo. Prefiero, en ese caso oir “Long cold Winter” o “Slippery when wet” que por lo menos son divertidos y dan buen rollo.

  3. Hola Miguel:
    En primer lugar, gracias por los muchos detalles del origen de Whitesnake o los primeros años en solitario de David Coverdale. Está bien documentado ese período en el que los músicos entrecruzaban sus carreras. Cozy Powell era el batera que no podía faltar en ningún sarao ( discos con Jeff Beck, Rainbow, Whitesnake, MSG, proyectos propios, etc…). Fue candidato a batería de Led Zeppelin, hasta que Robert Plant propuso a Bonham.
    David Coverdale es un claro ejemplo de tesón y autoconfianza. En un ambiente de egos superlativos que acaban estallando unos contra otros (Gillan- Blackmore), él acepta compartir tareas de cantante con Glen Hughes, para mi gusto con más sentimiento y capacidad. Citas el “California Jam”. No sólo es llamativo el lío que Coverdale se monta con el pie de micro, no está claro quién juega con quién y hay momentos en los que parece que va tropezar, sino que resulta un poco patética la manera de vociferar y vocalizar mientras Glen Hughes parece ir a su rescate en las notas altas. Es un juvenil de la cantera jugando con el primer equipo. Paice, Lord y Blackmore están en un nivel superlativo, Hughes viene de una banda con hechuras de grande como era Trapeeze y nuestro protagonista pone más ganas que talento. Los Deep Purple estallan por que alguno de sus protagonistas literalmente estallan (Tommy Bolin), Coverdale hace caso omiso del ambiente tan poco propicio a sonidos clásicos y acaba contratando como empleados a aquellos que en su día eran sus jefes, Paice y Lord. Eso es prosperar en la vida, que diría mi madre. Como empresario no tiene demasiados remilgos, y recurre a Neil Murray cuando le conviene, lo de Adrian Vandeberg o Vivian Campbell son muestras de despotismo y forma una joint-venture con Jimmy Page en un claro intento de revitalizar ambas carreras. Supo adaptarse a los tiempos, incluso diría que influyó en su tiempo, con esa obra maestra que es “1987”. Si consigues obviar la imagen de modelos de peluquería cuando las permanentes hacían furor descubres un disco con una enorme fuerza, llena de momentos mágicos, desde la primera hasta la última canción, y con un David Coverdale en su mejor momento.
    Como digo, es un personaje lleno de confianza en sí mismo, en su proyecto y en su carrera. Ha sabido explotar al máximo sus cualidades, mientras que otros músicos con superior talento (Jeff Beck es el ejemplo más evidente) han perdido su potencial por estupideces como el alcohol o por no saber desenvolverse en las claves del negocio. Ian Paice cita en no recuerdo que documental cómo en una actuación en Londres en los primerizos años de Whitesnake veía extrañado como sus compañeros literalmente se estaban descojonando mientras tocaban. Se reían de David Coverdale. Este hacía gestos provocadores y era todo muecas y guiños a una supuesta audiencia de quinceañeras cuando todo el público estaba formado por críos llenos de acné. Neil Murray (This is rock 60) afirma que “a algunos de nosotros nos tendió una especie de trampa para que apenas ganáramos dinero con los álbumes” al tiempo que reconoce que le “sorprendió su carisma y su compromiso con la música. Nunca había tocado con un cantante que actuara en los ensayos como actúa en directo”.
    Exiges como “pago” para recibir el dossier (míticos Popular 1 y “Póster”, entre otros) anécdotas personales. La primera es que mi mujer sospecha que no estoy bien de la cabeza porque tengo ¡¡¡7 cds!!! de Whitesnake por duplicado. Creo que ya lo conté. Una vez adquirida la serie media a precio de saldo, EMI editó series remasterizadas con montón de extras, algo irrenunciable. El “Trouble” viene con el “Snakebite EP” (la portada parece de una maqueta y de las malas, como bien dices) y el “Live… in the heart of the city” viene acompañado de un directo del año 78 en el Hammersmith, además de fotos, letras, etc. Me faltan los dos primeros. Varios de esos discos fueron mi banda sonora en mis “últimas vacaciones” en el hospital, convaleciente de una enfermedad del aparato digestivo. En la red hay circulando un DVD5 de elaboración casera con clips desde la época pre-Whitesnake, actuaciones en la televisión alemana etapa Cozy Powell, el VideoEP de “1987”, etc que aconsejo a todo fan del grupo.
    Tesón y confianza. La historia continúa. En el 2011 Whitesnake, o lo que es lo mismo, David Coverdale, editan “Forevermore”.

    • Hola VICTOR. Hombre, no hay porqué darlas ya sabes que esto es un placer para mi. Sobre si esta o no bien documentado, pues seguramente habra mas fallos que otra cosa, porque la mitomanía tiende a magnificar algunas situaciones, ya sabes… Efectivamente en aquel final de década, se dan infinidad de cruces entre miembros de bandas tanto en Inglaterra como en Estados Unidos. Supongo que fruto del incontenible torrente de talendo que demostraban músicos como los que citas y tantos otros…
      Como bien apuntas, Coverdale dentro de DEEP PURPLE no debió tenerlo nada fácil, su paso a la banda púrpura es como si dejas a una novia del colegio y te vas con Aria Giovani o algo por el estilo. Además Gelnn Hughes era el ‘tapado’ de Blackmore, aparte de que tenía ya muchísima experiencia gracias a TRAPEZE, y literalmente se come al ‘pobre’ Coverdale…
      El ‘otro’ Coverdale , el de la pasta, da la impresión de estar al nivel, si no por encima, de Gene Simmons, es decir, empresarios sin demasiados escrúpulos ni remilgos a la hora de hacer cuentas, y sí, las poses en directo, el micro en la polla y la lengua viperina son totalmente ridículas, pero le funconaron. Francamente, si me gustasen los hombres preferiría a Dave Lee Roth, que parece más simpático.
      Hombre , el enviar dossier no debería verse como un pago, si no como un estímulo para esoribir algo que vaya mas alla de los post tipo sms. Eso de la cultura del esfuerzo que tan olvidado tenemos. En cualquier caso supongo que hablabas en broma. Yo no llego a tanto con el asunto de copias reptidas. Sí tengo algunas por partida doble, pero en vinilo, Más que nada porque son ediciones de paises distintos, con encartes diferentes (las alemanas acojonan). Lo último que compré fue una edición española promocional de “Lovehunter”, la que aparece fotografiada en el artículo.
      En fin, enhorabuenaor tu fe en el grupo. Créeme si te digo que te envidio!.

  4. De Whitesnake lo tengo absolutamente todo. Precisamente el otro dia me compré el “Born to be bad” aunque he tardado 3 años en hacerlo (lo tenia en copia esperando que bajara el precio del original) y que, aunque prefiero a la serpiente de los años 78-84, tanto sus inicios como su etapa-barbie-MTV y sus ultimos discos tienen momentos muy buenos (Para mi “Slip of the tongue” es un muy buen disco, “Restless heart” es flojete pero tiene algunos temas potentes, y el ultimo recupera en algunos momentos la esencia bluessy de los 80). La verdad es que he visto a Coverdale en directo 5 veces desde 1983 y siempre me fastidió un poquito su tendencia a acelerar los temas con lo que “Fool for your loving” o “Don’t break my heart again” perdían autenticidad, pero en general había disfrutado siempre en sus directos hasta la última vez, hace dos años, en la presentación de “Born to be bad”. Yo no sé si hizo play-back o no (parece ser que en otros conciertos españoles sí que se pudo comprobar) pero su estado vocal se pareció al de otro “ruiseñor afónico” como Gillan. Por mi parte seguiré comprando sus discos pero en concierto irá a verlo su señora abuela, a no ser que se vuelva a reunir con el gordito y el del sombrerito y hagan conciertos de blues sentados con un whisky en la mano (rollo Starkers in Tokyo pero sin ser aburrido!!!!!!!!!!)

    Respecto al libro, ojalá todos los reparadores de ascensores fueran seguidores de Sabbath
    !!!!!!!!!!!!! Para cuando el proximo ????

    • Hola de nuevo GLENN.
      No sabes como envidio el hecho de que seas capaz de disfrutar con los WHITESNAKE post ‘1987’. Yo es que no puedo con ello, y no será por no haberlo intentado.Como comentaba por ahí, en su momento molaba pero no tardó en pasar la fiebre.
      Sobre el playback y enlazando con el post de otro lector, hablé con un amigo que ha llegado a viajar a Inglaterra para verlos (es decir, que sabe de lo que habla) y dijo que el show de Baracaldo de hace algún tiempo fue un puro karaoke.
      Sobre una improbable reunión con Moody-Marsden… yo también me he preguntado más de una vez porque no hacen algo así. Harían felices a mucha gente y posiblemente vendiesen más entradas que las que venden ahora, que no son pocas, ojo.
      Al respecto de un próximo libro, pues tengo uno empezado pero me resulta imposible atender a todo, así que tengo que escoger entre las cosas que más me llenan, y sin duda ‘charlar’ con vosotros a través de este blog es una de ellas!.

  5. Como yo peino menos canas que los que habéis abierto el fuego, admito que me enganché a Whitesnake con 1987 y, admitámoslo, los videos protagonizados por la Kitaen.

    Entiendo que para los fans veteranos este disco supusiera cierto trauma; sobre todo a nivel estético, y de marketing, la prostitución del grupo debió parecer brutal…Pero si ese disco suponía la primera conexión con Coverdale y Cia., te quedabas con la boca abierta, babeando. Coincido, eso sí, en que “Is this love” es un puto pastelón, un muermazo con el que no he podido nunca.

    “Slip of the tongue” también me gustó, aunque la guitarra de Vai nunca ha sido de mi agrado.

    Muchos años después me fui haciendo con los discos antiguos y, sí, parece una banda completamente distinta, es cierto…Como me compré unos cuantos del tirón, no he terminado de “distinguirlos” entre ellos; no sé si este tema es de Lovehunter, o si el otro es de Ready n Willing, o si el de más allá es del Come and get it…pero es lo de menos. Sé que cualquiera de ellos me va a hacer pasármelo como un enano.

    Sólo les he visto una vez en directo, allá por el 2004 o 2005, en el velódromo de Anoeta y me da que por aquel entonces Coverdale andaba en plena forma, porque me pareció un conciertazo brutal, tengo un gran recuerdo de aquella noche…me suena que le acompañaban, entre otros, el Aldridge y Sarzo, y claro, eso también se nota.

    Lo último que pillé de ellos (bueno, en realidad se lo tangué a mi hermano)fue el “Good to be bad” y, sin mayores alardes, también me pareció un disco más que digno, con varios temas potentes. Pero sí que es cierto que antes que este, me pongo cualquiera de los clásicos.

    Listo. Un saludo.

    • Hey MIKEL. Hola de nuevo. Vaya, ¿esa era la modelo de los Videos? Mmm era mona, aunque un tanto ‘frágil’ para mi gusto… Una Cosa está clara, y es que consiguió ser vista por las tres cuartas partes del planeta porque aquellos clips eran emitidos constantemente.
      No se si ese disco decepcionó por lo que tuvo de ‘prostitución’. De hecho, insisto, a mi me voló la cabeza en su momento, supongo que fue lo exagerado de su promoción lo que finalmente nos abrió los ojos. Más prostitución fue “Dinasty” de KISS y mola un huevo.
      Coincido contigo a mi Steve Vai tampoco me ha gustado nunca.
      Las diferencias entre los discos de WHITESNAKE, pues reconozco que si no conoces el material bien, es fácil confundirse entre discos editados de un año para otro, es decir, entre “Snakebite” y “Trouble ” o entre “Ready ‘n’ willin” y “Come and get it” por ejemplo. Con un par de años de diferencia entre uno y otro, la cosa resulta más sencilla pero en cualquier caso lo importante es que te gusten lo suficiente, si no para aprende los discos de memoria , sí para disfrutarlos al máximo.
      Yo en directo solo les ví una vez también durante la gira de “Slip of the tonge” con Steve VAi, no recuerdo el año, allá por el 90 o 91 y me aburrí como una ostra. La gira que tu dices fue acojonante es verdad. Tengo un pirata de audio y otro de video (grabado con trípode que se ve perfecto, igual lo conoces) y son acojonantes tanto el repertorio como su desarrollo.
      En fin, me estoy pensando en coger un dia con paciencia y grabarme en el mp3 los discos post 1987, a ver que pasa…

  6. Como ando algo tranquilo en el curro voy a meter otro comentario..En el fondo no es más que otro canto a la nostalgia, pero cuando hablas de gente como Coverdale no queda otra.

    Porque, es increíble cómo ha degenerado el mundo de la música popular, qué auténtico desastre en lo que se ha convertido todo en los últimos ¿15? Años. No puedes evitar echar un vistazo a las estrellas actuales, compararlas con gigantes como David y flipar de que se haya “permitido” llegar a esta situación.

    ¿Dónde están, a día de hoy, esas bandas que sean capaces de captar lo mismo a un chaval de 13 años, que a un treintañero con muchas horas de música en sus orejas?. Ya no existen. Todo está absolutamente vanalizado, estrictamente compartimentalizado…

    Bandas como Whitesnake eran capaces de enganchar a chavales muy jóvenes, por estética, por energía, porque a fin de cuentas no dejaban de ser una banda de rock, pero a la vez, eran capaces de emocionar y alistar para sus filas a gentes que venían de escuchar a todos los grandes de los 60, los 70…porque además de hacer rock, lo hacían de cojones y todas esas bandas, por encima de otras cosas, antepusieron siempre la calidad y la música a cualquier otra circunstancia.

    Y ves a Coverdale en alguna actuación, da igual si en los 70, con cuatro focos mal colgados, o en los 80, con mucha más parafernalia escénica, o en los 2000, con medios pero sin exageraciones y te das cuenta que él sólo, con su carisma, con su vozarrón, con un rodillazo al micro, era capaz de poner a cuatro patas a un público entonces exigente, duro, a veces hasta combativo y peligroso… y comparas a la estirpe de Coverdale con lo que tenemos hoy en día y dan ganas de ponerse a llorar. Menos mal que, en realidad, no necesitamos nada de lo de ahora.

    Pero, de verdad, es alucinante lo mediocre que es todo en estos tiempos.

    • Hola otra vez MIKEL. Tu comentario es un canto a la nostalgia dentro de un blog dedicado por entero a cultivar la nostalgia. Creo que en inglés se dice ‘old farts’.
      En fin, es triste pensar que los tiempos que nosotros vivimos no van a volver, pero es lo que hay. La sensación de quitar el plástico de un vinilo, de recibir un fanzine en el buzón o de hacer callar a toda la familia durante una hora para grabar una cinta de cassette a cassette es algo que está muerto, pero al menos nos queda el recuerdo.

      Hoy por hoy supongo que es difícil fascinar a los chavales más jóvenes sólo con la música. Una vez escuchando la radio, lo decía un profesor: “¿Cómo voy a estimular a mis alumnos con un papel y un bolígrafo, cuando en su móvil tienen 16 millones de colores?”… y tiene razón. No es fácil, pero creo que lo mejor es dejar que la vida siga su curso. Te pongo un ejemplo que vivo a diario, yo tengo dos hijas, una de 4 años y otra de 5. Te aseguro que nunca he hecho nada porque les gustase el rock ni nada de eso, lo único es que en el coche y en casa suelen oir música y ellas mismas piden que les pongamos canciones que ellas identifican, les gustan e incluso a su manera cantan. ¿Tu sabes lo que es oír a una criaja de 4 años cantar “You’re speaking my language” de JULIET & THE LICKS o “I can’t handle moderation” de DANJO JONES?. Pues te juro que es cierto, lo hacen. Conocen a KISS y a RAMONES de ver los posters en la pared del cuarto del ordenador y así es la cosa… naturalmente prefieren a Cantajuegos y las Witchclub o Blancanieves, pero el paso está dado. Con esto quiero decir que hay que dar la oportunidad y dejar que la cosa siga su curso adaptándolo a los tiempos actuales.

      Pensar en que hoy un grupo conecte con el gran público como Coverdale y compañía lo hacían es imposible. Este es un tiempo de excesos en todos los sentidos y bueno, como decimos en Asturias, estamos refalfiaos. De alguna manera y exagerando un poco, esto recuerda a la Roma mítica, que acabó destruyéndose a sí misma. Llegará un momento que la gente que venga detrás se asqueará tanto de los escesos que volverá a encontrar estímulo en STATUS QUO, RORY GALLAGHER, AC/DC y todo lo básico del rock. Ojala nosotros estemos en condiciones de verlo!.

  7. Alucinante, necesario y super completo artículo sobre mi banda preferida de los 80. Supongo que otro día seguirás con el resto de la discografía Yo tenía 13 ó 14 años (nací en 1970) cuando comencé a comprarme los discos de la Serpiente Blanca en la tienda MF de un barrio adyacente al mío a razón de 500 pelas por disco. Hasta que tuve todos no paré. El día que compré la doble vinilo en directo fue un día especial, claro: no podía dejar de escuchar las dos primeras “Come on” y “Sweet talkers” o “Ready and willing”. Finalmente y con ánimo completista pude adquirir en Discoplay una edición que contenía el “David Coverdale’s Whitesnake” y “Northwind” que no estaban a la altura de los otros Por fin tenía toda la discografía . Pero me faltaba uno y casi de chiripa y sin tener lector de CD compré “Snakebites” y descubrí de dónde había salido aquel “Come on” que tanto me obsesionaba. Más tarde llegó el VHS con la actuación de Donnington
    Poco después llegó el megaéxito “1987” y me jodió un poco tener que compartir mi grupo preferido con infinidad de sujetos que no habían escuchado en su vida ningún disco anterior de la banda y que habían descubierto la antigua “Here I go again” o la balada “Is this love”en la MTV. Pude ver a la banda con Steve Vai en la plaza de toros de las Ventas con Manzano de telonero. Y después los vi en la Riviera hace unos años. Daría una parte de mi brazo si los Whitesnake con la formación clásica (que también giran pero sin el cantante con el nombre de Snake si no me equivoco) dieran un concierto solamente con temas pre-1987.

    • Hola GLENDON. Es un placer saber de ti después de tanto tiempo, amigo.
      Me alegro también de que te haya gustado el trabajo. Desde luego habrá más WHITESNAKE en Metal80, como mínimo hasta “1987” aunque supongo que será en forma de Cronología o algo por el estilo…. Hablas sobre el directo de WHITESNAKE, un disco imprescindible que refleja perfectamente el tránsito de la banda hacia los 80’s, pero con el concepto setentero de disco doble y monumental, y que está al nivel de “Live & Dangerous” o “Double live Gonzo”. Magistral.
      Yo también compré “Snakebite” y el doble álbum de Coverdale en solitario a posteriori, y fue una maravilla escuchar esas canciones en su versión estudio. Son temas que inexplicablemente han quedado un poco en la sombra y no entiendo porqué.
      Ja, ja estoy contigo cuando dices “me jodió un poco tener que compartir mi grupo preferido con infinidad de sujetos que no habían escuchado en su vida ningún disco anterior de la banda”. Fue un bajón ver a las niñatas cantando “Here I go Again” y “Crying in the rain”… era como si tu hermana pequeña de repente hubiese asaltado tu estantería de discos. Toda una blasfemia, vamos. Me imagino que David Coverdale y su asesor financiero no pensaron lo mismo.
      El grupo del que hablas debe ser COMPANY OF SNAKES que tienen dos o tres discos, y sí, es verdad antes se llamaban THE SANKES y son el núcleo clásico del WHITESNAKE clásico con Jon Lande como cantante, imitando perfectamente a David Coverdale.

    • Gracias GLENDON. Con tu permiso la he puesto en Facebook.
      Je,je, es curioso lo listo que era este David Coverdale. Cogía a los músicos de mayor calidad para respaldarle pero que a la vez eran los más feos de la escena para que no le hiciesen sombra!

  8. Que bueno poder seguir disfrutando tus artículos. Uff…la polémica desatada por la “comercialización” de Whitesnake todavía genera réplicas. A mi particularmente el disco 1987 me gusta mucho, pero eso tiene que ver más con el talento compositivo de John Sykes, ya que sin él “Slip of the tongue” no fue más que una pálida copia del anterior, orientación que ya se puede adivinar desde el arte de tapa.
    Es verdad que a las grandes canciones del disco 1987 les hubiera venido mejor una producción más natural (esos malditos sintetizadores y baterías electrónicas), y por sobre todo la presencia de Cozy Powell en los parches. Tengo entendido que Powell alcanzó a grabar algunos demos antes de abandonar definitivamente el barco por problemas con los pagos.Escuchen bootlegs de la gira de Slide it in, sobre todo la de Rock in Rio para escuchar el potencial que tenía esa formación.
    Respecto a la formación clásica, si bien sus álbumes son muy especiales y queridos por todos los nostálgicos del buen hard-rock, reconozco que nunca aprecié mucho al tandem Mardsen-Moody. A nivel compositivo si dejaron grandes canciones, pero como guitarras solistas siempre me parecieron un tanto escasos de “sal”. Y no crean que soy uno de esos fanáticos del “shred” a quien cualquier guitarrista que no sea un epileptico acelerado le aburre. Me gusta mucho el blues, infinitamente más que el “shred”. Pero si escuchas a guitarristas de blues como Roy Buchanan, Danny Gatton, Johnny Winter, Rory Gallagher, Gary Moore, o Albert Collins, luego el estilo de Mardsen/Moody me parece un tanto simplón y medido en comparación. No es más que una opinión, espero no haber ofendido a nadie

    • Hola ARIEL. John Sykes… que tipo más misterioso. La verdad es que siempre me ha parecido un caso clínico de mala suerte. De TYGERS OF PANG TANG da el gran salto a THIN LIZZY, justo cuando la banda se termina. Incapaz de hacer nada con Lynnot acepta unirse a WHITESNAKE donde hace verdaderos méritos para convertirse enmultimillonario, pero muy al contrario, se queda sin empleo a las primeras de cambio. Luego monta una superbanda que quita la respiración y que sale a la luz al mismo tiempo que MR. BIG y BADLANDS. Cuando parecía que esas tres bandas podrían hacer reverdecer el heavy metal, y que Sykes por fin podría ser el líder de su grupo ¡plas! llegan los jipis de Seattle a amargarnos ( a mi por lomenos) la existencia y otra vez se va Sykes al cajón del olvido. Ahora ya ni se le tiene en cuenta para THIN LIZZY (o lo que sea), algo hay ahí que no funciona. O él es un capullo insoportable junto al que nadie quiere estar o verdaderamente pesa una maldición sobre él: un guitarrista extraordinario, muy buen cantante y encima guapo y nunca ha despegado? no termino de entenderlo…
      El Show de Rock in Rio es magistral de cabo a rabo. Irreprochable e irrepetible. Cozy Powell también alga haber sido traicionado, y de hehco en las entrevistas previa a su cese siempre hablaba de WHITESNAKE como la mejor banda enla que había estado porque fue la primera en que se aceptaban sus aportaciones.
      No ofendes a nadie con tus opiniones…¡estaría bueno! simplemente decirte que creo que pones el liston muy alto. EStás comparando a dos guitarristas de grupo con auténticas figuras solistas. Es decir… Rory GAllagher o Gary Moore… es como si dijésemos que el tandem Scott Gorham – Brian Robertson o Dave Murray – Adrian Smith, no llegan al nivel de Michael Schenker. Por cierto no conocía la expresión ‘Shred’, eso son los guitarristas tipo Yngwie Malmsteen? Interesante.

  9. He leido “mas que posibles playbacks” de glenn, y me gustaria saber si ha ido alguna vez a algun concierto de whitesnake, y que me diga en cual ha habido mas que posibles playback, ya que hablamos vamos a poner datos…. y si no hay datos que no se hable.
    Gracias

  10. Schuster-Teruel, si has leido bien mi comentario digo que he visto a “Whitesnake 5 veces. Y en la ultima gira , la de “Born to be bad” los foros de internet denunciaban que, al menos en algunos conciertos españoles, parecia que hubo “play-back”. Yo estuve en Barcelona y no creo que alli lo hiciera, al menos yo no lo advertí, pero las sospechas en otros conciertos posteriores eran importantes (se oía cantar a Coverdale a plena potencia cuando tenia el micro a la altura de la entrepierna y cosas así)

  11. Hola Miguel:
    Decían Barón que “pides escuchar tal o cual canción, Whitesnake o Rainbow” (“Concierto para ellos”) y una vez más insisto en mi petición de un “retro rock” sobre la época Dio en Rainbow.
    Hablando de hijos, tengo uno de dos años y medio qué cuando le pregunto: “Víctor (me llamo igual que él): tu y yo somos,…”. El responde sin dudarlo: “¡¡¡Jevis!!!”. Dentro de unos años escuchará lo que le salga de las narices, hasta ahí podíamos llegar, pero por ahora ya me pide “¡Papá, pon este cd!” y lo mismo suena Sick of it all que Whitesnake, y en el coche no le queda otra que soportar rock setentero o hardcore. El muy capullo le ha dado al botón equivocado y me ha costado escuchar al mismo tiempo que veía el clip del “Long way,…”. Gracias Glendon por el enlace.
    Repito, gran trabajo de documentación sobre los inicios de la banda. Discrepo respecto a “1987”. No quiero confundir éxito con calidad. Tenemos tendencia a sentirnos cómodos con grupos que sólo conocemos tres y cuando pegan un pelotazo nos sale urticaria. Ni los Metallica del “Ride…” son mejores que los del disco negro por ser underground ni “1987” es un mal disco por gustarle a las lectoras del SuperPop. Fue editado en un año con una magnífica cosecha (desde la confirmación del thrash con el “Among the living”, el “The ultra-Violence” de Death Angel o discos de Exodus y Overkill hasta el “Hysteria” de Def Leppard) y salió airoso.
    Espero en Correos los dos primeros discos de Coverdale y el “Good to the bad”.

    • Hola VICTOR, en fin, no se si alguien ha llegado a decir que ‘1987’ e sun mal disco… no podría serlo teniendo en cuenta el talento de quienes lo escribieron… David Coverdale y John Sykes, ahí es nada. Lo que si s eha dicho y en ello estamos la mayoría es que fue el álbum que convirtió a un grupo único en su especie en uno más de tantos. Muy bueno, eso si, pero perfectamente encasillado. Fue como cuando RAINBOW giró hacia el sonido FM, pero peor, porque aun con Joe Lynn TUrner, RAINBOW conservaba parte d su pasado en las canciones, pero de los WHITESNAKE old School no quedó ni rastro. En fin, por terminar con el asunto, y a razón de muchos d elos mensajes habrá que ir tirando de revistas y preparar algo con ‘1987’. que coño, hoy voy a llevarmelo al coche para ir escuchando.

    • VICTOR, sin dejar de estar de acuerdo contigo en que es triste que una banda como JP lo deje, hay que decir también que lo hacen en un momento muy dulce para ellos, con su credibilidad casi intacta y con la seguridad de que van a dejar un buen recuerdo, lo mimso que SCORPIONS. Gente entregada e inteligente que ve su ciclo cerrado y ya lo tiene todo ganado. El legado que nos deja estas bandas es tal, que no se puede si no agradecerles de por vida los años de habre que pasaron. Ahora a Canarias a tomar el sol!!

  12. Joder, vaya manera de empezar un viernes…los albañiles dando por saco en casa y leyendo lo de la despedida de los Priest. Me he metido en su web para ver si se anunciaba algún concierto cerca y de momento sólo veo fechas de los dichosos festivales de los cojones.

    ¿Quien será el siguiente?…¿AC/DC, KISS, OZZY…?. Joder. Qué tiempos más tristes vamos a ver.

    • Hey MIKEL .
      Teniendo en cuenta que Brian Johnson ya anunció su intención de abandonar una vez termine el tour “Black ice” supongo que AC/DC serán los próximos en decir adiós y, pensándolo bien, es su mejor opción para dejar recuerdo de su grandeza. Esperemos que no entierren su nombre como están haciendo AEROSMITH , DEEP PURPLE y otros. Podrían ponerse a buscar otro cantante , no les faltarían candidatos, pero a estas alturas… En fin, se les ve bastante cascados ya.
      Otros que yo creo que posiblemente no tarden en dejarlo son MOTORHEAD. No recuerdo un álbum con la promoción que está teniendo este, y más sorprendente aun, en las circunstancias por las que pasa el mercado. Además está la película de Lemmy y todo eso…, no sé pero todo me empuja a pensar en una despedida.
      De los otros que citas, pues bueno, Ozzy ya ha dicho varias veces que se retiraba y quizá sería hora, y KISS declararon en su dia la intención de que sus personajes les sobreviviesen , así que como ahora hay un Frehley y un Criss que no son los que eran quien sabe si mañana alguien compra el personaje del Starchild o The Demon y siguen en activo hasta 2097… Con KISS es más que posible!.

  13. Prototipo de banda que ha ido perdiendo su esencia paulatinamente hasta el punto de convertirse en poco menos que una caricatura de lo que fueron… Y no, “1987” no me parece tan malo, pero lo cierto es que es el principio del camino que nos lleva hasta su situación actual, en el que son una banda relativamente olvidada (al igual que Deep Purple o Status Quo) dentro del organigrama de glorias del hard rock…

    Ahora lo suyo sería un dossier/cronología/loquesea de Judas Priest, jejeje

    Rock On!

    • Hola TYLA ¿como va eso?, bueno, parece que la mayoría de nosotros coincidimos en que 1987 es un punto de inflexión que separa en dos el mundo WHITESNAKE . Estoy casi seguro de que los más ortodoxos adelantarán ese salto a “Slide it in”, aunque este, yo prefiero considerarlo como el último gran disco del WHITESNAKE clásico. Si están olvidados como vieja gloria del hard rock, pues supongo que es muy posible, aunque creo que no más que URIAH HEEP, WISHBONE ASH, los que citas y tantos otros. Eso sí, en comparación ninguno gozó de cotas de popularidad ni remotamente parecidas a las de Coverdale y compañía, así que mayor es el ‘delito’.
      Lo de JUDAS está en cartera (y lo de OZZY, y lo de SCHENKER, etc, etc)… No rest for metal.

  14. Hola a todos:
    Había una película muy mala de Clint Eastwood que se llamaba “La lista Negra”. La historia, a groso modo, trataba de una competición bastante curiosa entre mafiosos. Cada uno de ellos debía elaborar una relación de famosos vivos pero con previsible muerte inminente y ganaba aquel que primero conseguía que toda su lista fuera de cadáveres ilustres. Que moría tal o cual personaje y lo tenías anotado, un tanto, así hasta conseguir bingo.
    Mi lista es la siguiente:
    1. Scorpions (tanto ganador. Tocan en el Hellfest en el verano, aún están vivos)
    2. Judas Priest (otro tanto)
    3. Heaven and Hell (después de Dio, ¿¿??)
    4. Ozzy (63 años, pedirá jubilación anticipada por trabajo de alto riesgo)
    5. Deep Purple (sin John Lord desde hace años y con Gillan desaparecido, tras el fracaso de “Rapture of the deep”, cuando finalicen las ediciones remasterizadas en 2014 con el 30º aniversario de “Perfect Strangers”, ahí acabará todo)
    6. Aerosmith
    7. Motörhead. 66 años de mala vida le pesan a cualquiera y Motörhead es Lemmy.
    Les queda cuerda para unos años:
    1. Kiss, en la medida que el grupo pueda superar la marcha de Gene Simmons o Paul Stanley y siga dando dividendos.
    2. Whitesnake. Coverdale es muy testarudo, vanidoso y siempre sordo a las críticas. Larga vida al rey.
    3. Rush. Gente sana y equilibrada, su sonido seguirá evolucionando hasta el infinito y más allá.
    4. Big Four: es la generación de los cincuentones y con altibajos seguirán dando guerra. Metallica, Slayer, Anthrax, Megadeth, Exodus, Testament, Death Angel, Obituary, …
    5. AC/DC. Los japoneses de la Sony han visto un filón (3ª gira en el 2010 que más ingresos ha generado, después de U2 y los Rolling), Angus Young tiene 55 años y aún le quedan un par de trucos. Brian Johnson lo deja este año pero, ¿cuántos se presentarán al casting?
    6. Iron Maiden. Steve Harris, otro cabezón de cuidado y otro corredor de fondo. La banda superó el abandono temporal de Bruce Dickinson y aún queda “Dama de Hierro” para unos cuantos años
    Se despide de ustedes, Rappel (con menos barriga y un poco más de pelo y espero que no tan hortera)

    • Hola VICTOR. Bonito juego el que nos propones. SCORPIONS y JUDA PRIEST ya lo han dicho y HEAVEN & HELL sin DIO no tiene el menor sentido, aunque viendo el historial de BLACK SABBATH… me dio que pensar aquella actuación-homenaje con Glenn Hughes a la voz en un festival veraniego la verdad, pero bueno, parece que se trató de algo esporádico.
      OZZY ya amagó en los primeros 90, creo recordar y DEEP PURPLE deberían dejarlo o al menos cambiar a su cantante y AEROSMITH ha tenido momentos este pasado 2010 que pare cían un chiste malo. Lo de MOTORHEAD es una simple impresión.
      En cuanto a aquellos que según dices tienen cuerda para rato, no coincido contigo en AC/DC, no creo que puedan aportar gran cosa sin Brian Jonson y todos conocemos la integridad de Malcom Young, el puto amo del grupo. Sí creo por el contrario que tanto RUSH como IRON MAIDEN aun nos darán algunas alegrías.
      Añado a la lista de los que nos van a dejar a BARON ROJO, con una reunión que ni de lejos ha colmado las expectativas y ANTHRAX en una situación de credibilidad cero, deberán replantearse algunas cosas si quieren que se les tome un poco en serio.

      Otras bandas que aun parece que pueden dar mucho de sí son KREATOR y SLAYER que el año pasado sacaron lo mejor de sí mismos con dos discos de morirse y en cuanto a recuperaciones, tenemos la reunión de BANZAI, una sorpresa al menos para mí, que ojalá nos traiga de vuelta a parte de lo mejorcito que se hizo en España hace treinta años.

  15. Felicidades, otro gran reportaje de otra gran banda.
    Yo tampoco estoy de acuerdo con el trato que dais a “1987”. Vale, no tiene nada que ver con los discos anteriores, pero mola. Supongo que aquí también hay una cuestión puramente sentimental, a fin de cuentas fue lo primero que escuché de ellos, y antes de saber quién coño era el tal Coverdale y que había vida antes de ese disco, ya había visto todos los videoclips de la Kitaen, por lo que la primera impresión (que siempre es la que queda), es que “Whitesnake eran así” y punto.
    Por supuesto luego me he ido haciendo con todos los discos y para mí el mejor disco, sin duda, es el “Ready An’ Willing” que ya comentaste en otra sección, aunque son todos magistrales. Pero curiosamente, y sé que me váis a lapidar, el disco con el que nunca he acabado de entrar es “Saints & Sinners”, no es que no me guste, pero algo me falla, no me preguntes por qué.
    En cuanto al tema del playback o no playback, cuando lo ví hace 4 ó 5 años no me pareció que hubiese truco, pero es una pena para cantantes como él, que han destacado tanto por su extraordinaria capacidad vocal, el hacerse viejos y perder facultades (sí, lo de Gillan es muy triste). Ves, a Lemmy eso no le pasa, ja, ja.

    • Hola JORDI. Bien, no hay nada de malo en descubrir a WHITESNAKE con ‘1987’, es más, seguro que hay miles de personas qeu lo han hecho, y eso está bien. A ver, yo no descubría a THIN LIZZY hasta “Thunder & Lightning”, teniendo en cuenta que es su último disco en estudio ¡no estña mal!…. Creo que, en cualquier caso, lo importante es, como tú has hecho, rascar un poco la superficie. De esa manera tú eres el primer beneficiado porque además de disfrutar de ‘1987’, la Kitaen y ‘esos’ WHITESNAKE, podrás disfrutar también de toda su música anterior.
      Dicho esto, ¿que no has entrado con “Saints & Sinners?, que cosas, a mi me parece casi su mejor disco! pero está claro que para gustos no hay colores, y no seré yo quien trate de convencerte de lo contrario. Conozco a un tipo verdadero fanático de la Saga Purpura que ya roza los cincuenta y sigue siendo un “die hard fan” y tampoco traga con es disco. A veces no es la música si no lo que rodea a las canciones, el momento en que lo descubres o tantas otras cosas lo que hace que una obra maestra se te atragante, o un churro de disco te acompañe de por vida, y se sabe, la música no son solo notas.

  16. Hola Miguel
    “Here i Go Again.”
    Te felicito por tu Retro-Rock “Whitesnake. De Purpura a Blanco”.
    Me ha alegrado mucho leerlo. Para mi gusto perfectamente documentada esta etapa inicial y clasica de Whitesnake hasta finales del 79.
    Quizás añadir en la época de Purple los directos publicados con Coverdale hasta mediados del 80. Junto con el gran directo en sencillo –pero de portada doble- “Made In Europa” hay dos directos sencillos en la discografia oficial de Purple de los 80. Para mi son el “Last Concert in Japan” –con Bolin- y el “Live in London” del cual destaca en la portada las firmas de todos -vease Blackmore, Coverdale… En total tres directos con Coverdale de los cuales disfruté el escucharlos en vinilo en esa frutifera mitad de decada de los 80/5.
    Y ya con Coverdale en solitario unos inicios envidiables. Recuerdo que me fue difícil conseguir el vinilo de David Coverdale’s Whitesnake: al final importado de Francia por la desaparecida tienda de discos Pan & Musica de Barna. Para mi fue todo un lujo tenerlo original por el sello “Vogue”. Y no te digo nada conseguir en Barna el vinilo del Lp “Northwinds” con una exquisitez en sus temas como Only My Soul, etc…y cerrando el Lp el tema Breakdown con el cual solían acabar sus conciertos.
    Siguiendo ya con el Lp “Snabite” lo conseguí por el amigo Jordi del desaparecido bar musical “Wawanco que lo trajo de UK. Aún recuerdo las noches de viernes en su bareto escuchando a la saga Purple… seguro que hay mas gente de Barna que se acuerda del Wawanco: habia ambiente y mucho feeling, ya que preparaba salidas para el Donington…para ir a ver a las estrellas del Hard Rock… yo por pasta no podia ir y se me ponian los dientes largos…
    El recopilatorio de los dos primeros Lp’s de David Coverdale’s con portada doble fueron publicados por el sello Connessieur (has puesto la imagen en tu Retro…). El mismo sello sacó después varios directos de Deep Purple (con Blackmore el 75 y con Bolin el 76), pero ya en formato CD creo ya que en la decada del 2000.
    Siguiendo el hilo conductor de tu “Retro…” escuchar el Lp “Trouble”, ya como Whitesnake fue alucinante. Como ya sabes empecé a escuchar a Whitesnake comprando el “Come and Ge It”aunque un poco antes había escuchado su doble directo “Live ..In the Heart of de City”. Siguiendo con el “Trouble” es en esencia el inicio del espiritu musical de Whitesnake aunque antes ya se entrevee en los temas del Lp “Snabite” como son “Come On”, que Coverdale cantaba en el inicio de sus conciertos o su buque insignia “Ain’t No Love in the Heart of de City”… Además, se interpreta el inicio del Whitesnake en la portada del mismo Lp “Trouble” al ver como la serpiente eclosiona del huevo. Así empezó a arrastrase en el arduo y caliente camino del rock. Un disco que ya Bernie Mardens querria tener en su edición en español “Problema”. Miguel, me ha gustado ver la portada del “Love Hunter” en la edición en español “Cazador de Amor”.
    Y para acabar el hilo de tu “Retro…” el doble directo “Live.. In the Heart of The City.” Dos grandes conciertos del 78 y 80 en un 2Lp, que escuché en casa de mi vecino, junto con otros Lps (de Deep Purple “24 Cararst Purple”, de Think Lizzy “Chinatown”, de Iceberg “Tutankhamon”, etc…) y fue alucinante. Escuchar por primera vez la voz de Coverdale me impactó. Que fuerza de voz en el tema “Ready and Willing” para envalentonar a la peña a corear lo de “sweet satisfaction Ready and Willing”. O ya escuchar la guitarra de Moody en “Love Hunter”, parecia tener un mensaje subliminar su slide… que forma de tocar… Y como se compenetraban las guitarras Mardens/ Moodey al empezar “Sweet Talker” después del gran tema inicial del concierto “Come On”. Vamos que por aquel entonces en Barna se decía que los tres mejores directos eran los de Whitesnake, UFO “Stranger In the Night” y MSG “One Night at the Budokan”. Y aun creo que es así.
    Recuerdo que cuando salió la versión del directo de Whitesnake en Cd no lo quise comprar porque no estaba el tema inicial “Come On” del Hammersmith del 78. Al cabo del tiempo me pase el vinilo a mp3. Años después reeditaron en doble CD los dos conciertos cambiando el orden de los temas respecto al vinilo en el concierto de Hammersmith 78. Además la portada del directo es impactante. La energía que desprende la portada con esa foto dibujada de ellos en el escenario en directo–una energia que se puede discernir en imagenes en el youtube en uno de los temas de Hammersmith… pero del 79 en el tema Medicine Man- y veías en la contraportada del disco la amistad del grupo al reunirse en un abrazo de despedida del concierto. La banda clasica. Ojala algún dia aparezca/ publiquen en DVD la actuación del Hammersmith quizas en marzo del 79… o una de las actuaciones en japan el abril del 80… como la publicada en Landover Washintong el 5 del 10 del 80 en USA.
    Bueno Miguel lo dejo aquí. A esperar tu siguiente “Retro…” a partir de los Whitesnake de 1980…
    PD: yo también conozco a un tipo verdadero fanático de la Saga Purpura… que no es que no trague el Lp “Saint an Sinners”, ya que vibró con él por la expectación de verlos en directo en Barna, pero para él es el punto de inflexión hacia la decadencia de Whitesnake… Eso sí para mi este Lp forma parte de la epoca clasica de los Whitesnake junto con el Slide In It –ya no tanto la posterior versión Americana que se hizo con Sykes-, y otra historia es ya el lp “1987”. Hay un canvio conceptual en el estilo musical de la Serpiente Blanca clasica del 78 al 84/5. Pero como he dicho esta es otra historia, que me imagino contarás…

    Por cierto lo de Coverdale en directo era como comentas: el micro en la polla y la lengua viperina… y connotaciones sexuales a punta y pala en los temas de sus canciones como lo vemos en alguna de sus portadas de Lps. En el “Lovehunter” el impresionante desnudo de la mujer cavalgando la serpiente y en el “Come and Ge It” la portada con la manzana prohibida de cristal de vidrio y dentro de ella la serpiente amenazante que guarda el tesoro sexual de la mujer. En la contraportada la manzana rota y sin la serpiente. El pecado original. El mito de Adam y Eva. Quien se acuerda de la lengua de la serpiente a forma de vagina, que en la portada de alguna edición posterior del Lp estuvo “censurada” al estar desfigurada?

    • Hola ANTONIO. Muchas gracias por la cantidad de tiempo que has empleado en escribir el comentario y por supuesto por todo en él aportas. No tenía conocimiento de esos directos que comentas, me pregunto si pertenecen su discografía oficial o son material de algún club o algo por el estilo. Agradecería más información al respecto.
      Los discos en solitario de David Coverdale que yo tengo son la edición posterior que comentas, en la que venían los dos en una sola carpeta gatefold. Los compré en una tienda de segunda mano de Oviedo hace ya unos cuantos años, aunque deberían haberse esmerado más en cuanto a la información. Hubiese preferido una carpeta normal y corriente, pero con un libreto en condiciones.

      Me ha gustado mucho tu comentario sobre las noches gastadas en bares oyendo música. Que yo recuerde empecé a ir a baretos heavys con quince años, aunque a las diez como mucho tenía que estar en casa. Te juro que hoy, con 41 años, no entraría en aquellos antros ni atado de pies y manos. Aquello era verdaderamente peligroso, y aquí el buen feeling del que hablas lo había a ratos. Otras veces lo que había era una lluvia de hostias impresionante, sobre todo por asuntos de drogas. La heroína era bastante habitual entre los heavys más viejos (que igual tenía 18 o 19 años pero a mí con 15 me parecían mayores, claro). En dos palabras, los mayores iban al bar a pillar y los más jóvenes íbamos a escuchar música, y a beber un litro entre siete. Recuerdo muy especialmente la ediciónd e “Holy Diver”, que fue muy celebrada en el bar “Piquero” (buen nombre) y la ponían constantemente. Había un camarero que siempre que íbamos nos ponía a UFO según él “para que supiéramos lo que era música” ja,ja que recuerdos Antonio.
      Bueno, sigamos.
      En lo que se refiere a “Trouble”, parece que fuimos en dirección opuesta. Como cuento en el artículo fue muy decepcionante para m´. Realmente no recuerdo que era lo que esperaba pero desde luego no era eso. En fin, algo parecido me pasó con “Sin after Sin” de JUDAS PRIEST que me pareció una mierda espantosa (¡”Sin after sin” una mierda espantosa!) pero todo se debía a la escasez. Para mí, como para la inmensa mayoría de mis amigos y supongo que todos los chavales de mi generación, comprar una puñetera cinta suponía un enoooooorme sacrificio y semanas de arañar lo poco que te daban. En mi casa había muy poca pasta, no faltaba nada pero mucho menos sobraba, así que cinco duros de aquí y diez de allá hasta completar las 800 pelas o así que te costaba una cinta equivalían a un par de meses a dos velas. Al menos aprendes a valorar las cosas. Me parece muy acertada tu interpretación d ela portada de “Trouble” con el huevo y la serpiente, aunque yo la que tengo es la blanca, con el dibujo en negro y rojo. ¿Sabes cual es la original?.
      Sobre “Cazador de amor”, fue una sorpresa, lo compre el año pasado a finales. Entré en una tienda de libros de segunda mano nueva aquí en Gijón, buscando tebeos y ZAS! Una cubeta con discos viejos. Ni que decir tiene que los tebeos fueron inmediatamente olvidados y me fui a ver aquellos discos. Al final compre el “Cazador de amor”, el primero de RAINBOW que era el único que no tenía en vinilo, “Rock will never die” de MSG y una joyita desconocida para mí que es “Look at me Now” de Bernie Marsden en solitario, que tremendísimo discazo!!!, el caso es que me costaron a 6 € cada uno, una ganga, eso sí hechos pisto. Tuve que pasarlos por agua y jabón y las portadas están tocadas, pero bueno, el cosquilleo que me dio cuando los ví es lo importante!!.
      No podría describir mejor tu valoración del directo de WHITESNAKE y todo lo que encierra su sonido, y es que tenemos medio DEEP PURPLE y el añadido de dos guitarristas sobresalientes con uno de los bajistas mas personales que existen. Yo creo que junto a Steve Harris, Neil Murray es de los pocos bajistas que puedo identificar por su manera de tocar…. Bueno y a Lemmy, claro. Pero ni Roger Glover, ni Bob Daisley ni ninguna otra gran figura tienen esa pulsación tan característica. Yo tengo la edición cd, que comentas, completa y re-ordenada. Los cabrones de las compañías discográficas tienen más cara que espalda. Antes del cd pude conseguir dos ediciones en vinilo, una la española, con títulos en español y una carpeta sencilla sin un puñetero dato ( como de costumbre) y otra francesa (distribuida por Carrere, la compañía de SAXON) que es un gatefold que se abre y trae las fotos y datos de los shows y todo el asunto, como debe ser.
      La portada de ese disco es absolutamente soberbia y con las letras inclinadas y la técnica art´sitica ( una foto retocada que parece un dibujo) tiene cierto aire a cartel de película de cine al estilo que ahora imitan Robert Rodríguez y Quentin Tarantino.
      Bueno, no creo que haya un retro 80’s de WHITESNAKE ni de nadie. La sección “retro” está dedicada a repasar las carreras durante los años anteriores 1980 de aquellos músicos que tuvieron una trascendencia notable durante los 80’s, bien por haber triunfado en esa época ( como WHITESNAKE, JUDAS PRIEST etc etc) o por haber sido una influencia para los músicos de los 80 , com UFO, TED NUGENT, AEROSMITH, GRAND FUNK etc, artistas que en los 80 no hicieron gran cosa, pero sí influyeron en otras bandas que llegaron muy alto.

      Sobre ediciones WHITESNAKE, parece que habrá sorpresas este año, aparte del nuevo disco. La biografía esta (baratita, 200 € de nada) y el dvd “Rough, ready ‘n willing 1977-1985” no oficial que debe ser parecido a uno que anda por ahí desde hace años, pero supongo que mejorado. En fin, quizá merezca la pena rascarse el bolsillo para pagar la jubilación de David y no hacerle trabajar hasta los 67.
      Cuidate!!

  17. Hola Miguel, gran trabajo, la verdad que me ha encantado tu artículo. Para mí, también son mejores los primeros discos de whitesnake, aunque soporto y ni mucho menos me disgusta la etapa a partir del 87. Me gustaría me enviaras el dossier pues soy un gran fan de la voz de coverdale. Tengo todos sus discos y por supuesto también voy a comprar el nuevo “forevermore” en la edición de la revista clasicc rock. Has escuchado el nuevo single? y el video? Qué te parece?
    Gracias.

    • Gracias OSKAR. ME alegro mucho de que te haya gustado el artículo, la verdad es que es un placer bucear en la historia de una banda como WHITESNAKE, con todos esos personajes que la protagonizan, además claro de David C. El nuevo single… pues me ha sorprendido en positivo, si te he de ser sincero. Si todas las canciones están a ese nivel o parecido estaremos ante un buenísimo álbum sin la menor duda. El video no me gusta nada. La verdad es que los videoclips no son lo mio, y ese me parec un poco ‘pobre’, a pesar de las joyas y el Chanel 5!

  18. hola a todos ! acabo de descubrir este artefacto y me encantaaa!.

    Tengo 40 años asi que cronologicamente os imaginais lo que he vivido con mi amor al heavy metal (demas etiquetas con los años , hasta quitartelas en la actualidad) Hoy mismo acabo de escuchar el “good to be bad” y me parece (para el año en que estamos ) cojonudo, 2011 y nuevo disco , en fin que la leyenda y su musica continue. nos seguiremos viendo en el blogssss

    • Hola FERNANDO, pues nada, bienvenido al club y espero que encuentras por auí muchas cosas de tu agrado. Yo “Good to be bad” no lo he escuchado pero he oido un par de temas de este nuevo y no tiene mala pinta del todo….

  19. AAAhhhh, los Whitesnake de fines de los setenta y principios de los ochenta fueron los mejores. La mejor formación, para mi, con Coverdale al frente, tenía a Mickie Moody y Bernie Marsden a la guitarra, Neil Murray al bajo, Jon Lord a los teclados y Ian Paice a la batería, casi na. Tengo todos sus discos en vinilo y en cd, así como unos 30 bootleg. Especialmente buenos eran el Live in the heart of the city, el Come an’ get it y el Saint and Sinners. Mi predilección por los que tenían componentes de los Purple.
    El 1987 me gustó cuando salió, por lo potente que era, pero ya no se parecía en nada a la banda hard blusera de los primeros años.
    Los vi en el 83 en Madrid, con Meat Loaf de telonero, y estuvieron muy bien, ya no estaba Ian Paice sino Cozy Powell, que también era tremendo.

    • Hola JUAN PABLO. No podría estar más de acuerdo contigo. No hay NADA como los WHITESNAKE anteriores a “Slide it in”, eran un grupo único, no había nada que se le pareciese. Lo que vino después era bueno, pero repetido en muchos casos. Eso sí, la pastizara que debió hacer Coverdale explica que quiera retomar el asunto en ese punto y no en otro. Sea como sea, ahí están esos viejos discos para nuestro deleite. Yo también me he gastado un montón de pasta en ese grupo, puedes creerlo. Sobre el concierto que comentas tengo en cartera algo para la web. Con tiempo…

  20. sin entrar en polemicas!!!!!!!!!!!!!!!!!no estoy de acuerdo en nada, whitesnake es una banda MAS! no le he escuchado nada especial, siempre vi a paice y lord como un verdadero desperdicio en whitesnake (mucho musico para ?) en fin….
    PD de david se puede disfrutar la parte “mas” melosa!!!!!! temas mas “hablados” q cantados, ahi esta su fuerte, como cantante de rock (propiamente dicho) no es de los mejores!
    saludos

    • Hola ARIEL 2º. Como dice César Martín de POPULAR1, las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene una. No voy a llevar la contraria a tus argumentos, no tengo porqué y pareces estar completamente convencido de lo que dices, así que no tiene mucho sentido que intente rebatirte. Espero que por lo menos, y aunque sea solo un poquito, disfrutes de trabajos como “Ready ‘n willin”, “Lovehunter” o “Saints and sinners” que a mi me parecen sencillamente perfectos.

  21. De las primeras bandas cuya discografía escuché en orden. EL Snakebite es mi favorito – de hecho considero que, a pesar de que solo sea un EP con temas agregados de años anteriores, la sensación en primera instancia fue que sí tenían sentido dentro del lp- definitivamente las 3 obras de arte de Whitesnake. En otro post creo que escribí que los primeros setenteros fueron mis favoritos.

    Me llamó la atención de lo desapercibido de Long Way Far From Home. Recuerdo lo que pasó cuando escuché Coverdale&Page y luego de indagar me doy cuenta que pasó casi lo mismo con el disco. ¿momentos inoportunos?

    Espero con ataque de ansias el dossier. Saludos Miguel.

    • Hola Sebas. Suerte la tuya si pudiste apreciar la evolución del grupo en su justa medida. Es algo que yo (como explico en el artículo) no pude (o no supe) hacer. Afortunadamente ese es un problema superado aunque hayan tenido que transcirruir algunos años jaja. Estoy de acuerdo en parte cuando dices que los mejores (o mejor dicho, tus favoritos) fueron los WHITESNAKE de los años setenta, y digo en parte porque este grupo tiene una trayectoria tan versátil, que depende del momento, puedes vibrar más o menos con “Slide it in” o con “Trouble”. En apenas diez años, grabaron una cantidad de material y una variedad de sonidos, que debería avergonzar a cualquier banda actual que deja pasar el mismo tiempo entre disco y disco.
      No entiendo muy bien lo que quieres decir con lo de Coverdale & page, lo siento…. Bueno, pues el dosier va de camino. Disfrútalo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s