Cronologia

 

..:: MERCIFUL FATE: Nuns have no fun”::.

LOS MÁS VETERANOS DEL BLOG RECORDARÉIS ESTE POST.   FUE UNO DE LOS PRIMEROS QUE SE PUBLICARON, Y QUISE RECUPERARLO PARA SUBIRLO HOY DE NUEVO,  YA QUE ESTE DISCO ES EL NUCLEO DEL PROGRAMA DE   T N T R A D I O METAL80, QUE SE EMITE A TRAVES DE LA RED A LAS 20:00.  EL CASO ES QUE AL IR A BUSCARLO…. HABÍA DESAPARECIDO, Y VEO CON ESTUPOR QUE NO HA SIDO EL UNICO. ALGO PASA AQUI, ASÍ QUE COMO MEDIDA DE URGENCIA AQUÍ TENÉIS EL POST EN CUESTION Y ESTOS DIAS ME DEDICARE A PONER EN ORDEN EL S ITIO .

RECUERDA.

HOY JUEVES 19, A LAS 20:00 EN TNTRADIO

 

 

 

 

 

 

 

1.Doomed By The Living Dead (5:07)  2.Nuns Have No Fun (4:17)  3.A Corpse Without Soul (6:52) 4.Devil Eyes (5:48)

King Diamond – Voz
Hank Sherman – Guitarra
Michael Denner – Guitarra
Timi Hansen – Bajo
Kim Ruzz – Batería

La extraña pareja.

JUDAS PRIEST aun no habían editado su debut “Rocka rolla”, cuando dió comienzo la carrera de King Diamond. Nacido como Kim Bendix Petersen en Junio del 56, este extraño danés fue el típico visionario con dificultades para encajar, debido en parte a su particular visión de la vida pero, sobre todo, a su forma de entender la música, un paso adelantado al resto.
BRAINSTORM, BRATS o BLACK ROSE fueron los nombres de algunas de las bandas de las que Diamond formó parte antes de dar el paso definitivo que le daría la fama internacional. La devoción por el hard rock del cantante quedaba patente en las canciones que las citadas bandas tocaban, pero su visión del espectáculo no le iba a la zaga. La influencia de ALICE COOPER dejó su marca en uno de los gimmiks que utilizaba Diamond, consistente en que dos tipos disfrazados de enfermera le sacaban a escena en silla de ruedas… Lo más curioso es que el bueno de King hacía este tipo de cosas en una banda que se limitaba a tocar versiones!. Una prueba clara de que su idea iba a otro nivel. En fin, tras los clásicos cambios de banda y el ir y venir de un lado a otro, encontró su asiento más importante en los citados BRATS.
Esta banda, liderada por el guitarrista Hank Shermman, tenía un pie en el heavy metal y otro en el Punk, hecho que King Diamond estaba decidido a cambiar con su incorporación orientando el sonido únicamente al heavy metal, como es evidente. Sherman llevaba algún tiempo pensando en la misma dirección, y la entrada en el grupo de Diamond terminó por decidirle a llevar a cabo tales cambios.
La banda contaba con un álbum en su haber y material suficiente para un segundo trabajo, por lo que invitó a un representante de la compañía CBS a escuchar sus canciones. El cambio de orientación del grupo les costó el rechazó por parte de la compañía que les exigía material más asequible, algo a lo que parte del grupo se negó. Está de más decir que Sherman y Diamond, junto a Karsten (el guitarra rítmica) fueron los que rechazaron el plan de la multinacional.
La escisión tomó forma y los tres, ayudados por amigos en la base rítmica, grabaron una demo que resultó ser tan agresiva que de inmediato asumieron la necesidad de cambiar su nombre.
Tras quedarse con el que todos conocemos , lo más urgente era estabilizar la formación, algo que tardaron en conseguir, pero que finalmente lograron fichando a Timi Hansen y Kim Ruzz en bajo y batería respectivamente,completando la banda junto a los uitarras Hank Sherman y Michael Denner, además de King Diamond, por supuesto

La oportunidad de inmortalizar sus canciones en un vinilo les vino de la mano del sello holandés Rave-On Records. Antes habían participado en un par de recopilatorios, pero esta iba a ser la primera ocasión en que su nombre aparecería ocupando la portada en solitario. “Nuns have no fun” fue el título que recibió aquel trabajo, grabado y mezclado en tres días en los Stone Sound Studios. La escasez de tiempo quedó impresa en algunas de las partes del discos, especialmente en los solos de guitarra, que están grabados en primera toma. El productor del disco, Jac Hustinx, era también el propietario de la compañía, por lo que no era fácil convencerle para que les diese más tiempo de estudio.

En cuanto al contenido de lo que grabaron, decir que se trata de cuatro grandes canciones, la primera de las cuales se titula “Doomed by a living

Reseña en Kerrang nº36, Febrero 1983

 Dead“. El riff de la misma es sencillamente, heavy metal clásico. Sin embargo hay algo en él que visto a toro pasado brillaba con luz propia. No sabría decir si era el rasgueo, la oscuridad de su melodía o qué exactamente, pero tenía algo que lo separaba del común de los grupos que en 1982 veían salir sus discos al mercado. Continuos cambios de ritmo interpretados sin el menor complejo que ponían a la banda en el mismo plano (salvando la distancia) en el que JUDAS PRIEST habían estado casi una década antes. Sorprendentemente, la secuencia giraba 180º con el segundo de los temas, “Nun have no fun“. La canción cuyo nombre se usaba para denominar al disco estaba mucho más en la línea de lo que se hacía en aquel lejano año, y la referencia inmediata eran los IRON MAIDEN de Paul Dianno con quienes comparte un lejano regustillo punkrockero. Quizá el hecho de que King Diamond se tome un pequeño respiro y decida ofrecernos una voz, digamos normal, ayuda a tal percepción…La vuelta a la ‘normalidad’ si por esto entendemos lo que uno espera de una banda como esta, viene de la mano de ” A Corpse without soul“, con sus casi siete minutos de tradición británica, aunque fuese hecha fuera de las Islas. De nuevo hay que recurrir a las evidentes referencias a la banda de Rob Halford y al buen hard rock oscuro de la décad de los setenta (NECROMANDUS, BLACK SABBATH, ATOMIC ROOSTER…) pero puesto al día.
Con “Devil eyes” se cierra el disco en una sorprendente vuelta de tuerca, que en esta ocasión nos lleva a recordar a THIN LIZZY. Entendámonos. La canción sigue en la misma trayectoria que el resto, pero su orientación es un poco más melódica y los dibujos de las guitarras están más trabajados y cuidados, cosa que nos lleva a pensar en la banda de Lynnott. No esperes un ‘Rosalie’ ni nada por el estilo. Simplemente trato de dar una referencia.
Es, en resumen, un trabajo muy sólido para su tiempo, que demustra un gran talento en lo que se refiere a la composición de los temas y su proyección en el tiempo, es decir, eran canciones con futuro que no caerían fácilmente en el olvido. Lo austero de su producción y la escasez de efectos vocales en comparación a lo que el futuro trajo a la banda, lo hacen aún más valioso y meritorio. Imprescindible!.
Miguel. Asturias

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s