ARTICULOS

Este fue un artículo que hace años me publicaron en la revista THIS IS ROCK y que me gustaría recuperar para todos los fans de Blackmore que no lo pudisteis leer en su momento por la razón que sea. Desde el principio de los tiempos, este músico huraño, imprevisible, frio y , digámoslo de una vez, desagradable, ha sido objeto de veneración por parte de millones de rockeros  de todo tipo, lugar y condición y no son muchos los músicos y periodistas que hablen mal de él. Teniendo en cuenta la cantidad de desplantes para con cualquiera, las bromas pesadas que ha gastado a propios y extraños, la gente a la que ha dejado colgada de la brocha y el sin fin de situaciones embarazosas y violentas que ha provocado, resulta extraño que se haya llevado un solo elogio por parte de sus ex-compañeros. Seguramente, su infinito talento ha compensado las malas vibraciones que desde siempre le han acompañado. Centrémonos pues en ese talento y hagamos cuatro pequeñas aproximaciones a esa legendaria figura.

Este artículo se completa con un dosier cuyo contenido y forma de conseguir vienen reseñados al final del mismo

.:: CUATRO APROXIMACIONES A UN MITO::.

Aproximación 1ª

UN POCO DE HISTORIA. LOS AÑOS PRE-PURPURA

Weston-Super-Mare vio nacer, un lejano 14 de abril de 1945, a Richard Harold Blackmore, prácticamente con la guitarra en las manos. Sus padres abandonaron aquella ciudad costera del oeste de Inglaterra para instalarse en Heston, un barrio londinense, en una de cuyas academias nuestro hombre descubrió la música, gracias en parte a que su padre supo ver el potencial que escondía el pequeño Richard:

“Mi padre me hizo tomar lecciones de guitarra clásica, simplemente para tener una buena base. Es muy importante aprender la teoría cuando se empieza a tocar un instrumento, porque evita los malos hábitos de por vida. Solo de esa forma pude aprender a manejar todos los dedos, cuando la mayoría de los bluesmen solo utilizan tres…”

No obstante su verdadera pasión estaba en el rock and roll de la época, especialmente en personajes como Hank Marvin o Tommy Steele, muy populares en la Inglaterra de aquellos días:

“Había escuchado a artistas como Elvis, así que supongo que mis primeras influencias fueron de Scotty Moore. También oía a Tommy Steele, que era grande en mi país. Quería tocar como él desde que le oí en un show llamado “Six-Five Special”, un programa de rock and roll en plan el “Shindig” americano. Solía verlo y luego practicar con mi acústica…¡Aunque no era capaz de tocar un acorde, aquello parecía guay!”

Esta inspiración le llevó junto a otros chicos a montar su primera banda: 21’S COFFEE BAR JUNIOR SKIFFLE GROUP, nacidos al abrigo del 21’s Coffee Bar, un mítico pub donde se reunía la flor y nata del rock londinense como CLIFF RICHARD y lo que serían THE SHADOWS o el propio TOMMY STEELE. No tardó en darse cuenta que su formación clásica debía completarse con un poco de teoría sobre los nuevos estilos, por lo que empezó a tomar lecciones con otro habitual del 21’s Coffe Bar, nada menos que el mejor músico de sesión de Inglaterra por aquel entonces.”Big” Jim Sullivan le enseñó los trucos y desarrolló los recursos innatos de Blackmore hasta el punto en que tuvo que admitir que ya no tenía nada que enseñar a aquel muchacho.

THE DOMINATORS fue el siguiente paso en su carrera. Lo dio  junto a Mike Underwood, cuando a los quince años ambos dejaron de estudiar. Ritchie  consiguió un trabajo en el aeropuerto de Heathrow que podía combinar con la banda, que no duraría gran cosa, vagabundeando de aquí a allá en grupos como TWICKENHAM o MIKE DEE AND THE JAYWALKERS y acudiendo a audiciones de bandas profesionales, como la de THE SAVAGES, una banda que acompañaba a Screamin’ Lord Stuch, la réplica inglesa de SCREAMING JAY JAWKINS. Carlo Little tocaba la batería en aquel grupo en 1961:

“Ritchie llegó con su novia y su padre. Escuchamos a siete u ocho guitarristas y los mejores nos parecieron Blackmore y Roger Mingay que habían llegado juntos, aunque terminamos dándole el puesto a este último porque tenía más experiencia que Ritchie…”

Roger Mingay, que había sido compañero de Blackmore en THE SATELLITES, (momentos incestuosos del rock and roll) abandonó poco después, y tras probar a otra gente, Lord Stuch decidió darle el puesto a Ritchie en el 62, cuando este contaba diecisiete años.

Fue en esta banda donde Blackmore lo aprendió todo sobre cómo debe un artista comportarse sobre las tablas, ya que una de las bazas más importantes de Lord Stuch era precisamente lo llamativo y agresivo de la puesta en escena y aunque en nuestro país, poco o nada se ha oído hablar de tal artista, sorprende la lista de músicos que formaron parte de su banda, entre los que aparte del propio Blackmore o el bajista Nick Simper (original de Deep Purple) estuvieron nada menos que Jeff Beck o Jimmy Page. Ritchie sin embargo fue el único que consiguió que su jefe le dejase su momento de gloria en las tablas permitiéndole hacer un solo de guitarra de vez en cuando.

Aun así, Blackmore era un culo inquieto y durante sus días en The Savages también flirteaba con otras bandas, como THE CRUSADERS, THE OUTLAWS o THE WILD BOYS. El fallecido Lord Stuch hablaba sobre el asunto con muy buen humor:

Ritchie se largaba de vez en cuando a tocar con otros grupos, pero al final siempre volvía. Al regresar fingía buscar trabajo como guitarra rítmico, pero no tardaba en conseguir que el otro guitarrista que había sido contratado precisamente para sustituirle a él, se pusiese nervioso y abandonase el barco.”

Con alguna de estas bandas, concretamente THE OUTLAWS (no confundir con la banda de rock sureño) grabó un par de singles y consiguió un cierto éxito, llegando a participar en la película “Live It Up” donde el grupo interpretaba ‘Law And Order’. Las cosas no parecían ir del todo mal en aquel combo que salía a escena caracterizados como forajidos del salvaje oeste, incluso llegaron a ser la banda de acompañamiento de mitos como Jerry Lee Lewis en una gira inglesa, que tuvo lugar en junio del 63, o Gene Vincent en dos tours entre julio y septiembre del mismo año por Francia, Inglaterra y Alemania, pero al final abandonó aquel grupo:

“Dejé a los OUTLAWS porque nadie en el negocio nos hacía caso, nos consideraban como criminales y nos echaban de todas partes… nuestro sentido del humor no gustaba.”

También con THE WILD BOYS dejó constancia de su talento en otro par de sencillos (‘Country Joe’ y ‘Just Little Eddie’) aunque fue en 1965 cuando vio cumplido uno de sus mayores deseos: grabar un single en solitario, a instancias del productor Derek Lawrence. Bajo el nombre de Ritchie Blackmore Orchestra, y acompañado ente otros por Mike Underwood y Nicky Hopkins al piano, registrando los temas ‘Getaway’ y ‘Little Brown Jug’.

En el mes de mayo de ese mismo año fue cuando de nuevo con THE SAVAGES, volvió a convertirse en el guitarrista del “killer” por excelencia. Jerry Lee Lewis quemaría Alemania con su gran bola de fuego y allí estaba nuestro hombre dispuesto a avivar las llamas, pero al terminar, descubre que no solo hay cerveza en aquel hermoso país, sino una escena musical igual o mejor que la inglesa, por lo que Hamburgo se convierte en su hogar durante una larga temporada formando una banda a la que llamó THE 3 MUSKETEERS y tras la que se uniría a NEIL CHRISTIANS AND THE CRUSADERS y luego a THE TRIP, antes de formar su siguiente proyecto serio llamado MANDRAKE ROOT (tal vez te suene de algo).

Mientras tanto, en las islas se fraguaban los cimientos de la banda que cambiaría la historia del rock duro. La llamada telefónica del fallecido Chris Curtis para que Ritchie formase parte de su nuevo proyecto llamado ROUNDABOUT, junto a Nick Simper y un tal Jon Douglas Lord, estaba a punto de producirse, pero eso, naturalmente, ya es otra historia…

Aproximación 2ª

LA TRASCENDENCIA DE UN GENIO

Tengo el absoluto convencimiento de que la inmensa mayoría de los amantes del rock duro que alguna vez decidieron aprender a tocar la guitarra perdieron su virginidad con ‘Smoke On The Water’. Ese riff inmortal ha sido el principio de muchos sueños, y quién sabe cuántos triunfos y decepciones, lo que supone quizá la mayor meta que un músico pueda perseguir, y es prueba más que suficiente de su influencia en las carreras de tantos guitarristas.

  También parece estar más que claro que si Eric Clapton, Jimmy Page o Jeff Beck son siempre citados como la quintaesencia de la guitarra en detrimento de Blackmore, a quien el gran público no conoce ni de lejos en igual medida, ha sido porque éste siempre hizo lo que le dio la gana, huyendo del mainstream y de la música entendida como industria.

Abandonó a unos multimillonarios DEEP PURPLE para embarcarse en una aventura junto a unos desconocidos creando RAINBOW. Cuando consiguió tocar el cielo con este grupo creando un estilo y un sonido inconfundible, giró 180 grados dejando estupefactos a propios y extraños y cambiando por completo la dirección de la banda, y no hablemos de su ya larga última etapa renacentista, en la que se permite el lujo de hacer giras por castillos y grabar álbumes de música medieval. Está claro que no hay muchos artistas del “Hall Of Fame” que se hayan mantenido fieles a sí mismos y a lo que su corazón les dicta.

No obstante, sin la huella de Blackmore y su Fender, no podríamos entender el desarrollo del rock duro en la forma que se ha llevado a cabo, algo de lo que muy poquitos músicos pueden hacer gala. Para entender tal evolución es absolutamente indispensable centrar nuestra mirada en un disco concreto, aquel en el que Ritchie Blackmore decidió tomar las riendas del asunto y poner firme a medio mundo, empezando por sus compañeros. Me refiero, como no, al histórico ‘In Rock’.

Cuando Ritchie Blackmore se encerró junto a los suyos en 1970, en el Hawnell Comunity Centre a escribir los temas del nuevo álbum de lo que ya era prácticamente su banda, llevaba en mente la idea de cortar de raíz con todo lo relacionado con la psicodelia, los devaneos clásicos de Jon Lord y los experimentos de fusión. Simplemente, estaba decidido a crear un disco de rock en crudo que dejase tal huella que quedaría establecida de una vez por todas la línea a seguir por DEEP PURPLE en el futuro. Sin embargo,  fue tanto el empeño que el hombre de negro puso en conseguirlo, que trascendió sus intenciones de largo y terminó dando vida a un disco con el que cambió definitivamente el rumbo en la historia de la música rock.  

La textura global del álbum, tejida a base de estructuras nunca antes vistas, el talento hecho simpleza en los riff de ‘Into The Fire’ o ‘Living Wreck’, el efecto avalancha abriendo el disco con ‘Speed King’ o el contraste obtenido al introducir un medio tiempo como ‘Child In Time’ en aquella muralla sónica, son solo algunos de los patrones clásicos que las bandas de rock duro han venido utilizando en sus discos desde hace treinta y cinco años.

El impacto que ese disco hizo que la mayor parte de bandas de la época variasen su estilo hacia los parámetros que marcó. STEAMHAMMER abandonan el jazz rock que tenían como bandera desde su debut del 68 para, a partir de su álbum ‘Mountain’ de 1970, adentrarse en el campo del hard rock progresivo. Algo similar  sucedió con ATOMIC ROOSTER y ‘Death Walks Behind You’ o los COLOSEUM de John Hiseman, una banda que intentó el mismo viraje “falleciendo” en el intento.

Otras bandas con más solera que las citadas también cayeron bajo el influjo de las composiciones de Blackmore. HUMBLE PIE, CLIMAX BLUES BAND o STATUS QUO, pasaron por un mayor o menor mimetismo desde el pop psicodélico o el blues al rock en su lado más duro e incluso grupos como PROCOL HARUM con un clásico inmortal en su haber (‘A Winter Shade Of Pale’) se enraizaron en el hard rock con sus entregas ‘Home’ y ‘Broken Barricades’ que presentaban al guitarrista Robin Trower. Otras bandas insistieron en conservar su estilo, pero pagaron su precio y debieron abandonar la vieja Inglaterra que se había entregado a DEEP PURPLE o simplemente desaparecer. Los casos más notables son, quizá, por un lado el de los míticos SAVOY BROWN que sólo triunfaban en Estados Unidos, a donde tuvieron que emigrar tras un bajón en la demanda por parte del público británico. Peor suerte corrieron FREE, que contra todo pronóstico, veían como su aportación comenzaba a caer en saco roto y desaparecían en el 71 tras el declive comercial de sus dos anteriores entregas.

Con el paso del tiempo y la aparición a partir de los ochenta de la figura del “guitar hero”, el asunto se centra más aun en la propia figura de Blackmore que en la de su banda. Todos tenemos en mente a los personajes clónicos como el sueco Yngwie Malmsteen o Chris Impelliteri, que parecen haber dedicado su vida al maestro, llegando incluso a formar parte de la saga junto a Joe Lynn Turner y Graham Bonnet, y plagando sus carreras de continuas referencias a Ritchie.

Con todo,  hay otros casos que no por menos evidentes se hacen menos palpables en cuanto rascas un  poco. Desde Norteamérica podríamos citar a George Lynch o Tony Macalpine como ejemplos del sonido Blackmore dentro de dos estilos diferentes entre sí. Más similar a la vieja escuela está el argentino Walter Giardino, que al frente de RATA BLANCA está considerado por muchos fans como el que podría haber sido un recambio perfecto para DEEP PURPLE, y tiene el honor de contar con la admiración del mismísimo David Coverdale. No obstante quizá podemos afirmar que ha sido en Europa donde más se ha desarrollado la influencia de Blackmore. Desde el alemán Axel Rudi Pell o Dario Mollo en Italia, que ha acompañado a Glenn Hughes y Graham Bonnet, las referencias en la carrera de los músicos de rock europeo son incontables, Dave Murray, Kai Hansen, Timo Tolkki o, cómo no, nuestro enorme Armando de Castro, junto a su hermano Carlos llevan en su sonido el estigma de Ritchie Blackmore, algo de lo que, a buen seguro, se sienten orgullosos.

Aproximación 3ª

JECKYLL AND HIDE

No se puede entender la vida de este genio sin hacer un pequeño apunte a su personalidad. Al igual que Marlon Brando, Van Gogh o el mismísimo Ludwig Van Bethoween, Ritchie Blackmore se ha visto acompañado durante toda su carrera por una gran fama de huraño, antipático e intratable. Bien es cierto que no ha hecho gran cosa por quitarse tal sambenito de encima, aun diría más, no le faltan méritos para tenerlo más que merecido, pero hay que decir en su favor que quienes han sufrido sus ataques de ira, sus desplantes y unas bromas que de puro pesadas rozaban el delito, han sido las más veces promotores, técnicos y miembros de sus bandas, y en muy pocas ocasiones el público o los fans directamente.

Algunos de sus peores momentos han quedado inmortalizados como parte de la historia del rock and roll. La mítica “California Jam” de 1974 es un buen ejemplo. En un festival de aquella envergadura, la imprevisible ausencia de incidentes hizo que la actuación de DEEP PURPLE se adelantase una hora sobre lo previsto, algo a lo que Blackmore, sencillamente, se negó en redondo. El promotor, desquiciado porque había una hora de vacío donde los fans podrían llegar a Dios sabe qué extremos, intentó presionarle diciendo que iniciaría una cuenta atrás desde 30 a 1, y que si él no salía, sería echado de allí perdiendo sus 200.000 dólares. Ritchie se limitó a sentarse tranquilamente esperando a que terminase de contar advirtiendo que si algún miembro de la banda salía a escena, dejaría Deep Purple en aquel mismo instante.

En el último momento, alguien de la cadena ABC, que retransmitía el evento, consiguió convencerle. El enfado con el que salió a escena se refleja perfectamente en su cara durante todo el concierto, pero afortunadamente canalizó esa agresividad en un show verdaderamente memorable llevando a sus compañeros al límite, especialmente a un David Coverdale que no se atreve ni a soltar el pie de micro en toda la actuación. En la última canción Blackmore lanza su guitarra dejando que se destroce contra el suelo, y recordando que ABC le había pedido que se acercase mucho a las cámaras de televisión, decide tomarlo al pie de la letra estrellando los trozos de la guitarra contra una de las cámaras:

“Realmente no había planeado ir a por la cámara. Sólo pensaba en asesinar al tío que se puso a amenazarme y a hacerme la cuenta atrás en el camerino. Me imaginaba que la cámara era él. No me gusta la violencia, pero esa noche estaba muy cabreado.”

Algo parecido debió sucederle durante la gira de presentación de ‘On Stage’ en el 77. Tras un show que se celebró en Viena, el dieciocho de octubre, hubo un problema entre Blackmore y uno de los miembros de seguridad que terminó con la mandíbula de este último rota. Lo que Ritchie ignoraba es que aquel tipo era un policía que hacía horas extra, así que dio con sus huesos en la cárcel, hasta que cuatro días después salió bajo fianza de 5.000 libras. El día de su excarcelación llegó tarde, y en unas condiciones en las que nadie se atrevía a aguantarle la mirada, al show que con R. J. Dio al frente la banda ofrecía en la capital de Baviera, el mítico ‘Munich 77’.

Los problemas con los miembros de seguridad han sido un clásico en la carrera de Blackmore. Otro de ellos tuvo lugar en septiembre del 75, en el Hammersmith Odeon, en una de las primeras actuaciones londinenses de la banda, cuando un par de matones se excedieron en sus funciones, golpeando a varios fans durante el show. Ritchie se sintió tan molesto por aquello que al romper la guitarra, no se le ocurrió otra gracia que tirar los trozos a los pies de los gorilas, que sufrieron la avalancha de docenas de fans, mientras Blackmore les vació encima varias botellas de cerveza desde el borde del escenario.

Ni siquiera las personas más cercanas a él, sus propios compañeros, se libraron de su carácter. Para la historia quedan las peleas entre Blackmore y Gillan, empeñados en hundirse constantemente el uno al otro, o las bromas pesadas que padeció el bueno de Joe Lynn Turner, una de las víctimas más sufridas. En Francia, por ejemplo, mientras Joe presentaba uno de los temas, comenzó a recibir una lluvia de hortalizas desde el público. Mientras murmuraba algún insulto contra aquel público tan hostil, miró hacia atrás buscando el apoyo de sus compañeros, para descubrir que estaba completamente solo sobre el escenario y que eran Ritchie y compañía quienes desde el foso de los fotógrafos le estaban haciendo quedar en ridículo. Don Airey tampoco se libró del sentido del humor de Blackmore. En un show que se celebraba en Hawai durante la gira de ‘Difficult To Cure’ al terminar su solo en el teclado, vio que nadie se dignaba a regresar al escenario y continuar con la canción, por lo que siguió alargando su set improvisando durante más de media hora, para terminar descubriendo a sus compañeros entre bambalinas riéndose de los apuros que él estaba pasando. Quien no se lo tomó tan bien fue Tom Carey, teclista del grupo hasta el 78, que vio entre indignado y estupefacto cómo durante su solo en un show que se celebraba en Japón, el resto del grupo, comandados por Ritchie, salió a escena con sendas tumbonas de playa ¡y se pusieron a leer el periódico! Carey entendió la indirecta y nunca más quiso saber nada de RAINBOW o Blackmore.

Son incontables las anécdotas protagonizadas por Ritchie Blackmore, desde inocentes sacos de harina arrojados desde el autobús en sus conciertos con Lord Stuch en los primeros sesenta, a las peleas destrozando bares y hoteles junto a amistades tan “poco” recomendables como las de Ian Hunter, John Bonham o Keith Moon, pero como decía, el público y sus fans normalmente han gozado de su atención.

Como prueba cercana a nosotros, comentar que el título ‘Spanish Nights (I Remember It Well)’, que aparece en el segundo álbum de Blackmore’s Night, está dedicado al Clube de Adictos a Deep Purple de Vigo, del cual varios socios fueron recibidos por Ritchie y Candice en las habitaciones de su hotel madrileño en diciembre del 97, compartiendo fiesta y champán hasta altas horas de madrugada… y todo a raíz de los fax que enviaron a su oficina protestando por anteriores cancelaciones. Semejante muestra de respeto, educación y amabilidad es la némesis de la imagen que siempre hemos tenido del malhumorado guitarrista.

Quizá podríamos usar como cierre una frase de Pete Way, el bajista de UFO, que es un perfecto resumen de una personalidad tan retorcida y desconcertante.

“Durante la gira de UFO y Rainbow en el 81, una noche descubrí que Ritchie Blackmore, el mítico “Hombre De Negro”, ¡dormía con pijamas que llevaba su nombre bordado!… una leyenda se rompió en mil pedazos aquella noche”.

Aproximación 4ª

MAN IN BLACK GUITAR IN WHITE

¿Puedes imaginar a Angus Young rasgueando los riffs de ‘Highway To Hell’ con una Flying V colgada en su cuello? ¿Y a Michael Schenker atacando ‘Desert Song’ con una Fender Telecaster? Seguramente te costará trabajo, porque hay guitarras que se han fundido con las manos de los músicos formando un solo cuerpo como es, en el caso de Ritchie Blackmore, su eterna Fender Stratocaster blanca. Un instrumento que el paso del tiempo ha convertido en el icono de sus días eléctricos, y que asociamos a su figura como la Gretch de caja a Malcom Young o la Gibson SG a Toni Iommi. Naturalmente hubo un pequeño camino para llegar hasta ese punto, que es simplemente una prueba más de la inquietud de un músico, que podríamos comparar a la del artesano que busca una herramienta ideal para materializar con sus manos lo que tiene en la cabeza.

Con once años, consiguió que su padre le comprase una “Framus” acústica negra, la misma con la que empezó Paul McCartney. Esa fue su primera “compañera” a la que Ritchie recordaba en una entrevista a Vintage Guitars:

“Cuando tenía once años aburrí a mi padre para que me comprase una guitarra, así que fuimos a la tienda de instrumentos del barrio y me compró una Framus acústica. Creo que costó alrededor de siete guineas, que equivaldrían a unos veinte dólares, lo cual era mucho dinero en aquellos días, y recuerdo que me dijo: ‘¡Como no aprendas a tocar esta cosa, te la rompo en la cabeza!'”

  Las cosas eran difíciles en aquella época, por lo que el talento de Blackmore hubo de desarrollarse durante algunos años con aquella vieja acústica, a la que él llegó a añadir hasta tres pastillas y un control de tono y volumen hasta cuatro años después, cuando con quince, se hizo con su primera guitarra eléctrica, una “Höfner 50 Club”, idéntica al modelo usado por Jimi Hendrix o Joe Brown, a la que acompañaba con una amplificador Watkins Dominator que le dio serios problemas, como él mismo recuerda: “Tocábamos una vez por semana, con suerte, y cada vez que lo enchufaba se estropeaba en el primer o segundo tema, así que tenía que ir a Londres de vuelta con él a la tienda, donde me daban otro… ¡Una vez a la semana durante seis semanas! Al final decidieron que viniese con la guitarra y tocase allí, delante de ellos, y lo hice hasta que el ampli se estropeó… la razón era que aquel trasto estaba diseñado para tocar a medio volumen y yo lo ponía al diez!”.

La Höfner sin embargo era una guitarra con muy buen aspecto, muy bien construida y de calidad, pero sus pastillas no eran demasiado potentes. Ritchie había conseguido entrar a formar parte del mundo profesional de la música y necesitaba algo con mucho más ataque, así que a principios de los sesenta se decidió por una “Gibson ES 335” de color rojo cereza. Era un modelo bastante común por aquellos días, quizá en parte porque Eric Clapton la usaba en CREAM, y eso inclinó a muchos músicos a hacerse con ella, aunque otros artistas como Chuck Berry lo habían hecho anteriormente. La ES 335 se desarrolló a lo largo de toda la década con continuas mejoras por parte de la casa, pero el propio Ritchie también hizo las suyas añadiéndole un puente diferente al que traía, ya que buscaba la manera de añadir un vibrato para sus solos, y aunque podamos pensar que Ritchie llevaba una enorme cantidad de efectos, en realidad, su equipo quedaba limitado a la ES 335, un amplificador Vox-200, un Fuzzbox artesano y un Wha Wha de la casa Vox. Naturalmente, la maestría y la técnica las tenía en sus manos.

Resulta verdaderamente sorprendente el status que nuestro “hombre de negro” había alcanzado a  estas alturas, cuando apenas DEEP PURPLE habían empezado a rodar. El mismísimo Jim Marshall creaba el prototipo del “JTM 45”, un amplificador que ha hecho historia en la música rock, y ¿en quién diríais que confió J. Marshall para el desarrollo de sus amplificadores?, seguramente lo habrás adivinado ya, pero mejor dejemos que lo recuerde él mismo:

“En un comienzo se habían preparado seis prototipos, cinco de ellos los descarté ya que no consideraba que estaban listos, el sexto me pareció que estaba bien y se lo di a Pete Townshend y a Ritchie Blackmore para que lo probasen”.

Efectivamente, cuando DEEP PURPLE ni siquiera había alcanzado éxito fuera de Inglaterra, el criterio de Blackmore era tenido en cuenta a la hora de desarrollar un amplificador como el mítico Marshall que todos conocemos, formando parte del banco de pruebas:

“Empecé con la ES 335 y mi Vox AC-30, que combiné con el Marshall porque no estaba al 100% satisfecho con aquellos amplis de un cuerpo. Probablemente volví loca a toda la gente de la fábrica Marshall, porque siempre estaba probando cosas por aquel entonces y lo hacía a todo volumen. De hecho, la oficina de Jim estaba calle abajo de la fábrica, en la otra acera de la calle, pero Jim decía que siempre sabía cuándo estaba yo por allí, porque podía oírme desde aquella distancia.”

Los años fueron pasando hasta llegar a la década de los setenta, en la que Blackmore selló su alianza definitiva con la Stratocaster. Tras la publicación del capricho de Jon Lord ‘Concerto For Group And Orchestra’, Ritchie buscaba un sonido agresivo y con mucho ataque que devastara la escena rock cambiándola para siempre. Paradójicamente fue Eric Clapton, su archienemigo del alma, quien le facilitó los medios para hacerlo, aunque no de un modo directo, naturalmente, si no a través de un roadie a quien se la había regalado y que a su vez era amigo de Blackmore:

“Me gustaba la Strato porque sonaba afilada, agresiva, pero realmente era mucho más complicada de tocar, no solo por la mayor tensión, sino por su propio sonido. Cuando tocas con pastillas Humbuckers tienes siempre ese sonido gordo que te ayuda a sobresalir, pero le falta sustain. La Strato suena hiriente, pero no te permite fallos, no puedes fallar notas, mientras que la Gibson era mucho más permisiva”.

Por fin el artesano había encontrado la mejor herramienta para materializar su talento. Desde los primeros setenta hasta el fin de sus días eléctricos, la Fender Stratocaster ha sido su esposa más fiel, la que se ha dejado romper en pedazos en un ceremonia tantas veces repetida y la que, dirigida con sus manos, ha hecho reír, soñar y llorar a millones de personas en todo el mundo.

Miguel.Asturias.

.::DOSSIER RITCHIE BLACKMORE::.

¿Que hay en el dosier?

Bueno, en esta ocasión he intentado hacer un totum revolutum que consiste básicamente en una serie de entrevistas y reportajes que han tenido como figura central a Ritchie Blackmore a través de los años. No hay un criterio concreto, ni una fecha o un evento especial. Simplemente se trata de que ‘el hombre de negro’ protagonice los papeles en cuestión.

¿Como lo consigo?

Si eres asiduo, no pierdas el tiempo leyendo. Si acabas de descubrir este espacio, decirte que tienes que escribir un post relacionado con la figura de Ritchie en cualquiera de sus innumerables momentos musicales. Qué te parece su técnica, que opinas de su carácter, cualquier anécdota, si lo has visto en ‘carne mortal’, cual es el trabajo que más te gusta de cuantos ha grabado… en fin lo que se te ocurra. Recibirás el enlace de descarga a vuelta de correo.

– Reportaje sobre la carrera de Ritchie publicado en la revista THIS IS ROCK nº22 en Abril de 2006. Se trata de este mismo reportaje. Catorce páginas escritas en español.

– Reportaje sobre la carrera de Ritchie publicado en la revista ROCK-FOLK en Mayo de 1975. Ocho páginas escritas en francés.

– Entrevista publicada en la revista PELO en 1983. Tres páginas en español

– Entrevista publicada en la revista KERRANG en 1987. Tres páginas en inglés.

– Reportaje publicado en la revista METAL HAMMER en Marzo de 1988. Cuatro páginas en español.

– Reportaje publicado en la revista METAL HAMMER en Marzo de 1988. Cuatro páginas en alemán.

– Entrevista publicada en la revista POPULAR1 nº 65 en Noviembre de 1978. Siete páginas en español.

– Nota grandes guitarristas publicada en CIRCUS MAGAZINE en Septiembre de 1976. Una página en inglés.

– Entrevista publicada en la revista CRASH en Mayo de 1987. Tres páginas en alemán.

– Entrevista publicada en la revista ENFER en Abril de 1987. Seis páginas en francés.

– Reportaje publicado en la revista GUITAR HEROES nº2 en 1982. Cuatro páginas en inglés.

– Reportaje publicado en la revista GUITAR PLAYER en Septiembre  de 1978. Nueve páginas en inglés.

– Entrevista publicada en la revista HEAVY ROCK en Marzo de 1988. Tres páginas en español.

– Entrevista publicada en la revista POPULAR1 nº 83 en Mayo de 1980. Siete páginas en español.

 

Anuncios

48 pensamientos en “ARTICULOS

  1. Espectacular como siempre, Miguel, y si encima trata sobre el “innombrable”, mejor aun. Un abrazo!!!

  2. Hola a todos,
    a mi me cae bien el Richie…y mira que tiene todas las paeletas para caer mal, eh. Tiene un aspecto oscuro, unas pintas de chulo, un careto de amargado perdonavidas..
    Pero me cae bien, me gusta como se movía en el escenario, su gestualidad, su dominio de las tablas.

    Musicalmente irreprochable. Aunque yo me quedo de leeejos con Rainbow en cualquiera de sus versiones que con todo lo que hizo con Deep Purple. Con estos hizo cosas brutales (Chlid in time es una obra maestra), pero me parece que tienen demasiado “relleno”. Por lo menos, a mi hay muchas piezas de los Purple que no me terminan de llegar. En cambio de Rainbow adoro casi todo.

    En fin, uno de los Grandes personajes de la historia del Hard rock.

    • Hola MIKEL. Efectivamente, tio Ritchie no es la persona más cercana o simpática del mundo, pero de alguna forma se hace querer. No es un borde del tipo Axl Rose, que muestra un desprecio insultante por sus fans, lo cierto es que Ricardín enfoca toda su mala leche ( que debe ser infinita) hacia los periodistas, otros músicos, managers y demás fauna. Es normal que desde las revisats entonces s ele ponga a caer de un burro, pero el tio siempre ha hecho lo que le ha dado la gana.
      Yo también prefiero a RAINBOW, de hehco prefiero el peor disco de RAINBOW antes que el mejor de DEEP PURPLE ( si exceptuamos ‘Burn’). Lo mimso me pasa con WHITESNAKE hasta ‘Slide it in’. ¿Será que Ina gillan no me seduce demasiado?

  3. Es que de Rainbow no hay un “peor disco”. Cualquiera de ellos tiene 3-4-5 temazos y cualquiera de ellos es de esos discos que puedes escuchar enteros, sin hacer ningún “skip”.
    En cambio con Deep Purple no me ocurre. Dificilmente escucho algún album suyo entero, sin saltarme nada o incluso a veces oyendo sólo una cara. Me terminan aburriendo un poquito. Se me hacen a ratos un poco demasiado hijos de los 60-70, de la experimentación excesiva, de la psicodelia, del “arte y ensayo”, y en cambio Rainbow tienen un aire mucho más ochentero, directo, comercial, (incluso en la etapa Dio) que me engancha de lleno.

    • Hola MIKEL. Pues estoy muy de acuerdo contigo. Los DEEP PURPLE de los primeros 70’s eran deamsiado virtuosos para mi gusto, entiendo que en aqeullos años era lo qeu se estilaba,pero hay momentos en los que parece que hacían música para que los escuchasen los músicos. Mis conocimientos sobre esa ciencia son limitados, así que no soy capaz de apreciar en su debida medida un solo de Ian Paice o una suite de Jon Lord, reconozco mi absoluta ignorancia, pero es así. Otro tanto (pero peor) me ocurre con LED ZEPPELIN, que después de cascarte un riff apoteósico, se tiran cinco minutos haciendo ruidos y cosas que quizá en directo eran la reostia, pero en un disco, a mi me aburren. Hombre, RAINBOW tienen sus momentos también, en especial en sus primeros años, pero no, estoy contigo y me parecen muchomás asequibles qeu la ‘banda madre’.

  4. Buenas tardes Miguel.
    Enhorabuena por el artículo sobre uno de los más grandes genios que ha dado el rock. Mis guitarristas preferidos siempre fueron Ritchie Blackmore, Gary Moore y Michael Schenker, pero siempre guarde una especial admiración por Ritchie, quizá porque fue al primero que “conocí”. Me parecía propio de un genio ese carácter suyo y esa imagen que tenía en esas fotos en blanco y negr, rodeado de humo o arreando a la guitarra jeje. Además tuve la suerte de verle en dos ocasiones con Rainbow (la primera en 1981 y además mi primer gran concierto) y en otra con Deep Purple, en la que hizo gala de su carácter cuando a la hora de tocar el bis del Smoke on the Water se largó y dejó al resto tocando el bis…sin guitarra jeje. Un crack el muy cabrón. Además nunca se puede olvidar que creó el riff más famoso de la historia y sobre todo que, junto a Dio, creó un mito como la primera época de Rainbow, dejando un monumento para la posterioridad como “On Stage”. Y una cosa que mencionas en tu artículo es que todo el mundo habla de Jimmy Page y nadie se acuerda de Ritchie Blackmore, cuando le da mil vueltas. Una injusticia.
    Un saludo.

    • Hola LUIS MIGUEL. Has citado a tres genios que compartían dos cosas. Por un lado tiene (tenían en el caso de Gary) una mala baba y una fama de bordes y extraños que bueno, no animaba precisamente a intentara bordarles… pero por otra parte, eran músicos de un nivel estratosférico. De Ritchie Blackmore ya hablamos en el artículo, sobre Michael Schenker, qué puedo decir… el guitarrista más elegante y con más gusto de la escena hard rock y Gary Moore, me dejó de una pieza cuando sinedo unc havalete vi un concierto en video. El caso es que Gary hacía un solo de guitarra y bueno, eran millones de notas por segundo. El caso es que yonotaba algo que no me cuadraba y cuando me quise dar cuenta, el asunto era que Gary tenía su brazoizquierdo prácticamente quieto, es decir, todo aquello que estaba oyendo era digitación pura y dura, nada de pajear mástiles ni aspavientos innecesarios… a partir de entonces, se convirtió en otro de mis favoritos.. pero a lo que vamos. Envidia me das por haber disfrutado en ‘carne mortal’ de la presencia de Ritchie, y lo único que sentí d ela reunión de DEEP PURPLE fue que con ella desaparecieron RAINBOW. Honestamente, y a la vista delos resultados, soy de la opinión de que no mereció para nada la pena, pero eso ya no podemos cambiarlo.
      Me sumo a tu pasión por los RAINBOW de la primera época. Me gustan todas las etapas de la banda, pero la primera es irrepetible. No pasa una semana sin que escuche alguno de sus discos y mira que llevan años acompañándome, aunque debo confesar que ‘On Stage’ es el que menos me gusta, no por nada, si no porqeu lso directos no son precisamente mis favoritos. Loo de J. Page tampoco lo entiendo, con el debido respeto me parece un tio bastanet torpe, pero en fin, los millones de fans qeu tiene supongo que se los habrá ganado por algo…

  5. Hola Miguel,

    De inicio mi más efusiva felicitación por tu gran reportaje blackmoriano. No tenia ni idea de que eras tú el que estaba detrás de ese fantático dossier sobre “the man in black”, felicidades una vez más !!!

    No puedo estar más de acuerdo contigo en que si Blackmore no ha recibido más atención mediática que Jimmy Page o Éric Clapton (a Jeff Beck lo dejo aparte por que éste nunca ha sido tampoco de alternar mucho con los medios de comunicación) es por que siempre ha hecho lo que le ha venido en gana sin importarle mucho las modas , al menos eso opino yo. Por que, no creo que esté de moda vestirse de juglar y hacer de trovador medieval a estas alturas (supongo que las dotes de seducción de Candice tendrán también bastante que ver en esto).

    Yo es que le debo mucho a este tio, sus distorsiones y vaciladas en “Made in Japan” , el tremebundo riff de “Tarot woman”, los solos de “Gates of Babylon” o “Child in time” , el frenesí de “Kill the king”, etc. sin todo esto yo no sería el que soy, un tio de cuarenta y tantos que aún sueña con portadas de arco iris y montañas con las caras de cinco melenudos.

    Con lo que ya no estoy tan de acuerdo es que prefieras el peor disco de Rainbow (cual es ?? pregunta puñetera !!) a cualquier de Purple, Como mínimo “In rock”, “Machine head”, “Burn” y “Come taste the band” están en el olimpo junto a “Rising” o “Difficult to cure”, en mi opinión , al igual que los de Whitesnake, los 3 discos de Gillan con Tormé y los 2 primeros de mr. Dio.

    L

    • Hola ONCLE GLENN… pues muchas gracias hombre, al final el tiempo que empleé escribiendo aquello, sirvió para algo…
      Sobre lo que dices, pues si me permites yo lo veo de otra manera, es decir, obviamente, en estos precisos instantes está haciendo lo que le peta y las modas se las pasa por el arco del triunfo. Está bastante claro que hacer de Robin Hood no es lo que más se lleva, pero él lo tiene todo ganado y demostrado, es feliz con Candice (como para no serlo) y ya está. Sin embargo, en la época PURPLE RAINBOW, sí que se dejó llevar por lo que el público demandaba. Abandona a DEEP PURPLE cuando estos enfocan su sonido al funk. No digo yo que el funk estuviera defenestrado, pero es que el hard rock estaba en su mejor momento: “Physical Graffiti, “Sabotage”, Toys in the Attick” “ A night at the opera”… ¡fíjate que disquitos se publicaron el mismo año del debut de RAINBW. Luego cambió la fórmula (todos lo sabemos) al sonido FM y la aguantó hasta que la demanda del regreso de PURPLE fue masiva. Lo que quiero decir con todo esto es que quizá no se dejó guiar por la moda, pero sí supo atender a los gustos y las demandas de los fans.
      Entiendo perfectamente lo que dices cuando hablas sobre lo que le debes a Ritchie. Aunque nuestra diferencia de edad no es mucha. Sí lo era de chavalines, así que a mí no me pasa con Ritchie. De hecho Ritchie y DEEP PURPLE nos parecían unos carcamales cuando regresaron… ¡ya ves tú!. Sin embargo, traslado tu sentimiento de Ritchie a Angus Young y puedo entenderte perfectamente. Sin las fotos de aquel demente en una explosión de sudor con sus pantalones cortos, o los riffs de ‘Whole lotta Rosie’, las leyendas del oxigeno 8 que al final no era leyenda) y su muerte empalado por una guitarra etc., hoy estaría viendo como sube la prima y baja la bolsa o algo po el estilo.
      Volviendo al tema, el peor disco de RAINBOW… no, mejor dicho, el que menos me gusta sería “Bent out of shape” y (perdón!!!) ‘On stage’, porque no me gustan los discos en directo. Por supuesto escucho mucho más cualquiera de estos dos que los que has mencionado de DEEP PURPLE, excepto ‘Burn’. El timbre de voz de Ian Gillan no está entre mis preferidos, con lo cual, se pone una barrera insalvable, es decir, no puede gustarte DEEP PURPLE sin gustarte Ian Gillan. Otra cosa son sus discos en solitario, donde me parece que hace un gran trabajo… y hasta aquí puedo leer que nos metemos en un jardín jejeje

  6. Hola Miguel,
    Un innovador sin duda alguna, rompió moldes en todos los aspectos. Yo también puedo decir que soy más de Rainbow que de Purple, pero tanto como preferir el peor de Rainbow antes que el mejor de Purple… En fin gustos.
    Aunque se debe de respetar cualquier decisión, personalmente jamas le “perdonaré” el horror de Blackmore´s Night. No puedo. Puedo llegar a entender un disco, dos… pero apartarse y criticar el rock de la manera que lo a hecho, no está bien. Que sí que la Candice, que rubia, que buena, que voz, blablabla… pero no se traga ni con vaselina. Recuerdo unas palabras de Ross Halfin refiriéndose a uno de sus shows, venia a decir que no pudo aguantar más de dos o tres canciones, las ropas de juglares, el público vestido igual… en fin un shock pensando que este tio escribió Smoke on the Water, Child in Time, Kill the King. Long Live R´n R… y para colmo la madre de la niña la manager. En fin a veces pienso en los discos de Purple o Rainbow que jamas veran la luz y que hemos perdido para siempre por una madurita que se cree un hada en el pais de nunca jamás, una madre que debe de ser un demonio y un Ritchie que a pasado a ser un calzonazos.
    Un comentario final para ver como es la “manager”: Un promotor en uno de los conciertos de Alemania comento que el día del show llevó su copia en vinilo (primera edición) de Machine Head de Purple firmada por los otros miembros (Gillan, Lord, Glover y Paice) y le comento a la señora si en el momento adecuado Ritchie le podria firmar. Respuesta: “Que es esta basura¡¡?? él no toca ya esta mierda” para acto seguido ROMPERLO.
    Bueno se nota que no me caen bien jajaja.

    Saludos

    • Hola JUANMA. Creo que tu postura con respecto a BLACKMORE’S NIGHT ha quedado perfectamente clara. Lo poco que yo he escuchado de ese grupo o lo que sea, pues me ha causado el mismo efecto que lo último de AMARAL, TOM JONES o PITINGO, es decir, ninguno. No me ofende lo que Ritchie haga o deje de hacer con su vida, y bueno, si es feliz disfrazándose y tocando la bandurria allá él. Incluso puedo llegar a comprender, que esté absolutamente hechizado por alguien como Candice… no sé, eso son cosas de cada uno. Lo que sí me repatea, es el absoluto desprecio de la manager-suegra que cumple a la perfección su papel de bruja malvada en el cuento que se ha montado Ritchie. Había oído la anécdota del disco roto y te aseguro que si hubiese sido mío, el par de hostias lo tenía garantizado la señora. Luego me ensartarían con una ballesta o como dicen en Pulp Fiction “…practicaremos el Medievo con tu culo”, pero insisto, el par de guantazos no se los quita nadie. Eso no se puede hacer.
      Por seguir con el tema reproches, sí me gustaría apuntar que cuando se murió Ronnie Dio, no leí ningún comenatrio por parte de Blackmore. No digo que no dijese nada, pero yo no lo leí, Te aseguro que me gustaría que alguien me corrigiese, porque fue algo que en su momento me disgustó bastante ya que él era uno de los más indicados para hacerlo, no se… me duele más algo así que si se pone a tocar reguetón . Hecha esta puntualización, no puedo si no agradecer a Ritchie su aportación al mundo del rock, y pensar que mi vida no hubiese sido la misma si él (y otros muchos) no hubiesen escrito muchas de sus cacniones. Ahí estoy contigo!

  7. Mencionas a Led Zeppelin en vivo, Miguel.

    Tengo 3 o 4 cosas suyas en directo, shows enteros y vamos, no hay Dios que se los trague enteros. Dificlmente aguanto más de veinte minutos.
    Eran otros tiempos, el concepto de conciertos era muy distinto al que habría pocos años después, pero en cualquier caso, parecía más una especie de experiencia colectiva místico-musical, dónde lo último quizas pesaba menos que otros factores. Eran aún medio jipis de mierda, que diría Eastwood.

    • Hola MIKEL. Sssshhhhhhh que no te oiga nadie decir eso, que a mi una vez me banearon en una lista de correo por algo parecido ¡en serio!. A ver, yo creo que LED ZEPPELIN y tantos otros en aquella época eran un grupo técnica y creativamente perfecto, pero es que para grabar discos en los setenta había que serlo. Pero ¿quiere eso decir que sea obligatorio que te – nos gusten? pues no!, este es un mundo libre, y como te ocurre a tí, amí también me parecen una turra insoportable. Quizá sea que no tengo el nivel requerido para apreciar todo su talento, es muy posible. Lo mismo me pasa con el cine y la comida: prefiero ver “Los Bingueros”, “Harry el sucio” o “Crank” a “Ciudadno Kane” o “Casablanca” y comer un pincho de tortilla a un plato de paté del de verdad ( no La Piara) y no voy a pedir perdón por ello. Lo importante es disfrutar de cuantas más cosas mejor, que tiempo hay para estar amargado. 😉

  8. Saludos.
    Supongo que con Ritchie Blackmore estamos ante el típico caso que demuestra lo contraproducente que puede ser conocer en demasía a uno de tus ídolos. Evidentemente, el tipo es tan cretino como genio, un artista que siempre ha querido hacer las cosas a su manera sin importarle las opiniones ajenas o si hace el ridículo; capaz de reconocer que robó el riff de “Smoke on the Water” a Beethoven o de imitar al macarra Pete Townshend reventando guitarras…
    Al final me quedo con su maestría al tocar la guitarra, toque lo que toque. Es algo que decidí cuando el compañero Miguel me quitó la venda de los ojos con mis adorados Deep Purple y su tendencia insana a plagiar o “coger prestado” todo lo que les parecían interesante: Lo de “Child in Time” fue hasta doloroso…
    Independientemente de todo esto, yo quisiera romper una lanza por Blackmore’s Night (no por la bruja de la suegra que la podían quemar en la hoguera por cometer la herejía de romper un “Machine Head” autografiado), y lo quiero argumentar:
    Evidentemente me molesta la desaparición de Rainbow (Miguel, mi disco preferido de la época sin Dio es el “Bent Out Of Shape”) así como en lo que se ha convertido Deep Purple, pero Blackmore’s Night tiene una calidad indudable en su estilo y si rebuscamos bien encontraremos muchísimas joyas. La voz de Candice es magnífica e ideal para lo que hace y tiene la suficiente honestidad de dejar, por ejemplo, a que las partes inalcanzables del “Child in Time” las cante sus coristas.
    No todo lo que hacen es New Age o Medieval Rock, tienen cositas Folk más que interesantes y que Blackmore fusiona con dosis sutiles de Rock (sobre todo de Rainbow).
    Su discografía es bastante extensa, pero de toda ellas, se pueden sacar dos CDs de una música excelente, y no porque lo demás sea relleno, sino porque la música que hacen puede llegar a ser tediosa.
    En Spotify tienen 12930 seguidores (Rainbow, 42021; Purple, 118616) lo que no es una cifra nada despreciable.
    Lo que peor llevo es lo de la flautita que como la toca Candice supongo que algo innegociable ( a lo mejor es que ella es encantadora de serpientes y así es como tiene “embrujado” al viejo Ritche 🙂 ).
    Lo de ir vestido de juglares no me parece mal, ya que sólo es el vestuario de sus shows; Manowar, KISS, Lordi, Rammstein… tenían (y tienen) los suyos; parece que hemos olvidado cómo vestía el añorado Ronnie James Dio en los ’80 cuando salía en sus shows…. Y si encima tocas en un castillo pues más encanto no podrá tener, la verdad.
    No es el primer guitarrista que se harta de hacer lo de siempre (aunque ya lleve 16 en su viaje del tiempo privado): Gary Moore saltó a Blues y no volvió a hacer un disco de Hard Rock; Mark Knopfler saltó a un Comtemporary Country con tintes bluseros y hasta celtas, y del sonido Dire Straits no se supo nada más. Pero yo no he leído a nadie rajar de lo que hacen ahora (hacía en el caso de Gary) porque lo que hacen ahora es muy bueno aunque no sea el estilo que preferimos…. porque ellos son muy buenos.
    Por último, unos apuntes: Yo considero que Deep Purple siempre estará sobre Rainbow; el problema de “On Stage” es que no tocan “Stargazer”; la reunión de Puple fue positiva si tenemos en cuenta la salida del “Perfect Stranger”, no creo que hubiese sonado igual si lo hubiese sacado Rainbow y lo cantará el Sr. Turner.
    En resumen, creo que esta animadversión está relacionada con que, en el fondo, todavía no hemos aceptado haber perdido al Sr. Blackmore haciendo lo que mejor sabe hace: Rock.
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Interesante punto de vista, aunque permíteme un matiz: nadie (que yo haya leído por entrevistas o así) se ha sorprendido al encontrarse con un Ritchie huraño o incluso iracundo, lo cual habla en su favor. Es decir, el tipo puede ser un antipático, pero no se esconde tras una sonrisa para después morder, él lo hace a cara descubierta, y esa honestidad merece valorarse. No es el caso de Gene Simmons, por ejemplo sobre quien muchos dicen que hubiesen preferido no conocer, o David Coverdale, sobre quien reproduzco un comentario de la banda SOL LAGARTO que aparece en la POPULAR1 de este mismo mes:
      “Soy fan de WHITESNAKE y es increíble la sensación de ver a un tio que en el escenario tiene un comportamiento tan sexual y cuando acaba el concierto le cuelgan una chaqueta por los hombreos y se convierte en un abuelo encorvado y cascarrabias. El mito a tomar por culo”.
      Mira por donde, ese NO es Ritchie, él al menos va con una sola cara y además por delante. Dicho esto, al igual que te ocurre a ti, escojo escucharle, porque para vivir con él ya está Candice que es mucho mñas bonita que yo 😉
      No discuto la calidad de su banda actual ¡como no va a tenerla, si él está presente!… es solo que no es mi estilo de música, me parece demasiado dulce, yo prefiero el picante. Como tú bien dices, es New Age con toques folk, lo que me recuerda a Mike Oldfield, Jean Michel Jarre y gente que cuenta con mi máximo respeto pero que no me gusta. El hecho de que Blackmore esté presente en este grupo del que hablamos, no va a cambiar eso en absoluto, únicamente va a hacer que me interese en escucharla, algo que ni se me ocurriría hacer de no estar él de por medio, pero nada más. Si Lemmy formase parte del grupo ( no se me ocurre como), estaría en lo mismo, espero que me entiendas.
      Tu apunte hacia la indumentaria ha dado en el clavo de lleno, y debo reconocer que no te lo puedo rebatir. No es justo criticar a Ritchie por vestirse de juglar o lo que sea, y luego flipar con KISS o RAMMSTEIN, tienes toda la razón. Por cierto puede que a Gary Moore no se le criticase por su etapa blues, pero sí por todo lo que rajó en contra de su viejo público, eso es lo que no se puede hacer, y eso es lo que nunca ha hecho Ritchie.
      Quizá tengas razón cuando dices que está por superar el hecho de que Ritchie ya no pertenezca a ‘este lado’, sin embargo su legado es muy importante y servirá como puerta de entrada para muchas personas. Nosotros podemos disfrutar de sus discos y charlar sobre ellos, y eso no hay dinero que lo pague.

  9. Gran articulo acerca de uno de mis guias… Felicidades!!!!!!
    Al articulo lo considero como una celebracion u homenaje a este gran musico por lo que considero de mas escribir cosas negativas acerca de el y de sus trabajos, simplemente disfrutar de lo que mas te guste escuchar de el y omitir o tratar de escuchar con otros oidos las canciones que no te han convencido, saludos

    • Hola LIVINGWRECK, muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, el artículo trataba de ser una loa a quien nos ha dado tantos y tantos grandes momentos con su música, ahora bien, no estoy de acuerdo cuando dices que está de más escribir cosas negativas acerca de él. No hubiese escrito un artículo “amarillo” ( como decimos en España) hablando únicamente sobre el lado ‘diabólico’ de su personalidad, pero el hecho es que lo tiene, y es más, le distingue y le convierte en único: todos sabemos que Ronie Dio era muy cercano, que Bruce Dickinson es muy locuaz, que Ted Nugent es un bocazas, que Axl Rose es un completo imbécil …. Y que Ritchie tiene un humor de perros… en fin, tampoco es un dios intocable, si no una persona como tú y como yo, con sus defectos y virtudes.
      Es una buena visión la que propones, disfrutar de los trabajos de siempre y tratar de escuchar con otros oídos lo que menos te gusta. Si te refieres a B. Night, pues hombre, en mmi caso al menos es que simplemente no es mi clase de música, da igual que Blackmore esté presente o que se trate de Mark Knofler o Mike OLdfield, quizá hay ue dar con el momento adecuado para escucharla y de esa forma cambie mi perspectiva, quien sabe.

  10. Hola de nuevo,

    Miguel referente a tu comentario sobre si Blackmore comento algo referente al fallecimiento del gran DIO, pues sí lo hizo, pero como era de imaginar fue el más escueto de todos los músicos que rindieron tributo y la verdad que leyéndolo parece más de cumplir y para alguien al que ni se conoce en persona.
    Este fue: “Ronnie tenía una voz única y maravillosa. Será tristemente recordado en el mundo del rock and roll”. En fin, no me extrañó nada de nada.
    Saludos

    • Hola JUANMA, gracias por la aclaración. No había oido nada al respecto y bueno, a pesar de que sus últimos años los pasó al lado de Iommi y Butler, quien de veradd puso a Ronnie en la lanzadera fue Ritchie, quien a su vez no hubiese llegado con RAINBOW donde llegó, de no ser por Ronnie. Tampoco es que se explayase demasiado por lo qeu veo, pero quizá eso sea mucho pedir.

  11. Tienes razón en lo que dices de la comercialidad de Blackmore. Es ahora cuando hace lo que le sale de las narices, por que, en su momento, tanto Purple como Rainbow tuvieron sus momentos “comerciales” (Purple en su época psicodélica de los 60 y en la cresta de la ola hard rockera de principios de los 70 y Rainbow con su sonido 80’s con Turner intentando jugar en la liga de Foreigner y cia) pero para mi , es una “comercialidad” relativa, nunca vendió su culo por un puñado de dólares, como sí hizo por ejemplo Eric Clapton en los 80.

    El peor disco de Rainbow ???? Si acaso el “menos bueno” pero peor es una palabra demasiado fuerte para mi cuando hablamos de ese grupo. Puede que “On stage” sea el que he escuchado menos pues lo encuentro un poco “acartonado” con muchos tics setenteros un poco fuera de lugar y, para mi, una selección de canciones mejorable (por que no “Stargazer” o “Burn” ??) Ahora bien, allí dentro habia mucha, mucha magia.

    • Hola ONCLE. Seguramente, eso que dices se debió a que Ritchie imprimía su personalidad en cada cosa que tocaba, daba igual qeu fuera una salvajada coo ‘Speed King’, una obra èpica como ‘Stargazer’ o una powerballad como era ‘Stone cold’. Yo creo que, efectivamente, siempre se movió en auas comerciales pero manteniendo su personalidad y dignidad bien por delante. Desconozco lo qeu Eric Clapton hizo en los 80, así que no puedo establecer comparaciones por ese lado.
      Cuando me refería a ‘O tage’ como el disco qeu menos me gustaba de RAINBOW era poco más omenos por los motivos qeu tú apuntas. Heredaba demasiado de la actitud PURPLE, y bueno, creo que a esas alturas, RAINBOW tenía infinitamente más que ofrecer.

  12. Hola,
    Ya lo hemos comentado por aquí y en privado. La “This is rock” se ha convertido en una revista hecha con desgana, con un esquema excesivamente rígido y repetido y ni los textos, en muchos casos traducciones que parecen hechas con el Google Translator, ni el diseño, con abuso de las rosquillas de los vinilos para rellenar margen, animan a su compra. La noticia es la salida de “This is metal”, de los mismos autores, tirada bimestral, más barata y una clara respuesta a Revolver, hecho con mucho más cariño y pasión. Lo más patético de “This is rock” es que abarcando un espectro tan grande del rock, prácticamente tocan todos los palos, al final siempre sacan los mismos grupos. La Classic Rock inglesa es brutal, es una preciosidad, con mucho músculo, desde los atrevidos montajes entre textos e imágenes hasta el contenido. Lo mismo sacan un especial “Los 150 mejores discos debut” como “Los peores discos de la historia del rock”, entre los que se encuentran el “Born again”, por cierto, y no es por meter el dedo en el ojo.
    Tu artículo sobre Ritchie Blacmore es cercano, documentado, más en sus orígenes que en su etapa actual, merece un apéndice, y un buen homenaje a un personaje mal entendido. Confundimos en exceso su personalidad, anécdotas, actitudes en el negocio con la música que suena en sus discos. Dudo mucho, no creo, que algún día salga de copas con él, pero si es cierto que he debido invertir cientos de horas escuchando Deep Purple o Rainbow y disfruto tanto con el sólo exhibicionista de veinte minutos como con el riff de “Smoke on the water”. Es un genio en las dos principales vertientes: como compositor y como intérprete, sabe escribir grandes canciones y sabe tocarlas. Hace unos días le preguntaba un guitarra del grupo en el que canto a otro: “¿Por qué te has pillado una guitarra tan sencilla?”. “Porque he descubierto que el que toca es el músico, no el instrumento”. Tocar era lo que hacían los guitarras de los Yardbirds, Eric Clapton, Jimmy Page y Jeff Beck, o Brian May, Rory Gallagher, y un largo etc. de señores con muy escasos medios técnicos.
    Acabo. Como buenos machos cabríos descendientes del landismo (DEP, Landa) mucho nos hemos reído de Candice Night y hemos tachado a Blackmore de viejo verde. ¿Es capaz el actual Ian Gillan de cantar así el “Child in time”?. Pues eso.

    • Hola VICTOR. Hace bastante que no compro y ni siquiera leo la TIR. Grupos como POLICE o ROLLING STONES me interesan lo justito, la verdad, y de hecho ignoraba que se hubiesen embarcado en la aventura THIS IS METAL. Les deseo lo mejor, pero me parece que el mercado ya está saturado de prensa musical, sin entrar en la existencia de internet, así que no se yo… en todo caso, insisto, que les vaya bien. En todo caso no admite comparación con Classic Rock donde los periodistas son profesionales que cobran por su trabajo y tienen acceso a compañías, bandas, promotores y demás… es decir, lo normal en una revista de música.
      Gracias por tus elogios hacia el artículo y sí, Ritchie tiene un sambenito que solo se quitará de encima el día ( esero que lejano) de su fallecimiento, momento en el que todo el mundo dirá lo majete que era, como suele ocurrir. Sea como sea, dices que “Confundimos en exceso su personalidad, anécdotas, actitudes en el negocio con la música que suena en sus discos.” Hombre… y no diría tanto. Todo el mundo que habla de Ritchie Blackmore se deshace en elogios hacia su talento como músico, y lo d esu carácter, yo diría que es más bien secundario. Por poner un ejemplo: nadie habla sobre el talento de Vinnie Vincent sino sobre sus innumerables frikadas, de Axl Rose solo se esperan desplantes, horas de retraso y ocurrencias varias, mientras que su trabajo como cantante ya no estimula a nadie. No digamos ya el bueno de Ozzy…. En fin quiero decir con esto que yo a Ritchie no le metería en ese cajón ni en mil millones de años: primero es el músico y luego el cascarrabias.
      Sobre la relación Blackmore-Candice, pues efectivamente despierta muchas interrogantes pero amigo mío, el amor es ciego y la personalidad de Blackmore seguramente compensa con creces la diferencia de edad… y no, Gillan no es capaz de cantar así ‘Child in time’.

  13. Estimado, gracias……..bueno que te puedo decir del gran Blackmore……desde que tengo 13 años (hoy 38) vengo escuchando rock y Blackmore es mi guitarrista favorito, creo que ha llegado a un nivel superior a cualquier otro ya sea Hendrix o Page, Clapton, etc…….ademas de su capacidad para componer tiene algo muy particular que es la emotividad que coloca en cada una de sus interpretaciones (sobretodo con Rainbow) y su sonido caracteristico. Con Deep Purple mi disco preferido en Perfect Strangers y Slaves and Master, con Rainbow “todos” y Blackmores Night me gustan algunas interpretaciones y los instrumentales.

    • Hola MANUEL. Me sumo a tu opinión y añado que todos los guitarristas que mencionas tienen muy marcadas su raíces blueseras, mientras que Blackmore es bastante más abierto en ese sentido. Es decir, también tiene sus pies puestos en el Delta de Mississippi como suele decirse, pero por otra parte no es difícil encontrar pinceladas folk, arabescas e incluso pop a lo largo de su carrera, todo ello empapado en su personalidad como músico. ¿Por qué no tiene el estatus de los músicos que has mencionado? Pues creo que sencillamente porque le importa un comino todo el mundillo del rock bussiness, y difícilmente le veremos codeándose con la alta sociedad, como el caso de dos de los que citas. Te añado a la lista de los fans de RAINBOW por encima de los de DEEPPURPLE, con tu permiso…

  14. Espero no haber entrado en malos entendidos
    Lo de hablar mal lo decia solo por mi
    Y es que personalmente k
    Le he dado tantas vueltas a la trayectoria de este personaje que he llegado a esta conclusion:oir incansablemente o evitarlo , a estas alturas ya esta de mas el desear que las cosas regresen a como eran antes, es imposible y si, coincido con la gran mayoria, de blackmnight solo tengo un disco, el segundo que salio creo, y en todo el tiempo solo lo escuche dos veces, opino lo mismoque los demas: la voz de ella y las canciones deben ser perfectas para arrullar a niños para que se queden dormidos ( que tal, y eso que no queria hablar mal eh?) on stage: trepidante el inicio con kill the king y luego un desfase total con mitreated donde a mi parecer dio nunca se acabo de posicionar en la cancion y se la escuche en varios conciertos con rainbowy nunca acabo de cuajar, como que el blues no fue precisamente lo suyo y asi las demas canciones del on stage larguisimas donde solo man on the silver mountain se rescata, creo yo, pienso que el orden de las canciones es un poco raro y se quedaron guardadas otras que debieron cuajar mas al final, en classic rock magazine viene anunciado on stage remasterizado, habra que ver de que se trata, saludos

    • Hola LIVINGWRECK, no te preocupes, no ha habido ningún malentendido, además creo que más o menos todos vamos en una dirección bastante parecida. Tienes razón cuando dices que no tiene sentido esperar que vuelvan los viejos tiempos. Eso ya ocurrió a mediados de los ochenta, con ‘Perfect Strangers’ y han pasado treinta años desde entonces.
      Teniendo en cuenta que ya en esa ocasión, no sirvió de gran cosa, no puedo ni imaginar lo que sería hoy día algo medio parecido. Mejor dejemos las cosas como están y quedémonos con el recuerdo de algo insuperable.
      Desconocía lo de la remasterización de ‘On stage’, y me acabas de alegrar el día. A RAINBOW le faltó un álbum en directo que les hiciese justicia. Cuando la banda ya no existía se publicaron muchos, pero no en el momento que tuvieron que haber salido, así que a ver si ahora si lo consiguen!!

  15. Hola,

    Te felicito por el artículo, ya que Ritchie es mi gran influencia como guitarrista junto a Jimmy Page (dos escuelas distintas).
    Muchos datos interesantes antes de la formación de Deep Purple que sabía a medias.
    Ritchie fue el gran precursor del neoclásico y además un genio en colocar la escala menor armónica en grandes himnos de Rainbow y Deep Purple.
    Con respecto a Blackmore’s Night, lo respeto muchísimo, ya que el mago no le debe nada a nadie, y con el gran legado que ha dejado en la historia de la música, no le tiene que demostrar nada a nadie a estas alturas. Sin embargo, varias canciones de BN son bastantes complejas y difíciles de tocar.
    Tuve la suerte de ver en vivo a Jeff Beck (impresionante) y a Eric Clapton (no tanto), me quedarían por ver al gran Ritchie y a Jimmy Page, aunque a estas alturas lo veo muy difícil, sobre todo por en el país en el que estoy (Argentina).

    ¡Saludos!

    • Hola RODRIGO. Me alegro de que te haya gustado el artículo. Coincido plenamente contigo cuando valoras de manera diferente a Blackmore y a Jimmy Page. Es llamativo que los tres pilares sobre los que se asientan el rock duro (Blackmore, page y Iommi) sean tan diferentes entre sí, cuando a día de hoy resulta difícil distinguir a unos guitarristas d e otros… supongo que en su día se valoraba la personalidad el músico por encima de su velocidad. En todo caso, todos aquellos músicos tenían su fuerte en el talento creativo, sumando en el caso de Blackmore una técnica apabullante. Jimmy Page no me parece que fuese un genio y Iommi, pues la verdad, era más bien discretillo…
      Sobre su status actual, pues estoy bastante de acuerdo don lo que dices: si él es feliz, no creoq eu se le pueda reprochar nada teniendo en cuenta todo lo que ha aportado a lo largo de su vida, y además aunque quien esté descontento, pudiese hacérselo saber, seguro que a el le importaría exactamente una mierda, con que….
      En fin, espero que puedas cumplir tu sueño de ver sobre el escenario a los dos guitarristas que te faltan…. Pero no lo descuides.

  16. Respecto a Jimmy Page y el circo visual del arco de violín, y toda esa parafernalia….
    Propongo un top-ten de “momentos cirqueros” en donde músicos realmente talentosos y únicos, que podrían estar estar haciendo música de primer nivel, se dedican a hacer un show cacofónico que, desgraciadamente, suele llevarse los mayores aplausos, lo que los motiva a repetir el numerito…
    1-Manowar y sus acoples de 5 minutos al final de CADA tema de un show de 2 horas
    2-Glenn Tipton y su lick repetido hasta el hartazgo en la sección central de Victim Of Changes http://www.youtube.com/watch?v=G2rfW85QNt8
    3-Glenn Tipton otra vez y su insoportable e interminable machaque de palanca Floyd Rose como “introducción” a Hell Bent For Leather
    4-Ritchie Blackmore, cada vez que se le da por tirar la guitarra al piso, pasársela por el trasero, restregarla contra los amplificadores, etc, por lo general durante Mandrake Root o Space Truckin
    Y en las versiones en vivo de Space Truckin en los 80…en las que se metia en esa especie de jaula con láseres y se quedaba “divagando” sin sentido por minutos y minutos…http://www.youtube.com/watch?v=4DRZydTeCpE
    5-Angus Young y ese innecesario solo larguísimo en Let There Be Rock
    6-Gary Moore y ese sustain interminable en la introducción del solo de Parisienne Walkways
    7-Jimmy Page…aporto el arco de violín, el Theremin, pero las palmas se las lleva su “solo” que hacía durante la gira norteamericana de 1977, como introducción a Achilles Last Stand. 5 minutos de puro ruido y jueguito con los efectos en los que no metía una mísera nota http://www.youtube.com/watch?v=QtoVZ4eObg8

    Bueno, apelo a los restantes lectores del blog para que me den una ayudita con sugerencias para completar los 10!
    P.D: Live and Dangerous de Thin Lizzy…un disco en vivo que no cae en ninguno de estos “numeritos” citados…porque no habrá sido más imitado ese enfoque?

    • Hola ARIEL. ¡Muy buena esa!. Intentaré añadir algo a lo expuesto, aunque dejas poco margen:
      1- El solo humeante de guitarra de Ace Freheley siempre me pareció una cosa de lo más pobre, y aportaba muy poco a su trabajo en escena que por otra parte era el mejor delos cuatro KISS con diferencia.

      2- El truquito de Ted Nugent disparando un arco sobre su indefensa Les Paul. Reconozco qeu tiene su atractivo, pero también es un ritual un poco infantil

      3 – Don Costa, uno delos mayores garrulos del rock duro que estuvo a punto de conseguirlo pero al final no llegó a ninguna parte. Tenía un rayador de queso en la parte trasera de su bajo y hacía un solo con un piolet de escalador. Estuvo una temporada en la banda de OZZY cuando grabaron ‘Bark at the moon’.

      4 ¿Que me dices de Lips y su solo con un vibrador?

      En f in, si se me ocurre alguno más iré poninedo. Este podría ser un buen articulo veraniego je,je. Me has dado una idea.
      Te preguntas porque nadie siguió la estela de THIN LIZZY sobre los escenarios. Creo que la respuesta es obvia: porque nadie podía.

  17. Desde adolescente senti pasion por la musica extranjera, en lo 80´s la musica pop fue el inicio de la aventura, pero a los pocos meses me aburri y buscaba algo mas interesante, descubri a Duran Duran (cuando no eran tan pop´s aun) y The Beatles, pero mis ganas de seguir buscando ese sonido matador me insistio en seguir escarbando, di el brinco al rock duro, me tope con las bandas californiananas de pelo de Spray, pero me quede con unos Iron Maiden en pleno apogeo, fabulosos… al poco tiempo llegaba Metallica y su Master of Puppets que llenaban mi cabeza de rock, ese era lugar , me dije y de aqui no me muevo… pero nunca hubiera ido a la casa de mis primos (tambien rockeros) a robarles discos o ver que musica nueva o diferente encontraba y me tope con Live in London e In Rock de Deep Purple y pummm fue un impacto inmediato, el sonido de la guitarra de Ritchie me volo la cabeza, vinieron Machine Head, Depest Purple, Perfect Strangers, Rising, Made in Europe… No podia creerlo, habian pasado 7 años escuchando rock y de pronto me topo con un tipo y sus bandas que venian desde hace decadas haciendo un rock duro, es decir un pionero en ese estilo… Inmediatamente supe cual era mi tope y mi standar, descubri a Blackmore y trate de buscar quien mas podia hacerle sombras, Zeppelin, Sabbath, pero no, a pesar de ser grandiosas bandas el sonido de la stratocaster tenia “ese” especial, al poco tiempo me di por vencido y supe que no habia otro mas grande que el maestro, desde entonces mi idolatria musical infinita a Ritchie Blackmore.
    Una anecdota que me he leido es esta: … Cuando Gillan y Glover se integraron a Deep Purple (alla por 1969) Una de las primeras medidas tomadas por el grupo a fin de integrarse adecuadamente fue la de pasar juntos unas vacaciones. El proyecto no llego a concretarse tal como habia sido concebido originalmente pero lo cierto es que Ritchie Blackmore y “los dos Ian” partieron para un viaje en barco por el Tamesis recorriendo la pacifica campiña inglesa; la paz no duro mucho porque el guitarrista consiguió un rifle de aire comprimido con el cual se dedico a hacer travesuras. “Ritchie tenia una punteria comparable solo con su talento musical” cuenta Gillan “pero alguno de los balines que disparo dio en un blanco equivocado. Lo cierto es que en Windsor tuvo que comparecer ante la corte por un cargo sobre armas de fuego. John Coletta y Tony Edwards acallaron todo rapidamente…”
    Aqui otra: Ritchie “desarmaba” revistas pornográficas durante los viajes en avión y las reubicaba prolijamente dentro de otras revistas “normales” que estaban a disposición de los pasajeros , Ritchie entonces espiaba a sus víctimas para verles las caras que ponían señoras y señores mayores cuando se les ocurría ojear algunas de estas ediciones especiales pergeñadas por Ritchie…

    • Hola JOSE LUIS. Me ha sorprendido mucho tu historia porqeu va en sentido contrario a la mayoría. Lo normal es empezar descubriendo al grupo ‘de moda’ en ese momento, pongamos por caso IRON MAIDEN, porque llenan las revistas y salen por la radio. Una vez conocidos estos, las siguientes referencias son casi inevitables: PURPLE, SABBATH y ZEPPELIN y entre ellos por encima de todo, PURPLE con Ritchie Blackmore, por aquello del eterno ‘Smoke on the Water’. Te aseguro que no conozco mucha gente (debes se el primero) que entró por al puerta d eMETALLICA antes de conocer a DEEPPURPLE,. En cualquier caso, ‘nmunca es tarde si la dicha es buena’, como dice el refrán. Yo también soy de la opinióon de que ni BLACK SABBATH ni LED ZEEPELIN pueden hacer sombra a DEEP PURPLE. Los primeros están muy por debajo en lo técnico y los segundos en lo creativo. Además DEEP PURPLE no es un ente en sí mismo, si no que tiene ‘hijos’ que son incluso más interesantes ( en mi opinión RAINBOW o los WHITESNAKE pre¡1987 son más interesantes que el original), cosa que no ocurre con ninguna d elas otras dos bandas.
      Desconocía las anécdotas que comentas, ambas son muy buenas pero la de las revistas porno me ha hecho mucha gracia, me imagino a la viejecita que viaja a ver a su hermana y al ojear el ‘Hello!’ se encuentra con todo aquello jajaj, es una putadita perfectamente encajable en la personalidad de Ritchie, si señor!

  18. Uuuuffff, que decir de Blackmore! El mejor guitarrista de todos los tiempos, y el mas infravalorado. Claramente ha cambiado la historia del rock. Se tiene a Van Halen Black Sabbath o Zeppelin como los pioneros (que tambien) pero mientras ellos hacia experimentos aun y un sonido no muy rockero del todo, el mundo veía nacer In Rock…

    • Hola ROCKERO69. No sé si es el mejor guitarrista de todos los tiempos, pero sí uno de los más creativos, influyentes y sobre todo, un pionero, que abrió el camino al resto de músicos en la historia. Jimmy Page no deja de ser un guitarrista de blues que además (dicen) que copió de otros todo lo que hizo… ¡hasta lo dice Hommer Simpson!.. Toni Iommi, también fue un pionero e influyó sobre muchos guiatrristas, pero su técnica no puede compararse con la de Blackmore, y mucho menso su creatividad…. Eddie Van Halen, Michael Schenker, Angus Young, Randy Rhoads… en fin, a todos ellos les tenían que limpiar los mocos sus respectivas madres cuando Ritchie ya arrasaba en las listas de ventas!

  19. Esta misma tarde he estado oyendo el último trabajo de Blackmoore junto a su parienta, – Dancer And TheMoon, y la verdad me ha agradado mucho, no es el Blackmoore que todos deseamos oir, pero bueno hay que aguantarse con lo que hay. A mi personalmente su trabajo con BLACKMORE’S NIGHT no me desagrada del todo, de vez en cuando el hombre de negro se pega sus pequeños homenajes al Hard rock que tan buen sabor de boca nos deja, en este último trabajo hay varios temas a destacar que son para quitarse el sombrero, en primer lugar una soberbia versión del Lady in Black de los Uriah Heep, luego una tremenda version de Temple of the King de los primeros Rainbow, y por ultimo un sentido homenaje al gran Jon Lord, con un tema instrumental, Carry On … Jon, que ufffffff… ponen los pelos como escarpia, Blackmoore en estado puro.

    Long live to R&R!!!!

    • Hola OCTOPO. Celebro que te guste el trabajo de Ritchie con su costilla. Está claro que calidad va a tener, y nivel técnico no digamos. Lo único en que no estaría de acuerdo ( que seguro que no es el caso, entiéndeme) es en que te gustase por el mero hecho de que es Blackmore quien está ahí. Me sorprende lo qeu dices del homenaje a Jon, no porque no lo merezca si no por que me da que Ritchie no debe ser muy dado a ese tipo de cosas. En todo caso, me alegro mucho de que vaya plegando velas en ese sentido!

  20. Como siempre Miguel, IMPRESIONANTE. Ya había leído el artículo en el This is Rock (los tengo todos), y me gustó un montón. Menudo es The Men in Black, se las hacía pasar canutas a todos, sobretodo al pobre Joe Lynn Turner. Recuerdo en la gira con UFO y los Leppard, que en el concierto del Moscardo (Madrid), se puso a jugar con Joe, lo mismo que hacía con Gillan en el Made in Japan. Blackmore le lanzaba notas al cantante y éste contestaba con gritos, se lo puso tan difícil, que al final el pobre Joe tuvo que dejarlo por imposible.
    Le he visto dos veces, en esta gira, y luego con los Purple en 1985, en otro concierto épico, en el que se cabreo y no salió en el bis, por lo que la intro del Smoke on the Water la tuvo que hacer Jon Lord con sus teclados.

    • Hola JUAN PABLO. Gracias por tus comentarios. El caso es que Joe Lynn sería víctima de las bromuzas del amigo Blackmore, pero no es la primera ni la segunda entrevista que leo con él (Joe9 en la que solo le queda ponerse de rodillas delante de Blackmore para volver a tocar con él. Supongo que para cualquier músico, tocar con semejante monstruo debe ser com el premio gordo. Sobre los mosqueos de Blackmore en Madrid ya había leido, pero vamos, yo no lo veo nada bien… en un tema tan emblemático como ese precisamente…

  21. No, no es el caso, me gusta la música tradicional, el folk, siempre me pirraron los Gwendall, o la versatilidad de Ian Anderson con sus Jethro Tull, el caso de Blackmoore es atípico, el siempre fue un entusiasta de la música renacentista, el coincidir con Candice fue como el juntar el hambre con las ganas de comer, la cuestión es que todos creíamos que seria una fiebre pasajera, una manía de tres días, pero parece que la cosa va para largo. A mi personalmente no me desagrada esta vertiente del Hombre de Negro, pero he de reconocer que cuando más me gustan es cuando Ritchie desenfunda la Stratocaster y le da caña de lomo, y en cada disco deja caer su vena rockera.
    En cuanto al homenaje a Lord de su último disco es una pasada, sobre todo cuando suena ese Hammond con ese sonido tan característico que le arrancaba Jonh,

    • Hola OCTOPO. Ante todo, gracias por haberme descubierto este homenaje que desconocía por completo. Muy bonito y muy emotivo. Supongo que si te gusta el folk y te gusta el rock… la cosa es inevitable! No se de donde eres, pero creo que por mi tierra (Asturias) tendrías buenos momentos, porque hay bastantes sitios donde suelen tener puesto ese tipo de música día y noche. En su día, hace mucho tiempo, estuve bastante pillado con un grupo madrileño que se llamaba LABANDA, mira por donde, me has recordado todo aquell. Voy a intentar buscar algo de elos por la red. Un saludo!

  22. Ostras, Miguel !!! Yo también atravesé hace ya unos añitos una época pseudo folk-rockero-metalera en la que se entrecruzaban guitarras con violines, flautas y alguna mandolina que otra. De ahí que me pusiera a buscar como loco todo lo que tuviera relación con Jethro Tull o Kansas. Gracias a un festival que se llamaba “Fiesta del estudiante y la radio” que se retransmitía en directo por TVE pude conocer a Ñu y también a Labanda, que contaba con un guitarrista argentino (creo que se llamaba Lionel Viñola) que había estado con un grupo llamado Raza. Pues en directo te volaban la cabeza esos tios !!! Tengo un vinilo de ellos, “Fiesta campestre”.

    • Hola ONCLE. Es curioso, uno piensa que es un bicho raro y un marginado de la vida, pero en cuanto rascas un poco resulta que somos una familia bastante grande y hemos pasado por cosas, etapas y situaciones muy parecidas estando a cientos de kilómetros de distancia. LABANDA tenían el toque guitarrero que les faltaba a los grupos folk, aunque desconocía el dato del guitarrista de RAZA. Sí sabia que en el segundo disco andaba por ahí un tal Rosendo Mercado haciendo delas suyas… Sobre ÑU no tienes que convencerme!. Son otra de las cuatro o cinco bandas interesantes surgidas en España, donde hay que mirar con microscopio para encontrar algo que merezca la pena. ¿Sabes que? que me voy a poner a buscar algo de ellos ahora mismo 😉

  23. Muy buenas Miguel!!!!

    Buffff!!! Que decir del grandisimo Blackmore…. Es un genio con una personalidad de lo mas grande. Para mi sus solos de guitarra son de lo mas .. si, si.. los hay mas rapidos, con mas tecnicas y me gustaria decir que hasta robots que tocan lo imposible. Pero nunca conseguiran sacar el espiritu, el sentimiento, la actitud que Blackmore le da a sus solos. El tio en directo basa sus solos en la improvisacion y no estoy hablando se esos experimentos sonoros tan largos que solia hacer en los 70, no , no, estoy hablando del solo de guitarra en cualquier cancion. Sus solos nunca son iguales.
    La personalidad de Ritchie en el mayor de los casos es mas que admirable. Pero bueno, tampoco quiero crear aqui un debate sobre como se tiene que comportar una estrella del Rock con los medios y sus fans.

    Hace ya bastantes años ( creo que a finales de los 80) lei en una entrevista a Blackmore algo que se me quedo grabado en la cabeza decia que cuando fuera mayor le gustaria tocar en castillos musica medieval y que cuando muriera iba a buscar a su abuela para que escuchara su musica hasta el infinito. ja,ja,, bueno, algo de verdad decia.ja,ja,

    Me siento afortunado vivir en la epoca en que todavia esta Blackmore vivo. En el 2006 tuve el placer de verlo en Hannover con Blackmore’s Night y el concierto fue bastante aburrido, hasta que cogio la electrica y toco tres temas, fue espectacular.

    Cuando llege el triste dia que se nos vaya sera mucho mas valorado que cuando estaba entre nosotros. Que rara es la gente….

    • Hola IÑAKY. Bueno, pues estoy bastante de acuerdo. Que los hay más rápidos, más técnicos etc pues sí pero hay una marca de las que Blackmore ostenta que naadie podrá batir ya, que es haber sido el primero. No se puede valorar por igual a los guitarristasque aparecen ahora que a los pioneros que tenían ante sí un lienzo en blanco y sin ninguna referencia (bueno, casi ninguna) ni apenas inspiración, tuvieron que arreglárselas para pintar aquello. Por otra parte, el talento crador también parece que está fuera de discusión, tanto en DEEP PURPLE como en cualquiera de las etapas de RAIBOW, tan diferentes entre sí: el tio se encaprichaba con el estilo que fuese, y cuando ya lo tenía dominado, a otra cosa, como si ya no fuese un reto y dejase por ello de interesarle.
      Envido que hayas visto a Ritchie en acción, y aunqeu fuese un tosón de show, siempre tenías el recurso de mirar a la cantante. Supongo que ella es la causa por lo que no quiere volver el rock… en fin, casi es mejor quedarnos con el recuerdo de los videos y las fotografías. No se si ver a un hombre de casi 70 años acompañado de sabe dios quien tocando ‘Stargazer’ va a ser tan excitante… eso debió hacerlo hacia el 2000, pero ahora ya, es mejor qeu deje las cosas como están (es una opinión).

    • Hola CHRIS. Naturalmente, es muy sencillo conseguirlo. Aunque viene indicado al final del artículo, lo recorto y pego:

      Si eres asiduo, no pierdas el tiempo leyendo. Si acabas de descubrir este espacio, decirte que tienes que escribir un post relacionado con la figura de Ritchie en cualquiera de sus innumerables momentos musicales. Qué te parece su técnica, que opinas de su carácter, cualquier anécdota, si lo has visto en ‘carne mortal’, cual es el trabajo que más te gusta de cuantos ha grabado… en fin lo que se te ocurra. Recibirás el enlace de descarga a vuelta de correo.

      Quizá el problema sea qeu no ves donde hacer el comentario (algo que le ha pasado a más lectores) . Bien, al principio dle todo, en el encabezamiento, dode trae escrito ARTICULOS hay un globo conun número (creo que ahora es el 46). Si pinchas sobre él se te desplegaran los comentarios y podrás escribir lo que te parezca. Una vez hehco eos, recibirás el enlace a vuelta de correo. UN saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s