ON STAGE

“Fue el día en el que murió la nueva ola y el rock and roll se alzó con el triunfo: 29 de Mayo de 1983, el segundo de los tres días que duró el US Festival”. Vince Neil, MOTLEY CRÜE.

El pasado mes de Septiembre se publicó la edición remasterizada con temas extra de “Screaming for Vengeance”, celebrando las tres décadas de vida de esa pieza clave en la historia del heavy metal. JUDAS PRIEST están abusando un poco de este asunto, en mi humilde opinión. Hicieron lo mismo con “British Steel” y sospecho que repetirán la jugada para “Defenders of the faith” y quizá “Turbo”, pero bueno, si vivir de rentas significa sacar a la luz material como el que venden esta vez, bienvenido sea. El álbum viene acompañado de un dvd que contiene el concierto completo que JUDAS PRIEST ofrecieron dentro del macro festival USFESTIVAL en San Bernardino, California en Abril de 1983, dentro de la gira de promoción del disco. Quizá recuerdes que antes los grupos hacían giras para promocionar discos que se vendían por millones, al contrario de lo que sucede ahora, que se graban los discos para justificar las giras.

Como en este blog ya reseñamos “Screamin for Vengeance” en su momento, lo que vamos a revisar ahora es el concierto que han publicado junto al álbum, pero no solo el de JUDAS PRIEST, sino el festival al completo. Un evento de dimensiones estratosféricas, que sirvió entre otras cosas para poner en evidencia que había tanto o más público para el heavy metal como para cualquier otro estilo de música. ´No se si eso fue bueno o malo al final, pero era evidente que de marginal, nada. En fin, un festival del que todos hemos oído hablar, pero del que poco se sabe en realidad. Pongamos un grano de arena para evitar que esto siga ocurriendo y disfrutemos de un gran Heavy Metal Sunday! .Fue un caluroso día de 1983….

El US Festival fue un evento que surgió de la mente de un hombre llamado Steve Wozniak. ¿Y quién es este señor? Pues el que junto al fallecido Steve Jobbs y a Ronald Wayne, dio vida a APPLE COMPUTERS en los lejanos años setenta. A día de hoy, Wozniak vive retirado disfrutando de las inmensas ganancias obtenidas en un rancho con su familia, pero en los ochenta estaba en plena actividad, y con los pies puestos en mil charcos. Uno de sus empeños era dar a conocer los avances tecnológicos de su empresa entre la gente de la calle, que solo conocía las computadoras por las películas de ciencia ficción, y para ello no tuvo mejor idea que dar vida a un festival que barriese Woodstock del imaginario colectivo. Si los hippies y su flower power de pacotilla habían congregado a cuatrocientas mil personas, y el Summer Jam del 76 había alcanzado las 600.000, él haría uno capaz de llegar al millón.

No nos engañemos pensando que esto era el capricho de un millonario excéntrico. En realidad todo formaba parte de una campaña publicitaria para dar a conocer los avances tecnológicos sobre los que Wozniak y Jobbs (Ronald Wayne vendió su participación en la empresa onbce días después de fundarla!) habían estado trabajando. Lo hicieron en unas enormes tiendas dentro de una especie de Festival de Tecnología que mostraban un espectacular despliegue de los, software y dispositivos que combinaban música e informática. No le faltaban luces al muchacho….

Centrándonos en lo que a nosotros nos toca más de cerca, decir que su proyecto tuvo dos ediciones, que si bien no tuvieron un alcance mediático (al menos en Europa) como el de otros festivales de la talla de Reading o Dortmund, a nivel artístico igualaron (cuando no superaron de largo) a los que acabamos de citar y a todo lo que queramos poner por delante.

En los tres días de la primera edición, celebrada en Septiembre de 1982, sus escenarios acogieron entre otros a POLICE, RAMONES, TOM PETTY, B’52, THE KINKS o GRATEFUL DEAD a lo largo de tres días en los que se mezclaban estilos y grupos sin un excesivo criterio.

Nosotros vamos a fijarnos en la siguiente edición, la de 1983, que se alargó durante cuatro días, cada uno de los cuales estaba dedicado a un género musical concreto con nombres de la talla de PRETENDERS, THE CLASH, U2 o DAVID BOWIE llenando los carteles. El  domingo 29 de Mayo, fue el día dedicado por entero al rock duro durante el cual, y bajo el nombre de ‘Heavy Metal Sunday’ se reunieron nada menos que QUIET RIOT, MOTLEY CRUE, OZZY OSBOURNE, JUDAS PRIEST, TRIUMPH, SCORPIONS Y VAN HALEN.

Que el vientos soplaba a favor de ‘nuestra música’ no ofrece demasiadas dudas, pero llama la atención lo escaso de la información que la red de redes nos facilita… parece evidente que lo de desplazar Woodstock del corazón de los rockeros, fue algo que no se consiguió y que el tiempo se ha encargado de borrar el recuerdo de aquel día.

[QUIET RIOT, 20.05.83 12:10P.M.]

FORMACION:

Kevin Du Brown: Voz, Rudy Sarzo: Bajista, Carlos Cavazo: Guitarra, Frankie Banalli: Batería

REPERTORIO:

Danger Zone, Run for cover, Love’s a Bitch, Cun on feel the Noize, Slick Black Cadillac, Let’s get Crazy, Battle Axe, Metal Health (Bang Your head).

Las doce del medio día a 42 grados centígrados es el peor momento que se me ocurre para ver un concierto, pero ese fue el momento de la primera andanada. El Glen Helen Regional Park, situado en San Bernardino, California vio como QUIET RIOT inauguraban la fiesta.

El grupo estaba promocionando su tercer álbum ‘Metal Health’, que supuso un giro radical en su hasta entonces mediocre carrera. Sus dos discos anteriores, ni siquiera habían sido editados en su país natal, a pesar de que entonces aun tenían a Randy Roahds como guitarrista. Sin embargo con este trabajo se convirtieron de la noche a la mañana en el primer grupo de heavy metal que alcanzaba el primer puesto de las listas Billboard en Estados Unidos y su versión de ‘Cum on feel the noize” se convertía en un clásico del género. No obstante, hasta llegar a ese punto tuvieron que recorrer un camino que pasaba por abrir para VANDENBERG en su tour por los Estados Unidos, que estaba centrado en clubs como el Roxy o el Wiskey a Go-Go. El siguiente paso sería abandonar los clubs para centrarse en escenarios de mayor capacidad, y quien mejor que una banda como SCORPIONS para apoyar. Así fue. Los alemanes estaban girando por Estados Unidos contratados por la agencia Feyline, propiedad de Barry Fey, y uno de los gerentes llamado Chuck Morris ( Morris, no Norris) supo ver en QUIET RIOT a una banda capaz de llenar arenas, así que el show que SCORPIONS celebraría en San Bernardino, también incluiría a DuBrown, Sarzo y compañía.

Cómo el mismo Kevin Dubrown recuerda, la suerte por fin había llamado a su puerta:

“El álbum salió en Marzo y en Abril ya estábamos abriendo para SCORPIONS. Cuando llegó el US Festival ellos estaban incluidos, así que a nosotros también nos metieron en esa fecha. A partir de ese concierto, el disco empezó a escalar puestos en las listas, algo que llevábamos esperando desde 1975!!”

Cuarenta minutos de oro en los que Kevin DuBrow, Frankie Banali, Carlos Cavazo, y Rudy Sarzo (la formación clásica) repasaron sobre todo su disco más reciente que incluía la citada versión del clásico de SLADE ‘Cum on feel the noize’ además de grandes momentos como ‘Bang your head’ o ‘Slick Black Cadillac’ y en el que emplearon todos los truquillos de escena que les hicieron famosos. Ahí tenemos a Rudy Sarzo aporreando el bajo de la misma manera que lo haría junto a OZZY o WHITESNAKE años después, a Kevin DuBrown llevando a hombros a Carlos Cavazo, el pie de micho a rayas del citado Kevin… en fin, una mezcla de fuerza y banalidad muy apropiada para la época que, sin embargo no ha soportado demasiado bien el paso del tiempo…

 

[MOTLEY CRÜE, 20.05.83 13:20 P.M.]

FORMACION:

Vince Neil: Voz, Nikki Sixx: Bajo, Tommy Lee: Batería, Mick Mars: Guitarra

REPERTORIO:

Take me to the top , Looks that kill ,Bastard ,Shout at the devil , Merry go round , Knock’em dead kid , Piece of your action , Live wire , Helter skelter

 

Cuatro maleantes procedentes de L.A. ocupaban su espacio a la 1:20 de la tarde. MOTLEY CRUE lo serían todo para el heavy metal americano durante el resto de la década de la misma manera que KISS lo fueron en los 70. Sin embargo, en 1983, aun buscaban su espacio. El propio Vince Neil, cantante del grupo, ha dejado escritos sus recuerdos sobre aquel día en “Los trapos sucios”, el libro autobiográfico de la banda:

“Solo habíamos publicado un disco que acababa de rozar las listas de ventas llegando al número 157. La mayoría de aquellos chavales probablemente nonos conocían de nada. Llavaban todo el día al sol y lomás seguro es que nos odiaran porque estaban impacientes por ver a OZZY y a VAN HALEN.”

Bien es cierto que su puesta en escena y su actitud (muy por encima de su música) estaban en boca de todos. Ellos eran los tipos malos del negocio, los que vivían en el filo y los que milagrosamente siguen vivos ( o casi) pero al igual que para QUIET RIOT, el US Festival fue una prueba de fuego que utilizaron para chequear la respuesta del público ante sus nuevos temas. De nuevo Vince neil:

“A partir del momento que tocamos “Shout at the Devil”, supe que lo habíamos conseguido. Ya no tenía de que preocuparme. Aquella gente no había oído la canción en su vida, apenas acabábamos de empezar a grabar el disco. Pero hacia el final ya la estaban coreando, alzando los puños hacia el cielo”

Efectivamente, Neil y sus compinches repasaron ‘Too fast for love’ , su a´bu de debut, del que no faltaron lo que hoy son clásicos como ‘Live Wire‘ o ‘Take me to the top’, pero lo cierto es que el 75% del repertorio estuvo dedicado a ‘Shout at the devil’: ‘Bastard’, ‘Looks that kill’, ‘Helter skelter’ con la que cerraron o la propia ‘Shout at the devil’ entre otras. Una apuesta muy inteligente ya que lo cierto es que igual les daba interpretar canciones de un disco que nadie conocía u otro que aun no existía, y tocando estas últimas, al menos pudieron ver como respondían los 300.000 rockeros presentes.

El evento supuso también una muestra de cómo se iban a desarrollar sus vidas de rock stars a partir de entonces y durante una larga temporada, si atendemos al detalle de que su casa discográfica puso un helicóptero a disposición de la banda para el desplazamiento a San Bernardino. Con ser lo que son y llegar donde han llegado, a día de hoy no han vuelto a tocar para tanta gente en un solo show, de manera que creo no mentir cuando hablo de aquel momento como de algo trascendental.

De su actuación, que comienza con un preocupante ruego de la organización para que todo el mundo se echara hacia atrás, (me imagino el viacrucis de quienes estaban en las primeras filas) cabe destacar la soltura que demostraban sobre el escenario, algo digno de tener en cuenta ya que no dejaban de ser unos niñatos al lado de cualquiera de las otras bandas, a los que encima no les sobraba técnica precisamente, y menos a su cantante que a nadie, pero bueno, tenían la juventud y la energía y sobre todo un brillante compositor como era Nikki Sixx, el verdadero líder insustituible de la banda. Un gran show como prueba el hecho de que aquel mastodóntico escenario, en el que tocaban a plena luz del día, no se les quede ni mucho menos grande.

[OZZY OSBOURNE 20.05.83 13:50]

FORMACION:
Ozzy Osbourne: Voz, Jake E. Lee: Guitarra, Tommy Aldridge: Batería, Bob Daisley: Bajista, Don Airey: Teclista

R E P E R T O R I O

Over the mountain , Mr. Crowley, Crazy train , Suicide solution , Flying high again , Paranoid , Bark at the moon , You’re no different , Spiders , Waiting for darkness

Era la hora para uno de los iconos del hard rock, Mr. Ozzy Osbourne , quien en aquellos días tenía su banda en un proceso de cambio que alcanzaba a todo el mundo . Cambio de sello, cambio en su  orientación musical y cambios en el grupo, entre los que resaltaba naturalmente el del guitarrista, ya que precisamente este show supuso el debut para Jake E.Lee, el hombre que tuvo la difícil tarea de sustituir al fallecido Randy Rhoads, si pasamos de largo la etapa de Brad Gillis. La sección rítmica era nueva también respecto a su anterior álbum de estudio y ahora Bob Daisley sustituía a Rudy Sarzo en el bajo, quien por cierto, había estado presente en aquel escenario momentos antes con sus QUIET RIOT .

Queda claro que al margen de Jake, no estamos hablando precisamente de unos debutantes, si no de una banda totalmente profesional que se come el escenario a plena luz del día en una actuación muy superior a la del Dortmund Fest que celebraron a finales de ese mismo año. Ozzy, tras saludar desde la megapantalla de video situada sobre el escenario, sale a escena con un traje de indio (penacho incluido) digno de la mismísima María Jiménez que le dura sólo unos segundos antes de atacar con ‘Over the Mountain’ a modo de saludo. Es Don Airey , por entonces teclista en el grupo, quien hace la intro de ‘Mr.Crowley’, el siguiente tema, que da pie ya a continuar el show con canciones de la talla de ‘Crazy Train’ o ‘Flying high again’. Canciones que son ya históricas pero que entonces formaban parte de un pasado a olvidar, o mejor dicho menos a superar, lo mismo que el de BLACK SABBATH del cual solamente hacen ‘Paranoid’.

Estaba claro que había que mirar hacia delante y sobrevivir a cualquier precio, y como prueba está el hecho de que la mitad final del show está dedicado integramente a canciones del nuevo álbum ‘Bark at the moon’, al que aun le faltaban varios meses para salir a la venta.

Sobre el show en sí, destacar al nuevo guitarra Jake E. Lee, que no dejaba de ser un novato, pero cuya ambición era más que visible. Desde elmomento que pisa aquel escenario literalmente se come al resto de músicos, tanto a nivel técnico (con el permiso de Aldridge y teniendo en cuenta lo limitado del papel de Don Airey en esta banda) como de presencia en escena. Por otro lado tenemos a Ozzy, que como de costumbre parece ido y está más preocupado en lanzar besitos al público que otra cosa, y por último a Bob Daisley, quien permanece estático durante todo el show. Por el contrario, Jake E. Lee, tenía aun que demostrar que las botas que se estaba calzando (que eran las de Randy Rhoads, no lo olvidemos) no le venían grandes.

No me cansaré de repetir que me parece una verdadera lástima que la carrera de este hombre no llegase hasta donde realmente merecía, ya que su progreso al lado de Ozzy y luego con BADLANDS fue digno de un reconocimiento infinitamente mayor del que tuvo.

 

[JUDAS PRIEST 20.05.83 16:30 P.M.]

FORMACION:

Rob Halford: Voz, K.K. Downing: Guitarra, Glenn Tipton: Guitarra, Ian Hill: Bajista, Dave Holland: Batería

REPERTORIO:

Hellion / Electric eye , Riding on the wind , Headin out to the highway , Metal gods , Breaking the law , Diamonds and rust , Victims of changes , Living after midnight , The green Manalishi , Screaming for Vengeance , You’ve got another thing comin’ , Hell bent for leather

 

A pesar de que hubiese dado cualquier cosa por haber estado allí, no puedo hacerme una idea de lo que debe ser una sobremesa de un domingo de Mayo bajo el abrasador sol de California viendo a JUDAS PRIEST sobre un escenario presentando nada menos que un disco como ‘Screaming for Vengeance’.

La gira promocional por Europa había arrasado todo a su paso, pero el éxito de la banda en Estados Unidos gracias al apoyo de los medios y de la compañía discográfica estaba alcanzando cotas nunca vistas anteriormente, de manera que tras terminar la gira británica, en Enero del 82, graban el nuevo álbum en Ibiza e inician un gigantesco tour por Estados Unidos y Canadá que se prolonga por espacio de casi dos años.

Como suele suceder en estos casos, consiguieron el rechazo del sector más talibán del público inglés, (algo que ya les había ocurrido a multitud de grupos como DEF LEPPARD por ejemplo, pero por otra parte, lograron romper moldes en el mercado americano, que era lo que realmente buscaron siempre (como todos los grupos de rock de la historia). Bien, pues a ese macro-tour pertenece la fecha que nos ocupa, y como para el resto de las bandas que en ella participaron, para JUDAS PRIEST también fue un auténtico shock. El propio Rob Halford lo recuerda como algo fuera de lo común:

“Sabíamos que iba a ser el día más grande del festival, simplemente porque los fans del rock duro se identifican plenamente con este tipo de eventos al aire libre. Volamos desde el hotel en helicóptero durante un trayecto de unas diez millas y de repente vimos hectáreas de terreno ocupadas por coches aparcados, como un verdadero océano de metal. Cuando todavía no habíamos asimilado aquello, cruzamos una colina y de repente vimos el irrepetible espectáculo que forman trescientas mil personas juntas…”.

JUDAS PRIEST tocaron a lo largo de setenta minutos, un margen de tiempo muy escaso para resumir tantos y tan  buenos momentos como ya tenían registrados entonces, por lo que tuvieron que recortar en gran medida su repertorio.  Resulta curioso ver que respetaron sus temas más clásicos en detrimento de las nuevas (que ya no lo eran tanto…) de las que solo incluyen cuatro. El repertorio está construido con canciones que representan a casi cada una de sus obras (unas más y otras menos) lo cual no deja de tener su mérito habida cuenta del poco tiempo con el que contaron.

hasta entonces intachable, y que seguiría en ascenso en los Estados Unidos durante otro buen montón de años, llegando a momentos delirantes de los que pocas bandas pueden ‘presumir’ como la filmación de ‘Heavy metal Paking lot’ en 1986, una película amateur que consistía en entrevistas a fans en el aparcamiento de un recinto donde se celebraba un concierto de JUDAS PRIEST.

 

[TRIUMPH 20.05.83 18:10]

FORMACION:

Rik Emmett: Guitarra y voz Gil Moore: Bajista Mike Levine: Batería y voz

REPERTORIO:

Allied forces ,    Lay it all on the line ,    Never Surrender ,    Magic Power ,    A world of fantasy ,    Rock and roll Machine ,    When the Lights go down ,    Fight the good fight,    Follow your heart.

Resulta difícil de creer para un fan europeo que un grupo como TRIUMPH pueda gozar de mejor posición en un festival de la que tuvieron JUDAS PRIEST u OZZY OSBOURNE. No quiero insinuar que les falten méritos ni muchísimo menos, de eso están sobrados, pero con el corazón en la mano, la popularidad del trío canadiense a ojos de cualquiera de nosotros es infinitamente inferior a la de cualquiera de los antes citados. Aun es más, creo que no miento si digo que, al menos en España son prácticamente desconocidos al lado de cualquiera de las otras bandas que participaron en el festival, QUIET RIOT incluidos.

No sé si en otros países como Argentina o Chile ocurre lo mismo, pero aquí es así.

En cualquier caso, lo que está claro es que no ocurría lo mismo en Estados Unidos. Allí Rik Emmett, Gil Moore y Mike Levine , guitarra-cantante, batería-cantante y bajo respectivamente, gozaban de una enorme popularidad. De hecho sus dos últimos álbumes habían escalado las charts hasta lo más alto. Con ‘Alied forces’ primero y el no menos importante ‘Never Surrender‘ habían pasado del millón de copias vendidas ( en cada uno de los casos) lo que quizá hace más entendible la ventajosa posición de la que gozaron.

 

El repertorio está construido en base a canciones de varios momentos de su trayectoria. No olvidemos que TRIUMPH llevaban en activo desde 1976, lo que les daba mucho juego en ese sentido, sin embargo entre todos los álbumes, es ‘Alied forces’ publicado en 1981, el más visitado.

La ejecución de los temas es impecable y un punto a favor del grupo estriba en que el sentimiento que hacen brotar de sus canciones encaja como un guante con el espíritu del festival. Digamos que el ambiente, el clima y la ilusión que se veían en aquel encuentro van más en la línea del sonido de TRIUMPH que en le de JUDAS PRIEST o MOTLEY CRUE, por ejemplo. Como sin duda sabes ya, TRIUMPH tenían un sonido 100% hard rock pero muy asequible al oído, con mucha melodía… algo así como Y&T o SAMMY HAGGAR pero más elaborado, y francamente eso me encaja más con el ambiente californiano que una banda de Birmingham cargada de cuero y tachuelas.

En cuanto a su puesta en escena, hemos de reconocer que el hecho de ser un trío, con el añadido de que en varios temas canta el batería, Gill Moore, tiene ciertas servidumbres. Choca bastante ver a tres músicos (dos en realidad) en un escenario tan grande. El impacto visual se pierde en el espacio (nunca mejor dicho) y le resta mucha intensidad a una actuación que por otra parte es impecable. El único pero que yo pondría, es que Rik Emmett me ha parecido un guitarra de enorme talento y un muy buen cantante, que sin embargo no aprovecha sus dotes al 100% luciéndose con interminables solos de guitarra más propios quizá de otras épocas, yun punto bastante infantiloide, algo que en un festival así, con el tiempo tan limitado, toda banda debe olvidar y sustituir por la mayor cantidad de canciones posibles.

Solo me resta comentar que sin duda esta es la banda que más rentabilizó su actuación, y que al igual que JUDAS PRIEST han hecho el pasado septiembre de 2012, editaron un dvd y cd en 2.003 que sirvió como excusa para una gira de reunión en la que el citado Rik Emmet, guitarra y voz, no participó.

[SCORPIONS 20.05.83 19:05]

 

FORMACION:

Klaus Meine: Voz, Rudolf Schenker: Guitarra, Mathias Jabs: Guitarra, Fran Bucholf: Bajista, Herman Rarebell: Batería

REPERTORIO:

Blackout , Lovinng you Sunday morning , Make it real , We’ll burn the sky , Coast to coast , Holiday , No one like you , Can’t live without you , Coming home , Dynamite , The zoo , Another piece of meat , Can’t get enough.

En la recta final del Heavy Metal Sunday el escenario fue ocupado durante una hora y cuarto por la banda de hard rock más grande de cuantas hayan surgido en la historia de Alemania. SCORPIONS se encontraban en un momento inmejorable. Su popularidad había crecido lo que nadie podía imaginar y “Blackout” el álbum que estaban promocionando, era la mezcla perfecta entre la banda llena de personalidad que habían sido en el pasado que aun conservaba la contundencia de obras como ‘Animal Magnetism’ o ‘Lovedrive’, y aquella en que se convertiría apenas meses después, capaz de escribir riffs que se grababan a fuego en la memoria con escucharlos una vez, como ocurría con “Rock you like a Hurricane” o “Big city nights”

El público americano estaba hambriento del rock de SCORPIONS. Era tal la demanda del público para ver al grupo en directo, que cuando les surgió la oportunidad de participar (casi cerrando) este macrofestival tuvieron que sumar un montón de fechas más en varios puntos del país en una gira que parecía no tener fin. Tanto era así, que el disco que promocionaban había sido editado en Marzo del año anterior, y el siguiente, “Love at first sting”, no vería la luz hasta Marzo de 1984, exactamente dos años durante los que Klaus Meine , Mathias Jabs, Herman Rarebell, Franzis Buchold y Rudolph Schenker , trabajaron sin descanso.

SCORPIONS fueron los primeros que pudieron contar con la oscuridad como aliada, de manera que, a l contrario del resto de bandas, pudieron aprovecharse de los recursos que la pirotecnia y las luces ofrecían. Sin embargo, lo que realmente llenaba el escenario era, como no, la banda en si misma.

Nadie ha igualado las poses de SCORPIONS milimétricamente estudiadas, ensayadas y ejecutadas, hasta el punto de aburrir a quienes les veían dos o tres veces en un año. El trío de guitarras-cantante avanzando paso a paso, los castillos humanos o los giros de guitarra de Rudolf Schenker eran algo que sabías que te ibas a encontrar, del mismo modo que sabías que en los shows de AC/DC verías cañones y una campana colgando o que la réplica de un bombardero coronaba los escenarios de MOTÖRHEAD en aquellos tiempos. La diferencia entre SCORPIONS y el resto estaba en que ellos eran guardianes de la vieja escuela y prescindían de artilugios mecánicos o efectos ajenos a ellos mismos, claro que, con un repertorio como el que ofrecieron aquella noche, uno bien puede olvidarse de atrezzos y zarandajas.

La práctica totalidad del set, estuvo centrado en los discos grabados con Mathias Jabs a la guitarra. Olvidada la etaba de Uli Jon Roth y descartado Michael Schenker demanera definitiva, Jabs había anclado posiciones en la jerarquía del grupo y a pesar de ser el más novato de todos ellos, había ganado una presencia (tanto física como creativa) que compesaba lo reciente de su aportación al grupo. De esta manera, ‘Lovedrive’, ‘Animal Magnetism’ y ‘Black out’ fueron los que se llevaron el gato al agua, lo que no deja de ser bastante significativo. En fin, a tenor de los comentarios que circulan por la red, los alemanes fueron los grandes triunfadores del festival y merecieron cerrarlo.

[VAN HALEN 20.05.83 22:00 P.M.]

Dave Lee Roth: Cantante Michael Anthony: Bajista Eddie Van Halen: Guitarra Alex Van Halen: Batería

REPERTORIO:

Romeo delight, Unchained (drum solo), Thee full bug, Running with the devil , Jamie’s crying , So this is love, Little guitars, Bass solo / Dancing in the street , Somebody get me a doctor, Girl gone mad , I’m so glad, Dance the night away, Cathedral , Secrets Drum solo, Everybody wants some Ice cream man, Pretty woman, Guitar solo, Ain’t talking bout love, Bottoms up, You really got me, Happy trails

Con la noche llenando el cielo de California, había llegado el momento de cerrar el festival, y naturalmente, había que hacerlo a lo grande. Un acontecimiento de la magnitud que este tenía, por fuerza necesitaba terminar de una manera tan espectacular, que no fuese posible olvidar en mucho tiempo. Para ello, nadie mejor que VAN HALEN, quizá la banda más emblemática del rock duro americano en aquel momento, o cuando menos, una garantía de técnica y espectáculo a partes iguales: justo lo que se supone que era el espíritu del festival.

Como en el caso de la mayoría de las bandas participantes, el show de USFEST trajo a los VAN HALEN más excesivos en todos los sentidos. Solo hay que tener en cuenta el millón y medio de dólares que cobraron por la actuación para hacerse una idea del nivel al que habían llegado en sus egos y su banalidad. No digo que no merecieran esa cantidad o el doble si queréis, pero el hecho de que cobrasen millón y medio por la sencilla razón de que David Bowie cobraba un millón es significativo. Eso por no hablar de los continuos e infantiles ataques de David Lee Roth hacia Mick Jones y Joe Strumer de THE CLASH, que habían tocado el día anterior, tanto en la rueda de prensa como sobre el escenario. En todo caso al menos consiguieron la pasta y aparecieron en el libro Guiness de los records, como la banda mejor pagada de la historia por un solo show, porque efectivamente, Roth y sus compañeros, hicieron el concierto sin estar en medio de ninguna gira ni nadad parecido. De hecho estaban en el estudio preparando su millonario “1984”, y tuvieron que interrumpir la grabación para preparar aquel evento aislado como si se tratase de una gira: diseñar el vestuario, el atrezzo, el backline en escena y todo lo que esto conlleva… en fin, supongo que un millón y medio de dólares bien merece un madrugón.

Sea como fuere, lo cierto es que si hablamos de excesos, donde realmente los hubo fue sobre el escenario. El grupo, sus canciones, su puesta en escena, su técnica… todo ello daba sentido a la expresión esa de ‘más grande que la vida’ o ‘larger tan life’, que tanto usan en aquel país. VAN HALEN era trasladar los bulevares de Hollywood y los casinos de Las Vegas al mismo escenario y pasear por sus calles con una banda sonora técnica y creativamente perfecta. El set que desarrollaron a lo largo de su actuación, recorre año a año toda su carrera pre-‘1984’ (no podría ser de otra forma) de una forma muy original ya que solamente en una ocasión hacen dos canciones seguidas de un mismo disco, es decir saltan de ‘Woman and children first’ a ‘Fair Warning‘ para luego visitar ‘Van Halen’ o ‘Van Halen II’ pero así con todo, se las arreglan para dar prioridad a su, entonces, obra más reciente, ‘Diver down’.

Aparte hay un solo de cada músico, e incluso por si alguien se quedaba con gana, nada menos que dos! de batería. Todo esto en un escenario gigantesco como lo era la banda en aquellos días. Todo el suelo está cubierto por franjas de colores blanco y rojo, emulando el diseño de la guitarra de Eddie, y os aseguro que son unos cuantos metros cuadrados!! David Lee Roth va quitándose progresivamente su atuendo, despojándose de un enorme guardapolvos de lentejuelas (para no olvidar) y demás fulares y colgantes y a Alex casi ni se le ve detrás de aquel megakit de batería… es decir, todo aquello que veíamos en las revistas y que sólo podíamos imaginar. ‘Ain’t talking bout love’, ‘Booton’s up’ o ‘You really got me’ son las canciones que cierran el evento amen de un solo de guitarra. El atuendo de David Lee Roth en la segunda parte de la larga actuación consiste en una especie de tres cuartos de flecos en plan serpentina que merece la pena reseñar. En fin, si quieres acercarte al lado americano del rock duro en los ochenta, aquí tienes desde luego uno de los más representativos standard de aquella historia.

Miguel. Asturias

Anuncios

18 pensamientos en “ON STAGE

  1. ¡Hola todos!

    La primera vez que busque videos en “Youtube”, escribi: ” US festival 83 Judas Priest”. El ver aquellas imagenes del festival con Ozzy y su penacho, al rubio de Vince Neil y sus cueros, la megalomania de Van Halen, etc, fue magico, el poder tener acceso a cantidad de conciertos e imagenes que solo podias ver habitualmente en vhs piratas….buf, tremendo.
    Yo tenia trece años recien cumplidos en el momento del festival, me imagino que rapidamente leeria algo en alguna revista, lo unico que vi de imagenes en la Tv de este pais, fue del show de Scorpions, en pleno exito de estos.

    A mi, me encanta que editen estos conciertos, como el recien sacado de Judas Priest.

    • Hola FERNANDO. Pues sí, estos videos tienen un regustillo vintage, como se dice ahora, lo cual no es de extrañar habida cuenta los treinta años que están a punto de cumplirse desde que se celebraron los conciertos. Sin embargo, hay algo que llama la atención, y es que las pintas de los musicos no son tan diferentes de las que podrían llevar a dia de hoy. Con la excepción de Kevin DuBrown, los demás ( me refiero a todos los grupos) tampoco van tan cantosos como sería de esperar. Ahí tienes a TRIUMPH o a la banda de Ozzy con un aspecto perfectamente normal y a JUDAS PRIEST, VAN HALEN o MOTLEY CRUE bastante en la línea del look que han gastado toda la vida. Me pregunto si será lo mismo cuando dentro de treinta años veamos las pintas de RAMMSTEIN o así…
      No se si leerías algo en alguna revista, pero lo dudo, porque no se habló ni una palabra del festival. De hecho verás que ni hay dosier. Solo tenía un reportaje en SPIN y otro en KERRANG, y el primero de ellos era retrospectivo. Estuve pensando en incluir material de prensa de los grupos que se hubiese publicado en esa época pero no merecía la pena y además supondria que si en un futuro se comenta “Blackout” o “Shout at the Devil” ya no habría cosas nuevas que poner. No se por qué pero la prensa europea se pasó el asunto por el arco del triunfo ¿?.

  2. Que bueno que alguien reseñe el festival US! Y es una lástima que con el tamaño del evento no se haya editado más material en forma oficial…espero que la reedición del Screaming For Vengeance de Judas avispe un poco al resto de los grupos.
    Preguntas si Triumph eran conocidos en Argentina o Chile…y la verdad es que no puedo hablar por Chile pero en Argentina son unos ilustres desconocidos. El único ámbito donde Rick Emmett tiene un reconocimiento es entre los viejos guitarristas, ya que Rick era columnista de Guitar Player durante buena parte de los 80s y principios de los 90s. Y, antes de la sobredosis de info de internet, la edición americana de Guitar Player era una auténtia biblia para los aspirantes a guitarristas
    El show de Van Halen lo quemé a morir, en las viejas épocas del kazaa lo conseguí en mpeg y era mi único video del Van Halen clásico. Ahora, a distancia, y luego de haber visto varios conciertos más de la banda, puedo animarme a decir que el ser un show aislado y no uno en parte de una gira se nota mucho! Aún con el profesionalismo de Van Halen, se nota que la banda no está tan aceitada y engrasada como el show de Dallas del 82 (Humildemente, lo mejor que se puede conseguir del VH clásico en video) David Lee Roth nunca fue un gran cantante, y menos en vivo, pero en este show se pasa y en numerosos tramos es un dolor oírle. Recomiendo un VHS que se editó con extractos del show de todas las bandas…se incluían 4 canciones de Van Halen, con evidentes overdubs vocales que las hacían tolerables!

    • Hola ARIEL. Gracias por tu comentario. Bueno, a veces se hace casi obligatorio reseñar este tipod de citas multitudinarias qeu vienen a demostrar el estado de salud del heay metal en aquelllos momentos. Resulta imposbl imaginar algo así a dia de hoy.. no, resulta totalmente imposible que ocurra algo medio parecido. Cada no de los grupso con la excepción de QUIET RIOT podrían ser cabezas de cartel de un macro festival que se completaría con cinco o seis bandas medias (tipo SXON o WASP). Solo hay un festival que llegó a superar a este y se celebró muy poco después, apenas unos meses. Fue el de Dortmund de diciembre del 83, y el cartel era identico a este solo que cerraban IRON MAIDEN en vez de VAN HALEN y en lugar de MOTLEY CRUE y TRIUMPH figuraban KROKUS y M.S.G. ese lo tengo en dvd y es una delicia, una maravilla. El show de MAIDEN es brutal, era el último de la gira y fue cuando ‘mataron’ a Eddie, una pasada… en fin, igual algun dia me animo.
      Sobre TRIUMPH, su disco ‘Allied forces’ me tuvo osbsesionado una temporada, es una banda ala que recurrir cuando quieres desengrasar de tanto acero y cuero negro, y VNA HALEN tampoco han sido nunca mi grupo favorito, la verdad, peor bueno, justo es reconocer su valor…

  3. Aquello tuvo que ser la re-hostia, aunque yo no soy muy amigo de festivales; en una de las fotos se ve a la peña con el escenario al fondo a una distancia como de Madrid a Albacete, poco más o menos.

    El cartel es muy bueno, pero a mi me chirrían enormemente los Van Halen como cabezas. Sí, sé que en EE.UU. debieron ser una cosa descomunal, pero en europa no pasaban de ser una banda de 2ª o 3ª fila de la trinchera metálica.
    Y visto desde aquí llama la atención.
    Además, confieso que sin llegar a tenerles paquete, no me terminan de enganchar; me ponen bastante nervioso. Me voy comprando cada cierto tiempo alguno de sus primeros discos con la esperanza de que definitivamente dé con algo “redondo”, pero no hay manera. De cada disco rescato un par de temas, pero nada más. Y eso, les voy pillando cierta tirria.

    De Triumph sólo he oído un tema, porque recuerdo que aparecían en un vhs recopilatorio que tuve en su día. Ni me acuerdo de si me gustaron o no.

    Parecido me ocurre con Quiet Riot; me suenan un par de temas, pero jamás me han llamado como banda a la que estudiar.

    El resto sí; el resto es brutal.

    Ozzy en una etapa ya de cierto declive pero con muy buenos discos recientes por detrás;
    Judas a punto de conquistar los States.
    Scorpions en su momento cuasi-álgido (vendría entre 1 y 2 años más tarde el petar todo el Planeta a lo bestia).
    Y Mötley Crüe, en la pista de despegue, con los motores ardiendo a toda mecha a base de explosivos cócteles de infinitas sustancias, una imagen brutal y CANCIONES como la copa de un pino las que podemos encontrar en sus dos primeros discos.
    Too fast for love y Shout at the devil son dos obras maestras de metal-hard-rock cuya importancia musical queda muchas veces oculta por los excesos, salvajadas y estupidez de los cuatro maleantes aquellos. Nikki Sixx es un gran compositor, Mars un constructor de riffs de una simpleza brutal y poderosa…
    Muchas veces son infravalorados, pero eh, los Crue son una muy buena banda.

    • Hola MIKEL. Estoy contigo. Para tener que ver un concierto en una pantalla de video, lo veo en casa. Vale que no es lo mismo, pero bueno, poniendo en una balanza lo positivo y lo negativo de cada cosa… no se yo.
      También estoy c ontigo en el tema VAN HALEN, un grupo que nunca me ha dicho gran cosa, a pesar de que tengo todos sus discos con Dave Lee Roth y varios con Sammy Haggar. Nadie niega sus virtudes,pero no seré yo quien escuche dos de sus discos seguidos. Otra cosa es el imapcto que tuvieron en Estados Unidos. Está claro que si Steven Spilberg les hizo un guiño ( evidente guiño, diría yo) en “Regreso al futuro” , Michael Jackson acudió a sus servicios y son una referencia en Los Simpsons quiere decir que han trascendido el mero estatus de banda de rock para convertirse en un icono de la cultura norteamericana. KISS o AEROSMITH son otros dos ejemplos dentro del hard rock. Yo no sé si esto es bueno o malo, en todo caso, me da igual. Sobre TRIUMPH, inténtalo con “Allied Forces” es un gran disco. Sobre QUIET RIOT pfffff creo que su carrera habla por ellos mismos. Fueron un grupo que triunfó con un versión ( eso sí, triunfó de cojones) y lo volvieron a intentar al año siguiente con otra versión del mismo grupo. El esultado fue bajar del nº 1 al 15 y de ahí al 51 dos años después para terminar diluidos en no se sabe donde. En resumen, era un grupo mediocre que tuvo la suerte de estar en el momento justo y el sitio adecuado, pero cuyo material en ningún caso justificaba esa posición. .. bueno al menos a alguien se le ocurrió rescatar la canción “Metal Health” para la b.s.o. de “Crank” una peli de dar hostias sin parar protagonizada por el mítico Jason Statham.
      Sobre el resto… MOTLEY CRUE eran unos novatos con un cantante espantoso, pero amigo mio, vaya saber estar en el escenario. Estoy totalmente d eacuerdo contigo en su potencial escribiendo canciones e incluso tocándolas, pero aun por encima de eso yo destacaría su puesta en escena. Parecía que llevaban toda su vida tocando en ese tipo de arenas. SCORPIONS, que grandes, con sus célebres coreografías y, como tu bien dices, a punto de comerse el planeta. Desde leugo, si VAN HALEN son una institución en USA, SCORPIONS no lo son menos en Alemania. Hace tres o cuatro años, leí una ntrevista a un grupo cuyo nombre no recuerdo. El caso es que el entrevistado contaba que en un concierto en Alemania, estaban Klaus Meine y Rudolf Schenker como invitados como espectadores, no para tocar ni nada. El caso es que cuando el del grupo vio los camerinos había uno normal y otro espectacular, bueno pues elnormal era para el grupo que tocaba y el espectacular para Klaus y Rudolf y familia!!! Y eso que, repito, fue hace tres años o así, imagínate a mediados de los 80… ni Hitler mandó tanto en Alemania.
      Luego están OZZY y JUDAS PRIEST. Puedes intentar hacer una cosa. En Youtube están ambos conciertos. Busca el momento en que ambos cantantes salen a escena y compara. OZZY yo creo que no sabe ni donde está. Sale disfrazado de indio y quiere darle un abrazo a un tipo (supongo que será el road manager) y después a duras penas se arranca el traje… en fin, da bastante grima. Luego has de ver el de JUDAS PRIEST. Sale Rob Halford dándose un paseo entre bastidores mientras canta, con una clase que raya en la arrogancia , mandando y dominando el terreno como nadie… ya no hablemos de cantar… ahí no hay comparación posible. En fin, como suele decirse: no lo digo yo, está ahí para verlo….

  4. Hola,
    Hará un mes, aproximadamente, mi mujer y yo fuimos a gastar unos cheques regalos de El Corte Inglés que mi empresa tuvo a bien darme por quedar de los primeros en unos rankings de ventas. Compramos ropa para el crio, yo sólo puse una condición: por lo menos quería llevarme un cd. Tuve en una mano el último de los Darkness y en la otra la edición 30 aniversario del “Screaming…”. Le pedí a Marta su opinión y con un buen criterio y conociendo al personaje me preguntó: “¿Alguno de los dos o los dos son una versión de discos que ya tienes?”. “Si, el de los Judas”. “Pues compra de vez en cuando alguno nuevo”. Me quedé con las ganas de ver ese DVD con los Judas en el 83 tocando ante media humanidad. Está en mi cesta de Amazon. Si baja de precio, caerá, mientras tanto ahí está youtube cargado de videos, algunos de muy alta calidad, otros parecen grabados desde VHS/Beta. Menudas bestias los Scorpions, muy bien Judas o Quiet Riot. Me han dejado frio Van Halen. Me hubiese gustado ver en ese escenario a los Maiden, sustituyendo a los Triumph por ejemplo, y espero que nadie se moleste. Este blog tiene una elevada carga de nostalgia, pero coincido contigo que quienes tuvimos 14/16 años en esa época podemos entender la importancia que el heavy metal tuvo en esos años. Sólo así se explican los Rock en Rio, el concierto de Dortmund o la importancia de la prensa especializada en esos años. De todas formas no nos dejemos engañar por los recuerdos. El Big 4 (metallica, Anthrax, Slayer, Megadeth), el Hellfest, el Wacken, etc. son buenos ejemplos.

    • Hola VICTOR. Adoro a los DARKNESS, puedes estar seguro, pero entre ellos y los JUDAS PRIEST de 1983 yo me hubiese decantado por estos. En todo caso también me parce un acierto espera a que baje de precio. Ya está bien de pagar cuatro veces por lo mismo. Dicho esto, coincido contigo y con Mikel sobre VAN HALEN… supongo que son un grupo al que hay que ver en su contexto. Es bien cierto que revolucionaron el panorama devolviendo al rock el formato de tres minutos por canción, evitando así los soporíferos temas de veinte minutos, y que su técnica sigue sonando fresca treinta años después pero….. no. ¿Sustituir a TRIUMPH por IRON MAIDEN? Joer, no pides tú nda ja,ja. TRIUMPH son una excelente banda pero más para escuchar que para ver. Sobre el escenario no aportan nada especial. IRON MAIDEN sin embargo, bueno, que te voy a contar…
      Efectivamente, la oferta de hoy es mucho mayor que la de entonces, pero esos festivales que programan a los grupos ¡por orden alfabético! No son para mí. Dortmund, por su cartel y su duración, me parece el mejor de todos ellos.

  5. Veo que a muchos les choca el lugar de Van Halen como cabezas de cartel. Y es que, pensándolo bien, Van Halen no es una banda de heavy metal y siempre va a chocar en esos grupos y festivales. Yo soy un gran fanático, me he escuchado de pe a pa todos los discos con David Lee Roth y también disfruto de muchos de sus trabajos con Sammy Hagar. Pero soy el primero en reconocer que la banda tiene más que ver con los Beach Boys que con Black Sabbath. Es una banda divertida, alegre, que poco tiene que ver con los lúgubres riffs de los 4 de Birmingham. Su lugar en ese festival…es que en E.E.U.U son jodidamente grandes….fuera de los States, Van Halen es una banda que escuchamos 3 pelagatos nostálgicos y la gente no ubica otro tema de ellos que no sea Jump. Pero en USA tienen un status de supergrupo al nivel de los Rolling Stones, no en vano se ha rumoreado que iban a cerrar el “Superbowl”, un evento al que siempre llaman a gente de la estatura comercial de Madonna, Celine Dion, o el de la supuesta reunión de los Guns que no fue.
    Ademas de ello, como guitarrista, invevitablemente tiendo a reverenciarlos, porque el aporte de Eddie Van Halen a la guitarra eléctrica es realmente increíble…más alla de gustos, definió el standard de como debiá sonar una guitarra. Soy un gran amante de guitarristas como Schenker, Dany Gatton, o Roy Buchanan, pero siempre han sido figuras de culto..en tanto que Eddie logró ser imitado tanto por adolescentes que se obsesionaban con sacar sus solos hasta con maduros guitarristas de sesión que, en el género que fuera, se vieron obligados a partir de los 80s a replicar el estilo de Eddie
    Obviament que muchas de las copias eran superficiales. En lugar de atender al icnreíble domino del blues y los bendings que tiene Eddie, se quedaban con la pirotecnia superficial. Ahí tienes a Steve Lynch de Autograph, un copycat terrible, o Steve Stevens, en el tema instrumental de Top Gun….

    • Hola ARIEL. Efectivamente, no podría decirse mejor. Quizá recuerdes que no hace mucho hablamos en esta web de un programa musical español llamado APLAUSO en el que aparecen VAN HALEN haciendo un playback. Era una simple actuación en el plató dentro de un programa donde los que cerraban el show eran META LOAF y THIN LIZY, que tocaban en una sala. Quiero decir con esto que eso jamás hubiese ocurrido en su país, donde serían la actuación estella no ya de ese programa si no de la semana entera. He conocido y conozco a muchísima gente amante del heavy metal y absolutamente ninguno tenía a Dave Lee ROth y compañía entre sus preferencias. Supongo que la percepción desde este continente no es la misma que en Norteamérica (lo digo porque tú mismo dices que en Sudamérica tampoco son lo más popular). Entiendo que tú como guitarrista adores al grupo pero no te perdono que catalogues a Schenker como figura de culto… 😉

  6. Ya era hora de hacer un homenaje al evento que tuvo lugar en San Bernardino allá por el 83.

    Era como un Monsters of Rock pero a lo “Made in Usa”.

    La verdad es que me extraña que a todos os extrañe, valga la redundancia, que Van Halen fueran los cabeza de cartel cuando había bandas como Scorpions, Judas Priest o el propio Ozzy que gozaban de gran popularidad por aquel entonces. Los Van Halen en EEUU son como Dioses. No sé a día de hoy que repercusión mediática habrá tenido su reciente gira con la incorporación en el seno de la banda de David Lee Roth. Seguro que ha gozado de un buen número de asistentes.

    Ya había leido yo en algún otro sitio que cobraron 1,5 millones de dólares. Además les ofrecieron 1 millón y dijeron que de eso nada que o cobraban más o no iban. Fijaros lo populares que eran que decidieron pagarles más. Una salavajada en aquel entonces que venía a equivaler a unos 350.000.000 de pesetas en el 83. Hoy en día 350 Millones de pesetas del 83 serían unos 6 millones de euros fácilmente.

    Yo tuve la oportuidad de conocer el US Festival a través de mis queridos angelinos Motley Crüe. Hará unos 8 años un amigo y tocayo mío me facilitó una copia de la actuación de los Crüe en el US Festival. La verdad es que me quede completamente alucinado. Joder los Crüe en estado puro en el 83 justo antes de editar su segundo LP “Shout at the devil”. La estética, la actitud, las ganas que pusieron, el setlist que ya incluía canciones del 2ª disco sin haberse editado todavía me dejaron sin palabras. Que ganas tenía de ver a los Crüe de principios de los 80 en vivo en DVD. Sencillamente genial.

    A raiz del show, empecé a buscar videos de las otras bandas que actuaban y cuando descubrí el cartel no daba crédito al mismo. Joder con tan sólo Scorpions y Ozzy ya me habría quedado más que satisfecho pero también estaban los Judas (clásicos del género donde los haya) y Van Halen.

    Lástima que a día de hoy este tipo de eventos estén completamente pasados de moda. Los festivales Europeos no me acaban de convencer. Mezclan a Limp Bizkit con The Darknees o Dream Theater el mismo día y parece que los únicos cabezas de cartel son Maiden o Metallica y unas 30 bandas más de relleno. Lástima no haber tenido la oportunidad de ser mayor en los 80 para viajar a Donington Park a ver EL CONCIERTO.

    ¿Por qué se dejaron de celebrar los Monsters of Rock? Quizá el grunge sea el culpable no lo sé. Que no me digan que el Download festival es lo mismo porque no me lo creo. Los Monsters of Rock de los 80 tenían a 5, 6 ó 7 bandas a lo sumo pero eran agrupaciones de primer nivel con tirón más que suficiente como para agotar las entradas en un abrir y cerrar de ojos. Era un concierto de un solo día y el estilo de las bandas era muy similar (siempre había excepciones como Metallica y Bon Jovi compartiendo cartel). Hoy en día me encantaría poder presenciar un concierto con el siguiente cartel:

    SCORPIONS (Me daigual si son cabezas de cartel o no)
    WHITESNAKE
    POISON (nunca han venido a Espña)
    MOTLEY CRUE
    OZZY OSBOURNE
    KISS

    OTRO CARTEL INTERESANTE SERÍA:

    IRON MAIDEN
    JUDAS PRIEST
    ACCEPT
    MOTORHEAD
    SAXON
    BLACK SABBATH

    Lo más parecido que se hace hoy en día es el BIG FOUR y creo que debería existir también en el estilo de Heavy Rock y Heavy Metal. Sería estupendo, pero los promotores necesitarían tener un cabeza de cartel muy fuerte como reclamo y sólo se me ocurren dos bandas más aparte de Metallica con tirón suficiente para hacerlo: IRON MAIDEN Y AC/DC.

    Enhorabuena por los artículos. Son muy buenos

    • Hola JORGE. Pues no se si la palabra es “extrañar”, más bien yo diría que nos “choca”… al menos a mi, y no tanto el éxito de VAN HALEN en USA, si no hacer la comparación con la modesta acogida que tienen en Europa en general y ESpaña en particular.
      Creo que ya lo había comentado por ahí pero está claro que en Norteamérica son un icono mediático, ahi tienes el episodio de Los Simpson donde salen enfurruñados Eddie y Sammy Haggar… si sale ahí es porque todo el mundo los conoce y saben que están enfadados… son parte del folclore. Es como si aquí ponen a Isabel Pantoja llorando por Paquirri ( con perdón de la comparacion) simplemente queiro decir que toda España conoce la historia, y en Norteamérica todo el mundo conoce a VAN HALEN.
      Efectivamente, cobraron un millón y medio de dólares. Pero lo más delirante del asunto fue que pidieron esa cantidad porqeu DAvid Bowie había alcanzado la cifra de un millón, que era lo que VAN HALEN habían apalabrado anteriormente… ¡flipa! ese fue motivo suficiente para negarse a tocar por menos. Una verdadera salvajada, si señor, a dia de hoy no ha habido un grupo que haya cobrado ese dineral por hacer un solo show… ni U2, ni ROLLING STONES… nadie!.
      Sobre MOTLEY CRUE y US FEstival, es curioso. ¡Si tienen tantas tablas como los propios VAN HALEN!. eran cuatro ruinas humanas qeu no habían pasado de tocar en garitos de mala muerte, con un disco que ni dios conocía, y parecen KISS o algo por el estilo. Lo cierto es qeu desde que hice el artículo este, “Shout at the devil” cae cada dos dias como mucho. Vince Neil apesta cantando, pero el disco es cojonudo!.
      Totalmente de acuerdo con respecto alos festivales. Hace un par de años en un concierto me dieron publicidad, no se si era del Waken o algo así y traía a las bandas ¡por orden alfabetico! joder, a mi eso me parece una broma. Despersonaliza totalmente a los grupos.
      Sobre Monstersof Rock ¿porqeu no se programa? pues porque esos tiempos ha pasado… ¿que podrías ofrecer hoy para un evento asi? no se trata de hacer festivales nostálgicos, de esos ya hay unos cuantos, y tienen su público. Lo bueno de MONSTERS era uqe mezclaba grupos curtidos con sangre joven que en su mayoría se hacían grandes… hoy eso no va a ocurrir porque ya nadie va a hacerse grande. Bastante tienen los grupos con sobrevivir dia a dia…
      De los dos carteles que aportas, sin el menor género de dudas me qeudo con el segundo je, je, aunque reconozco que un festival de dos dias con esos dos carteles por separado sería más grande incluso que USFESTIVAL o DORTMUND… y lo mejor es que sería posible! con la excepción de BLACK SABBATH.
      El big four es una buena idea, pero prefiero ver a ANTHRAX solos en una sala mediana o a SLAYER solos enun pabellón que tragame a MEGADETH que no me gustan nada o a METALLICA que no me dicen gran cosa…
      Gracias por tus palabras y hasta otra…

  7. Hola Miguel. Gracias por la respuesta y por este maravilloso portal del Heavy de los 80. Enhorabuena.

    En cuanto a lo que dices de Mötley Crüe debo corregirte una cosa (me sabe hasta mal hacerlo porque tienes una cultura innegable pero parece un pequeño detalle y no lo es).

    Los Mötley empezaron a tocar com bien dices en garitos o mejor llamémosles los típicos Clubs de Los Angeles (Rainbow, Troubadour, Whisky a Go Go…) con aforos muy limitados a 500 personas máximo aproximadamente.

    Lanzaron su primer disco Too Fast For Love pagado por el Sr. Koffman, un promotor urbanístico que quería probar suerte en el mundio de la música y acabó fichando a los Crüe. El pobre Koffman no sabía en que empresa se metía y pagó la novatada. Fichó a los 4 hijos de puta peor paridos de todo Los Ángeles.

    Sin promoción alguna, en tan sólo 3 meses se vendieron 20.000 copias del disco teniendo como único avalista el boca a boca de la gente. Para un grupo que toca en locales de aforo reducido es todo un logro.

    La compañía de discos Elektra, que en aquel entonces estaba dedicada en cuerpo y alma a artistas Estado Unidenses de estilo Pop o Soul, se hizo eco de los Crüe gracias al joven Sr. Zutaut, recién llegado a la compañía que un día se paró ante el Whisky A Go Go perplejo tras comprobar que la cola daba la vuelta a la manzana para ver a un desconocido grupo llamado Mötley Crüe. Pues bien, allí entró el joven Tom Zutaut y se quedó tan sorprendido de ver que la gente se volvía loca (según sus palabras en el libro “The Dirt”) que no dudó ni un instante en proponer a los Crüe para incorporar en el catálogo de artistas en la compañía Elektra. El disco volvió a ser grabado nuevamente y en la versión oficial quitaron un tema que si se incluía en su disco original “Stick to your Guns”.

    Es todo un logro para 4 macarras del nivel de los Crüe conseguir lo que hicieron teniendo en cunta que lo que estaba más de moda era el punk y el New Wave. Es cierto que los 4 miembros ya tenían un bagaje importante en su corta vida musical. El que más tablas atesoraba era Mick Mars, tras haber tocado durante años con varias bandas y sobre todo con los White Horse (banda de versiones a la que le ofrecieron un contrato discográfico). Nikki había tocado en el grupo local London con Blackie Lawless y el ex-cantante de Mott the Hoople entre otros. Vince estaba con su banda Rock Candy haciendo pinitos en los mismos locales anteriormente citados y Tommy tocaba en una banda llamada Suite 69 haciendo versiones.

    Tal fue el éxito a nivel local de los angelinos que entre los asistentes a sus conciertos se encontraba gente como James Hetfield, Jeff Beck o el propio Ronnie James Dio. Hasta los Scorpions preguntaban por los Crüe cuando aún no eran prácticamente nadie debido al revuelo que se estaba montando en torno a la banda.

    Pues bien antes del US Festival los Crüe ya habían tocado en auditorios con capacidad para casi 4000 personas (2 veces en el Santa Mónica Civic Auditorium o en Glendale Civic Auditorium) con tan sólo 1 disco bajo el brazo recién sacado del horno. Además, antes del festival promocionado por Apple, tuvieron la oportunidad de abrir para Kiss en 5 conciertos. No pudieron ser más citas con los Kiss porque los Mötley fueron despedidos de la gira. Las malas lenguas dicen que es porque Mötley cada noche superaba a los Kiss y a Gene Simmons no le gustó nada. Otras fuentes de información apuntan que Tommy y Nikki se trajinaban a la novieta del batería Eric Carr mientras el tocaba con los Kiss en el escenario.

    Hace bien poco, y con motivo de la gira conjunta denominada “The Tour” con Kiss y Mötley compartiendo cartel, Paul Stanley dijo en el programa de radio de Nikki Sixx “The Sense Radio” que en aquel entonces Kiss se encontraba en un mal momento de su carrera musical (editaban el “creatures of the night”) y necesitaban para abrir sus shows un grupo de reclamo. Increible pero cierto, así es la historia.

    También hicieron un tour por Canadá que no les fue bien. Terminaban casi todos su conciertos en pelea con el público que estaba acostumbrado a otro tipo de música y vestimenta en los clubes donde tocaban. Nikki no dudaba ni un instante en arremeter con su bajo en cualquier cabeza cuya boca se mofase de sus pintas o de su música.

    Miguel no es de extrañar que los Crüe se mostraran como lo hicieron en el US Festival. Eran jovenes, tenían ganas de comerse el mundo, ganas de pasárselo bien y además eran buenos dando conciertos. Muy buenos diría yo. usca algún video en Youtube de sus conciertos del 83 o del 85 incluso del 89-90 y verás que eran máquinas sobre el escenario.

    Estoy de acuerdo en que Vince nunca ha sido un prodigio de la voz pero no olvidemos una cosa, el Heavy en sí no está concebido para dar lecciones de canto, todo lo contrario, el heavy es actitud y de eso los angelinos han estado sobrados toda su carrera.

    Nunca quisieron ser los más rápidos, ni los más técnicos, ni los mejores tocando música, simplemente querían pasar un buen rato tocando, disfrutar, beber, drogarse y follar tantas tías como puedan y hacer que la gente que asista a sus conciertos disfrute y se lo pase bien. Esa ha sido su seña de identidad hasta la fecha. Todo lo demás se la ha traido bien floja a estos 4 personajillos.

    No es de extrañar que acabaran tocando en semejante festival con bandas de la talla de los Priest o Van Halen por citar algunos. El revuelo que se montó en Los Angeles (perteneciente al estado de California, lugar donde se celebra el US Festival) fue tremendo y los Crüe eran los amos de Los Angeles, no es coña ni me dejo llevar por mis gustos musicales, han sido varios los músicos y críticos especializaodos que lo han dicho.

    Ya comenté en otro post dedicado al disco Dr. Feelgood que los Crüe fueron responsables y precursores del movimiento glam en EEUU concretamente en el lado Oeste. De allí son casi todas las bandas del estilo como Ratt, Stryper, Poison, Faster Pussycat, Vixen, Bang Tango, Guns n´roses, L.A Guns, Wasp, etc.

    Y este es el pequeño pero gran matiz que quería destacar. Eran bastante conocidos en la escena angelina y en California y ya estaban empezando a tocar en auditorios de tamaño medio para 4000 personas. Su disco sin promoción se vendió francamente bien.

    De otras bandas sé lo justo y a veces ni eso pero de los Mötley lo conozco todo, ja, ja.

    P.D. Si Shout at the Devil te gusta (lo cual no me extraña a pesar de la voz de Vince) te recomiendo su disco de 1994 con John Corabi a las voces. Para mi su mejor disco a nivel musical con diferencia. Paul Gilbert o Richie Sambora dijeron de este disco cuando se editó que les parecía muy bueno. Yo coincido con ellos. Si ya lo conoces y lo has escuchado pues eso que has ganado.

    Keep on rocking!!!!!!!!!!!!!!

    • Hola JORGE… bueno, no sé qué decir… estaba planteándome hacer la reseña de ” Shout at the devil” pero después de leer este post, la verdad es que se me han quitado las ganas. Mayormente porque no me gusta hacer el ridículo ¿sabes? ja,ja, no hombre, eres toda una enciclopedia de MOTLEY CRUE. Desconocía muchas de las cosas que apuntas y agradezco que lo hayas hecho porque así me he enterado.
      Sobre el hecho de que tocasen ante tanta gente, no dudo que lo mereciesen, ¡para nada! lo digo más que nada en comparación al resto de grupos… en fin, quien no recuerda las imágenes de Ozzy ante aquella marea humana que era el California Jam cuando estaba al frente de BALCK SABBATH… las giras de JUDAS PRIEST ya eran antológicas o las de SCORPIONS y no digamos VAN HALEN… sin embargo MOTLEY CRUE eran en comparación, algo muy pequeño, y sin embargo su actitud y saber estar, demuestra un potencial apabullante. Fue algo que me llamo mucho la atención.
      Dices que vendieron 20.000 copias de “Too fast for love” sin apenas promoción y que eso es un logro… ¡un logro! yo creo que si quitas a BARON ROJO y OBUS, todos los grupos de la escudería Chapa (SOBREDOSIS, PANZER etc…) no vendieron tanto entre todos juntos. No sé a que cantidad se da un disco de oro hoy día pero creo que son 25.000 con que el mérito es mayor aun.
      También es muy cierto lo que comentas sobre el punk y la new wave. Quizá no vendieran discos pero la gente joven estaba muy pillada en ese estilo. Tengo un par de libros sobre el asunto, el famoso “Por favor mátame” que está más centrado en la Costa Este y “Tenemos la bomba de neutrones” que es lo mismo pero visto sobre todo desde California. Parece mentira todo el mejunje que había ahí montado. Grandes nombres salieron de ahí… BLACK FLAG, CIRCLE JERKS, RED KROSS, TSOL, GERMS… y las revistas de la época CIRCUS, STOMP, CREEM ROCK SCENE, HIT PARADER etc etc estaban volcadas en esa escena. Aparte de KISS y ALICE COOPER ( y Ted Nugent y AEROSMITH a ratos) apenas encontraras rock en casi ningún sitio) insisto, no eran grupos superventas precisamente, pero tenían muy liada a la gente. No en vano incluso unos rockeros como CRUE heredaron bastante de todo aquello.
      Desconocía lo de KISS y MOTLEY CRUE juntos…. como se nota que ya no estaban Frehley ni Peter Criss en las filas de los neoyorquinos. De haber sido así, seguramente hubieran hecho esa gira juntos y otras dos seguidas, pero claro sin ellos dos no había contrapeso. En cualquier caso, “Creatures of the night” y el estado de forma de KISS aun con maquillaje, en mi humilde opinión debería haber arrasado con MOTLEY CRUE y quien quisiera ponerse delante.
      Hay algo de tu mensaje con lo que no estoy muy de acuerdo y es con que en el heavy metal no tenga demasiada importancia la técnica y sí la actitud… hombre, no conozco ningún grupo heavy metal que haya salido adelante (por poco que sea) sin saber tocar, por mucha actitud que tengan… quizá VENOM tuvieron su minuto de gloria pero poco más, y no son mínimamente comparables. Solo mira el nivel que hay en ese festival. Es más de lo que nadie puede asimilar! En fin, Vince Neil era un desastre, pero el resto eran mucho más que solventes por no hablar de la capacidad e Nikki SIxx para componer.
      Bueno, pues lo dicho, gacias por esta lección magistral delo que deduzco es tu grupo favorito. Te voy a hacer caso con el disco que recomiendas. A ver que tal…

  8. Buenas Miguel,

    Pues efectivamente mi banda favorita (no me atrevo a llamarles grupo) son los Crüe.

    Entiendo que los compares con bandas o artistas ya consagrados como Ozzy, Judas, Van Halen o Scorpins todos ellos con muchísima carretera encima. Sin embargo, los Crüe demostraron estar a la altura a pesar de llevar la L de prácticas. Por eso triunfaban joder, sin discos ni carrera musical a sus espaldas y parecían los amos de la pista. Eso se llama actitud de la cual hablo más adelante.

    En cuanto a los shows de Kiss pues comentarte que varios comentarios de fans de la ápoca dicen que los Crüe hasta se fumaban al madman en vivo cuando le telonearon allá por el 83. Enumeran entre sus 3 mejores conciertos a los Crüe de antaño cuando eran teloneros de Ozzy o de Kiss. No son más que comentarios pero el propio Stanley lo ha admitido publicamente como ya he comentado.

    Cierto es que con otros compañeros de viaje en la gira con Kiss, el desmadre hubiese sido el pan nuestro de cada día. Vayapar de adictos el Sr. Criss y el Sr. Frehley.

    Para desmadre ya estuvo la gira con Ozzy en el 83 donde los escesos eran lo habitual, es más Ozzy ni los recuerda. No obstante, los Crüe estarán eternamente agradecidos a Ozzy por darles la oportunidad de abrir sus shows ante audiencias de 15.000 personas cada noche. La publicidad es tremenda. Siempre hablan de Ozzy como su padrino y le dan las gracias, no así a su mujer la sargento Saron.

    EEUU como país con semejante extensión geográfica, siempre ha sido segmentado musicalmente hablando (y hasta en Basket) en la costa Este y la Oeste. Los Metallica tuvieron que dejar el circuito de clubes Angelinos donde la tendencia era más Glam Rock para irse a San Francisco y acabar en la costa Este (Nueva York concretamente) donde el trash estaba mejor considerado o al menos parecía un mejor lugar para desarrollar una carrera musical.

    Por cierto la primera actuación de Metallica en el Whisky A Go Go se la consiguió Nikki Sixx y Vince Neil a Metallica abriendo para Saxon allá en el 82.

    El punk dominaba la escena musical hasta iniciada la década de los 80 momento en el que las tornas iban a cambiar. Los Black Flag con un Henry Rollins recién llegado a sus filas en los 80 y el resto de bandas que enumeras eran habituales en la Hit Parader y similares donde, como bien dices, Alice Cooper y Aerosmith se colaban de vez en cuando. Pero las cosas iban a cambiar. Por cierto la influencia de bandas como Sex Pistols o Ramones en los Circle Jerks o Black Flag es más que evidente. Decir que el Punk no deja mucho campo para experimentar. Recuerdo en un documental sobre la historia del heavy Metal que Rob Haldford se quejaba de que el Punk dominaba por encima de cualquier estilo musical a finales de los 70 (Rock) y criticaba que no sabían tocar el instrumento siquiera.

    En cuanto a lo que comentas de saber tocar, decir que tocar lo que es tocar, tocan todos los grupos el instrumento, unos mucho mejor que otros pero los Mötley (a excepción de Tommy Lee que me parece un batería realmente bueno, lo cual también decía en su día el Sr. Dio cuando los veía en Loas Angeles) los demás componentes no gozan de una gran técnica ni siquiera conocimientos musicales reglados. Hay gente que siempre los critica por no ser grandes músicos ni virtuosos ni hacer solos de guitarra veloces, y yo lo que pretendo decir es que el Heavy no es ser un gran múscio (si lo eres mejor) sino es más una actitud. Yo toco la guitarra hace ya 20 años y te puedo asegurar que tocar el bajo como lo hace Nikki Sixx lo haría hasta un niño de 6 años, no tiene ningún misterio. Sin embargo, algo tendrá el agua cuando la bendicen. Conozco músicos con un nivel mil veces mejor al de muchos grupos famosos pero les falta actitud y ganas de comerse el mundo por eso no triunfan posiblemente.

    Los RAMONES técnicamente hablando eran muy pero que muy limitados y sin embargo han sido uno de los mayores grupos Punk de la historia. Por cierto fue mi primer concierto con tan sólo 15 primaveras. No importa lo mucho que toques un instrumento sino la actitud que tengas. A eso me refería.

    Saludos Miguel.

    P.D. Por cierto, la voz de Vince o te encanta o la detestas.

    • Hola JORGE. Bien, parece que hemos acercado posturas y llegado a una conclusión: MOTLEY CRUE, con un disco de mala muerte y cuatro días en el negocio estuvieron a la altura de bandas con carrearas de años de duración y con discos en su haber que habían alcanzado cifras millonarias. No se trató de flor de un día como parece evidente y yo me agro mucho por elos, y sobre todo por sus fans, entre los que sin duda te encuentras.
      Sobre merendarse a Ozzy en directo, si te digo la verdad no me sorprende tanto como que lo hicieran con KISS. En fin, KISS puede que no estuvieran en su momento de mayor popularidad, pero su profesionalidad es legendaria y hacen los shows rindiendo al máximo, tienen un repertorio de morirse y su puesta en escena me parece que no deja lugar a duda… en fin, no te estoy negando nada peo me sorprende un pcoo. Ozzy sin embargo es un desastre, que con lo único que cuenta es con un repertorio enorme y unos músicos muy brillantes a su lado, pero que tampoco deben brillar en exceso por aquello de no hacerle sombra a él, así que seguro que tuvieron bastante más fácil comerle la tostada al Madman que a Simmons y compañía.
      Los desmadres con Ozzy … ¿Quién no ha oído hablar de eso?…lo de Ozzy lamiendo la meada de Tommy Lee es de aurora boreal…
      Es cierto, el público de EEUU es muy sectario, cercano al hooliganismo, al menos ne los 80’s así era. Heavies contra punks, thrashers contra fans del glam (lo de ‘kill posers’ era tan infantil como cansino), seguramente recordarás la memez de MANOWAR retando a TWISTED SISTER porque no eran verdadero metal.. ¿tu te imaginas a LEÑO retando a BARRICADA porque no eran lo bastante ‘auténticos’? … delirante.
      El punk dominó claramente la recta final de los setenta, pero el hecho de que, como Halford decía, sus conocimientos técnicos fuesen limitados, dejaba claro que era algo efímero que no duraría, al menos al nivel que tenía entonces. No recuerdo ningún grupo de la época (RAINBOW, BLACK SABBATH, QUEEN, THIN LIZZY, los propios JUDAS PRIEST…) que se viese influido en ese sentido. Ni siquiera a unos camaleones como KISS (que grupo más recurrente!) les dio por hacer algo que medio sonara a, pongamos por ejemplo DICTATORS…
      Entiendo perfectamente cuando hablas sobre actitud, pero creo que es un tema delicado porque también se puede volver en contra del músico en cuestión. Axl Rose, Freddie Mercury, Ritchie Blackmore o Ted Nugent son cuatro personajes con sobradas muestras tanto de técnica como de actitud… despedían actitud a raudales, pero todos somos sus fans ( bueno, quien lo sea) de su técnica, porque los cuatro son ( eran en el caso de Freddie) unos gilipollas como la copa de un pino… yo creo que esa palabra (actitud) está personificada en una referencia como Ian Lemmy Kilmister. Desde luego su técnica no brilla tanto como lo otro, pero tampoco puede decirse que le falte… en fi n no se si se nota demasiado que Lemmy es para mi lo que estos cuatro muchachos de L.A. son para ti je,je
      En fin, es un debate muy interesante sobre técnica o actitud, yo creo que lo mejor es coger a los grupos que tocaron en San Bernardino y dejar a MOTLEY CRUE , QUIETRIOT, OZZY y VAN HALEN para el sábado por la noche y dejar para los días de semana a SCORPIONS y TRIUMPH…. La pregunta hora es ¿Qué carajo hacemos con JUDAS PRIEST?

  9. Miguel a los Judas para el Domingo que es el día del Señor. Mira tú que nunca me han llamado especialmente la atención los Judas. Su disco Painkiller me parece una bomba de relojería, buenísimo, pero que hayan sido decritos como Heavy Metal no lo veo muy acertado. Sus discos de los 70 parecen más Rock que Heavy escuchados hoy en día. No obstante, el máximo de mis respetos a una banda que ha estado encima de los escenarios de todo el mundo siendo un icono del Heavy durante más de 30 años). En mi humilde opinión Haldford en vivo es tan soso como Ozzy. Bastante estático. Es mi humilde opinión que seguro no es compartida por muchos compañeros.

    En cuanto a Ozzy siempre me ha sorprendido lo sosete que es en vivo paseando de un lado al otro del escenario y dando saltitos. Como bien dices, sus canciones son ya clásicos del Heavy pero la culpa de todo ello lo tienen los pedazo de músicos que ha tenido alrededor.

    Su bajista actual dijo hace muy poco en una entevista que Ozzy se implica en la composición mucho más de lo que la gente piensa. A mi que me lo expliquen más detalladamente porque un tipo que dificilmente sabe leer, que además es dislexico (según él mismo reconoce en su libro “I am Ozzy”) resulta que compone como los ángeles. ¿Que va a decir el bajista actual (ni me importa como se llama)? Imagínate que dice: “Ozzy no sabe componer”, pues le dura el puesto en la banda bien poco.

    Siempre se ha dicho que Ozzy ha tenido mucha habilidad a la hora de escoger a sus músicos. Permíteme que lo dude. Antes de nada decir que me encanta la carrera en solitario del madman así como sus álbumes, excepto los 2 últimos que no suenan ni a Ozzy ni a Heavy. Suenan como los Nickelback o Papa Roach con ese sonido tan plano y distorsionado con compresión. Vamos una mierda.

    Un señor que estaba todo el día bajo los efectos de las drogas o pastillas o alcohol, encima ingerido en cantidades descomunales, no puede tener buen olfato a la hora de fichar a nadie.

    Su manager (Saron), o quien sea, le ha aconsejado muy bien, de eso no hay ninguna duda.

    No hace falta repasar los músicos que han pasado por la carrera en solitario de Ozzy hasta tener una carrera consolidada como artista (yo diría que hasta su 3er album en donde ya demostraba que hacia buenos discos, a excepción del chiste “Speak of the Devil” con versiones de Sabbath), todos los conocemos y sabemos de su hacer y calidad.

    Cambiando diametralmente de artista, los Kiss me encantan también. Los pude ver en vivo cuando el Sr. Criss y Frehley volvieron a la banda hace ya unos 15 años. Buen concierto, lástima de que estos grupos que basan sus shows en los aspectos visuales como luces, pirotecnia, maquillaje, etc no pudieran desplegar toda su artillería en España como en los USA. Por cierto, nunca entenderé porque los Kiss no tocaron en el US Festival o en Moscow Music Peace Festival del 89.

    En cuanto a la actitud veo que lo has entendido muy bien, al menos lo que yo opino. Lemmy es un bajista mediocre a nivel de técnica al igual que Nikki Sixx, pero su jodida actitud te cautiva. Lemmy no necesita más que salir al escenario decir “This is Rock n´Roll” y empezar a aporrear su bajo para darte cuenta de que no es uno más, que ese tipo tiene algo especial.

    Bajistas mejores los hay a patadas (Neil Murray-más estático y soso que Ozzy, James Lomenzo – muy buen músico pero sin actitud comparable, Chris Childs – muy melódico y técnico pero pegado al suelo con cemento, etc) pero les falta esa mala hostia o sentimiento de rebeldía.

    Como bien dices Axl Rose es un claro ejemplo de actitud, aunque compararlo con el Sr. Mercury me parece un poco osado en cuanto a artista y carisma. Actitud es la que tenían los Metallica de los 80 (no me gusta nada esta banda pero al César lo que es del César), Blackie Lawless, Manowar (que gracioso lo de Twisted Sister, no lo sabía. Dee Snider también ponía a caldo a las bandas Heavy Rock que empezaban por W como Whitesnake, Winger, Warrant…) Ramones, los Scorpions de los 80 y parte de los 90 (hoy en día klaus ni se mueve y parece un cantante POP coño). Por poner un ejemplo de no actitud pondría a Bon Jovi.

    Hace ya 5 años compré el Motorizer nada más salir a la venta. Nunca antes había comprado nada de Motorhead.

    Los había escuchado cientos de veces gracias a un amigo que no paraba de pincharlos en su doble pletina con MegaBass (que tiempos aquellos). A partir de Motorizer empecé a comprar un recopilatorio, algún DVD y pedí a mi hermano para mi cumpleaños que me descargara toda la discografía. Una banda fiel a sus principios y coherente con los mismos. Todos sus discos se caracterizan por ser albumes enérgicos, contundentes con ese sonido tan típico de Motorhead, por eso digo que son fieles a sus principios. No parecen haber estado influenciados por las modas o presiones mediáticas o de la compañía discográfica y eso es de admirar. Ahora entiendo porque no te gusta la voz de Vince Neil, ja, ja….te van más las voces de pelo en pecho. Seguro que me puedes dar todo un discurso de Lemmy y cia y dejarme atónito.

    Keep on rocking

    • Hola JORGE. “PainKiller” nos sorprendió a todos por dos razones principalmente,. La primera porque salió publicado en un momento en el que parecía que la banda estaba ya muerta y enterrada. Sin embargo, supieron reinventarse y dejar a todo dios con la boca abierta. Más sorprendente aun fue la huida de Rob Halford , cuando podría haberse quedado y chupar del bote durante unos años más… en fin. Sobre su actitud en el escenario, ja,ja pues sí, es estático, pero por pura pose. Me explico. Halford es un sobradillo de dimensiones estratosféricas y lo digo con el mayor de los respetos. Él sabe que con su simple presencia es suficiente, pero que encima, cuando se pone a cantar el mundo se pone a sus pies y así lo refleja en esa pose de rey absoluto. Sin embargo, puedes leer cualquier entrevista, o verla en video o leer los comentarios al respecto y se nota a kilómetros que es pura pose, porque al parecer es una persona humilde y cercana como pocas y sobre todo muy simpático.
      Me temo que si Ozzy es como es sobre el escenario, más bien se debe a una torpeza innata a un estado químico que le tiene bastante clavado al suelo. La legendaria habilidad de Ozzy o más bien de su entorno ala hora d elegir músicos, se terminó con Zakk Wilde ( que tampoco es para tanto, la verdad). Desde entonces ha seguido intentándolo pero está claro que su tiempo de rockero hace años que terminó uy no le interesa a tanta gente como antes (por decirlo amablemente). Sin duda el comentario del bajista fue bastante subjetivo. No dudo que haga su aportación a las canciones pero supongo que la cosa va más por dar o no el visto bueno. Solo hay que oír lo que hacía en BLACK SABBATH: las leras las escribia Geezer Butler y las melodías de la voz en casi todos los temas eran las mismas que llevaba el riff de guitarra… y eso que era un mozalbete semi sano…
      Sobre KISS, es cierto que no eran muy de grandes festivales, supongo que ELLOS ERAN el festival, admeas ¿Quién en su sano juicio iba a querer en un festival tocar con ellos? Era una pelea perdida de antemano!.
      Sobre Lemmy, pues efectivamente, hay millones de bajistas mejores que él pero ¿Cuándo ves sus fotos realmente ves a un bajista? Yo creo que no, la mayor parte de la gente ( yo soy el primero en incluirme) vemos el reflejo de lo que hubiésemos querido ser nosotros: Un outlaw respetado por ellos y querido por ellas, sin ataduras, imbatible… un superhéroe inmortal que en vez de mallas y calzoncillos por fuera como Supermán, viste de negro , va con las camperas por fuera, con ese bigote con perilla y como tu comentas, solo ha de decir ‘We are Motorhead and we play rock and roll’ y el mundo se viene abajo… a Lemmy no se le escucha, se le siente, je,je.
      Lo de MANOWAR y TWISTED SISTER fue legendario. Tanto es así que hasta hace solo cuatro o cinco años creí que era todo mentira. Te explico. La cosa fue que en la HEAVY ROCK o POPULAR1 (no recuerdo bien, pero creo que era la Heavy rock) se comentaba que MANOWAR habían dicho que TWISTED SISTER no eran verdedero metal y que eran unas mariconas que se pintaban, al o que TWISTED SISTER respondieron retando públicamente a MANOWAR en Central Park ara darse de hostias (ambos grupos son neoyorquinos). El caso es que al final MANOWAR alegaron que estaban de gira y no podían bla,bla,bla. Entonces lo creí, pero con el paso del tiempo pensé que sería una chorrada más de la prensa y tal, pero hete aquí que hace algunos años (4 ó 5) leyendo ua entrevista a DICTATORS, concretamente a Ross the Boss, este comentaba el incidente. Ross era el guitarrista de MANOWAR y antes había sido de DICTATORS, y el bajista de TWISTED SISTER Mark “the Animal” Mendoza también había tocado en DICTOROS así que Ross the Boss por un lado y Mark The animal por otro convencieron a ambos grupos de que no pasasen a ”la acción”, porque ellos habían sido compañeros y no iban a ostiarse por esos comentarios… en fin, de patio de parvulario….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s