Cronología

SLAYER: “Reign in blood”

Angel of Death,  Piece by Piece,  Necrophobic,  Altar of Sacrifice,  Jesus Saves,  Criminally Insane,  Reborn, Epidemic,  Postmortem, Raining Blood 
Tom Araya – Bajo y voz , Jeff Hanneman – Guitarra,  Kerry King – Guitarra, Dave Lombardo – Batería, Rick Rubin – Productor,  Andy Wallace – Ingeniero de sonido

Portada y encarte del vinilo

ESTE ARTICULO SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA CUYO CONTENIDO Y FORMA DE CONSEGUIR ESTÁN INDICADOS AL FINAL DEL POST.

La secuencia es más o menos así: Sacas el vinilo de su funda. Lo colocas en el tocadiscos y posas suavemente la aguja sobre él. De repente, el sonido de una guitarra te embiste desde el equipo de música,  y cuando quieres recobrar el aliento caes en la cuenta de que has estado treinta minutos en el infierno. Esa es al menos la sensación que te queda tras escuchar ‘Reign In Blood’, porque nunca antes y nunca hasta ahora, un grupo ha sabido condensar tanta maldad en tan poco tiempo.

Todo obedeció a una serie de factores que convergieron hacia la creación de lo que muchos consideraron la obra maestra del thrash, un listón que en mi humilde opinión (si a alguien le interesa)  debe subirse hasta situarlo entre los diez mejores discos de la historia del rock and roll.   El mayor mérito, qué duda cabe, fue la banda en sí. Cuatro tipos con apenas veinte años cumplidos, centrados en su trabajo y en un insuperable estado creativo,

Kerry era portada en las revistas especializadas allá por 1985

 que veían por fin compensado el esfuerzo de años. Ir contracorriente, llevando al extremo la filosofía del heavy metal en un lugar como Los Angeles a mediados de los ochenta, era un ejercicio de determinación y convencimiento que merece un aplauso.

Dicho esto, no deberíamos olvidar a un personaje esencial en esta historia, sobre cuya trayectoria y aterrizaje en el círculo de la banda me gustaría profundizar. Supongo que ya sabes que me estoy refiriendo al productor del álbum y propietario de la compañía que lo editó, el hoy mega millonario Rick Rubin.

Rubin comenzó a ser conocido en los primeros años de la década de los 80, por aplicar la disciplina del pop al entonces caótico mundo del hip hop, jugando  hacia 1985 un papel determinante en el desarrollo de ese estilo. No mucho tiempo atrás, en 1981, se había matriculado en la N.Y.U. (New York University) para estudiar imagen y sonido, aunque su interés estaba más cerca de la escena punk de la ciudad que de los libros. Era un habitual de los clubs como el Max Kansas o el CBGB’s e incluso montó una banda llamada HOSE. Gracias a ello terminó haciéndose muy amigo del grupo BEASTIE BOYS, una banda hardcore que no tardaría en orientar su sonido hacia el emergente hip hop. Cuando esto ocurrió, Rick se convirtió en su DJ, momento a partir del cual su interés por el rap desplazó al punk y centró sus movimientos.

Hacia 1983 programó las bases para un dúo llamado T. LaRock & Jazzy Jay’s, y gracias a un préstamo de sus padres, les grabó  un single. Rubin, que tenía una fuerte mentalidad empresarial,  removió cielo y tierra hasta vender la grabación a un productor llamado Arthur Baker, quien lo publicó y distribuyó, accediendo a la condición impuesta por  Rubin para que se pusiese  el logo de su compañía en la cubierta. Había nacido Def Jam Recordings.

Durante  los siguientes dos años,  Def Jam ganó una sólida reputación y Rubin puso en circulación varios ep’s con su propia producción. Todo fue una bola de nieve. El género rap se hacía cada vez más importante y las ventas de discos crecían sin parar, lo que no tardó en encender las alarmas de la multinacional Columbia, que lanzó una especie de opa y compró Def Jam por dos millones de dólares, asociándola a CBS.

¿BARON ROJO y SLAYER tocaron juntos? no way, pero ¿de donde sacarían el dibujo?

Aquel estudiante recién graduado, se había convertido en millonario en apenas unos años, gracias a su talento y a su trabajo. Estuvo en el momento justo en el sitio adecuado e hizo realidad el mito del sueño americano.

La situación de Rubin había mejorado notablemente, y su ambición bien entendida le estimulaba para seguir buscando grandes bandas dentro de diferentes escenas. En aquel momento y mientras trabajaba en lo que sería el multimillonario “Lisence to ill” de BEASTIE BOYS, ya le había echado el ojo a un nuevo cuarteto que se hacía llamar RED HOT CHILIE PEPPERS. No le faltaba vista, esa es la verdad.

Aparte de todo eso, Rick había puesto su atención en una corriente emergente dentro del heavy metal. Quizá fuese el recuerdo de su etapa punk, cuando BLACK FLAG o CIRCLE JERKS eran sus bandas favoritas o quizá el espectacular ascenso de METALLICA y su fichaje por una multinacional, pero en cualquier caso el thrash Metal estaba ocupando posiciones y Rick Rubin  también quería estar presente en aquel movimiento.

Animado por Peter Dogherty, uno de sus compañeros de la NYU fuer al Ritz a disfrutar de una velada verdaderamente sangrienta. El propio Rubin así lo recordaba:

“SLAYER eran los cabezas de cartel. MEGADETH tocaban antes junto a EXODUS y ANTHRAX pero apenas recuerdo nada anterior a la actuación de SLAYER. Literalmente arrasaron. Para ser sincero, ninguna otra banda tuvo nada que hacer allí aquella noche.”.

Al día siguiente, SLAYER repetían en el mítico L’amour, y Rick se presentó allí, pero no ya como simple espectador, si no decidido a llevárselos a su compañía discográfica. SLAYER estaban ligados a Metal Blade, sello con el que aun tenían comprometidos tres álbumes, pero se veían en un círculo demasiado reducido para sus posibilidades reales. METALLICA habían firmado recientemente por Elektra y todo parecía indicar que ellos serían los siguientes en dar el salto, algo que nunca podrían hacer en Metal Blade.

Rick ofreció un contrato a la banda que, naturalmente, aceptó por encima de la vieja amistad que les unía a Brian Slagel, dueño de Metal Blade. Este por cierto tampoco salió mal parado precisamente, ya que se hizo con los derechos de explotación del material editado por SLAYER hasta entonces en su compañía.

SLAYER, EXODUS y SUICIDAL TENDENCIES. Una de las mejores cosa qeu tenía el thrash era ver el buen rollo que había entre los grupos.

Una vez definido el futuro de la banda en la nueva compañía, había llegado el momento de plasmar en vinilo las nuevas canciones. La grabación tuvo lugar en el Hit City West Studio en Hollywood oeste, el mismo en que MOTLEY CRUE registro “Too fast for love“. Era un modesto estudio analógico de 24 pistas, suficiente para un grupo que no necesitaba artificios. En realidad, el trabajo fue bastante sencillo. SLAYER venían con la lección más que aprendida, ya que las canciones de “Reign in blood” existían desde hacía tiempo. De hecho, Brian Slagel ya había oído las cintas que el grupo había grabado como demo, antes de que Rick Rubin entrase en escena. Tom Araya:

“Recuerdo que nada más llegar del tour europeo nos pusimos a trabajar en material nuevo. Jeff  y Kerry  ya tenían muchas bases escritas, las ensayaron y se las ensañaron a Dave. Lo hicieron muy rápido. Después las grabamos , como siempre, y se las pusimos a Brian (Slagel). Cuando las oyó se puso como una moto, y eso que no tenían grabada la voz… la siguiente vez que las oyó fue en el álbum que Rick Rubin publicó. (risas).”

La mayor presencia de temas firmados por Jeff Hanneman ayudó a agilizar los trámites de escritura, pero no solo sirvió para eso. Hasta entonces el hecho de que Kerry King fuese el autor de la mayor parte de los temas, hizo que estos quedasen impregnados de su influencia heavy metal europea, muy especialmente la que sobre él ejercían JUDAS PRIEST y MERCIFUL FATE. Hanneman equilibró el conjunto haciendo valer su pasión por el hardcore.-in-your-face  de bandas como D.R.I., capaces de grabar e.p.’s con veinte canciones. Todo se puede resumir diciendo que “Hell Awaits”, el anterior disco del grupo tenía siete canciones en treinta y siete minutos y “Reing in blood” duraba veintinueve minutos y alcanzaba los diez temas.

Rick Rubin con SLAYER. Cuesa un güevo encontrar una foto de Tom Araya con la boca cerrada!!!

La producción, como ya hemos comentado, fue fundamental para canalizar aquellas brillantes composiciones. Lombardo suena transparente y con presión, puedes sentir cada golpe en cada sitio. Tom Araya parece que estuviera gritándote al oído, y de las guitarras que se puede decir… hay grupos que se adelantan a su tiempo, y si en los setenta fueron BLACK SABBATH ,los ochenta fueron para SLAYER. Los duelos de la pareja son puras demostraciones de velocidad y sus B.C.RICH llegan a crear ambientes de auténtico infierno. Nadie hacia nada parecido en el 86 y aún me atrevería a decir que tuvimos que esperar casi diez años para que Dimebag Darrell o Robert Flynn nos trajeran tanto fuego en una guitarra.

Kerry King: “ Rubin tenía una mentalidad diferente. Lo primero que notas es que no hay reverb. Eso hace que el conjunto suene más amenazante, porque te pega de lleno. Rubin limpió nuestro sonido y eso cambió drásticamente nuestro concepto del metal y la percepción que a gente tenía sobre nosotros. Era como ‘joder, puedes distinguirlo todo, estos tipos están tocando a toda velocidad pero cada nota está en su sitio’.

Para “Reing in blood” SLAYER continuaron con su máxima de incomodar a través de sus letras, algo con lo que alcanzaron en esa ocasión cotas desconocidas. Esto se debió a que, si bien hasta entonces habían basado sus textos en algo tan etéreo como Lucifer, quisieron demostrar al mundo que la especie humana era capaz de superar al viejo cornudo, y para que quedase bien claro sacaron un pie del infierno y lo pusieron entre los humanos.

Angel of death” es una descripción de los experimentos de Joseph Menguele, un mad doc del partido nazi empeñado en mejorar las razas a base de emplear técnicas medievales. Los políticamente correctos  se escandalizaron porque la canción no tomó posición, limitándose a describir lo ocurrió. Hanemman, autor de la letra, entendió que era obvio que nadie en su juicio podía dar por bueno todo aquello y cometió el ‘pecado’ de no recordarnos cada dos minutos, como niños pequeños que somos,  que Mengele era un mal bicho. Esto, añadido a la presencia de simbología nazi en sus guitarras e incluso en el logo de la banda, les sirvió para labrarse  una dudosa reputación. Esa fue probablemente la canción más polémica pero el resto de las  letras no ayudan a mejorar el problema (para quien pueda ver un problema). El catálogo de las malas vibraciones abarca desde la tortura (“Piece by piece”)  a los temas médicos (“Reborn“o “Epidemic“) adornando el conjunto con  paisajes apocalípticos como “Raining blood”/”Postmortem” y sin abandonar del todo el anticristianismo (“Jesus saves” o “Alter of sacrifice”). Desde luego, si lo que pretendían era molestar a la sociedad  progre de Tipper Gore, en plena cruzada P.M.R.C. Lo consiguieron de pleno.

Todo el lote  venía envuelto en una portada sucia y enfermiza que veinte años después ha sido imitada hasta el aburrimiento con el arte digital. Ésta consiste en un collage absolutamente insano, donde su autor, Levy Carroll refleja de algún modo lo que el grupo aborda en sus textos:

Publicidad del álbum

“Lo que hace que una portada sea buena es como refleja el sonido del disco. “Reing in blood lo consigue a la prefección. La composición del cuadro nos sumerge en un sueño nauseabundo y oscuro, con esos demonios y monstruosidades que acechan nuestro inconsciente.. Tiene referencias a El Boso y Bruegel, actualizándolos”.

Otro detalle notable fue la foto de la contraportada. Charly Rinne, su autor hizo un trabajo magnífico con aquella instantánea hecha en el backstage del HEAVY SOUND FESTIVAL ‘85 en Holanda  que muestra a cuatro dementes dispuestos a comerse el mundo a dentelladas.

En fin, SLAYER con su álbum de 1986 mostraban el lado enfermo del hombre de una forma que no tenía nada de gracioso. Hasta entonces Ozzy Osbourne, era el malo de la película, la encarnación del mal en la sociedad americana, pero en realidad lo suyo no pasaba de ser satanismo de película de Jesús Franco.

Lo de Hanneman, King, Araya y Lombardo parecía algo bastante más serio…era como comparar a Jason Worhees con Jeff Dammer… la verdad es que daba miedo.

Miguel.Asturias

Si te gustó este artículo, probablemente estos también te interesen:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dossier de prensa sobre “Reing in blood” y relacionados. Treinta y siete páginas alojadas en Megaupload con un peso de 50 mb

Recopilar el material para este dossier ha sido una tarea de locos, y demuestra bien a las claras el apestoso nivel de la prensa española con respecto al thrash ( a excepción de METALLICA, claro). Si tienes una edad, recordarás la sequi informativa que había en este país al respecto,  algo que queda confirmado hoy y aqui. Revistas alemanas, inglesas, francesas, norteamericanas, e incluso brasileñas. pero ninguna española, lo que es un poco triste. En fin, es lo que hay… ah!!! aprovecho para agradecer a Hugo de MYGALLERY OF ROCK AND ROLL y Peter Nielsen de THINLIZZYGUIDE la ayuda presatad.

Para conseguirlo, Como de costumbre, debes escribir un comentario sobre SLAYER, “Reign in blod” o cualquier cosa que esté relacionada con este disco o el grupo en general. No será difícil tanto si te gusta como si lo odias.

Contenido:

-Reseña del álbum en ENFER MAGAZINE nº 46 aparecida en Marzo de 1987. Una página en francés.
-Entrevista publicada en HARD FORCE MAGAZINE en su número 7, en Mayo de 1987. Dos páginas en francés.
-Reseña Show en Francia aparecida en HARD FORCE nº 08 en Junio de 1987.Dos páginas en francés.
-Poster aparecido en ROCK BRIGADE nº 19.
-Reseña del mitico show en L’mour en 1985 (esa noche conocieron a Rick RUbin). Aparecida en la ROCK BRIGADE nº 19. Una página en brasileño.
-Artículo aparecido en METAL MANIA MAGAZINE en 1987-Cuatro páginas en inglés.
-Entrevista en METAL HAMMER nº5 publicado en Inglaterra en MAyo de 1987. Cuatro páginas en inglés.
-Reseña en METAL FORCES MAGAZINE, nº 19 1986. Una página en inglés.
-Reseña en HARD ROCK MAG nº16, editada en Francia en Enero de 1987.Una página en francés.
-Entrevista aparecida en METAL-HAMMER Alemania nº 5, MAyo de 1987. Cinco páginas en alemán.
-Entrevista en HORROR INFERNAL MAGAZINE, nº10 Junio de 1987. Una página en alemán.
-Reseña en reportaje de TERRORIZER magazine nº 87, publicada en marzo de 2001. Una página en inglés.
-Mega poster (horroroso) aparecido en METALHAMMER (Alemania) nº 6 en Junio de 1987.
-Reportaje tour europeo aparecido en  METALHAMMER (Alemania) nº 6 en Junio de 1987. Cuatro páginas en alemán.
-Reseña aparecida en Kerrang 130. Una página en inglés.

Anuncios

55 pensamientos en “Cronología

  1. ¿Mis plegarias han tenido respuesta! (¿podemos decir “plegarias” en este artículo sobre Slayer?). ¿Por dónde empezar?. “El sentido del dolor”. En el documental “Global metal” sobre la presencia del heavy en los lugares más recónditos, le preguntan a un fan israelí sobre la canción “Angel of Death”. “Soy judío y Slayer no son nazis. El nazismo niega la existencia del Holocausto. Slayer describe lo que allí ocurrió”. Slayer iban a tocar en Vigo cuando yo trabajaba en Santiago. El concierto fue cancelado por la presión de los “grupos de izquierda”. Kerry King aprovechó la fecha libre para tocar en el festival de jazz de Montreux y homenajear a Miles Davis. Un nazi rindiendo pleitesía a un negro: Hitler se revolvería en su tumba. Recuerdo, y tú recordarás también, una lista que pululaba por los fanzines hardcorepunk de la época de este país con la lista de bandas nazis que había que censurar y boicotear. Estaban Cro-Mags, M.O.D y la banda del chileno Tom Araya o el medio italiano Lombardo. Y van y editan el “Undisputed attitude”, con versiones de D.R.I., Minor Threat o Verbal Abuse. ¡Dios mío, (¿puedo decir “Dios”?), cuánto nos ha costado en este país entender que el thrash y el hardcore eran géneros primos hermanos, bastardos del metal y el punk!. Lo cierto es que aquellas declaraciones de Hanneman en la Metali-K.O. lamentando “no haber nacido cuarenta años antes y poder luchar en la Segunda Guerra Mundial” no ayudaban mucho. Había gente más sana, como Boliche de Subterranean Kids que incluía en su fanzine una crónica de Slayer en Holanda “porque es la banda del género que mas me atrae, son muy buenos”• Xavier Cervantes en la lista de los 200 mejores discos de la historia de RockDeLux que ya he citado en otra ocasión, dice de este disco que es “una arrogante demostración de poder difícilmente igualable: a diferencia de los que sucedía con el punk o incluso con la nueva ola del heavy metal británico, cualquiera no podía tocar como Slayer”. Añade que en “Reign in blood” “se consuma el acto que sirvió de banderín de enganche para quienes a esas alturas ya dudaban de Metallica”. La portada es sencillamente una obra de arte. Mira que era tentador caer en tópicos jevi metal, pero eleva la categoría intelectual del disco con ese collage con aires al “Jardín de las Delicias”. Rick Rubin, todo un acierto por tu parte el extenso comentario dedicado, al ver el nivel del grupo y lo que se cocía lo tuvo claro: “Tocad todo lo rápido que podáis”. Y así llevan décadas, regalando genialidad y pasión por lo que hacen, mientras que muchos de los inquisidores que pretendían su fin han quedado en el camino. El tiempo, que pone a cada uno en su sitio. Me despido. Suena un trueno y la tormenta, Lombardo machaca los timbales, entran las guitarras, doble bombo y Araya grita: “¡Raining Blood!”.

    • Hola VICTOR. Me has dejado noqueado. No tenía ni la menor idea de eso que comentas sobre el boicot de los grupos de izquierda sobre un concierto de SLAYER. En fin, este no es un blog sobre política, así que no voy a extenderme más sobre el asunto.
      Solo diré que si SLAYER pusiesen capuchas blancas y desfilasen con cruces de madera ardiendo seguiría oyendo sus discos sin el menor reparo. Recuerdo la lista que comentas, como olvidarla. También hubo quien criticó al grupo donde yo estaba por hacer una versión de NAPALM DEATH porque se habían vendido al capitalismo… ¿se puede ser mas cretino?.
      En fin, como ni va a venir la Liga Comunista Revolucionaria a darme de comer ni la Internacional Socialista garantiza el futuro de mis hijas, por mi pueden irse todos a esparragar al monte, fin de la historia.
      Lo de Hanneman no me sorprende mucho, es un freak coleccionista de memorabilia militar, igual que Lemmy, como es por todos conocido. También lo era Pete Steele, el fallecido cantante de TYPE O NEGATIVE ex miembro de CARNIVORE. Este es un caso aparte porque recordarás que ese grupo también iban en el lote que citas, junto a WARZONE y AGNOSTIC FRINT (¡AGNOSTIC FRONT!). El caso es que Pete Steele coleccionaba memorabilia militar… ¡rusa! El tipo tenía una impresionante cantidad de objetos y cartelería de propaganda estalinista de los soviets y toda esa mierda, pero igualmente era acusado de nazi. Delirante. En fin, supongo que para ese tipo de personas debe ser muy atractivo entrar en combate. Otra cosa será tener que hacerlo de verdad y que le vuelen la cabeza a un tipo que esté a dos metros tuyo. A mí también me gustan muchísimo las películas de guerra y he disfrutado como el que más de “En tierra hostil”, Black Hawk derribado” o “Salvar al soldado Ryan”… pero eso sí, sentado en el sofá y yendo a la nevera de vez en cuando a por una Fanta de naranja.
      Sobre la portada pues tienes toda la razón. La idea va en la línea del trabajo de El Bosco, pero dándole una vuelta de tuerca… esos tonos tan oscuros, esas expresiones de los que portan al macho cabrío en su Trono… parece que el Mal puede olerse mientras la miras!.
      Sobre Rick Rubin pues me pareció interesante acercarme un poco a su trabajo. Ha puesto su nombre en discos que escucho muy habitualmente y ese tema me interesa mucho. La diferencia que hay entre un disco que caiga en manos de un inane o un verdadero profesional puede marcar una carrera. Un claro ejemplo está en la diferencia que hay entre “Iron Maiden” y “Killers”.

  2. Junto con el primero de Black Sabbath, posiblemente los discos más diabólicos y agresivos de la historia del rock. Impactante el cartel con el careto del metalmorfosis. Muy grande.

    • Hola JAVIER. Efectivamente, el disco es un catálogo del mal, y lo peor es que ya no se centraba en el satanismo o anticristianismo… lo peor era que mucas de sus letras hablaban sobre acciones y actitudes de los hombres, que son bastante más peligrosos que el mismísimo diablo. A partir de este disco escribieron varias canciones dedicadas a asesinos en serie. Fascinante.
      El cartel… cuando lo vi flipé ¿Quién tendría una copia de “Metalmorfosis”? Es muy curioso!

  3. Saludos

    Fue a principios del pasado noviembre, cada día llevaba peor lo del desempleo, así que sobra decir que tenía uno de esos días “chofs”. Mi mujer me llamó al mediodía como de costumbre y se ve que me lo notó. El caso que por la noche cuando llegó a casa, “toma, para que te animes”, y me entregó la edición limitada del “The Big 4”. Fue mi primer cd de Slayer. Como esto pone de manifiesto mi total desconocimiento de la banda, ya de antemano, me disculpo por si a alguien le molesta lo que pueda escribir, al fin y al cabo no deja de ser sólo una opinión totalmente desautorizada y encima, de alguien que no sabe y es un apasionado de AOR.

    Es curioso pero nunca me gustó Slayer. Ni siquiera en mi época extrema en que reventaba mis tímpanos con Holy Terror, Vectom, Coroner y cosas así que, evidentemente, están muy por debajo de la calidad de Slayer. Siempre consideré a Slayer una banda de Speed Metal y no de Thrash. La verdad que si una banda abusa de velocidad me echa para atrás (detesto por ejemplo a Yngwie Malmsteen; tengo el “Odyssey” por Turner y el “Eclipse” por mi venerado Edman, pero reconozco que me pone de mal humor cuando Yngwie marea al personal mástil arriba, mástil abajo).

    Lo que más me gusta de Slayer es la contundencia de sus rítmicas, cuando cogen velocidad y se disparatan ya me chocan, pero reconozco que es cierto que tras tanta tralla sónica se puede distinguir notas, cosa más complicada por ejemplo, en bandas alemanas del mismo estilo.

    Creo que en cuestión de “transmitir maldad” los reyes son Venom, quizás porque su ritmo más lento te permite entender lo que cantan. Aparte, soy de los que cree que hay más “maldad” en las notas lentas y contundentes que en las rápidas y estridentes (un ejemplo claro a lo que me refiero es por ejemplo, el “Black Sabbath” del ’70: abrir un disco así es increíble). Tampoco estoy de acuerdo con incluir este “Reign In Blood” entre los 10 mejores discos del R’N’R (quizás en un top 50, por ser pionero en el Speed Metal). Si estoy de acuerdo con la calidad de la producción, totalmente atípica en este tipo de grupos.

    Personalmente, no me gusta el “Reign In Blood”. Es un disco que ni siquiera tengo y he tenido que tirar de Spotify para hablar con algo de criterio. Sólo me gustó “Angel Of Death” y “Reign In Blood” que conocía del live “The Big 4” pero que en el disco suenan mejor. Este disco es el típico que tengo en mi carpeta Spotify a sabiendas que nunca me lo voy a comprar, cosa que no pasa con “South of Heaven”, “Season In The Abyss” o “World Painted Blood”, que algún día compraré si los dioses me permiten volver a trabajar. En este sentido, el “South of Heaven” es mi preferido.

    Con respecto a la portada, estoy totalmente de acuerdo con que transmite exactamente lo que te vas a encontrar en el disco (cosa que es de agradecer. Quien no se ha comprado un disco por su portada…) y, por otra parte, es la típica portada de banda extrema por lo que quizás también hayan sido pioneros en este sentido… Bueno, espero no haber molestado en demasía.

    Y le pregunté a mi mujer, “¿y cómo es que te dio por comprarme esta caja?”.
    “Me fuí a los DVDs y vi a un señor con traje que lo estaba ojeando, vi Metallica y me dije: éste mismo. ¿Por qué?¿No te gusta?. Tengo el ticket si quieres cambiarlo…”.
    “Ehhs… Quita mano, es increíble…. Gracias, cariño!”

    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Empezar diciéndote que espero que esos malos momentos vayan remitiendo poco a poco. De lo que cuentas se deduce que tienes un buen apoyo… Cuídalo.
      Menudo regalo , “The Big 4”. Yo vi una edición en crudo, sin editar ni nada, es decir de la TV (hablo del dvd) y al margen de que a excepción del show de METALLICA , todos tienen lugar de día, son muy buenos conciertos. Todos los grupos están en forma, veinticinco años después de sus días de gloria. Me alegro por ellos. No se si ocurre lo mismo en la edición oficial pero en la que yo tenía, cada vez que el doble bombo de Dave Lombardo entra en acción las cámaras, literalmente ¡ tiemblan !. La verdad es que al principio no me di cuenta del motivo y creí que se trataría de cualquier problema técnico, pero no. El problema es el inmenso poder de Lombardo, un dios tras la batería.
      Tu opinión sobre SLAYER no tiene porqué estar desautorizada. Que sea negativa es una cosa, pero no desautorizada, conoces al grupo perfectamente!. No creo que se deba opinar solo de lo que a uno le gusta… En cualquier caso, quizá tengas razón en que al lado de KREATOR, SODOM y las bandas alemanas y europeas, SLAYER apuntarían más hacia el speed metal, si bien ayuda mucho también el sonido tan limpio que consiguieron. Sus riffs son tan espeso que con el sonido de unos, pongamos por ejemplo , DESTRUCTION, no me imagino lo que podría haber sido eso…
      Hablas de que las canciones de VENOM rezuman una mayor cantidad de malas vibraciones por ser más lentas. Bien, es una manera de verlo, así que te recomiendo que escuches si no lo has hecho ya, los dos primeros álbumes de CELTIC FROST. Lo mismo para MERCIFUL FATE, todos ellos ponen los pelos de punta!.
      Sobre colocar ese disco con un listón tan alto obedece a pura subjetividad, claro. Está claro que muy pocas personas compartirán esa opinión pero bueno…
      La portada, como todas las de SLAYER es un reflejo de lo que hay dentro: incomoda, angustiosa.. fea en definitiva, como su música y sus textos. Ahora que para portada chunga la de “Christ illusion”… que mal rollo.

  4. Hola a todos-as. En el 88, me fui a Francia en 2º de BUP, en la estacion de trenes de Valladolid estabamos y aparece una “heavy” estupenda con su chupa de cuero y yo la entro diciendo algo entre ello que Venom eran grandes y ella me dice ” yo solo escucho e Slayer” y se va . Y yo ¿slayer? asi que hasta ahora.
    Los he visto 6 veces y siempre lo mismo , apabullantes.
    En cuanto a discos este es un 10 y junto al Seasons y Hell Awaits lo mejor ,¿no os parece?.

    Como decia Mike Patton, “si alguien me dice que le gusta Slayer, confio en el”

    • Hola FERNANDO. Bonita historia… una estación de tren en Francia, una fan de SLAYER estupenda…. lo raro es que no estés escribiendo este mensaje en francés. Seguro que ganas de quedarte allí no te faltaron!. Joder, seis veces les has visto… yo solamente una, en el “Clash of Titans” y bueno… un concierto que nunca podré olvidar.
      Sobre el resto de discos, de los primeros yo prefiero “Show no mercy” a “Hell awaits” pero da igual, SLAYER no tienen ningún disco malo.
      Bonito comentario el de Mike Patton. Hay una letra de una canción de PANTERA que dice algo así como : “…tu esperanza está ne el Wiskey, la maría y Slayer”, lo cual es un buen tributo entre bandas.

  5. Saludos Miguel

    Gracias por el apoyo. La verdad es que descubrir este blog ayuda bastante; así que, gracias de nuevo.

    Volveré a visionar el “The Big 4” para ver lo que comentas de Lombardo. La verdad es que me fijé sobre todo en Araya con esa chiva medio blanca por las canas. El tipo entra despacio y como con timidez en el escenario y después descarga el “World Painted Blood” y me dejó flipando… Hay una escena del documental que acompaña al concierto donde un chico búlgaro se hace una foto con él y al rato el chaval se desmorona llorando mientras le decía en inglés “eres mi vida”. Es emocionante como Araya lo consuela “Tranquilo, tranquilo, está bien… está bien…” Me hace pensar en la función social que hace toda la música extrema y de minorías por generaciones de personas que, por una razón u otra, no encuentran su sitio. Por eso, para mí esto de Rock es muy especial; no para divertirme, sí para vivir….

    Hay muy buenas bandas alemanas de Thrash y Speed pero todas fallan en lo mismo: la producción y el sonido. Totalmente de acuerdo con lo comentado con Destruction. De Celtic no conozco mucho; en el Spotify tienen el “Into the Pandemonium” que siempre me atrajo por su portada (me suena a Cronos en su forma de cantar, aunque su producción es infinitamente mejor que cualquier disco de Venom. Es posible que como es del ’87…). También tienen el “Morbid Tales” del ’84 que no sé si será el primero. La intro de 40 segundos gritando y que titulan “Human” para desembocar en el “Into the Crypts of Rays” es maligna, maligna (En este disco me suenan más a Venom, si cabe). El problema es que descubrir este tipo de bandas a mi edad y teniendo en cuenta mis gustos de clara orientación melódica, ya no me dicen nada; a no ser que descubras a Slayer…

    Tanto Mercyful Fate como King Diamond me engancharon hace años…. Por cierto, que tanto Araya como King creo que andan malitos… espero que pronto regresen pronto….

    Totalmente de acuerdo contigo con lo que apuntas sobre la portada “Christ Illusion” rozando casi el mal gusto. Por cierto, del Reign In Blood también destacaría el “Piece by Piece”. Ahora, ojearemos el dossier….

    Lord Pink Flower

    • Saludos LORD PINK. Ya que hablas de Tom Araya, te diré que una vez lo confundí con Yosi el de LOS SUAVES. En lugar de perilla llevaba una barba con todas la de la ley y el pelo suelto y bueno , creí que era el particular cantante gallego. No recuerdo la dirección exacta, pero en Youtube hay un fragmento de una entrevista que le hacen en algún programa de la televisión argentina y al final se suelta a hablar en español y te aseguro que fue un shock para mí!. En tres segundos el representante en la Tierra de Satanás quedó desmitificado y de pronto parecía el tipo tímido e inseguro que seguramente se esconde detrás de esa fachada que nos habla sobre ángeles de la muerte y cosas por el estilo.
      La anécdota que cuentas no la he visto. Como te decía lo que yo tenía era lo que retrasmitieron en tv, pero me recuerda a algo que viví ‘en directo’. El caso es que SEPULTURA andaban presentando “Arise” y fui a verlos a Guipúzcoa (me parece que a la Jam), el caso fue que los músicos andaban por allí y uno de los que iba en el autocar fue a saludar al bajista y casi se nos muere. ¿Por que? Porque llevaban los mismos playeros ¡!. No se que debió pasar por la cabeza de aquel chaval, supongo que sería la emoción, pero ahí estaba Jairo tranquilizando a aquel fan. El mundo necesita héroes. Está claro.
      En fin yo soy incapaz de entender el fanatismo de mucha gente con el futbol y a otros les pasa lo mismo con el rock. Te contaré otra cosa. Al año de nacer tuvieron que operar a mi hija mayor de una cosa muy seria, así que tuvo que ser en un hospital de Madrid. A todo esto eran Navidades. Bueno, pues estando allí un buen día empezaron a aparecer personal de seguridad por todas partes, yo no sabía que carajo pasaba, pero en un momento entró un tipo y le regaló un osito de peluche a mi peque y otras cosas a otros críos y estuvo por allí charlando. El caso es que luego me enteré que el tipo de marras era Guti, el jugador del Madrid que por lo visto es la ostia. Seguro que esa visita fue mucho más beneficiosa para los críos que todas las terapias que se puedan aplicar. Muchas estrellitas deberían aprender eso.
      Es cierto lo que dices de las bandas thrash europeas. Pocas sonaban en condiciones… Si acaso alguna de speed metal como CORONER pero poco más. El caso es que la justificación de que era un estilo nuevo no sirve porque también lo era al otro lado del océano y ya ves que se hicieron andes discos. CELTIC FROST llevaban un rollo mucho más oscuro que VENOM. A los ingleses se les notaban las ganas de dar el cante, mientras que los suizos iban más… ¿como diría yo? Como más en serio.
      A King Diamond le han colocado un triple bypass, así que me temo que los días de giras se han terminado para él. No sabía nada de Araya, quizá te estés confundiendo con Jeff Hanneman a quien por poco le tienen que amputar un brazo tras la picadura de una araña. No es para hacer bromas, pero no me digas que no es algo que casa perfectamente con el grupo!

  6. Hola, familia:
    Con Slayer la cosa se ponía seria. Soy fanático de Black Sabbath. Cuando los demás grupos jugaban al satanismo estilo Jesús Franco (copio la comparación de Miguel porque no encuentro otra mejor), Black Sabbath daban realmente miedo. En todo caso las referencias al ocultismo, brujería o el diablo podrían encuadrarse dentro de un estilo, de unos referentes comunes con las novelas de terror o las películas de la Hammer, por ejemplo. Slayer dieron unos cuantos pasos adelante e incluyeron los crímenes del nazismo o asesinos en serie. Eso dejo descolocados a más de uno, que era lo que quería indicar en mi primer comentario. Si a todo ello sumamos que sonaban prácticamente perfectos tocando a velocidad extrema, algunos imitaron la propuesta, otros intentaron denigrarla. Por seguir con los “Big Four”, Anthrax acudían al cómic, Megadeth a la guerra nuclear y Metallica eran y son los amos del cotarro. Lord Pink: si es cierto lo que he leído, Metallica son los autores del “Big Four” y los otros tres grupos han agradecido la invitación. Slayer no son thrash metal ni speed, son Slayer. El inicio de “South of heaven” es intencionadamente lento, machacón. (Por cierto, en la contraportada de este disco aparece Araya con la boca cerrada). Earth Crisis son muy Slayer, la escena hardcore europea de los 90 es muy Slayer, por poner dos ejemplos. Le preguntan a Kirk Hammett: ¿Sois amigos de las otras bandas?. Finaliza diciendo: “Kerry King es lo más metal”. Pues eso.

    • Hola VICTOR. Lo de BLACK SABBATH era curioso porque ellos siempre negaron cualquier vinculación con el satanismo, pero como dice el refrán, quien juega con fuego…ni siquiera escribiendo “After forever” (que luego versionearon magníficamente tanto BIOHAZARD como SHELTER) pudieron quitarse el Sambenito. SLAYER por el contrario nunca se han preocupado lo más mínimo por el a unto. Supongo que les trae sin cuidado lo que la gente ajena a su música pueda decir o dejar de decir.
      Grupos como SEPULTURA, MACHINE HEAD, PANTERA y tantos otros deben muchísimo a SLAYER, quizá no tanto en el sonido, si no en la actitud . Son los heavies del heavy y si de algo pueden presumir SLAYER es de no haber soltado lastre jamás. También muchas bandas hardcore, y sobre todo machocore han cogido ramalazos de Kerry King y compañía.
      Me sorprende el elogio de Hammet hacia Kerry King. Me temo que eso jamás pasaría ennsentido contrario. La hostilidad de SLAYER hacia METALLICA ha quedado bien patente en numerosas entrevistas. Sin embargo eso no ocurre con MEGADETH, con quienes siempre ha parecido haber bastante respeto mutuo.

  7. Para mi SLAYER son los absolutos reyes del Thrash Metal, no tienen rivales ni en estudio ni en directo y “Reign In Blood” es el mejor disco del género. Es perfecto de principio a fin.
    Letras macabras, apocalípticas, anticristianas, curiososo ese detalle ya que Tom Araya es católico, y al parecer no le supone ningún problema cantar esas letras. Ante la pregunta de si Dios nos odia a todos, en alusión al título de su disco “God hates us all”, el respondió que en realidad Dios no nos odia a todos pero que era un título genial y que además le iba a tocar las pelotas a mucha gente. Cuanto menos curioso. Pero es que esas letras tan polémicas y brutales son perfectas para esa música tan rápida y agresiva.
    Cuando algún amigo me pide que defina la música de Slayer siempre digo lo mismo: “es como masticar vidrio”, la experiencia puede resultar hasta desagradable si no te encuentras en el estado anímico adecuado. No tienen piedad, van directos a la yugular. SLAYER no hacen concesiones a la comercialidad, no tienen baladas, y sus canciones lentas son angustiosas, densas. Comparándolos con Metallica, Megadeth o Anthrax (los otros integrantes del Big 4) resultan mucho más inaccesibles, pétreos y lineales. En este disco no hay ningún “The Thing That Should Not Be” o “Welcome Home (Sanitarium)” y éste es para mi es el motivo por el que no hayan alcanzado el megaestrellato. Nunca han dado un paso en falso, no tienen un mal disco y ésto es algo que los diferencia de los demás o he de recordar que Metallica grabaron “re-load” o ese pedazo de mierda que es “St. Anger” que Megadeth hicieron lo mismo con “Risk”… Y todos estos años de mantenerse fiel a un estilo, de ignorar las modas, de aguantar en los malos momentos (época alternativa) han tenido su recompensa ya que hoy en día son reverenciados mundialmente, incluso como muy bien han apuntado en otros posts por revistas tan ajenas al Metal como Ruta66 o RDL. Muchos les llaman los Rolling Stones del Thrash y razón no les falta.
    En definitiva “Reign in blood” es un monumento a la agresión sonora y que recomiendo fervientemente a todos incluso a aquellos que no os guste el Thrash. Es esa clase de disco que todos necesitamos escuchar de vez en cuando para sacar toda la mierda acumulada, su escucha me resulta terapéutica. Cuando acaba el disco con “Raining blood” me quedo literalmente exhausto. Menos mal que dura media hora!
    Por cierto, os recomiendo el visionado de “Still Reigning”, es un DVD en directo en el que interpretan Reign in Blood al completo con la formación original (sí, la que incluye al mejor batería del metal ¡Mr.Dave Lombardo!) Y no os perdáis el “Raining blood” con el efecto de la sangre falsa! Brutal!
    Como gritaba Phil Anselmo de PANTERA en “Goddamn Electric” de su disco “Reinventing the steel” :
    “To walk through the world by ones self, you can’t be protected…
    Your trust is in Whiskey, weed and SLAYER, it’s Goddamn Electric”

    • Hola JAVIER. ¿SLAYER los absolutos reyes del Thrash Metal? No seré yo quien discuta eso amigo… Y menos que “Reign in blood” sea el mejor trabajo del género. Personalmente es un disco que me trae a la mente imágenes concretas y que siempre son las mismas. Una de ellas es la de la oruga de un tanque avanzando en el frente. Esta se me aparece varias veces a lo largo del disco, y la otra es en la intro de “Raining Blood” y se trata de un cuerpo flotando en el vacío, sin salida para toda la eternidad. Reconozco que es un asunto un poco freak pero es lo que hay. Tendré que hacérmelo mirar.
      Buena respuesta la de Tom Araya. Es un tipo que siempre me ha caído bien, parece muy genuino. Sobre lo de ser catico y cantar la letras que canta, pues hombre, supongo que católico pues como tú y como yo. Habiendo nacido en Chile pues estará bautizado y todo eso pero poco más.
      En cuanto a su música pues es verdad, SLAYER no hacen prisioneros. Solo has de ver su disco de versiones. Ahí tenemos a METALLICA haciendo versiones de QUEEN, NICK CAVE y BOB SEGER… ¡por el amor de Dios! Pero ¿no habíamos quedado que en sus días de chavales eran más heavys que la muerte? Eso es querer quedar de guay con todo el mundo y eso no puede ser. SLAYER publican otro pero conD.R.I., MINOR THREAT, VERBAL ABUSE y demás bandas hardcore a cuyo público no necesitan caer bien. En fin, dicen que el tiempo pone a cada uno en su lugar, y SLAYER se han ganado un gran prestigio que quizá termine equivaliendo al de BLACK SABBATH o MOTORHEAD, solo espero que les llegue a tiempo y no cuando se hayan retirado.
      El video que comentas lo vi hace tiempo, recuerdo que Tom Araya se pasa todo el tiempo que dura el chaparrón sangriento descojonándose de risa ¡! Me lio un poco con el otro video, el de “War ensemble”… ¿es ahí donde sale el tarado cortándose el brazo para dibujar el logo del grupo?… es demencial!

  8. En su día tuve el “Decade of Agression” y ahora sólo tengo “South o heaven” en CD, cortesía de un conocido. O sea, que yo de Slayer, poquito.

    Y allá por finales de los 80 y principios de los 90 andaba bastante enganchado con el thrash, pero Slayer siempre me echó pa´trash…perdón por el chiste malo, pero estaba a huevo.

    Nunca me atrayeron; más bien al contrario, en cierto modo me repelían, les veía algo (no sé qué) que hizo que nunca les prestara atención. Quizás tenía que ver con que la peña más jarta de aquellas épocas solían ser fans a muerte de Slayer…y asociaba ideas, supongo, y pensaba “si escucho mucho Slayer voy a acabar fatal”…Algo así. Sentía también una extraña sensación de amor/odio por sus portadas; sobre todo por la del “Live Undead”…Mira que era fanático de los comics, del terror y tal, pero aquella portada me transmitía unas sensaciones muy extrañas.

    Además, King y Jeff me caían muy mal. Su aspecto, sus declaraciones en prensa…Nunca, nunca me han atraído.

    Pero bueno, empiezo a sentir algo de curiosidad…El “South of heaven” me gusta (sin más), y tal vez me dé por intentar pillar algún vinilo guapo de sus primeros albumes.

    Saludos.

    • Hola Mikel. Veo que esta vez no hemos acertado en cuanto a gustos. Gracias por dar tu punto de vista de todas maeras, el contraste es siempre interesante. “Decade of agression” es un magnífica resumen de la carrera de un grupo en su ecuador. Aun tenían (y tienen, espero) mucho que ofrecer, pero el resumen que hacen de lo que llevaban grabado es muy bueno. “Shout of Heaven” pues otra obra maestra, en aquellos tiempos era un disco tras otro de un poder y una intensidad desbordante. No éramos conscientes de lo que aquel grupo estaba poniendo en el mercado.
      Entiendo perfectamente que a pesar de estar metido en el thrash, SLAYER te echasen pa’trash (ja,ja). A mi me pasa con MEGADETH, un grupo al que jamás he podido soportar. Dudo mucho que haya llegado a oir un disco de ellos entero del tirón.
      Es verdad que SLAYER tienen un algo en sus canciones que les hace muy especiales. Creo que ya se ha dicho por aquí, pero ese algo es el uso de tritonos, una especie de escala disonante que estaba prohibida en la Edad Media, pues se consideraba que el Diablo rompía con ella la matemática perfecta de la música y se colaba en el mundo. Era lo que se llamaba ‘Diabolus in musica’ que como sabes es el título de uno de su discos. Es un asunto bastante interesante:
      TRITONO
      Kerry King y Jeff Hanneman nunca han hecho el menor esfuerzo por caer bien a nadie, joder, tienen pinta de ser dos tipos de lo peor, muy al contrario que Lombardo y Araya, que parecen completamente accesibles y simpáticos. Si quieres meterte con los primeros discos de SLAYER, te recomendaría con tu permiso el primero, ‘Show no mercy’. Leyendo u libro sobre el grupo me enteré de que por las limitaciones del estudio, Dave Lombardo tuvo que grabar las canciones en dos veces. La primera solo los ‘parches’ es decir, bombo, caja, base y timbales. Y después hacer un overdub y grabar el charles y los platos sobre ella. Lo cojonudo del asunto es que lo hizo a la primera toma. ¿Te imaginas lo dificilísimo que tiene que ser eso?…

  9. El martes volví de un largo viaje de trabajo a Asturias: llegar, trabajo, volver. Así de sencillo. Fuímos en el coche de un compañero de Vigo y puso de banda sonora las curiosas versiones de Richard Cheese. Oid esto y disfrutad:

    Todo vuestro. Se aconseja pajarita y cóctel San Francisco. ¡Viva Las Vegas!

    • Hola VICTOR. SLAYER en versión swing… Me pregunto que será lo siguiente ¿Una muñeira de SEVEN MINUTES OF NAUSEA? esto es globalización y lo demás cuento. Personalmente, lo más freak qeu me he encontrado en cuanto a discos de versiones es el “Sabbatum” del grupo RONDELLUS. Son de EStonia y tienen varios discos de música renacentista y medieval. Tocan con réplicas de instrumentos medievales ( ríase usted de BLACKMORES NIGHT) y se ajustan al milímetro (al parecer, que yo de esto ni idea) a las versiones originales. ¿Te suena del cole “Las cantigas de Santa María” o “El libro del buen amor”? pues eso. El caso es que no se porqué razón les dio por editar un disco de versiones de BLACK SABBATH traducidas al latín e interpretadas con instrumentos medievales.
      VERRES MILITARIS (War Pigs)

  10. Muchas gracias por el enlace. He encontrado hasta versiones de música hindú de Black Sabbath. Creo que es la mejor demostración del atraso cultural de este país. Aquí al que le gusta la música jevi es sospecho o de ser un delincuente o directamente un retrasado o paria, y no es un comentario demagógico. En Alemania o Estados Unidos bandas como Black Sabbath, Slayer o Metallica son referencia para músicos ajenos a este estilo. He escuchado a Salomé, la segunda ganadora de Eurovisión, lo ganó en el año 70, afirmar que “me gusta Iron Maiden”. El entrevistador puso cara de “me estás vacilando”. Robert Plant comentó que al supervisar el montaje del doble DVD de Led Zeppelin lanzado hace un par de años le agradó comprobar la musicalidad de aquellas canciones transcurridos treinta años. Ese es el mérito de esos monstruos: “Inmigrant songs” sigue sonando fresca 40 años después. Son creaciones atemporales. Lo de Rondellus no es un chiste fácil. La traducción a esquemas del medievo de Black Sabbath lleva su trabajo. Gracias

    • VICTOR. En España, hasta hace poco, que a una mujer le gustase el heavy metal era raro. Tan poco hace de eso que cuando la presentadora de televisión Pilar Rubio se dió a conocer, los foros metálicos hervían. Antes de que nacieran nuestras hijas solíamos viajar y una vez fuimos a Londres. Estábamos en un bar cerca del hotel, una tasca de currelas (de hecho estaba lleno de gente de una obra cercana) algo así como el Casa Paco que hay en todos los barrios. En vez de televisión tenían puesta música, pero como aqui tiene la radio. Bueno pues mientras tomamos unas pintas se pudo oir a BLACK SABBATH, BRUCE SPRINGSTEEN y THIN LIZZY y luego muchas otras cosas pero las que te comento entre ellas. El rock está completamente institucionalizado y asumido en los paises anglosajones, cosa que no ocurre en los de raiz latina, ni España, ni Italiam, ni Francia, ni por supuesto los Suramericanos. Es lo que hay.
      ¿Lo de RONDELLUS una broma? ni de coña! lo cité por lo retorcido que es lo hicieron, ero menuda formación… ¿has oido cantar a esos ángeles?

    • Hey JAVI. Eso es justo a lo que me refería. Supongo que ese tipo, a la hora de trabajar se pondrá sus guantes y su ropa de seguridad… el mundo está ido.

  11. Hola miguel como siempre muy acertado el artículo, me hizo reír esta parte “Ozzy Osbourne, era el malo de la película, la encarnación del mal en la sociedad americana, pero en realidad lo suyo no pasaba de ser satanismo de película de Jesús Franco.”….en def recording que como ya dijiste estaban también bandas de rap como public enemy y su cancion she watch channel zero con el riff de angel of death, la canción no suena tan mal después de todo es impagable….

    con respecto a “El género rap se hacía cada vez más importante y las ventas de discos crecían sin parar, lo que no tardó en encender las alarmas de la multinacional Columbia, que lanzó una especie de opa y compró Def Jam por dos millones de dólares, asociándola a CBS.” esa es la cagada muchas veces de ener al capitalismo como sitema mundial, finalmente se sale cagando en todo ahora si sobre el “Reing in Blood” te cuento que la primera vez que escuche slayer fue gracias a un amigo que me grabó una cinta y precisamente era el “reing in blodd por un lado y el “live undead” por el otro… lo que más me impactaba eran las baterías, que cocos tan veloces… tiempo después me pude hacer con una copia en cd que todavía conservo trae como 2 bunustracks el veloz “Agressive Perfector” y un remix de “Criminal Insane”, pero aun así mi album favorito de slayer sigue siendo el “South of Heaven” la fuerza de ese disco es increible y sí no es tan veloz como reign in blood, pero creo que es un álbum muy fuerte en su discografía, además ami me pasa una cosa rara con el disco de covers, muchas veces no consigo dejar de ponerlo una y otra vez tengo una rara fijación con “Undiputed Atittud” mu gusta un resto,,,,,

    • Hola JORGE. Las compañías multinacionales de discos funcionan exactamente igual que las empresas de transporte, productos precocinados o repuestos de automóvil. Son corporaciones dirigidas por un grupo de accionistas que buscan sacar el mayor beneficio posible. Les imorta muy poco si lo que venden es arte ( como en este caso) o tornillos. Cuando una pequeña empresa (en este caso una compañía independiente) alcanza un determinado numero de ventas y se convierte en una amenaza, la gran compañía la absorve eliminando así competencia, y quedandose con todo el beneficio. Si la compañía en cuestión tiene dos grupos, de los que uno vende el 55% y otro el 45%, normalmente quita todo el apoyo al que vende el 45 para que el otro venda el 100% o ande lo más cerca posible, porque le cuesta mucho menos hacerlo así y el beneficio por lo tanto es mayor. ¿Es justo? no, pero es así. Tómalo o déjalo. Vivimos en un sistema capitalista que podrá ser todo lo asqueroso que se quiera pero es el que hay. No se si otros funcionarían mejor, pero desde luego, de los que existen y existieron es el mejor posible.
      “Shout of heaven” es un magnifico disco, aunque en su día sirvió para colgar a SLAYER la etiqueta de vendidos. Recuerdo que más de uno se tuvo que morder la lengua con “Seasons in the abyss”, álbum con el que el grupo recuperaba la intensidad de tiempos pasados. En cualquier caso, SLAYER es uno d elos pocos grupos que después de tantos y tantos años no puede decirse que tengan discos de más. Todo su material es perfectamente disfrutable. Com es natural, unos discos te gustarán más y otros menos, pero ninguno es deshechable.

  12. Hola Javier Malonda:
    estar estreñido ayuda enormemente a ser fan de Slayer. He aquí la prueba:

    Y no necesariamente tienes que pertenecer a la raza humana para disfrutar de Slayer:

    la versión freak del fenómeno fan de Slayer

  13. Muy divertidos los vídeos Víctor. La verdad es que hay algunas bandas en las que resulta apasionante estudiar el fenómeno fans. Y Slayer es una de ellas. You tube está lleno de vídeos de auténticos freaks que llevan su amor por la banda muy lejos. Me imagino que es inevitable arrastrar a ese tipo de “personajes” si haces esa música con esas letras tan extremas. No me imagino a fans de Franz Ferdinand cortándose los brazos.

    • Hola JAVIER. Ya que sacas el tema, me gustaría hacer una reflexión sobre el asunto. Hubo juicios en los 80 por asuntos de esa índole. En uno se acusaba a OZZY de inducir al suicidio a un fan que se había quitado la vida tras oir “Suicide Solution” (Canción que el madman dedicó a Bon Scott y que nada tenía que ver con suicidarse, por cierto). El otro caso famoso fue el de JUDAS PRIEST y los mensajes subliminales que según la acusación también indujeron al suicidio a un fan. En ambos casos fueron las familias de los fallecidos las que acusaron al grupo, pero ¿que ocurre cuando es el acusado quien admite que ha sido tal o cual letra o actitud del grupo la que ha motivado que haga las barbaridades que se han llegado a hacer?. Me refiero por ejemplo a la fuente de inspiracion que el asesino en serie Richard Ramirez tenía en AC/DC o MARILYN MANSON en los dos tiparracos qeu perpetaron la masacre de Columbine… ¿por que hay gente tan retorcida?

  14. Echar la culpa a una determinada de canción de un crimen o suicidio es ridículo. Esas personas, supuestamente inspiradas por una canción de Marilyn Manson, Slayer o Judas Priest, lo que tienen es un problema psiquiátrico del tamaño de un campo de fútbol, y si no hubiese sido esa canción la culpable de hacer click en ese cerebro perturbado lo habría sido una película de terror o cualquier libro. Y el problema no reside en las letras de una canción de Ozzy ni en las imágenes del Exorcista ni en la lectura de un libro de Stephen King sino en la mente enferma de esos psychos que hay pululando por el mundo. De hecho, Charles Manson encontró “la inspiración” en las letras de las canciones del álbum blanco de The Beatles! y estoy seguro que si The Beatles no hubieran sacado dicho álbum este trastornado hubiera encontrado inspitración en cualquier otro lugar.

    • Hola JAVIER. Desde luego, para Charles Manson fueron los BEATLES, para David Berkowitz un perro… sin duda es un problema latente que solo necesita un click. LA diferencia supongo que está en que haya o no denuncia. En los casos de Ozzy y JUDAS sí la hubo y el tema se convirtió en un circo, más aun por el momento que se vivía con todo el rollo del PMRC.

  15. ¡Yo SI sueño con fans de Slayer cortándoles los brazos a fans de Franz Ferdinand!
    (vaya, esto empieza a ponerse violento,…)

  16. “Reign in Blood”. Potentísimo trabajo, corto pero intenso. No puedo explicar los sentimientos hacia esta banda, solo decir que en su música no hay lugar para concesiones, y esto, con los años, los ha puesto en su sitio, sin que por ello hayan tenido que bajarse de ningún carro ni subirse a otro. Solo hay que ver las críticas de su reciente venida a este país (en vivo me ha sido imposible, pero si he visto algunos videos de cierta calidad, muy reveladores, como el concierto de La Riviera), para comprobar el estado de forma en el que se encuentra esta banda. Después de tres décadas en el candelero, siguen en primera línea de fuego, con un show sin trucos, trallazos directos a los sentidos. Podrán gustar o no, pero a nadie dejan indiferente, y hay que reconocer que mantener este nivel de directo después de una carrera sin apenas baches (todas las bandas pueden pasar por alguno), es un logro, esta gente no se ha dormido en los laureles ni vive de las rentas. Por suerte o desgracia, su esfuerzo no se verá jamás recompensado a nivel económico, más bien vivir al día y los derechos que su música pueda generar, ridículos si se comparan con grupos que han entrado en el mercado “global” a costa, por supuesto, de venderse de alguna manera (con todos mis respetos hacia sus trabajos que no pienso comprar). Y es que estamos hablando de una leyenda del metal extremo, un grupo tocado por la varita mágica de los dioses, que se mantiene fiel a sus raíces en un mundo musical en el que abarcar fans es una prioridad, mientras que Slayer los mantiene y poco más, así que algún poso han dejado. La temática de sus canciones no es precisamente sobre un “mundo feliz”, sino todo lo contrario. Podrán gustarte, podrás odiarlos, pero hay que reconocer que cuando realizan su trabajo sobre el escenario se dejan la piel y muestran una autenticidad fuera de dudas. Sumado a la leyenda que arrastran. Todo esto, a mi modo de ver, resume un poco el verdadero concepto de la banda, su sacrificio como trabajadores incansables de la música, pues sin trabajo, no hay temática ni parafernalia que se sostenga.
    Pasando al tema estrictamente musical, “Reign in Blood” es el albúm de Slayer que más fama ha conseguido, quizás empolvando injustamente otras obras de esta banda que merecen el mismo reconocimiento o más. Bajo mi punto de vista, contiene riffs muy originales, incluso técnicamente complejos en su estilo, y el conjunto de canciones parece una obra conceptual. No hay descanso para los oídos. Me encantan estos Slayer, pero no puedo olvidarme de mi favorito “Hell Awaits” con un sonido doom death thrash Speed, precursor de post estilos y que da miedo de pensar. Pienso que este disco es la piedra filosofal del estilo que posteriormente, y salvando ciertas distancias, bandas de diferentes generaciones como Death, Deicide, Cannibal Corpse o Nile han podido desarrollar desde una base. Escaparse a la influencia de Lombardo debe de ser una tarea imposible para los grandes bateristas de la época, y es que este señor toca con un sentimiento y una técnica que solo me permite comparación con Cozy Powell, cada uno en su estilo y con todos los respetos. Algo que tengo muy claro, este baterista ha sido la clave de la banda, ellos lo saben y él lo sabe, desde sus principio hasta hoy. Hasta Tom Araya (por conveniencia o no), al ser preguntado (dilema), prefiere a Dave antes que a Paul Bostaph, que es un enorme músico al que desde aquí lanzo todo mi respeto y admiración, habiendo llevado a la banda a terrenos insospechados musicalmente hablando y manteniendola a flote en una época oscura que aprovecho para agradecer infinitamente, menos mal que dieron con este portento. Pero Dave tiene el verdadero sentimiento de la semilla Slayer, y verlo en concierto es espectacular. Tuve la suerte de hacerlo en el año 90, en el festival “Clash of the Titans”, y en Kobeta Sonic en 2008, después del concierto de Judas, donde Slayer se marcaron una actuación donde la tierra tembló, literalmente, cuando lo justo es que hubieran tocado en el escenario grande y no cerrasen el festival (hasta los grandes y las organizaciones se aprovechan de estos currantes, mire usted cuantas cosas caben en este blog, señor Asturias). En fin, paro porque este tema da para varios capítulos.

    Aprovecho para lanzar mi “Best of” de Slayer, en un solo CD: “Kill Again”, “Chemical Warfare”, “Tormentor”, “At Dawn They Sleep”, “Angel of Death”, “Postmortem – Rainig Blood”, “Spill the Blood”, “Born of Fire”, “Dittohead”, “Perversions of Pain”, “Disciple”, “Bloodline”, “Jihad”, “Psychopathy Red”. Saludos.

    • Hola JAVIER.
      Estoy muy de acuerdo contigo. SLAYER han seguido a su corazón en esto de la música y han tenido su recompensa. Bien es cierto que la situación de la industria a día de hoy, ha ralentizado el proceso y quizá nunca alcancen la categoría de mitos que merecen pero bueno, después de treinta años seguir grabando y vendiendo discos ( ninguno de ellos malo) y llenando los conciertos algo tiene de recompensa.
      Sobre si generan o no lo suficiente para vivir holgadamente, hombre, pues yo creo que sí. En Estados Unidos se siguen vendiendo discos, no como antes pero desde luego infinitamente más que aquí, y cada vez que hacen una gira las ganacias están aseguradas, de manera que no creo que tengan problemas en ese sentido. Además me da la impresión que son gente muy inteligente, ninguno de ellos está metido en rollos de drogas, por lo que supongo que tendrán hechas sus inversiones para paliar la falta de ingresos de la música.
      En cuanto a la lírica del grupo pues sí, siempre han llevado una línea muy incómoda, polémica y un tanto extrema. Personalmente pienso que hablar sobre asesinos en serie es, de alguna manera, ensalzarlos, y eso es algo muy duro. En ese aspecto Norteamérica siempre ha estado un poco enferma.. . camisetas de Ed Gein o Charles Manson… es algo que no comprendo. También el tema bélico es algo recurrente a lo largo de su discografía, así como el tema satanista, pero bueno, hay bastante de humor negro en todo ello. Solo hay que ver en el video de “Still Raining” cuando llueve sangre sobre el grupo, que Tom Araya se pasa el rato descojonándose! Es delirante!.
      Sobre lo estrictamente musical. Dices que “Hell awaits” es tu álbum favorito. Pues mira, en algo no coincidimos. Quizá sea porque ocupa una posición incómoda. Estar entre un debut magistral como “Show no mercy” y una obra maestra de ala talla de la que ahora hablamos, deja a ese dico un poco tapado ( siempre hablamos de opiniones, ojo). Viene a ser como •Token Entry” de JUDAS PRIEST. A ver que disco aguanta entre “British Steel” y “Screaming for vengeance”!!. Sobre los músicos en concreto yo prefiero a Dave Lombardo muy por encima de Cozy Powell. Si he de ser sincero, no sé distinguir a ozy Powell de cualquier otro batería ( bueno, de casi cualquier otro batería) sin embargo el Groove de Dave Lombardo y su maestría con el doble bombo es inconfundible . Dices que Lombardo es el pilar del grupo y no podría estar más de acuerdo. Dices que estuviste en el festival de “Clash of Titans”, recordarás que cuando actuaron SLAYER fueron saliendo los músicos uno por uno. Tom Araya, Kerry King etc. Cada uno que salía a escena recibía su correspondiente ovación, como es lógico. El último en salir fue Dave Lombardo y te aseguro que el Polideportivo Anoeta se vino abajo. No creo que ni él mismo se esperase aquel recibimiento. Fue apoteósico. Aquel festival nunca se me olvidará porque había una huelga de agricultores que tenían cortadas las carreteras y como fuimos en autocar salimos de Gijón a las cuatro de la mañana y tuvimos que bajar por Burgos… ¡quince horas de autobús de Gijón a Guipúzcoa! Pero bueno, mereció la pena.

  17. Hola de nuevo, haré un “apasionado” relato. Lo primero, aclarar que bajo ningún concepto trato de comparar a dos músicos tan diferentes en generación, estilo y técnicamente, ya que no es posible por varias razones que cualquiera puede suponer. Lo que he querido decir, y para no dejar lugar a ningún tipo de malentendido, es que en un contexto musical, a nivel sentimiento tocando y como engranaje en una banda, puedo relacionar a Lombardo con Powell, como dije, con todos los respetos, y cada cual en su momento de la historia. Por desgracia (y justicia) este último ya ha pasado al Olimpo de los dioses, desde que nos dejó, aunque en vida ya era una auténtica leyenda, hizo parte de la historia del Rock. Vaya detalle el traerlo a Sevilla para el festival “Leyendas de la guitarra”. No en vano y por algo sería, que otras leyendas como Jeff Beck, Ritchie Blackmore, Michael Schenker, Tony Ioomi y algún que otro “As” requirieron en su momento (y con cierta continuidad) los servicios de este fenómeno de forma habitual. Un músico que cuando está ahí, es muy difícil de sustituir, aunque lo pueda parecer. Aporta un espíritu especial, no solo base rítmica.

    En cuanto al “Clash of the Titans”, supongo que recordarás el espíritu de esa noche mágica, plagada de tensión por todas partes. Primero, las puertas se abrieron de forma brusca, logrando una pequeña avalancha, y es que el fanatismo de la gente por aquel entonces y las ganas de ver a estos fenómenos en un mismo escenario, no era para menos, ¡eso fue histórico! En segundo lugar, se mascaba una duda en el ambiente, y es que a todos los efectos publicitarios, la actuación de Slayer cerraba el festival, pero desconozco de donde salió el rumor de que había mosqueo con Megadeth por esa causa, porque ellos querían ser cabeza de cartel, cosa que no pudo ser y que demuestra que en esa época, la demanda era la que era y el buen orden de un evento semejante también. Slayer, por encima de niveles musicales y egos estúpidos. Una banda que era una piña en el escenario, que había conquistado el corazón de la gente, y que en el momento de la verdad, cuando la carne se pone en el asador, no tenía rivales, porque sus canciones eran las mejores para los conciertos, y su directo es espectacular, todavía. Este factor es el indicativo claro y conciso de porqué eran cabeza de cartel y aún hoy día, lo han sido sobre Megadeth en su gira española (incluso en el Big Four, donde los de Mustaine se marcan una grandísima actuación). En el thrash (por llamarlo de alguna manera) el peso Slayer es irrefutable. Por supuesto que Megadeth son enormes, pero esta carrera nunca la han podido ganar.

    En tercer lugar y directamente relacionado, el tema ventas y popularidad, ninguno de estos grupos podrá competir con Metallica, pero es que nunca jamás y gracias a quien sea, han entrado por semejantes derroteros. Estos si podrán vivir de rentas, aunque hace tiempo que sus pasos los alejaron del underground. Juegan en otra liga pero el sentimiento no es el mismo, con lo cual, está fuera de lugar, a mi entender. Aunque en Estados Unidos las bandas manejen otro tipo de ventas, no son comparables con las que genera Metallica…el día que Slayer dejen la música (como banda), es de suponer que tendrán su vida bien arreglada, pero no pretendo entrar ahí. Los derechos que puedan generar al lado de una banda como Metalllica son absolutamente irrisorios, por mucho dinero que ese “irrisorio” signifique.

    Para terminar la “Epístola” y a nivel completamente personal, creo que “Hell Awaits” es el mejor disco, pero también el más infravalorado de Slayer. Simplemente, una pequeña muestra, fue un trabajo que a los compañeros del mítico comando “ The Combat Tour” impresionaba sobremanera. (Aclarar que esta información circula por la red en vídeos, declaraciones, etc, y pienso que no es difícil de creer. Lo que tengo claro es que Slayer gozaba de la admiración y respeto de bandas como Venom, perros viejos e influencia directa para ellos y para la otra banda que compartió esa gira con ellos, Exodus, coetáneos de Slayer e igualmente renovadores de la savia metálica junto con el resto de figuras). El ambiente conseguido en la producción (modesta pero única), con unos músicos en estado de verdadera gracia haciendo una música atómica y brutal, con un Araya demoledor en las voces y en el bajo, posiblemente es en este disco donde más se ha hecho justicia al sonido de su instrumento, así como tal vez sea su trabajo más delicado y complejo, técnica y musicalmente hablando. Una mezcla que enfatiza la batería y el bajo, con las guitarras como serpientes zumbando a todo trapo, ligeramente bajas en la mezcla pero sonando de sobra, y la voz en primer plano, cantando unas letras con una temática que ha sentado cátedra (para bien o para mal) en las bandas posteriores y sub-géneros Death-Black-Brutal- o lo que se quiera. Este trabajo que mezcla lo tétrico, macabro y glorioso, es un despegue hasta para los propios Slayer (que ya iniciaron en el EP “Haunting the Chapel”, donde el alejamiento del sonido de “Show no Mercy”, por motivos de pura evolución, era latente. Por cierto, maravilloso debut), a partir del que crearon “Reign in Blood”. Es decir, no solo todas las bandas les copiaron desde el momento en que salió “Hell Awaits” dado el éxito de esas canciones y sus conciertos (que crearon una nueva vertiente), sino que ellos mismos se vieron enfocados mediante “Hell Awaits” en una dinámica creativa que desemboca en su siguiente obra maestra, como la que ocupa este tópic. Pero para gustos, se hicieron los colores y cada persona le gusta su album. Posiblemente, todo depende de “qué es lo que cada cual observa o es capaz de disfrutar” en conjunto de canciones volcado en un soporte denominado ELP, Cd, cassette o vaya usted a saber. Cuando pueda, tercera entrega sobre las canciones de “Reign in blood”. Vaya turra (me lo flipo en este blog, leyendo y escribiendo)… jajaja… Hell Awaits!

    • Buffff. Hola JAVIER!!
      Desde luego, lo tuyo es pasión amigo. La verdad es que es un placer cuando uno conecta de esta manera con los gustos de otro y ves que no eres el único rarito al que según que discos, le estimulan mucho más allá del oído.
      En fin, lo que dices de Cozy Powell es bien cierto. Su nombre está asociado a muchos de los grandes discos del rock sin etiquetas. Resulta curioso que BLACK SABBATH, con todo lo bajos de forma que estaban en el momento en que él participó del grupo, fuese una de las bandas que más le llenó. Me imagino que la relación personal tendría mucho que ver. Cozy no debía ser precisamente manejable, y estar con personalidades tan o más fuertes que la suya (Blackmore, Schenker, Ronnie Dio….) debía ser como ver dos trenes a punto de chocar. ¡Quien pudiera haber asistido a alguna de esas discusiones! (escondido en un armario, claro).
      Lo de “Clash of Titans” como olvidarlo. Como te comentaba, para nosotros fue una aventura porque hasta que no entramos al recinto no tuvimos claro que podríamos ver el concierto por culpa de la “oportuna” huelga con corte de carreteras. No recuerdo el affair que comentas de MEGADETH y SLAYER, si te soy sincero, pero hubiese sido un error mayúsculo. ¿Qué banda hubiese soportado salir después del show que dieron SLAYER? Te diré que a mi MEGADETH me aburrieron. Nunc me han entusiasmado pero aquel concierto me pareció interminable (quizá por la gana de ver a SLAYER…). Supongo que la coherencia que SLAYER han mostrado alo largo de su carrera ha ayudado mucho a que el público percibiese la solidez de sus cimientos, es decir ( y siempre hago la misma comparación) coges el “Garage Days II” de METALLICA y el “Undisputted Attittude” de SLAYER. Se supone que ambos discos son un tributo a las bandas que los dos grupos escuchaban. El de SLAYER mezcla punk y hardcore, se hecha en falta algo de heavy metal pero ¿El de METALLICA? Una broma de mal gusto. BOB SEGER, NICK CAVE y LYBYRD SKYYRD mezclados con THIN LIZZY, MISITS o MERCIFUL FATE. Solo les ha faltado incluir a PET SHOP BOYS para quedar bien con todo el mundo… muy poco creíble.
      Entiendo perfectamente lo que quieres decir con el tema ventas y derechos. Nada es comparable a METALLICA en ese sentido. Me alegro por ellos, que puedo decir, Nos e puede decir que no han trabajado… las cosas como son, por mucho rencor que les guarde desde el día en que nos dejaron tirados alas puertas del concierto que nunca dieron en Gijón. Por cierto desde entonces, la concejalía de festejos ha ido en barrena. Ha pasado de traer a SPRINGSTEEN, ROLLING STONES, TINA TURNER o DIRE STRAITS ( en su momento de gloria) a que EL CANTO DEL LOCO sea el concierto del verano. Aquel shw que METALLICA canceló en Gijón fue la ruina absoluta .
      Me parece que voy a tener que escuchar “Hell awaits “con más atención. Tu crónica me puede ayudar a ello. Muchas gracias ¡!!!

  18. Hola de nuevo. Te contesto, Miguel. Como ya te dije, tu libro sobre Sabbath me encantó, no solo por la historia de la banda, sino por toda la saga que la rodea y las referencias que haces a Purple, Hughes, Powell, Dio, etc, y esas situaciones de las que formaron parte, así como sus pequeñas biografías. Pero sobre todo como está construído el libro y el desarrollo del relato, mención aparte del respeto con el que está realizado en todos los aspectos. Me quito el sombrero y lo agradezco. Me gustó mucho saber que Cozy Powell quería ser miembro estable de una banda, y en este caso el idilio fue con Black Sabbath, y es que ser un “mercenario” toda la vida debe de ser complicado. Y me alegro de que hayas “reinterpretado” mi comparativa de músicos. Pasando a otra cosa, me gustaría refrescar la memoria sobre un detalle sobre la actuación en “Clash of the Titans” (Donosti, 1990) que se me pasó en el comentario anterior al hablar de un ambiente enrarecido y tenso…¿alguien recuerda los fallos de sonido producidos durante la actuación de Testament? Siempre me pareció algo muy raro…después de tocar Suicidal Tendencies (conciertazo, hasta Robert Trujillo tuvo su propio momento solista, mediante la técnica del Slap, por aquel entonces eso era ¿innovador? en el Metal, pero ellos hacían Skate Metal jaja ) y antes de Megadeth, unos “incómodos” Testament en plena forma, se vieron perjudicados por los únicos problemas serios de la noche, fallaba medio equipo y todo el sonido desaparecía, como si de brujas se tratase y desluciendo absolutamente algo que pudo ser memorable, ya que su actitud en el escenario era de una profesionalidad fuera de toda duda (¿alguién los vio en Priest Feast? Estuvieron muy bien). Su corta actuación se vió relegada a un vaivén de “suena/no suena” incomprensible, a partir de ahí todo perfecto. ¿Casualidad o no? Ni idea, pero ahí queda eso, porque está ligado a una noche mágica pintada en verde y rojo (colores predominantes en las actuaciones de Slayer en aquella época) con “el diablo escupiendo por la boca y sus tres sub demonios blandiendo las guadañas en un vertiginoso ritual musical”. (jajaja que tiempos…). Como bien dices, a ver quien es el fenómeno que toca después de estos “elementos”. En cuanto a Megadeth, nunca fueron de mi agrado, reconozco que a día de hoy los valoro más, pero con cuentagotas. Y los he visto tres veces en directo, por supuesto siempre porque”venían en el paquete” . Son muy buenos, aunque jamás he conectado de veras con su música. De sus trabajos me quedo con “Peace Sells…”, supongo que por esa mezcla de metal con una pizca de otros estilos. Y también me gusta aunque menos “Rust in Peace”, precisamente por eso me hice con ambos originales, aunque también tengo “Rust in Peace Live” (Cd+Dvd) y “The Big Four” BluRay, donde reconozco que se salen, y sobre todo suenan para flipar, la mejor producción de las 4 bandas, después de la batería de Lombardo (esto es la impresionante).
    Sobre los problemas que dices con el corte de carreteras, imagino a todos los Heavies de Gijón en ese autocar con los niveles de adrenalina y mala leche a 100 para llegar a Donosti…como para perderse el Clash, lo que descargariais allí…jaja. Sobre “Garage Days…”, reconozco que la primera entrega fue muy popular, tenía 5 cortes y sonaban en todo garito metalero que se preciase de serlo, temas como “Helpless” “Last caress…green hell” o”The wait”…me parece un buen Ep y esos temas tienen su gracia (hasta el bajo de Jason sonaba bien, menos mal, pienso que fue un músico infravalorado y muy mal aprovechado). Posteriormente lo alargaron como Garage-Inc, tuve la oportunidad de escucharlo y me pareció soporífero, con todos mis respetos, me quedo con su primera pequeña dosis porque que está muy bien hecho y es digerible. Comparando la primera entrega de “Garage Days”con “Undisputed Attitude” diría que aunque son situaciones similares, abarcan influencias muy distintas, este disco es muy punk comparado con el de Metallica. Para mi no es relevante en su carrera salvo a nivel testimonial, aunque para ellos si es importante ya que cuando hacen un homenaje a esas bandas es por algo, se nota que se han divertido y eso es bueno. Pero lo que más me gusta del Cd de Slayer es el tema propio del que hacen gala, “Gemini” que parece desentonar para bien. Y las canciones son terriblemente agresivas, cómo no. Es el Cd que menos escucho, la verdad, aunque Paul Bostaph hace un grandísimo trabajo y Araya en la voz está “terriblemente insoportable”. Hasta aquí, aunque como bien dices Miguel, este tema me apasiona y ya tengo preparada la siguiente receta sobre el entorno de “Reign in Blood”, ese pedazo de nuestra historia.

    • Hola JAVI.
      Gracias por tus palabras acerca del libro. La verdad es que pensé en hacerlo de otra forma, pero llegué a la conclusión de para llevarlo como yo quería eran demasiados años y se neceseitaban unos conocimientos de escritura que yo no tengo. Hay varios libros por ahí que no dejan de ser biografías, pero están planteadas por “acontecimientos” e lugar de ir año a año. Por ejemplo “run to the Hills” de Mick Wall , que es ¡premio! la biografía de IRON MAIDEN, va narrando la vida e historia del grupo de principio a fin. pero en lugar de ir año por año, va persona por persona. Cada capítulo lleva el nombre de uno de losmiembros, empezando por Steve Ha, sigue paul, Ron, Dough etc etc da saltos temporales y tal pero lo hila de una manera magistral se necesita ser n profesiona para no perpetrar una chapuza… quien sabe, quizá en otra vida haya oportunidad.
      Sobre “Clash of Titans” pues deboconfesar que no recuerdo bien los problemas de TESTAMENT, ya que nopuede ver su actuación entera. Por aquel entonces me parecían una banda enorme, y tengo todos los discos de la época. Lo úico que les faltó fue haber aparecido un par de años antes o tres, porque cunado llegaron, el thrash empezaba su descenso de popualridad y el mundo underground no estaba hehco para ellos. Eran un primera fila.
      Efectivamente, “Garage Dys” ( el original) y “Undisputed attittude” no admiten comparación, aunque al menos ambos son homenajes honestos. Yo lo que trataba era de ponerlo al lado del “Garage Dayz revisited”, por su cercanía en el tiempo, y ahí el de SLAYER me parece mucho más “noble” aunque la diferencia entre las canciones de ambos sea notable en todos los sentidos. METALLICA quisieron quedar bien con todos, y ojala hayan ganado muchos fans entre los seguidores de QUEEN, BOB SEGER, NICK CAVE o LYNYRD SKYNYRD…. en mi opinión se les ve el plumero de una forma un poco triste.

  19. Reing in Blood: penúltimo capítulo
    Aunque dije que haría un comentario sobre sus canciones, apenas voy a hablar de él en este post, lo dejo para el siguiente y así cerrar capítulo. Sin embargo, considero interesante poder desgranar todo lo que le rodea, en un ejercicio de memoria, reflexión y/o implicación totalmente subjetiva, por supuesto. Sobre todo “cómo se llegó” hasta ahí y “que pasó” después. Cuando Slayer lanzan “Show no mercy” apuestan por un Heavy Speed Metal acelerado en ocasiones, con claras influencias Priest, Maiden, Sabbath pero impregnado de un halo de frescura, todo sumado a la corriente Thrash iniciada en esa época. Situémoslo de forma paralela, con “Kill ´em All” (que salió meses antes, hay que reconocer que Metallica señalaron un camino que Slayer supo agarrar fuerte para marcar sus propios pasos, eran bandas coétaneas y se codeaban en el día a día, observándose muy de cerca) . El siguiente paso de Metallica fue “Ride the Lightning”, un disco evolucionado hacia el thrash metal técnico, conteniendo influencias de la música clásica en casi todos sus temas, y que ha sentado cátedra. Pero aquí es donde los amigos Slayer se desmarcan de toda melodía y lejos de seguir la senda de los de Burton (algo que por otra parte sería un error imperdonable), incluso huyendo de sus propios inicios, se marcan un tremendo “Haunting the Chapel” , EP en el que por primera vez descienden medio tono la afinación de los instrumentos y así se quedaron (con sus variantes alternativas), preparando el terreno , y como una especie de anticipo de su gran giro musical, el arriesgado “Hell Awaits”. Aquí reside, de nuevo en mi opinión, el gran secreto del éxito de Slayer, porque toman su propio camino, oscuro, incómodo y ¿más original? Desaparecen en apariencia todas las influencias Maiden y Judas, mostrando un lado más Venom/Sabbath (quizás una afinidad más certera para lo que estaban creando) pero pariendo una “Criatura” más tétrica en el aspecto sonoro, más rápida, con una fuerza que no se puede negar y que deja muy claro que esta agrupación no se conformaba con ser del montón. A su vez, se convierten en banda de culto y referencia obligada. Puede que estas palabras caigan en saco roto, es algo que surge de mi admiración por el grupo en cuestión (y de mis ganas de escribir en este maravilloso blog), pero si sirven para que alguien se anime a pinchar “Hell Awaits”, intentando situarse en el tiempo y el espacio, estoy seguro de que con los sentidos bien atentos, podrá saborear un disco ochentero muy infravalorado, 7 canciones con ritmos progresivos y machacones, lógicamente de duración considerable… comparadas con lo que harían posteriormente. Además, se quedó flotando en el tiempo, ya que actuó como plataforma de lanzamiento, para posteriormente, perder parte de su estilo (nueva evolución). Para mi, ese simple detalle lo convierte en una joya, pero porque que las canciones lo valen. Temática extrema. Música hecha para los fans de la época y pertenecientes a un movimiento en concreto, pero a su vez desde la perspectiva anticomercial (globalmente hablando) y la auto convicción. La edición remasterizada en Digipack que circula hoy día no difiere mucho del original, posiblemente ha ganado brillo (¡¡¡esto no beneficia a un concepto oscuro!!!) pero no desluce en absoluto el conjunto, sino todo lo contrario. Por supuesto, todas las parafernalias en las portadas y letras que rodeaban sus lanzamientos son marketing puro, siempre se beneficiaron de sus polémicas, pero también lo defendieron y esto es muy inteligente porque les ha diferenciado, al magen de que no debe de ser nada cómodo, dados los problemas ya comentados por los participantes de este blog. Pero como bien dice Araya en una entrevista del Dvd “The Unholy Alliance II” (creo recordar): “Dios no nos odia…pero reconoce que es un título cojonudo”. Revelador.
    Continuando, entonces Metallica lanzan “Master of Puppets”, un disco que sigue la línea marcada por su anterior trabajo, pero muy evolucionado musicalmente. Los temas se alargan, en composiciones mucho más complejas (¡!!), generando un trabajo calificado como “Master Piece” de un estilo , reconocido como tal por toda la comunidad metalera en la época y a posteriori. Es decir, Metallica sentando las bases de nuevo, ¿y que hacen los señores de Slayer? Jaja …la antítesis de “Master of Puppets” e incluso de si mismos. Y esto si que es arriesgado y original, pues componen y editan un “Reign in Blood” que apenas roza la media hora de duración, con sus canciones más cortas, pero que arrasa en el mercado, por fin (en su nivel) y les proporciona una categoría y un respeto mucho mayor, además de situarlos en la banda opuesta (sabio desmarque y un golazo). La producción está cargada de frecuencias que realzan los medios-agudos, esto la hace más agresiva, si cabe. Reconozco que las canciones son buenas, y que “Angel of Death” o “Postmortem” dificílmente tienen rival en su discografía. También reconozco que lo corto, si bueno, mucho mejor resulta. Pero en este momento se genera una “situación tope”, ya que a continuación y reconocido por el mismo Hanneman, no pueden repetirse, pero ni siquiera intentarlo. Absolutamente respetable, aunque a mi entender es un arma de doble filo. Nadie mejor que el artista para decidir que quiere hacer, al margen de comercialidades o presiones del negocio discográfico (“igualito” que otros que solo buscaban la fórmula mágica del triunfo, con calidad musical o sin ella), pero las cosas, cuanto más naturales, mejor. Por eso pienso que “South of Heaven”, al que considero un grandísimo album, siempre será un punto de reflexión en la carrera de la banda. Lo hicieron “pero no podían parecerse al anterior” para evitar comparaciones ya que el album era insuperable para ellos mismos. Esto no es bueno ni malo, cada cual que extraiga sus conclusiones, aunque para mi es revelador ¿inteligencia o auto-limitación? Ya se que esto no es relevante, pero me parece una reflexión válida y que no ocupa lugar. En lo referente a la producción, es un poco menos agresiva que en su anterior obra, así como la forma de cantar, etc. Y esto también influye, porque al compararlo, puede decaer en la primera impresión. Aunque siempre he adorado ese trabajo (tengo todos los primeros en vinilo, hasta “Seasons in the Abyss”), a su vez se le echaba en falta algo, y es que habían bajado “una gotita” el pistón (que exigentes éramos). Hoy en día, agradezco esa forma de actuar ya que les obligó a ser creativos de nuevo, y porque me parece más acertada que la de otras bandas, que cambiaron su fórmula en pro de la comercialidad (por ejemplo, Celtic Frost, banda a la que admiro profúndamente y que con su trabajo “Cold Lake” defraudaron a casi todos, hasta ellos mismos tuvieron que volver al redil, indicativo importante). Aunque esto no quiere decir que un trabajo comercial tenga menos calidad que uno underground, en absoluto, puede mostrar de alguna manera, cierta o incluso una gran distancia con la filosofía musical origina de una banda. Y de nuevo, esta clave, la que los fans de toda la vida necesitan ver en sus grupos favoritos, la autenticidad. Es difícil ser como AC DC o Slayer (salvando todas las distancias entre ambas bandas, esto no es una comparativa musical), porque tienen esa magia que las convierte en únicas.
    Pero de nuevo (que grandes) este trabajo sirve de plataforma intermedia. A partir de aquí, balanceando sus nuevas ideas, logran un equilibrio estilístico con “Seasons in the Abyss”, puliendo el sonido global, recuperando su esencia en parte, pero sobre todo, adquirendo una dirección más madura y no tan extrema como Reing in Blood”, en parte porque la producción también juega un importante papel en el sonido de un disco. Considero a ambos albumes (South y Seasons)en niveles muy similares, si bien reconozco que “Seasons in the Abyss” es un album redondo que les terminó de consagrar, pero que “South of Heaven” es una joya absoluta, necesaria y arriesgada, que marcó un momento reflexivo a su carrera y que solo una banda como esta puede hacer, es decir, por que les salió de las narices, sabiendo que sus fanáticos de la época no se conformaban ni con poca cosa ni con bajas intensidades. En definitiva, “Reign in Blood” tuvo el camino allanado y posteriormente dejó el listón tal alto, que la banda jamás a podido despegarse de ello, hasta hoy en día comparan “Christ Illusion” y “World Painted Blood” con “Reign…”, cosa que no comparto para nada, Slayer superaron eso hace muchos años, pero es que el San Benito pesa mucho. Para terminar, Slayer no tienen un directo en su discografía que les haga justicia (a no ser en vídeo), y para un banda que en el directo campa a sus anchas, es algo muy extraño. “Decade of Agression”, colofón de la gira de “Seasons in the Abyss”, no hace justicia en absoluto al directo de Slayer. Ni las interpretaciones, ni las mezclas, ni la intensidad del doble Cd, plasman con justicia esta década gloriosa que entre otros conciertos, contó la gira de “Clash of the Titans”, con unos Slayer cabeza de cartel por encima de Megadeth y Testament, que ya es decir. Y esto, sumado a motivos musicales y /o personales, pudo ser un paso mal dado podría tener que ver con acontecimientos posteriores… muy trascendentes, como ¿perder al batería, por ejemplo, entrando en los 90, época difícil donde las haya para el mercado musical metalero, o mejor dicho, para el metal auténtico, obligado a reinventarse a si mismo por medio de las influencias de grupos previamente influenciados por las grandes bandas?. Pero esa es otra historia. Y si alguno es capaz de leer estas parrafadas , premio a la paciencia. Saludos.

    • Hola JAVIER.
      Sería una tontería por mi parte intentar añadir o quitar un punto o coma a lo que expones. En fin, tu análisis sobre SLAYER es de nota. ¿Qué puedo decir?. Haces una comparación entre METALLICA y SLAYER más que acertada y que me lleva a confirmar actitudes humanas que hoy por hoy no son políticamente correctas. Ni todos somos iguales, ni es bueno aplicar la ley del mínimo esfuerzo ni la competitividad es mala, si no todo lo contrario. El hecho de que hubiese dos bandas superiores a las demás, que trabajaron como perros para superarse y que estaban picadísimas entre sí dio como resultado esos discos de los que hoy disfrutamos todavía, a veinticinco años de haber sido publicados. El rollo de la “no agresión” y de no querer ser mejor que el de a lado y de tasar por lo bajo a todo el mundo definitivamente no funciona. Dicho esto, recuerdo el paso tan difícil que fue “Shout of Heaven”, precisamente por eso que tú dices. Después de haber tocado el cielo ( expresión que ni de coña casa con ellos) ¿Qué podían hacer? ¿”Reing in blood II” hubiese sido un suicidio, sin duda alguna, por lo que optaron por aflojar un poco el ritmo, pero hete aquí que METALLICA publicaron “…and Justice” abandonando el camino del underground y del thrash metal, lo cual ayudó en la falsa percepción de que SLAYER habían hecho lo mismo. No era así pero por entonces todos lo pensamos. Por si eso fuera poco, ahí teníamos por un lado a las hordas inglesas creciendo como la espuma: BOLTHROWER, CARCASS, NAPLAM DEATH y en América no digamos: DEATH, POSSESSED, TERRORIZER…. De manera que aquel 1988 se convirtió en un año delicado para Araya, King y compañía. Creo que después con “Seasons in the abyss” se redimieron y recuperaron la credibilidad de los sectores más talibán de su base de fans, y continuaron una carrera coherente, equilibrada y estable. METALLICA optaron por los bandazos y renegaron de todo lo que hasta entonces habían hecho para recuperarlo ( más o menos) años después. No se puede decir que les haya ido mal precisamente, pero bueno, eso para mi entender personal no tiene ningún valor. Para má lo de “50.000 fans can’t be wrong” es una solemne pijada.
      No creo que ningún disco pueda plasmar la intensidad en directo de l grupo, quiero decir un disco en directo. Creo que ya lo había comentado por aquí, pero insisto. En sumomento me bajé el “Big Four”, antes de que saliese al mercado, es decir era un pirata de la retrasmisión televisiva sin editar ni nada que se le parezca. El caso es que viendo la actuación de SLAYER, había momentos en que toda la imagen temblaba, y yo me preguntaba que carajo sería eso. No tardé en darme cuenta que no era ni más ni menos que las arrancadas de Dave Lombardo con el doble bombo!!!. En fin… ¿Cómo puedes trasmitir en un disco el temblor que produce en tu estómago semejante poder? A mi me parece imposible. En cualquier caso, “Decade of Agression” no está mal, creo que es un buen testimonio de una etapa muy buena del grupo.

  20. Reing in Blood: Las canciones

    Todo trabajo discográfico se compone de un conjunto de canciones, que pueden estar desconectadas en apariencia (la mayoría), o configurarse de tal forma que conformen un disco conceptual. Por supuesto, la temática no es suficiente para crear una obra conceptual (“Rising”, ”At War with Satan”, “Seventh Son of a Seventh Son”)…, sino que se da por hecho que entre los textos de cada pieza, hay un nexo, bien sea en forma de continuidad narrativa, bien sea porque se aborda un concepto de forma general y, uniendo cada parte, se forma un “todo”, una historia (“Abigail”, “Gods of War”, “Nostradamus”, etc).

    Pero pienso que hay otro tipo de trabajo “conceptual”, y es aquel que no entiende de fisuras, y que “sin motivo aparente” (sí, son las primeras palabras del estribillo de “Kill Again”), cohesiona sus temas entre si de tal forma que aunque alguno sea, digamos, no tan bueno (hipotéticamente), no hace sino equilibrar el conjunto ¿Me explico? Es decir, no todos los temas tienen que rozar el 10, pero la continuidad entre unos y otros mezcla sensación de alternancia con sensación de continuidad ¿Contradictorio? Puede ser, pero a mi juicio, difícil, difícil, difícil…y sinceramente, pienso que esta es la pauta que marca “Reign in Blood”. Equilibrio entre diversidades sin ofrecer opción ni tiempo a darse cuenta de ello. ¿La prueba? Seguro que si pensáis en poner un tema de este disco, elegís uno por convicción o de forma preferente, sin embargo, dada la configuración de este corto trabajo, es posible zampárselo todo del tirón y uno no se entera, sino que se la goza

    ¿Qué tiene Reign in Blood? Entre otras virtudes, caña bien realizada y sin descanso, pero magistralmente dosificada, en un orden de temas “posiblemente imposible” de mejorar porque tal vez actúe como una “historia de principio a fin” (probad). Por eso cuando un tema baja el pistón, lo hace mediante una intro de batería con una métrica insospechada (Criminally Insane), o una tormenta a modo de transición entre la vorágine y de nuevo el infierno más absoluto con uno de los mejores inicios y riff de la historia del Metal (Raining Blood). Estas pequeñas concesiones, que ocupan tiempo y atención del oyente son muy importantes en un disco tan corto, si funcionan es porque están realizadas con genialidad, ayudan a descansar de tanta caña preparando el oído para lo que viene, pero ofreciendo algo distinto (“Criminally Insane”…y su intro original como pocas, vaya ritmo que se marca el amigo Lombardo, la distancia entre golpes de bombo y caja es la antítesis del thrash metal…pero sublimemente unido mediante la continuidad que proporciona del plato ride) o algo que en cierta medida se intuye pero que no sabemos en qué va a desembocar (timbales y truenos), a modo de colofón, entre “Postmortem” y “Raining Blood). Sumado a bestialidades sin concesiones como “Necrophobic” que aprieta el acelerador en el momento más brutal del disco velozmente hablado, o la inteligente “Epidemic” con esa bajada aparente de la caña predominante, manteniendo un ritmo más a lo “Show no Mercy” pero actualizado, sin dar pistas y que se implementada en este disco como pez en el agua. Vestida con la nueva afinación y una voz más concisa y marcada, forma parte de ese equilibrio del que hablaba al principio, y que en mi opinión, es una de las claves de la popularidad de “Reign…”. No digamos, comenzar un trabajo con “Angel of Death”, con el desarrollo de caña y riffs geniales que conlleva, con unos solos que rebosan mala ostia, sentimiento y por qué no decirlo, una técnica envidiable. Si a esto le sumamos, que a continuación suena “Piece by Piece” con ese sonido atronador, la escucha está garantizada, saciando la sed del buen fan. “Reborn” es una pequeña joya en la que Araya hace gala de esa forma de cantar ultra rápida, vocalizando y encajando sus frases con un ritmo cadencioso y separando las sílabas de una forma curiosa, cuanto menos, por su forma de marcarlas. Para terminar, la unión entre “Altar of Sacrifice” y “Jesus Saves” (dos bombazos de alto calibre), con esa parte más lenta y demoledora, tipo ambiental, como si perteneciese a su trabajo “Hell Awaits”. (Los mejores Riffs de “Reign…” posiblemente están derivados de “Hell Awaits”, pero el sonido y el concepto de realizar la música de ambos trabajos es tan opuesto que ni se nota, otra genialidad).

    Podríamos hablar de las polémicas letras de este album, de su provocativa portada, de lo incómodo de triunfar con semejantes credenciales y salir del underground presentando una tarjeta de visita tan explícita, hipotecándose de por vida con la maldad suprema, pero esto no hace sino engrandecer la leyenda de un trabajo que desde que salió al mercado es historia de la música. Y como bien dice Miguel, uno de los objetivos de este blog, es desempolvar el album y escucharlo, la ocasión lo merece. En mi caso, lo escuché tantas veces, que solo lo pongo una vez cada año, más o menos, y mañana por la mañana, será una de esas veces, como homenaje. Los buenos caramelos hay que saborearlos. Kerry, Tom, Jeff, Dave…gracias!

    Saludos a todo el mundo.

  21. Primera vez que me cruzo con éste articulo! SLAYER RULES! Los acabo de ver en Santiago de Chile, estuvo sencillamente maravilloso! Felicitaciones por el sitio, me gustó!

  22. Hola gente

    Vuelvo a felicitarte Miguel por la informacion y lo bien redactado que esta este documento.
    Nadie hubiese definido mejor este disco,”es como si has estado treinta minutos el infierno”.

    Creo que estoy de jodida suerte,he encontrado en un mismo blog informacion de mis dos bandas faboritas y de sus mejores discos.W.A.S.P. y los brutales SLAYER.Tengo en mi antebrazo izquierdo,ocupandolo todo,tatuado en grande SLAYER,asi que os podeis hacer una idea lo que representa esta infernal banda para mi,habiendola visto cinco veces en directo ,una de ellas tocando el citado “REIGN IN BLOOD” entero,de la primera a la ultima cancion en el orden en el que aparecen en el album.Esto fue en el metalmania de villa robledo(albacete) en el año 2003.En el cual tuve la inmensa suerte de lograr hablar un poco con ellos,dandonos la mano,y que me firmaran la entrada,ya que se pusieron a firmar autografos en una especie de garita portatil de las que se usan en las obras para cambiarse los obreros,y se puede uno imaginar la batalla campal en lo que se combirtio eso para poder conseguir que te firmasen.Tengo hasta el libro de partituras original para guitarra(ya que toco el bajo y la guitarra)del reign in blood.

    Recuerdo que la primera vez que lo escuche,fue en unos walkman a toda ostia siendo un chaval y no podia crerme lo que estaba oyendo,se me puso los pelos de punta y la carne de gallina y una sonrisa malefica en la cara al oir semejante agresion,era algo jodidamente excitante,una sangrienta y sonora devastacion,con ruidos lugubres y terrorificos de guitarra,gracias a la tecnica de tremolo en la que se hicieron especialistas,haciendo de dicha tecnica un elemento permanente para su particular sonido,y con solos y riffs asesinos,en los que la inusual voz de araya desprende intensa fuerza y odio.

    Es muy dificil para mi decidir cual es mi disco favorito de SLAYER.Hasta el “UNDISPUTE ATTITUDE” (que me encanta y es lo mas radical que hicieron desde reign in blood) todo me parece acojonante.Un disco muy olvidado y que es aplastante siendo el mas tecnico es “DIVINE INTERVENTION”,en el que toca el gran PAUL BOSTAPH.Tambien hay que decir que “WORLD PAINTED BLOOD” lo ultimo que han echo es buenisismo,pero de entre todos los discos de ellos que me gustan,quiza yo me decantaria personalmete por el “SEASONS IN THE ABYSS” quiza por tener los riffs mas guapos de SLAYER para mi,o por que fue el disco que me metio en SLAYER siendo un crio.

    El caso es que “REIGN IN BLOOD” es uno de esos discos insuperables en la historia de la musica,y que revento el thrash metal para siempre,desborda calidad por todos lados,habiendo pasado 25 años suena con una fuerza tremenda,y eso es debido a la gran produccion de mr.RUBIN,es la obra que tarde o temprano algun grupo llegaria a crear,conseguir grabar el disco mas agresivo y violento de la historia,solo que SLAYER lo consiguieron y dieron con la tecla adecuada antes de que nadie lo hiciera,y por que no decirlo,eran los mas adecuados para ello.

    • Hola IVAN. Gracias una vez más por tus palabras.
      Verás, la sensación esa de “haber estado treinta minutos en el infierno” viene de lejos. Hace unos 22 años tuve un accidente. Un coche me atropelló y estuvo a punto de matarme. Estuve con una pierna rota sin poder andar y escayolado de cintura a cuello (menos un brazo) durante 90 días. Claro, esto es difícil de llevar, y peor aun si es verano y tienes 20 años… pero ahi estaban SLAYER para ayudarme. Solía escuchar este disco todos los días con los auriculares, y cuando llegaba la parte del puente entre “Postmortem” y “Raining blood” oía el sonido de la lluvía con esos acoples en la lejanía y los timbales machacando, todo ello como banda sonora de mi estado físico absolutamente lamentable y la sensación que me invadía no era otra que pensar en que parecía que estaba en el mismísimo infierno. En aquellos duros momentos, SLAYER me ayudaron y aprendí a apreciar al grupo muy a fondo.
      Solo he podido verlos una vez en acción, en la gira “Clash of Titans” en San Sebastian allá por el 91 o el 92, no me acuerdo bien… lo que no se me olvida es la cara de Tom Araya iluminado desde los monitores con un foco verde como única luz en el escenario, y unos focos en movimiento en plan antiaereo sobre el publico. No se si era en “Dead skin mask” o “Mandatory suicide”.Bueno, da igual. Lo que sí he podido hacer (un poco como tú) es ir completando la colección de sus trabajos. A excepción de la caja “Soundtrack…” tengo todo su material en vinilo o cd (algunos en ambos formatos) los dos primeros discos en edición normal y edición en dos minilp e incluso algunos maxis,como “Haunting the chapel”, que fue de los primeros discos suyos que compre originales porque era barato. Un buen dia una tienda en Gijón trajo toneladas de discos de importación y ese no era caro (para ser importado, insisto). En total, que SLAYER son de las pocas bandas que aun se llevan mi dinero en cuanto ponen un disco en la calle.
      Ah! también tengo un par de libros que algún dia serán comentados por aqui. Supongo que ya los conocerás pero sobre todo te recomiendo “The bloody Reing of Slayer” de Joel MacIver, no es difícil conseguirlo en internet y además nada caro. El otro pertenece a una colección de ensayos sobre discos concreto y esta dedicado a “Reing in blood”.
      Sobre su trayectoria… pues es que no encuentro un disco malo de este grupo. Si me apuras un poco. “Hell Awits” me parec un tropezón después de su monumental debut con “Show no mercy” pero vaya, sigue siendo un clásico. “Divine intervention”, como bien dices, quedó un poco en el olvido, pero hay que ponerlas cosas en valr y ensar en que momento fue editado… un poco com “God hates us all”. ¿Que carajo estaban haciendo el resto de grupos de thrash metal de su generación? algunos poco y otros nada. ES como “World Painted Blood”… todo el mundo decía que “Death Magnetic” era el disco thrash de aquel año, pero sinceramente creo que los tres primeros minutos de “W.P.B.” son suficientes para desmontar ese argumento (bueno,”Hordes from Chaos” de KREATOR también merece su mención en ese año)… en fin, sobre “Seasons in the abyss”, shout of heaven” y sus otros discos ochenteros, ya iremos hablando por aqui,que puedo decir. Ah! y “Undisrupted attittude” joder, yo adoro el hardcore old school así que escuchar a VERBAL ABUSE, MINOR THREAT o D.R.I. interpretados por SLAYER es un manjar de dioses o demonios para mi.

  23. La foto con los Exodus y los Suicidal T. si no me equivoco esta en el sobre interno del vinilo Hell Awaits, en los clasicos collage de fotos q venian en los discos de las bandas thrash principalmente las del sello Combat records de los 80, tengo dicho album aunque quizas sea una secuencia de varias fotos. Saludos.
    PD: fuck the mp3!

    • Hola GHHERARD. Bingo!… o casi. Efectivamente he encontardo la micro foto, o mejor dicho, la que dispararon segundos después porque todos están prácticamnete en el suelo, pero es seguro que fue en esa ‘sesión. Hacía tiempo que no abría este disco, tiene otra fot muy graciosa de la banda jnto a un poster a tamaño natural de Michael Jackson, donde le están metinedo el dedo en la nariz. tal parece qeu lo están haciendo de verdad! juas.

  24. Hace dos semanas vi en el programa “That Metal Show” del canal VH1 un capítulo repetido de cuando salió “World Painted Blood”. En esta ocasión tenían en el plató a Dave Lombardo y a Kerry King. En una de las secciones del programa en la que se elige entre dos opciones posibles, daban a elegir entre Reign in Blood y South of Heaven. No me acuerdo lo que decía Dave, pero Kerry decía que prefería el R.I.B. “…porque si todo el mundo coincide en que es el mejor disco de Thrash Metal de la historia por algo será…”
    A mí personalmente me gusta más South of Heaven, pero como decís es cuestión de gustos. Lo que significa Reign in Blood es incontestable, y lo que significa Slayer no tiene discusión. Coincido contigo en la comparación entre Death Magnetic y World Painted Blood. Estoy seguro que la vuelta a ese sonido por parte de Metallica obedece a alguna estrategia de mercado predefinida, el disco de Slayer obedece a una estrategia directamente salida de los cojones de estas cuatro bestias del Metal.
    Como nota curiosa el año pasado cuando pasaron por Chile fue sorprendente ver a Tom Araya en los telediarios recibiendo de manos de las autoridades locales de Viña del Ma (su ciudad natal), una placa en reconocimiento a su carrera musical. El jodío hasta se emociona y todo.

    • Hola JAVIER. Efectivamente, SLAYER siempre han hecho bandera de su personalidad. Frente a los volantazos que otros han ido pegando en busca de Dios sabe qué, ellos han estado ahí, como un tótem, imbatibles e inalterables. Está claro que eso no les ha reportado beneficios económicos, alfombras rojas ni nada por el estilo, pero me da que ellos están my por encima de esas banalidades. Mira, las necesidades que cada uno tenemos, nos las creamos nosotros mismos, y cuando no podemos atenderlas aparecen los malos rollos. Supongo que Tom Araya no necesita tanto como Lars Ulrich, y seguramente no tiene tanto, pero al menos puede ir con la cabeza bien alta sin haber hecho el ridículo delante demedio planeta de la forma más vergonzosa.
      Quienes me tienen volado últimamente son KRATOR, ya el anterior “Hordes of Chaos” era brutal, pero este “Phantom Antichrist” que está a punto de salir… esto no tiene nombre. Que grupo!
      KREATOR: “Phantom Antichrist”Tom Araya debe ser un tipo de lo mejor. Siempre sele ve de buen huor, incluso en el video donde salen bajo una tormenta de sangre en el escenario, mientras King y Hanneman aparecen metidos en situación con cara de asesinos, Araya se pasa media canción descojonándose vivo! .

  25. gran disco!!
    que me permitio llegar a la musica insana y extrema.
    la verdad escuchar la cancion raining blodd es escuchar el sonido que debe haber en el infierno.

    Miguel como puedo obtener este dossier??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s