Cronología

.::BLACK SABBATH: “7th Star”::.

– In for the Kill – No Stranger to Love – Turn to Stone – Sphinx (The Guardian) – Seventh Star – Danger Zone – Heart Like a Wheel – Angry Heart – In Memory …

Tony Iommi: Guitarra, Glenn Hughes: Voz, Dave Spitz: bajo, Eric Singer: Batería, Geoff Nicholls: Teclado

Músicos Adicionales: Gordon Copley – Bajista en “No Stranger to Love

ESTE POST SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. SU CONTENIDO Y LA FORMA DE CONSEGUIRLO ESTAN DETALLADAS AL FINAL DEL ARTÍCULO.

GRACIAS A VICTOR PRAP’S POR SU AYUDA A LA HORA DE SACAR ESTE ARTÍCULO ADELANTE 😉

Comienza el “nuevo curso” para Metal80, y toca hablar de un disco tan gris en su historia como brillante en su contenido. La reseña es un resumen del capítulo correspondiente de mi libro ( Francisco Umbral dixit) “Cuatro décadas entre el cielo y el infierno” (Quarentena ediciones, 2008) y su uso obedece a que no dispongo estos días del tiempo suficiente para escribir algo nuevo y recopilar el material para el dossier. En todo caso, creo que este álbum encierra tanta historia que pasarlo por alto ha sido un error imperdonable. Supongo que sus dos principales protagonistas, Glenn Hughes y Tony Iommi también fueron conscientes de ello cuando una década después, volvieron a grabar juntos, repitiendo la experiencia en dos ocasiones, ya en el siglo XXI.

Toca trasladarse a mediados de la década de los 80’s, un tiempo confuso para una banda que ni siquiera podía ser calificada como tal en esos días, ya que si bien de cara al público no se supo de forma inmediata, la historia de BLACK SABBATH se encontraba en vía muerta desde que Gillan abandonara la banda en Marzo de 1984. El resto de miembros había decidido que lo más inteligente sería tomarse un descanso, no de la música, sino del grupo, formando diferentes bandas con la que dar salida a una creatividad que la presión de un nombre como BLACK SABBATH y todo lo inherente a él, estaba ahogando.

Bill Ward quería desarrollarse como músico, ya que daba por hecho que eso le ayudaría a su desarrollo como persona, pero no se veía capaz de hacer nada en otro grupo que no fuese BLACK SABBATH. Además, quería aprender a escribir música para plasmar sobre papel las ideas que cruzaban por su cerebro. La unión de esas dos voluntades le llevó a escribir las canciones para completar un álbum al que luego daría vida en el estudio rodeándose de amigos algún tiempo después. No fue muy diferente el caso de Geezer Butler. El bajista también utilizó aquella pausa para escribir y terminar las canciones de su proyecto, THE GEEZER BUTLER BAND, uno de los muchos intentos del bajista por sacar a la luz un material verdaderamente bueno, pero que por una u otra razón, no encajaba en BLACK SABBATH.

El señor de los riffs ilustrando HIT PARADER

Tony Iommi, el tercero en la lista, nuca había escondido su voluntad de grabar un álbum en solitario. De hecho ese proyecto se venía rumiando desde 1978, cuando Ozzy había abandonado el grupo por primera vez. Ahora su deseo se había convertido casi en una obligación. Iommi había comprado los derechos del nombre del grupo, pero junto a ellos también venían las obligaciones ya que había un contrato que cumplir con la compañía.

Para ello seguiría el método de toda la vida, empezando por encontrar personal para convertir sus ideas en sonido. Para ello, pidió ayuda a quien entonces era la persona más cercana de su entorno: su novia Lita Ford, quien disfrutaba de un discreto éxito con su grupo, gracias a álbumes como “Out for blood” (Mercury, 1983) y “Dancin’ on the Edge” (Mercury, 1984) grabados junto a diferentes músicos. Para su siguiente disco, sobre el que trabajaba en los momentos que ahora nos ocupan, la banda había vuelto a cambiar, lo que coincidió con la puesta en marcha del proyecto de Iommi , quien pidió el apoyo del bajista y el batería de la banda de su novia: Gordon Copley y Eric Mensinger.

Ambos conocían a Iommi en lo musical, ya que era el productor de las demos que Lita preparaba, pero tampoco faltó empeño por parte de los dos músicos, especialmente del batería, un fan de BLACK SABBATH desde su infancia: Para Eric, aquello significaba que el tipo de los posters que hasta hacía poco adornaban las paredes de su habitación, le pedía que tocase con él!

Todo el proceso de ensayo y composición de los temas se llevó a cabo en los Cherokee Studios de Hollywood, donde Iommi, Eric y Gordon Copley desarrollaban las ideas que su inspiración hacía brotar. Para la voz, se contó en principio con Jeff Fenholt (quien colaboraba también con Geezer Butler) como ayuda para desarrollar las melodías vocales y así hacer más sencillo el proceso de composición de las canciones. Esta formación grabó una demo que ha sido objeto de culto entre los fans. Bajo el nombre “Star of India”, contiene seis canciones completas y algunas improvisaciones.

Sin embargo, la idea de Tony Iommi no era hacer un álbum al uso, si no reunir a varias de las mejores voces del rock duro, para que cantasen en los diferentes temas. Se habló de recuperar a Ronnie Dio, y se insistió en volver a intentarlo con Robert Plant y David Coverdale, quienes como seguramente recordarás, ya habían sido tentados en al menos otro par de ocasiones. Asimismo, había dos gargantas de oro en la reserva: Rob Halford de JUDAS PRIEST y el ex DEEP PURPLE Glenn Hughes, quien también había sido considerado en los días de “Heaven and Hell”, aunque entonces se le desestimase por su condición de bajista. Precisamente fue este último quien primero acudió a la llamada. Desde que grabase el soberbio trabajo “Hughes and Trall” en 1982 e hiciese la correspondiente gira, su carrera estaba en dique seco, debido en parte a su adicción a las drogas, que se había intensificado en estos años. Esto era un serio handicap pero merecía la pena intentarlo dado el nivel que mantenía Glenn, un high-class reconocido por toda la escena del rock.

Tony y los muchachos habían conseguido escribir el material suficiente para un álbum y ya contaban con los servicios del productor Jeff Glixman. En cuanto al personal que iba a grabar las tomas definitivas que darían vida al disco, hubo ciertas variaciones con respecto a quienes se habían batido el cobre durante el proceso de creación. Eric Singer conservó su puesto tras la batería. Gordon Copley, sin embargo, fue fiel a su compromiso con Lita Ford y optó por irse con ella a Hawai, donde terminarían de escribir “The Bride Wore Black”. Una lamentable decisión teniendo en cuenta que el álbum nunca vio la luz. También se desestimó la idea original de Iommi que pasaba por llamar a varios cantantes para que colaborasen en el álbum. Cuando Glixman oyó los resultados de las dos canciones que Hughes había grabado se decidió que él haría el álbum entero, a lo que Glenn no puso la menor objeción. La vacante del bajista se resolvería gracias a la intervención de Glixmam, quien tenía el teléfono de un tipo llamado Dave Spitz a quien se conocía como “The Beast”.

BLACK SABBATH … o lo que sea

Así las cosas, llegaron los últimos días de Agosto de 1985, y el grupo abandonó los Cherokee de Hollywood para trasladarse a Atlanta, donde se pusieron manos a la obra, grabando en los Chesire Bridge Studios las canciones en las que habían estado trabajando durante aquellos meses. La transformación que los temas sufrieron con respecto a lo registrado en las maquetas fue notable en cuanto a los arreglos, aunque las bases son prácticamente las mismas. Un nuevo corte, un dibujo de guitarra, un cambio de ritmo… Pequeños detalles salpicando el conjunto aquí y allí. Sin embargo, lo que sí cambió de forma radical fueron las letras, ya que ningún material de Fenholt podía ser utilizado. Geoff Nichols fue esta vez el encargado de reescribirlas transformando títulos como “Star Of India”, “Take My Heart”, “Eye Of The Storm” , “Love On The Line” y “Chance On Love” en “Seventh Star”, “No Stranger To Love”, “Turn To Stone”, “Heart Like A Wheel” y “Danger Zone”.

A pesar de estos cambios, las melodías vocales que quedaron registradas eran prácticamente idénticas a las que Fenholt había desarrollado (algo que, por cierto, se ha encargado de reprochar en cuantas entrevistas le han hecho), sin embargo, nada de ello puede ser achacado a Hughes ya que dichas melodías también fueron escritas por Nicholls, quien se las dio a Glenn apenas se incorporó al trabajo. En realidad, Hughes no supo hasta mucho después que había habido otro cantante involucrado en la grabación. Aquello como es natural fue algo chocante para él pero la madre de todas las sorpresas llegó con el final del año, cuando Don Arden se presentó con la decisión de convertir el disco en solitario de Tony en un álbum de BLACK SABBATH. Lo último que Glenn deseaba era que su nombre estuviese impreso en los créditos de un álbum de heavy metal pero Don Arden había hablado y no había réplica posible. Iommi se había quedado sin su álbum en solitario de un segundo para el siguiente.

Sea como sea, lo único cierto y claro es que el esfuerzo llevado a cabo para sacar “Seventh star” adelante sólo puede compararse a la calidad de sus canciones. Ambos son enormes. Para empezar, Tony hace un gran trabajo como compositor, demostrando hasta que punto se equivocaban quienes veían en él a un tipo que sólo era capaz de escribir el mismo tema cien veces. Aquí firma en solitario toda la música y parte de las letras de un álbum que no se ajusta a nada de lo que hubiese compuesto hasta la fecha. No hay mucho aquí de “Masters of Reality”, “Mob Rules” o “ Born Again”, si no más bien una colección de canciones en las que prueba su versatilidad con la guitarra entrando en todo tipo de terrenos y saliendo con la cabeza bien alta de ellos. “In for the Kill” o “Turn into Stone”, por empezar de alguna forma, son dos ejemplos de como se escriben temas dinámicos, agresivos e hirientes totalmente empapados de heavy metal. El inesperado plus que le añade Glenn Hughes refuerza esa potencia con una voz en pleno estado de forma, a la que incluso se le aprecian más matices, o como mínimo unos muy diferentes de los que le conocíamos. Quizá el estar acostumbrados a oirle en una tesitura más cercana al hard rock, cuando no al funk o incluso el pop, aumentó nuestra sorpresa.

En una linea diametralmente opuesta nos topamos con dos baladas que además tienen la virtud de ser muy diferentes entre sí. Por un lado “No stranger to love” y por otro “In Memory”. La primera está claramente metida

Single editado en España

en el terreno de las “power-ballad”. Si creías que Iommi era ajeno a los sonidos comerciales, ahí está ella para demostrar que no estabas en lo cierto. La canción salió como single e incluso se hizo un video de ella, por lo que posiblemente despistó a propios y extraños al ver a Tony y sus compañeros en la MTV interpretando un tema tan alejado de lo que se esperaba de él. La segunda pieza de la que hablábamos “In memory” es igualmente una balada, pero más en la línea clásica de acústica y teclado, que le da el toque elegante al disco.

Por otra parte hay un guiño a la tradición bluesy en “Heart like a wheel”, un tema comparable a la línea que Michael Schenker seguía en “Rock you to the gound” y, como no, la ya clásica visita a paisajes épicos cercana a “Sign of the Southern Cross” o “Heaven and hell” en el tema título y su intro “Sphinx”. Sin embargo, la voz de Glenn de nuevo da una personalidad totalmente diferente de la que Ronnie Dio impregnaba con su voz a los temas que hemos citado.

Por último, el hard rock en la vieja tradición también tiene presencia, pero no te confundas. No hay nada aquí del espíritu de los setenta, si no más bien canciones en la dirección que llevaban grupos como DOKKEN o Gary Moore sin ir más lejos, totalmente metidos de lleno en los ochenta. Por lo tanto, no mentirá quien diga que el desastre que rodeó a este disco no estuvo en ningún caso directamente relacionado con los componentes del grupo, si no que venía forzado desde afuera. Si Don Arden esperaba vender millones de copias haciendo que saliese bajo la marca BLACK SABBATH en lugar de hacerlo como un álbum en solitario de Iommi, erró de largo. Si creía que con el subtítulo “Featuring Tommy Iommi” justificaba el hecho de que de todos los músicos que tocaban en el álbum solo Tony pertenecía a BLACK SABBATH, de nuevo se equivocó.

Se da un aire a Tino Casal, pero es GlennHughes.

El álbum estaba en las tiendas en Febrero de 1986. La espera desde que la entrega anterior tuviese lugar había sido larga pero había merecido la pena…Las malas noticias eran que los fans no pensaban igual, con el consiguiente bajón en las ventas, que fueron las peores de su historia. A ese problema hay que añadir otro no menos preocupante. En otras ocasiones en las que algún disco no había generado suficientes beneficios, el grupo vio compensado el problema con una asistencia a los shows entre notable y masiva. En esta ocasión sin embargo, no pudieron decir lo mismo ya que el mal recibimiento del disco, así como la incertidumbre de ver a aquellos músicos bajo el nombra de BLACK SABBATH hizo que las ventas de entradas fuesen más que escasas. Hablar de shows de BLACK SABBATH con 1.800 personas es un contradios!.

A pesar de la calidad del trabajo que Glenn había hecho en el estudio, su posición en la banda cambió radicalmente cuando llegó el tour, convirtiéndose en algo del todo antinatural. Aparte de sus problemas con las drogas, su salud se había deteriorado notablemente, había ganado mucho peso y tenía demonios internos atormentándole continuamente. Se veía forzado a interpretar un repertorio donde cada viejo clásico era un latigazo para él. Ozzy y Hughes eran amigos íntimos, y lo último que Glenn hubiese querido era sustituir a Ozzy en ningún caso. Esta presión afectaba también a sus facultades como cantante, que estaban siendo manifiestamente mejorables. Desde los primeros ensayos del tour, todos en el grupo y él en primer lugar, vieron claro que aquello no funcionaba como debiera.

Aceptemos que Hughes no estaba centrado, que las drogas le estaban dañando el cerebro, que estar sobre un escenario sin el bajo en sus manos (por primera vez en su vida) era una situación antinatural para él… Aceptemos todo eso, pero ¿y su voz?, ¿qué le había ocurrido a un cantante de su talla, que apenas unos meses atrás había hecho un soberbio trabajo en el estudio?… hay una explicación para ello.

Debemos retroceder algunos días en la historia de la banda. Justo los que nos llevan cuatro días antes del comienzo del tour, mientras aún tenían lugar los ensayos. Era una noche de tantas, en la que varios miembros del equipo estaban tomando todo lo que tenían a mano, especialmente Glenn Hughes que apenas podía mantenerse en pie. Llegó un momento en que no tenía sentido mantener al cantante allí. Un tour empezaría en breve y lo que Glenn necesitaba era descansar. John Downing, manager de producción, se encargó de que así fuera. Al parecer durante el recorrido que llevaba a la habitación de Glenn, ambos se enzarzaron en una pelea que terminó con el puño de Downing estrellándose en la cara de Glenn, a consecuencia del cual, el cantante sufrió una rotura del hueso que conforma la órbita ocular. En principio, la cosa no fue grave más allá del puñetazo en sí, es más, Glenn, con el orgullo herido, no quiso ni ponerse un trozo de hielo para bajar la hinchazón. Sin embargo con el paso de las horas, la situación se agravó, la cara del cantante se hinchó y, sin que nadie lo supiese, micro partículas óseas se alojaron en el tabique nasal de Hughes, quedando toda la parte de las cuerdas vocales llena de sangre seca. Cuando conseguía escupirla, de nuevo sangraba y una vez más aparecía el problema.

El tour había empezado, y Glenn se vio obligado a salir en los primeros conciertos con maquillaje y gafas negras para ocultar el estado de su cara. Su incómoda situación se sumaba al hecho de no poder cantar (Geof Nicholls tenía que sustituirle en ciertas ocasiones para que Glenn hiciese playback sobre su voz). Las cosas se habían puesto muy feas para la banda, cuyas reseñas en prensa eran muy malas, habiendo llegado a tener que cancelar varios shows por la pobre venta de entradas. Ni siquiera el hecho de llevar como supporters a dos bandas como ANTHRAX y W.A.S.P., cuyas carreras estaban en pleno auge, contribuyó a que la situación mejorase.

El antes y el después.

La decisión tenía que ser tomada de forma rápida y a espaldas de Glenn. Así, Dave The Beast había comentado con Iommi que conocía a un tipo sin ninguna experiencia profesional, pero que cantaba como un auténtico Dios y tenía la mejor presencia física imaginable. Su nombre era Ray Gillen y Spitz lo conocía porque lo había visto actuar en un club en la época en la que el bajista estaba con WHITE LION. Gillen había formado una banda junto a Bobby Rondinelli (bueno, en realidad había sido Rondinelli el que había montado el grupo y había escogido como cantante a Ray) y Spitz había quedado tan impactado con la voz y la presencia de aquel hombre que había ido a conocerle tras el show, pidiéndole el teléfono, por si surgía la ocasión. De esa manera y tras apenas media docena de conciertos, la etapa de BLACK SABBATH con Glenn Hughes al frente llagaba a su fin. Se abrió otra verdaderamente interesante, aunque más breve aun pero lo dejaremos para otra ocasión. Ahora, queda ponerse a escuchar aquel puñado de buenas canciones.

Miguel.Asturias.

DOSSIER DE PRENSA BLACK SABBATH.

[ A V I S O I M P O R T A N T E ]

por alguna razón que desconozco, estoy teniendo problemas a la hora de enviar correos a cuentas de HOTMAIL. En la medida d elo posible intentad dar una dirección de correo alternativa, y si no podéis y el dossier no os llega insistid en reclamarlo. Gracias

Bueno, pues si ya has pasado alguna vez por aqui sobran las explicaciones, en el caso que seas nuevo, la cosa va así: Este es una especie de dossier de prensa con páginas sueltas de diferentes revistas que en su día, hace casi treinta años dedicaron su espacio a BLACK SABBATH con motivo de la publicación de este disco o bien de las escasas actuaciones del grupo presentándolo o haciendo promoción.

Para conseguirlo, tienes que escribir un mensaje en este blog que trate sobre ese álbum, tu opinión sobre él, como lo descubriste, lo que piensas de él respecto a otros trabajos… no sé, lo que se te ocurra, que tenga que ver (insisto) con el álbum y el grupo.

CONTENIDO.

Archivo pdf de 39 páginas con un peso de 98 mb alojado en Megaupload. Cuando envíes tu mensaje a este blog, recibirás la dirección y contraseña a través del correo.
-Reportaje BLACK SABBATH publicado en HIT PARADER en 1984. Dos páginas en inglés.
-Entrevisa Glenn HUghes publicada en CHICAGO TRIBUNE en MArzo de 1986. Una página en inglés.
-Reseña del disco publicada en ENFER MAGAZINE nº 34, en Marzo de 1986. Dos páginas en francés.
-Reportaje publicado en HEAVY ROCK nº 33 en MAyo de 1986. Una página en español.
-Reseña del disco publicada en HEAVY ROCK nº 34 en Junio de 1986. Una página en español.
-Reportaje y entrevista publicado en KERRANG en Marzo de 1986. Cinco páginas en inglés.
-Noticia de la marcha de G.HUGHES. Publicado en Junio de 1986 en la revista ENFER nº37. Una página en Francés.
-Reseña del disco publicada en HARD FORCE MAGAZINE nº 02, en Enero de 1986. Una páginas en francés.
-Reportaje y entrevista publicado en METAL HAMMER Alemania en Mayo de 1986. Cuatro páginas en alemán.
-Entrevista publicada en ROCK POWER en Mayo de 1986. Una página en alemán.
-Artículo retrospectivo sobre 7th Star publicado en THIS IS ROCK nº 5 en Noviembre de 2004. Tres páginas ee español.
-Reseña retrospectiva sobre los mejores trabajos de Glenn Hughes pblicada en THIS IS RCOK nº4, Octubre de 2004. DOs páginas en español.
-Nota informativa del reemplazo de Hughes por Gillen aparecida en ENFER MAGAZINE nº 37. en Junio de 1986.
-Entrevista retrospectiva a Glenn Hughes publicada en POPULAR1 nº 348, en Octubre de 2002. Tres páginas en español.

SI TE GUSTÓ ESTE POST, PUEDES VISITAR ESTOS OTROS TAMBIÉN.

Anuncios

59 pensamientos en “Cronología

  1. Hola Miguel, muy interesante el extracto de tu libro, algún día espero poder echarle el guante al libro completo. Te confieso que nunca he sido un gran fan de los discos de sabbath con vocalistas diferentes a OZZY, de estos los que más me gustas son los de DIO, aunque después le dí una oportunidad a -Born Again- y me fue gustando tanto que al final de cuentas me hice con el CD. En cuanto al seventh star lo que más he oído o mejor visto es el videoclip de No Stranger to Love, Glenn Hughes tiene un vozarrón pero la verdad nunca me ha interesado este álbum, aunque quizás esta sea una buena oportunidad para darle otra oportunidad, al igual que quizás el eternal idol, voy a ver. Ya que mencionas el disco solista de Bill Ward, me gustó mucho su primer lp “Ward One: Along the Way” no he escuchado el segundo lp, ahora mismo me dan gas de buscarlo a ver que tal. GRACIAS INTERNET!!!! 🙂

    • Hola JORGE ANDRÉS. Gracias por tus comentarios. Lo de echarle un guante al libro entero, no se si estará fácil, creo que se ha agotado, y supongo que no se reeditará. Yo me quedé con dos copias miserables. Debí haber conservado alguna más… sobre BLACK SABBATH sin Ozzy o Dio, siempre puedes escuchar al grupo como si no fuesen BLACK SABBATH, aunque no sea fácil. Este disco concretamente es magnífico ( no opino lo mismo de todo lo que grabaron con Tony Martin, esa es la verdad) pero este es un buenísimo disco. Ya hubiesen querido grandes bandas de toda la vida ( UFO, KISS, JUDAS PRIEST…) haber editado un disco a este nivel ( es una opinión, claro). Sobre “Born Again” no puedo ser objetivo, para mí es mejor que cualquiera de los que grabó Ozzy Osbourne. y estaría en el tercer puesto del total, solo detrá de ‘Mob Rules’ y ‘Heaven And Hell’. Si lo que has oido de este disco es “No stranger to love”, no has oido ni mucho menos lo mejor ni más representativo. Anímate y dale media hora de tu tiempo.

  2. Hola Miguel,

    Parece que tus neuronas y las mías estén interconectadas (al menos en lo que concierne al tema musical) pues en poco tiempo has publicado posts que hablan de discos, como dice “the man”, “bigger than life” a los que yo tengo en un altar poniéndoles velas todo el tiempo, para que su luz no se apague nunca y nos ilumine el camino a seguir (joer que cursi !!!), pues en ese pedestal tengo yo a “Sonic temple”, “Marauder”, “Badlands”, “The wild, the willing and the innocent”, “Corridors of power” o a los retro-Whitesnake setenteros, y, of course a este pedazo de disco llamado”7th star” dónde tio Glenn se sale literalmente y canta con una pasión y un “feeling” impresionantes, lástima que en directo pasó lo que pasó y el hombre no pudo con las circunstancias que le rodearon en ese momento pero, lo único positivo es que le sustituyó, para mi, uno de los mejores vocalistas del rock de todos los tiempos, mr. Ray Gillen , quien tuvo la desgracia de ser demasiado guapo para un grupo como los Sabbath, por eso ficharon a Tony Martin, que, aparte de ser un grandísimo cantante, en una tesitura vocal cercana a Dio, era casi tan feo como él, je je !!!!!!!!!!!

    • Hola OCLE GLENN. Vaya, me alegro de coincidir tan a menudo con alguien. No es fácil créeme… mucha gente espera reseñas y refrencias a “The Number of the beast”, ” Appetitte for Destruction” o “And Justice”. No digo que no vaya a haberlas pero personalmente prefiero estos discos grises, no tan conocidos que a veces encierran verdaderas maravillas entre su surcos. “7th Star” es un claro ejemplo de ello. El problema de Hughes en directo queda explicado en la reseña, aunque tenía un pirata comentado de uno de los pocos conciertos que dió y bueno, los temas de “7th Star” los borda, los de Ozzy.. regulín, pero los de Dio eran un poco desastrosos, así que no se si quizá hubiese estado en buenas condiciones, hubiese dado la talla. Quien sabe. Nadie discute las cualtidades de tu tío 😉 pero claro, siempre que sea un registro adecuado. Ray Gillen. ja, ja mira, pues tienes razón. Pensándolo bien, BLACK SABBATh es la banda de tipos más feos de la historia, con la excepción de Gillen y quizá Eric Singer. Bill Ward, Ozzy, Ronnie Dio… nadie puede decir que triunfasen por su físico, eso sí!.

  3. Hola Miguel:
    Excelente artículo sobre esta etapa tan oscura pero a la vez tan reivindicable en la carrera de Black Sabbath. “Seventh Star” es un gran álbum que en la época paso desapercibido por las pocas reseñas positivas en la prensa del momento. De hecho servidor lo escuchó bastantes años después, quedándome prendado de las canciones, producción y de la excelente química entre Hughes y Iommi. Hace relativamente poco me agencié la edición “De Luxe” donde a pesar del poco cuidado sonido podemos escuchar a un inconmensurable Ray Gillen haciendo de frontman para esta banda. Un álbum a recuperar.
    Un saludo

    • Hola XAVIER. Efectivamente, las reseñas del disco cuando salió no fueron positivas… y casi ni negativas. No ha sido fácil hacer el dossier del disco , la verdad. Cuando lo compré fue al poco de salir, en Alcampo, y venia con el taladrillo de ‘serie media’. El tiempo ha hehco justica con el álbum creo yo… o quizá las comparaciones con algún material posterior que salió con la matriz BLACK SABBATH… lo de Ray Gillen es capítulo aparte, aunque me cuadra tanto en BLACK SABBATH como Coverdale, que a punto estuvo de formar parte del grupo.

  4. Hola Miguel:
    Soy un fanático de los Black Sabbath originales, y en este sentido he discrepado y discrepo sobre tu visión del grupo, pero creo que ni tú ni yo tenemos razón y al mismo tiempo la tenemos los dos. En el fondo es cuestión de gustos y es probable que yo sea más setentero que tú, quién sabe. Como otros, llegué a este disco tarde, cuando ya tenía los primeros ocho, los de Ozzy. Me espantaba la pinta Spinal Tap que tenían en las fotos promocionales y el galimatías “Black Sabbath featuring Tony Iommi” sonaba un poco a publicidad engañosa. Cuando por fin me hice con el original descubrí un sonido poderoso, un gran disco, y como bien dices, el hombre sin yemas en los dedos, el de los riffs lapidarios de “Symptom of the universo” o “War Pigs” era un guitarra versátil, capaz de plantar cara en los fatídicos años del shred masturbatorio a base de buen gusto. Glen Hughes llegó a declarar que en esa época llegó a “estar en pelotas en el tejado viendo salir nazis de la chimenea”. Lo que no acabo de entender es el hecho de que canta infinitamente mejor en este “Seventh Star” que en los actuales Black Country Communion, donde fuerza exageradamente los agudos en el peor estilo Robert Plant, y presume de estar totalmente desintoxicado. No sé que opinar. En situaciones excepcionales casi justificaría el uso de drogas. Iommi por fin su grabó su disco en solitario en el 2000 con vocalistas del metal extremo como Phil Anselmo o el fallecido Peter Steele. Me gustaría ver en directo a la formación original tocando el “Children of the grave” o el “Sabbath bloody Sabbath”. Me gustaría ver un “Recuerda cuando…” de los Sabbath en metal80 al estilo Rainbow o Whitesnake, pero se que es complicado.
    Gracias por darme las gracias pero mi aportación es un grano de arena en una playa llena de míticas revistas que has tenido el buen gusto de guardar o ir comprando con paciencia.

    • Hola VICTOR. Siempre pensaré que sobre gustos no hay disputas. Es uno de los refranes más certeros que conozco. El que millones de moscas coman mierda, con perdón, no significa que esta esté buena, sencillamente hay que verlo desde la perspectiva de la mosca. Con la música sucede lo mismo, y tú lo sabes de sobra. Hay gente que adora BOSTON o JOURNEY y otros prefieren 7 MINUTES OF NAUSEA… ¿quien tiene razón? como tu bien dices, ambos y ninguno. Creo que lo importante (debo insistir en ello) es intentar disfrutar lo mismo con “Sabotage”, “TYR” o “Live Evil” y enterrar posturas talibán que solo conducen a cerrar tu círculo y terminar por aburrirte.
      Yo llegué al disco ‘a tiempo’, pero sin conocer excesivamente la historia del grupo. Imagínate, 1986, poco dinero y discos saliendo como churros… como para ponerte a comprar discos de los 70’s. Supongo que ni siquiera tenía muy claro quien coño era Glenn Hughes, pero como te ocurrió a tí, con el paso del tiempo vas descubriendo las virtudes del disco, al que hay que ver al margen de la situación de quienes lo grabaron, especialmente del bueno de Glenn Hughes, quien parece estar pasando por un verdadero calvario. Da la impresión de que estaba totalmente atormentado que no disfrutaba de sus vicios como podía hacerlo, Nikki Sixx o el propio Ozzy.Así con todo, el trabajo que hace en estudio es para arrodillarse.
      Sobre su estado actual, pues no he tenido el gusto de oir su nueva banda, pero las criticas no son nada malas. En todo caso no comparto contigo eso de justificar una adicción. Prefiero que desaparezca del mundo de la música y se dedique a cultivar naranjas a verle (a él o a quien sea) terminar como Phil Lynnott o cualquier otro del estilo. Sobre ver la formación original de vuelta, pues fue una serpiente de verano que tuvo que ser desmentida, aunque después de ver lo del Monopoly de AC/DC, ya me espero cualquier cosa.
      Efectivamente un RETRO de BLACK SABBATH está jodido, pero no dudes que intentaré aproximarme más a la ‘familia sabática’ de uan u otra manera. Lo de los agradecimientos va en función del detalle, y créeme, los mereces.

  5. Saludos.
    Este vinilo me lo compré hace dos años y… todavía no lo he oído… Así que Metal 80 vuelve a convertirse en mi principal acicate para descubrir música que ya he comprado. Por cierto, me ha dejado totalmente sorprendido el aspecto de Glenn Hughes en aquella época, no por que se pueda parecer al mítico Tino Casal, sino porque en las fotos de grupo no reconocía quién era…
    Lo dicho, localizado en la vitrina y listo para destripar…. Ya os comentaré….
    Gracias por vuestro tiempo.
    Lord Pink Flower.

    • Hola LORD PINK. Tus palabras son un verdadero estímulo para seguir en esto. Si una reseña aquí te anima a recuperar un disco, doy por cumplido el objetivo de Metal80. Gracias. Como le decía a ONCLE GLENN, hay muchos discos grises y ‘malditos’ que resultan ser verdaderas joyas. Todos sabemos que “Heaven and Hell” es un disco imbatible en el haber de BLACK SABBATH, pero no por ello se debe desperdiciar la oportunidad de ampliar el espectro y abrirse a joyazas como esta. Buano, además tienes a Glenn Hughes a la voz y a Eric Singer a la batería. Si eso no es un aval ya no sé que puede serlo. Por cierto, ambos músicos están dirctamente vinculados a la carrera de Gary Moore, lo que pone al irlandés de nuevo en solfa. Al final Gary va a resultar ser el perejil de todas las salsas… por favor, cuando hayas ‘repasado’ “7th Star”, pasate por aqui, me gustaría conocer tu opinión. Un saludo.

  6. Hola Miguel, es un placer leerte de nuevo…y que buen disco el que nos traes. Cuando salió, lo tenía en cinta original, y la verdad es que costaba ver ahí a Black Sabbath, de todas maneras estaba claro que Sabbath no era, porque viniendo de escuchar todo lo anterior (en esas fechas solo se me resistían “Never Say Die” y “Technical Ectasy”) y tras un “Born Again” que por entonces recuerdo que me parecía “raro” (Gillan no pegaba ahí, para mis gustos de entonces), había grandísimas diferencias del concepto base. Con decirte que para mí, y por muchos años, enterré esta banda en el baúl de los recuerdos en cuanto a que perdí todo el interés por sus nuevos trabajos…claro, Slayer lanzaban “Reign…”, Metallica el “Master…”, Iron Maiden y el resto a todo trapo, el thrash metal en auge…como para andar preocupándome por “Seventh Star” y sus estelas.

    Con los años y por suerte, he recuperado este Cd, en edición 2004, aunque estuve tentado en hacerme con la edición Deluxe Expanded 2010, con un concierto añadido en su cd2, en el Hammersmith y con Ray Gillen. Eso si, me hice con el Deluxe Expanded de “Born Again” 2011 (ganó la apuesta), más que nada por el pedazo de directo que trae el cd2, con Gillan en voz y el batería de Electric Light Orchestra, Bev Bevan (a veces hace cosas “raras” para Sabbath). Ahora mismo, veo “Seventh Star” como un gran trabajo, al margen de estilos, etiquetas y demás. Ojalá todos los baches fueran como este. Aunque personalmente, me quedo con trabajos como “The Eternal Idol” (me parece muy bueno, con Bob Daisley y Eric Singer), “Headless Cross” (con un Laurence Cottle que borda su papel y la base de Cozy Powell) y “Cross Purposes”, donde Geezer Butler y Bobby Rondinelly hacen de las suyas, en una acertada base rítmica y con un Rondinelly muy metido en el papel (puede comprobarse en el DVD “Cross Purposes Live”. Creo que Geezer volvió a aportar sonido a la banda (desde “Dehumanizer”), por eso cito a los bajistas, así como los trabajos “Tyr” (que me gusta bastante) y “Forbidden” (no me gusta tanto) pierden un poco, con el bajo de un grande que para mi, no encaja en el sonido Black Sanbbath: El señor Neil Murray. A pesar de que ambos trabajos tengan en las baquetas a Mr. Cozy Powell (una debilidad baterística!!!). Cosas de gustos, supongo. Aprovecho para decir que Glenn Hughes hizo un magnífico trabajo en “Seventh Star” y que Tony Martin me parece un cantante al que poco a poco estoy descubriendo, sorprendiendome muy gratamente, a pesar de la base “Dio” sobre la que se mueve su grandísma voz.

    Tenía ganas de escribir de nuevo…un saludo, Miguel y compañía!

    • Hola JAVIER. ME alegro mucho d ehaber acertado en elegir este. Tenía claro que iba a ser uno de BLACK SABBATH pero no sabía cual, y la aportación de Glenn Hughes me hizo decidirme por “7th Star”. Efectivamente, como tú dices cuesta un poco ver ahi a BLACK SABBATH, lo cual me parece positivo, en el sentido de que la idea de Tony Iommi como requinteador pierde todo su peso. “Born Again” es ‘raro’, pero los riffs están presentes tanto como lo estaban en”Master of reality”… eso sí, tras una cortina de sonido manifiestamente mejorable. haces una buena observación: ¿quien iba a fijarse en “7th Star” pudiendo ocmprar “Reing in blood” o “Somewhere in time”? la verdad es que resulta bastante lógico que no arrasase las listas precisamente… Sobre el resto de su discografía en los 80, pues tine el mérito que aportan quienes ponen su firma en ella, tú mismo los has citado, pero el estado en que se encontraba un grupo tan emblemático era agónico. No me resulta fácil comparar lo ocn otras bandas en horas bajas, la verdad. Neil Murray, quizá mi bajista favorito, es un verdadero desperdicio en BLACK SABBATH, y Tony MArtin es efectivamente, un gran cantante que está asociado de por vida a SABBATH, y esa es una losa que no se levanta así como así.

  7. Supongo que cuando te refieres a “grises” no lo dices por que sean mediocres sino por la aceptación relativa que tuvieron esos discos con respecto a los “mediáticos” que citas, no ???? Pues, ya que coincidimos en las alabanzas fervorosas hacia esos discos, me permito proponerte unos cuantos más, a ver si coincidimos en los gustos, que pienso que si:

    Ozzy Osbourne “The ultimate sin”/”No rest for the wicked”
    The Cult “Ceremony”
    Black Sabbath “The headless cross”/”TYR”
    Rossington-Collins Band “Anytime, anyplace, anywhere”/”This is the way”
    Outlaws “The eye of the storm”/”3 hombres malo”
    Iron Maiden “7th son of a 7th son”
    Gillan “Glory road” / “Future shock”

    En fin, esos son unos pocos, espero haberte inspirado para algunos posts más, ya ves que los de Rossington Collins o Outlaws se van un poco de la onda hard, pero vaya, la saga de los Skynyrd y los de Hughie Thomasson tambien se merecen algún comentario, no deja de ser rock de guitarras potentes y virgueras.

    • Hola de nuevo ONCLE GLENN:
      Evidentemente lo de “gris” se refiere a su nivel de popularidad, ventas y demás, nunca consideraría a este disco ni a ninguno de los que citas como gris por su contenido!. Mola tu proposición, vamos con ello. De los discos que apuntas, “Glory Road” y “Anytime, anyplace, anywhere” de GILLAN y ROSSINGTON COLLINS, son dos discos que tengo en un pedestal y suelo escuchar habitualmente. Los prefiero a los otros dos de esos grupos, aunque estos también me gustan. De OUTLAWS tengo cuatro discos, pero ninguno de los que citas. No obstante, “Lady in Waiting” y “The Outlaws” también suenan con frecuencia en el equipo, el coche o donde se tercie. “No rest for the Wicked” tuvo su momento pero hace tiempo que no lo escucho y “The ultimate sin” me entró mal de mano y se jodió. “Ceremony” no lo conozco como para opinar. Nunca he conectado con la etapa Tony Martin de BLACK SABBATH y a pesar de la presencia de Cozy Powell y Neil Murray, no puedo decir que entregaría mi vida por esos discos. Por último, “7th son of a 7th son” me parece una ladrillo insoportable, dicho se con todo el respeto y reconociendo el mérito, la técnica y lo que quieras, pero no puedo con los MAIDEN posteriores a “Powerslave” . Son muy buenos, pero en fin, dame “Murders in the Rue Morge” y me harás feliz, je,je,je.

  8. Hola Miguel! Coincido con el amigo Victor Praps..Hughes canta con mucho mas gusto aquí que en Black Country. Hughes tiene una gran voz, pero ojalá ahora tuviera tanto gusto y mesura como rango vocal. En lugar de hacernos disfrutar con el tono y color de su privilegiada voz, parece que sólo quiere demostrar que los años no lo han maltratado tanto como Gillan o Plant, y que sigue teniendo un rango estratosférico. Pero lo forzado de su voz llega a hacer muy denso el escucharlo, creo que solamente King Diamond llego a hacer tantos gritos por tema como Hughes ahora.
    También es cierto que el buen gusto de Iommi en sus solos es todo un bálsamo contra el ejército de velocistas de Shrapnel, quienes para ese 1986 se habían multiplicado y poblaban la escena.
    Alguna vez vi un video bootleg de esta gira, Hughes estaba re duro, parecía que le habían clavado una estaca en la cola. Terrible momento el que estaba pasando
    Espero que sigas reivindicando discos “malditos” que algunos locos todavía disfrutamos y apreciamos!

    • Hola ARIEL. Vaya! habrá que escuchar esa banda, ya me pica la curiosidad. Sí es cierto que Glenn Hughes siempre ha parecido dispuesto a demostrar su talento. En la memoria de todos está el repaso que le da a David Coverdale en el video de “California Jam”, donde parece estar diciendo “ese puesto era para mí!!” durante medio show. ¿Puedes imaginar lo que sería un reunión hoy en día de esa formación? daría algo por ver ese Hughes Vs. Coverdale teniendo en cuenta las condiciones de uno y otro. Iommi puede presumir como tú dices de un gusto exquisito. No tenía una técnica apabullante pero sabía coger una guitarra. Compáralo con Vinnie Vincent y ya está. Por supuesto habrá más discos “grises”, no todo van a ser ‘números de la Bestia’ ni ‘Ultimos de la fila’!

  9. Al respecto de los discos que cité anteriormente y que han derivado hacia otros que tú has nombrado, pienso que los dos primeros discos de Outlaws deberían de ser “patrimonio nacional” allí en Florida donde se parieron, pero, que quieres que te diga, tanto “Los hombres malo” como “The eye of the storm” tienen un significado especial para mi más que nada por el momento y las circunstancias en las que empezaron a formar parte de mi vida, así como el “7th son…” de Maiden (por supuesto que “The number…” y “Piece of mind” son superiores a ése, hasta los dos primeros lo son, aunque a mi no me vuelvan loco, cuestión de gustos). Creo que el de los Cult te gustaría por que no deja de ser hard rock grandilocuente y del “No rest for the wicked” de Ozzy qué decir? Pues que nos trajo a Zakk Wylde, uno de los pioneros de las guitarras “soplete” en el mundo del heavy rock (No cuento a los guitarras de los Stooges ni nada por el estilo), que después adoptarían como sonido el Dio de principios de los 90 (Tracy G. qué cruz) o gente como Alice Cooper a inicios del nuevo siglo.
    “The ultimate sin” de Ozzy es para mi el cenit de Jake E. Lee, cierto que no hay un temazo imperecedero como “Bark at the moon” pero es que su guitarra lo llena todo, no hay ni un hueco en las canciones que el no rellene con un efecto o con un harmónico, por no hablar de los endiablados solos que se marca el tio. Al igual que Randy Rhoads, parecia un malabarista de la guitarra, y con Soussan y Castillo al ritmo pues no te digo nada. Para mi un excelentisimo disco que posiblemente no haya aguantado muy bien el paso del tiempo pero que en su momento me pareció (y me lo sigue pareciendo) inmenso.
    Y de los discos de Sabbath con Martin, para mi empieza muy bien con “The eternal idol” pero el declive va paralelo a la aparición de los discos en el tiempo para desembocar en un “Forbidden” absolutamente infumable. Sin embargo, TYR y “Headless” son aprovechables en un 90% creo.

    • Hola GLENN. NAda que objetar respecto a OUTLAWS! un grupo que me engañó en ciierto modo al ver las pintas que gastaban en un video en directo. Parecían ( por su aspecto) una mezcla de STATUS QUO y ROSE TATOO y aunque están bastante alejados de lo que yo pensaba, tienen un feeling que engancha más que un gancho. Lo de que un disco te enganche a nivel personal por una u otra razón, da lugar a cosas difíciles de explicar. A mi me ocurre por ejemplo con “Flick of the switch” uno de los mejores discos de AC/DC para mi gusto. THE CULT y su “Ceremony” me lo descargué cuando estaba con la reseña de “Sonic Temple” pero aun no he podido hincarle el diente. Y sobre Ozzy… pues me pillas “trabajando” en la reseña de “Bark at the moon”, así que no diré más al respecto.

  10. Hola Miguel:
    Dicen que rectificar es de sabios, y aunque no tengo nada de sabio quería borrar el comentario que parece justificar el uso de drogas. Es un tema con el que yo tampoco quiero bromear. Si me reafirmo en la invitación a que conozcas Black Country Communion. Ten cuidado, porque Glen Hughes ha afirmado que “nos gustaría pensar que somos los nuevos Led Zeppelin” y se que tu pasión por este grupo es parecida a la mía con Ramoncín. Canta muy forzado, exagerado, cuando no lo necesita, Bonamassa está esplendido y Bonham recuerda a su padre, toque duro y seco.
    Quería unirme al diálogo sobre “discos que me apasionan y sólo hemos debido escuchar cinco matados”. Uno de esos discos es el primero de los canadienses D.B.C. (Dead Brains Cells). El colega que me lo grabó y yo teníamos una sección de hard rock en un programa de radio de la COPE y utilizábamos una canción de este grupo como sintonía de fondo. Hay uno muy bueno, que merece reseña: “Reign of terror” de Wild Dogs. Como debo ser el más punk del blog cito Adrenalin O.D. “Humungousfungusamongus”, Hirax “Hate, fear and power” o Nuclear Assault. Lógicamente, o no hay ediciones en CD o sólo a través de Amazon y muy caras. Es el precio del frikismo. De Ozzy Osbourne, el fan de Black Sabbath ataca de nuevo, me gusta prácticamente todo, y creo que hay algo más que casualidad en el hecho de que saques tantos discos buenos como los que Oncle Glenn ha citado unidos a las obras maestras de Randy Rhoads. Para cantar tan mal, mi madre, como engancha. Tengo una teoría al respecto, por lo menos a mi me ha pasado, hay discos que caen en tus manos en circunstancias y situaciones idóneas para escuchar ese disco. Recuerdo en mi época de “intercambiador de cintas” recibir alguna Sony grabada como si saliera directamente del estudio y disponer de infinitas noches de verano para degustarlo. Acabo de recordar una cinta con el “Garage days” de Metallica y temas de relleno de Whiplash y Overkill. “Electro violence”. Nunca he tenido ni disco ni cd que sonara como aquello. Recuerdos. [Me despido sonando “Centre of eternity” con el inevitable Don Airey]

    • Hola VICTOR. Supongo que no hacía falta rectificación. Está claro que estabas bromeando, aunque hay quien dice que ciertos personajes daban lo mejor de sí mismos bajo la influencia de las drogas o el alcohol… ahí tenemos a Lynnot, Rory Gallagher, Johnny Thunders ( todos muertos, por cierto). Las intenciones de Glenn Hughes de acercarse a LED ZEP no digo que no puedan ser llevadas a cabo pero en fin, a estas alturas no sé si le hace falta.
      Los discos que mencionas tuvieron ( algunos de ellos) un huequecito en mi corazón en su día, especialmente el de D.B.C. De esa hornada hay cosas bastante decentes como eran MEKONG DELTA, VIRUS, SENTINEL BEAST… grupos de los que salieron a partir de mediados d elos 80’s y que a pesar de que no se comieron gran cosa, ahí dejaron un legado interesante.

  11. Saludos.
    Pues finalmente he escuchado este disco, y la verdad me ha gustado mucho. Básicamente, me ha recordado a una mezcla entre “Corridors Of Power” y el proyecto Phenomena. Por cierto, oír “Seventh Star” en vinilo no tiene nada que ver con oírlo en formato digital aun remasterizado.
    Supongo que la relación con “Corridors” viene por la atmósfera creada por Jeff Glixmann, productor de ambos lanzamientos, y de los tonos graves de Hughes que no dejan de recordarme al malogrado Moore; la relación con Phenomena es evidente por la participación de Hughes como cantante. Es curioso pero, por lo comentado en estos lares, es precisamente un proyecto como Phenomena lo que quería hacer el Sr. Iommi.

    ¿Por qué no funcionó “Seventh Star”?. Básicamente por error de criterio. Error al elegir el nombre del disco, error al elegir la portada, error al elegir el año de lanzamiento. Si a esto le unes lo grillado que estaba el Sr.Hughes tenemos una banda sin solución de continuidad. ¿Sería distinta la repercusión de este album si no apareciera el “maldito” Black Sabbath en su portada?. Seguro, máxime cuando la banda nunca superó la marcha de Ozzy, sólo paliada por Dio, pero que no soportaba otro cantante nuevo, tras el fracaso de Guillan. Por muy buenos que hayan sido los “Born Again”, “Seveth Star” o “Eternal Idol”, la verdad es que no dejan de ser sucedáneos de lo que fue Sabbath con Ozzy. Es increíble pero lo mejor que le ha pasado al Sr. Iommi es que un “maldito” juez le haya prohibido utilizar el nombre de Black Sabbath. Una especie de “Heaven & Hell” debió ser creado hace más de dos décadas; a partir de ahí, crea la banda que quieras…

    Otro error fue su espantosa portada. Supongo que fue creada así para dejar claro que era un proyecto en solitario de Iommi o para saciar el deseo del mismo. Lo que está claro es que si sacas el disco con la portada que viene de fondo, simplemente acompañado de “Seveth Star” en rojo, tendríamos en las manos un producto capaz de luchar contra un “Master of Puppets” o un “Intermission”. Esto no asegura nada, pero te da una opción de la que “Seveth Star” nunca gozó.
    Y digo esto porque, como apuntó el compañero Javier, 1986 no fue el año acertado para su lanzamiento: Ese año lo hicieron Accept, Metallica, Judas Priest, Dio, Queen, Van Halen, Stryper, Iron Maiden, David Lee Roth, W.A.S.P., Megadeth, Magnum, Queensryche, Motörhead, y el propio Ozzy Osbourne entre otros; me ha llevado más de una década poder comprar todos estos lanzamientos.

    ¿Dónde queda “Seventh Star”?. Sin duda alguna en el más puro y griego ostracismo, esperando que, décadas después de su lanzamiento, nos maravillemos de esta obra con un Hughes inconmensurable, un Iommi capaz de explorar otros campos y el grato descubrimiento de Eric Singer, que va camino de convertirse en el Cozy Powell del siglo XXI. Es en esto casos, donde “Reissues” como las “Deluxe Expanded Version” toman toda su lógica, aunque en esta edición, el live no suene bien y los clásicos vuelvan a sonar “raros” otra vez, en esta ocasión en la voz del magnífico Ray Guillen.

    Para terminar dos reflexiones: Qué bien se oyen los vinilos en comparación al soporte digital. Si éste es el futuro de la música, nos espera la vulgaridad sonora; y en segundo lugar: qué fácil era encontrar música inmensa en los ’70 u ’80, y qué complicado descubrir algo interesante en los 2000. Si Iommi hubiese sacado hoy el “Seventh Star” junto con Hughes, estaríamos hablando del mejor lanzamiento del año; un disco que en su momento no tuvo la opción ni de ser mediocre.

    Gracias por vuestro tiempo.
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Me alegro en el alma de que te haya gustado el disco, después de tanto insistirte con él… sin embargo a mi “Corridors of power” me parece menos elaborado en cuanto a composición ( no en cuanto a técnica, ojo) y sí, es evidente que el vínculo Hughes trae a PHENOMENA a la memoria ( otro grupo con el que nunca pude).
      La intención era que la marca BLACK SAABTH no aparecies por ninguna parte… ese era simplemente el disco de refresco para Tony Iommi, como KISS hicieron en los 70 cada uno por su parte… pero Don Arden, ( padre de Sharon OSbourne como seguramente sabes) dijo que no, y era que no. Los fans de toda la vida de BLACK SABBATH no pudieron más, después de ver el circo en que se había convertido todo aquello y le dieron la espalda, y los posibles nuevos fans teníamos, como tú te has encargado de enumerar, millones de discos en los que gastar la pasta antes de arriesgarnos a este. En consecuencia todo se fue al garete. Me pregunto como es posible que la banda siguiese en activo durante todo este tiempo. Me imagino que el peso de la leyenda es mucho.
      La portada no la veo tan mal. Esta basada en un grabado del inmortal Durero y eso es un aval. De hecho casi todas las portadas de BLACK SABBATH merecen su artículo, algún dia hablaremos sobre el asunto.
      No he oido la edici´ón deluxe, pero si un par de piratas con Ray Gillen, no era ni la voz ni la imagen para BLACK SABBATH, pero el tipo lo tenía todo para reinar durante el resto de la década. Una lástima que no fuese así.
      Sobre tus dos reflexiones las hago mias y con tu permiso hago un apunte: Donita Sparks, guitarrista y cantante de las L7 decía: “en un CD tu oyes los bajos, pero en vinilo los sientes”. Supongo que no se puede expresar mejor.
      Sobre tu otra reflexión, comparando la actualidad con los 70’s… ¿que puedes esperar de una década como aquella, en la que grupos como NAZARETH, DIRTY TRICKS, URIAH HEEP, TRAPEZE, ATOMIC ROOSTER o FOGATH eran considerados “de segunda”? esa es la mejor prueba del inalcanzable nivel que había.

  12. Uy, saludos de nuevo.

    Simplemente apuntar dos cositas comentadas por nuestro maestro de ceremonias:
    Primeramente a cerca del “California Jam”, que mi mujer tuvo a bien regalarme hace tiempo en dvd; lo que más me sorprendió, a parte de que hasta qué punto puede llegar la estupidez de Blackmoore, fue, efectivamente, cómo le comía el puesto un pletórico Hughes ante un timorato Coverdale. Mi opinión es que “el timorato” se dio cuenta ese día que debía dar un paso adelante o lo empujarían varios para atrás; pero también se percató de que “el pletórico” no tardaría en sucumbir debido a sus adicciones. Pero, vamos, el baño quedó grabado y Blackmoore, retratado.

    En segundo lugar, sólo comentar que el “Seventh Son Of A Seventh Son” tiene en su haber la mejor producción que haya conseguido jamás Maiden en toda su carrera. Evidentemente, no es su mejor disco, ni siquiera para mí; pero no cabe, duda que su producción es insuperable. Yo me pregunto, y esto va a colación con lo aportado en mi anterior post, si Maiden tuviese la claridad compositiva para sacar medio “ladrillo” en vez de lo que saca, estaríamos hablando de Maiden en otros términos. La edad dorada de Maiden no se acaba con la llegada del “Seventh Son Of a Seventh Son”, se acaba “a partir” del “Seventh Son Of a Seventh Son”.
    A título informativo me gustaría saber qué le parecen a nuestro querido Miguel.Asturias los “Dance of Death”, “A Matter of Life and Death” o “The Final Frontier”; personalmente, considero que tras tres discos tan mediocres, Iron Maiden están muertos y enterrados.

    Gracias por vuestro tiempo.
    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Sí, lo de Ritchie en California Jam me recuerda a mi hija pequeña cuando está de mala ostia. Yo creo que hubiese merecido un buen par de guantazos, pero claro… ¿quien le pone el cascabel al gato? me permito poner un trocito de un artículo que escribí para THIS IS ROCK años ha, que relata algunas de esas ‘anécdotas’:
      “Algunos de sus peores momentos han quedado inmortalizados como parte de la historia del rock and roll. La mítica “California Jam” de 1974 es un buen ejemplo. En un festival de aquella envergadura, la imprevisible ausencia de incidentes hizo que la actuación de Deep Purple se adelantase una hora sobre lo previsto, algo a lo que Blackmore, sencillamente, se negó en redondo. El promotor, desquiciado porque había una hora de vacío donde los fans podrían llegar a Dios sabe qué extremos, intentó presionarle diciendo que iniciaría una cuenta atrás desde 30 a 1, y que si él no salía, sería echado de allí perdiendo sus 200.000 dólares. Ritchie se limitó a sentarse tranquilamente esperando a que terminase de contar advirtiendo que si algún miembro de la banda salía a escena, dejaría Deep Purple en aquel mismo instante, aunque en el último momento, alguien de la cadena ABC, que retransmitía el evento, consiguió convencerle. El enfado con el que salió a escena se refleja perfectamente en su cara durante todo el concierto, pero afortunadamente canalizó esa agresividad en un show verdaderamente memorable llevando a sus compañeros al límite, especialmente a un David Coverdale que no se atreve ni a soltar el pie de micro en toda la actuación. En la última canción Blackmore lanza su guitarra dejando que se destroce contra el suelo, y recordando que ABC le había pedido que se acercase mucho a las cámaras de televisión, decide tomarlo al pie de la letra estrellando los trozos de la guitarra contra una de las cámaras: “Realmente no había planeado ir a por la cámara. Sólo pensaba en asesinar al tío que se puso a amenazarme y a hacerme la cuenta atrás en el camerino. Me imaginaba que la cámara era él. No me gusta la violencia, pero esa noche estaba muy cabreado.”
      Bueno, creo que tuvo sus razones, pero, una vez más pisó la raya.
      No he podido disfrutar de la producción de “7h Son…” porque al no gustarme el disco, es difícil apreciar los detalles… De los últimos discos, me interesó bastante “Dance of Death” en su dia. Reconozco que los demás ni me he molestado en escucharlos. La verdad es que tengo muy poco tiempo y prefiero ir sobre seguro aunque sea escuchar el mismo disco una y otra vez. Gracias por estar ahí.

  13. ¡Que hay de nuevo Miguel!.

    No voy a poder aportar mucho. De este disco sólo conocía su existencia.

    Tiene todos los ingredientes para ser uno de esos discos “malditos”, sí…Huída masiva de los miembros originales, varios “mercenarios” en la sala de máquinas, portada con mensaje equívoco…(Metallica featuring James Hetfield??!!!)…un grupo por entonces ya “viejo”…otros competidores en la cresta de la ola…el metal que nadaba entonces entre Pinto (Hair-metal) y Valdemoro (thrash)…

    En fin, hubiera sido un auténtico milagro que ese disco hubiera tenido éxito comercial.

    Yo, como con muchas otras bandas, a Sabbath llegué muy tarde. A día de hoy ni siquiera tengo toda la colección; de hecho, me avergüenzo de mi mismo, me faltan clásicos del pelo del “Paranoid” y el “Master of reality”…tsss.
    En mi defensa debo decir que ya sólo compro en vinilo y cada vez está más chungo dar con material interesante…o igual es que yo no sé buscar…Cualquier consejo será bienvenido.

    Bueno, sin más. Que te voy a hacer caso y voy a tratar de localizar este “7th star” cuanto antes.

    • Hola Mikel ¿Como va eso? hacía tiempo que no se te leia el pelo. Efctivamente, los ingredientes para se run disco maldito o de culto están ahí, pero tiene una ventaja sobre otros que están en idénticas condiciones, y es que aunque tardamos en darnos cuenta, este disco es muy bueno, cosa de la que no todos los discos malditos pueden presumir. No deberías avergonzarte por que te falte “Paranoid” hay otros discos clásicos ( en mi opinión ) mucho mejores.. “Sabotage”, “Volume 4″… eso sí, “Paranoid” es el “Ace of Spades” de BLACK SABBATH, qué se le va a hacer. Lo de “Master of Reality” ya son palabras mayores, amigo. Ahí estamos hablando ya en serio!!
      BLACK SABBATH en vinilo alcanza precios astronómicos. Hay ediciones que tienen rosquillas especiales que bueno… de risa. Yo tengo varios en vinilo que le compré a un inglés emigrado junto a otros de QUEEN, que esos sí, tenían todos los posters, desplegables… una delicia de tiempos pretéritos.

  14. Hola Miguel
    Sin duda Seventh star fue y es, aunque afortunadamante ya en menor medida, 1 disco subvalorado injustamente (lamentablemente incluso por muchos fans de Black Sabbath) pero tambien creo ke el tiempo ya lo esta posicionando en el sitial que le correspondio siempre, ya que, segun mi parecer, los argumentos que aca se esgrimen para que el album no alcanzara un lugar de honor, son en su mayoria externos y no lo que realmente debio pesar, como el contenido, pero claro estamos hablando de los años 80 y ahi si toman valor.
    Debo confesar que gracias a las descargas de material x internet me hice del disco en archivo digital (con los pro y contra que acarrean) el sonido era el ke habia , pero se podia hacer 1 analisis de lo se estaba escuchando y me sorprendio gratamente, es mas creo ke es 1 muy buen disco, que arranca con 2 temas potentisimos donde ya te puedes hacer la idea de lo que viene y del trabajo que se monto para producirlo, y es aqui donde se agradecen estas cronologias Miguel, y darnos cuenta lo “accidentado ” que resulto al final.
    Ahora gracias a los alcances tecnologicos el disco ya tiene edicion de luxe y esta mas accecible a todos los amanates del rock, para que se le de otra oportunidad, y disfrutarlo como se merece.
    Por ultimo , y tambien opinion muy personal, que se diga que Glenn, cantaba mucho mejor en el Seventh..(apesar de los abusos y excesos ke ya todos conocemos) que en los actuales Black Country, tiene su logica..han pasado ya 25 años apox.. Aunke yo todavia “le juego todos mis vales” al gran Glenn, la voz del Rock y espero se den una vuelta x sudamerica con su nueva banda..
    Salu2 y abrazos desde Chile..

    • Hola MARCELO. Posiblemente los que echaron el disco abajo fueron los medios y en parte los propios fans, hartos de ver aquel circo disco tras disco. Lo que sucedió en este grupo desde que Dio se fue, es como para hacer una película. De hecho la famosa ‘Spinal Tap’ tiene guiños a varios momentos SABBATH. Sin embargo, ellos (los músicos) sabían que lo que tenían entre manos era muuy buen material, y hubo que esperar un montón de tiempo, pero al fin tuvimos “The Deep Sessions” y “Fused”. Si “7th star” hubiese sido realmente tan desastroso, dudo que estos trabajos hubiesen visto la luz. Igualmente, la presencia de Glenn Hughes al frente de HEAVEN AND HELL en el festival HIGH VOLTAGE es otra pueba del buen feeling que había entre Iommi y Glenn y su mutua admiración. Muchas veces los comentarios enlas revistas (ahora en los foros de internet) condicionan nuestra opinión y nos impiden acercarnos a obras maestras como “7th Star” sin prejuicios. No te digo nada cuando tienes 15 ó 16 años y las hormonas casi te obligan a tomar parte por uno u otro “bando”…
      Sobre si Glenn canta mejor en BLACK COUNTRY COMUNION o en BLACK SABBATH, creo que la cr´tica de Víctor, más que por la edad o la situación de su voz, estaba definida por el uso que hacía de la misma, que no alcanzaba el gusto y la elegancia de otras épocas. Dicho sea de paso, estuve oyendo un par de canciones y la primera impresión no es nada mala. Me recuerda mucho (inevitablemente) al discazo “Songs in the key of rock”. Un saludo MArcelo.

  15. Hola familia:
    Minuto 6 de “Smoke on the water” en la versión recogida en el “Live in London” (22 de mayo del 74). Sobre el colchón del Hammond de Jon Lord, Glen Hughes se larga un blues lleno dolor rebosante de elegancia mientras, supongo, dado que es audio, Coverdale mantiene la compostura en la esquina. No sólo en California hubo situaciones incómodas. Y el caso es que sus dos primeros trabajos en solitario, el “Northwinds” y “Whitesnake”, contradicen al Coverdale timorato, acomplejado y sobrepasado por Glen Hughes.

    • Hola VICTOR. Efectivamente, es muy poco tiempo el que pasó para que haya tanta diferencia entre el Coverdale de California JAm y el que aparece en el clip promocional de “Lady” ccantando en el estudio mientras masca chicle y fuma a la vez, algo que me parece inaudito, porque yo soy incapaz de mezclar Ducados con Happydent. En fin, supongo que la vida en la carretera, la presencia de Tomy Bolin y la necesidad d esalir adelante le curtireron y le obligaron a confiar en sus posibilidads, que obviamente las tenía.

  16. Holaaa. Esto es un consejo para MIKEL y todos los amantes del vinilo. Yo sigo comprando vinilos forever and ever, muy pocos nuevos, pero a parte de Ebay existe una plataforma que se llama ” todocoleccion” es española y se vende y compra de todo. Tienen un apartado de musica , en el que seleccionas distintos formatos y generos. Yo buceo y me he comprado bastantes, hace una semana me compre 3 de UFO, a saber: No heavy petting, Phenomenon y Force it y el Fireball de Deep purple por 36 E con gastos de envio ( segunda mano pero muy buen estado ).

    El disco en cuestion es muy bueno pero lo que decis , eso no era Sabbath, ni falta que hacia.
    La verdad , siendo fan de todas las etapas de Sabbath y de Glenn Hughes , ese LP y los siguientes que hizo el Hughes con Iommi me parecen una delicia.

    • Hola FERNANDO. Conozco lo de TODO COLECCION, pero nunca he comprado nada. Supongo que tarde o temprano acabaré ‘cayendo’… no es por hacerme el mártir ni nada de eso, pero cuando era un chavalín no tenía un puto duro, como la mayoría de nosotros supongo, y tuve que dejar pasar montones de cosas delante de las narices. Cosas que ahora sí puedo conseguir gracias a sitios como Ebay o el que tú mencionas. No así las tiendas, que en Gijón han dejado de existir hace tiempo. Solo queda una que tiene poco y caro. Con el dinero que tú has gastado en el pedido que mencionas, no hubieses conseguido dos discos en la tienda que yo te digo.
      Sobre “7 star”, si eres fan de SABBATH y Glenn Hughes estás de suerte con este disco y lo que publicaron años después, aunque espero que no se de un paso en falso y algún movimiento extraño nos devuelva a estos tiempos. Como dice el título de la película “No profanar el sueño de los muertos”….

  17. Ahhh ¡ Ahora recuerdo que NO compre este disco en vinilo por 6 euros en Charly Blues ( tienda sobre todo de 2ª mano en Valladolid , lleva 25 años ) pero bueno lo tengo en CD. Entre esta tienda y todocoleccion llevo años comprando vinilos sin dejarme el sueldo en ello.

    Y si, los Outlaws son grandessss. Esos vaqueros ¡¡

  18. Holas….
    El otro dia, pasando por una tienda de discos, vi la edición en vinilo que había llegado a aca. Es bárbaro “…presentando el gran éxito: no soy un extraño para amar…”, listo para matar, séptima estrella… hermoso.
    Grandioso disco, hasta No stranger to love me parece grandiosa, ni hablar de in for the kill, danger zone, turn to stone, seventh star. una lástima que no pudo durar mucho Glenn (y vaya si en los bootlegs daba lástima sinceramente, un nivel de malo a pobrísimo como ya está marcado). Pero (me paro) Ray Gillen (me siento) hizo justicia en la gira, poniendo su magia en las canciones (este muchacho es mágico, magia por donde sea. Una lastima su muerte, pero gracias a Dios tenemos los bootlegs, los discos de Badlands…ah, y el eternal idol!!!).
    Y por lejos Fused de Iommi esta en el top 5 de discos pesados de la pasada decada.
    Como siempre, genial blog

    • Hola FACU. Supongo que para el fan de vieja escuela de BLACK SABBATH, “No stranger to love” será poco menos que una blasfemia, pero escuchando ese disco en sí mismo, y no como un disco de BLACK SABBATH, no se puede hacer ningún reproche, como ya hemos dicho. Sobre los botlegss, resulta asombroso el pésimo Nivel que demuestra Glenn Hughes. Ese puñetazo que recibió provocándole los problemas en la nariz, añadido a su desorden mental, nos privó de lo que muy posiblemente hubiese sido un brillante grupo. Solo has de escuchar en YOUTUBE el concierto de HEAVEN AND HELL dentro del festival HIGH VOLTAGE como homenaje a R.J.Dio… ¡que manera de cantar los clásicos! “Mob Rues”, “Country Girl”, “Children of the sea”… imagína lo que podría haber sido con veinticinco años menos!

      <a href="“>CHILDREN OF THE SEA con Glenn HUghes en 2010

      En fin, insisto, una lástima que aquello no tuviese mayor recorrido. Lo de Ray Gillen, como también hemos dicho por aquí, era de otra dimensión. El único problema es que era demasiado guapo para BLACK SABATH, es como si pones a Sebastian Bach al frente de JUDAS PRIEST! 😉

  19. Saludos Miguel:

    En primer lugar, enhorabuena por tu libro. Es importantísimo que se empiecen a editar biografias en español sobre clásicos del rock. En particular muy recomendable esta de Black Sabbath y muy amena, ademas de que en su interior hay multitud de microbiografias de grupos.

    Sobre este disco en particular, creo que es una obra maestra y uno de los mejores trabajos como guitarrista de Iommi, Se nota que era un disco en solitario porque se empeña en demostrar lo gran guitarrista que puede ser, ya que nunca ha destacado como virtuoso. Glenn Hughes hace un trabajo a las voces magnífico, una pena que sus adicciones jodieran toda su carrera en esa época.

    Otro problema que puede tener el disco actualmente es la producción, Muy muy ochentera y que a la gente de hoy le suele sonar rara y mas en un grupo como Black Sabbath, Aunque la edición deluxe ha suavizado un poco el reverb de la batería y suena considerablemente mejor.

    Lo dicho, mis felicitaciones Miguel 😉

    • Hola SARGENT-D. Muchas gracias por tus palabras. La verdad es que fue un placer escribir el libro, aunque hubo momentos un tanto cargantes, en los que a punto estuve demandarlo al guano, pero bueno, supongo que es inevitable en una historia de cuarenta años. Creo que no nos podemos quejar últimamente de la producción de libros. Están saliendo cosas muy interesantes, aunque, como siempre la mayoría en inglés ( algo lógico por otra parte). Precisamente ayer me enteré de que Bob Daisley va a publicar su autobiografía… RAINBOW, OZZY, BLACK SABBATH, GARY MOORE… solo pensarlo produce escalofríos!.
      Sobre la valía de Tony Iommi, pues este disco le sirvió, como queda dicho, para demostrar que había un mundo para él aparte del de los riffs. Supongo que debe ser bastante frustrante que te vean como un ‘requintador’… posiblemente, músicos como Malcom Young o Keith Richards habrán pasado por esa situación, y es que no sé tú, pero hasta que no me demuestren lo contrario, yo no veo a ninguno de los dos capaces de navegar en otras aguas… lo mismo que ocurriría con Iommi de no haber escuchado este disco ( y algún más a partir de este). El pobre hombre llevaba años queriendo grabarlo, y cuando por fin se le logra, se da de morros con las órdenes de su jefe haciéndole una oferta que no podrá rechazar, al estilo Corleonne… en fin, gajes del oficio, supongo.
      La producción en sí no me parce mala ni mucho menos. Sí que es ochentera en eso tienes razón, pero desde luego, comparándolo con la inmensa mayoría de los discos editados ese año, aun tiene un pase. Ni AC/DC se libraron de ese problema!

  20. Hola de nuevo,
    para ser un disco “oscuro, gris e ignorado” van por el momento 37 comentarios, algo excepcional en el amplísmo universo de los blogs.

    • Hola VICTOR. Sí, a mi también me ha sorprendido, aunque no debería. A veces haces algo que crees que va a gustar a mucha gente, y pataflaf! ni Dios le hace caso, y en otras ocasiones subes algo por cumplir y resulta que media humanidad se vuelca en ello. La vida ue rara es….

  21. Veo que muchos hablan de que la restricción presupuestaria de cuando eres un chavalín nos hizo pasar por alto muchas obras maestras. Y sí, en años en que había discos nuevos de Maiden, Judas, Purple, Ozzy, y Dio, difícilmente te quedara un duro para lo nuevo de Krokus.
    Pero hay otro tema que la disponibilidad digital ha solucionado..y es el de poder escuchar y juzgar adecuada y tranquilamente un disco antes de decidir comprarlo.
    Recuerdo que en la principal tienda de música de mi pueblo podías probar un disco…pero la presión de juzgar a un disco como valedero o no a partir de escuchar algunos segundos con auriculares, en un negocio lleno de gente y ruidos, y con la presión de tener que emitir un veredicto que hiciera rendir la plata…porque con tan poco dinero, realizar la mala inversión de un disco que no nos gustaba era perder una oportunidad de agregar una nueva obra maestra a nuestra discografía. Comprar un disco “equivocado” era algo que nos llenaba de bronca, y nos hacía pensar “Porque no lo escuché mejor antes de comprar” como te paso a tí con el “Trouble” de Whitesnake

    • Hola ARIEL. Se me ha encendido una luz con tu post!!! ni me acordaba de lo de escuchar el disco enla tienda, pero sí, aquei también se daba el caso y recuedo que, al menos en una tienda que se llamaba Discoteca ( no se esmeraron demasiado) , la dueña te ponía el disco, tú podías los auriculares y tenías que estar viendo la cara de asco que ponía ( seguramente fruto de quellos que pasaban tardes enteras oyendo música y nunca compraban nada)… así dificilmente podía gustarte nada de lo que oyeses, la verdad. A mim e pasó con “Trouble” de WHITESNAKE, pero fue más duro con “Soin after sin” que me costó bastante más dinero por los gastos de correo… que mal momento!

  22. Al hilo de un comentario de Lord Pink sobre los últimos 3 albumes de Maiden, el otro día estuve reflexionando sobre el asunto.

    Y llegué a la conclusión de que a veces tendemos a ser muy injustos con grandes grupos /músicos, y por añadidura, con nosotros mismos…

    A ver si me explico…y cojo el ejemplo de Maiden, pero probablemente valdrían muchos otros.

    Es evidente que los últimos discos no tienen nada que hacer en una comparación con sus 7 primeros (obras maestras, o casi, una tras otra); es evidente también que las composiciones más recientes tienden a pecar de ser muy similares unas a otras, con estructuras casi idénticas…Que en ninguno de estos 3 últimos discos se encuentra ningún “pelotazo”, ningún tema que vaya a ser considerado un clásico…Que la voz de Bruce es la que es…Que Nicko también está muy aburguesado en su kit, que Janick…bueno, Janick sigue siendo Janick…
    Que ni siquiera Steve ofrece a menudo sus desbocadas cabalgadas de bajo…Dave y Adrian sí siguen a un nivel aceptable, creo yo, con momentos más que disfrutables.

    Sí, parece evidente, sus últimos discos no llegan ni de lejos a los niveles que otrora lograron…
    Pero, a lo que voy. ¿Son malos discos?. ¿Son discos que merezcan el “desprecio” por parte de los fans?.
    Me imagino a mismo escuchando la radio, o viendo la tele y de pronto, empieza a sonar alguno de los temas de estos últimos discos y estoy seguro de que, antes de saber que fuera de Maiden o de Perico de los Palotes, estaría con las orejas bien tiesas, bien abiertas…estaría flipando por escuchar en los medios un buen tema roquero, metálico…
    Compáralo con lo que se oye en los medios habitualmente, a diario; te ponen por sorpresa “The talisman”, “When the wild wind blows” y te corres de gusto.

    El problema está en que han sido taaan grandes, tan buenos, esperamos tanto de cada uno de sus discos que sí, claro, ya no van a publicar jamás (ojalá me equivoque) otro “Piece of mind”, y cada disco nuevo nos deja un tanto frustrados, decepcionados.
    Y colocamos el nuevo disco en la “I” de Iron, y cuando te apetece escuchar algo suyo, joder, resulta que el nuevo está al lado del “Somewhere…” y dices…coño, pues igual prefiero escuchar el “Somewhere…”…Y así casi siempre, y claro, los nuevos terminan por quedar olvidados.

    Y es algo que nos pasa con casi todas las buenas bandas…en cuanto nos ofrecen algo un poco por debajo de “su nivel”, nos cabreamos como monas, jejeje. Pero es injusto, para ellos y para nosotros mismos.

    Porque, por ejemplo, en los 3 últimos de los Maiden hay unos cuantos temas bastante-bastante aprovechables. Desde luego, están a años luz (por encima) de la habitual mierda mediática.

    Sin más, ando un poco relajado en el curro y me aburría. Perdón por la chapa.

  23. Saludos.
    En relación a lo comentado por el compañero Mikel, y dado que por aburrimiento últimamente nadie me gana, sólo apuntar lo siguiente sobre Maiden:
    Es muy posible que exista una tendencia a comparar lo más clásico de una banda con lo más reciente, y que lo normal sea que lo clásico supere a lo últimamente editado. El problema es que Maiden ha entrado en el selecto club de bandas como KISS, FM, Queen, Dare, Aerosmith, o Queensrÿche…; bandas que viven de su glorioso pasado y cuya capacidad creativa está en fase terminal (…parece que KISS quiere combatir la enfermedad).

    En el caso de Iron Maiden, no sólo no se está siendo injusto, sino que se está teniendo una paciencia casi bíblica. Los entendidos en estos temas ya hace décadas que no compran un cd de Maiden, y los que aún compramos lo hacemos por eso de tener la “colección completa” (yo lo compré el mes pasado en un centro comercial a 5,75€). Esto es algo que, intuyo, sabe hasta su propia discográfica que conoce que gran parte de sus seguidores ya no compran sus discos, y de ahí, argumento y entiendo la conveniencia de sacar un “Best of” de material ’90-’00 (de horrorosa portada, por cierto).

    Si tienes que rebuscar y destripar los temas de Maiden para “encontrar” algo que “justifique” la compra del disco, mal lo llevamos. Si simplemente escucharlo no te convence, para qué seguir. Lo de “rebuscar” en las entrañas de cada tema está creado para obras diseñadas para maravillar; y la verdad, Maiden hace décadas que no maravilla a nadie. La verdad es que si los tres últimos discos de Maiden hubiesen sido sacados por completos desconocidos hablaríamos de una banda algo mediocre que suena a Maiden pero que carece de su creatividad.

    No es que nos encontremos ante un “Re-load” o un “St. Anger”, pero Maiden lleva mermando su legado con mediocridades, recopilatorios, y toda suerte de conciertos que hace casi imposible tomárselos en serio. Su última gran obra data del 2000 y, desde entonces, 3 álbunes, 4 conciertos, 2 recopilatorios, 1 boxset de los cuales sólo se salva este último por lo valioso de su contenido. Lo demás… muy pero que muy mediocre.

    Evidentemente, nadie espera un “Powerslave” o un “Piece of Mind”, pero es que sus últimos trabajos no llegan ni al “No Prayer…”(el que menos me gusta de su etapa clásica). No los comparo con el “Number” o el “Killers” sino con el “No Prayer”… y éste gana por goleada. “Brave New World” es muy bueno, “The X Factor” con toda su controversia es uno de mis favoritos, “Seventh Son” tiene una producción inmejorable y estos son “obras maestras” comparado con lo últimamente ofrecido. Los discos te pueden gustar o no, pero cuando son tediosos o aburridos… Somos injustos con Iron Maiden, entonces….

    Gracias por vuestro tiempo.
    Lord Pink Flower

  24. Hola Mikel:
    Coincido contigo en parte. Me explico. Un ejemplo. Vas y grabas “Black in black” y tocas el cielo. Lo siguiente, a la fuerza, será de menor calidad pero eso no implica necesariamente que sea malo, pero no hay “Hell Bels” ni siquiera “You shook,…”. Vale, hasta ahí de acuerdo. No coincido contigo en tu valoración de los Maiden actual. Creo que tengo todos sus trabajos en estudio y los últimos, especialmente el “The final frontier”, es como el camarote de los hermanos Marx: mucha gente en un espacio pequeño. Respeto y es admirable la decisión de no despedir a Janick Gers cuando regresó a la banda el hijo pródigo, pero es que las guitarras saturan y aburren. Soy capaz de tragarme temas de veinte minutos de Yes o de EL&P, ya me vale, pero no aguanto singles de ¡¡¡Siete minutos!!!. Creo que se han emocionado con la capacidad de un cd y no se han cortado. Lo pongo en el reproductor y salen 77 minutos. El señor Kevin Shirley no se complicó la vida, todo para adelante. Otro les hubiera aconsejado aligerar peso, que no son la sinfónica de Berlín.

  25. Hola Lord Pink,

    Al final, estamos hablando de gustos e intuyo que no nos vamos a poner de acuerdo.

    Yo sigo comprando los discos de Maiden…los de estudio.

    Ni recopilatorios, ni directos, ni ediciones especiales…Los nuevos de estudio y punto.
    Entiendo la irritación que puede suponer ver que un grupo al que has idolatrado inunda el mercado de piezas más que prescindibles, pero al final, es decisión de cada uno comprar o no. Yo no me enfado si veo 3 recopilatorios de Maiden cada año. Me río y paso de largo. No considero que ni Maiden, ni Kiss ni ninguna otra banda echen por tierra su historia por publicar 10 o 20 artículos de puro consumo. Es el mundo en que vivimos y tal vez tengan mucho que ver decisiones de las propias casas discográficas en todo ello, más que de la propia banda. Tal vez, digo.

    Pero los nuevos trabajos siguen siendo sagrados. En cuanto salen, zas, los pillo. Y como yo, muchos…Las cifras de ventas siguen siendo muy buenas y el último álbum fue nº1 en unos cuantos países, incluidos el Reino Unido y, creo, España.
    Y bajo mi punto de vista, insisto, están lejos de épocas doradas, pero tampoco es que haya que rescatar con minuciosidad quirúrgica dos o tres temas de cada álbum; o un par de solos; o 3 estribillos y cuarto…No. En mi opinión son discos “buenos”, que si los publicara cualquier otro grupo se llevarían bastantes buenas críticas. Son discos que pueden pecar de excesiva duración y que eso los termine por hacer difíciles de escuchar del tirón. Pero en cada uno de los últimos 3, hay no menos de 5 temas que merecen mucho la pena. Eso no es moco de pavo.
    Quizás simplemente eliminando 2 o tres de cortes de cada Lp estaríamos hablando en otros términos.

    El año pasado, cuando compré “The final frontier” y me lo llevé a casa y me lo puse a escuchar, tuve momentos de verdadera emoción. Me pareció un muy buen disco.
    Curiosamente, posteriores escuchas me dejaron algo más frío, pero sigo creyendo que es un buen trabajo.

    Y con “Dance of…” y “AMOLAD”, parecido.

    No sé, sin más.

    Para terminar, apuntar que lo de la injusticia lo mencionaba de una manera más general, no sólo respecto de Maiden.

    Saludos.

  26. Saludos.

    Bueno, Mikel, si te gustan los últimos discos de Maiden pues no hay más que hablar… en gusto todo es soberano. Lo que es evidente es que 5 temas no son un Lp, así que quizás y en el fondo, sí sean trabajos mediocres. Incluso, deduzco por tus palabras que reconoces que ya no son lo que eran; pero yo no voy a eso. Me refiero al dato objetivo e inequívoco de la falta de creatividad que tienen, que es lo propio en una banda de tal longevidad; pero esto no quita el hecho de que nuestro querido hijo que siempre sacaba notas de 9 para arriba, ahora no suele llegar al 6 y medio. Aun así, te puedo asegurar que sería capaz de sacar un buen CD de los 31 temas que tienen sus 3 últimos discos; pero, para su primera época, nos haría falta unos cuantos…

    Lo de las ventas, no sé…, a estas alturas Maiden es capaz de vender cualquier cosa que lleve su logo, pero ni te imaginas la cantidad de gente que compra sus discos (nada de recopilatorios, por supuesto) en rebajas… Coincido con Víctor PRAP’s a cerca de la saturación del sonido por “overbooking” de guitarristas y coincido contigo en que quitar algunos temas de cada álbum beneficiarían al resultado final (siempre podrían sacarlos como B-sides más adelante para que la maquinaria siga engrasada).

    Ayer, visionando el DVD “Live After Death” (comprado este mes por 7,79€ en un centro comercial) escuché a Harris diciendo “nunca tocaré nada que no me guste, aunque tenga que ver con el Rock”… así que va a ser que estos chicos tienen fe en lo que hacen y creen que van por el buen camino… No quiero parecer un detractor de Maiden, sigo siendo seguidor y compraré sus discos en rebajas; sólo quería apuntar que el problema de Maiden se llama “Creatividad”.

    Gracias por vuestro tiempo.
    Lord Pink Flower

    P.D. Me gustaría saber la opinión de Miguel.Asturias sobre todo esto…

    • Hola MIKEL – LORD PINK – VICTOR . Entro al trapo invitado por Lord Pink y espero que no sea para meter la pata. En mi opinión el grifo IRON MAIDEN se ha secado, pero eso es un punto de vista condicionado por el hecho de que el último disco que verdaderamente me gusta es “Piece of mind”. A partir de ahí, creo que han repetido una fórmula que funciona, pero aburre (siempre visto desde lo personal , insisto ). A los verdaderos fans del grupo, no parece importarles. Estadios llenos y ventas de vértigo para lo que se vende hoy, les avalan desde hace treinta años, así que dudo mucho que vayan a hacer un giro extraño a estas alturas. Ni falta que hace.
      Por otra parte reconozcamos que es un poco injusto que habiendo bandas como STATUS QUO, MOTORHEAD o AC/DC que no han variado nunca su fórmula, a IRON MAIDEN se les reproche el estar en las mismas condiciones, pero no olvidemos que los casos citados están basados en el rock and roll, donde el abanico está hiperlimitado, cosa que no ocurre en el campo donde juegan los de Steve Harris. Ahora ya es tarde, pero en su día pudieron haber tomado ejemplo de sus paisanos JUDAS PRIEST, cuyos esfuerzos por no hacer dos discos iguales han dado como resultado la que quizá sea la discografía más sólida del género.

  27. Saludos de nuevo
    Un muy buen disco y coincido con el comentario que los vinilos (aún con los scratches) sonaban más “calientes” …… y los cassettes tambien……….. el porqué hay muchas teorías que los expertos discutirán, sin salirme del tema las versiones que Page remasterizó de los discos de zeppelin (ya se que es una banda que a varios de uds. no agrada) no se oyen igual de bien que los originales.
    Regresando al tema: este disco y el fused con hughes (aunque hay otro anterior que no recuerdo el nombre, pero esta algo “extraño”) y el Eternal Idol, y el Headless Cross, y el Tyr (caray, ya son varios) demuestran que Iommi realmente tiene el plus de los grandes, que si tuvo mala fortuna con las alineaciones del grupo post Dio (ó quizás el mismo provocó todo el caos del que se ha hablado mucho……) pues es para ponerse aparte, creo que esos discos se deben oir tal cual, como un trabajo íntegro y sin los prejuicios del nombre del grupo (si es que sabbath se podrían llamar así en aquellas fechas), vuelvo a comentar algo que dije hace tiempo: a estas alturas la historia nos ha mostrado que grupos de rock que hayan conservado su alineación íntegra y con algo de calidad e interés para el escucha los cuentas con los dedos de una mano (desearía equivocarme) por lo que lo mejor es disfrutar los discos como vienen ó de plano ignorarlos, la utopía de los grupos ya se desvaneció desde hace tiempo, solo quedan agrupaciones con un nombre y un logo, no sé si me explico………..

    • Hola LIVINGWRECK . Entiendo que para alguien que no lo haya vivido resulte difícil de entender, pero el ritual de sacar un disco del plástico que lo protege primero y la funda después, colocarlo en el plato y oir los golpes de la aguja sobre el vinilo previos a la descarga de rock no es comparable a pinchar un mp3 del explorador de archivos y dejarlo correr. Es como tomarse una lata de cerveza o volcar el contenido de una botella con cuidado de que o se derrame la espuma, dejarla reposar, saborearla… En fin, es más latoso, incómodo si quieres, pero se disfruta más (no pain, no gain dicen).
      El disco ‘raro’ de Iommi y Hughes que mencionas deben ser unas demos que se publicaron bajo el nombre de “The Deep Sessions. 8th star”, donde toca Dave Holland (en TRAPEZE junto a Hughes, luego en JUDAS PRIEST y actualmente en la cárcel) Estan muy bien, pero nada que ver con este disco.
      Yo también pienso que el nombre que aparece en la portada del disco no debería conficionar el que te guste o no. Nada queda del DEEP PURPLE, LYNYRD SKYNYRD, THIN LIZZY,GUNS & ROSES etc original en las bandas que publican discos y giran bajo esos nombres, pero si te gusta lo que hacen ¿por que no disfrutar de ello?.
      Efectivamente no hay muchas bandas que conserven alineación e integridad a lo largo del tiempo, pero las que quedan son dignas de elogio. Ahí tienes a ZZTOP, RUSH o AC/DC, tres bandas insuperables en sus respectivos mundos.

  28. Con este, finalizo mis intervenciones en este “hilo”.

    Sí tengo que reconocer ese “deficit” de creatividad; también debo decir que a mi no me hubiera gustado nada un disco de Maiden al estilo del “Jugulator” de los Judas…ellos mismos decían allá por mediados de los 90 que no estaban dispuestos a re-convertir su sonido a lo que se llevaba por entonces, con unas guitarras afinadas muy bajas, con sonidos muy pesados, machacones…

    Han sido fieles a su estilo, para bien o para mal.

    También tengo que admitir que, además de que la eliminación de varios temas de sus discos hubiera sido beneficiosa, la reducción de la duración de muchos de sus temas, también.
    Si en algo creo que han fallado ultimamente es en alargar innecesariamente muchas canciones, repitiendo hasta la saciedad los “versos” de las intros, de los puentes, y de ciertos estribillos…Muchos temas podrían recortarse a la mitad sin perder ni una sola nota, sólo eliminando repeticiones cansinas…Y creo que eso también hubiera sido realmente positivo.

    Y opino que, quitando esas dos o tres canciones sobrantes y eliminando las repeticiones, los tres últimos discos estarían mucho mejor considerados por todo el mundo.

    P.D. El otro día localicé en e-bay el “7th star” en vinilo; ya está encargado. A ver si me gusta tanto como a vosotros.

    Un saludo a todos.

  29. Saludos.

    Totalmente de acuerdo con el último comentario del compañero Mikel. Seguro que el “Seventh Star” te va a gustar… Es compra segura….

    Lord Pink Flower

  30. Ayer le pegué una primera escucha al disco. Tengo que darle una buena limpieza porque sonaba bastante guarro, bastante “apelmazado”.

    No fue una escucha a conciencia (hoy caerá otra), pero dos detalles que me vinieron a la cabeza.

    Es un disco que suena muy poco a Sabbath y que entronca de lleno con ese metal más comercial que se hacía por aquello mediados 80…Y pensando y pensando en cosas que me venían a la cabeza, al final deduje que a lo que más me recordaba era a Rainbow.

    Quizás tiene que ver que Hughes me suena en este disco muy parecido a J.Lynn Turner.

    • Hola MIKEL. Efectivamente, el disco no sonaba a BLACK SABBATH porque no era de BALCK SABBATH. Fue Don Arden, manager de Iommi quien obligó a que el disco saliese con ese nombre, porque sospechaba que si se editaba como un álbum en solitario de Tony no iba a vnder una mierda. Al final vendió menos y terminó de hundir el nombre del grupo. Muy bien, señor Arden. No estas del todo equivocado en las referencias a RAINBOW. No es que los estilos de ambos guitarristas tenan mucho que ver, pero la etapa final de RAINBOW (“Bent out of Shape”) es más melancólica, más tristona, por lo que acerca de alguna manera alos dos grupos.

  31. Fascinante disco y periodo. Y aquellos primeros conciertos de Hughes… menudo desastre enmedio de aquel decorado futurista que se había inventado Iommi. Aún así, suelo escuchar d evez en cuando grabaciones de aquella gira, y existen dos videos imprescindibles tanto de Hughes como de Gillen. Y me encanta el metal comercial y denso que grabaron en ese disco.

    ¡Saludos Miguel!

    • Hola MARC. Que el disco es fascinante no te lo voy a negar, aunque no sé si estoy tan de acuerdo en extender el adjetivo al período que ocupó!. Hombre, para nosotros el público, naturalmente lo es, pero me temo que al grupo no le parecía una situación tan divertida. En cualquier caso, sirvió para demostrar una voluntad por parte de Tony Iommi que le hace merecedor del mayor de los respetos, al margen de que el dis o guste más o menos o suene o no a BLACK SABBATH … Además, al contrario de lo que suele ocurrir, el tiempo lo ha revalorizado.

  32. Maravilloso disco, los tres de la pareja Iommi-Hughes son magníficos.

    El problema de este disco es denominarlo “Black Sabbath” cuando no lo es pero por lo demás es muy recomendable.

    Y, por cierto, tengo tu libro sobre Black Sabbath y no sabes la de veces que vuelvo a él para leer la crítica de algún disco o buscar algún dato. Una maravilla de libro.

    Un saludo

    • Hey PERCY. Efectivamente, todo lo que esa pareja ha hecho bajo cualquiera d elos nombres que ha utilizado deborda calidad, lo cual es entendible si pensamos de quien estamos hablando. Sobre si se puede o no llamar BLACK SABBATh a lo que aqui se comenta, parece que está claro que técnicamente no, por muchos factores, pero creo que si lleva la impronta de Mister Iommi resulta difícl desligarlo de los SABS. Gracas por tus elogios hacia el libro. Quien lo iba a decir, todo lo que ha cambiado desde que se publicó, ahora con Dio muerto los originales una vez más de vuelta…

  33. Acabo de leer:
    “Malas noticias, acabamos de saber por el facebook oficial de Black Sabbath que a Tony Iommi le han diagnosticado linfoma, un tipo de cancer en la sangre. Al parecer ha sido detectado en una fase temprana y “Iron Man” ya esta en manos de los doctores para darle el mejor tratamiento.

    • Hola VICTOR. Eso son malas noticias amigo. Espero que estemos a tiempo de evitar otra desgracia en el universo SABBATH. La verdad es que es previsible que poco a poco empiecen a abandonar este mundo aquellos rockstars sesentones que han llevado una vida de un trabajo brutal y no siempre de una forma sana. Está claro que un cáncer no le llega solo a quien lleva ese ritmo de vida, pero quizá sea un añadido. En todo caso, insisto, ojalá se solucione todo de manera satisfactoria. Imagino que la reunión BLACK SABBATH se haya ido al guano por ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s