CRONOSETENTAS

 

– Tarot Woman – Run With The Wolf – Starstruck – Do You Close Your Eyes – Stargazer – Light In The Black

Ritchie Blackmore: Guitarra Jimmy Bain: Bajo Tony Carey: Teclados Ronnie James Dio: Voz Cozy Powell : Batería Martin Birch: Productor

Grabado durante Febrero de 1976 en los Musicland Studios de Munich,

 

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSIER DE PRENSA, CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁRESEÑADO AL FINAL DEL POST.

IMPORTANTE!!!!! SI TIENES MATERIAL DE PRENSA QUE NO APARECE EN LA LISTA Y CREES QUE PODRÍA SERVIR PARA MEJORAR EL DOSIER , POR FAVOR, ESCRIBE UN CORREO A miangarri@gmail.com

GRACIAS A VICTOR POR SU APORTACIÓN 😉

 

“Rising” inaugura una sección dentro de Metal80. Bueno, lo de inaugurar es relativo porque CRONOSETENTAS es exactamente los mismo que las CRONOLOGIAS pero con discos de los setenta. No me he complicado la vida demasiado. El porqué de hacer esto es bien sencillo. Escribir un artículo y buscar el material de los dosieres lleva un tiempo más que considerable, de manera que no parece muy normal pasarse una o dos semanas ‘investigando’ sobre ‘Animalize’ pudiéndolo hacer sobre ‘Dressed to Kill’, o removiendo Roma con Santiago para sacar adelante algo sobre ‘Blow up your video’ teniendo ‘Let there be rock’ de por medio. No tengo nada en contra de ‘Animalize’ o ‘Blow up…’ pero disfruto mucho más de los otros, así que ¿Por qué ponerse límites? En fin, supongo que no es difícil de entender. ¿Seguirán SLAYER, IRON MAIDEN y BARON ROJO entre nosotros? Naturalmente, pero esta sección abrirá las puertas a discos como “Burn”, “Sheer heart attack”, “Lights out” o, como el caso que nos ocupa hoy, el talento hecho vinilo: “Rising”.

Tan solo hicieron falta diez días para dar vida a uno de los discos definitivos de la historia del rock. RAINBOW dejaron lista esta pieza maestra en un plazo de tiempo que solo cobra sentido cuando pensamos que en este grupo había gente con apellidos como Powell, Blackmore o Dio. El derroche de talento, creatividad y nivel técnico de este grupo en aquellos momentos era algo que escapaba a lo normal y muchos vieron en “Rising” el álbum que realmente esperaban de Ritchie Blackmore cuando este abandonó a DEEP PURPLE… en cualquier caso, ‘Rising’ ha quedado en la memoria colectiva como el trabajo más sólido del ‘Hombre de Negro’ e, insisto, una pieza clave de la historia del rock.

Como decía, “Ritchie Blackmore’s Rainbow”, el debut de la banda, había tenido una acogida inferior a la que se esperaba. Lo ciert es que era como si ELF hubiesen fichado a Ritchie Blacmore como guitarrista!! De hecho, el tour de presentación arrojaba unas cifras desmoralizadoras: que un local capaz de acoger a 18.000 personas, solo atrajese a 1.500 no era exactamente lo que Blackmore y su entrono esperaban. Sin embargo, si por algo se ha definido Ritchie a lo largo de su vida, es por no amedrentarse ante nada y hacer de la necesidad virtud, así que lo que hubiese hundido a otros músicos, para él fue un reto.

Sabía que el material que estaba escribiendo era magistral y los músicos que le acompañaban para ejecutarlo estaban sobrados de talento, así que con la banda recién completada (la inclusión de Jimmy Bain como bajista había tenido lugar tan solo tres meses antes) y varias canciones en su haber, , RAINBOW entra en los Musicland Studios de Múnich en febrero de 1976.

Algunas canciones como ‘Stargazer’ o ‘Tarot Woman’ , fueron escritas durante ensayos, e incluso presentadas durante el tour de su álbum de debut. En bootlegs como “Rainbow at Pittsburgh 11.18.75”, tres de las siete canciones que forman el repertorio pertenecen a “Rising”, cuando aun no había sido grabado ni mucho menos editado. El resto del material fue creado en un local a las afueras de Múnich que alquilaron para ensayar y componer.

Ese fue, seguramente, el principal motivo para que las cosas salieran rodadas en el estudio. De hecho el álbum está grabado en una toma en directo seleccionada de tres intentos diferentes, para lo que hubo que acondicionar unas instalaciones que no estaban precisamente actualizadas. Cozy Powell por ejemplo, tuvo que hacer derribar el hueco de la escalera para conseguir el sonido brillante y potente con el que luego nos deleitaría. Ritchie Blackmore optó por utilizar una unidad móvil, algo que acostumbraba a hacer dada su aversión por las ‘peceras’ de los estudios convencionales.

Como decía, el álbum se grabó en toma única, es decir en directo dentro del estudio. Tan solo la batería tuvo que ser re grabada aparte. Sin embargo, la rapidez en la grabación también tuvo que ver con el hecho de que Martin Birch, co-productor del álbum junto a la banda, exigiese autoridad total para hacer su trabajo. El veterano productor sabía que tenía ante sí a tres tipos muy difíciles, con criterios muy fuertes y cuyo carácter era sencillamente imposible. Sabía que si les soltaba un centímetro de cuerda, cada uno de ellos querría imponer su criterio y el trabajo no se acabaría nunca, de manera que ni Dio, ni Blackmore ni Powell pudieron decir una sola palabra al respecto. Tan solo Martin Birch al mando y Reinhold Mack (a.k.a. Mac) como asistente fueron los responsables del producto. De no haber sido así, quién sabe si hoy podríamos disfrutar de un disco como ‘Rising’.

Como anécdota, destacar que durante una pausa en la grabación, el grupo no tuvo mejor idea que ir a una pista de hielo e improvisar un pequeño set con el equipo de la banda que actuaba allí cada tarde. Puedes imaginar la cara de las familias y público en general que patinaban por allí. Ritchie lo comentaba para Circus Magazine:

“Todo el mundo se sorprendió al principio, pero la mayoría de ellos nos conocían, éramos muy famosos en Alemania . Lo que hicieron fue sentarse y disfrutar del ‘Ice-Skating Blues’ . Estuvimos allí durante una hora, y luego devolvimos las guitarras a la banda, y volvimos a patinar. Era la primera vez que patinaba, y debo decir que fue agradable. Buena diversión”.

I SEE A RAINBOW RISING…

“Rising” es un disco muy engañoso, o al menos a mí me engañó. En su momento, antes de engancharme a él, tenía la idea preconcebida de que era un trabajo barroco, un alarde de virtuosismo con interminables desarrollos instrumentales que están bastante lejos de lo que me suele gustar. Su impresionante portada, el sonido tan rico en matices, el hecho de que solo tuviese seis canciones me llevó a pensar de manera equivocada.

De acuerdo, “Rising” no es “Never mind the Bolocks”, precisamente, pero sí cabalga entre lo divino y lo humano. Es decir, toma mucho de la épica, pero mucho más del rock básico. Lo que, lejos de colocarlo en tierra de nadie como ocurre tantas veces, lo convierte en un disco dinámico y accesible, pero que dejaba bien a las claras el nivel estratosférico que encerraban sus surcos. Fue además una jugada inteligente, porque de haber tomado la senda de la épica únicamente, quizá estaríamos ante un disco difícil de digerir. Muy bueno, sin duda, pero más orientado a los amantes del rock progresivo que otra cosa. Ritchie y compañía supieron darle un giro a todo eso y acercarlo a quienes preferían estructuras más básicas (como es mi caso, lo reconozco).

A lo que vamos. El álbum abre de una forma verdaderamente grandilocuente con ‘Tarot Woman’, un delirio de interpretación vocal que escondía la clásica letra de Ronnie centrada en la magia y el ocultismo sentada sobre un riff muy bien medido, que no aturde al  oyente y además es contundente y melódico a partes iguales. Esta pieza por si misma justifica lo que comentaba antes, es decir, el que recordemos este álbum como algo mucho más épico de lo que en realidad es. Pero por si eso no fuera suficiente, tenemos ‘Stargazer’, el non plus ultra de lo legendario, la fantasía y el barroquismo musical. Su melodía de tintes árabes sirve de base a una letra que nos trasporta al Egipto de los esclavos en una apabullante interpretación por parte de Ronnie Dio.

Con solo este par de canciones (una tercera parte del álbum), Ritchie y compañía consiguieron engañarnos (engañarme), por decirlo de alguna manera, e instalar en nuestro recuerdo una idea un tanto equivocada con respecto a ‘Rising’. ¿Era en realidad un álbum tan monumental? No en mi opinión. Ojo, si vamos al nivel técnico, creativo o cualquier otra apreciación de ese tipo, la palabra ‘monumental’ se quedará corta, pero en cuanto al espíritu del disco, a la hora de la verdad está mucho más cerca de lo que Ronnie Dio había hecho con ELF de que lo que el hombre de negro había hecho antes en DEEP PURPLE.

Run with the Wolf”, por ejemplo, navega sobre un riff contundente y muy enérgico que a su vez se apoya sobre el trabajo de Cozy Powell tras su kit de batería, una de las mayores bazas ganadas con respecto a su anterior disco. La letra sí encajaría en el campo de la fantasía, pero su música está, en mi humilde opinión, bastante alejada de ese concepto.

Otro ejemplo lo tenemos en “Starstruck” donde ni siquiera la letra podría corresponder a esa categoría. Ronnie y Ritchie contaban el asunto en una entrevista promocional:

Ronnie James Dio: “Starstruck” trata de una chica real, llamada Muriel, quien ha perseguido a Ritchie durante cuatro o cinco años. Es una verdadero fan de Ritchie, apareció en su jardín en Inglaterra, ella apareció en Los Angeles creo, escondiéndose detrás de los árboles… aparecía en todas partes, así que decidí escribir sobre la chica deslumbrada y Ritchie, que era el objeto de su ‘deslumbramiento”.
Ritchie Blackmore: Ah sí, Muriel es una de esas personas… lo que Ronnie estaba diciendo, en realidad no sé lo que Ronnie estaba diciendo porque yo no estaba escuchando. Ella aparecía por todas partes. Una tarde, alrededor de las seis estaba comiendo algo en mi jardín cuando la ví moverse entre los arbustos. Allí estaba la cabeza de Muriel, y yo no lo podía creer, así que le eché a los perros encima. No la he vuelto a ver últimamente…”

Do You Close Your Eyes” también se resuelve con un riff enérgico y muy dinámico pero que no deja de ser un “tres acordes” con una letra poco habitual para los recursos de Ronnie Dio. El propio Ritchie Blackmore lo reconocía en una entrevista para Circus Magazine:

“Varias personas me han recomendado que esa canción saliese como single. Es pegadiza, e incluso cartero puede silbarla mientras hace sus rondas. Es una canción de rock muy sencilla, y el público la pillará enseguida aunque no representa para nada el lugar musical donde nos encontramos. Por otra parte, la segunda cara del disco se compone de dos canciones de nueve minutos, y tampoco estoy seguro de que sea ahí donde la banda se encuentra “

Light in the black” (originalmente llamada ‘Coming Home’) que cierra el álbum, no puede considerase tampoco dentro del campo de la espada y brujería como podría sugerir su título, dicho lo cual, cabe remarcar el espectacular desarrollo instrumental que hacen todos los miembros del grupo, especialmente Tony Carey y, cómo no, Ritchie Blackmore. La precisión que alcanzan ambos músicos en la parte final del tema hace que termines exhausto al acabar el disco.

En fin, lamento insistir pero me gustaría que se me entendiese. Cuando el mismísimo alma mater de RAINBOW tenía dudas respecto a la dirección del grupo como hemos visto en sus declaraciones, que no nos ocurriría a los demás. Creo sinceramente que este disco es una de las obras maestras más importantes de la música rock, pero me parece que pude dar lugar a cierta confusión.

En parte esto se debió como he comentado al trabajo del ilustrador, Ken Kelly. Creo que los trabajos que hizo para KISS y RAINBOW, ambos en 1976, se convirtieron casi de inmediato en sendos iconos y quedaron asociados de por vida al mundo de rock. Son dos portadas que sencillamente describen de una forma difícilmente superable e contenido que ilustran, y además tienen e l mérito añadido de ser dos polos opuestos de un mismo estilo.

Ken se molestaba en oír las canciones o leer los manuscritos a fin de captar una escena que pudiese definir el conjunto de la forma más concisa posible. De esta forma, absorbió el barroquismo y la profundidad de alguna de las canciones que daban forma a “Rising” dejándolas (en mi humilde opinión) perfectamente plasmadas en los trazos y colores de su portada. Tonos cálidos y sin demasiados contrastes que reflejan la solidez de canciones como “Tarot Woman” o “Stargazer” al 100%.

LA PROBLEMÁTICA GIRA DE ‘RISING’.

La presentación de este álbum no fue un camino de rosas. Tenían un hándicap a superar del que ya hemos hablado, que era haber fracasado comercialmente con su álbum de debut, teniendo que ver pabellones con mucho menos aforo del que el grupo merecía y los locales podían albergar, especialmente en Norteamérica.

La única forma de remediar eso era insistiendo y centrando el tour en aquel vasto país. Desde la oficina de management, se programó un tour abriendo para ALICE COOPER por Texas, el medio este y la costa oeste de Estados Unidos que fue abortado por la hepatitis contraída por Cooper. Había que actuar rápido aun a costa del riesgo que suponía para ellos (RAINBOW) ir como cabezas de cartel. La solución pasaba por elegir a unos supporters competentes y los manager vieron en THIN LIZZY la solución perfecta. La banda de Phil Lynnot empezaba a hacerse grande gracias a su magistral álbum ‘Jailbreak’ y además habían dejado el campo abonado, ya que poco tiempo antes habían girado por allí con buena acogida.

RAINBOW programaron cuarenta conciertos, entre los cuales se encontraban algunos lugares ya visitados un año antes: Allentown, New York, Hempstead, Boston, Milwaukee, Chicago o Montreal volverían a tener su dosis de Arco Iris… pero no de THIN LIZZY. El motivo: de nuevo la hepatitis hizo aparición, esta vez en el maltrecho hígado de Phil Lynnot, que privó al público de ver algo tan grande como era su banda presentando ‘Jailbreak’, para cerrar la noche con RAINBOW haciendo lo propio con ‘Rising’. Ahí es nada.

No dejaron de surgir problemas a lo largo del tour, como la suspensión de su noche en el festival ‘Norwester 76 Fest’. Debían cerrar el concierto junto a BLUE OYSTER CULT y BACHMAN TURNER OVERDRIVE, pero esos últimos no se presentaron al no cobrar por adelantado, y en consecuencia, cinco mil energúmenos invadieron y destrozaron el escenario.

Si hablamos de problemas, uno constante fue el arco iris que acompañaba al grupo en escena. Se ha hablado mucho de los quebraderos de cabeza que una réplica de Stonehenge dio a BLACK SABBATH durante la gira de ‘Born Again’, bien, pues a RAINBOW les ocurrió algo parecido con. La banda estaba empeñada en que aquel artefacto coronase los escenarios donde ellos tocaban, para lo cual tuvieron que empezar por idear un sistema que evitase las interferencias con la guitarra. El propio Ritchie lo recordaba muy bien en una entrevista a Circus:

“Lo peor de nuestro último tour fue que mi guitarra seguía haciendo los peores ruidos del mundo. El espectáculo de luz provocaba más interferencia que cualquier otro con el que haya trabajado. Sé que tienes que hacer ciertos sacrificios en ese sentido, pero aquello era ridículo. Las luces estaban generando ruido tanto como yo. He hecho construir una guitarra especial, porque además me estaba cansando de la Strato marrón. Ahora tengo una blanca con un cuello normal, palo de rosa, pero el cableado electrónico es de baja impedancia. Tenemos transformadores para aumentar mi señal y hemos aislado los cables de las luces de los de mis amplificadores …

El dichoso artefacto no solo daba problemas de ruidos si no que su tamaño se convirtió ne muchos casos en un inconveniente insuperable, llegando a cancelar conciertos porque el trasto no entraba en el local.

Terminado Agosto, volaron a Europa con unas pequeñas variaciones en el repertorio. Pasaron por varios países como Francia , Suiza, Inglaterra y Alemania. Si hay algo en este mundo que se ha exprimido, ha sido la gira que hicieron por este país, de cuyos nueve conciertos tres han sido publicados en formato integro en una interesante colección que consta de “Live In Köln 25.9.1976”, “Live In Düsseldorf 27.9.1976”, “Live In Nuremburg 28.9.1976”. Estos va por separado, pero también hay una caja que bajo el nombre “Live In Deutschland 1976” los recopila todos. Esto fue publicado en 2007 por la compañía alemana AFM Records, aunque hay otro álbum bastante anterior, concretamente de 1990 que bajo el título “Live in Germany 1976” (Connoisseur DP VSOP 155) reunía tomas de varias ciudades alemanas, siendo la mayor parte del show de Colonia el 25 de septiembre.

Aquel tour tuvo como artista invitado nada menos que a AC/DC. Los australianos acababan de publicar “High Voltage” a nivel internacional recopilando lo mejor de sus dos trabajos australianos y su compañía, Atlantic, estaba barajando la posibilidad de despedirlos por su escaso rendimiento comercial.

Posteriormente, en el mes de noviembre vuelan a Australia, con BUFFALO como banda telonera y hacen diez conciertos, en uno de los cuales, una huelga de gasolineras impide que esa noche arda la guitarra de Ritchie (verídico). “Rising” había cambiado mucho la percepción de la banda por parte del público… de hecho en la ciudad de Adelaide tuvieron que hacer un show a las cinco de la tarde ya que los de por la noche habían agotado las localidades, y la demanda de entradas era increíble.

Y si en Australia arrasaron, en Japón, la siguiente parada, no fue menos. Trece conciertos con llenos totales e incluso varios sold out de los cuales tres sirvieron como base para la edición del disco en directo oficial del grupo. “On Stage” fue el título simple y directo de un álbum que reflejaba la energía de un grupo en su momento de gloria. Las tomas pertenecían a los shows que hicieron el 8 de Diciembre en el Koseinenkin-Kaikan de Osaka y dos shows el 16 en el mítico Budokan en Tokio respectivamente.

Tras concluir la gira y la publicación del disco en directo, del que hablaremos en su momento RAINBOW volvió a sufrir una debacle en su alineación y las idas y venidas de miembros serían otra vez la tónica habitual en la biografía de la banda. Afortunadamente, esas historias están al margen de nosotros el público que tenemos la inmensa suerte de poder disfrutar de un disco como “Rising”, que seguramente estará entre los diez álbumes definitivos de la historia del rock.

Miguel.Asturias

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, PUEDES PROBAR CON ESTOS OTROS:

 

DOSIER “RISING”

Recopilación de artículos, reseñas y entrevistas publicados en la prensa musical de varios países, en relación con RAINBOW y su álbum “Rising” en su mayoría retrospectivos. Para conseguirlo debes escribir un post comentando tu parecer sobre el disco, el grupo en general o cualquier cosa que se te ocurra, siempre y cuando guarde relación con la banda . Recibirás a vuelta de correo un enlace para descargar el dosier.
Si tienes material de prensa que no aparezca aquí y quieres colaborar en mejorar el dosier, por favor escribe a miangarri@gmail.com

– Tourbook Rainbow 1976. 20 páginas en inglés.

– Entrevista a Tom Carey publicada en HUSH magazine nº 33 en 2009. Tres páginas en español.

– Reseña del propio Carey para el libro “The more dark than purple interview”, también publicada en HUSH magazine nº 33 en 2009. Una página en español.

– Reportaje sobre la gira de ‘Rising’ publicado en THIS IS ROCK nº 28, en Octubre de 2006. Siete páginas en español.

– Anuncio gira norteamericana de RAINBOW. Publicado en CIRCUS nº 135 en Abril de 1976. Una página en inglés.

– Reportaje publicado por CLASSIC ROCK en Junio de 2011. Seis páginas en inglés.

– Reseña publicada en CREEM MAGAZINE (U.S.A.) durante Agosto de 1976. Dos páginas en inglés.

– Entrevista publicada en la revista CIRCUS durante Junio de 1976. Dos páginas en inglés.

– Reportaje álbum publicado en THIS IS ROCK 84. Seis páginas en español.

Anuncios

69 pensamientos en “CRONOSETENTAS

  1. Hola Miguel,
    En una ocasión se me dio por pinchar en el tocadiscos mi copia del “Rising”, Víctor, mi hijo, se quedó pillado con los teclados de la intro y le sorprendió la portada. Lo senté en mis piernas, empecé a improvisar y le conté que había una bruja que mantenía secuestrada a la princesa en la torre a la espera de ser rescatada por el príncipe. Este había llegado de tierras muy lejanas, y bla, bla, bla,…, la historia finalizaba con una banda de rock capaz de derrotar al puño que intentaba estrujar el arcoíris. Una de las clásicas descalificaciones del heavy metal consiste en tacharlo de “infantil” y nunca he entendido porque eso puede considerarse un insulto. El rock es evasión, podrá ejercer de revulsivo social y toda la demagogia habida y por haber, pero desde la época de Bill Halley el rock sirve para bailar “todos alrededor de un reloj”, como recordaban los Barones. El heavy metal de princesas, dragones y arcoíris nace con este disco, de acuerdo, pero coincido contigo: los matices son necesarios. Las letras de Ronnie James Dio deben ser entendidas a modo de metáforas, según él ha declarado en muchas ocasiones. Ese mensaje tan sutil, indirecto, no encajó en una generación que recurría al escupitajo como forma de mostrar su admiración al músico y supongo que debió resultar muy frustrante para músicos de este nivel y grado de exigencia. Rainbow llegó un punto tarde, fue una especie de enganche entre las viejas glorias de los setenta y la NWOBHM. Eso y el carácter de Ritchie Blackmore podrían explicar la inestabilidad de la banda, creada para triunfar pero sospecho que en el balance hay más admiradores, respeto o influencia que dinero. Hay cosas en el “Long live of rock´n´roll” para mi más atractivas: temas más cortos, directos, más reconocibles, estructuras más accesibles, pero sin duda el “Rising” es una obra monumental. Supongo que Ritchie Blackmore quedó bastante hartito del funk de Hughes/ Coverdale, tenía ganas de volver a marcarse otro “Machine Head”, el “Ritchie Blackmore´s Rainbow” no cumplió ese objetivo y era esta vez o ninguna. Hay bastante de desquite escuchando “Run with the wolf” o “Do you close your eyes”, que podemos interpretar como épica, vale, pero donde yo veo rabia. Algún futbolero diría, “con un par de c….”. Resulta difícil imaginar a un batería pegar con más fuerza que Cozy Powell, a alguien cantar con más sentimiento que Dio, unos teclados más compactos que los de Tony Carey, Jimmy Bain,… Parece que quisieran estar demostrando algo. He tenido oportunidad de hablar, intercambiar opiniones con muchos aficionados/as a lo largo de mi vida, y este disco era para muchos/as un motivo de orgullo, la obra que dignifica el género. Hubo quien me prestó su copia en la cafetería en la que trabajaba de camarero, hubo quien se tiró toda una comilona en una boda hablando de Rainbow, hubo quien trajo el “On Stage” a clases harto de portadas de Culture Club,… Por cierto, dura muy poco o se hace muy corto. La arquitectura del disco (seis temas, dos en la segunda cara) y el tempo de las canciones dan la impresión de que se acaba enseguida.

    • Hola VICTOR. Bonito cuento, felicito a tu hijo por tener un padre con tanta imaginación. Es caso es que es verdad que ese trabajo artístico da mucho de sí, es de los que invitan a soñar en positivo, y me cuesta recordar alguna otra portada que reúna esas características. Si la hay será alguna de URIAH HEEP o JETHRO TULL
      Tienes razón en que siempre se ha recurrido al término infantil para descalificar al heavy metal. No entiendo como se puede ser un delincuente e infantil a la vez…. Quizá la palabra sea inmaduro, no se. Desde luego, Ronnie no me parece que fuese un tipo infantil, si acaso alguien con una imaginación desbordante, y con recursos para utilizarla, es decir, infantil como H.P.Lovecraft, Julio Verne o Edgar Allan Poe salvando las distancias, claro).
      Hablas del escupitajo como demostración de admiración al músico, refiriéndote (supongo) al punk, a punto de explotar en 1977. Bien, eso era lo que había en el campo de la ‘competencia’ estilística, pero es que dentro de casa, las opciones eran aun más limitadas: sexo, droga y rock and rol ( o ‘Wine, Women and song’ que decía aquel). Había pocos capaces de desmarcarse de eso y sin embargo, no les fue mal a quienes lo hicieron, ahí tienes a RAINBOW, luego BLACK SABBATH y por fin DIO o algo más tarde a IRON MAIDEN con un licenciado en historia cantando sobre maldiciones egipcias, religión o masacres raciales.
      La inestabilidad de RAINBOW creo que es únicamente achacable a Ritchie Blackmore, que debe ser una de las personas más gilipollas que ha venido al mundo, pero con un hambre creativa infinita. Yo creo que aplica la máxima de MOTORHEAD “The Chase is better tan the Cath” (algo así como ‘el acecho es mejor que la caza’, ) solo que en vez de a las mujeres, el lo aplica a la música. Se plantea una meta, cuanto más complicada mejor, y una vez alcanzada, deja de tener interés y a otra cosa.
      Efectivamente, Ritchie estaba hasta la peluca de funk y soul como en su momento lo estuvo de los arranques clásicos de Jon Lord, solo que esta vez le pisaron el terreno y tuvo que plegar velas y marcharse, aunque siguió interesado en la trayectoria de DEEP PURPLE (supongo que porque no estaba Ian Gillan) , siempre manifestó su admiración hacia Tommy Bolin ( algo inédito en Blackmore) e incluso invitó a toda la banda RAINBOW a ir a un show de DEEP PURPLE nada más terminar de grabar ‘Rising’. En fin, a esas alturas RAINBOW y URPLE estaban absolutamente igualados: Blackmore frente a Bolin, Cozy frente a Powell, Dio frente a Coverdale-Hughes, Jimmy Bain (un increíble bajista que nunca había grabado ni una triste demo) frente a Huges y Tom Carey que poco tenía que envidiar a Jon Lord…. ¿te das cuenta del talento que había en esos discos? Es triste pensar que jamás volveremos a estar ante algo ni medianamente parecido….
      Por cierto, aceptaría otro par de canciones de tres minutos y medio o cuatro como mucho, pero en mi opinión según esta el disco queda perfecto, ni le sobra ni le falta.

  2. Qué hay Miguel y compañía.

    Yo este no lo tengo en formato original…lo tengo pirateado.

    Creo que ya es hora de que me vaya agenciando un vinilo en condiciones de esta pedazo de obra. Me mola la edición que presenta Miguel; esa contraportada no me suena.

    Mi hermano sí lo tiene y cuando voy a comer con la familia es muy habitual que si no hace muy mal tiempo me salga al balcón a fumar un poco y tomarme el “digestivo” de turno, y casi siempre pongo algo en el tocadiscos. Muy a menudo termino por agarrar el “Rising”.
    Es cojonudo.
    Miguel tiene razón en que es un tanto mezcla de estilos, pero lo que en otro grupo, en otra época podría quedar fuera de lugar, ridículo incluso, en ellos, en aquellos lejanos 70 era lo más normal del mundo y el disco queda absolutamente redondo. Un compendio de estilos, unos de los que venían y otros hacia los que se dirigían, absolutamente bien engrasado y engranado.

    A veces no es fácil elegir una canción de un disco tan bueno, pero yo me quedo sin duda con Tarot woman.

    Me parece particularmente brillante Cozy. Su manera de tocar, tan contundente, tan limpia, pero no exenta de grandes alardes imaginativos es la leche…es el típico disco con el que no puedo dejar de llevar el ritmo con las manos en ningún momento…me palmeo las piernas al ritmo que marca Mr. Powell y termino con ellas casi en carne viva, jejeje.

    Portada mítica también, sí.

    Por ponerle un pero, se hace muy corto.

    ¿Os imagináis lo que podría haber sido un doble con lo mejor del debut y del “Rising” como disco de presentación?.
    Es un poco absurdo, lo sé, pero como entre ambos discos hay tan poca distancia temporal y en ambos casos el número de canciones es escaso…

    Bueno, a cuidarse.

    • Hola MIKEL. Hombre, yo de ti intentaría comprarlo, n o creo que tengas demasiado problema n conseguir una copia en vinilo a través de Ebay, eso sí si te conformas con el disco en portada norma. Lo hay en gatefold con portada doble y una foto del grupo etc pero ese está más cotizado. Si no, tírate a por una edición cd deLuxe, también merecen la pena. La contraportada del mio es normal, vamos que yo sepa no hay otra, aunque quien sabe, alguna edición japonesa o americana igual es diferente, no lo discuto..
      Describes una situación ideal: comida familiar, un buen chuletón regado con vino y tras los postres un pacharán y un poco de humo para escuchar “Rising” con toda tranquilidad. Hoy otros momentos propicios para el disco que me vienen a la cabeza: casa rural en fin de semana, chimenea con leña y buena compañía, típica cervecería tranquila con colegas, conduciendo bajo la lluvia… no es este un álbum para escuchar por encima, si no para que te haga compañía. En fin, reconozco que es una paranoia, pero igual que ‘Girls, Girls, Girls’ es más apropiado para la playa y el desfase o ‘Reing in blood’ para una manifestación contra los despidos, ‘Rising’ va más en la línea de, como tú dices, “disco de hermano mayor”.

      Lo de mezclar estilos era algo habitual en los setenta, en las bandas solventes, claro. Hace poco hablábamos de JUDAS PRIEST o si no, ahí tienes a U.F.O., SCORPIONS, y por encima de todo THIN LIZZY, que te cascaban una canción bubblepop en medio de dos rock and roll asesinos y se quedaban más anchos que el bomba… Para mí escuchar algunos discos de grupos modernos es un coñazo insufrible, por mucho que me gusten canciones sueltas.
      “Tarot woman” es una buena elección sin la menor duda pero Cozy Powell no opinaba lo mismo que tú.Se negó a tocarla en directo, nunca llegaron a meterla en repertorio porque le dejaba exhausto!!! A Cozy Powell!!! Imagínate lo que debía ser para alguien con la resistencia física de Cozy.

      Vaya, tú también cree que es un disco corto.. no me gustaría tenerte de manager je,je,je , como le decía a Víctor, para mí esta bien así, quizá un par de canciones más pero cortitas…

  3. Hola Miguel,

    Ya sé que cuando publicas algún post sobre el thrash, el death o el heavy más puro y duro, no suelo asomarme por el blog por que a mi esos grupos no me van mucho pero claro, un post sobre “RISING” es “de obligado cumplimiento” (como dirian los del PP) el comentar algo sobre ese discazo MONUMENTAL.

    De hecho me remito a mis comentarios en octubre 2010 (que lejos queda ya !!!!) en el post sobre DIO (elfo-arco iris) dónde decía que “RISING” está entre mis 10 discos preferidos de la historia. Dos años y pico más tarde sigo pensando lo mismo.

    Dices que el disco es cambiante pues se balancea entre el barroquismo épico de “Tarot woman” o “Stargazer” a la simplicidad de “Run with the wolf” o “Do you close your eyes”. Puede que tengas razón pero para mí este disco es un todo (evidentemente me gusta más “Tarot woman” que “Do you close your eyes” p. ej.) pero no sé imaginármelo de otra manera.

    También dices que la senda barroca que imaginabas que tomaría Blackmore te sería difícil de digerir , pues a mi, que quieres que te diga, para mí el barroquismo blackmoriano consiste en “Stormbringer” (el tema), “Stargazer”, “Tarot woman”, “Gates of Babylon”, “Eyes of the world”, “Lady of the lake”,… o sea, canciones estratosféricas con el sello característico de “the man in black”.

    Mención aparte para la portada, con decir que hace justicia al disco ya está dicho todo. Y ya sé que su significado es otro pero yo allí veo a Gandalf en las montañas de Karadhras. Todo muy Tolkien.

    • Hola ONCLE GLENN. Me parece perfectamente normal que si un disco – estilo – grupo no te gusta te mantengas al margen, hombre, me halaga que sigas mirando lo que se publica y escribas cuando sí te interesa, ¡no se puede pedir más!.
      Cierto, ‘Rising’ es el álbum que la mayoría escogeríamos si tuviésemos que quedarnos con una de las obras grabadas por R. Blackmore. Otra cosa es si tuviésemos que escoger entre una de los trabajos del legado Ronnie Dio… y ahí es cuando caes en la cuenta de lo que fue ese pequeño hombre: dudar si “Rising” fue lo mejor que grabó una persona es como acercar a esa persona a Dios. Manda narices…
      En fin, aunque habrá a quien no le guste, como ocurre con todo, nadie puede decir que no haya talento en sus surcos.
      Mi opinión es que el álbum es cabiante pero no he querido decir que eso sea negativo, ni en cien mil años!!! yo tampoco puedo imaginármelo de otra manera, al contrario, si todas las canciones fuesen en la línea de “Stargazer” fijo que no me gustaría ni la mitad.
      No tengo nada en contra del barroquismo de R. Blackmore, todas las canciones que has citado son parte de mi vida (bueno, ‘Stormbringer’ no tanto) pero sí es verdad que lo dosifico bastante, y cuando es demasiado me carga… me gusta la técnica pero un pelitín de rockanrol también lo agradezco 😉
      La portada es alucinante, me hubiese gustado estar presente cuando el grupo la vi por primera vez. Seguro que a quien más gustó fue a Ronnie.

  4. Hola Miguel, como siempre, gran artículo. “Rising”, ni más ni menos. En mi caso lo tengo un peldaño por debajo de “Long Live Rock´n´Roll”, aunque el aura de “Rising” esté, muy posiblemente, por encima de cualquier disco de Rainbow… y por supuesto, como compendio, como conjunto de canciones, es fantástico. Respecto a esto, poco más que añadir.

    En lo que difiero bastante es en lo de que Martin Birch dominaba el cotarro en la grabación… o por lo menos, que siempre fuera así, en todo el proceso. Como bien sabes, se editaron dos mezclas de este disco. Una para todo el mundo, y otra específica para Japón, además por “error” (esto último aparece en un artículo que está colgado en esta web). La de Japón, entre otras diferencias, tiene el bajo mucho más alto (aunque está perfecto, en su sitio)… mientras que la de toda la vida, la que hemos escuchado el resto de los mortales, estaba bastante descompensada en este aspecto… un bajo apenas apreciable en ciertos temas, excepto en alguno donde se asoma un poco. Claramente me refiero a la “menos mejor” mezcla de bajo/batería (en compensación de los niveles de volumen) realizada por Birch… ¿eso lo hizo él solito? me cuesta creerlo.
    Siempre han estado los “Rough Mix” de Cozy Powell, presentes por ahí, en forma de Bootleg (y ahora oficialmente editados, en el “Rising Deluxe Edition” de 2011). En esas mezclas el bajo también está mucho más alto…

    Como decía, la mezcla de Los Angeles (la primera) tiene el bajo más alto (entre otras cosas). Es de suponer que es posterior a la mezcla “Rough Mix”. Y por último, está la versión de toda la vida, la definitiva, New York Mix.
    ¿Es posible que Birch, tras las mezclas de Los Angeles, por el motivo que fuese, diese con el puño en la mesa… para posteriormente finalizar el álbum que todos conocemos, en New York? Pudiera ser, pero me extraña muchísimo, que dejase un bajo en esos niveles tan discretos, a veces inexistentes… además de que comparada con la de Los Angeles, es bastante estridente, por supuesto dentro de ciertos límites. Birch es un fanático de la batería y el bajo, y eso se nota en sus producciones. Son su truco principal. No importa si es en Deep Purple, Whitesnake, Rainbow, Black Sabbath, Iron Maiden o Wishbone Ash…

    O Martin Birch trabajo bajo presión, o alguien estaba toqueteando botones y/o comiéndole la bola… no me imagino un “Piece of Mind” con un bajo mezclado en detrimento del conjunto, o con tres mezclas editadas (bootleg u oficiales). Me inclino a pensar que a pesar de que quiso curarse de espanto y dirigir el cotarro, alguien se la clavó bien hondo y se salió con la suya. Dejémoslo ahí.

    Que un disco se realice en dos estudios diferentes, simplemente para mezclarlo de nuevo y por supuesto, mejorarlo… implica casi comenzar de cero, queriendo refrescar algo que en realidad, no se consiguió, a mi juicio y visto lo visto (Los Angeles Mix). Eso sí, las canciones, las interpretaciones, la portada…. todo es tan bueno que ciertos detalles pueden pasar desapercibidos. Pero no son moco de pavo, precisamente. Y por supuesto, forman parte de la leyenda del disco y su factura. Al menos eso creo. Las mezclas de Los Angeles, son un “Rising” tan bueno como el de toda la vida, y además, suenan más equilibradas. El porqué de su variación definitiva, lo desconozco, pero que hubo movida, y gorda, está claro.

    Saludos Miguel, gracias por la reseña.

    • Hola JAVI. Precisamente ayer estuve escuchando ‘Long live r’n’r ’ y también es magistral… pero es que el primero del grupo también lo es y todo lo que sacaron después con Bonnet y Trner, aunque va en otra dirección bien diferente como todos sabemos, ¡también es estratosférico!. Buscando el nexo común a todo ello encontramos a Ritchie Blackmore y supongo que a él hay que concederle el mérito en un tanto por ciento elevado.
      En cuanto al tema producción, lamento no estar muy de acuerdo contigo en el asunto del bajo ( aunque entiendo que como bajista profesional seguramente tinedes a buscar ‘ más de lo tuyo 😉 ). Yo creo que el trabajo de Jimmy Bain no está tan solapado en la copia normal (que es la que yo tengo) . Naturalmente, hay que hacer el oído y centrarse un poco, pero como tú sabes, eso ocurre con todos los grupos del mundo excepto IRON MAIDEN y MOTORHEAD ( por motivos bien diferentes, je,je) incluso diré más, a mi me parece que quien no está todo lo alto que debiera es el propio Blackmore, a veces me cuesta distinguir si es él quien toca o por el contrario se trata de Tom Carey ( otra bestia). Lo de que Martin Birch tomó las riendas del asunto lo dice Jimy Bain en una entrevista (está en el dosier pero no recuerdo cual es, ya la verás) aunque luego hay otra en que Tom Carey va en sentido contrario… bueno quien sabe. Yo estoy más de acuerdo con Jimmy Bain, en primer lugar porque tres tipos como esos (Dio, Blackmore y Powell) debía ser como manejar una jaula de leones, y luego por el sonido del álbum en sí. Dudo mucho ( y lo digo con el mayor de los respetos y mi rendida admiración) que Blackmore o cualquiera del grupo hubiese sido capaz de hacer semejante trabajo… y de haberlo hecho seguro que hubiesen colgado los bártulos y hubiesen ejercido profesionalmente. Lo que apuntas del puñetazo en la mesa me parece perfectamente posible.
      Me están entrando ganas de comprar la edición remasterizada, voy a echar un vistazo a Amazon a ver como están de precio. Todo lo que apuntas es interesantísimo y aunque ya lo hacías en tu artículo en HUSH, la verdad es que al no tener el cd, lo pasé unpoco por alto…. En fin, nunca es tarde, se suele decir.

  5. Hola Miguel Ángel. Me parece una idea fantástica que te plantees hacer más hueco en tu blog a los grandes discos de los 70, en mi opinión la década dorada del hard rock y de la música en general. Cualquier cosa que leo de Rainbow me llena de emoción, yo creo que fue el grupo que mâs escuché en mi adolescencia y todavía disfruto habitualmente de su discografía. Los conocí a los 12 años gracias a una cinta grabada por el hermano mayor de un amigo -¡qué gran influencia la de los hernanos mayores!-. Era un ‘Best of’ que escuché miles de veces sin tener claro a qué etapa pertenecía cada tema. Como ya has comentado tú en algunas ocasiones, en aquellos primeros 80, con escasez de medios especializados y, por supuesto, sin internet, cualquier información sobre heavy-metal era una mezcla de leyenda y realidad que tenía un enorme encanto. Y es que yo no sabía ni quién eran ni Dio ni Joe Lynn Turner ni nada parecido pero la música del grupo me enganchó especialmente? Luego fueron cayendo discos y este ‘Rising’ ocupa un lugar destacado en mi vida. Lástima que la reunión de Deep Purple frustrara la carrera del grupo. Pero su discografía, con algún pequeño lunar, es casi impecable y siempre nos quedarán esos temas tan fantásticos. Long live rock & roll!

    • Hola ALBERTO. Me alegro de que te guste la idea. Como comentaba en la propia reseña, ponerse límites está fuera de lugar. Hay tantos discos y tantas bandas que merecen la pena que no voy a dejar de visitarlos porque sean de los setenta, ¡hasta ahí podríamos llegar!. Comparto tu opinión de que esa década es la era dorada del hard rock, aunque no sé si de la música en general. Hombre, sí es cierto que la explosión de creatividad fue tal, que al final la oferta de estilos fue desbordante: desde el rock sinfónico más pimpolludo, al punk más arrastrado, desde el folk más ñoño a la disco más petarda pasando por todo el espectro hard rock, psicodélico, glammy…. Definitivamente había donde escoger y los músicos sabían cómo tocar. RAINBOW, como le decía a otro colega del blog, son un grupo muy de hermano mayor. Si yo tuviese un hermano pequeño (y dependiendo de la edad) antes le pondría a RAINBOW que a DEEP PURPLE. Técnicamente andan a la par, pero las canciones de RAINBOW son mucho más asequibles para cualquiera.
      Los ‘Best of de RAINBOW son (eran) un peligro para quienes empezába(mos) en eso del rock, es decir , cuando acababa de salir ‘Hoy Diver’ y te enterabas de que Dio había sido el cantante de RAINBOW, corrías el ‘peligro’ de toparte co un ‘Difficult to cure’ y morir del disgusto (no tengo nada e contra de ese magistral disco, peo seguro que me entiendes ). ¡Ninguno sabíamos quien era Joe Lynn Turner, ni Graham Bonnet, ni adonde habían ido antes o después de RAINBOW, todo era rumor, fantasía e imaginación y creo que ese es el principal motivo or el que aun seguimos pillados c on todo aquello.
      La reunión de DEEP PURPLE visto desde ese punto de vista fue catastrófica: acabó con RAINBOW, dejó a BALCK SABBATH noqueados y con Jon Lord fuera, WHITESNAKE empezaron a perder el norte. La pregunta es si aparte de ‘Perfect Strangers’ mereció realmente la pena.

  6. Hola,
    hablando de divas: en una demostración de tenerlos bien cuadrados, David Coverdale ha decidido llamar a su nuevo disco en directo,… ¡¡¡”Made in Japan”!!!. Las bromas están circulando por la red a cada cual más cruel. El caso es que encontré la noticia buscando como le iban las cosas a Ritchie Blackmore.

    • Hola VICTOR. He estado echando un vistazo y… en fin… me da para pensar que el motivo últimode llamarlo así es para que la gente hable(mos) de su disco, porque al margend el ‘simpático’ título ( es cachondo de verdad) y la brillante portada ( que no le pega al grupo pero es vistosa) lo cierto y verdad es que a botepronto parece una chapuza considerable. Viendo la selección de canciones, por lo que a mi respecta no me parce muy interesante aunque con este hombre, nunca se sabe…

  7. Hola Miguel, es muy simple: la mezcla de New York, la definitiva, es peor en cuestiones de base a la primera, Los Angeles. No es por defender ni valorar un instrumento en concreto… yo valoro todo el conjunto, y lo que pierde en dicha mezcla es el bajo. ¿A alguien le parecía que brillaba demasiado, que estaba muy bien tocado y empastado con la batería de Powell? ¿Que destacaba demasiado? Son preguntas del millón, quizás ¿a santo de qué? Pues vamos a darles una pequeña oportunidad:

    Respecto a lo que comentas sobre los bajos poco audibles… normalmente en esa época, los grupos no solían “sufrir” semejantes características. Y con esto, lo que realmente quiero decir es que el bajo siempre está presente en esa época, ahí está todo lo de Judas, Purple, Scorpions, incluso Saxon, metiéndonos más de lleno en la primera NWOBHM… por poner ejemplos similares. Que posteriormente parezca que ese instrumento brille menos, quizás sea porque hubo muchos bajistas que no querían “lucirse”, sino simplemente realizar papeles básicos, y dignos, de acompañamiento. A veces se traduce en que el bajo “no se oye”. En ocasiones, tal vez, pero la mayoría de las veces es incierto… lo que pasa es que no llama la atención como el cacharreo de un Lemmy o el “saltimbanquismo” de Geezer o Harris, y ellos movieron el cotarro en ese aspecto, poniendo un listón muy alto para el oyente, de alguna manera ¡y simplemente por tocar a la vieja usanza! Cuantas veces he escuchado o leído que en Judas el bajo no suena, patatín patatán, cuando precisamente suena que flipas, pero en un discreto y potentísimo papel (que Hill fue asumiendo a partir de1980). Es un simple ejemplo de mil (aunque con esto no quiero decir que no hubiese discos mal mezclados o descompensados, que también).

    Cada cual “oye” lo que quiere, Miguel, y cuando se trata de escuchar, en este caso con “Rising” hay que hacer un verdadero esfuerzo, y siempre fue así. Suena muy tímidamente y sin la presencia y definición que caracterizan a Birch. Las versiones remasterizadas no arreglaron lo del bajo en “Rising”… de verdad, escucha las mezclas de Los Angeles (aquí sí estaba bien mezclado), los seis cortes vienen en el mismo CD que la reedición de 2011, a continuación de la versión “oficial” ya remasterizada, que no es más que un relanzamiento de el audio contenido en “Rising” The Rainbow Remasters (1999). Un remaster no sube volumen, simplemente puede enfatizar un rango de frecuencias, pero de donde no hay no se puede sacar, quizás “intentar mejorar”. Y sí, a veces con resultados sorprendentes, pero los menos. Por ejemplo, “Holy Diver” remaster (2005), tiene un bajo muy prominente (como bien decías tú mismo en un post de esta web), pero es que en la edición original, el bajo ya sonaba perfectamente.
    Lo suyo es un Remix, solo así puede re equilibrarse de verdad una mezcla. Ponte el CD 1 del “Rising” Deluxe 2011 en un reproductor y vete seleccionando pistas de ambas mezclas, compara, y entonces me cuentas… aquí no se trata de ser músico, sino de escuchar, creo yo.

    Respecto a Bain, no tengo ni idea de lo que dijo (como apuntas en tu respuesta, y me gustará leerlo), pero tras escuchar las mezclas definitivas, y teniendo en cuenta cómo sonaban Cozy y él en la mezcla anterior… debió echarse a llorar. De nuevo, te invito a escuchar lo citado más arriba. Es tan descarado que no hay color… claro, nadie da importancia a esto, o mejor dicho, casi nadie.

    • Hola JAVI. Estuve mirando el precio de los remasters de RAINBOW y me temo que el análisis que propones tendrá que esperar, y te aseguro que es algo que me tienta mucho, pero esos cd aun están a precios prohibitivos. 20 € por un cd me parecen muchos euros, así que a esperar a que baje, de manera que no tengo referencia comparativa. Mi versión es la original y bueno, insisto en defender mi opinión: yo no veo el bajo tan al fondo, supongo que es una cuestión de opiniones nada más. De todas formas, si las cintas originales vienen escasas en ese sentido ya pueden remasterizar con las uñas que no van a conseguir gran cosa. Ahí tienes la soberana chapuza del (ja,ja) remaster de ‘Volumen Brutal’ , en fin , siempre pueden recurrir al ‘metodo Ozzy’ y regrabar esa pista, con algún bajista competente , pero entonces mucha gente empezaría a colgar sogas de los árboles para depurar responsabilidades 😉 ‘Rising’ es un disco demasiado emblemático como para cometer ese sacrilegio.
      Quizá te he entendido mal, pero ¿crees que ‘alguien’ pensó que Jimmy Bain estaba muy por encima de su papel y por eso mandó bajar su canal? Nunca se sabe, hay gente muy rara en este episodio concreto del rock, pero hombre, eso ya me parece un poco excesivo. En esa formación si que había un músico que no era del agrado de todos, que era Tom Carey. Él se defendía con el argumento de los celos de Ritchie hacia él por su nivel técnico… en fin. Ritchie será lo que sea pero en ese sentido siempre sa ha rodeado de gente de mucho nivel ( ahí estaban Dio y Powell), desde luego no tenía miedo a que nadie le hiciese sombra…
      Volviendo al bajo, yo creo que siempre ha sido (al menos en el heavy metal) un instrumento secundario (por llamarlo de alguna forma) y desagradecido, porque muy poca gente lo aprecia… a no ser que falte o esté mal tocado, entonces sí. Me sorprende lo que dices de Ian Hill, en fin, yo soy de los que dicen que en Judas, el bajo no suena je,je, no en serio, su papel siempre me pareció de lo más gris, incluso empeorando a partir de 1980.
      Lo que venía a comentar Bain era que Martin Birch era una persona con mucho carácter, es decir, amigo de sus amigos pero alguien con quien ni en sueños convenía llevarse mal… Blackmore, Powell, Dio y Martin Birch… ríete tú del Rat Pack.

  8. Hola Miguel y todos los foreros

    Vaya… “Rising” de esos albunes que me traspasan a la tierna adolescencia y que recuerdo vivamente la primera vez que lo tuve en mis manos y lo pude escuchar. Siempre quedará grabado en mi memoria el estar viendo la portada y escuchar la intro de “Tarot Woman” pura mágia sin más.
    Poco a añadir a tu gran articulo, para mi un indispensable, de esos albunes que te marcan de por vida y que siempre recomendarias cuando te piden consejo gente fuera del mundillo: grandes canciones , grandes músicos, gran producción, gran portada, gran, gran, gran… todo inmenso sin más. Lo tengo en varios formatos, pero el más apreciado es el que tengo en doble portada y que el gran DIO (R.I.P maestro) me firmó personalmente y dedicado, recuerdo que lo tuvo un rato en sus manos lo abrió y miró su foto interior esbozando un leve sonrisa, yo me atrevi a preguntarle si aun extrañaba esos tiempos. Me dijo que en gran parte sí que sus recuerdos de esa epoca eran maravillosos.
    En fin recuerdo que volví a casa escuchando el album en el coche y recordando sus palabras. Finalmente pensé: “No podia ser de otra manera”

    Long Live Rising!!!!!!

    • Hola JUANMA. Me alegro de que hayas podido viajar en el tiempo por unos momentos. Estoy muy de acuerdo contigo en que “Rising” es un disco que invita al ejercicio nostálgico, pero tiene una virtud añadida, de la que no todos los discos de la época pueden presumir, y es que cualquier fan del heavy metal menor de 20, también podrá sacar provecho del disco, y a poco espabilado que sea verá las raíces de muchas bandas powermetal, especialmente alemanas hundidas en este irrepetible disco.
      Me ha emocionado la historia que cuentas, amigo. Vamos, si me ocurre eso a mi dudo mucho que hubiese podido contársela a nadie porque posiblemente hubiese caído fulminado allí mismo. La calidad humana de Ronnie era algo fuera de lo común y seguro que lo que dijo era verdad. Da la impresión de que él buscaba siempre el recuerdo positivo, pese a que ‘Rising’ y más aún ‘Long live RNR’ le traían también recuerdos más agrios. Afortunado tú por haber vivido ese momento.

  9. A ver, es que yo me lío con lo de productor, entre cine, música y demás…

    En cine, es el que pone la pasta, ¿no?. Pero en música no…Vendría a ser como el director.

    El sonido que nos llega es más cosa de los ingenieros…El productor musical es más “orientador-tutor”…Hombre, incide en el sonido…Decide, o intenta decidir, si Deep Purple dene sonar más “garage” o más ampuloso…

    Pero sobre todo, creo, decide (decidían los buenos productores) más sobre el fondo que sobre la forma…

    Es decir, Birch dejó Maiden y sus discos bajaron de calidad compositiva, de coherencia interna, de intensidad, como 20 pisos…Yo creo que es el tipo que debe decir, “ey, esta canción no más de 4 minutos; oye, en esta, más solo; en esta otra convendría meter una intro de batería; o unas campanas aquí y unos cañones por allá…”….

    Lo del sonido puramente dicho, pues, joder, creo que depende de tantos factores…

    Pero eso sí, Birch es el puto Hitchcok del Rock…Acojonante lo del hombre.

    Mira, pilláis a Blue Oyster Cult y sus primeros discos son jodidos de escuchar de cojones…Llega el Birch y empiezan a publicar joyas inmediatas.

    • Hola MIKEL. No es fácil definir la labor de un productor musical, y menos de la importancia de un Martin Birch o un Tom Allon, Bob Rock, Bob Ezrin… esta gente eran creadores de sonido, es decir, el ingeniero sabía mover botones y el productor sabía qué botones había que mover en cada momento. Además suelen hacer arreglos, aportar detalles y mejorar estructuras acortando o alargando tal estribillo o tal solo de guitarra. En resumen los que mandan. Un productor haciendo un mal trabajo puede arruinar un disco, Ron Nevison se cargo el segundo álbum de Michael Schenker , llegando a olvidar grabar uno de los bombas de Cozy Powell!!!. Luego un buen productor puede hacer virguerías con gente musicalmente incompetente, como Phil Spector hizo con RAMONES (ojo! Adoro a los RAMONES, pero tocaban lo justito…) y el mismo productor puede hacer una obra maestra con un grupo y una cagada monumental con otro, como Eddie Krammer, cubriéndose de gloria con KISS en los 70’s y casi destrozando “Among the living” de ANTHRAX la década siguiente.
      Efectivamente, Birch fue el 6º MAIDEN e influyó mucho en que llegasen donde lo hicieorn.

  10. Por lo general me apetece participar en este blog por puras ganas, pero en esta ocasion lo admito: tengo muchas ganas de que me envies el dossier……..
    Sobre el sonido del disco a mi me parece que en este sentido es de los mejores trabajos de Birch en los setenta, nunca he entendido el porque long live rock n roll suena como pasado por una estacion de radio AM (sobre todo la voz) ya que fue grabado despues que el Rising, esto mismo paso con Burn, yo lo encuentro a este ultimo muy debil de sonido ( sobre todo la bateria) en comparacion a machine head y tambien Burn fue grabado despues…..
    Si oyes a Cozy su sonido es muy personal y siempre lo fue….. de Carey lo que mas duele es que no hay mas oportunidades de oirlo en otros trabajos, Cozy mencionaba que a Blackmore le odiaba compartir con los tecladistas, lo curios o es que siempre los tuvo, volviendo al sonido del disco Blackmore suena mas elegante que nunca, nunca ibas a lograr tanta distorsion con una stratocaster, el solo en stargazer y repito, su sonido es de gran calidad, alguien ha oido la version de Dream Theater de esta cancion? Seran musicos de otro mundo pero su interpretacion no te dice nada, y eso que suenan mas “potentes”…….
    Por poner un ejemplo, Hay una entrevista en That metal show con Steve Vai en la que hace la comparacion del sonido de los discos de Scorpions de los setenta en los que le parecen muy superior en este rubro a los que sacaron ellos mismos en los ochenta, no me quiero salir del tema, pero el sonido vintage de las grabaciones de aquella epoca en lo personal los valoro cada vez mas, saludos.

    • Hola LIVINGWRECK. Bueno, pues nada, ya deberías haberlo recibido, espero que no se auna decepción porque como verás cuando te llegue, no es gran cosa. Por increíble que parezca, RAINBOW tenía un eco muy discreto en la prensa de la época. Desde luego lo tuvo infinitamente mayor con sus discos con Joe Lynn Turner. La prensa americana de los setenta estaba a su aire, con AEROSMITH, KISS y TED NUGENT. No tengo nada en contra de eso, por supuesto, pero cuesta encontrar algo sobre bandas europeas… tan solo LED ZEPPELIN tenían presencia en la prensa americana, y debo decir que principalmente con fotos de Robert Plant.
      Estoy de acuerdo cuando dices que el sonido de ‘Risnig’ es muy bueno, pero no tanto en tu opinión sobre el de ‘Long live rock and roll’ que también me parece sublime… en fin cuestión de apreciaciones, supongo. Cozy, efectivamente, era un batería que se entregaba. Era muy técnico y hacía filigranas, de acuerdo, pero por encima de eso, era un tipo muy enérgico, con una pegada bestial. Lo de Ritchie y los teclistas pues no deja de tener su gracia, efectivamente, todo el mundo dice que los odiaba… pero Jon Lord, Don Airey o el propio Carey han formado parte de sus bandas…. Cosas de Ritchie.
      Sobre el apunte del comentario de Steve Vai, con SCORPIONS ocurre un poco lo mismo que con JUDAS PRIEST: su sonido en los setenta era mucho más personal, lo único es que el estilo de Uli Jon Roth está a 180º del de Mathias Jabs, que es técnicamente impecable, pero tiene muy poquita personalidad ,

  11. Hola Miguel, me explayo por partes, este es mi punto de vista: quizás una cosa es “hacer sombra” y otra “incomodar” por “x” motivo, o sin él… solo lanzaba preguntas al aire. Los excentricismos no tienen límites. Allí no estábamos, para saber qué pasó, es obvio, y cada músico se arrima a su olivo (con las declaraciones). Por eso hay cosas que debemos suponer, “imaginar”, por nosotros mismos, con el material que tenemos entre manos, para algo está el criterio. Respecto a lo que dices de Blackmore, es curioso que esos músicos talentosos, le duraban bien poco (sobre todo al principio) y precisamente porque él así lo quiso, no porque se fueran por voluntad propia.

    Respecto a Carey y las movidas que la propia banda le achaca, ellos sabrán, pero esto tampoco va por él (no me interesa el tema, la verdad). Y tampoco por Dio ni Powell, que a nivel técnico, carismático y mediático, estaban (y más ahora) al nivel de Blackmore, o más alto, y que se fueron por su voluntad, integridad, inconformismo o como quiera llamarse, pero por su propio pie. Respecto a Bain y lo que decía sobre Birch, el propio Martin sabía quien llevaba las riendas, y lo mismo que el producía a Blackmore en sus “proyectos”, Blackmore, o sus responsables le contrataba a él… esa relación siempre sería mucho más permisiva e imperante, entre dos “jefazos”. No es lo mismo el peso de una opinión de Ritchie (años de relación profesional con Birch, y leyenda vida ya entonces, músico en el ojo del huracán) que si llegase de un desconocido Jimmy Bain, tuviese o no razón, para bien o para mal. Luego está la integridad (de Birch), por supuesto. De todas formas, esos detalles de las movidas entre músicos, quedan para las biografías, donde además de hablar de música hay que aportar datos de este tipo, a veces ciertos, a veces no, a veces contrastados, a veces no. Pero sobre todo, suelen ser algo muy subjetivo, no por ello malo ni bueno. Sabiendo que escribes libros sobre bandas musicales y sus inevitables historias implícitas, en cierta medida me sorprende que ciertas cosas te sorprendan, aunque tampoco es nada del otro mundo. Supongo que cada cual aporta sus puntos de vista, piensa las cosas bajo su prisma, y ya está. Y que cada uno se basa en sus propias experiencias, conocimientos, para afirmar lo que afirma o plantea. Y en este caso no hablamos de gustos o tendencias, donde cada cual es soberano absoluto de su parcela, diga lo que diga Zutanito o Fulano.

    Ahora me pongo más serio (se entiende XDDD), porque realmente me interesa mucho tu respuesta. Respecto a los discos de Judas: ¿Puedes decirme en qué disco de Priest, el bajo se echa en falta, sea “gris” o empeore con el tiempo, sobre todo a partir de los años 80? Y pregunto: ¿Por tocar menos notas es peor, o por qué motivo afirmas eso? ¿También tiene que ver con la creatividad? Simplemente me interesa tu respuesta, repito.

    Pienso que Hill grabó todo de forma impecable, y precisamente, fue uno de esos que, por las nuevas tendencias musicales, y sobre todo, las circunstancias… redujo su papel, su protagonismo, en pro de una sólida base rítmica. Seguro que Allon influyó (a mi juicio) para bien, ya que todos coincidimos (creo, y se ha hablado mil veces) en que Priest tenía en su base rítmica (tanto en sus dos instrumentistas como en el resultado y enfoque de su trabajo) lo que necesitaban, lo que querían… y fue parte imprescindible de lo que les llevó al triunfo definitivo Todo ello contando con que llevaban un carrerón de fondo espectacular, además del talento del trío compositor, nivel técnico y arte individual inclusive. Dicen que eso es fácil de tocar, los bajos de Hill, y yo pienso claramente, que no, que es muy difícil de tocar así, y mucho más difícil grabar con unos resultados tan aplomados, resultados que hablan por sí mismos. Una cosa es lo que parece y otra la realidad. Pongamos a un tío a grabar las líneas planas de “Point of Entry”, a ver cuántas notas da iguales o cuantas da descompensadas, en 10 segundos de grabación… y escuchemos el resultado. No sé si me sigues… y en este caso, todos los bajos de Priest están en su sitio, y muy bien mezclados y definidos. En “British” y “Point” destaca más el brillo y la pegada, así como un grave cauteloso pero firme, en “Screaming” y “Defenders” tienen a ser más profundos y graves, son mezclas más modernas, transitivas, pero están bien definidos… en “Turbo” es patente y potente… etc etc. No olvidemos que la música de Judas es mucho más densa de lo habitual, en la época, no en vano, fueron el arquetipo de “Heavy Metal”. Las frecuencias medias se llevan los méritos… y la atención del oyente.

    Lo que pasa es que Hill cumplió un sobrio, básico e incomprendido papel, ese tan necesario de “construir los cimientos para el edificio”. En “Rocka Rolla” y “Sad Wings” se demuestra que es un músico competente, con gusto y buena precisión. Reconozco que en discos como “Sin After Sin” (mi preferido con “Screaming”) su instrumento destaca más que en los 80, así como sus planteamientos musicales, sobre todo en “Unleashed in the East”, donde el concepto de “directo” (en las condiciones que sea) hace que uno plantee todas sus bazas. No seré yo quien le quite al “César” lo que es suyo, además y en esta ocasión, por verdadero derecho. Y está bastante claro que a nivel global, Hill se convirtió en la antítesis de Harris, por poner un ejemplo. Pero no por ello tiene menos mérito, aunque mediáticamente esto se haya interpretado en que uno es bueno y el otro no (mil veces he escuchado o leído esto, y es ridículo). Cada cual tiene sus pros y sus contras. Mira Harris, desde 2000, reduce las notas en sus líneas de bajo que es una maravilla… y esto también es adaptarse, reinventarse. A veces, menos es más, o dicho más claro: nada es mejor por ser aparentemente más complejo.

    Miguel, todo este tema no tan habitual, me parece muy interesante. Lleva las cosas por derroteros distintos. Por otra parte, si te interesa el material de Rainbow en formato Deluxe, puedo pasarte copias privadas y en la máxima calidad (y totalmente legales, aunque sobre pero no esté de más decirlo) de “Rising” y “Long Live Rock´n´Roll” (te aseguro que he pagado mucho menos de 20€ por cada edición). Ambas contienen material muy interesante. Ya lo había escuchado en bootlegs, pero el nuevo tratamiento sonoro, es, en este caso, sorprendente, aunque parezca mentira. Y como documento, todo lo que se tenga de esta banda y más de esos tiempos, es poco. De “Rising” tengo además la cinta original, y de “Long Live Rock´n´Roll” el vinilo, ambos soportes son primeras ediciones. Daría algo por escuchar el vinilo original del 76, o una transcripción en cinta casete del mismo.

    Por otra parte, impresionante y emotiva la anécdota de JuanMa67. Sobre lo que comenta Mikel sobre la relación de funciones entre ingeniero y productor, creo que Miguel ha contestado muy bien, aunque se puede ir mucho más allá. De todas maneras, Birch produjo y mezcló muchos discos, todo en uno, sobre todo desde 1973, 1974, y entre otros, “Rising”. Saludos.

    • Hola JAVIER. Efectivamente, todo lo que podamos decir, pensar o creer está sujeto a interpretaciones personales, y basado en cosas que hayamos podido leer o escuchar en alguna entrevista porque tienes razón: no estábamos allí. Lo de los músicos de Ritchie sí es una verdad incuestionable, dicha por él mismo y (perdón por la autocita) que aparece en la reseña de este blog de ‘Down to Earth’
      “Después de tres o cuatro años, tiendo a cansarme de la gente conla que trabajo. Suelo hacer muchos cambios y no es por fastidiar a los músicos… solo estoy intentando ofrecer al público la mejor banda posible, no trato de comportarme como un cabrón amargado”

      Supongo que tiene que ser inmensamente feliz junto a Candice para llevar el tiempo que lleva, o quizá sea que ha madurado. Gene Simmons dice que el hombre empieza a madurar a los sesenta años… pues eso.

      Debo darte la razón cuando dejas ver una especie de relación de intereses en la que quien paga manda. Ritchie por supuesto pagaba y por mucho Martin Birch que fuese, si Ritchie decía negro, pues era negro. Por supuesto, esto era así porque Ritchie no es precisamente un incompetente y sabía de lo que hablaba. Dudo mucho que Martin Birch se fuese a jugar su prestigio, firmando un disco con un sonido que él no aceptase por capricho de un músico o compañía por mucho que pagase: el ejemplo está en “1987” de WHITESNAKE y “Built to Destroy” de M.S.G. que rechazó producir.
      Yo lo que quise decir, es que tuvo que imponerse para sacar el trabajo adelante… era como un encargado de la construcción que tiene tres oficiales albañiles que son magníficos profesionales, pero con temperamentos muy fuertes que van a llevar a que cada uno quiera hacer las cosas a su manera. Si el encargado no da un puñetazo en la mesa, el edificio nunca llegará a levantarse.

      El tema JUDAS PRIEST – Ian Hill. Dicho claramente, soy incapaz de identificar una línea de bajo en la inmensa mayoría de canciones en toda la carrera de JUDAS PRIEST. Puedo hacerlo (yo y cualquiera, no es una virtud especial) con la mayoría de grupos … KISS, LYNYRD SKYNYRD, THIN LIZZY, UFO… pero no me pidas que tararee los bajos de ‘The Ripper’, ‘freewheel Burning’ o ‘Painkiller’ porque no sería capaz. Eso es lo que quiero decir cuando defino como gris la manera de tocar de Ian Hill, o mejor dicho el modo en que empasta su trabajo con el resto del grupo. Otra cosa muy diferente y que no recuerdo haber dicho es que por tocar menos notas sea peor. Es, sencillamente, lo que ese grupo y sus canciones necesitan. MANOWAR necesita a Joey DiMaio, MOTORHEAD a LEMMY y J. PRIEST a Ian Hill. Es justo lo que tú apuntas… asumió que en JUDAS PRIEST todo el poder era para Halford por un lado y los duelos hacheros de KKDowning y Glenn Tipton y a él le tocaba hacer la base (impecablemente) junto al batería de turno.
      No sé si Tom Allon tendría algo que ver en todo ello, la verdad. Quiero decir que no creo que al ‘Colonel’ le hiciese falta insistir demasiado en algo que era a todas luces evidente, además, que narices: Ian Hill es el único miembro original que queda en JUDAS PRIEST, no lo olvidemos!
      En ese sentido, Hill juega un papel muy parecido al de Cliff Williams, cada uno en su estilo ¿necesitan AC/DC a Stuart Hamm? Pues no: necesitan a Cliff Williams.
      Espero haberte aclarado ese punto porque me has puesto en un apuro ja,ja 😉 no en serio, a mi me interesa esto sobre manera, te aseguro que forma parte de mi vida como el respirar, y ocupa muchas horas de mi tiempo, de hecho ocupa absolutamente todo mi tiempo libre, pero quizá quedan cosas en el tinteo o hay detalles que no se entienden y que estarían mucho más claros en una conversación cara a cara.
      Gracias por tu oferta y te agradecer´´ia información sobre donde comprar esos cds a buen precio. Escogí Amazon porque mimujer tiene una cuenta que no paga gastos de envío y tienen muchas cosas veraderamente baratas, pero no es el caso de estos discos de RAINBOW.
      El vinilo del 76 de ‘Rising’ es el que yo tengo, así que cuando subas por Gijón dame un toque!! Tienes mi teléfono así que ya tardas.
      Yo también me emocione con la historia de JuanMa… Ronnie era irrepetible.

  12. Otra cosa que influia en el resultado del sonido eran los lugares que escogian los grupos, eso de grabar en almacenes, granjas, hoteles, castillos, etc dificultaban en mucho la labor del ingeniero haciendo que desmejorara el resultado final, Blackmore pensaba que el meter menos canciones al disco permitia que los surcos del vinilos se separaran unos de otros de manera que la calidad no desmejorara…. En teoria esto funcionaria mejor si te metes al estudio profesional (no enmedio de una gira) y demas, pero el grabar en unos pocos dias en un pasillo de un hotel abandonado y tratando de lidiar con todo esto (Machinehead) seguramente el trabajo debio ser monumental, de ahi la claustrofobia del sonido de ese disco, por cierto en los creditos e los primeros discos de Purple Birch aparece solo como ingeniero de sonido no como productor….. En fin, por otra parte quizas si los grupos no se hubieran metido en castillos y cosas por el estilo los discos no hubieran tenido la inspiracion y el impacto que conocemos.

    • Hola LIVINGWRECK. Totalmente de acuerdo, y a pesar de que hicieron el trabajo en los Musicland Studios, Cozy tiró abajo los tabiques de una habitación y montó la batería ne el pasillo, mientras que Balckmore hizo traer una unidad móvil para no estar en la pecera…. Lo que daría por haberlo visto!!. Efectivamente Martin firma como ingeniero y es DEEP PURPLE quien produce. Supongo que todos los grandes productores han sido antes ingenieros ( si bien no todos los ingenieros han acabado como productores…).
      Sobre la influencia del ambiente en la grabación del disco, son legendarias la de BLACK SABBATH aterrados en el castillo Clearwell con sus apariciones fantasmagóricas (que seguramente tuvieron más que ver con las sustancias ingeridas que con el influjo de los espíritus) o las de AC/DC grabando ‘Back in black’ en Nassau (Bahamas) intentando encontrar los cangrejos que solo Mutt Lange podía oír. Alguien debería reunir todo eso en un libro.

  13. Buenas de nuevo, Miguel: en resumen, desde el principipo quise decir que posiblemente, por causas de estrés, cansancio auditivo, fatiga mental o por estar el mix demasiado viciado (somos humanos, hasta Martin Birch) ese disco no reúne las características básicas del resto de su producción, y que dar tantas vueltas en tantos estudios diferentes, tanto marear las mezclas… pues pasa lo que pasa. ¿Que esto pudo pasarle a Birch? Estoy convencido, como le puede pasar a cualquier técnico de sonido. Cuando un instrumento cae por la causa que sea, siempre es porque alguien lo ha decidido así, para bien o para mal, adrede o no. Se supone que por el bien del conjunto (en este caso, es una mezcla bastante “expandida”, más parecida a un “Saints and Sinners” y poco que ver con un trabajo como “Long Live….”, que es más directo y seco, de alguna manera). La sensación general, es de mezcla grandiosa, pero si tiramos de discoteca, Birch las tiene muchísimo mejores… aunque sean matices tan posiblemente insignificantes a nivel trascendencia mediática que no afecten a las canciones en sí, a la música en sí, dado el exitazo del trabajo. Lo curioso es que sabían lo que iba a pasar (por lo menos a nivel de impacto meramente musical), y posiblemente esa presión, incluso ilusión conjunta por ver ese trabajo terminado, pudo ser demasiado. Un momento clave en plena madurez de unos músicos extraordinarios. Fue un salto de altura, que si bien no vendió lo que a Blackmore le hubiese gustado, produjo un impacto inminente de respeto, en los músicos y el público. Sigo pensando (respetando todos los trabajos de Rainbow, que valoro y disfruto enormemente) que “Rising” tiene la portada más significativa, incluso no considero un atrevimiento decir que es la mejor de la banda con diferencia. Mucha gente no conoce Rainbow, pero esa portada la reconoce casi todo el mundo. Su fuerza es contagiosa.

    Solamente imaginar a un Dio en esos tiempos, pura adrenalina, a Powell con semejantes baterías recién registradas y a Blackmore después de grabar “eso”, el hasta la fecha “disco de su vida”, intentando dirigir el mismo coche… posiblemente, como dices, ostia segura. Y también posiblemente, no por su mala dirección, ya que me fío más del criterio de estos tipos que de unos Sabbath en el estudio con “Live Evil” y sobre todo “Born Again” (ya me entiendes), sino porque el productor acabaría hasta la coronilla… en fin, lo que tú dices.

    Miguel, anímate y ponte unos auriculares, pincha el “British Steel”, “Point of Entry” o “Defenders of the Faith”, “Turbo” (a partir del 86, todo se hace más “agresivo” y la localización del bajo es más complicada, pero ahí está). ¡Y a disfrutar de la base rítmica! Después prueba a escuchar sin los auriculares, y ya lo tienes. Hill, ese eterno desconocido… pilar básico de Judas, desde los inicios. No es por nada, pero estoy convencido de que la música se observa de otra forma con estos detalles, incluso lo que pensamos sobre ella. Ojo, a ver con qué equipos escuchamos cada uno la música… me refiero a con qué equipos metimos esa música en nuestros cerebros y la hicimos nuestra (han pasado muchos años), porque ahí está gran parte de lo que somos, posiblemente, y respecto a mucho material antiguo y vivido en tiempo real.

    Mi opinión sobre Tom Allon es que sí tuvo que ver en el papel de Hill y las mezclas de Judas… porque al fin y al cabo, se ha ocupado de dar el visto bueno a las mismas. Al trabajo de Hill, si le subimos una gota el volumen y lo ajustamos en el mix, en su debido lugar, sería el mismo… pero obviamente, sonaría más… no me malinterpretes, no estoy ni siquiera sugiriendo que el estilo Allon no sea correcto, ni mucho menos. Es más, este tío supo poner a Judas en su lugar correspondiente. Me flipa escuchar los directos de Judas, así como los vídeos o los temas extra de los remasters, donde el bajo se aprecia muy bien.

    Respecto a Williams, la suerte que tuvo es que su instrumento, a pesar de lucir una aparente simpleza, se oye mucho mejor, es otro estilo de mezcla, y además una cosa muy importante: en la música de AC DC hay más huecos. Sinceramente, un bajo bien tocado, plano y machacón, engancha más de lo que parece, y tiene gran culpa del éxito. Porque aunque a veces parece no estar, si se eliminase, todo quedaría en agua de borrajas.

    No me cabe duda de que cada banda de las que citas tiene lo que necesita, necesita lo que tiene. Y como bien dices, eso es parte del carácter de cada una.

    En su día, tuve la suerte de conseguir “Rising” Deluxe en el mega store que citas… a 10€… !!! Es cierto que “Long Live…”, casi recién salido, está un poco más caro. Me sorprende, porque aparte de los extras, la nueva masterización resta al disco sus “característicos y nasales medios/agudos”, pero se ve muy compensado. Es ponerlo y notar la diferencia. Ese trabajo es una joya, por cierto, tengo un mini librito titulado “Rainbow´s Long Live Rock´n´Roll Story”, de Jerry Bloom, que si te interesa, tienes a tu disposición. Anda que no tiene miga la historia de este mítico trabajo. Si pones un post en esta web, lo flipo.

    Pues si me pasas “Rising” a una cinta, te lo agradezco. De hecho, si tengo que “subir” por esos lares, pues ya intentamos quedar. Nos vemos pronto por el post de Judas. Gracias, un saludo.

    • Hola JAVIER. Pues sí, como dice el refrán, ’hasta el mejor escribano echa un borrón’… aunque me cuesta poner en común las palabras ‘borrón’ y ‘Rising’. Desde luego, la discografía de Martin Birch ya como productor o ya como ‘simple’ ingeniero, es irrepetible. Creo que el legado de este tipo, junto a tantos y tantos músicos con los que ha trabajado, ha hecho muy feliz a mucha gente alrededor del mundo… Tienes razón al decir que ‘Rising’ fue un fenómeno a nivel musical, pero que no tuvo el mismo reflejo en cuanto a sus ventas. La presencia de RAINBOW en los medios a aquellas alturas era más que limitada, lo cual quiere decir que quienes se llevaban la tostada eran QUEEN, KISS y poco más (dentro del rock mas o menos duro) el mundo estaba pensiente de RAMONES o SEX PISTOLS. Es lo que hay o había. ¿Es mejorable? Pues seguramente, tú mismo le ves el defecto de los bajos pero bueno, un notable alto sí le daremos ¿no? Je,je
      Dices también que no es el mejor trabajo de MArtin, no lo sé. ¿Cuale s el que te parece a ti más redondo? Yo estoy por quedarme con ‘Piece of mind’ de los que conozco, aunque claro, habría que tener en cuanta que este deisco es de 1976, ‘Piece of mind’ del 83 y los tiene anteriores y posteriores a ambas fechas, los estudios son innumerables, los medios, la compañía… todo eso tendrá su peso seguramente.
      No puedo estar mas de acuerdo con tu opinión respecto de la portada. Sin lugar a dudas es la mejor del grupo, que por otra parte tampoco es deslumbrante en ese sentido.
      ‘Live Evil’ también trajo su cola, como recordarás. Ronnie y Vinnie con nocturnidad y alevosía ecualizando a su gusto. Todas aquellas historias, las declaraciones cruzadas en prensa y demás le daba mucha vidilla a la música. No eran lo más importante ni mucho menos, pero tenía su gracia… bueno en ese caso no sé a quien harían gracia porque Dio fue despedido y BLACK SABBATH empezaron a cavar su tumba.
      Suelo utilizar auriculares para escuchar música, especialmente vinilo . Compré unos AKG bastante buenos por un buen precio y se disfruta infinitamente más de la música, así que a la menor oportunidad te haré caso y me daré una sesión Judas en condiciones . Naturalmente que son esos los detalles que nos hacen disfrutar de un grupo o darlo de lado. Es el trabajo solapado de ese batería o ese guitarra rítmico que humildemente enriquecen el sonido de una banda mejorándolo infinitamente. Brian Downey de Thin Lizzy o Frank Bear de ZZTOP , por ejemplo ,son dos baterías que jamás han brillado por si mismos, pero sin cuya peculiar forma de tocar, seguramente ambas bandas hubiesen sonado de otra forma… Y además, ahora que lo pienso, ambos estuvieron siempre ahí.
      Sobre equipos con los que empezamos a oir música… Casi daría para un artículo. El Sanyo mono que había en la cocina me hizo compañía durante muchos años, aunque más curioso fue el primer tocadiscos, comprado con mi primer sueldo con 18 añis. ¿Puedes creer ue aun funciona?. Lo tiene mi cuñado y ahí está, eso sí, no tenía cd, ¡aun no existía!. Con esa referencias puedes imaginar cómo archivé en la memoria la primera música que escuchaba.

      Tom Allon jugó un papel determinante en el sonido de este grupo, eso parece fuera de toda discusión . Hay unos documentales maravillosos que seguro que ya conoces, pero por si hay alguien que no, decir que cogen tal o cual disco, y a través de entrevistas a sus creadores, pues nos enseñan cosas muy interesantes.De JUDAS PRIEST analizan
      “British Steel” si no lo has visto, dame el toque.
      Efectivamente, Cliff Williams juega con ventaja respecto a Ian Hill, y es que los dibujos de riffs de AC/DC dan más presencia al bajo aunque sea de nota única. Otra cosa es el juego de guitarras de los hermanos Young, repartidos por ambos canales… son verdaderamente brillantes. Pero estábamos hablando de JUDAS PRIEST… ah no! Estábamos hablando de RAINBOW.
      El libro que comentas anduve detrás de él, pero con el de Galván en casa, creo que estoy cubierto. El disco no te lo puedo pasar a cinta, tuve que quitar el módulo de pletina del equipo por falta de espacio y porque no escuchaba cintas. Cuando vengas a Gijón te llevas el disco y otro día que nos veamos me lo das y listo.

  14. EStimado Miguel, gran disco el que nos traes. Como bien dices se encuentra dentro de mis 10 discos definitivos en el rock………de aqui empezó todo lo relacionado al metal épico. Se nota la influencia en los grupos principalmente europeos digamos helloween, iron maiden, stratovarius y un largo etc. y pensar que es del 77 ¡¡¡¡¡¡¡¡………..pero extraño en general que los grupos mencionados y otros reconozcan publicamente su influencia ya que junto a burn y highway star fueron los pioneros en llevarlos a esos ambientes musicales que nunca se habian escuchado en el rock………..que grande es Blackmore y cuanto se le extraña……….por otra parte siempre el gran Martin Birch poniendo su talento……..que habrá pasado con el????….por lo sabido creo que se retiró………cual habrá sido su último trabajo????………en una pagina, creo que es tu antiguo Block aparece un link con una entrevista a Martin pero no se encuentra actualizada y se cae…….podrias por favor compartir aquella entrevista u otras que tengas a este genio………Gracias y mil gracias por regalarnos estas reseñas e información que para algunos es muy importante y forman parte de nuestras vidas…..Gracias nuevamente Miguel……….

    • Hola MANUEL. Hombre, muchas gracias por tus palabras. Estoy de acuerdo contigo cuando dices que ‘Rising’ es un disco que macó a incontables músicos que luego desarrollaron esa influencia y montaron bandas, pero también influyó en nuestras vidas hasta el punto de tenernos aquí hablando y escribiendo sobre cómo sentimos cada una de sus notas. ¿Martiin Birch? Supongo que estará disfrutando un merecido retiro después de haber pasado toda su vida profesional peleando con gente particularmente rara… imagínate la cantidad de músicos, unos competentes y otros desastrosos, managers, compañías… la industria del disco era una jauría de lobos y ahí estaba él teniendo que defender el trozo de carne. La entrevista que mencionas era de KERRANG, pero no tengo ni idea de cual. Tendría que ponerme a ojear unas cuantas docenas de revistas y créeme, no tengo tiempo, pero te prometo que cuando la encuentre, quizá buscando otra cosa me acordaré de Manuel y de quien la quiera. Un abrazo.

  15. Hola,
    Entro en el debate. En los tiempos en que grupos como AC/DC vendían 50 millones de copias de un disco (“Back in black”), las compañías asumían tener que pagar semanas de estancia en un lugar exótico, fueran las Bahamas o Ibiza. En muchos casos, además, el grupo llegaba con un par de ideas, la música y letras se iban escribiendo sobre la marcha. La labor de productor era fundamental, claro. Los cuatro componentes de los Beatles no se aguantaban entre ellos cuando grabaron el “Disco Blanco”. ¿Qué hizo George Martin? (parece que llevar el nombre de “Martin” ayuda a ser productor): metía a cada uno en un estudio grabando su instrumento, cada uno en una canción diferente, y los iba rotando. Mientras Ringo Starr estaba con la batería de la canción que fuera, McCartney grababa el bajo de una canción de John Lennon. Lennon odiaba el material de McCartney y viceversa, ¿quién decidía?: el diplomático George Martin. Eso era en otros tiempos. Ahora los grupos editan discos para hacer giras, antes hacían giras para vender discos. Los presupuestos se han reducido a la mínima expresión, los grupos llegan al estudio con todo estudiado y milimetrado, los cambios son mínimos. Hay un montón de músicos con estudio en el bajo de su casa. Antes, con los sistemas analógicos, era más complicado. Ahora puedes hacer una cierta inversión en hardware y software y permitirte tener en tu bodega algo realmente decente. Antes los músicos se veían, tocaban e incluso se pegaban entre ellos en un estudio. Hoy hay discos grabados por músicos que no han coincidido ni en el mismo país. De eso se quejaba Neil Murray en una entrevista reciente. Yo grabo mi guitarra con las bases programadas de batería, cuelgo en la nube el archivo en mp3 de calidad o incluso el master y tú desde tu casa retocas este charles, añades un doble bombo, borras eso que no te ha gustado, etc. y chateamos para ponernos de acuerdo. Todo más frio, más barato. No hay historias del estilo “escribí la letra de “Living after midnight” porque el guitarra no me dejaba dormir a la una de la mañana”, “escribí la letra de “Smoke on the water” viendo como ardía el casino mientras tocaba Frank Zappa”, “grabamos el “Master of Puppets” de dos a ocho de la mañana y por el día dormíamos”, etc. Quedan pocos productores, con un papel más limitado. Rick Rubin está ahora con Black Sabbath y Metallica, tanto en un caso como en otro su papel será clave. Supongo que Kevin Shirley habrá sido más técnico de sonido que productor trabajando con Steve Harris o Black Country Communion, grupos con las ideas más claras, músicos con dominio de producción. En España, Juan de Dios Martín ha puesto su manera de hacer y entender la música en un disco muy difícil como es el último de los Barones. Vamos, no tengo dudas de quien sugirió que Amaral fuera la “Reina del Ácido”. Los tiempos han cambiado. La forma de crear discos no tiene nada que ver hoy con lo que Rainbow hacían a finales de los 70, absolutamente nada. Y creo que todos, grupos y aficionados, hemos perdido y mucho con el cambio. Creo sinceramente que, visto lo visto, grabar en una granja era mejor que el Pro Tools.

    • Hola VICTOR. Pues sí, a era de la informática nos ha traído infinitas posibilidades, pero es un arma de doble filo. Por un lado, el hecho de que exista algo como pro-tools hace posible que muchos músicos que antes no hubiesen asomado la cabeza, lo hagan hoy día. Sin embargo, existe tal cantidad de material que resulta más difícil que antes darse a conocer, no sé si me explico. Al final quedamos en cuadro!!! . Lo peor del asunto es que si algo se ha perdió son las historias como las que tu relatas en el mensaje, y que aprovecho para agradecer, porque las desconocía y son muy entretenidas.Dices que la forma de grabar con respecto alos setenta ha cambiado y que todos hemos perdido en ello. No me cabe la menor duda. ¿A alguien le interesa que al guitarrista de STEEL PANTHER (pongamos por caso) se le colgó el ordenador mientras grababa un solo? ¡valiente anécdota! Pues es lo que la cosa da de sí a día de hoy… supongo que para quienes se hayan criado ene se ambiente (gente de 20 años o menos) pues eso será muy emocionante, pero personalmente prefiero historias como las que se vivían entre las paredes de Record Plant Studios o los Kingsway de Londres. Hay una entrevista en Popular1 del año 2003 o por ahí a Graham Bonnet que es larguísima, está repartida en dos números y es muy buena. En ella Graham empieza hablando sobre su trayectoria como teen-singer junto a su primo y como entra en RAINBOW, luego las historias con Michael Schenker, ALCATRAZZ y todos sus guitarristas… en fin una verdadera maravilla. El caso es que al final nos cuenta como desde Japón, graba en su casa y envía a no recuerdo que guitarrista las voces para un álbum que saldría sin que los músicos que participan en él se llegasen a conocer… acabar así después de haber vivido el rock de manera tan intensa tiene que ser muy frustrante.

  16. Buenas de nuevo: Miguel, por si quedan resquicios de duda, aclaro que en mi opinión, “Rising” es un 10. Todos los “peros” objetados no son para criticarlo de forma negativa, más bien son simples observaciones que a semejante álbum mítico, gigantesco, le resbalan, nada más. Eso no hay quien lo derribe, ni antes, ni ahora, ni por los siglos de los siglos. Su aura es enorme y está entre mis favoritos, desde que tengo uso de razón. Es más, por sus escuchas, parece no pasar el tiempo.

    No conozco todos los trabajos de Birch, me faltan algunos (exceptuando toda su obra con Sabbath, Purple, Maiden, Whitesnake, Rainbow, de obligado coleccionismo y disfrute). De su época setentera, independientemente de si mezcla o produce, quizás me quedo con “ Who Do We Think We Are”, “Burn” “Come Taste The Band”, “Ritchie Blackmore´s Rainbow”, “Lovehunter” y “Long Live Rock´N´Roll”. De los 80, “Ready And Willing”, “Mob Rules”, “Assault Attack” y por supuesto “Piece Of Mind”, trabajo en el que no solo coincido contigo, sino que es mi disco favorito de todos los tiempos. Esa mezcla es especial, mágica, labrada a fuego lento. Es como coger a Purple, Rainbow y Sabbath y mejorarlo. Creo que se puede considerar “la perla” de Martin Birch. También es curioso el resultado conseguido en discos como “Fire Of Unknown Origin” (Blue Oyster Cult), “Powerslave” o “No Prayer For The Dying”, este último registrado de nuevo (para Martin) en la famosa unidad móvil de los R.S. Sin embargo, con el paso del tiempo, hay una producción que se me resiste bastante: “Somewhere in Time”. Está claro que fueron tiempos de experimentación y transición, de saltos más allá. Judas había sacado “Turbo”. La veo muy cargada de reverb, una base rítmica demasiado pronunciada y “descompensada” con el resto (comparada con trabajos anteriores), al lado de las guitarras sintetizadas. Claro, seguramente buscaban eso, pero no comulgo demasiado. Y me da que Harris debió tener mucho peso en el tema… por cierto, recomendable el libro: Iron Maiden in the Studio (Jake Brown), eso sí, en inglés. Abarca desde “Iron Maiden” hasta “The Final Frontier”. Birch aparece bastante, como es lógico.

    Respecto a lo que comenta Manuel, en teoría Martin se retiró en 1992 tras producir “Fear of the Dark”, vamos, que es algo sonado… aunque desconozco si en realidad es absolutamente cierto. Curiosamente, para corroborarlo, me encuentro que en la Wikipedia en español aparece esto, como excepción a la norma: 2008 Branimir Piljic Rocks & Roll’s – Number One (productor). Pero vamos, ni idea…

    El vídeo de Judas lo he visto, junto al de “Machine Head” y “The Number of the Beast”, todos son interesantísimos. Cunde mucho ver a Allon y Birch contando los procesos de creación. Respecto al librito de Rainbow, ocupa lo mismo que un cd digipak de los finos. Efectivamente, si subo nos lo intercambiamos por una temporada, si te parece. Saludos.

    • Hola JAVIER. No, no me cabe duda de tu amor por ‘Rising’ aunque entiendo el matiz que apuntas. Por supuesto cualquier cosa que podamos decir contra ese trabajo es querer vaciar el mar con un dedal. La inmensidad de sus canciones pudo, puede y podrá con todos nuestros argumentos.
      Los trabajos de Martin Brich los tenía listados en la página antigua dentro de la entrevista a Martin Birch, he estado buscando pero no hay suerte. Recuerdo cosas que están bastante lejos de lo que suelo escuchar (Faces, Jeff Beck, Green Bollfrog, Terry Reid… algunos ni siquiera sé quienes eran) supogo que forjarse en tantos campos le ayudó a crecer con cimientos solidos. En todo caso citas cuatro títulos: “Ready And Willing”, “Mob Rules”, “Assault Attack” “Piece Of Mind”… ¿ de qué estamos hablando? ¿se puede hacer algo major que esto? Sinceramente me cuesta creerlo. Puede que Rick Rubin o Bob Rock tengan mucha fama, y seguramente no les falta méritos pero si tuviese que morir y me dieran a elegir en quien preferiría encarnarme, no tengo la menor duda de que Martin Birch se llevaría mi alma.
      “Somewhere in time” fue donde IRO MAIDEN dejaron de gustarme y quizá hayas aportado una clave para que ocurriese eso. Supongo que con su directo cerraron una etapa, a partir de la cual intentaron reinventarse, efectivamente como JUDAS PRIEST hicieron en ‘Turbo’. Es curioso ver como ambos grupos plegaron velas tan rápidamente… bueno, acertaron con la decisión. Desconocía lo del libro IRON MIDEN In Studio… lo cierto es que hay bastante literatura sobre le grupo, peronada en español. Tan solo “El voiaje de la doncella” de César Fuentes, que sin estar para nada mal escrito, pasa muy por encima en todo. Grupos como IRON MAIDEN necesitan cierta profundidad. Y hablando de esto entiendo que el libro de RAINBOW debe pecar de algo parecido…. En fin, un libro protagonizado por gente como Blackmore, Roger Glover, Powell, Dio … no debería ser tan rácano en detalles.

  17. Ahora no recuerdo en que post fue pero estuvimos hablando también sobre el maestro Martin Birch. Evidentemente, tanto tú, Miguel como Víctor y sobretodo Javi (muy bueno lo de las comparaciones N. York vs. L.A.) en vuestra condición de músicos y fanáticos de los aspectos técnicos de las grabaciones, podéis hablar con propiedad sobre todo el proceso técnico y de grabación de “Rising” y de otras obras producidas por este gran hombre.

    Yo, como ya sabes, sólo soy un poquito músico (tocaba con una guitarra de 2 cuerdas, je je), por lo tanto, poco juicio tengo técnicamente para poder hablar de las producciones de Birch (de él y de todos los productores de este mundo) pero, como aficionado y seguidor de la mayoría de los discos en los que ha participado este hombre estoy completamente de acuerdo con Javi cuando dice que Birch es un fanatico de la bateria y el bajo.

    Supongo que esto tendrá que ver en que en los discos de Rainbow, Black Sabbath. Whitesnake o Blue Oyster Cult que él produjo, se mantiene e incluso se enfatiza y potencia el estilo propio de cada uno de los músicos que conforman las secciones rítmicas, pues creo que se puede distinguir sin ningún problema quien está detrás de los tambores o a las 4 cuerdas en cada uno de esos discos, cosa que no siempre es posible, y más ahora que parece que todos los baterias tocan igual. Claro que tampoco sabemos a ciencia cierta de quien es culpa esto que acabo de decir (o bien los musicos tenian una personalidad y un estilo muy marcado a la hora de tocar o bien el productor era un puto “crack” que sacaba el mejor sonido de cada uno de ellos). Por mi parte pienso que lo podriamos dejar en un 50% para cada una de las partes,

    Que “Rising” podía haber sonado mejor ?? Posiblemente, pero yo no lo cambiaría por nada del mundo, al igual que el sonido especial (para mi al menos) de “Mob rules”, creo que bastante diferente del de “Heaven and hell”, y eso que tambien los produce a ambos Martin Birch. A que se debe pues ??? Creo que a mr. Vinnie Appice, como dices tu Miguel en algun post, uno de los baterías que influye más en el sonido de una banda.

    • Hola ONCLE GLEN. Pues es cierto, hemos hablado anteriormente de Martin Birch, y seguramente en más de una ocasión ya que los trabajos en los que estampó su firma están justo en la línea que a la mayor parte de nosotros nos gusta: WHITESNAKE o RAINBOW que decía Sherpa… Si no me equivoco, aquí el único músico profesional es Javier, pero bueno, supongo que será como todo y la pasión por algo aviva el interés. Date cuenta la cantidad de entrenadores de fútbol mucho mejores que Mouriño y el del Barcelona ( que no se quien es) que estarán ahora desayunado su pincho de tortilla, por no hablar de todos esos economistas que combinan la prima de riesgo con la llave fija de 12-13… lo de quienes paramos por aquí, es sencillamente pasión por el ruido, y en mayor o menor medida nos interesan ese tipo de detalles como a quien le gusta el cine sabrá observar ciertos planos o racords o lo que sea que a otros se les (nos) escaparán.
      No pongo en duda lemamor de Birch pr las bases rítmicas y lo cierto es que en eso ha tenido suerte porque le ha tocado trabajar con buenos músicos. Así por encima, parece que con quien más ha grabado ha sido con Ian Paice, en DEEP PURPLE y WHITESNAKE (aunque aquí esté más desaprovechado. Nicko McBrian, Cozy Powell, Mike Fleetwood, Vinnie Appice… no puede quejarse… súmale a eso a Steve Harris, Roger Glover, Jimmy Bain, Chris Glenn, el insuperable Neil Murray…
      No se de quien sera culpa que ‘todos los baterías suenan igual’, Seguramente es algo compartido. Muchos grupos de metal moderno son obra y gracia de Ross Robinson igual que en su momento Scott Burns hizo historia dentro del death . Son Gente que imprime un estilo propio.
      Oye, muy buena la de Vinnie Appice. Pensandolo un poco, sí que tiene peso el tipo porque’Mob Rules’ suena más cerca de ‘Holy Diver’ (que produjo Dio, creo) que de ‘Heaven & Hel’… que cosas…

  18. Al tajo otra vez: al igual que a ti, “Somewhere in Time” me descolocó. Primer fade out de Maiden (“Stranger in a Strange Land”), los dos temas de Adrian no me convencían en absoluto (el citado y “Wasted Years”), y para colmo, un canal de la cinta (original) parecía sonar como si tuviese arenillas, los platillos sonaban fatal. Supongo que sería mi equipo, pero solo me pasó con esa cinta. Reconozco que el disco tenía (y tiene) temas buenos, pero ya se salía demasiado de los parámetros, en el año que que ya andaba flipado perdido con “Reign in Blood”, “To Mega Therion”, “Master of Puppets”, “Death & Insanity”, “The Force”, etc.”Somewhere” y “Turbo” calaron, finalmente, y se aceptaron sin más, pero no se puede negar que el choque inicial fue considerable. De estas cosas ya se ha hablado por estos lares. Respecto a Maiden, tengo todo el material de la banda,como mínimo sus trabajos en estudio y los directos, y los disfruto. Creo que han sabido mantenerse muy dignamente, a pesar de que lo de las tres guitarras sea algo “peculiar”.

    Por cierto, volviendo a “Rising”, me cuesta definir un tema como “favorito”, pero “Tarot Woman” o “A Light in the Black” se llevarían la palma, aunque sin hacer ascos a ninguna de las otras canciones y sin entrar a valorar interpretaciones personales de ningún instrumentista en particular. Es un disco perfecto, corto, pero perfecto. Y pegadizo como el chicle.

    • Hola JAVIER… ah! las cintas problemáticas. Seguro que en tu caso era cosa de la cinta en sí, a veces ocurría y era desolador. A mi me ocurrió con ‘Metalmorfosis’ y una de SOBREDOSIS, que fue un verdadero desastre. Chapa se lució sin duda. En fin, a lo que vamos. IRON MAIDEN estaba en su sexto trabajo sin contar el doble directo y llevaba seis años de gira ininterrumpida. Nosotros como público podemos pedir y pedir y pedir pero todo tiene un límite, y supongo que el cansancio hizo mella en el grupo. Hombre, hicieron la jugada de estar en dique seco durante el tiempo en que publicaron y presentaron ‘Life after death’ que para esos on los discos en directo pera aun con eso es complicado dar continuidad a un estatus como el que ellos habían alcanzado: una vez que llegas arriba ¿hacia donde puedes ir?. Además como tú muy bien apuntas, el thrash estaba zumbando de lo lindo, de hecho aquel año se publicaron muchas delas obras maestras del género y no solo eso: los viejos rockeros volvían por sus fueros a recuperar posiciones: AEROSMITH y AC/DC empezaron a levantar cabeza y ahí estaban THE CULT, ZODIACMINDWARP, HANOI ROKCS y todo el sonido de rock en crudo ocupando su sitio.. ¡por no hablar de la onda americana: MOTLEY CRUE, TWISTED SISTER, KISS! en resumen, el heavy metal tenía aun espacio pero había que compartir. ¡Dios como hecho de menos aquello!…
      ¿Tema favorito de ‘Rising? Difícil, supongo que ‘Stargazer’ porque me sigue emocionando cuando lo escucho con un mínimo de atención. Es una maravilla.

  19. Es interesante el caso de Rising, porque se lo suele citar como “obra maestra de referencia” para el género Power Metal. Más allá de gustos, definitivamente no es mi estilo. Pero sí está Rising entre mis discos de cabecera. Que es lo que diferencia a este disco de los Hellowen, Gamma Ray, Vison Divines, y millones que siguieron?
    …podés empezar con el estilo de Blackmore, que a pesar de tocar metal épica no deja los bendings, double stops, y un ontón de “yeites” y truquitos que hereda del rock´n roll, del country, y de demás géneros. No hay que olvidar que su mentor fue el recientemente fallecido Big Jim Sullivan, un músico de sesión, y por ende distro en variedad de estilos. En ese sentido extraño la personalidad de Blackmore entre tanta copia seriada de Malmsteen que circula hoy en día.

    • Hola ARIEL. Ritchie hacía propio todo lo que tocaba. Imprimía su personalidad a canciones tan diametralmente opuestas como ‘Gates of Babylon’ y ‘I surrender’. Sin embargo otro punto de diferencia entre ‘Rising’ y la horda teutona es la frescura. ‘Rising’ tiene mucho de épico, pero al mismo tiempo es un álbum dinámico, fresco y extraordinariamente variado. Los discos de ese tipo de bandas power metal suelen ser monolíticos, técnicamente impecables pero de registro único. Cincuenta minutos en el Valhala, es algo que (ruego me perdonen) me resulta muy pesado, y no por heavy si no por plomizo.

  20. Lo de que las baterias suenan todas igual no es una afirmación hecha en base a lo escuchado en bandas de thrash, death, black, speed pues, como ya sabes, yo no soy un experto en ese tipo de género. Y estoy seguro que tú, como buen seguidor de esos estilos, sabrás apreciar a esos baterías en su justa medida ya que los tipos que la tocan en esas bandas suelen ser extremadamente rápidos y técnicos y con personalidad definida.

    Yo me refería más a los palos que yo toco (hard rock más clásico, sureño, AOR, hard melódico) dónde los baterías han alcanzado un nivel técnico envidiable en su mayoría pero que no parece que puedan surgir nuevos PAICES, POWELLS o BONHAMS al menos por lo que a personalidad en su manera de tocar se refiere, a no ser que te llames PORTNOY o NEAL PEART, pero esos juegan en otra liga.

    • Hola ONCLE… no, no si yo estoy contigo. Tampoco soy ningún experto y creo que ya lo había comentado: no sé distinguir a un batería de otro salvo cuatro casos. Uno es el que hemos comentado de Vinnie’Mr. Redoble’ Appice, al que influye también un sonido de caja muy particular. Da la impresión de que la tiene afinada una octava más alta de lo normal, con el parche súper tensado, o quizá es una caja muy estrecha, de las antiguas. El caso es que suena diferente. Otro batería muy personal, a quien me descubro muchas veces intentando oir solo su trabajo es Mickey Dee, el batería de MOTORHEAD y que me parece extraordinario, espectacular. Hace unos cierres de compas que parece un puñetero pulpo, es decir, el tipo va redoblando sobre los timbales para cerrar un compás, y cuando crees que va a terminar, se saca de la manga un redole dentro del redoble que yo no se como demonios s arregla… un espectáculo. Citas a Neil Peart… bueno, ahí has tocado el techo.

  21. Para oncle glenn: comparto plenamente lo de Birch y las bases rítmicas, la verdad es que era fácil distinguir entre Paice, Powell… Appice o McBrain porque semejantes monstruos sellaban todo con una impronta bestial. E independientemente del lenguaje de cada uno de ellos, también es cierto que cada cual tiene un sonido peculiar y bastante “propio” en las producciones. De ahí que un técnico obtenga la mejor mezcla de cada músico, sabiendo respetar su sello, manteniendo a su vez la esencia o gusto musical de dicho técnico/productor, en este caso la marca “Birch”. Me gustan los discos de Powell en solitario y la saga “Forcefield” porque se ve la evolución en las formas de producir (y tocar) baterías, teniendo en cuenta que Powell, a pesar de ser un clásico, siempre estuvo en la vanguardia tecnológica (“Rising” está cargado de efectos de batería), y creo que nunca traspasó la barrera de la calidad, a pesar de algunas baterías de los 80, mucho más “sofisticadas”. Respecto a lo que dices de Sabbath, ya lo dije en algún post, aprovecho para decir que “Mob Rules” es mi favorito sin discusión, por encima de “Heaven and Hell”. No por compararlos, ya que el primero es mágico, increíble. Pero el segundo, con esa batería, la impronta de Appice y el efecto “Birch”, proporciona al productor una base potentísima, impenetrable y desconocida hasta la fecha, en su carrera. De hecho, a partir de este trabajo, cambiaron muchas cosas. Es un trabajo oscuro y titánico. Y Vinnie era todavía más bestia que Powell! fue mi baterista preferido en los 80, sin duda. Y curiosamente, los Kiss de “Creatures of the Night”, al año siguiente, imitaron, por así decirlo, esa producción de batería, aunque más a lo bestia. Si Birch jugaba con el efecto “Room” de la reverberación natural de la estancia, los Kiss le añadieron mucho más. Y no les quedó nada mal, por cierto, porque ese trabajo también es único. Otra pérdida irreparable, Eric Carr, curiosamente mi segundo favorito. Pero fue una tendencia que llegó a ser empalagosa, con el tiempo, todo nadando en reverberaciones. Para rematar y sin venir a cuento… hoy en día, mi baterista (de Rock) es Cozy, no es el más virtuoso pero reúne una serie de condiciones versátiles y de peso musical que lo hacen intocable, de hecho, ha estado en todos los meollos (Jazz Rock, Fusión, Hard, Heavy, Rock Progresivo y todo lo que haga falta), y su temple y “metronomía”, si se permite la palabra, le garantizaron el trabajo de por vida. Menuda pérdida. Por cierto, volviendo a las apreciaciones sobre “Rising”, fue al recibir y pinchar el Deluxe Edition, cuando me llevé el leñazo total, con las diferencias de volumen entre ambas mezclas, ecualización, conceptos, etc., aunque la de L.A. esté bastante menos finalizada.

    Para Miguel: llevas razón con lo del Glam y el resto de tendencias, de hecho, seguí a Kiss y Motley Crue durante unos cuantos discos (a los de Simmons los di por imposibles en “Crazy Nights”, con los de Sixx llegué hasta el gran “Girls, Girls, Girls”). Curiosamente, ni Twisted Sister, ni GNR, Aerosmith o The Cult entraron jamás en mi saco de preferencias, ni siquiera lograron captar mi atención con lo que escuché de ellos. También me parecían buenos los dos primeros trabajos de Ratt, cosas de Helix, Raven, etc. Gustos. Pero había preferencias hacia lo cañero. Por otra parte, sabes que mis opiniones están por encima de la profesión, de la actividad, de hecho los conceptos sobre los que me muevo los maneja cualquiera con un mínimo de interés, y siempre entre el acierto y el error, que es lo que puede implicar toda opinión personal. Pero sobre todo, lo subjetivo, esto es lo interesante. Lo digo porque si un día me decidí a comentar sobre Maiden, Rainbow o Slayer, y sigo en ello, no es por el “músico”, sino por el fan, el niño que llevo dentro, como alguna otra vez he comentado. Por afición pura y dura. Y así seguirá siendo, espero. Y cualquier otro motivo, carece de sentido para mí. Agradezco los dossiers, son buenísimos. Menudos curros te pegas. Un saludo.

    • Hola JAVI. Por lo que a mi respecta, pocas bandas americanas están entre mis favoritas. De la etapa hair metal, el asunto se liquida con TWISTED SISTER , esos sí que me gustan mucho. Luego cosas sueltas, hombre MOTLEY CRUE molan bastante pero se acabó. CINDERELLA quedan fuera de esa categoría a no ser por su aspecto.
      Lo que si me gustaría decirte es que yo no metería en ese saco a THE CULT ni de coña, pero bueno, otros pensarán diferente, claro. Entiendo perfectamente la distinción que haces entre el fan y el músico profesional y eso te honra, gracias por tus palabras.

  22. Saludos
    No tengo ni idea de cómo empezar; ni siquiera, si debo hacerlo…
    Me he ido retrasando y ahora el hilo me parece un mundo. Pero sobre todo, no me siento capacitado para comentar, argumentar o discernir entre tanto personal con conocimientos musicales; alguien por ahí comentó, en tono jocoso, que sabía tocar la guitarra con dos cuerdas; yo soy tan torpe que no me coge ni la tuna para tocar la pandereta… así que, en mi “curriculum” sólo puedo poner que tengo más de 2000 discos, un gusto muy versátil y un oído medio jodido de abusar tanto de él.
    Dicho esto, volveré a mis banalidades tipo, propias de un ignorante que, a veces, quiere aprender:
    Debo admitir que estos días he descubierto “Rising” en profundidad. Si bien hace pocos años que compré el vinilo y conocía sus clásicos por el recopilatorio “Pot of Gold”, no ha sido hasta que me he puesto a investigar cuál era mejor disco: si este “Rising” o el “Long Live Rock ‘n’ Roll”, que he podido decidir al respecto. Finalmente, he otorgado la corona a “Rising” por su diversidad y cantidad de matices; su maravillosa portada, razón por la cual me compré el vinilo gatefold en su momento (aquí lo tenéis abierto por si os interesa)
    RAINBOW - (1976) Rising [Gatefold Open]
    ; y sobre todo, por “Stargazer”, mi tema preferido de Rainbow.
    Estos días he estado confeccionando un playlist con el material de Rainbow que hay en Spotify; y en el dichoso “recopilatorio” entró “Rising” completo. Me he dado cuenta de que Dio fue el cantante perfecto para esos primeros discos cargados épica y que Turner fue el ideal para su álbumes más melódicos y ochenteros. No me cabe duda de que sería “chocante” oír a Dio cantar “Fool for the NIght” o “Stone Cold”.
    Otra cosa que me llama la atención es la no inclusión de “Stargazer” en “On Stage” que se supone es el live de la gira de turno y, en cambio, si incluyen “Mistreated” (¿un tema del “Burn”?). No sé… me parece un live con un setlist algo cojo (muy en la línea del “Made in Europe” de Deep Purple).
    Por último, quisiera hacer especial mención a la nostálgica anécdota de JuanMa67; a los abrumadores comentarios de Javi, complejos como un tema de puro Rock Progresivo; y, finalmente, a el catedrático Víctor PRAP’s. En la facultad de Historia de ULL teníamos un catedrático, D. Antonio Tejera Gaspar, que tenía la principal virtud de colapsar sus clases magistrales ante la avalancha de gente que quería asistir a ellas. Venían incluso de Económicas para conseguir “créditos de libre elección” y la gente se sentaba hasta en las escaleras. Su especial capacidad para diseccionar un proceso histórico y hacerlo entendible, lógico y ameno era legendaria.
    El compañero Víctor PRAP’s es el “Tejera Gaspar” de Metal’80…
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK ¿Qué no deberías postear sobre ‘Risiing’? no entiendo porqué. El hilo crece porque el disco lo merece pero seguro que tú puedes aportar cosas también. Ten en cuenta que estamos hablando de algo muuuuy grande. No creo que haga falta tener conocimientos musicales, es simplemente haber escuchado música y haber tenido el estímulo suficiente para interesarse por aspectos que van más allá de lo puramente musical. Si tú has tenido la voluntad de comprar esa cantidad de música estoy seguro de que no ha sido por capricho, si no que hay un interés que te empuja a investigar y buscar detalles, completar colecciones… en fin, que no hace falta saber toar un instrumento para disfrutar de los detalles.
      Estos días y o también he estado pinchando muy a menudo ‘Long Live r’n’r”, al menos un par de veces al día en mis largos recorridos para ir al trabajo y debo admitir que me cuesta decidir cual de los dos me gusta más, aunque tampoco debería ser algo que me preocupe ¡que importancia puede tener! Lo verdaderamente positivo es encotrar el momento adecuado para cada uno de ellos, por ejemplo, viajar en la nieve, al pie de los Picos de Europa escuchando ‘Rising’ ( cosa que hice antes de ayer) no tiene precio ( acojona bastante, pero no tiene precio). Seguro que ‘Long live rock and roll’ tiene su momento y lugar operfectoq ue harán que lo disfrutes más que ‘Rising’…
      La copia que yo tengo es la ‘normal’ lamentablemente, el gatefold se me escapó esta vez, en fin,… sobre cantantes, efectivamente, marcan los diferentes RAINBOWS. Yo tampoco imagino a Ronnie Dio cantando esos temas, no por falta de capacidad, desde luego, si no por que no es la voz que necesitan, como tampoco sería la de Glenn Hughes, Eric Adams o Geoff TAte, todos ellos grandes voces, muy superiores a la de Joe Lynn Turner, pero inadecuadas para esas canciones. Hay una línea trazada bien claramente, y parece que gradualmente la banda se fue acercando al mercado americano y supongo que cuando Ritchie ganó bastante dinero ( reunión de PURPLE incluida) hizo tabla rasa y se dedicó a lo que le gustaba que era estar con su bellísima mujer tocando la flauta… y no lo digo peyorativamente, es que es lo que hay!

  23. Solo quería comentar una cosa para Lord Pink Flower, por su comentario de “Pero sobre todo, no me siento capacitado para comentar, argumentar o discernir entre tanto personal con conocimientos musicales”

    Sabías que…Leo FENDER, si, FENDER, el de las Fender Telecaster, Stratocaster, Music Man, y tantos otros diseños…no sabía tocar la guitarra? De hecho no sabía tocar ningún instrumento. Y creo que un lugar en la historia y criterio para opinar tenía, no?

    Todos los comentarios aportan, y si hay algo que disfruto, es leer todo lo que aquí se pública ya que todos lo hacen con afán de compartir, de pasión, y de “buen rollo”, lejos, bien lejos, de la pontificación académica con aires de superioridad. Eso es muy destacable, teniendo en cuento los vastísimos conocimientos de algunos foristas, como tu mismo apuntas

  24. Saludos.
    Interesante dato el aportado por el compañero Ariel, ¿no?
    De lo que no cabe duda es que cada uno tiene una opinión, pero no deja de ser cierto que cuando la gente habla de cosas que no comprendes, te sientes fuera de lugar; es un poco como cuando mi mujer y su hermano hablan del funcionamiento de motores en las reuniones familiares…
    Lord Pink Flower

    • HOLA LORD PINK y ARIEL. Pues sí es muy curioso y yo también lo desconocía ( no respondí, porque el comentario iba ‘nominado’)… estoy de acuerdo en que a veces uno se siente desplazado en conversaciones que de alguna forma le son ajenas, pero una buena manera de aprender es entrar en ellas, eso sí con los oidos muy abiertos y mucha prudencia. Quedarse al margen equivale a no aprender gran cosa muchas veces…

  25. Como siempre otro gran artículo. Te tengo que felicitar Miguel, por que cada vez que entro en tu página me reencuentro con mi pasado (el musical, please). Esto me trae grandes recuerdos. Rainbow siempre ha sido uno de mis grupos favoritos,claro que todo lo que ha tocado the Men in Black lo ha sido (hasta me he tragado su faceta juglaresca).
    Bueno al grano. Lo primero que hoy de Rainbow fue el On Stage, que me compré en antiguas tiendas FM de Madrid. Lo compré por que era un directo, y a mi me encantaban los Deep Purple. La verdad es que no sonaban a Purple para nada, pero me quedé cautivado con Ronnie James Dio y su voz, y que había temas aplastantes como Kill the King (que aparecería en el siguiente disco en estudio), Catch the Rainbow y una versión del Mistreated que te ponía los pelos de punta. A partir de aquí empecé a recopilar todos los discos de Rainbow. Empecé por el Down to the Earth y seguí con los demás.
    De Rising me gustaban sobre todo Tarot Woman, con esa intro y las voces de Dio. Stargazer me parecía demasiado barroco, nunca me ha gustado demasiado, aunque es un gran tema. Lo tengo en una versión del Donington de 1980, que está bastante bien. Los que más me gustaban eran Run with the Wolf, A light in the Black y Startruck, que me daban bastante marcha.
    Sería un album a reivindiar de los Rainbow, aunque no creo que estén a la altura de otros posteriores.
    He visto a Blackmore varias veces, pero la que más me impactó fue en agosto de 1983, en un festival en el que tocaban Deft Leppard, UFO y Rainbow. Fue un concierto memorable. Allí ya estaba Joe Lynn Turner y Bobby Rondinelli a la batería, y fue espectacular. El final tocando Smoke on the Water todavía lo tengo grabado en las retinas.
    Como siempre es un placer leer tus artículos. Un saludo, Miguel, y sigue así.

    • Hola JUAN PABLO. Me alegro de haber ‘acertado’ pero comprenderás qeu Blackmore en ese sentido es un valor seguro, y pocos de nosotros habrá que no encuentren referencias de Ritchie en algún momento de su existencia. Desconozco su etapa juglaresca, como tú dices, quizá me esté perdiendo algo bueno, no lo sé…
      ¡No es mala manera de empezar ‘On Stage’! no osy muy amigo de los directos, pero reconozco que ese es potentísimo. Dio está que se sale de principio a fin y nunca hubo sospechas de trucaje como en ‘Unleashed in the east’ o ‘Live and dangerous’ de JUDAS PRIEST y THIN LIZZY. Supongo que la capacidad de Ronnie era sobrenatural.
      No se si estoy muy de acuerdo con que hay cosas de RAINBOW muy superiores a ‘Rising’. No dudo de la calidad de todos y cada uno de sus discos, el caso es que creo que son de difícil comparación, es decir, ‘Straight between the eyes’ por decir uno me parece sublime, pero no puede comparase con ‘Rising’, no por ser mejor ni peor, sino por ser absolutamente diferentes… creo que se me entiende no?. El concierto que citas, debió de ser apoteósico ¿fue el de Barcelona? en los otros hubo algun problema, especialmente con UFO, creo recordar…

  26. Indudablemente la carrera del Sr. Blackmore está llena de grandes obras, y es uno de mis guitarras favoritos, si no el que más. Sin duda Rising es un gran album, lo mismo que el Straight between the eyes. Dio fue el mejor cantante que tuvo nunca Rainbow, pero Graham Bonnet no le fue a la zaga. También me gusta Doogie White en el Stranger in us all, sobretodo en el tema Black Masquerade. Este fue el último disco de Rainbow en 1995. De la última gira tengo en vídeo un concierto, creo que es en Munich, que está muy bien. Tal vez el que menos me gusta sea Joe Lynn Turner, aunque no es malo. Pero sus discos coinciden conla época más comercial de Rainbow, alejándose del barroquismo de las obras con Dio. Aun así tiene temas muy buenos.
    El concierto que vi de Rainbow, UFO y Deft Leppard fue en Madrid, en el antiguo campo del Moscardo, en 1982. Meses más tarde me fui a la mili, y no pude ver el concierto que dio en el Pabellón del Real Madrid en 1983. Tenía la entrada, pero estaba en Valencia, y al final me la vendieron unos amigos.
    El concierto del 1982 fue impresionante, Rainbow estuvo muy bien y los Deft Leppard me gustaron. Pero, sin duda, quien me sorprendió fueron los UFO, dieron un gran concierto y eso que que ya se había ido mucha gente, puesto tocaron los últimos. Phil Mogg estuvo genial, y aunque se comentó que en esta gira ibamedio borracho, en Madrid no se le noto.

    • Hola JUAN PABLO. Te adelanto que no tardando mucho habrá un pequeño homenaje a Ricardito en Metal80. Creo que se lo ha ganado ¿no?. En fín, yo prefiero a otros antes que a él a nivel musical. Me gusta más Ted Nugent, Michael Schenker… incluso Angus Young, si bien está claro que no le llega a la suela de los zapatos. Lo que más destacaría sin mbargo en R. Blackmore es esa monumental creatividad, esa inquietud que le ha llevado durante toda su carrera a tomarse cada paso como un reto. El conformismo está claro que no es lo suyo… o al menos no lo era. Quizá a día de hoyu ha conseguido una estabilidad que valora más que lo que le movía antes. Eso lo sabe él y solo él.
      Decía los de los conciertos de UFO+ RAINBOW+ DEF LEPPARD o el de WHITESNAKE + MEAT LOAF porque eran verdaderos acontecimientos que llegaban a motivar la edición de revistas especiales, porque había un mercado que las demandaba. Era, por así decirlo, otro nivel. Suerte que tuviste de vivir alguno de ellos… a pesar de la mili!.

  27. Cuando escribo un texto muy largo, me da problemas y no puedo seguir. Quería acabar contándote la etapa juglaresca de the Man in Black.
    Durante la grabación y gira del Stranger in us all, llevaba en los coros a Candice Night, quien en el futuro pasaría a ser su mujer. De aquí a dejar de hacer heavy rock y pasar a hacer folk no pasó mucho tiempo.
    En 1997 hizo Shadow of the moon. Lo vi en una tienda de discos y lo compré. Pensé un disco de Blackmore tiene que ser la ostia. Bueno, no está mal, música folk renacentista, mucho campo y mucha luna. La verda es que me encantó. Pense que el tío quería hacer otra cosa y le había salido bien. En uno de los temas toca otro de los grandes Mr. Ian Anderson de los Jethro Tull, tocando su instrumento favorito, la flauta.
    En 1999 saco Under a Violet moon. Parece ser que el influjo de la luna le tiene cautivado. Era más de lo mismo, si el primero te sorprendía y gustaba, el segundo no pasaba de un aprobadillo. Mucha bandurria, guitarra acustica, flauta y demás, que a mi me gustan, pero que ya se repetía demasidado.
    Los siguientes discos fueron más de lo mismo, con algún aporte añadido, en Secret Voyage, canta en un tema Joe Lynn Turner. Una lástima que alguien como él acabe dominado por los fantasmas del castillo. En otra ocasión os contaré alguna historia de la suegra, que es su actual manager, que da para otro comentario

    • Hola JUAN PABLO. Gracias por la orientación sobre la carrera folkie de Ritchie Blackmore. Conocía un poco por encima la situación y como Candice le sorbió el cerebro (cosa que no me sorprende porque es una mujer guapísima).Como te decía en el otro post, supongo que Blackmore está cansado ya de rock, o al menos del rock way of life. Supongo que ya ha tenido bastante, y ahora, a su edad ( que no es poca) prefiere ese mundo en el que vive ahora. Otra cosa es lo que nos gustaría alos fans, pero quizá eso a él no le importe lo más mínimo. Lo cierto es que nunca ha destacado por su empatía con el público…
      Creo que más que reprocharle lo que es ahora, lo que cabe es elogiarle por lo que ha hecho en el pasado. Ha cambiado el rumbo de la música rock en más de una ocasión y es una referencia para cualquier amante de la buena música ¡A ver cuantos pueden presumir de lo mismo! Si ahora prefiera el laud, pues que sea feliz.
      La suegra… tiene una fama que no la quisiera para mí. Supongo que será una ultra manipuladora que decide el como el cuando y el qué. Cuando tengas un minuto, un poco de amarilleo se agradecerá je,je.

  28. Poco que añadir, genial el articulo de Miguel, como siempre, genial muchos de los comentarios vertidos, y por supuesto genial álbum este Rising, para mí fue el primer contacto con la banda, desde entonces forma parte de mi top five, y seguidor del hombre de negro.

    Aprovecho la ocasión para recomendar el trabajo de Mister Blackmoore y su esposa la Sr. Night, que al parecer algunos no habéis oído, vale no es Heavy, ni hard, pero el trabajo resuma Blackmoore por los cuatro costados, ademas la voz de Candice es perfecta, dulce, casa a la perfección con la guitarra de Ritchie, y está de muy buen ver, al Ritchie se le ve cómodo con su nuevo show, y los músicos que les acompañan son de 10,5.

    Recomiendo a los neófitos que busquen en el Spotify su último trabajo: A Knight in York, a continuación elijan la copla numero tres y cuatro, relájense y disfruten, luego seleccionen el álbum: The village Lanterne (special edition) tema 14 versión del genial Street of Dream, tema 16 mismo tema con la colaboración de J. L Turner, supongo que esto les agradará el día, en fin gracias Sr. Blackmoore.

    • Hola OCTOPO. Muchas gracias por tus palabras en la parte que me toca. Si empezaste con ‘Rising’ creo adivinar cuales tu etapa favorita de RAINBOW, no sé… me parece difícil que habiendo empezado con Dio, alguien pueda luego decantarse con Joe Lynn Turner. Ojo, no lo veo imposible, ni mal ni bien: simplemente me extrañaría.
      Respecto a la etapa folk de R. Blackmore, pues seguro que es interesante. La solvencia de Ritchie está fuera de toda duda, pero me pregunto si otros artistas de esa escuela tienen el mismo predicamento entre los fans del rock duro… es decir ¿gustaría lo mismo BLACKMORE’S NIGHT llamándose KNOFLER’S NIGHT o VARGA’S NIGHT? No se si se me entiende. En todo caso, el hombre de negro una vez más ha despertado el interés de mucha gente por un estilo al que su público natural no parece muy inclinado en principio… bien por él.
      Dejo ahí tu sugerencia.

  29. Hola Miguel: a ver reverdecer el Rising.
    Poco tengo que añadir a todo lo ya dicho aquí.

    Recuerdo cuando ví su portada y pensé como seria el disco. La portada del Rising es impactante. Épica. El propio guerrero en la cima mirando en el horizonte el cielo tempestuoso y el mar encrespado abierto en dos por el gran puño de poder que coge el arcoiris. Y en la gran montaña escarpada el castillo albergando poder y protección. Uff que portada… y que sonido en sus temas.

    El arcoiris empuñado nos lleva a un mundo de magia. El significado de atrapar el tiempo: vivir… y luchar por vivir…lo epico y lo heroico. Tarot Woman y Stargazer para mi los dos grandes temas estrellas del Lp reflejo de un gran protagonismo en la guitarra-teclado-voz-bateria.

    El inicio del teclado onírico de Tony Carey nos lleva a una entrada magistral de ensueño. Abre paso a la guitarra de Blackmore (que parece rememorar en ese preciso momento Still and Seeeee) y ya nos encontramos con Dio. Tarot Woman nos traslada a un nuevo mundo musical. Dio esta que se sale y con él la bateria de Powell marcando el ritmo junto con Bain. Son maestros. Ese cabalgar entre guitarra y teclados del gran Carey esta presente de inicio a fin en el tema.

    Run With The Wolf y Starstruck bien podrían haber entrado en Long Live R&R. Son buenos temas para continuar con la genial y marchosa Do You Close Your Eyes y la emblemática y para mi estrella de la noche y del LP: Stargazer. Para acabar el ritmo trepidante de Light In The Black (Coming Home) con el solo de Carey que te hace moverte aun mas en ese ritmo trepidante de ilusión e imaginación… uniéndose guitarra y teclado un momento para entrever unos acordes de fantasía hacia el Since you bee gone de Bonet. Pero aquí quien acaba el tema es: Dio. Ahí su sello.

    Un gran Lp que entrevee unos temas para su posterior LONG LIVE R&R

    • Hola TONI. Creo que el tema de la portada es algo que a estas alturas ya nadie discute. Era perfecta para un telón de fondo en un escenario y representaba con total fidelidad la épica qeu desprende cada surco del disco. Resulta chocante que su creador supiese captar con tanta exactitud también, un feeling tan opuesto como era el de KISS. Eso es un profesional!.
      Los músicos que participaron en el álbum eran verdaderos totems del negocio. Incluso quienes aun no eran conocidos (Tom Carey y Jimi Bain) tenían un nivel estratosférico, como han demostrados después.. qué decir de Powell, Blackmore o Dio. Son nombres que vivirán por siempre asociados a momentos de felicidad paara millones de personas en todo el Planeta.
      Está muy bien la descripción que haces acerca del sentimiento que transmite el álbum. Yo diría que es un disco que te llena, como cuando bebes un buen vino, y con una copa tienes suficiente. En fin, sé que la nostalgia es peligrosa y que con las batallas del abuelo Cebolleta no se va a ninguna parte, peor se echa de menos un derroche de talento como el que había en este disco. Ni de cerca se hace algo así ahora.

  30. Hola Miguel.
    Aquellos tiempos. Nostalgia y batallas del Cebolleta. Pero la verdad escuchar el Rising “de aquellos hermanos mayores de colegas” fue genial.

    Nostalgia: Hoy en dia no se puede desgustar aquel ambiente. Viví el año 81 la publicación del Dificult to Cure y como te comenté hace tiempo ver toda la pared superior de la sección de discos del Corte Ingles con la portada de su Lp en promoción fue alucinante. En esos momentos el tema que sonaba era I Surrender muy comercial -que incluso sonaba en las discos- pero a la vez identificativo por la guitarra de Blackmore. Me desilusionó no escuchar en el Lp a Bonet (por la magica fuerza de su voz), pero Lynn Turner –un chaval que venia de Fandango- era la pieza que Blackmore manipulava a su antojo.

    El nivell de Rising es casi insuperable. En mi opinión creo que aprox. los años 1972 al 1985 fueron años de grandes cosechas para el Hard-rock y el rock progresivo. Una gran selección de vinos que con solo degustarlos te imprimia un aroma de musica fresca, que te incitava a retenerlos en el paladar para no perder su gusto.

    De Rainbow –en mi opinión- Hay que decir que su 1r Lp “Ritchie Blackmore Rainbow” tiene tambien 4 grandes temas:
    Man on the Silver: como inicia el Lp Blackmore 100% prota desde los primeros acordes (con el “somos criminales” que parece canta Dio en castellano entre sus estrofas) Y los mas progresivos dentro del hard-rock por su elaboracion y desarrollo:

    – Cath the Rainbow (siguiendo las huellas de Hendrix y de su Castillo Español)
    – Still i’m sad (como el You fool no One del Burn)
    – Y Sixteent Century Greensleeves

    Son 4 piezas claves de su discografia y plasmadas en el propio On Stage dentro de la 1ª etapa: la de Dio.

    Añadir de este Lp la magnífica balada The Temple of the King y los temas no tan relevantes Snake Charmer – If you don’t live RR y Self Portrait.

    Y que decir de la portada y contraportada del disco abiertas: era el propio escenario de las giras de Rainbow. El significado de la guitarra castillo: Blackmore aqui es el “Rey de la Guitarra”. Tiene como rey su castillo particular, donde da a conocer al mundo – a su sequito- nueve temas geniales. Y la portada y contraportada interior era lo que se iba a ver en el escenario: las fotos de los conciertos de estos geniales musicos. Lo que se veia desde fuera y lo que contenia dentro. Degustarlo con mucha pasión. Como un buen vino de crianza.

    He disfrutado y sigo disfrutando de los discos de Rainbow. Miguel: eran los viejos y buenos tiempos no cabe duda.

    • Hola TONI. Pues efectivamente, ni se puede sentir aquel ambiente…. ni tampoco se pretende realmente. Tú o ONCLE GLENN sufrístéis las carencias lógicas de la época, pero pensad qeu vivíais en Barcelona, parada obligada de cada gira que se hacía y uno delso primeros puntos de venta de prensa y discos. Te garantizo qeu tu percepción del asunto cambiaría bastante si hubieses vivido en Gijón, Orense, Palencia o Ciudad Real… Quiero decir con esto que a todos nos gustaría tener treinta años menos pero ¿nos gustaría no poder acceder ni siquiera a muchos de los discos que se publicaban oficialmente, o hacerlo con años de retraso? ¿nos gustaban realmente aquella podredumbre de cintas que se oían peor que mal y se atascaban a cada dos minutos? ¿nos gustaba la falta de información y el retraso en recibirla? hombre, yo no cambiaría aquello por esto. Sí cambiaría el hecho que te comentaba de tener trece o catorce años, y con ello la pasión adolescente que ahora se ha esfumado, pero nada más.
      Otra cosa,es que lo que sí había era un talento en los músicos infinitamente superior, o al menos la posibilidad de desarrollarlo. La industria musical tenía beneficios y las bandas eran como empresas en las que se invertía dinero: productores, estudios, artistas gráficos, preparación de giras…. Con todo pendiente de inventar, salían unos discos verdaderamente matadores y se publicaban trabajos monumentales que aun no han sido superados (ni lo serán ya).
      Sobre el primer LP de RAINBOW que puedo decir, desde la mítica portada hasta su sonido, las canciones… no diré que está ala altura de ‘Rising’ porque tiene un punto amateur más que notable, pero yo he disfrutado de sus canciones tanto como las de ‘Rising’.
      Estoy de acuerdo en los temas que comentas del disco, aunque yo añadiría alguno más. Lo que no encuentro por ningún lado es la similitud entre Hendrix y su ‘Spanish Castle Magic’ y ‘Catch the Rainbow’… igual no te he entendido bien.
      La portada es una maravilla. La copia qeu yo tengo es de las cutres, no se puede abrir, pero he tenido en la mano una original y se sale. Es preciosa. RAINBOW en los setenta hicieron muy buenas portadas. No tanto posteriormente. Creo que su cambio de estilo también afectó al diseño gráfico. En fin, es una lástima que los días no tengan cincuenta horas para dedicar más tiempo a este grupo porque se lo merecen.

  31. Miguel , aquel ambiente/ tiempo pasó. Hoy como la gran mayoría es la familia la que ocupa nuestro tiempo (mujer, hijos) y el trabajo si lo tienes… y que dure. Y así es Miguel quien vivía en Barna en aquella época pudo disfrutar de alguna parada obligada de las grandes Bandas. Yo no tendría esta percepción si hubiera vivido en otra ciudad. Y seguramente no habría podido ir a ningún concierto. Esta claro, pero incluso en Barna me perdí muchos conciertos por falta de dinero y/o no haber gente con quien ir en ese momento a ver un grupo en concreto. En los que no pude ir pensé ya volverán y … (incluso me perdí las salidas con la gente del pub Wawanco a Donington …).
    A todos nos gustaría quitarnos esos treinta años. Volver a 17 años y libertad para hacer lo que … eso si con el pequeño poder adquisitivo de hoy para ir a todos esos conciertos a los que no pude ir y comprar esos discos que se publicaron en su momento. Solo pude comprar algunos vinilos. Otras veces los compré de 2ª mano y muchas veces tuve que esperar que un colega/ amigo lo comprase para grabarmelo en cinta.). Aun conservo unas 400 cintas de aquellos discos grabados. En los últimos 15 años he comprado muchos de ellos. Y para escucharlos no te digo ya comprar una cadena de música. En aquel entonces era toda una vida de ahorro. Nuestros padres trabajando mañana, tarde y noche para su pequeño sueldo…. Recuerdo cuando empecé a escuchar “mi/ nuestra música” con el tocata de maleta de mi padre y con su pequeño radio cassete Sanyo con las dolencias del sonido mono (nada de Hifi). Y al cabo de unos años comprar un walkman con auriculres y por las noches escuchar las cintas grabadas del Burn, etc… Flipabas.
    Aquellas cintas y el retraso/ falta de información tampoco los cambiaría por lo de hoy por el hecho de esa pasión adolescente y por sentir la realidad de aquellos músicos y lo que desencadenaron como empresas.
    El primer LP de RAINBOW para mi es mítico por su doble portada ext/ intern. y sus canciones (incluso su “If you don’t like R&R” que creo fue un tema mas de rotura de Blackmore con Deep Purple). Destaco de la discografia de Rainbow el Rising por tener el sonido mas solido del grupo (en 4 grandes temas), pero disfruto mas con la marcha del Lp RB Rainbow desde la 1ª a la ultima canción sin menospreciar entre otros el Down to Earth.y el Difficult…
    Mi similitud de Blackmore a Hendrix es por el inicio de un tema de Hendrix (No es Spanish Castle Magic’). No recuerdo el nombre del tema (hace mucho tiempo que lo escuché en una de mis antiguas cassetes de Hendrix). Blackmore interpreta el mismo inicio en “Catch the Rainbow’. Sobre la relación con Hendrix el P1 publicó el concierto de Rainbow en Barna del ’82 con el titulado “Blackmore tras la huella de Hendrix”. Mi relacion de Spanish Castle Magic’ fue por ver la idea de la portada del 1r Lp “RB Rainbow” del Castillo-guitarra y la idea de ser Blackmore el Rey de la guitarra.
    Asi es Miguel: la portada del RB Rainbow es una maravilla. Recuerdo que lo compre de 2ª mano hace unos 25/30 años. Fue mi 2n vinilo después del Dificult To Cure. Ambos Lps marcan un cambio de estilo musical y grafico (antes ya se entreve con el Down To Eart: el cambio de portada i de estilo musical con la nueva aportación de G. Bonet)
    En fin también, es una lástima que los días no tengan cincuenta horas para dedicar más tiempo a Rainbow porque este grupo SI QUE VALE

    • Hola TONI.
      Bueno, supongo que es lógico ¿no? Cada época tiene su statu quo, y si a los quince el cuerpo te pide bares-discos-conciertos y se acabó, no veo normal que a los 44 en mi caso o los que tú tengas (que es alguno más, me parece) sigas el mismo estilo de vida. La última ver que entré en un garito heavy aquí en Gijón, me sentí absolutamente fuera de lugar, porque de hecho lo estaba. Sigo comprando discos, por supuesto, pero no diré que siento el mismo picor que cuando los compraba con 16 ó 17 años y sigo yendo a conciertos (muy pocos) pero los ve con los ojos de un pureta, es lo que hay y hay que asumirlo, no nos podemos engañar.
      El dinero era un gran problema como tú muy bien sabes y apuntas. Yo no tenía hermanos en casa, eran mayores que yo y vivían su vida, asi que era como hijo único, pero en casa el dinero que entraba era la pensión agraria de mi padre ( te puedes imaginar) y lo que ganaba mi madre haciendo pantalones todo el santo dia. Pedir dinero para ir a un concierto con el consiguiente viaje, era algo que sencillamente ni me planteaba. Nunca se me ocurrió… igual que lo que comentas de las cintas, venga a dar la brasa a unos y a otros para que te grabaran y luego cambiarlas, el caso es que andábamos todos igual más o menos… por cierto el primer tocadiscos que tuve lo compré con mi primer sueldo, acabé FP2 en Julio y en septiembre estaba trabajando, joder que tiempos. Un Aiwa que me costó 35.000 pts y aun lo tiene mi cuñado!.
      RAINBOW parece ser el único grupo que pone a todo el mundo de acuerdo. Si no es una época es otra y si no es un disco es otro, pero a todo Dios le gusta algún disco (o todos) de RAINBOW. Es curioso.
      Sobre Blackmore y sus influencias, pues bueno, que decir. Hay plagios tan evidentes que provocan sonrojo, pero s The Man in Black y se le perdona… lo cierto es que es posiblemente el mayor genio del rock ( sin ser mi favorito). Si hubiese nacido en la Alemania de siglos atrás, seguramente hablaríamos de un talento clásico a lo Wagner o Mozart, pero bueno, tampoco le ha ido tan mal jeje

  32. Hola MIGUEL.
    Asi es. A los 47 no sigo el mismo estilo de vida. Tambien me sentí fuera de lugar la ultima vez que entré en un garito heavy en Barna. Fue hace unos 4 años antes de ver a Whitesnake en razmatazzzz. Fui con la pareja de una sobrina de mi mujer y sus colegas que tocan en un grupo. Son heavys generación decada ’90: Guns & Rossessss…
    Seguimos comprando discos. No es el mismo picor, pero hay esa buena sensación e idea de conseguir el ultimo Lp de esa discografia clasica de uno de tus grupos favoritos, que no lo conseguistes en su momento.
    Ya casi no cuento ir a conciertos. Hable la semana pasada con un colega del curro de nuestra edad. El como yo si que iriamos a vera por ejemplo a Rush si se acerca por Barna. Y esta muy claro los veria con los ojos de un pureta.
    El dinero fue y ahora mas un gran problema para todos los que somos de clase trabajadora baja… En aquell momento pedir dinero para ir a un concierto… te lo pensabas con anterioridad semanas antes y guardabas para el concierto.
    Del tema cintas habia que dar la barrila … andábamos todos igual más o menos. Algun colega del insti antes de COU ya tenia trabajo y… otros colegas del barrio con la FP tambien tenian curro…
    Mi primer tocata fue un Sony. Es lo único que conservo de la torre inicial: plato y ampli (comprado por mis padres con el dinero ahorrado para la mili). Y sin mueble. Lo tenia dentro del escritorio. Mas adelante el mueble, la pletina y el equalizador a partir de mi primera paga del curro… Y después insonorizar la habitación con placa de corcho. No veas mi madre… Y no veas la cola a la hora de pegarlas. Una semana de verano con la ventana abierta de mi habitación. Joder que tiempos…
    Asi es: RAINBOW pone a todo el mundo de pie. Diria que al final tambien se le perdona a Mr. Super Black-Blackmore (The Man in Black) ya que ha sido el mayor genio del rock (uno de mis grandes favoritos junto con otros…) y eso que durante su vida con Purple y Rainbow ha ido sembrando. Vamos dejando su sello personal. Y esta claro que en Alemania o incluso aquí hubiera sido el Puto Amo hasta de la liga. No le ha ido nada mal. Ha hecho lo que casi siempre ha querido … Genio y figura hasta… Jejejeje

    • Hola Toni. Vaya, una de las cosas que más me ha sorprendido desde que Metal80 es un blog, y participa todo el mundo ( antes fue una web sin comentarios) es la cantidad de lugares comunes para tanta gente en tantos sitios diferentes y con edades tan variadas. Al final, el tópico este de ‘unidos por el rock’ va a resultar cierto… creo que todo se reduce a que el ser humano necesita una motivación para canalizar su inquietud y nosotros la encontramos a través de la música. Otros la encuentran en el fútbol o en la fotografía o lo que sea, y quien no tiene esa inquietud está perdido en un pozo.
      Yo de conciertos tengo muchos pendientes, es decir, grupos que me gustaría ver hay muchos, pero bueno, he visto a muchos otros y me doy por satisfecho. El caso es que no me seduce la idea de estar tres horas viendo grupos que no me interesan para al final ver a los que quiero ver, por lo cual los festivales están descartados de ‘mi agenda’. El tema de las aglomeraciones también es un problema… no se, no me apetece pasarme tres horas de pie y que encima te toque delante a un Pau Gasoll o alguien así. Lo ideal es un concierto en grada que no está muy lejos… en fin que uno se va volviendo un poco exquisito.
      Las cintas, el primer tocadiscos, y los vinilos que mirabas durante horas ( casi siempre en la tienda)… algo por loque todos hemos pasado y tenemos en grato recuerdo, aunque no molaba nada en realidad.

  33. Asi es Miguel. Motiva y une el rock. Es dar cierto sentido a la vida y disfrutar de pequeños momentos. Es motivar la inquietud con algo (música, futbol… un Hooby) en el día a día programado de la rutina trabajo-familia. Vivir con cierto ideal que te hace desconectar y disfrutar. Es gratificante y como diría Barón: Mi rollo es el rock. Esta bien compartir opiniones y buenos momentos como fueron cuando compartimos aquellos P1, VIB y DE y hablamos de la saga Purple. Ha sido y es un placer hablar contigo.
    De conciertos hay muchos pendientes. Comparto tu opinión al tema festivales, aglomeraciones, etc… Ya el 91 en Barna ví a ABWH en las gradas, a distancia discreta, y disfruté mucho del concierto con un colega. Pero, la década de los 90 la cosa cambió -en mi opinión- en el mundo del rock. Todos nos hacemos más mayores. En los ’90 fui a cuatro conciertos contados. Ya no era lo de antes y uno también había cambiado. Otras metas y objetivos.
    Como bien dices cintas, tocatas y vinilos los mirabas en las tiendas y no molaba por el hecho de no conseguirlos. Habías de esperar semanas o meses que lo comprase tal colega. Te volvías con cierta decepción. Ahora muchos vinilos los hemos conseguido. Hemos conseguido la discografía completa –de tal grupo- en vinilo después de tanto tiempo. Has llenado esa inquietud. Ahora me viene la imagen de la película “Alta Fidelidad”: y como el protagonista (soltero) se dedica a volver ordenar sus discos en estanterías por toda su casa por orden alfabético o por estilos o por yo que se… algo enfermizo. Pero ver esa grandísima colección: flipas. Y en aquel entonces quien tenia trabajo y dinero se lo podía permitir.
    La música es un mundo. Te traslada

    • Hola TONI. Muchas gracias por tus palabras. También es un placer para mi, ya que no hay tanta gente dispuesta a ‘perder el tiempo’ hablando de música. Bueno, hablando quizás si, pero lo de escribir ya es más complicado.
      Respecto a la asistencia a conciertos pues limitadísima. Mi mujer y yo trabajamos (yo muchos fines de semana) y con dos crías pequeñas nos vemos en una situación en la que tienen que coincidir muchas cosas para poder ir. Sobre ver los conciertos en gradas nada que objetar. En gradas he visto muchos de los mejores, y de todo pelo por lo que se refiere a cantidad de público. No creo que hubiera disfrutado más de RAMMSTEIN o JUDAS PRIEST rodeado de 20.000 metalheads. Asi estuve sentado tranquilamente y me enteré de todo.
      El tema d4 completar discografías ha sido en su mayor parte a través de Ebay. Luego Amazon está bien para CD y hay una web de discos que llevo tiempo queriendo probar pero no me he decidido hasta ahora que es discogs.com si no la conoces échale un vistazo.

  34. Hola MIGUEL. Gracias a ti y al gran trabajo que realizas. El placer es “nuestro” por disfrutar escribiendo de música. Estamos por igual respecto a la asistencia a conciertos y tema family. Yo tengo dos niños fieras de 8 y 10 años y cada dia es una lucha despues con las activitades estraescolares: futbol, piscina, ingles, etc…
    .
    Yo he ido completando la discografías por las tiendas que hay en Barna. Alguna vez por web Todo Coleccion, Ebay, particulares… Conozco discogs.com. Ahora la verdad hay poca cosa en vinilo que me seduzca conseguir. Alguna rareza… y conciertos ineditos a los que fuí por el tema sentimental

    Bueno Miguel, espero con interes tu cronica al Run for Cover de Gary Moore y los que hagas de Rainbow, Whitesnake…
    Cuidate
    Toni

    • Hola TONI. En Gijon solo queda una tienda de discos, es material de segunda mano, aunque también tienen reediciones y alguna cosilla, pero a unos precios de escándalo. No se puede pagar 15 euros por un vinilo de, que se yo… “1987” o “Backout” por poner un ejemplo. En un viaje que hicimos mi mujer y yo a Alemania, anduvimos por muchos pueblecitos y pequeñas ciudades de Baviera y en cada uno encontrábamos una o dos tiendas de música y cine de segunda mano ( eso lo que encontrábamos, que vete a saber lo que había). Las cubetas de discos a 1€ estaban a rebosar. Vine con los 25 kilos que me permitía la facturación… algún dia podré volver y entonces iré en coche jejeje.
      Hasta después de Reyes Magos estaré preparando algo para este web y rematando otro par de ellos que tengo ahi en el horno para echarlos a andar. Que afición…

  35. Hola Miguel,
    Me acuerdo cuando me comentaste hace tiempo tu maravilloso viaje a Alemania. Si vuelves algun dia mejor llevate un trailer.
    Hablamos después de Reyes.
    Feliz Navidad y buena entrada de Año Nuevo 2014

    • Hola TONI… jaja pues si, tomo nota, pero será difícil que vuelva. Ya sabes, ahora somos más a repartir y la cosa no da para todo. En fin, no podemos quejarnos, pero eso queda para la jubilación (ahora sí que me da la risa…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s