RETRO SETENTAS

Hacía tiempo que no dedicábamos tiempo a retroceder en el tiempo una década más de que solemos hacerlo. Como aquí no necesitamos ningún tipo de pretexto, esta semana nos sumergiremos en las raíces de todo el asunto. La vida y milagros de cinco chavales (entonces lo eran) que tuvieron que pasar por momentos calamitosos antes de llegar a la cima del mundo. A toro pasado está claro que mereció la pena, pero siempre es bueno mirar atrás y ver que detrás de los focos y las miles de gargantas gritando cada vez que ellos pisan un escenario, hay fundamentalmente dos cosas: pasión y trabajo.

Este artículo se completa con un dossier, cuyo contenido y forma de conseguir están descritos al final del artículo.

 

[ E A R L Y    Y E A R S ]

 

Birmingham, 1968. BLACK SABBATH habían volado los sesos de toda una generación de jóvenes que compartían la escasez de perspectivas. De allí habían surgido también LED ZEPPELIN y habían llegado tiempo atrás los sonidos de grupos como IRON BUTTERFLY o CREAM… sin duda aquel era un campo abonado para el rock and roll.

Entre los muchos amantes de ese sonido había tres que respondían a los nombres de Bruno Stephenhill, John Partridge y Al Atkins que habían decidido formar una banda llamada THE JUB BLUES EXPERIENCE en la que tocaban el bajo, la guitarra y la voz respectivamente. Procedían de Bromwich, un sórdido barrio de la ciudad y estaban buscando un sustituto para John Perry, su guitarrista fallecido en accidente de automóvil poco antes. A las audiciones acudió un ambicioso e inexperto guitarrista llamado Keny Downing, cuyo currículo se reducía a haber usado un amplificador de verdad no más de cinco o seis veces. Sin embargo tuvo la suficiente osadía de presentarse e intentarlo. Fue rechazado por razones obvias, siendo Ernest Chataway de diecisiete años el que consiguió el puesto y completó la formación.

Con la formación completa, faltaba encontrar un nombre con el mismo magnetismo que el de sus paisanos BLACK SABBATH. Fue Bruno quien tomaría la idea de un tema de BOB DYLAN del 67 titulado “The ballad of Frankie Lee and Judas Priest” poniendo así a la banda en situación de escribir sus propios temas, grabar ensayos y buscar trabajo por los clubs, es decir, la carrera que todo grupo ha de seguir.

Llegado el momento, decidieron grabar una maqueta y presentarla a varios sellos, con la ayuda de su manager Alan Eade. Inmediate Records mostró interés en el asunto y les llenó la cabeza de ilusiones…para quebrar dos meses después y dejarlos tirados y con los ánimos reducidos a cero. El primero en abandonar sería el que había llegado el último. Ernie decide marcharse y tras él la banda se desintegra por completo, quedando Al Atkins solo, pero dispuesto a luchar por su grupo. Las experiencias de ese tipo son duras, pero siempre puedes sacar algo positivo de ellas, y Al no fue menos. Ahora tenía completamente claro que haría una banda capaz de eclipsar el sonido de la banda de Iommi y Osbourne.

Como dice la “leyenda”: Si BLACK SABBATH habían creado el metal, JUDAS PRIEST forjarían el acero!.

[CREATING STEEL]

 

Pasaron seis meses antes de que, por pura casualidad, Al Atkins se uniese a un trío de ex-compañeros de la escuela que habían formado un grupo que respondía al nombre de FREIGHT. Sus nombres eran John Ellis, que tocaba la batería, Ian “Skull” Hill que era el bajista y Kenny Downing, el guitarrista que él mismo había rechazado no mucho tiempo atrás. Ese trío de adolescentes llevaba medio año ensayando su rock progresivo en unos locales llamados Holy Joe’s, que eran parte de una antigua iglesia de la English School reconvertida en locales por los que pagaban cuarenta céntimos de libra por día.

Trabajando de sol a sol consiguieron sacar adelante varias canciones, dos de las cuales (“Holly is the man” y “Mind conception“) sirvieron como primera demo, grabada en julio de 1971 en los estudios Zella Rcs.

Con la maqueta llegó el momento clave en la vida de los grupos: elegir entre conservar sus empleos o dedicarse a la banda. Todos eligieron el rock and roll, a excepción del batería John Ellis que fue sustituido por Allan Moore y poco después por Cris “Congo” Campbell, un batería negro que cubrió la vacante en diciembre y ya en Enero estaba haciendo shows fuera del área de Birmingham, llegando incluso hasta Escocia. A nivel de entusiasmo las cosas no podían ir mejor. Habían tocado en sitios tan emblemáticos como el Hammersmith, el Greyhound o The Cavern, las más de las veces abriendo para otras bandas y en otras ocasiones como cabezas de cartel, pero sobre el tema financiero no podía decirse lo mismo. A duras penas cubrían gastos y el ansiado momento de dar el pelotazo no terminaba de llegar, por lo que Al Atkins, que era padre de una criatura, tuvo que abandonar al grupo.

[HALFORD AND TIPTON LANDS]

 

De nuevo las cosas se ponían feas. Estar sin cantante y sin batería (Campbell se había ido junto a Atkins) ponía al grupo en una situación terminal. Sin embargo,inesperadamente, la novia de Ian Hill aportaría la solución definitiva. Sue Halford, que era el nombre de la chica , tenía un hermano que según su parecer cantaba como los ángeles, y además, su banda, HIROSHIMA, se encontraba en una situación parecida a la de JUDAS PRIEST.

Ninguna de las partes perdía nada por intentarlo, así que tras un par de encuentros y ensayos Rob Halford se unió a la aventura trayendo además con él al batería John Hinch, quien vio claro que no había futuro para HIROSHIMA con Halford fuera del grupo. En principio, la idea era cubrir unos conciertos que el grupo tenía apalabrados para abrir la gira de BUDGIE, pero, bastaron unos pocos ensayos para que cayesen en la cuenta de que la cosa podía dar mucho más de sí.

Dentro de aquella mini gira, hubo una fecha muy significativa en la historia del grupo, que fue la del 11 de febrero en el Marquee londinense. Allí se desplazó el jefe de un pequeño sello llamado GULL RCS. David Howell, que así se llamaba el tipo en cuestión, se había puesto en contacto anteriormente con Dave Corke, manager del grupo, interesándose por la maqueta que habían grabado. Tal fue el impacto que le causaron que no trascurrieron dos meses antes de que firmasen un contrato discográfico. La condición era que meter a otro guitarrista más en el grupo y creasen algo así como una versión hardrock de WISHBONE ASH, algo que entusiasmo a Downing, un gran fan de aquella banda.

En aquella época había un trío que había conseguido un compromiso con el sello Vértigo, llegando a abrir unos conciertos de los DEEP PURPLE de Glenn Huhes alrededor del 74. Su sonido era un auténtico calco del de BLACK SABBATH y la formación tenía a Steve Palmer (el hermano de Carl Palmer) como batería, Mars Cowley (que tocaba en la banda de Pat Travers al bajo, mientras que a la voz y guitarra estaba Glenn Tipton. El nombre del grupo era THE FLIYNG HAT BAND y con él pretendían editar el disco que habían grabado bajo la batuta de Rodger Bain (responsable de los tres primeros trabajos de BLACK SABBATH) pero al llegar con el material a los despachos de Vertigo, se encontraron con el rechazo frontal de los directivos que alegaban la similitud de la banda con sus SABBATH. Esta puñalada terminó por disgregar al trío aunque Tipton mantuvo su amistad con Bain. Fue el productor precisamente, quien le propuso para unirse a JUDAS PRIEST haciendo posible un encuentro entre él y K.K.Downing que tuvo lugar en una tienda de música llamada “What’s music?” en Birmingham. Tipton aceptó creyendo que podría hacer algo de forma temporal mientras que aparecía otra cosa mejor pero le ocurrió lo mismo que a Rob Halford. En muy poco tiempo se dieron cuenta de que lo que traían entre manos podía funcionar a la perfección.

[ROCKAROLLA MAN!]

 

Con un guitarrista nuevo y un contrato discográfico en el bolsillo, entran a grabar su debut discográfico en unas condiciones económicas tan lamentables que, literalmente, duermen en la furgoneta durante el dia para poder grabar por la noche, cuando era más barato. Otro handicap que debieron superar fue el respeto que es imponía Rodger Bain, el productor, que sin quererlo les tenia atemorizados a causa de su status dentro del mundo de la música.

No olvidemos que ellos eran unos pipiolos que estaban siendo dirigidos por el hombre que había creado los primeros discos de BLACK SABBATH y eso les superaba. Bien, la grabación tuvo lugar entre la última semana de Junio y las dos primeras de Julio de 1974 en los Olympic Studios de Londres, siendo mezclado y masterizado en los Trident and Island Studios de Londres también. A decir de los miembros del grupo hubo algún tipo de error en la mezcla, ya que mientras estaban en el estudio el sonido era espeso y tenía presión pero al mezclarlo y llevarlo al vinilo, desapareció todo parecido con el sonido del grupo y les dejó totalmente decepcionados.

No fue en absoluto un buen principio pero les sirvió como punto de partida por un lado y como carta de presentación para el circuito de grandes conciertos por otro, ya que, gracias al hecho de tener el álbum circulando, actuaron en el festival Reading’75, el punto culminante hasta entonces, de su ya larga trayectoria en directo. Fue una posición paupérrima ( el segundo grupo el primer día a las cinco d ela tarde) pero pudieron ver la reacción del público ante los temas que tocaron de lo que iba a ser su futuro disco, y allí fue donde vieron claro que estaban en el camino correcto.

[SAD WINGS OF DESTINY]

 

Solo necesitaron hacer un pequeño cambio en la formación sustituyendo al batería John Hinch, con el que no estaban en absoluto contentos, por Alan Moore, un viejo colega de los tiempos de garaje, cuando aun no estaban en el grupo ni Halford ni Tipton. Una vez inyectada la sangre nueva se trasladan a los estudios Rockfield de Gales en noviembre, a grabar lo que mezclarían un mes más tarde en Londres en los Morgan Studios, bajo la tutela del gran Chris Tsangarides, habitual de TYGERS OF PANG TANG y THIN LIZZY que en nuestro país trabajó con los enormes BARON ROJO.

De cara a la galería puede parecer que vivían como verdaderas rockstars, pero la realidad era bien distinta. Tanto es así que tuvieron que buscarse chapuzas suplementarias porque, literalmente, no ganaban lo suficiente para comer. Puede parecer increíble, pero el propio Glenn Tipton lo comenta en “Heavy Duty”, la bio oficial de la banda:…

“nos vimos forzados a hacer trabajos de la peor especie o a solicitar el subsidio de la seguridad social si queríamos seguir componiendo y ensayando. Estuvimos a punto de dejarlo todo en ese momento…”

de manera que ahí teníamos a todos unos metalheads como Tipton, Ian Hill y Downing ejerciendo de jardinero ,conductor y peón respectivamente…así es el mundo del rock amigos!. Afortunadamente, sobre todo para ellos, Gull Rcs., a pesar de no poder proporcionarles ningún tipo de asistencia económica, cumplían su compromiso e hicieron lo imposible por editar finalmente el disco que les llevaría a donde merecían, “Sad Wings of Destiny”. A grandes rasgos podríamos hablar de este como del primer lp de genuino heavy metal en la historia, el primero que traspaso las fronteras del hard rock para sellar el nacimiento de un estilo nuevo.

Hay unos cambios de personal (de nuevo con el batería) y hacen sus galas de presentación pero, el aspecto económico no terminaba de mejorar, de modo que en la recta final de 1976 encontramos a una banda con cierto reconocimiento y fama pero que continua con sus trabajos para poder salir adelante. Esto, unido al entorno en el que se desenvolvían, en una ciudad postindustrial en plena crisis les hizo plantearse el jugarse todo a una carta. Deseaban de todo corazón abandonar aquella deprimente urbe y solo tenían una forma de hacerlo, y esa era la música. El primer paso fue cambiar de manager y en una jugada desesperada se hicieron con los servicios de Dave Hemmings que no llegó a final de año sin sugerirles que hiciesen todo lo posible por abandonar Gull Rcs. y buscasen una compañía capaz de asumir las necesidades de JUDAS PRIEST como banda, de manera que recién empezado 1977 rescinden su contrato con Gull, hasta que como dice Rob Halford “una bendición del cielo” llega en forma de contrato.

La compañía estadounidense CBS muestra un gran interés por la banda y decide incluirles en su cartera de artistas. Glenn Tipton comenta: “era estar pellizcándote los brazos todo el dia…¿de verdad la hemos conseguido? no podíamos creérnoslo!”.

[SIN AFTER SIN]

 

Un futuro mucho más prometedor se les abría ante los ojos. Las sesenta mil libras esterlinas que la multinacional les puso por delante para el nuevo disco, eran una buena prueba y ellos, llenos de ímpetu por un lado y del recelo que da el haber pasado hambre por otro, propusieron a la compañía hacerse cargo de la producción del nuevo disco. CBS rechazo la oferta. Ahora estaban a otro nivel, ya no eran un grupo underground y había que trabajar en las mejores condiciones para poder ofrecer los mejores resultados, de manera que el productor para su nuevo disco sería todo un lujo.

Pasaron de grabar por las noches dormir en la calle a tener a Roger Glover, ex-bajista de DEEP PURPLE delante del equipo donde estaban grabando. Ya habían trabajado con otro gran productor en “Rockarolla” pero esto sobrepasaba toda expectativa…Solo hubo que hacer unos pequeños ajustes ya que desde un principio ,Glover quiso dejar claro que había que conseguir un batería competente de verdad que hiciese justicia al sonido PRIEST, y Alan Moore no daba la talla.

Así las cosas y teniendo en cuenta en realidad había sido un recurso para poder grabar “Sad Wings…” fue invitado a abandonar. Ahora las cosas habían cambiado y fue Glover quien trajo a alguien capaz de aportar el nivel necesario. Un jovencísimo músico de sesión llamado Simon Phillips se trasladó con ellos a los Pinewood Studios de Londres a matizar ideas y escribir nuevo material para ensayarlo. Solo fueron necesarias dos emanas escasas antes de entrar a los Ramport Studios, propiedad de THE WHO a registrar las nuevas canciones. Para ello, junto a Glover estaban Judy Szeleky, Neil Homby y Dave Bellotti, que habían trabajado con bandas como WHO, MOUNTAIN o THIN LIZZY y entre todos crearon ocho temas propios y una versión de la folkie Joan Baez, “Diamonds and rust”, que era una exigencia de contrato. Debían grabar una versión en cada uno de los dos primeros discos, y un tema escrito por alguien ajeno a la banda en cada uno de los dos siguientes.

Ellos ya habían grabado este en unas demos para Gull Rcs. de manera que la elección estaba clara. El resto del álbum es un paso adelante en el sonido del grupo y fue aceptado por un público inmerso en la moda punk, lo que pone de manifiesto que el grupo tenía una gran carga de agresividad y un fuerte compromiso social en sus letras. Para la gira de promoción hubo de nuevo problemas con el batería, para no variar, ya que Phillips tenía compromisos adquiridos con anterioridad, por lo que no pudo hacer el tour, así que tras hacer algunas audiciones se hicieron con los servicios de James Leslie Binks, que había participado en el extraño disco en solitario que R.Glover grabó junto a Coverdale , Hughes y R.J. Dio en 1974.

El tour abarcó de Abril a Octubre (con algunas paradas intermedias) y tuvo una “parte inglesa” en la que fueron teloneros de STATUS QUO, y otro (¡por fin!) americana, en la que abrieron para gente como FOREIGNER, REO SPEEDWAGON o ALICE COOPER, una gira en la que por cierto, sufrieron el célebre apagón de N.Y.C. y que tuvo su punto culminante en el festival “Day of the green“, compartiendo tablas con los dinosaurios LED ZEPPELIN, que eran sus paisanos, para nada menos que 65.000 personas. Ya de vuelta a l viejo continente hicieron dos fechas en Suiza como teloneros de AC/DC a fin de abrir brecha por otros lugares para seguir avanzando.

[STAINED CLASS]

 

La nueva meta para el grupo era conseguir, por un lado romper con el concepto de grupo setentero y por otro conseguir un sonido para el vinilo tan crudo y duro como el que tenían en directo. El primer reto era cosa de ellos única y exclusivamente, pero para el segundo estaban condicionados a terceros, y todas las expectativas se vinieron abajo en el momento que CBS les asignó como productor a Dennis Mckaye, un autentico experto en Jazz-fussion que había trabajado con monstruos del género como Al di Meola o Stanley Clarke. Desde luego, no parecía el más adecuado para lograr el propósito de nuestros muchachos. En fin, quien paga manda y con este hombre se fueron a los Chipping Norton Studios en Cotswold, Londres a escribir y grabar un álbum que, en sus propias palabras, “nos pillo queriendo abandonar el lastre de los setenta, los temas épicos y las canciones de nueve minutos, pero realmente sin tener una dirección clara adonde tirar”. Finalmente se decidieron por combinar su personal sonido con un poco de la agresividad y la espontaneidad del punk, que en aquellos momentos era el sonido que reinaba en Inglaterra. Para las letras tomaron como referencia la ciencia ficción de manera metafórica y así crearon nueve temas propios y una versión, como cumplimiento del contrato que les obligaba a ello. La elegida fue “Beter by you, Better by me” de SPOOKY TOOTH, la única que no produjo MacKaye, sino James Guthrie, que años después trabajo con QUEENSRYCHE. Entre los temas propios había canciones del calibre de “Exciter”, “Stained Class” o “Beyond the realms of death”. Estas tres, junto a “White heat red hot “, “Savage” y la versión que decíamos, formaron parte del repertorio para la gira de presentación.

Cumplieron con sus fechas en Reino Unido y Europa y fueron a Estados Unidos como apoyo a BACHMAN TURNER OVERDRIVE y FOGHAT, con quienes tuvieron un muy mal rollo durante toda la gira. También hicieron varios conciertos en Japón donde quedaron prendados de la eficacia y la pasión del público. La década de los ochenta estaba muy cerca ya, y no solo era necesario superar los clichés musicales, si no que también había que avanzar en el campo estético dejando atrás la indumentaria hippie, los pantalones acampanados, las camisolas de flores y los sombreros de cinta. Las viejas bandas dinosaurio iban cayendo una a una, el punk reinaba en Inglaterra y el público hard rock no tenía una imagen con la que identificarse. Su música era agresiva y no solo había que ser agresivo si no que había que parecerlo. Había que proyectar esa imagen el los directos y en las carátulas de los discos. Rob Halford decidió que ya había sido suficiente, y su condición de homosexual le ayudó a tomar la iniciativa, como él mismo cuenta en una entrevista a la revista The Advocate en 1998:

” Me dije a mi mismo, bien, yo soy gay y estoy metido en el rollo del cuero y su matiz sexual, así que voy a llevar todo esto a escena”.

Dicho y hecho, se presentó con su idea en una tienda londinense llamada “Mr.S” y entre Rob y los dueños de la tienda diseñaron el atuendo que cientos de bandas siguen copiando treinta años después.

[KILLING MACHINE]

 

Además del hecho de que la vestimenta fuese un punto de inflexión en la banda, el álbum que editaron era uno de sus mejores trabajos hasta la fecha e incluso en toda su carrera. “Killing Machine” presentaba una portada reflejo del nuevo look, obra del habitual Roslav Szaybo y del álbum se extrajeron tres singles, “Before the dawn”, “Rock forever” y “Take on the world”, que llegó a ser una canción obligada en los partidos de fútbol en Inglaterra… ¡imagínate a cinco o seis mil hooligans ingleses cantando ese himno!, en fin, al menos a JUDAS PRIEST les sirvió para hacer un programa en el Top of the Pops, algo que no conseguían desde 1975.

El productor del álbum fue Guthrie, el que había grabado la versión en “Stained Class“. Consiguió un sonido más crudo que todos los discos de JUDAS PRIEST hasta entonces y los que habrían de .

Personalmente lo encuentro muy denso y empacado, más sucio de lo habitual y por ende más agresivo. También se aprecia una mayor presencia en la voz de tonos graves. Como curiosidad, la versión en esta ocasión la hicieron para la edición americana del disco, aunque luego se incluyese en todas. Era una exigencia del editor estadounidense que les pedía una versión para la radio (ya no tenían la vieja obligación) y escogieron un tema de FLEETWOOD MAC titulado “The green Manalishi“. También tuvieron que cambiar el título por sus connotaciones violentas ¿?, y allí salió a principios del 79 como “Hell bent for leather“. El tour volvió a abarcar tres continentes, hubo uno para Inglaterra y Reino Unido que llamaron “X Certificated tour” y se desarrolló en los meses que quedaban del 78, para luego ir a Japón y posteriormente girar por los Estados Unidos, donde hicieron 45 fechas junto a PAT TRAVERS y UFO. A mediados de año volvieron a Europa para abrir para AC/DC y después para STATUS QUO.

[PRIEST IN THE EAST]

Para las fechas en Japón del tour “Killing Machine“, CBS ya tenía un objetivo. La idea era editarlas en directo como un detalle hacia el publico asiático que saldría bajo el nombre de “Priest in the east“. Para la mezcla y edición se contrato a Tom “Colonel” Allon que se encerró con parte de la banda en unos estudios propiedad de Ringo Starr que hay en la que fuera una mansión de Lennon. Después de varias semanas, el resultado fue tan satisfactorio que decidieron que el disco debía editarse en todo el mundo, el regalo a los fans japoneses serían algunos temas extra, pero aquel disco era algo que debía estar al alcance de cualquier fan en cualquier parte. Fue el inicio de una larga colaboración de grupo y productor y con él grabarían sus grandes obras. El disco está considerado como uno de los mejores directos de la historia, aunque en muchas ocasiones se le tachó de estar lleno de arreglos y overdubs. Hay gente que asegura haber visto a Rob Halford re-grabando la voz en el estudio de Ringo e incluso llegó a afirmarse que las partes de las guitarras eran totalmente nuevas. Personalmente no puedo discutirlo, por supuesto que no, pero sí invito a cualquiera a escuchar un pirata de la época para comprobar la capacidad que este grupo tenía en directo. Eran verdaderos profesionales, así que posiblemente el disco esté arreglado, y especialmente las voces, pero no se les pueden restar meritos. Parte de la culpa de los rumores la tiene la foto de la portada, un montaje de varias instantáneas en el que Halford está tapando el puesto del batería Les Banks que había abandonado el grupo. Las razones eran más musicales que otra cosa, ya que Banks quería experimentar con temas más técnicos (no olvidemos que él era un batería de estudio) y la idea de la banda para el siguiente trabajo estaba más dirigida a volver a las raíces, por lo que necesitaban a alguien con pegada simple e inmediata y lo encontraron en el ex-TRAPEZE (la vieja banda de Glenn Hughes) Dave Holland.

El estreno para él en directo fue bastante espectacular y extraño. Se trataba de abrir para los KISS de la era “Dinasty“, con Cher de por medio (era la novia de Simmons) haciéndole consultas de moda a Rob Halford (¡!), y una banda (KISS) que empezaba a decaer frente a otra (JUDAS PRIEST) que estaba en un momento extremadamente dulce. La pomposidad fantasiosa de unos contra la agresividad austera de otros. Desde luego no podía haber algo más completo y variado. Tras las fechas en las que abrieron para KISS, lideraron su propio tour por los USA, e incluyeron la Harley en sus shows por primera vez (ya habían sacado motos a escena en Europa, pero no Harleys). El resto de 1979, nuestro último año, lo gastaron en Europa, abriendo para AC/DC. Una de las fechas está inmortalizada en el video de los australianos “Let there be rock“, donde podemos ver un cartel del concierto…

A partir de aquí, cambia la década y la carrera del grupo, lejos de apagarse, aun seguiría subiendo durante años hasta llegar a su cúspide a mitad de los ochenta. Con altibajos, JUDAS PRIEST han llegado hasta hoy mismo, siguen ahí y han sido una fuente de inspiración para varias generaciones. Su talento y no otra cosa, lo ha hecho posible.

Miguel.Asturias

Si este post te ha gustado, tal vez te interesen estos también:

DOSSIER JUDAS PRIEST.

La idea era recopilar material de prensa de los setenta donde se hablase de JUDAS PRIEST. Es lo suyo.. pero el caso es que hay muy poquita cosa, al menos yo no tengo demasiado, de manera que ha habido que tirar de especiales y artículos retrospectivos principalmente… es lo que hay. Si en tu colección de revistas tienes algo de los setenta relacionado con el grupo y quieres compartirlo, puedes hacerlo escribiendo a miangarri@gmail.com. Será muy bienvenido.

En fin, para recibir este dosier debes escribir un comentario hablando sobre el tema del artículo, es decir los JUDAS PRIEST anteriores a ‘British Steel’… no hay mucho más que explicar.

CONTENIDO:

– Entrevista a Al Atkins hecha por un servidor y publicada en THIS IS ROCK nº 32 durante Febrero de 1987. Dos páginas en español.

– Reportaje sobre el álbum ‘Stained Class’ publicado en CLASSIC ROCK durante 2011. Cuatro páginas en inglés.

– Biografía del grupo publicada en HEAVY METAL PHOTOBOOK, un libro especial editado en 1983. Nueve páginas en inglés.

– Presentación del grupo en POPULA1 nº 52, publicado en 1977. Una página en español.

– Entrevista retrospectiva publicada en POPULAR1 nº 100, durante 1981. Seis páginas en inglés.

– Retro-reseña de ‘Sad Wings of Destiny’ publicada por POPULAR1 en su nº 180 durante Junio de 1988. Una página en español.

– Biografía del grupo publicada en POPULAR1 Especial ESP A49 durante 1983. Catorce páginas en español.

– Retro-reseña de ‘Sad Wings of Destiny’ publicada por HUSH MAGAZINE en su nº 31. Una página en español.

– Biografía del grupo publicada en ENFER MAGAZINE nº2 durante Mayo de 1983. tres páginas en francés.

Anuncios

44 pensamientos en “RETRO SETENTAS

  1. Hola. Gran trabajo Miguel. Que grandes discos cubre esta etapa de Judas! Con el tiempo hasta es cucho a menudo el “Rockarolla” y que decir de “Sad wings…” pura magia (negra?), ese Lp es la piedra filosofal! Aun tengo pendiente, despues de todos estos años, el conseguir una copia del “Sad wings…” editada por el inefable sello “Gull”, caera, caera. Siempre me llamo la atencion el “Hero,Hero” esa portada…..verdad “Lork Pink”?.
    Tengo un amigo que vivio mas de una decada en Londres y es fan de Priest y una mañana de vermut en Camdem (2002 o 2003), viendo a una “coverband” llamada “Metal Works” se dio cuenta que el bateria era Les Binks e intento hablar con el. Accedio, pero con una cerveza delante. Creo recordar que es Irlandes y muy aficionado al bebercio, que debio ser la causa de su salida de la banda junto con su reticencia a girar por medio mundo. Eso si, mi amigo flipo con la clase tras el kit de bateria en varios de los conciertos que pudo ver de Les Binks. la de horas que habremos pasado mi aigo y yo viendo la portada del “Unleashed….” con la imagen cubierta por la pose de Halford y mira tu al cabo de los años.

    • Hola FERNANDO. Gracias por tus palabras. La verdad es que cuando hablamos de JUDAS PRIEST todos tenemos en mente ‘Screaming for Vengeance’, ‘British steel’… en fin, los discos ochenteros pero su primera etapa es mucho más sólida en mi humilde opinión, es decir al margen de un extraño debut que fue ‘Rocka rolla’ la trayectoria de JUDAS PRIEST en los 70 es ascendente y no tiene desperdicio sin embargo en los ochenta tienen tres discos mortales de necesidad, pero ‘Ram it down’, ‘ Point of entry’, ‘Turbo’.. ¿están a la altura de un ‘Sin after sin’ o un ‘Sad wings’ no, en mi opinión. No hablemos ya del infame ‘Judas Priest live’… comparándolo con ‘Unleashed’… me importan poco los arreglos en estudio que tenga este o deje de tener!! En fin, cada uno tiene sus gustos pero creo que en lo global, los setenta ganan por goleada.
      ¡Que bueno lo de Les Binks! Siempre me he preguntado como vivirán los músicos el hecho de abandonar a un grupo que luego llega a la estratosfera… Mark Evans, Paul Dianno, Ron Magowney… supongo que lago de resentimiento

  2. Q gran articulo! habia muchas cosas q no sabia (joer cuantos bateras, sabia q eran unos cuantos pero no tantos) y no pensaba q Tipton fuera a sonar tanto a Sabbath ya q su heroe principal era Rory Gallagher… Creo q es mi etapa favorita d Priest aunqe los 80’s añadieron más canciones d calidad pero tb más canciones q sonaban un poco a ‘de monton’…. me parecian más especiales, unicos, en los 70’s… las producciones d sus albumes tpc me gustan mucho en esa epoca, pero es q hay tanta calidad q se les perdona (la producciondel Sad Wings no me gusta, y tpc como ejecutan los temas más fuertes con poca energia, algo q arreglan en el Unleashed d sobremanera) En lo q el Killing Machine es su mejor disco d los 70’s no podria estar más en desacuerdo, aun teniendo producciones peores, el Sad Wings y el Stained Class le pasan por encima, tambien es cuestion d gustos, pero mientras unos tienen clasicos q todavia siguen tocando y temas d mucho nivel, en Killing hay temas en los q o estan experimentando o se qieren abrir a otras vertientes a ver si funciona (Evil Fantasies, Burning Up, Evening Star, Rock forever, Killing machine…) y no parecen ni muy metal, ni hard q digamos, d hecho hay cosas casi funkies! a parte d q las composiciones complejas, se han olvidado, es todo más sencillo y facil para la oreja, pero aun asi temas como el Hell Bent, Delivering the goods o Before the Dawn siguen siento temones.

    • Hola GIOVA. Gracias por tu comentario.
      Sí, los baterías siempre han sido el talón de Aquiles de esta banda. Claro que con los antecedentes de Dave Holland, en la cárcel por violar a un menor minusválido a quien daba clase, tocaron fondo. Cuándo ese apestoso desapareció del mapa debieron haber fichado a Dave Lombardo, que acababa de abandonar a SLAYER. No tengo nada en contra de Scott Travis, es una bestia, pero Lombardo es una debilidad personal y hubiese dado al grupo un feeling mucho más agresivo (aun). Es normal que su etapa setentera pareciese más ‘unica’… de hecho lo era. Grupos como ellos en los ochenta había muchos, mejores, peores… peor en cantidad abundante, cosa que en ningún caso ocurría en la década anterior, cuando solo estaban ellos.
      Efectivamente, en ‘Killing machine’ hay ciertas canciones que parecen intentar explorar otros mundos y sí, quizá es excesivo calificarlo como el mejor ( aunque sea el que más disfruto)., y es que resulta difícil escoger… ya sabes,¿a quien quieres más? ¿a papá o a mamá? 😉

  3. Mi primera adquisición de los Judas fue el “Unleashed”.
    Una mañana de sábado, en una tienda de la parte vieja.

    De los discos que tenía por entonces era el que mejor sonaba, de largo.

    Me enamoré de golpe de “Diamonds and rust” y “Green manalishi”…¿Que no son suyas?. Mentira. Ya lo creo que son suyas. A mi las que me enamoraron eran las de los Judas.

    ¿Qué se puede decir de los Judas?. Gracias. Y punto. Millones de gracias.

    Me emociono, de verdad. Son los responsables de todo; de que estemos aquí, en la cueva de Miguel, de que sigamos escuchando música hoy en día, de sentirnos especiales cuando teníamos 14 años…

    Sí, antes fueron los Sabbath, tal vez tengamos otras bandas favoritas, etc, etc…pero sin ellos, ni estaríamos hablando hoy de Black Sabbath, ni de los Purple, ni existirían los Maiden, ni Metallica, ni ná de ná…Es así. Fueron ellos. Los Padres Fundadores.

    En mi cole durante varios años estuvo pintada en una puerta de un armario de la clase de plástica la portada del “Hero-Hero”… Estaba dibujada de la hostia.

    No sé quien sería el cafre que la eliminó.

    Hell bent, hell bent for leather!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!.

    • Hola MIKEL. Es innegable que JUDAS PRIEST han cuidado el asunto del sonido desde el primer minuto. Supongo que aprendieron de la ala experiencia de ‘Rockarola’ y decidieron dar lo mejor de si mismos en ese sentido ( bueno, y en los demás sentidos). Yo también considero que esas canciones son suyas, de hecho, si te pones a buscar la versión original, te cuesta trabajo encontrarla. Lo mismo ocurre con ‘Ain’t no love in the heart of the city’ que hacen WHITESNAKE y ‘Rosalie’ que hacen THIN LIZZY. La primera es original de Bobby Brown y la segunda de Bob Seger, pero como ocurre con las que tú mencionas, todo dios conoce las versonies. Por cierto me has dado una idea para el facebook je,je.
      Yo también agradezco a JUDAS PRIEST el esfuerzo que han hecho ( que no dudo ni un segundo que las han pasado regular…) aunque fuese en su propio beneficio. Está claro que no lucharonpor el heavy metal sino por sus cuentas corrientes, pero nosotros nos hemos llevado a cambio un montón de buenos discos en estos casi cuarenta años.
      Eres el segundo que menciona la portada de ‘Hero, Hero’. Buena de verdad. Este grupo las tiene increíblemente buenas y verdaderamente lamentables. No hay término medio. En Gijón había un camión de trasporte con remolque pero no muy grande decorado con la portada de ‘Jugulaor’ y e la visera frontal el logo “The priest is back’ y también una furgonetilla Kangoo, con la portada de ‘Ram it down’ a ambos lados de la caja trasera. Lástima que alguien no hizo la de ‘Sad Wings’

  4. Saludos.
    Soy un claro defensor de los Priest de los ’80 frente a los ’70. Sacad lo que queráis, yo tengo “Britishs”, “Defenders” y “Screamings”… así recomiendo a los “70s” que ni se presenten al terreno de juego. Para mi gusto el único momento flojo de los ’80 es el “Point of Entry”, ya que adoro el “Turbo” que es maravilloso aunque nada “Heavy”; para momento “chungo”: la Owen-era y lo de ahora que no sé ni cómo llamarlo…

    Revisando mi colección en Rate Your Music, los discos peor valorados, para mi gusto, son: “Sin After Sin”, “Stained Class” y “Point of Entry” (Judas tras “Painkiller” no existe).
    Si tuviera que quedarme con un disco “studio” de los primeros años en CBS, me quedaría con el “Killing Machine”. La verdad es que me gustan más la etapa Gull de Judas que la CBS-setentera. El “Sad Wings of Destiny” es lo mejor que sacaron esa década. Por cierto, me hice algunos años con una copia de ese vinilo que en su momento me compré exclusivamente por su portada (después descubrí el discazo que contenía) con la curiosidad de que es de las pocas copias “gatefold” que existen del mismo (o eso tengo entendido): No todas las ediciones de Gull eran malas (¡y esta es española!).

    Tristes Alas del Destino [cover]
    Tristes Alas del Destino [Open Gatefold]

    Es más, la gente de Gull, tenía su propio departamento dedicado al diseñado de portadas que hacían cosas como éstas:
    http://rateyourmusic.com/release/comp/judas_priest/the_best_of_judas_priest_f6/
    Este “Best Of” lo compré también sólo por su portada; después mi versión nórdica es algo caótica con el “tracklist” diferente en etiquetas y contraportadas. En el fondo es un buen recopilatorio de 8 temas con el que te puedes hacer una buena idea de los Judas en Gull.

    Siempre le he tenido una especial devoción al “Hero, Hero” por su portada (Fernando, no soy objetivo con ella). Es uno de los recuerdos más añejos que tengo del “Heavy” junto con el “Some Enchanted Evening”
    http://rateyourmusic.com/release/album/blue_oyster_cult/some_enchanted_evening/
    ; aun sin haber oído ese disco y sin saber qué clase de música era ésa, me llamaba la atención sobremanera. Unos años después era un fijo en las páginas de la mítica “Discoplay”. No hace mucho me hice con la edición americana del mismo y descubrí que no era un mero recopilatorio de los Priest pre-CBS; este “Hero, Hero” es el “Rocka Rolla” remezclado por el propio Rodger Bain en 1981; los 6 mejores temas de “Sad Wings Of Destiny” mas el cover “Diamonds and Rust” (estos últimos sin tocar). No sé si es por el vinilo o qué, pero suena maravillosamente; así que no tengo claro si estamos ante otro caso “Slide It In”….

    Con referencia a la autoría de las canciones y el tema de los “covers”, personalmente, me “molesta” que las canciones que más te gusten de una banda no sean suyas; es como si la creatividad artística de la banda de turno perdiera valor, aunque en estos temas ya estoy más curado de espanto desde que Miguel me quitó la venda con la “originalidad” de Deep Purple (¡Qué “profunda” decepción!).

    Referente a los “Lives” destacaría sobre todo la edición japonesa de “Unleashed in the east”: “Priest in the east”. La verdad que la edición europea queda algo huérfana si se compara con la japonesa. Afortunadamente con la edición en CD “The Re-master” arreglaron el desatino añadiendo los 3 temas que faltaban, convirtiendo a este live en uno de los mejores de la historia (al menos, desde mi punto de vista). Aunque el “Priest… Live!” me encante, reconozco que prefiero el “Priest in the East” de precio prohibitivo si alguien osa comprarlo en vinilo…

    Por último, y a riesgo de que me manden a hacer puñetas, rogaría que cuidásemos el ortografía: una cosa son faltas de ortografía pero otra muy distinta es que se coman las letras como si de un sms se tratara. A este ritmo, los que somos “medio viejos” porque ya hemos recorrido medio camino, no vamos a entender lo que se escribe y lo lógico es que, si se escribe en un blog, es para que te lean (y comprendan) lo que pones, ¿no?. Sin acritud y apelando a las generaciones más jóvenes, si no lo hacéis por la cultura, hacedlo por “la tercera edad” 🙂
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Nadie negará que tienes buena artillería. ¿Calidad? Toda la del mundo pero fuera de esos tres discos que has citado, se acabó el negocio.
      ‘Point of entry’ es un buen disco pero muy deslavazado. ‘Turbo’ es una anécdota ( en mi opinión sin demasiada gracia) y ‘Ram it down’ es posiblemente su peor disco hasta entonces. Otra cosa hubiese sido si en vez de JUDAS PRIEST, en su portada pusiese RUNNING WILD o HEAVY PETTIN, pero este grupo tiene más que ofrecer. Lo de ‘Priest live’ bueno, pues no se que les pasó a los grandes grupos en los ochenta con sus directos. SCORPIONS habían grabado ‘Tokio Tapes’ y se descuelgan con ‘World Wide Live’ y los THIN LIZZY de ’Live and Dangerous’ publicaban ‘Life’ sin ponerse colorados. Bueno pues JUDAS siguieron la misma pauta. Cerraron los setenta con el magistral ‘Unleashed’ para después publicar ese disco.
      No me malinterpretes, no seré yo quien diga una mala palabra de este grupo, estaría bonito que en casi cuarenta años no tuviesen épocas mejores y peores ( o mejor dicho, épocas que gusten más o menos), pero creo que sus trabajos en los setenta tenían más mérito porque eran únicos como hemos dicho por aquí.
      ¿Los discos de la ‘Owen era’… no los he escuchado. Empecé a oir ‘Jugulator’ y no pasé de la tercera canción. Tengo muy poco tiempo como para dedicarlo a algo que no me interesa.
      He estado viendo tu lista en RYM. Desconocía que hubiese una edición gatefold española de ‘Sad wings’ ¡suertudo! Yo tengo la española también pero en carpeta sencilla, distribuido por Discos Mediterráneo que a tenor de lo que tenían en lista, alguien debió engañarles.
      También tengo el ‘Best of’ que sí, tiene una portada deliciosa, pero ¿has visto que contra portada? Recorta y pega de lo peor y encima ‘Bob Halford’ com cantante… ¿Bob? El único Bob que conozco es Bob Esponja… en fin, yo lo compré por la versión de ‘Diamonds and rust’, que grabaron cuando aun estaban en Gull. Sobre la portada de ‘Hero, hero’ que también tengo, creo que no hay discusión posible. Es la casi-perfecta portada para un disco heavy metal, y su contenido es delicioso.
      Al respecto de las versiones. No se si estoy de acuerdo contigo, creo que lo estoy más con Fernando, es decir, no es que las canciones que más me gusten de ellos sean versiones, pero entiendo que ellos mejoraron las versiones originales hasta tal punto que las hicieron propias. Otros ejemplos de versiones mejoradas y fagocitadas:

      BOBBY BLUE BAND

      BOB SEGER

      Ambas ( sin ser en absoluto malas) me parecen infinitamente mejores en las versiones de WHITESNAKE y THIN LIZZY respectivamente, claro que con esas dos bandas no puedo ser imparcial.
      ¿’Priest in the East’ está muy caro? ¿En alguna versión particular? Es por curiosidad, no tengo pensado vender el mío 😉
      Al respecto del tema ortográfico, queda dicho y nadie debería sentirse ofendido, si no al contrario. A mi tampoco me gustan los mensajes encriptados, mientras los entienda los responderé, el día que no sepa lo que dicen, pasaré de largo.

  5. hola miguel un gusto me he dado con leer este articulo de una de mis bandas favoritas de todos los tiempos.
    Yo tambien empece a escuchar a Judas con en Unleashed in the east.
    Me gustan sus discos de los 70s pero al escuchar las canciones del unleashed en estudio me resultaron las canciones si muchas emociones,(cosa que cambiò con el tiempo luego de muchas escuchas).
    recalcar que en sad wing of destiny en su portada es la primera vez que aparece el simbolo enn el angel caido.
    y si, siempre me he preguntado que es lo que piensa atkins despus de todos estos años siendo que el fue el primer vocalista del grupo pero sin una grabacion del grupo.

    saludos metalheads

    • Hola PEPE. Bueno, parece que ‘Unleashed i nthe East’ se está convirtiendo en la puerta de entrada para la mayoría. En mi caso, y muy a mi pesar, fue ‘Sin after sin’, comprado por correo en versión cassette por su portada. Resultó decepcionante hasta decir basta… no se si estaba esperando un ‘Reing in blood’ o algo parecido pero fue un verdadero disgusto para alguien a quien reunir el dinero para una cinta era algo titánico.
      Es cierto que las versiones en estudio quedan un poco endebles en comparación con las que luego grabaron para ‘Unleashed’ quizá por eso se considera ese disco como un especie de bisagra o punto de inflexión a partir del cual todo se radicalizó (en cuanto a dureza e intensidad, quiero decir).
      Efectivamente, en la portada “Sad wings of destiny” aparece el crucifijo por primera vez . Lo que no entiendo es porqué tardaron tantos años en volverlo a utilizar.
      Sobre Al Atkins, pues tuvo que elegir entre Judas Priest o su familia. Tenía un hijo al que criar y como es lógico escogió a su familia. Yo hubiera hecho exactamente lo mismo, a no ser que fuese un vidente y supiese a donde iba a llegar el grupo. Naturalmente, eso no lo sabe nadie y ocurre con una de cada diez mil bandas.

  6. Hola Miguel
    Si tienes un “Priest In the East” japonés, compañero, tienes un tesoro; de 50€ no bajan.
    Es curioso pero este disco podía ser una especie de precedente de los discos dobles; me explico:
    Es demasiado largo para un sólo vinilo pero demasiado corto para un un doble lp; no sé como será tu copia, pero la original japonesa trae un vinilo 12″ y Ep de 7″; lo más curioso es que en la contraportada, el “tracklist” viene como Side 1 – Side 2 – Side 3 y Side 4:

    http://www.ebay.es/itm/JUDAS-PRIEST-NM-WAX-7-EP-Priest-In-The-East-1979-Japan-Press-OBI-LP-Q389-/300847755716?pt=Music_on_Vinyl&hash=item460bec71c4#ht_5323wt_1111

    Después hay una versión del “Unleashed In The East” que también incluye un 7″, pero en este caso, sale el tema “Beyond the Realms of Death” sustituyendo al “Starbreaker” y al “Rock Foerever”. Tenéis toda la información perfectamente explicado en la magnífica “Metal Archives”:
    http://www.metal-archives.com/albums/Judas_Priest/Unleashed_in_the_East/436

    Mi listado de Judas Priest en RYM todavía está incompleto: me falta algunos vinilos por incluir; de hecho, incluí el domingo el “Best Of” y el “Hero, Hero” a causa de Metal’80. Aún voy por la “G”, así que, aproximadamente, me faltarían incluir unos 300 vinilos y más de 100 CDs (¡fuerte vicio!).
    También quiero señalar que mi primer contacto con Judas fue “Defenders” así que quizás eso explique mi preferencia ochentera. A mí, sí me encanta el “Ram It Down” (ya viste mi puntuación en RYM). A mi tampoco me ha sido posible terminar ningún disco de la “Owen-era” y el “Nostradamus” es más tedioso que lo de Manowar con Odin y toda la pesca…

    Otra cosa que quisiera comentar es mi especial devoción por el “World Wide Live” (el amigo Miguel es especialista en atizarme donde más me duele… 🙂 ), mi primer contacto con Scorpions; tengo el “Tokio Tapes” a modo de recopilatorio de la primera época y porque creo que estos temas suenan mejor en directo. Con este disco me pasa algo parecido que con el “Made In Japan” de Deep Purple: la mayoría lo catalogan de obras maestras pero a mí se me atragantan un poco, sobre todo el “Made in Japan”. Además, del “Tokio”, compré a buen precio dos “Best Of” (Vol.1 y Vol. 2) de Scorpions por su portada.
    Hay que ver la cantidad de discos que me he comprado por la portada; quizás, me lo tengo que hacer ver…
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Ok, ahora lo he entendido, tú te referías ala versión japonesa, que va, que más quisiera yo. La que tengo es la inglesa CBS 83852, y es delo más cutre. Carpeta simple y encarte en blanco, supongo que será una edición de baratillo. Desde luego no está entre las 10.000 que menciona tu aportación de Metal-Archives, lamentablemente.
      Por cierto que la edición japonesa no deja de ser una chapuza ¿no te parece? Creo que hubiese sido mejor presentarlo como un LP con un ep de regalo (como la versión UK) o prensar todo el material repartiéndolo en dos vinilos grandes, con lo que la calidad de sonido también aumentaría. Ahí tienes a RAMONES con un par, publicando su doble LP en directo ‘It’s alive’ que dura poco más de media hora.
      El tema Rate Your music está muy bien pero se necesita mucho tiempo. Supongo que algún día retomaré el asunto.
      Vaya, he vuelto a tocar fibra con “W.W.W.” de nuestros amigos los escorpiones… comprendo perfectamente tu postura pero no la comparto. Cualquier cosa de “Blackout” (incluido) hacia atrás me parece fenomenal, pero de ahí en adelante no puedo con ello.
      Sobre ‘Made in Japan’ a mi me parece sencillamente insoportable. Nuca he sido capaz de escucharlo entero. Otra cosa son las canciones que lo incluyen en su versión estudio. Naturalmente eso es harina de otro costal. Ah! y el solo de batería es una turra, como todos los solos de batería 8ª no ser que sepas tocarla).

  7. Yo también quiero romper una lanza por “Ram it down”; a mi me encanta: me sobran Johnny Be Good y Love Zone, eso sí.
    Por contra “Blood red skies” me parece de lo mejorcito del grupo de toda su historia.

    Ese disco fue una especie de “amago” de Painkiller, pero aún tenía un poco de la brillantina ochentera turbolesca (y que conste que también adoro “Turbo”).

    “Ram it down” es sin ninguna duda el híbrido absoluto, el cruce de caminos evidente entre dos etapas bastante diferenciadas: la de megaestrellato ochentero con música más “blanda” y la del retiro a las entonces muy despobladas trincheras metálicas, pero con el convencimiento de no volver a “venderse”…más o menos, creo yo.

    • Hola MIKEL. Bueno, puedo compartir contigo que tenga algunos temas buenos, ¡son JUDAS PRIEST! Pero de ahí a ponerlo como antesala del ‘Painkiller’ me parece que media un abismo. Quizá sean ciertos prejuicios por mi parte, no diré que no, pero es que ‘Painkiller’ fue algo tan magistral e inesperado que me cuesta compararlo con ese disco precisamente, en todo caso, como suele decirse, para gustos colores. Lo importante es disfrutar de cuantos más discos, mejor.

  8. Hola,
    No es la primera vez que lo cuento en este blog pero ahora más que nunca viene a cuento. “Unleashed in the east” fue mi primera cinta acompañada de un walkman para su pertinente reproducción. Otro más a apuntar en la lista de los “desvirgados” con el directo de los Judas en Japón. Como en la frase de “Lo que el viento se llevó”: “Francamente, querida, me importa un bledo”. Si es un disco retocado en estudio o no, no tiene la mayor importancia, por varios motivos. TODOS los discos en estudio son una grandísima mentira hecha a base de “copia y pega” como mal menor, cuando no hay cientos de efectos. Mirad y reíd:

    Hay software hasta para evitar que desafines. ¿Os suena AUTOTUNE?. Tu cantas y el programita ajusta el tono para evitar que desafines. Hasta un perro canta mejor que Justin Bieber

    Así que, a estas alturas, andar con remilgos parece un poco exagerado. Ese disco forma parte de mi memoria, de mi infancia, y confieso que me he emocionado al volver a ver la portada aquí en este especial “Retrosetentas”.
    No voy a participar en el debate de si los Judas setenteros eran mejores o peores que los del 80. Hay pocas bandas, muy pocas, quizás Queen, Pink Floyd, Ramones, triunfadores en los 70 y sobreviviendo al cambio de década. No es el caso de Led Zeppelin, ni los Black Sabbath de Ozzy ni Deep Purple. En descargo de estos cabe el alegato de que nacieron a finales de los 60. Judas se reinventan ante el acoso punk y ahí siguen. Otra curiosidad es que lo han logrado sin una referencia clara en la batería. Eso es un buen ejemplo de “inestabilidad laboral”.
    “Sad wings of destiny” es, desde mi modesto punto de vista”, el más redondo, el más logrado. En “Rocka Rolla” aún hay cierto tufillo blues, algo de Grand Funk, ciertos despistes, canciones empatadas de manera extraña. “Victims of changes” ya es puro heavy metal, guitarras sin ningún atisbo de timidez, dominando sobre la sección rítmica, y Rob Halford no se contiene, deja libre todo ese vozarrón, menudos agudos. No me canso de escuchar este disco.
    Miguel, dices que el “Sin after sin” no es el “Reign in blood”. Vale, pero tiene algo del “South of heaven”. Ahí estaban canciones inspiradoras para la próxima generación, como ese “Dissident Aggressor”. También es cierto que los Slayer lo mismo hacen una versión de Minor Threat como de Iron Butterfly, no son nada cerrados.
    Dos parecidos muy razonables para acabar: efectivamente, hubo un tiempo en el que Rob Halford tenía melena y era clavado a un galgo afgano y fijaros en la portada de “Rocka Rolla”. Es posible que fuera inspiración para un muy conocido logo de sello discográfico español.

    • Hola VICTOR. Como dije a alguien, se me ocurren pocas maneras mejores de empezar con este grupo, ojala me hubiera ocurrido a mi lo mismo. El único inconveniente que encuentro es el que comentaba PEPE en su mensaje: si escuchas de primeras ‘Unleashed in the east’, luego lo vas a tener mal con los discos en estudio. Es como si entras en Port Aventura y el primer sitio donde montas es el Dragon Kan. A ver luego que haces. Por lo que respecta a directos trucados, a mi tampoco me importa, es más, ojala IRON MAIDEN (y más concretamente Bruce Dickinson) hubiese hecho lo mismo. En eso ocurre como con los exámenes, es decir, JUDAS PRIEST son un grupo de acreditada solvencia, ya lo eran en el 79, pero una mala noche la tiene cualquiera, ¿Qué ocurre si la noche en la que tienes la unidad móvil preparada y todo el quipo contratado te da un pampurrio y no llegas al nivel que se supone deberías llegar? Al fin y al cabo, quien cantó en el estudio, si es que lo hizo, fue el mismo tipo ¿no? Pues eso. Hay cientos de piratas por ahí además, que dejan perfectamente claro que lo de Roib Halford no es de este mundo, y por cierto lo de su técnico de sonido tampoco porque la precisión a la hora de poner y quitar ecos y efectos es perfecta.
      Buenísimos los aportes Youtuberos!! Hay un antecedente en un episodio de los Simpsons donde Bart, Nelson, Ralphie y Milkhouse hacen un grupo a lo N’ynsc que no deja a esos grupos en un gran lugar precisamente…
      Me alegro de que te haya gustado ver portadas setenteras en este blog, creo que van a abundar a partir de ahora, y enlazando un poco con lo que dices, yo creo que sí hubo bandas (o escisiones de las mismas) que mantuvieron el tipo durante los 80’s después de haber triunfado en la década anterior: WHITESNAKE, Michael Schenker e incluso UFO durante algún tiempo, BLACK SABBATH con Ronnie y Ozzy por su parte, MOTORHEAD, RAINBOW, KISS …. En fin, obviamente no era lo mismo pero hay quien daría media vida por llegar la mitad de alto.
      Sobre tu comentario al respecto de SLAYER, JUDAS PRIEST son una referencia más que clara en ese grupo. Cuando empecé mi vano intento de escribir algo en condiciones sobre el thrash metal, después de cansarme de leer entrevistas a grupos y más grupos, quedó perfectamente claro que la influencia primigenia para ellos fue IRON MAIDEN y JUDAS PRIEST, especialmente las primeras bandas de la Bay Area, luego estaba el añadido del punk y el hardcore pero en base es lo que ellos dicen. Por cierto la versión de SLAYER es tremenda.
      Jua, jua, nunca hubiese acertado a ver un parecido entre Halford y un afgano, pero tengo que darte la razón, has estado inspirado… en lo que no caigo es en lo del logo… más pistas por favor.

  9. Me olvidaba,
    Leyendo tu artículo, esa larga historia de penurias, hasta hambre, lucha,… pensaba que triste, estúpido e incomprensible es lo sucedido con K.K. Downing
    Ya hemos hablado de esto, pero creo que viene a cuento en este relato de los inicios del grupo.

    • Hola VICTOR, pues está bien recordarlo porque es algo realmente raro. Después de tantos añños juntos, terminar así no deja de ser triste y seguramente todos pueden hacerse reproches unos a otros pero en fin, a saber quien tiene razón…

  10. Hola Miguel
    Yo también tengo una “cutre-edition” holandesa y, con respecto al “Priest in the East” también creo que tienes razón: es un poco cutrillo… La verdad es que la idea japonesa no estaría mal si en una edición limitada sacáramos un Gatefold (con la foto de la contraportada desplegable) con un LP 12″ idéntico para todo el planeta y el dichoso EP pero en 12″ (en vez de single de 7″). No desentonaría para nada; pero es que, en estos temas, nunca nadie me consulta 🙂
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Pues debieron preguntarte antes, seguro que hubiese sido mejor el resultado. Yo recuerdo un caso, (pero no me acuerdo del grupo) que habían sacado un doble lp en directo con una de las caras sin planchar ¿no te suena?. Supongo que sería un error porque el coste no debe ser mucho mayos, ya puestos a fabricar… Tengo el “Ride the lightning” y el “Hell awaits” en versión doble 12” con gatefold editados por Music for Nations. SI SLAYER y METALLICA lo hicieron ¿no podrían haberlo hecho JUDAS PRIEST? Incomprensible.

  11. Hola de nuevo
    Creo que, quizás, Mikel se refiere a que el “Ram It Down” tiene cosas del “Turbo” (para mí, sobre todo su sonido sintetizado) y cosas del “Painkiller” (la brutalidad y contundencia de “Ram It Down” o “Heavy Metal”). Evidentemente, “Painkiller” es un estadio superior en composición, complejidad y brutalidad, pero es como si al melódico “Turbo” le metieras más caña… Me encanta ese disco. Aún recuerdo haber leído la Metal Hammer de turno con Halford diciendo el típico “es lo más Heavy que hemos hecho jamás”. Además este fue el primer disco nuevo de Judas Priest que compré. Recuerdo el nerviosismo propio de leer revistas y esperar hasta que, por fin, pude hacerme con el vinilo en la mítica (y desaparecida) Scorpio.
    El tema que me da algo de grima (aunque reconozco que me gusta) es el “Love You to Death” con un Halford más agudo que nunca gritando “Hit me baby” mientras suena un látigo de fondo…
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Normalmente los grupos dicen cosas de ese tipo y ya nadie les hace caso, pero ahí no mintieron. La gira llevaba de teloneros nada menos que a PANTERA (que ni Dios los conocía y yo tampoco) y luego fue cuando Halford se piró y montó los sensacionales FIGHT, cuyo debut es magistral. La verdad es que esta gente no se anda con paños calientes a la hora de hacer música. No tiene que ver, pero un año después más o menos, KISS publicaron ‘Revenge’ otro increíble álbum, y la sorpresa que me llevé cuando vi el video de ‘Unholy’ fue de órdago. Creí que habían hecho algo parecido a JP, y aunque no fue así, fue un gran trabajo.

    • Que no MIKEL, que lo entendí mal. Te juro que interpreté que a lo que se refería VICTOR era a la gaviota del logo de GULL Records y no caía. Tengo que dejar de ller la prensa prque me está volviendo loco.

  12. Saludos.

    Un gran reportaje Miguel, gracias.
    Pues yo me sumo al club de los que conocimos a Judas con “Unleashed…”. Lo tenía mi hermano mayor grabado en una cassette y todavía me acuerdo de alguna vez que lo escuchamos juntos. Puede que debido a eso (yo tendría 8 ó 9 años) tengo un aprecio especial por este disco. Luego llegó “Hero, Hero” ya en vinilo y que me tenía hipnotizado con aquella portada, mítica donde las haya, pero la verdad es que en aquel momento para mi sonaba demasiado añejo, sobre todo los temas del “Rocka Rolla”.
    Después creo que ya me metí de lleno en la época ochentera y me fui haciendo con discos de esa etapa.
    Mirándolo desde la perspectiva de hoy, tengo claro que me gustan más los trabajos que recoges en el artículo. Pienso que eran temas más dinámicos, con muchos contrastes y más trabajados a nivel compositivo. Lo mismo digo de Halford, que bajo mi humilde apreciación, se movía en registros más variados, con unos matices en graves que luego dejaría de utilizar prácticamente.
    Sin duda “Sad Wings…” es mi preferido, para mi desgracia perdí mi vinilo por el camino, (el típico disco que prestas y no vuelves a ver…). Este disco apoya lo que decía sobre la diversidad, quizás en buena parte debido al legado de Atkins con “Victim of Changes” y “Dream Deceiver”. Pero aparte están “Epitaph” y “Prelude” que contrastan con las canciones cañeras.
    Por cierto, ¿sabéis si es Tipton quién toca las partes de piano?

    • Hola MARIO. Gracias por tus palabras, y déjame decirte que me alegro mucho de que pases por aquí. Hombre, escuchar un disco como ese con tu hermano mayor a los nueve añitos marca a cualquiera por fuerza. Me consta tu devoción por tu hermano, lo que es un añadido para hacer más sólido ese (buen) recuerdo.
      Lo que comentas de “Rocka Rolla” fue un poco lo que me ocurrió a mí con “Sin after sin”, y eso que hay diferencia entre ambos. La referencia de la imagen del grupo, cargada de cuero y muñequeras de pinchos, daba a entender algo muy diferente a las canciones de los viejos discos. Lo cierto es que había que andar con mucho cuidado por aquel entonces: escuchabas “Blackout” de SCORPIONS o “Thunder & Lightning” de THIN LIZZY en la radio y luego comprabas “Lonesome Crow” o “ Vagabonds of the western world” y te apetecía matar a alguien.
      Me cuesta mucho decidir qué etapa del grupo me gusta más, como ya he comentado. Cada una tiene sus virtudes y sus defectos, pero entiendo que tú como músico que eres prefieras la setentera por las razones que comentas. Técnicamente, ambas están muy equilibradas pero a nivel creativo, los discos de los setenta son mucho más brillantes.
      “Sad wings of destiny” además de ser un disco monumental tiene una de las portadas más bonitas del género, un campo e n el que eta banda tienes sus más y sus menos. Frente a trabajos gráficos como ese, “Screaming for Vengeance”, “Killing Machine” o la irrepetible “British Steel” han tenido otras que ojala se lo hubieran pensado un poco: “Point of entry”, “Stained Class” o el horror de los horrores “Jugulator” dan un poco de grima.

  13. No puedo estar más de acuerdo con lo que comentas sobre el hecho de escuchar los primeros discos de algunos grupos. A mi me viene a la memoria el primero de Black Sabbath. Imagínate, mi referencia eran Heaven and Hell, Mob Rules, Born Again…. y cuando pinché aquel vinilo casi me echo a llorar, vamos como que fui a la tienda a cambiarlo (por el Animal Magnetism concretamente). Ahora me arrepiento, entre comillas, porque es uno de mis preferidos de la época con Ozzy, Que cosas…

    Las portadas de Judas pues sí, una de cal y una de arena. Aparte de las que tú mencionas poco que destacar, incluso la de “Painkiller” que en su momento me encantaba ha ido envejeciendo bastante mal para mi gusto. Lo de “Jugulator” (portada, música, logo… todo!) mejor ni mencionarlo, es increible como perdieron el norte. Lo intenté varias veces y no puedo, no puedo con la etapa con Ripper y que conste que el tío me parece muy bueno, nada personal contra él. Y hablando un poco de todo también prefiero el logotipo antiguo, el de las letras góticas.

    También me gustaría romper una lanza a favor de “Angel of Retribution”, da la impresión de que quisieron retomar las cosas donde las habían dejado y yo creo que estuvieron más que acertados. Es más, me arriesgo a decir que si las cosas hubieran sido de otro modo, y este disco hubiese salido justo después de “Painkiller” probablemente fuese un clásico a día de hoy. Pero claro, en 2005 ya habían perdido demasiado crédito y los tiempos habían cambiado mucho.

    • Hola MARIO. ¡Esa es buena! escuchar “Black Sabbath” (el álbum) después de haberte mascado “Heaven & Hell” es como para odiar a Ozzy de por vida, y no seré yo quien ponga por delante “Animal Magnetism” del debut de Iommi y compañía, porque hay que poner en valor muchas cosas, pero por gustar, me gusta más el de los alemanes.
      En cuanto al logo, yo me quedo con el que usaron a partir de “Stained Class”. No es que el gótico no me guste, pero no deja de ser una fuente tipográfica estándar. El otro sin embargo, es diseño exclusivo y tiene su trabajo… en todo caso molan los dos.
      La era Ripper es como la de IRON MAIDEN con Blaze, una especie de despecho, como cuando a alguien le deja la novia o el novio y se enrolla con el primero que pasa, sea feo, guapo o medio pensionista, solo para que el ‘contrario’ se ponga celoso. Ambos grupos plegaron velas y volvieron a capítulo tan pronto como pudieron, cosa que curiosamente, no ocurrió cuando fueron Paul Di’anno y Al Atkins respectivamente los que se apearon en marcha. A mejor se cambia sin problemas, pero cuando se sale perdiendo las cosas son diferentes. Por cierto, los discos de FIGHT y sobre todo los de HALFORD ( me olvidaré de TWO) me parecen lo mejor que ha grabado Rob desde “Painkiller”. Yo creo que son más accesibles que “Angel of retribution” y sobre todo “Nostradamus”, trabajos a los que debo reconocer que no he prestado demasiada atención…como tú bien dices a esas alturas las cosas ya no eran iguales para nadie.

  14. Saludos.
    La verdad es que, para mí, lo peor es el “Nostradamus”: muy, muy, muy pesado… Para los que nos llevamos las manos a la cabeza con el “Jugulator”, este “Nostradamus” es casi el “tiro de gracia” porque es la antítesis del primero. Se lo tienen que pensar muy bien a la hora de sacar otro disco porque otro en esa línea y la banda se disuelve.
    Con “Jugulator” quisieron hacer un disco extremadamente “Heavy” y rápido…. tan rápido que descarrilaron… y encima, esos coqueteos industriales y con la sensación de que el cantante tiene que “imitar” a Halford y no puede; aparte de demostrar que puede llegar a unos agudos endiablados. Oíd el “The Glorious Burden” de Iced Earth (lo tenéis en Spotify) y veréis como cambia un cantante al que no le “obligan” a cantar como otro (aunque alguna reminiscencia de Halford sigue teniendo sobre todo en los agudos). Es más su papel con los Iced Earth es inmensamente mejor que lo que pudo hacer en Judas Priest.
    El “Angel Of Retribution” no es mal disco, pero no está a la altura: El esperado regreso de Halford a Priest no puede ser así (hasta su primer CD como Halford, cinco antes, es mejor).

    Para nada compararía la “Owen-era” con la “Blaze-era”; la diferencia fundamental es que “X-factor” y “Virtual IX” son discos excelentes, infinitamente mejores desde un punto de vista compositivo que los últimos 3 disco-truños de los Maiden.
    Personalmente, prefiero a Blaze como cantante que a Owen: básicamente porque creo que es más versátil; mientras que Owen considero que tiene una voz potente pero carente de personalidad.
    Por cierto, mal negocio hizo el compañero Mario con el cambio de disco: con el “Black Sabbath” tendría 20€ en casa (el gatefold se paga al doble), mientras que el “Blackout” se tasa por unos 5€…. aun así, yo me hubiera comprado el “Blackout” 🙂
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Bien, pues al igual que he hecho con ‘Black Ice’ de AC/DC o ‘The final Frontier’ de IRON MAIDEN, el último de JUDAS PRIEST tampoco lo he escuchado. Ni por encima. Las malas críticas que he leído sobre él no invitan a hacerme perder el tiempo (dicho sea con el respeto debido), pero no vamos a engañarnos a estas alturas. Dudo mucho que vayan a publicar nada nuevo. Estan celebrando los aniversarios delos discos que editaron treinta años atrás, hacen giras y les va bien. Para que van a gastar dinero y tiempo? ¿por amor a sus fans? No dudo de que tengan cierto aprecio por nosotros pero de ahí a escribir, grabar, publicar y presentar un disco que lo mismo les cuesta las ganancias de las giras media un abismo.
      No quise comparar a Owen con Blaze como vocalistas ni nada parecido, si no la situación que condujo a la entrada de ambos en sus respectivos grupos.
      Conste que Mario cambió “Black Sabbath” por “Animal Magnetism”, lo de “Black out” lo dije yo. En todo caso, tengo que decir que estoy de acuerdo con lo que dices, y muy barato me parce 20€ par aun vinilo de BALCK SABBATH hoy día…

  15. En este hilo me toca romper lanzas, parece.

    Ahora lo voy a hacer por el “Nostradamus”.

    Mira que en mi caso lo tengo en edición de lujo, repartido en 3 vinilos, y eso hace la escucha completa un poco más complicada aún…(en esa edición también viene el CD, pero yo, teniendo la opción, siempre vinilo)…

    A lo que voy…que pese a todo, pese a que es cierto que hay mucho interludio, mucho tema-puente, mucha ambientación y tal…no deja de tener 5 o 6 cortes muy, muy buenos, con momentos cañeros, con las clásicas melodías y solos guitarreros priestianos acojonantes, con el Travis dando hostias como panes, y con un Halford, unas vez más, brillante, con momentos de lineas vocales muy emocionantes.

    No es un disco para hacer el “mongui” meneando la cabeza media hora seguida, no. No es un disco de/para jebis quinceañeros. No, es evidente. Pero es una obra que contiene muy buena música. No es para nada el peor disco de los Judas, en absoluto. Está por encima de varios…por encima incluso de algún clásico (se dice el pecado, pero no el pecador).

    Debo decir que es el típico disco que gana con las escuchas y que lo mismo se puede disfrutar con calma y tiempo, entero y en su orden, o “programar” las 5 o 6 más cañeras y disfrutar de un ratito más corto pero más intenso.

    • Hola MIKEL. Pues sí, parece que en este rio vas contracorriente, o al menos en algunos tramos. Desde luego, si tienes ese álbum en versión vinilo, ya no me cabe duda de que lo tuyo es una pasión a prueba de bombas y me alegro por ello. Insisto en que no conozco el trabajo más que por reseña y comentarios en revistas y tal y no me pareció demasiado atractivo, porque prefiero cosas más inmediatas y espontáneas. De lo que no me cabe duda es de su calidad. Es como los discos más recientes de DEEP PURPLE o IRON MAIDEN, puede que hayan perdido fuego creativo, pero la brillantez técnica seguro que sigue presente.
      Está bien esa observación de que es un disco ‘adulto’ pero no por ello flojo, creo que muchas veces se confunden ambos términos. En fin, a la espera de un próximo disco si es que lo hay trataré de encontrar el tiempo necesario para acercarme a este, aunque aun tengo pendiente conocermás el “Angel of Retribution” así que no se yo…

  16. Todo un tema el del “primer Judas”. Es una muestra creo de cómo la década del 70 era definitivamente más variada y ecléctica. Muchas bandas al llegar los 80s se “compactaron” en el rock metálico, Judas entre ellas, y también por ejemplo Lizzy con aquel Thunder and Lighting.
    …y esa primer etapa, más variada y no tan estrictamente metálica, he aprendido a valorarla con los años. Como muy bien dices Miguel, si habías flipado con “1987” de Whitesnake, “Trouble” era un coñazo…en mi caso, como adolescente pegado al “Painkiller”, imaginate que poca paciencia le tenía a esos plasticos de los 70. Además…Rob Halford en el 2001 editó un disco en vivo “Live Insurrection”, que con la peña local escuchábamos a morir, y en él tenías versiones de muchos de los clásicos de la primer época – Beyond the realms, Stained Class, Running Wild, Tyrant, Genocide – y eran tan increíblemente fuertes que en comparación las versiones originales parecían anémicas.
    ..y hoy por hoy cuando quiero escuchar a Judas, teniendo los discos de los 80 ya grabados en el adn y al borde del hastío, son los discos de los 70s los que me permito redescubir, disfrutando de joyas impensadas como “Last Rose of Summer” y demas perlas.
    Sin after sin, al que en su momento no le preste gran atención, hoy es uno de mis favoritos, y el aporte de Simon Phillips en ese plástico es fenomenal! una lástima que no grabara más con ellos!

    • Hola ARIEL. Efectivamente, JUDAS PRIEST en laos setenta son de “obligado cumplimiento”, de hecho, algún disco de esa época habrá de ser reseñado como Dios manda en la nueva sección del blog. “Sin after sin”, “Killing Machine”, “Sad wings of dstiny”…. Demasiado nivel para dejarlo pasar. El hecho de que las cacniones de los setnta suenen descafeinadas en comparación a las versiones que HALFOR hacían en 2001 tiene dos lecturas. Una es la que t´aportas ahora, y con la que estoy totalmente de acuerdo, pero si le das la vuelta lo que estás viniendo a decir es qe canciones escritas en la década de los setenta eran plenamente vigentes treinta años después, con el simple cambio en su sonido. Todas las estructuras y esuqemas de esos temas eran perfectamente válidos, lo cual dice mucho a favor de los autores ¿no te parece?.
      A mi me ocurre algo bastante parecido, porque de hecho suelo escuchar más sus discos de los setenta, estoy intentando recordar cuando fue la última vez que puse “British Steel” o “Screaming for vengeance” y no lo recuerdo. Sin embargo, “Unleashed in the east” me ha hecho compañía en le coche la semana pasada…
      ¡Qué decir de “Sin after sin” y qué decir de esa perla llamada “Last rose of Sumer”! una de tantas canciones ‘secundarias’ por la que muchas bandas matarían.

  17. Muy buenas Miguel y familia…Bueno,como siempre llego tarde,pero preparado para hablar de unos de mis grupos favoritos.Con este grupo me pasó una cosa curiosa,y es que lo fui descubriendo poco a poco y por diferentes bandos.Mi primer contacto fue con 12 años,cuando mi mejor amigo empezaba a meterme en esto del rock.Me paso numerosos discos de grupos de rock duro y metal entre ellos el Turbo.Va a ser que como primera toma de contacto no fue la mas adecuada,quede prendado de bandas como metallica,AC/DC,guns n’ roses,scorpions,barricada…pero con el Turbo no comulgue.Luego,2 años despues en casa del mismo amigo veíamos los dibujos de beavis and butthead,no porque me hicieran mucha gracia,sino por los videos que ponían,y en una de esas ponen el de pain killer y quede profundamente impactado(la fanática reacción de los dos “machanguitos” contribuyó bastante).Aquella explosión de agrecividad y mala leche bajo cuero y cadenas me dejo noqueado.Luego,descubrí en una polvorienta estantería de mi madre,unos tomos de una enciclopedia musical de el año de la pera,que constaba de unos libros de varios estilos musicales mas unos vinilos que lo acompañaban.En el tomo dedicado a rock y sus distintas variantes,ademas de otro puñado de buenos temas que me descubrieron otros grupos,estaba el desert plains de judas.Soberano temazo. No dejaba de sorprenderme la diferencia entre un tema y el otro,lo cual me resultaba excitante.Ya luego,puesto a buscarme la vida buscando por casa de amigos heavilongos y de la sagrada discoplay,empece a hacerme con su discográfia.No recuerdo en que orden,pero despues de escucharlos todos,y convertirse probablemente en una de mis 10 bandas favoritas,diría que me quedo con los judas de los 70’s,mas experimentadores y profundos,mas oscuros y grandilocuentes.Mis dos discos favoritos seria sad wings…y stained class,para mi sus dos obras maestras.Podria decir que el dia que escuche el vinilo de sad wings of destiny,fue uno de los que ,musicalmente,cambio mi vida.No desdeño de rocka rolla como hace mucha gente,a mi me parecio un lp muy interesante,ideal para escuchar un domingo lluvioso mientras duermes la siesta.Ahora bien,en los 80’s esta clara que sacaron discos enormes,comercialmente mas potentes.Geniales,perfectos,british steel y screaming for…y ya no te digo pain killer,uno de los discos que mas he escuchado en mi vida(creo que el cd esta algo tocado).Si a alguien que me pregunte,¿ que es el heavy metal?,le tengo que pasar un disco que lo represente,ten por seguro que seria ese.Bueno,luego hay otros como defenders…que si,esta bien,pero suenan como una banda de heavy mas,para ese disco perdieron ese toque excitante que para mi tenían antes,para regodearse en el aburrido y aveces,para mi,ridículo ritual de cuero,cadenas y harleys. Luego vino lo de el “sustituto”ese con nombre de futbolista ingles,la cagada plena.Judas priest sin haldford es como bad company sin rodgers(que paso en su momento),una broma desagradable.Ademas,como hizo journey,contratando a un “impersonator”sacado de una banda tributo.Al menos el pobre Blaze Bayley tenia cierta personalidad propia(si,a mi no me disgusta un disco como x factor).Sobre los discos mas recientes con la vuelta de Rob…bueno,al gran metal god le pasa como a coverdale…y esto es lo que hay.Hacen lo que pueden para poder comer y no sere yo el que ponga trabas,pero no soy mucho de decir cada vez que sale un disco de una banda clásica “el mejor disco desde…”,vivir en el pasado,musicalmente hablando,tiene sus limitaciones,pero me hace feliz…

    • Hola EDDIE. Bueno, la verdad es que no conozco a mucha gente que haya entrado en el mundo Judas Priest a través de ‘Turbo’. Sí recuerdo que cuando se publicó el disco, gustó a mucha gente de mi entorno que no estaba metidos en el heavy metal muy a fondo y que tras oírlo siguieron sin interesarse por el asunto. En dos palabras: ‘Turbo’ no parece un disco que invite a profundizar en el género. Otro asunto es ‘Painkiler’. Si eres ajeno al asunto, cuando escuchas la canción por primera vez puede que te guste o puede que no. Si no te gusta pues nada, no hay más que hablar, pero si como es tu caso, te vuela la cabeza, estás ante el primer peldaño de una larga escalera donde descubrir muchas cosas dentro del heavy metal de factura intensa. No se si se me entiende. Lo que quiero decir es que desde ‘Turbo’ no hay camino hacia demasiados sitios, pero con ‘Painkiller’ estás en un cruce de caminos en el que puedes tirar hacia muchas partes.
      Me sorprende que tardases tanto en descubrir esa enciclopedia… si es la que yo pienso (una cuyos fascículos eran azul marino con la palabra ‘Rock’ en dorado, estaba bastante bien. Naturalmente era muy generalista pero en fin, no se pretende otra cosa.
      Al respecto d su discografía setentas yo sí encuentro ‘Rocka Rolla’ bastante aburrido, lo cual da más mérito a ‘Sad wings of Destiny’ si lo miras así. ‘Stained Class’, ‘Killing Machine’… era desde luego un grupo único con una personalidad arrolladora. Dices que esa personalidad se perdió de cierto modo en la década siguiente pero la pregunta es: ¿fueron ellos los que se convirtieron en un grupo heavy mas? Yo no lo creo, el caso es que ellos eran los que estaban ahí y fue el resto de bandas el que les siguió los pasos. Ellos llevaban años con las twin guitars(también copiadas, es verdad) cuando llegaron ACCEPT, SAXON y tantos otros. Ellos vestían cuero y tachas cuando Paul Dianno lideraba IRON MAIDEN vestido de la misma guisa y no digamos ya cuando surgieron EXCITER, SODOM y demás… en fin, espero que entiendas lo que intento decir.
      Buena comparación la de Paul Rodgers- BAD COMPANY con Rob HAlford- JUDAS PRIEST. En la que no estoy tan de acuerdo es en la que lo comparas con Coverdale… Mi querido David está acabado desde hace mucho tiempo y créeme, me duele decirlo, pero incluso la palabra ‘playback’ ha llegado a decirse en las reseñas de algunos conciertos. Rob Halford sin emabrgo, pese a no ser el que era puede ir con al cabeza bien alta, y sentirse orgulloso de mantener ese nivel después de todo el castigo que sus cuerdas vocales han sufrido. Por cierto, yo también prefiero vivir en el pasado cuando es mejor que el presente… no veo porqué no.

  18. Buenas… pedazo post. De las 5 épocas de Priest (70, 80, 90, 00, 10), me quedo con la setentera, precisamente por ser un período de experimentación y evolución, de una calidad innegable, donde se desmarcan de Sabbaths, Purples, Scorpions y toda la tropa, aunque absorban parte de ellos. Triunfaron definitivamente en los 80, pero sin todo ese poso anterior, no estaría tan clara la visualización del éxito, su forja inminente. Una banda que ya lo había tocado todo, y que entre 1982 y 1984, se hicieron cabeza visible del movimiento, a pesar de los Maiden de turno y su éxito incuestionable.

    Veo “Painkiller” como un tope, más bien un punto de llegada, cuando realmente y a nivel musical, suponía comenzar, refrescarse y adaptarse de nuevo. Con los años, baja en mi listón de preferencias, aunque a decir verdad jamás desbancó a su material antiguo. Creo que muy pocos fans de Judas de los de toda la vida tendrán ese disco como su favorito, lo digo porque en realidad se alejaba bastante de los parámetros de la banda, sobre todo de los últimos en los años 80. Aún así hay que reconocer que lo hicieron de 10. Pero quizás le falte ese encanto de antaño. A partir de Travis cambian los planteamientos y sobre todo el sonido, todo más agresivo y actualizado. Precisamente, muchísima gente conoció (y siguen conociendo) a Priest por ese disco, pero también, muchos de estos, al escuchar el resto de material, resultan decepcionados… no me extraña, pero tampoco lo comparto, si bien es comprensible.

    Lo posterior a esto, me cuesta bastante digerirlo, la verdad. Dejando de lado el material sin Halford, que de Priest tiene poco o más bien nada, por el hecho de navegar sobre nuevas tendencias, el retomar con “Angel of Retribution” puede quedarse en un híbrido extraño, o eso me parece. Sin embargo, “Nostradamus” es un trabajo, que precisamente por alejarse de lo convencional, considero bastante bueno. Es lo que es, nunca pretendieron hacer un “Defenders 2”, está claro, pero escuchar esas guitarras, ese bajo metalizado, la batería bastante lograda y el tratamiento en la voz de Halford, así como su trabajo realizado, es bastante sorprendente. Aquí si que demuestran saber adaptarse y salir de lo de siempre pero manteniendo tendencias de corte Heavy (sin ir más allá), aunque a muchos fans no les haga gracia. Y está claro que lo hicieron porque les apeteció, riesgo mayor todavía. Dudo bastante de su nuevo disco, su trabajo de la era “10”. Falta el alma de la banda, su creador, y a estas alturas, será poco creíble, aunque les deseo lo mejor.

    Volviendo a la época mágica y oscura, “Rocka Rolla” y “Sad Wings of Destiny” son dos discos que claramente mantienen la esencia de las grandes bandas, en cuanto a ciertas influencias y el sonido, pero claramente se desmarcan a un terreno propio, definiendo el Heavy, sobre todo el segundo (posiblemente su mejor trabajo teniendo en cuenta cuando se realizó). “Sin After Sin” es como una aguja en un pajar, un disco aparte, una maravilla en manos de Roger Glover, que con la batería de Simon Phillips se transforma en química pura. Las interpretaciones de la banda son de 10, y el trabajo es muy variado, desde Speed hasta baladas, demostrando que lo bordaban absolutamente todo, quizás estuvieron en “tierra de nadie” con este disco, pero hay que agradecer que se diesen semejantes circunstancias porque la música fue la gran beneficiada. ¿Se nota que es mi favorito de su etapa setentera?.
    “Stained Glass” es el trabajo que menos me ha llamado de Judas, desde siempre. No por nada en concreto, precisamente cuando lo pincho lo disfruto más porque casi lo vuelvo a descubrir. Tal vez “Unleashed in the East” desbancó a los discos de Judas en estudio, en las preferencias del personal, y a mi me hizo interesarme menos por este en concreto.

    “Killing Machine”, cuyo vinilo tengo desde siempre, me parece un grandísimo trabajo, con “Delivering the Gods” arrasando, aunque también destacaría “Killing Machine”, o las míticas “Running Wild”, “Hell Bent for Leather”, incluso, “Evil Fantasies” o “Before the Dawn”.

    Y del directo del 79, qué decir… difícil superar eso, tal y como está. Llevaron sus propias canciones a versiones definitivas, modélicas y mucho más frescas. Es evidente que la voz es totalmente regrabada. Halford canta con el estilo de los discos de estudio, y ese resultado, junto a las tomas definitivas del resto de instrumentos, ayuda a que sea un trabajo tan redondo e icónico, especial. Al fin y al cabo, es un magistral producto. Es gracioso el “doblete” de voces (la “mala” y la buena) en la intro de “The Ripper”, por ejemplo. Está claro que fue imposible limpiar ciertas voces. Yo había leído que Rob Halford tuvo problemas con su garganta y no pudo dar la talla esa noche, pero vamos, que cualquiera sabe. La idea de dejarlo como finalmente quedó, fue fantástica. Y Les Binks fue una baza increíble, un musicazo como la copa de un pino, en los tres discos realizó una labor impecable.

    Toma ya. Explayada total. Gracias, Miguel. Como siempre, una pasada. Saludos.

    • Hola JAVIER. Comparto tu percepción, ya que como se comentó por aquí, en los ochenta vendieron más, el mercado norteamericano se puso a sus pies ( quien no recuerda ‘Heavy Metal Parking Lot’) y en fin, se convirtieron en iconos de todo un movimiento musical. Sin embargo, en la década anterior llegaban con una mano delante y otra detrás y fue entonces cuando tuvieron que hacer de tripas corazón y anteponer su pasión por la música a cualquier otra cosa. Digamos que en los ochenta bajaron esquiando con perfecto estilo, pero tiene más mérito llegar hasta la cima que luego lanzarse.
      Yo no creo que se aincompatible que te guste ‘Stained Class’ y ‘Painkiller’ aunque te doy la razón que el fan del material más antiguo seguramente no tendrá la salvajada de los 90 entre sus preferencias. Efectivamente, Sctt Travis dio un empaque ala banda solo comparable al que Eric Carr dio a KISS cuando llegó sustituyendo a Peter Criss. Ambos baterías cambiaron a sus respectivos grupos. No estoy diciendo con ello que tenga nada en contra de Dave Holland (al menos en lo musical, en lo humano desde luego fue lo peor de lo peor) pero no tenía la pegada que JUDAS PRIEST necesitaba.
      Dices que ‘Nostradamus’ te gusta por lo que tiene de experimental, pero yo es que veo a JUDAS PRIEST como un grupo muy cambiante, que no ha publicado más de dos o tres discos seguidos sin variar su estilo y además de manera notable.
      Digamos que para apreciar una evolución en SAXON, IRON MAIDEN o MOTORHEAD hay que ir de cinco en cinco álbumes, mientras que Halford y compañía insisto, lo máximo tres.
      Deduzco que el alma mater de JUDAS PRIEST ES (era) K.K. Downing en tú opinión… Es complicado, la verdad. Glenn Tipton es un inmenso guitarrista y creo que llevaba más peso, pero en fin, qué duda cabe que un nuevo disco, en el caso de que llegue a publicarse, va a ser complicado de analizar.
      Estoy de acuerdo con tu apreciación de “Sin after sin” como un compendio de talento, yo diría que es como si QUEEN hubiesen hecho heavy metal, una serie de tipos brillant´sismos sin prejuicios ni sectarismos y, naturalmente, con una capacidad fuera de lo común.¿Que estuvieron en tierra d enadie? No lo se, quizá se pueda ver como que estuvieron en todas las tierras al mismo tiempo…
      “Killing Machine” es otro inmenso álbum, parece un ‘grandes éxitos’ y con ‘UNleashed in the East’, pues bueno, a mi los discos en directo no me gustan demasiado pero ese…, ‘Live in the heart of the city’, ‘One night at Budokan’o ‘Double live Gonzo’ son algo fuera de lo normal. ¿Qué fue regrabado? Bueno, pero fue regrabado por él, de manera que tampoco me parece un fraude.

  19. Si es que no puede ser. Cada vez que entro en tu Web me engancho. Acabo de comentarte el Rising de los Rainbow, y ahora me leído todo el artículo de los Judas. Los setenta son, para mí, su mejor época tengo todos sus vinilos. Del resto los tengo todos, pero en cd. El vinilo es el vinilo, aunque no lo pongas a menudo. Tengo el Rocka Rolla en un vinilo con la portada estampada en él, de una serie que salió en otra época (que tiempos).
    Recuerdo que como no teníamos dinero nos grababamos los discos en cassette, y allí tenía yo una recopilación de los primeros discos que desgaste hasta tener que tirarla.
    En aquelos años de pubertad rockanrollera, era obligado escuchar a los Judas, y sobre todo el directo de Japón, el Unleashe in the East, del que luego salió una versión ampliada con algún tema más. En esta época el Metal God era el rey, y las dobles guitarras de KK Downing y Glenn Tripton eran infernales, no había nadie que los parara, ni los ACDC (otros de mis idolos) podían superarles. Sus directos eran apabullantes.
    Conseguí hacerme con un montón de videos de esta época y me encantaban.
    También los vi en directo en los ochenta, cuando presentaron el Turbo (otro disco que me encanta) y fueron demoledores. Allí en Madrid, en el antiguo Rockodromo, totalmente abarrotado nos dieron uno de los mejores directos que he visto.
    Luego se hicieron demasido heavys, y aunque sacaron buenos discos, creo que nunca alcanzaron las dosis de genialidad que tuvieron en estos primeros años.
    Un saludo, ahora me voy a comentarte el del Michael Schenker, menos mal que hoy tengo el día libre, así me puedo dedicar a meterme en mis páginas favoritas.
    Un saludo

    • Hola JUAN PABLO ¿Te has leído todo el artículo? ¡Que poco tienes que hacer compañero ja,ja, es broma. Se agradece y me alegro de que te haya gustado. Yo también conservo los discos del grupo todos en vinilo, hasta ‘Priest live’ del 86 o el 87, a partir de ahí ya no, tengo ‘Painkiller’ en CD y luego la caja recopilatoria ( la de los lomos de tachuelas) ¿Pongo los vinilos? Pues no muy a menudo, esa es la verdad, pero no e desharía de ellos por (casi) nada del mundo. Tiene que venir una época de necesidad o algo fuerte para que eso ocurra.
      La época de grabar cintas se acabó hace mucho y con ella, lo cierto es que murió mucha magia, mucha expectación y mucha inquietud. Supongo que nos vamso haciendo mayores, pero ahí está ‘Hell bent for leather’ o ‘Killing Machine’ para recordarnos de vez en cuando que cuando se nace con el gusanillo, es difícil deshacerse de él. Personalmente tardé ne apreciar todo lo que este grupo ofrecía. Con trece o catorce años no me paraba a escuchar las twin guitars ni historias, lo que me transmitían era otra cosa: ese poder y esa fuerza de su imagen hecha notas musicales, y eso me bastaba. ‘Turbo’ no me parece un buen disco pero he de reconocer que eran la rehostia en aquel entonces, estaban en la cima y podían permitirse casi cualquier cosa. Que tiempos…

  20. Pues sí Turbo no es muy bueno, no tiene el espíritu de sus primeros discos, y tiene demasiado teclado encubierto, pero es el que más me gusta, será como tú dices que nos estamos haciendo viejos.
    Todo va bien si escucho alguno de sus viejos discos Killing Machine, British Steel, Defenders of the faith, el dulces alas del destino (me gusta más en castellano que en ingles), y demás, y acabó con el de siempre, el Turbo. A partir de aquí se me hacen demasiado duros, será que me voy dulcificando. El Ram it down me parece bueno sin más y el Painkiller me carga demasiado, se puede salvar algún tema, pero poco más. Claro que es mi opinión, tengo un amigo que forofo de los Judas al máximo y piensa que el Painkiller es la culminación de ellos.
    Los últimos los he escuchado, pero no he pasado mucho con ellos. Intentaré ponérmelos a ver si así les saco algo de jugo.

    • Hola JUAN PABLO. Lo cierto es que si te pones a mirar, JUDAS PRIEST tenían una fórmula parecida a la de KISS e ese sentido, es decir, tomando como base su fortísima personalidad musical, ellos iban adaptándola y arrimándola a un extremo u otro según que sonido estuviese en alza. En los tiempos de la NWOBHM se inclinaron al heavy metal más puro, para girar en “Turbo” hacia lo que reinaba en 1986, y posteriormente con ‘Painkiller’ abrazar el metal más extremo que hacían las bandas más exitosas de ese momento. Sin embargo todos y cada uno d elos discos del grupo tienen un cuño propio e inconfundible. Simplemente eran gente inquieta que se preocupaba por lo que el público demandaba , lejos de meterse en su burbuja sin prestar atención a nada. Yo intenté sacarle jugo a ‘Jugulator’ y pse, pse pero con ‘Demolition’ lo dejá a medio disco porque era como oir a MARULYN MANSON pero sin gracia. Una pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s