DEMOS

KISS: “Destroyer Demos”

[REPERTORIO]

1.- Do you love me?

2.- Flamin’ youth

3.- God of Thunder (Instrumental)

4.- None of your bussiness

5.- None of your bussiness (Instrumental)

6.- Great Expectations

7.- King of the nightime world

8.- Detroit Rock City

9.- Sweet Pain (Instrumental)

 

[ PERSONAL ]

GUITARRA: Ace Freheley-Paul Stanley

BAJO: Gene Simmons

BATERIA: Peter Criss

VOZ: Simmons – Stanley – Criss

FECHA GRABACION: Enero 1976

LUGAR DE GRABACION: Record Plant Recording Studios (NYC)

FECHA DE EDICION: –

ESTE POST SE COMPLETA CON UN DOSSIER DE PRENSA. SU CONTENIDO Y LA FORMA DE CONSEGUIRLO ESTÁ RESEÑADO AL FINAL DEL ARTICULO

Cuando empecé con esta página en su formato original (una página web normal y corriente, ya que entonces no había blogs ni nada parecido) la idea era centrar el contenido en una época concreta, la que va desde 1980 hasta 1989. No pasaron cinco días antes de que me diese cuenta del error que ello suponía. No se pueden poner puertas al campo, suele decirse, y tampoco límites al rock and roll.

Ceñirse a los acontecimientos que tuvieron lugar durante sólo diez años y a los discos que se publicaron en ese tiempo, es como podar un árbol hasta dejarlo como un poste de la luz. Para ser sincero, debo decir que no me motiva tanto  buena parte de lo que se publicó de 1990 en adelante, pero por fuerza había que dar un espacio a la década anterior. Me pareció un despropósito pasar por encima de los mejores años de bandas como THIN LIZZY, UFO, SCORPIONS, AEROSMITH y tantos otros, de manera que decidí destinar un espacio al pasado dentro del pasado, en apartados como “RETRO”, “BOOTLEGS” o este en el que estamos ahora, “DEMOS”, que además de servir como excusa para no dejar de lado contenidos pre-ochenteros, nos permite visitar material que nunca hubiésemos podido imaginar que escucharíamos. Esta maqueta de KISS es un ejemplo.

En fin, si digo que “Destroyer” fue un álbum capital en la trayectoria de esta banda, no descubriré nada nuevo, pero no me resisto a recordar que gracias a este disco confirmaron toda su grandeza como banda. Su álbum en directo “Alive” había sido el primer paso y con “Destroyer” remataron la faena. Debemos recordar que este era su quinto disco (incluido el directo) lo que prueba el enorme nivel de esfuerzo y trabajo que esta banda desarrolló para alcanzar sus objetivos. Olvida eso del ‘éxito fácil’: de no ser por su tenacidad y fe en lo que hacían es muy posible que no hubieran ido más allá del segundo o tercer disco. Pero dejemos las especulaciones y centrémonos en las demos del álbum.

Merchandising, sinónimo de KISS

Destroyer” es recordado principalmente por la calidad de las canciones que contenía, de eso no hay duda,  pero a nadie se le escapa que el trabajo de Bob Ezrin en la producción e incluso escribiendo parte de los arreglos, tuvo mucho que ver en el resultado final. La banda decidió darle carta blanca y cederle la dirección absoluta de todo el proceso poniéndose a sus órdenes. Paul Stanley afirmaba:

 “La idea fue darle al productor la última palabra. Era la única forma de que no perdiésemos el tiempo peleando entre nosotros”.

De manera que podría decirse que esta maqueta es el “Destroyer” que KISS hubiese publicado sin Bob Ezrin.

Conviene sin embargo, aclarar un punto antes de hablar sobre las “DESTROYER DEMOS“.  Esta maqueta viene a ser una pre-producción del álbum, está grabada en los Record Plant Studios por los músicos de KISS y ya con la idea bastante clara sobre el material que iban a publicar.  Digo esto porque hay unas grabaciones que preceden a estas y que fueron las demos del proceso de escritura del disco. KISS grabaron en 1975 una serie de canciones en otro estudio llamado Magna Graphics emplazado en Greenwich, Nueva York. Allí registraron una serie de temas con diferentes apoyos (no siempre estaban presentes los cuatro músicos, o había personal ajeno) que sirvieron en unos casos como base para las tomas finales, en otros se aprovecharon partes de las respectivas canciones y algunas fueron finalmente descartadas.  Gene Simmons:

“Grabamos más de diez canciones en los Magna Graphic, entre ellas ‘Mad DOg’, ‘Man of a thousand faces’, ‘Don’t want no romance’ y otras”.

De estas , apenas tres salieron adelante. Hay una versión de “Detroit Rock City” muy corta y con letra diferente, luego está la citada “Mad dog” de la que se extrajeron partes para “Flaming Youth” y ‘God of thunder’.  Estos dos últimos temas aparecen en la KISS BOX SET que el grupo puso en circulación hace unos años,Resulta bastante curioso escucharlas, sobre todo en el caso de ‘God of Thunder’, cantada por Paul Stanley e interpretada a un tempo que triplica la velocidad respecto a la de las “Destroyer Demos” y naturalmente a la velocidad que tenía la versión final. Paul Stanley:

 “Grabé la maqueta de “God Of Thunder” en los Magna Graphics de Nueva York. Originalmente la canción era más rápida y la idea para su letra era cantar sobre mí, como Dios del trueno y el rock’n roll. En la mitología había un dios de la lluvia, un dios del océano y toda clase de dioses con dominios particulares, y yo me veía como el dios del trueno. Cuando llegué con ella, me quedé de piedra cuando Bob Ezrin dijo: “Es una buena canción, Gene la cantará!”

Aclarado el punto de que hubo unas (por así decirlo) maquetas-de-las-maquetas toca echar un vistazo a las demos finales. Esta versión de la demo (suponiendo que haya más, lo cual es bastante posible) no respeta el orden

Ace Frehley, la Les Paul de fuego!!

del disco ya que en lugar de abrir con “Detroit rock city” lo hace con “Do you love me?”, una versión sin demasiadas diferencias con la que finalmente se publicó. La voz de Paul Stanley suena mucho más nasal  pero se conserva la velocidad, la letra y básicamente todo de la versión ‘oficial’. No ocurre igual con ‘Flamin’ youth’, la canción con la que continúan, que aquí, está cantada en primera persona del plural, mientras que en el disco terminó siendo cantada en singular, algo que en principio puede parecer una tontería, pero que, en realidad, cambia por completo el sentido del texto.

‘God Of Thunder’ sí respeta el lugar que tuvo finalmente en el álbum y como ya hemos comentado, se nos presenta como apareció finalmente en el disco, auque en versión instrumental. Cabe pensar que grupo y productor se encontraban discutiendo quien se haría cargo de cantarla finalmente. Tampoco están presentes ningún tipo de efecto ni nada parecido, hablamos de una canción desnuda por completo.

Seguimos con un descarte en dos versiones. “Ain’t none of your Bussiness” es una canción escrita  Becky Hobbs y Lew Anderson, un duo country a quien Bob Ezrin compró la canción, temeroso de que la banda no tuviese suficiente material cuando llegaron al estudio. En esta demo aparecen dos tomas, una instrumental y otra con voz, la de Peter Criss, que hubiese sido el interprete de haberla publicado. La verdad es que la letra de la canción tiene su gracia puesta en  boca de  Criss, ya que  parece que el batería estuviese dirigiéndose a Simmons y Stanley mientras la cantaba: “No me preguntes dónde estuve anoche, no es asunto tuyo ni lo que hago  ni a quien veo”… en  fin, supongo que la letra habla sobre algún tipo de problema de pareja, pero cantada al estilo Criss y atendiendo a lo que dice parece que estuviese pidiéndole a los-tipos-serios-de-la-banda que le dejasen ir a lo suyo. Falta decir que ambas versiones, cantada e instrumental, son idénticas.

Great Expectations’ es la siguiente toma. La canción partió de un descarte de otra escrita a principios de 1975 por Genne Simons titulada “You’ve got nothing to live for” y nació mientras el demoníaco bajista veía una película de Lawrence Olivier titulada precisamente “Great Expectations”. Simmons recuperó con su guitarra acústica parte de las estrofas del viejo tema y cambió la letra, haciendo una especie de personificación de la banda. La versión de esta maqueta se reduce al trabajo de los cuatro KISS con el plus del piano. Imagino que lo tocaba el propio Ezrin, al menos en el disco así fue…. Lo que no viene en el paquete son los coros ni las orquestaciones, lo que hace de la canción  un auténtico tributo a los BEATLES, del ‘Sgt Peppers…’. Como curiosidad, cabe destacar el tramo final, donde Gene Simmons se limita a tararear sin demasiado entusiasmo.

KISS 1976, en todo lo alto

Una versión instrumental de la maravillosa “King of the night time world” da continuidad a la maqueta y, aunque tiene ciertas diferencias en su parte inicial, básicamente se ciñe a la versión publicada en disco, al margen, naturalmente de que aquí estamos ante una versión instrumental. No ocurre lo miso con la siguiente, el clásico “Detroit Rock City”, es decir, la canción también se incluye en versión instrumental, pero hay ciertas ciferencias con respecto a la versión original. Aquí, la parte central del tema sustituye el dibujo de guitarra tocado sobre un falso doble bombo de Peter Criss que todos conocemos por un simple y llano solo de guitarra de Ace Freheley que, en mi modesta opinión, aporta mucho más fuego que la citada melodía. La última canción de la maqueta es una versión de  ‘Sweet Pain’, donde parte del grupo va absolutamente perdido, y esla  guitarra la que lleva todo el peso, mientras el resto no parecen estar todo lo centrados que debieran. La duda es quien la toca, ya que en el álbum no es Frehley quien lo hace, si no un guitarrista llamado Dick Wagener, que tuvo que hacer el trabajo debido al estado en que se encontraba Space Ace en el momento de grabar algunas canciones.

En fin, a partir de aquí, se supone que se trabajó sobre los temas, ya en condiciones de ser registrados y todo se convirtió en una bola de nieve.  1976 comenzó en el estudio pero a lo largo de ese año llegaron a solaparse tres giras. LA de “Alive” la de “Destroyer” y la de “Rock ‘n’roll over”, toda una locura que trajo sus consecuencias, como era perfectamente previsible. Asaltaron Europa por primera vez ( aparte de las visitas promocionales) y  también visitaron el Lejano Oriente. Tocaron ante 42.000 personas en un solo show en Ananheim y en fin, se convirtieron en una de las industris más poderosas de su país. ¡Quien iba a decirlo!. Aquellos tiempos están lejos, pero al menos nos queda el recuerdo.

DOSSIER KISS 1976

Como es fácil deducir, no hay demasiada información en prensa sobre las maquetas. Se me ocurre que, aprovechando el hecho de que este es un viaje al pasado dentro del pasado, el dossier esta vez estará centrado en lo que tuvo que ver con KISS en 1976, aunque aparezca en publicaciones posteriores. Al tratarse en su mayoría de recortes de fanzines  y demás, centraremos el contenido en esa fecha y no en la maqueta en sí.

PARA CONSEGUIRLO

Lo que no varía es la forma de conseguirlo. Debes escribir un comentario sobre el álbum “Destroyer” (no hace falta que sea la maqueta)    y lo q ue han significado para tí, en el caso de que lo hayan hecho,  sus canciones. ¿Te pone “Do your love me?” , ¿te emociona “Beth”?, ¿te curras un air-guitar cada vez que oyes la parte central de “Detroit Rock City”? pues aquí charlamos.

CONTENIDO: 



-BIO 1976.Dos páginas correspondientes al “Esta es su vida” de KISS publicado or POPULAR1 en 1982. Dos páginas en Español.
-BIO 1976.Dos páginas correspondientes al estra de KISS titulado “KISS, el beso de la muerte” publicado por POPULAR1 en 1982. Dos páginas en Español.
-Artículo sobre el grupo publicado en CURCUS MAGAZINE en 1976. Una página en inglés.
-Reportaje sobre las míticas sesiones de fotos inglesas de Enero de 1976. Publicado por el fanzine KISS CRAZY en su número 17. Tres páginas en inglés.
-Reportaje sobre el grupo publicado en el nº 25 de POPULAR1 en 1975. Tres páginas en Español.
-Entrevista a Bob Ezrin publicada en POPULAR1 nº411 en 2011. Seis páginas en Español.
-Pagina publicitaria
-Reportaje sobre el video y show de ANAHEIN, publicado en Fanzine Renegades nº 4. Dos Páginas en inglés.
-Fotoreportaje en ROCKSCENE MAGAZINE en 1976. Cuatro páginas en inglés.
-Reportaje tour europeo 1976.Publicado en THIS IS ROCK nº 26 en 2006. Ocho páginas en español

Si te gustó este artículom, estos te puenden interesar…

 

 

 

Anuncios

23 pensamientos en “DEMOS

  1. Saludos

    Aún no siendo uno de los benditos que hayan podido oír dichas demos, me ha alegrado la elección de este disco como detonante para hablar sobre una de mis bandas favoritas (independientemente de la profunda decepción que en los últimos 15 años me han provocado).

    Personalmente considero al “Destroyer” el mejor disco de KISS (seguido de cerca por “Rock & Roll Over”); entiendo que es el más completo y compensado de los que ha sacado. Quizás sea un poco corto para nuestros días, aunque siempre he fantaseado con la idea de qué hubiese pasado si hubieran sacado el “Destroyer” junto al “Rock & Roll Over”… (para mí hubiese sido el mejor disco de la historia del Rock).

    Este “Destroyer” cumple a la perfección con el prototipo de disco de Rock: tiene su himno, su balada, el tema orquestado, el oscuro…. Es más, en un hipotético y casi imposible top ten de clásicos de KISS no podrían faltar: “Detroy Rock City”, “God Of Thunder” y “Beth” como mínimo, dejando fuera clásicos como “Shout It Out Loud”. Estaríamos hablando de entre el 30 y el 40%!!!…
    Sólo “Sweet Pain” queda un poco por debajo de las demás, que seguramente hubiese tomado otro cariz si, por ejemplo, Ace Frehley le hubiese puesto voz, al menos cuando se le pasara la resaca…. Esto es lo único que hecho en falta en el disco: un tema cantado por ACE (aunque ésto no pasara hasta la salida del “Dynasty”).

    La producción de Ezrin es increíble. Aparte de tener la gran idea de quitarle a Stanley el “God Of Thunder” (mi tema favorito) y transformarlo de un tema casi vulgar a una obra maestra (leí en su momento que las voces de niños fue por accidente cuando los hijos de Ezrin se colaron en el estudio….) o de orquestar “Great Expectations” convirtiéndola en algo diferente, no deja de ser curioso que Ezrin firme en 7 de los 9 temas. Es más, me apuesto la pensión que no voy a cobrar que el corte final sin título del disco es obra suya. Todo un coqueteo sutil y ambiguo de ambientación satánica perfecto para crear controversia. Este disco es inmenso gracias a Ezrin y pone de manifiesto el salto cualitativo con respecto a “Dressed to Kill” y el ligero bajón con respecto a “Rock & Roll Over” (un disco con una clara orientación rockera). También le aporta a Criss su momento de gloria con “Beth”, perfecta para su tipo de voz.

    Por último, y lo que en definitiva refuerza su condición como mejor disco de KISS, es su maravillosa portada; personalmente entre las 10 mejores de la historia del Rock. Define en todo su explendor la iconografía KISS, idealizándola y mitificándola.

    KISS se convertían en la banda más caliente del planeta. “King Of The Night Time World” (y del Merchadising…)

    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK.
      Lo de no haber oido estas demos tiene una fácil solución , ya que puedes encontrarlas en incontables páginas web. Yo no recuerdo exactamente donde las conseguí, pero lo que sí es seguro es que fue en la red.
      Coincido contigo, y seguramente con muchos visitantes del blog, en considerar a este como uno de sus mejores discos de cualquier época, y no digo que es el mejor porque ahí están “Rock ‘n roll over” (también citado por tí), “Love gun” o “Unmasked” que es mi debilidad personal. En cualquier caso, “Destroyer” es uno de esos discos que llevan a pensar en él como un “grandes éxitos”. Ni le sobra ni le falta. Créeme si te digo que yo también había pensado que el único reproche que se me ocurre es que Ace Frehley no cante ninguna canción!. Si “Shock me” formase parte de este disco, estaríamos ante un producto sin tacha. Por cierto, permíteme que te diga que esa es precisamente la primera canción que cantó Frehely, pero sale en “Love Gun” , no en “Dinasty” ( no es por ser pejigueras, espero que no te moleste…)
      Al hipotético Top10 que mencionas, yo añadiría “King of thr night time world”, “Flamin’ Youth” y “Do you love me?” y ni en sueños se me ocurriría apartar “Shout It Out Loud”. Es decir la práctica totalidad del disco.
      Lo de Bob Ezrin es muy interesante, personalmente disfruto mucho leyendo o viendo videos donde los productores cuentan curiosidades y trucos de los discos. Hay una serie de DVD, una especie de colección que seguro que conoces que ‘disecciona’ diferentes discos. Los que he visto sonuna maravilla, sobre todo el “British Steell” donde, aparte de entrevistar al grupo, participa Tom Allon, explicand como tenían que hacer los efectos de sonido… una maravilla. Esas entrevistas son casi más interesantes que las que se hacen a los musicos, de hecho la entrevista a Ezrin que se incluye en el dossier es monumental, ya lo verás.
      La portada es muy buena, efectivamente , aunque Ken Kelly su autor, no pudo caer más bajo autoplagiándose con “Fightin’ the world”.

  2. Saludos Miguel

    “Shock Me”, dios mío. Cómo se me ha podido pasar!!!! y eso que revisé antes de apuntar el dato. Pues, va a ser verdad que uno está perdiendo memoria. (No me ha molestado en absoluto; cuando alguien te mete un golazo por la escuadra, sólo cabe aplaudir). Tengo entendido que el tipo estaba tan nervioso a la hora de cantarla (o ensayarla) que lo tuvo que hacer tumbado en el suelo mirando al techo!!!…. Bueno ya te comentaré algo cuando reciba el dossier….

    Por cierto, si al “Destroyer” le sumamos el “Shock Me” ya no necesitaría al “Rock and Roll Over” para ser el mejor disco de Rock de la Historia. También el “Unmasked” es una de mis debilidades como te comenté en el ON STAGE sobre KISS del ’83.

    Es posible que la portada de Manowar sea un tributo de éstos a KISS, y que el dibujante se autoplagió por expreso deseo de la banda. No sé si es que algún miembro de Manowar le encantaba KISS o aquella portada en concreto. Creo haber leído algo al respecto hace muchos años…. pero tampoco te fíes mucho de mi memoria…..

    Lord Pink Flower

    Lord Pink Flower

    • Saludos LORD PINK. Bueno, un lapsus lo tiene cualquiera. Hoy, cuando ya tenía publicada la cronología de “Reign in blood” me di cuenta que todos los ‘Reign’ los había escrito ‘Reing’… Habré leido y escrito esa palabra cientos de veces, ya ves tú…
      Sí, es cierto lo que comentas. Tuvo que cantar tumbado en el suelo de los mismos nervios ¡Space Ace bloqueado por tener que cantar una canción! …el miedo es libre, pero cuesta creer algo así…
      Lo de “Unmasked” por lo que a mí respecta, es una fijación preadolescente. Cada vez que oigo “Torpedo Girl” o “Is that you?” tengo una imagen de la salita de la casa de mi madre en verano, incluso me acuerdo de estar leyendo “Tarde de perros”… Joder, algún dia debería hacérmelo mirar…
      ¿De verdad crees que la portada de MANOWAR es un tributo? No sé… La verdad es que me da la impresión de que lo único que une a MANOWAR y KISS es la iudad de procedencia. Por cierto, el otro dia murió Scott Columbus, el mostachudo batería original… D.e.p.

  3. Hola Lord Pink, Miguel:
    No soy ni tan fanático ni tan conocedor de KISS. Sólo puedo aportar mi visión no tan apasionada. Me gusta el trabajo de Bob Ezrin. Ha sabido entender que KISS es un grupo formado por superhéroes/alienígenas y que sería un pecado no darle esa dimensión al grupo. La intro es una genialidad. Subo a la furgoneta, pongo la radio o la cinta y canturreo el estribillo del “Rock´n´roll all night”. Acierto de genio. Eso es algo que ya hicieran Pink Floyd en el “Atom mother earth”. Tienen un tema de catorce minutos que es la grabación de un tío desayunando, y tan panchos que se quedaron. Otro ejemplo que recuerde es el “River red run”, de los Life of Agony. Estos eran más turbulentos, rollo pshychokiller. Un chaval intenta librarse de la violencia doméstica encerrándose en su habitación y poniendo a los Life of Agony a todo volumen. Suena “God of thunder”, lento y machacante mientras los niños sueltan monosílabos. Otra vez algo muy Pink Floyd, por cierto. Sólo que hay un pequeño problema: el “Destroyer” es del 76, “The Wall” del 79. “Great expectations”. Si no fuera por Bob Ezrin este tema no sonaría ni la mitad de emotivo. Hay sonidos (campanas), instrumentos (pianos) y la coral cantando el estribillo que, o bien Paul Stanley tuvo su momento de suprema inspiración o fue otra persona la que tomó una decisión tan arriesgada. No suena bajo los patrones de KISS, tenéis que reconocerlo. La explosión glam de “Flaming Youth”, lo más parecido a ABBA que yo haya escuchando saliendo de KISS. “Shout it out loud”, ¿quizás el mejor estribillo de toda la producción de KISS?. Tendrían que enviar esta canción al espacio con la esperanza de que la oyeran seres de otros mundos. Creerían que somos perfectos y vivimos en permanente estado de felicidad. El piano, los arreglos y esto se pone serio. “Beth, estoy con el grupo y llegaré tarde a casa”. Aire de Beatles. En directo queda muy freak el look Peter Criss con la seriedad del piano de cola. “¿Me amas?. Te gusta mi limousine y mis tacones de siete pulgadas, pero ¿realmente me amas?”. Esto es rock´n´roll. La despedida con tema oculto es producto de laboratorio. Sonido distorsionado y sampleado de KISS en directo con arengas de Paul Stanley, con el “Great Expectations” de fondo.
    Recuerdo que en el concierto de Brutal Truth, Macabre y Pungent Stench en Ourense el batería de los Brutal se acercó a mi puesto de vinilos y fanzines luciendo un enorme patche de “KISS Army”. En Estados Unidos son toda una institución, gracias a discos como este.
    Dos años más tarde rodaría “KISS meets The Phantom of the park”. Nunca como a finales de los 80 quedó tan evidente que Paul, Ace, Gene y Peter venían de otro planeta para rescatarnos de nuestro aburrimiento.

    • Hola VICTOR. Gracias por ilustrarnos sobre PINK FLOYD una banda que despierta tanta pasión en millones de personas como, debo admitirlo, tan poco interés en mí. A raíz de la versión que VOIVOD hacían de “Astronomy Domine” estuve una temporadilla escuchando el primer disco pero finalmente llegué a la conclusión de que aquello no era para mí. Tú si pareces entender bien al grupo, y de lo que dices deduzco que Bob Ezrin tuvo una enorme importancia en ciertos discos de PINK FLOYD , así que gracias a él dos bandas tan dispares como esas consiguieron un nexo común. Es curioso.
      “Great expectations” fue cosa de Gene Simmons más bien, era un tema descartado que tras innumerables cambios terminó siendo el que conocemos. Efectivamente no suena bajo los patrones KISS, con ese disco dejaron de ser una banda de simple rock and roll para convertirse en el grupo con total capacidad para mimetizarse y convertirse en lo que necesiten en cada momento , saliendo bastante airosos por lo general.
      Creo que excepto punk, han tocado todos los palos posibles.
      Debo decir que me sorprende el desglose que has hecho del disco… En fin, menos mal que no eres muy fan del grupo!
      Es curioso lo que citas del batería de BRUTAL TRUTH, aunque ese caso se repite en Nicke Anderson, alma mater de ENTOMBED y creador de HELLACOPTERS (tienen un tema llamado ‘Paul Stanley’ en el disco “Grande Rock”
      Que por cierto, suena a los KISS de ‘Rock and roll over” por los cuatro costados ). Su banda actual, IMPERIAL STATE ELECTRIC viene a ser como THE BEATLES haciendo canciones de KISS o al revés, si lo prefieres.
      La película… La tengo en inglés y quizá por eso no la he visto, pero desde luego, no se ha ganado los mejores comentarios.

  4. Hombre, Wikipedia sirve para algo. Acabo de leer en la entrada de Bob Ezrin que fue coproductor de “The Wall”, de los Pink Floyd. ¡Qué cabrón, se llevó ideas de discos como el “Destroyer”!. La música no se guarda en cajones separados, sin duda.

  5. Saludos

    Pues vaya tela con lo de Columbus. Ni siquiera sabía que había dejado la banda en Junio. Siempre me encantó su forma de tocar en “Gates Of Valhalla” del “Into Glory Ride” del ’83. Muy épico…. En fin, que descanse en paz….

    Macho, el tiempo pasa, la vida continúa y cada vez tengo más disco de gente muerta!!!.

    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Yo también me llevé una sorpresa y no precisamente grata. Columbus era el que menos posaba y sin embargo parecía el más amenazante, siempre tan serio y con esos bigotes… En fin, es una pena. Descanse en paz allá donde se encuentre.
      ¿Cada vez tienes más discos de gente muerta? Suena como que dejarte un disco a ti es ponerse en lo peor!

  6. Saludos Miguel

    Ey, no es para tanto, hombre. Me refería a que tengo la manía de poner vinilos en un atril que preside mi despacho…. No hace nada puse el “Live in Japan” de Gary Moore y ya estoy poniendo el “Fighting the World” por el pobre Columbus, así que, cada vez tengo más discos (en el atril) de gente muerta!!!!. Pero, aun así, supongo que tienes razón porque hace años que nadie me pasa un disco, jeje…

    Me ha gustado el comentario de Víctor PRAP’s, sobre todo siendo un “no apasionado”. A mí también me encantan Pink Floyd aunque me pierdo en su época más psicodélica…

    Lord Pink Flower

    • LORD PINK. ja,ja lo suponía hombre. Es simplemente que las palabras a veces tienen ese curioso don de cambiar el sentido de una frase por completo, y más en este medio, que no tiene una respuesta inmediata.

  7. Hola Miguel:
    Gracias por el estupendo dossier. Creo que hay que detenerse y analizar seriamente la prensa musical de este país. Cito (pag 25 del Popular 1 de julio del año 75): ”Un homosexual, un gato, un diablo y un ente espacial”. No, no es el inicio de un chiste de Arévalo, es la descripción de los componentes de KISS. Ni lo sé ni me importa, pero ¿alguien con una estrella dibujada es un “homosexual”?. Sigo: “Rock y violencia envueltos en la salvaje presencia de cuatro “transformes” de la decadencia musical americana”. Empiezo a creer que alguno de los censores del tardofranquismo se recicló en crítico musical.
    Si, he escuchado todo lo de Pink Floyd. Tengo la caja “Oh, by the way” con los 14 discos oficiales y puedo decirte, Miguel, que la peor manera de empezar a escuchar a Pink Floyd es con el “The piper at the gates of dawn”, salvo que seas consumidor habitual de LSD. Es un tópico, pero dales otra oportunidad con “The Wall” o “Dark side of the moon”. Ahí descubrirás la extraña conexión entre el “Destroyer” y la banda de rock progresivo por excelencia.
    Dejo una pregunta en el aire: ¿Es “Rock and roll over” el disco más punk de KISS?. Es que ya he escuchado/leído a gente de la escena hardcore/punk decir que es su disco favorito de los KISS, y realmente la producción es muy cruda, espontánea, directa.

    • Hola VICTOR. Disculpo al periodista que firmaba el reportaje de KISS (que era el histórico Jordi Serra i Fabra) en la medida que estaba presentando a unos completos desconocidos en España como eran KISS. Supongo que se dejaría llevar por las hojas informativas porque, dime la verdad, ¿tu asociarías a Ace Frehley a ‘un ente espacial’ así por las buenas? . Y lo de Paul Stanley, pues supongo que su aspecto ambiguo invitaría al periodista a calificarlo de homosexual… Esos morritos rojos, seguramente le habrán traído algún problema a Mr. Stanley. Además ten en cuenta que hablamos de 1975. En cualquier caso, si te he de ser sincero, casi prefiero eso que el “hey troncos y pibitas” de la heavy rock ochentera. Lo de PINK FLOYD, pues voy a hacerte caso lo intentaré con “The Wall”, al menos conozco un par de canciones.
      “Rock and roll over” es un disco de rock, no sé qué manía les da a los punkrockers de llevar a su terreno lo que no les ‘pertenece’. He llegado a leer que TWISTED SISTER e incluso BLUE OYSTER CULT (¡BLUE OYSTER CULT!) hacían punkrock. A este paso URIAH HEEP también serán punk y Ritchie Blackmore un imitador de Johnny Thunders. En serio, que KISS guste en el mundillo punk me resulta incomprensible, y no pasa de la fijación por lo kitch .

  8. Saludos

    En relación a lo apuntado por el compañero Víctor PRAPs en referencia a la poca o nula profesionalidad del periodismo musical de la época, sólo me cabe añadir que independientemente de ésto supongo que algo tendrá que ver que en verano del ’75 seguíamos viviendo en época franquista, con el dictador empezando a morirse por fin y con un país cada vez más presionado por la opinión política internacional. Es muy complicado no estar influenciado y ser muy pero que muy progresista para no caer en la tentación de ver a Stanley como un “desviado”: algo muy propio de la época.

    En relación a Pink Floyd (entiendo que no aparecerán premiados con un post propio) apuntar que mi preferido es el “Wish You Were Here” del ’75 y el “Division Bell” del ’94. El primero por su sonido “espacial” de otro planeta y por tener la que personalmente es LA MEJOR CANCIÓN DE LA HISTORIA DE LA MÚSICA: “Shine On You Crazy Diamond”; el segundo, por ser la “perfección hecho disco”.

    Tengo la 1ª edición de la maravillosa caja “Shine On” (bueno, el compañero Víctor PRAPs, que es fana, sabe a lo que me refiero) y oír el recopilatorio de los singles de la primera época con Barrett o el “Sauceful of Secret” es harto imposible si no estás “volado” temporal o constantemente. Te recomendaría, como el compañero Víctor PRAPs, cualquiera a partir del “Dark Side Of The Moon” en adelante (especialmente mis preferidos), y a éste, una banda alemana llamada ELOY cuyo album “Silent Cries and Mighty Echos” del ’78 es una maravilla del Space Rock.

    Referente a KISS y su relación con el Punk, no puedo apuntar mucho ya que este mundo se me escapa totalmente, pero sí estoy de acuerdo con que la producción de Kramer es más cruda y rockera. Con Ezrin este disco hubiese sido totalmente diferente, pero supongo que KISS buscaban el perfecto disco de Rock & Roll

    Anécdota freaky: En 1995 salió el concierto “P.U.L.S.E.” de Pink Floyd que en su primera edición era un “Digibook” con su correspondiente “slipcase”. En el lomo de dicho slipcase sobresalía un led que hacía parpadear una luz roja. El ritmo de esta luz se supone que representaba el pulso (de ahí el nombre del disco) de un corazón en estado de relajación. El led venía alimentado por la típica pila pequeña (AA LR6 1,5V) que si no retirabas a tiempo cuando se agotaba emanaba los ácidos de turno.

    Ahh! la anécdota viene porque este freaky lleva desde 1995 reemplazando la pila, jejeje

    Lord Pink Flower

  9. Hola Lord Pink:
    Lo de la pila es muy bueno. Va, yo también hago otra confesión vergonzante. Hay una pequeña broma familiar que hago con mi crío de tres años. Yo le digo, “¡Víctor, tú y yo somos…!” y él responde “¡Jevis!” con la mano haciendo cuernos al más clásico estilo Dio acompañado de pose y gritito. Esto ya lo he comentado. Hasta aquí todo bien. El martes nos citan a los padres en la guardería para una reunión. La directora, en su charla, nos da una serie de consejos para educarlos. Uno de ellos es: “¡Cuidado con lo que les enseñamos en casa, que lo reproducen en la calle!”. Como despedida nos ponen un video casero con fotos de los críos. En una de ellas Víctor aparece disfrazado de Mickey Mouse, muy a lo Peter Criss, mirando a cámara con la boca abierta y haciendo los cuernos con la mano. Todo el mundo quedó alucinando. Mi mujer no me pegó de milagro. Creo que en casos como este, la violencia doméstica “mujer pega a hombre” estaría justificada.
    Pertenecemos a una extraña raza y el mundo en ocasiones no está adaptado a nuestras particularidades. Es como si fuéramos zurdos o midiéramos dos metros y medio. Supongo que ser jevi es como padecer una minusvalía. Ahora estamos mirando de cambiar los muebles de la habitación donde guardamos libros y música. Al de la mueblería le cuesta entender que haya personas que tengan 1500 cds y que aspiren a doblar esa cifra. Creo que hasta intenta sanar mi enfermedad sugiriéndome que no siga comprando esas cajas de plástico con la rosca dentro, por no decir que de manera subliminal da a entender que debo ser el último gilipollas que no descarga música. Lo digo por los chistecillos y risitas cargantes.
    Miguel, te sugiero lo siguiente. Tarde de verano, sólo en casa (si eso es posible), habitación totalmente a oscuras, volumen medio, no alto, en el equipo de música, pon el “Dark side of the moon” desde el inicio, la mente en blanco, y hasta el final. Si consigues que no te de un infarto cuando suenan los pasos en “Breathe”, prueba superada. Si sueltas la lagrimita en “The great gig in the sky” es que “hay comunicación” (Barón Rojo dixit). Descarga y visiona el documental de la BBC, es una gran guía para sacarle el jugo al disco.
    Lo siento, Lord Pink, discrepo. “Division Bell” no me acaba de entrar. Pink Floyd sin Roger Waters es como Deep Purple sin Blackmore, por poner un ejemplo. Han perdido demasiado tiempo intentando superar rencillas y en el camino se quedó Richard Wright. Cuestión de “Money”, como ellos cantaban. Miguel, mi apuesta es la siguiente: Carlos de Castro acaba hasta los mismísimos de Sherpa y le estampa la guitarra en el último bolo, con fecha a determinar.

    • Hola VICTOR y compañía. Mis disculpas por tardar en colgar esto. Comienzan los desplazamientos pueblo-casa y viceversa previos a la temporada estival, que por cierto cada vez me gusta menos. Por lo que a mí respecta, tomo nota de la sugerencia PINK FLOYD, será todo un reto que a día de hoy no me veo capaz de superar pero quien sabe… tal vez me sirva para descubrir un mundo que debía haber visitado hace mucho. YA que hablas de los crios, ayer estaba la pequeña mia de cinco años cantando una canción en zanglés (inglés de niña de cinco años, bastante parecido al mio) mientras jugaba.El caso es qeu la canción me sonaba un montón, venga a darle vueltas hasta que al final caí en la cuenta, era “American Society” de L7. Donita Sparks ¡que gran influencia para la infancia!

  10. Saludos Víctor PRAPs

    Primeramente disculparme ante el compañero Miguel.Asturias por redirigir hacia otros “lares” el objeto de este post. En segundo lugar, aprovechar para ofrecerte mi diseño (gratis) del mueble que mandé a hacer para los CDs por unos 300€. Si quieres, incluso te lo puedo personalizar atendiendo a los parámetros de: metros lineales, altura de pared y números de CDs a ubicar.

    Referente a lo apuntado por el compañero Víctor PRAPs, entiendo perfectamente que los seguidores de toda la vida de Pink Floyd no les llene mucho el “Division Bell”. Supongo que para todo aquel que haya crecido oyendo “Dark Side” o “The Wall”, el “Division” le pueda parecer algo muy distinto; pero es que es distinto.

    Para mí “Division Bell” es la “Gilmour-ización” de Pink Floyd, de hecho su último disco en solitario “On an Island” es Pink Floyd de categoría “Division”. Tanto en los conciertos “Delicate” como en “P.U.L.S.E.” se “Gilmour-izan” los clásicos de Pink Floyd. Esto es lo que no perdonan los seguidores más ortodoxos. Personalmente, prefiero los Pink Floyd más “Gilmour-izados” que los “Waters-rizados”.

    Me aburren los discos en solitario de Waters; del mismo modo que lo hace por ejemplo el paupérrimo “The Final Cut”. Su música (la de Waters) abusa de sus paranoias y doctrinas socio-políticas. También hay que recordar que Waters estaba convencido de que él era Pink Floyd y el resto de la banda sus músicos. De hecho, creo que ni Wright, ni Mason tocaron con él en solitario (aunque este dato no lo tengo del todo corroborado). Además, Supongo que el problema se agudizó con “The Wall” y su fantástica acogida: Como disco conceptual es una obra maestra y su puesta en escena es increíble, pero no me cabe ninguna duda de que si al primer disco le quitas “Another Brick on the Wall” y lo ubicas en el segundo, el primero sobra (lamento la herejía, pero es lo que pienso).

    “The Wall” como toma de contacto con Pink Floyd se hace pesado (a no ser que te centres en su fantástico segundo disco); del mismo modo que “Division Bell” no son los auténticos Pink Floyd (como tampoco lo son sus discos psicodélicos). Quizás por eso mi preferido sea “Wish You Were Here”: No es excesivamente largo, no está monopolizado por ninguna de sus bicefalias, tiene una producción magnífica, mejor canción del rock y mejor ejemplo de “Space Rock”.

    Esta controversia The Wall Vs Division, o la polaridad Waters Vs Gilmour me recuerda a la acontecida en Genesis entre Collins Vs Gabriel, o “We Can’t Dance” Vs “Selling England”: Hay quien prefiere los primeros discos con Gabriel y los que, como yo, prefieren los de Collins. Independientemente de ésto, de lo que no cabe ninguna duda es de la calidad sonora, la producción del “Division” y de que es la mejor obra de la tercera etapa de Pink Floyd.

    Por otra parte, estoy de acuerdo con que Purple sin Blackmore… nanay de la China, dejándonos discos bastante pobres y mediocres pero Floyd sin Waters han sabido hacer música con una calidad sonora insuperable, una base sólida y una ambientación única en este planeta.

    Lord Pink Flower

    • Hola LORD PINK. Solo apuntar que no hay el menor problema. Resulta muy intructivo y estimulante así que está bien. No faltaría más. Este blog es tan tuyo como mio o como de cualqueira que escriba en él. Yo simplemente propongo los temas, si luego se amplían y desvían pues así son las conversaciones…

  11. Hola Lord Pink:
    En primer lugar, disculpas por el retraso en la respuesta. Me justifico con que en Semana Santa estuve de vacaciones en La Coruña con la familia en su sentido más amplio: niño, Marta y mi madre.
    Lo siento, pero no comparto tu opinión aunque la respeto por que en el fondo es cuestión de gustos. Syd Barret era el amo y señor desde el punto creativo y el resto eran sus lacayos. “The piper at the gates of dawn” ha envejecido muy mal porque es una obra hija de su tiempo y muy localista. La psicodelia británica era un rollo muy de niños pijos en tugurios oscuros, más claustrofóbica que la yanqui. Cuando descubren que la genialidad de Barret no era tal sino que estaba loco (abuso de LSD), Pink Floyd se quedaron huérfanos. ¿Y ahora qué coño hacemos?. “A sacerful of secrets” es un disco lleno de dudas, dispara a todos lados sin saber a qué. Roger Waters agarra el toro por los cuernos, transmite el mensaje de que pueden hacerlo y se lanza a ello. No olvidemos que ellos mismos confiesan que no eran grandes instrumentistas. La parte solista de Roger Waters en “Ummagumma” queda muy chachi y experimental pero es que el tío no quiso arriesgarse a quedar en ridículo con un solo de bajo en una época en la que había un nivel altísimo. Y poco a poco van creando sus estructuras, estableciendo su lenguaje, experimentando y logrando comunicar a su generación el sentimiento de fracaso que se vivía en los 70 en Gran Bretaña. Los Emerson, Lake & Palmer eran infinitamente mejores músicos pero resultaron demasiado petulantes, Yes eran infinitamente mejores músicos pero se perdieron en su batalla por batir el récords Guinnes de la canción más larga. Estoy convencido que si en los 70 hubiera un formato que permitiera canciones de 50 minutos, ellos harían temas de 50 minutos. Y en esto que el grupo, en su punto de máxima compenetración, crea “Dark side of the moon”. Hay una magnífica campaña de marketing en los USA, es indiscutible, pero el disco tiene un enorme éxito de ventas. Es una obra compleja, llena de trucos, con mucha leyenda, que puedes disfrutar en tu habitación a oscuras (sugerencia ya realizada) o en un estadio con 50.000 personas rodeándote. Es un disco pesimista, duro, pero lleno de pasión. Una anécdota: “Money” empieza en compás 7/8, con el saxo de Dick Parry. David Gilmour dice que no es capaz de hacer un solo con ese compás y cambian el tema al clásico 4/4. Eso no es precisamente virtuosismo. “Wish you where here” sigue con la nostalgia por la pérdida de Syd Barret, enorme disco, se pierden un poco en “Animals” y llega “The Wall”. Lo siento, me gusta y mucho. Me parece, además, un trabajo con un sonido muy duro. Es verdad, es una obra personal de Roger Waters sobre la muerte de su padre en la Segunda Guerra Mundial. Él decide, el resto ejecuta. No supera el trauma e insiste en “The Final Cut”. Lo que sigue son intentos por prolongar la rentabilidad de la marca Pink Floyd en discos en los que, por ejemplo, Richard Wright no puede aparecer como miembro del grupo del que llevaba formando parte desde hace un cuarto de siglo. Eso es otro Pink Floyd, más aburguesado, menos arriesgado, y me gusta menos. No estoy diciendo que sea peor. No puedo decir tal cosa, ni yo ni nadie.
    Si coincidimos en algo. Los discos que conozco de Roger Waters en solitario rozan la broma pesada. Para un programa de medicina de la BBC compuso un disco con sonidos del cuerpo humano. Si, incluye canciones hechas a base de eructos y pedos. En su día Pink Floyd quisieron editar un disco en el que nadie tocaría instrumentos musicales. Todo a base de cuchillos, pompas de jabón o golpes en trozos de madera, por ejemplo. Por fortuna, todo se quedó en nada. El “Metal Machine” de Lou Reed es una mierda llena de ruido que muchos fans consideran una obra maestra. De eso hablaban La Polla Records en “Soy una estrella de rock”.

    Si has llegado hasta aquí, gracias. Si me puedes enviar ese diseño de mueble de cd´s a victorjdominguez@latinmail.com, mil gracias

  12. Saludos Víctor

    Me da problemas el correo que me has adjuntado. Mañana lo volveré a intentar. Por favor, revísalo si es posible. Si no te lo podría enviar a través del compañero Miguel si él da su consentimiento.

    Lord Pink Flower

  13. Hola Lord PInk:
    OK, ¡Recibido!. Un montón de gracias. Lo tendré en cuenta para el cambio de habitación. La primera vez que mi suegro vio los 1000 y pico cds juntos, mi mujer le preguntó: “¿Papá, que te parece?”. Y él con esa retranca de gallego auténtico respondió (traduzco al castellano): “Y una vez que has escuchado el cd, ¿por qué no lo tiras?”. ¡Qué cabrón!. Por cosas como esta lo admiro.

  14. Es curioso mi relación con éste disco: A pesar de que todo el mundo dice que es el mejor, a mí me parece muy bueno, pero eso es todo. Tiene 4 ó 5 canciones inmensas, la cara A es perfecta (cuando había caras A’s), pero asimismo tiene las dos canciones que más odio de Kiss: Beth y Great Expectations. Es que no puedo con ellas. No entiendo ni entenderé la adoración colectiva que todo el mundo muestra por esa canción, Beth. Es ridícula. Pero lo respeto. En fin, repito, el disco es cojonudo, pero paradojicamente tiene las dos mayores cagarrutas de su carrera, siempre según mi opinión, ¿eh?. Saludos a tod@s!!!!!!!!!!!

    • Hola FERNANDO.
      Vaya, como dijo no se quien , las opiniones son como los ombligos: todo el mundo tiene uno. No sé si “Destroyer” es el mejor dico de KISS, pero es uno delos mejores sin duda. Al hecho de que sus canciones son magistrales, hay que sumar la situación del grupo. Este disco fue un todo o nada y bueno, les salió bastante bien!. Entiendo que “Beth” y “Great Expectations” te puedan parecer ridículas ( bueno, ese calificativo solo se lo aplicas a Beth en realidad). Sí es verdad que son canciones como mínimo extrañas dentro de lo que se supone que ha de ser un grupo como este, pero bueno, les coges el punto y son como “Changes” de BLACK SABBATH o “Dame la oportunidad” de BARON ROJO, canciones que chirrían tanto en el conjunto que al final son las que más molan. En cualquier caso, si disfrutas de todo el disco excepto de esas dos canciones, ya es algo, aunque teniendo en cuenta que es uun álbum corto de por sí, es como si tuvieses un maxisingle o poco más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s