Articulos

PHIL LYNOTT, Vagabond, Warrior and King…  

  Llevo una temporada re-enganchado a  THIN LIZZY…  que maravilla de grupo. Verdaderamente no hay muchas bandas que sepan trasmitir sensaciones con tanta fidelidad como ellos lo hacían en sus canciones. En su día escucharlos me sirvió para escribir este reportajillo que apareció en la revista THIS IS ROCK y que disfruté mucho haciendo, buscando datos, contrastando, bueno, ese tipo de cosas. Espero de todo corazón que disfrutéis tanto leéndolo como yo disfruté escribiendolo.

  

El cuatro de enero de 1986 terminaba la agonía de Philip Parris Lynott, a quien encontraron inconsciente en su casa victoriana de Londres poco más de una semana antes. Ni los cuidados de su madre en un hospital de Salisbury, ni su fuerte constitución, pudieron evitar que su vida se apagase dejando huérfano al rock and roll, en una historia de excesos tantas veces repetida. Casi veinticinco años después intentaré rendir un humilde tributo a un personaje clave, cuya carrera tiene algunos de los momentos más bellos, sinceros y emotivos de la historia del rock…  

Los primeros años de Phil no debieron ser un lecho de rosas a juzgar por lo que dicen muchas de las letras de sus canciones. Basta pensar en que nació como hijo ilegítimo de padre brasileño negro (que no tardó en desaparecer) en la Irlanda católica de mediados del pasado siglo para hacerse una idea. Su madre, Philomena Lynott se vio obligada a dejar a Phil en manos de tíos y abuelos, en especial su abuela Sarah, para poder trabajar y salir adelante. Una historia de vidas corrientes, con sus tristezas y miserias que nuestro héroe combatía con su gran pasión, la música.  

Siendo casi un niño ya había pasado por un montón de bandas, como The Black Eagles, un quinteto donde él cantaba. De vez en cuando abrían los shows de grupos más o menos grandes, y aparte tenían un local fijo en Dublín donde tocaban cuatro veces por semana.  

  

Allí coincidieron Mod & Cave Dwellers cuyo batería, Brian Downey, fue fichado por Lynott para su grupo.Cuando The Black Eagles desaparecieron, Phil aún no tenía dieciocho años, así que su abuela Sarah le obligó a ingresar como aprendiz en un colegio de formación profesional, pero nuestro hombre no estaba hecho para la mecánica, y abandonó al cumplir la mayoría de edad para formar parte de Kama Sutra, un grupo con cierto prestigio en la escena beat de Dublín. Lo cierto es que él estaba más interesado en el sonido blues, así que cuando Brendan Shields le propuso unirse a su banda Skid Row no se lo pensó dos veces. Brendan no solo le quería a él como cantante, si no que pidió a Phil que se trajese a Downey para tocar la batería junto a él y un guitarrista llamado Gary Moore. Finalmente la formación no cuajó y tanto Lynott como Downey desaparecen cada uno por su lado, aunque no tardarían en volver a estar juntos en otro grupo llamado Orphanage.  

EL NACIMIENTO DE UN MITO 

La primera encarnación de THIN LIZZY

La historia de Orphanage consistía en pudrirse en el local de ensayo y actuar en pubs para sacar alguna libra extra, sin embargo los calendarios lucían las últimas hojas de 1969, cuando las vidas de Lynott y Downey cambiaron para siempre. Fue una de tantas noches en el famoso Countdown Club de Dublín cuando un guitarrista de Belfast llamado Eric Bell se acercó a Downey.  

 Bell había quedado impresionado por la solidez de la base rítmica del grupo (Phil ya tocaba el bajo además de cantar) y les propuso formar un trío. El background del rubio guitarrista incluía haber formado parte de los Them de Van Morrison, de manera que aceptaron y el cinco de marzo de 1970, en el mismo Countdown Club nace la leyenda: Thin Lizzy debutan en directo.  

En los primeros meses llevaban el apoyo de un teclista llamado Eric Wexen, pero decidieron prescindir de sus servicios y quedar en un formato más reducido, quién sabe si para evitar gastos en aquellos momentos tan duros. Las cosas eran tan difíciles que a menudo Lynott y Eric actuaban con sus guitarras como dúo acústico, en esos bares donde los rudos obreros irlandeses quieren tomarse sus pintas de Guinness con tranquilidad. Incluso llegaron a tocar por las terrazas de Grafton Street, haciendo canciones de Simon & Garfunkel o Dylan para los turistas, mientras vivían en casas hacinados junto a otros jóvenes en plan comuna. Su suerte no cambiará ni con la edición de un primer single, ‘The Farmer’ (Parlophone, 1970), ni con su brillante debut para Decca, ‘Thin Lizzy’ (1971), y tuvieron que ir resistiendo concierto a concierto y disco a disco hasta que el éxito llamó a su puerta del modo más inesperado.  

  

Chris O’Donnell era el nuevo manager del grupo y fue él quien insistió para que grabasen una canción tradicional irlandesa llamada ‘Whiskey In The Jar’ 

El single que lo cambió todo

como cara B un single para promocionar el tour en que abrirían para Slade. Ellos solían tocar aquella canción un poco en plan de broma, para relajar al final de los ensayos, pero O’Donnell vio el potencial de la combinación entre la raíz celta y los riffs de Eric Bell y no sólo les instó a grabarla, si no que la editó como cara A, poniendo a Thin Lizzy en lo alto de las listas irlandesas e incluso en el nº6 de las inglesas. 

Todo ello trajo sus consecuencias. Por un lado Thin Lizzy tenían una presencia constante en las emisoras y los shows eran cada vez más abundantes, pero a aquellas alturas Phil Lynott se había convertido en el capitán de la nave, y los aires no soplaban en la dirección que Eric Bell buscaba cuando creó al grupo, de manera que decidió dejarlo.  

LOS AÑOS DE ORO  

Con Phil al mando, la banda pasó por cambios, tanto en el sonido como en el concepto que como grupo habían tenido hasta entonces. Eric Bell era a Thin Lizzy lo que Uli Jon Roth a Scorpions, es decir, un músico forjado en la vieja escuela a base de jam sessions e improvisaciones interminables cuyos horizontes se ceñían exclusivamente a lo musical. De alguna manera el éxito parecía asustarle. Todo lo contrario ocurría con Lynott, un animal de escenario con un concepto del rock más glamouroso y visual, que parecía querer hacer de Thin Lizzy la proyección de su innata elegancia y estilo.  

LA formación clásica.Robertson, Downey, Philo y Gorham.

Los nuevos Lizzy tendrían dos guitarras en escena, un jovencísimo fan de Glasgow llamado Brian Robertson que entró en la banda con diecisiete años y un “soldier of fortune” procedente de California conocido por Scott Gorham. Ambos aportaron, aunque no de manera inmediata, el sonido que Phil buscaba: melódico, compacto, armónico y agresivo. Algo sencillamente perfecto, que se mantuvo casi invariable y como seña de identidad hasta el final del grupo, a pesar de los cambios de personal. 

 Durante aquellos años Lynott gozó de su mayor esplendor tanto como músico y cantante, como compositor y letrista, donde brilló especialmente en tres terrenos: el autobiográfico, el romántico y el político-social. El primero está reflejado a lo largo de continuos guiños en los que nos abre su corazón relatando, unas veces de modo casi imperceptible y otras totalmente directo, experiencias, reflexiones y, en definitiva, pedazos de su vida descritos en momentos como ‘Cowboy Song’ o ‘Got To Give It Up’. El campo romántico era algo que Phil también dominaba a la perfección, pero donde otros escribían letras cursis y previsibles, él daba un tratamiento muy personal, incluso crudo en ocasiones, lo que hacía de letras como la de ‘That Woman’s Gonna Break Your Heart’ o la archiconocida ‘Don’t Believe A Word’ algo muy especial. Por último, los temas sociales e históricos también tienen un gran reflejo en sus textos; dejó ver su amor y preocupación por Irlanda en incontables ocasiones, y a menudo reflexionaba sobre la injusticia, bien de forma solapada como en ‘King’s Vengeance’, o bien directo y a la cabeza, como en ‘Massacre’.En 1974 escribió un libro de poemas titulado “Songs For While I’m Away“, que según sus palabras iba a tener un segundo volumen del que ya tenía el nombre (“Fatalistic Attittude“), pero que jamás vio la luz. También participó en una colección de relatos cortos titulada “The Roady” y se publicaron dos libros que recopilaban las letras de sus canciones, uno titulado “Philip” editado en 1977 y otro que salió dos años después bajo el nombre de “A Collected Works of Philip Lynott“.   

Eran años en que la sensibilidad equilibraba su lado más salvaje, aunque finalmente la balanza cayó del lado equivocado.   

LA VIDA EN EL FILO   

Si bien Lynott podía presumir de una creatividad de hierro, como acabamos de ver, no puede decirse lo mismo ni de su estabilidad personal ni de su salud, que se iba deteriorando progresivamente. Ya en 1976 una hepatitis le obligó a ingresar en un hospital de Manchester, cancelando una gira por Estados Unidos junto a Rainbow, pero el paso del tiempo acentuó los problemas y a finales de la década el deterioro era patente. Basta decir que en plena grabación de ‘Black Rose’, que tuvo lugar en París en 1979, estuvo sin poder salir de la habitación del hotel durante casi una semana. Los conciertos comenzaban a ser irregulares en la nueva década, dependiendo del estado de Phil Lynott, que estaba metido en una rueda que consistía en un montón de drogas en las fiestas tras los conciertos, y un montón de tranquilizantes para descansar antes del siguiente show, tras el cual se repetía la historia, un día y otro día.   

Cartel del último show de THIN LIZZY

Lógicamente todo esto afectaba a su carácter. Los problemas de ego acabaron con la huida de varios músicos, y era habitual que Lynott perdiese los papeles, aunque es de justicia decir que los trapos sucios se lavaban en

 casa. Eran los técnicos, roadies y compañeros de banda los que pagaban el pato, ya que Phil siguió siendo un caballero y mostrando un total respeto por sus fans (o “supporters” como a él le gustaba llamarlos), recibiéndoles en su camerino tras los conciertos y compartiendo su tiempo con ellos como siempre había hecho.   

 Esa fue la situación que marcó el viaje hacia el inevitable final de Thin Lizzy. Las ventas del grupo eran notables, pero el ritmo de vida de la banda había generado una deuda abismal, que hizo que managers y directivos cerrasen el grifo. Era el momento para grabar un álbum y hacer una gira de despedida que saldase el déficit e hiciese posible al menos, encarar el futuro sin números rojos. El 4 de septiembre de 1983 en el Zeppelin Field de Nuremberg, Thin Lizzy actuaba por última vez con Phil Lynott al frente.   

LA CAÍDA AL POZO   

Managers y compañía se habían encargado de enterrar al grupo de Phil, que veía como todo empezaba a caer a su alrededor. Intentó seguir adelante bajo otro nombre pero Scott Gorham, totalmente enganchado a la heroína, decidió desaparecer para salvar su vida, Brian Downey estaba agotado y en una penosa situación económica, por lo que tuvo que decir no por primera vez tras casi quince años al lado de Phil, y John Sykes eligió una millonaria oferta de Whitesnake por encima del incierto futuro junto a Lynott. Su esposa, Carolina Crowler terminó de darle la puntilla cuando se divorció de él, quedándose con la custodia de Sarah y Cathleen, sus dos pequeñas y partiendo a Phil por la mitad.   

Se abría una brecha en su vida, que a pesar de todo estaba decidido a superar montando otra banda con viejos amigos. Su nombre era Grand Slam y la calidad de su propuesta más que aceptable, pero incapaz de conseguir un contrato, tuvo que tirar la toalla.   

Aún en un momento tan desesperado, mantuvo intacta su creatividad y pasión por la música, lo que le valió que su antiguo manager Chris Robinson volviese a trabajar para él consiguiendo que Polydor le editase un single como artista en solitario. ‘Nineteen’ era el principio de un nuevo intento, que se acompañaba con su colaboración en el álbum ‘Run For Cover’ de Gary Moore, con quien también grabó ‘Out In The Fields’, el famoso EP de las casacas rojas. ¿Era un nuevo comienzo? ¿La luz al final del tunel? No, y él lo sabía. Las últimas semanas de 1985 las pasó encerrado en casa, con continuos vómitos, y solo fue capaz de recuperarse para recibir la visita de su madre y sus dos hijas el día de Navidad. Aquella misma noche le encontraron tirado en su habitación sin conocimiento, y del resto ya hemos hablado. Su funeral tuvo lugar el 9 de enero, en la iglesia de St. Elizabeth de Richmond, y dos días después fue enterrado en el cementerio de St. Fintan en Sutton.   

Nuestro héroe en Valladolid, como un Labordeta cualquiera!

Cuentan que cuando Brian Robertson recibió la noticia, perdió el conocimiento. Si un tipo tan duro como él, que por fuerza tenía que esperar algo así se desmayó, queda más que claro lo traumático que fue para el resto de la comunidad rockera, y, sobre todo, para el público. Phil siempre caminó en el filo, pero no por esperada que fuese su muerte fue menos llorada. Su talento, su magnetismo y su sensibilidad, además de su legado creativo, permanecen en la memoria de todos nosotros, muy por encima de morbosas historias sobre su lado oscuro. No podremos hoy depositar nuestros fetiches en su tumba, pero es un buen momento para que ‘Jailbreak’ empiece a dar vueltas en el equipo… The Boy Is Back In Town!!!   

Miguel.Asturias

Anuncios

27 pensamientos en “Articulos

  1. Yo también llevo un tiempo reenganchado a Lizzy (aunque mis periodos de desenganche no suelen durar mucho), especialemente a Johnny The Fox.
    Es curioso ver esa foto de Robbo con una camiseta de Bowie.
    Por cierto, recuerdo que se colgó en la página una crónica devastadora (por lo negativo) de un concierto de la gira del Thunder & Lightning, creo que fue José Mª Vidal del Popu.

    • EVIL ELVIS. Sí, es difícil separarse de Lynott y sus amigos durante mucho tiempo. Hay muchas referencias en el día a día que te llevan a acordarte de alguna de sus canciones…’Jailbreak’, ‘I’ve got to give it up’… hace algun tiempo en el trabajo tenía que ir todos losmeses a los picos de Europa, una zona maravillosa de Asturias, en lamontaña más montañosa, y siempre que llegaba ponía ‘Emerald’, entre las montañas, la bruma y esa canción sonodo era como vivir un video clip.
      Lo de Robbo, pues sí que es curioso, no me había fijado. En fin ¿Has visto la película de ANVIL? sale durante unos segundos y joder, da miedo el aspecto que tiene. Parece que stá jodido, el caso es que luego ves otras fotos actuale sy no está tan mal… es como Michael Schenker… tendrá sus días.
      La reseña del show que comentas es de Chris Welch, uno e losmayores detractores del Heavy Metal de la prensa musical inglesa. Si lees la reseña de l Reading de 1980, lomismo. EXceptuando Rory Gallagher y GIllan, los demás , desde UFO a IRON MAIDEN pasando por PRAYING MANTIS o SAMSON, los pone a todos a parir. Se nota que el tipo venía de CREAM, CACTUS y rolos así y que se tomo el heavy metal como un ataque personal o algo. En fin, que se joda.

  2. Por desgracia, me introduje en el universo Lizzy muy tarde. Hasta hace escasos 3 o 4 años no había escuchado practicamente nada de ellos.
    Un buen día compré “Renegade”, por probar. La verdad es que no me gustó. Me pareción un disco muy flojo, sin apenas ningún tema destacable, (posteriormente me he dado cuenta de que es su disco más mediocre, con diferencia).
    Así que volví a olvidarme de Thin Lizzy por una buena temporada.
    Hasta que el año pasado, en un feria de vinilos, dí con “jailbreak”. No me pude resistir a ese album desplegable tan guapo y lo compré. Joooodeeer. Cuando llegué a casa y empezó a sonar, !!!la Virgen!!!.

    Y cuando sonaron “Cowboy song” y “Emerald” ya no pude más, creo que me dio un soponcio o algo parecido. ¡¡Que barbaridad de temas!!. Creo que los solos de esas dos canciones son el zénit de los solos del hard-heavy. Son una auténtica obra maestra.

    Desde entonces he ido pillando todo lo que he podido y la verdad es que son una banda ENORME.
    Y el puto Downey, al que no conocía de nada, es uno de los mejores baterías de la historia, de largoooo!!!!.

    • MIKEL. Gracias por escribir… es curioso, tu mensaje podría haberlo escrito yo perfectamente porque coincidimos en casi todo!. Yo tardé lo suyo también en meterme en esa banda, o al menos de comprarme el primer CD, que también en una feria del disco hará unos quince años o así, y que mira tú por donde, fue “Jailbreak”!. Por cierto llevo lustros intentando conseguir el vinilo por ebay y no hay forma ni Dios se deshace de él, pero amigo mio, no me sorprende porque vaya pedazo de obra maestra. Canción tras canción de principio a final…. si es que parece un “Grandes Exitos”. Yo les había conocido con “Thunder & Lightning” que lo compró un amiguete de la calle de la que salió. El chaval trabajaba en una tienda de frutos secos y tenía pasta, así que compraba todos los discos heavys que salían, y ahí estábamos en la tienda y el almacen escuchando música… joder, que recuerdos, como disfrutábamos cada canción.
      En lo que no estoy muy de acuerdo es en que “Renegade” es mediocre… sí es verdad que es un poco oscuro, supongo que Philo a esas alturas ya estaba jodido y eso se reflejaba en su manera de escribir, mucho más pesimista y torturada que lo que hizo en los 70’s. En cualquier caso pues es cuestión d egustos, lo importante es disfrutar cada cual a su manera.
      Brian DOwney… la hostia, ahí si que estoy de acuerdo tio es un maestro, tiene un gusto y una clase tocando como pocos. Junto a Mickey Dee y Dave Lombardo, es mi batería favorito (aunque no tenga nada que ver con los otros dos}.
      Cuidate

  3. A mi también me gusta “Renegade”. Hombre, no es “Bad Reputation”, pero es bueno.
    ¿Qué tal está la biografía Thin Lizzy. La leyenda del rock irlandés de JUAN GÓMEZ GONZÁLEZ?

    • EVIL ELVIS. La biografía que comentas la tenía reseñada enla otra web y supoongo que algún dia la re-subiré pero así por encima te la recomiendo totalmente. Aparte de que tiene mucha información y todo eso, está escrita de una forma original. En vez de ser una biografía cronológica va tocando diferentes partes y enlazándolas para desarrollar la historia de la banda. Está muy bien.

  4. Yo llegué a Thin Lizzy gracias a la colaboración de Phil en la versión musical de Jeff Wayne de La Guerra de los Mundos (impresionante disco, por cierto). Y creo que mi estreno con ellos no pudo ser mejor: Black Rose. De ahí al single Parisienne Walkways también con Gary Moore y al resto de su discografía. La verdad es que hoy en día los tengo un tanto olvidados y no me da por pinchar sus discos; pero todos sabemos que está por rachas (actualmente estoy en plena etapa Marillion, era Fish), y en cualquier momento me re-engancho… Saludos.

    • EDCHARRUA, gracias por escribir, verdaderamente, has tomado un camino bien retorcido, aunque buneo, eso no tiene importancia si lo que te has encontrado al final ha sido a la banda de Philo. Estoy de acuerdo contigo cuando dices que el estreno con “Black Rose” es casi inmejorable. La verdad es que entre 1975 y 1980 estuvieron publicando discos de verdadero escándalo, inalcanzables para cualquier grupo hoy dia.
      Efectivamente, cuanquier momento es bueno para recuperar a ese grupo, es algo que a mi también me ocurre e vez en cuando, que me tiro una temporada sin escuchar una banda y después vuelvo a la carga, descuriendo cosas nuevas y matices desconocidos ne cada canción.

  5. Excelente reseña. Llegué tarde a Lizzy como todos, y sobre todo por la escasa disponibilidad de material de una banda así en un pequeño pueblo de Argentina como el que vivo.
    Antes de la llegada de Internet, las únicas personas que pudieron difundir esta música esta música en mi pueblo eran extranjeros que se habían traído los vinilos bajo el brazo: un irlandés que daba clases en un instituto de inglés y que me grabó toda su colección de Thin Lizzy y Rory Gallagher…gesto desinteresado que se lo agradecí enormemente en su momento…esos cassettes que tienen un valor sentimental enorme para mí, y un australiano amigo de otro amigo, con quien al día de hoy compartimos discos y charlas.
    Renegade puede ser el disco más flojo de la carrera de Lizzy, pero mantiene un nivel muy digno, temas como Hollywood, Renegade, y Pressure will blow son muy buenos. Es cierto que Snowy White fue el guitarrista menos valorado de Lizzy, y no es que fuera malo, pero es que teniendo que afrontar la sombra de gente como Moore y Robertson…”no es moco é pavo”!
    Lo fenomenal de los discos de Lizzy es su tremendo eclecticismo, en vivo eran una máquina arrolladora de hard-rock como lo puede comprobar cualquiera que se haya acercado mínimamente al “Live and Dangerous”, pero en sus discos de estudio una se sorprendía con excelentes canciones de estilos muy diferentes. El problema es que muchas de estas canciones, a pesar de su enorme calidad, no se adaptaban muy bien a al dinámica de un concierto en vivo, y por ello fueron un tanto olvidadas. Pienso en temas como “Running Back”, de Jailbreak, o “Sarah” de Black Rose
    No quiero dejar de comentar que cuando una banda decide cambiar su estilo para adaptarse a la corriente suele perder su personalidad y entregar un producto olvidable. Thin Lizzy se enfrentó a esa disyuntiva a principios de los 80s, cuando el ascenso de Judas o Maiden estableció un nuevo marco a seguir. Pero a diferencia de lo que suele suceder en estos casos, la transición fue exitosa, y con “Thunder and Lighting” firmaron una obra que si bien no está a la altura de Jailbreak o Johnny The Fox es enormemente disfrutable y maravillosa. Además de dar a conocer al mundo la figura de John Sykes, otro gran intérprete de la década del 80 que fue bastante olvidado y que merece mucho mas reconocimiento…el uso de los armónicos en riffs graves que hace por ejemplo Zakk Wylde, tan valorado y apreciado hoy día, es herencia directa del estilo Sykes.

    • Hola ARIEL. Bueno, no creas que en España las cosas eran muy diferentes. Puede que en las ciudades grandes, conseguir el material de THIN LIZZY no fuese difícil, pero en sitios como en el que yo vivo, o lo hacías a través de la venta por coreo o ya podías ir olvidándote. De hecho en las revistas españolas, las primeras referencias al grupo aparecen a partir de 1977, cuando en la banda ya era más grande que la vida. Lo de Rory Gallagher ya es otro asunto, porque de siempre ha tenido mucha presencia en mi país. Otro de los grandes que ya no está con nosotros…
      Cuando hablas de la calidad de Snowy White, estoy totalmente de acuero contigo, aunque pienso que quizá no era el músico que THIN LIZZY necesitaba. Creo que no se le puede reprochar a él el bajón de “Renegade” con respecto a los álbumes de la década anterior, el que fuese él el guitarrista es una coincidencia. Yo insistiría en el hecho de que la situación en la banda era muy mala, con Lynott y Gorham totalmente enganchados y un ambiente muy gris que se reflejo en las canciones el disco.
      También estoy de acuerdo cuando hablas de eclecticismo del grupo, al menos en el estudio. El hambre creativa de esos músicos era tal que les llevó por un camino a veces difícil de entender pero siempre con el denominador común del talento. En ese sentido y salvando las distancias, son perfectamente comparables a QUEEN, mucho menos glamourosos y elitistas, pero igualmente ricos a nivel musical. John Sykes marcó el cierre al desfile de talentos por el grupo. Las firmas que han dado vida a THIN LIZZY son dificilmente superables en una banda con esos años e vida (no valen WHITESNAKE o UFO, claro}..

  6. Que decir de Lynnot y de lo que significa para mí…otro genio deborado por su éxito…el carisma de éste hombre solo es comparado para mí con otros grandes como Dio,Bonn Scott…y el ojo y buén gusto que tenía para reclutar músicos era alucinante. Como dato de lo que admiro a éste hombre es que tengo toda la discografia de Thin Lizzy en vinilo y que desde luego no me voy a perder el sucedaneo o grupo de versiones o lo que coño sea lo que venga en enero…es lo que hay y lo que queda,aunque sea como homenaje a Phil creo que debemos asistir,como he contado alguna vez hasta cuatro veces he tenido la entrada para verlos,con Shykes claro y se han suspendido todas…es como un maleficio….

    • Hola PEDRO MANUEL. No te quepa la menor uda de que si ese sucedaneo o lo que sea que viene en enero lo hiciese cerca de mi casa y no a 500 kilómetros nos veríamos allí. Lo malo es que ese tributo pierda a John Sykes, un tipo que si bien no jugó el papel más destacado en THIN LIZZY (quiero decir que su nivel de participación en la banda es como el de Gary Moore e inferior al de Snowy White} sí aportaba una técnica apabullante y una voz que unida a su carisma y aparente respeto a la figura de Lynnot le hacían perfecto para el puesto. Algún día nos enteraremos de los entresijos que han llevado a su desparición del seno de la banda… supongo. Lo importante, claro está, son las canciones, y con Sykes o sin él “The Boys are back in town”, “The Rocker” y demás siempre estarán ahí.

  7. Por lo que veo coincidís bastante en que “Renegade” es uno de los discos menos afortunados de la banda. Reconozco que “Fighting”, “Jailbreak”, “Bad reputation” o “Black rose” son más “competitivos” pero la cara A (para mí es así) de ese disco es IMBATIBLE !!!!!!!!!!!!! “Angel of death” (de lo más epico-heavy creado por Phil con los teclados onda Tony Carey de D. Wharton), “Renegade” (coño, pero si parecen los Dire Straits haciendo hard rock !!!!!!!!) “The pressure will blow” con un riff inspirado en “Jailbreak” y “Leave this town” (Boogie rock a toda hostia).

    Mención aparte para “Hollywood”, para mi de sus cinco mejores canciones, y que en el directo “Live life” me produce escalofrios, de hecho estoy escuchando el disco en este momento y se me ha puesto, como dice un señor holandes que vive en Barna, “gallina de piel” !!!!!!!!!

    • Hey Glenn, perdona por tardar tanto en colgar los comentarios, pero no doy más de mi. Yo diría que a ese disco le pasa lo mismo que a “Point of entry” de JUDAS PRIEST, es decir, salió entre dos totem del rock duro y claro, siempre se hacen comparaciones. En el caso de JUDAS PRIEST, se tiende a ver ese disco como la continuación de “British Steel” y el previo a “Screaming for vengueance”… y en el caso de THIN LIZZY, como la sucesión entre “Chinatown” y “Thunder and lightning”, así que parece perfectamente comprensible que tanto “Renegade” como “P.O.E.” queden un poco desubicados. Por lo demás, el disco es una delicia y sigue la estela de la variedad creativa, aunque como dije en algun otro post, un tanto oscura. Sobre “Hollywood” totalmente de acuerdo, es uno de los grandísimos temas el grupo. Mi único problema con él es que lo conocí en el disco en directo y desde entonces, cada vez que escucho el álbum “Renegade” espero inconscientemente a que después del tema título entre “Hollywood”, son dos canciones hechas para estar unidas.

  8. En Ourense Thin Lizzy son los dioses del hardrock. Chaly, el bajista de Los Suaves, es un fanático de la banda. La letra de “¿Sabes, Phil Lynott murió?” es un muy sincero homenaje sin nada de pose. Mucha gente que rodea al grupo (roadies, técnicos de sonido,…) son también seguidores de la religión Thin Lizzy. Uno de ellos me comentó que tenía en casa cerca de un millón de las antiguas pesetas metidas en vinilios y rarezas del grupo.
    Aviso a navegantes: la discografía en cd de Thin Lizzy está a precio de saldo (6€ en muchas webs y las escasas tiendas) porque empiezan a editarse en Deluxe. Lo dice uno que se compró la discografía de Whitesnake en serie media con sonido cutre y después la remasterizada.

    • Hola VICTOR. Debo empezar diciendo que cada vez que leo y respondo uno de tus comentarios no puedo evitar pensar en qué hubiesemos dicho de haberlo hecho hace veinte años ja,ja. ¿THIN LIZZY?¿RAINBOW? dame CRO-MAGS y dejate e historias… en fin… bueno, lo cierto es que a pesar de lo poco que me gustan LOS SUAVES hay que reconocer que ese tema en concreto es más que respetable. En su dia compré ese vinilo por haber oido la canción en El Pirata o Derrame Rock (un programa de heavy que se emitía en los 40 en Asturias} . Por aquel entonces LOS SUAVES los conocíamos dos gatos, yo había comprado la primera cinta, que es una obra maestra, y tanto me gustó que cuando salió “Frankestein” fui a por ella de cabeza y a poco me rompo los dientes, porque ese disco no hay por donde cogerlo. Luego con el tercer álbum (que es donde sale este temazo, ya recuperaron parte del feeling y a partir de ahí han ido creciendo y creciendo. Me alegro por ellos. Buena noticia la que comentas sobre las ediciones deluxe de THIN LIZZY. ¿Sabes si llevarán algún extra o algo?

  9. Copio y pego de Amazon, sobre el “Vagabonds of the western…” DELUXE:
    Digitally remastered two CD Deluxe Edition pressing of Thin Lizzy’s third and final album for Decca, originally released in 1973. This edition boasts 10 bonus tracks on Disc One in the form of single A-sides and B-sides as well as radio promo edits and the overdubbed and remixed version of ‘Slow Blues’. Disc Two comes complete with thirteen tracks: five songs recorded live for the BBC Radio 1 “In Concert” programme from July 1973, two songs from a John Peel session from July 1973, one song from the BBC Radio 1 “Rock On” session, four songs from the Bob Harris program and one further song from the John Peel Session from April 1974. Dublin’s favourite sons,Thin Lizzy, influenced future Irish rockers U2 as well as US bands like Guns N Roses.

  10. El “Live & Dangerous” DELUXE salió el dia 15 de octubre. Incluye:
    “Sight & Sound in Concert” – January 26, 1983 (BBC TX 5/2/83) – 45 minutes:

    “Top of the Pops” Performances – 15 minutes:

    Interviews with Scott Gorham, Brian Robertson and Brian Downey – 25 minutes

    Live Derby 1975:

    • VICTOR. Gracias por la info! tiene muy buena pinta. Siempre se ha rumoreado que ese concierto es un fake de estudio, pero lo cierto es que si ves el video… está clavado!, no se, también se dice lo mismo sobre ?unleashed in the east’ y luego oyes bootlegs de esa época enlos qeu Halford canta incluso mejor. Quien sabe. De los conciertos de BBC hay una recopilación que se llama “The Peel Sessions 1972-1977” que es imprescindible. Yo lo tengo copiado, y no se si es oficial, aunque creo que no y repito, es cojonudo. Los archivos que esa cadena tiene en su haber son algo muy serio.

  11. ¿Sabías que mi primera cinta casette fue el “Unleashed…” de los Judas y estuve escuchándola unas tres veces al día durante semanas?. Mi madre pensó que aquello no era sano y me dió dinero para comprarme otra. Te lo juro. Lo recuerdo y me rió.

    • VICTOR… ja, ja cuando dicen que madre no hay más que una… verás, mi primera experiencia con JUDAS no fue ni mucho menos tan gratificante como la tuya. Conseguí reunir dinero para comprar una cinta y no se me ocurrió otra cosa que pedir “Sin after sin” al Discoplay. No conocía a JUDAS excepto por fotos y referencias, y esperaba algo mucho más crudo y potente. Si hubiese recibido el “Unleashed” posiblemente me hubiese dado por satisfecho, pero lo cierto es que encontré aquel disco muy flojo (¡”Sin after sin” muy flojo!, manda cojones} así que tardé en cogerle el punto. Algo parecido me pasó con “Truble” de WHITESNAKE, no entiendo como después de decpciones así sigo escuchando heavy metal veinticinco años después…

  12. Vaya, veo que el “Renegade” no es muy apreciado por aquí… Y a mi me encanta! “Renegade”, “Mexican Blood”, “No One Told Him”… Vale que no es su mejor disco, pero yo, por ejemplo, lo pondría sin dudarlo por encima del “Thunder And Lighnting”, que me parece un poco demasiado heavy para una banda como Thin Lizzy,además de percibirle el típico “nubarrón” que tienen esos discos póstumos, como, por decir alguno, el “Born To Die” de los Grand Funk Railroad.

    Por cierto, un sitio de puta madre, me declaro seguidor de Metal 80 2.0 desde ya!

    • Hola Tyla. Cuanto tiempo.
      Por favor, disculpa que no haya subido antes tu comentario. Como dije por ahí estuve a turno de noche y no se puede compaginar el rock, el trabajo y la informatica… en fin, ya ha pasado. Hombre, yo estoy de acuerdo con lo que dices de “Renegade”, y ya que la citas “Mexican Blood” tiene una letra de las mejores de Lynnott, y mira que las tiene buenas. Joder, que historia de amor esgarrada, parece que te está contando una película, sobre todo cuando canta la parte del tipo mexicano, que incluso modela la voz como si fuese un vaquero… joder Phil Lynnot era un genio!!. También comparto tu opinión al respecto de “Thunder & Lightning”, un álbum muy heavy para una banda como THI LIZZY, pero teninedo en cuenta la presencia de John Sykes, y los tiempos que corrían, no me sorprende que tomasen esa dirección. Con todo es una despedida dignísima.
      Gracias de paso por tus elogios.

  13. Hola .

    Siempre me ha encantado la foto de Phil en Valladolid me flipa, por los carteles que salen la fotoesta realizada en algun punto cercano a Medina del Campo,la vi en la pagina Web del fotografo que la hizo, Ross Halfind.

    Que decir de Thin Lizzy ,Grandes y mas grandes cada vez , aunque duele saber los malos rollos, las peleas, heroinas y cocas ,robertsons y moores y hepatitis .

    un saludo

    • Hola FERNANDO. Es curioso. Si cualquiera de nosotros hubiese posado para la foto en la clásica pausa para mear durante un viaje, como mucho duraría unos dias en la tarjeta. Sin embargo , no se si será el arte de quien la hace o de quien posa, la foto transmite ciertas sensaciones. A mi me parece muy melancólica, casi se puede sentir el frio de Castilla en los huesos cuando la miras. Efectivamente lo de THIN LIZZY es una historia de malos rollos, es muy triste como terminó Phil Lynnot, solo y convertido en un despojo de lo que fue… en fin, es como si estuviese protagonizando la historia de alguna de sus canciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s