Cronología

..::JUDAS PRIEST: “Screaming for vengeance”::..

-The Hellion   -Electric Eye    –  Riding on the Wind       -Bloodstone     -(Take These) Chains     -Pain and Pleasure     -Screaming for Vengeance     -You’ve Got Another Thing Comin’     -Fever     -Devil’s Child

Rob Halford: Voz.  K.K.Downing: Guitarra.    Ian Hill: Bajo.     Glenn Tipton: Guitara.   Dave Holland: Batería.     Tom Allon: Productor.    Dough Sampson: Arte.

Este atículo se completa con un dossier, cuyo contenido y forma de conseguir están descritos al final del artículo.

 

La edición de “Point of entry” desconcertó a propios y extraños. Después de iniciar en 1974 una carrera en dirección ascendente con el magistral “British Steel” (1980) como techo, JUDAS PRIEST dejaron boquiabiertos a los fans de medio mundo publicando un álbum, que aún siendo un gran disco, ponía en riesgo todos los logros conseguidos hasta entonces.  De haber salido en otro momento, quizá el problema no hubiese sido tal, pero en 1981 había una verdadera horda de grupos nuevos y no tanto, cuyo objetivo único era arrebatar la corona a la banda de Rob Halford.

SAXON, ACCEPT o IRON MAIDEN publicaban “The Eagle has landed”, “Restless & Wild” y “The number of the beast” respectivamente, discos con los que esos grupos hubiesen podido aprovechar el ‘descuido Point of Entry’ para calzarse las botas de los de Birgminham y quedarse con todo el pastel. Nada más lejos de lo que ocurrió. Dicen que  a toda acción corresponde un reacción, y la de JUDAS PRIEST fue taxativa: con la publicación de “Screaming for Vengeance”, no quedó  asomo de duda sobre  quién era quién en el mundo del heavy metal.

Corrían los últimos meses de 1981. España no solo preparaba sus mundiales y su ingreso en la OTAN, si no que en una de sus islas, Ibiza para ser exactos, se estaba dejando lista lo que sería una de las piedras angulares del heavy metal en los próximos años. Aquellos cinco ingleses acompañados de su equipo, iban a aplicar la única fórmula que ha dado resultados probados, utilizando trabajo y talento para escribir material nuevo y perfilar las ideas que ya traían. Era como lo  habían hecho hasta entonces y no veían la necesidad de cambiar ahora: cinco amigos haciendo lo que más les gustaba.  Tan solo interrumpieron el trabajo para hacer algunos conciertos sueltos por su país natal y para pasar la Navidad en familia, regresando a los Ibiza Sound Studios  en Enero de 1982 donde registrarían unas canciones que después  viajarían  de España a Florida, donde pasarían por el proceso de mezcla y remasterización en  los Beejay Studios y los Bayshore Studios de Orlando y Miami respectivamente.

Tom Allom, el creador del sonido de BLACK SABBATH y JUDAS PRIEST.

Poco se sabe sobre el proceso de creación y grabación del disco, y en realidad, poca importancia tienen esos detalles, cuando escuchas lo que finalmente quedó imprimido entre los surcos de aquel trozo de vinilo negro. Como apreciación personal, me gustaría apuntar que “Screaming for Vengeance” me parece un álbum para escuchar del tirón, un todo formado por partes, que si bien nada impide escuchar y disfrutar por separado, creo que rinden más como conjunto. La producción de Tom Allon es muy superior a la de trabajos pasados y se podría comparar a la de Martin Birch en “Piece of Mind” o Ronnie Dio en “Holy Diver”. Si fuese periodista, seguramente podría describir con palabras la sensación que me produce escuchar  este disco, pero no es así, por lo que espero que habiéndolo escuchado tú, entiendas lo que digo… me vienen a la mente palabras como compacto, denso, barroco… pero en ningún caso recargado o sobre producido, como el caso de muchos discos norteamericanos de la época . Es fuerte e intenso, pero al mismo tiempo limpio, casi cristalino.

Bien, todo empieza en “The Hellion”, una espléndida intro que ha hecho historia en el heavy metal. Recuerdo que cuando oi el directo de HALFORD en Brasil, resultaba emocionante oír todos aquellos miles de gargantas coreándola… en fin, uno está acostumbrado a oír al público entonando estribillos, pero rara vez ocurre con una melodía de guitarra.  A partir de ahí, se desata una avalancha de heavy metal como apenas se conocía por aquel entonces: “Electric eye”,  “Bloodstone” , “Riding on the wind”, “You’ve got another thing comin” o el tema que daba título al disco, “Screaming for vengeance” eran escupidas desde los altavoces de los radiocasetes ( o tocadiscos, quien lo tuviese) de los fans. JUDAS PRIEST había consolidado su posición en lo más alto de la escena co aquellos riffs afilados e intensos cuya escucha disculpaba en apenas unos minutos el desliz de su anterior trabajo.

Aunque aquí, en España, no nos importase tanto (al menos entonces) cabe reseñar que no solo la música había avanzado. El plano lírico también pasabaRob Halford en ua  pose inquietante. por una actualización que terminaba definitivamente con todo lo que JUDAS PRIEST pudiese haber heredado de su etapa setentera … que tampoco era mucho, la verdad sea dicha. Las letras de Rob Halford nunca habían estado especialmente orientadas al mundo de la magia o los dragones, como en los casos de RAINBOW o URIAH HEEP, pero con este disco, Halford tomaba dos direcciones. Por un lado se metía de lleno en la temática futurista o de ciencia ficción, si se quiere. Ahí estaban “Ridin’ on the wind” y sus alusiones al espacio o los guiños al ‘Gran Hermano’ que Orwell utilizase en su libro “1984” (Electric Eye”), pero por otra parte asentaba sus textos sobre temas no tan fantasiosos. La mayoría eran canciones con cuyas letras cualquier fan podía sentirse identificado. Desde la degradación del planeta (“Bloodstone”) o el obligado impulso de rebeldía de “Screaming for vengeance”, pasando por declaraciones de principios como “You’ve got another thing coming”. En todo caso, las letars eran una huida hacia delante con respecto a los textos de los setenta que seguían utilizando muchos de los grandes en 1982. El propio Rob Halford se encargaba de aclarar el asunto en estos términos:

“Estoy convencido de que la gente se ha hartado de oírme gritar sobre demonios, muerte y destrucción todo el tiempo. Siempre ha existido una tendencia dentro del heavy metal a tocar esa clase de temas, y es porque en realidad, muchas veces a las letras no se les da la importancia que debiera (..) “

Downing y Tipton, el dúo hachero por excelencia.

Si es cierto o no queda al albur de cada uno, pero una cosa está clara: el trabajo que él hizo para este disco fue monumental. Igualmente cabe decir del que firmaron el dúo hachero del heavy metal por excelencia, K.K. Downing y Glenn Tipton firmaban la música de una colección de canciones a la que únicamente podía hacerse un  par de reproches. El primero “(Take this) Chains”, que ni siquiera era de ellos, ya que fue comprada a un compositor llamado Bob Halligan, y la segunda pega, podría estar en “Fever”, una especie de power-ballad que rompe u poco la dinámica del conjunto. En todo caso, la secuencia que utilizaron para trabajar funcionó tan bien como de costumbre. K.K. Downing se la explicaba a la prensa:

“Hay algunas canciones que  yo le presento a Rob y Glenn, y otras que ellos me presentan a mí, pero hay una gran democracia en el grupo. Cuano Glenn aporta su material, puede qe no sea en gran cantidad, pero ahí está para escucharlo. Lo mismo sucede con Rob, pero al final todos firmamos en el mismo porcentaje, porque otras veces son ellos quienes ponen el ochenta por ciento y yo solamente el resto…. Y así es como trabajamos”

El artwork del disco también fue en cierto modo rompedor. Bien es cierto que hereda algo del pasado, ya que no oculta cierta similitud con el de “Sad wings of destiny” en cuanto al tema. Es decir, el estilo es absolutamente diferente, pero las alas desplegadas ocupando casi  la mitad d ela portada están presentes en ambos casos. Pero decía que era una portada bien diferente a lo que se solía recurrir, especialmente por sus tonos naranjas ya marillos que servían de base a la legendaria águila que fue el primero de una serie de tres trabajos firmados por Dough Johnson ( quien también trabajó para KISS en “Rock & roll over”, MOTORHEAD en “Bomber”, y muchísimos otros).

Resumiendo, JUDAS PRIEST habían editado un disco magistral de cabo a rabo, pero la verdad es que  visto a toro pasado resulta difícil de creer que este fuera el trabajo con el que finalmente  alcanzaron la posición que merecían. Es decir, no fue con “Exciter”, ni con “Sin after sin”, ni con “Unleashed in the east”…¡ni siquiera con “British Steel”! títulos, que son palabra de Dios para cualquier amante del heavy metal, y que sin embargo no hicieron de este grupo algo verdaderamente grande, sino que hubo que esperar  nueve álbumes grabados a lo largo de ocho años , para verse recompensados en su justa medida ( bandas que buscáis la fama en cuatro meses, tomad nota!!). Gran parte del éxito fue debido a la definitiva entrada del grupo en el mercado norteamericano merced a la mastodóntica gira que hicieron en aquel continente.

El tour empezó en Agosto de 1982 y se alargó  por siete meses, durante los que, salvo por el parón navideño y la consiguiente vuelta a casa, permanecieron en Estados Unidos. ¿Tuvo algo que ver el cambio de agencia de management? Posiblemente. La banda pasaba de Arnakata Management Inc. , su agencia de toda la vida, a depender de Secret Management Inc. Lo cual suponía asumir cosas que quizá con la otra agencia no se hubiesen hecho. El tour en principio estaba más equilibrado entre Estados Unidos y Europa, pero la demanda de shows por parte del público fue tal, que Secret Managent cambió sobre la marcha todos los planes de gira, cancelando las fechas europeas a favor de Norteamérica, que acogió la gira promocional de “Screaming for vengeance” casi en exclusiva.  Tan solo a finales de 1983 se dejaron ver en Europa y Alemania, en un mini tour que prácticamente se solapaba con el comienzo del “Defenders of the Faith tour”, el cual empezó apenas un mes después y dejando un poco en la duda donde acababa uno y donde empezaba otro.

Esto no fue algo que gustase absolutamente nada entre su público inglés, de hecho les costó un aluvión de críticas,  que sin embargo no fueron suficiente para torcer la determinación que el grupo tenía por llegar más alto en cada paso que daba . Bien, las bandas que acompañan a JUDAS PRIEST en el periplo americano, son un verdadero lujo. En la primera parte, los papeles se reparten entre DEF LEPPARD, URIAH HEEP y KROKUS, mientras que en la segunda son AXE y IRON MAIDEN quienes abren para ellos.  También cabe destacar varias fechas significativas dentro del tour. Las primeras son las del 9 y el 12 de Diciembre de 1982, en san Antonio y el Midshout Colliseum de Memphis respectivamente,  donde se grabó el mítico video dirigido por Mick Anger, y originalmente titulado “Judas Priest – Live” (nada que ver con la cosa esa en directo que grabaron algunos años después).  Desconozco  la repercusión que pudo tener en su día, pero su inclusión dentro de la caja  de cd “Metalogy” en formato  dvd con el sonido remasterizado es un verdadero acierto. A pesar de su producción poco brillante, llegando a utilizar una cámara con la lente sucia durante un buen tramo del show, en cada fotograma podemos ver al JUDAS PRIEST que nos voló la cabeza. Cuero, tachas, látigo, Harley Davidson, K.K. arqueado hacia atrás, Halford moviéndose como  una especie de Godzilla borracho… una verdadera delicia  para cualquier amante del heavy metal sin complejos.

Halford dominando sobre 300.000 personas en el legendario US Festival

Otro momento igualmente importante (para ellos seguramente mucho más) fue su inclusión dentro del US FESTIVAL, el 20 de Mayo de 1983, una fecha un tanto descolgada de la gira, ya que tuvo lugar después de un parón de dos meses en los que el grupo se dedicó a descansar . Actuar allí fue un auténtico shock para los miembros del grupo. El propio Rob Halford lo recuerda como algo fuera de lo común:

“Sabíamos que iba a ser el dia más grande del festival, simplemente porque los fans del rock duro se identifican plenamente con este tipo de eventos al aire libre. Volamos desde el hotel en helicóptero durante un trayecto de unas diez millas y de repente vimos hectáreas de terreno ocupadas por coches aparcados, como un verdadero océanos de metal. Cuando todavía no habíamos asimilado aquello, cruzamos una colina y de repente vimos el irrepetible espectáculo que forman trescientas mil personas juntas…”.

No tan excesivo, pero igualmente brillante por su cartel, fue el Festival de Dortmund en Alemania. En realidad, esa actuación formó parte del “World Vengeance Tour”, pero en el momento en que tuvo lugar, (18 de Diciembre de 1983) ya se había publicado el single “Freewheel Burning ( en cuya versión 12” se incluían por cierto, dos canciones en directo extraidas del show de US FESTVAL) lo que hace que las fechas del tour promocional de “Screaming for Vengeance” y als de “Defenders of the faith” se confundan en este punto, pero insisto: aquel concierto fue parte del corto período europeo dentro del “World Vengeance Tour”. Aquel día IRON MAIDEN  SCORPIONS, OZZY OSBOURNE, DEF LEPPARD, QUIET RIOT, KROKUS y THE MICHAEL SCHENKER GROUP escribían sus nombres junto al de los protagonistas de este artículo. Sirva ese cartel como despedida y recuerdo de uno de los discos más brillantes, completos, enérgicos y auténticos en la historia del heavy metal.

Miguel.Asturias

Si te gustó este artículo, puede que estos también lo hagan:

 

 

 

Dossier de prensa.

Se trata de recortes de prensa que incluyen artículos, entrevistas, reseñas y toda clase de material de prensa, relacionado con JUDAS PRIEST y este disco en particular. Está en formato pdf subido a un servidor (el que me deje). Para conseguirlo, participa en este blog escribiendo tu opinión sobre la banda en general o este disco en particular. Es bien s imple.

Contenido:

-Entrevista en CIRCUS MAGAZINE  publicada el 31 de Julio de 1982. Cuatro páginas en inglés

– Entrevista en Kerrang nº 20  publicada durante Julio de 1982. Cinco páginas en inglés

– Reportaje sobre la actuación del grupo en el Festival de DORTMUND publicado en la revista HEAVY ROCK nº9 en 1983. Cinco páginas en español.

– Reportaje sobre la actuación del grupo en el Festival de DORTMUND publicado en la revista Popular1 Especial ESPA56 en 1983. Cinco páginas en español.

-Reseña sobre la actuación del grupo en US FESTIVAL publicada en KERRANG nº 46 en 1983. Tres páginas en inglés.

– Biografía publicada en POPULAR1  Especial ESPA49 en 1983. Cuatro páginas en español.

-Reportaje biográfico publicado en la revista ENFER nº 2 en Abril de 1983. Tres páginas en francés.

-Reseña show en el Hammersmith Odeon publicada en ENFER MAGAZINE nº 2 en Diciembre de 1982. Una página en francés.

– Fotoreportaje publicado en KERRANG 8 y 9 en 1983. Tres páginas en inglés

 -Nota biográfica publicada en la revista ENFER nº 4 en Agosto de 1983. Dos páginas en francés.

 

 

Anuncios

46 pensamientos en “Cronología

  1. No soy fanatico de Judas, pero este es el unico disco que puedo escuchar de ellos de un tirón. Solo por escuchar “The hellion/Electric eye” ya vale la pena hacerse con él, el sonido como tu bien dices, cristalino pero contundente, los músicos en estado de gracia, etc. Hace 30 años hubiera sido un buen momento para verlos en directo pero en esa época (con 16 años) yo hacía la distinción “infantil” entre los grupos que consideraba hard rock (Purple, Zeppelin, UFO, Whitesnake) o heavy metal (Maiden, Judas, Saxon, Kiss -sí, sí, Kiss!!!!!!!!!!!!-) y, claro, “los que hacían heavy metal” para mi tenian las de perder, aparte de que con 16 años aun no podía ir a todos los conciertos que había en Barcelona.

    Con el tiempo he aprendido a escuchar con tranquilidad discazos como “British steel”, “Sin after sin”, “Sad wings of destiny” pero “Screaming…” me atrapó a las primeras de cambio. Hace 30 años de su publicación pero su sonido es muy válido hoy en dia

    • Hola ONCLE GLENN. Pues que cosas, a mi me ocurría justo al contrario, y las distinciones entre hard rock y heavy metal iban a favor de este último. Supongo que será el salto generacional. Calculo que tú y yo debemos llevarnos no más de tres años, cosa que ahora no tiene la menor importancia pero que a los quince (yo hubiese tenido 12) es determinante. Lo mejor del asunto es que, como tú bien dices, “Screaming for vengeance” ha envejecido muy bien y a día de hoy ya no se le ve como un disco de heavy metal en si mismo, si no como un clásico y a nadie sorprendería ( eso creo yo al menos) verlo de portada en revistas del tipo Mojo, Classic Rock o Hit Parader. Terminas tu correo diciendo que “Sad Wings” tardó en pillarte, yo creo que es un clásico del rock sin más historias, ni hard ni heavy ni mandangas. Que gran grupo es JUDAS PRIEST!

  2. La intro definitiva del HEAVY METAL interpretada por la banda definitiva del HEAVY METAL. Un 10 absoluto. Lo que daría por haber podido ver esta gira (yo me estrené en esto de los conciertos en el Fuel for life tour de 1986) aunque al menos tenemos ese grandioso documento en forma de VHS que se publicó en su día con el título de Live 83 y que años más tarde se incluyó, en dvd, en Metalogy y posteriormente como Live vengeance 82. Ahora mismo está sonado en mi equipo Bloodstone y tengo la “gallina de piel”.

    • Hola HELLAJ. ¡Ya puedes decirlo! Haber podido ver aquella gira, y ya puestos a pedir con IRON MAIDEN abriendo para ellos en Estados Unidos. ¡Cágate! Aunque haber visto a JUDAS PRIEST cuando abrían el tour de Highway to hell de AC/DC, también hubiese podido servir… en fin, necesitamos que sigan las investigaciones con los neutrinos que harían posible una máquina para viajar en el tiempo. El DVD del directo en Detroit es sublime. Con una imagen penosa, una puesta en escena manifiestamente mejorable y un sonido que necesitó ser mejorado, lo que destaca es lo que tiene que destacar: un grupo que arrasaba con todo y que mandaba sobre el escenario, y un frontman en una actitud equiparable a la de Freddie Mercury, y no lo digo por lo que piensas. ¿Has visto que arrogancia y que dominio total sobre las tablas? Tenía al publico a sus pies, y lo mejor es que lo merecía.

  3. Hola foreros, hacía mucho que no me pasaba por aquí, pero ha sido imposible resistirse con este post. Te comentaba por Facebook, Miguel, que hace días, envié un articulo (saldrá en Hush 39) que trata en parte sobre lo que hoy acabas de publicar, si bien es más extenso y abarca mucho más que un disco de Judas (trata sobre el año 1982 y su actual 30 aniversario). Es curioso, cantidad de similitudes y diferencias (inevitable). Ya te comenté en su día, que este es mi disco favorito de Judas, por encima de todos los demás, sin duda alguna. Por muchos motivos, las canciones y la producción principalmente. No veo fallas en ninguno de los números, y Fever me parece impresionante, donde Halford mantiene uno de los mejores papeles de su carrera. Sin duda, y coincido de largo, el mejor de 1982. El último disco de Holland donde la batería sonó en condiciones, sin efectos agregados o samplers…

    Supongo que me será complicado en una temporada volver a escribir, más que nada porque me gusta despacharme a gusto, y eso requiere tiempo. Así que un saludo para los foreros, y mucho Metal! Gracias por tu estupenda crónica, colega.

    • Hola JAVIER. Tus post son enormemente apreciados pero amigo, lo primero es lo primero y no está el asunto para tonterías. Tengo gana de ver ese artículo del que hablas, un año como 1982 da mucho de sí, y en tus manos más aún. Como bien dices habrá similitudes… es que no podría ser de otra forma, a no ser que reinventásemos la historia. Las cosas fueron las que fueron y no hay más vuelta de hoja. Sobre discos favoritos… este es magistral, sin la menor duda, pero me cuesta ponerlo por encima de sus grandes obras de los setenta… “Sin after sin” , “Killing Machine” “Sad wings of destiny”… son misiles de mucho calibre (para gustos colores, ya se sabe) sin embargo, sí tengo claro que este es su obra definitiva de los ochenta, un disco que debió barrer de un plumazo los sueños de tantas bandas aspirantes que tuvieron que rendirse a la evidencia de que con JUDAS PRIEST en 1982 no se podía competir.
      Sobre fallas, no malinterpretes lo que dije sobre ese par de temas. No quería decir que fuesen malas canciones, aunque convendrás conmigo que puestas al lado de las demás, desmerecen un poquito. Sobre lo que apuntas de Holland, quizá sea esa la razón por la que este discolo puedes pinchar hoy mismo sin sonrojarte y el resto no. ¿Alguien ha escuchado “Ram it down” últimamente?

  4. Hola Miguel,
    Mis plegarias han sido escuchadas, decía. “Screaming for vengeance”, heavy metal en estado puro, sin aditivos. Hay un par de cosas que me han llamado la atención de tu (como siempre muy bien) documentada “Cronología”.
    Los Iron Maiden de “The number of the beast” teloneando a Judas Priest. Los agudos/notas altas de Bruce Dickinson compitiendo en el ring con el mejor momento de Rob Halford, por no hablar de los “hacheros”. Muchos opinarán que el desequilibrio en el bajo, quizás en la batería, decantó la victoria a favor del equipo visitante, los Maiden. Hablando de Dave Holland, un personaje que se ganaba un dinero impartiendo clases de batería al tiempo que abusaba de sus alumnos. Stalin, pionero del photoshop, borraba a sus enemigos políticos en las fotos. Me gustaría poder hacer lo mismo con el Holland en ese retrato de grupo de los Judas desafiantes, cargados de cuero y tachuelas.
    Triunfar: dícese de aquel grupo que conquista el mercado americano. Y punto. Mucho “British Steel” pero nosotros jugamos en la liga yanqui. Después vendría la desagradable historia de unos infelices que quisieron casar su suicidio con unos discos de los Judas, lo que supuso un serio revés en el idilio que los Halford y compañía mantenían con aquellos fans que acabarían inventando el thrash metal de la Bay Area. Hay algún disco de La Oreja de Van Gogh que reproducido al revés suena algo así como “Urdangarín es un jeta, Urdangarín roba”, pero no por ello debemos sacar conclusiones precipitadas.
    Las letras. Más de uno ha comentado en este blog los esfuerzos que ha hecho con el inglés intentando traducir letras. Pueden, no deberían, ser un factor secundario, en absoluto ignoradas por los fans. El éxito de “British Steel” debe bastante a la arengas para quebrantar la ley o vivir después de medianoche. ¿Quién no ha coreado alguna vez “Electric Eye”?. Judas Priest se convierten en un icono del heavy metal por su imagen, única hasta ese momento, la música y opino que por sus textos. ¿Hay referencias al satanismo en este disco?. Pregunto.
    En su día, era un apasionado por el heavy metal que huía de los tópicos del género como el que huye de la peste y Judas era un cúmulo de tópicos. El delito ha prescrito y es un buen momento para recordar un indiscutible clásico. Gracias

    • Hola VICTOR. Pues sí, ver uno de aquellos conciertos con MAIDEN y PRIEST juntos en aquella época tuvo que ser algo irrepetible. En cuanto a la comparación, yo creo que no ha lugar. En este caso cada cual en su trono. Sí que admito tus reservas sobre el bajista y el batería, desde luego ni Ian Hill ni dave Holland poco tienen que hacer frente a un Steve Harris y un Clive Burr, aunque cumplen con creces su papel en JUDAS PRIEST, ahora bien ¿Bruce dickinson o Rob Halford? ¿KK-Tipton o Murray-Smith? No diré que es como escoger entre mama y papa pero casi.
      El asunto Holland, apesta más teniendo en cuenta que el alumno del que abusó era un discapacitado. Valiente basura. Por cierto, sobre lo que apuntas, el propio staff de JUDAS PRIEST hizo un gran esfuerzo como el que tú sugieres quitando la cara del infame músico de cuantas fotos pudieron en el libro de la caja Metalogy.
      Lo del amor del rock por los estados Unidos no obedece a ninguna pasón de origen. Son criterios bastante más mundanos: el primero que pgan en dólares y el segundo que el gobierno no cobra a los artistas cantidades superiores al 50% en concepto de impuestos, como ocurre en el Reino Unido. Añade un clima inmejorable y encontrarás la respuesta a porqué el 80% de los músicos están viviendo en Los Angeles. Muchas veces me preguntaba porque en algunas giras grandes ( por ejemplo de BLACK SABBATH) el grupo iba a Inglaterra, diez días después volaba a Alemania y después regresaba a casa. No le encontraba sentido hasta que me enteré que si están en ese pais más de x días seguidos deben tributar un pastón del quince y medio.
      Sobre las letras, están muy en la línea de las de “British Steel”, es decir, con los pies en la Tierra, sin por ello tener ciertos toques de fantasía, pero en cualquier caso muy bien escritas. Es cierto que como dices, “Screaming for vengeance” es un tópico en el heavy metal, pero en este caso más que un reproche podría considerarse un elogio.

  5. ¿Cómo os va?.

    Este es uno de los álbumes de los Judas que menos he escuchado, tal vez por tenerlo en CD.
    Vamos a ver, hablo de memoria, hace bastante que no lo escucho…Mañana tocará la revisión del mismo, con una cerveza fresquita, después de la sesión de atletismo habitual.

    El disco empieza apabullante. “The Hellion”, siendo una simple intro, es a mi entender una de las piezas claves del heavy metal de los 80; no sé cómo explicarlo; me parece un “modelo”, una muestra que todo estudioso del género debería tener muy en cuenta. Esa “excesiva” majestuosidad, esa pomposidad, esos aires tan apocalípticos, esa macarrada futurista, post-nuclear casi, esa melodía que deja entrever una tensa calma, una furia contenida que, en efecto, como se espera hasta en la primera escucha, da paso a la avalancha de “Electric eye”…buahhh. Te pone los pelos como escarpias. En concierto, ni te cuento.

    Joder, es que en esos escasos segundos se compendian muchas de las características más genuinas del jevi ochentero, me parece a mi.

    Pero un comienzo tan brutal no tiene continuidad en el resto del disco.
    A mi me resulta un tanto deslavazado, con varios temas muy prescindibles, algún otro, sí, muy bueno, pero en conjunto me queda un regusto un tanto flojo.

    Igual mañana me doy cuenta de que mis recuerdos son equivocados, pero ahora mismo es la sensación que tengo de ese disco. Un pasito adelante respecto del “Point of”, pero muuuuy lejos del “Defenders…” y hasta de “Turbo”.

    El viernes, tras la escucha, más.

    • Hola MIKEL. Es curioso que el hecho de tener un álbum en cd haga que lo escuches menos… a mi me ocurre con muchos discos también. Se supone que es el formato más cómodo y tal y cual pero a la hora de la verdad no siendo en el coche, yo tampoco lo utilizo apenas.
      Parece que todos estamos de acuerdo en que “The Hellion” es un icono del heavy metal, luego hubo más de un grupo que utilizó ese recurso ( METALLICA en “Ride the lightning” es el primero que se me viene a la cabeza) pero ninguno como JUDAS PRIEST, consiguió con una simple intro darle un aire casi conceptual al disco. No estoy muy de acuerdo sin embargo con lo que apuntas sobre el resto del disco. A mi me parece que está bastante nivelado y que todas sus canciones son interesantes “Riding on the wind”, “You’ve got another thing comin’”, “Screaming for vengeance”, “Blodostone”… yo creo que cualquier grupo mataría por poder dar vida aun disco de esa altura!. No voy a decir que todas están al mismo nivel, pero supongo que eso es algo inevitable.
      A ver si nos cuentas qué te ha parecido después del ‘repaso’, creo que tu opinión cambiará ( aunque igual a peor, quien sabe). En todo caso, espero que lo disfrutes en compañía de esa cerveza que te tomas tras la sesión de atletismo 😉 (perdona pero me ha hecho mucha gracia el tema de la birra post-deportiva, tú si que sabes cuidarte compañero!)

  6. Fantástico disco!!! Me gustan todas las canciones sin excepción, imposible destacar una solamente (aunque si digo que ‘(Take These) Chains’ me encanta no pasa nada, no???). Seguramente sea por edad, o vaya usted a saber el motivo. La cuestión es que yo soy mucho más fan de los Judas de los 80 que de los 70. La trilogía Screaming/Defenders/Turbo me tiene robado el corazón, son los que compré en su momento cuando salieron (bueno, los dos primeros me los agencié en el 84, pero ya me entiendes…),y me los se de memoria, puedo cantarte cualquiera de las canciones de pe a pa, solos de guitarra incluídos 😉
    Qué podemos decir del video de ‘You’ve Got Another Thing Coming’?? En su momento se vio bastante por la televisión española, lo recuerdo especialmente de un programa que emitían por TVE Catalunya llamado ‘Pleitaguensam’. Juro que un día existió un programa con ese nombre!! Y no sabes la cantidad de material que nos proporcionaron pra grabar…
    No vi al grupo en directo hasta 1986 en la gira de ‘Turbo’, pero el material grabado de la etapa 82-84 es suficiente para demostrar que pocos estaban a su altura en esa época.
    Nada, que me ha entrado el mono de escuchar a los Judas. Es lo que tienen tus artículos…
    Un abrazo fuerte.

    • Hola XAVI. Como dice el refrán para gustos hay colores. Seguramente sois millones los que os gusta ‘(Take These) Chains’, incluso habrá quien la tenga como preferida, en mi opinión es como “Dame la oportunidad” en el “Volumen Brutal” de BARON ROJO, un tema que en si mismo está muy bien, pero en el conjunto desmerece un poco. Sobre la trilogía que apuntas, pues es citada muy a menudo por fans y periodistas pero, en mi opinión si me permites, “Turbo” está un poco fuera de lugar. Después de dos entregas de heavy metal a saco, salirse por peteneras con semejante trabajo es algo que nunca podré perdonarles. Estoy de acuerdo en que si te gusta el sonido 80’s no vas a encontrar nada mejor sobre la faz de la tierra, porque esos samplers de primera generación, esos colchones sintetizados y esa reverb presente en cada nota del disco son difícilmente superables. Lo que ocurre es que este no era en mi humilde opinión, el grupo adecuado para hacer eso, pero bueno, en todo caso, estábamos hablando de “Screaming for vengeance”. Considérate afortunado de haber podido ver ese video (el de “You’ve got another thing comin’) en la tele, en mi caso tuve que esperar a “Freewheel burning” de su siguiente disco, y por muy enrevesado que fuese el nombre del programa de marras, lo importante es que ponían a JUDAS PRIEST!. Si tú tardaste hasta el Turbo en ver a Judas Priest, yo aun tuve que esperar algunos años más (no recuerdo si el 91 o el 92) y porque estaba trabajando cerca de Madrid, pero como tú muy bien dices, al menos nos quedan esos trozos de plástico como testimonio del poder de ese grupo.

  7. Como seguidor del hard rock melódico una de las canciones que más me gustan del “Screaming….” es “Take these chains”, en cambio el disco “Turbo” no lo he escuchado demasiado, pero tengo amigos que lo tienen en muy buena estima.

    Respecto al programa “Pleitaguensam” que dice Xavi Rulló decir que yo recuerdo haber visto clips magistrales como el “Would I lie to you” de Whitesnake, “Round and round” de Ratt, “The old man down the road” de John Foggerty, etc. Buenísimos recuerdos.

    • Hola ONCLE. Pues de verdad, me va a costar hacer una reseña sobre ”Turbo”. El metal melódico, o como se le quiera llamar es una asignatura pendiente para mí. Reconozco que hay grandísimos trabajos de ese género que tengo absolutamente ignorados. Si alguien se anima….
      Por otro lado no se como sería el programa ese de tan extraño nombre, pero sí recuerdo un programa de origen catalán que se emitía para toda España y que seguramente recordaréis todos, que era Plastic, una verdadera rareza donde llegaron a poner videos de Gang Green, Cromags y Hard ons, ters grupos de hardcore. También recuerdo ver en “directo” a LEGION interpretando su “Mili K.K.”. Un gran programa.

  8. Preguntabas quien había escuchado “Ram it down” hace poco; aquí uno, la semana pasada.
    Y, ¿herejía?, me gusta muuucho más que el que nos ocupa que tras la escucha de ayer me dejó la misma sensación que ya tenía: sí pero no.
    Veamos, nada que objetar (todo lo contrario) a The Hellion/Electric eye: brutal.
    Riding y Bloodstone, en cambio me parecen menores, algo mejor la segunda.
    Take these chains me gusta algo más. Tiene un cierto aire de opereta que me recuerda a Queen.
    Pain and pleasure suena muy americana, demasiado, le falta fuerza.
    El heavy desatado vuelve con Screaming, otro punto álgido del disco, aunque tampoco la incluría nunca en un Grandes Éxitos.
    Another thing coming sí, pero de todos sus “clásicos” es, quizás, de los que menos me entusiasma.
    Fever es mi favorita. Un medio tiempo in crescendo, con un ambiente sofocante que me encanta.
    Devils Child es un cierre muy mejorable. Los discos deben terminar con uno de los pelotazos que te deje noqueado y no es el caso; es el clásico relleno para la 3 de la cara A o la 2 de la B.

    Resumiendo, 4-5 cortes que me gustan por otros 4 que no demasiado.
    Tampoco encuentro que ni las guitarras ni Halford estén especialmente brillantes en este disco. No hay ningún solo memorable, pocos duelos de hachas y Rob está mucho más agresivo en cualquier otro disco.
    Con la excepción de Point of Entry, me quedo con cualquier otro disco de la etapa clásica (hasta Painkiller).
    Buen finde a todos!!!.

    • Hola MIKEL. Bueno, pues después de tu análisis decirto que siento que no haya sido este un disco para recuperar y con el que disfrutar. Está claro que para gustos hay colores, quizá nosotros exageremos por asociaión a un momento particular … quien sabe. En cualquier caso me alegro mucho de que este humilde blog estimule de algún modo la recuperación de algunos de esos discos que quizá tenemos un poco olvidados.

  9. Hola! Un disco magico en toda regla.
    Personalmente, disfruto mas,en conjunto, su etapa de los 70 pero bueno .Yo me compre a la vez en “Discoplay” las cassettes del “British” y “Screaming….” y las queme. ¿Que me decis de “Bloodstone” ? es uno de mis favoritos…este disco lo asocio al verano, asi que una cerveza, como comenta Mikel le viene al pelo.
    Aquella cinta cayo en las fauces del radiocassette del 124 y la verdad, tengo una copia pirateada y estoy a la espera de que aparezca en una cubeta de vinilos de 2ª mano en algun lugar,que no es tan dificil, pero bueno.
    El DVD “Electric eye” corresponde a la presentacion del disco en USA y es una muestra del poder que tenia esta banda en esa epoca.
    Tuve en la carpeta de instituto esa foto de Halford al frente del escenario en US Festival y desde luego no veia pluma por ningun lado.

    Nos vemos..

    • Hola FERNANDO. Como ya he dicho, estoy contigo en cuanto a preferencias sobre una u otra etapa JUDAS. Quizá tenga algo que ver el hehco de que en los setenta tenían un sonido único, cosa que no ocurría en los ochenta, con miles de bandas publicando discos magistrales, no lo sé. Creo que sus primeros discos eran toda una aventura, nadie utilizaba las estructuras ue ellos usaban para las canciones y los duelos guitarreros eran prácticamente inéditos en la escena… por no hablar de la voz de Halford.
      Lo de cintas machacadas por los casetes gtrae a la imaginación el cuadro de Goya “Saturno devorando a su hijo”(creo que se titula así), anda que no jodía!! Eso sí, al menos tenía arregloporque si se te rayaba un vinilo o a día de hoy un cd, ya puedes darlo por perdido.
      ¿Pluma Halford? Ni en cien mil vidas se me hubiese ocurrido pensarlo. De hehco te diré que para mi lo del cuero y las tachuelas siempre lo asocié a rollo motero, con los machos alfa más duros del mundo. Todo cambió cuando vi “Cruisin”, (A la caza) de Al Pacino, pero para entonces ya no era ningún crío. Me pasé la adolescencia creyendo que aquel era el uniforme de los hombres de verdad. Menos mal que no ahbía forma de vestirse así porque sin duda lo hubiese hecho y ya puedes imaginar las consecuencias 😉

  10. Saludos.
    Primeramente felicitar al maestro Víctor PRAP’s porque sus plegarias han sido escuchadas y el CREADOR (de todo esto) a tenido a bien brindarle con otra obra maestra de los Priest. 😉
    Del “Screaming” casi todo es sobresaliente: empezando por su fantástica portada que me estuvo torturando en La Discoplay de la época hasta la saciedad, ya sabéis… la falta de perras…; lo curioso de todo ello es que algunos años después un colega, que regentaba una tienda de discos, me regaló el vinilo porque… algún golfo se había mamado la portada. Sobra decir que con el tiempo me hice con una copia impecable del mismo.

    Cosas a comentar: primero que “The Hellion” no es nada sin “Electric Eye”; no soy capaz de separarlos, son almas gemelas… Sólo este tema y la portada justifica la compra del disco (en vinilo se te ponen los pelos como escarpias) y, si además, te obsequian con “Riding on the Wind”, “Bloodstone”, “Screaming…” y “You’ve got another thing comin’ “, no sólo no te sientes estafado sino que te vas con la sonrisa de haber hecho una gran compra…

    Después de “Point of Entry” (que me gusta pero es el más flojo de la época), este “Screaming” pone de manifiesto que el todopoderoso “British Steel” no fue un churro y les da la oportunidad de endurecer su set list de los ’70. La prueba está en que escuchar el directo “Unleashed in the East” y oir las mismas canciones en estudio. Esa es la razón por lo que Judas tarda tanto en sentarse en el trono del Heavy Metal. Su primer disco en esa dirección es el “Killing Machine” y sus 4 primeros discos deambulan por sonidos de sí pero no…. Después su “Unleashed”, su “British” y ya está, Reyes del Heavy Metal. Tenían la experiencia de años de tablas (de ahí su ventaja con respecto a otras bandas), la estética, la técnica y la perfecta combinación de melodía y fuerza. Para mí ése es el secreto de Judas Priest.
    El único defecto de “Screaming” es el orden de los temas. Poner dos grandes como “(Take These) Chains” junto a “Pain And Pleasure” me parece un desatino, máxime cuando te está esperando “Screaming” dando la vuelta al disco. Por cierto, la versión remasterizada de este album trae como bonus track la inmensa “Prisioner of your eyes”. Todavía no entiendo como este tema de más de siete minutos no está en un disco como set list de pleno derecho.

    A mi entender, creo que muchos sobre valoran la época setentera de Judas de la que sólo se salvan “Sad Wings” y “Killing Machine” (sí, sí ya sé que Miguel idolatra el “Sin after Sin”, pero es que lo mejor de ese disco es una versión y el “Sinner”. Ahora, su portada es maravillosa).

    Por último comentar algo que creo fervientemente. Mucha gente le pone peros al “Turbo” o al “Ram It Down” por su uso de teclados y sintetizadores; lo más curioso es que el album con más teclados y efectos de Judas Priest sea el “Painkiller”, claro en este caso están colocados con una maestría brutal. El caso no es la ausencia o no de teclados, samplers etc… es saberlos utilizar. Señores, el “Turbo” es simplemente maravilloso. No dudéis en, como mínimo, escucharlo.
    Durante muchos años defendí el uso de los teclados en el Heavy Metal y todos se descojonaban de uno como si no tuviera criterio… Después en 1992 salió el “Image and Words” de Dream Theater y el que se lleva décadas descojonando soy yo. Actualmente, su uso está más que estandarizado y dentro de un mundo tan cerrado como el del metal, ya no te miran mal cuando un músico quiere hacer Death y tiene a un teclista en su line-up.
    Ayer con el Spotify estuve escuchando Barricada (Rock Urbano); está mañana de camino al curro, Voices of Rock (Melodic Rock); cuando llegué a casa recibí un pedido de Francia que había hecho de un disco de Leann Rimes del ’97 (Contemporary Country); y esta noche, como ayer, me dormiré con el “Calm before the storm” de Venom (Black Metal). En la variedad y la falta de prejuicios está el secreto para no perderte nada maravilloso; es algo que sí debo agradecer a los garrulos intransigentes de mi juventud.
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Supongo que ya tocaba. Hay tanto aun por hacer que casi da pereza… Saxon, Scorpions, Michael Schenker, más de Ozzy, Black Sabbath, Iron Maiden… parece que nunca fuese a terminarse.
      Estoy contigo, no imagino ‘The Hellion’ sin el riff de ‘Electric eye’ atacando a continuación aunque sí creo que podría hacerse al revés, es decir, “Electrice ye” por si sola podría funcionar sin el menor problema. Has hecho una síntesis del disco más que acertada, aunque creo que es un álbum que entra y sale del tirón.
      Sobre “Point of Entry” pues a mi me gusta y mucho. Incluso más que “British steel” para según que momentos. Por cierto felicidades por la esquemática trayectoria de esta banda aunque no estoy de acuerdo en algunas cosas que apuntas, básicamente cuando dices que su época setentas está sobrevalorada. En fin, es tu opinión….
      Volviendo a “Screaming” supongo que si “Prisioner of your eyes” se quedó fuera sería por limitaciones de espacio. Si la canción dura ocho minutos, había que buscar un hueco en una de las caras del vinilo, con lo cual iban a ocurrir dos cosas:
      A) una de las caras iba a quedar muy descompensada.
      b) el sonido ib a resentirse mucho al tener que prensar más los surcos.
      Supongo que alguien valoraría todo esto y la dejaría fuera.

      Creo que la diferencia entre el uso de teclados en Turbo” o “Ram it down”
      Y “Painkiller” es que en este último, los efectos-teclados fueron un medio para conseguir el sonido mientras que en los otros dos fueron un fin en sí mismos, es decir, con su uso se intentaba demostrar que se había producido un cambio. En todo caso me adhiero a tu invitación a escuchar “Turbo”, aunque yo no lo vaya a hacer.
      No tengo nada en contra del uso de teclados en el heavy metal aunque reconozco que los veo como algo complementario, como los de Rainbow o Thin Lizzy, lo de Jon lord en Deep Purple por ejemplo me supera y me paarece infumable.
      Dices que escuchaste música de Spotify de camino al curro… la pregunta es ¿se puede descargar de ese servidor con cuenta Premium? Tengo entendido que no pero te agradecería que me lo aclarases. Ah! Y felicidades por tu gusto tan variado.

  11. Ya me acuerdo de “Plàstic”, en ese momento era un programa bastante transgresor, por lo que no me extraña que pusieran videos de hardcore. Uno de los presentadores , Tinet Rubira es de mi pueblo y, si no me equivoco, era el director de “Operacion Truño” y otros programas de Gest Music, y al otro presentador, David Bages, lo podriais ver si estuvieseis en Catalunya en telenovelas de estas de sobremesa, haciendo papeles serios, je je……….

    Poco a poco van apareciendo en este blog todos los programas musicales que nos marcaron: Aplauso, Tocata, Pleitaguensam, Plastic, etc. Recuerdo hace unos 20 años tambien el “Headbangers ball” de cuando la MTV era, como mínimo, decente, todo el hard rock y el heavy en todas sus vertientes se concentraba allí !!!!!!!!!!!!

    • Hola ONCLE GLENN. Había oido lo de Tinet Rubira, pero creo que era productor de ‘Operación Triunfo’, es decir que tiene que estar mega-montado en el dólar. En fin me alegro por él!
      Sobre programas musicales, pues efectivamente poco a poco van apareciendo. Hace poco me bajé de la red el mítico especial Heavy de Aplauso de 1982, con Van Halen, Ted nugent, Baron Rojo etc ¡en el plató!.
      Intenté subirlo a Youtube pero pesaba mucho… a lo largo de ir haciendo esta web he ido encontrando cosa en Youtube maravillosas, aunque lo mejor está (creo yo) en la televisión inglesa. Sin embargo, tengo muy buenos recuerdos de “Headbangers Ball”, en su día fue verdaderamente rompedor, aunque en casa de mis padres no había parabólica y tenía que verlo enc casa de colegas o en video.

  12. Hola de nuevo,
    Lo bueno de tener insomnio es que te levantas a las dos de la mañana y te pones a escuchar un disco, con los cascos, claro, salvo que busques una llamada del vecino a la policía. Repasé de nuevo el “Screaming…” y me llamó la atención:
    Es un disco creado por la sección melódica, guitarras y voz, tal y como bien apuntas en tu artículo. Nada que decir de Ian Hill mientras que Dave Holland era un poco limitado para la época. No lo comparo con el animal de Scott Travis pero por menos echaron a Clive Burr de Iron Maiden. Escucha lo cinco primeros segundos de “Piece of Mind”. Es un evidente ejemplo de chulería de Nicko McBrain, como diciendo “aquí estoy yo”, pero ese era el nivel que una banda de las grandes, de las que tocaban en festivales como el Dortmund, debía exigirle a aquel que se pusiera sentado en la baqueta marcando el rtimo. El trabajo de Holland lastra claramente los increíbles juegos de Downing y Tipton, que por momentos parecen mellizos. Inspiración claro de Kerry King y Hanneman, en el mundo de “como hubiese sido si…” me pregunto por un “Screaming for Vengeance” con un compañero de clases de Nicko MacBrain.
    La producción roza el límite de lo convencionalmente aceptable. Como apunta Mikel hay algo de Queen en “Take These Chains”, y hay mucha batería sampleada, efectos ochenteros más propios de otros géneros enfrentados claramente al heavy metal. En España los Obús acudieron a Tino Casal, pues vale.
    Un último apunte, que has comentado en el artículo, y has mencionado en otras respuestas. 1982 fue el año de la explosión heavy metal. Me pilló con 13 años, en la EGB. No me enteré mucho. Con 14 empecé en el instituto y cuando te meten dos bofetadas como el “Piece of mind” y el “Metalmorfosis” quedas tonto para el resto de tus días. Encima preguntas al colega de asiento si estos tiene más discos y te graban en cinta el “The number of the beast”. Nada que añadir.
    Hay una lista que circula por ahí que apunta este ranking del 82:
    1. Iron Maiden: “The Number of the beast”
    2. Accept: “Restless and Wild”
    3. KISS: “Creatures of the Night”
    4. Whitesnake: “Saints & Sinners”
    5. Judas Priest: “Screaming for vengeance”
    6. Scorpions: “Blackout”

    • Hola VICTOR. No podría estar más de acuerdo en tu apreciación sobre Holland, quien ni de lejos tiene la pegada y la fuerza de otros contemporáneos. Sin embargo hay que tener en cuenta que al contrario de Clive Burr o Nicko Mc Brian, que se desarrollaron como músicos dentro del heavy metal) Holland venía de TRAPEZE, una banda a la que cuesta incluso calificar como rock duro. Es decir era un buen batería pero sin la pegada y el feeling que se espera de un músico de heavy metal. La entrada de Scout Travis fue puro oxígeno para el grupo, de hehco, fíjate que discazo grabaron. ¿Sabes? Creo que hubiese sido una bomba en aquel momento que hubiesen llamado a un batería que estaba sin trabajo y se hubiese metido en el papel a todos los niveles como era Dave Lombardo. ¿te imaginas lo que hubiese podido ser eso?
      No entiendo muy bien cuando calificas la producción como “convencionalmente aceptable”, a mi me parece muy buena, es limpia y contundente y puedes escucharlo hoy sin ponerte colorado.
      A mi el 82 también me pilló en EGB y naturalmente sin enterarme de nada, pero tenía absolutamente claro que aquello era lo mío. La lista que apuntas es impecable, aunque hecho en falta “Volumen Brutal”…. ¡que año!

  13. Saludos Miguel
    No, escucho Spotify en casa y en el coche CDs; pero puedes oírlo en el coche, seguro. ¿Cómo?: Yo no lo he probado, pero por lógica si tienes una cuenta premium, tendrás música en el móvil o smarthphone y de éste a los altavoces del coche vía bluetooth. Yo no tengo premium sino Unlimited pero en mi móvil si tengo discos completos que a través del manos libres puedo escuchar perfectamente. Con una cuenta premium el juego sería el mismo. Lo único que me echa para atrás es el precio (9,99) pero por 6€ si me haría premium aunque no lo usara mucho….
    Espero que te haya aclarado algo al respecto.
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Quizá sea demasiado complicado para mí, además no tengo bluetooth en el cohe, aunque lo podría escuchar en el móvil. Lo cierto es que mi interés en Spotify es más por canciones sueltas de grupos d elos que dificilmente escucharía un disco entero, es decir adoro “Moonlight Shadow” y “New Life” de Mike oldfield y Depeche Mode respectivamente , pero meda qeu un disco entero de uno o de los otros me va a costar trabajo digerirlo. Sobre los precios no me parece nada caro siempre que le saques jugo, como parece que es tu caso. Muchas gracias por la aclaración.

  14. Hola,
    El mundo de “que hubiese sido si..”. Escucha el inicio de “South of heaven” e imagina como sería “The hellion” con Lombardo marcando esos compases a golpe de timbal. Trapeeze era un grupazo, protagonizan reportaje en la This Is Rock de este mes (publicidad subliminal)
    Judas intentan evitar en los ochenta que las nuevas generaciones que vienen pisando fuerte desde atrás les retiren del trono en la misma medida que ellos, con “Sad wing of Destiny”, suponían aire fresco en el anquilosado mudo del hardrock protagonizado por los originales Black Sabbath. El nuevo conflicto generacional vuelve a producirse a finales de los 80 con Metallica al frente. El mundo, por entonces, cambiaba drásticamente cada cuatro años. El gran mérito de Judas Priest es reinventarse, como hicieron en “Turbo” y no digamos en “Painkiller”. A diferencia de otros clásicos que despreciaban sonidos nuevos, ellos los tomaron como referencia para evolucionar. Halford dijo en su día que el futuro era Pantera, por ejemplo, y forma Down. Mi referencia la producción era alabando que no tuvieran estúpidos complejos, supieron aprovechar técnicas en boga en aquellos momentos. En muchas de la aportaciones hechas en este blog se debate entre si eran mejores los Judas de los setenta o lo que hicieron en los 80. No creo que haya muchas bandas en las que podamos entrar en ese dilema. El gran mérito es en primer lugar haber llegado pero sobre todo mantenerse. Creo que en este sentido solo se ven superados por AC/DC y si podemos decir lo mismo de Ozzy es gracias a su oficina de management.

    • Hola VICTOR. Sin duda, Lombardo hubiese hecho un papel magistral, como lo hizo Scott Travis. Yo creo que el cambio de Holland a Travis es algo así como el que tuvo lugar en KISS cuando despidieron a Peter Criss, un batería amante del swing y con una pegada entre el cero y la nada, y metieron a una bestia del calibre de Eric Carr. Simplemente era lo que necesitaban tanto Kiss como Judas Priest para ese momento.
      Sobre los discos de este grupo, lo cierto es que todos son muy diferentes entre sí, y especialmente en los 80 donde apenas hay dos discos iguales, salvo este y “Defenders of the faith”, que son posiblemente los más parecidos. Sin duda son gente (siempre lo han sido) sin complejos a la hora de experimentar, lo cual les ha servido para mantener el interés de su público y por lo general, no perder en sus cambios, si no ir ganando más cada vez. Tienen un bagaje enorme, un saco de clásicos para explotar.
      Fight fue un grupo totalmente desaprovechado, como GRIP INC. El que montó Lombardo precisamente cuando se fue de SLAYER.
      Sobre la última parte de tu correo, al comparar las carreras de JUDAS PRIEST y AC/DC y OZZY se me ocurre que, si bien AC/DC y OZZY han llegado infinitamente más lejos en el primer caso, o bien se han hecho infinitamente más populares en el segundo, el campo de actuación de Halford y compañía es muchísimo más corto, así que yo le daría mayor mérito a estos últimos.

  15. Uyy
    Pues a la lista del maestro Víctor PRAP’s le añadiría mi queridísimo “Black Metal” de Venom.
    Saludos.
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Sin duda un grupo que merece presencia aquí, a pesar de todas las limitaciones que pudieran tener. Lo cierto es que con lo poco que tenían supieron crear toda una escuela, la raiz a partir d ela que se desarrollaron muhcas cosas, y eso hay que valorarlo en su justa medida.

  16. excelente disco que mas tepuedo decir que no se haya dicho…gran sonido..lomismi me pregunto aceca de prisioner of your eyes por que no la pusieron en el disco,,
    y la pregunta que me ga siempre…cuando saldra la presentacion completa de jp en el us festival en dvd???

    saludos

    • Hola JOSE. LAmentablemente, no puedo responder a ninguna de tus dos preguntas. Sí creo que lo del US FEstival, está complicado. Dudo mucho que con los cambios de formación po r los que han pasado desde entonces vayan a publicar algo donde salga Dave Holand o KK Downing. No hace mucho pude conseguir el audio de todo el festival (todos los grupos me refiero) con sonido perfecto. Son cuatro cd, no recuerdo de donde lo descargué. Si algún día me acuerdo ya te pasaré la dirección.

  17. La primera vez que escuché Hellion y electric eye fué algo sublime, ni deje pasar la cinta, la rebobinaba y las escuchaba una y otra vez. Que grandes Judas y por suerte los he podido conocer personalmente varias veces a los largo de los años.

    • Hola Jose. Siento no poder decir lo mismo sobre mi primera vez con JUDAS PRIEST, calro que no fue con un disco como “Screaming for vengueance” sino con “Sin after sin”. Seguramente de haber sido oson este las cosas hubieran sido muy diferentes… el caso es que compre la cinta en Discoplay ( no se si sabrças lo qeu es eso, por si acaso te diré que era uno d elos pocos sistemas de venta por correo en España hacia 1983 o así) bueno pues la compré porqeu era barta. Yo habíaooido hablar de JUDAS como puro heavy metal asesino, asíq ue supongo que me esperaba.. no se, a CANNIBAL CORPSE o algo or el estilo. Mi decepción fue mayúscula y durante años repudié a “los Judas”. Debo decir que el video clip de Freewheel Burning me decidió a darles ‘otra oportunidad’ y hasta hoy. Enhorabuena por tus encuentros con ellos, supongo que serán gente bastante accesible dentro de lo que cabe, nada parecido a unos KISS o Axl Rose…

  18. Alfin los dioses del metal me han escuchado!!!

    al fin todas mis oraciones se hacen realidad…por favor que llegue el 3 de septiembre luego para ver pedazo de presentacion en el US festival 83!
    Si es cierto!! no estoy soñando..judas sacara en conmemoracion al 30 aniversario de este disco este disco nuevamente mas el dvd con la presentacion completa del us festiva!!!
    saludos!!

    http://judaspriest.com/screaming-for-vengeance/

    • Hola JOSE. Confirmada la noticia, efectivamente. La lectura negativa es qeu celebraron el aniversario de “British Steel” y ahora hacen lo propio con “S.F.V.” pero ¿donde queda ‘Point of entry’? me parece una injusticia olvidar semejante obra maestra. Supongo que no harán lomismo ocn “Freewheeel burning”…

  19. Hola Miguel, te felicito por este escrito, la verdad es siempre un grato tiempo leer tus lineas acerca de magnas bandas. Leia este articulo y me detuve y probablemente leí mas de 3 veces ahi donde hablas acerca de Fever y Take this chains. Hablaba con un amigo una vez acerca de los discos de Judas que mas nos gustaban y cuando llegamos al Screaming for Vengeance me dijo “esos temas (los que acabo de citar) son los que menos me gustan del disco”. Lo miré con sorpresa porque sabes qué? A mi Me vuelan la cabeza!!!! no se porque me gustan tanto esos temas (bueno el disco completo) pero aquellos no me parecen alejados de nada… de hecho la atmosfera que crea, el sonido de la batería muy potente, la caja tiene mucho cuerpo, no lo sé. Aunque poco importa cual sea la razón verdad? Lo que importa es que sin estas obras maestras nuestras perspectivas en relación al Metal serían mucho menos amplias (porlomenos para mi). Los fui a ver hace poco a Santiago, Chile, giraban con Whitesnake de teloneros, y en efecto, corear The Hellion es extraño, casi igual que corear la guitarra imponente de la breaking the law. EN fin, creo que no medí lo que escribí pero allá va. Saludos.

    • Hola SEBASTARGO. Tengo que darte la razón, y es que cada dia estoy más convencido de que no hay canciones buenas ni malas, es simplemente una cuestión de percepción, y lo que para mí es insuperable, para tí puede resultar una piltrafilla y viceversa. En todo caso lo mejor es disfrutar de la mayor cantidad de bandas, discos y estilos, hay muchas cosas esperando a que las conozcamos como para ceñirse a tal o cual estilo por prejuicios. ¿Como casaban los estilos de WHITESNAKE y JUDAS PRIEST en un mismo concierto? Yo los vi el año pasado y bueno, tocaban junto a SAXON y MOTORHEAD, pero WHITESNAKE quizá no sea lo qu emàs pegue. Por cierto, ¿Quien abría el show?

  20. al fin saldra el dvd del us festival…el 3 de septiembre del 2012…no agunato las ganas de tenerlo!!y ver un video inedito..

    • Hola SEBASTARGO. Gracias por la aclaración. No sabía que el dosier no te había llegado. A veces me fallan los correos pero es curioso, solo me ocurre con HOTMAIL. Espero que ahora te llegue. Un saludo.

  21. hola, soy de argentina. Me llamo emilio y escribi antes, los dossiers estan maravillosos y los sigo bastante. Debo agradecerte por este material por ser preciso y valioso. Como pronto estare en un programa de radio en mi pais quisiera agradecerte por este trabajo y la posibilidad de mencionarte en nuestro programa que se llamara “El Cambio Radio Rock” donde pasaremos musica Metal nueva y por supuesto tendremos un segmento para las viejas glorias del Denim & Leather!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s